Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Diagnóstico integral del estado de Sinaloa

Enviado por dulce_capullo



Partes: 1, 2

  1. Diagnóstico integral del estado de Sinaloa
  2. Criterios físicos y geográficos
  3. Criterios socioeconómicos
  4. Indicadores de población
  5. Indicadores económicos
  6. Indicadores de comercio
  7. Indicadores de desarrollo socioeconómico general
  8. Glosario
  9. Bibliografía

Diagnóstico integral del estado de Sinaloa

El presente diagnóstico tiene como propósito principal analizar la situación que Sinaloa ha experimentado desde el año 1998. Comprendiendo separadamente cada rubro que afecta a la entidad es posible entender la situación en general, para esto ha sido necesario abordar aspectos agropecuarios, económicos, poblacionales (salud, vivienda), históricos y sociales.

La entidad dispone de vastos recursos naturales, una extraordinaria infraestructura hidráulica e importantes niveles de producción y productividad. En el ámbito agrícola nacional, Sinaloa se ubica como uno de los estados más sobresalientes.

Con la realización de este diagnóstico se pretende entender la situación de la entidad para mejorar su desarrollo.

Capítulo I

Criterios físicos y geográficos

1. Situación matemática

  1. México se encuentra ubicado en el continente americano, y las coordenadas extremas que enmarcan su territorio son:

    Sur : 14 grados 32 minutos 27 segundos (14° 32´ 27´´) latitud norte, en la desembocadura del río Suchiate, frontera con Guatemala.

    Norte: 32 grados 43 minutos 06 segundos (32° 43´ 06´´) latitud norte, en el Monumento 206, en la frontera con los Estados Unidos de América.

    Este : 86 grados 42 minutos 36 segundos (86° 42´ 36´´) longitud oeste, en el extremo sureste de la Isla Mujeres.

    Oeste: 118 grados 27 minutos 24 segundos (118° 27´ 24´´) longitud oeste, en la Roca Elefante de la Isla de Guadalupe, en el Océano Pacífico.

    La República Mexicana se encuentra en el hemisferio norte de América, tiene fronteras con los Estados Unidos de América, Guatemala y Belice, a lo largo de un total de 4 301 km distribuidos de la siguiente forma: La extensión territorial de México, es de 1 964 375 km² de los cuales 1 959 248 km² son superficie continental y 5 127 km² corresponden a superficie insular.

    Con los Estados Unidos de América, se extiende una línea fronteriza a lo largo de 3,152 km desde el Monumento 258 al noroeste de Tijuana hasta la desembocadura del Río Bravo en el Golfo de México. Son estados limítrofes al norte del país: Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

    La línea fronteriza con Guatemala tiene una extensión de 956 km; con Belice de 193 km (No incluye 85.266 km de límite marítimo en la Bahía de Chetumal). Los estados fronterizos del sur y sureste del país son: Chiapas, Tabasco, Campeche y Quintana Roo.

    México destaca entre los países del mundo por la extensión de sus litorales, que es de 11,122 km, exclusivamente en su parte continental, sin incluir litorales insulares.

    Las partes integrantes de la Federación son los Estados de Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Coahuila de Zaragoza, Colima, Chiapas, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, México, Michoacán de Ocampo, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro de Arteaga, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz-Llave, Yucatán, Zacatecas y el Distrito Federal

  2. De la República Mexicana
  3. Del estado de Sinaloa

Sinaloa se ubica en el Noroeste del país. Sinaloa representa el 2,9% del territorio nacional. Su superficie de 58.092 km2 lo ubica en el décimo séptimo lugar con respecto a la extensión del país. Cuenta con 608 km2 de superficie insular, 17.751 km2 de plataforma continental o parte sumergida, 656 km de litoral, 221.600 ha. de lagunas litorales y 57.000 ha. de aguas continentales.

Al norte se encuentra a los veintisiete grados dos minutos (27°2’) y al sur se encuentra a los veintidós grados veintinueve minutos (22°29’) de latitud norte; al este se encuentra a los ciento cinco grados veintitrés minutos (105°23’) y al oeste se encuentra a los ciento nueve grados veintiocho minutos (109°28’) de longitud oeste.

Sinaloa colinda al norte con Sonora y Chihuahua, al este con Durango y Nayarit, al sur con Nayarit y el Océano Pacífico; al oeste con el Golfo de California y Sonora.

2. Situación geoeconómica

En Sinaloa existe una larga experiencia de trabajo en el campo. Se cuenta con tierra fértil, con una superficie bajo riego que no tienen más de 100 países en el mundo. Tiene una infraestructura hidroagrícola sin paralelo en todo el país. Además, cuenta con los mejores agricultores y las organizaciones de productores más sólidas del país. La agricultura tiene una gran capacidad de respuesta en materia de productividad.

El mercado de productos agrícolas está en manos de intermediarios y compradores. Aquí se ubica el origen de muchos problemas, y precisamente ahí debemos actuar con nuevas políticas públicas y con esquemas alternativos de organización por parte de los productores.

Sinaloa ofrece excelentes condiciones para el desarrollo de la ganadería. Los 3 millones de toneladas de esquilmos generados por la agricultura permiten abaratar costos de alimentación e inducir la ganadería intensiva.

Por su parte, la avicultura y la porcicultura son industrias consolidadas, con aceptables niveles de integración vertical en sus procesos productivos.

Los márgenes de crecimiento son amplios y diversos. Entre otras opciones, en distintos niveles de la cadena productiva es posible agregar más valor a los derivados o subproductos de la industria de la carne, como la curtiduría de pieles, industrialización del hueso y otros desechos, utilización de la gallinaza como fertilizante orgánico, industrialización de la pluma de aves y la piel de avestruz.

Dada la diversidad de recursos minerales con que se cuenta en el estado, resulta necesario crear las condiciones que permitan la instalación y conservación de plantas de beneficio, que den valor agregado al mármol, la cantera, la perlita y otros metales semipreciosos.

En Sinaloa se cuenta con una importante vocación minera. Durante décadas, diversas comunidades se han dedicado a explorar y explotar estos recursos, lo que se traduce en una mano de obra con experiencia en el sector.

Asimismo existen amplias oportunidades legales para una intensa promoción y atracción de capitales extranjeros que se asocien con empresarios locales en la exploración, explotación y beneficio de estos recursos, facilitando la capitalización y la transferencia de tecnología, lo que permitirá impulsar una minería dinámica y respetuosa del medio ambiente.

La demanda de minerales metálicos como el cobre, que se incrementa con la expansión de la economía nacional, abre mejores expectativas para la minería local. La recuperación de la economía estatal, la obra pública y la reactivación de la industria de la construcción, traerán consigo la necesidad de mayor abasto de minerales no metálicos.

Es factible hacer de la silvicultura una actividad rentable y ordenada, una importante fuente de ingresos para amplios núcleos sociales de la zona serrana del estado. La orografía y los niveles promedios de precipitación, a pesar de no ser abundantes, permiten fomentar el desarrollo comercial de plantaciones forestales y, con ello, el empleo.

El cuidado y desarrollo de los recursos forestales, hará posible atender la demanda de madera aserrada, material para empaque, celulosa, papel, cartón, vara, estacón, postes, leña, combustibles y atender la demanda de la industria de la construcción, en muebles, embalajes, envases y otros productos de uso final. Hasta hoy, la mayor parte de estos requerimientos se cubre con materia prima nacional e importada.

Sinaloa tiene el primer lugar nacional en valor de la producción pesquera y segundo en volumen. Además del liderazgo nacional en generación de divisas. La exportación de camarón se estima en 200 millones de dólares anuales.

La principal industria pesquera de la República se ubica en Sinaloa. Mazatlán cobija a la principal flota e industria del atún. A nivel nacional, 7 de cada 10 latas de atún se producen en Mazatlán.

Las oportunidades del sector para normalizar económica, legal y socialmente la actividad, se presentan a partir de la recuperación urgente de los niveles de captura en todas las pesquerías, sobre todo la del camarón.

La pesquería del atún, fortalecida recientemente por la eliminación del embargo impuesto por Estados Unidos, así como por los recientes acuerdos entre el gobierno mexicano y las autoridades de la Unión Europea, conforman una fuerte integración de mercados externos.

La ampliación de la planta procesadora de alimentos marinos, puede encontrar alternativas de crecimiento en lugares de fuerte tradición industrial. Topolobampo, La Reforma, El Castillo y Escuinapa, que en un tiempo recibieron reconocimientos nacionales e internacionales por sus volúmenes y calidad de pesca, pueden consolidarse como verdaderos polos de desarrollo pesquero.

La acuacultura sinaloense, una vez asumido sus costos del aprendizaje, puede posicionarse dentro de los primeros lugares a nivel internacional.

El sector turístico es la segunda fuente de divisas del país después de las manufacturas; superando los recursos del petróleo. En la última década, su tasa de crecimiento ha superado el crecimiento promedio de la economía mexicana.

El potencial turístico de Sinaloa es su amplio litoral, con gran variedad de playas, algunas aún inexploradas por la carencia de infraestructura mínima. Existen pueblos con arquitectura colonial, vasos en las presas en la región alteña, y lagunas para desarrollar el turismo cinegético. El clima cálido lo hace atractivo para turistas provenientes de Estados Unidos y Canadá que huyen de los intensos inviernos.

Mazatlán goza de una excelente ubicación geográfica. Tiene adecuadas vías de comunicación con los centros urbanos más grandes del país y se conecta con importantes zonas fronterizas.

Aunque débil en cuanto a historia, capacidad y experiencia industrial, Sinaloa tiene un importante potencial. Los más de 8 millones de toneladas de alimentos generados por la agricultura son una amplia base que fortalece la agroindustria y el potencial de la industria pesquera sinaloense, la más importante del país, son factores que pueden detonar el crecimiento industrial.

Otro atractivo para la promoción de nuevas inversiones en manufacturas, es el recurso humano disponible; la capacidad instalada en materia de educación y capacitación; el clima de estabilidad laboral, y la importante infraestructura de comunicaciones y transportes.

Estas potencialidades son la gran oportunidad de transformar a Sinaloa en estado industrial. En el ámbito mundial y nacional, se vive un momento propicio para desarrollar, para impulsar localmente una moderna rama procesadora de alimentos.

Sinaloa cuenta con una abundancia relativa de recursos naturales; tiene empresarios de gran empuje y dedicación al trabajo y su ubicación es atractiva para inversionistas que desean aprovechar las oportunidades del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Además, el estado produce 8 millones de toneladas de alimentos e insumos agrícolas y tiene una fuerte tradición exportadora.

La actividad comercial generada por los pequeños establecimientos, por los centros mayoristas, y la red institucional de abasto, tiene una cobertura total de las poblaciones del estado.

La apertura comercial, la creación de una nueva cultura de consumo urbano y de clases medias y el desarrollo de nuevas tecnologías y servicios, genera nuevas condiciones para el desarrollo del comercio en Sinaloa.

La desregulación y los estímulos fiscales para la inversión convertirán a Sinaloa en una de las entidades más atractivas para la instalación de nuevos proyectos productivos, que vendrán a generar más y mejores empleos.

La estructura económica de Sinaloa está definida por una extensa franja costera, donde la pesca, la acuacultura y el turismo son las actividades principales. En la región serrana son la agricultura de temporal, la ganadería, la minería y la silvicultura las principales fuentes de trabajo e ingresos. En los valles agrícolas se desarrolla una intensa actividad agrícola y ganadera, además del comercio, la industria y los servicios.

Estas regiones, tan diferenciadas entre sí, requieren de una integración productiva capaz de propiciar un repunte en sus niveles de desarrollo.

3, Superficie total

Su superficie de 58.092 km2 lo ubica en el décimo séptimo lugar con respecto a la extensión del país. Representa el 2,9% de la superficie total nacional (México tiene una extensión territorial de 2003172,4137 km2). Cuenta con 608 km2 de superficie insular, 17.751 km2 de plataforma continental o parte sumergida, 656 km de litoral 21.600 ha. de lagunas litorales y 57.000 ha. de aguas continentales.

4. Integración administrativa

Como todas las entidades federativas de la República Mexicana, el estado de Sinaloa está dividido en municipios o unidades territoriales que agrupan a la población para el ejercicio de sus derechos políticos y para la organización de la administración pública. En Sinaloa hay actualmente 18 municipios, aunque su número tiende a crecer al aumentar el número de los pobladores y la complejidad de la organización social. El municipio más reciente es el de Navolato, separado del de Culiacán por decreto del Congreso del estado en enero de 1984.

Los que se ubican en el valle y la costa, tiene un buen desarrollo económico-cultural y social; sin embargo los municipios ubicados en la parte serrana y rural tienen todavía un nivel de marginación difícil de superar en el corto plazo por las condiciones topográficas que dificultan la introducción de infraestructura de servicios y centros de producción para disminuir la migración hacia el valle del estado o incluso fuera de Sinaloa.

MUNICIPIO

CABECERA MUNICIPAL

Ahome

Los Mochis

Angostura

Angostura

Badiraguato

Badiraguato

Concordia

Concordia

Cósala

Cósala

Culiacán

Culiacán Rosales

Choix

Choix

Elota

La Cruz

Escuinapa

Escuinapa

El Fuerte

El Fuerte

Guasave

Guasave

Mazatlán

Mazatlán

Mocorito

Mororito

Rosario

El Rosario

Salvador Alvarado

Guamúchil

San Ignacio

San Ignacio

Sinaloa

Sinaloa de Leyva

Navolato

Navolato

5. Topografía

El estado de Sinaloa, por su forma y posición geográfica, se encuentra dividido longitudinalmente por dos Provincias Fisiográficas: a) Sierra Madre Occidental, en donde la parte oriental del estado está enclavada en cuatro subprovincias fisiográficas; la primera de ellas Pie de la Sierra, presente en la franja central a lo largo de toda la entidad; Gran Meseta y Cañones Chihuahuenses, cubre el extremo norte; Gran Meseta y Cañones Duranguenses, que recorre la parte oriental sobre las colindancias con Chihuahua y Durango y por último, Mesetas y Cañadas del Sur, al sureste del estado; y b) Llanura Costera del Pacífico, que se extiende por toda la franja costera sobre tres subprovincias, de norte a sur respectivamente: Llanura Costera y Deltas de Sonora y Sinaloa, Llanura Costera de Mazatlán, y finalmente, Delta del Río Grande de Santiago.

La geomorfología de Sinaloa es producto de los desprendimientos del eje montañoso que asciende desde la extremidad austral en Escuinapa y Rosario, y que penetra al estado en los límites con Durango y Chihuahua recibiendo los nombres de Sierra de Topia, Tepehuajes y Tarahumara.

Las formaciones de un considerable número de serranías desligadas del macizo montañoso que afloran en su topografía, crean los extensos valles y la planicie costera del estado. Una de las regiones más montañosas de la entidad se localiza en el municipio de Badiraguato al que pertenecen las Sierras de Surutato, Baragua, Cuervo de Ciervo, Santiago de los Caballeros, Capirato y otras.

  1. Sinaloa cuenta, dentro de su relieve, con seis elevaciones principales: Picacho los Frailes, que se ubica en el municipio de San Ignacio, a los 23 grados 54 minutos (23° 53’) de latitud norte y a los 106 grados 3 minutos (106° 3’) de longitud oeste, tiene una altitud de 2.250 msnm; Mesa San Bartolo, que se ubica en el municipio de Concordia a los 23 grados 38 minutos (23° 38’) de latitud norte y a los 105 grados 51 minutos (105° 51’) de longitud oeste, posee un altitud de 1.520 msnm; Cordón el Copo Alto, que se ubica en el municipio de San Ignacio a los 23 grados 57 minutos (23° 57’) de latitud norte y a los 105 grados 57 minutos (105° 57’) de longitud oeste, tiene un altitud de 2.520 msnm; Cerro Pelón, que se ubica en el municipio de Badiraguato a los 25 grados 46 minutos (25° 46’) de latitud norte y a los 107 grados 6 minutos (107° 6’) de longitud oeste, cuenta con una altura de 2.500 msnm; Cerro los Algodones, que se ubica en la línea fronteriza entre los municipios de Badiraguato y Mocorito a los 25 grados 48 minutos (25° 48’) de latitud norte y a los 107 grados 39 minutos (107° 39’) de longitud oeste, con una altitud de 2.300 msnm; Cerro la Bandera, que se ubica en el municipio de Choix, tiene una altitud de 2.280n msnm y se ubica a los 26 grados 48 minutos (26° 48’) de latitud norte y a los 108 grados 2 minutos (108° 2’) de longitud oeste.

  2. Elevaciones principales
  3. Fisiografía

A Sinaloa la atraviesan dos cadenas montañosas, la Sierra Madre Occidental y la Llanura Costera del Pacífico. La primera tiene diferentes nombres dependiendo del lugar que cruce: Pie de la Sierra (ocupando el 29,02% de la superficie del estado), Gran Meseta y Cañones Chihuahuenses (4,20% de la superficie del estado), Gran Meseta y Cañones Duranguenses (17,91%) y Mesetas y Cañadas del Sur (9,3%).

Por otra parte, la Llanura Costera del Pacífico se divide en Llanura Costera y Deltas de Sonora y Sinaloa (29,25%), Llanura Costera de Mazatlán (8,39%) y Delta del Río Grande de Sangiato (1,93%).

6. Climas diversos

La altitud predominante en Sinaloa (del nivel del mar a 1 000 m), entre otros factores como la ubicación en las zonas subtropical e intertropical, ha originado que gran parte de su territorio presente altas temperaturas; mientras que el resto, con mayor altura sobre el nivel del mar, muestra temperaturas menos altas. Este elemento del clima (la temperatura) en relación con la precipitación, que va de menos de 300 a más de 1 500 mm, ha dado lugar a la presencia de climas: cálido subhúmedo con lluvias en verano, semiseco muy cálido y cálido, seco muy cálido y cálido, semicálido subhúmedo con lluvias en verano, muy seco muy cálido y cálido, templado subhúmedo con lluvias en verano y seco semicálido; citados en orden según la extensión que abarcan.

El clima cálido subhúmedo con lluvias en verano se distribuye en forma de una franja orientada más o menos noroeste-sureste, que va de las inmediaciones de la cabecera municipal de Choix a Mazatlán y el límite con Nayarit; éste clima comprende alrededor de 36% de la entidad, donde la temperatura media anual va de 22º a 26ºC, aunque en la zona sur llega a 28ºC, la temperatura media del mes más frío es mayor de 18ºC y la precipitación total anual varía entre 700 y 1 000 mm.

Al occidente de la zona anterior se localiza el clima semiseco muy cálido y cálido, también a manera de franja, desde el noreste de la población El Fuerte hasta Culiacán de Rosales y el norte de Mazatlán. Esta franja corresponde a cerca de 21% de la superficie estatal; en ella la temperatura media anual que prevalece es de 24º a 26ºC, pero en dos zonas reducidas del norte es inferior al primer valor y en el sur de El Fuerte es mayor al segundo; la precipitación total anual varía entre 600 y 800 mm.

Del occidente de El Fuerte a Guasave, Navolato y La Cruz se extiende la faja de clima seco muy cálido y cálido, el cual abarca casi 18% de la entidad, presenta temperaturas medias anuales de 22º a 26ºC y su precipitación total anual va de menos de 400 a 600 mm.

En terrenos aledaños al límite con Chihuahua, así como de la mitad hacia el sur de las tierras colindantes con Durango, en áreas discontinuas cuya altitud va de 1 000 a 1 200 m y que representan poco más de 11% del estado, se manifiesta el clima semicálido subhúmedo con lluvias en verano. Este se caracteriza por presentar temperaturas medias anuales mayores a 18ºC, la temperatura media del mes más frío varía entre -3º y 18ºC y la precipitación total anual, entre 800 y más de 1 500 mm.

La zona más seca, con precipitaciones totales anuales entre 200 y 400 mm y temperaturas medias anuales de 22º a 26ºC, está ubicada en los alrededores de la cabecera municipal Los Mochis, abarca aproximadamente 10% del territorio sinaloense y pertenece al clima muy seco muy cálido y cálido.

El clima templado subhúmedo con lluvias en verano comprende áreas cuya altitud es mayor de 1 200 m, se distribuye hacia el lado oriental, en unidades separadas que suman algo más de 4% del estado. Dichas unidades tienen temperaturas medias anuales que varían de 12º a 18ºC, la temperatura media del mes más frío se encuentra entre -3º y 18ºC, y la precipitación total anual va de 800 a más de 1 500 mm.

Al poniente de la población El Fuerte está ubicada la pequeña área (apenas 0.14%) de clima seco semicálido, que por su tamaño no se muestra en el mapa; ésta presenta temperaturas medias anuales entre 18º y 22ºC y su precipitación total anual se encuentra alrededor de 500 mm.

El clima en Sinaloa es, primordialmente, cálido, pero éste se subdivide en siete sublclimas que influyen en el estado. El clima cálido subhúmedo con lluvias es el que predomina pues cubre el 36,10% de la superficie del estado. Le sigue el semiseco muy cálido y cálido con una cobertura del 20,92%. El clima seco muy cálido y cálido afecta al 17,77% del territorio y se coloca por encima del semicálido subhúmero con lluvias en verano, que ocupa el cuarto lugar con el 11,43% de la superficie estatal.

Los tres climas que ocupan los últimos lugares en la lista con el muy seco muy cálido y cálido con el 9.52%¸el templado subhúmedo con lluvias en verano, que afecta al 4,12% de la superficie y por último, el seco semicálido, con tan sólo el 0,14% de representatividad.

  1. Las precipitaciones y las temperaturas son fenómenos que deben registrarse para que puedan ser estudiados. Estos estudios se llevan a cabo en estaciones meteorológicas y Sinaloa cuenta con cinco de ellas: Mazatlán, Jaina, Culiacán, El Fuerte y El Playón. Estas estaciones se encuentran distribuídas estratégicamente en el estado y proporcionan la información ncecesaria y suficiente para llevar un control de los fenómenos antes citados.

  2. Estaciones meteorológicas

    Sinaloa es un estado que ha registrado temperaturas que van desde los 6 grados centígrados (6°C) hasta los 40,5°C durante el año 2001.

    Con base en la información proporcionada por las estaciones meteorológicas sabemos que la temperatura media del año 2001 fue de 24,7°C, la temperatura media del año más frio desde el año 1986 al 2001 fue de 24,08°C y la temperatura media del año mas caluroso comprendido en el periodo desde el año 1986 al año 2001 fue de 25,6°C. La estación que resultó ser más calurosa fue Culiacán, con 25,4°C, le sigue El Fuerte con 25,1°C. En tercer lugar está Mazatlán con 24,9°C a la que le siguen Jaina y El Playón con temperaturas de 24,7°C y 24,1°C , respectivamente.

  3. Temperaturas
  4. Precipitaciones pluviales

Durante el año 2001, con base en información proporcionada por las estaciones meteorológicas Culiacán y El Playón, se registraron precipitaciones desde los 0,0 milímetros (mm) hasta los 266,5 mm. En los años 1999, 2000 y 2001 se reportó una media de 59,61 mm.

Tomando en cuenta la información de las cinco estaciones meteorológicas tenemos que la precipitación promedio es de 691,8 mm. Mientras en el año más seco fue de 362,7 mm, en el periodo que tuvo más lluvias, fue de 961,24 mm. Los años que abarca esta información son desde 1986 hasta 2001.

La estación que más milímetros de lluvia reportó fue Jaina, con 907 mm, en segundo lugar está Mazatlán con 887,9 mm. Culiacán registra haber obtenido 664,3 mm, mientras que El Fuerte y El Playón captaron 567,9 mm y 432,2 mm, respectivamente.

7. Edafología

Los suelos que dominan este estado de la República son, en orden de mayor porcentaje de existencia, regozol, vertisol, litosol y feozem. Existen otro tipo de suelos como el cambisol, rendzina, fluvisol, luvisol, xerosol y solonchak, pero éstos representan menos del 15% de la superficie del estado.

  1. Regozol: Son suelos de textura media predominando la pedregosidad, su espesor es mayor de 10 cm. Se caracterizan por no presentar capas distintas. En general son de tono claro. Se encuentran en las playas, dunas y, en mayor o menor grado, en las laderas de las sierras, muchas veces acompañados de litosoles y de roca o tepetate que aflora. Su fertilidad es variable, y su uso agrícola está condicionado principalmente a su profundidad y a la pedregosidad que presenten. Se pueden desarrollar diferentes tipos de vegetación.

    Vertisol: Se caracterizan por las grietas anchas y profundas que presentan en época de sequía, son suelos arcillosos de color café rojizo en el Norte del país, y pegajosos cuando están húmedos, y muy duros cuando están secos. Su utilización agrícola es muy extensa, variada y productiva, son generalmente muy fértiles, pero presentan problemas en su manejo debido a su dureza, y con frecuencia ocasionan problemas de inundación y drenaje. Ocasionalmente son salinos. En el Norte del país se usan en la agricultura de riego con buenos rendimientos, y cuando tienen pastizales son muy adecuados para la actividad pecuaria. Presentan una baja susceptibilidad a la erosión.

    Litosol: Se distinguen por tener una profundidad menor a los 10 cm. Se localizan en las sierras, en laderas, barrancas y malpais, así como en lomeríos y algunos terrenos planos. Tiene características muy variables, pues pueden ser fértiles o infértiles, arenosos o arcillosos. Su susceptibilidad a la erosión depende de la zona en donde se encuentren, de la topografía y del mismo suelo.

    Feozem: Su principal distintivo es una capa superficial obscura, suave y rica en materia orgánica y nutrientes. Son suelos abundantes en nuestro país, y los usos son variados, en función del clima, relieve y algunas condiciones del suelo. Muchos feozem son profundos y están situados en terrenos planos, que se utilizan para agricultura de riego o de temporal, con altos rendimientos. Los menos profundos, o los que se presentan en laderas y pendientes, tienen rendimientos más bajos y se erosionan con mucha facilidad. Se pueden utilizar para ganadería.

  2. Características de los tipos de suelo principales
  3. Características de los tipos de suelo secundarios

Cambisol: Literalmente suelo que cambia. Estos suelos por ser jóvenes y poco desarrollados, se presentan en cualquier clima, menos en las zonas áridas. Se caracterizan por presentar en el subsuelo una capa que parece más suelo de roca, ya que ella se forman terrones, además pueden presentar acumulación de algunos materiales como arcilla, carbonato de calcio, fierro, manganeso, pero sin que esta acumulación sea muy abundante. También pertenecen a ésta unidad, algunos suelos muy delgados que están colocados directamente encima de un tepetate (fase dúrica), siempre y cuando no se encuentren en zonas áridas, ya que entonces pertenecerían a otra unidad como Xerosol o Yermosol.

Redzina: Nombre polaco que se da a los suelos poco profundos y pegajosos que se presentan sobre las rocas calizas. Estos suelos se presentan en climas cálidos o templados con lluvias moderadas o abundantes. Su vegetación natural es de matorral, selva o bosque. Se caracterizan por poseer una capa superficial abundante en humus y muy fértil, que descansa sobre roca caliza o algún material rico en cal. No son muy profundos. Son generalmente arcillosos.

Fluvisol: Son los suelos de textura fina formados por el acarreo de sedimentos y su espesor es mayor a los 10 cm., se llaman aluviones. Suelos formados por materiales acarreados por el agua, y constituidos por materiales disgregados, es decir, son suelos poco desarrollados. Se encuentran en todos los climas y regiones de México, cercanos a los lagos o sierras, desde donde escurre agua a los llanos, así como en los lechos de los ríos. Muchas veces presentan capas alternadas de arena, arcilla o gravas. Pueden ser someros o profundos, arenosos o arcillosos, fértiles o infértiles, en función del tipo de materiales que lo forman.

Luvisol: (del latín luvi, luo: lavar). Se caracterizan por tener entre los granos o en el subsuelo una capa de acumulación de arcilla.

Xerosol: Se caracterizan por tener una capa superficial de tono claro y muy pobre en humus, debajo de la cual puede haber un subsuelo rico en arcillas. Algunas veces presentan manchas, polvo o aglomeraciones de cal a cierta profundidad, así como cristales de yeso o caliche. Ocasionalmente son salinos. Los xerosoles tienen baja susceptibilidad a la erosión, excepto cuando están en pendientes o sobre caliche.

Solonchak: Se caracterizan por presentar un alto contenido de sales en alguna porción del suelo o en su totalidad. Su uso agrícola está limitado a cultivos muy resistentes a las sales. El uso pecuario de estos suelos depende de la vegetación que sostienen; sin embargo, los rendimientos son bajos. Algunos de estos suelos se utilizan como salinas. Tienen poca susceptibilidad a la erosión.

Estas unidades de suelo poseen subunidades, así el suelo regozol se subdivíde en éutrico, con un porcentaje del 21,87%, la unidad vertisol se subdivide en crómico y pélico, ocupando el 18,91% y el 1,24% del suelo respectivamente. El cambizol tiene subdivisiones: crómico y éutrico, con porcentajes de 5,25% cada una. La unidad feozem e divide en háplico, con un porcentaje de 16,01% de extensión.

8. Hidrología

Sinaloa posee 221.600 ha. de lagunas litorales y 57.000 ha. de aguas continentales.

Sinaloa, uno de los estados que para sus dimensiones tiene un número considerable de presas, cuenta únicamente con dos Regiones Hidrográficas, una de ellas que hace honor al nombre del estado, es la de mayor representatividad por el número de cuencas que comprende, así como por la superficie estatal (84.76%) que ocupan; y la de Presidio – San Pedro con tres cuencas que cubren el 15,24% del sureste de la entidad y presentan varios cuerpos de agua; en la Cuenca R. Acaponeta se ubica L. El Caimanero, en R. Baluarte la presa Las Tortugas y en R. Presidio, el cuerpo de agua L. Agua Grande.

En la Región Sinaloa se concentran la mayor cantidad de presas de la entidad; tal es el caso de Las Juntas y Aurelio Benassini que se localizan en la Cuenca R. Piaxtla – R. Elota – R. Quelite; en la Cuenca R. San Lorenzo se encuentra la P. José López Portillo y en R Culiacán las presas Adolfo López Mateos y Sanalona; la Cuenca R. Mocorito únicamente presenta la P. Eustaquio Buelna, mientras que en la R. Sinaloa se tiene a la P. Guillermo Blake Aguilar y P. Gustavo Díaz Ordaz, la Cuenca Bahhía Lechuguilla – Ohuira – Navachiste presenta el Estero Topolobampo y la Cuenta R. Fuerte las presas Josefa Ortiz de Domínguez y Miguel Hidalgo finalmente se tiene la Cuenca Estero de Bacorehuis donde encontramos el cuerpo de agua con el mismo nombre.

El estado cuenta con once presas, con una capacidad de almacenamiento útil de 15.000 millones de metros cúbicos.

9. Oceanografía

Sinaloa cuenta con 608 km2 de superficie insular, 17.751 km2 de plataforma continental o parte sumergida, 656 km de litoral, 221.600 ha. de lagunas litorales y 57.000 ha. de aguas continentales

El litoral registra como cinco puntos extremos la Bahía de Agiabampo en el norte del estado y la Boca de Teacapán, en la Albúfera del Caimanero, desembocadura del Río de Las Cañas, en el Sur del territorio, Este tiene una extensión de 656 kilómetros de los cuales el 91.0% está en la zona de aguas del Golfo de California o Mar de Cortés y el 9.0% restante se inicia en este punto y termina en el límite con el estado de Nayarit.

En el área de lagunas litorales se alojan 12 bahías, 15 esteros; 14 marismas, 2 lagunas, una desembocadura, una ensenada y una boca de río. Del grupo insular de la entidad, las islas más importantes son Palmito del Verde, Altamura, Palmito de la Virgen, Santa María, Saliaca, San Ignacio, Macapule y Lechuguilla.

10. Vegetación y agricultura

La vegetación en el estado de Sinaloa está vinculada a varios factores ecológicos que dan lugar a variadas formas de vida. Paralela a la línea de costa se extiende la planicie con suelos profundos y fértiles donde se desarrolla agricultura, en algunos lugares la planicie es interrumpida por lomeríos con suelos delgados y pedregosos donde prospera el matorral con predominio de elementos de zonas áridas. Este tipo de matorral (el sarcocaule), se caracteriza por la presencia de arbustos con tallos carnosos.

Sinaloa es una de las entidades agrícolas más importantes del país, la agricultura se concentra en la llanura costera, donde las precipitaciones son insuficientes para satisfacer las necesidades hídricas de los cultivos. Por ello, la mayoría de los tierras cuenta con infraestructua para riego, cuyos principales cultivos de este tipo son: caña de azúcar, maíz, frijol, papa, cártamo, soya, algodón, etc. Hacia el pie de la sierra, los terrenos sostienen agricultura de temporal, con la cual se produce principalmente sorgo, maíz, garbanzo pastos, cártamo y mango entre otros.

El inventario existente en Sinaloa es significativo. Se cuenta con una superficie forestal de 3,7 millones de has. De éstas, 744.000 corresponden a bosques de clima templado (pino y encino); 1,9 millones a selvas altas, medianas y bajas; 212.000 a vegetación de zonas áridas compuestas de matorrales y especies arbustivas; y 152.000 a vegetación hidrófila y halófila.

En el sur del estado, donde hay más humedad que en otras partes del territorio, la vegetación autóctona predominante es el bosque tropical, con sauces, álamos, mezquites y caobas, aunque no faltan las cactáceas, que se encuentran en toda la entidad. En la planicie del centro y norte la vegetación autóctona predominante es la llamada "selva espinosa", formada por matorrales, secos la mayor parte del año; cactáceas como la biznaga, el nopal, el cardón, la choya y la pitahaya, y algunos árboles de mediana altura como el mezquite, el guarnúchil, el macapul, la amapa y el palo blanco. En la sierra hay bosques de coníferas y encinos, y en esteros y albuferas del litoral se encuentran manglares. La flora de Sinaloa se ha enriquecido con muchas variedades vegetales traídas de todas las partes del mundo y que se han aclimatado en nuestro territorio.

11. Historia y estructura geológica

Sinaloa presenta cuatro eras geológicas, la más antigua es el Precámbrico que tiene una edad aproximada de 600 millones de años, las rocas de esta era son metamórficas y se ubican al noroeste en los límites de Sonora, con una cobertura de 0,3%; el Paleozoico (375 millones de años), con rocas sedimentarias en un 2,9% y metamórficas en un 1,8%, del Paleozoico Superior, se localizan en los municipios de Escuinapa, Sinaloa y Culiacán; la era del Mesozoico abarca una superficie de 12,5%, donde el 8,7% son rocas ígneas intrusivas del Período Cretácico (135 millones de años), 0,8% sedimentarias y 3% metamórficas. Estos afloramientos se presentan en los municipios de Choix, Mocorito, Badiraguato, Culiacán, Cosalá y Mazatlán; por último, la era del Cenozoico (63 millones de años), se presenta en mayor o menor proporción en todos lo municipios del estado, pero sobre todo en los del extremo occidental, las rocas del periodo Terciario ocupan 48,7%, son de hecho, las más abundantes en la entidad, de origen ígneo intrusivo, extrusivo y sedimentario; las rocas del Cuaternario, principalmente ígnea intrusiva y suelo, cubren 33,8% de la superficie estatal y colindan con la línea de costa del Golfo de California.

Capítulo II

Criterio socioeconómicos

1. Importancia general de las ciudades de la zona

Tres son las ciudades mayores de Sinaloa: Culiacán Rosales, que es la capital del estado, Mazatlán y Los Mochis, cada una de las cuales tiene más de 100 000 habitantes; otras dos ciudades, Guasave y Guarnúchil, siguen en orden de población, pues tienen entre 50 000 y 100 000 habitantes cada una. Mientras que en los municipios de Culiacán, Mazatlán, Guasave, Ahome y Salvador Alvarado se observa la mayor densidad de población, los de Choix, Badiraguato, Cosalá y San Ignacio tienen la menor densidad de todo el estado; en los primeros la población va en aumento, no así en los segundos, y en el municipio de San Ignacio incluso disminuye porque sus habitantes emigran a otros lugares de la entidad. En Sinaloa no se da el fenómeno de las ciudades excesivamente pobladas; sus habitantes están distribuidos de manera más equilibrada que en otros lugares de la República, pues aquí sólo dos quintas partes de la población viven en ciudades grandes y medianas, y las tres quintas partes restantes son de población rural.

Resulta una opción fascinante para quienes lo visitan; su infraestructura hotelera de primer orden a lo largo de la costa, artesanías de la región, variedad en centros de diversión lo convierten en uno de los destinos más placenteros de la Riviera Mexicana. Una experiencia de ecoturismo y recreación náutica. En la parte central del Mar de Cortés se localiza una región única en el mundo donde se encuentran las islas: Tiburón, San Esteban y Ángel de la Guarda; magníficos sitios para el turista conocedor. El municipio de Mocorito está ubicado al este de Guamúchil y al norte de Culiacán. En todo México es sabido que el mejor chilorio y los mejores quesos frescos son hechos en este lugar así es que ahí tiene un motivo más para visitar a Mocorito y a Sinaloa. Concordia se distingue por ser una población que ha sabido guardar sus tradiciones en alfarería y en la elaboración de muebles coloniales; actividades que todavía se desarrollan con bastante auge y sin haber menguado la calidad de acabado de los productos.

2. Ambiente rural en la zona, desarrollo y problemas. En la ciudad de Culiacán.

En el municipio están trabajando 19 mil 432 unidades de producción rural, el mayor número entre los municipios de Sinaloa (16.5 por ciento). Estas unidades amparan 315 mil 404 hectáreas, de las cuales el 62 por ciento están bajo el régimen de tenencia ejidal. La mayoría de los predios tienen más de cinco hectáreas.

Por su misma estructura productiva, en Culiacán la población que busca trabajo encuentra ocupación principalmente dentro de la prestación de servicios diversos (61 por ciento), la segunda opción es la industria (18 por ciento)y en menor medida en las actividades primarias o propias del campo (17 por ciento). El resto son actividades no especificadas.

Aproximadamente el 51 por ciento de la población con edad para incorporarse al trabajo, lo está haciendo, a esto hay que agregar que dentro de la composición de la población económicamente activa es mayor la presencia de los hombres (66 por ciento) que la de las mujeres (34 por ciento).

En el municipio el 70 por ciento de los hombres de 12 años y más de edad se encuentran incorporados a los mercados laborales, los cuales preferencialmente se encuentran desarrollándose como trabajadores agropecuarios, artesanos, obreros, comerciantes, dependientes y operadores de transportes. Los hombres económicamente inactivos en su mayoría son estudiantes (48 por ciento).

Dentro de la población económicamente inactiva es notoria una disminución relativa de las mujeres que se dedican exclusivamente al hogar, así como un aumento en la proporción de las que están inactivas por encontrarse incorporadas el sistema educativo.

En la ciudad de Culiacán, el 58 por ciento de la población de 12 y más años de edad demanda un empleo, independientemente que lo encuentre o no, el 39 por ciento lo hace en la prestación de servicios, 25 por ciento en el comercio, 11 por ciento en la industria de la transformación y 7 por ciento en el gobierno, entre otras actividades.

Los resultados de la encuesta indican que en 1999 la tasa de desempleo abierto de la ciudad de Culiacán cerró a fin de año en 2.6 por ciento, en 2.4 por ciento en el 2000 y en el 2001 se situó en 3.1 por ciento.

La desocupación abierta en la ciudad, obedece principalmente a que los trabajadores se retiran del puesto en el que se desenvuelven por insatisfacción laboral (44 por ciento), cese (24 por ciento) y por ser trabajo temporal (14 por ciento).

Si a los desocupados se le anexan a los que a pesar de estar ocupados buscan un trabajo adicional para mejorar su ingreso, se tiene que es mayor la presión sobre los mercados de trabajo, así por ejemplo, a finales de 1999 el 3.1 por ciento de la población económicamente activa se encontraba en esta condición, indicador que en 2000 y 2001 se sitúo en 2.6 por ciento y 3.6 por ciento respectivamente.

Según la Sagarpa la superficie agrícola del municipio de Culiacán se integra por más de 256 mil hectáreas, es decir, se dispone del 18% de la superficie cultivable estatal, de estas, 142 mil son de irrigación y 114 mil están expuestas a las condiciones climáticas por ser de temporal.

En términos generales su frontera agrícola es la más extensa en el estado, igual posición observa en la disponibilidad de superficie de temporal, pero en tierras bajo riego es el tercero, después de los municipios de Ahome y Guasave.

Cada ciclo agrícola el municipio produce alrededor de 2 millones 400 mil toneladas, es decir entre el 28 y 30 por ciento, de la producción estatal.

Las hortalizas son los productos más típicos de la región pues llegan a significar hasta el 60 por ciento de la producción agrícola. En apoyo a la actividad agrícola en el municipio se localizan diversas instituciones de capacitación agropecuarias, donde se incluyen 13 secundarias técnicas agropecuarias y la Escuela Superior de Agricultura dependiente de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

Como parte importante para el desarrollo agropecuario estatal funciona dentro del valle agrícola de Culiacán el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), cuyos investigadores orientan sus esfuerzos a extender la vida de anaquel de frutas y hortalizas, a determinar las características de calidad que definen el momento óptimo de corte en los productos hortofrutícolas, a reducir la magnitud de las pérdidas postcosecha, así como a encontrar alternativas de procesamiento industrial, con la finalidad de apoyar a los productores y promover el desarrollo socioeconómico.

Por su parte el Instituto Nacional de Investigación Forestal y agropecuario (INIFAP), se encuentra avocado a las experimentaciones para la búsqueda de nuevos híbridos, tratamiento de enfermedades y desarrollo tecnológico.

También es importante el apoyo del campo experimental de la Universidad Autónoma de Sinaloa en el desarrollo de mejores técnicas de cultivo, el estudio de híbridos y el desarrollo de variedades genéticamente más resistentes a las enfermedades, plagas y sobre todo a las condiciones climáticas locales.

Un sector importante de agricultores culiacanenses están a la vanguardia en la producción agrícola en el mundo. Se está a la altura de las mejores zonas productoras de Florida y California y se adapta la mejor técnica de cultivo de hortalizas de Israel a los campos de Culiacán, aunque también se mejoran las técnicas de cultivos que se disponen.

Los ganaderos de Culiacán han avanzado hacia la modernización de esta actividad, aunque se reconoce que aún coexisten diferentes ganaderías, dependientes del tipo de ganado que se tiene en producción y la forma en que se realiza. Estudios técnicos avalan la disponibilidad de 143 mil 685 hectáreas susceptibles de aprovechamiento ganadero, es decir, 30 por ciento del territorio municipal.

En la sierra y áreas rurales y en lo que se refiere a bovinos predomina una ganadería de tipo extensiva, en donde se aprovechan los pastos naturales y el ganado en su mayoría es destinado a producir carne y leche. En esa misma región, la inversión en ganado menor como son las ovejas, caprinos y cerdos son considerados como una especie de ahorro, del cual pueden disponer en cuanto lo necesiten esto hace que su crianza sea de traspatio o rudimentaria, lo mismo pasa con las aves de corral.

Culiacán, no es propiamente una región forestal, lo que ha implicado que la industria relacionada con este sector se tenga que abastecer de madera del vecino Estado de Durango. La industria relacionada con este sector, se integra con un aserradero que funciona en el predio de Bagrecitos dentro de la sindicatura de Tepuche y 6 en la periferia y zonas aledañas a la ciudad de Culiacán; asimismo se tienen 7 carboneras, 25 carpinterías registradas, un centro de acopio de estacón, un centro de secado, 4 fábricas de tarimas, 2 cajas de madera, una fábrica de chapa y triplay, una fábrica de muebles y 7 pasos de concentración de trocería y rollizos.

Las características geográficas del municipio ofrecen un gran potencial para desarrollar la pesca tanto en aguas dulces como la pesca estuarina y de mediana altura. En aguas dulces se captura mojarra, bagre, lobina, langostino y otras especies, esta se lleva acabo principalmente en los vasos de las presas Adolfo López Mateos, Sanalona y Juan Guerrero Alcocer.

Para apoyar a la actividad y en el vaso de la presa López Mateos opera un centro acuícola (El Verejonal) donde se cultivan anualmente 21 millones de unidades de crías de tilapia y bagre por temporada para su posterior siembra.

La práctica de la pesca en estuarios se extraen principalmente camarón, ostión, pata mula, almeja, lisa, mero y corvina; la captura de estas especies se lleva a cabo en la Bahía de Ceuta y Ensenada de Pabellón.

En la pesca de mediana altura se explotan camarón, calamar, atún, berrugata, cazón y tiburón. Los principales campos pesqueros del municipio son: Campo Esperanza en Costa Rica; El Conchal, El Robalar y Las Arenitas, en la Sindicatura de Eldorado; y el Ejido Nicolás Bravo y Cospita en la Sindicatura de Baila.

La comercialización de los productos pesqueros se orienta al mercado nacional e internacional. El camarón es la principal especie de exportación; se envía básicamente al mercado de Estados Unidos.

En Sinaloa, el mayor número de plantas industriales, se localizan en el municipio de Culiacán, pues concentra el 32 por ciento de los establecimientos industriales. La abundancia de materias primas de origen agropecuario y pesquero, ha propiciado que en el municipio, la industria de alimentos y bebidas, sea el subsector más importante de la producción manufacturera, más sin embargo los empresarios han empezado a diversificar la gama de productos y están incursionando en la maquila de ropa, productos plásticos, derivados de la madera y metálicos, entre otros.

3. Condiciones reales del trabajo agrícola, industrial de comunicaciones y transporte, del comercio

La política agrícola nacional ha modificado el contexto en que se desarrollan las actividades del campo. La apertura de mercados, menores susidios, crédito caro e insuficiente y el retiro de los organismos gubernamentales en materia de comercialización, han dañado significativamente la producción de granos básicos. La mayor parte de las agriculturas sinaloenses que producen para el mercado interno se encuentran con problemas de cartera vencida.

La explotación del sector ganadero en el estado está polarizada. Por un lado existe una ganadería extensiva complementaria de los ingresos de origen agrícola, de muy baja productividad. En el otro extremo está un sector moderno, capitalizado con altos niveles de sanidad y capaz de posicionarse en el renglón exportador. Los problemas que padece el sector no son pocos. La importación de carde de dudosa calidad, la dispersión de la actividad ente pequeños productores, la incipiente organización para la producción y comercialización y una cadena productiva fracturada por intermediarios, merman en ingreso del productor.

La apertura comercial gestó un serio proceso de desindustrialización que se reflejó en la severa disminución de la industria arrocera y aceitera. Recientemente cerraron dos plantas cementeras, una industria cervecera y un ingenio azucarero, con un costo sustancias en términos de empleo y desarrollo regional.

La ausencia de inversiones que nutran a la estructura productiva estatal lleva consigo el riesgo de un desmantelamiento de las plantas productivas, reducción de la producción y el empleo, deterioro de la calidad de vida y el inevitable aumento de los índices delictivos, en sus distintas manifestaciones.

La estructura del sector comercio presenta diversos grados de desarrollo. Existe un pequeño grupo de empresas modernas y con competitividad internacional. A la vez, existen también un gran número de pequeños comercios que muestran rezago tecnológico, ausencia de capacitación, baja calidad de servicios y dificultades para acceder al sistema financiero.

La crisis de diciembre de 1994 impactó a la economía y el empleo de los sinaloenses. Las actividades productivas de Sinaloa no están generando los empleos formales que exige la demanda de trabajo. La capacidad del sector formal de la economía estatal es de sólo 10.000 empleos anuales. Por tanto, el déficit es de 12.000 nuevos empleos. Esta situación, sumada al acumulado de años anteriores, presiona al mercado de trabajo.

4. Contrastes en las condiciones de vida zonales

Los que se ubican en el valle y la costa, tiene un buen desarrollo económico-cultural y social; sin embargo los municipios ubicados en la parte serrana y rural tienen todavía un nivel de marginación difícil de superar en el corto plazo por las condiciones topográficas que dificultan la introducción de infraestructura de servicios y centros de producción para disminuir la migración hacia el valle del estado o incluso fuera de Sinaloa.

 

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Geografia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda