Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La Obesidad Infantil

Enviado por esmeralda183



  1. Desarrollo
  2. Diccionario
  3. Conclusión
  4. Bibliografía

INTRODUCCIÓN

En los últimos veinte años, la prevalencia de la obesidad en los niños ha aumentado bruscamente, especialmente en los países más desarrollados. La suba se explica, básicamente, por la alimentación pobre (agravada en nuestro país por la crisis económica) y la vida sedentaria, pero también por la presencia de relaciones conflictivas entre los padres e hijos en los que inciden ciertas pautas culturales propias de la época, la importancia de la correcta alimentación y del tratamiento psicológico.

La obesidad en los niños está prevaleciendo tanto, que casi se podría hablar de una epidemia. Se estima que hoy en día, en muchos países, uno de cada diez niños es obeso al llegar a los 10 años. Las enfermedades a largo plazo que se ven venir, como consecuencia de esto, están siendo una preocupación en muchos países.

Por eso, el objetivo de este trabajo, es informar a los lectores las causas, consecuencias, formas de pensar y vínculos relacionados con la Obesidad Infantil, para empezar a tratar de cambiar o al menos hacer el intento por evitar esta enfermedad tan dolorosa para los niños, informándolos y ayudándolos a conocer este mundo en el que tantos pequeños sufren.

DESARROLLO

La obesidad puede definirse como la acumulación excesiva de grasa en el cuerpo, aunque en realidad es una enfermedad que implica mucho más que eso: dificultades para respirar, ahogo, interferencias en el sueño, somnolencia, problemas ortopédicos, trastornos cutáneos, transpiración excesiva, hinchazón de los pies y los tobillos, trastornos menstruales en las mujeres y mayor riesgo de enfermedad coronaria, diabetes, asma, cáncer y enfermedad de la vesícula biliar son todos problemas asociados al exceso de peso.

A todos estos trastornos físicos hay que sumarles los problemas psicológicos provocados por la discriminación social y las dificultades para relacionarse con los demás que sufre una persona cuya figura desborda los límites de la silueta saludable. Además en la infancia el problema puede ser aún mayor por la angustia que provoca en el niño la cruel discriminación de los compañeros del colegio y amigos. Por ello, los especialistas que consultamos en la red Internet Explorer), coinciden en la importancia de prevenir y tratar la obesidad infantil.

  • ¿Cuándo se considera que un niño es obeso?

Un niño se considera que es obeso cuando su peso sobrepasa el 20% de su peso ideal.

Los niños que comienzan con una obesidad entre los seis meses y siete años de vida el porcentaje de los que seguirán siendo obesos en la edad adulta es de 40% mientras para los que comenzaron entre los diez y trece años las probabilidades son 70%, porque las células que almacenan grasa (adipositos) se multiplican en esta etapa de la vida por lo cual aumenta la posibilidad del niño de ser obeso cuando adulto.

  • Entre los factores que intervienen en una obesidad infantil se encuentran:
  • La conducta alimentaria.
  • Consumo de energía.
  • Factores hederitarios.
  • Factores hormonales.
  • Factores psicosociales y ambientales.
  • Las causas de la obesidad son:
  1. Genéticas: se sabe que la obesidad es frecuentemente diagnosticada dentro de las familias. Por ejemplo, hay alteraciones específicas en la vía de la Leptina.
  2. Ambientales: el estilo de vida (dieta y ejercicio) influye considerablemente en la expresión de la obesidad.
  3. Síndrome de Cushing: es una alteración de la glándula suprarrenal que consiste en el aumento en la producción de cortisol, lo que lleva a la obesidad.
  4. Hipotiroidismo: la disminución de la hormona tiroidea puede llevar a la obesidad. Esta patología siempre debe descartarse frente a un cuadro de obesidad, sin embargo, es una causa poco frecuente.
  5. Insulinoma: existe muy raramente la presencia de un tumor de insulina, el cual puede llevar a la obesidad.
  6. Alteraciones Hipotalámicas: ciertos tumores, inflamación o traumas a nivel del Sistema nervioso Central, pueden producir alteraciones en los centros reguladores de la saciedad.
  7. Síndrome de Ovario Poliquístico: es las causas más comunes de la obesidad en la mujer joven. Se asocia a irregularidades menstruales, acné, hirsutismo y resistencia insulínica.
  8. Hipogonadismo: en el hombre, la disminución de la hormona testosterona, aumenta el tejido adiposos y lleva a la obesidad.
  9. Otros: enfermedades cardiovasculares, pulmonares o algunos cánceres pueden ser la causa de la obesidad.
  • Las consecuencias de la obesidad infantil:
  • Existen dos mayores consecuencias de la obesidad infantil. La primera está relacionada con cambios psicológicos. Ellos ocurren temprano en la vida e incluyen:
  • Baja autoestima.
  • Bajos resultados en el colegio.
  • Un cambio en la auto-imagen, particularmente durante la adolescencia.
  • Introversión, a menudo seguida de rechazo social.
  • La segunda consecuencia guarda relación con el aumento del riesgo de desarrollar enfermedades o condiciones patológicas. Estas ocurren a una edad temprana (como por ejemplo aumento en la presión sanguínea), pero generalmente ocurren en la edad adulta. Ellas incluyen:
  • Aumento en la presión arterial (hipertensión).
  • Aumento de los niveles del colesterol general (hipercolesterolemia), especialmente del "colesterol malo". 
  • Altos niveles de insulina en la sangre (hiperinsulinemia).
  • Problemas respiratorios al dormir (apneas de sueño).
  • Problemas ortopédicos, especialmente de articulaciones.

El mayor riesgo de la obesidad infantil es el hecho de que mientras menor sea el niño obeso, mayor el riesgo de desarrollar las complicaciones arriba señaladas durante el transcurso de su vida. 

  • Tratamientos:

Las opciones disponibles para el tratamiento de la obesidad en niños son limitadas. En adultos con obesidad, hay medicamentos disponibles para ayudar a suprimir el apetito o que interfiera con la absorción de grasas. El uso de estos medicamentos no ha sido estudiado en poblaciones pediátricas. En niños obesos, los pilares de la terapia incluyen dieta y ejercicio, ambos importantes para el control del peso sea exitoso. En niños en crecimiento el objetivo del control del peso es a menudo el mantenimiento del peso, o sea mantener el peso actual mientras el niño crece en estatura, de esta manera alcanzando un BMI más apropiado. Los objetivos de calorías pueden ser estimados más efectivamente trabajando con un experto en nutrición (nutritionist), quien puede asesorar a la familia acerca de dichos objetivos, cómo estimar los tamaños de las porciones, y cómo hacer las elecciones apropiadas en cuanto a alimentos. El ejercicio debe consistir de 30 minutos de actividad aeróbica (caminar energéticamente, nadar, o andar en bicicleta) todos los días.

Las terapias de comportamiento también son útiles en el tratamiento de la obesidad. La mejor técnicas es que el niño se vigile a sí mismo, manteniendo un diario del ejercicio hecho y los alimentos comidos. Si el padre o madre de un niño más grande de edad trata de regular la dieta, el plan a menudo falla cuando el niño haya otras maneras de obtener alimentos. Los cambios en el comportamiento que son importantes incluyen sentarse a comer en la mesa, en lugar de comer enfrente de la televisión, siendo que estudios han mostrado que es más probable que los niños que miran la televisión consuman más calorías. Las comidas deben de ser hechas en un horario regular, para que el niño aprenda la hora apropiada para las comidas y minimice los refrigerios entre comidas. Fortalecer la autoestima y alentar al niño a tratar el control de peso con una actitud positiva también contribuirán a alcanzar el éxito.

La obesidad es una cuestión significativa en nuestra sociedad hoy día. Los niños obesos tienden a convertirse en adultos obesos; las complicaciones por la obesidad incluyen enfermedad cardiovascular, diabetes, e hipertensión. Un buen cuidado preventivo debe incluir la identificación de la obesidad, la identificación de cualquier complicación, y la iniciación del tratamiento.

El tratamiento debe ser personalizado y para ello debe efectuarse un buen diagnóstico. Las medidas a tomar básicamente son:

  1. Modificar el estilo de vida.
  2. Dieta.
  3. Ejercicio.
  4. Tratamiento Médico según patología específica.
  5. Cirugía, para casos refractarios a tratamiento médico.
  • ¿Cómo se podría verificar que un niño está con sobrepeso?

El índice de masa corporal (IMC), medido al menos una vez al año, es una buena manera de diagnosticar el desarrollo de la obesidad en un niño, como lo plantea el Instituto Francés para la Salud e Investigación Médica (Junio 2000).

El IMC tiene la ventaja de contabilizar tanto la altura como el peso del individuo. En la práctica, señala si un niño está ganando demasiado peso para su altura.

En contraste con los adultos, la cantidad de grasa en un niño varía fisiológicamente con su crecimiento.

- El gráfico de referencia del IMC muestra que el peso-por-altura:

  • Aumenta durante el primer año de vida .
  • Decrece como a la edad de 6 años por ser éste el período de máximo crecimiento. 
  • Aumenta de nuevo entre los 7 y los 8 años, lo que frecuentemente se reconoce como el rebote de grasa. 

Medición de Obesidad:

Para esto se utiliza el Índice de Masa Corporal (IMC), el cual equivale a:

Peso/Talla2 (Kg/mts2).

- El IMC es el índice más utilizado para definir la obesidad y es útil en la clasificación del riesgo. Sin embargo, este índice no indica el porcentaje de grasa del organismo, para lo cual debe complementarse con otras mediciones como: Pliegues, Densitometría y RNM.

  • Se considera normal un IMC entre 19-25 kgs/mts ².
  • Se considera sobrepeso a un IMC > 25 kgs/mts ².
  • Se considera obeso a una persona con IMC > 30 kgs/mts ².
  • Para calcular el riesgo relativo, según IMC, existen también algunos factores agravantes que se deben considerar. Estos son: Índice cintura-cadera elevado (hombre: 0.95, mujer: 0.85), diabetes mellitus, hipertensión, hiperlipidemia, sexo masculino, edad < 40.

Relación Cintura / Cadera:

El Índice Cintura / Cadera nos permite definir el Tipo de Obesidad y su distribución de obesidad central o abdominal visceral, ya que se ha demostrado que no sólo es importante cuantificar la grasa sino también su localización.

Diámetro Cintura.

Diámetro Cadera.

Ginecoide ó Glúteo Femoral:

La grasa se deposita de:

  • Cintura.
  • Caderas.
  • Muslos.
  • Forma de pera.

Androide Central ó Abdominal:

La grasa se deposita de:

  • Cintura hacia arriba o grasa Abdominal Visceral.
  • Forma de Manzana.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Efectos del Ejercicio Físico en el tratamiento de la Obesidad:

El incremento de la actividad física nos va a permitir un aumento de:

  • Gasto energético.
  • Estímulo de la respuesta termogénica aumentando la tasa metabólica en reposo.
  • Aumento de la capacidad de movilización y oxidación de la grasa.
  • Aumenta los transportadores de Glut-4 en células.
  • Reduce la resistencia a la insulina.
  • Mejora la capacidad cardiopulmonar (aeróbico).
  • Baja la presión arterial.
  • Disminuye los LDL y aumenta los HDL.
  • Reducción de la grasa corporal y aumento de masa magra.

Como pudimos ver hasta ahora, la Obesidad trae no sólo problemas de exceso, sino muchas otras enfermedades que perjudican a nuestra vida. También se encuentran los problemas psicológicos y físicos. Todo esto le sucede a algunos niños en la infancia en la infancia… ¿pero por qué algunos niños nacen obesos?, ¿cuál es la alimentación correcta para que el niño no sufra esas consecuencias?... a continuación los informaremos sobre este tema y sus vínculos relacionados.

¿Mi bebé será obeso?

Que un bebé se vea "gordito" o que esté en el limite superior de su peso a una edad determinada, no quiere decir necesariamente que ese niño, cuando crezca, va a ser un adulto obeso.

Si se mantiene dentro de los límites, deseados del peso correspondiente a su edad, según va creciendo, no hay nada que temer: el niño se desarrolla en la forma en que se supone que lo haga.

A medida que el niño crece, aumenta su consumo de calorías y por lo tanto, aunque coma más, es posible que siga manteniéndose dentro de los límites deseables. Podría ser también que cuando el niño comienza a caminar, a correr y a interesarse en descubrir su nuevo mundo, que se olvide de comer.

Igualmente puede pasar por problemas familiares, problemas en la escuela y en ese caso, conviene prestar atención y adoptar una actitud conveniente hacia la comida: hacerla más atractiva, más nutritiva, etc.

Un Indicador casi seguro

Un índice casi seguro para saber si tu hijo será un adulto obeso, es mirar a su alrededor: ¿Qué clase de familia son ustedes? Si el niño proviene de una familia en que todos son obesos es muy difícil que el niño vaya a ser delgado. No sólo por herencia, sino por los hábitos de comida.

Alimentar a tu hijo no es una gran ciencia. Cada niño es un individuo que ya desde pequeño tiene sus gustos y preferencias. Algunos niños están listos para las primeras cucharadas de cereal a los 4 meses y otros a los 6 meses.

Entre usted y el pediatra pueden tomar la mejor decisión de cuándo introducir poco a poco frutas, vegetales y carnes.

Consejos de alimentación después de los 6 meses:

Las frutas y los vegetales cocidos, aplastados, o de los que ya vienen hechos puré en recipientes de vidrio. Sirve los vegetales antes de la fruta, porque los niños tienen una tendencia natural a preferir lo dulce.

La proteína, pollo o carne, debe estar hervida en agua o caldo, o aplasta bien una yema de huevo cocida y sírvela una vez al día.

Consejos de alimentación después de los 9 meses:

Corta los alimentos en porciones pequeñas para que el niño no se atragante. Una buena selección de frutas debe incluir plátanos y duraznos maduros. Y los vegetales: zanahorias, papas, frijoles.

Carnes blandas como pavo y carne guisada. Permite que el niño coma con los dedos hasta que desarrolle la habilidad manual para sostener un cubierto.

Consejos de alimentación después de los 11 meses:

Sirve siempre la mayor variedad posible de alimentos para que tu hijo se convierta en un adulto que coma de todo, solo que no abuses con las especias. Es mejor no acostumbrar al niño a comidas muy cargadas de sabores: mientras más naturales sean los alimentos mejor. Si lo acostumbras a la variedad, el niño por su cuenta irá ampliando el alcance de los sabores y las texturas.

La Obesidad Infantil es un verdadero problema, ya que en un gran porcentaje, el niño obeso será un adulto obeso, con todas las secuelas que la obesidad conlleva.

La siguiente es una tabla del ÍMCl normal para niños y adolescentes:

Edad (años)

Niño

Niña

2

16.4

16.4

3

16

15.7

4

15.7

15.4

5

15.5

15.1

6

15.4

15.2

7

15.5

15.5

8

15.8

15.8

9

16.1

16.3

10

16.3

16.8

11

17.2

17.5

12

17.8

18

13

18.2

18.6

14

19.1

19.4

15

19.8

19.9

16

20.5

20.4

17

21.2

20.9

18

21.9

21.3

 Aproximadamente del 25 al 28% de los niños presentan obesidad infantil, pero lo más preocupante es que en los últimos 20 años se ha incrementado de manera importante esta proporción hasta casi un 60% más.

El problema empieza desde la forma y el tipo de alimentación de la madre antes de concebir al niño, continúa con la forma y el tipo de alimentación de la madre durante el embarazo, la forma y el tipo de la alimentación de la madre durante la lactancia, la introducción de la alimentación (ablactación) en el bebe y así sigue esta cadena.

Artículos

REINO UNIDO
Estudian contrato antiobesos

El Gobierno británico está estudiando un nuevo plan que se basa en obligar a las personas obesas y fumadoras a firmar un contrato en el que se comprometan a llevar un estilo de vida saludable. Si cumplen su compromiso, la sanidad pública dejaría de proporcionarles asistencia, según asegura el diario "The Times". Esta propuesta puede formar parte del manifiesto laborista que se presentará para las próximas elecciones generales, y según indica el citado periódico, quieren presionar a los ciudadanos para que el sistema de seguridad británico no tenga que hacer frente a las innumerables enfermedades resultantes de la obesidad o del consumo de tabaco.

Fuente: Jano On-line 28/07/2003 

INVESTIGACIÓN
Hallan una proteína clave para entender la obesidad

Una proteína recién descubierta es clave, junto a la comida en exceso y la falta de ejercicio, para la obesidad, según un artículo publicado ayer en la revista Journal of Biological Chemistry. Científicos de la Universidad McGill de Montreal (Canadá) manifestaron que esta es la primera vez que se identifica un receptor proteínico presente en las células grasas que es importante en el metabolismo.

"Hemos identificado un receptor de las células grasas que cuando se le estimula puede aumentar la cantidad de lípidos", señaló Katherine Cianflone, investigadora de la universidad canadiense.

"Esta proteína, la C5L2, está formada por tejido graso, se encuentra en la superficie de las células grasas y activa una hormona específica para aumentar la producción de lípidos", agregó.
Fuente: La Voz de Asturias 25/07/2003

ESTADOS UNIDOS
Empresarios se unen para combatir la obesidad

El Grupo de Negocios de Washington sobre la Salud (WBGH) creó el Instituto de Costos y Efectos a la Salud de la Obesidad, con el fin de proponer soluciones a esta enfermedad, que genera al sector, un gasto de más de 12.000 millones de dólares anuales, debido a los altos índices de recursos a los servicios de salud, a la menor productividad, al aumento del ausentismo, a las altas primas de seguros de salud y discapacidad y otras consecuencias asociadas a la obesidad y a otros temas relacionados con el peso. Según estudios, en el 2000, cerca del 65% de la población adulta estadounidense presentaba sobrepeso u obesidad.
Fuente: Jano On-line 23/07/2003

Investigación sobre la obesidad en los genes

Una investigación aparecida en el "American Journal of Clinical Nutrition" confirma, mediante el uso de absorciometría de energía de rayos X dual (DXA en siglas inglesas) que el riesgo de desarrollar obesidad se encuentra en nuestros genes.
Un grupo de 101 niñas de 8-9 años y sus padres biológicos fueron sometidos a distintos tipos de mediciones por investigadores de la Universidad Johns Hopkins. Entre otras cosas, midieron la grasa corporal, la composición corporal, los niveles de potasio y el índice de masa corporal. Los resultados muestran que la composición de la grasa corporal de las niñas –medida con DXA- es similar a la de sus padres. Así, las hijas de padres obesos o con sobrepeso tienden a tener un índice de masa corporal superior a lo normal para su edad, algo que se sabe tradicionalmente pero que confirman las nuevas tecnologías. Además, los autores subrayan que su estudio ayuda a conocer qué niños requieren intervenciones preventivas para evitar las complicaciones derivadas de la obesidad.

Fuente: Jano On-line 22/07/2003

ESTADOS UNIDOS
Aumentan bruscamente los costos de la obesidad infantil

El porcentaje de chicos norteamericanos hospitalizados por alguna enfermedad relacionada con la obesidad ha aumentado súbitamente en los últimos 20 años, de acuerdo a un estudio difundido en la edición de mayo de Pediatrics.
En los hospitales de Estados Unidos, el número de altas médicas relacionadas directamente con la obesidad en chicos de entre 6 y 17 años casi se triplicó entre 1979-1981 y 1997-1999, de acuerdo a investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades, un organismo gubernamental norteamericano. Las altas por diabetes asociada a obesidad, enfermedad de la vesícula biliar y apnea durante el sueño también aumentaron bruscamente en las últimas dos décadas.
Al mismo tiempo, el costo en 2001 de la atención médica hospitalaria por enfermedades infantiles relacionadas con la obesidad aumentó de 35 millones de dólares a 127 millones anuales durante el período de 20 años. Y la situación en el futuro puede ser aún peor, ya que "los costos por enfermedades y atención médica asociadas con obesidad son propensos a incrementarse aún más en tanto los niños obesos se conviertan en adultos obesos", anticiparon los autores del estudio.
El secretario de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Tommy G. Thompson, consideró que los niños norteamericanos están "pagando el precio con su salud" por los estilos de vida cada vez más sedentarios y las dietas pobres. Thompson incitó a promover la educación física escolar como una forma de alentar un estilo de vida activo entre los más chicos, ante el preocupante avance de la obesidad infantil. "Un cuarto de escolares norteamericanos no concurren a las clases de educación física en el colegio", señaló.

10/07/2003

Rápido aumento de peso durante los primeros meses ligado a obesidad infantil: los bebes gordos son más proclives a ser niños obesos

En la edición de febrero de la revista Pediatrics, investigadores afirmaron que las tasas de aumento de peso aceleradas durante la infancia podría estar ligadas a obesidad en la niñez.
Estudiando un importante grupo de chicos norteamericanos, los investigadores del Hospital Infantil de Filadelfia y del Colegio de Medicina de la Universidad de Pensilvania encontraron que la rápida ganancia de peso durante los primeros cuatro meses de vida estaba significativamente asociada con un riesgo incrementado de estar excedido de peso a los siete años de edad, más allá del peso al nacer y del peso al año.
El estudio también demostró que los primogénitos y aquellos cuyas madres tenían un índice de masas corporal más elevado tenían una mayor probabilidad de estar excedidos de peso a los siete años. Estos hallazgos confirman investigaciones previas que habían revelado las mismas asociaciones.
Fuente: Gineconet.com 1/07/2003

 Adolescentes obesas tienen más riesgo de osteoatritis: hallazgo refuerza la necesidad que los niños tengan un peso adecuado

Las adolescentes obesas tienen mayor probabilidad de necesitar un reemplazo de cadera más tarde en su vida, debido al vínculo existente entre obesidad y osteoasrtritis.
Investigadores de Brigham and Women´s Hospital, asociado a la Universidad de Harvard, encontraron que jóvenes de 18 años con gran sobrepeso, tenían cinco veces más probabilidades de necesitar tal cirugía que mujeres jóvenes de peso normal.
Los descubrimientos aparecen en la revista "The American Journal of Medicine":
"Este estudio aumenta la evidencia de que es importante hacer que los niños bajen de peso y mantengan un buen estado físico", señaló la autora principal del estudio, la Dra. Elizabeth Karlson.
Los descubrimientos surgieron de un estudio que ha seguido a mujeres desde 1976. De las 568 estudiadas 121 desarrollaron osteroartritis de cadera y requirieron cirugía. Si bien aquellas que habían sido obesas cuando adolescentes tenían más riesgo alto, las mujeres obesas en general tenían tres veces más probabilidades que aquéllas de peso normal de necesitar reemplazo de cadera.
El estudio aclara más la relación entre osteroartritis y la obesidad, precisó Karlson. "La pregunta es: ¿están obesas porque tienen artritis y no pueden desplazarse o tienen artritis porque son obesas?
Fuente, El Mercurio, 26/06/2003

 Médicos británicos proponen impuesto a comidas grasas

La sugerencia se suma a discusiones sostenidas la semana pasada por el partido laborista para establecer convenios que incentiven a los fumadores y obesos a adoptar estilos de vida más saludables.
El precio de tortas, papas fritas, pizzas y frituras podría aumentar en Gran Bretaña si se llega a aprobar una propuesta de la Asociación Médica Británica (BMA), que sugiere gravar con un IVA del 17,5% a los alimentos con alto contenido graso, como una forma de frenar la epidemia de obesidad que afecta a ese país. En Gran Bretaña la mayoría de los alimentos están exentos de pagar IVA, excluyendo sólo las comidas para llevar. Por esta razón, la medida calificada como "un impuesto a la grasa". Esto no sólo permitiría recaudar millones de libras anuales, sino también reducir los costos que tiene para el sistema público de salud la obesidad, los que se estiman en 500 millones de libras (US$ 828 millones) al año. La idea fue propuesta por el doctor Martin Breach, miembro del Comité de Salud Pública de la BMA y vocero de esta institución. La sugerencia se suma a discusiones sostenidas la semana pasada por el partido laborista para establecer convenios que incentiven a los fumadores y obesos a adoptar estilos de vida más saludables.
(Fuente, La Tercera electrónica, 11 de junio de 2003)

 Las niñas deportivas son menos proclives a la obesidad durante su adultez

Según los resultados de un estudio de 486 participantes

Las mujeres que realizan actividades deportivas en grupo durante su niñez o adolescencia son menos propensas a ser obesas durante su vida adulta, según un estudio publicado en la edición de febrero de la revista Preventive Medicine.

Para el estudio, que fue dirigido por la doctora Catherine M. Alfano en la Universidad de Memphis, Estados Unidos, se entrevistaron 209 mujeres afro-americanas y 277 mujeres blancas sobre su participación en deportes grupales durante su infancia y adolescencia. Los investigadores también midieron el índice de masa corporal (IMC) de las participantes.

Los resultados revelaron que las mujeres con mayor actividad física durante su juventud tenían un IMC más bajo y mayor nivel de actividad física. El estudio detectó también que esta asociación se mantiene aunque la dieta de las mujeres de ambos grupos no era saludable.

Los autores subrayan que los programas cuyo objetivo es estimular la actividad física en las niñas, en especial en aquellas que no están interesadas en el deporte, podrían prevenir la obesidad en la vida adulta. (Preventive Medicine 2002;34:82-89. 11/02/2002) 

 Diccionario

  • Cortisol: nombre común de la 17-hidroxi-corticosterona, principal hormona secretada por la capa externa o corteza de la glándula suprarrenal. El cortisol influye sobre el metabolismo de hidratos de carbono, proteínas y grasas, la maduración de los leucocitos de la sangre, la retención de sales y agua, la actividad del sistema nervioso y la regulación de la presión arterial. La secreción de cortisol por parte de la corteza suprarrenal es estimulada por la hormona pituitaria ACTH.
  • Diabetes Mellitas: enfermedad producida por una alteración del metabolismo de los carbohidratos en la que aparece una cantidad excesiva de azúcar en la sangre y en la orina. Afecta de un 1 a un 2% de la población, aunque en el 50% de los casos no se llega al diagnóstico. Es una enfermedad multiorgánica ya que puede lesionar los ojos, riñones, el corazón y las extremidades. También puede producir alteraciones en el embarazo. El tratamiento adecuado permite disminuir el número de complicaciones. Se distinguen dos formas de diabetes mellitus. La tipo I, o diabetes mellitus insulino-dependiente (DMID), denominada también diabetes juvenil, afecta a niños y adolescentes, y se cree producida por un mecanismo autoinmune. Constituye de un 10 a un 15% de los casos y es de evolución rápida. La tipo II, o diabetes mellitus no-insulino-dependiente (DMNID), o diabetes del adulto, suele aparecer en personas mayores de 40 años y es de evolución lenta. Muchas veces no produce síntomas y el diagnóstico se realiza por la elevación de los niveles de glucosa en un análisis de sangre u orina.
  • Insulina: hormona producida en el páncreas por grupos de células especializadas llamados islotes de Langerhans. Regula el metabolismo de los hidratos de carbono, grasas y almidón. Igual que otras proteínas, la insulina es mal digerida si se administra por vía oral; por lo tanto, para su uso clínico debe ser administrada mediante inyecciones subcutáneas. Con frecuencia, en el tratamiento de la diabetes mellitus, que está causada por una deficiencia en la producción de insulina o por la inhibición de su acción sobre las células, la insulina se combina con protamina para prolongar el periodo de absorción de la hormona. La insulina cristalizada procedente del páncreas contiene cinc, que también prolonga el periodo de absorción. Una preparación conocida como insulina-cinc-protamina prolonga aún más la acción de la hormona.

No lo olvides: en la obesidad es más fácil prevenir que remediar.

CONCLUSIÓN

La obesidad es más que un problema estético, pues su presencia conlleva serios riesgos para la salud de los afectados. Lo más recomendable es que las generaciones jóvenes aprendan a prevenirla. El tratamiento del trastorno se basa, esencialmente, en un plan alimentario bien diseñado junto con un programa de actividad física frecuente, los cuales, en ciertos casos, pueden ser acompañados por el uso de medicamentos. También es muy importante el control de las alteraciones asociadas como la presión arterial alta y el exceso de grasas (colesterol y triglicéridos) en sangre.

Algunos padres piensan que la obesidad no es una enfermedad y que no hay que tratarla cuanto antes. Es importante hablarlo con los hijos o con alguna persona que tengamos cerca y padezca esta enfermedad, y apoyarlos y ayudarlos al respecto.

Es más frecuente que sufra un niño obeso que un mayor porque necesita protección y contención de parte de las personas que lo rodean.

Espero que el objetivo de este trabajo haya sido cumplido y que hayan captado lo importante que es brindar ayuda a un niño que lleve esta enfermedad; empezar por uno es importante; no importa cuán hereditaria sea esta enfermedad, lo importante es prevenirla cuanto antes.

BIBLIOGRAFÍA

  • Ejercicio, alimentación y salud. Conferencia Magistral. I Jornadas Nacionales de Nutrición y Salud. ANAVIP. Mayo, 1993.
  • Nutrición, Metabolismo y Obesidad. Avances y nuevas perspectivas.
    Universidad del País Vasco.1997.
  • Nutrición y Obesidad. XII Curso de Actualización de Postgraduados de la Universidad de Navarra. 20O2.
  • Obesidad. La epidemia del Siglo XXI. Díaz de Santos. 2001.
  • Revista DbI No 24.Alström Síndrome. Pp 27-27. Reino Unido. Julio-Diciembre, 1999.
  • Tratado de Nutrición Pediátrica. R. Tojo. Ed. Doyma. 2001.

OTRAS PUBLICACIONES

  • Artículo de diario: "Estudio confirma que la obesidad está en los genes", en Diario La Nación, 27 de septiembre de 2001.
  • Artículo de diario: "Las niñas deportivas son menos proclives a la obesidad durante su adultez", en Diario Clarín, 11 de febrero de 2002.
  • Artículo de revista: "Sobrepeso antes del embarazo ligado a defectos cardíacos en niños", revista Epidemiology, Estados Unidos, 25 de Junio de 2001.

SITIOS WEB

  • Dra. Amparo Rodríguez. "La Obesidad Infantil". Disponible en: [http://www.socalec.es/consejos/obes.htm]. Consultado el día: 17/07/2003
  • FUNSALUD. "Causas de la Obesidad". Disponible en: [http://216.247.187.61/demo/nutricion260602]. Consultado el día: 20/07/2003
  • TUS@LUD. "Gravedad de la Obesidad". Disponible en: [http://www.tusalud.com.mx/140401.htm]. Consultado el día: 20/07/2003.
  • CONTUSALUD. "La obesidad en los niños: implicaciones y complicaciones". Disponible en: http://www.contusalud.com/website/folder]. Consultado el día: 26/07/2003.
  • MujerActual. "Obesidad infantil". Disponible en: http://www.mujeractual.com. Consultado el día: 1/08/2003.

Giuffré, Estefanía

<>


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda