Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La educación tecnológica en la argentina

Enviado por jmautino



Partes: 1, 2

Índice

2. ¿Por qué debe incluirse Tecnología en la Educación General Básica?
3. La Educación Tecnológica en el mundo.
4. La Educación Tecnológica como área de conocimientos específica.
5. El concepto de Tecnología.
6. Aspectos didácticos: Los procedimientos de la Tecnología.
7. Bibliografía.

1. Introducción

Desde que comenzó a difundirse a nivel mundial, la Educación Tecnológica se ha caracterizado por una gran disparidad de criterios, propósitos y fundamentos no sólo entre los distintos países, sino también dentro de cada uno de ellos, por lo cual es posible observar grandes diferencias en las posiciones que sustentan los especialistas y expertos.
En la República Argentina, como área integrante de la educación general, la Educación Tecnológica comenzó a implementarse a mediados de los años 70. Nuestro país tampoco es una excepción en lo que se refiere a la falta de acuerdos sobre las definiciones básicas en el área de Tecnología, por lo cual resulta necesario la existencia de espacios de difusión, de debate, de investigación y de transferencia para ir conformando un marco conceptual dinámico para la Educación Tecnológica que legitime su presencia en la vida escolar. Entre estos espacios, nadie puede desconocer que la WEB es un medio poderoso para transmitir y compartir ideas, actividades y materiales.
Con el propósito de efectuar un aporte que pueda servir de base de discusión, en este trabajo se analiza por qué debe incluirse Tecnología en los currículos, cómo se ha implementado en los diversos países y particularmente en la Argentina, en qué consiste, cuáles son sus procedimientos y las propuestas didácticas que ha generado.

2. ¿Por qué debe incluirse la Educación Tecnológica en la Escuela?

A lo largo de la historia, los seres humanos han creado y construido un elevado número de productos tecnológicos. Con sólo fijar la atención en nuestro alrededor podemos constatar que prácticamente estamos rodeados de objetos tecnológicos: bancos, sillas, cuadernos, lapiceras, lápices, vestimentas, escritorios, pizarrones, paredes, puertas, ventanas, edificios, muebles, radios, grabadores, automóviles, computadoras, teléfonos, lavarropas, cocinas, etcétera.
La explotación agropecuaria ha incrementado rápidamente la utilización de modernas herramientas, máquinas y técnicas para aumentar sustancialmente la cantidad y la calidad de los alimentos que se producen.
La conservación del equilibrio ecológico depende de la aplicación de técnicas y de maquinarias adecuadas a cada caso y a cada circunstancia.
El desarrollo industrial necesita cada vez más del aumento de su tecnificación y de la especialización de los operarios y de los técnicos.
La protección y la recuperación de la salud de la población requieren disponer de una mayor cantidad y una mejor calidad de aparatos, instrumentos y medicamentos.
La computación se aplica en múltiples actividades, tales como realizar complejos cálculos matemáticos, redactar cartas y documentos, dibujar y graficar impresos, jugar con pasatiempos, organizar bibliotecas y videotecas, llevar la contabilidad de las empresas, controlar diferentes tipos de operaciones en lavarropas, aviones, satélites, etcétera.
La influencia de la tecnología en el mundo contemporáneo es tal que hoy podemos afirmar que no hay aspecto de la vida humana que no esté influido por el desarrollo tecnológico. Sin temor a equivocarnos podemos decir que vivimos inmersos en un mundo artificial, producto de la construcción humana. Éste ha adquirido tanta importancia que en algunos aspectos es equiparable con el mundo natural.
Los objetos que producimos los seres humanos, si bien facilitan nuestra vida y la hacen más confortable, también la condicionan. Así, cuando se rompe un electrodoméstico (plancha, calefón, heladera) nos desorientamos y a veces no sabemos qué hacer ; si se corta la corriente eléctrica, en los edificios altos no funcionan los ascensores ni los bombeadores de agua y la vida de sus habitantes se torna muy dificultosa.
La tecnología condiciona nuestras actividades, nuestro comportamiento, el desarrollo social y, en consecuencia, nuestra cultura.
La complejidad y la extensión que ha adquirido el mundo artificial plantea el riesgo de aislar e incomunicar al hombre, impidiéndole la percepción del mundo natural.
Los seres humanos, ante la vastedad de este mundo tecnológico que hemos creado, debemos sentirnos sus dueños y no sus esclavos, pero para poder controlarlo necesitamos saber el por qué, el cómo y el para qué de su funcionamiento.
En consecuencia, resulta necesario e indispensable la inclusión de Educación Tecnológica en la Escuela.

3. La Educación Tecnológica en el mundo

La Educación tecnológica es un modo pedagógico que el sistema educacional tiene para mostrar, analizar y vivenciar los procesos que el hombre utiliza para transformar la realidad natural y en los cuales intervienen diferentes factores e inversiones de muy distintos tipos.
Muchos autores sostienen que la incorporación de la Educación Tecnológica en los sistemas educativos, como parte de la formación general básica de los todos los alumnos, tiene su origen en la reforma educativa producida en los Estados Unidos en los años setenta. En los distintos Estados de Norteamérica, a partir de la transformación de los Talleres de Educación Industrial o de Artes Industriales, diversas materias confluyeron en una nueva que fue denominada Tecnología.
En ciertas escuelas, estos nuevos espacios eran extracurriculares, como los "future games" en los cuales los alumnos tenían que imaginar y diseñar máquinas simples, artefactos, naves espaciales y hasta imaginar cómo serían los entornos tecnológicos del Siglo XXI. En otros casos, estos espacios fueron teniendo un estilo más tradicional y obligatorio, como las materias donde se estudiaban las relaciones Tecnología, Sociedad y Ciencia. En el Estado de Massachussets, la Tecnología centra sus contenidos en ejes que tienen que ver con los procesos de manufactura, el transporte, la producción de energía desde el punto de vista de la demanda y de su utilización social y las biotecnologías. La metodología proyectual y la interacción con otros espacios curriculares son aspectos en los que se pone mucho énfasis y en cada Proyecto Educativo Institucional esto ocupa un lugar importante.
En Inglaterra (país caracterizado por una fuerte tradición en tecnologías), la Educación Tecnológica dentro de la formación general de los educandos fue evolucionando desde una estructura curricular centrada en el aprendizaje de viejos oficios, hacia una disciplina más integradora y creativa que denominan "Diseño y Tecnología". Los principales objetivos son el reconocimiento de necesidades y demandas, el diseño y las propuestas de soluciones creativas a estas situaciones problemáticas, la evaluación de las mismas y la contextualización de las soluciones de los entornos de nuevas tecnologías. Si bien existen cambios permanentes en el enfoque metodológico, en general la currícula toma los aspectos centrales de la Tecnología, su relación con el Hombre, la Sociedad, el Medio Ambiente y las tareas se organizan en base a proyectos tecnológicos de diversos grados de complejidad.
En Australia, la Educación Tecnológica siguió un proceso de evolución semejante al de Inglaterra. Asignaturas tales como "Artes y Oficios", se transformaron en "Diseño y Tecnología", en las cuales se privilegia la creatividad, el aprendizaje de los diferentes tipos de metodología proyectual y la aplicación de contextos de las nuevas tecnologías de la Información y la Comunicación.
En los países europeos, la Educación Tecnológica también ha seguido un proceso de transformación semejante a la que se manifiesta en los países anglosajones. En Suecia, Alemania, Finlandia, Italia, Francia, Dinamarca, Hungría, etcétera se encuentra una coincidencia en la inclusión de contenidos básicos relacionados con Estructuras, Mecanismos, Electrónica, Representaciones y Mantenimiento. No ocurre lo mismo en el campo metodológico donde se observan grandes diferencias, aunque un fuerte debate al respecto lleva a acuerdos que producen un importante crecimiento en la pedagogía y la didáctica del área.
En Nueva Zelandia, se concibe a la Educación Tecnológica como una actividad creativa que procura satisfacer necesidades y demandas a partir del análisis de oportunidades y del desarrollo de productos tecnológicos. Los contenidos y los recursos se desarrollan a través de la metodología de resolución de problemas prácticos y las acciones didácticas se asocian a la metodología proyectual y al aula activa.
En América Latina, la mayoría de los países (Colombia, Chile, Argentina, Paraguay, etcétera) impulsan un proceso similar de generalización de la educación tecnológica.
En general, en la mayor parte de los países desarrollados del mundo el desarrollo casi explosivo de las tecnologías de las
telecomunicaciones y de la información, asociado al avance de las tecnologías de gestión, se han constituido en elementos disparadores de la necesidad de la incorporación de Tecnología como espacio educativo diferenciado.

¿Y en la Argentina?
En nuestro país, durante mucho tiempo el propósito de la Educación Técnica ha sido la preparación de técnicos para abastecer el sistema industrial o la formación de oficios, es decir, orientado hacia el mundo del trabajo. Lo importante era darles conocimientos que les permitiera ser operarios con las habilidades y destrezas que se requerían en ese momento. El técnico especializado era necesario, más allá del operario de baja cualificación de la línea de producción. Por otra parte, cada vez fueron teniendo más importancia las ingenierías, donde se forman los profesionales que elaboran diseños, ejecutan proyectos, organizan y supervisan la organización industrial, etc. Es un modelo orientado a lograr un crecimiento técnico que genere un futuro mejor y que requiere la formación de gente entrenada para estos propósitos. Conviene aclarar que en este modelo, nuestros técnicos eran más bien receptores de tecnologías, generalmente traídas de EEUU o de Europa, conformando un modelo industrial de sustitución de importaciones, dentro de un país agroexportador. Paradójicamente, el sector agropecuario no procuraba una preparación técnica para el manejo del campo y sus producciones.
A partir del desarrollo industrial de los años 50’, hubo loables y efectivos intentos para generar tecnología propia a través de algunas organizaciones, tales como institutos, universidades, empresas (CNEA, INTI, etcétera). La sociedad era receptora pasiva de los productos técnicos con una imagen de progreso en su desarrollo y con la creencia general de generación de bienestar a través del desarrollo tecnológico.
En las últimas tres o cuatro décadas, dentro del país se produjeron modificaciones de significativa magnitud y cuantía. Por un lado, importantes cambios tecnológicos que influyeron fuertemente en el modo de vida de toda la sociedad y, por el otro, un marcado proceso de desindustrialización a nivel país.
En esta situación, nuestra Educación Técnica seguía formando técnicos e ingenieros, pero en un marco de proyección futura cada vez mas incierto e inseguro. Entonces, se entra en un estado de duda y de confusión, tanto en lo que hace a la educación como en lo que respecta a la sociedad, a la que le cuesta construir escenarios de futuro previsible.
En este contexto, desde distintas sectores comienza a pensarse que es necesaria la presencia del área de tecnología en el sistema educativo como parte de la formación general del ciudadano. En esto, es probable que haya influido lo ocurrido en los sistemas educativos de otros países, pero también el desarrollo de corrientes internas de pensamiento que así lo fueron postulando:

  • Desde los sectores técnicos, ingenieriles y científicos se percibe que la concentración del conocimiento y de la producción tecnológica inclina cada vez más la balanza del poder y, por lo tanto, no puede existir un proyecto de país en un mundo cada vez más globalizado y dentro de un sistema capitalista, sino hay producción tecnológica y científica. Estos sectores consideran imperioso realizar algo en este sentido, como ser la incorporación de tecnología en la formación general de los alumnos.
  • Distintos círculos de pensadores y educadores comienzan a pensar que si la tecnología está influyendo tan fuertemente en la realidad, es necesario que a nivel de ciudadanos se pueda entender qué es la tecnología, cómo se produce, qué significa, cómo y para qué funciona, qué rol le compete a los distintos grupos sociales.
  • La tecnología cada vez se interrelaciona más con la ciencia y se potencian mutuamente, lo cual lleva a una tercera línea de pensamiento que intenta reflexionar sobre la relación entre técnica, ciencia y sociedad.
  • Hay quienes sostienen que hubo una cuarta corriente que propició la incorporación de tecnología dentro del sistema educativo, aquella que la considera necesaria para la generación de mano de obra calificada de acuerdo con los requerimientos actuales. Al respecto, conviene aclarar que si bien existe una relación entre lo que se aprende en la escuela y el mundo del trabajo y que las habilidades que allí se desarrollan posicionan al individuo de diferente manera, es claro que la preparación de mano de obra especializada no puede formar parte de la formación de todos los educandos.

Es razonable suponer que estas corrientes de pensamiento son las que confluyeron en la idea de que es necesario incluir el área de tecnología en el sistema educativo.
Así, desde hace más de diez años en la Argentina comenzó a implementarse la Educación Tecnológica como área de formación general. Como era previsible, desde que fue incorporada oficialmente tecnología en el sistema educativo, se pusieron de manifiesto las tensiones que generan las corrientes de pensamiento antes mencionadas.
La existencia de estas tensiones ayuda a comprender, en parte, las divergencias que se encuentran en el camino de construcción esta nueva área del sistema educativo. Asimismo, explica las distintas propuestas de práctica docente que se observan.
Es importante aclarar que una de las características particulares de estas líneas de pensamiento es que no se inscriben en una producción académica formal, sino que se sustentan en personas o grupos que hacen sus reflexiones en lugares disímiles. No hay, en principio, "un lugar" donde se produzca el debate, sino que cada uno construye según su parecer, en forma independiente.
No es de extrañar entonces que las diferencias que presentan estas cuatro corrientes generen fuertes debates y que se manifiesten en los distintos diseños curriculares, en las capacitaciones docentes y en las metodologías propuestas.

4. La educación tecnológica como área de conocimientos específica

Hasta hace relativamente poco tiempo, la Tecnología en la Escuela se abordaba como la parte aplicada de Física, Química y otras asignaturas, porque se consideraba como una aplicación de los conocimientos científicos. A partir de mediados de la década de los años setenta, en las escuelas comenzó a diferenciarse de las Ciencias Naturales, adquiriendo espacios curriculares propios.
Aunque existen diferencias en los modos de implementación de tecnología por parte de los distintos países, la mayoría de los autores coinciden en que existen suficientes argumentos epistemológicos, sociales y pedagógicos que permiten identificar a la Educación Tecnológica como un área de conocimientos específica.
Hoy se puede afirmar que la tecnología constituye por sí misma un campo de conocimientos en el que se logran definir con claridad lenguajes, contenidos, métodos y lógicas que le son propios y la caracterizan. (Instituto Nacional de Educación Tecnológica – Proyecto: Educación a Distancia.)
El análisis de los currículos adoptados por los diferentes países muestra grandes coincidencias en cuanto a la estructura curricular general y los objetivos planteados. A modo de ejemplo, se pueden mencionar las siguientes:

  • La tecnología es una nueva asignatura que recrea varios aspectos de las materias técnicas tradicionales, incorpora otros y estimula el desarrollo de conocimientos y destrezas para la resolución de problemas.
  • La tecnología se refiere al aprendizaje de procesos tecnológicos en los que aparecen actividades relacionadas a la identificación de necesidades, a la generación de ideas, a la planificación, a la realización y a la comprobación, en suma, a lo orientado a la búsqueda de la mejor solución.
  • La incorporación de Tecnología apunta a desarrollar competencias relacionadas con la toma de conciencia en relación con los cambios irreversibles que la misma produce en el mundo y el poder que de ella se desprende, lo cual conlleva a la necesidad de ser controlada.
  • La Tecnología permitirá el desarrollo de capacidades que permitan brindar una mejor respuesta a los desafíos del siglo XXI.
  • El valor excepcional del área tecnológica radica esencialmente en los diferentes componentes que la integran y definen como un campo articulado de saberes en el que convergen componentes científicos, sociales, culturales, técnicos, metodológicos y de representación gráfica y verbal.
  • La Tecnología contribuye activamente al desarrollo de capacidades más importantes que se trabajan en el nivel de la ESO ( Enseñanza Secundaria Obligatoria de España ).
  • La educación genera las competencias y las capacidades necesarias para absorber la tecnología que requiere un país para crecer y que inciden en el potencial de innovaciones futuras. ( Consejo Federal de Cultura y Educación de la República Argentina.)
  • La Tecnología y sus avances no constituyen un fin en sí mismos. Deben estar al beneficio de la persona y del bien común de la humanidad.

En cuanto a los objetivos, la mayor parte de los currículos que incluyen Tecnología coinciden en que a partir de ella, los alumnos podrán:

  • Desarrollar una actitud crítica y reflexiva en relación con los problemas que se plantean en el mundo de la Tecnología.
  • Analizar objetos y sistemas técnicos para comprender su funcionamiento, la mejor forma de usarlos, controlarlos y entender las razones que han intervenido en las decisiones tomadas en su proceso de diseño y construcción.
  • Planificar la ejecución de proyectos tecnológicos en el ámbito de la Escuela, anticipando los recursos materiales y humanos necesarios, seleccionando y elaborando la documentación necesaria para organizar y gestionar su desarrollo.
  • Expresar y comunicar ideas y decisiones adoptadas en el transcurso de la realización de proyectos tecnológicos, a través de la utilización de distintos modelos de representación, símbolos y vocabulario adecuado a los usos comunes de la tecnología.
  • Desarrollar una actitud de indagación y curiosidad hacia los elementos y problemas tecnológicos analizando y valorando adecuadamente, los efectos positivos y negativos de la tecnología en la evolución de la sociedad y el medio ambiente. (Introducción al Currículo Español.)

Al igual que sucede con las áreas de mayor tradición escolar ( Lengua, Matemática, Física, etcétera) existen diferentes escuelas pedagógicas y enfoques didácticos vinculados a la Tecnología, pero los fundamentos generales sobre los que se sustenta son los mismos.

5. El concepto de Tecnología

Si le preguntamos a diez personas qué es tecnología seguramente encontraremos igual número de respuestas diferentes. Sucede que tecnología es una palabra con muchas acepciones y que con el paso del tiempo siempre agrega una más.
Sin embargo, cuando hablamos de Tecnología en el ámbito escolar, encontramos en los currículos de cada país una definición concreta sobre ella. Así, el Consejo Federal de Educación de la República Argentina ha establecido en los CBC para la EGB un concepto claro, amplio y operativo, cuyos aspectos básicos procuramos exponer a continuación:
Las personas experimentamos continuamente una gran cantidad y variedad de necesidades: alimentación, abrigo (vivienda y vestido), aire sano, educación, información, tener trabajo, distracción, salud física, psíquica y espiritual, practicar deportes, etcétera.
Las necesidades de las personas plantean problemas concretos que requieren una satisfacción, es decir, generan demandas de bienes, procesos o servicios, los cuales son denominados productos tecnológicos.
Las demandas se originan en necesidades pero suelen estar influidas por la publicidad, por la moda y por las costumbres. Así, por ejemplo, ante el frío surge la necesidad de un abrigo de cualquier tela, marca y modelo. Sin embargo, la publicidad o la moda o la costumbre producen la demanda de un determinado tipo, aunque, a veces, no sea el mejor ni el más adecuado.
Para satisfacer las demandas de las personas, de las empresas, de las instituciones o del conjunto de la sociedad se crean, se diseñan, se producen y se distribuyen diversos productos tecnológicos.
Para la elaboración de los productos tecnológicos se requiere la aplicación de técnicas adecuadas para cada caso. No se emplea la misma técnica para fertilizar un campo, para estudiar, para elaborar dulce de duraznos o para fabricar un mueble. De esto se deduce que el conocimiento de una técnica significa saber hacer algo.
La satisfacción de las demandas de productos tecnológicos requiere el uso racional, organizado, planificado y creativo de los recursos materiales, que asegure la utilización de los más adecuados, accesibles y renovables.
En cada época y en cada lugar las soluciones a las demandas que se plantean son diferentes a medida que transcurre el tiempo. Estos conocimientos sobre cómo fabricar un determinado producto tecnológico constituyen la información propia de un grupo humano en una cierta época.
En el diseño, en la producción y en la distribución de bienes, procesos y servicios trabajan equipos de personas, por lo cual la tecnología es una actividad social.

Entonces, se puede establecer que:
La tecnología es una actividad social centrada en el saber hacer que, mediante el uso racional, organizado, planificado y creativo de los recursos materiales y la información propia de un grupo humano, en una cierta época, brinda respuestas a las necesidades y a las demandas de las personas y de la sociedad en lo que respecta al diseño, la producción y la distribución de bienes, procesos y servicios.
Contenidos Básicos Comunes para la Educación General Básica- Ministerio de Educación y Cultura de la Nación, 1995, página 213.

Productos tecnológicos: bienes, servicios y procesos
Cuando alguien dice producto tecnológico, inmediatamente se piensa en aparatos, instrumentos, máquinas, objetos (tenedor, escoba, detergente, televisor, automóvil, tenaza, camisa, motor eléctrico, etcétera). En realidad, estos productos que se pueden tocar, que son tangibles, se denominan bienes.
Sin embargo, el significado que en Tecnología se da a producto tecnológico es más amplio, porque también incluye los servicios y los procesos.
Como ejemplo de servicios se pueden señalar los que brindan las empresas de transporte, los bancos, las escuelas, las bibliotecas, los talleres mecánicos, los hospitales, las empresas proveedoras de electricidad, de agua y de gas, etcétera. Aunque los servicios son intangibles y brindados principalmente por personas, se sustentan en objetos materiales (bienes). Por ejemplo: una escuela para brindar su servicio educativo necesita aulas, muebles, material didáctico, papeles, etcétera.
Actualmente, las empresas, además de vender bienes, también suelen prestar ciertos servicios destinados a dar una mayor satisfacción al cliente. Así, por ejemplo, en las estaciones de servicios se limpia el parabrisas y se controla el nivel de aceite del motor; en las videotecas se envía a sus clientes habituales un catálogo con las novedades del mes; en los envases de ciertos productos alimenticios se transcriben recetas fáciles; en algunos comercios (pizzerías, supermercados, farmacias) se llevan los pedidos a domicilio.

Con respecto a los procesos, en Tecnología se pueden diferenciar dos clases:
a) aquellos que consisten en acciones mecánicas y/o físicas sobre los distintos materiales, (tales como martillar, cortar, soldar, golpear, lijar, etcétera) y que, por lo tanto, no producen cambios en la estructura íntima de la materia. Por ejemplo, cuando se fabrica un escritorio, la madera es cortada, lijada, cepillada, pintada, etcétera, pero sigue siendo madera, no hay una transformación íntima de la materia.
b) otros en los que se producen modificaciones en la estructura íntima de la materia, tales como la fermentación, la calcinación, la oxidación, etcétera. Así, por ejemplo, por el proceso de fermentación, la leche se transforma en yogur o en queso, la harina de trigo en pan, las uvas en vino, las manzanas en sidra.

¿Cuál es la diferencia entre técnica y tecnología?
Para desarrollar cualquier actividad (escribir, jugar al tenis, lavarnos la cara, tocar la guitarra, andar en bicicleta, planchar la ropa, fabricar un juguete), los seres humanos realizamos una serie de acciones que llamamos técnicas, y que nos permiten obtener un determinado resultado. Así, podemos hablar de técnicas para estudiar, para lectura veloz, para preparar una torta, para construir una caja de madera, para pintar una casa, para dibujar un objeto, para trabajar en grupos, para seleccionar personal, para fabricar un automóvil, etcétera.
En general, en toda técnica intervienen una o más personas (técnicos) que realizan las operaciones, se utiliza una cierta materia prima (materiales), se sigue una serie de pasos (procedimiento) y se emplean algunas herramientas, aparatos y/o máquinas (recursos).
Cuando una persona conoce una técnica, sea clavar un clavo en la pared, escribir con una computadora, poner en marcha la video, fabricar un mueble, etcétera, significa que sabe hacer algo.
Existen diferentes clases de técnicas. Aquéllas que nos llevan a obtener un determinado producto tecnológico, tales como fabricar una biblioteca o una cama, construir una casa o una escuela, etcétera, se denominan técnicas de producción. Otras técnicas que nos permiten conducir o hacer funcionar la cocina, el televisor, el lavarropas, la plancha, etcétera y que aparecen en sus correspondientes prospectos, se llaman técnicas de uso. Para diseñar cualquier producto tecnológico (una lapicera, una casa, un motor eléctrico) se utilizan las denominadas técnicas de diseño. Cuando se trata de organizar las tareas de una empresa, se emplean técnicas de gestión. Con el propósito de hacer conocer un nuevo producto comercial se usan técnicas de publicidad.
En suma, podemos establecer que la TÉCNICA comprende el conocimiento de los procedimientos y el manejo de las habilidades requeridas para la fabricación de bienes o para la provisión de servicios.
Desde el punto de vista de la tecnología no sólo interesa saber cómo se fabrica un producto, sino también conocer para qué lo inventaron, qué necesidad de las personas satisface, quién lo inventó, cómo lo hicieron, qué materiales usaron y por qué, cómo funciona, cuánto cuesta, cómo evolucionó a través del tiempo, en qué cambió la vida de la gente ese producto, cómo se podría mejorar, de qué otro modo se podría hacer, si genera puestos de trabajo, cuáles son sus aspectos positivos y negativos, de qué modo influye en la sociedad y en el ambiente, etcétera.
Entonces, podemos observar que la tecnología comprende un enfoque mucho más amplio que el de las técnicas: no solo las tiene en cuenta como tales, sino que las relaciona con la ciencia y con la estructura económica y sociocultural, a fin de solucionar problemas concretos:

TÉCNICA CIENCIA
ESTRUCTURA ECONÓMICA Y SOCIOCULTURAL
(Extractado de: Tecnología - Finalidad Educativa y Acercamiento Didáctico. Luis Doval y Aquiles Gay - Programa PROCIENCIA - CONICET- 1996.)
En pocas palabras:
La TÉCNICA comprende el cómo hacer, mientras que la TECNOLOGÍA incluye también el por qué, el para qué, el dónde y el cuándo se produce un determinado producto tecnológico.
¿Cuáles son los tipos de tecnologías?
El análisis de las diversas tecnologías que se han desarrollado permite distinguir lo siguiente:
A) La fabricación de una herramienta, de una máquina, de una computadora, así como de numerosos productos tecnológicos, es el resultado de acciones físicas sobre la materia.
La fertilización del suelo con compuestos nitrogenados, el cultivo del trigo, la elaboración del yogur, como los diversos procedimientos empleados por la biotecnología, están basados en procesos químicos y/o biológicos controlados.
Estos procedimientos tecnológicos, que tienen por finalidad la transformación de la materia para producir objetos concretos y palpables, se denominan tecnologías duras.
En este tipo de tecnologías se distinguen:
a) aquéllas que producen objetos por medio de acciones físicas, como ocurre en mecánica, electricidad, electrónica, etcétera.
b) las que se basan en procesos químicos y/o biológicos (tecnología nuclear, de alimentos, agropecuaria, de medicamentos, ingeniería genética, etcétera).
B) La confección de un balance contable, la elaboración de una propuesta de reforma de los planes de estudio del secundario, el análisis para establecer el posible mercado de un producto, son procedimientos o técnicas destinadas a perfeccionar el funcionamiento de instituciones u organismos para que puedan cumplir mejor sus fines.
Estas técnicas y procedimientos, como todas aquéllas cuyo propósito no es producir un objeto palpable sino el mejoramiento de instituciones u organizaciones para que alcancen más plenamente sus propósitos y objetivos, se denominan tecnologías blandas o gestionales.
Entre estas tecnologías podemos mencionar la contabilidad, la administración, la gestión, la estadística, el márketing, la organización, las técnicas educativas, el desarrollo del software, la psicología de las relaciones humanas y del trabajo, etcétera.
Todas estas tecnologías contribuyen a incrementar conocimientos y a desarrollar habilidades profesionales las que, acompañadas con destrezas mentales de innovación y creatividad, posibilitan importantes aportes a las instituciones u organizaciones, sean éstas industriales, comerciales, de servicios, educativas, religiosas, etcétera.
En forma esquemática:
Mecánica.
Eléctrica.
Basadas en procesos físicos Electrónica.
Industrial.
Etcétera.
Duras Alimentaria.
Farmacéutica.
Basadas en procesos Agropecuaria.
químicos y/o biológicos Ingeniería genética.
Nuclear.
TECNOLOGÍAS Etcétera.
Contabilidad.
Estadística.
Administración.
Blandas Basadas en procesos Organización.
intelectuales Informática.
Psicología del trabajo.
Etcétera.
Las relaciones tecnológicas: sinergia y sustitución tecnológica
En toda empresa que elabora productos tecnológicos coexisten tecnologías duras y tecnologías blandas. Así, por ejemplo, en una fábrica de automóviles hay un importante desarrollo de tecnologías duras destinadas a producir los vehículos y paralelamente es indispensable el desarrollo de tecnologías gestionales destinadas a la organización, la administración, la publicidad y la venta del producto. En una bodega, por una parte, se realizan los procesos necesarios para la elaboración del vino, y por la otra, se llevan a cabo tareas de distribución, de márketing y de comercialización.
La medicina es un servicio que cada día se apoya más en instrumental y en aparatos para el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades, tales como tomógrafos, mamógrafos, resonancia magnética, etcétera, de modo que es otro caso donde se evidencia la interrelación entre la tecnología blanda y la dura.
Existen productos, como los vinos, la yerba mate, el cemento, las maderas, que sólo se producen en determinadas zonas y es necesario que sean transportados a otras regiones. Esto obliga a implementar sistemas de transporte y de distribución que favorecen la producción y el consumo. Este es un ejemplo de sinergia tecnológica: la tecnología del transporte y de las comunicaciones al servicio de las tecnologías de la alimentación, de los tejidos, de los materiales, etcétera.
La electrónica ha permitido cambiar muchos dispositivos mecánicos que funcionan con electricidad, por sensores basados en circuitos electrónicos; con la aparición de los microprocesadores se ha conseguido que un mismo circuito pueda cumplir distintas funciones con sólo modificar parte del programa. De esta forma un reloj digital, un horno de microondas, una máquina de escribir, un televisor, pueden funcionar como robots gracias a la posibilidad de incorporar microprocesadores a sus sistemas de comando.
Entonces, la sucesión tecnología mecánica, eléctrica, electrónica, informática es un ejemplo concreto de sustitución de tecnologías.
Este proceso de sustitución demuestra la movilidad de las diferentes tecnologías en relación con el contexto histórico, científico y cultural.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda