Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La devaluación

Enviado por guticuaji



 

INTRODUCCIÓN.

El propósito del presente trabajo es el facilitar a los alumnos que estudian en los Centros de Bachillerato Tecnológico Agropecuario un libro de texto sobre problemas de la moneda y la devaluación.

Su contenido, fácilmente será comprendido por el lector, ya que nos habla de un problema conocido a nivel mundial tanto por los países desarrollados como los subdesarrollados. A pesar de no haber tocado otros temas que comprenden la rama de la economìa este problema es base de su estudio, puesto que diversos problemas economicos van tomados de la mano con la devaluaciòn. Para la elaboraciòn de este trabajo se analizaron los conocimientos y las teorias expresadas especialmente por Adam Smith, David Ricardo, Carlos Marx, y sus sucesores, quienes en particular tratan de descubrir las leyes que regulan los fenòmenos econòmicos y sus nexos internos, al considerar el proceso economico como el proceso social de la producciòn y de la distribuciòn de los medios materiales que sirven para satisfecer las necesidades de los hombres que viven en sociedad, y en cuyo proceso dentro de la economìa mercantil, el dinero tiene, sin olvidar su carácter històrico, funciones especìficas.

Lamentablemente son poco conocidos los amplios trabajos de Carlos Marx sobre el dinero, trabajos que vienen a dar claridad al significado del mismo, a precisar sus funciones, su razòn de ser y su destino històrico. Ante esta realidad, el conocimiento de las ideas basicas de Marx y el analisis de sus teorìas monetarias han de ayudarnos a comprender el verdadero sentido, historico y social, de la economia politica de los paises.

PRESENTACIÓN.

ste trabajo fue elaborado por Oliver Arizmendi García, quien fue alumno del Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario No. 102 , con número de control 0011022589 del ciclo escolar 2000-2003, y cursando la carrera de Técnico en Informática Agropecuaria en el grupo "B".

El presente trabajo es titulado como "Devaluación" representa una pequeña investigación de 1 mes de esfuerzo y dedicación, de la cual se consultaron varias obras de grandes economistas como Adam Smith y Carlos Marx, solo por mencionar algunos. Este trabajo contiene aparte de la investigación diversos conceptos sobre los términos desconocidos que se utilizaron a lo largo de este trabajo.

Mexicano de nacimiento y estudiante básicamente desde hace alrededor de 10 años, Oliver Ariamendi García hubo de pasar la mayor parte del tiempo de su vida en Cuajinicuilapa, Guerrero, México en donde vive desde 1986 para convertirse en un limpio y digno ciudadano de esta ciudad.

Hizo sus estudios de primaria en la escuela Silvino Añorve Dávila en 1991-1997, para después pasar a la Escuela Secundaria Técnica No. 12 "Adolfo López Mateos" de Cuajinicuilapa durante el ciclo 1997-2000, y habiendo logrado ya 9 años de estudio, ingreso al Centro de Bachillerato Tecnológico No. 102 también situado en Cuajinicuilapa, en el cual se encuentra actualmente cursando su ultimo año de estudio de nivel medio superior durante 3 años que seria el ciclo 2000-2003. Durante este último año se encuentra realizando un trabajo de tipo Tesis para la materia de Seminario XXI, la cual es impartida por el Lic. Doroteo Clavel Zavaleta.

La mayor parte de este librillo fue redactado entre los meses de Abril y Mayo del año 2003, cuando había entrado a la etapa final de sus estudios a nivel medio superior.

Las categorías y el método que en su parte fueron basados en las obras de los economistas ya antes mencionados tratan de exportar a las futuras generaciones de la Sociedad a encontrar un mejor método para el manejo y la solución de este problema.

Este trabajo es uno de los pocos textos para estudiantes del nivel medio superior sobre la Moneda y la Devaluación elaborado por un autor de habla española y estudiante de este mismo nivel.

ESTRUCTURA DEL TRABAJO.

La Devaluación.

a devaluación consiste en reducir la paridad oro de la moneda, o lo que es lo mismo, conservar el `patrón oro a una paridad menor. Devaluar es, por tanto, fijar un precio mas alto al oro en términos de la moneda del país que devalúa, ya sea que la misma este directamente ligada la oro o a través de una divisa oro. Es aplicable para nivelar déficit en la balanza de pagos, si se quiere permanece bajo el patrón oro y evitar la deflación.

La devaluación puede producirse en un solo país o en el conjunto de los que están sometidos al régimen del patrón oro. En este último caso y si el aumento se hiciere en la misma proporción o medida, las razones de cambio entre las distintas monedas no se alterarían y entre otros efectos se produciría el aumento de las reservas monetarias de los bancos centrales en términos de las monedas nacionales devaluadas.

Consecuencias de una Devaluación.

Si la devaluación se hace en un solo país, las consecuencias más inmediatas son:

  1. Aumenta el valor de las reservas de oro expresadas en moneda nacional;
  2. Estimula la producción de oro en el país que devalúa su moneda hasta el momento que haya cambios compensadores en los costos de producción, o sea que estos aumenten tanto como el valor del oro;
  3. Altera los tipos de cambio con las restantes monedas relacionadas con el oro, en cuanto que, como ya expusimos, dichas monedas se cambian en proporción al contenido de metal de cada una de ellas. Tal hecho motiva que una alteración, por ejemplo, de la relación de cambio del oro con una moneda determinada origine, mas o menos proporcionalmente, un aumento en los precios, en moneda de dicho país, tanto de artículos importados como exportables, o sea que la devaluación de la moneda de un país tiende a subir los precios de los artículos de importación y de exportación, lo cual estimula esta ultima a esta ultima, desanimando a la primera. El incremento de las exportaciones y la reducción de las importaciones, a causa de la devaluación, puede explicarse de la siguiente forma:

Ejemplo de un país "P" que devalúa su moneda en un 50%:

PAÍS "P"

PAÍS "F"

Primera fase16

1 Peso (20 gr.) =

4 Florines(5 gr. c/u)

Segunda fase16

1 peso (10 gr.) =

2 Florines (5 gr. c/u)

Veamos que por el aumento de la relación de cambio a favor del dinero extranjero hará subir en "P" los precios de los artículos importados en términos de pesos y, por tanto, ha de tender a desalentar las compras en el extranjero:

Primera fase

1 P = 4 F

1 u. i.= 4 F =1 P

Segunda fase

1 P = 2 F

1 u. i.= 4 F =2 P

P = peso; F = florines; u. i.= Unidad Importada

Los residentes en "P" procurarán reducir sus compras en el extranjero, pues con la nueva situación deben pagar 2 pesos –moneda nacional- por lo que antes pagaban uno. Tal situación dejará de persistir en el momento en que los ingresos monetarios y los precios de los productos del país que devalúa aumenten en la misma proporción del país que los tipos de cambio exterior.

Expliquemos utilizando los datos anteriores, por que el mismo fenómeno de la devaluación de la moneda nacional hará subir en "P" los precios en términos de pesos en los artículos que exporte y, por tanto, se estimulara la exportación:

Primera fase

1 P = 4 F

1 u. e.= 4 F =1 P

Segunda fase

1 P = 2 F

1 u. e.= 4 F =2 P

u. e.= unidad exportada

Los residentes "P" aumentarán la exportación debido a que al recibir el mismo número de unidades en monedas extranjeras por los artículos exportados, estas se convertirán en mayor número de utilidades en monedas nacionales que antes de la devaluación.

Esto ocurrirá hasta que los precios internos del país que devalúa su moneda alcancen el mismo nivel del precio del oro y de los nuevos tipos de cambio.

Además de la modificación que sufren los precios internos de las mercancías importadas y exportadas en el país que devalúa, los precios internacionales de tales artículos también son motivo de alteración debido a la disminución y la demanda –del país que devalúa- de artículos importados y al aumento de su oferta de exportaciones. Es, naturalmente, difícil saber en que grados son afectados tales precios. En general podemos afirmar, que mientras menor sea el volumen de los artículos que importe y exporte el país que devalúa, en relación al total de importaciones y exportaciones de los mismos, menores serán los efectos que sobre los precios internacionales ejerzan los cambios en su demanda y en su oferta y mayores, por consiguiente, los que se produzcan en los precios en moneda del país a que venimos refiriéndonos; o sea que el efecto de la devaluación sobre los precios internos –en el país que devalúa- de los productos que forman parte del comercio internacional tienen probabilidades de ser mayor si se trata de un país de escasa influencia en el comercio internacional, que si se trata de un país de gran influencia e importancia económica.

El precio de los artículos nacionales que no entran en el comercio internacional se alteran –hacia el aumento- a causa de que algunos de ellos están fabricados con objetos importados o exportables, los cuales, como acaba de verse, han subido de precio; y en razón de que muchos artículos nacionales sustituyen a una parte de los productos importados, ante la subida de precio de estos, lo que provoca un aumento de la demanda de los primeros,

A los efectos de la devaluación en un solo país ya indicados, debe agregarse que:

  1. Es posible que los restantes países que pertenecen al sistema patrón oro reaccionen obstaculizando la exportación de las mercancías del país que devalúa su moneda, o devaluando ellos a su vez su propia moneda con el fin de hacer subir, en el mercado de divisas, la moneda del país que inicialmente fue devaluada.
  2. La devaluación enriquece, en general, a los exportadores, a los dueños de minas de las que se extrae el oro, a los almacenistas y a los productores nacionales, empobreciendo, por otra parte, aún mas a los asalariados, empleados, pensionistas y a todo el grupo social que recibe compensaciones monetarias fijas difíciles de modificarse al ritmo en que los precios suben y la moneda se devalúa. Si el país que devaluase su moneda fuese, por ejemplo, Estados Unidos o Inglaterra –países matrices de las áreas del dólar y libra esterlina, respectivamente, y cuyas monedas ligadas directamente al oro sirven de base monetaria a los países adheridos a una u otra área- se presentarían posiblemente además de las consecuencias apuntadas anteriormente, las siguientes:

La Devaluación dentro de sus fronteras:

  1. Reducción de la salida de oro por el hecho de elevarse el precio de este en dólares o en libras.
  2. Probable alteración de los precios internos, puesto que el valor de estos se da en unidades de metal oro, y de los precios internacionales en la medida que los países matrices controlan gran parte de la oferta y de la demanda de los productos motivo de comercio mundial;
  3. Puede afirmarse que de no tomarse medidas especificas o protectoras la exportación no sufrirá cambios y la importación permanecerá igualmente inalterable respecto a los productos que se envían o provienen de los países dependientes de la moneda eje, mas tenderá la primera a incrementarse y la segunda a restringirse en aquellos productos que se destinen a países ajenos a la influencia del dólar o de la libra esterlina, o procedan de ellos.
  4. Aumento de las reservas monetarias de oro expresadas en divisas, en la misma proporción que ha sido devaluada la moneda en relación oro. También pueden aumentar las reservas monetarias en oro por el incremento de las exportaciones y reducción de importaciones, según queda señalado en el punto anterior.
  5. La tendencia de la producción será el aumento, aunque frenada por los siguientes hechos: que los costos de los factores de producción aumenten en la misma o mayor proporción que los precios, y que la demanda aumente a un ritmo inferior al de la propia producción; también podrá se afectada por la expansión de las exportaciones o restricción de las importaciones;
  6. Se incrementará la producción del oro, a lo menos hasta que los costos de operación hayan subido proporcionalmente al aumento del precio mismo;
  7. Alteración de los tipos de cambio con respecto a las monedas oro ajenas, en nuestro supuesto, al patrón dólar o libra esterlina;
  8. Diferenciación entre el poder adquisitivo del oro expresado en la libra esterlina o en el dólar dentro y fuera del país, menor en el primero de los casos que en el segundo, en razón de que los precios internos tenderían a subir en mayor proporción de lo que pudieran reducirse los precios externos, los cuales se alterarían tanto por la disminución de las importaciones como por el aumento de las exportaciones del país que devaluase su moneda.

Devaluación en otros países:

  1. Igualmente quedaría reducido el tipo de cambio de las monedas dependientes de la divisa oro devaluada, en nuestro ejemplo el dólar o la libra esterlina, respecto a las monedas que tienen base oro directamente, en la actualidad el rublo, el franco Francés, el Suizo y el marco Alemán, entre otras, en igual proporción a la moneda eje puesto que la relación de esta con las que forman parte de su área no sería alterada, que la totalidad de estas últimas tienen su reserva en dólares o en libras esterlinas y que su conversión en oro la tienen que hacer a través de una moneda devaluada.

  2. Reducción de la relación de cambio respecto al oro de cada una de las monedas que estén dentro del sistema patrón divisas oro cuyo país matriz haya devaluado su moneda, en proporción identifica a la devaluación de esta última, pues de lo contrario aquéllas quedarían revaluadas con respecto a la divisa oro dólar o libra esterlina, situación que no seria aceptada por el país matriz dado que su comercio de importación y exportación con los países del área le sería totalmente desfavorable.
  3. Los países cuyas monedas tienen convertibilidad directa con el oro, es muy posible que como medio de defensa devalúen sus propias monedas en la misma o semejante proporción que ha sido devaluada la divisa oro, a fin de evitar los efectos desfavorables que tendrían en el comercio internacional;
  4. Subida de los precios expresados en oro de las mercancías que son motivo de comercio internacional, en los países dependientes del sistema divisa dólar o divisa libra esterlina en la misma proporción que se produjese en el país matriz que hubiera efectuado la devaluación.
  5. Incremento de las reservas monetarias oro expresadas en la divisa devaluada;
  6. Imposibilidad de seguir una política monetaria independiente en los países sometidos al patrón de divisas oro; en caso contrario tendrían que renunciar al mismo;
  7. Si el país no estuviese dentro de la esfera o de la libre esterlina, podría defenderse de los efectos de la devaluación adoptando, entre otras, algunas de las siguientes medidas: establecer subsidios a la exportación y restricciones a la importación; evitar la salida de capitales que sería estimulada ante la disminución de la oferta de ellos por parte de Estados Unidos o Inglaterra, en el supuesto que venimos analizando.

El control de cambios: sus fines y variantes; ventajas y desventajas del mismo.

Conocida la deflación, la depreciación de cambios y la devaluación, pasamos a estudiar el control de cambios, que es sin duda el método mas directo y eficaz adoptado en los países regidos por el patrón oro para nivelar el déficit existente en sus balanzas de pagos, y en especial es un método insustituible si se trata de evitar futuros desajustes de la misma.

Así, se suela afirmar que "la razón más importante y más común para emplear los controles cambiarios directos es la necesidad de equilibrar la balanza de pagos".

Múltiples definiciones se han dado del control de cambios; de entre ellas destacamos las siguientes:

Kurihara dice que "el control de cambios representa el monopolio gubernamental de las transacciones en divisas extranjeras".

Benham afirma que el objeto del control de cambios es "impedir la fuga de capital y evitar que las reservas del oro blanco se agoten". Cole es mas contundente, cuando escribe: "La esencia del control de cambios reside en que quien posee la moneda controlada no tiene derecho a convertirla en moneda extranjera, salvo permiso especial". Sin embargo R. P. Kent uno de los autores que mas se han detenido en el estudio de este problema. En una de las paginas de su libro Moneda y banca, afirma que entre las principales causas que pueden justificar tal medida están la necesidad de disponer de los medios necesarios –divisas- para garantizar la importación de los bienes esenciales: maquinaria y equipo para el desarrollo industrial; hacer frente a las obligaciones externas y evitar la fuga de capitales. Así ha escrito:

La vía mas directa por la que un país puede conservar monedas extrajeras para pagar importaciones esénciales, satisfacer las deudas externas y prevenir la fuga de capitales, es la de exigir a todos sus habitantes que vendan a una entidad pública determinada, como el banco central o una junta de control de cambios, las monedas extranjeras que lleguen a poseer.

Existen múltiples modalidades del control de cambios; puede ser sumamente rígido o muy flexible, establecer una sola tasa de cambio para cualquier tipo de mercancía o múltiples; parcial o total según exija o no el cambio en moneda nacional de la totalidad o parte de las transacciones internacionales; tener por objeto estimular las importaciones necesarias a base de tipos de cambio en moneda nacional a base de tipos de cambio atractivos o, por el contrario, incrementar las exportaciones mediante la existencia de tipos de cambio altos y desfavorables para la moneda nacional.

En general, suelen establecerse las siguientes variantes:

  1. En tal caso el organismo adecuado fijará todos los tipos de cambio elevados si el destino de las divisas es comprar mercancía cuya importación trata de impedirse, como por ejemplo los artículos de lujo, y tipos de cambios reducidos si lo que se trata es importar el equipo necesario, como maquinaria, materias primas e implementos similares;

  2. Cambios diferenciados, según la mercancía de que se trate.
  3. Cambios diferenciados, según el país de que se trate. Por ejemplo si se quiere dar facilidades para importar de un país "A" y no de otro "B", la institución encargada del control de cambios encarecerá la moneda "B" en términos de la moneda nacional a la vez que abarata la de "A";

c) Sistemas de competencia o compensados; es decir comprar al país que fuere una cantidad de bienes de igual valor a la que éste a su vez hubiese comprado al primero.

Irving S. Friedman considera que podría hacerse una clasificación de los tipos de cambio si tenemos presente: el grado en que se restringen el comercio internacional y las operaciones financieras de los países donde se emplean; la sencillez o complejidad relativas de las mismas; si el énfasis se hace en el deseo de regular los movimientos de capital o en las operaciones internacionales de cuenta corriente (movimiento de mercancías y servicios); si son o no discriminatorios para el determinado tipo de países o mercancías; y en fin si tienen por objeto establecer tipos de cambio múltiples o tipos de cambios unificados.

Al hablar de las ventajas o desventajas del control de cambios enumeraremos las principales de unas y otras. Entre las primeras hay que señalar:

  1. Indudablemente corrige desajustes en la balanza de pagos y lo que es más importante, evita posibles desniveles de la misma al relacionar la compra y venta de divisas;
  2. Al controlar las operaciones de comercio exterior e influir en las clase de exportaciones e importaciones más aconsejables, adapta los tipos de cambio de acuerdo de acuerdo con las necesidades y grado de desarrollo de un país;
  3. Evita la disminución e incluso el agotamiento de las reservas monetarias.
  4. Reglamenta las inversiones fomentando o restringiendo determinadas inversiones productivas o improductivas;
  5. Actúa como amortiguador en las distintas fases del ciclo económico al reglamentar la entrada o salida de capitales extranjeros;
  6. Protege la reserva monetaria de las fluctuaciones, algunas de carácter especulativo que podrían originar grandes trastornos económicos, lo que motivaría la aplicación de medidas a veces ineficaces como la devaluación, la deflación o cualquiera otra de carácter similar;
  7. Es medida básica para garantizar cualquier proceso de desarrollo o planificación económico por modesto que éste sea;
  8. Evita la fuga de capitales o transferencias de riqueza a países extranjeros.

Entre desventajas pueden señalarse:

  1. Posible existencia del mercado negro de divisas al margen de control oficial;
  2. Mantenimiento de un aparato relativamente complicado burocrática y administrativamente, además de costoso;
  3. Restricciones a la libertad de empresa que ya no podría mover libremente sus capitales fuera del país.

El establecimiento del control de cambios tiene, en general, oposición de Inglaterra y de los Estados Unidos en su calidad de países predominantes en los sistemas monetarios que descansan en la libra esterlina o el dólar, fundamentalmente porque:

  1. El control de cambios viene a reglamentar la llegada del país que lo establece de los capitales ociosos de las potencias extranjeras;
  2. Restringe e igualmente reglamenta la sakida de divisas por concepto de dividendos y regalías, y de los propios capitales procedentes del exterior;
  3. Consideran que es una avanzada mas en la política de intervención estatal y de restricción, por tanto, de la libre movilidad de capitales;
  4. Los probables créditos que se otorgasen no vendrían, en el mejor de los casos, con destino a corregir desajustes en la balanza de pagos, y si a incrementar la producción y desarrollo independiente del país que los recibiese;
  5. La economía nacional de los países en desarrollo quedaría protegida al seleccionar el tipo de mercancías y bienes que debían adquirirse.

Trastornos de una devaluación.
- Los más afectados por una devaluación son los asalariados y jubilados, ya que con los mismos sueldos y haberes no podrán comprar lo mismo que hasta ahora por un previsible aumento de precios al consumidor.
- Quienes deban afrontar deudas en dólares y perciban sus ingresos en pesos también sufrirán las consecuencias si es que no hay medidas que puedan amortizar este golpe.
- Por contrato, las empresas de servicios privatizadas tienen sus tarifas dolarizadas. Si esto se mantiene, habrá un notable aumento en los servicios como luz y telecomunicaciones.
- Las comunicaciones con el exterior se verán encarecidas así como los envíos de correo y fletes al extranjero.
- Los importadores también sentirán las consecuencias frente al encarecimiento de los insumos provenientes del exterior.
- Para los exportadores habrá beneficios notables, que se verían amortizados en caso de que el gobierno decida reinstalar las retenciones para las ventas al exterior.
- Las propiedades podrían perder valor en sus precios en dólares. En el caso de los alquileres los propietarios ya no percibirían el mismo valor traducido a dólar. Si se mantienen las leyes vigentes, los contratos de alquiler sólo se pueden realizar en moneda de curso legal, por lo cual si se deroga la convertibilidad, los contratos ya no estarían pactados en dólares y se pacificarían.

El Capitalismo y la Devaluación

Se ha afirmado, en varios artículos, que la inflación no es consecuencia de la devaluación sino de la emisión descontrolada de moneda.
¿ Por qué razón todo el mundo está remarcando precios?

Vamos a razonar juntos. Las importaciones representan el 7% de todo el PBI y, si lo vinculamos a la parte productiva de ese PBI con la parte de importados que sustituye a la producción local en bienes de consumo, podríamos decir que afecta no más del 12%. Ello sin considerar que muchos de esos bienes no son necesarios sustituirlos por nada.

En los medicamentos por ejemplo, al devaluarse el peso y pasar de 1 a 1 a 1,40 por dólar, la incidencia en los costos no llega al 7%, reconocido por los propios laboratorios. Sin embargo se remarcan más de un 40% ¿Por la devaluación?

Se anunció el incremento de los precios en un 40%, y no tiene ningún componente importado. ¿Por la devaluación?

Así con la harina y derivado de ello con el pan. Así con todo. ¿Por la devaluación?

Los incrementos de precios son consecuencia directa de la siempre existente lucha de clases. Es el permanente acecho de los capitalistas de aprovechar cualquier situación, de confusión, de profundización de la crisis, para posicionarse cada vez mejor, para obtener mayor cuota de plusvalía, reduciendo tanto el salario Real como el Nominal.

Cuando el sector obrero y trabajador está pasando por etapas de debilidad y desconcierto, cuando muchos de sus dirigentes son más propensos a la traición que a la defensa de los intereses de sus representados, cuando los que dirigen la política, la economía y la justicia en el país son los mismos que aprobaron todas las nefastas leyes que lo destruyeron; son los mismos que aceptan sobornos, que poseen sus cuentas en el exterior, que dejaron en libertad a los asesinos y a la vez asesinan y reprimen al pueblo, el avance del capitalismo sobre el producto del trabajo, es constante.

Lo fue desde 1975 en adelante, por fijar una fecha de inicio (que en realidad nace en 1810) y lo sigue siendo ahora.

Sin devaluación, durante los casi 11 años de la maldita convertibilidad apoyada inicialmente por el 96% de los argentinos, más de 10 millones de personas pasaron a ser pobres, marginados, desocupados, sin cobertura de salud, sin vivienda digna. Muchos de ellos aún mantienen la buena ropa y zapatos de mejores años. Constituyen los pobres bien vestidos.

Sin devaluación la pobreza se incrementó de una manera impresionante y vergonzante: la mitad de los niños en nuestro país, son pobres. Y la distribución de la riqueza pasó a ser una de las más in equitativas del mundo.

Sin devaluación llegamos a este límite de cuasi libanización, de comerse unos a otros, de asistir a esas pavorosas escenas diarias de niños, mujeres, hombres y ancianos durmiendo en plazas y zaguanes y revolviendo basura para comer algo.

Con devaluación la situación continuará, no por la devaluación, sino por el sistema capitalista, que día a día avanza sobre los recursos del pueblo trabajador, apropiándose más y más de la riqueza que ese pueblo trabajador produce, en las fábricas, en el campo, en los servicios, en la cultura.

Porque el sistema capitalista no solo oculta la verdad, simultáneamente crea la mentira. La mentira en el caso de la devaluación (como en todo los casos) es hacerle creer a los afectados que no es el sistema el que los afecta, que ellos también son afectados por la devaluación. Cada ocasión es buena para el engaño.

Para la mentira se prepara el camino. Se repite hasta el cansancio de que la devaluación afecta al salario real de los trabajadores. Y todos se preparan para perder. Porque la devaluación es inevitable ya que la convertibilidad del uno a uno ha sido el mayor elemento de dependencia que en este mundo contemporáneo se ha aplicado. Los medios de comunicación masiva resaltan el temor a ser más miserables aún, a niveles impresionantes. Y hasta la izquierda, que debería mostrar en estos momentos una firme posición aclarando lo que se oculta, lo que el capitalismo oculta, cae en la crítica fácil y acientífica.

Si existiese una clase obrera conducida por dirigentes que representen los intereses de esa clase, si existiesen movimientos de izquierda y populares unificados, que convocaran y movilizaran grandes masas y contaran con programas claros, que demuestren que no sólo el cambio es necesario, sino que también es posible, la devaluación no produciría tanta desazón y los bancos y las transnacionales con sus mafias políticas-judiciales no volverían a ganar, porque en la lucha de clases se impone el capitalismo sólo si no se lo combate adecuadamente, solo si no hay resistencia unida, sólo si no hay lucha clara contra el sistema y por un poder de nuevo tipo.

Tipos de Cambio.

El tipo de cambio nominal es el precio o cotización de una moneda comparada con otra, por ejemplo, un dólar igual a 6700 sucres (noviembre de 1998). El tipo de cambio nominal puede ser de venta o de compra. El tipo de cambio de venta es el precio que cobran el Banco Central, las instituciones financieras o casas de cambio, cuando venden dólares a los individuos o agentes económicos. El tipo de cambio de compra es el precio que pagan el Banco Central, las instituciones financieras o casas de cambio, cuando compran dólares a los individuos o agentes económicos.

La devaluación es un aumento del tipo de cambio nominal e implica una pérdida de valor del sucre respecto a otra moneda, por lo general el dólar, es decir, se deben entregar más sucres por cada dólar. En cambio, una disminución del tipo de cambio nominal constituye una reevaluación o recuperación de valor del sucre respecto al dólar.

El tipo de cambio real relaciona los precios de los bienes producidos en el extranjero, expresados en moneda nacional, con los precios de los bienes producidos en el país. Conceptualmente se utiliza la siguiente expresión:

Donde e es el tipo de cambio real, E es el tipo de cambio nominal, Px es el nivel de precios de los bienes externos y Pn es el nivel de precios de los bienes nacionales. El tipo de cambio real es un precio relativo que se utiliza como indicador de los precios de los bienes externos respecto de los precios de los bienes nacionales. En ese sentido, es utilizado también como uno de los indicadores que miden la competitividad de un país en el comercio internacional, es decir, permite saber si los bienes producidos en el país están abaratándose o encareciéndose con relación a los bienes producidos en el exterior.

Un aumento de e corresponde a una depreciación del tipo de cambio real, es decir, los bienes externos se han vuelto más caros respecto a los bienes nacionales o visto de otra manera, los bienes nacionales se han vuelto más baratos con relación a los bienes externos. En este caso habría un aumento de competitividad de los bienes nacionales, lo que significa que los agentes económicos preferirán comprar bienes nacionales a bienes extranjeros. Por su parte, una disminución de e es una apreciación del tipo de cambio real, es decir, los bienes externos se han vuelto más baratos respecto de los bienes nacionales o, dicho de otra manera, los bienes nacionales se han vuelto más caros con relación a los bienes externos. En este caso, se tiene una pérdida de competitividad de los bienes nacionales.

Definiciones.

El tipo de cambio nominal de venta, corresponde al tipo de cambio de venta promedio anual del mercado libre de cambios. El tipo de cambio nominal de compra, corresponde al tipo de cambio de compra promedio anual del mercado libre de cambios.

La devaluación es la tasa de crecimiento interanual del tipo de cambio nominal para el período 1990-1999 o la tasa de crecimiento promedio anual para los períodos 1965-1970, 1970-1980, 1980-1990 y 1990-1999.

La tasa de devaluación interanual se calcula mediante la variación porcentual del tipo de cambio nominal entre un año y el año inmediato anterior aplicando la siguiente fórmula:

donde tdi es la tasa de devaluación interanual y E es el tipo de cambio nominal.

La tasa de devaluación promedio anual correspondiente a un período de tiempo se calcula a través de un modelo de crecimiento geométrico, utilizando una regresión lineal por el método de mínimos cuadrados:

Se obtiene la transformación logarítmica de la expresión anterior:

Donde E es el tipo de cambio nominal, t es el tiempo, a = ln Eo, b = ln (1+d) y d es la tasa de devaluación instantánea. Con esta especificación se utiliza una regresión lineal por el método de mínimos cuadrados para estimar a y b, en la que la variable dependiente es el logaritmo natural del tipo de cambio nominal y la variable independiente es el tiempo.

Una vez estimados los parámetros a y b, para obtener d se debe calcular el antilogaritmo de b y restarle 1, debido a que b es la tasa de devaluación instantánea y lo que se desea obtener es la tasa de devaluación promedio anual del período:

El índice de tipo de cambio real es calculado por el BCE, conforme a una muestra de 18 países, que cubre más del 85% del total del comercio exterior ecuatoriano, tanto de importación como de exportación, excluyendo el petróleo. El período base es agosto de 1992 = 100 y en el SIISE el índice corresponde al promedio anual. La fórmula de cálculo es la siguiente:

donde ITCER es el índice de tipo de cambio efectivo real, Pi es el IPC del país i con el que comercia el Ecuador, Ei es el índice de tipo de cambio nominal del país i con el que comercia el Ecuador (unidades de la moneda del país i por dólares de Estados Unidos), P es el IPC del Ecuador, E es el índice de tipo de cambio nominal del Ecuador (sucres por dólar de Estados Unidos), ai es la ponderación del país i en el comercio exterior del Ecuador y n es el número de países de la muestra. El símbolo P es el productorio y es la operación multiplicatoria para todos las i.

Un aumento del índice significa depreciación real, en tanto que una disminución implica apreciación real.

Medida

Tipo de cambio nominal (compra y venta): sucres por dólar.

Devaluación: porcentaje.

Índice del tipo de cambio real: año base = 100.

Fuentes de los datos primarios

Banco Central del Ecuador, Información estadística mensual, varios números.

Banco Central del Ecuador, Setenta años de información estadística, 1927-1997.

Series cronológicas disponibles

1965-1990 (quinquenal)

1991-2001 (anual)

Desgloses disponibles

Territorial: PAÍS

Comparabilidad de las fuentes

En el SIISE este indicador está definido para el período 1965-2001, en lapsos de cinco años hasta 1990 y para cada año en la década del noventa. Los datos correspondientes al período 1965-2001 son comparables.

Avance

Una devaluación genera diversos efectos, los más analizados son aquellos que la relacionan con los fundamentales: desempleo, crecimiento y nivel de actividad. Al considerar las consecuencias de esta política es de principal interés conocer sus impactos en las cuentas gubernamentales -Finanzas Públicas y déficit fiscal.

Las mismas no son afectadas directamente por el tipo de cambio, sus modificaciones surgen de las variaciones en el nivel de precios que trae aparejado el mismo. Estas últimas se producen directamente mediante variaciones en el precio de bienes transables internacionalmente, e indirectamente a través de materias primas o bienes intermedios, provenientes del exterior, como así también por contratos establecidos en moneda extranjera. Los nuevos precios relativos afectan no sólo a la recaudación fiscal, sino también al gasto gubernamental.

Para realizar este análisis se establecerá en primera instancia el coeficiente de pass-through, porcentaje esperado de traspaso a precios de una devaluación cambiaria. En la segunda sección se analizan otras consecuencias de la variación del tipo de cambio, los cuales juegan un papel fundamental al establecer el impacto total en las cuentas públicas. Luego, se define la manera en que las variaciones en el nivel de precios afectan las decisiones de los distintos agentes económicos relacionadas al cumplimiento de obligaciones fiscales, para finalmente aplicar lo analizado al caso argentino, examinando exhaustivamente las cuentas públicas, estimando cada uno de sus componentes para el año en curso y estableciendo el posible superávit primario de acuerdo a distintos escenarios.

  1. Coeficiente pass-through

El coeficiente de pass-through mide la variación de los precios motivada por la devaluación de la moneda. Los determinantes de este valor, siguiendo los lineamientos de Inés Butler en su informe para IERAL (2002) son:

  • Grado de apertura de la economía. Al existir una mayor cantidad de productos cuyos precios se encuentran vinculados al mercado externo, el coeficiente de traslado asumirá un valor más elevado.
  • Nivel de inflación previa a la devaluación. Cuando, previo a la variación del tipo de cambio existe un proceso inflacionario, los precios se modificarán más velozmente.
  • Fase del ciclo económico o nivel de actividad. Si la economía se encuentra en un proceso recesivo será menos probable que la variación del tipo de cambio pueda trasladarse con facilidad en los precios. Lo contrario sucede de existir una expansión.
  • Estructura de Precios. Es importante considerar la proporción de precios que ajustan con mayor velocidad ante una depreciación de la moneda. Existen diferentes mecanismos de transmisión de variaciones en el tipo de cambio nominal al nivel de precios domésticos:
  1. Modificaciones en el valor de bienes finales importados. Con competencia perfecta tanto en el mercado nacional como el extranjero y contando con una economía totalmente abierta, variaciones del precio de importaciones debería ser 1 a 1. Pero, al ser importaciones y bienes domésticos sustitutos imperfectos y existir condiciones oligopolísticas, el coeficiente de pass-through es menor que la unidad. Firmas modifican su comportamiento respecto a la fijación de precios y consumidores cambian su patrón de consumo para aumentar o disminuir la cantidad de bienes importados. A mayor diferenciación de productos, menor coeficiente.
  2. Importaciones de materias primas o bienes intermedios tienen efecto indirecto en la inflación. Por modificaciones en el precio de bienes domésticos que las utilizan.
  3. El empleo de contratos denominados en dólares afecta el valor del coeficiente de pass-through. Mientras más extenso sea el sector de la economía que los utiliza, el efecto de la devaluación en el nivel de precios doméstico será más notorio.
  • Grado de sobré valuación real. De encontrarse el tipo de cambio por debajo del nivel de equilibrio, es factible que la devaluación nominal no provoque variaciones significativas en el nivel de precios, la misma se limita a corregir el defasaje real.
  • Grado de dolarización. Proporción de ahorros en dólares en relación al total de activos bancarios (M4). No se ha encontrado una relación significativa que contradiga la relación positiva predicha y esperada por el "sentido común" entre dolarización y coeficiente de pass-through.
  • Otros determinantes: grado de credibilidad de las medidas que acompañan a la devaluación, otros factores influyentes en la demanda de moneda, entre otros. Para aumentar la precisión debería establecerse el coeficiente de pass-through que utilice un índice que considere las divisas de los distintos países y según la proporción que se comerciada con cada uno. Al no ser una tarea sencilla, se justifica el uso del tipo de cambio nominal con el dólar y el índice de precios de Estados Unidos o de los países que componen el G7. Estos determinantes no son analizados en el presente trabajo.

Otros efectos de la devaluación

Con salarios nominales rígidos, la devaluación redistribuye ingresos desde trabajadores hacia capitalistas. Si, como es de esperarse, los primeros poseen una propensión marginal a consumir mayor que los segundos, la demanda agregada y el consumo disminuyen.

Otro efecto negativo generado por la devaluación consiste en la redistribución desde el sector privado hacia el gobierno. Mientras mayor sea el impuesto al salario que al capital, más contracción ario será el efecto de la devaluación por la mayor caída relativa del peso en agentes con propensiones marginales a consumir mayores.

La devaluación suele ser contractiva en el corto plazo debido a que la producción es rígida en este período. Un aumento del precio relativo de los bienes transables no traerá consigo un aumento suficientemente rápido en su producción, debido a la presencia de rezagos en la capacidad de incrementar exportaciones (generalmente se debe a características tecnológicas específicas del proceso de producción).

Existen también efectos contractivos en el lado de la demanda por la disminución de los saldos reales de dinero gracias al aumento de precios.

CONCLUSIONES.

Resultados obtenidos

l superávit primario del gobierno presenta una relación positiva con el grado de inflación y negativa respecto al valor absoluto de la elasticidad precio del consumo.

  Bajo los tres escenarios de inflación, a mayor coeficiente de elasticidad del gasto, mejor es el resultado fiscal. Lo significa que el efecto del aumento en el nivel de gasto público no es tan importante como el aumento en la recaudación motivado por el incremento del gasto privado.

Otra relación directa se encuentra entre el aumento de salarios y la recaudación de impuestos a las ganancias, lo cual produce un efecto positivo sobre el valor del superávit primario total del gobierno, a pesar de que el aumento en las retribuciones genere un gasto público más elevado. Claro está que esto sucede de ser, como se consideró en este análisis, los salarios el 30% de la base imponible. Mientras menor sea la proporción de los mismos, menor será el aumento en la recaudación como consecuencia de sus variaciones y el efecto negativo sobre el gasto gubernamental se dejará sentir en una forma más importante.  

¿Cómo protegerse de la devaluación?

LA ACENTUADA DEVALUACIÓN de nuestro signo monetario y los altos niveles de inflación afectan notablemente los aspectos financieros de cualquier contratación civil y/o mercantil. Estas variables macroeconómicas, que deben ser controladas prudentemente por el Banco Central de Venezuela (Art. 318 de la Constitución), constituyen un hecho notorio que los particulares deben atender de manera eficiente en sus relaciones contractuales. En este contexto, surge la necesidad práctica de mantener el valor de las deudas en el tiempo, a cuyo efecto se ha hecho costumbre la inclusión en los contratos de los proveedores de bienes y/o servicios de las `cláusulas de estabilización o de garantía mediante las cuales se establece el ajuste periódico de las deudas en bolívares en función a un índice o a una divisa (V.g. IPC o US$). También podría pensarse en la inclusión de una cláusula de pago exclusivo en moneda extranjera, legalmente viable de conformidad con lo establecido en el artículo 115 de la Ley BCV.

Ahora bien, en una situación de inestabilidad financiera como la que se vive en el país, los particulares deben igualmente prever las consecuencias negativas de una potencial declaratoria de control de cambios, que implica una limitación o restricción a la libre convertibilidad de la moneda (Art. 112 de la Ley BCV).

Esto imposibilitaría o haría más oneroso el cumplimiento de las obligaciones con cláusulas de pago en moneda extranjera, por la incapacidad o por los excesivos trámites administrativos que deben efectuarse para obtenerlas. O, de establecerse una obligación en bolívares ajustable a una divisa (moneda de cuenta), se podría crear un deterioro en el monto efectivo de la deuda, pues, por lo general, el tipo de cambio oficial no se compagina con el `valor real de la divisa. Claro, esto en el caso de que sólo existiera un cambio oficial (V.g. Control de Cambio 1994-1996).

Frente a este problema, es apropiado prever la inclusión de las `cláusulas de conversión, por medio de las cuales las partes acuerdan la conversión inmediata a bolívares de las deudas en moneda extranjera (trátese de cláusula de pago o de garantía), ajustables a la inflación o a cualquier otro índice que se considere pertinente; ello, con el fin de hacer viable el cumplimiento estricto de las obligaciones dinerarias. Así, en caso de que se declarase un control de cambios, las deudas con cláusulas de pago o de garantía en moneda extranjeras se transforman de inmediato en obligaciones en moneda nacional, calculadas al tipo de cambio oficial vigente para el día anterior a la declaratoria del control de cambio. Previéndose al efecto, que el monto de la deuda ahora en Bs. se ajustará periódicamente (V.g. al IPC). Con estas medidas, podría controlarse prudentemente (i) el cumplimiento exacto de la obligación y (ii) el mantenimiento del valor de la deuda en el tiempo.

El Banco de la República advirtió que intervendrá nuevamente el mercado de divisas si persiste la subida del dólar.

Consideró que la operación realizada fue exitosa porque al menos detuvo el crecimiento desmesurado de la devaluación y reveló que otorgará mayor liquidez al mercado para compensar los pesos que se gastaron los bancos en la compra de las divisas ofrecidas.

Informó que de los 180 millones de dólares que puso en venta a través de la subasta de opciones "call", los intermediarios hicieron efectiva la compra de 117 millones.

El subgerente monetario del banco de la República , José Tolosa, indicó que la operación de intervención del mercado con oferta de dólares, realizada por primera vez desde que se estableció este mecanismo en 1999, logró frenar la tendencia a la devaluación y precisó que los operadores del mercado demandaron 117 millones dólares del total ofertado.

"Lo que vimos fue que la pendiente alcista del dólar se frenó", explicó Tolosa y recordó que, desde septiembre de 1999, cuando se eliminó el sistema de bandas mínimas y máximas, rige el sistema de libre flotación.

El funcionario indicó que la primera intervención del mercado del dólar que se realiza desde entonces, se efectuó con 180 millones de dólares "para evitar volatilidad excesiva" de la divisa estadounidense.

Agregó que los 63 millones de dólares no demandados, del total de 180 millones, estarán disponibles en el mercado durante un mes, de acuerdo con la norma de intervención para este tipo de casos.

La tasa representativa del mercado abriendo la semana fue de 2.596,26 pesos por dólar, 25 centavos menos del tope que exigía la intervención de la banca central.

Dicha tasa será de 2.599,57 pesos hoy martes y de acuerdo con el subgerente del Banco de la República "la reducción en el ritmo de depreciación del peso fue considerable".

Tolosa se abstuvo de comentar las causas de la devaluación en Colombia, argumentando razones técnicas.

Los analistas locales atribuyen el fenómeno a los temores desencadenados en los países de América Latina por el futuro político de Brasil y el cambio de Gobierno en Colombia el 7 de agosto, cuando tomará posesión Álvaro Uribe.

También citan, entre las posibles causas, las transacciones internacionales de conglomerados colombianos.

RECOMENDACIONES.

omo medidas que pueden ayudar, al margen de las ya descritas, a corregir los desajustes de la balanza de pagos pueden considerarse los llamados fondos de estabilización monetaria y, como complemento, los aranceles, contingentes y el fomento a la exportación.

Los fondos de estabilización monetaria, establecidos por la década de 1930, no han tenido otro objeto que prevenir las fluctuaciones violentas de las razones de cambio de las diversas monedas por inesperados aumentos o disminuciones en la oferta y demanda de las mismas, para lo cual disponían de grandes cantidades de divisas, oro y moneda nacional. En definitiva, es un recurso limitado para impedir la depreciación o revaporización de la moneda nacional en relación a las de otros países. Las operaciones que realiza son la compra son la compra y venta de divisas y moneda nacional, de acuerdo con la oferta y la demanda que de las mismas se haga. Parte de las divisas las convierte en oro para transformarlo a su vez en divisas cuando así fuese preciso.

Aunque, según G. D. H. Colé, manteniendo un gran volumen de las monedas de monedas y oro disponible, los fondos de estabilización monetaria pueden dificultar las operaciones especulativas de carácter monetario y contrarrestar las fluctuaciones a corto plazo, debidas a factores como cambios estacionales en las relaciones de oferta y la demanda entre determinadas monedas, en realidad no evitan los movimientos seculares y persistentes en las variaciones de los tipos de cambios, a la vez que no corrigen las deficiencias o desequilibrios estructurales reflejados en gran parte de las balanza de pagos, pues al decir del propio autor mencionado, "Si...existe una tendencia persistente de la demanda de monedas extranjeras a exceder de la oferta, el fondo de estabilización de cambio no puede luchar indefinidamente contra ella, ya que, a la larga, se le agotarán sus existencias de oro y divisas".

Otros de los métodos tendientes a evitar el desequilibrio en las balanzas de pagos han sido la práctica de restringir las importaciones no necesarias y esenciales mediante los derechos arancelarios, así como el estimulo a la exportación de productos nacionales, a veces mediante subsidios a la misma. A esto puede unirse la utilización del contingente de importación que establece la cantidad máxima que se puede importar de una mercancía de un país durante un periodo de tiempo previamente fijado.

BIBLIOGRAFÍA.

a moneda, el crédito y la banca a través de la concepción marxista y de las teorías Subjetivas. Ramón Ramírez Gómez. Universidad Nacional Autónoma de México 1981.

De Beers, Jonh S.: "El peso mexicano, 1941-1949"

"Problemas agrícolas e industriales de México, Vol. V, núm.1, enero-marzo de 1953, México.

Chapoy Bonifaz, Alma: Aspectos Monetarios y Bancarios de México, tesis profesional, Escuela Nacional de Economía, UNAM, México, 1967.

Kemmerer, Edwin Walter: "Inflaciòn y Revoluciòn. La experiencia Mexicana de 1912 a 1917", Problemas agrícolas de México, Vol. V, núm.1 enero-marzo De 1953, México.

Lobato López Ernesto, Ernesto: "El crédito en México, Fondo de cultura Económica, México, 1945.

Moore, O. Ernest: "Evolución de las instituciones financieras en México,

Centros de estudios Monetarios Latino, México,1963.

BCE. Información estadística mensual. Metodología. Quito: BCE, 1995.

BCE. Información estadística mensual. Quito: BCE, varios números.

BCE. Cuentas nacionales del Ecuador. Quito: BCE, varios números.

BCE. Setenta años de información estadística, 1927-1997. Quito; BCE, 1997.

DORNBUSCH, Rudiger; FISCHER, Stanley y SCHMALENSEE, Richard. Economía.

Segunda edición. México: McGraw-Hill, 1993.

DORNBUSCH, Rudiger y FISCHER, Stanley. Macroeconomía. Quinta edición. Madrid: McGraw-Hill, 1992.

LORA, Eduardo. Técnicas de medición económica. Segunda Edición. Bogotá: Tercer Mundo Editores, 1994.

SACHS, Jeffrey y LARRAÍN, Felipe. Macroeconomía en la economía global. Primera edición. México: Prentice Hall Hispanoamericana, 1994.

Sistema Integrado de Indicadores Sociales del Ecuador -SIISE, 1998-2002.

AGRADECIMIENTOS.

gradesco a mis amigos y familiares por apoyarme durante la elaboración de este trabajo, pero en especial a mis papa ya que me apoyaron Económica y Moralmente para que yo pudiera concluir con mi trabajo.

DEDICATORIA.

Este trabajo se lo dedico a los Maestros del Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario No. 102. Que me instruyeron en este ciclo. Pero en especial este trabajo se lo dedico a mis compañeros y amigos que han estado conmigo en las buenas y en las malas, auque algunos de ellos ya no estén con nosotros.

 

 

agustin alejandro jacintos zapata

 


Comentarios


Trabajos relacionados

  • The new route: dollarization - The Argentine case

    A brief history of Argentina monetary procedures. The cost of the Seinoriage lost. Interest rates. The consumers in a do...

  • Comercio internacional

    El financiamiento y la asistencia internacional. Inversión extranjera directa. Organismos internacionales. Acuerdos come...

  • Modelo Económico

    Definición. Problemática económica que se pretende resolver. Estimación del modelo a priori. Variables, definición y mag...

Ver mas trabajos de Economia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda