Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La Biodiversidad De Chiapas

Enviado por Jaime Lopez Rojas



Indice
1. Introducción
2. Tipos de diversidad biológica
3. Diversidad y megadiversidad en México
4. La biodiversidad de Chiapas
5. El conocimiento de la diversidad biológica
6. Causas de la pérdida de biodiversidad

1. Introducción

La biodiversidad, ha sido definida de diferentes formas y distintos niveles. La definición más simple (y tal vez la más pragmática) es la que se refiere al número de especies en un sitio o número de especies dentro de una comunidad de organismos, ya sea que pertenezcan al mismo o a diferente grupo taxonómico. Una definición más completa es la que considera la variación (genética) que existe dentro y entre las especies de un sitio. Otra definición es la que considera los dos puntos anteriores, pero que además toma en cuenta a la evolución histórica, la filogenia y las interrelaciones genealógicas entre los taxa, y es una alternativa para la visión simplista de que todas las especies tiene un valor igual dentro de la biodiversidad de un sitio. La biodiversidad es un resultado del proceso evolutivo que se manifiesta en la existencia de diferentes modos de ser para la vida.

La definición de la biodiversidad se refiere a la variedad de la vida, incluidos los ecosistemas (terrestres y acuáticos), los complejos ecológicos de que forman parte, la diversidad entre las especies y la que existe dentro de cada especie. La biodiversidad es resultado del proceso evolutivo que se manifiesta en la existencia de diferentes modos de ser para la vida a lo largo de toda la escala de organización de los seres vivos.

Literalmente su significado es sencillo:  Biodiversidad proviene de BIO, que significa vida y DIVERSIDAD que significa variedad, diferencia, abundancia de cosa diferentes.  Por lo tanto la BIODIVERSIDAD es la variedad  que existe de todos los seres vivos: microorganismos, plantas, animales y seres humanos. Biodiversidad es sinónimo de Diversidad Biológica. La BIODIVERSIDAD  o DIVERSIDAD BIOLOGICA es: la abundancia de seres diferentes que existen y las infinitas relaciones que se dan entre ellos y su medio. Y la biodiversidad se expresa en: la variedad de ecosistemas que existen en todo el planeta.La diversidad biológica constituye la base de los servicios y bienes ecológicos, culturales y económicos de la sociedad humana.

Desde el punto de vista de la biología comparada, la biodiversidad es el resultado de un proceso evolutivo que ha durado cientos de millones de años.

Se ha hecho habitual, en parte por comodidad, considerar tres niveles jerárquicos de biodiversidad que afectan de manera especial al hombre: genes, especies y ecosistemas. Pero es importante ser consciente de que ésta no es sino una de las varias formas de evaluar la biodiversidad y que no hay una definición exacta del término ni, por tanto, acuerdo universal sobre el modo de medir la biodiversidad. El mundo biológico puede considerarse organizado en una serie de niveles de organización de complejidad creciente; ocupan un extremo las moléculas más importantes para la vida y el otro las comunidades de especies que viven dentro de los ecosistemas. Se encuentran manifestaciones de diversidad biológica a todos los niveles. Como la biodiversidad abarca una gama amplia de conceptos y puede considerarse a distintos niveles y escalas, no es posible reducirla a una medida única. En la práctica, la diversidad de especies es un aspecto central para evaluar la diversidad a los demás niveles y constituye el punto de referencia constante de todos los estudios de biodiversidad.

2. Tipos de diversidad biologica

En un contexto biogeográfico, la biodiversidad se mide cuantificando la heterogeneidad biogeográfica en una zona o región dada. La biodiversidad geográfica está dada por la diversidad de ecosistemas en una región determinada. Para muchos ecólogos, este nivel de la diversidad se conoce como diversidad.

A nivel ecológico, la biodiversidad tiene dos expresiones bien definidas en el análisis de comunidades: la diversidad presente en un sitio, o diversidad y la heterogeneidad espacial, o diversidad á. La diversidad es una función de la cantidad de especies presentes en un mismo hábitat, y es el componente de la diversidad más importante (y más comúnmente citado) de las selvas tropicales húmedas y de los arrecifes coralinos, por sólo dar dos de los ejemplos más conocidos. La diversidad á es una medida del grado de partición del ambiente en parches o mosaicos biológicos, es decir, mide la contigüidad de hábitats diferentes en el espacio. Este componente de la diversidad es particularmente importante en el manejo de policultivos, y en sistemas agrosilvícolas de uso múltiple. En estos sistemas manejados se busca compensar la menor diversidad de los cultivos con un incremento de la heterogeneidad espacial, o diversidad á.

Finalmente, existe un componente genético, o intraespecífico, de la heterogeneidad biológica. A nivel de una sola especie, puede existir mucha o poca variabilidad genética, dada por la cantidad de alelos diferentes que tenga la especie (variabilidad genotípica), y los caracteres que estos diferentes alelos codifiquen en el organismo (variabilidad fenotípica). La diversidad genética depende de la historia evolutiva de la especie, del nivel de endocría de la población, de su aislamiento reproductivo, y de la selección natural a favor o en contra de la heterosis, entre varias otras causas. La diversidad genética, conocida también como variación, es un componente importantísimo de la biodiversidad.

La biodiversidad no depende sólo de la riqueza de especies, sino también de la dominancia relativa de cada una de ellas. Las especies, en general, se distribuyen según jerarquías de abundancias, desde algunas especies muy abundantes hasta algunas muy raras. Cuanto mayor el grado de dominancia de algunas especies y de rareza de las demás, menor es la biodiversidad de la comunidad.

3. Diversidad y megadiversidad en México

Las naciones de megadiversidad tienen dos características en común: la mayoría son países con influencia tropical y todos son grandes, con más de un millón de Km2 de extensión. En el mundo existen más de 170 países, pero sólo 12 de ellos son considerados como megadiversos. México es uno de estos países que en conjunto albergan entre el 60 y el 70% de la biodiversidad total del planeta.

Por sobreponerse en territorio mexicano, faunas y floras correspondientes a dos regiones biogeográficas (Neártica y Neotropical), por ser un país tropical- montañoso y su elevado número de endemismos; México ocupa el Tercer lugar entre los países con mayor diversidad biológica. Es el primero por su fauna de reptiles (717 especies), el segundo en mamíferos (451 especies), el cuarto en anfibios (282 especies) y fanerógamas (+/- 25,000 especies. El 32% de la fauna nacional de vertebrados es endémica de México, y el 52% lo comparte únicamente con Mesoamérica.

La fauna de México es también una de las más ricas del mundo. La fauna de vertebrados terrestres de Canadá, los Estados Unidos y sus territorios (incluyendo islas en otros continentes), suman un total de 2,187 especies. La fauna de vertebrados de México tiene 3,032 especies en una superficie comparativamente mucho más pequeña.

México, en comparación con cada país centroamericano, posee más especies de vertebrados, y sus porcentajes de endemismos son muy elevados con relación a los otros países; estos oscilan entre el 10.4 y el 58.9%, mientras que entre otros países centroamericanos oscilan entre el 0.5 y el 28.4%. El país que le sigue es Costa Rica con 1,556 especies de vertebrados y porcentajes de endemismo en su territorio de hasta el 20%. Panamá es el tercer país con mayor número de especies de vertebrados: 1,530. La importancia de México destaca más por el número total de especies y por los porcentajes de endemismo que hay en el país. Casi un tercio de las especies de mamíferos terrestres son endémicas del país y la mayoría pertenece al Orden Rodentia.

Cuadro 1.- Vertebrados de México y Centroamérica

País

Taxón: Mamíferos

México

451

Belice

125

Guatemala

184

El Salvador

129

Honduras

173

Nicaragua

177

Costa Rica

205

Panamá

218

México es reconocido a nivel mundial como una de los países con mayor diversidad biológica. El Estado de Chiapas incluye cerca de la tercera parte de la flora mexicana y un 80% de las especies de árboles tropicales del país. Oaxaca es el estado que presenta el primer lugar en especies de vertebrados mesoamericanos y endémicos estatales. Y en segundo lugar se encuentra Chiapas. En Chiapas se encuentra cerca del 35% de los vertebrados mesoamericanos (Ver cuadro 2 y 3).

En lo que hace a la diversidad de especies, México es uno de los países más ricos. De acuerdo a estimaciones recabadas por la Conabio en 1996, en el país existen, por ejemplo, al menos 23 mil 702 especies conocidas de plantas y 5 mil 167 especies de vertebrados, de las cuales mil 54 son de aves, 704 de reptiles y 451 de mamíferos. México ocupa el cuarto lugar mundial en especies de plantas y anfibios, el segundo en mamíferos y el primero en reptiles.

El número de especies que se encuentran en el Neotrópico (que abarca aproximadamente desde México hasta Patagonia) hacen de ésta la región con la mayor diversidad de estos organismos. Alrededor de 3715 especies de aves se distribuyen en la región, la mayor parte de ellas concentradas en las amplias regiones tropicales del continente.

Aproximadamente el 10% de las especies de aves del mundo conforman la avifauna de México, la cual se compone por alrededor de 1060 especies registradas en el país, lo que coloca a México en el doceavo lugar mundial con respecto a su riqueza.

A nivel mundial existen 20 órdenes, 119 familias, 1057 géneros y alrededor de 4332 especies de mamíferos. De lo anterior, México posee el 50% de los 20 órdenes, con 35 familias, 166 géneros y 451 especies de mamíferos que constituyen la diversidad mastozoológica en México y corresponden al 29.4% de las familias, 15.7% de los géneros y 10.4% de todas las especies del continente Americano. Los murciélagos y los roedores son los más diversos, pues representan el 79.2% de todo el complejo mastozoológico mexicano. Además, hay 9 géneros y 148 especies endémicas en 6 órdenes: Rodentia (110), Chiroptera (14), Insectivora (11), Lagomorpha (8); Carnívora (4) y Marsupialia (1).

Por su estatus actual, el 49.8% de las 451 especies figuran real o potencialmente en las listas rojas. El 21.3% de los mamíferos mexicanos están en peligro de extinción o amenazado, siendo Primates y Perissodactyla (100%), Xenarthra (75%), Carnívora (55.9%), Artiodactyla (50%) y Lagomorpha junto con Marsupialia (42.9%) los órdenes más afectados. Insecívora, Rodentia y Chiroptera sólo tienen el 27.3%, 19.4% y el 0.07%, respectivamente, de sus especies en esta categoría.

En el sur-sureste se encuentra 70% de la biodiversidad del país. Oaxaca, Chiapas, Veracruz y Guerrero ocupan los primeros cuatro lugares y Puebla el sexto.

En la región también está casi la mitad de la fauna protegida por la legislación mexicana y los tratados internacionales, y 60% de la flora endémica y protegida por las instancias mencionadas. Más de 50% de la superficie de la región está cubierta por selvas medianas y altas. Oaxaca, Chiapas, Veracruz y Guerrero son los cuatro estados con mayor biodiversidad y riqueza de especies animales y vegetales de la región.

El sur-sureste tiene 25.2% de la superficie forestal del país. Quintana Roo, Campeche, Guerrero y Oaxaca son los únicos cuyos bosques son superiores a 50% de sus territorios. Sólo Chiapas y Yucatán están por encima de la media nacional.

La región sur-sureste contiene 11.9% del total nacional de la superficie con alta calidad ecológica y el 5% de la de baja calidad ecológica del país. Seis de los nueve estados de la región presentan más de 30% de su superficie con calidad ecológica alta y muy alta: Quintana Roo (90.9%), Campeche (77.5%), Guerrero (54.5%), Oaxaca (50.5%), Yucatán (44.8%) y Chiapas (43.5%). Los estados de la región que presentan una mala calidad ecológica son Puebla (52.5%), Tabasco (40%) y Veracruz (28%).

La alta diversidad biológica que México presenta es producto combinado de las variaciones en topografía y clima encontrados en su superficie. Estas se mezclan unas con otras, creando un mosaico de condiciones ambientales y microambientales. A esto se suma la compleja historia geológica del área, en particular en el sureste del país, en lo que se conoce como Núcleo Centroamericano.

4. La biodiversidad de Chiapas

Chiapas cuenta con una extensión que equivale al 3.8 % del país. Tiene más de 300 km. de litoral, una plataforma continental de 67, 000 Km.2, un vasto sistema hidrológico y una gran riqueza de flora y fauna silvestres. Pero antes de señalar su riqueza biológica, hay que indicar el significado de la biodiversidad: "La culminación de tres billones de años de evolución y diversificación de las formas de vida (incluido el ser humano), constituyendo una vasta y compleja trama de la naturaleza y la sociedad".

Se ha estimado que diez países contienen entre el 50 y el 80 % de la biodiversidad del planeta. México es uno de ellos. Por ejemplo, en el mundo existen unas 22,728 especies de vertebrados terrestres, de los cuales 2,478 corresponden a especies que viven en nuestro país y que representan el 11 % del total. Además, contamos con el mayor número de especies de reptiles y mamíferos, y se distingue por su alto índice de endemismo (especies que no existen en condiciones silvestre en ninguna otra parte del planeta): el 62 % de los anfibios, el 56% de los reptiles y el 33% de los mamíferos, son endémicos de México.

El estado de Chiapas cuenta con una de las riquezas florísticas más notables. En su superficie han sido registradas cerca de 8,000 especies de plantas diferentes. Además, debido a la compleja entremezcla de unidades de paisaje en toda su superficie, existe todo una gama de ambientes, hábitats y tipos de vegetación.

La diversidad faunística es particularmente elevada: se han reportado 1,298 especies de vertebrados terrestres y de aguas continentales en el estado. Aproximadamente el 30 % de los anfibios, el 28 % de los reptiles, el 65% de las aves, y el 55% de los mamíferos conocidos para México se encuentran en Chiapas. Esto significa que el 44.5 % de las especies de vertebrados terrestres reportados para el país existen en el estado. Más de un tercio de los vertebrados terrestres (446) presentes en la entidad son endémicos en Mesoamérica, y 25 especies de anfibios y reptiles también lo son.

Adicionalmente la fauna de Chiapas incluye a más de 200 especies migratorias: aves, murciélagos, peces, tortugas marinas, libélulas y mariposas. Las 1,200 especies de mariposas reportadas para la entidad, representan el 80% de las conocidas en México, y más del doble de las que se distribuyen en Estados Unidos y Canadá. De manera similar, al dividir las 89 especies de anfibios presentes entre los 73,867 Km2 de Chiapas y multiplicarlo por 100, obtenemos un índice de riqueza de especies de 0.12. Al comparar este índice con el de otras entidades geopolíticas (España, Australia, Norte América, México, Península de Yucatán, Guerrero, Michoacán, Guatemala Honduras, Belice y Costa Rica), nos muestra que la riqueza de anfibios para Chiapas es únicamente superada por Costa Rica.

Actualmente, se han identificado en Los Altos de Chiapas, 113 especies propias de hábitats ruderales, 115 de los campos cultivados y 133 especies cultivadas para distintos propósitos. Lo anterior representado por 131 familias botánicas, 489 géneros y 980 especies, subespecies o variedades, 127 anuales, 356 herbáceas perennes, 62 pteridofitas, 42 bejucos y trepadoras, 238 arbustos, 112 árboles del interior y 38 árboles del dosel. Se han identificado 112 especies exóticas.

La composición de vertebrados en la microregión de San Cristóbal que incluye 5 municipios, está conformada por 338 especies de las cuales 3 son de peces, 16 de anfibios, 32 de reptiles, 233 de aves y 54 de mamíferos, que corresponden al 26 % de las especies de vertebrados registradas para Chiapas. Además, se localizan áreas geográficas donde existen pocos o nulos estudios biológicos. Los trabajos con invertebrados son incipientes. En esta microregión, se distribuyen también 21 especies endémicas de Chiapas o de México.

Aunque los tipos de vegetación con mayor porcentajes de especies en el área son el bosque de pino-encino y el bosque de pino, lo sorprendente es que los campos agrícolas presentan el mayor número de especies de vertebrados. Este es un hecho que hay que investigar más y colocarlo en el contexto: ocurre en un sitio en donde predomina la cultura campesina, indígena y de producción múltiple. Pero no hay que idealizar este hecho, pues como sabemos esta cultura y su forma de producción se enfrentan a múltiples problemas, que amenazan y alteran su concepción cosmogónica, sus herramientas, sus técnicas, sistemas productivos y de reproducción cultural.

Cuadro 2.- Número de vertebrados por clase zoológica, distribución y endemismo en el estado de Chiapas.

Peces

Anfibios

Reptiles

Aves

Mamíferos

Total

Endémicos a Mesoamérica

58

79

159

188

66

550

Endémicos de México

16

9

30

19

6

80

De distribución limitada

2

9

9

1

4

25

Endémicos al estado

17

10

16

1

6

50

En peligro de extinción

1

0

6

9

5

21

La lista taxonómica de los mamíferos terrestres de Chiapas se presenta en el cuadro 3 y esta compuesta por 204 especies y 194 subespecies, incluidas en 116 géneros y 30 familias, lo que representa 45.2%, 69.9% y 85.7% del total de especies, generos y familias, respectivamente, consideradas para México.

Cuadro 3.- Número de familias, géneros y especies de los órdenes de mamíferos terrestres que habitan en Chiapas y México. Los números entre paréntesis corresponden a las subespecies que existen en Chiapas.

CHIAPAS

MÉXICO

ORDENES

FAMILIAS

GÉNEROS

ESPECIES

FAMILIAS

GÉNEROS

ESPECIES

Didelphimorphia

3

6

8 (8)

3

6

8

Xenarthra

2

4

4 (3)

2

4

4

Insectivora

1

2

9 (5)

2

6

23

Chiroptera

8

57

106 (76)

8

59

137

Primates

1

2

3 (2)

1

2

3

Carnívora

4

17

19 (30)

5

22

32

Perisodactyla

1

1

1 (0)

1

1

1

Artiodactyla

2

4

4 (6)

4

7

8

Rodentia

7

22

48 (61)

8

56

221

Lagomorpha

1

1

2 (3)

1

3

14

Total

30

116

204

35

166

451

En lo que respecta a reptiles, actualmente se registran para la Selva Lacandona 77 especies pertenecientes a 55 géneros, agrupados en 24 familias de anfibios y reptiles. De estas especies, 23 son anfibios y 54 reptiles. Sin embargo se considera que hasta la fecha sólo se ha registrado 65% de las especies potencialmente presentes. El grupo más numeroso lo integran las serpientes con 28 especies; el segundo lo forman los anuros (ranas y sapos) con 21; los lacértidos con 18; los quelonios (tortugas) con seis, y finalmente los cocodrilianos y los caudados con 2 especies cada uno.

La amplia variedad de hábitat que presenta la Selva Lacandona permite que en ella puedan presentarse cerca de 25% de todas las especies de mamíferos terrestres registrados en el país, lo que constituye 82 especies.

De igual manera se reportan en la selva Lacandona 341 especies de aves, lo cual representa 55.5% del total registrado para el estado de Chiapas.

Los problemas de la biodiversidad de chiapas
El principal es la destrucción, modificación y fragmentación de hábitats y ecosistemas naturales que alteran las necesidades vitales de las especies. Pueden ir desde la simple tala y pastoreo local, hasta las grandes obras de desarrollo y la expansión de centros de población. Otros problemas son la caza y la pesca indiscriminada, el comercio y tráfico en todas sus modalidades, la falta de métodos adecuados para la prevención y control de vertebrados dañinos, el uso de plaguicidas a gran escala y la falta de una legislación que permita el control de las actividades humanas que actualmente afectan a la riqueza biológica.

Se calcula que aproximadamente mil especies de plantas, 129 de mamíferos, 272 de aves, 217 de reptiles y anfibios y 126 de peces dulceacuícolas se encuentran en riesgo de extinción. Estas especies representan, en promedio, el 28 % de la fauna de vertebrados del país. Para Chiapas no existen datos actualizados sobre el estatus de las especies que presentan problemas de conservación. Se han reportado 151 especies amenazadas o en peligro de extinción. Este es, sin duda alguna, uno de los mas complejos problemas debido a la diversidad de factores que intervienen y a la dificultad para evaluar objetivamente los efectos de las acciones humanas sobre ciertas especies.

Los problemas de la pérdida de biodiversidad se pueden enfocar desde dos estrategias diferentes. La primera, consiste en conocer los factores que la afectan y cómo están alterando la sobrevivencia de las comunidades faunísticas y florísticas. La segunda sería el conocer qué especies y en qué grado están afectadas por dichos factores. Sin embargo, es importante distinguir entre preservar especies individuales y conservar la biodiversidad. En este último caso, el fin debe ser la protección de ecosistemas, ya que posibilita la preservación de los distintos niveles de la jerarquía ecológica, desde poblaciones hasta ecosistemas. Es imposible proteger a todas las estructuras y todos los procesos ecológicos amenazados. Por consiguiente, es necesario combinar las diferentes estrategias para hacer más eficientes los esfuerzos de conservación de la biodiversidad.

A punto de entrar al nuevo milenio la biodiversidad se ha convertido en el paradigma de lo que tenemos y estamos perdiendo, un símbolo del mundo en que nuestra cultura y concepción del universo ha evolucionado. El hombre mismo es parte del cambio, de aquel paisaje que ha modificado. Así, el manejo y conservación de la diversidad biológica exige un conocimiento previo acerca del comportamiento de los ecosistemas y las causas de su destrucción, sin el cual vislumbrar un buen manejo, planificación y conservación resulta mucho más difícil.

5. El conocimiento de la diversidad biológica

Uno podría imaginar que los inventarios de la fauna, por lo menos la de los vertebrados, son completos. Sin embargo, la realidad es diferente, ya que aún en mamíferos y otros grupos de animales conspicuos, aún se descubren nuevas especies en el país, que representan extensiones en la distribución de especies de otras regiones o taxa nuevos para la ciencia. No es sorprendente que la mayoría de tales especies sean de distribución restringida.

Desgraciadamente, muchas de las especies de distribución restringida han sido descubiertas cuando ya se habían extinguido o estaban seriamente amenazadas. Los peces ofrecen los casos más claros. Cerca de Parral, Chihuahua, un manantial que proporciona el agua para la ciudad mantenía hace un siglo seis especies de peces, de las cuales tres (Stypodon signifer, Characodon garmani y Cyprinodon latifasciatus) eran endémicas del sitio. Por increíble que parezca, dos de esas especies fueron descritas muchos años después de que se extinguieron. Otro ejemplo de la vulnerabilidad de los peces de distribución restringida lo constituye la fauna del Bolsón de la Sandía en Nuevo León. En esa región árida se descubrieron especies de peces que se extinguieron pocos años después de su descubrimento, como Cyprinodon longidorsalis (descubierta en 1984, extinta en 1994), C. inmemoriam (descubierta en 1984, extinta en 1986) y C. ceciliae (descubierta en 1984, extinta en 1990).

Implicaciones para la conservación
Existen varias implicaciones generales para la conservación de la diversidad biológica que se desprenden de los análisis preliminares de las especies de distribución restringida. En primer lugar, es evidente que la mayoría de las especies que se han descrito o registrado en el país en la última década son de distribución restringida, por lo que se encuentran localizadas en áreas pequeñas. Las tasas de descubrimiento de tales especies indican que es posible esperar el descubrimiento de un número todavía considerable de especies de reptiles, anfibios y peces. Sin lugar a dudas, esto debe ser similar en plantas e invertebrados.

Las especies de distribución restringida son más vulnerables a la extinción como resultado de actividades antropogénicas que destruyen o modifican el ambiente. En muchos casos tales especies pueden desaparecer como consecuencia de un solo incendio o proyecto de desarrollo, como una carretera o presa. Dadas las enormes tasas de deforestación y contaminación del país es fácil suponer que el número de especies extintas y en riesgo de extinción es mucho mayor que el conocido o estimado. Es decir, la extinción de especies es una crisis más grave de lo que comúnmente se considera, incluso por los especialistas.

Finalmente, la conservación de la diversidad biológica requiere políticas explícitas que promuevan el establecimiento de cientos de santuarios y reservas en los ámbitos de comunidad, municipio, estado y país para la protección de las especies de distribución restringida. Es evidente, sin embargo, que sólo deteniendo y revirtiendo el deterioro ambiental podrá salvaguardarse la herencia biológica del país.

¿Qué está ocurriendo con la biodiversidad?
Es ahora motivo común de inquietud el hecho de que las actividades humanas han reducido la biodiversidad a escala mundial, nacional y regional y que esta tendencia continúa. Esto se manifiesta en la pérdida de poblaciones vegetales y animales, en la extinción y el agotamiento de especies y en la simplificación de comunidades y ecosistemas. Hay dos formas de evaluar el agotamiento de la biodiversidad: la investigación y la observación directas y la elaboración de hipótesis de lo que puede ocurrir sobre la base de lo que actualmente se sabe.

El análisis de restos animales (sobre todo huesos y conchas de moluscos) y de datos históricos revela que desde el comienzo del siglo XVII se han extinguido unas 600 especies. Desde luego, esto no constituye el cuadro completo, pues muchas especies se han extinguido sin que la humanidad tenga conocimiento de ello. Cerca de las tres cuartas partes de estas extinciones conocidas han ocurrido en islas, como consecuencia de la ocupación por colonos; las causas han sido la sobreexplotación, la destrucción de hábitats y el impacto causado por la introducción de animales. Las extinciones registradas han aumentado mucho desde principios del siglo XIX hasta mediados del XX, y han disminuido desde entonces. Este descenso aparente puede ser consecuencia de las iniciativas de conservación adoptadas en el curso de las últimas décadas, o bien reflejar el hecho de que pueden pasar muchos años entre la última vez que se ve una especie y el momento en que puede registrarse como extinguida con cierta seguridad. De hecho, se han redescubierto varias especies que se consideraban extinguidas.

Cerca de 6.000 especies animales se consideran amenazadas de extinción porque está disminuyendo el número de individuos que las forman, porque se están destruyendo sus hábitats a consecuencia de la sobreexplotación o porque, sencillamente, se ha limitado mucho su área de distribución. Aunque es un número considerable, el estado de conservación de la mayor parte de las especies sigue sin evaluar. Se han estudiado las aproximadamente 9.700 especies de aves que hay en el mundo, pero sólo cerca de la mitad de los 4.630 mamíferos y proporciones pequeñas de otros vertebrados. Se ha examinado un número relativamente reducido de las más de 250.000 especies de plantas superiores y, aunque se dispone de cierta información sobre mariposas, libélulas y moluscos, en términos reales no se ha evaluado, ni probablemente se evaluará jamás, ni una sola de los muchos millones de especies de invertebrados que viven en la Tierra.

Observaciones de campo han confirmado que hay una relación entre el tamaño de un área y el número de especies que contiene. Una generalización sugiere que si una mancha de hábitat se reduce hasta la décima parte de su superficie original, es probable que pierda la mitad de las especies que tenía. Puede utilizarse esta relación entre área y especies para predecir las tasas de extinción. Como la mayor parte de las especies viven en las selvas tropicales húmedas, suscita especial inquietud la influencia que la tala y la modificación de estos hábitats pueda ejercer sobre la extinción de especies. Aunque no cuentan con mucho apoyo, si se toman como punto de partida las estimaciones más elevadas de riqueza de especies de los trópicos húmedos, la relación entre especies y área sugiere que las tasas mundiales de extinción podrían ser extremadamente altas.

6. Causas de la pérdida de biodiversidad

  • Avance de la frontera agrícola, esto significa que cada vez se destruyen mas ecosistemas silvestres para ocupar esos territorios con monocultivos.
    Presión de las grandes compañías proveedoras de semillas y de insumos agrícolas.
    Sustitución de variedades locales por semillas híbridas de alto rendimiento lo que lleva a la desaparición de las primeras.
  • Exagerada publicidad de los "beneficios" en la adopción de paquetes tecnológicos modernos.
    Pérdida de prácticas tradicionales y de sistemas productivos en equilibrio con la naturaleza.
  • Contaminación ambiental, como consecuencia de la implementación de tecnologías poco respetuosas del medio ambiente. Por ejemplo: derrames de petróleo, escape de gases tóxicos, vertido de residuos tóxicos en los cursos de agua, etc.
    El impacto ambiental de las grandes obras –represas, hidrovía, caminos, rutas-.
    Deforestación a causa de la gran presión comercial que se expresa en una presión ambiental ejercida por las grandes empresas madereras lo que lleva a reemplazar el bosque nativo por especies exóticas de crecimiento rápido, como el pino o el eucalipto.
  • Ocupación del espacio con fines urbanísticos.
  • Falta de contacto de los habitantes de las ciudades con los ecosistemas de donde se extraen los alimentos, medicinas, vestimenta que consumen.
  • Ausencia de información sobre los beneficios de los ecosistemas biodiversos.
  • Sobreexplotación extractiva de recursos naturales. Esto es muy frecuente en el caso particular de las plantas medicinales nativas o de la caza y la pesca indiscriminadas.
    Extrema pobreza que lleva a la destrucción de los ecosistemas.

7. Bibliografía

  • Arita, H. T. & L. León. 1993. Diversidad de mamíferos terrestres. Ciencias, # Especial 7: 13-22.
  • Canales Andrade, S. 1999. Ética y Ecología; tercera parte: situación del mundo actual. UNAM. México.
  • Dirzo, R. 1990. La biodiversidad como crisis ecológica actual ¨qué sabemos? Ciencias (No. especial) 4:48-55.
  • Flores, O. y P. Gerez.1994. Biodiversidad y conservación en México: vertebrados, vegetación y uso del suelo, UNAM-CONABIO, México. 439 pp.
  • Halffter, G. 1992. La diversidad de Iberoamérica. Acta Zoológica Mexicana. Vol. Especial 1992., Inst. de Ecología, SEDESOL y CYTED. México.
  • López-Rojas, J. 2002. Diversidad faunística en la Selva Lacandona. Tertulia # 3, enero-marzo. CUID-UNICACH. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. 36 pp.
  • López-Rojas, J. y T. A. Coutiño-Ramos. 2002. México un país megadiverso: El caso de los mamíferos terrestres. www.monografias.com.
  • Nowak, R.M. 1991. Walker’s mammals of the world. 5ª edición, John Hopkins University Press, Baltimore, USA.
  • Ramírez-Pulido, J. & A. Castro-Campillo. 1993. Diversidad mastozoológica en México. Vol. Especial (XLIV). Rev. Soc. Mex. Hist. Nat. México.
  • Ramírez-Pulido, J., A. Castro, J. Arroyo & F. Cervantes. 1996. Lista taxonómica de los mamíferos de México. Occas. Papers Mus. Tex. Tech Univ. 158: 1-62.
  • Retana, O. G. & C. Lorenzo. 2002. Lista de los mamíferos terrestres de Chiapas: endemismo y estado de conservación. Acta Zool. Mex. (n.s) 85: 25-49.
  • Toledo, V. M. 1988. La diversidad biológica de México. Ciencia y Desarrollo. México.
  • " Enciclopedia Microsoft® Encarta® 2000.Biodiversidad. Microsoft Corporation.
  • http://www.planeta.com/ecotravel/mexico/ecologia/98/0598chiapas3.html (Por el Dr. Antonio Muñoz Alonso)

 

 

Autor:


Jaime López-Rojas


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Biologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda