Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La forma del conocimiento del amor en Sócrates

Enviado por samidejsj



"Es necesario desear la inmortalidad junto con el bien, si el amor tiene por objeto la perpetua posesión del bien" (206 e, El Banquete)

 

Para la siguiente disertación me parece conveniente tener en cuenta la forma en que se llega al verdadero amor o máximo bien a través de una escala dialéctica del conocimiento que conduce a la belleza. No es gratuito la forma en que están organizados los encomios a Eros. Efectivamente desde que entra el primer orador se muestra una idea de Eros como un dios, y luego va tomando cuerpo la composición del diálogo con los encomios a Eros, pero cada vez se va hablando en forma distinta y novedosa de Eros, hasta que llega el momento en que entra Sócrates en escena, para hacer su encomio y mostrar verdaderamente cuál es la naturaleza de Eros y el modo como se llega al verdadero amor a través del conocimiento, en forma ascendente.

Me parece importante mirar un poco el inicio del diálogo, en que Fedro, muestra a Eros como el más antiguo y reverenciado de todos lo dioses, que origina todo lo que es mejor en el hombre, pero Fedro no muestra una razón clara que explique cuál es su naturaleza y qué meritos tiene para ser Dios, además de ser el mayor causante de bienes para los hombres. También muestra la belleza en un solo cuerpo, porque dice Fedro que un enamorado se sacrificaría su vida por otro, tanto hombres como mujeres. Así mismo podríamos seguir hablando de cada uno de los personajes que hicieron su encomio y encontraríamos que cada vez se habla sobre el tema del amor, en una forma más profunda.

Ahora bien, la intención no es contar de nuevo lo que dijeron los personajes, ni la forma como está compuesto el diálogo, puesto que de alguna manera ya hemos visto a lo largo del recorrido que hemos hecho, donde todos han mostrado que el mayor causante de los bienes para los hombres es Eros y, así mismo, la forma como éstos quieren alcanzar la inmortalidad. Lo que quiero mostrar en esta disertación es efectivamente esa forma de ascenso que tiene la belleza y que los hombres deben comprender para alcanzarla y contemplarla para siempre.

La mayoría de los seres humanos están en la búsqueda de la inmortalidad y lo hace a través de los cuerpos bellos por medio de la procreación de los hijos,( Cf. 208e) pero ocurre que algunos se quedan en lo meramente estético y no logran trascender los otros estados o dimensiones de la belleza. Por otra parte, cuando la mayoría de los hombres, no buscan explicaciones o se preguntan por el origen o naturaleza del mayor bien, para alcanzar la inmortalidad, cree, y pretende hacer creer, - ya sea por ignorancia o por superstición – que hay un bien absoluto o que tendremos la inmortalidad, pero nunca explican el porqué de ésta trascendencia que lo lleva a ser inmortal.

También, hay otra clase de personas en la sociedad que se dedican a otras cosas o niveles de conocimiento como el arte, la poesía, la medicina etc., a través de las cuáles van adquiriendo, nuevas formas de concebir el bien y, esto es bello porque los hace virtuosos, pero la belleza como tal, trasciende más allá de todo eso, es decir, sobrepasa todas las dimensione del común de la sociedad. Es ahí donde efectivamente, aparecen aquellos que verdaderamente se preguntan por la naturaleza y el origen de las cosas, por cómo alcanzar la virtud, y cuál es el mayor de los bienes para el alma, y que luego los lleva a alcanzar la inmortalidad, contemplando entonces la belleza para siempre.

Entonces, yo plantearía (aunque no lo afirmo, hasta no haber investigado más) que en este grupo de los que se preocupan por llegar a contemplar la belleza a través del conocimiento, dentro de la sociedad, es el grupo de los filósofos. Por esta razón, hago la relación con la composición del diálogo, puesto que al comienzo aparecen los que hablan de la manera como desde una visión menos profunda, planteando la forma como se alcanza el mayor bien a través de Eros. Luego, los discursos van avanzando en profundidad y conocimiento hasta que le llega el turno a Sócrates, quien a través del mito de Diótima, explica muy filosóficamente cuál es la naturaleza de Eros y su papel dentro de los dioses, además que no es un Dios, sino un Demon.

Es así como, Sócrates (por boca de Diótima) en su discurso parece resumir todo lo que los anteriores expositores han dicho, pero desde una forma muy filosófica muestra las "etapas" menores del amor. El discurso de Sócrates, dice que el candidato para la iniciación plena en el amor, tiene que estar enamorado de un cuerpo bello y engendrar pensamientos nobles. Pero pronto tiene que ver que la belleza no está en un solo cuerpo y que esta belleza es por doquier la misma, entonces debe despreciar la pasión individual de la misma. El paso siguiente es aprender a valorar la belleza del alma, más que la del cuerpo y, amándola incluso en un cuerpo menos agraciado, dar a luz el tipo de ideas que hace mejor a los jóvenes. Entonces esto le llevará a mirar la belleza en los modos de vida y de las leyes. Al ver que todo esto guarda relación, entonces lo llevará a tener en poco la belleza física.

Al aprender a valorar la belleza en el alma, más que lo estético, (es decir, no quedarse en la belleza de un solo cuerpo), el hombre tiene que ser guiado a la belleza del conocimiento en todas sus formas, y de esta manera, ya no se va a seguir dedicando a un solo cuerpo o actividad, sino que, al contemplar la belleza en su totalidad, producirá pensamientos muy buenos en la abundancia de la filosofía.

Por otra parte, y según Sócrates, todos estos son medios para llegar a contemplar la belleza en su plenitud, puesto que la belleza es eterna e inmutable y nunca es otra cosa que no sea belleza, en ningún aspecto, en ninguna parte y bajo ningún criterio; no es física, ni es razón o conocimiento, no está en ninguna parte, sino que es absoluta y única. Hay belleza estética que participan de ella, pero si mueren no le afectan para nada, porque la belleza plena es inmutable.

En el contexto de la mayoría de los hombres que conforman la sociedad se encuentra un componente muy parecido a este diálogo, puesto que hay muchas personas a través de diferentes profesiones y medios de conocimiento que buscan la virtud y el conocimiento para el bien de la polis lo cual es bello, pero sólo aquel que es capaz de trascender o escalar por los peldaños que lo conducen a buscar el mayor bien y contemplar la belleza como tal, es el que se convierte en un Demon y es capaz de ser intermediario entre los dioses y los hombres, como lo es Eros que siempre está al acecho del bien. Esto lo convierte en un Demon mediador entre los dioses y los hombres. Aquí me atrevo a decir que el filósofo es uno de los que como Eros, están siempre en la búsqueda del bien a través del conocimiento. Entonces el filosofo se puede llegar a convertir en un Demon al encontrar el camino que lo conduce a la plenitud de la belleza.

¿Por qué digo estas cosas? Simplemente porque en el diálogo anterior, Sócrates decía que Eros es un Demon, y que es el mediador entre los dioses y los hombres. Según Sócrates, por boca de Diotima, dice que así mismo, está falto de lo bueno y de lo bello pero, vive siempre al acecho de alcanzarlo y cuando lo alcanza lo contempla para toda la vida. Si miramos bien, vemos que de la misma manera el filósofo es un Demon, porque está siempre en la búsqueda de la verdad y quiere alcanzar el verdadero conocimiento para inmortalizarse.

Por tal motivo, digo que no es gratuito, que la estructura del diálogo esté organizada de tal manera que, pasando de una dimensión a otra y de un discurso a otro cada vez más profundo, hemos ido escalando hasta llegar a la verdad sobre el papel de Eros entre los dioses y su misión entre los hombres. Sócrates es el último que hace su encomio, y es el único (como filósofo creo yo) que es capaz de explicar la naturaleza y papel de Eros, y quién a su vez, también explica (a través del mito de Diótima), el camino para alcanzar la inmortalidad a través de la belleza plena. Cabe anotar que la finalidad no es un determinismo que condiciona a los hombres para alcanzar la inmortalidad, sino que es precisamente a través del anhelo por la belleza y el deseo de poseer el bien, pasando de una dimensión a otra como se alcanza la inmortalidad

Finalmente Sócrates dice; que escuchando el discurso de boca de Diotima, y conociendo por este discurso, la naturaleza de Eros, pretende persuadir a los demás para que honren a Eros, ya que no hay otro mediador como este para alcanzar el don de poder contemplar la belleza como tal, pues Eros está siempre al acecho del mayor bien. Yo diría, por tal motivo, que si analizamos el papel de los filósofos en nuestra sociedad, y nos diéramos cuenta de lo importantes que son para alcanzar el conocimiento, (no le haríamos encomios como a Eros) pero, serían dignos de mayor atención, por estar encargados de ayudar a buscar la virtud del alma a través del conocimiento.

BIBLIOGRAFÍA

Platón. El Banquete. Editorial Planeta Agustín. Traductor, Martínez Hernández. 1993.

W. K. C. GUTHRIE. Historia de la Filosofía Griega. Tomo IV. Platón. El Hombre y su Diálogos, primera época. Págs. 361 – 363.

 

 

 

Samuel Darío Moreno Rincón


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Pitagoras y el pitagorismo

    Biografía de pitagoras. Armonía de los contrarios. La comunidad pitagorica. Nació hacia el año 578 ac. En samos (rival ...

  • Filósofos de la naturaleza

    Sócrates. La Política. Enseñanzas. El juicio. Tales de Mileto. Platón: Obra; Teoría de las ideas; Teoría del conocimien...

  • Eutanasia

    Definición del término eutanasia. Eutanasia: ¿Existe un derecho a morir?. Formas de aplicación de la eutanasia. La batal...

Ver mas trabajos de Filosofia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda