Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Régimen de Proyecto

Enviado por daniellafantastic



Indice
1. Introducción
2. Cintura escapular. Introducción
3. Extremidades Superiores. Introducción
4. Lesiones Típicas en el deporte. Introducción

1. Introducción

Los miembros o extremidades son largos apéndices anexos al tronco y destinados a ejecutar todos los grandes movimiento y en particular la locomoción y la presión, y están simétricamente dispuestos a cada lado de la línea media. Se distinguen en medios superiores o torácicos y miembros inferiores o pelvianos.
Régimen de ProyectoEducación Física – 4to año T.T.

  1. Cintura Escapular: Huesosmúsculosarticulaciones y tipo de movimientos
  2. Extremidades Superiores: Huesos – músculos – articulaciones y tipo de movimientos.
  3. Lesiones típicas en el deporte.

2. Cintura escapular. Introducción:

Es el segmento proximal del miembro superior. Se extiende desde la base del cuello hasta el borde inferior del pectoral mayor.

Se divide en tres regiones:

  • Anterior o axilar
  • Media o deltoidea
  • Posterior o escapular

Huesos

La cintura escapular esta compuesta por el Omoplato o Escarpo, y la Clavícula, a cada lado del cuerpo.

Músculos

Infraescapular, Supraescapular, Subescapular, Coracobraquial, Biceps, parte del Trapecio, Triceps, Deltoides, Redondo Mayor y Menor.

Articulaciones

(Articulación Escarpo-Humeral)

Escápulo-Humeral

Cabeza humeral y la cavidad gle-noidea

Esterno-Clavicular

Extremo interno de la clavícula y el esternón

Articulación acromioclavícular

Extremo externo de la clavícula y el acromión

Articulación subdeltoidea

Se mueve junto a la Escápulo-Humeral

Tipo de movimientos: El hombro, articulación proximal del miembro superior, es una enartrosis, y es la articulación dotada de mayor movilidad entre todas las del cuerpo humano; los movimientos de la articulación del hombro se desarrollan en tres sentidos, lo que permite la orientación del miembro superior en relación con los tres planos del espacio:

1- Eje antero posterior: dirige los movimientos de abducción (Lámina 1:1) (el miembro superior se aleja del plano de simetría del cuerpo y se eleva hasta 180º; a este movimiento de 0º a 90º se le conoce como abducción y de 90º a 180º como elevación; los primeros 20 grados son efectuados por el supraespinoso que fija la cabeza humeral contra la cavidad glenoidea, permitiendo así la acción del deltoides), y aducción (el miembro superior se aproxima al plano de simetría y como es mecánicamente imposible debido a la presencia del tórax, sólo es posible si va unido a una retropulsión, en la cual la adducción es muy leve o a una ante pulsión en la que la adducción alcanza de los 30º a 45º). Ambos movimientos son efectuados en un plano frontal.

2- Eje transversal: dirige los movimientos de flexión o ante pulsión (Lámina 1:6) (llevar el miembro superior hacia delante, corresponde a la articulación escapulohumeral de 0º a 90º), y de extensión o retropulsión (llevar el miembro superior hacia atrás y la amplitud es de 45º a 50º). Ambos movimientos son efectuados en un plano sagital.

3- Eje longitudinal o de rotación: son movimientos que se realizan sobre el eje longitudinal del húmero; para medir la amplitud de los movimientos de rotación es obligatoria la flexión del codo a 90º, de este modo el antebrazo está inserto en un plano sagital y en rotación 0º.
Dirige los movimientos de rotación externa (amplitud de 80º, no llega a los 90º; y es realizado por el supraespinoso, infraespinoso y redondo menor) y rotación interna (amplitud de 95º, para lograr ello es imprescindible cierto grado de retropulsión, para que el antebrazo se coloque detrás del tronco; y es realizado por el subescapular y el redondo mayor).
La posición funcional del hombro es ante pulsión de 45º, abducción de 60º y rotación indiferente, y corresponde al estado de equilibrio de los músculos peri articulares del hombro.

  1. La circunducción, es el movimiento que tiene lugar en torno a tres ejes y cuando llega a su amplitud máxima, el brazo describe un cono irregular en el espacio: cono de circunducción.

3. Extremidades Superiores. Introducción

El miembro superior o torácico se une al esqueleto axial por el cinturón escapular. Presenta para su estudio 32 huesos en cada miembro superior que hacen un total de 64 huesos, distribuidos en cinco segmentos que son siguiendo desde la raíz del miembro hasta su externo libre.

Se articula por arriba con la cavidad cotiloidea o acetábulo del hueso coxal a través de la cabeza del fémur.

Huesos

Las extremidades superiores están formadas por treinta huesos. Tres pertenecientes al brazo: Humero Radio y Cubito. Y el resto a la mano: 8 Carpo, 5 Metacarpo y 14 Falanges.

Articulaciones - Movimientos

- Huesos de la mano -

Escapulo Humeral

Tipo de Articulación: Enartrosis o articulación esferoidea

Anteversión (flexión), retroversión (extensión), separación (rotación medial), aproximación (rotación lateral). Circunducción.

Humero Cubital

Tróclea, gínglimo

Flexión, extensión

Humero Radial

Flexión, extención, rotación

Radio Cubital proximal

Tipo de Articulación: Trocoides, articulación pivote

Pronación, supinación

Radio Cubital distal

Tipo de Articulación: Trocoides, articulación pivote

Pronación, supinación

Proximal del carpo, articulación radiocarpiana
Tipo de Articulación: Condílea, articulación elipsoidal

Separación, aproximación, flexión, extensión.

Distal del carpo, articulación mediocarpiana

Tipo de Articulación: Tróclea dentada

Separación, extención, flexión, extensión

Músculos

Músculos del brazo

Músculos del antebrazo

Músculos de la mano

Músculos del brazo.

El bíceps braquial, esta situado en la parte anterior del brazo, se inserta por arriba mediante dos tendones que van al hueso omóplato. En su parte inferior se insertan sus fibras con el radio.

Es importante debido a que su contracción produce la flexión del antebrazo

sobre el brazo.

El tríceps se encuentra en la parte posterior del brazo. Por arriba se inserta en el húmero y el omóplato, por abajo se fija el cúbito.

Es importante debido a que su contracción determina la extensión del brazo.

Músculo - Movimiento

Bíceps braquial

Flexiona el antebrazo sobre el brazo.

Tríceps braquial

Extiende el antebrazo.

Supinadores

Hace girar el antebrazo hacia fuera.

Deltoides

Son los músculos del hombro.

Pronadores

Hacen girar el antebrazo de fuera hacia dentro.

Flexores de los dedos

Hacen doblar las segundas falanges sobre las primeras y las primeras sobre la mano.

Extensores de los dedos

Permiten extender las falanges.

Abductor corto del pulgar

Dirige y gira el pulgar hacia dentro de la mano.

4. Lesiones Típicas en el deporte. Introducción:
La práctica deportiva tanto a nivel aficionado como de élite se está caracterizando en los últimos tiempos por un incremento de las cargas de trabajo en las sesiones de entrenamiento y por llevarse a cabo sobre superficies rígidas; esto está produciendo un progresivo incremento en el número de lesiones. Hay diversos trabajos que demuestran la incidencia de las lesiones de rodilla en la práctica deportiva, coincidiendo todos ellos en la frecuencia de su aparición de forma general y en particular asociados a la práctica de algunos deportes como el fútbol, las carreras de atletismo y el rugby.
Existe cierta importancia, en cuanto a los factores psicológicos. Es decir, el tiempo de rehabilitación se redujo con el avance de la tecnología, así como también existe una conciencia de parte de los deportistas en cuanto a la importancia de llevar a cabo un programa de rehabilitación de lesiones. Los métodos han mejorado por ende el tiempo de tratamiento se redujo y esto lleva a disminuir una perdida económica y física (debido al tiempo de rehabilitación). Por otro lado, en cuanto a las razones que justifican su importancia unas son de índole personal y de relación. Cuando un atleta se lesiona se convierte en un ser disminuido en sus condiciones físicas y además se siente apartado de su mundo de relación.
Aunque la mayoría de las lesiones que tienen lugar en el ámbito deportivo no difieren esencialmente de las que se observan en otro tipo de actividades, las exigencias del sujeto en lo que respecta a la recuperación funcional y a la reanudación de la actividad deportiva son marcadamente superiores. Tanto la extensión como la propia gravedad de la lesión deportiva se ven modificadas por un cierto número de factores, entre los que cabe destacar la preparación física y psicológica del deportista, su adaptabilidad constitucional para el ejercicio de un deporte concreto, las condiciones ambientales presentes durante la lesión, la edad y el nivel nutricional, entre otros.

Debido a su carácter intrínsecamente inestable y a actuar como una estructura de carga, la rodilla es una de las articulaciones más vulnerables en el curso de las actividades deportivas, proporcionando su complejidad una gran variedad de situaciones clínicas con las consiguientes dificultades en lo que al diagnóstico de las mismas se refiere.
Así, las lesiones de menisco producidas por un mecanismo de flexión-rotación de la rodilla, presentan una gran incidencia en el deporte, debiendo llevarse a cabo el diagnóstico y tratamiento de las mismas siguiendo idénticos criterios a los que se aplican en la práctica ortopédica no deportiva.
La aplicación de las técnicas de biofeedback ha cobrado especial interés en los últimos años en el ámbito deportivo, tanto en lo que se refiere a la mejora del rendimiento del sujeto (p.e., incremento de las habilidades motoras, control de la ansiedad), como a la rehabilitación de lesiones producidas en el curso del ejercicio.
Debido a su elevada frecuencia, la recuperación funcional después de meniscectomía es una de las áreas de intervención que empieza a suscitar mayor atención, existiendo en la literatura algunos ejemplos de aplicación exitosa del biofeedback-EMG. El tratamiento está orientado a restaurar la capacidad funcional del cuádriceps y mejorar su trofismo, generalmente mediante la retroalimentación de la actividad-EMG del mismo durante contracción isométrica.
Un aspecto relevante por lo que a la valoración del biofeedback se refiere, es el demostrar que la retroalimentación EMG tiene un papel específico sobre la restauración de la capacidad funcional, más allá de la que podría obtenerse con la mera realización escalonada y graduada de ejercicios físicos de tensión isométrica, característicos de la terapia física convencional en este ámbito.

A continuación, clasifico las lesiones en:
A) Lesiones óseas y B) Lesiones musculares y C) Lesiones tendinosas
Las lesiones pueden ser, una ruptura completa ó parcial, lesiones por sobresolicitacion ( tendinitis ) ó luxación tendinosa. Cada una de estas lesiones necesita un tratamiento específico y dirigido según la gravedad y la importancia de cada lesión.

A) Las lesiones óseas son difíciles de prevenir ya que se producen normalmente en deportes de contacto y además el choque debe ser lo suficientemente fuerte para superar la resistencia del hueso. Entre las causas, se encuentran: Falta de preparación 30%
Fatiga y esfuerzo excesivo 25%
Malas condiciones del terreno 17%
Lesiones causadas por el contrario 15%
Otras 13%.
Se dice que por cada 40 deportistas se produce un accidente al año, por cada 4.000 un caso de invalidez y por cada 40.000 un fallecimiento.
B) Las lesiones musculares, aun siguen siendo muy comunes, y pueden producirse por un trauma directo ó por contracción brusca ó por estiramiento excesivo ó bien por sobrecargas crónicas. . El tratamiento debe ir siempre encaminado a la regeneración de las fibras musculares y a disminuir la fibrosis. Los métodos terapéuticos que hoy en día se disponen son muy variados y extensos, sin embargo existe un desconocimiento en cuanto a su prescripción por desconocimiento de su acción, de la dosificación , de su aplicación, de sus efectos secundarios etc..
C) Las lesiones tendinosas constituyen entre el 15-25% de las consultas de traumatología deportiva, un 70% de ellos reanudan la practica deportiva en un plazo de dos meses, sin embargo en un 15% suponen la retirada deportiva. El tendón es una estructura poco extensible situada entre el músculo estriado y su inserción en el hueso y tiene entre sus características su gran resistencia mecánica, la transmisión de las fuerzas musculares y la posibilidad de deslizamiento.

La distribución de las fracturas por deportes es:
Automovilismo y motociclismo 28% del total de las lesiones. Fracturas de fémur, tibia, cráneo, antebrazo, vertebrales, pelvis, clavícula y pequeños huesos de manos y pies.
Hípica 27%. Fracturas de escápulas, clavícula, escafoides y tibia.
Lucha y boxeo 24% . Fracturas de huesos de la cara, mano, metacarpianos, falanges, escafoides, antebrazo y pie.
Esquí 21.5% . Fractura de tibia, vértebras, tobillo, arrancamiento de la base de la falange del pulgar.
Ciclismo 16.5% Fractura de clavícula, escafoides, antebrazo, rotula, cuello de fémur.
Balonmano 14.5% Fracturas de huesos manos-pies, rotula y codo.
Rugby 13% Fractura de clavícula, vertebral y tibia.
Tenis 12% Fractura del tobillo y huesos del pie.
Fútbol 11% Fractura de tibia, clavícula, tobillo, huesos de la mano, arrancamientos.
Pelota 11% Fracturas de los huesos de la mano, escafoides, ganchoso, pisiforme, metacarpianos y falanges.
Baloncesto 11% Fracturas de huesos de las manos, pies y tobillo.
Natación 9%
Atletismo 6%

Además de estas fracturas típicas podemos encontrar también otras lesiones óseas que se pueden producir por otros mecanismos. Uno es de la fractura por fatiga en la que el hueso esta sano pero se producen tras esfuerzos prolongados y repetitivos. Otro mecanismo pueden ser los arrancamientos apofisarios, que se producen por contracciones violentas. Tanto las fracturas por fatiga como los arrancamientos apofisarios suelen tener una localización peculiar según los diferentes deportes que se practiquen.

Las lesiones músculo-tendinosas están favorecidas por la falta de entrenamiento ó errores en su practica por fatiga, también por defectos ó ausencia del calentamiento previo, ó por utilización de material inadecuado, también por un habito alimenticio incorrecto e incompleto, también la influencia de la edad y la constitución personal son factores decisivos y por último la re-educación y readaptación post-lesión insuficiente.

 

 

Autor:


Daniella Schneider

Fecha de entrega: 03.11.03
Colegio: I.E.S. Juan B. Justo
Año: 2003
Curso: 4to tt.


Comentarios


Trabajos relacionados

  • El calzado deportivo

    Descripción del pie. Industria del calzado. El calzado deportivo en la actualidad. Los pies, elementos de nuestra anat...

  • Karate

    Orígenes. Karate como deporte. Arte. Filosofia. Según el diccionario Karate (kara--mano; (Te-vació) es: Un deporte de ...

  • Basquetbol: Tacticas Del Juego.

    Caracteristicas del Jugador. Defensa. Construccion de la defensa. Tacticas ofensivas,...

Ver mas trabajos de Deportes

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda