Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La Doctrina Social de la Iglesia y los Sindicatos

Enviado por alvama01



  1. La doctrina social de la Iglesia
  2. Conceptos básicos de la Iglesia hacia los sindicatos
  3. El Estado
  4. Prohibiciones
  5. La tecnología y la globalización
  6. Conclusiones

INTRODUCCIÓN

En países subdesarrollados, como el nuestro, donde tardan en impactar los cambios que se producen en el escenario mundial, todavía se presentan actitudes retrógradas tanto por parte de algunos sectores patronales como de los mismos trabajadores.

Algunos patronos todavía actúan en contraposición a los nuevos tiempos, pretendiendo una explotación extrema de la mano de obra con el simple y llano propósito de aumentar sus riquezas, sin admitir la necesidad de estimular a sus trabajadores para poder competir eficientemente con productores de su mismo rubro, tanto nacional como internacionalmente.

Por su parte, algunos trabajadores, tanto organizados como no organizados, siguen viendo a sus empleadores como un verdadero enemigo a quien en la medida de lo posible hay que restarle posibilidades de éxito en su empresa.

Ambas posiciones han estado siempre equivocadas. Para lograr mejores ganancias y mejores salarios, es imprescindible la armónica combinación de estímulos a los trabajadores y una mayor dedicación para aumentar cuantitativa y cualitativamente la producción.

En este trabajo presentamos lo que la Iglesia por medio de la Doctrina Social de la Iglesia opina del sindicato, lo que el estado de Honduras reconoce del sindicato, así como un punto de vista social el mundo cambiante en el que vivimos, los cambios tecnológicos y las conclusiones acerca del tema de cada uno de los integrantes del grupo. Para así poder enseñar y aclarar su definición y concepto que en muchos países como Honduras muchos lo utilizan de manera contraproducente.

LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA

El Sindicato

Participación de los trabajadores

Comenzó en su andadura desde los inicios de la industrialización, debido a la necesidad que sintieron los obreros de protegerse contra la explotación despiadada que sufrían de manos del capitalismo. No fue fácil para los obreros conseguir que se reconociera el derecho sindical, hoy sin embargo ya consta en todas las constituciones democráticas.

Defensa obrera contra el capitalismo

La industrialización plantea la cuestión social de forma nueva: la maquina sustituye al hombre por un lado, ocasionando desempleo: pero asimismo la maquina complementa y potencia el trabajo del hombre por otro, dividiendo el bienestar.

Con la industrialización se desencadena un éxodo masivo del campo a la ciudad, surgiendo los suburbios de pobreza y cinturones de miseria, cuyas características son:

  1. hacinamiento masivo
  2. carencia de infraestructura
  3. falta de higiene
  4. ausencia de escuelas y servicios

Por otra parte los obreros en las fábricas reciben bajos salarios, jornadas de 16 y 18 horas. Sin condiciones de seguridad ni higiene: empleándose mayoritariamente a mujeres y niños, sin seguridad en el empleo. A estos trabajadores de esta primera época de la industrialización se le dio el nombre de proletarios porque su única propiedad era la prole (sus hijos.)

Las etapas de la reivindicación sindical se esquematiza de la siguiente forma:

  1. reivindicaciones personales sobre salarios, jornadas, condiciones

    asociaciones de socorros mutuos, para ayudarse en caso de necesidad de los propios obreros

    Nacen mutuas, cooperativas y ateneos mediante una modesta cuota que pagaban sus afiliados.

  2. El Muatismo
  3. La Lucha Sindical
  • reivindicativa primero de un grupo de trabajadores en una empresa luego se extiende a localidades, provincia, región y nación
  • Política debido a que la clase patronal cuenta con la ayuda del estado es necesario la conquista del poder para poder participar en la emancipación de la clase trabajadora.

Para que se lograra la libertad sindical en los primeros tiempos estos eran clandestinos luego pasaban por un periodo de legalización y otros periodos de suspensión legal hasta establecer el derecho sindical, lógicamente en esta lucha se desarrollaron muchas muertes, heridos, encarcelados, refugiados, despedidos y otras represiones parecidas.

En los países democráticos se fueron aceptando las reivindicaciones obreras de los primeros tiempos como ser: salario, jornada, seguridad en el empleo, condiciones de trabajo, seguros sociales en salud, descanso, jubilación, formación profesional... por ello evolucionó también el sindicalismo hacia formas de cooperación con la dirección de la empresa aceptando incluso la intervención del estado.

La Iglesia y el Sindicato

La iglesia tuvo sus prevenciones sobre el sindicato, en el principio; compresible ya que era un fenómeno nuevo que surge de la cuestión social planteada por la revolución industrial. Mas tarde se alarmo debido a la influencia y la atracción del comunismo sobre la clase trabajadora; intentó crear sindicatos de signos cristianos que defendiendo sus intereses no perjudicaran a la empresa orientándose a la D.S.I.

Derecho a la libertad y Asociación Sindical

Para Juan Pablo II la cuestión no ofrece dudas " sobre la base de todos estos derechos junto con la necesidad de asegurarlos por parte de los mismos trabajadores, brota aun otro derecho, es decir, el derecho a asociarse a formas que tengan como finalidad la defensa de los intereses vitales de los hombres empleados en diversas profesiones.

Modelos sindicales

  1. Sindicato de clase exclusivamente o compuesto por obreros con autonomía de la patronal.

    Sindicatos amarillos aquellos que aceptan las intervenciones patronales en sus decisiones.

  2. En relación con la clase

    Sindicatos campesinos para obreros del campo.

    Sindicatos industriales para los obreros de la industria y la fabrica.

    Sindicatos comerciales y de servicios para los que trabajan en el comercio y las finanzas.

    Otros sindicatos de los funcionarios de los técnicos de los policías.

  3. En relación a la producción
  4. En relación al modelo político

Sindicatos reivindicativos se limitan a la reivindicación de los derechos laborales

Sindicatos políticos.

Conceptos Básicos de la Iglesia hacia los Sindicatos

Los sindicatos son elementos indispensables de la vida social; su finalidad es la defensa de los intereses vitales de los hombres empleados en diversas profesiones. Son u n exponente de la laucha por la justicia social y un factor constitutivo de orden social y de solidaridad de la que no se puede prescindir.

Luchar por la justicia y no-egoísmo de grupo o clase: La lucha de los sindicatos debe ser vista como una dedicación normal a favor del justo bien y no como una lucha contra los demás. Su finalidad no es eliminar a su adversario, sino que alcanzar la justicia social. Las exigencias sindicales no pueden transformarse en una especie de egoísmo de grupo o de clases.

La actividad sindical entra en el campo de la política: entendida como una prudente solicitud por el bien común. Luchan no solo por mejoras saláriales y de condiciones de vida y trabajo, sino que también para corregir los defectos del sistema de propiedad y de administración de los medios de producción con miras al bien común de toda la sociedad y teniendo en cuenta las limitaciones que impone la situación económica general del país.

Los sindicatos no son partidos políticos: los sindicatos deben evitar asumir el papel de los partidos políticos que luchan por el poder. Las decisiones de los sindicatos no deben estar sujetas a las decisiones de partidos políticos.

La excesiva polinización de los sindicatos se ve como negativa y contraria a su finalidad.

Su papel educativo: es función del sindicato desarrollar en los trabajadores la conciencia de la dignidad y la voluntad de lograr su promoción. Se debe desear que, gracias a la obra de los sindicatos el trabajador puede no solo tener mas, sino, ante todo, sé más; es decir pueda realizar mas plenamente su humanidad en todo los aspectos.

Los sindicatos actuando a favor de los justos de sus miembros, se sirvan del método de huelga: es un medio necesario aunque extremo reconocido por la enseñanza social católica. Las huelgas son legitimas en las debidas condiciones y en sus justos limites. Es un derecho que se le debe asegurar a los trabajadores sin sufrir sanciones penales por participar en una de ella.

La regresión contra dirigentes sindicales constituye abusos frecuentes en nuestros países. Este abuso debe ser combatido por la autoridad del trabajo.

Apoyo pastoral y moral a los dirigentes sindicales: la iglesia debe acompañar a los trabajadores cristianos comprometidos en la vida sindical.

La iglesia es más partidaria de la autonomía sindical así como de una unidad en la pluralidad pero evitando que los sindicatos apoyen acciones comunistas de signos totalitario.

EL ESTADO

Sindicato

Sindicato es toda asociación permanente de trabajadores, de patronos o, de profesión u oficio independiente, constituida exclusivamente para el estudio, me protección de sus respectivos intereses económicos y sociales comunes.

Según el código de trabajo de Honduras, las asociaciones de trabajadores de toda clase están bajo la protección del Estado, siempre que persigan cualquiera de los siguientes fines:

1o.-La capacitación profesional.

2o.- La cultura y educación de carácter general o aplicada a la correspondiente rama de trabajo.

3o.- El apoyo mutuo mediante la formación de cooperativas o cajas de ahorro.

4o.- Los demás fines que entrañen el mejoramiento económico y social de los trabajadores en defensa de los intereses de su clase.

Podemos decir que algunas de las funciones principales de los sindicatos son:

1.- Estudiar las características de la respectiva profesión y los salarios, prestaciones sistemas de protección o de prevención de accidentes y demás condiciones de trabajo referentes asociados para procurar su mejoramiento y su defensa;

2.-Celebrar convenciones colectivas y contratos de trabajo; Garantizar su cumplimiento de sus afiliados y ejercer los derechos y acciones que de ellos nazcan.

3.- Asesorar a sus asociados en la defensa de los derechos emanados de un contrato de trabajo correspondiente.

4.- Promover la educación técnica y general de sus miembros;

5.- Participar en la integración de los organismos estatales que les permita la ley,

6.- Prestar socorrer a sus afiliados.

PROHIBICIONES

1.- Efectuar operaciones comerciales de cualquier naturaleza, sea con los trabajadores o con terceros,

2.- Promover cualesquiera cesaciones o paros en el trabajo, excepto en los casos de huelga declarada de conformidad con la ley,

3.- Suministrar maliciosamente datos falsos a la autoridad de trabajo,

4.- Promover o patrocinar cualesquiera actos de violencia frente a las autoridades o en el perjuicio de los patronos. 

LA TECNOLOGÍA Y LA GLOBALIZACIÓN

En momentos como los actuales, cuando han desaparecido los mercados cautivos, donde hasta los productos de la más ínfima calidad podían sobrevivir; ahora, cuando se busca la apertura de las fronteras para que la producción circule libremente en los mercados nacionales e internacionales, la necesidad de unificar los esfuerzos del capital y el trabajo se ha transformado en un imperativo impostergable. No es ninguna exageración advertir que en las relaciones obrero-patronales descansa, fundamentalmente, la capacidad o incapacidad de los sectores productores del mundo para sobrevivir y sacar provecho a la globalización económica y comercial.

Las nuevas tecnologías ni crean ni destruyen empleo: lo transforman, dependiendo de la forma en que se usan en las empresas. Las dos economías más tecnológicamente avanzadas del mundo, con diferencia, Japón y Estados Unidos, tienen las tasas más bajas de paro: 3,2% en Japón y 5,1% en Estados Unidos en agosto de 1996. A pesar de la incorporación masiva de la mujer al trabajo, no hay paro masivo porque en Japón se mantiene la creación de empleo estable y en Estados Unidos en los cuatro últimos años se han creado diez millones de nuevos puestos de trabajo, el 60% de los cuales son de nivel técnico y profesional, con un nivel de educación superior a la media de la actual fuerza de trabajo

El problema es que las empresas, enfrentadas con costos laborables más altos que sus competidores, tienden a introducir tecnología para eliminar trabajo, compran insumos industriales de otros países de menor costo. Si quieren integrarse plenamente en la economía global es muy dudoso que se pueda permitir la continuación del estado del bienestar actual y de la relativa estabilidad de empleo. Y no parece realista pensar que los gobiernos y empresas van a renunciar a dicha integración en los mercados globales.

Esto no significa que los trabajadores no tengan otro remedio que aceptar los postulados neo-liberales de la globalización y resignarse al retroceso de conquistas sociales y poder de negociación salarial. No estamos en el fin de la historia, con la apoteosis de un capitalismo salvaje, sino en el principio de una nueva era, en la que el extraordinario desarrollo tecnológico puede permitir, a la vez, más ganancia para las empresas y mejores condiciones para los trabajadores: la cuadratura de ese círculo se llama productividad.

Los sindicatos son el principal instrumento de los trabajadores

Pero la elaboración de un nuevo modelo de crecimiento económico y reparto social debe partir del reconocimiento de donde están los problemas y de la movilización para plantear, negociar y obtener soluciones. Y aquí es donde el trabajo y empleo debilitan estructuralmente la posición tradicional de los sindicatos que, se diga lo que se diga, son, con todos sus límites, los principales instrumentos con que cuentan los trabajadores, y la población en general, para la defensa de sus derechos. Lo que las nuevas tecnologías de información y comunicación permiten es la individualización creciente del proceso de trabajo y la organización de la producción en red, mediante la utilización sistemática de subcontratos, de consultarías y servicios especializados, de trabajadores temporales, a tiempo parcial o a la tarea. Y esto en todos los niveles de cualificación. La empresa moderna es una red de producción, servicios e información que se conecta con otras empresas igualmente reticulares, de forma que cada trabajador recibe una tarea o un salario de forma cada vez más individualizada.

Hacia la empresa virtual

La tendencia es hacia la creación de empresas virtuales en las que el proceso de trabajo se organiza a distancia y por empleadores diferentes. Aunque la mayoría de las empresas aún utilizan los métodos tradicionales de producción y gestión, la flexibilidad y productividad del nuevo modelo irá eliminando las empresas que no entren en las nuevas formas de producción internacional. En esas condiciones, ¿cómo organizar a los trabajadores, cuyas condiciones de trabajo, empleo, sueldo y protección social son individualizadas?. Si el trabajo es local y el capital global, ¿cómo actuar sobre una empresa si la respuesta puede ser el cierre y la reinversión del capital en otra región, en otro país o en otro continente?.

Reinventar el movimiento obrero

Si los sindicatos se mantienen negociando en el marco de la empresa, la globalización o informacionalización de las empresas acabará desarticulándolos. Los sindicatos sólo pueden sobrevivir, y con ellos la defensa de los derechos de los trabajadores, planteando un debate social y político sobre las nuevas formas de organización económica, social y política, buscando un modelo que garantice la conexión entre productividad, competitividad, reparto de la riqueza y bienestar social en las nuevas condiciones tecnológicas.

La toma de conciencia de la nueva situación histórica y un amplio debate, a partir de información adecuada, son requisitos indispensables para re-inventar un movimiento obrero (aunque ahora sean obreros de la información) que corresponda a la reinvención de sí mismo que ha operado un capitalismo de nueva planta. No para volver a la lucha de clases, superada por una sociedad mucho más compleja que la del capitalismo clásico.

Sino para recordar a las empresas, al mundo y a nosotros mismos, que podemos y debemos pasar de vivir para producir y a producir para vivir.

Ya pasó el tiempo de culpar a los patronos por todos los males, como ya pasó el tiempo de enriquecerse por la única vía de explotar a los trabajadores. Ahora llegó el momento en que el capital y el trabajo unifiquen voluntades para hacerle frente al libre mercado. Empleados y empleadores deben admitir que ninguno podrá sobrevivir sin el concurso del otro.

CONCLUSIONES

Debemos reconocer que los sindicatos, son la principal arma con la que cuentan los trabajadores para defender sus derechos.

Lo que sucede en nuestra sociedad e interfiere con que este fin se cumpla es el hecho, de que la relación obrero patronal es una lucha sin cuartel en donde el empresario quiere obtener las mayores ganancias con el mínimo de costo, y el obrero quiere ganar lo máximo, con el mínimo esfuerzo.

Sabemos que como personas nos merecemos un salario con el cual se pueda vivir una vida digna, con el cual los trabajadores puedan alimentar, vestir y educar a sus hijos.

Lo ideal seria un equilibrio entre estas dos partes, reconocer que se necesitan mutuamente y no considerarse una a otros como enemigos, luchando para conseguir lo mejor para sí sin pensar también que el bien del otro, ayuda a su propio bien pues un empleado motivado puede ser más productivo y una empresa prospera genera mas empleo y mejores salarios.

Una de las principales amenazas que tenemos en nuestro país para que esta negociación sea justa es que actualmente una de las mayores fuentes de empleo son las maquilas las cuales asignan un salario, en donde no hay presión que valga pues el empleado, debe aceptar esta situación debido a que como es una inversión extranjera, simplemente si no le gusta el nivel de salario que se le exige simple y sencillamente hacen sus maletas y se van a invertir a otro lado, quedándose las personas totalmente desempleadas.

Otra situación muy importante a tomar en cuenta es el hecho de que es muy poca la mano de obra calificada, debido a que hay un alto índice de analfabetismo. Entonces los niveles de salarios para estas personas serán muy bajos.

Para lo cual la solución la puedo encontrar a través de una concientización de ambas partes y trabajar en sociedad por su propio bien y el del otro.

Berta Patricia Ortiz .

Podemos ver, que los sindicatos generalmente en vez de ayudar a sus afiliados lo que consiguen es perjudicarlos, porque no emplean el significado del sindicato tal como es, es decir que deben de procurar que los afiliados puedan gozar de sus beneficios, derechos a los que ellos en su contrato tengan establecidos.

Los sindicatos se crearon para poder ayudar a los empleados de cualquier empresa, pero no para destruir o perjudicar tanto a los empleados como a los dueños.

Carmen Araceli Matute .

Es un grupo formado por personas que persiguen un mismo fin, a través de los sindicatos estas personas exigen derechos que les corresponden ya sea como ciudadano de un país o como trabajador de una empresa.

Los sindicatos tienen mucha influencia en toda empresa, ya que están formados por sus trabajadores, al momento de que ellos exijan algo y estos no lo consideren pueden llevar a un paro total de las actividades que se lleven a cabo en la empresa.

En economía se cree, que el poder monopólico de los sindicatos puede llevar a una inflación por el alza de los costos.

Ya que cuando estos exigen incrementos saláriales, y los empresarios no tienen capital para incrementar estos, lo encuentran aumentando el precio de los productos o servicios que su empresa ofrece a la sociedad.

Se le llama espiral de precios y salarios.

Sindicatos Aumentos Saláriales Aumento de Precios

Es un juego vicioso ya que se exigen aumentos saláriales, porque el costo de vida aumenta al incrementarle los precios a los productos.

Muchos países para tratar de disminuir la crisis que en estos existe, disminuyen el valor relativo del trabajo o capital variable al aumentar los precios o controlando que los sindicatos no exijan aumentos saláriales, esto hace que disminuya la demanda creándose nuevamente la crisis.

Michelli Torres .

Mi opinión personal es que los sindicatos son buenos siempre y cuando todos los miembros asociados al mismo comprendan verdaderamente la función y los objetivos que este tipo de organización persigue y luego que sean aplicados adecuadamente.

Un sindicato debe velar porque se respeten y cumplan los derechos de todos los empleados en una empresa (un salario justo, condiciones de higiénicas, pensiones, oportunidad de desarrollo profesional, horarios justos de acuerdo a la ley), estableciendo un diálogo con los empleadores. Un sindicato debe promover la educación de sus integrantes.

Si bien es cierto en Honduras el capitalismo liberal en las empresas ha incrementado, se debe crear constantemente una conciencia en aquellos que no han caído en las redes de esta ideología en la cual lo que menos importa es el bien común, y a los que ya tienen esta mentalidad hacerles ver las consecuencias de sus actos.

El diálogo es básico en la relación patrono-trabajador para evitar la injusticia social que a la vez trae consigo consecuencias graves en la empresa, familia, sociedad y país. Una de las razones por las cuales este país no puede competir internacionalmente es por las ideas erradas de unos cuantos buscando favorecer sus intereses individuales y que son transmitidos a una masa sin criterio personal, ni decisión.

Los sindicatos deben darse cuenta que una huelga no afecta a la que llama su agresor "patrono" sino también a ellos mismos y que esta definitivamente no es la solución, no sé esta buscando quien tiene el poder sino el bien común.

Rocío Sierra .

Hemos visto como los sindicatos han luchado por tener derechos y buenas condiciones de trabajo para los trabajadores, es una muy buena arma del empleado para hacer valer sus derechos aunque muchas veces es objeto de abusos por parte de sus dirigentes como lo podemos ver en países como Honduras en los que muchas personas ven como una oportunidad los sindicatos para poder sacarle lo más posible a la empresa. La lucha entre empresa y empleado al final lo que termina haciendo es perjudicando a la misma empresa.

La opción de la iglesia es muy buena y clara, hacer que los empleados sean parte de la empresa, llegando a que los empleados disfruten de las utilidades de la empresa pero también de sus perdidas, así habría un compromiso mayor de todos por hacer crecer cada vez mas la empresa, al sentirse que también es parte de ellos. Realmente desde mi punto de vista no deja de ser una utopía ya que las diferencias individuales, la diversidad cultural y sus creencias, sencillamente lo imposibilitan, ya que para poder tan siquiera plantearlo se necesitan un nivel educativo y de comprensión alta, en el cual las personas tengan conciencia de que se quiere lograr, pero la misma ignorancia no nos hace progresar. Ante esta barrera lo que podemos hacer es valernos de los sindicatos para que el empleado se sienta protegido y no solamente sentirse abusado por parte del patrono. Ahora bien hay sindicatos que se sobre pasan en cuanto a lo que ellos consideran que les es justo y la empresa no tiene una capacidad económica de satisfacerlos, es ahí donde entra a regular es estado, porque la empresa debe de concederles un ambiente de trabajo bueno y acorde a su trabajo, seguridad, higiene, etc., pero no así hay que tenerlos en un hotel porque hay que tener en cuenta que sobre todo lo que se busca es que el empleado esté satisfecho con su trabajo y que mejore su productividad.

En la actualidad vemos que todo nuestro entorno evoluciona de manera sorprendente ante las necesidades de internacionales y debemos de estar conscientes y preparados, ya que las empresas pequeñas cada vez están desapareciendo ante grandes corporaciones que están divididas por todo el mundo y no tienen un contacto directo con los empleados, las cuales se les hacen mejor mover sus operaciones a otro lugar ante amenazas de sindicatos. Por eso también los sindicatos deben evolucionar, así como las leyes y estatutos para que sean mas justas y se busque una mejor alternativa, como ser el de unirse en otras empresas pequeñas e ir creciendo mutuamente.

Para lograr una mejor relación entre la empresa y los empleados la manera más eficaz siempre es la comunión y él diálogo, la cual nos puede llevar a comprender las necesidades de ambos a modo de tener una conciliación por ambas partes, claro esta que para llegar a este dialogo debe de haber mutuo interés de llegar a un acuerdo.

Mauricio Matute .

Para mí los sindicatos es uno de los medios en que los empleados pueden asegurar su interés dentro de la empresa.

Los sindicatos son buenos ya que son gremios los cuales se interesan que todos los derechos de los trabajadores se cumplan y al mismo tiempo los trabajadores tengan formas de trabajo dignas de todo ser humano.

Los sindicatos no son medios para poder quitarle el poder a los patronos de las empresas sino que poder tener una armonía o diálogos para que los trabajadores trabajen satisfechamente y motivados.

Hoy en día en nuestro país los sindicatos se han proliferado y están actuando de formas equivocadas ya que alteran el orden publico y lo único que consiguen es que todo se sala de su orden.

Los sindicatos deben tratar de mejorar las condiciones de vida de todos los trabajadores que estén aliados o reunidos en tales gremios, para así poder tener una mejor repartición de bienes y en el que todos puedan salir ganando.

Miriam López Molina .

 

Integrantes:

Berta Ortiz

Carmen Matute

Michelly Torres

Miriam Lopez

Rocío Sierra

Mauricio Matute

San Pedro Sula


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda