Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Manual de técnicas y procedimientos (página 2)

Enviado por pinkmania41



Partes: 1, 2

14. Sondaje vesical

Definición:

Es la introducción de una sonda o catéter a la vejiga a través del canal uretral utilizando técnicas asépticas.

Objetivos:

  • Evacuar la vejiga en caso de retención urinaria.
  • Controlar hemodinámicamente al paciente crítico.
  • Evitar las consecuencias de la incontinencia urinaria.
  • Como método preventivo ante terapéuticas que puedan producir retención, tales como administración de morfina, atropina.
  • Como preparación en algunas intervenciones quirúrgicas.
  • Realizar exámenes de laboratorio.
  • Comprobar si existe anuria o retención urinaria, cuando hay ausencia de micción.
  • Evitar contactos de la orina con heridas parineales.
  • Prevenir lesiones de la piel producidas por orina en pacientes inconscientes.

Precauciones:

Destacar la importancia de la micción voluntaria promoviendo por todos los medios posibles a nuestro alcance para evitar, si es posible, el cateterismo.

Realizar la técnica de forma aséptica, ya que una práctica incorrecta del ceteterismo puede provocar una contaminación de la orina o infección renal por vía ascendente.

Nunca forzar el catéter para evitar traumatismos como una rotura de la uretra y que se pueda establecer una falsa vía que, además de ser infranqueable la uretra, va a provocar una uretrorragia y posiblemente un absceso periuretral.

Preguntar al paciente su edad, posibles antecedentes venéreos, posible historia litiásica, posibles cateterismos anteriores, exploraciones urológicas que se le hayan efectuado, anomalías congénitas y en casos de mujeres partos habidos e intervenciones ginecológicas, todo esto nos ayudará a elegir el tipo de calibre de catéter.

Observar si tiene estenosis del orificio uretral y si esta operado de fimosis.

En caso de retención urinaria, evitar el vaciamiento rápido de la vejiga, por posible deplección de la misma, pinzando la sonda a intervalos de cien (100) – doscientos (200) ml de orina.

En pacientes varones una vez insertada la sonda, bajar la piel del prepucio para evitar posibles parafimosis.

Principios Científicos:

  • Psicología:

La incontinencia provoca pena e incomodidad al paciente debilitando su moral y llevándolo a estado de presión.

La retención urinaria puede identificarse cuando la eliminación es inferior a treinta (30) ml en una hora.

En la retención urinaria, la orina se forma en el riñón pero el paciente no puede excretarla desde la vejiga causando distensión vesical.

La retención por rebosamiento se identifica por eliminaciones presentes de pequeñas cantidades de orina y presencia de globo vesical.

  • Microbiología:

La retención urinaria predispone a la infección vesical.

Las infecciones urinarias aumentan debido a técnicas deficientes durante el procedimiento de cateterismo vesical o al mango de la sonda.

  • Física:

La distensión vesical por retención urinaria produce presión sobre los órganos adyacentes.

Procedimiento:

  1. Lleve el equipo de cateterismo a la unidad del paciente.
  2. Abrir el paquete:
  • Colóquese los guantes.
  • Revise la sonda y asegúrese que este permeable si es de fowler y si se va a dejar permanente, compruebe que el balón este intacto.
  • Humedezca el algodón con suero o agua.
  • Saque la riñonera y la bolsa para desperdicios.
  1. Colocar al paciente en posición ginecológica o de litotomia cubra el orificio vaginal, si es mujer previo aseo perineal.
  2. Cámbiese los guantes.
  3. Tome la sonda y lubríquese.
  4. Si es hembra entre abra la vulva con los dedos pulgar y medio de la mano cercana a la paciente e introduzca lentamente la sonda hasta que salga orina.
  5. Si es varón colóquelo decúbito dorsal en las piernas ligeramente separadas, sostenga el pene en ángulo de cuarenta y cinco (45º) inserte la sonda dentro de la uretra hasta obtener orina.
  6. Si es necesario recolecte la muestra de orina en el frasco y el resto en la cubeta o pato.
  7. Haga presión suave en la región supra púbica, en caso necesario.
  8. Cuando comience a gotear la orina y la sonda no sea permanentemente, retírela.
  9. Si la sonda es permanente introduzca el balón aire, suero fisiológico o agua destilada según la expansividad comprobada.
  10. Conecte la sonda al frasco de drenaje.
  11. Asegure la sonda sin adhesivo al muslo del paciente si es mujer, si es hombre fíjela entre el pene y la cresta ilíaca alternado los codos para evitar la formación de diverticulos o fístulas en la uretra.
  12. Retire el equipo y cubra al paciente.
  13. Rotule la muestra y envíela al laboratorio.

Anotar:

  • Razones del cateterismo.
  • Cantidad de orina extraída, color, características especiales.

15. Sonda nasogastrica

Definición:

Es un tubo plástico o de goma que se introduce en él estomago con fines diversos (diagnósticos o terapéuticos).

Objetivos:

  • Administrar medicamentos o alimentos a pacientes con alteración del tracto gastrointestinal.
  • Extraer contenido gástrico con fines diagnósticos y terapéuticos.
  • Evitar distensión abdominal en pacientes post-operados del tracto gastrointestinal.
  • Mantener el estómago libre de secreciones durante o después de cirugía gastrointestinal.

Equipo:

  • Sonda nasogastrica calibre dependiendo de la edad del paciente.
  • Guantes.
  • Agua para lubricar la sonda.
  • Envase con hielo picado.
  • Una riñonera.
  • Una toalla o paños descartable.
  • Baja lengua o espátula.
  • Cinta adhesiva.
  • Alfiler.
  • Linterna.
  • Gastro-evacuador.

Procedimiento:

  1. Explicar el procedimiento al paciente o madre.
  2. Proporcional privacidad.
  3. Arreglar el equipo al lado de la cama del paciente.
  4. Colocarlo en posición de Fowler.
  5. Colocar la toalla y riñonera sobre el pecho del paciente.
  6. Nos colocamos los guantes.
  7. Tomamos la sonda y se mide la cantidad a introducir, esto se hace midiendo desde el puente de la nariz, al lóbulo de la oreja y de allí hasta el apéndice xifoide.
  8. Le damos al paciente un vaso con agua para que lo sostenga con la mano derecha, lubricamos la sonda con esa agua fría.
  9. Procedemos a insertarla en uno de los orificios de la nariz.
  10. Se le dice al paciente que degluta, colocando la barbilla sobre el tórax, para que la sonda baje con más facilidad.
  11. Si se hace difícil la retiramos.

Precauciones:

  • La sonda debe estar tapada.
  • La sonda que esta en drenaje debe estar colocada hacia abajo.
  • El sitio alrededor de la sonda debe estar lubricado, al introducirla.
  • Ayudar al paciente a lavarse la boca (sí esta consciente).
  • Medir el líquido que se drena y observar (color, sí hay presencia de alimentos).
  • No dejar que la sonda se obstruya, irrigándola cada vez que sea necesario con solución estéril o solución fisiológica (de 20 a 30 cc).
  • Después de la administración de un medicamento o alimento se debe lavar la sonda.
  • Evitar maniobras violentas por posible hemorragia nasal.

Principio Científico:

  • Anatomía:

Los epitelios nasales están muy vascularizados con los capilares próximos a la superficie al introducirse la sonda nasogastrica producirá epistaxis.

  • Física:

Explicar el procedimiento a realizar al paciente debido al reflejo de

nauseas durante la introducción.

La posición de Fowler alta y la cabeza sujeta a la almohada, facilita la introducción, ya que la gravedad contribuye al paso del tubo.

  • Microbiología:

La mala higiene genera proliferación de microorganismos por lo tanto se tiene que realizar frecuentemente higiene bucal.

  • Farmacología:

Los lubricantes hidrosolubles se disuelven si el tubo entra accidentalmente en los pulmones, a su vez no se debe utilizar vaselina ya que esta, no se disuelve y podría producir complicaciones respiratorias si entrará en los pulmones.

16. Cadena de frio

Se denomina cadena de frío al proceso de conservación, manejo y distribución de las vacunas.

Objetivo:

Lograr que la vacuna conserve su potencia para que al aplicarla al individuo lo proteja de una manera efectiva.

Finalidad:

La finalidad de la cadena de frío es asegurar que las vacunas sean conservadas constantemente a las temperaturas correctas para que estas no pierdan su potencia.

Potencia de la vacuna:

Es la capacidad que tiene para producir inmunidad. La potencia de la vacuna se mantiene mediante un manejo organizado y correcto del producto biológico y va a depender especialmente de su refrigeración manipulación preparación y aplicación.

Las vacunas por lo general tienen un tiempo limitado por su fecha de vencimiento por eso es muy importante llevar un registro y control estricto de las vacunas como:

  • Fecha de recibo.
  • Fecha de elaboración y expiración.
  • Dosis recibidas y entregadas.
  • Temperatura del refrigerador.

El refrigerador va a ser el elemento indispensable para la conservación de las vacunas, del el refrigerador depende gran parte del éxito del P.A.I. un refrigerador bien instalado debe estar:

  • A la sombra lejos de toda fuente de calor.
  • A 15 cm como mínimo de distancia de la pared y del techo.
  • En posición perfectamente nivelada.
  • A una temperatura adecuada para la conservación de la vacuna de 0 ºC a 8 ºC y controlada 2 veces al día.
  • El termómetro debe estar al lado de las vacunas.
  • Las vacunas deben colocarse en el primer estante de la manera, en envases perforados en el fondo y que no sobrepase el tamaño del frasco, esto es con la finalidad de que haya buena circulación del aire frío y no se acumule agua para que no se desprenda él rotulo.
  • En el estante inferior deben colocarse botellas de agua en 3 o 4 hileras, esto es para que haya más superficie fría y al circular el aire en forma de zig-zag se recupera más rápidamente la temperatura de la nevera.
  • Cantidades de agua: Neveras de 12 pies de 6 a 7 litros de agua cada frasco ½ litro.
  • Neveras de 5 pies; 3 litros de agua, cada frasco ¼ litro.
  • Neveras de 3 pies; 1 ½ litro de agua, cada frasco ¼ litro
  • La escarcha del congelador no debe medir más de 1 ½ cm., descongelar y limpiar la nevera al llegar a este grosor.
  • En la nevera no debe existir ningún tipo de alimentos en la nevera donde se colocan las vacunas, el congelador será solo para hielo.
  • Los paquetes con hielo y las botellas con agua, deben guardar entre sí una distancia de 2.5 a 5 cm., ó idéntica distancia de las paredes del refrigerador para que el aire circule libremente.
  • No se puede variar la temperatura por debajo de 4 ºC y por encima de 8 º C.
  • No se deben mantener vacunas vencidas en la nevera.
  • No se deben mantener vacunas preparadas en las jeringas.
  • Todos los días se debe verificar la temperatura de la nevera.
  • Comprobar que la puerta de la nevera este debidamente cerrada.

Distribución de las vacunas:

  • Las vacunas deben distribuirse en envases especiales o adecuados como (cavas o termos) con suficiente hielo.
  • Se deben determinar las cantidades de vacunas a distribuir basándose en la programación de metas para cada establecimiento por mes.
  • La distribución de las vacunas debe hacerse en el menor tiempo posible.

Todas estas instrucciones son necesarias para una buena conservación de las vacunas, de su potencia y efectividad, garantizando el éxito del P.A.I.

17. Champu en cama

Definición:

Es la limpieza o arreglo del cabello que se hace como parte de la higiene del paciente que no puede hacerlo por sí mismo.

Objetivos:

  • Procurar la limpieza y comodidad al paciente.
  • Ayudar a remover o eliminar la pediculosis.

Equipo:

Una bandeja con:

  • Dos (2) toallas de baño.
  • Dos (2) manoplas.
  • Una (1) escudilla pequeña.
  • Solución jabonosa.
  • Champú.
  • Un (1) impermeable o periódico.
  • Un (1) tobo.
  • Una (1) jarra.
  • Un (1) peine o cepillo.
  • Dos (2) torundas de algodón.

Procedimiento:

  • Explicar el procedimiento al paciente.
  • Llevar el equipo al lado de la cama del paciente.
  • Quitar todo lo que haya debajo de la cabeza del paciente, menos la almohada, la cual se le pondrá el impermeable o se pondrá de una manera que llegue cerca del tobo.
  • Colocar la frazada o sabana de baño sobre el paciente y torundas de algodón en los oídos.
  • Colocar al paciente en posición de sins lateral, la cabeza del paciente debe quedar a la orilla de la cama, colocar la bata de baño al cuello del paciente.
  • Proteger el suelo con periódico y colocar el tobo sobre ellos.
  • Enrollar las orillas del impermeable o periódico colocándole clips para formar un canal para evitar que se riegue la espuma.
  • Mojar el cabello completamente con agua aplicando el champú, masajiando el cuero cabelludo.
  • Enjuagar completamente el cuero cabelludo con agua.
  • Quitarle el impermeable y dejándolo caer dentro del tobo.
  • Secar el cabello con la toalla.
  • Retirar el equipo.

Principios Científicos:

  • Psicología:

La higiene es factor importante en la conservación de la salud, ya que tiene además de un efecto psicológico en el individuo, se experimenta una sensación de bienestar y comodidad.

  • Química:

El champú de alto contenido alcohólico reseca el cabello y lo hace quebradizo.

  • Microbiología:

El estafilococo prolifera en los folículos pilosos y glándulas sudoriparas.

18. Baño en cama

Objetivo:

El baño tiene como objetivo brindarle higiene y ser terapéutico para el paciente.

Principios Científicos:

  • Fisiología:

Estimula la circulación, ya que hay una dilatación de las arteriolas superficiales, trayendo más sangre, más nutrientes a la piel.

  • Psicología:

El baño provoca un sentido de bienestar, ayuda frecuentemente a la moral, apariencia y autorespeto del individuo.

  • Microbiología:

El almacenamiento de cebo puede ser en sí irritante, ya que ayuda al desarrollo bacteriano.

Materiales:

  1. Dos toallas, una para la cara y la otra para el cuerpo.
  2. Un paño para lavarse.
  3. Jabón.
  4. Una palangana para el agua del baño.
  5. Equipo higiénico, desodorante, talco, loción.
  6. Una manta para cubrir al paciente durante el baño.
  7. Agua entre 43 a 46 grados C, deberá tener la temperatura adaptada a cada enfermo.
  8. Una bata o pijama limpia.
  9. Un pato o pito.
  10. Guantes.

Procedimiento:

  1. Explique lo que va a hacer, adapte la explicación a las necesidades del enfermo. (Esto tranquiliza al paciente facilitándole información sobre lo que va a ocurrir).
  2. Asegúrese de que la habitación este libre de corrientes de aire, cerrando las ventanas y las puertas. (Las corrientes de aire aumentan las pérdidas de calor del cuerpo por conducción.)
  3. Proporcionarle intimidad, echando las cortinas o cerrando las puertas (la higiene es un asunto personal).
  4. Ofrezca al enfermo un pito o pato (estará más cómodo después de evacuar y es aconsejable antes de la limpieza del periné).
  5. Lavarse las manos (esto evita la transmisión de microorganismos al paciente).
  6. Quítele la bata al usuario y colóquele la manta para cubrir al paciente.
  7. Haga una manopla con el paño para lavarse (una manopla de baño retiene el agua y el calor mejor que un paño suelto).
  8. Ponga una toalla en el pecho del paciente.
  9. Lave los ojos del enfermo solo con agua y séquelos bien. Emplee una esquina distinta para cada ojo y limpie de adentro hacia fuera (el empleo de esquinas separadas cuida la transmisión de microorganismos de un ojo a otro).
  10. Pregúntele al enfermo si desea usar jabón en la cara. Lávele la cara, el cuello y los oídos (el jabón tiene un efecto secante y la cara que esta expuesta al aire tiende a resecarse).
  11. Coloque la toalla de baño a lo largo del brazo del enfermo. Lave y seque esta extremidad empleando fricción largas y firmes. Lave bien las axilas (la toalla de baño evita que se moje la cama, las fricciones firmes desde las áreas distales a las proximales incrementan el retorno venoso).
  12. Ponga las manos del paciente en la palangana, lávelas y séquelas, prestando atención especial a los espacios interdigitales.
  13. Doble la manta de baño debajo del área púbica del enfermo y coloque la toalla a lo largo del pecho y del abdomen. Mantenga esas áreas cubierta con la toalla entre el lavado y el aclarado, sustituya la manta de baño cuando las haya secado.
  14. Envuelva una pierna y un pie con la manta de baño, asegurándose de que el área púbica quede bien tapada. Coloque la toalla de baño extendida debajo de la otra extremidad inferior y lávela, seque esa pierna y repita la operación con la otra.
  15. Lave los pies sumergiéndolos en el agua de la palangana.
  16. Cambie el agua (se hace cada vez que sea necesario).
  17. Ayude al usuario a adoptar una posición lateral, lave y seque la espalda, los glúteos y la parte superior de los muslos. De un masaje en la espalda.
  18. Ayude al usuario a colocar en posición supina y limpie el periné.
  19. Asístale para que se ponga una bata o pijama limpia.
  20. Colabore con el aseo del cabello, boca y las uñas.
  21. Haga la cama del usuario.
  22. Ayúdele a adoptar una posición cómoda.
  23. Reportar cualquier dato anormal o extraño observado durante el baño.

19. Ejercicios activos y pasivos

Ejercicios activos

Se llevan a cabo por parte del paciente, quien proporciona la energía para mover las partes del cuerpo, este tipo de ejercicio sirve a la vez para aumentar y mantener el tono muscular, mantener la movilidad articular y proporcionar otros efectos tratados más adelante.

Los ejercicios activos asistidos, los lleva a cabo el paciente con alguna ayuda del enfermero. El paciente mueve la parte del cuerpo tan lejos como personalmente puede, la enfermera lo mueve hasta completar el resto del grado del movimiento normal. Estos ejercicios fortalecen la función del músculo.

Ejercicios Activos para alcanzar el arco normal de movimientos.

  1. Los ejercicios activos son efectuados por el paciente bajo supervisión y con el apoyo de la enfermera. Los ejercicios pueden hacerse mientras el enfermo permanece acostado en su cama, se encuentra de pie durante sus actividades diarias. Cada movimiento debe ser repetido tres veces o conforme lo tolere él apaciente.
  2. El cuello debe colocarse en las siguientes posiciones: Flexión; en el que la cabeza se mueve hacia delante hasta que la barba pegue con el pecho, extensión; en el que la cabeza se mantiene en la posición erecta normal e hipertensión; la cabeza inclinada hacia atrás lo más que se pueda, flexión lateral; en el que la cabeza se inclina hacia cada uno de los hombros alternativamente, y rotación; la cabeza se mueve con movimiento circular a la derecha, hacia atrás, hacia la izquierda y hacia delante.
  3. El hombro debe colocarse en las siguientes posiciones: Flexión; en el brazo se levanta desde el lado del cuerpo hacia delante hasta una posición situada por encima de la cabeza, extensión; en el que el brazo se mueve desde la posición elevada hacia atrás, para regresar a un lado del cuerpo, hiperextensión; cuando el brazo hacia atrás del cuerpo del paciente, abducción; en el que el brazo se desplaza desde el costado del cuerpo hacia fuera y hacia arriba con la palma de la mano hacia abajo, aducción; en el que el brazo se mueve de regreso hacia el costado del cuerpo con la palma de la mano hacia abajo, rotación interna; en el que el brazo se separa del cuerpo con el codo doblado, y la mano y el antebrazo son llevados hacia delante desde la posición erecta hacia arriba, hasta la posición colgando hacia abajo, rotación externa; que lleva la mano y el antebrazo de nuevo a la posición erecta hacia arriba con el codo flexionado y la circundicción; en el que el brazo se mueve describiendo un circulo completo en uno de los costados del cuerpo.
  4. El codo debe ser colocado en las siguientes posiciones: Flexión; en el que el brazo se desplaza hacia fuera y adelante del cuerpo y el codo es doblado trayendo la mano hacia arriba hacia la cara, y extensión; que endereza el codo regresando en la posición estirada hacia delante.
  5. El antebrazo debe ser colocado en las siguientes posiciones: Supinación; en el que el antebrazo gira hasta que la palma de la mano mire hacia arriba, pronación; la palma de la mano gira hasta que la mire hacia abajo.
  6. La articulación de la muñeca debe ser colocada en las siguientes posiciones: flexión; en el que la mano es doblada hacia delante aproximando la palma de mano al antebrazo, extensión; en el que el dorso de la mano se dirige hacia arriba hasta alcanzar el mismo plano del antebrazo, hiperextensión; en el que él mueve el dorso de la mano hacia el extremo superior del antebrazo. La abducción; es el acodamiento de la mano hacia fuera, alejándose del borde radial y aducción; es el acodamiento de la mano hacia el borde radial del antebrazo.
  7. Los dedos y el pulgar deben ser colocados en las siguientes posiciones: flexión; da como resultado empuñar la mano, extensión; los dedos se mueven hacia fuera al mismo plano del antebrazo, hiperextensión; los dedos se mueven hacia atrás lo más que se pueda, abducción; los dedos se separan, los espacios entre los dedos extendidos se cierran.
  8. La cadera debe colocarse en las siguientes posiciones, flexión; mover la pierna hacia delante y hacia arriba, extensión; regresar la pierna de nuevo a la posición normal de pie, hiperextensión; mover la pierna hacia atrás, abducción; desplazar la pierna hacia fuera, separándola del costado del cuerpo, aducción; regresar la pierna a la posición normal de pie, rotación interna; girar el pie hacia dentro con los dedos apuntando hacia el pie del dedo opuesto, rotación externa; girar el pie hacia fuera con el talón apuntando hacia el pie del lado opuesto y la circundicción; mover el pie en un circulo con la rodilla extendida, a un costado del cuerpo.
  9. La rodilla debe colocarse en las siguientes posiciones: flexión; la rodilla se dobla y se levanta el talón del piso, extensión; el pie regresa al piso, circundicción; el pie se levanta del piso y la parte inferior de la pierna se mueve con movimientos circulares.
  10. El pie y el tobillo deben colocarse en las siguientes posiciones: flexión; los dedos se doblan hacia abajo, extensión; los dedos regresan a su posición normal, hiperextensión; los dedos se levantan en el aire, extensión plantar; el pie se mueve hacia abajo lo más que se pueda, flexión dorsal; el pie se mueve hacia arriba lo más que se pueda, abducción; los dedos se separan entre sí lo más que se pueda, aducción; los dedos se juntan apretadamente, eversión; el borde externo del pie se lleva hacia fuera, inversión; el borde interno del pie es levantado hacia dentro y hacia fuera.
  11. El tronco debe colocarse en las siguientes posiciones: flexión; el tronco se dobla hacia delante a nivel de la cintura, extensión; el tronco se eleva de regreso a la posición natural de pie, hiperextensión; el tronco se dobla hacia atrás más allá del plano que ocupa en la posición normal de pie, flexión lateral; el tronco doblado hacia un lado, circundicción; el tronco se mueve en círculo a partir de la cintura.

Ejercicios Pasivos

Son aquellos en las que la energía requerida para mover la parte del cuerpo la proporciona la enfermera, mediante un equipo mecánico, o el paciente hacia una extremidad afectada. Estos ejercicios sólo mantienen la movilidad articular, al no contraerse los músculos no provienen de la atrofia muscular.

Los ejercicios pasivos se hacen normalmente para corregir problemas específicos del paciente. Si la pierna del paciente gira hacia fuera, hay que hacer hincapié en girarla hacia dentro. Para los ejercicios pasivos, el paciente tomará una posición que permita la libertad de movimientos a la articulación que se va a mover.

Ejercicios Pasivos para alcanzar el Arco Normal de Movimientos.

  1. Los ejercicios pasivos son realizados por la enfermera o el terapeuta en el paciente que no puede realizarlos por sí mismo. Son adecuados los mismos movimientos que fueron explicados en los ejercicios activos para todas las articulaciones, pero debido a limitaciones de posición o del estado del enfermo, no se obtiene el rango completo. La meta es alcanzar el mayor movimiento posible, se ejecuta cada movimiento tres veces a lo más que tolere el paciente. Utilice la mecánica corporal adecuada.
  2. La cabeza debe estar flexionada, extendida, hiperextendida y extendida a cada uno de los lados.
  3. El hombro debe ser flexionado, extendido, abducido y aducido y después en rotación externa e interna.
  4. El codo y el antebrazo deben ser flexionados, después extendido, en supinación y pronación.
  5. La mano y la articulación de la muñeca deben ser flexionada e hiperextendidas al mismo tiempo pueden flexionar los dedos, la abducción y la aducción de la muñeca se pueden efectuar al mismo tiempo que los dedos se juntan y se separan.
  6. La pierna y la cadera deben ser flexionadas hacia fuera y hacia dentro, en rotación y en abducción y aducción. El tobillo debe ser flexionado hacia el dorso, invertido y evertido. También en flexión plantar. Los dedos deben ser flexionados e hiperextendidos.
  7. Con el enfermo en posición prona, el brazo puede ser hiperextendido y la cadera también.

Modificaciones Específicas: Si el paciente presenta debilidad o limitaciones debido a su enfermedad o a lesiones, los ejercicios deben incluir el mayor número de actividades posibles, pero sin amenazar la movilidad actual.

Guías para proporcionar ejercicios pasivos:

  1. Asegúrese que el paciente entiende la razón de hacer los ejercicios.
  2. Utilizar mecanismos corporales buenos cuando se proporcionen los ejercicios, para evitar la fatiga muscular o lesionar los músculos de la enfermera y paciente.
  3. Exponer solo el miembro que se va a ejercitar, para evitar aturdir al paciente.
  4. Sujetar las articulaciones y miembros del paciente, según sea necesario para prevenir lastimar o lesionar el músculo, esto se hace cogiendo la articulación en la palma de la mano o acuñando el miembro a lo largo del antebrazo. Si la articulación le duele (por ejemplo, en una persona artrítica, el miembro se sujeta por las áreas musculares de encima y debajo de la articulación), el miembro se sujeta por las áreas musculares de encima y debajo de la articulación.
  5. Utilizar un punto de apoyo firme y confortable cuando se maneja un miembro.
  6. Mover las partes del cuerpo suave, despacio y rítmicamente. Los movimientos espasmódicos causan malestar y la posibilidad de lesiones. Los movimientos rápidos pueden causar malestar y la posibilidad de lesiones. Los movimientos rápidos pueden causar espasticidad (espasmos) o rigidez (dureza o tirantez) en algunos pacientes.
  7. Evitar mover o forzar una parte del cuerpo por encima del grado de movimiento existente en el paciente. Esto puede producir daño, dolor o lesión muscular.
  8. Si se padece espasticidad muscular durante los movimientos, pararlos temporalmente, pero continuar presionando suave y lentamente sobre dicha parte hasta que el músculo se relaje, después seguir con el movimiento.
  9. Si se presenta una contractura, presionar de forma firme y lenta sin producir dolor para ensanchar las fibras musculares.
  10. Si padece rigidez, presionar contra la dureza y continuar el ejercicio lentamente.

20. Fototerapia

Objetivos:

Evitar neurotoxicidad por penetración de la bilirrubina libre no conjugada en el tejido cerebral (encefalopatia bilirrubinica).

Precauciones:

  • Vigilar que la distancia de la lámpara al niño sea aproximadamente de unos 40 cms.
  • Registrar el tiempo de utilización de la lámpara.
  • Revisar periódicamente las horas totales de funcionamiento de la lámpara, ya que es necesario cambiar los tubos aproximadamente a las 2000 horas.
  • Durante la fototerapia efectuar controles de hematocrito para detectar posibles anemias si existiera incompatibilidad de grupo o RH y en casos especiales.
  • Realizar lavados oculares frecuentes para evitar conjuntivitis o queratitis y proteger los ojos con apósitos oculares y papel aluminio para evitar retinopatias.
  • Retirar los apósitos oculares y vestir al niño, antes de dárselo a la madre para lactar.

Materiales:

  • Lamparas de fototerapia.
  • Suero fisiológico al 0.9 por 100.
  • Jeringa de 2 Ml.
  • Gasas estériles.
  • Apósitos oculares.
  • Papel de aluminio.
  • Esparadrapo.

Desarrollo de la técnica:

  • Colocar al niño desnudo sobre la cuna o incubadora, con los ojos protegidos.
  • Colocar la lámpara de fototerapia a una altura de 40 cms., por encima del niño.
  • Controlar constantes vitales cada tres horas (temperatura, frecuencia cardíaca y frecuencia respiratoria).
  • Controlar el peso del niño cada 24 horas.
  • Realizar cambios posturales cada tres horas.
  • Administrar cambios posturales cada tres horas.
  • Realizar lavados oculares cada tres horas.
  • Administrar líquidos adicionales.
  • Hacer control analítico de bilirrubina cada doce horas. Después de suprimida la fototerapia, se hará un control de bilirrubina, en el transcurso de las seis horas a doce horas siguientes, por el posible fenómeno de rebote.

21. Punción lumbar

Objetivo:

Análisis de líquido cefalorraquideo.

Precauciones:

  • Vigilar posible aparición de nauseas, bradicardias y/o cianosis en el niño.
  • Realizar la técnica de forma aséptica.
  • Observar el punto de punción por posible salida de líquido cefalorraquideo.

Materiales:

  • Paño estéril.
  • Guantes estériles.
  • Gasas y compresas estériles.
  • Antiséptico.
  • Palomillas números 25, 23, 21.
  • Jeringas de 2 y 5 ml.
  • Tubos estériles para recogida de muestras.
  • Apósito autoadhesivo.
  • Taburete.

Desarrollo de la técnica:

  • Colocar al niño en la posición correcta, sentado y flexionado o en decúbito lateral con la columna en hiperextensión flexionando las rodillas contra el abdomen y la barbilla contra el tórax.
  • Inmovilizar al niño sujetándole las cuatro extremidades.
  • Desinfectar la zona de punción con antiséptico.
  • Delimitar el lugar de punción colocando un paño estéril.
  • Colaborar en la punción colocando el material necesario.
  • Recoger la muestra en tubos estériles.
  • Desinfectar la zona y cubrirla con apósitos autoadhesivos.
  • Comprimir durante unos minutos la zona de punción.
  • Remitir la muestra a laboratorio correctamente rotulada y acompañada del volante correspondiente.
  • Registrar en la gráfica la hora de punción y el aspecto del líquido cefalorraquídeo.
  • Controlar las constantes vitales y observar el punto de punción, por posibles pérdidas.

22. Gasometria venosa

Objetivos:

  • Vigilar y controlar el equilibrio ácido – base.

Precauciones:

  • Provocar el menor traumatismo posible.
  • Preservar la muestra de forma apropiada si no se lleva a laboratorio antes de 5 minutos.

Materiales:

  • Compresor.
  • Equipo de gasometría o:
  • Jeringa de 5 ml.
  • Frasco de heparina sódica.
  • Tapón de goma.
  • Algodón, antiséptico y esparadrapo.

Desarrollo de la técnica:

  • Lavarse las manos.
  • Explicar al paciente o madre lo que se le va a hacer.
  • Elegir zona de punción, normalmente la vena basílica (alojada en la flexura del codo).
  • Anticoagular la jeringa introduciendo 1 ml de heparina sódica.
  • Aplicar el compresor unos centímetros por encima de la zona elegida.
  • Desinfectar la zona de punción.
  • Introducir la aguja con el bisel hacia arriba, si la punción es correcta fluirá sangre hasta el cono de la jeringa, tirar él embolo hasta extraer de 2 o 3 ml.
  • Retirar el compresor y extraer la aguja de una forma enérgica, clavar la aguja en el tapón de goma.
  • Con algodón seco presionar la zona de punción.
  • Desinfectar la zona, colocar el algodón limpio y sujetar con esparadrapo.
  • Remitir a laboratorio la muestra antes de 10 minutos, identificando nombres y apellidos del paciente, número de habitación y de cama, fecha y hora de extracción.

23. Gasometria Arterial

Objetivo:

Analizar gases en sangre para verificar la eficacia de la respiración.

Precauciones:

  • Provocar el menor traumatismo posible.
  • Desconectar el oxígeno al paciente si la gasometría es basal, 20 minutos antes de realizar la extracción.
  • Anotar en el volante la concentración de oxígeno que en el momento de punción esta recibiendo el paciente.
  • Limitar el procedimiento a casos muy extremos de pacientes con trastornos de la coagulación o con tratamiento anticoagulante.
  • Presionar entre 5 y 10 minutos en la zona de punción después de la extracción.
  • Preservar la muestra de forma apropiada si no se lleva a laboratorio antes de 5 minutos.
  • Identificación correcta de muestra y sangre.

Materiales:

  • Equipo de gasometria arterial o:
  • Jeringa de 5 ml.
  • Aguja intramuscular o intravenosa.
  • Frasco de heparina sódica.
  • Tapón de goma
  • Algodón, antiséptico, esparadrapo.

Desarrollo de la técnica:

  • Explicar al paciente lo que se le va a hacer.
  • Lavarse las manos.
  • Elegir la zona de punción por palpación:
  • Arteria radial.
  • Arteria humeral.
  • Arteria femoral.

Siempre que se pueda, elegir la arteria radial, ya que es la más accesible y tiene menos riesgos potenciales.

  • Anticoagular la jeringa introduciendo 1 ml de heparina, manteniéndola en posición vertical, retirar él embolo hasta la marca de 5 ml, mientras se va girando el cilindro. De la misma forma ir subiendo él embolo hasta el cono, haciendo salir al exterior a través de la aguja. Esta maniobra no es necesaria si usamos el equipo de gasometría.
  • Desinfectar la zona de punción con antiséptico.
  • Con los dedos índice y medio de mano libre ligeramente separados palpar la arteria, cuando se localice la pulsación fuerte aflojar la presión pero sin quitar los dedos. Si la técnica se realiza sobre la arteria radial introducir la aguja (IV) formando un ángulo de 45º, con el bisel hacia arriba. Si es sobre el humeral introducir la aguja (I M) formando un ángulo de 60º. Si es sobre la arteria femoral introducir la aguja (IM) formando un ángulo de 90º.

Una vez introducida la aguja, la sangre fluirá a la jeringa al ritmo de pulsaciones, si él embolo no sube solo, ayudarlo pero sin forzar. La extracción será de 2 o 3 ml.

Si vemos que no fluye sangre, es posible que hayamos atravesado la arteria, tirar lentamente de la aguja hacia nosotros, si no obtenemos resultado positivo, sacar la aguja y volver a realizar la maniobra cambiando de aguja. No intentarlo más de 2 veces en el mismo sitio.

  • Realizada la extracción, revisar la jeringa por si hubiera burbujas, si no es así, clavar la aguja en un tapón de goma. Si hay burbujas extraerlas dando pequeños golpes en el cuerpo de la jeringa cuando estén en el cono, sacar un poco de sangre con ellas y clavar el tapón de goma en la aguja.
  • Realizar presión sobre la zona de punción entre 5 y 10 minutos.
  • Limpiar la zona, colocar algodón limpio y rodear con esparadrapo de forma que haga presión sin dar la vuelta completa.
  • Remitir la muestra inmediatamente al laboratorio para que no se alteren los valores. Si el envío no se puede realizar en un plazo de 10 minutos, introducir la muestra en hielo.
  • Identificar la muestra con nombre, dos apellidos, número de habitación y cama, fecha y hora.

24. Aspiracion nasotraqueal de secreciones

Objetivos:

  • Mejorar la permeabilidad de las vías aéreas respiratorias.
  • Prevenir y evitar la disnea, hipoxia e hipercapnia.
  • Prevenir la formación de infecciones y atelectasias por acumulo de secreciones.

Precauciones:

  • La manipulación de la sonda puede estimular los receptores vágales, capaces de desencadenar bradicardia, bloqueo cardíaco, extrasistolia, irritación ventricular, e incluso taquicardia ventricular y asistólica.

Para prevenir arritmias graves administrar al paciente oxígeno suplementario antes y después de la aspiración. Si a pesar de estas medidas aparece la ritmía, detener la aspiración, retirar la sonda y emprender las acciones oportunas según la situación del paciente.

  • La manipulación de la sonda puede irritar la mucosa faríngeo-traqueal y causar hemorragia.

Para prevenir la irritación y evitar hemorragia procurar ayudarse en la aspiración con un tubo nasofaríngeo. Regular la presión de aspiración a los valores establecidos (80 – 120 mmHg.), lubricar la sonda y hacer aspiraciones cortas girando la sonda y retirándola poco a poco.

  • Por irritación de la laringe la aspiración puede producir laringoespasmo, si se produce, dejar emplazada la sonda para mantener una vía permeable, aumentar el aporte de oxígeno y avisar de inmediato al médico.
  • El contacto de la sonda con la glotis puede producir arcadas y vómitos.
  • La aspiración nasotraqueal no debe aplicarse a pacientes con problemas de coagulación o enfermedades hepáticas crónicas o a pacientes que hayan presentado laringo-espasmos durante aspiraciones o intubaciones endotraqueales previas.
  • También debe practicarse con extrema precaución en pacientes con historia de pólipos nasales.

Material:

  • Sondas de aspiración.
  • Guantes estériles.
  • Agua bidestilada estéril.
  • Lubricante hidrosoluble.
  • Tubo nasofaríngeo.
  • Fuente de suministro de O2.
  • Equipo de aspiración (aspirador de vacío y goma virgen).

Desarrollo de la técnica:

  • Reunir todo el material y lavarse las manos antes de iniciar el procedimiento.
  • Explicar al paciente lo que se le va a hacer, siempre que sea posible.
  • Elevar el cabecero de la cama a unos 45º.
  • Abrir el envoltorio del equipo manteniendo una técnica estéril.
  • Ponerse el guante estéril en la mano dominante.
  • Lubricar abundantemente el tubo nasofaríngeo.
  • Comprobar que la aspiración de estar entre 80 y 120 mmHg.
  • Conectar la sonda de aspiración a la goma virgen, poner en marcha la aspiración manteniendo pinzada la goma virgen o abierto el orificio de control de la sonda.
  • Colocar la mascarilla de oxígeno en la boca del paciente dejando la nariz al descubierto.
  • Pedir al paciente que saque la lengua mientras se introduce la sonda.
  • Cuando pase la epiglotis y entre la traquea es posible que el paciente tosa con fuerza. Seguir introduciendo la sonda hasta que se encuentre más resistencia y luego sacarla un centímetro.
  • Una vez emplazada, pedir al paciente que se relaje y que respire lenta y profundamente.
  • Para aspirar, colocar el dedo pulgar en la entrada de la aspiración si hay orificio de control, o despinzar la goma virgen, pidiendo al paciente que tosa. Ir retirando la sonda poco a poco, manteniendo la aspiración no más de 10 – 15 segundos.
  • Al terminar se retira la sonda y se despacha tras irrigar los tubos extensores. En caso de ser necesaria una nueva aspiración se repetirá la misma operación con una nueva sonda. Si sé preveen nuevas aspiraciones se dejará emplazado el tubo nasofaríngeo, pero no más de 8 horas.
  • Enrollar la sonda alrededor de la mano enguantada y quitarse el guante dejando la sonda y desechar ambos.
  • Pedir al paciente que se relaje y colocarle la mascarilla de oxígeno a la concentración adecuada.
  • Lavarse las manos y anotar el procedimiento, valorando aspecto y cantidad de secreciones. Observar al paciente por si aparecen efectos secundarios.
  • Las muestras para cultivo de secreciones, se recogerán en los tubos estériles preparados al efecto y se remitirán al laboratorio de microbiología, junto con los volantes debidamente cumplimentadas.

25. Exanguinotransfusion

Objetivos:

  • Prevenir el kernicterus reduciendo la hiperbilirrubinemia.
  • Eliminación de anticuerpos, anti Rh o A-B-O, si están presentes.
  • Tratamiento de la coagulación de consumo en el shock séptico.

Precauciones:

  • Colocar al niño en ambiente cálido y bien iluminado (cuna térmica).
  • Mantener al niño en dieta absoluta en tres y cinco horas antes de la técnica.
  • Colocar la sonda nasogastrica abierta y aspirar contenido si ha comido recientemente.
  • Colocar bolsa recolectora de orina para preservar el campo estéril.
  • Monitorización cardiorespiratoria.
  • Preparar sistema de aspiración son sondas de diferentes calibres.
  • Preparar equipo de reanimación: fuente de oxígeno, laringoscopios, mascarillas, tubos endotraqueales, pinza de magill.
  • Limitar los movimientos del niño fijando las cuatro extremidades.
  • Control de la sangre a utilizar para la exanguinotransfusión: sangre lo más fresca posible, Rh negativo del mismo grupo que los glóbulos rojos del niño y compatible con el suero materno.
  • Preparar medicación de urgencia.
  • Balance de ingresos y pérdidas.

Materiales:

  • Bata y guantes estériles, gorro y mascarilla.
  • Foco de luz auxiliar.
  • Antiséptico.
  • Gasas estériles.
  • Paño frenestado estéril y paños estériles.
  • Hojas de bisturí.
  • Caja de cataterización umbilical.
  • Equipo de exanguinotransfusión.
  • Catéteres umbilicales de varios tamaños.
  • Llaves de cuatro pasos.
  • Jeringas de 5, 10 y 20 ml y agujas.
  • Esparadrapos.
  • Seda 3-0, 4-0, con aguja.
  • Cordonete umbilical
  • Tubos de extracción para laboratorio (hematología, microbiología, bioquímica).
  • Suero fisiológico al 0.9 por 100 (unidad de 100 ml).
  • Calentador de sangre.
  • Heparina sódica.

Desarrollo de la técnica:

  • Comprobar la correcta preparación del niño, monitorización, sonda nasogastrica abierta, bolsa colectora y fijación de extremidades.
  • Conocer el volumen de sangre que hay que intercambiar: aproximadamente el recambio de sangre será el doble de la volemia, que en recién nacidos es de 80 ml/Kg peso aproximadamente.
  • Calentar correctamente la sangre a unos 36 ºC.
  • Colocarse gorro y mascarilla.
  • Realizar lavado quirúrgico de manos.
  • Colocarse bata y guantes estériles.
  • Preparar la zona quirúrgica: Aplicar antiséptico en la zona umbilical y delimitar el campo colocando un paño frenestado estéril adhesivo y paños estériles alrededor.
  • Rodear el ombligo con un cordonete umbilical sin incluir la piel. No anudar fuertemente, sólo en caso de hemorragia.
  • Calcular la longitud del catéter a introducir en el vaso umbilical.
  • Conectar la llave de cuatro pasos al catéter:
  • Conectar al catéter por el colector macho fino.
  • Enroscar la jeringa de 20 ml en el roscado coaxial.
  • Colocar la sangre a administrar en el receptor hembra.
  • Conectar la bolsa colectora a la salida larga fina, (el conector de la jeringa tiene una guía que apunta a la salida y se gira en sentido de las agujas del reloj).
  • Cortar el cordón umbilical 15 – 20 cm por encima de la piel eliminando la pinza umbilical. Volver a desinfectar el corte.
  • Canalizar la vía a utilizar: introducir el catéter entre 4,5 – 7,5 cm., según el niño. Es mejor utilizar la doble vía; arterial y venosa.
  • Controlar el estado del niño durante todo el proceso.
  • Registrar todos los ingresos y pérdidas.
  • Movilizar intermitentemente la sangre del donante para evitar la precipitación de células y que quede sangre pobre en eritrocitos al final de la exanguinotransfusión.
  • El recambio se hará en emboladas de extracción y reposición de 5 a 10 ml., según el peso del recién nacido. Si hay doble vía se extraerá la arteria y se repondrá por vena. Se repondrá muy lentamente y vigilando al paciente y el monitor por si aparecen signos de sufrimiento.
  • Enviar la primera muestra extraída para analizar: hemograma, reticulositos, bilirrubina directa e indirecta, glucosa, iones, proteínas totales, albúmina, plaquetas y gasometria.
  • Administrar de 0.5 – 1 ml de gluconato cálcico al 10 por 100 tras cada 100 ml de sangre citratada repuesta. La administración será muy lenta y vigilando posible bradicardia ya que podría incluso producir parada cardiorespiratoria. Puede ser necesaria la administración de calcio, si el nivel de calcio sérico previo a la exanguinotransfusión era normal.
  • La última muestra extraída se enviará para nuevo control analítico.
  • Retirar el catéter umbilical y aplicar gasa estéril, suturar con seda 3-0 o 4-0.
  • Enviar punta del catéter para cultivo a microbiología.
  • Colocar apósito estéril.
  • Seguimiento posterior:
  • Vigilar hemorragias.
  • Controlar signos vitales.
  • Dieta absoluta durante 5 a 6 horas.
  • Mantener vía intravenosa con suero glucosado hasta reiniciar alimentación.
  • Controles analíticos periódicos (especialmente de hematocrito).
  • Colocar fototerapia
  • Vigilancia de posibles complicaciones:
  • Embolias, trombosis.
  • Arritmias cardíacas.
  • Parada cardíaca.
  • Hiper o hipovolemia.
  • Hiperpotasemia, hipernatremia, hipocalcemia, hipomagnesemia.
  • Acidosis.
  • Hemorragia.
  • Riesgo de sepsis.
  • Hipertermia.
  • Hipoglucemia.
  • Reacciones transfusionales.

26. Determinación de la presión venosa central

Objetivos:

  • Medir en centímetro de agua la presión venosa en la vena cava o aurícula derecha, a través de un catéter alojado en una vía central.
  • Calcular el volumen circulante para conservar el equilibrio hemodinamico.

Precauciones:

  • Para obtener mediciones exactas, colocar al paciente en la postura correcta.
  • Comprobar que el catéter esta alojado en la aurícula derecha o en vena cava, mediante la radiografía de tórax.
  • No deben existir burbujas en el equipo de medición a la hora de realizar la lectura.
  • Mantener el equipo y conexiones limpios para evitar infecciones.

Materiales:

  • Equipo de presión venosa central.
  • Venotonómetro.
  • Suero fisiológico al 0.9 por 100.
  • Llave de tres pasos.

Desarrollo de la técnica:

  • Si es posible, explicar al paciente lo que se le va a hacer.
  • Preparar el equipo de presión venosa central que conste de tres partes:
  1. Parte con cámara de gotas, que se conectará al suero fisiológico.
  2. Parte que se coloca en el venotonómetro donde se realizará la lectura de la presión venosa central.
  3. Parte que se coloca al catéter central.
  • Conectar la parte a) al suero fisiológico y purgar todo el equipo.
  • Colocar el venotonómetro en el pie de goteo e insertar la parte b) del equipo.
  • Conectar a una lleve de tres pasos.
  • Catéter central.
  • Parte c) del equipo.
  • Sistema de infusión habitual.
  • Para efectuar la lectura de la presión venosa central realizar los siguientes pasos:
  • Colocar al paciente en decúbito supino, con la cama horizontal y el punto 0 del venotonómetro a la altura de la aurícula derecha (línea axilar media).

Si no se puede colocar al paciente en posición horizontal pondremos la cama a 30 º y el punto 0 lo pondremos a la altura del ángulo de Lewis. Para realizar esta maniobra nos ayudaremos de una regla terminada en punta de flecha que tiene adosado por detrás el venotonómetro (colocar mal el punto 0 nos equivale a una lectura errónea).

  • Cerrar el equipo de gotas de la parte c) del equipo.
  • Abrir el regulador de la parte a) del equipo y a la vez él facilitará el llenado del venotonómetro, que será hasta el tope del sistema.
  • Cerrar el regulador del suero fisiológico.
  • Colocar las aspas de la llave de tres pasos de forma que coincidan en línea con la entrada del catéter y el sistema de presión venosa central. En la conexión con el sistema de infusión intravenosa deberá quedar la parte de la llave que no contenga aspa.
  • Abrir el regulador de la parte conectada al catéter.

Observar el descenso del suero a través del venotonómetro, debiendo coincidir con la respiración. Si no sucede de esta forma, comprobar la permeabilidad del catéter, así como su colocación.

  • En el punto donde se pare el suero será donde efectuaremos la lectura, para que sea más fiable, observaremos la posición del suero durante dos o tres movimientos respiratorios.
  • Colocar la llave de tres pasos en la posición que permita el paso de la infusión intravenosa al catéter, dejando la parte que no tiene aspa, donde esta conectado el equipo de presión venosa centra.
  • Comprobar el ritmo de la infusión intravenosa.
  • Anotar en la gráfica la cifra obtenida en bolígrafo rojo.

27. Curas

Es el procedimiento por el cual se hace limpieza y desinfección de las heridas.

Objetivos:

  • Promover la cicatrización.
  • Prevenir o disminuir la infección.
  • Proporcionar comodidad al paciente.
  • Valorar la evolución de la herida.

Equipo:

  • Carro de cura con material e instrumental estéril.
  • Pinza de transferencia en recipientes con solución desinfectante.
  • Paquetes individuales de material de curas o los mismos elementos en recipientes.
  • Algodón.
  • Gasas.
  • Apósitos.
  • Espátulas.

Equipo individual de instrumental:

Contenido:

  • Sonda acanalada.
  • Pinza de disección.
  • Tijera.
  • Dos pinzas hemostáticas (kelly).
  • Pinzas de quitar y poner agujas.
  • Recipientes con:
  • Acetona, éter o bencina.
  • Alcohol.
  • Suero fisiológico o agua destilada.
  • Tintura de yodo.
  • Tintura de merthiolate.
  • Agua oxigenada.
  • Aplicadores.
  • Mechas.
  • Vendas.
  • Guantes.
  • Antisépticos y antibióticos, polvos y ungüentos.
  • Adhesivos.
  • Recipientes para vaciar instrumental utilizado.
  • Bolsas para desperdicios.
  • Balde o tobo.

Procedimiento en heridas limpias:

  1. Llevar el carro de curas a la unidad del paciente.
  2. Coloque al paciente en posición cómoda.
  3. Doble la frazada lo necesario hasta dejar la herida descubierta.
  4. Retire la ropa conveniente.
  5. Use un cobertor si es necesario para abrigar al paciente.
  6. Coloque en la bolsa de papel (desperdicios) en un sitio seguro y lejos de la herida.
  7. Proteja el recipiente con papel periódico.
  8. Desprenda con cuidado los vendajes y apósitos que tenga el paciente y colóquelo en el recipiente de desperdicios.
  9. Pida colaboración a otras personas si va a hacer la cura con guantes.
  10. Colóquese los guantes (método abierto).
  11. Limpie la herida desde la parte superior utilizando cada vez una torunda humedecida con suero, agua destilada o agua oxigenada.
  12. Limpie la zona circundante desde el borde de la herida hacia la periferia.
  13. Aplique sobre la herida el antiséptico y dejarlo secar.
  14. Coloque gasas en la zona donde va a fijar el adhesivo.
  15. Coloque el apósito y fíjelo mediante tiras adhesivas.
  16. Deje cómodo al paciente.

Principios Científicos:

  • Anatomía y Fisiología:

El proceso de cicatrización se desarrolla en tres (3) fases:

  • Latente.
  • Fibriplasia
  • Contracción.
  • Microbiología:

Las heridas limpias están libres de microbios patógenos, las heridas infectadas contienen gérmenes patógenos que varían en número y virulencia.

El éter es un disolvente inorgánico que produce anestesia local al bajar la temperatura a –20 º (a menor de 20 ºC).

28. Cuidados post morten

Objetivos:

  • Evitar la salida de fluidos corporales y procurar que el cadáver conserve el mejor aspecto posible.
  • Cubrir los requisitos legales con rapidez y rigurosidad.

Precauciones:

  • Realizar la técnica de forma aséptica.
  • Evitar en lo posible los malos olores.
  • Realizar la técnica de la forma más aislada posible, prestando atención a los demás pacientes para evitar intranquilizarlos.
  • Mostrar una actitud de respeto durante la realización de la técnica.
  • Mantener informada a la familia.

Procedimiento:

  1. Levante la cabeza y hombros del finado con una almohada o eleve la cabecera de la cama.
  2. Fundamento: Al elevar la cabeza se impide que se estanque sangre en la cara y provoque cambios de color.

    Fundamento: La colocación de posición normal impide la deformación de la cara y el cuerpo. Se logra el aspecto de sueño normal si los ojos están cerrados con naturalidad. Los cuidados bucales deben eliminar los olores de la boca, pues la familia desea estar cerca del muerto. Los olores agravan el sufrimiento.

  3. Conserve la posición normal del cuerpo. Dispóngalo en alineación recta. (En adultos) Ponga la prótesis dentales dentro de la boca tan pronto como sea posible después de la muerte y cierre la boca. Deben brindarse cuidados bucales tan meticuloso como sea posible. Cierre los ojos con naturalidad aplicando presión suave con las yemas de los dedos durante un momento. Si los ojos no permanecen cerrados, ponga una almohadilla o torunda de algodón húmeda sobre cada uno, puede ponerse la toalla doblada bajo el mentón para conservar la boca cerrada.
  4. Prevenga la pérdida de artículos personales, reúna la ropa y objetos de valor del finado, rotúlelos y deselos al familiar más cercano. Anote en el expediente lo que se le reunió, a quien se le dio y las alhajas que permanecen con el muerto. Asegúrese que la familia firme todas las formas necesarias de consentimiento antes de salir del hospital.

    Fundamento: La limpieza del cuerpo y cambios de apósitos reduce la posibilidad de olores causados por microorganismos. El muerto debe estar tan natural como sea posible.

  5. Aplique la mortaja conservando la dignidad del finado. Limpie el cuerpo si es necesario, cambie los apósitos y cubra con almohadillas las zonas de derrame, como nalgas, heridas. Quite todos los drenes, tubos y equipos. Ponga el cuerpo tan presentable como sea posible si la familia desea ver al muerto antes de salir del hospital. No aplique la mortaja hasta que la familia se haya ido, lave y seque la cara y peine el cabello, aplique la mortaja o bata hospitalaria, ponga una etiqueta de identificación en el paciente (tobillo o muñeca).
  6. Transporte el cuerpo a la morgue. Cúbralo por completo con sábanas y cobijas. Guarde el cuerpo en forma apropiada hasta que pase a manos de las pompas fúnebres o se lleve a cabo la autopsia.

Principios científicos:

  • Anatomía:

Colocar al paciente en posición anatómica para evitar deformidades.

  • Microbiología:

Los fluidos corporales deben ser considerados fuente de contaminación y transmisión de infecciones.

  • Psicología:

Una vez que el paciente fallece buscar la forma de movilizarlo del ambiente lo más directamente posible para no impresionar a los demás.

29. Bibliografía

HAMILTON, Helin y otros (1986)

Procedimientos de Enfermería. Editorial

Interamericana S.A. de C.V. MEXICO D.F.

Hospital SEVERO OCHOA.

Manual de técnicas y procedimientos de enfermería.

KING M. Eunice y Wiech. (1986).

Técnicas de Enfermería. Editorial Interamericana. S.A. de C.V. MEXICO D.F

.

KOZIEL Erb. B. (1994).

Fundamentos de Enfermería. Editorial Interamericana S.A. de C.V. MEXICO D.F.

Manual de Procedimientos de Enfermería. (1984).

Departamento de Enfermería de Massachusetts. General Hospital de Boston. Editorial Salvat. Ediciones Barcelona – España.

 

 

Autor:


Angie

La Victoria, Septiembre De 2000

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Los antibióticos

    Breve historia. Mecanismos de acción. Mecanismos de resistencia. Criterios para la elección de un antibiótico. Principio...

  • Salud y Medicina

    Pagina dedicada a la medicina y la salud en toda su extension. Aqui tendras los mejores links sobre salud y medicina ...

  • Seguridad y manejo de residuos hospitalarios

    Medidas de bioseguridad. Medidas en caso de accidentes. Tratamiento de materiales e insumos contaminados. Manejo de sust...

Ver mas trabajos de General

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.