Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

¿Existen los bienes vacantes?

Enviado por rswerdna



  1. Análisis interno del artículo
  2. Situación del artículo frente a los demás cuerpos jurídicos
  3. Realidad social de la norma
  4. Conclusiones
  5. Bibliografía

Introducción

"Las leyes, en su significación más extensa, no son más que las relaciones naturales derivadas de la naturaleza de las cosas; y en este sentido, todos los seres tienen sus leyes, las inteligencias superiores al hombre tienen sus leyes, los animales tienen sus leyes, el hombre tiene sus leyes"

Toda doctrina presentada por los juristas debe estar acorde con la realidad práctica jurídica, no es de ninguna utilidad una teoría que no presenta las situaciones observadas. Es sabido que el derecho al ser perfecto por si mismo no puede caer en errores, este no es el caso de la legislación ya que esta llega a presentar contradicciones que pueden perfeccionarse con la aplicación del derecho. La principal tarea de los juristas es describir las situaciones prácticas y al mismo tiempo resaltar lo que señala el derecho en dichas situaciones, independientemente de lo mencionado por la legislación; el punto de equilibrio entre filosofía y práctica lleva a la realización de un trabajo integral.

El derecho de propiedad ha sido a lo largo de la historia uno de los temas más controvertidos dentro del ambiente jurídico. Por muchos juristas la propiedad es tan esencial en el ser humano que se considera derecho natural.

El problema de la propiedad privada extiende más el debate al tratar de explicar situaciones prácticas como las ocurridas en los gobiernos socialistas en los que la propiedad privada es inexistente. La situación mexicana presenta una combinación entre lo dictado por las ideas Marxistas y lo pregonado por el capitalismo. Debido a la situación histórica presentada en México y al régimen político y económico implementado en nuestro país en antaño, la influencia del Estado protector se hace presente dentro de la carta magna. La nacionalización de los bienes fue un gran logro dentro de la vida política mexicana, las consecuencias de esta se presentan aún en nuestros días.

La legislación civil mexicana esta encargada primordialmente a cada uno de los estados, por lo que es deber de cada uno regular en esta materia, por consiguiente presentar una regulación de la propiedad, los bienes y la forma en que se conforma el patrimonio de las personas en su territorio. El estado de Nuevo León cuenta con su legislación en esta materia concentrada en el Código Civil para el Estado de Nuevo León (en adelante CCNL). Dentro del libro segundo, título segundo se encuentra el capítulo V o De los Bienes Vacantes, el siguiente trabajo tendrá como fin analizar el artículo 785 presente en este capítulo.

ART. 785.- "Son bienes vacantes los inmuebles que no tiene dueño cierto y conocido y cuya posesión apta para prescribir no ésta inscrita a favor de persona alguna en el Registro Público"

Se analizará la interpretación teórica y práctica de esta artículo, así como presentar las posibles lagunas de la ley, y en el caso de encontrarlas brindar posibles soluciones a estas tomando en cuenta los diferentes cuerpos legislativos y lo presentado en doctrina al respecto.

CAPÍTULO I

Análisis interno del artículo

Sumario

1.- Significado gramatical y técnico de las palabras. 2.- Significado global según la redacción 3- Ubicación y relación con otros artículos del mismo código. 4.- Antecedentes históricos jurídicos y extrajurídicos

1.- Significado gramatical y técnico de las palabras.

Para el análisis de cualquiera obra jurídica se debe prestar especial atención a cada una de las palabras utilizadas, con el fin de localizar cuales de estas pueden llegar a ser esenciales dentro del enunciado. La utilización de sinónimos puede llevar a cometer errores ya que estos no siempre abarcan lo mismo que las palabras correctas. A continuación se fragmentara el artículo 785 del CCNL en busca de los conceptos claves y su valor dentro de la disciplina jurídica.

ART. 785.- "Son bienes vacantes los inmuebles que no tiene dueño cierto y conocido y cuya posesión apta para prescribir no ésta inscrita a favor de persona alguna en el Registro Público"

Este artículo se compone de un enunciado, el cual se encuentra dividido en dos partes la primera menciona la definición clásica de bienes vacantes y la segunda señala una característica de estos dentro de la legislación Nuevoleonesa. Para el estudio de este artículo es necesario definir los conceptos de bien, bienes inmuebles y posesión ya que son los que presentan las características básicas del enunciado. El concepto de bien vacante en principio no es necesario ya que el artículo es en sí una definición.

Para una mejor comprensión por parte del autor se brindaran las definiciones de bien, bienes inmuebles y posesión conforme a la doctrina de Rafael Rojina Villegas, con base en que es uno de los mas reconocidos juristas en materia civil mexicana.

Bien: "Desde un punto de vista jurídico, la ley entiende por bien todo aquello que puede ser objeto de apropiación"

Bienes inmuebles: "En el derecho moderno los bienes son inmuebles no sólo por su naturaleza, sino también por su destino o por el objeto al cual se aplican; esto quiere decir que no se toma exclusivamente como criterio, la fijeza o imposibilidad de translación de la cosa de un lugar a otro, para derivar de ahí el carácter inmueble de un bien. Ese carácter se fija, bien sea por la naturaleza de las cosas, por el destino de las mismas o por el objeto al cual se apliquen."

Posesión: "La posesión puede definirse como una relación o estado de hecho que confiere a una persona el poder exclusivo de retener una cosa para ejecutar actos materiales de aprovechamiento, animus domini o como consecuencia de un derecho real o personal, o sin derecho alguno"

Es necesario mantener las diferencias entre el concepto de propiedad y de posesión por lo que se brindará una definición de propiedad por parte de Rafael de Pina:

"Puede definirse el derecho de propiedad en los siguientes términos, derecho de propiedad es aquel que autoriza al propietario de una cosa para gozar y disponer de ella con las limitaciones que fijen las leyes que fijen las leyes [SIC]"

2- Significado global según la redacción.

Como ya se menciono el artículo analizado es una definición de bienes vacantes. El significado de este engloba que los bienes vacantes son los inmuebles sin dueño cierto y conocido, por lo que se podría decir que el dueño es inexistente dentro de lo estipulado como dueño legitimo.

Además esta norma termina mencionando que para que se de el carácter de bienes no debe existir un posesión inscrita en el registro público del propiedad, ya que aunque no existiera el dueño conocido este bien ya fue reclamado por lo que ya se esta corriendo un periodo de prescripción para una posible apropiación conforme a derecho del bien en cuestión.

3- Ubicación y relación con otros artículos del mismo código.

La ubicación de este artículo se encuentra en el libro segundo, título segundo del CCNL, debido a esto se puede aclarar que esta no es una disposición general y que su ubicación esta respaldada en que es necesario la estipulación de otras normas para poder llegar a definir los bienes vacantes. El título segundo se encarga de lo relacionado con los tipos de bienes por lo que se comprende la decisión del legislador de ubicarlo ahí.

Al ser el primer artículo de un capítulo esta norma mantiene una relación directa con las subsiguientes esto es del artículo 786 al 789. En estos se aclara las disposiciones que se siguen en relación con los bienes vacantes y su descubrimiento que bien puede ser recompensado por el estado.

4.- Antecedentes históricos jurídicos y extrajurídicos

Los antecedentes históricos de este artículo son los mismos que los antecedentes al código civil. Era necesaria una nueva legislación en materia civil cada uno de los estados de la federación fue realizando su código y reglamentando esta rama del derecho dentro de su territorio. El código civil del Distrito federal funcionó como base para muchas legislaturas locales.

En relación con el problema de los bienes vacantes en específico simplemente era necesario regular la posible apropiación de bienes por medio de una posesión por lo que los bienes vacantes eran necesarios para que esta prescripción se diera, la especificación de cuales son y las características de estos brindo una mayor seguridad jurídica al realizar los tramites necesarios.

En relación con los antecedentes extrajurídicos se observa que antes de las regulaciones en materia civil gran parte de las acciones de esta materia eran ignoradas por la mayoría de la población. También se presentó que en materia de Registro Civil el estado permaneciera sin control de su población, este era llevado por otras instituciones como la iglesia, constituyendo un problema por parte de la administración pública.

CAPITULO II

Situación del artículo frente a los demás cuerpos jurídicos

Sumario

1.- Situación en relación con la constitución. 2.- Comparación con la legislación federal 3.- Situación frente a la doctrina y a la jurisprudencia

1.- Situación en relación con la constitución.

El posible problema o laguna de la ley presentado en el artículo analizado se presenta al compararlo con lo mencionado en el primer párrafo del artículo 27 constitucional.

"Art. 27 :La propiedad de las tierras y aguas comprendidas dentro de los limites del territorio nacional, corresponde originariamente a la Nación, la cual ha tenido y tiene el derecho de trasmitir el dominio de ellas a los particulares, constituyendo la propiedad privada".

Al declarar como primer dueño a la nación es necesario definir está:

"La nación es el conjunto de los habitantes de un país regido por un mismo gobierno, la comunidad de los ciudadanos de un estado, viviendo bajo el mismo régimen o gobierno y teniendo una comunión de intereses; la colectividad de los habitantes de un territorio con tradiciones, aspiraciones e intereses comunes, y subordinados a un poder central que se encarga de mantener la unidad del grupo; el pueblo de un estado, excluyendo el poder gobernante"

Aparentemente no existe problema con respecto a la propiedad de la nación pero algunos autores cuestionan la personalidad de ésta:

"Sin embargo, la fusión del Estado y de la Nación está lejos de realizarse en todas partes. Muchos Estados tienen como súbditos a individuos de nacionalidades diversas: así sucede en los Estados de población mixta o de minorías nacionales, sea cual fuere, por los demás, el tratamiento particular de que gocen los diversos individuos o grupos, en el plano interno o en el internacional"

Para una mejor comprensión de este artículo se observara la palabra nación como sinónimo de Estado aunque como ya se observo esto es técnicamente incorrecto.

"Estado es un ordenamiento constrictivo, y que este ordenamiento coincide con ordenamiento jurídico"

Al retomar el artículo del CCNL con relación a los bienes vacantes se observa que en teoría estos no podrían existir. Al formar parte de la federación Nuevo León debe hacer caso a las disposiciones dictadas por el pacto federal el cual se encuentra dentro de la Constitución, Elisur Arteaga plantea el principio de supremacía constitucional al mencionar que:"Toda constitución, por el hecho de serlo, goza del atributo de ser suprema.". El termino se supremacía es planteado por Felipe Tena Ramírez:

"Supremacía dice la calidad de suprema, que por ser emanación de la más alta fuente de autoridad corresponde a la Constitución; en tanto que primacía denota el primer lugar que entre todas las leyes ocupa la Constitución."

Con lo que entiende que en el caso que se presente una acción inconstitucionalidad la ley que sería invalida sería el CCNL.

Al marcar un dueño originario de todo lo existente dentro del territorio nacional se pierde toda posibilidad de encontrar bienes sin dueño, esto se obtendría de un razonamiento basado en la lectura exclusiva de este artículo. El poder judicial ya presenció este mismo problema por lo que emitió una jurisprudencia que aclara cuales son los bienes exclusivos del estado.

BIENES NACIONALES. De la simple lectura de los párrafos IV, V y VI del artículo 27 constitucional, se desprende que los únicos bienes cuyo dominio corresponden a la nación, son aquellos que excepcional y específicamente se enumeran en los dos párrafos citados, pues en general, conforme al párrafo I del propio precepto, la propiedad de las tierras comprendidas dentro de los límites del territorio nacional, si bien corresponden originalmente a la nación, ésta ha tenido y tiene el derecho de trasmitir el dominio de ellas a los particulares, constituyendo la propiedad privada.

El hecho que la jurisprudencia deba delimitar el domino de los bienes nacionales conlleva que el primer párrafo de artículo 27 es prácticamente inútil, ya que aunque en esta se menciona que el estado es el primer propietario y que transmite esta bien a los particulares, esta afirmación no concuerda con lo mencionado en el CCNL ya que si se afirma que el estado le transmite a los particulares sus bienes para la creación de propiedad privada; y luego se diga que pueden existir bienes sin dueños conlleva que el estado no le transmitió su bien a nadie por lo que nunca perdió su propiedad, eso delimitaría los bienes vacantes a los abandonados por los particulares, cosa que en práctica no ocurre.

Con relación al patrimonio del estado existe jurisprudencia que trata el tema:

"BIENES NACIONALES. Es inexacto que las facultades concedidas al Ejecutivo, por decreto de 29 de diciembre de 1934, para legislar sobre bienes federales, no alcance más que para hacerlo con relación a los que, en esa fecha, formaban ya el patrimonio del Estado; pero nunca sobre los que debieran allegarse al propio patrimonio, puesto que por bienes nacionales no deberán entenderse únicamente, los que fueron ya materia de la declaración de nacionalización correspondiente, sino todos aquellos que, por virtud de la fracción II del artículo 27 constitucional, pasaron, desde luego, de pleno derecho, en la fecha en que entró en vigor la Constitución al dominio directo de la nación."

Existen doctrinas que marcán las diferencias entre los dominios de la nación en relación con sus bienes, una de estas es la realizada por Efraín Polo:

"Tanto la doctrina como la legislación, y de esta última, la Ley General de Bienes Nacionales, hacen una clasificación de los bienes del patrimonio nacional en:

  1. Bienes del dominio público del Estado.
  2. Bienes del dominio privado del Estado."

Como ya se observo la doctrina marca las claras diferencias entre los distintos tipos de bienes que tiene la nación, de hecho existe una ley llamada Ley General de Bienes que será analizada posteriormente; el hecho que se especifique en la doctrina y en una norma ordinaria no borra lo mencionado en el primer párrafo del 27 constitucional; si la norma fuera clara o se aplicará como se alcanza a comprender no sería necesaria la aclaración por parte de la jurisprudencia.

Al marcar delimitaciones a la propiedad del estado como accesorias al artículo constitucional se reniega de una forma la supremacía constitucional ya que una norma ordinaria y una estatal llegan a marcar delimitaciones a la constitución, en el caso que se pretenda mantener la situación sería conveniente reformar la constitución de manera que no marque oscuridad en la interpretación de la norma.

2.- Comparación con la legislación federal

Al tratar como base el CCNL es conveniente realizar una comparación con el código de la misma materia a nivel federal. La ubicación del capítulo relacionado a los bienes vacantes es la misma en los dos códigos. El artículo 785 del Código Civil Federal plantea la definición de los bienes vacantes: "Art. 785: Son bienes vacantes los inmuebles que no tienen dueño cierto y conocido". Como se puede observar esta artículo contempla la primera parte del analizado del CCNL por lo que la realización de un estudio de derecho comparado solo llevaría al resultado de encontrar una igualdad casi total entre las dos normas.

Al igual que con el código de Nuevo León existe la figura de adquirir la cuarta parte del valor del predio con el solo hecho de comunicar la existencia de estos bienes al ministerio público, si se vuelve a plantear lo mencionado del artículo 27 constitucional no se entiende porque el estado otorga premios a las personas que le muestran un bien que ya es propio y que por el hecho de ser inmueble no puede ser perdido. A esta situación de premio se le agrega que según la jurisprudencia dictada no es necesario que el estado haga algún proceso ante los tribunales ya que la constitución ya le proporcionó la propiedad de sus bienes.

"BIENES NACIONALES. Como el artículo 27 constitucional, en su prescripción II, establece qué bienes son de la propiedad de la Nación, al crearse el procedimiento administrativo para que entren al dominio de ésta, no se viola tal artículo, sino se reglamenta su aplicación, ya que la Nación no necesita ejercer acción alguna ante los tribunales, respecto de los bienes que le pertenecen según la Constitución, y de los que debe estar desde luego en posesión."

"BIENES NACIONALES. La Suprema Corte ha establecido jurisprudencia en el sentido de que los bienes que corresponden a la nación, de pleno derecho, comprendidos dentro del artículo 27 constitucional, no necesitan declaración de la autoridad judicial, para pasar a dominio de aquélla, pues dicha declaración está contenida en la primera parte del párrafo V, del citado artículo."

Otra de las leyes que intervienen dentro de este análisis es la Ley General de Bienes Nacionales, esta ley determina cuales son los bienes nacionales, como ya se menciono en la cita de Efraín Polo este cuerpo jurídico presenta la diferenciación entre los bienes de dominio público y privado. Aparentemente todo problema sería resuelto con esta ley ya que específica lo relacionado a los bienes vacantes, esta legislación entra al mismo problema en relación con la constitución, la supremacía aparentemente es ignorada. Como se ha realizado en el análisis con la constitución y el CCNL en práctica la situación se observa con normalidad aunque se presenten los problemas ya planteados.

La Ley General de Bienes Nacionales estipula cuales son los bienes de dominio privado de la nación:

"Artículo 3: Son bienes de dominio privado:

I. Las tierras y aguas de propiedad nacional no comprendidas en el Artículo 2o. de esta ley que sean susceptibles de enajenación a los particulares;

II. Los nacionalizados conforme a la fracción II del Artículo 27 constitucional, que no se hubieren construido o destinado a la administración, propaganda o enseñanza de un culto religioso;

III. Los bienes ubicados dentro del Distrito Federal, declarados vacantes conforme a la legislación común;

IV. Los que hayan formado parte del patrimonio de las entidades de la Administración Pública Paraestatal, que se extingan o liquiden, en la proporción que corresponda a la Federación;

V. Los bienes muebles de propiedad federal al servicio de las dependencias de los Poderes de la Unión, no comprendidos en la fracción XI del Artículo anterior;

VI. Los demás inmuebles y muebles que por cualquier título Jurídico adquiera la Federación.

VII. Los bienes muebles e inmuebles que la Federación adquiera en el extranjero;

VIII. Los bienes inmuebles que adquiera la Federación o que ingresen por vías de derecho público y tengan por objeto la constitución de reservas territoriales, el desarrollo urbano y habitacional o la regularización de la tenencia de la tierra.

También se considerarán bienes inmuebles del dominio privado de la Federación, aquellos que ya formen parte de su patrimonio y que por su naturaleza sean susceptibles para ser destinados a la solución de los problemas de la habitación popular, previa declaración expresa que en cada caso haga la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología."

3.- Situación frente a la doctrina y a la jurisprudencia

En lo referente a la doctrina este artículo no tiene problema con la doctrina nacional, si se analiza todo la situación simplemente es cuestión de un párrafo en la constitución que enuncia un principio que no es respetado al pie de la letra, por lo que se requiere de la jurisprudencia. Pero si se analiza con las bases del derecho civil no pueden existir bienes vacantes con dueño y tampoco es lógico que un propietario brinde recompensas por que le den conocimiento de los bienes de su propiedad para que después los introduzca de nuevo a su patrimonio.

En relación con la jurisprudencia aparentemente no hay problemas graves, solo existen dos jurisprudencias que podrían causar ligera controversia. Estas plantean que es necesario el proceso judicial para presentar a un bien como parte de la nación, estas doctrinas datan de 1924 y 1921 respectivamente por lo que se entiende que ya no esten vigente tomando en cuenta la jurisprudencia ya citada que plantea lo contrario y que es mas reciente; lo interesante de estas es que se basan en un principio universal del derecho o al menos eso se menciona en el rubro, la cuestión planteada es si en este momento es violado este principio de posesión al no plantearse un procedimiento judicial.

"BIENES NACIONALES. El ejercicio de las acciones que corresponden a la nación, respecto de los bienes que le pertenecen, por virtud de lo dispuesto en el artículo 27 constitucional, se hará efectivo por el procedimiento judicial, ya que es un principio fundamental de justicia, universalmente aceptada, el de que la posesión debe ser respetada, y que a nadie puede privársele de ella, sino mediante juicio seguido ante los tribunales; de modo que, por muy evidente e indiscutible que sea el derecho de la nación, no puede ser ejercitado sino mediante el juicio referido".

"BIENES NACIONALES. El ejercicio de las acciones que corresponden a la Nación, respecto de los bienes que le pertenecen por virtud de lo dispuesto en el artículo 27 de la Carta Magna, se hará efectivo por el procedimiento judicial. Tratándose de bienes que la Constitución estima nacionales y sobre los cuales haya surgido contención, es necesario para intervenirlos, que, como consecuencia del juicio previo constitucional, que deberá ventilarse, para cumplir así lo mandado por el artículo 27, la autoridad judicial correspondiente resuelva que tales bienes deben ser intervenidos. La intervención de bienes que se juzguen nacionales, sin el previo juicio correspondiente, importa una violación de garantías. Esta declaración no prejuzga en manera alguna, sobre la facultad que tiene el Presidente de la República para declarar qué bienes son de la Nación."

CAPITULO III

Realidad social de la norma

Sumario

1.- Aspecto técnico jurídico 2.- Aspecto práctico

1.- Aspecto técnico jurídico

En realidad el aspecto técnico jurídico mantiene problemas al plantear la carta magna una disposición que al leerse no tiene lagunas pero al ser aplicada presenta muchos detalles que cuestionan la supremacía constitucional. Estos detalles podrían ser resueltos cambiando o ignorando lo dispuesto por la Ley General de Bienes y los códigos civiles. Esto sería lo más correcto en relación con la jerarquía de la leyes planteada por Kelsen y otros autores. Se podría llegar a plantear una nueva clase bienes posibles de posesión aunque presenten un dueño originario, con esto se eliminaría el problema de bienes vacantes con dueño planteado en la legislación mexicana.

Otra forma en la que se resolvería esto es reformando el 27 constitucional introduciéndole aclaraciones como las dictadas por la jurisprudencia. En último caso y aparentemente el más práctico sería eliminar el primer párrafo de este artículo de manera que no se presente a confusión.

2.- Aspecto práctico

En relación con la práctica no existe problema ya que los bienes vacantes existen dentro del derecho positivo y el vigente aunque debido a disposiciones superiores presentan características peculiares. De cualquier forma la posesión y la prescripción ocurren en México y en Nuevo León. Las leyes plantean bienes vacantes y la jurisprudencia elimina las dudas en cuestión practica al realizar sentencias que complementan y estipulan cuales son los bienes nacionales aún cuando no toman en cuenta todos los párrafos del artículo 27.

CONCLUSIONES

Conforme a lo mencionado se concluye:

1.- El Código Civil de Nuevo León plantea la existencia de posibles bienes inmuebles sin dueño aún cuando la constitución específica que la propiedad de tierras y aguas dentro del territorio pertenecen a la nación.

2.- La Ley General de Bienes Nacionales plantea que dentro de los bienes de la nación de dominio privado se encuentran los bienes vacantes aún cuando estos requieren como característica esencial la falta de dueño conocido.

3.- Según la jurisprudencia los bienes de la nación no incluyen lo mencionado en el primer párrafo del artículo 27 de la constitución.

4.- La práctica no presenta dificultades con relación a los procesos de posesión y prescripción de los bienes vacantes.

5.- Existe una laguna jurídica o la constitución es ignorada en uno de los artículos más importantes en cuestión histórica.

6.- La laguna en la legislación se disiparía si se plantea un nuevo tipo de bienes en los cuales se describa lo ocurrido en México.

7.- Otra posible solución se daría mediante la reforma de la constitución en el primer párrafo del artículo 27 mediante su aclaración o eliminación, esta alternativa solución rompe con el principio de supremacía de la carta magna.

Bibliografía Citada

  1. Adler, Max, La concepción del Estado en el Marxismo. 1a edición. México, Siglo XXI, 1982.

    Arteaga Nava, Elisur Derecho Constitucional. 2ª. Edición. México, Oxford, 1999

    Dabin, Jean, Doctrina General del Estado. Trad. Hector González Uribe de la primera edición en francés. México, Jus, 1946.

    Hobsbawn, E. J., Naciones y Nacionalismo desde 1780. Trad. Jordi Beltrán de la primera edición en inglés. Barcelona, Crítica, 1991.

    Montesquieu, Del espíritu de las Leyes. Trad. Nicolas Estevanez, de la primera edición en francés. París, Casa editorial Garnier hermanos, 1967.

    Pina, Rafael, Elementos del Derecho Civil Mexicano (Bienes-Sucesiones). 1a edición. México, Porrúa, 1980.

    Polo Bernal, Efraín, Manual de Derecho Constitucional. 1a edición. México, Porrúa, 1985. P. 25

    Rojina Villegas, Rafael, Compendio de Derecho Civil. 24 edición. México, Porrúa, 1995

    Tena Ramirez Felipe, Derecho Constitucional Mexicano. 9a edición. México, Porrúa, 1968.

  2. Doctrina
  3. Legislación

Código Civil Federal

Código Civil de Nuevo León

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

Ley General de Bienes Nacionales

c) Jurisprudencia

Amparo administrativo en revisión 543/37. O. Genovevo de la. 15 de abril de 1937. Mayoría de tres votos. Disidentes: Alonso Aznar Mendoza y Agustín Gómez Campos. Relator: Agustín Aguirre Garza. Semanario Judicial de la Federación. Quinta Epoca. Segunda Sala de la SCJN. T. L. p. 317

Amparo administrativo en revisión 983/27. Ramírez Antonio y coagraviados. 15 de octubre de 1936. Unanimidad de cuatro votos. Ausente: José María Truchuelo. Relator: Agustín Aguirre Garza. Semanario Judicial de la Federación. Quinta Epoca. Pleno de la SCJN. T. XVIII. p. 730.

Amparo administrativo en revisión 2661/25. Fábrica de Papel de "Peña Pobre", S. A., y coagraviado. 8 de abril de 1926. Mayoría de nueve votos. Disidentes: salvador Urbina y Sabino M. Olea. La publicación no menciona el nombre del ponente. Semanario Judicial de la Federación. Quinta Epoca. Pleno de la SCJN. T. XI. P. 293.

Amparo administrativo en revisión 5066/45. Compañía Salinas de México, S. A. 1 de abril de 1949. Unanimidad de cuatro votos. Ausente: Franco Carreño. Ponente: Manuel Bartlett B. Semanario Judicial de la Federación. Quinta Epoca. Segunda Sala de la SCJN. T. LII. p. 1245

Amparo administrativo en revisión. Ortigosa de Romero Carlota. 22 de julio de 1922. Mayoría de cinco votos. Los Ministros Alberto M. González, Ignacio Noris y Patricio Sabido no intervinieron en este negocio, por las razones que se expresan en el acta del día. Disidentes: José María Mena, Agustín Urdapilleta y Gustavo A. Vicencio, en cuanto al primer punto resolutivo. Mayoría de siete votos. Disidente: Agustín Urdapilleta, por lo que hace al segundo punto resolutivo. La publicación no menciona el nombre del ponente.

Bibliografía Consultada:

a)Doctrina

Gutiérrez González, Ernesto, El Patrimonio. 5a edición. México, Porrúa, 1995.

Kelsen, Hans, Teoría General del Derecho y del Estado. 1a. edición. Trad. Eduardo García Maynez, de la 1a. edición del alemán. México, UNAM, 1988.

Kerimov, D., Teoría General del Estado y el Derecho. 1a edición. Trad. O. Rasinkov, de la 1a edición en ruso. Moscú, Progreso, 1981.

Tamayo y Sal Morán, Rolando, Introducción al estudio de la Constitución. 1a edición. México, UNAM, 1979.

b) Jurisprudencia

Amparo en revisión 276/18. Orozco Miguel. 28 de abril de 1921. Unanimidad de ocho votos.

Amparo en revisión 301/18. L. de Guevara y Peña María Concepción y coags. 28 de abril de 1921. Unanimidad de ocho votos.

Amparo en revisión 500/18. Suárez vda. de Carmona Francisca. 29 de abril de 1921. Unanimidad de ocho votos.

Amparo en revisión 559/18. Del Muro Catarino J. 29 de abril de 1921. Unanimidad de ocho votos.

Semanario Judicial de la Federación. Quinta Epoca. Segunda Sala de la SCJN. T. C. p. 20

  

 

 

Autor:

Fernando Rojas Andrews

Estudiante de Derecho ITESM Monterrey


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Acción

    Transmisión de la acción. Las partes. Facultades disciplinarias. Procesos de conocimiento. La acción es un derecho públ...

  • Derecho Tributario

    Reforma constitucional de 1994. Derecho tributario. Derecho comparado. Organo de control....

  • Derecho Civil

    Bienes y derechos reales. Concepto de bienes. Bienes corporales. Bienes en general. Derecho real de propiedad. Copropied...

Ver mas trabajos de Derecho

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda