Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La mujer zorra en Costa Rica

Enviado por guitarramarpoema



Me parece necesario comentar respecto a esa costumbre costarricense de decirle a algunas mujeres "zorras", y otros calificativos de similar connotación como putas, perras, fáciles, sometidas, turras, etc.

La formación machista que tenemos en este país hace que se condene a la mujer por algo natural como lo es el deseo sexual y por ser ella quien decida sobre cómo quiere llevar su vida sexual. Pero ¿qué o quién es una mujer zorra?.

Hay quienes le dicen así a la mujer que se acueste con un hombre en lo que ellos consideran poco tiempo de conocerlo. Pero, ¿porqué ponerle un margen de tiempo a la primera relación sexual que se tenga con una persona?. Algunas personas señalan como incorrecto el que una mujer tenga relaciones sexuales con un hombre si lleva poco de conocerlo, porque es algo inmoral y/o sucio, pero eso da lugar a otra interrogante; ¿cuál es el momento adecuado para que una mujer empiece a tener relaciones sexuales?.

Los cristianos comúnmente señalan que el matrimonio es el momento adecuado, pues dios indicó que no se debe fornicar, y aquí quiero hacer un paréntesis importante, ¿qué es la fornicación?, comúnmente se le llama así al hecho de tener sexo antes del matrimonio, pero para quien no se atiene a lo que no percibe, es decir, para el que no cree en dios, ¿tiene algún sentido usar esa palabra?, si para el caso es lo mismo tener relaciones sexuales antes o después del matrimonio, es más, ¿qué es matrimonio en este caso?, ¿es firmar un papel?, ¿es vivir con la pareja?, al fin y al cabo en la actualidad, cada vez se están aplicando más las leyes hechas para los matrimonios, a las parejas que viven en unión libre. Entonces, para quien no cree en dios o cree en una forma diferente a la tradicional, no hay diferencia entre tener relaciones sexuales antes o después del matrimonio, (por lo menos no desde un punto de vista religioso), ya que no existe un ente espiritual regulador, que señale si eso es o no, pecado.

Eso algo que voy a descartar en lo que resta de este ensayo; lo que muchos consideran como la opinión de dios, al fin y al cabo a muchas personas les encanta hacer interpretaciones de dios, discutir acerca de sus diferencias de pensamiento al respecto, señalar lo que dios considera malo y bueno, pero nunca se ha aparecido ese dios del que hablan para decir si lo que creen es correcto o no, y aunque esté escrito en un libro "sagrado," de la misma manera lo descarto, debido a que eso sólo es tinta en un papel que cualquiera pudo escribir según sus intenciones e interpretaciones. Recordemos que el concepto que se tenga de dios varía enormemente según cada persona, grupo familiar, clase social, religión y cultura.

Aclarado eso, pregunto de nuevo: ¿cuál es el momento adecuado para que una mujer empiece a tener relaciones sexuales?, si alguien pretende responder a esa pregunta basándose en normas morales, debe saber que dichas normas no son "buenas", son lo que él, de manera errada considera como "bueno," ¿entonces qué es lo bueno?, mi respuesta sería: nada. Las ideas de bondad y maldad, moralidad o inmoralidad, son construcciones culturales que varían según la época, región, doctrina. Son ideas basadas en la interpretación de la realidad que hacen ciertas personas.

Si una persona me dijera que el momento correcto para que una mujer tenga relaciones sexuales es cuando ya conozca suficiente a la persona, yo le preguntaría ¿cuánto es tiempo suficiente?, ¿una semana?, ¿un mes?, ¿un año?, he topado con casos tan absurdos como que un hombre invita a salir a una joven adulta, y ésta al día siguiente le comenta a sus amistades que no lo besó porque aún no lo conoce suficiente, a pesar de que se estaba muriendo de ganas. A la segunda, tercera y cuarta salida tampoco lo besó, pero a la quinta entonces sí, porque ya lo conocía suficiente. Cuando escucho tonterías de ese tipo casi siempre me escalofrío del asombro; cada salida duró aproximadamente tres horas, a la quinta salida, -si suponemos que el beso se lo dio hasta que se despidieron- quiere decir que llevaba... ¡¡¡15 horas de conocerlo!!!, ¿¡¡y ya lo conocía suficiente!!?.

Se debe tener presente que nunca llegamos a conocer a nadie, cada vez que decimos conocer a alguien, aunque tengamos mucho tiempo de convivir con esa persona, estamos observándola desde nuestro pasado, desde los recuerdos que tenemos de ella, ¿porqué suponer que esa persona no puede cambiar?. Usar como medida el conocer a alguien lo suficiente para empezar a tener relaciones sexuales es absurdo, nunca conocemos a nadie porque no estamos todo el día con nadie, no sabemos lo que piensa, ni si delante de nosotros se abstiene de comportarse de determinada manera, ni si las interpretaciones que hacemos de su comportamiento son correctas. Tal cosa como conocer a alguien es una idea errónea, lo único que hacemos es atenernos a la posibilidad de que la persona repetirá determinadas conductas, pero eso no es seguro.

Entonces, ¿cuál es el momento adecuado para que una mujer empiece a tener relaciones sexuales?. Creo que ya quedó claro, no hay forma de dar una respuesta generalizable a esa pregunta, debe ser cada persona quien decida por sí misma cuándo quiere hacerlo, y no se debe reprochar a nadie por eso.

También hay quienes señalan que una mujer es una zorra cuando tiene muchos compañeros sexuales, pero yo quisiera saber ¿cuántos son muchos compañeros sexuales?, para el que se base en la perspectiva cristiana tradicional, una mujer se convierte automáticamente en una zorra con su segundo compañero sexual, pero como existe la necesidad de abandonar esa posición ortodoxa por no poder evaluar a partir de nuestras creencias, entonces volveríamos a la pregunta ¿cuántos son muchos compañeros sexuales?, ¿tres?, ¿diez?, ¿cien?, y si eres tan necio como para responder a esas preguntas ¿qué te hace pensar que las respuestas que diste son correctas?.

Hay un punto que es importante acentuar, el del trato que se le da a los hombres en esta situación. Muchísimos hombres son todo lo que en las mujeres se considera negativo; sometidos, calientes, promiscuos, fáciles, deseosos, aceptan abiertamente que tienen deseo sexual por una o varias mujeres, no les avergüenza tener fantasías sexuales y sin embargo, nadie los tacha de "zorros" por estas conductas, claro que se les adjudican otros adjetivos, pero no poseen la connotación negativa del término "zorra,"es más, a muchísimos hombres les hace gracia y enorgullece que les digan "perros," como se les dice en este país a los que se acuestan con muchas mujeres. Algunas personas señalan que por naturaleza los hombres son promiscuos y las mujeres no, pero a esas personas lo que les puedo decir es: ¡Que absurdo!, si los hombres son así y las mujeres no, ¿con qué mujeres van a mantener ellos sus relaciones sexuales?. Ya conozco la respuesta de los prejuiciosos: "con las zorras," para ese caso todas las mujeres son zorras, si fuesen una minoría, difícilmente alcanzarían para todos los hombres que existen, mucho menos si suponemos que todos ellos son promiscuos. A veces me pregunto ¿existirá en este país alguna mujer a la que nunca le hayan llamado zorra, ya sea de frente o a sus espaldas?. Ahora, quien le llame zorra a todas las mujeres que tienen deseo sexual, pues esa persona debe ser un pobre ignorante que por algún motivo siente resentimiento y/u odio por todas las mujeres.

También hay personas que intentan medir cuando una mujer es o no, zorra, mediante cierto "equilibrio" en su vida sexual; dependiendo de la edad que tenga, el modo en que lleve su vida sexual, la forma en que escoja a sus parejas y el tiempo que tarde en "prestárselos," así decidirán, por supuesto, sin consultar el criterio de ella, si es o no, una zorra. Aún no entiendo esa necedad de referirse al equilibrio en estas cosas, ¿cómo hacen ellos para determinar qué está equilibrado y qué no?, ¿con sus obsoletas normas morales y sociales?, ¿con sus absurdos paradigmas religiosos?, ¿con sus prejuicios?, ¿con el conocimiento adquirido de la forma en que lo criaron sus ignorantes padres?.

Entendamos que en una cosa como ésta el equilibrio no existe, la cantidad de parejas sexuales que alguien tenga es algo que sólo a esa persona le concierne, ¿porqué tenemos que involucrarnos para decir quién está en lo correcto y quién no?, ¿porqué nos encanta estar metiendo nuestro "criterio" en esa clase de cosas?. Pero bueno, espero que a quienes les encanta estar abriendo su boquita para opinar acerca de esa clase de trivialidades y señalar a algunas mujeres como zorras, tengan voluntad para formar una organización que ayude a las adolescentes prostituidas, o por lo menos se ofrezcan para trabajar voluntariamente en una de estas instituciones, ya que están tan interesados en que la gente mantenga una vida sexual sana.

También existen las personas que señalan a ciertas mujeres como zorras en función de lo que ellos llaman "depravación." Aquí quiero hacer énfasis, porque para muchos, a la mujer que tiene conductas consideradas por ellos depravadas, es a quien llaman zorra, pero ¿qué es la depravación sexual?.

A esa pregunta es a donde quería llegar, porque voy a darle un enfoque bastante diferente y mucho más objetivo a esta situación que podría escandalizar a algunas personas.

Para muchas personas la depravación se define a partir de la cantidad de sexo que alguien tenga; si consideran que un individuo tiene demasiadas parejas sexuales, que pasa demasiado tiempo pensando en sexo o que se dedica al libertinaje sexual, le llaman depravado. Cabe destacar que por lo general, la gente que llaman "conservadora," considera libertinaje todo lo que no encaje con su mojigatería.

Ahora, ¿cuánto es mucho sexo o muchas parejas sexuales?, una persona con un mínimo de inteligencia inmediatamente se percata de que no hay modo de responder a esa pregunta, ya que medir el sexo en términos cuantitativos como tiempo, cantidad de parejas o cantidad de actos sexuales por semana, por mes o como sea, es una perspectiva sumamente reduccionista y mediocre, eso por varias razones, primera: en este tipo de valoraciones se deforma severamente el concepto de sexualidad, ya que es la existencia de coito lo que define si hubo o no, acto sexual. Segunda: no se considera que, la cantidad de veces que se tenga sexo, el tiempo que se dure en una relación sexual y las prácticas que en dicha relación se den, varían según la pareja y las circunstancias. Y tercera: se olvida algo muy importante; la valoración subjetiva y la simbolización que cada quien hace del sexo. Podría ser posible que alguien lo haga con cierta continuidad y no lo disfrute tanto como alguien que lo hace con menor frecuencia, o sea, el conocer la sexualidad valiéndose de mediciones estadísticas, implica considerar cantidad y no calidad. Además, la cantidad está mal medida, ya que, si bien varias parejas pueden tener la misma cantidad de coitos por semana, cada uno tiene una duración diferente y va acompañado de actividades distintas. Así que no podemos juzgar si alguien es depravado por la "cantidad" de sexo que tenga y mucho menos por su "cantidad" de deseo sexual.

La persona depravada es la que considera el sexo como algo sucio, que lo mira con malicia, la persona que al pensar en sexo lo tiñe de negatividad, pero no negatividad por un aspecto fisiológico o de riesgo, sino por normas morales, culturales y religiosas que interfieren en ello. ¡Pero un momento!... con eso no me refiero sólo a personas que han tenido varias parejas sexuales y han practicado el sexo sintiéndose sucias, degeneradas, malas, sino también a las que valoran la sexualidad de esa manera (sucia, degenerada, mala) y por ello se abstienen de tener sexo, ambos son extremos opuestos de la misma situación.

Nuevamente señalo, la depravación no está en la cantidad de sexo que alguien tenga, ni en la cantidad de tiempo que pase pensando en ello, ni en la cantidad de parejas que haya tenido, ya que se puede ser depravado siendo célibe. La depravación consiste en mirar el sexo como algo inmoral, ya sea que lo considere siempre así o sólo bajo ciertas circunstancias, la persona que no es depravada, nunca considera el sexo como algo inmoral, sucio o con malicia, sabe que por circunstancias socioculturales no puede realizar ciertos actos sexuales en cualquier lado, pero no porque sea inmoralidad, sino porque está conciente de que eso le podría traer un problema, pero esa persona de ningún modo asocia relación sexual con maldad o "cochinada."

Quiero también dejar claro que la palabra depravación no implica eso que algunos creyentes llaman "pecado," aquí estoy descartando las consideraciones religiosas por ser algo completamente subjetivo, especulativo, personal, imposible de comprobar en algunas ocasiones y que no todo el mundo asume de la misma forma. Depravación es simplemente considerar el sexo, o algunas de sus múltiples formas de llevarlo a la práctica, en sus múltiples contextos y épocas, como algo sucio, morboso, asqueroso, malo, inmoral, debido a motivos diversos basados en consideraciones culturales y religiosas que no tienen el menor afán de objetividad; como ciertas normas, valores, concepciones religiosas, costumbres y/o creencias.

Ahora, ¿dónde está la parte controversial e irritante -para algunas personas- de todo esto?, pues en que la mayoría de quienes se han jactado de ser sanos y puritanos, son más degenerados que un montón de gente.

Entre estos incluyo a los religiosos -ya sean devotos o líderes- que se han abstenido del sexo para agradar más a su doctrina y a su dios, o para alcanzar ese estado de "grandeza" al que no se puede llegar si se mantienen relaciones sexuales.

También a todas esas personas que por razones morales (que quede claro, sólo señalo "razones morales") se han abstenido de tener sexo antes del matrimonio, y a todas esas personas que se sienten o se han sentido orgullosas de ser "vírgenes," así como a las que se han avergonzado por no serlo.

Todos esos que "se han abstenido de tener sexo antes del matrimonio", (que al fin y al cabo cuando llegan a la cama todo lo hacen igual que un montón de gente), yo no sé quién les dijo que nunca habían tenido sexo, el decir "no tuvieron relaciones sexuales hasta el matrimonio," es incorrecto, porque si eran novios, se daban la mano, se hacían caricias y se besaban, pues estaban teniendo relaciones sexuales. Una relación sexual no empieza con el coito, sino con el contacto físico que produce placer erótico. Hay quienes señalan que cualquier contacto de piel con piel es una relación sexual. Desde esa perspectiva, me refiero únicamente a las relaciones sexuales eróticas, las cuales pueden ocurrir sin que exista coito y aquí es donde entro en un tema muy importante, el de la venerada virginidad.

No conozco el origen del término "virginidad," pero he notado que en la actualidad mucha gente asocia dicha palabra, (por la cual entiende no haber tenido relaciones sexuales), con el viejo mito del cristianismo que trata acerca de una mujer, a la cual llaman La Virgen, que tuvo al hijo de dios sin haber tenido relaciones sexuales. Como historia fantástica podría ser entretenida, pero hace falta muchísima ingenuidad para creer semejante cosa, está de más señalar que en esa época la única forma de concebir a un bebé era teniendo relaciones sexuales, cualquier persona con cierto nivel de educación y que busque un mínimo de objetividad, inmediatamente se percata de que eso no es más que un cuento escrito en un libro, que tal vez hace mucho tiempo, debido a la ignorancia, muchísima más gente lo creía sin cuestionarlo ni un momento.

Ese comentario lo hago para nuevamente mostrar la inmediata necesidad de abandonar esas obsoletas consideraciones religiosas, ya que si las utilizamos como punto de comparación con nuestra realidad, sólo nos servirán para degradarnos a todos.

Ahora, retomando el tema de haber tenido o no relaciones sexuales, pregunto; si una mujer ha practicado la penetración anal pero nunca vaginal, ¿es virgen?, si una mujer ha practicado el sexo oral, tanto pasivo como activo, pero nunca ha tenido coito ¿es virgen?, ¿se puede decir que no ha tenido relaciones sexuales?, porque es eso a lo que llaman una persona virgen ¿no?, a alguien que no ha tenido relaciones sexuales, pero ¿qué es no tener relaciones sexuales?, si cuando una pareja se besa ya está teniendo relaciones sexuales, debido a que es un acto impulsado por el deseo sexual y por la atracción que se está teniendo por la otra persona. A quien no le quede claro, tal vez es porque no sabe que una relación sexual no necesariamente tiene que incluir el coito, éste no es la base de la relación sexual, sino que es algo más de ésta, que al igual que los besos, el sexo oral o anal, por ejemplo, podría o no, darse en un determinado acto sexual.

Ahora pregunto ¿qué es ser virgen?, ¿es no haber tenido relaciones sexuales?, si una persona ya ha tenido una pareja con la cual se ha acariciado y besado, entonces sí ha tenido relaciones sexuales, tiene que olvidarse de esa patraña de que es virgen porque no ha tenido coito, ya que este no es lo principal ni fundamental en la relación sexual, es una actividad que la gente puede optar por poner o no, en práctica.

Por tanto, -retomando el tema de la depravación-, creo que está más claro porqué toda esa gente que alardea con orgullo y felicidad que es virgen, es depravada, primero porque tal cosa como la virginidad no existe, a menos que nunca haya tenido contacto físico, ni una caricia, ni un beso, ni siquiera haber observado nunca a alguien que le parezca atractivo, de lo contrario, es mejor que esa persona se despida de la virginidad, porque el observar a alguien que nos guste también es parte de la relación sexual; una gran cantidad de veces el contacto físico erótico surge porque la persona nos parece atractiva visualmente. Y segundo, porque igualmente está considerando el sexo con malicia, precisamente por eso se enorgullece de "no haber tenido sexo nunca," porque valora la carencia de sexo como algo puro, bueno, y por consiguiente, el tener sexo, es una actividad que aunque se disfrute, lleva cierta "dosis" de suciedad e inmoralidad, es algo que si la mujer no hace, vale más, y si una mujer vale más porque no ha tenido relaciones sexuales, entonces la que sí ha tenido vale menos.

Ahora ¿porqué al igual que a las personas que se jactan de ser "vírgenes," considero a los líderes religiosos y devotos que "se abstienen del sexo" porque su doctrina así lo señala, y a las personas que por razones morales y/o religiosas "se abstienen del sexo hasta casarse," como un manojo de depravados?, pues porque no han logrado darse cuenta de que el sexo es una actividad natural de los seres humanos y que no tenemos porqué avergonzarnos de ella.

El considerar la abstinencia como iluminación, implica considerar la práctica como oscuridad, quien ve pureza en el abstenerse del sexo, ve inmundicia en el practicarlo, por lo tanto, es un depravado, porque de una u otra forma percibe suciedad en el sexo. Lo ve como una actividad que bajo ciertas circunstancias es mala y esas valoraciones están basadas en un producto cultural que no tiene ningún sentido, que pone a la gente a actuar de cierto modo basándose en mojigatería, en normas religiosas basadas en un dios que nadie ve ni conoce, en una tradición machista y en falsas concepciones de la sexualidad.

¡Sí!, -por si lo estaba pensando- estoy señalando que la moralidad es depravación y que entre más conservador y puritano sea alguien, más depravado es. Es probable que mucha gente se ofenda con ese comentario, pero no veo porqué no hacerlo, la gente libre de todos esos dogmas y prejuicios que los "normales" arrastran, ha tenido durante mucho tiempo que soportar, de parte de ellos, humillaciones y comentarios desagradables engendrados por su ignorancia, ya es hora de que todos esos pervertidos de lo "sagrado" y lo "normal", enfermos defensores del puritanismo y sobre todo, falsos amantes de la virginidad, prueben un poco de su propia medicina, la cual ha sido mejorada, porque está hecha con conocimiento y análisis, no con fanatismo e ignorancia.

La moralidad es depravación porque quien tiene una idea de moralidad, también tiene una de inmoralidad y está, obviamente considerando que la sexualidad bajo ciertas condiciones es moral y bajo otras es inmoral. ¿Por qué no se hace tanto énfasis en normas de moralidad para comer o para dormir?, ¿acaso no son también necesidades fisiológicas?.

Es depravado el considerar que el sexo bajo ciertas circunstancias es inmoral, porque se estaría añadiendo al sexo un matiz de suciedad, se le está viendo como algo negativo en algunas ocasiones, así surge gente que considera depravación la homosexualidad, la bisexualidad, el coito prematrimonial, la masturbación, las fantasías sexuales, el sexo anal y oral, el haber tenido dos o más parejas sexuales en su vida y un montón de cosas más, cuando en todos esos casos, pudo ser posible que no haya existido, por parte de las personas que practicaron esas actividades, la menor idea de maldad o suciedad, sino que lo hicieron de manera natural y espontánea, simplemente por curiosidad o por ser algo que les producía placer. La persona que no es depravada no asume ninguna posición ante el sexo, no lo ve ni bueno ni malo, sólo acepta la naturalidad de la sexualidad, pero no una aceptación impuesta por él mismo o por otro, sino la aceptación que surge sin esfuerzo cuando se está libre de la mayoría de inhibiciones culturales impuestas por la sociedad, la que surge espontáneamente cuando la persona no está frenada por paradigmas religiosos y morales, y así tiene mayor discernimiento.

Con todo esto no quiero decir que también se deba aceptar pasivamente las violaciones y la prostitución infantil. Eso no es algo natural, es un asunto en el que se está forzando a alguien o manipulando a quien aún no tiene capacidad de decidir.

Ahora vuelvo al asunto de la mujer zorra de Costa Rica, pregunto ¿quién es esa mujer?, obviamente no espero ninguna respuesta, está claro que no tiene sentido llamarle así a nadie. De paso quiero dejar saber, que quien usa esa palabra para referirse a una mujer por llevar su vida sexual de determinada manera, aparte de machista, es depravado, debido a que también está viendo maldad en el sexo, lo está considerando de manera negativa sólo por no darse bajo las circunstancias que su subjetividad le hace considerar correctas.

Mi intención al escribir este ensayo, es hacerle ver a las personas cuánta discriminación, machismo, opresión y humillación acarrea el adjetivo "zorra," así como otros de similar connotación negativa. Y también hacerle entender a las personas que usan ese calificativo, que eso demuestra que ellos son degenerados, incluso es posible que la mujer a la cual llaman así no sea depravada, sin embargo, no me parece posible que una persona que use esa palabra no sea un pervertido sexual.

La sexualidad no tiene porqué contener perversión o impureza, de hecho, no la contiene por sí misma, es la persona la que puede creer que la tiene y con eso ver el sexo como algo sucio, independientemente de que lo practique o no, de que lo disfrute o no. Pero la sexualidad es algo increíblemente maravilloso que posee una gran complejidad, belleza y fuerza. Es algo que puede contener, apego, ternura, pasión, risas, gemidos y una serie de emociones y sentimientos bastante difíciles de describir, la gente sensible y que se encuentra muy liberada de los paradigmas de opresión sexual, sabe de qué hablo, sabe que el sexo es un manantial de placer mucho más grandioso, bello y elevado que cualquier castidad forzada y autoimpuesta como un castigo al que se condenan los desdichados. Es también el respetable instrumento con el que la vida se crea a sí misma, es la llave de la existencia, el acto mágico con el que un ser que nunca fue, empieza a ser. Eso que nuestras madres hicieron y tal vez les costó la etiqueta de "zorras," de parte de aquel que consideró su acto con cruel desprecio, es lo que dio lugar al gran milagro de la vida que nos tiene aquí. La sexualidad es vida, y si la consideramos con asco, odio, ira, malicia, podríamos estar de una u otra manera enfocando todo eso hacia la vida, hacia la existencia. ¡No es de extrañarse que el mundo sea lo que es!.

Con todo esto, mi sugerencia para las mujeres es que, si realmente quieren ser tratadas con igualdad en esta sociedad machista, los primeros pasos deben ser de ustedes, y me parece que uno de ellos es dejar de una vez por todas, de utilizar esa clase de adjetivos para referirse a algunas mujeres sólo porque llevan su vida sexual de cierta manera. La forma en que una mujer lleva su vida sexual es algo que solamente a ella le corresponde, y no tiene porqué interferir en su derecho a ser respetada en su trabajo, vecindario, centro de estudio y cualquier otro lugar en el que se desenvuelva. Deben entender que cuando una mujer le dice zorra a otra, no sólo está degradando a la ofendida, sino también a sí misma, ya que está restringiendo la libertad de elección de las mujeres y por lo tanto la propia, al utilizar esa palabra está promoviendo el machismo y la represión sexual de las mujeres, por lo tanto eso también le va a afectar a ella. Un ser humano que haga algo en contra de la humanidad se está afectando a sí mismo, una mujer que haga algo en contra de las mujeres se está afectando a sí misma y a todas las mujeres que aprecia. Además, deben recordar que si medimos a los demás, ellos después nos medirán con un instrumento mucho más grande que el que nosotros utilizamos anteriormente con ellos, y también, aplicado con un poco más de fuerza.

Mi sugerencia para los hombres es un poco más simple; aprendamos a respetar el derecho al disfrute de la sexualidad que tienen las mujeres, ¿porque tratar de zorra a una mujer que reclame ese derecho?. También debemos hacer conciencia de que si las perjudicamos a ellas, nosotros también resultaremos perjudicados, porque todos conformamos una sociedad, un mundo, y lo que hagamos en detrimento de ellas, resultará en detrimento de este, nuestro mundo.

Después de todo, empiezo a creer que esa palabra ultraja más quien la usa para insultar, que a la mujer insultada, la cual, tal vez ni siquiera se enteró de que la llamaron zorra.

  

Por:

M. Alonso Madrigal J.


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda