Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Pedagogía. Organización del tiempo. Organización del espacio. (página 2)




Partes: 1, 2

PARTE II

1) MARCO TEÓRICO PEDAGÓGICO

A) LA ORGANIZACIÓN DEL TIEMPO

SOBRE EL CONCEPTO DE TIEMPO Y EL ACTUAL CONCEPTO PEDAGÓGICO DEL TIEMPO INSTITUCIONAL

Los prohombres del pensamiento de las diferentes épocas han debatido sobre el concepto tiempo acorde a la visión científico-filosófica de cada período histórico.

Pero en cierta forma ha sido el pensamiento aristotélico el que marcó rumbos en la cultura occidental en este tema.

Para Aristóteles el tiempo es: "…el número del movimiento según el antes o después"

En esta concepción donde se conjugan las variables de espacio – duración respecto a un objeto o hecho se conciben las bases de lo que se designa como "tiempo lineal" y representa lo que se da en llamar concepción "objetiva" del tiempo, donde éste se puede fragmentar en partes estáticas y diferenciadas entre sí.

Hegel por el contrario considera que "el tiempo es el principio mismo del YO, de la pura conciencia de sí", lo que además de darle una significación subjetiva, dado que adquiere realidad a partir del ser, también le otorga el concepto de continuidad incluida en el todo que representa la conciencia.

A partir de esta antinomia se obtiene una síntesis en San Agustín quien estableciera el siguiente juicio de valor: "No existen propiamente hablando tres tiempos, el presente, el pasado y el futuro sino sólo tres presentes: el presente del pasado, el presente del presente y el presente del futuro"

También Kant en su Crítica de la Razón Pura dice que "…el tiempo es ley necesaria de nuestra sensibilidad y, por lo tanto, condición formal de todas las percepciones que el tiempo precedente determine por necesidad al siguiente."

En estos dos conceptos anteriores existe una conciliación de la objetividad aristotélica y de la subjetividad hegeliana, pues se reconoce una diferenciación estacionaria de los hechos pero dentro de un contexto totalizador.-

El poder aquilatar una realidad exterior (objetiva) y otra interior (subjetiva), da una perspectiva desde la cual se puede conjugar al concepto tiempo en la práctica con una mayor aproximación a la realidad, sin caer en los antagonismos de concebir el vivir "en pos" o "contra" el tiempo.-

Ya en el advenimiento de la época moderna, el pedagogo y teólogo Comenio (1592-1670) explicaba en su Didáctica Magna que la invención del reloj mecánico y la tipografía, representaban dos aspectos fundamentales en los que apoyó la organización de la vida escolar y los procesos de enseñanza que aplicó en su internado.

Mientras que en el proceso que va desde la revolución industrial en el siglo XVIII, y entrado el post modernismo, hoy siglo XXI, la materialización del tiempo en su concepto más utilitario, ha sido uno de los tópicos fundamentales que ha ocasionado un profundo cambio en los valores de la actual humanidad.

En función de la crisis causada por los cambios producidos por y en la humanidad, durante la última mitad del siglo XX e ingreso del XXI, ha hecho que los pedagogos deban reconceptulizar el valor real del tiempo y del espacio como forma de vida, y su aplicación pragmática en las instituciones de enseñanza.

En el actual mundo de las comunicaciones, cabe plantearse cuál será el futuro próximo de las aulas, qué enseñar y en qué tiempo; y fundamentalmente qué valor de tiempo como docente se debe transmitir desde el punto de vista formativo.

PUESTA EN PRÁCTICA

Es importante asistir a tres características fundamentales de la aplicación del tiempo en la educación:

  1. La relación de dos variables intrínsecamente conexas tiempo – espacio.
  2. La disección del tiempo en tres etapas bien identificables:
  • el tiempo de planificación
  • el tiempo de ejecución
  • el tiempo de proyección de lo enseñado
  1. La ecuación de rentabilidad del tiempo entre el insumo de tiempo y el aprendizaje.-

DIMENSIONES DE LA ORGANIZACIÓN DEL TIEMPO

El tiempo educativo tiene relación directa con el sistema organizativo de la educación.

En este tópico los agentes interactuantes son profesores, alumnos y administrativos entre otros, cada uno de ellos con tiempos propios.

Por otro lado el tiempo lineal de las diferentes gestiones que llegan a superponerse entre sí.

Por último la relación entre la extensión de tiempo que se requiere para unificar un módulo de conocimientos (Ciclo Básico – 3 años), versus el tiempo calendario que en realidad le insume a un estudiante.

En resumen el tiempo educativo se conforma por una interrelación de variables que es preciso estructurar dentro del sistema educativo, que en el caso del CES lo establece anualmente y lo eleva para su aprobación a la Gerencia General de Planeamiento y Gestión Educativa del CODICEN.

DETERMINANTES DE LA TEMPORIZACIÓN

La estructuración del tiempo educativo debe atender a tres criterios de mayor relevancia

  1. El criterio higiénico-biológico, atiende las posibilidades biológicas de los individuos involucrados.
  2. El criterio pedagógico, es el impuesto por el sistema de enseñanza utilizado. Atiende a la visión pedagógica de los planes de estudio a desarrollar, como así también al contenido de las materias a cursar, por ejemplo en el Plan 1996 del Ciclo Básico de Secundaria, la carga horaria semanal planificada para el área instrumental correspondiente a 3er. año es de 14 hs.-

    Para la adecuación del tiempo han de tenerse en cuenta por su orden:

    1. la sociedad donde opera el sistema educativo
    2. que los criterios pedagógicos sean adecuados a dicha realidad social
    3. el criterio higiénico-biológico
  3. El criterio socio-cultural, atiende a las costumbres de la sociedad en que se inserta el criterio pedagógico que se pretende concretar, vale decir, el currículo que se estipula para el curso (ejem. los cursos técnicos volantes del Consejo de Educación Técnico Profesional – UTU, cuya duración se estipula con un concepto específico y se dicta acorde a una necesidad educacional para la inserción laboral en una localidad en particular; mientras que por otro lado se atienden las costumbres que atañen a dicha localidad, puede ser el caso de una zona rural con actividades productivas zafrales propias).

En la estructuración del tiempo además deben de tomarse en cuenta:

  1. que la educación responde a un proceso intelectual y no a una ejecución, por tanto su carácter es atemporal
  2. el tiempo de planificación difiere del de la ejecución en el proceso del aprendizaje. Siendo que ambos son inversamente proporcionales: a mayor tiempo de planificación menor es el tiempo que requiere la ejecución
  3. de la planificación se desprende la medida y distribución de los tiempos a utilizar

Este último hecho de la relatividad del tiempo a utilizar, hace que la planificación sea considerada permanentemente en el proceso de educación para modificar los tiempos cuantas veces sea necesario.

Es de fundamental importancia, entonces, que la estipulación del tiempo se subordine y adecue a la planificación.

LA ORGANIZACIÓN DEL TIEMPO DEL ALUMNADO

Para la organización del tiempo del alumnado han de tenerse en cuenta los siguientes factores:

  • la disponibilidad de tiempo
  • las aptitudes intelectuales de los educandos y los programas
  • las condiciones socio-económicas del alumnado
  • los imprevistos que obligan a una posterior fluctuación. Este punto en particular ha de tenerse en cuenta en todos los procesos de planificación del tiempo.

La previsión del tiempo por tanto ha de establecerse en función de una planificación estructurada que tenga en cuenta a estas variables propuestas.

También inciden condiciones de carácter exógeno a la institución educativa, las que pueden ser de orden social o individual donde se desenvuelve el estudiante.

Otra variable importante a tener en cuenta es la edad del alumnado (tiempos biológicos).

La disposición y distribución de la carga horaria de un centro de enseñanza atiende a variables de diversa índole, acordes a sus condiciones particulares. Estas pueden depender de la ecuación espacio-tiempo, de la multiplicidad de edades, entre otras. Pero a grandes rasgos podemos tipificar tres macro variables: la higiénica-biológica, la pedagógica y la social.

    1. Por ejemplo: en el Plan de Ciclo Básico de Secundaria, las materias correspondientes al Área Instrumental (matemáticas, idioma español, inglés, informática, etc.), de ser posible, no deberían ubicarse al principio o final de la jornada, o en los días de comienzo o final de semana.

      Esta planificación horaria no siempre es posible en función a requerimientos de otras variables como horario docente disponible. A título de ejemplo se transcribe la disposición de la carga horaria del día sábado correspondiente a 3er. año, turno vespertino, caso descripto en hoja 8

      SÁBADO

      Educ. Visual y Plástica

      Educ. Visual y Plástica

      Matemáticas

      Historia

      Literatura

      Inglés

      Como bien podemos apreciar, al final de la jornada del último día de la semana, se ubican materias con importante carga de esfuerzo de concentración.

    2. Programar la ubicación de las áreas de estudio en función del grado de dificultad que ofrecen,(ubicación horaria en el día, o en la semana). Las áreas que ameritan mayor concentración es conveniente ubicarlas en horario o días centrales del ciclo de actividades.
    3. Equilibrar la disposición de las áreas de estudio balanceando el trabajo de los dos hemisferios cerebrales, por consecuencia se logrará un rendimiento superior del alumno.
    4. Prever períodos de descanso, y la duración de éstos, acordes a la edad promedio del alumnado.
        1. Flexibilizar dentro de la norma los horarios de clase (reposiciones de clases, redistribución de horarios atendiendo a necesidades imprevistas, entre otros).
        2. A la hora de planificar el tiempo prever situaciones imprevistas propias del sistema educativo y del medio social.
        3. Manejar los espacios físicos y temporales con una ductilidad que permita reordenar los horarios acorde a las conveniencias.
      1. Desde lo pedagógico:
      2. Atendiendo a lo sociológico:
    5. Distribuir la carga horaria en forma equitativa entre los días de la semana.
  1. Desde el punto de vista higiénico-biológico ha de tenerse en cuenta:
  1. Adecuar las jornadas y horarios acordes a las costumbres socio-culturales de la comunidad.
  2. Tener en cuenta la edad y los compromisos que de ella devienen en actividades extracurriculares de la población estudiantil.
  3. Manejar las distancias de traslado, máxime cuando éstas insumen mucho tiempo de viaje.
  4. Adecuar los horarios teniendo presente la relación entre las variables población-espacio del centro de educación.

En otro orden es importante establecer la prioridad de una planificación estratégica estructural, en función a una corriente pedagógica y como consecuencia determinar los horarios en función de ésta, evitando la rigidez formal y atendiendo sí a los contenidos, invertir creatividad a la hora de dar soluciones permitiendo el protagonismo de todos los involucrados en la adecuación de los tiempos.

La importancia de "democratizar los tiempos" a la hora de planificar, se observa con mayor claridad si se atienden los ritmos sociales e individuales. En lo social este tópico es destacable cuando entran en juego variables de aspecto geográfico en relación con la cualidad humana, como puede ser el comportamiento humano en zonas tropicales, o bien en zonas de clima frío. Sin llegar a extremos vale revisar las estaciones del año de mayor rendimiento productivo por parte del ser humano.-

B) LOS ESPACIOS ESCOLARES

El espacio y su forma de uso ha sido una variable de permanente atención en la historia de la educación.

Desde el clasicismo griego los espacios educativos de la Academia de Platón y el Liceo de Aristóteles se adecuaban al tipo de enseñanza que se impartía allí, diferente al sistema itinerante de enseñanza que impartían los sofistas.

Permanentemente se ha destacado su valorización psicológica; tiene una simbología de poder, "Los espacios no son ingenuos, van marcando territorios, límites, valoraciones y posibilidades de las personas."

Durante la edad media la disposición asimétrica que ocupaba el pupitre del profesor respecto a la ubicación de los alumnos dentro del aula, fue establecida arbitrariamente acorde al lugar del docente en función al concepto pedagógico utilizado.

El "claustro" de las universidades medievales era una escuela de carácter cerrado.

En el sistema de enseñanza preceptista o individualizada, el manejo del espacio que hacía el docente entorno al alumno, perseguía un enfoque pedagógico donde el "abordaje" que se realizaba sobre éste debía cumplir con el precepto de inculcarle conocimientos.

Con el advenimiento de la enseñanza normativa, también el espacio educativo debió ser normalizado para atender los nuevos requerimientos pedagógicos.

La actual concepción pedagógica en la enseñanza de corte socializador, ha reconvertido su estructura arquitectónica para cumplir con su función social donde convergen alumnos, docentes, padres y los actores de la comunidad con el objeto de impartir y recibir instrucción.

A causa del propio concepto socializador de la educación, de lo que hoy se designa como escuela "abierta", no solamente la escuela ha cedido materialmente sus espacios a la sociedad, sino que también sale a hacer uso de los espacios de la comunidad para cumplir con sus propósitos de instrucción.

Célestine Freinet (1896–1966), el creador de la escuela nueva reflexionaba ante la innovación de sus "clases – paseo": "Era normal que en esta nueva atmósfera, en este clima no escolar, accediéramos espontáneamente a formas de relaciones menos convencionales de la escuela. Nos hablábamos, nos comunicábamos en un tono familiar los elementos de la cultura que nos eran naturales y de los que todos, profesores y alumnos extraíamos un provecho evidente"

En las postrimerías del siglo XX con la implementación de los sistemas informáticos se ha generalizado la educación a distancia, -aún en pleno desarrollo-, con lo que se plantea una nueva concepción del espacio educativo. Ante esta nueva situación y sin desconocer las posibilidades globalizadoras educativas que ofrece el permitir extender el alcance de los centros de enseñanza allende de su espacio locativo, es preciso reconocer la interferencia que provoca en el concepto de educación como transmisión de valores, donde la bidireccionalidad de la comunicación, la reafirmación psicológica en la interacción personal alumno – profesor (feed back) adquiere aspectos relevantes; por lo dicho es de fundamental importancia que la actual pedagogía atienda seriamente una adecuada implementación de esta nueva realidad.

La buena administración y adecuación del espacio permiten una mejor optimización de las variables del tiempo y capacidad cuantitativa del alumnado. Además de permitir un mejor relacionamiento social dentro del centro de estudios.

Una correcta coordinación en el uso del espacio dinamiza positivamente el establecimiento de vínculos en la población estudiantil.

Los límites edilicios

Espacio escolar La disposición de sus ambientes

La disposición del material didáctico

 VARIABLES QUE LO DETERMINAN

La edificación debe concebirse teniendo en cuenta:

  • Sus finalidades, sea enseñanza primaria, secundaria o terciaria, pues cada una de ellas atiende a diferentes necesidades educacionales.
  • Las variables económicas, con las que se cuenta para ajustarse a la mejor optimización de recursos.
  • Las variables sociales, ha de tenerse en cuenta la población que albergará; su edad, aptitudes físicas diferenciadas, perfil sociológico de la población estudiantil, entre otros.
  • Las variables pedagógicas, han de adecuarse al tipo de enseñanza que se impartirá; ya sean los ciclos (primaria, secundaria o terciaria), o bien si es un centro de alguna especificidad (escuelas técnicas, profesorado de educación física, o universidades científicas).
  • Las variables situacionales, responden a la ubicación geográfica del instituto (ámbito rural, urbano o suburbano).
  • Las variables imprevistas, son las que no aparecen explícitamente, por ejemplo la previsión de una explosión demográfica en un tiempo mediato por razones circunstanciales, o bien la futura incorporación de actividades afines al centro educativo (ejemplo, instituto que surge como un centro de educación primaria y en un futuro mediato se prevea la edificación de un centro de enseñanza secundaria contiguo).

Son muchas las previsiones que han de tenerse en cuenta a la hora de edificar un centro de enseñanza, por lo que es conveniente que esté circundado por extensas áreas parquizadas que posibiliten su futura ampliación.

ROL DE LOS PROFESIONALES

Los profesionales de la educación, poca o ninguna ingerencia tienen en la toma de decisiones, en cuanto a la infraestructura edilicia, por lo que su implicancia en el manejo didáctico del espacio se ve muy limitada.

Pueden intervenir, sin embargo, en las remodelaciones post obra.

Son ejemplo de esto:

  • El manejo de la seguridad de agentes internos y externos.
  • Adecuar los espacios a la variante del tiempo de uso.
  • El manejo que mayormente pueden realizar los docentes sobre el espacio, normalmente se limita a:
  1. edad de los estudiantes
  2. la disposición de las aulas en cuanto a flexibilidad y funcionalidad de uso
  3. estética y orden
  4. seguridad e higiene
  5. adecuarlo a las necesidades metodológicas

1.a) EDAD. La edad del estudiante condiciona el espacio a utilizar.

La edad es una variable inversamente proporcional a la amplitud del espacio necesario, pues a menor edad hay una necesidad de mayor espacio del aula, puesto que la actividad prácticamente se concentra en ésta, debe contar con aberturas más amplias que permitan una mejor iluminación natural, entre otros.

En la medida que la franja etaria del estudiantado sube, es necesaria una retroversión hacia aulas específicas acordes a las materias (gabinetes de ciencias, salas de convenciones, auditorios, entre otros), por lo que inclusive toman mayor importancia los corredores interiores y escaleras que permitan una mayor movilidad del flujo estudiantil entre unas y otras aulas.

El mobiliario también debe adquirir dimensiones diferentes, los banco-mesa deben ser de fácil movilidad para su mejor disposición y uso de acuerdo a las tareas a realizar.

2.a) FLEXIBILIDAD Y FUNCIONALIDAD. La adaptación de los espacios al número de grupos, como así también a las necesidades didácticas de cada materia o área de estudio.

La efectiva utilización de los recursos se vincula con el uso de los espacios, y esto depende del clima organizacional.

Del liderazgo democrático o autocrático de la institución depende la mayor y mejor utilidad que se de a los espacios y recursos. Es el caso de la posibilidad de acceso a teléfonos, faxes o correos electrónicos para que cumplan también con los objetivos educativos y no solamente con los estrictamente administrativos.

3.a) ESTÉTICA Y ORDEN. Estos ítems deben involucrar a todos los actores.

"A veces (los alumnos), piensan que tienen más derecho al uso que obligación al cuidado. Esto, por una parte, tiene mucho que ver con lo que pensamos y ejercitamos los adultos, a quienes muchas veces también nos cuesta pensar que los espacios públicos son de todos y que, por eso, es también nuestra responsabilidad cuidarlos."

La estética debe estar acorde a una casa de "buenas costumbres", los colores con que se pinta una construcción repercuten directamente en la higiene fisiológica y psicológica de la población que la utiliza.

El orden estimula y adviene psicológicamente al comportamiento del estudiantado en particular; "…un lugar que está en buenas condiciones, que está cuidado, refuerza la sensación de bienestar y la valoración de lo que ocurre en ese espacio, influye en la autoestima de las personas que utilizan ese espacio." "…, si uno está en un lugar cuidado, tiende a cuidarlo;…" "Esto es importante tanto para los alumnos (dado que es su espacio de aprendizaje) como para los docentes (ya que es su espacio de trabajo)"

4.a) SEGURIDAD E HIGIENE. El orden es una variable que condiciona la seguridad e higiene.

La higiene no es únicamente responsabilidad del personal de servicio, sino que su mantenimiento involucra a toda la población del instituto

La seguridad atiende tanto al carácter endógeno como exógeno de la institución.

En lo interno, la amplitud de las puertas, corredores y escaleras deben adaptarse al número de la población del instituto atendiendo posibles situaciones de emergencia.

Las aberturas exteriores deben contar con una buena seguridad, y los patios deben adecuarse a los momentos de recreo, en lo posible que no cuenten con formas u objetos hirientes (rejas en punta, desniveles de escalones imperceptibles, entre otros).

Las barreras contenedoras ubicadas sobre las veredas que dan a los accesos, minimizan los riesgos de la vía pública en los horarios de ingreso o salida del estudiantado.

5.a) NECESIDADES METODOLÓGICAS. El espacio debe marcar la pauta para una metodología adecuada, dependiendo del tipo de relaciones que se establezcan entre educadores y educandos y de estos entre sí.

Es fundamental que el espacio no haya sido concebido de forma rígida, a los efectos de facilitar las diferentes acciones que se puedan llegar a desarrollar en el aula.

C) LA DIVERSIDAD DEL ALUMNADO

El concepto de diversidad nace en la década del 70, y en lo que refiere al mundo latino España encabeza el modelo que luego se "transplanta" a Latinoamérica.

El concepto medular de la diversidad con la óptica de la educación contemporánea, es el reconocimiento, atención y respeto por la diferencia en las capacidades de aprendizaje, sujetas éstas, ya sea al medio social en que se circunscribe el alumno, a problemas de índole personal o bien a la propia capacidad diferente individual de cada ser humano. Entonces cabe preguntarse hasta dónde el concepto globalizador de diversidad aplicado al unísono en países con necesidades educacionales diferentes, no se contrapone a la razón misma de diversidad.

"El pilar del pensamiento único se asienta también en la escuela y se reproducen los mismos sistemas educativos a uno y otro lado del océano, demostrando una absoluta desvaloración de la importancia de las propias comunidades de aprendizaje a la hora de establecer los fines y medios de la actividad educadora formal (la idea de autonomía aplicada a los grupos), apartados éstos que casi resultan extraños ya para los propios educadores."

En Uruguay a nivel de enseñanza secundaria la temática de la diversidad se aborda oficialmente por primera vez en la CIRCULAR Nº 1985/90/EB Exp. 8650/88, fechada el día 26/07/1990 y con la última modificación vigente dispuesta por la CIRCULAR N°. 2045/91/MLP EXP:13224/90, de fecha 30/12/1991.-

Es reconocida la diversidad como una condición biológica e innata en cada uno de los seres humanos; por tanto la interrelación en los diferentes grupos conformados por institutos de enseñanza, familias, instituciones, entre otros, dependerá por consecuencia de las características sociológicas de los grupos o sociedades que interactúan.

Un instituto educativo, por tanto, no escapa a esta condición humana y como tal debe ser atendible.

"La educación escolar tiene como finalidad fundamental promover de forma intencional el desarrollo de ciertas capacidades y la apropiación de determinados contenidos de la cultura necesarios para que los alumnos puedan ser miembros activos en su marco sociocultural de referencia. Para conseguir la finalidad señalada, la escuela ha de conseguir el difícil equilibrio de ofrecer una respuesta educativa, a la vez comprensiva y diversificada; proporcionando una cultura común a todos los alumnos, que evite la discriminación y desigualdad de oportunidades, y respetando al mismo tiempo sus características y necesidades individuales." (El subrayado es propio).

De ahí la caída del paradigma de la escuela tradicional, generalizadora de normas.

Progresivamente los institutos de educación han prestado atención individualizada a aquellas situaciones institucionales o bien individuales, donde existan grupos o alumnos que ameritan una atención diversificada.

Es el caso del alumnado con NEE

"El concepto de necesidades educativas especiales implica que cualquier alumno que tenga dificultades de aprendizaje, por la causa que fuere, reciba las ayudas y recursos especiales que necesite, ya sea de forma temporal o permanente, en el contexto educativo más normalizado posible."

Si bien cabe destacar que aún se mantienen conceptos que atienden a disfunciones con etiología orgánica y/o psicológica, no atienden a los conceptos pedagógicos actuales; el hecho de incluirlos como tal tiene un carácter proteccionista, lo que no deja de ser una forma de segregación.

Vale aclarar que estas capacidades diferentes deben ser atendidas como tal, aunque en el campo pedagógico muchas de ellas pueden manejarse adecuando los currículos en forma temporal. En el caso de un disléxico, el alumno puede ser eximido de determinados requisitos curriculares y algunas asignaturas pueden cursarse en tiempos especiales, sin apartarlo de los planes comunes.

Circular Nº 1985/90/EB Exp. 8650/88 –

Art. 1.- (Materia): Los regímenes de exención o tolerancia en asignaturas, concurrencia u otras obligaciones y cargos curriculares por razones de salud se regularán por las siguientes disposiciones.

10.- (Beneficiarios) : Cualquier educando del sistema ANEP o de los Institutos habilitados por éste que sea portador de una afección incidente en el aprendizaje, asistencia, exámenes pruebas de determinadas asignaturas u obligaciones o cargas curriculares, podrá solicitar las correspondientes exenciones o tolerancias.

En el concepto moderno, la normalidad incluye en el sistema educativo a los individuos con capacidades diferentes. Esto se encuadra en una concepción sociológica que trasciende al aula, pues si los educandos con capacidades diferentes conforman el todo social, no hay razón para excluirlos del sistema normativo.

Habitualmente cuando hablamos de capacidades diferentes nos remitimos inconscientemente a las disfunciones clínicas explícitas, pero las diferencias pueden ser de carácter étnico, de género, religiosas, sociales (concepto que puede ser muy amplio y no estrictamente de carácter económico, como por ejemplo familias naturistas que optan por no acceder al Plan Nacional de Vacunación, no siendo admitidos en el sistema educativo), diferencias individuales de aprendizaje, etc.

Éstas y muchas otras formas de diferenciación deberían ser atendidas por el currículo, máxime si tomamos en cuenta que estamos ante un mundo en plena globalización con una dinámica migratoria de una magnitud nunca antes conocida y donde debemos aprender a convivir con diferentes culturas, lenguas y por consecuencia con diferentes procesos lógicos del pensamiento.

Para atender la diversidad sin incurrir en falencias tales como la segregación, es menester establecer políticas educativas inteligentemente aplicadas de un profundo espíritu democrático y fraterno, donde se destaquen las semejanzas que unen a los alumnos y no las aptitudes que los diferencian del común denominador; de no ser así y en el mejor de los casos podría crearse un espíritu proteccionista en vez de igualitario, o por el contrario crear barreras excluyentes entre el alumnado.

La inclusión de divergencias en la enseñanza normal tiende a crear niños y jóvenes con un espíritu de verdadera fraternidad y tolerancia, los integra para una convivencia realmente democrática y anticompetitiva; lo que no significa dejar de lado los aspectos motivacionales y el reconocimiento al esfuerzo.

"Hay que revisar cuáles son las actitudes hacia las diferencias, el tipo y calidad de relaciones entre los diferentes actores, el liderazgo del director, los espacios que se dedican a la participación y reflexión conjunta, etc. El trabajo colaborativo entre los distintos involucrados en el proceso educativo es un factor esencial para dar respuesta a la diversidad. Es importante asimismo crear un ambiente físico agradable y acogedor que favorezca el aprendizaje, las relaciones interpersonales y la autonomía y movilidad de todos los alumnos."

El aceptar la integración de los diferentes no anula la individualidad del ser humano, sino que por el contrario la reafirma en un encuadre de pertenencia al grupo social. De ahí, una de las principales razones para que la enseñanza sea responsabilidad de la sociedad en el marco del estado y no fuera de él, (por ejemplo en centros de educación privada).

El estado debe educar en función de valores y reeducarse a sí mismo en función de la creatividad de los ciudadanos.

La escolaridad privada de por sí es excluyente e indirectamente atenta contra el sentido democrático de nuestras leyes.

LA DIVERSIDAD EN EL CONTEXTO DEL CENTRO EDUCATIVO

La integración de alumnos con capacidades diferentes debe realizarse acorde al grado y tipo de diferencia. Es distinta la modalidad de inserción de un alumno proveniente de una cultura con lengua materna diferente que se insertará transitoriamente, al de otro con dificultades de aprendizaje y en carácter de permanente.

Las diversidades exigen todas un tratamiento individualizado, salvo excepciones. Los tratamientos de la diversidad utilizados comúnmente en la actualidad son:

Soluciones Didácticas

  • Las modificaciones metodológicas en los programas de estudio a través de una mayor personalización, de la flexibilidad de los tiempos en la planificación o la reconversión de los materiales didácticos a utilizar.

Soluciones de Orden Organizativo

  • Profesores de apoyo
  • Talleres
  • Optatividad y diversificación curricular (flexibilizar los currículos)

En caso de una diversidad muy alta es conveniente recurrir a centros especializados, sea en forma provisoria o permanente.

No obstante la diversidad no debe variar la visión que sostiene un centro de educación.

Las condiciones principales que debe tener un centro de educación para atender las diversidades deben ser:

  • Flexibilidad de los currículos
  • Fomentar un ambiente participativo y de integración entre los alumnos
  • La existencia de un departamento de orientación de apoyo para los profesores
  • Elaboración de programas de desarrollo individual

Por todo lo visto en esta parte del trabajo, se llega a la conclusión de la necesidad impostergable de:

  • Una concienzuda y mayor ingerencia del estado en materia de educación
  • La concreción de una escuela igualitaria y comprensiva
  • Lograr un mejor equilibrio entre el currículo, la diversidad y el sistema

educativo.

PARTE III

1) MARCO TEÓRICO – PSICOLOGÍA EVOLUTIVA

A) PUBERTAD Y ADOLESCENCIA – CONSIDERACIONES GENERALES

Adolescencia proviene del latín Adolescentia o Adulescentia, ae (f.): adolescencia, juventud.

La adolescencia es un aspecto cultural que se desarrolla en occidente a partir de la revolución industrial como consecuencia de la necesidad de prepararse intelectualmente para insertarse en el mundo laboral.

Las sociedades a través de los estados establecen un marco regulatorio y obligatorio de la educación. Como consecuencia la inserción de los jóvenes a la vida adulta, -como sinónimo de reproducción y responsabilidad sobre sus críos-, se aplaza en el tiempo.

Ese corrimiento de los roles hoy se ve agravado frente a un cambio de valores aparejado por la globalización. Si la adolescencia es un producto sociológico, como tal se modifica acorde a los cambios sociales que se suceden.

Por ser un hecho de carácter sociológico su análisis desde lo individual se estudia en el campo psicológico.

A diferencia de la adolescencia, la pubertad es un estadio genuino psico-biológico y de carácter universal, siendo ésta la que marca el inicio de la adolescencia.

La pubertad es causada por cambios hormonales producidos a nivel de la glándula pituitaria. Tiene carácter dimórfico, la niña normalmente antecede al varón, aproximadamente en un par de años de maduración; despertándose en el sexo femenino de los nueve a los dieciséis años.

La variación de edad en la que aparece la pubertad, responde a variantes que obedecen a:

  1. razones hereditarias
  2. al medio geográfico
  3. razones culturales

1.a) La herencia predispone al individuo en el crecimiento, la menarquia, estereotipos físicos y también psicológicos.

2.a) De acuerdo a estudios realizados, las poblaciones que viven en zonas tropicales son precoces frente a las que se ubican en zonas más frías.

3.a) Las condicionantes culturales se presentan de dos formas:

  • diacrónicas, en función a las diferentes culturas históricas
  • sincrónicas, la modificación del período adolescente frente a los cambios socioculturales dentro de una misma contemporaneidad

CAMBIOS FISIOLÓGICOS CORRESPONDIENTES A LA PUBERTAD

El comienzo de la pubertad se da con la aparición de manifestaciones de caracteres primarios y secundarios.

MANIFESTACIONES

VARONES

MUJERES

Aparición de vellos púbicos

X

X

Aparición de vellos axilares

X

X

Aparición de vellos en extremidades

X

X

Crecimiento de la altura

X

X

Menarquia

 

X

Desarrollo de las mamas

 

X

Desarrollo de la capacidad pélvica

 

X

Cambio del timbre de voz

X

 

Aparición de la barba

X

 

Desarrollo de la capacidad toráxica

X

 

Los de carácter primario, responden al desarrollo de los órganos genitales(pene en los niños y vagina en las niñas), mientras que los secundarios obedecen a una serie de transformaciones físicas que se describen en el siguiente cuadro:

CARACTERES SEXUALES SECUNDARIOS

 COMPORTAMIENTOS PSICOLÓGICOS

Los cambios físicos acaecidos durante la pubertad provocan una serie de cambios psicológicos que se identifican con el estadio adolescente.

La edad del narcisismo. Aparece en los adolescentes una serie de preocupaciones referidas a los cambios físicos:

  • surge una preocupación y cuidado especial de sus formas, siendo éstas objeto de comparación con sus pares
  • busca alcanzar estereotipos de belleza, que generalmente toma de líderes que idealiza

La precocidad. El "adelanto" del desarrollo físico frente a sus pares, infiere de manera diferente en ambos sexos.

En el varón se expresa con:

  • sentimiento de ganar virilidad
  • reafirmar su autoestima
  • le facilita la inserción social

El "retardo" en su desarrollo puede aparejar sentimientos contrarios a los descriptos.

No obstante tanto la precocidad como el retraso pueden también hacerlo sentirse presionado, puesto que sus comportamientos, -propios de su edad-, puedan no acompañar a su crecimiento.

En la niña generalmente vivencia la precocidad en forma contrariada:

  • intenta disimular su crecimiento
  • en lo posible esconde a sus pares la menarquia
  • se cohíbe de jugar a juegos propios de su edad
  • aparecen sentimientos encontrados respecto a la vestimenta

No hay un acuerdo respecto a la edad promedio ideal de maduración. Si bien este tema en particular, no se ve como gravitante en el futuro desarrollo de la personalidad al momento de abordar la edad adulta.

LA ADOLESCENCIA – DOLENCIA, UN MITO

Existe un mito entorno a muchas características de la adolescencia; una de ellas la identifica con expresiones de carácter sociológico correspondiente al siglo XVIII: "el romanticismo".

Esta época contenida en los tiempos de la revolución industrial, marcó en cierta forma el actual concepto social de adolescencia de la cultura occidental. Los escritores de la corriente romántica, con quienes se identificaban los adolescentes de la época, solían vestir una casaquilla azul y pantalones amarillos, resolviendo sus desencuentros amorosos a través del suicidio.

Durkheim analizó al hecho del suicidio en particular desde el punto de vista sociológico, definiéndolo como un hecho social; en una parte dice al respecto: "Cada sociedad tiene, pues, en determinado momento de su historia, una aptitud definida para el suicidio. Se mide la intensidad relativa de esta aptitud comparando la cifra global de las muertes voluntarias y la población de toda edad y sexo."

La relación de este tema responde a uno de los tantos mitos que se han manejado, en una época puntual, entorno a la adolescencia identificada a una etapa de la vida de connotaciones problemáticas.

Los estudios de la antropóloga Mead (1928) realizados sobre adolescentes de la población de Samoa, han cuestionado la universalidad generalizada del concepto adolescencia.

"…, se puede afirmar que el adolescente turbulento, atormentado y problemático existe, pero que no es el tipo de adolescente predominante, encontrándose en este grupo menos de un 11 por 100 de los adolescentes jóvenes"

La adolescencia es el período de tránsito entre la infancia y la adultez, por consecuencia, como todo cambio provoca una situación de crisis.

La crisis natural y universal está dada concretamente en la pubertad; "Con el comienzo de la pubertad aparecen transformaciones que llevarán la vida sexual infantil hacia su forma definitiva y normal"

Sin embargo no se debe desconocer la crisis adolescente, que si bien atiende a problemas de orden fundamentalmente sociológico, no deja de ser real.

Hoy día accedemos a una prolongación de este período atendiendo a una situación socio-económica donde las responsabilidades del mundo adulto resultan más difíciles, siendo un claro ejemplo la inserción laboral.

Es natural que un individuo biológicamente apto para afrontar una nueva etapa de su vida y que por razones exógenas no puede lograrlo, profundice su crisis de identidad.

Esta consecuencia que se constata en la adolescencia, tiene relación con la actual crisis que provoca una moratoria en las etapas adultas del ser humano.

Si al problema interior que debe resolver el adolescente le sumamos la inestabilidad crítica de sus mayores que deberían contenerlo y cederle espacios (sirviendo de modelos identificatorios), es natural que el paso transicional se vuelva traumático y se potencialice el choque generacional.

¿Cuál es el verdadero estado de las cosas?

¿El adolescente demora más en afrontar la madurez y ganar su espacio, o los adultos ocupan su lugar tomando roles adolescentes que le permitan reactivarse socialmente?

Frente a la crisis económica mundial, sin fuentes de trabajo, el adulto lucha por permanecer activo, con lo que el adolescente ve postergada su inserción al mundo de responsabilidad adulta.

El entorno social del adolescente le permite resolver con mayor o menor dificultad los conflictos propios de una crisis cuasi- natural.

En torno al proceso de maduración existen dos escuelas de pensamiento marcadamente opuestas.

Una de corte psicoanalítico representada por Piaget, que defiende la existencia de estadios en el desarrollo, entendiéndose por estadio cambio cualitativo o transformación.

La otra de corte vigotskiano representada por Bandura que ve el desarrollo del proceso cognitivo del individuo, iniciado en la infancia y en un contexto social determinado que lo preparan para los ajustes a los que se verá obligado a enfrentar en la adolescencia.

De la tesis discontinuista de Piaget y la antítesis continuista de Bandura surge la síntesis del pensamiento transformacionista.

Este establece que en la vida de las personas se dan transiciones que implican mantener simultáneamente cierta estabilidad, continuidad con el pasado y nuevos ajustes o adaptaciones a demandas que antes no existían y para las cuales muchas veces no se ha podido realizar una adecuada preparación.

B) DESARROLLO COGNITIVO Y APRENDIZAJE

A menudo pasan en silencio los cambios cognitivos concomitantes al período adolescente. No obstante, existe una transformación en las estructuras cognitivas tan importantes como las transformaciones puberales.

Piaget ha descripto la aparición de una nueva forma de inteligencia, la inteligencia operatoria formal.

Pero muchos otros autores hacen referencia a un aprendizaje en el momento de la adolescencia, centrado sobre las relaciones sociales; esta referencia al aprendizaje social contiene implícitamente un recuerdo de la importancia del funcionamiento intelectual.

Por el contrario las perturbaciones afectivas y comportamentales, frecuentemente importantes, que la pubertad provoca en algunos casos, muestran claramente como "la inteligencia" en su sentido más extenso, es un dato necesario para que el adolescente pueda integrar las modificaciones corporales, afectivas y relacionales que se operan en él y a su alrededor.

En la teoría cognitiva de Piaget, el estado de las operaciones formales se caracteriza por:

El razonamiento

  • tiene una mayor autonomía y vigor
  • se encuadra en el estadio de las operaciones formales
  • emerge entre los 11-12 años y se completa entre los 14-15 años
  • Piaget lo caracteriza como la culminación del desarrollo cognitivo
  • se resume a características de índole estructural (lógicas) y funcional (estratégicas)

Características funcionales

  • se diferencia del estadio de las operaciones concretas ya que puede prescindir de la realidad para elaborar conclusiones hipotéticas.

Hay conceptualización abstracta y prevé consecuencias relacionando variables intangibles.

  • relaciona y combina causas aisladas ante un efecto y elabora varias hipótesis simultánea o sucesivamente
  • prevé la revelación de la verdad de una hipótesis a través de un método deductivo ("esquema de control de variables")

En la adolescencia el individuo logra un pensamiento abstracto y teórico.

En función de la capacidad de poder prescindir de la realidad para elaborar hipótesis, puede entonces trabajarse -educacionalmente-, sobre la base de ideas abstractas prescindiendo de ejemplos de realidad tangible, es cuando se inserta en la currícula materias como filosofía.

El lenguaje es el vehículo por excelencia de las representaciones con que trabaja intelectualmente el adolescente en el pensamiento formal.

Procedimientos del razonamiento formal

  • adquisición de la idea
  • relacionamiento de las variables
  • formulación de la hipótesis
  • deducciones causa – efecto

A través de estos esquemas operacionales formales, el adolescente interacciona los nuevos conocimientos con la experiencia en un proceso interno que no necesariamente se hace consciente.

Los conocimientos acumulados se modifican en función de la experiencia.

Inhelder y Piaget establecen ocho esquemas operacionales formales que corresponden a diversos conceptos y estrategias.

De estos esquemas operacionales formales se destacan:

  • la capacidad combinatoria
  • manejo de proporcionalidad
  • capacidad de entender el equilibrio mecánico

Además de las características generales ya enunciadas, Piaget mantenía otras posiciones respecto al desarrollo del pensamiento formal:

  • el pensamiento formal es universal
  • es uniforme y homogéneo, constituye un sistema de conjuntos mediante el cual se accede a todos los esquemas de operaciones formales
  • por su carácter preposicional accede a las estructuras de formas antes que a sus contenidos
  • por ser la última etapa del desarrollo cognitivo, el conocimiento adolescente se rige por iguales parámetros del conocimiento adulto

La labor del educador en el período adolescente radica entonces en potenciar el desarrollo cognitivo del estadio formal, por tanto deberían incluirse materias que favorezcan el desarrollo del pensamiento hipotético deductivo, combinando lo lúdico con lo pedagógico (ajedrez).

Nuevas perspectivas sobre el razonamiento formal

Hay importantes diferencias entre los individuos que no logran resolver problemas formales.

En el acceso a la resolución de estos problemas interactúan otros factores como los motivacionales, aptitudes innatas, o bien que el individuo continúe utilizando mecanismos de razonamiento del período de las operaciones concretas.

Todas estas razones determinan la capacidad de adquirir el contenido de nuevos conocimientos. De manera que cada uno se aplicaría con mayor facilidad a lo ya conocido o experimentado.

En resumen, el pensamiento formal se desarrolla más fácilmente frente a una disciplina afín al individuo y con dificultad respecto a una que no está en su dominio.

Esto demuestra que el contenido de la tarea (entre otras variables), tiene una real significancia en la resolución de los problemas.

También las experiencias previas y por aquello de acceder primero a las formas que al contenido, hacen presa al individuo de inducirlo a errores preconceptuales devenidos de la propia experiencia.

Los últimos estudios sobre el pensamiento formal (Carretero), establecen que el pensamiento humano se rige por conocimientos pragmáticos, lo que lo transforma en conservador y demuestra una relativa incapacidad para afrontar al pensamiento lógico.

Acorde a estos últimos estudios, y a diferencia de Piaget, se sostiene que

  • el pensamiento formal no es universal
  • no surge espontáneamente
  • no es sistemático
  • es un conjunto de estrategias que se adquieren por partes

C) DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD EN LA ADOLESCENCIA

PERSONALIDAD

Personalidad es un conjunto de procesos y sistemas comportamentales estrechamente relacionados entre sí.

Una de las cualidades de la personalidad hace que los diferentes individuos no respondan de igual manera ante un mismo estímulo.

Por otra parte los individuos reaccionan en diferentes momentos y ante distintos estímulos con determinada regularidad; por consecuencia se puede decir que su actitud muestra una relativa continuidad frente a diversas situaciones.

No obstante la personalidad está sujeta a procesos formacionales que la hacen variar desde el punto de vista diacrónico, manteniendo sí determinados parámetros estables.

La personalidad tiene entonces, la característica de ser un proceso formacional evolutivo.

PERSONALIDAD ADOLESCENTE

En función de ser el individuo un todo y por cambios que se operan en él dentro de ese pasaje de la infancia a la adultez, la personalidad también se afecta con las crisis del cambio.

Ante las nuevas vivencias y la transformación cognitiva, el individuo recapitula lo vivido durante la infancia, deconstruyendo lo anterior para reconstruirlo hacia perspectivas futuras.

La aparición de las nuevas vivencias sexuales, identificatorias y la reacomodación a nuevos roles adultos en su inserción social, hacen que en el adolescente tenga lugar el surgimiento de nuevos valores que se traducen en su forma de relacionamiento con el ámbito social.

La adolescencia es la más pura expresión dialéctica entre el sentimiento de pérdida real del pasado infantil, como tesis; el apego a lo que se pierde como antítesis y la maduración del individuo como síntesis.

La adolescencia como trabajo de duelo.

En el adolescente se da un gran movimiento intrapsíquico, ligado a la experiencia de separación de las personas influyentes en la infancia, a un cambio en las formas de relación, en los proyectos y placeres elaborados en común, movimiento que puede compararse al de un trabajo de duelo.

En este duelo debe dejar atrás el encuadre estable y continentador de una infancia que le otorgaba un sentimiento de certidumbre y amparo, lo que ocasiona al adolescente una vivencia de pérdida, provocándole nostalgias de lo que era su mundo.

Ana Freud estableció un paralelismo entre las reacciones de los adolescentes y las respuestas de los individuos a otros tipos de pérdida real: las decepciones sentimentales y los duelos.

El trabajo de la adolescencia, como el del duelo, consiste pues en una "pérdida de objeto", en el sentido psicoanalítico del término; pérdida de los "objetos infantiles" que puede analizarse esquemáticamente en dos niveles:

  • pérdida del "objeto primitivo", haciendo a veces comparable la adolescencia con la primera infancia (fases de separación del objeto maternal)
  • pérdida del "objeto edípico" cargado de amor, de odio, de ambivalencia: el adolescente es conducido a "conquistar su independencia, liberarse de la empresa parental y liquidar la situación edípica". Se puede deducir de ello que la imagen parental idealizada, el sentimiento de poder realizarlo todo, proyectados durante la infancia sobre los padres, son también cuestionados por el deseo de autonomía, por el encuentro de otros ideales y por una mejor percepción de la realidad.

Mecanismos de defensa.

En relación a los conflictos mencionados, el adolescente crea ciertos mecanismos de defensa:

  1. la intelectualización y el ascetismo (A. Freud)
  2. la escisión
  3. paso al acto

1.a) Según Ana Freud es un mecanismo defensivo del YO para controlar mejor las pulsiones a nivel del pensamiento, es el caso de los adolescente que pasan interminables horas en discusiones, en reconstrucciones del mundo.

El ascetismo podría definirse como un mecanismo defensivo de YO para controlar mejor las pulsiones a nivel del cuerpo.

2.a) El uso de la escisión tiene la finalidad de proteger al adolescente de su conflicto de ambivalencia centrado sobre la dependencia de las imágenes parentales. Esto se observa en los comportamientos contradictorios del adolescente, contradicción que parece no percibir y que no le inquieta; así el adolescente que reclama ruidosamente su independencia quiere que sus padres le acompañen en otras conductas en apariencia banales.

3.a) El paso al acto protege al adolescente del conflicto interiorizado y del sufrimiento psíquico, pero obstaculiza toda posibilidad de maduración progresiva, de tal forma que la incesante repetición de éste aparece a menudo como la única salida. En este tipo de conductas la acción domina al pensamiento (conductas agresivas hacia sí mismo o hacia el entorno social).

Cultura y adolescencia

La pubertad es un hecho fisiológico transcultural; la adolescencia es un período psicosocial.

Ello determina que la adolescencia tenga visos universales con diferentes formas de expresión y duración en las diferentes culturas históricas.

En contraposición a lo que opina Fierro expresando que la cultura occidental actual no practica ritos iniciáticos de transición a la vida adulta, se puede plantear que estos se practican y de una manera tan primitiva que recaen en particular sobre el género femenino con connotaciones que remiten a las más antiguas civilizaciones.

Es el rito ancestral a la fecundidad procreadora donde se expone socialmente a la púber que ya está pronta para la reproducción de la especie humana: "fiesta de los 15 años". Esto demuestra que los ritos persisten con cambios de forma pero no de contenido, pues éste subyace en diversas manifestaciones involucrando a ambos sexos.

Identidad personal

La adolescencia es el momento clave en la formación de la identidad, ya que en esta etapa el individuo puede vivir en sociedad y relacionarse con los demás como persona psicosocial, reaccionando según la forma en que en su infancia ha integrado los distintos elementos de la identidad.

Para Erikson las etapas por las que atraviesa la identidad personal son las siguientes:

  1. período de lactancia y reconocimiento mutuo, donde el lactante se define como "yo soy lo que espero tener y dar"
  2. primera infancia y deseo de ser uno mismo que remite a la independencia motriz donde "yo soy aquello que puedo querer libremente"
  3. infancia y anticipación de roles, donde el niño se siente más activo y comienza a anticipar el futuro percibiéndose como "yo soy aquello que puedo imaginar que seré"
  4. etapa escolar y la identificación con la tarea, donde el niño aprende a "saber" como hacer las cosas y se percibe como "yo soy lo que puedo aprender para hacer una tarea"

    Es frecuente que en esa idealización proyectiva de lo que él/ella pretenden que deba ser, equivocan el objeto del amor, de ahí la expresión popular refiriéndose al amor adolescente, "que se enamora del amor".

    Luego, gradualmente irá clarificando "quien soy yo, quien eres tú".

  5. adolescencia y cristalización de la identidad, donde el adolescente intenta definirse a sí mismo y lo hace a través de todas las actividades que desempeña, en la búsqueda de sus aspiraciones y en el nacimiento de la expresión sexuada del amor, se traduce en pasiones que proyecta sobre el ser amado diciendo "éste soy yo".
  6. la etapa adulta trasciende la problemática de la identidad
  7. adulto y adquisición de la intimidad, se refiere a la superación del "yo soy" en un "nosotros somos" en el compartir, arriesgando incluso su propia identidad
  8. adulto y generatividad, donde el individuo es capaz de ampliar su propio "yo" proyectándose en sus hijos o sus obras
  9. adulto e integridad, se refiere a la madurez ante la vida y ante la muerte

No todos los individuos alcanzan una identidad lograda durante la adolescencia. Esto significa alcanzar una autoidentificación, una identificación frente a los demás, ser una individualidad en su propio medio social, conocer los verdaderos y propios intereses, y saber adaptarlos a las circunstancias que le rodean.

En estos términos es que el adolescente se siente observado, lo cual muchas veces lo impulsa a actuar de forma tal que logra ser observado.

En esa búsqueda de identidad, puede confundir identidad con diferenciación, de ahí que son presa fácil de las modas y modismos, lo primero se percibe con claridad en la forma de vestir, lo segundo en el lenguaje.

D) RELACIONES SOCIALES EN LA ADOLESCENCIA

Las relaciones sociales en el adolescente están estrechamente vinculadas a su personalidad.

El adolescente pasa a establecer vínculos más estrechos con sus pares.

Esta relación de integración generacional se da generalmente cumpliendo etapas que van desde las relaciones grupales del mismo sexo, pasando por la interrelación de grupos de ambos sexos y su fusión. En este punto se logra la adaptación heterosexual y la consolidación del rol masculino – femenino. Este proceso involucra tanto la aceptación del propio cuerpo como el establecimiento de nuevas y más sólidas relaciones con sus compañeros de ambos sexos, todo ello como antesala para la futura vida de comunidad y de pareja.

Con el nacimiento de las relaciones de pareja generalmente finaliza disgregándose el grupo.

No obstante esta nueva integración social, persiste la demanda de afectos del adolescente hacia sus padres, aunque ambivalentemente suele mostrarse huraño y esquivo con ellos.

Las figuras parentales siguen gravitando de manera importante en sus decisiones, siendo ejemplo de los valores y opciones de vida que toma el adolescente.

Dentro de lo que es la búsqueda de identidad, también en del núcleo familiar el adolescente busca un lugar diferente al del niño que fue; esto suele ocasionar algún tipo de conflictos, donde adolescente y padres en forma conjunta irán reacomodando los esquemas anteriores.

En esta edad se consolidan habilidades técnicas, comunicativas y sociales que le permitirán la inserción en el mundo adulto.

Como ya se ha visto al inicio de la PARTE III, en esta edad se desarrolla el sentimiento de emancipación, en cuya concreción juegan de manera importante variables sociales que favorecen o dificultan el proceso.

En referencia a los valores con que los adolescentes van guiando sus comportamientos, Havighurst identifica tres estereotipos:

  • los pragmáticos , se identifican como personas productivas con objetivos precisos, en este tipo se encuadran la mayoría de los jóvenes
  • los vanguardistas, son aquellos individuos que, preponderantemente buscan su lugar en la sociedad pretendiendo cambiarla a sus valores más que adecuándose a ella
  • los marginales, son aquellos que quedan fuera de las normas sociales y por tanto son excluidos del contexto general

En el estadio adolescente conjuntamente con el desarrollo cognitivo y de la identidad, se van afirmando en la personalidad del individuo los valores morales.

Los valores morales se conforman con tres tipos de contenidos:

  • los comportamentales, de carácter solidario y altruista
  • los cognitivos, de carácter racional
  • los de actitudes y valores, que resumen e interrelacionan a los anteriores

Piaget entiende que el desarrollo moral, -que comienza con la adquisición de normas desde la primera infancia-, en los estadios infantiles se da por la imposición de normas (moral heterónoma). Tras la evolución del desarrollo cognitivo que le permite al individuo lograr el descentramiento cognitivo, puede percibirse a sí y a su entorno permitiéndole acceder a la moral autónoma con la que aplicará sus propios juicios de valor.

Kohlberg entiende al desarrollo del juicio moral en seis estadios, agrupados de a dos en tres niveles diferentes:

  • el preconvencional (etapa preescolar)
  • el convencional (etapa escolar)
  • el postconvencional , ubicando en este período: - principio del contrato social (libertad)

- principios éticos universales (justicia)

PARTE IV

CONCLUSIONES

Educar

Acorde con el significado etimológico manejado al comienzo del trabajo (criar, alimentar), conceptualmente educar es dar algo, pero ¿qué es lo que debe dar la educación de hoy?

Estos tópicos han sido y serán por siempre el A, B, C, del educador:

¿Qué enseñar?

¿Cómo enseñar?

¿Cuándo enseñar?

Cuando debería anteponerse ¿Para qué enseñar?

Entonces la respuesta ha de ser:

La Educación debe buscar la consecución de la felicidad del individuo.

Se llega a través de:

  • desarrollo afectivo Valores
  • desarrollo cognitivo Actitudes
  • desarrollo social Conocimiento

La educación es producto de una cultura, como ésta lo es de una sociedad.

Nuestra cultura post modernista es:

  • materialista (vacua de valores universales)
  • altamente tecnicista (la inversión humana apunta a ser cualitativamente muy alta y cuantitativamente muy baja)

La deducción final de este proceso resulta obvia.

Tomando los conceptos de "Visión y Misión" de la institución visitada, se constata la preocupación de formar individuos con valores consistentes que luego serán proyectados en la sociedad.

El Instituto cuenta con una moderna infraestructura edilicia, destacándose el mérito de su población en el mantenimiento y adecuación de los espacios.

Cuenta con un cuerpo docente altamente profesional:

68% de docentes de nivel terciario (entendiendo que la formación docente es de carácter terciario)

8% de estudiantes de nivel terciario

Esto se ajusta además, con un perfil docente joven y maduro en su profesión.

La distribución del tiempo está adecuadamente planificada.

La imposibilidad de cumplir con una distribución equitativa de las áreas de enseñanza es consecuencia de la falta de recursos en la educación de nuestro país, pues resulta difícil contemplar las necesidades organizativas del Instituto y la realidad económica del cuerpo docente que debe recurrir a otras fuentes de ingreso.

Las debilidades que ha detectado el Instituto en el análisis de la matriz FODA, son consecuencia de la realidad social actual; más allá de no contar con un equipo técnico interdisciplinario en el área social ( Lic. en Trabajo Social y Psicólogo).

Erradicar las debilidades posibilita eliminar las amenazas o bien revertirlas.

La implementación de actividades por parte del Instituto para cambiar estas situaciones viene dando su fruto, se ha logrado abatir el índice de deserción.

No obstante, la actual formación de docentes cuenta con una alta preparación teórica específica, pero no atiende lo necesario a la formación en el área social, y cuenta con una baja carga respecto a la actividad de práctica docente.

Es preciso formar educadores que sean referentes sociales comprometidos con la comunidad; que es desde donde provienen los educandos.

En el análisis de debilidades se demuestra la inconsistencia socio – económica, la descontextualización actual de la familia (como vínculo medular y contenedor del individuo), lo que influye directamente en el desarrollo cognitivo del educando. La baja vinculación de los padres con el Instituto es fiel reflejo de esta situación.

De ahí la importancia del carácter de institución abierta con que se plantea el Instituto respecto a la comunidad.

Si se considera la situación social actual, indiscutiblemente el Instituto está cumpliendo con una función contenedora muy importante para los educandos, pues en su población no se han detectado disfunciones graves (suicidio, embarazo precoz o conductas psicopáticas).

En resumen, a pesar de la carente inversión de rubros en la enseñanza, los logros humanos que se obtienen en este Instituto merecen ser destacados.

Idilio W. Ibarra

Profesorado de Idioma Español

IFD – Durazno

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.