Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La Globalización como concepto

Enviado por millysal



Partes: 1, 2

Indice
1. Concepto de la Globalización
2. República Dominicana en el Marco de la Globalización
3. La Globalización y los Sectores Empresariales en República Dominicana
4. Conclusión
5. Bibliografia

1. Concepto de la Globalización

Globalización es una palabra joven que a pesar de ello, en menciones diarias, hace tiempo dejó atrás a otras como imperialismo, marxismo, capitalismo, etc. Pues millones de veces cada día es referida por alguien en el mundo, muchas veces unida a otra, hasta hace poco muy de moda: neoliberalismo.
La palabra todavía en la mente de la gente no llega a ser un concepto, es más, la mayoría de las personas incluso las públicas que la utilizan, no son capaces de definir lo que ella significa y cuando vemos lo que su uso implica, entonces entendemos, que se trata de la síntesis de un proceso al que ha llegado la humanidad. La aceptación de que este proceso ha dado lugar a una Era, la cual es una característica del mundo actual es la tendencia a la globalización, fenómeno que aún no siendo exclusivamente americano, es más perceptible y tiene mayores repercusiones en América. Se trata de un proceso que se impone debido a la mayor comunicación entre las diversas partes del mundo, llevando prácticamente a la superación de las distancias, con efectos evidentes en campos muy diversos. La misma constituye la característica más típica del mundo de hoy.
La globalización es un proceso económico, político y social que si bien es cierto no es nuevo, ha sido retomado con mayor énfasis en los países en desarrollo como premisa especifica para lograr un crecimiento económico y erradicar la pobreza. Pero este fenómeno en ningún momento fue concebido como modelo de desarrollo económico, sino más bien como un marco regulatorio de las relaciones económicas internacionales entre los países industrializados.

El término engloba un proceso de creciente internacionalización o mundialización del capital financiero, industrial y comercial, nuevas relaciones políticas internacionales y el surgimiento de la empresa transnacional que a su vez produjo como respuesta a las constantes necesidades de reacomodo del sistema capitalista de producción nuevos procesos productivos, distribuidos y de consumo deslocalizados geográficamente, una expansión y uso intensivo de la tecnología sin precedentes.

La globalización es parte de un proceso histórico del capitalismo en donde se constituye un nuevo ordenamiento internacional en el marco de un mundo unipolar, después de la desaparición del conflicto este-oeste, de la desaparición de la amenaza nuclear y de una subversión que ponía en peligro el orden capitalista mundial. Es un proceso que da cuenta de un cambio en la naturaleza, en el escenario en los actores y en los medios de una lucha a escala mundial por controlar los mecanismos que permiten la creación, apropiación y destino de excedente económico.

En la naturaleza porque es una lucha dentro del orden capitalista mundial, cuyo fin es preservarlo y reproducirlo, concluyendo así el enfrentamiento por la supremacía cuya base fue el uso del poder militar. Este orden mundial "occidental "no enfrenta por el momento ninguna fuerza externa ni interna que lo ponga en peligro. Es un proceso de cambios todavía no estabilizados, no es el fin de la historia, pero si está aún en momentos de euforia, donde no se ha manifestado ninguna capacidad seria de resistencia ni de construir utopías alternativas y tampoco se vislumbran fuerzas que puedan amainar sus vientos huracanados. Vientos que generan el desmantelamiento y exclusión de las actividades y actores que no poseen la dotación de recursos para competir, polarizando aún más las relaciones sociales.

El nivel de polarización ha llegado a extremos tales que según el Human Development Report de 1998, las 225 personas más ricas del mundo tienen un ingreso equivalente al ingreso anual del 47% de la población del mundo (2.7 millones). Las tres personas más rica del mundo poseen activo que supera el PIB conjunto de los 48 países más pobre del mundo.

En el escenario, porque el foco de la confrontación se centra exclusivamente en el proceso de la creación y apropiación de las riquezas a través de la expansión y creación de un mercado universal de bienes y servicios.

Cambian los actores, es la lucha por la supremacía universal de las grandes corporaciones y del orden que ellas imponen, cuya lógica fundamental es la producción de su capital a escala mundial.

Se produce un cambio de medios con los que se realiza la lucha: los nuevos medios son aquellos que contribuyen a crear competitividad y a mejorar la capacidad de competir en los mercados internacionales.

Habiendo cambiado, la naturaleza, el escenario, los actores, y los medios de la confrontación internacional y moviéndonos por ahora en el marco de la unipolaridad y la supremacía del "orden capitalista y occidental" la tarea más inmediata, en la lógica del proceso de globalización, es crear un solo mercado a escala mundial. Para esto será necesaria la participación de varios elementos.

1.- Crear el mercado universal solvente, reduciendo al mínimo los aranceles y desmontando las barreras arancelarias y no arancelarias, así como cualquier forma de discriminación comercial y financiera. De esta manera los mercados nacionales solventes que antes fueron protegidos se integran al mercado mundial. El proceso implica que se agregan nuevos mercados solventes (ampliando las coberturas de liberación e incorporando nuevas disciplinas comerciales) y se crean reservas de mercados (Los mercados ex socialistas y el de los excluidos en los países pobres).

Este proceso se ordena a través de la normativa de la Organización Mundial del Comercio (OMC) quien se mueve sobre la base de claros principios: el de la transparencia cuyo objetivo es eliminar las incertidumbres en la formulación y aplicación de las políticas comerciales, el de no discriminación cuyo objetivo central es buscar un trato igual para todos mediante el principio de la nación más favorecida (Artículo I del GATT) y trato nacional a los productos importados (Artículo 3 del GATT), es decir, un trato no discriminatorio contra el producto importado.

2.- Homogeneizar los gustos. La creación del mercado universal no basta, este es la base pero es necesario convertir al consumidor solvente en una categoría universal para esto hay que crear consumidores a escala universal a través de homogeneizar los gustos. Utilizando los medios masivos de comunicación se crea un patrón "del buen vivir", se estandarizan las marcas y se homogeneizan las aspiraciones, constituyendo "élites globalizadas" y "clases medias globalizadas" quienes siguen los mismos estilos de consumo mostrando preferencias por las mismas marcas globales.

3.- Creando el "mercado universal" y homogeneizando los gustos es necesario armonizar los marcos legales referidos al comercio y al movimiento de capital. Lo ideal es que todos los países tengan las mismas leyes referidas al tema del comercio de bienes servicios y capital. Para esto se establece una normativa mínima de principios que los países deben respetar a través de la OMC y se crea un cuerpo de solución de controversias inapelable lo cual constituye la base del sistema legal en los aspectos de comercio.

4.- No basta la disponibilidad de las leyes, también es necesario garantizar un mínimo de institucionalidad y eficacia de las mismas, así como un mecanismo de arbitraje de los conflictos que sea confiable, transparente y eficiente. El capital en su proceso de acumulación y reproducción a escala mundial necesita árbitros locales lo menos permeado posible por aquellos sistemas políticos basados en una cultura de la ilegalidad e impunidad, generadores de arbitrajes retorcidos. De ahí la necesidad de fortalecer la institucionalidad, la transparencia y disponer de un marco legal que pueda arbitrar confiablemente y garantizar un "trato nacional" al foráneo.

Hay que destacar que este proceso se ha visto facilitado por tres factores esenciales: el desarrollo de la tecnología como fuente la competitividad, la nueva tecnología de la comunicaciones que crea la "aldea global" y los desarrollos de los mercados financieros que permite el movimiento de los flujos de capitales a escala mundial en forma casi instantánea.

Uno de los retos del siglo XXI es la Globalización, la cual es una mezcla de luces y sombras, que esta precedida por la más profunda revolución científico-tecnológica que ha conocido en su historia el género humano, la cual ha permitido crear un mundo sin fronteras que ha hecho variar los conceptos de tiempo y espacio.

Como consecuencia de la Globalización en la actualidad hay un proceso de internacionalización de la producción y de la comercialización de productos, así como una mundialización de las comunicaciones y de las finanzas.

Esa es la globalización parte de la evolución de la historia de la humanidad y tenemos que preparar a nuestro, países para aprovecharla.

Origen y Causas de la Globalización

La globalización comenzó a partir de 1492, cuando la humanidad comenzó a dejar de creer en la superstición que el mundo era plano y se fue convenciendo de que vivíamos en una tierra en forma de globo. Posteriormente, a través de los últimos cinco siglos, este proceso ha venido acelerándose gradualmente, en la misma medida en que la humanidad ha desarrollado medios más económicos de transportación y de comunicación. La Revolución Industrial, por tanto, sirvió como catalizador de este proceso.

Los orígenes del fenómeno se remontan a las dos décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial, en el cual los países industrializados de Norteamérica, Europa y Asia alcanzan tasas de crecimiento del PIB tres veces superiores que en los 130 años precedentes, lo que a su vez provoca una expansión a nivel mundial de las transacciones comerciales de estos países.

Con el fin de regular las crecientes relaciones comerciales, los países en cuestión generaron una estrategia económica y política de liberar todas las barreras al libre comercio, implantadas por la estrategia de sustitución de importaciones. Producto de ello son las negociaciones del GATT, la creación del FMI y el BM, las áreas de libre comercio subregionales, etc.

Este proceso se vio acelerado por las diferentes crisis en que se vió inmerso el entorno internacional en los años 1971 (crisis del dólar), 1973 y 1979 (crisis del petróleo) y en 1982 (crisis de la deuda) un reflejo de ellos es la caída de los porcentajes de los flujos de inversión directa procedente de los países ricos hacia los países en desarrollo. Del total registrado en las dos décadas anteriores, esto descendieron a una tercera parte en la década de 1970 y al 25% en el período comprendido entre 1980 y 1984; sin embargo, otro elemento que ayudó al avance vertiginoso del mismo fue el surgimiento de una teoría económica a tono con los requerimientos del fenómeno: la contrarrevolución neoclásica o neoliberalismo. Este no es más que un programa económico ideado originalmente en la escuela de Chicago, siendo Chile el primer país de América Latina que implementó este programa a nivel macroeconómico.

Hoy, grandes fuerzas de nuevo están acelerando la globalización.

  1. LA REVOLUCION TECNOLOGICA Y CIENTIFICA: que está facilitándoles a la humanidad servicios de transporte, información y comunicación cada vez más rápidos, mejores y baratos; así como más redes para interconectar a las personas y los pueblos globalmente.
  2. LOS FRACASOS DE LOS REGIMENES COMUNISTAS Y DE ALGUNOS PROGRAMAS SOCIALISTAS: que trajeron consigo el hecho de que más países se estén vinculando al sistema de libre empresa, desencadenando las iniciativas privadas en estos países e iniciando profundos y amplios procesos de liberación y privatización en sus sistemas económicos.
  3. LA MADURACION DE LOS MERCADOS EN LOS PAISES MAS DESARROLLADOS: lo cual ha disminuido las tasas de crecimiento de estas naciones, provocando que sus exportadores sean más agresivos y que los gobiernos les regulen más sus sistemas económicos para estimular el crecimiento económico, basándose en la expansión del comercio internacional y la atracción de inversiones extranjeras.
  4. LA INTEGRACION ECONOMICA INTERNACIONAL: que está contribuyendo a disminuir los tipos y niveles de los aranceles de la mayoría de las naciones del mundo, que sus monedas sean intercambiables libremente a tipos de cambio flotantes, y que los capitales de sus inversionistas se muevan con más libertad.

Este conjunto de fuerzas está creándoles tanto oportunidades como penalidades a las naciones que, como la nuestra, están involucradas en estos procesos. Estos cambios están desafiando a nuestros empresarios, porque cada vez más tendrán que desenvolverse en un ambiente con mayor número de competidores, más agresivos y más rápidos, y por ende, más eficientes. Pero sobretodo, estos cambios no están ofreciendo grandes oportunidades en forma de nuevos mercados, con menos barreras para penetrarlos, conquistarlos y de esta manera, hacer dinero con el comercio internacional, comprando a donde nos venden más barato y vendiendo a donde podamos vender más caro.

Con la entrada en vigencia de los Tratados de Libre Comercio de Bienes y Servicios y de Promoción y Protección de Inversiones de la República Dominicana con las (14) naciones que componen la Comunidad del Caribe (CARICOM) y el Mercado Común Centro Americano (MCCA), ha llegado el momento de que pasemos de la teoría a la acción, de hablar de libre comercio a dejar que nuestros pueblos comercien mas libremente entre ellos; de perderle el miedo a los cambios que nos trae la globalización y de comenzar a aprovechar las oportunidades que se nos abren por todos los lados, precisamente gracias a la globalización. Conviene saber hacia donde van las cosas, para uno colocarse en la mejor posición estratégica para explotar exitosamente dicha situación.

Desde los inicios del decenio pasado, la economía dominicana se ha caracterizado por altas tasas de crecimiento de la producción, el empleo y baja inflación, todo ello estimulado por un entorno internacional favorable y un crecimiento del consumo y la inversión privada. La inversión ha ayudado al crecimiento ya que en los últimos años de cada peso dominicano, 21 centavos se destinaron a la inversión, es decir a generar riquezas, siendo esta financiada por el ahorro interno en 18 centavos por cada peso (Datos del Banco Central de la Rep. Dom.). A esto le agregamos los continuos superávit que presentan las zonas francas. Es importante destacar el que esta forma de crecimiento no brinda al país seguridad ya que estos capitales golondrinos pueden con facilidad abandonar nuestro territorio, si las condiciones imperantes no son factibles para la inversión. Si observamos la balanza de pagos en los últimos años la balanza comercial ha crecido negativamente en 12.6%, gracias a la baja experimentada por las exportaciones de los productos nacionales, pero sin embargo los servicios han tenido un crecimiento sostenido especialmente el sector turismo que creció una tasa promedio de 12.8% según datos de la Cámara de Comercio Dominicana. Las exportaciones han colaborado con el crecimiento de la República Dominicana pero no de una manera significativa.

Es inevitable que nuestro gobierno invierta en la educación, que tome medidas para el desarrollo del sector agro-industrial para poder progresivamente aumentar la participación en otros mercados y poder tener así una alternativa compensatoria en el supuesto de que nuestras principales fuentes de divisas disminuyan su participación en la nación.

La Globalización desde el punto de vista de la Economía
Si restringimos el campo de observación y nos centramos en la economía, ¿qué es y hace la globalización económica? ¿Acaso su esencia es mundializar la economía de mercado? La respuesta debe ser radicalmente negativa. No, lo que hace es globalizar el sistema económico capitalista, dentro del que el mercado es solo uno de los componentes –además, de condición concreta muy variada- junto a relaciones y grupos sociales muy específicos, estructuras de poder e instituciones de carácter dispar.

La apertura de la economía dominicana a los mercados internacionales debe ser un instrumento de desarrollo y no un fin en si misma y por tanto debe realizarse de una manera "dirigida y gradualmente".

El estado requiere de la colaboración estrecha de empresarios que sean puntuales para ofrecer al país sus numerosos servicios públicos, pero al estado también le corresponde cumplir con sus obligaciones como el manejo y cobro de impuestos con un ojo puesto en las necesidades fiscales y el otro en las necesarias condiciones de competitividad que no deberían ser cercanas justamente cuando se hace frente.

Las exportaciones mantendrán un crecimiento ascendente, porque ofrecen mayores oportunidades al país, para ampliar su participación en el mercado externo, hacer frente a los retos de una economía globalizada que exige calidad y eficiencia en lo que se aporta.

En esta última década hemos experimentado lo que se ha llamado "internacionalización de la vida ordinaria" de todos y cada uno de los habitantes de este planeta. El mundo de hoy se ha convertido en una aldea planetaria. El más remoto y apartado lugar de nuestra nación se encuentra, de alguna manera, interconectado con lugares y regiones que pertenecen a otras naciones. Todos sabemos que podemos encontrar productos, ideas y hasta actitudes propias de un suburbio de Nueva York en cualquier campo de la zona rural del país. También sabemos que la mayoría de nuestros procesos productivos desde el turismo hasta las agro-industrias están vinculados principalmente a Norteamérica, Japón o Europa.

El acelerado proceso de innovación y transformación de la economía y de la vida social en general implica que constantemente estemos expuestos a los cambios. Nuestras actividades y nuestras instituciones experimentan a diario el impacto del Internet, de los satélites y de los jets. La vida común no puede realizarse sin que hagamos uso de toda una serie de instrumentos modernos que nos inundan con ideas y técnicas nuevas y que abren una serie de posibilidades insospechadas.

La Globalización desde el punto de vista de la Adm. Y el Mercadeo
Mientras algunos países de vasto desarrollo económico como Estados Unidos, la Unión Europea, Japón y Australia invierten fondo para investigar las forma de "agregar valor" a sus productos, los países en vía de desarrollo ni siquiera conocen el término. Mientras los productores de países desarrollado exprimen el ultimo "aserrín de utilidad de sus productos pensando siempre en conseguir los mejores precios posibles. En los países en desarrollo los productos tienen precio fijo preestablecido por el mercado. De ahí la diferencia entre productores con visión empresarial de maximización de beneficios en comparación con productores que aceptan los precios fijados de ante mano por los mercados. Los primeros los que han progresado y han convertido sus países y comunidades con verdaderos poderes económicos. El valor agregado es un concepto poderoso que debe enmarcar el modelo de trabajo de cualquier empresa. El concepto se basa en que los productores y procesadores deben invertir sus recursos y esfuerzos en actividades que mejoren el valor de sus productos finales eliminado aquellas actividades que no agregan ningún valor, que no son necesarias e implican altos costos operacionales. Debemos decir que la falta de tecnología ha impedido impulsar empresas rentables y competitivas. Es inminente e impostergable la introducción de nuevos productos, que faciliten el acceso de pequeños y grandes empresarios a los avances tecnológicos y a la economía mundial y así participen de los nuevos formatos comerciales mundiales.

La industrialización tiene múltiples beneficios, e incluye transferencia de poder de negociación y de mercadeo. La posibilidad de transformar la materia prima en productos, conlleva beneficio.

A nivel de la administración y del mercadeo de las empresas se debe tomar conciencia del avance de la tecnología, la comunicación que nos ha convertido en una aldea global, la capacitación del personal, la variedad de productos, estos deben ser producidos para cumplir con los más altos estándares de calidad, pues si no cumple con los requerimientos de la clientela en término de calidad, siempre va haber un efecto negativo en su costo de producción sin mencionar un descreimiento de las ventas por insatisfacción de los consumidores. Sin embargo, si se producen bienes con calidad por encima de los requerimientos del mercado, también se pierde recurso de un costo de producción elevado como resultado de realizar actividades innecesarias. En otras palabras removiendo los insumos, algunos pasos del proceso, cambiando un empaque a formato más barato sin impactar los precios del producto ni la demanda del mismo, se agrega valor pues de esta forma se pueden maximizar las utilidades netas de los productos. Valor agregado desde el punto de vista del consumidor es una estrategia de mercadeo cuyo fundamento es la necesidad y la percepción de la clientela. Agregar valor es adicionar características a un producto específico. Ejemplo: La deshidratación de los alimentos para su exportación, enlatado, empaques específicos y mercadeo.

Ventajas de la Globalización
La globalización se asocia a un proceso positivo de integración de las economías mundiales, intrínsecamente relacionado con
la flexibilización de los movimientos de mercancías, capitales y personas entre países. El logro de un mercado común, libre de barreras aduaneras, en donde la movilidad de los factores y la información posean agilidad y bajo costo de transacción, tiene por objetivo el aumento del bienestar social y la mejor asignación de los recursos económicos.

La globalización fruto de una combinación de tecnología e información es la culminación de un proceso que no está dirigido por gobiernos, ni ideologías, aunque resulten beneficiados, que basa su fuerza en al oferta de conocimientos a todo el mundo, aunque solamente puedan accesar a la mayoría de ellos quienes dispongan de una conexión telefónica y una PC, pero sobre todo, que propicia el control de la humanidad a través de la cultura y que, mediante ella, está en capacidad de inducir la conducta de los individuos.

El mundo, ahora, está conectado en términos inmediatos, pero no las naciones, no las personas ricas e importantes solamente, sino el más simple de los mortales.

La globalización es una Era, no puede ser evitada por quienes vivimos en el planeta y, en sentido general es buena, pues permite la oferta de servicios y conocimientos a la persona y la sociedad, a veces sin costo monetario, que antes parecían imposibles e incosteables.

Para juzgar las ventajas y los inconvenientes de la globalización, es necesario distinguir entre las diversas formas que adopta ésta. Algunas formas pueden conducir a resultados positivos y otras a resultados negativos. El fenómeno de la globalización engloba al libre comercio internacional, al movimiento de capitales a corto plazo, a la inversión extranjera directa, a los fenómenos migratorios, al desarrollo de las tecnologías de la comunicación y a su efecto cultural.

Por ejemplo, la liberalización de los movimientos de capital a corto plazo sin que haya mecanismos compensatorios que prevengan y corrijan las presiones especulativas, ha provocado ya graves crisis en diversas regiones de desarrollo medio. Esta crisis ha generado una gran hostilidad a la globalización en las zonas afectadas. Sin embargo sería absurdo renegar de los flujos internacionales del capital que son imprescindibles para el desarrollo.

En general, tal y como se ha argumentado en epígrafes anteriores de este tema, el comercio internacional es positivo para el progreso económico de todos y para los objetivos sociales de eliminación de la pobreza y la marginación social. Sin embargo, la liberación comercial, aunque beneficiosa para el conjunto del país afectado, provoca crisis en algunos sectores que requiere la intervención del estado.

Como consecuencia de la globalización en la actualidad hay un proceso de internacionalización de la producción y de la comercialización de productos, así como una mundialización de las comunicaciones y de las finanzas.

En este mundo moderno, ya un producto no se elabora en un solo lugar. Las distintas partes que lo componen se procesan en distintos lugares del mundo y su ensamblaje final se produce en otro rincón del planeta. Existen más oportunidades de educación, de salud y producción ese es el lado luminoso del fenómeno que vivimos. Hay más comunicación de la información disponible.

La globalización hace que en todo el mundo la gente suspire por lo mismo y comunique sus ansias y sueñe con lo mismo, entonces ¿por qué estar separados, por qué luchar como enemigos, si los enemigos ya no existen, si cada noche los jóvenes, incluso de China, conversan con los de América y se cuentan las penas del día con los de Europa a quienes envían música local, mientras buscan establecer relaciones amorosas con alguien en Australia?

Entre los actores que se han beneficiado de la globalización están las instituciones financieras, las empresas multinacionales, las mafias internacionales, turistas, ONG, y la mano de obra muy calificada.

La globalización económica, o el aumento del comercio exterior, se ven favorecido por la apertura y liberalización de los mercados y por el impacto de la actual revolución tecnológica sobre las comunicaciones tanto físicas (transportes), como electrónicas (información). Uno de los aspectos claves es la gran movilidad del capital financiero, la existencia de un mercado planetario donde diariamente y a la instantánea velocidad de la luz, las redes electrónicas mueven e intercambian sin control, 1,5 millones de millones de dólares. El 20% de los bienes y servicios producidos anualmente son exportados e importados.

La globalización también ofrece grandes oportunidades para erradicar la pobreza, extender la democracia, obligar a respetar los derechos humanos y empezar a caminar hacia el desarrollo sostenible. En los últimos años se han firmado o se están negociando Convenios internacionales sobre Protección de la Capa de Ozono, Cambio Climático, Biodiversidad, Desertificación y Contaminantes Orgánicos Persistentes, entre otros.

El desarrollo tecnológico y el actual grado de desarrollo permiten erradicar la pobreza y solucionar los problemas ambientales, pero para ello se requieren cambios profundos y desde luego nada fáciles de lograr. Las razones y los datos que avalan el pesimismo son enormes, pero también hay signos para el optimismo, como el fin de la guerra fría y la amenaza nuclear, la disminución de los gastos en armamento, la disminución de conflictos, el freno del crecimiento demográfico en la mayoría de los países, el desarrollo de las energías renovables, las nuevas tecnologías de la información, la extensión de la democracia a más países que nunca, el mayor respeto de los derechos humanos, la mayor igualdad entre hombres y mujeres, la extensión de la educación, el mayor rechazo de la corrupción, o la generalización de las ONG y la mayor participación de la sociedad civil.

La industria nuclear ha entrado en un declive irresistible, y los cultivos y alimentos transgénicos pueden correr igual suerte, ante el masivo rechazo de los consumidores. La generalización de Internet y de los teléfonos móviles permite dar a conocer cualquier denuncia de forma instantánea a todo el mundo. Internet no solo es un instrumento del capital, sino que puede servir, y sirve, para luchar por la equidad social y la sostenibilidad ambiental.

Críticas y Desventajas de la Globalización

El triunfo internacional del sistema de libre comercio está generando una reacción crítica que se aglutina como movimiento anti-globalización. Los críticos de la globalización consideran que aunque este fenómeno esté resultando favorable para la prosperidad económica es definitivamente contrario a los objetivos de equidad social. La protesta que se manifiesta en enfrentamientos contra los organismos internacionales, como el FMI, OMC y otros, es de hecho una reacción contra el excesivo triunfalismo del liberalismo económico que debe ser tenida muy en cuenta.

La voz de las ONG y otros participantes del movimiento anti-globalización está teniendo un eco en el interior de estos organismos internacionales que cada vez están mostrando mayor conciencia de la necesidad de afrontar los problemas sociales globales a la vez y con el mismo interés que los financieros. Por otra parte, es posible que los críticos anti-globalización no sean consciente de los efectos

Las víctimas del dualismo económico se cuentan por millones. Los que no pudieron -ni podrán- cruzar el muro de la pobreza están pagando cara la globalización, el libre comercio, la economía de mercado y la competitividad. Una enorme subclase inmóvil opta en forma permanente entre el paro o la pobreza. El ejército multinacional de los desamparados, excluidos y carentes, se sienten definitivamente apartados de la gran aldea global. Los nuevos pobres, generados por esta economía a dos velocidades, integran el "ejército en la reserva", en permanente adaptación hacia abajo.

El miedo al mañana, la angustia y la inseguridad, impulsan esta nueva "era de las desigualdades" (Fitoussi). Las víctimas del "horror económico" (Forrester) se sienten definitivamente excluidos de "integrar la red". "La mayoría insatisfecha" sufre aturdida las consecuencias de la privatización, la liberación y la desregulación, realizadas en nombre del progreso.
Trabajador de usar y tirar, disponible en el momento justo y por el tiempo necesario, flexibilizado, excluido, padeciendo los modernos procedimientos de reducción (downsizing), desplazamiento (outsourcing), reorganización (re-engineering), sienten que han caído -definitivamente- en "la trampa de la globalización" (Martin y Schumann).

Antes de buscar opiniones y cifras sobre "los perdedores" adelantarán alguna información demostrativa del panorama después de la tormenta. El desempleo en el mundo ha alcanzado (según datos del año 1993) su nivel más elevado desde la gran depresión de 1930. Más de 800 millones de seres humanos están desempleados o subempleados en el mundo. En la actualidad, por primera vez, el trabajo humano está siendo paulatina y sistemáticamente eliminado en el proceso de producción. Tan sólo en Estados Unidos, en los años venideros más de 90 millones de puestos de trabajo de los más de 124 existentes son potencialmente susceptibles de ser sustituidos por máquinas.

Como consecuencia de los adelantos en la automación se pronostica que en los próximos 30 años tan sólo un 2% de la actual fuerza laboral será necesaria para producir todos los bienes necesarios para satisfacer la demanda total.
La proporción de masa laboral europea empleada en el sector industrial y en el sector servicios se reducirá de 35% (1993) a un 25% dentro de 10 años, con una posterior reducción de hasta el 15% al cabo de un período de 20 años.

La reingeniería económica podría dar como resultado una cifra no oficial de desempleo del orden del 20% en Estados Unidos cuando el actual fenómeno de reestructuraciones esté en pleno régimen.

El ascenso de los oligopolio globales en la forma de corporaciones multinacionales: Se dice que las corporaciones no tienen más alternativa que transformarse en corporaciones globales y transnacionales, junto con --y esto es importante-- los bancos transnacionales, que se han transformado en los poderes más influyentes, mucho más influyentes que los estados nacionales y sus economías nacionales (Strange 1991).

Pretenden que pueden seguir abusando de la inmovilización del trabajo, para imponer al trabajo más sacrificios. Pero los salarios ya llegaron a sus extremos de miseria, y el desempleo desborda la capacidad de los sistemas económicos. La masiva tristeza en materia de compras no es estimulo para ningún relanzamiento de la inversión, ni favorece la existencia del poder inversor ni el crecimiento de las capacidades fiscales. El manejo que hacen de la riqueza de los países, sobre todo acá, en los tradicionales rincones coloniales, siempre vieron como más conveniente "el crecimiento hacia fuera". Y ese crecimiento ya se terminó. Ya ni siquiera les permite a los gobiernos vasallos continuar sirviendo el pago de las deudas. ¿Qué puede hacer México, por ejemplo, con su Presidente y sus Secretarios tozudamente dirigidos a seguir sosteniendo la dependencia con el mercado norteamericano, si este mercado que recibía el 90% de las exportaciones, ya se hundió?

¿Dónde podrán contratar más deudas De la Rúa, para seguir comprometido en el pago de deudas con un riesgo país de más de 2400 puntos? Mientras, el capital se atrinchera y defiende con "reingenierías" y despidos, bajas en la producción, devaluaciones y cierres. Mientras los gobiernos en una inusitada muestra de estupidez siguen recitando el Corán neoliberal. Compases de enfriamiento y anuncios de mayores problemas. Allí está ya preparada la bomba japonesa, o lo que traen esas tasas de Mr. Greenspan, tan inferiores ya a la inflación.

La globalización se rige por las meras leyes del mercado aplicada según la conveniencia de los poderosos, lleva a consecuencias negativas.

Tales son, por ejemplo, la atribución de un valor absoluto a la economía, que realmente es neoliberalismo, el desempleo, la disminución y el deterioro de ciertos servicios públicos, la destrucción del ambiente y de la naturaleza, el aumento de las diferencias entre ricos y pobres, y la competencia injusta que coloca a las naciones pobres en una situación de inferioridad cada vez más acentuada.

La globalización está llena de perversidades, es un fenómeno insoslayable que daña los intereses de los excluidos, a los que también se les llama pobres.

Si se quiere que los avances de la globalización sean mejoramientos paretianos, es decir sin que disminuya el bienestar de nadie, es necesaria la intervención de los gobiernos y los organismos internacionales redistribuyendo los beneficios y compensando a los perjudicados.

En cualquier caso, aunque el progreso global facilite la consecución a largo plazo de objetivos sociales, la especial gravedad de algunos problemas requiere una actuación decidida, sin esperas.

La globalización no contempla ningún mecanismo de redistribución de la renta. Para paliar el desastre de la globalización de la pobreza, se han propuesto algunas medidas, como la condenación de la deuda externa de los países más pobres y el aumento de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), hasta alcanzar el 0.7% del PIB de los países ricos. Pero los pobres probablemente prefieran que les paguen más por el café y otros productos de exportación a las medidas meramente caritativas.

Algunas de las iniquidades de la globalización son consecuencia de las mismas faltas de equidad entre países ricos y pobres, o entre las poblaciones ricas y pobres dentro de ellos, tal como el PNUD ha descrito durante años. La globalización ha supuesto también un aumento de la exclusión social, marginando a grupos sociales completos de toda participación real, con el aumento del desempleo y de la pobreza.

En América Latina, según la CEPAL, el número de pobres, que en 1980 era de 135 millones, llegó a 200 millones en 1990, y en 1997, a pesar del crecimiento económico experimentado en ese período, alcanzó la cifra de 204 millones, y de ellos cerca de 90 millones son indigentes, viviendo en una pobreza extrema.

La crisis de 1999, que afectó a numerosos países latinoamericanos, ha agravado la pobreza y la exclusión social, en un contexto de aumento de las desigualdades sociales, a escala internacional y en cada país.

El llamado pensamiento único, que desprecia toda protección social y cualquier mecanismo que no sea la dura lógica darwinista de la supervivencia en el mercado, contribuye a agravar las desigualdades Norte/Sur y dentro de cada país. Un ciudadano de Estados Unidos gana por término medio más que cien ciudadanos de Haití.

En España el 20% de los más ricos tienen 4.4 veces mas ingresos que el 20% más pobre, mientras que en Colombia tienen 15.5 veces más, cifra que casi duplica al 8,9 de Estados Unidos, que es uno de los países industrializados con mayores desigualdades, según el Informe sobre Desarrollo Humano 1999 del PNUD.

Una nueva forma de iniquidad puede verse en la integración de las comunicaciones. Internet une a las personas en una nueva red global, pero el acceso se concentra entre las personas de los países ricos, dice el informe. Los países OCDE controlan el 91 por ciento de los usuarios de Internet.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • The new route: dollarization - The Argentine case

    A brief history of Argentina monetary procedures. The cost of the Seinoriage lost. Interest rates. The consumers in a do...

  • Comercio internacional

    El financiamiento y la asistencia internacional. Inversión extranjera directa. Organismos internacionales. Acuerdos come...

  • Modelo Económico

    Definición. Problemática económica que se pretende resolver. Estimación del modelo a priori. Variables, definición y mag...

Ver mas trabajos de Economia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda