Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Usurpación Inglesa de las Islas Malvinas

Enviado por tronos



  1. Período Exploratorio
  2. Primer Conflicto
  3. Administración Argentina
  4. Segundo Período de Conflicto
  5. Reclamos Diplomáticos
  6. Tercer período de conflicto,1982
  7. Aspectos Geográficos
  8. Bibliografía

Introducción

Es necesario puntualizar que el desarrollo del trabajo sobre "Usurpación Inglesa de las Islas Malvinas", nos llevó a investigar desde el descubrimiento, exploración y asentamiento de las islas, hasta la situación actual, tocando tópicos como: el primer conflicto; administración argentina; el segundo período de conflicto; reclamos diplomáticos; el tercer período de conflicto, año 1982; y los aspectos geográficos.

La tarea de investigación ha enriquecido nuestros conocimientos sobre el tema; y como consecuencia de la misma podemos decir que la ceguera del poder político inglés y de los organismos internacionales ante los derechos que la Argentina ostenta, no permitió, ni permite, que nuestra República pueda ejercer los mismos sobre territorio malvinense.

Período Exploratorio

DESCUBRIMIENTO

Américo Vespucio: Ha sido denominado como descubridor de las Malvinas en su famoso viaje de 1501/1502, que tantas polémicas ha despertado. De Vespusio se ha discutido si era autor de sus famosas cartas o narraciones; si realizó algunos de sus viajes, se descubrió el Rio de la Plata, si llegó hasta Cananor, si descubrió o no las Malvinas.

Unos pocos autores partidarios del viaje por nuestra costa, lo hacen aparecer como descubridor del Rio de la Plata, la Costa Patagónica y lo sindican también como descubridor de las Malvinas.

Veamos como se realizó el descubrimiento de Vespusio, según su famosa "Letera"; "y tanto navegamos por ese viento ( siroco ) que nos encontrábamos tan altos que le Polo del mediodia se elevaba fuera de nuestro horizonte 52 grados y no veíamos las estrellas de la Osa Menor ni de la Mayor, estando alejados del puerto de donde partimos unas 500 leguas por el siroco ( SE ) . Esto fue el día 3 de Abril ( 1502 ) . Este día se levanto en el mar una tormenta tan recia que nos hizo amainar del todo nuestras velas y corrimos a palo seco, con mucho viento que era el Lebeche ( del sudoeste ), con olas grandísimas y el aire tormentoso, y era tanta la tempestad que toda la flota estaba en gran temor . Las noches eran muy largas que tuvimos una , la del 7 de Abril que fue de 15 horeas, porque el sol se encontraba al final de Aries y es esta región era invierno como puede calcular V.M..

En medio de esta tormenta avistamos el día 7 de Abril una nueva tierra de la cual recorrimos cerca de 20 leguas encontrando la costa brava, y no vimos en ella puerto algúno ni gente, creo que era el frio tan intenso que ninguno de la flota se podía remediar ni soportarlo".

Como vemos esta descripción no corresponde a las Malvinas, llenas de puertos, cuyas costas no son "bravas" en toda extensión ni tienen islas de dimensión de 20 leguas. Un clima tan frígido tampoco es normal en Malvinas. Digamos entonces que Vespusio de quién se discute si navegó en nuestras costas, o puso proa mar abierto, si descubrió o no el Rio de la Plata, correspondiente a las Malvinas, Georgias del Sur, describe una isla en términos que no corresponde a las Malvinas. Solo la latitud de 50 grados sur o 52 grados sur sería correcta.

En consecuencia creemos que es poco probable que Vespusio haya descubierto las Malvinas.

Esteban Gomez: con la nave "San Antonio", desertó del estrecho el 1 de Noviembre de 1520, y llegó a España donde fue sometido a proceso el 6 de Mayo de 1521. Ratto ha supuesto que saliendo del estrecho rumbo al Cabo de buena Esperanza, había descubierto la Malvinas en 2 o 3 singladuras. Esto no es cierto, el conocimiento del proceso que se le siguió demuestra que no puso rumbo al cabo sino que lo hizo a Guinea, la costa africana, navegando directamente a España y llagando a Sevilla el 6 de mayo de 1521. No paso en consecuencia cerca de Malvinas.

Lo que hemos expuesto prueba casi con certeza, que Esteban Gomez no descubrió las islas en viaje de regreso a España; pero bien pudo ser el primero que transmitió el descubrimiento realizado por algunas de las naves de Magallanes.

Esteban Gómez, que realizó otras navegaciones, conoció en la Coruña a Diego de Rivero, el cartógrafo que en 1529 realizó el "Planisferio" donde aparece las islas Sansón .

Se probaría así que Diego de Rivero recibió de buena fuente las novedades del viaje de Magallanes, hasta su entrada al estrecho. Luego completaría su planisferio al regreso de la "Victoria" a España.

EXPLORACIÓN

Francis Drake: Drake, cuya travesía fue la más rápida hasta el siglo XVIII, fue desde el cabo de las Once Mil Vírgenes hasta el Cabo Froward en nueve días, corriendo la totalidad del estrecho en dieciséis.

Sebald de Weert ( 24 de Enero de 1600 ): Aceptado generalmente como el primer avistaje que no tiene objeciones y reflejado en la cartografía inmediata posterior. Se considera con mucha lógica que si Sebald de Weert descubrió las Sebaldes o Sebaldinas, con ello descubrió las Malvinas.

En el año 1598 partieron de Texel ( Holanda ), 5 naves a las ordenes del Almirante Jacobo Mahu y un de ellas estaba al mando de Sebald de Weert. El viaje comenzó con mala suerte ya que Mahu murió en aguas del Atlántico y debió entonces asumir al mando Simon de Cordes. El 3 de Abril de 1599 llegaron a San Julián y luego de entrar en el Estrecho de Magallanes fondearon cerca de las islas Isabel y Santa Magdalena. Al salir al pacífico una fuerte tormenta separa dos de los navios y retornan entonces al Estrecho otras dos naves . Una de ellas denominadas "Geloof" ( la fe ) al mando de Sebald de Weert. Este marino con su buque alcanzan nuevamente las aguas del Océano Atlántico ( la otra nave había navegado otra vez rumbo al Pacífico ) el 22 de Enero de 1600 y pone proa rumbo a Europa, pero el día 24, sobre latitud 50 grados 40 minutos descrubió tres islas a las que denominó Sebaldinas.

Son las que actualmente se conocen con el nombre de Jason , en el archipiélago de Malvinas .

La posición dada por Sebald de Weert, dio una latitud de 50 grados 40 minutos sur a 60 leguas de la costa.

Por otra parte Sebald de Weert publicó un bosquejo de las islas que se corresponde a la realidad.

Sebald de Weert es entonces generalmente aceptado como "descubridor de las Malvinas".

La "Geloof" llegó de regreso a Holanda el 14 de julio de 1600 y desde entonces las Sebaldinas figuran en las cartas con bastante exactitud.

Jhon Strong: Jhon Strong efectuó, en 1689, a bordo del navío Welfare, equipado por armadores de Londres. Primeramente, no se trataba ya de un navío pirata sino de un corsario. El Welfare zarpó de Plymouth, el 1 de noviembre de 1689. A la altura del Río de la Plata, levantose un viento occidental que soplo tempestuoso durante varios días y con tal persistencia, que Strong no pudo tocar Puerto Deseado como era su intención. Arrojado a alta mar, reconoció las Sebaldinas y, gobernando hacia el este, descubrió y franqueo el paisaje que separa las dos islas principales. Como se juzgara por la transcripción siguiente, el relato de Strong se mantiene y, a pesar de algunas dificultades en detalle, no hay ningún motivo serio para su autenticidad.

Strong navegando al sur, llego a vista de tierra por las isletas Sedge y Carcas, sin reconocer las verdaderas Sebaldinas, que dejaban al oeste: se entraba allí, como dice, a unas 20 leguas de la entrada del estrecho. Después de haber enviadouna canoa a algún key vecino, gobernó hacia este cuarto noroeste. Pase que la sucesión de las islas Saunders, Keffel y Pebble ( esta casi soldada a la extremidad septentrional de la West Falkland ) le dio la ilusión de una costa continua; pero he aquí que, llegado casi a la entrada el estracho, Strong cuenta que "hacia las cuatro de la mañana vio una roca situada a cuatro o cinco leguas de la isla principal ( main Island ) y que se parecía a un navío".

ASENTAMIENTO

Antonio Bougnaville: La expedición protegida por el duque de Choiseul se componía de la fragata L’Aigle y de la corbeta Le Sphinx. L’Aigle, comandada por el capitán de brulote Duclos-Guyot, llevaba 20 cañones y 100 hombres de tripulación; la Sphinx, bajo el mando del teniente de fragata La Giraudais, llevaban 40 tripulantes, 8 cañones y 6 pedreros. Además de Bougnaville, el jefe de la expedición, el estado mayor comprendía a su pariente de Nerville, infantería Etienne de Belcour, al teniente de infantería N. De Saint-Simón y, por fin, al benedictino Pernetty.

Ambos navíos hiciéronse a la vela en Saint Malo, el 8 de setiembre de 1763. Primeramente el mal tiempo retrasó la marcha, y hasta el 14 de octubre no se divisaron las Canarias: el 25 y el 26 fueron avistadas las islas del Cabo Verde. El 16 de enero de 1764 se hizo vela hacia las islas Malvinas llegando por el noroeste, reconociendo las Sebaldinas, la isleta Eddyetone que Bougnaville llamó la "torre de Bissy". El 2 de febrero se anclo en la bahía Francaise.

Bougnaville dejo la colonia instalada bajo el mando de Nerville, y el 8 de abril emprendió viaje a Francia con el Aigle anclando en el puerto de Saint Malo el 27 de junio de 1764. El 5 de enero con el Aigle y con una gran tripulación llegó a la bahía Francaise y encontró los navíos de Byron. El Aigle volvió a entrar en Saint-Malo el 13 de agosto.

Bougnaville había quedado en París, mientras el Aigle retornaba a las Malvinas con víveres y nuevos colonos.

Fue llamado al ministerio y advertido de la protesta llevada por el embajador español referente a las colonias de las Malvinas. Por orden de Choiseul, debió ir él mismo a Madrid. El gobierno se mostró intratable con respecto al derecho de posesión de las islas. Admitió, sin embargo, el reembolso de los gastos hechos, incluidos el valor de las instalaciones y del material.

El 15 de noviembre de 1766 Bougnaville tomo en Nantes el mando de la fragata la Boudeuse para realizar su viaje alrededor del mundo. El 31 de enero de 1767, anclo en Montevideo y encontró allí los dos navíos españoles Liebre y Esmeralda.

Las tres fragatas, escoltadas por una tartana cargada de ganado partieron de Montevideo el 28 de febrero. El 25 de marzo los navíos eran amarrados en la bahía Francaise y el 1 de abril la colonia fue liberada a las autoridades españolas con las ceremonias ordinarias.

John Mc. Bride: A fines de 1765 el gobierno británico dispuso el envío de una nueva expedición al mando del capitán John Mc. Bride con el fin de ocupar las islas. Las instrucciones que el secretario de Estado Conway dio a Mc. Bride fueron precisas: si se encuentra algún subdito de nación amiga debe explicárseles que las islas pertenecen a Inglaterra, por derecho de descubrimiento y debe dársele un plazo de 6 meses para el desalojo.

Finalmente Mc. Bride llegó a las Malvinas el 8 de Enero de 1776.

Ruiz Puente: El nombramiento de gobernador de la nueva colonia se hizo con todo cuidado y buen testimonio de ello son las cartas cruzadas entre D. Julián de Arriaga y D. Blas de la Barreda. Tras varias dudas se eligió a D. Phelipe Ruiz Puente, capitán del navío, destinado en el Departamento del Ferrol. En la orden del Rey, expresada el 4 de octubre de 1776, que le confiere el cargo, se le manda también a tomar posesión de las islas con las fragatas de su mando Liebre y Esmeralda.

En la misma orden se establece la dependencia del gobierno de Malvinas con respecto al de Buenos Aires "...el Gobernador y Capitán General de la Provincia de Buenos Aires, a cuyas Ordenes debéis estar, declarando, como desde ahora declaro el gobierno de las Malvinas, dependiente de aquella capitanía general ...".

Primer Conflicto

A) Asentamiento Inglés en el Puerto Egmont en el Islote Saunders:

Inglaterra ya decidida a intervenir en las islas envió una expedición para establecer una o más colonias. La misma, al mando del Comodoro John Byron, visitó las Malvinas y el 15 de Enero de 1765 penetró en un amplio puerto formado por tres islas (Trinidad, Vigía y parte noreste de la Gran Malvinas); Byron lo llamó Egmont en honor del Primer Lord del Almirantazgo y Segundo Conde de Egmont.

Poco estuvieron los ingleses que desembarcaron, izaron su bandera y tomaron posesión de todas las islas vecinas bajo el nombre de "Falkland Island" para el Rey Jorge III, Inglaterra. Poco después Byron dejó las islas. Los franceses hacía ya un año que habitaban Puerto Luis, pero esto no era conocido por los ingleses. Al año siguiente el Capitán de navío John Mc Bride, con tres naves, llegó a Puerto Egmont el 8 de enero de l766 y estableció un fuerte al que denominó

"George".

Cuando España tuvo conocimiento de la ocupación de las Malvinas por los franceses, inició una fuerte y decidida reclamación ante su aliado francés Luis XV.

Las negociaciones fueron largas, pero Francia reconoció internacionalmente, el

Derecho español a las islas y resolvió entregarlas a los españoles previa indemnización de todo lo gastado como particular por Bouganville.

Entre tanto los ingleses habían tomado conocimiento de este establecimiento francés, al que visitaron , pero se retiraron dejando una declaración por la cual afirmaban que las islas pertenecían a Inglaterra.

España, ya de acuerdo con Boungaville, resolvió abonarle 616.108 libras tornesas, 18 sueldos y 11 dineros. De esa cantidad 200.000 libras tornesas se abonarían en París y el resto, equivalente en 75.621 y ¾ pesos fuertes, se abonarían en Buenos Aires. Además se mando como Gobernador de las Islas Malvinas al capitán de Fragata de la Real Armada D. Felipe Ruiz Puente, con dependencia del Gobernador y Capital General de Buenos Aires.

El flamante Gobernador hispano viajaría con las fragatas "Liebre y Esmeralda" y sería acompañado desde Montevideo por la Fragata " La Boudeuse" con Boungaville.

El 2 de Abril de l767, el ya Capitán de Navío Felipe Ruiz Puente tomaba solemne posesión de la colonia francesa de Puerto Luis.

Un año después la población se denominó Puerto de Nuestra Señora de la Soledad, al ser entronizada una imagen de la Virgen María con esa adveración.

El 28 de Noviembre de l769, se produjo en el Estrecho de San Carlos el encuentro de una nave española salida en exploración de Puerto Soledad, con otra inglesa procedente de Puerto Egmont. A partir de entonces los españoles tuvieron la certeza de la presencia inglesa en la isla aunque no sabían donde.

Siguiendo ordenes de la Corona española, el gobernador de Buenos Aires, Francisco Bucarelli y Uruzúa, daba ordenes terminantes al Capitán de Navío Juan Ignacio Madariaga, el 26 de Marzo de 1770, para que encontrara y espulgara a los ingleses de Las Malvinas.

B) Expulsión española del Asentamiento Inglés:

El 3 de Junio de 1770 Madariaga fondeo en Pto. Egmont y después de intercambiar mensajes de protesta de los ingleses durante varios días, resolvió proceder.

El 10 de Junio de 1770 fue el señalado para el ataque mientras los ingleses se aprestaban a la defensa. A las diez horas se da la señal de empezar la lucha y abrir fuego sobre la "Favorita", la fragata inglesa que se hallaba en ese lugar. Las lanchas desembarcaron en tierra y luego algunos cañonazos fueron intercambiados entre los bandos contrincantes. Los ingleses lo hicieron para salvar el honor y luego izaron bandera blanca. No hubo bajas.

Cuando la noticia del Pto. Egmont llegó a Inglaterra se hizo una cuestión de honor desde la evolución del establecimiento y recibir completas satisfacciones.

En realidad Francia no quería la Guerra, y España tampoco y mucho menos sin el apoyo francés. Finalmente Luis XV pidió a Carlos III que hiciera un sacrificio para evitar el conflicto.

Abandonado por Francia, el rey español negocio con Inglaterra y a cambio de una llamada "promesa secreta" de que quedase a salvo su honor, Inglaterra evacuaría a las Malvinas, resolvió ceder y devolver Pto. Egmont. En una declaración firmada el 22 de Enero de 1771 entre Inglaterra y España, se estableció que su Majestad Católica se comprometía "A dar ordenes inmediatas, a fin de que las cosas sean restablecidas en la Gran Malvinas en el Pto. Denominado Egmont exactamente al mismo estado en que se encontraba antes del 10 de Junio de 1770".

  1. "El príncipe de Masserrano declara a mismo tiempo en nombre del rey su señor, que el compromiso de la citada Majestad Católica de restituir a su majestad Británica la posesión del puerto y el fuerte denominado Egmont, no puede ni debe en manera alguna afectar la cuestión del derecho previo de soberanía sobre las islas Malvinas, denominadas también Falkland. En prueba de ello, yo, el infrascripto, Embajador Extraordinario, he firmado la presente". Inglaterra había triunfado. Pto. Egmont fue devuelto el 16 de septiembre de 1771.

    Entre tanto el Príncipe de Masserrano, embajador español en Londres, comenzó poco después a pedir la prometida evacuación inglesa, pero la misma tardaba en producirse.

    La argumentación inglesa: Este primer aspecto del litigio se caracteriza por que durante el desarrollo, los hechos, originados por ingleses o españoles, se verifican sin una intervención directa y contemporánea de las cortes.

    La correspondencia con las autoridades españolas, las conminaciones a la evacuación de la colonia, las alegaciones de derecho de estos oficiales, tienen su origen en las instrucciones anteriores de su corte, pero comunicadas a su partida para las islas. Su relato a Londres de los incidentes no se verifica a tiempo de que estas instrucciones sean confirmadas o alteradas.

    Lo mismo ocurre respecto de los funcionarios y oficiales españoles.

    La segunda fase del conflicto está caracterizada por el conocimiento en Londres y Madrid de la serie de incidentes hispano-ingleses ocurridos sobre las islas que culminan en la expulsión inglesa; y la reacción ante estos acontecimientos va originando sucesivas reclamaciones y contrareclamaciones y conduce a resultados bien distintos de los primeramente perseguidos.

    Ambas posiciones son distintas e irreductibles desde el primer momento.

    Las dos situaciones son claras y se establecen desde el primer momento.

    Inglaterra sostiene que las islas pertenecen a su Majestad Británica. Y por ello la prioridad en el descubrimiento y la ocupación efectiva.

    La afirmación inglesa de la prioridad en el descubrimiento se basa en los viajes y noticias de dos célebres corsarios. Uno de ellos John Davis y el otro Richard Haukins.

    Las islas Malvinas son descubiertas por un navío de la armada holandesa.

    En el primer aspecto, en la realidad del descubrimiento, busca su apoyo la argumentación inglesa; en el segundo en su legitimidad se basa a alegación española.

    Mientras los ingleses alegan siempre sus derechos de supuestos descubridores, España permanece muda respecto a la cuestión del descubrimiento.

    La alegación española tiene sus bases en razones de derecho internacional positivo, lo que supone una situación anterior de derecho y de hecho que le sirve de base sostén y antecedente.

    La primera afirmación es la de que ambos contendientes habalan un lenguaje distinto, porque a España no interesa el descubrimiento, es tanto que para Inglaterra constituye un argumento de importancia decisiva. Los derechos españoles a las islas derivan de un título anterior y superior al descubrimiento, lo que no se puede discutir en los hechos; esta en la posición española.

    Las islas Malvinas que siempre estuvieron deshabitadas están incluidas plenamente en la zona asignada a España por la demarcación pontificia, como también en la posterior rectificación hispano-portuguesa de la línea según el tratado de Tordesillas. Las islas pertenecen siempre a España.

    Si adoptamos el punto de vista inglés y privamos de toda eficacia al título pontificio, hemos de conceder plena validez al descubrimiento. Inglaterra no es la descubridora de las islas, pues no puede estimarse la relación de Davis o el relato de Haukins, pero son veraces sus relaciones y cierta la visión de las islas.

    Totalmente distinto se presenta el problema del asentamiento pues los ingleses en los incidentes anglo-españoles estaban establecidos sobre las islas Sounders. Dependía de dos islas en una se encontraban los españoles. La alegación española: Violación de los tratados de paz.

    Comunicaciones españolas afirman que los actos ingleses significan una violación de los tratados de paz establecida.

    La alegación española abarca tres aspectos: los actos ingleses una violación de los tratados de paz vigentes en aquel momento entre las dos coronas y una violación del espíritu general de ellos y la paz.

    En todos los tratados españoles con otras potencias europeas que hacen referencia a nuestras posesiones americanas, se dedica una parte de su articulado al desarrollo de esta norma general prohibitiva y a la determinación de los casos concretos de permiso de navegación o comercio. Ya en este preámbulo del tratado se dice que ambos monarcas se encuentran movidos por el deseo de ...renovar, y confirmar con nuevos aumentos aquella buena correspondencia, y amistad que desde tiempo muy antiguo subsistía entre las coronas de España y la de Gran Bretaña.

    En virtud de este último, y relacionándolo con los precedentes pueden considerarse en vigor en el momento en que se producen los incidentes de las Malvinas, los tratados de Westafia, de Madrid entre las coronas de España y de Gran Bretaña, los de paz de Nimega, los de Riswick, los de paz y comercio de Utrech, el de Badén, el de la Triple Alianza de la Haya, cuádruple alianza de Londres, paz de Viena, de Aix-la-Chapelle y el de Madrid entre las Coronas de España y Gran Bretaña ( 1750 ). Y todos aquellos tratados, convenciones y declaraciones de interés general.

    La cuestión de las Malvinas en esta primera parte de su desarrollo, previo a la intervención directa de las cortes de Londres y Madrid, a una violación por parte de Inglaterra de los tratados internacionales vigentes en aquel momento histórico en las dos Coronas.

  2. Tratativas entre España e Inglaterra:
  3. Abandono inglés del Islote Saunders:

Después de muchas reclamaciones, los ingleses decidieron evacuar las islas. ¿Fue el cumplimiento de la promesa secreta o fue la situación internacional y la ya latente insurrección de su gran colonia americana?.

El 20 o el 22 de Mayo de 1774 los ingleses evacuaron Pto. Egmont, pero

Dejaron una placa en la que decían : " Sepan todas las naciones, que las Islas Falklands, con su puerto, los almacenes, desembarcaderos, puertos naturales, Bahías y caletas a ellas pertenecientes, son de exclusivo derecho y propiedad de su más sagrada Majestad Jorge III, Rey de Gran Bretaña.

El testimonio de lo cual es colocada esta placa y los colores de Su Majestad Británica dejados flameando como signo de posesión por S.W. Clayton, Oficial Comandante de las Islas Falklands, A.D. 1774".

A partir de entonces desapareció esa quita de soberanía que significaba Puerto Egmont. Los ingleses no volverían sino varias décadas después, invocando derechos que nunca tuvieron y que solo habían adquirido por solo una ocupación ilegal y momentánea.

La bandera española en Pto. Soledad era desde entonces la única expresión de las islas.

Las islas eran de España. Esta nación ocupó las Malvinas el día 2 de Abril de 1767 y desde 1774, con la evacuación inglesa quedó como única dueña hasta el 13 de Febrero de 1811.

Administración Argentina

A) Junta Provisional de 1810:

Durante los siete meses que duró su gestión gubernativa, 25 de Mayo, 18 de diciembre, la Junta Provisional trató de afianzarse a pesar de las dificultades que se fueron presentando: incidencias con la Audiencia y el Cabildo; separación de Montevideo y Paraguay; resistencia de Córdoba; preparativos bélicos del Virrey del Perú, Fernando de Abascal.

También debió afrontar el delicado asunto de las Relaciones Exteriores, particularmente con la Corte de Río de Janeiro,"el vecino que acecha vuestra libertad". El primer ministro portugués, Souza Coutinho, conde de Linhares, movía hábilmente los hilos de la intriga para obtener ventajas territoriales a expensas de las provincias del Plata.

Lord Strangford durante los años que permaneció en estas funciones fue un fidelísimo servidor del país al cual representaba.

Frente a los acontecimientos de Mayo reaccionó con prudencia. La coyuntura era favorable para obtener ventajas económicas para Inglaterra, porque la Junta necesitaba el apoyo de ese país.

Respecto de los portugueses, se opuso permanentemente a sus proyectos de expansión, porque tenía ordenes de hacerlo.

No tardaron en aparecer en el seno de la Junta discrepancias por la conducción política, originadas en distintas posiciones ideológicas.

La primera, cuya cabeza era Saavedra, prefería una lenta evolución que impidiera enfrentamientos inútiles con el interior y evitase la disgregación del Virreinato.

La segunda, inspirada por hombres como Castelli y Moreno, era partidaria de medidas drásticas que atemorizaban a las provincias y las inclinaran a obedecer al Gobierno de Buenos Aires.

La Junta Provisional continuó la política económica inaugurada con el Régimen de Comercio libre de 1778: Predominio del Puerto de Buenos Aires sobre el interior del país.

La Junta se encontró en la necesidad de obtener fondos para sostener las expediciones militares y la guerra contra Montevideo.

El erario público estaba agotado.

Podía trazarse un plan a largo plazo que sacara las finanzas favoreciendo las manufacturas del interior.

Podía recurrirse a un plan a corto plazo; favorecer la importación de productos ingleses y la exportación de frutos del país reduciendo las trabas aduaneras. Este fue el procedimiento elegido por la Junta y por los gobiernos posteriores.

Había en Buenos Aires un Comité de comerciantes ingleses, que ejerció notable influencia sobre la conducción económica del Río de la Plata. Para disminuir el contrabando que causaba graves daños al erario, sugirieron la necesidad de rebajar las tarifas aduaneras.

El contrabando no disminuyó por eso.

Con todo, adoptaron algunas medidas acertadas, como las tomadas para impedir la internación de productos extranjeros: para ello se habilitó la Guardia de Luján.

A fines de noviembre, la Junta expresó la necesidad de fomentar la formación de bosques en esta orilla del río. También se pensó en las minas de Famatina. Sin embargo, el 15 de Julio de 1810 se dieron facilidades para la exportación de oro y plata, como si fueran " frutos del país", con un reducido gravamen. Mas tarde se prohibió su exportación, dada la escasez de metales preciosos.

B) Gobierno de Luis Vernet:

Nuestro país heredó de España sus derechos sobre el territorio patrio, del cual formaron parte de las islas Malvinas.

Desde 1811 a 1820 las islas permanecieron sin ser ocupadas; luego, el 6 de Noviembre de 1820, se hizo el pabellón nacional y hasta 1824 se sucedieron 3 comandantes militares argentinos, mientras el gobierno daba concesiones a Ángel Pacheco y en 1829 nombró a Vernet como primer gobernador Político y Militar de las Malvinas.

Después de recibir un ataque de la fragata estadounidense "Lexington", se volvió a nombrar otro gobernador, el mayor Mestivier, quien fue asesinado por sus hombres.

Quedó entonces a cargo de las islas el Teniente Coronel de Marina D. José María Pinedo con la goleta "Sarandí". Finalmente sobrevino el ataque inglés que terminó con la ocupación de nuestras islas el 3 de Enero de 1833. Esta síntesis de los acontecimientos muestran que mientras fuimos herederos u ocupantes de las islas, ejercimos nuestra soberanía sin claudicaciones y sólo abandonamos las islas por el uso de la fuerza.

Don Luis Vernet, nació en Hamburgo el 6 de Marzo de 1791, de ascendencia francesa, fue enviado por su padre a Estados Unidos a los 14 años, entro a prestar servicios comerciales en una casa alemana, donde se distinguió por su natural inteligencia y capacidad para el comercio.

Después de viajar por Europa, vino a Buenos Aires en 1817, donde empezó sus actividades comerciales, aunque con éxito variable, dedicándose entonces a comisionista, para lo que aprovechaba sus relaciones europeas.

El 17 de Agosto de 1819 Luis Vernet contrajo enlace en Buenos Aires con Doña María Sáenz, nacida en la Banda Oriental e hija del Coronel Francisco Sáenz y Doña Josefa Pérez.

Después de que la "Heroína" dejó las islas Malvinas, el gobierno en años sucesivos siguió ejerciendo su soberanía.

En 1823 se concedió a Jorge Pacheco con fecha 23 de Agosto, una concesión para aprovechar el ganado vacuno y los lobos marinos de la isla Soledad.

Pacheco tenía como socio a Luis Vernet.

En 1824 fracasó un intento de colonización hecho por Pacheco y Vernet y de Enero a Abril de ese año el gobierno nombró su tercer Comandante Militar.

Vernet se ocupó personalmente de colonizar las islas; llevó caballos y lanares y rehabilitó algunos edificios de Puerto Soledad.

El 5 de Enero de 1828 por decreto firmado por Dorrego y Balcarce, el gobierno perfeccionó las concesiones de Pacheco y otorgó el resto de la isla Soledad y la de los Estados a Vernet, reservándose 10 leguas en ambas.

Vernet realizó una acción colonizadora de primer orden y al mismo tiempo realizaba una tarca científica para el conocimiento de las islas.

El 10 de Junio de 1829 se expidió el siguiente histórico decreto:

"Cuando para la gloriosa revolución del 25 de Mayo de 1810, se separaron estas provincias de la denominación de la Metrópoli, la España tenía una posesión material en las islas Malvinas, y de todas las demás que rodean al Cabo de Hornos, incluso la que se conoce bajo la denominación de Tierra del Fuego, hallando justificación aquella posesión por el derecho del primer ocupante, por el consentimiento de las principales potencias marítimas de Europa y por la adyacencia de estas islas al Continente que formaban el Virreinato de Buenos Aires, de cuyo Gobierno dependían". Por esta razón, había entrado el Gobierno de La República en la sucesión de todos los derechos que tenían sobre estas Provincias la antigua Metrópolis, y de que gozaban sus virreyes, a seguido ejerciendo actos de dominio en dichas islas, sus puertos y costas a pesar de que las circunstancias no han permitido ahora dar a aquella parte del territorio de la República, la tensión y cuidados que su importancia exige, pero siendo necesario no demorar por más tiempo las medidas, que pueden poder a cubierto los derechos de la República, haciéndole al mismo tiempo gozar de las ventajas que pueden dar los productos de aquellas islas, y asegurando la protección de vida a su población; el Gobierno a acordado y decreta: "Artículo 1º: Las Islas Malvinas y las adyacentes al Cabo de Hornos en el Mar Atlántico, serán regidas por un Comandante Político y Militar, nombrado inmediatamente por el Gobierno de la República.

Artículo 2º: La residencia del Comandante Político y Militar serán en la isla de la Soledad, y en ella se establecerá una batería, bajo el pabellón de la República.

Artículo 3º: El Comandante Político y Militar hará observar por la población de dichas islas las Leyes de la República, y cuidará en sus costas de la ejecución de los reglamentos sobre pesca de anfibios.

Artículo 4º: Comuníquese y publíquese".

Firmado: Martín Rodríguez. Salvador M. Del Carril.

La exposición de motivos de este decreto no puede ser más clara, concisa y ajustada a la verdad histórica. La República Argentina no tenía ninguna duda de sus derechos soberanos, no solo sobre las Malvinas, sino sobre las adyacentes al Cabo de Hornos, es decir de los Estados, Nueva, Picton, Lennox y adanes archipiélagos vecinos al sombrío cabo austral.

En el mismo día el Gobierno nombró a Don Luis Vernet para el puesto de Primer Comandante Político y Militar de las islas en los siguientes términos:

"El Gobierno de Buenos Aires, habiendo resuelto por decreto esta fecha de que las islas Malvinas adyacentes al Cabo de Hornos en el Mar Atlántico sean rígidas por un Comandante Político y Militar y teniendo en consideración las calidades que reúne Don Luis Vernet, a tenido a bien nombrarlo, como por el presente lo nombró, para el expresado cargo de Comandante Político y Militar de las islas Malvinas, delegando en su persona toda la autoridad y jurisdicción necesaria al efecto". Firmado: Martín Rodríguez; Salvador Mm. Del Carril.

También se le otorgó a Vernet un diploma cerrado y sellado.

Segundo Período de Conflicto

1833

A) Apresamiento de barcos por pesca ilegal:

"No podían alegar desconocimiento los loberos, pues Vernet les hacía llegar, no bien se arrimaban a las islas, una circular donde les informaba ..." a todos los Capitanes de los buques ocupados en la pesquería en cualquier parte de la costa perteneciente a su jurisdicción les ha de inducir a desistir, puesta la de resistencia los expondrá a ser la presa ilegal de cualquier buque de guerra perteneciente a la República de Buenos Aires; o de cualquier otro buque que en concepto de infrascripto se preste para armar, haciendo uso de su autoridad para ejecutar las leyes de la República. "El suscrito también proviene contra la práctica de matar ganado en la isla del Esta ...etc, etc.".

Entregada se comprobó que tres de ellas loberas pertenecientes a la bandera de Estados Unidos desde varios meses.

Vernet las detuvo a la "Harriet", "Brukwater" y la "Superior".

El 27 de Diciembre de 1831, a media noche, entraba a la Bahía Anunciación y al día siguiente aparecía anclada frente a Puerto Luis. Pero la nave de guerra de los Estados Unidos no lo hizo con su pabellón, sino con el francés.

Apresaron la goleta Águila y a Brisbane y Mescalf. Desembarcan, ocupan los edificios, queman la pólvora, clavan cañones, etc; el Capitan Davidson y sus hombres destruyeron barrancas, rompieron puertas, tomaron prisioneros a 25 pobladores interrogadores y seis de ellos capturados.

El 21 de Enero de 1832 dejando en ruinas a Lexington se fue a Montevideo.

B) Ataque norteamericano a Puerto Soledad:

Colonias australianas se amotinaron conducidos por un sargento negro y asesinaron al mayor Mestivier. El Comandante de la Sarandi, Don José María Pinedo, a la cabeza de sus hombres ayudados por algunos balleneros franceses, estaba ocupado en capturar a estos bandidos que se habían diseminado en la isla, cuando la entrada en el puerto de la corbeta Clío, ostentando pabellón inglés, lo sorprendió. El Comandante Pinedo no dejó de enviar, inmediatamente, al comandante inglés, dos oficiales portadores de ser cumplidos y sus ofrecimientos de servicios. El Comandante Oslow subió a la Sarandi llevando estas ordenes el 1º de Enero de 1833 : tenía la orden de tomar las islas Falkland, en nombre de Su Majestad Británica y de enrollar allí el pabellón inglés; concedía al Comandante Pinedo veinticuatro horas para arriar la bandera argentina y preparar el embarco de la guarnición, con armas y bagajes, en el navío que la llevaría a Buenos Aires.

La desproporción de las fuerzas era tal, que toda resistencia pudiera costar la vida. La bandera argentina, que Pinedo rehusó tocar, fue remitida a bordo de la Sarandi por un oficial inglés y, el 3 de Enero, el comandante de la Clío tomo posesión de Puerto Soledad. El 5 de Enero, la Sarandi (Pinedo había delegado a Juan Simón, dependiente de Vernet, el comando provisional de Puerto Soledad) volvió a encaminarse a Buenos Aires, donde arribó el 15 de Enero; por su parte, la corbata inglesa su estadía. El Comandante de la Clío se hizo a la vela sin dejar autoridades en Puerto Luis, después de haber confinado la custodia de la bandera al irlandés Dickson.

Cuando volvió a pasar Fitzroy a su regreso de Montevideo en Agosto Brisbanc, Dickson, Simón y otros dos colonos, uno alemán y otro francés habían sido asesinados por los bandidos de la isla y sólo con gran dificultad (otro navío inglés que se había detenido en Barkeley Sound) llegaron, después de semanas de lucha a dominar a estos bárbaros feroces en los que hicieron justicia.

C) Usurpación inglesa y expulsión de los habitantes:

El 2 de Enero de 1833, apareció fondeada en Puerto Soledad la corbeta inglesa "Clío", Capitán J. J. Onslow.

Pinedo mandó a uno de sus oficiales en visita de cortesía a la nave inglesa y a cambio recibió una intimidación para arriar el pabellón argentino y desocupar las islas.

Empezó a ejecutar su plan. Llamó a Gomilla, le dio armas para los 18 soldados que estaban en la guarnición de tierra y se dispuso a cumplir sus instrucciones. Antes de salir de Buenos Aires le habían entregado el Código de Honor Naval.

A las 9 horas de la mañana del 3 de Enero de 1833 los ingleses desembarcaron, primero izaron en un mástil su bandera y luego arriaron la nuestra y se la enviaron a Pinedo, quien el 5 de Enero, con unos cuantos habitantes a bordo, abandonó las islas y partió a Buenos Aires.

Reclamos Diplomáticos

A) Durante el 2° gobierno de Rosas:

A pedido de Lord Palmerston, el ministro inglés en Buenos Aires, Woodbine Parish había elevado, el 19 de Noviembre de 1829, una nota de protesta al general Tomás Guido, ministro en Relaciones Exteriores de Lavalle, contra el decreto del 10 de Junio de 1829, suscripto por el gobernador delegado Martín Rodríguez, en que se reafirmaban los derechos de la soberanía de la Argentina sobre las Islas Malvinas y se nombraba al nuevo gobernador militar y político de las mismas. París, al interpretar los hechos de los años 1770, 1774 y 1775, sostenía que: la República Argentina se ha arrogado una autoridad incompatible con los derechos de soberanía de su Majestad Británica sobre las Islas Malvinas.

Anualmente Rosas defendía en sus mensajes a la legislatura los derechos argentinos sobre el archipiélago y formulaba periódicamente las reclamaciones a Gran Bretaña por tal usurpación.

En 1849, Gran Bretaña contestó al reclamo que hizo Rosas por la devolución de las Malvinas, su embajador en Londres, Manuel Moreno, respondió a la nota de Lord Palmerston: "El gobierno de Buenos Aires y de la Confederación Argentina nunca ha consentido en el despojo de su soberanía en las Islas Malvinas que le hizo el gobierno Inglés en 1833, y que lejos de retirar su protesta, del 17 de Junio de aquel año, reiterada con la del 29 de Diciembre de 1834, ha mantenido sus indisputables derechos a aquella posesión por todos los medios que han estado en su poder, y constantemente ha declarado su justa queja por falta de satisfacción. En sus mensajes al cuerpo legislativo, desde entonces, año tras año, ha consignado el formal recuerdo de la cuestión y ha mantenido sus reclamos, formulando sus incontestables derechos perfectos de la República al territorio de las Islas Malvinas".

Rosas aprobó la actuación de su embajador afirmando que, "(Moreno en su nota) ha sostenido, como correspondía..., los justos derechos de la Confederación Argentina a las Islas Malvinas".

La Casa de Baring era acreedora de la Argentina por el empréstito y esta, a su vez, lo era de Gran Bretaña por las Malvinas. Rosas exigía que primero se solucionara la deuda de las Malvinas, que sabía que no se haría, por lo que quedarían enfrentados el gobierno inglés y la Casa de Baring. El gobierno británico sería entonces el culpable de que no se abonara, desprestigiándose ante sus propios súbditos.

En la desesperación de sufrir un despojo por la fuerza por parte de Inglaterra, exponiéndose a perder la independencia a alguna provincia, Rosas ha recurrido a este expediente de exigir, por lo menos, una indemnización por las Malvinas.

Una compañía inglesa ha pretendido establecer una línea de navegación de vapor por el Paraná, y Rosas no ha consentido. Comienza así el grave problema de la libre navegación de los ríos. El Paraná es nuestro y por él solo deben navegar los barcos argentinos.

Molestaba a los ingleses la política americanizada de Rosas en el Estado Oriental, la independencia económica a base de altas tarifas aduaneras y del manejo fiscal del Banco de Buenos Aires, y la defensa de la soberanía en la navegación de los ríos nacionales. Había que constreñirlo a límites razonables o, si no, eliminar.

Rosas formuló una enérgica y muy fundada reclamación diplomática ante el gobierno transandino con fecha 15 de Diciembre de 1847, y encomendó a Pedro de Angelis y Dalmacio Velez Sarsfield la recopilación de los "Derechos argentinos de soberanía y dominio a la parte austral del continente americano y tierras del estrecho de Magallanes".

  1. Durante el gobierno de Roca:

Para solucionar el enojoso conflicto limítrofe con el país transandino, el presidente Roca concertó una entrevista con su colega chileno (Señor Errázuriz) conviniéndose que la reunión se realizara en el estrecho de Magallanes, frente a Punta Arenas.

Roca subió a bordo del Acorazado O’Higgins para estrechar la mano de Errázuriz y mas tarde el presidente chileno transbordó el acorazado Belgrano, para saludar al presidente argentino.

Ambos mandatarios se ocuparon del problema limítrofe austral sujeto en esos momentos al arbitraje de Gran Bretaña.

También trataron la cuestión de la Puna de Atacama, donde las dos naciones sustentaban puntos de vistas distintos. Este pleito internacional fue resuelto ese mismo año, por mediación de Guillermo Buchanan, ministro de los Estados Unidos en Buenos Aires. Con los 42.000 Kilómetros cuadrados que correspondieron a nuestro país, se formó el territorio nacional de los Andes.

El 28 de Mayo de 1902, los gobiernos de Argentina y Chile firmaron en la ciudad de Santiago, tres convenios (conocidos como Pacto de Mayo), a fin de facilitar la solución del problema limítrofe en las regiones australes.

Poco mas tarde, el rey Eduardo VII, por intermedio de una comisión presidida por Mr. Holdich, fijó un límite intermedio y con esto quedó sellada la amistad argentina chilena.

En cumplimiento de una hábil política internacional, el presidente Roca intercambió visitas con Campos Salles, el primer mandatario brasileño; también estrechó vínculos con Perú y Bolivia.

En Diciembre de 1902, las naciones americanas fueron conmovidas cuando naves británicas, alemanas e italianas atacaron y bloquearon la costa de Venezuela, debido a que este país había suspendido los pagos de la deuda exterior.

Ante el incidente, el Dr. Luis María Drago – ministro de relaciones Exteriores argentino- defendió la soberanía americana y proclamó que ninguna nación acreedora debe emplear las armas sobre otra, para saldar deudas. La pacifica intervención de Estados Unidos solucionó el conflicto venezolano.

La nota argentina produjo repercusión en el exterior y fue incorporada, con el nombre de Doctrina Drago, a las normas del Derecho publico internacional.

C) Acciones argentinas en la Antártida

El Congreso internacional de Geografía, reunido en Londres en 1895, solicito a todas las sociedades científicas del mundo que contribuyeron a las exploraciones e investigaciones en las regiones del Mar Antártico. Por iniciativa de aquel Congreso se realizo, en 1901, la expedición del Antartic con la conocida participación del Estado argentino.

La Argentina colaboró, además en dicha oportunidad , levantando en 1902 el primer observatorio meteorológico en la isla de Año Nuevo, dependiente del Ministerio de Marina.

En 1903 rescató a los tripulantes del Antartic. En 1904 tomó posesión de las Orcadas. En diciembre de 1904, la corbeta Uruguay, al mando del capitán Ismael F. Galíndez recorrió los archipiélagos de las Orcadas y Shetlands y la isla decepción, buscando supuestamente perdida expedición de Charcot, y haciendo sondajes, relevamientos y rectificaciones de cartas marítimas.

D) Acuerdos relacionados con las islas

PROTOCOLO POR EL QUE SE CONSTITUYE LA AUTORIDAD ESPECIAL INTERINA EN VIRTUD DEL MEMORANDO DE ACUERDO:

1)Por los representantes, las Partes en este Protocolo establecen una Autoridad Especial Interina, con el objetivo de que pueda desempeñar las funciones del que se le asignan en virtud del Memorando de Acuerdo entre la República Argentina y el Reino Unido.

2)La Autoridad estará integrada por tres Comisionados, uno nombrado por cada una de las partes al entrar en vigor este Protocolo. Cada parte nombrará, asimismo, un Comisionado Suplente, que ejercerá por el Comisionado, cuando este se ausente o, por cualquier otro motivo, no pueda encargarse de los asuntos de la Autoridad, o la posición esté vacante.

3)La Autoridad establecerá su cede en las islas. Las banderas de cada parte se izarán en la cede con arreglo a los procedimientos que determine la Autoridad.

4)Cada uno de los comisionados contará con la ayuda de personal integrado por no más de 10 personas en las islas proporcionado por el Gobierno que lo haya nombrado.

5)La Autoridad está facultada para contratar el personal necesario, establecer reglamentos internos, y adoptar las medidas necesarias y apropiadas para desempeñar sus funciones. . La Autoridad tratará de contratar nacionales de las Partes sobre una base de equidad.

6)Cada Parte sufragará los gastos y el salario del Comisionado que allá nombrado y los de su personal. Los gastos aprobados por la Autoridad serán sufragados equitativamente por las partes. Cada una de las Partes pondrá, inmediatamente, a disposición de la Autoridad la suma de doscientos cincuenta mil dólares, para hacer frente a los gastos de la Autoridad hasta que ésta determine sus procedimientos presupuestarios.

7)La Autoridad establecerá enlaces y procedimientos apropiados con la administración local para desempeñar sus funciones de conformidad con lo previsto en el acuerdo.

8)La Autoridad someterá informes a las partes, por lo menos mensualmente, en la forma de un acta aprobada, después que este protocolo entre en vigor. Tales informes comprenderán una bendición completa de costos. Toda opinión disidente se adjuntará al acta aprobada en forma de apéndice. La Autoridad hará publica la información relativa a sus actividades según lo estime pertinente.

9)La Autoridad desplegará todos los esfuerzos razonables para llegar a sus decisiones por consenso. A defecto del consenso, la Autoridad adoptará sus decisiones por mayoría de votos.

10)Las partes velarán por que la Autoridad en el desempeño de sus funciones y facilitarán las actividades necesarias de la Autoridad dentro de sus respectivos territorios.

TERCER PERÍODO DE CONFLICTO,1982

A) ¿Motivo o Excusa para la guerra?

El enfrentamiento entre Argentina y Gran Bretaña se inicia a partir de las actividades empresarias de un argentino, Constantino Davidoff. Su actividad principal eran los negocios relacionados con la chatarra. En el mes de Septiembre de 1979 firmó en Londres un contrato con la empresa Christian Salvensen de Edimburgo, adquiriendo las instalaciones balleneras abandonadas en las islas Georgias, a un valor inferior a los u$s 200000.

Esto representaba un brillante negocio que dejaría excelentes ganancias, pues el precio de la chatarra, permitiría en ese momento obtener cifras cercanas a los u$s 10000000. Para desmantelar las instalaciones era necesario transportar a las islas personal y equipos.

Davidoff gestionó en la Embajada Británica en Buenos Aires el servicio del buque antártico HMS Endurance, de la armada británica. Pero su pedido fue denegado y, seguidamente, la Armada Argentina se pone a su disposición para llevar a cabo la tarea.

En diciembre de 1981, Davidoff zarpa con destino a Puerto Leith, llegando a la Bahía Stromness unos días después. Si bien Davidoff envió una carta comunicando a la Embajada Británica su viaje al archipiélago de Malvinas, no especificó que lo haría en un barco de las características del rompehielos "Almirante Irizar", ni que se dirigiría directamente a las Georgias sin antes tramitar su desembarco en Grytviken. Este breve viaje sirvió para tomar fotografías (3500) e inventariar el material existente en las ex factorías.

El 19 de marzo de 1982, nuevamente Davidoff regresa a las Georgias, pero ahora en el buque de la armada " Bahía Buen Suceso ", que llevaba 41 personas, en su mayoría operarios, que permanecerían unos 4 meses realizando las tareas de desmantelamiento.

En este desembarco se produce el hecho que se utilizó como desencadenante del conflicto, y por el cual las autoridades británicas acusaron formalmente a los argentinos: el izado de una bandera argentina.

Al desembarcar los argentinos, las autoridades británicas en Grytviken notificaron al gobernador de Malvinas Rex Hunt sobre una bandera argentina izada. El Foreign Office ordenó el envío del navío "Endurance" con el objeto de obligar a los operarios a arrear la bandera y evitar además el "supuesto desembarco" de personal militar y armas de fuego.

El 21 de marzo, zarpa de regreso el "Bahía Buen Suceso", dejando al grupo de Davidoff en tierra para proseguir con sus tareas. El "Endurance" debía llegar a Leith el día 24, pero por órdenes del canciller de Gran Bretaña Lord Carrington, el buque debió aguardar en Grytviken. Simultáneamente se solicitó al gobierno argentino que dispusiera el regreso del " Bahía Buen Suceso " a Leith para ser éste quien desalojara a los operarios allí apostados.

El 23 de marzo, la Junta Militar, en respuesta a los sucesos de Leith, envía el transporte "Bahía Paraíso", que se encontraba en Orcadas con el grupo Alfa a bordo (formado por comandos de marina, denominados "Lagartos", al mando del Tte. de Navío Alfredo Astiz).

Llegan a Georgias el día 24 de marzo a las 23:40 hs. Su misión era la de evitar que los marines ingleses del "Endurance" desalojaran por la fuerza a los trabajadores argentinos. Se suceden una serie de reuniones y conversaciones de alto nivel mandatario, con las que se buscaba suavizar el tono de la negociación diplomática.

El gobierno argentino quería realizar una ocupación no violenta de las islas, estableciendo presencia firme en ellas y provocar que las fuentes diplomáticas británicas tomaran iniciativas para encontrar una solución de fondo sobre la Soberanía en Malvinas. La opinión internacional favorecía el reclamo de nuestro país sobre la Soberanía en Malvinas. Gran Bretaña sólo podía establecer un panorama geopolítico tal que indujera al gobierno argentino a considerar la ocupación militar de las islas como única solución viable.

Se había llegado a un punto sin retorno, la acciones militares eran inminentes...

Ante la actitud dilatoria inglesa de los ingleses, al gobierno argentino se decidió a realizar una acción militar.

B) La Guerra

2 de Abril Arriba

EL DESEMBARCO: Las Fuerzas conjuntas argentinas ponen pie en las islas. El desembarco se hace sin ocasionar bajas a los británicos ni a los Kelpers. En los enfrentamientos se produce la primera baja de las fuerzas conjuntas, cae abatido por fuego enemigo el infante de marina Capitán de Corbeta Pedro Edgardo Giachino. Gran Bretaña alerta a su Flota y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas decide tratar la cuestión. En la Plaza de Mayo se realiza un acto popular de adhesión a la recuperación de las Malvinas, el presidente Galtieri da un mensaje al país.

3 de Abril

La "Task Force": Oficialmente se informa que las Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur están bajo soberanía Argentina. Londres advierte que se aplicaron sanciones económicas y resuelve el envío de la Task Force (fuerzas de tareas), en acción punitiva, al Atlántico Sur. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprueba la Resolución 502, que exige el retiro argentino de las islas y la iniciación de negociaciones. Votan a favor de la resolución en contra de la Argentina: EE.UU., Francia, Guayana, Irlanda, Japón, Jordania, Togo, Uganda, Zaire, y Gran Bretaña. Se abstuvieron: Unión Soviética, China, Polonia y España. En contra sólo votó Panamá. El General Mario Benjamín Menéndez es nombrado Gobernador Militar de las Islas Malvinas y se pide una sesión extraordinaria de la OEA.

3 de Abril

La Ocupación de Georgias: Fuerzas argentinas ocupan las islas Georgias y se anuncia oficialmente el hecho. Se producen tres (3) bajas propias.

5 de Abril

Solidaridad Peruana: La acción argentina provoca la renuncia del canciller inglés, lord Carrington. La escuadra británica parte de su apostadero en Portsmouth. La Comunidad Económica Europea respalda la decisión inglesa de aplicar sanciones económicas a la Argentina, y el Perú define su posición decidida en favor de la Argentina.

6 de Abril

Haig y Costa Méndez: Designado por el presidente Reagan para interceder en el conflicto, el General Alexander Haig conferencia con el Canciller Argentino, Nicanor Costa Méndez, en Washington.

7 de Abril

Bloqueo y convocatoria: Viaja Haig a Londres, y los ingleses disponen el bloqueo naval hasta 200 millas de las Malvinas. La Argentina convoca a sus reservas y Costa Méndez regresa a Buenos Aires.

8 de Abril

Intransigencia: Alexander Haig se entrevista con Margaret Thatcher, quien se muestra intransigente. Argentina crea un puente a‚reo para aprovisionar a las tropas destacadas en las Malvinas. Se anuncia que la fuerza naval inglesa navega a la altura de las Islas Azores.

10 de Abril

Haig con Galtieri: El Presidente Galtieri mantiene una reunión con Haig, recién llegado de Londres, mientras tanto se lleva a cabo otra manifestación popular de apoyo a la recuperación de las Islas Malvinas. Galtieri, desde los balcones de la Casa Rosada, dirige la palabra a los manifestantes.

11 de Abril

No a la solución y reflexión Papal: Mientras se anuncia que las conversaciones no han llegado a solución alguna, Juan Pablo II exhorta a ambos países a deponer actitudes extremas. Haig regresa a Londres. Costa Méndez afirma que el diálogo prosigue.

12 de Abril

Bloqueo: Telefónicamente Haig comunica a Costa Méndez, desde Londres, que Gran Bretaña es irreductible. De madrugada, las naves de la Task Force bloquean las islas, en tanto la Flota de Mar Argentina permanece en sus apostaderos.

14 de Abril

Posible salida: Mientras Galtieri comunica telefónicamente a Reagan que existe disposición para encontrar una salida pacífica, Haig regresa a Buenos Aires desde Londres. Allí la actuación de Thatcher recibe el respaldo de la Cámara de los Comunes.

17 de Abril

Más conversaciones: Entre tanto, en Buenos Aires prosiguen las conversaciones de Haig y autoridades nacionales, sin conclusión positiva.

19 de Abril

El TIAR: Costa Médez anuncia el pedido de aplicación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) ante la OEA y Haig regresa a los Estados Unidos.

20 de Abril

Los Cancilleres: Por 18 votos a favor y tres abstenciones logra la Argentina la convocatoria para una reunión de Cancilleres americanos.

22 de Abril

Inspección: Galtieri procede a inspeccionar las tropas acantonadas en Malvinas.

25 de Abril

Ataques Británicos: Se conocen ataques ingleses en distintos puntos de Georgias (Puerto Leith y Grytviken). El teniente de navío Alfredo Astiz, al mando de los efectivos, firma la rendición, sin haber opuesto resistencia.

26 de Abril

La Respuesta: Hasta la última capacidad defensiva estarán dispuestas para el combate, informa la Junta Militar.

30 de Abril

Los hostiles: Las autoridades argentinas disponen que las aeronaves y buques británicos sean considerados "hostiles". En forma accidental, en Caleta Olivia cae un helicóptero del Ejército Argentino, donde perecen 10 militares.

1 de Mayo Arriba

PRIMER ATAQUE AEREO: Se comienzan a conocer a través de informes del Estado Mayor Conjunto las acciones bélicas en el Atlántico Sur. La aviación británica ataca en cuatro ocasiones a Puerto Argentino, helicópteros británicos operan contra Puerto Darwin. Desde las fragatas británicas cañonean Puerto Argentino. Los intentos de desembarcos fueron rechazados por fuerzas argentinas. Una fragata inglesa resulta averiada y cinco aviones Harrier destruidos. La clase 1961 es convocada. El presidente Galtieri, en un discurso dirigido al país, recalca que la Argentina "responder al ataque".

2 de Mayo

El HUNDIMIENTO DEL CRUCERO GENERAL BELGRANO: Fuera de la zona de exclusión declarada por los británicos, el submarino atómico inglés Conqueror hunde al Crucero ARA General Belgrano, con un saldo de 323 víctimas entre desaparecidos y muertos. El Aviso "Sobral" también atacado, informa que varios tripulantes murieron. Posteriormente se informó que fueron ocho, entre ellos el capitán de la nave.

A continuación el relato del comandante del Conqueror del hundimiento del Belgrano:

"(...)Entré en mi zona de patrullaje , entre las relativamente poco profundas aguas de Burdwood Bank, al sur de las Falklands y las islas de los estados, al sudeste del territorio continental argentino, el 30 de abril. Una de las primeras misiones de un submarino entrando en una nueva zona de patrullaje es establecer las condiciones medioambientales y al alcance de los sonares pasivos.

Al poco tiempo de establecer la patrulla hicimos contacto por sonar con un grupo de barcos hacia el Oeste. Estaba seguro de que estaban a larga distancia y como había muy poco tráfico en la zona decidí acercármeles para establecer contacto visual. El contacto del sonar era constante, 50 millas al este de las islas de los Estados, como si quien quiera que fuese estuviera esperando por algo.

Más tarde antes del mediodía del primero de mayo, retorné a profundidad de periscopio y vi cuatro barcos, los cual identifiqué como el crucero Belgrano con sus dos escoltas, Hipólito Bouchard y Piedrabuena, en proceso de reabastecerse de un buque tanque.

Las normas de combate eran específicas: yo sólo podía atacar buques de guerra si entraban en la zona marítima de exclusión, lo cual estaba a cierta distancia hacia el Este. Fue así como tomamos un ruta en torno del grupo de modo de colocarnos en una posición de seguimiento.

Seguimos al grupo del Belgrano durante 30 horas, todo ese día y esa noche, continuamos el envío regular de reportes mientras ellos se dirigían constantemente en dirección sudeste y luego este, evitando la zona marítima de exclusión por unas 25 millas y conduciendo en simple zigzag, pero dirigiéndose hacia los poco profundos bancos de Burdwood Bank.

En los momentos tranquilos, mientras descansaba en mi cabina, me puse a considerar las siguientes movidas. Éramos el primer submarino en mantener contacto con unidades enemigas y, si bien no me permitían atacar, no tenía dudas de que aquellos el la jerarquía en el Reino Unido debían darse cuentas de las implicancias tácticas de lo que estaban haciendo y formarse la conclusión de que seria militarmente prudente atacar a esas unidades antes de que estas atacaran a nuestra Task Force.

También consideré cómo atacaría cuando llegara el momento, si es que llegaba, de modo de que tuviera todo claro en mi mente. Decidí que atacaría el crucero intentando llegar a unos 1800 metros de él, arrojaría los viejos torpedos M8 porque tienen cabezas mas grandes y, por lo tanto, nos darían una mejor chance de penetrar la estructura de metal y las cabinas antitorpedeo, todo en buen estilo de la Segunda Guerras Mundial. Si hubiera podido todavía usar mi segunda opciones de misiles Tigerfish, planeaba atacar tan pronto entraran en la zona de exclusión y antes de que yo tuviera que reducir la velocidad para entrar en la zona de aguas poco profundas.

Esto sin embargo no ocurriría . A las 8 del 2 de Mayo, la situación vario. Ellos cambiaron de pronto su curso hacia el Oeste y comenzaron a emprender otro zigzag, en una forma aparentemente sin sentido.

En ese momento se dieron cuenta en casa (Gran Bretaña) de que si el grupo del Belgrano descuida hacer una rápida incursión en la zona de aguas bajas, no podríamos seguirlos a tiempo y ellos podrían ponerse en alcancé para lanzar exocet a los buques Hermes e invisible antes de que pudiéramos tomar una acción para impedirlo. En las primeras horas de la tarde, eventualmente, recibí una señal del comando central de la flota, permitiéndome atacar todo buque de guerra argentino fuera de las agua territoriales argentinas. En pocas palabras, al grupo que estaba siguiendo.

Pasé más de dos horas tratando de alcanzar una posición de ataque sobre la porta babor del crucero, el lado opuesto a sus dos escoltas. Aún era de día. La visibilidad era variable. Llegamos a estar a menos de 1800 metros. Insistí en ir varias veces a la superficie para echar un vistazo, pero cuando estábamos a profundidad de periscopio tenia que reducir la velocidad, así que estábamos perdiéndolos.

Finalmente tuve que ir en profundidad y correr rápido para alcanzarlos. Hice esto cinco o seis veces.

Eventualmente llegamos a la posición. Creo que los escoltas temían un ataque del Norte cuando, en realidad, nosotros estábamos al Sur. El ataque fue a profundidad de periscopio, haciendo contacto visual. Disparamos tres misiles Mark 8 a las 18.57, a una distancia de 1200 metros. Los disparos fueron a intervalos cortos. La finalidad no era tocarlos con los tres misiles en un mismo lugar, si no crear una cobertura, de modo de salvar cualquier error de disparo.

Escuchamos correr a los torpedos gracias al teléfono subacuatico y más tarde escuchamos la explosión. Embocamos con dos de los tres. Todavía estábamos a profundidad de periscopio. Recuerdo ver una bola de fuego naranja en línea con el principal mástil, justo fuera del centro del objetivo, y poco después de una segunda explosión creí haber visto una eclosión de agua, fuego y desechos lanzados hacia delante.

Un enorme vitoreo salió de la sala de control; solo entonces me di cuenta de cuánta gente se había agolpado para escuchar. Mi pensamiento inmediato fue emprender la evasión.

Tras el ataque , sentía al mismo tiempo alivio y excitación por haber sido exitoso. No había tenido dudas de nuestra capacidad, especialmente porque habíamos pasado numerosas coacciones en practicas. Aun así, sentí cierta dosis de alivio al ver que mi equipo había realizado su misión en forma correcta.

Después sentí bastante tristeza por la perdida de vidas. No sabia cuantos habían sido afectados, pero presumía que el numero era considerable. Pero yo estoy persuadido de que hicimos lo justo lo que nos invitaron a hacer y no tendría duda en volver a hacerlo."

4 de Mayo

HUNDIMIENTO DEL HMS SHEFFIELD: Nuevas incursiones aéreas de los ingleses sobre Puerto Argentino y Puerto Darwin. Aviones navales argentinos, equipados con misiles Exocet, atacan al destructor inglés Sheffield, hundiéndolo.

5 de Mayo

Condena: El delegado argentino ante las Naciones Unidas, Eduardo Roca, condena severamente a los Estados Unidos por su apoyo a Gran Bretaña. Se acepta la intervención del organismo como mediador.

6 de mayo

Paso previo: La U.N. propone, como paso previo a la iniciación de las conversaciones, el retiro de las fuerzas de ambos países del archipiélago. Al día Londres amplia el bloque naval a sólo 12 millas del litoral marítimo argentino.

9 de Mayo

Es hundido el pesquero argentino "Narwal" por la aviación inglesa, quienes también atacaron con cohetes y ametrallaron a las embarcaciones de salvamento.

10 de Mayo

Exclusión: Gran Bretaña decreta una zona de exclusión aérea alrededor de la isla de Ascensión, equivalente a 100 millas náuticas.

12 de Mayo

Desde Southampton: Parten, a bordo del transatlántico Queen Elizabeth, 3000 soldados británicos hacia el Teatro de Operaciones, entre ellos, un regimiento de "gurkas". Aviones argentinos causan averías a dos fragatas, con pérdidas de dos máquinas y un helicóptero inglés.

14 de Mayo

Regreso: Llegan a Buenos Aires los 189 argentinos capturados en las Georgias. Entre ellos, los trabajadores cuya presencia en el archipiélago generó el enfrentamiento. Los aviones británicos persisten en su ataque a las islas.

15 de Mayo

Embarcaciones británicas cañonean Puerto Calderón, isla de Bordón, afectando a tres aviones argentinos.

16 de Mayo

Acción aérea: Como consecuencia del ataque a‚reo británico a barcos mercantes argentinos, resulta hundido el "Río Carcarañá" y averiado el "Bahía Buen Suceso". Nuevos ataques a‚reos a Isla Soledad.

17 de Mayo

Por una semana más renueva las sanciones la Comunidad Económica Europea.

19 de Mayo

Misa concelebrada: Mientras los ingleses persisten en el hostigamiento aéreo y con unidades de superficie, el Sumo Pontífice convoca a Cardenales Argentinos y Británicos a concelebrar una misa por la paz.

20 de Mayo

Fracaso : Javier Pérez de Cuellar, Secretario General de la ONU, anuncia que sus gestiones en favor de la Paz resultaron inútiles. El Gobierno peruano presenta una propuesta, que también fracasa.

21 de Mayo

CABECERA DE PLAYA: Luego sufrir daños de magnitud en cuatro fragatas y el hundimiento de la Fragata Ardent, perder tres aviones Harrier y dos helicópteros, los británicos logran establecer una cabecera de playa en Puerto San Carlos. Los combates aeronavales tuvieron una gran violencia, reconociéndose en esa batalla el valor de los aviadores argentinos, quienes perdieron seis aviones y tres helicópteros, las bajas inglesas estimadas fueron 300.

Es abatido un Harrier en Puerto Darwin.

23 de Mayo

Ataque Argentino: Renovados ataques aéreos, con un avión argentino derribado y con pérdidas navales para los ingleses. El día 25 se retiran y se logra el hundimiento de un destructor y un transporte de tropas británico.

24 de Mayo

Es hundida las fragatas británicas "Antelope" y "Argonaut"

25 de Mayo

Aviones argentinos averiaron a tres fragatas misilísticas y hundieron al transporte pesado "Atlantic Conveyor" y hundieron al destructor "Coventry", la aviación inglesa ataca Puerto Argentino, pierde tres Harrier.

28 de Mayo

Reclamo Papal y avance inglés: Un encendido reclamo por una paz justa y honrosa formula Juan Pablo II en Londres, durante su visita. Mientras tanto, las tropas inglesas, engrosadas por nuevos contingentes, cuatro regimiento con un total de 3800 hombres, avanzan sobre Darwin y Pradera del Ganso. Por otra parte, durante una reunión del TIAR quedó aprobada una resolución favorable a la argentina.

30 de Mayo

El Invencible: Se informa que la aviación argentina, después de un intenso operativo consigue averiar al portaaviones "Invencible". Londres no confirmó nunca la información.

2 de Junio Arriba

Combates, resolución y fracaso: Las gestiones de paz de la ONU volvieron a fracasar. Avanzadas británicas se encuentran a 20 kilómetros de Puerto Argentino y el Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas aprobó la resolución 505, que designa mediador a Pérez de Cuéllar.

3 de Junio

Con los No Alineados: En la Habana, ante los representantes de los No Alineados, el Canciller Costa Méndez pronuncia un discurso.

4 de Junio

Veto: Un nuevo proyecto de cese del fuego es vetado en las Naciones Unidas por los Estados Unidos y Gran Bretaña.

8 de Junio

Desembarco rechazado: La Fuerza Aérea Argentina rechaza un intento de desembarco inglés en Fitz Roy y Bahía Agradable. Son hundidos la fragata Plymouth y los transportes de tropas Sir Galahad y Sir Tristán.

11 de Junio

Llega el Papa: Para convocar a una unión por la paz llega Juan Pablo II a la Argentina, en medio de una fervorosa manifestación.

12 de Junio

ATAQUE al HMS GLAMORGAN: Última víctima del Exocet. Las tropas inglesas avanzan hacia Puerto Argentino en búsqueda de la batalla final.

13 de Junio

Penetración: En dificultoso avance, las fuerzas británicas penetran las defensas argentinas. En Buenos Aires, por la noche, al saberse el epilogo de la lucha, se realizó una manifestación solicitando la no rendición.

14 de Junio

Alto el fuego: Entre los Generales Jeremy Moore y Mario Benjamín Menéndez, respectivamente comandante de las fuerzas británicas y Gobernador militar de las Islas Malvinas, queda parlamentado el alto al fuego y la consiguiente rendición. En Buenos Aires, al tomar conocimiento de los hechos, en horas de la noche se realiza una manifestación en rechazo a la rendición, en la que se produjeron desmanes y fue reprimida por la policía.

D) Acciones diplomáticas

Después del fallido intento de 1982, se han difundido en el país la creencia de que la recuperación de las islas Malvinas tendría que lograrse a través de foros internacionales de los cuales las acciones Unidas son la máxima expresión.

Las negociaciones comienzan en 1833, cuando Inglaterra se apodera de las islas. Al estar en guerra con Brasil, el gobierno del general Balcarce no tenía fuerzas militares como para evitar la invasión inglesa. La única vía para la recuperación de las islas era el diálogo con los pares ingleses. El cambio de notas entre Manuel moreno y e gobierno británico resultó infructuoso.

Después de una primera respuesta de lord Palmerston (8 de Enero de 1834), que Moreno refutó brillantemente, el gobierno británico se encerró en el más absoluto mutismo.

Después de muchos de esta situación sin diálogo, la primera acción que se registra en el Ministerio de Relaciones Exteriores, rompió el silencio, y data de 1884, cuando el gobierno Británico se quejó por un mapa realizado en el Instituto Geográfico Militar, protesta que fue rechazada por la Argentina.

En 1933, con motivo de la emisión por parte de Gran Bretaña de sellos conmemorativos del centenario de la ocupación del archipiélago, la Argentina protestó una vez más ante el organismo internacional. En 1937 ya se comenzó a incluir en la Argentina la emisión de estampillas que reprodujeron un mapa de América del Sur en el que estaban señaladas claramente las islas como parte del territorio argentino.

Concluida la segunda guerra mundial, la creación de las Naciones Unidas, en 1945, introdujo una importante innovación en el secular litigio. Con el fin de asegurar la paz, la libertad y la igualdad de las naciones grandes y pequeñas, la Carta de las Naciones Unidas, declaro por primera vez en la historia de la humanidad, que no podían continuar existiendo territorios sin la plenitud del gobierno propio. Considero, en consecuencia, inadmisible que los estado miembros continuasen poseyendo territorios coloniales.

La incorporación del tema de las Islas Malvinas a las Naciones Unidas comenzó con la Resolución 1514, aprobada el 14 de diciembre de 1960. Posteriormente se aprobaron la resolución 2065, la 3160 y el 15 de noviembre de 1976 se pidió a la Argentina y al Reino Unido la aceleración de las negociaciones bilaterales.

A continuación se encuentran detallados los puntos más importantes de las resoluciones de las ONU:

La Resolución 1514 proclama poner fin rápidamente al colonialismo en todas sus formas y manifestaciones.

Londres se aferró desde el comienzo al punto 2 de la Resolución 154, que dice que todos los pueblos tienen derecho de libre determinación; en virtud de este derecho, determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural. Esto no encaja en el tema de las Malvinas, cuya población (británica), en su origen, desalojo a los legítimos residentes isleños.

En cambio, el argumento argentino se basó en el punto 6 de la resolución, donde dice textualmente:"que todo intento encaminado a quebrantar total o parcialmente la unidad nacional y la integridad territorial de un país es incompatible con los propósitos y los principios de la Carta de las Naciones Unidas."

Lo más importante de la resolución 1514 fue la creación del comité de los 24, que se encargaba de vigilar el proceso de descolonización. La Republica Argentina era apoyado por la Unión Soviética, América Latina y las naciones asiáticas.

La gran aceptacion de las tesis del país hizo pensar a algunos observadores la importancia política de tales adhesiones.

La primera Conferencia Interamericana Extraordinaria se reunió en Washington a fines de 1964. esta conferencia produjo una Resolución; que luego se incorporaría a la carta de la OEA como articulo octavo, que fue un reconocimiento a toda la comunidad latinoamericana a la justicia del reclamo argentino, y un desconocimiento a la pretensión inglesa de que Malvinas sea considerada una colonia y por lo tanto otorgarle a sus pobladores el derecho de autodeterminación. Este articulo dice textualmente: "El Consejo Permanente no formulará ninguna recomendación ni la Asamblea General tomara decisión alguna sobre la solicitud de admisión presentada por una entidad política cuyo territorio este sujeto, total o parcialmente, y con anterioridad al fecha del 18 de diciembre de 1964 fijada por la primera Conferencia Interamericana Extraordinaria, a litigio o reclamación entre un país extracontinental y uno o más estados miembros de la organización, mientras no se haya puesto fin a la controversia mediante procedimientos pacíficos"

Aquí se advierte el compromiso de resolver el caso de las Malvinas por la vida pacifica recomendada por las Naciones Unidas. También queda descartada la posibilidad de que el Reino Unido le otorgue la independencia al archipiélago austral y éste solicitar su ingreso en la OEA.

En doctor José María Ruda escribió en el párrafo final de su argumentación lo que fue la base de la resolución 2065 de la ONU, aprobada el 4 de enero de 1966 y dice así:

"Teniendo en cuenta los capítulos de los informes del comité especial encargado de examinar la situación con respecto a la aplicación de la Declaración sobre la concesión es la independencia a los países y pueblos coloniales concernientes a las islas Malvinas y en particular las conclusiones y recomendaciones relativas a dicho territorio, considerando que su Resolución 1514 se inspira en el anhelado propósito de poner fin al colonialismo en todas partes y en todas sus formas, en una de las cuales se encuadra el caso de las Islas Malvinas. Tomando notas de la existencia de unas disputas entre los gobiernos de la argentina y de Gran Bretaña e Irlanda del Norte acerca de la soberanía de dichas islas.

1-Invita a los gobiernos de la Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, a proseguir sin demora las negaciones recomemendadas por el comité especial, encargado de examinar la situación con respecto a la aplicación de la declaración sobre la concesión de la independencia de los países y pueblos coloniales a fin de encontrar una solución pacifica al problema, teniendo debidamente en cuenta las dispociones y los objetivos de la carta de las naciones unidas y de la resolución 1514, así como los intereses de la población de las Malvinas.

2-Pide a ambos gobiernos que informen al comité especial y a la asamblea general en el vigésimo primer periodo de sesiones sobre el resultado de las negociaciones."

En junio de 1971 ambos gobiernos , mediante sus respectivas delegaciones, celebraron en Buenos Aires una serie de conversaciones, que culminaron con una declaración conjunta , relacionada con las comunicaciones y movimientos de personas entre el territorio continental argentino y las isla .

El gobierno argentino y el británico alcanzan un acuerdo sobre los términos de referencia para las negociaciones sobre la disputa acerca de las islas Malvinas:

Los Gobiernos de la República Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte acordaron mantener negociaciones a partir de Junio o Julio de 1977, las que se refirieron a las futuras relaciones políticas incluyendo soberanía, con relación a las islas Malvinas, las Georgias de Sur y las Sándwich del Sur y ala cooperación económica con respecto a dichos territorios en particular y al Atlántico Sud occidental en general en estas negociaciones fueron tratadas las cuestiones que afectaron el futuro de las islas y las negociaciones se dirigieron a la elaboración de la solución pacífica a la disputa existente entre los dos estados sobre la soberanía y al establecimiento de un marco para la cooperación económica argentino-británica, la que continuará substancialmente al desarrollo de las islas y de la región en general.

El 16 de diciembre de 1965 el plenario de la asamblea general de la ONU aprobó por noventa y cuatro votos a favor, catorce abstenciones y ningún sufragio contra el proyecto aceptando la cuestión argentina. En él se encuadró el caso como una situación colonial, se reconocía la disputa, se recomendaba proseguir las negociaciones, pedía a los estados informes sobre los resultados y equiparaba los nombres de Malvinas y Falkland.

Ante esto. Gran Bretaña alegó que no era problema de descolonización sino de reclamación de soberanía argentina y sostuvo que las decisiones deberían depender de los deseos de la población al tiempo que se oponía al cambio de denominación. En enero de 1966 el secreto de Estado de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña visitó la Argentina y firmó con el canciller Miguel Angel Zavala Ortiz, un comunicado conjunto en el que se concordaba proseguir las negociaciones e informar a la ONU. Desde ese momento la cuestión Malvinas se desarrolló en dos planos, el de la negociación bilateral y el de las Naciones Unidas. Ya en 1968 existía la convicción en el Parlamento británico de que la soberanía de las islas era el tema de las negociaciones y con ello, el problema fue acercándose a la cesión o transferencia de las islas a la Argentina.

Tendiendo presente que los pueblos del mundo han proclamado en la Carta de las Naciones Unidas que están resueltos a reafirmar la fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana, en la igualdad de los derechos de hombres y mujeres y de las naciones grandes y pequeñas y a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad.

Consciente de la necesidad de crear condiciones de estabilidad y bienestar y relaciones pacíficas y amistosas basadas en el respeto de los principios de la igualdad de derecho y de la libre determinación de los pueblos, y de asegurar el respeto universal de los derechos humanos y libertades fundamentales para todos si hacer distinción de motivos de raza, sexo, idioma o religión, la efectividad de tales derechos y libertades.

Reconociendo el apasionado deseo de libertad que abrigan todos los pueblos dependientes y el papel decisivo de dichos pueblos en el logro de su independencia.

Consciente de los crecientes conflictos que origina el hecho de negar la libertad a esos pueblos o de impedirla, lo cual constituye una gran amenaza a la paz mundial.

Considerando el importante papel que corresponde a las Naciones Unidas como medio de favorecer el movimiento en pro de la Independencia en los territorios en fideicomiso no autónomos.

Reconociendo que los pueblos del mundo desean fervientemente el fin del colonialismo en todas sus manifestaciones.

Convencida de que la continuación del colonialismo impide el desarrollo de la cooperación económica internacional, entorpece el desarrollo social, cultural y económico de los pueblos dependientes y milita en contra del ideal de paz universal de las Naciones Unidas.

Afirmando que los pueblos pueden, para sus propios fines, disponer libremente de sus riquezas y recursos naturales sin prejuicios de las obligaciones resultantes de la cooperación económica internacional, basada el al principio del provecho mutuo, y el derecho internacional.

Creyendo que el proceso de liberación es irresistible a irreversible y que a fin de evitar crisis graves, es preciso poner fin al colonialismo y a todas las practicas de segregación y discriminación que lo acompañan.

Celebrando que en los últimos años muchos territorios dependientes hayan alcanzado la libertad y la independencia, y reconociendo las tendencias cada vez más poderosas hacia la libertad que se manifiestan en los territorios que aún no han obtenido su independencia.

Convencida de que todos los pueblos tienen un derecho inalienable a la libertad absoluta, al ejercicio de la soberanía y a la integridad de su territorio nacional.

Proclama solemnemente la necesidad de poner fin rápida e incondicionalmente al colonialismo en todas sus formas y manifestaciones.

Y a dicho efecto declara:

1-La sujeción de pueblos a una subyugación, denominación y explotación extranjeras constituye una negación de los derecho humanos fundamentales, es contraria a la Carta de las Naciones Unidas y compromete la causa de la paz y de la cooperación mundiales.

2-Todos los pueblos tienen derecho de libre interpretación; en virtud de este derecho, determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural.

3-La falta de preparación en el orden político, económico, social o educativo no deberá servir de pretexto para retrasar la independencia.

4-A fin de que los pueblos dependientes puedan ejercer pacíficamente y libremente su derecho a la independencia completa deberá cesar toda acción armada toda clase de medidas represivas de cualquier índole dirigidas contra ellos, y deberá respetarse la integridad de su territorio nacional.

5-En los territorios en fideicomiso y no autónomos y en todos los demás territorios que no han logrado aún su independencia deberán tomarse inmediatamente medidas para traspasar todos los poderes a los pueblos de esos territorios, sin condiciones ni reservas, en conformidad con su voluntad y sus deseos libremente expresados, y sin distinción de razas, credos ni color, para permitirles gozar de una libertad y una independencias absolutas.

6-Todo intento encaminado a quebrantar total o parcialmente la unidad nacional y la integridad de un país es incompatible con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas.

7-Todos los estados deberán observar fiel y estrictamente las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas, de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y de la presente declaración sobre la base de igualdad, de la no intervención de los asuntos internos de los demás estados y del respeto de los derechos soberanos de todos los pueblos y de su integridad territorial.

Situación Actual

La Argentina rechazó la autogestión malvinense. El canciller Guido Di Tella dijo que si se modificase el status de los malvinenses, es decir, si estos buscan la autogestión política, la Argentina suspendería las negociaciones sobre pesca y los acuerdos por el petróleo con Gran Bretaña.

El canciller destacó que la Argentina niega el principio de autodeterminación que un sector de los isleños parecería tener intención de presentar en las deliberaciones del comité de Descolonización de la UN, que se reunirá en Nueva York, a fines de Junio.

Algunos diarios adelantaron que a juicio del gobernadores de las Malvinas, Richard Ralph, difícilmente será tratada en el referido organismo, y agregó que no creía que por muchos años se "produciría alguna ruptura" en la vinculación constitucional con el Reino Unido.

El vicecanciller Fernando Petrella designado recientemente como reemplazante de Cárdenas en la embajada de la UN, recordó que el tema de la presunta autonomía de los isleños es una consecuencia de las Guerras de las Malvinas y que ha tenido mayor o menor intensidad desde los años ´80, pero ha sido siempre rechazada. Agregó que la UN "claramente ha establecido que la cuestión (de las Malvinas) tiene que resolverse a través de negociaciones argentino-británico. Así lo establece la doctrina desde 1965".

Un nuevo incidente motivó el cruce entre el gobierno de la Argentina y el gobierno del Reino Unido. El incidente dio comienzo el 13 de Julio, cuando la Argentina acusó al gobierno británico de haber violado el espacio aéreo argentino. Pero una hora antes de que el gobierno se quejara, el Canciller Adalberto Rodríguez Giavarini había recibido otra protesta, pero de los Kelpers. Este comunicado, firmado por los consejeros isleños, demuestra su malestar por la intrusión de los pesqueros argentinos en sus aguas.

"Un vuelo en la mañana del miércoles 12 de Julio avistó cuatro buques pesqueros argentinos operando a 15.5 millas náuticas dentro de la zona externa de conservación de las Islas Falklands (Malvinas)", decía el texto que transcribió textualmente la Embajada británica sin ningún otro comentario.

Recordemos que en 1986, cuatro años después de la guerra, Londres impuso una zona de control de 200 millas alrededor de las islas, nunca reconocida por la Argentina, o sea, esta zona de exclusión fue declarada unilateralmente por Gran Bretaña.

Giavarini reaccionó apenas terminó de leer el texto, pidiendo una respuesta a la encargada del Malvinas, la Embajadora Susana Ruiz Cerrutti, la cual expresó que aunque los barcos de bandera nacional se internen en las aguas controladas por los Kelpers, "para nosotros es espacio exclusivo de la Argentina".

La respuesta británica llegó a las 24 horas. El miércoles, en Londres, ante un auditorio eminentemente kelper, el vicecanciller británico John Battle rechazó el reclamo argentino. Lo hizo de manera muy visible: garantizó la permanencia de las tropas británicas estacionadas en la base de Mount Pleasant.

"Estamos comprometidos a asegurar la seguridad en las Islas Falkland (Malvinas). Continuaremos estacionando un fuerte cuartel con todos los recursos para las tres fuerzas armadas, no en insustancial presencia. Pienso que ustedes estarán de acuerdo", dijo Battle.

No es la primera vez que aviones ingleses sobrevuelan sin autorización espacio aéreo argentino, reveló una alta fuente de la Chancillería.

El 6 de Junio, estando en alta mar, el Capitán del buque pesquero Harengus, Marín Olmo, denunció por una radio de Madryn: "Me sobrevoló un avión inglés; era del tipo C-130 con los colores de la bandera británica". Según Olmo, no es la primera vez que eso ocurría.

El "Harengus", al igual que el "Stella Maris", el "Ceres" y el "Estreito de Rande", fueron sobrevolados el 12 de Julio, primero por un avión patrulla bimotor, del tipo Cessna, y después por otro de la fuerza aérea inglesa, confirmó Olmo.

El mismo dio a conocer que se realizan otro tipo de controles, los cuales se realizaban mediante un buque patrulla británico llamado "Priscila". Olmo dijo que el buque patrulla "Priscila" mantenía su posición dentro de sus 150 millas. Este buque pesquero fue, hace seis meses, artillado con un cañón. Dejó de ser un barco de pesca, y se convirtió en una embarcación de patrullaje.

El estilo del Canciller Adalberto Rodríguez Giavarini, fue muy cuestionado por Guido Di Tella. El aparente cambio en las formas de la relación llevó al ex canciller a acusar a su sucesor, de instrumentar una política hostil "que no lleva a nada, excepto a más hostilidad".

Según Di Tella, la modalidad de su sucesor logró que "desgraciadamente, todo saliera mal en la Naciones Unidas". "La gente se ríe de nosotros con esta estrategia", añadió el ex canciller.

Giavarini se defendió diciendo: "Di Tella puede sentirse herido en su amor propio frente a la posición adoptada por la Argentina en el tema Malvinas, pero la etapa de los chistes en inglés, los regalos y los juegos de palabras (con los isleños) ha llegado a su fin". El Presidente de la Nación, Fernando de la Rúa, mostró una clara postura a favor de Giavarini: "Reivindicar el reclamo por la soberanía no significa hostilidad".

En Puerto Argentino, en tanto, el estilo de Rodríguez Giavarini causó malestar. En su editorial, el Penguin News, destacó que "en total contraste con el enfoque seductor de su antecesor, el doctor Guido Di Tella, Rodríguez Giavarini se inclinó por la línea dura, manifestando en repetidas oportunidades el deseo del gobierno argentino de <resolver la cuestión colonial de las Islas Falkland (Malvinas)>".

Este encontronazo trajo incertidumbre en las Malvinas. Los consejeros de las islas no ocultaron sus temores respecto de los próximos pasos que podría dar el gobierno argentino en torno de las negociaciones con Gran Bretaña.

Y esos miedos fueron expresados sobre la explotación de hidrocarburos.

"Se va a discutir el tema de hidrocarburos, pero siempre teniendo en claro que no se van a aceptar actos unilaterales", aseguró un vocero del Palacio San Martín...

Aspectos Geográficos

Geografía de las islas Malvinas:

Las Malvinas son un archipiélago de casi 12.000 kilómetros cuadrados, situado a 300 millas de la costa argentina, un poco al Norte de latitud de la de la boca del Estrecho de Magallanes, que consta de dos islas principales y muchas islas menores.

Las dos islas mayores se llaman soledad la oriental y mayor, y Gran Malvina, están separadas por el canal de San Carlos Existen quince islas mayores de 20 kilómetros cuadrados, un centenar si se cuentan las menores y casi doscientas incluyendo los islotes.

De Este a Oeste, las Malvinas comprenden y se extienden en una distancia similar a la existente los balnearios de Monte Hermoso y Miramar. De Norte a Sur, se corresponde a una zona santacruceña, que va de río Coig a punta Dúngenes. De Este a Oeste miden 259 kilómetros y de Norte a Sur 161 kilómetros. Solo un poco más de la cuarta parte es tierra, el resto es agua.

Esto nos da una idea de que las islas bien agrupadas, tienen formas irregulares con profundas entradas y desprendimientos en todas direcciones. Las islas Malvinas están unidas por un zócalo submarino no mayor de 200 mts. De profundidad, con la Patagonia. Nuestra plataforma submarina las engloba en un abrazo que las ubica como dependencia de nuestro territorio.

Superficies: Isla soledad, 6.350 km2; Gran Malvinas, 4.500 km2;Isla San José, 270 km2; Isla Trinidad, 120 km2; Isla Borbón, 100 km2; Isla Bougnaville, 60 km2; Isla Águila, 55 km2; Isla San Rafael 50 km2, y otras 9 islas están entre 20 y 45 km2 y otras 3 entre 7 y 18 km2. El resto de las islas pequeñas, rocas e islotes 80 km2.

El rudo clima malvinero no tiene ni veranos cálidos ni inviernos excesivos; el mar actúa de moderador y los vientos de modificadores. Es un clima húmedo, nuboso y con hostigamiento constante del viento. Las nevadas son frecuentes en invierno, unos diez días por mes y muy raras entre Diciembre y Marzo. Es un clima rudo subantártico y oceánico, frío sin grandes variaciones, ventoso y húmedo.

Los vientos predominantes son del sudeste sudoeste al noroeste, alfo menos frecuentes los del sudoeste y norte, siendo muy raros los del este.

Las dos principales islas se extienden de nordeste a sudeste, separadas por el estrecho de San Carlos.

Sobre el duro basamento precámbrico, solo visible en cabo Belgrano, aparece una poderosa cobertura de sedimentos que van del devónico al pérmico, faltando el silúrico y el cámbrico. Tampoco hay del jurásico al terciario, siendo los cuaternarios de poca significación del período cuaternario o neoglacial, pueden señalarse las capas de turbas, suelos vegetales y médanos además de una característica geólica típica de Malvinas llamada "Ríos de Piedra".

Las tuberas tienen un espesor de casi tres metros y en su formación contribuyeron en forma preponderante, plantas liliáceas y en menor escala el musgo.

Los ríos de piedra de las Malvinas son un fenómeno peculiar de las islas; son verdaderas acumulaciones de bloques de piedra de distinto tamaño. Los bloques están acumulados en vaguadas o valles longitudinales, causes de antiguos ríos con un ancho de acumulación de un kilómetro y medio como máximo.

En el período post –glacial las islas se sumergieron de 69 a 117 metros y luego emergieron en forma continuada hasta nuestros días la glaciación más suave de las Malvinas fue casi una subglaciación y las islas no habrían alcanzado a estar nunca cubiertas por el hielo.

Las dos principales islas se extienden de nordeste a sudeste, separadas por el estrecho de San Carlos, una gran depresión invadida por el mar.

Perpendicularmente a ese estrecho se ven otras depresiones menores que geólogos suponen como cauces de ríos y que penetran en forma profunda en las islas, y algunas separadas por pequeños istmos, que dividen a veces casi totalmente las islas mayores.

La isla Soledad presenta profundas rías sobre el canal San Carlos. Esta isla tiene tres zonas apenas unidas por istmos: La península de San Luis, la zona central y las península Laloni al sudeste. La península de San Luis es la más pequeña de las tres y tiene al sur la bahía de la Anunciación, en cuyo fondo estaba Puerto Soledad, la capital hispana de las islas.

Al sur de la península de San Luis hay otra mayor; la de Frey Cinet que en su parte mas oriental tiene dos profundas entradas:

Puerto Grossac (Puerto Williams) donde están la población capital y Puerto Enriqueta.

El ceno Choiseul tiene un profundidad de casi 20 millas y un poco al sur de su boca oriental está la isla Bougnaville (Liberty Island).

En el canal de San Carlos, de 50 millas de largo por 10 de ancho existen varias islas, siendo mas importante la del Cisne.

La Gran Malvina tiene su coste oeste muy irregular y entradas menos profundas en la costa del canal de San Carlos. Entre las islas próximas se pueden mencionar la Isla Borbón, al norte, de 100 km2 de superficie; la isla Vigía y la isla Trinidad. Estas tres islas con la costa de Gran Malvina forman el histórico Puerto de la cruzada (donde estaba Puerto Egemont).

La isla San José tercera del archipiélago se encuentra en la parte sudoeste de la Gran Malvina y próxima a ella.

Muy separada del archipiélago se encuentra la pequeña isla de Beauchese, cuya superficie es de solo 1 y ½ km2.

La orografía de las Malvinas se caracteriza por la presencia de cerros bajos y redondeados. La cadena más importante se llama alturas Rivadavia (Montes Wickhant) que se extiende desde Puerto Islas Malvinas hacia el oeste, en la isla Soledad, cuyas alturas principales son el Monte Alberdi (Mt. Usborne) de 684 metros y el Monte Rivadavia (Mt. Pleasant) de 605 metros.

En las penínsulas de San Luis y Freycinet hay también cadenas y cerros.

En la Gran Malvina existen pequeñas agrupaciones montañosas y de ellas tiene el cerro más elevado de la isla, el Monte Independiente (Mt. Adams) de 700 metros de altura.

En las islas Malvinas no existen verdaderos ríos y si numerosos arroyos y corrientes intermedias de corto recorrido, así como cauces secos.

En isla Soledad, cerca de su capital desemboca el arroyo caprichoso y más al sur hay un cauce denominado Fitz Roy; otros sitios se llaman Pedro, Melo y Bodie .

En la Gran Malvina se encuentran los ríos Bull, Brackburn y Piloto.

Las Malvinas están situadas en unas 450 millas de la convergencia antártica, límite donde las muy frías aguas antárticas se hunden hacia las profundidades del mar, al encontrarse con las más templadas del atlántico sur.

Las Malvinas están también ubicadas a unas 400 millas del sur de la convergencia subtropical, zona más que línea, donde las aguas subtropicales del atlántico, con la corriente del Brasil se encuentran con las más frías de la zona sur.

El archipiélago se encuentra casi equidistante de las dos convergencias, la antártica y subtropical.

La corriente de Malvinas es una enorme masa liquida en movimiento que rodea a las islas y lleva las aguas subantárticas hacia el Norte.

La velocidad de la corriente de las islas tiene fluctuaciones, pero es del orden de un nudo (una milla por hora).

Las Malvinas tiene flora y fauna acuática terrestre .

La flora malvinera acuática tiene por base el fitoplancton.

En cuanto a los vegetales terrestres, la primera impresión hace notar la falta de árboles.

Los pocos que existen en las Malvinas han crecido en sitios protegido, bajo los cuidados solícitos del hombre.

La fauna es mucho más rica y variada que la flora y la marítima es numerosa e interesante.

Los pequeños crustáceos del Grupo Euphasia que constituye el krill.

Existen numerosos invertebrados como celeterados, especialmente medusas, crustáceos, equinodermos y moluscos.

Los pulpos, calamares aves y algunos tipos de ballenas.

Dentro del grupo de las aves se destacan las gaviotas y los pingüinos.

Bibliografía

  • Diego A. Santillán; Historia Argentina, Tomo 5; Editorial TEA, 1965.
  • Rosas, Prócer Argentino; Editorial Theoría.
  • Historia de las Instituciones Políticas y Sociales Argentinas desde 1810; Editorial Troquel.
  • Hidalgo Nieto; La Cuestión de las Malvinas.
  • La Trama Secreta de las Malvinas.
  • Paul Grousac; Las Islas Malvinas.
  • Bonifacio Del Carril; Las Islas Malvinas Ante el Derecho; Enciclopedia Durvan.
  • Rudolf Dolzer; El Status Territorial de las Islas Malvinas-Falkland, Pasado-Presente; Editorial Monteverde.
  • Malvinas: Cronología de un despojo; Editorial Adrogué Gráfica.
  • Problemática Jurídica de las Malvinas y de la Antártida Argentina.
  • Las Islas Malvinas; Municipalidad de Buenos Aires.
  • Vicecomodoro D. Ricardo Luis Quellet; Historia Política de las Islas Malvinas; Fuerza Aérea Argentina, Escuela Superior de Guerra Aérea.
  • Enrique Ruiz Guiñazú, Enrique de Gandía, Ricardo R. Caillet Bois y Ricardo Zorraquín Bení; Los Derechos Argentinos Sobre Las Islas Malvinas; Academia Nacional de Historia, Buenos Aires, 1964.
  • Malvinas: Un caso de Estudio; Revista Argentina de Estudio Estratégico, Enero-Marzo de 1988.
  • Diario La Nación.
  • Diario Clarín.

 

 

 

 

Ojeda, Alejandro Angel


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda