Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Proceso Bayer

Enviado por elibeth_yuri



  1. Resumen del proceso histórico de la obtención del aluminio
  2. Mineral de aluminio
  3. La bauxita
  4. El proceso Bayer
  5. El proceso industrial de la fabricación de alumina (proceso Bayer)
  6. Proceso Bayer en la región Guayana
  7. Conclusión
  8. Bibliografía

Introducción

Este proyecto de investigación tiene como objetivo general describir el proceso químico utilizado normalmente para la obtención de la alúmina , el cual fue desarrollado en Austria por Karl J. Bayer, en 1988 . En un primer aspecto estudiaremos la materia prima que se utiliza en el proceso, el mineral bauxita; de color marrón rojizo es el nombre genérico de varios productos de la erosión, hidratos, óxidos y silicato formados durante varios millones de años por la acción prolongada del agua y el aire.

En Venezuela existe un yacimiento de extraordinaria importancia conocido como los Pijiguaos donde se extrae bauxita de excelente calidad y representa una fuente segura de suministro de este mineral por muchos años. Este proceso es continuo de tipo cerrado y podemos dividirlo en Lado Rojo y Lado Blanco, en la primera se prepara el material; es decir se retiran las impurezas del mineral para obtener una suspensión de bauxita. Esta suspensión se lleva al área de lado blanco donde ocurren todas las transformaciones químicas necesarias para obtener la alúmina oxido de aluminio; polvo insoluble en agua, resistente al fuego y muy estable químicamente por sus características físicas y químicas tiene múltiples usos en la industria. La alúmina es el producto final del proceso.

RESUMEN DEL PROCESO HISTORICO DE LA OBTENCION DEL ALUMINIO

A continuación se hace una reseña a cerca de los aspectos más importantes que han servido como base para obtener el aluminio.

  • A mediados del siglo XVIII, loa alquimistas de la época trabajaban con una serie de compuestos con características muy especiales y comenzaron a sospechar la existencia de un nuevo elemento. Estos alquimistas utilizaban una sustancia denominada Alumbre (un sulfato de aluminio) como fijador de colorantes.
  • Para el año 1.746, el químico alemán Andreas Marggref, logró producir óxido de aluminio del alumbre.
  • 1.801. El científico inglés Humphry Davy, comprueba que estos compuestos presentar una base metálica que el denomino alumium. El descubre este metal haciendo pasar una corriente eléctrica por una mezcla de potasa, óxido de aluminio y partículas de limaduras de hierro que había colocado en un crisol de platino, esto produjo una combinación de Fe y el nuevo metal. Siendo Davy por lo tanto, primero en vislumbrar el metal de manera efectiva y darle un nombre que fue modificado ligeramente por aluminum y más tarde por aluminium.
  • 1.812. el americano Benjamin Silliman (químico de New- Haven) intenta la reducción de la alúmina mediante carbón de madera bajo la llama del soplete. Observó la formación de glóbulos metálicos, pero, no podía recogerlos al quemarse estos instantáneamente.
  • 1.825. El químico Danés Hans Christian Oersted, mediante un proceso químico produce los primeros glóbulos de aluminio muy impuros. Esto lo logra de la siguiente manera; calienta una amalgama de potasio con cloruro de aluminio ( la primera preparación de AlCl3) destilando luego el mercurio de la amalgama de aluminio, obteniendo un pequeño glóbulo del metal, pero no pudo duplicar sus experimentos, por lo que se pone en duda su logro, no obstante fue el primero de una nueva orientación y aportó la materia básica: el AlCl3.
  • 1.827. El alemán Friedric wholer, repitiendo los experimentos de Oersted, pero sustituyendo la amalgama de potasio por potasio metálico, obtuvo el aluminio en forma de polvo gris muy impuro que contiene además de potasio, cloruro de aluminio no reducido, y a la vez imposible de compactar por calentamiento (nace así la metalurgia de los polvos).
  • 1.845. El mismo Wholer mejorando sus experimentos logra producir glóbulos de metal lo suficientemente puro como para permitirle describir con exactitud las propiedades del aluminio, (ligereza, maleabilidad y su relación con otros metales).

"Para el año 1.852 el aluminio era un producto exclusivamente de laboratorios que se vendía a razón de 545 dólares la libra, más costoso que el oro".

  • 1.845. el francés Henri Saint- Claire De Ville, continuando con los trabajos de Wholer, sustituye el cloruro de aluminio por cloruro doble de aluminio y sodio (NaAlCl4) y el potasio por el sodio como reductor, además usa un crisol inerte (de platino) con respecto al metal fundido, logra llegar a la obtención de un lingote metálico respectivamente puro. Las propiedades intrísicas del cloruro doble de aluminio le hacen desempeñar, además del papel de la primera materia, el de fúndente que permite unir los glóbulos en una masa homogénea. El mérito de este nuevo método estiba en que se podía usar a escala industrial, lográndose así para el año de 1.859 bajar el precio del aluminio a 17 dólares la libra.

Trabajando en forma paralela con su procedimiento químico Claire De Ville, intenta y produce aluminio por vía electrolítica, (por la pila del cloruro de aluminio y sodio fundido). Pero para la época, la energía eléctrica era escasa y muy cara. Para la misma época el alemán Robert Bunsen, obtiene independiente de De Ville, un resultado similar, es decir descubre el método de la reducción electrolítica del cloruro de aluminio, en un baño de sodio fundido, al ser pasada una corriente eléctrica, mediante el cual ocurre la separación del aluminio metálico. Este método por su parte requería la costosa operación de transformar la alúmina a cloruro de aluminio y esto industrialmente resulta antieconómico.

  • 1.886. Martin Hall (americano) y Paul Heroult (francés), trabajando independientemente, descubren el proceso de la electrólisis de la alúmina en criolita fundida (Na3 .AlF6), éste procedimiento eliminó el costoso paso antes mencionado. Este procedimiento a sido la base para todos los procesos modernos de reducción de aluminio y solo se le ha dado los retoques tecnológicos que las época amerita.
  • 1.887 y 1.888. el austríaco Karl Joseph Bayer, deposita la patente de fabricación de alúmina, fijando los principios que se utilizan siempre en la mayor parte de las fábricas actuales. Para ello utilizan materia prima la bauxita (descubierta en el año 1.821 por Berthier, en Les Baux, Francia.

En la actualidad casi el 100% del aluminio producido a nivel mundial es obtenido de la combinación de estos dos últimos procesos, no obstante, las investigaciones continúan en busca de procesos alternos que permitan la obtención de aluminio en una forma más económica.

MINERAL DE ALUMINIO

El aluminio es uno de los elementos más abundantes de la naturaleza, después del oxígeno (47%) y el silicio (28%), constituyendo un 7,3% de la corteza terrestre. No obstante, dada su alta reactividad química, nunca es encontrado como elemento libre, sino en forma oxidada más comúnmente en la forma de aluminatos y silicatos. Dentro de estos compuestos se encuentra como Al2O3 combinado con agua y otros elementos comunes como hierro, silicio y titanio. Actualmente se sabe que el aluminio en su forma oxidada se encuentra en más de 250 minerales en mayores o menores porcentajes.

Generalmente, los más importantes grupos minerales conteniendo aluminio son los silicatos de aluminio, incluyendo las calizas y óxidos hidratados, tales como las bauxitas. Los cloruros y otros haluros de aluminio han sido encontrados en la naturaleza en cantidades comerciales.

Dado que la producción actual de aluminio metálico a escala industrial se basa en la reducción de un óxido mineral que contiene aluminio, cualquier depósito mineral útil debe ser tratable rápidamente para su beneficiación, así que un óxido puro de aluminio puede ser obtenido. No obstante, el beneficio físico de los óxidos no ha sido muy útil. En consecuencia, ha sido siempre necesario el uso de los procesos químicos para obtener un óxido puro de aluminio (Alúmina: Al2O3) y eliminar otros elementos asociados con él en los depósitos minerales. Esto por tanto restringe el rango práctico de los minerales de aluminio, constituye la fuente mineralógica disponible más económica para el beneficio químico para producir alúmina, esto desde el punto de vista del mayor contenido de Al2O3, así como por la menor cantidad de mineral procesado para obtener la misma cantidad de aluminio.

Cualquier beneficio químico debe ser basado en la remoción selectiva, ya sea del óxido de aluminio o bien de los otros elementos. No obstante, frecuentemente los otros óxidos son químicamente similares y este problema es acompañado por el comportamiento anfotérico del aluminio, lo cual hace extremadamente difícil la remoción selectiva de impurezas (ganga).

Consecuentemente, los procesos de beneficio usualmente se basan en la disolución selectiva del óxido de aluminio (PROCESO BAYER), Cinéticamente la disolución es favorecida en sosa caústica fuerte, la cual constituye el solvente actual utilizado en las industrias más importantes fabricantes de alúmina.

LA BAUXITA

Casi la totalidad hoy día del aluminio es producido a partir de este mineral. El término BAUXITA, se refiere a una mezcla de minerales formados mediante la interperización de las rocas que contienen aluminio. Las rocas madres pueden ser ígneas o sedimentarias, son frecuentemente: Nephelina (3 NaO.K2O.9 Si O2), serpentina, granito, dionita, dolerita y caliza conteniendo minerales arcillosos. Cuando estas rocas son sometidas a la acción de la intemperie (efecto de las lluvias) o al tiempo, ellas tienden a perder los constituyentes, tales como: silicio, magnesio, óxido de hierro y óxido de titanio. En consecuencia, se forman arcillas que contienen entre 35-60% de óxido de aluminio (Al2O3) combinado y subsecuentemente laterita que consiste substancialmente en óxido de aluminio hidratado y óxido de hierro hidratado. De acuerdo a su composición química las lateritas son conocidas como ferruginosas o aluminosas (aquellas más ricas en alúmina y más pobres en sílice y óxido de hierro) o bauxitas.

La bauxita ocurre en lechos estratificados o cristales dentro o debajo de formaciones como depósitos cubiertos o cercanos a la superficie terrestre: como impurezas, la bauxita contiene generalmente óxido de hierro, sílice y titanita que varían en proporción según su procedencia. La mayoría de los depósitos de bauxita de mayor tenor, adecuados para la extracción de alúmina ocurre en regiones tropicales o semitropicales

1.– Composición química de la bauxita

Como se ha indicado anteriormente las bauxitas son mezclas de minerales que contienen alúmina hidratada y ciertas impurezas comunes, tales como óxido de Fe, sílice y óxido de titanio (rutilo o anastasa). Una composición química típica de una bauxita es la siguiente:

Al2O3 ......................................35-60%

Oxido de Fe ............................10-30%

Sílice (SiO2)............................ 4-18%

Ti O2 ........................................ 2-5%

H2O de constitución ................ 12-30%

Otras impurezas

2.- Composición mineralógica de la bauxita

En apariencia física los varios depósitos de bauxita puede diferir considerablemente. Esto, es debido a la interperización previa, variaciones básicas en la forma cristalina del óxido de aluminio y variaciones en la naturaleza de la impurezas asociadas con ella. Las bauxitas se presentan en varias formas estructurales diferentes, dependiendo del número de agua de hidratación y también de la forma cristalina; debido a esto han sido clasificadas mineralógicamente en dos grandes categorías:

  • Monohidratados (Al2O3 . H2O) del cual existen dos variantes cristalográficas:
  • g ó boemita.
  • a ó diáspora.
  • Trihidrato (Al2O3 . 3H2O): variedad g denominada gibbsita.

Se ha visto que las dos últimas están en la forma de monohidratos, mientras que el primero es un trihidrato. Los dos tipos de monohidratos a su vez tienen diferente forma estructural, lo que hace que tengan deferencia a la deshidratación rápida, así como también exhiben solubilidades diferentes en soda caústica (NaOH). La gibbsita se disuelve más rápidamente en soda caústica que los monohidratos (más altas solubilidad, así como más rápida disolución), pero tienen un contenido intrísico de alúmina más bajo. En líneas generales, las condiciones de solución del hidrato de alúmina varían para las diferentes formas estructurales y también en función de concentración NaOH y la temperatura.

Muchos de los depósitos explotados corrientemente tienen un dominio gibbsítico (trihidratado), pero frecuentemente tienen una proporción significativa de una forma cristalina monohidratada. Por lo tanto el procedimiento químico debe ser un compromiso entre las condiciones óptimas para cada uno de los tipos de hidratos. Así tenemos por ejemplo, que la temperatura (y presiones resultantes) para disolver minerales boehmíticos son más altas que para minerales gibbsíticos, 180-250 ºC y 100-150ºC respectivamente. El rango de concentración caústica en gramos por litro es:

Trihidrato: 47-82 gr Na2O/L

Monohidratos: 100-246 gr Na2O/L

Es de hacer notar que el monohidrato tipo diásporo, prácticamente no es utilizado como fuente de alúmina, debido a las elevadas temperaturas, concentraciones de caústica y presiones requeridas para la disolución del hidrato.

3.– Calidad de una bauxita

La calidad de una bauxita es determinada por su composición química y mineralógica y especialmente por el llamado "módulo de sílice" (Al2O3/SiO2 en % peso). La relación Al2O3/SiO2 determina si un mineral es trabajable o no. La mejor bauxita tiene un módulo mayor a 10, mientras que las bauxitas de segunda y tercera categoría tienen un módulo de sílice entre 7-10 y 4-7 respectivamente. Por lo tanto la presencia de sílice en la bauxita, sobre todo en su forma reactiva, juega un papel fundamental en la calidad del mineral.

EL PROCESO BAYER

1. - Antecedentes e Historia

Antes de la invención del proceso Bayer ( 1886 – 1892 ), la alúmina se producía por el procedimiento de Le Chatelier, (1869 ). Según dicho proceso, se mezclaba la bauxita con carbonato sódico y se sometía la mezcla a calcinación en un horno a 1000 – 1100 ºC, proceso pirogénico. Como producto de reacción se obtenía aluminato sódico, que se lixiviaba a 80 ºC, consiguiéndose una solución de aluminio de la que, una vez saturada, se precipitaba la alúmina por medio de CO2 procedente del horno. Se construyeron instalaciones de este tipo en Europa y Estados Unidos y suministraron importantes cantidades de alúmina, incluso bastante después de que se pusiera a punto el proceso BAYER. La base del proceso es :

Al2O3.3(H2O) + Na2CO3(ac) 1000-1200ºC 2NaAlO2(ac) + CO2 + 3H2O

2NaAlO2(ac) + CO2 + 3H2O ® Na2CO3(ac) + Al2O3.3(H2O) [ 2Al(OH)3]

El trihidrato filtrado se calcinaba a Al2O3 en un horno rotativo y a alta temperatura, 1100-1200ºC. El Na2CO3 se concentraba en los licores hasta que precipitaba la sal, que se reciclaba o vendía.

El problema de este procedimiento es que no sólo se obtiene aluminato de sódico, sino también silicato y titanato, lo que produce impurificaciones del hidrato. Se precisaban, pues, medidas más o menos complejas para controlar esta contaminación.

Es te procedimiento sobrevivió varios años después de inventado el proceso Bayer, debido a que, hasta los años 40-50, la alúmina producida podía competir en costo con la alúmina Bayer. Además, se podían tratar una gran variedad de bauxitas incluyendo las diaspóricas o silíceas. También, el proceso mejoró lentamente hasta que el Bayer alcanzó su perfeccionamiento tecnológico. Se puede afirmar que el final del proceso pirogénico tuvo lugar al acabar la 2da Guerra Mundial, si bien se utilizó esporádicamente hasta los 60 en Estados Unidos, Alemania y China, sobre todo para bauxitas altas en sílice. A partir de esta fecha, el proceso no pudo competir con un Bayer de menores costos de capital y operativos; asimismo, la alúmina Bayer mejoraba continuamente sus especificaciones químico-físicas.

Parece ser que las primeras plantas Bayer en Europa fueron la de Gardan (Francia, 1.893) y la de Larne (Irlanda, 1.895). En 1.907 se construye en Francia la Barasse y Salindres. En San Louis, cerca de Marsella, se levanta otra en 1.908, y en 1.916 en Colonia (Alemania). En 1.917 se construye una planta en Burntisland (Escocia) y en 1.937 una en Newport (S. Gales) y otras dos en Alemania.

El tamaño de las plantas Bayer no sobrepasó, antes de finalizar la 2da Guerra Mundial, los 100.000 Mg. Año-1 y la alúmina producida era la denominada como "floury", de alta temperatura de calcinación (1200ºC).

En los estados Unidos se inició la producción de alúmina Bayer en 1.903, en St. Louis: la calidad de la alúmina era conocida como "sandy" y la planta de 20.000 Mg. Año-1. Hasta 1.940 no se construyeron en América más plantas; en estas fechas se instalaron plantas en Arvida (Canadá) y en los Estados Unidos. Además de las bauxitas de Arkansas, los americanos explotaron masivamente los yacimientos jamaicanos.

La capacidad de las plantas se incrementó hacia 1.945 hasta los 200.000 Mg. Año-1, llegando en los 80 a alcanzar los 800.000 Mg. Año-1. América del Norte (Estados Unidos y Canadá), incluyendo sus plantas en Jamaica, producen alrededor de 5.106 Mg. Año-1 de alúmina "sandy" desde 1.980 hasta nuestros días. Sólo en 1.984 se produjeron 5,7.106 Mg. Sudamérica pasó de 3.10 6 Mg en 1.980 a 6.10 6 Mg. En la actualidad. Sudamérica exporta cantidades importantes a Estados Unidos: más del 50% de su producción. En Europa se han construido cinco grandes plantas entre 1.966 y nuestros días, entre las que destacan S. Caprián en España y Aughinish en Irlanda, con capacidades nominales de 800.000 Mg. Año-1, que pueden expandirse hasta 1,2. 10 6 Mg. Año-1.

América ha incrementado su producción de alúmina en base a las plantas de Jamaica y Surinam y se acrecentará más con los proyectos de Venezuela y Brasil, siendo el propósito de Venezuela llegar a la producción de 5. 10 6 Mg. Año-1 en la región de Pijiguaos, en 1.993.

Los asentamientos de las más grandes compañías Americanas, Europeas y Japonesas en Australia, en los grandes yacimientos de bauxitas de Waipa, Gove, etc., han provocado que este país se haya convertido en el suministrador de sus propias plantas de reducción y en exportador de alúmina y bauxita a plantas asiáticas, controladas en gran parte por tecnología japonesa. También Estados unidos y Rusia se suministran de Australia, que produce más de 35 millones de toneladas de bauxitas pasando de 6 millones de toneladas de alúmina "sandy" en 1.980, a más de 10 millones de toneladas de alúmina en la actualidad, siendo su producción de metal algo mayor de 1,3.106 Mg. Año-1.

La producción Asiática de alúmina está en la actualidad en unos 5.106 Mg. Año-1, sobre todo en China e India (2 y 1,5. 106 Mg. Año-1 cada una), las cuales producen 1,25. 106 Mg de aluminio, la mayoría en China, en pequeñas plantas de reducción que van dejando entrada a las nuevas tecnologías, en particular a las japonesas, por razones de intereses político-económico y proximidad geográfica.

En Europa se suministra, aparte de sus propios yacimientos en Francia, Hungría, Yugoslavia y Grecia, de los yacimientos africanos de la zona de Guinea. Las dos plantas mayores mencionadas en España e Irlanda se alimentan de bauxita de la región de Boké, en Guinea Ecuatorial.

Se han construido plantas grandes en la última década, que pueden llegar a incrementar aún 20% su capacidad de producción. Las plantas intermedias tenderán en lo posible a aumentar también su capacidad, y es muy probable que las plantas pequeñas cierren (100.000-200.000 Mg.), aunque parece que la expansión en producción de grandes plantas de alúmina no es presumible en los diez próximos años. En algunas referencias bibliográficas, se habla de que pueden resultar económicas en el futuro próximo plantas intermedias (500.000 Mg.año-1), debido a que se ajustan mejor a las necesidades de alúmina al tener costos inferiores, pues la amortización de una planta de 106 Mg. Es muy gravosa.

2. – Bases del Proceso Bayer

Poco después de las patentes del proceso Hall-Héroult, en 1.889, K.J. Bayer patenta el proceso de obtención de la alúmina, cuyas bases se mantienen en la actualidad. El proceso utiliza como materia prima las bauxitas y consiste, en una solución acuosa de sosa a alta temperatura.

Los distintos subprocesos del proceso Bayer son: la digestión de la bauxita molida en una solución de sosa concentrada, en la que se produce la reacción siguiente:

Al2O3 n H2O(s) + 2NaOH(ac) --------- 2NaAlO2(ac) + (n+1) H2O

mediante el cual se pasa a solución el aluminio, dejando como residuo sólido inatacado la mayoría de las impurezas que le acompañan en la bauxita, principalmente óxidos de hierro y titanio.

El subproceso siguiente es la precipitación del aluminio de la solución rica, lo que se consigue por enfriamiento de aquélla y dilución, favoreciéndose la precipitación del hidróxido mediante la siembra. La reacción es la siguiente:

2NaAlO2(ac) + 4H2O-------- Al2 O3 . 3H2O(s) + 2NaOH(ac)

El hidrato que se precipita es siempre el trihidrato, independientemente de que, en la bauxita, el aluminio se encuentre como monohidrato (boehmita y diásporo) o trihidrato (gibbsita). El producto precipitado se denomina hidrargirita, bayerita o gibbsita.

Una vez separado el trihidrato, se seca y calcina según la reacción:

Al2O3 . 3H2O -------- Al2O3 + 3 H2O

obteniéndose el producto que alimentará las cubas de electrólisis.

El proceso requiere un tancaje importante, pues se procesan muchos miles de metros cúbicos de pulpas y soluciones. Las instalaciones de molienda y digestión, los reactores, la central de vapor, los equipos de espesado y decantado, filtrado, lavado y calcinado, hacen que una instalación actual, que produce entre 500.000 y 106 Mg. De alúmina, tenga unos importantes gastos de primera instalación, que se pueden estimar en el entorno de los 500$ la tonelada instalada, y una alta dependencia energética, en el entorno de los 20GJ por tonelada de alúmina, que puede suponer la mitad del corte de producción. La alta dependencia energética ha hecho que las Plantas Bayer que en los años 50 tenían una capacidad de 100.000 Mg. Año-1, se construyan en la actualidad para producir 106 Mg. Año-1. Parece, sin embargo que algunos especialistas señalan una tendencia a plantas intermedias por razones del alto costo de primera instalación y por la sobreproducción. La disposición de las distintas áreas: molienda, digestión, separación, precipitación y calcinación, así como la central de vapor, tienen una importancia capital en el corte de la planta y también en la productividad de la misma.

La ubicación de una planta de alúmina es un asunto que se estudia hoy cuidadosamente. La tendencia actual es la construcción de plantas cada vez más cerca de los yacimientos de bauxitas. Si no se es país productor, hay que hacer un contrato de suministro de bauxita adecuado, y disponer de unas buenas instalaciones portuarias para dar entrada a grandes buques graneleros.

La sílice soluble es fundamentalmente aquella que se introduce con la bauxita en forma de caolinita. Este mineral arcilloso es atacado con facilidad a las temperaturas de digestión del proceso Bayer de baja temperatura. Cuando, por imperativo del tipo de hidrato o hidratos presentes en la bauxita (boehmita o diásporo), se utilizan temperaturas en el entorno de los 240ºC, también es atacada la sílice del cuarzo. Las reacciones, que se producen, son las siguientes:

Al2O32SiO2 . 2H2O(s) + 6NaAl(OH) (ac) -------- 2NaAl(OH) 4(ac) + 2Na2SiO3(ac) + H2O

SiO 2(s) + 2Na(OH) (ac) ------------- Na2SiO3(ac) + H2O

La sílice disuelta se precipita nuevamente sobre la pulpa en forma de un producto insoluble, denominado sodalita Bayer, según la reacción:

6NaAl(OH) 4(ac) + 6Na2SiO3(ac) + 2NaX(ac) ----------3(Na2O. Al2O3 . 2SiO2 .2H2O). Na2X2(s) + 12Na(OH)(ac)

Donde X puede ser: CO32-, 2AlO2-, 2OH-, SO2-4, etc.

Esta precipitación sobre los lodos rojos supone una clara pérdida de caústico y de alúmina y, si precipita en el circulo de conducción de licores ricos, se produce un encostramiento que llega a recubrir los conductos, inutilizándolos. Por esta razón, sobre todo, en las plantas modernas que utilizan alta temperatura para digestión de bauxitas con monohidrato, el problema puede ser tan grave que un proceso Bayer no puede normalmente tratar menas con más del 4-5% de sílice soluble incluso aunque se tenga previsto una desilificación del licor.

Para eliminar la sílice del licor se puede adicionar cal en la propia molienda, con lo que se consigue al menos liberar el reactivo que se quedaría atrapado en la sodalita:

3Ca(OH)2(ac) + Na2SiO3(ac) + 2NaAl(OH)4(ac) --------3(CaO). Al2O3. SiO2(s) + 4Na(OH)(ac) + 5H2O

La sílice precipita en forma de silico-aluminato-tricálcico, regenerándose el reactivo. La alúmina ligada a este compuesto se pierde en los lodos rojos.

En Europa, principalmente en Hungría, se procesan bauxitas con un contenido muy elevado de sílice: 6-8% SiO2. El problema es bastante grave, dado que la composición de la bauxita- no gibbsítica en la mayoría de los casos exige condiciones de ataque más elevadas en concentración de sosa y temperatura, incrementándose la sílice soluble. Fueron precisos estudios especiales para poder conseguir que fuera económico el proceso de extracción, pues se precisan importantes cantidades de cal para reactivar la sosa carbonatada y descomponer los sílico-aluminatos de sodio.

3.–Las impurezas de la bauxitas en el proceso Bayer

Las principales impurezas son de Sílice, Hierro y Titanio. Su comportamiento en el proceso Bayer y otras impurezas es de gran importancia.

  • La Sílice: la sílice se presenta como: cuarzo en sus varias formas y minerales, tales como: Kaolinita ( Al2O3.2SiO2.2H2O) y Halosita (Al2O3.2SiO2.3H2O). La sílice en forma de cuarzo no es perceptiblemente atacada durante la extracción del hidrato de alúmina; pero la sílice combinada como arcilla y otros silicatos es altamente reactiva y se disuelve en sosa cáustica en el tanque de reacción (autoclave) entonces reacciona con sosa y la alúmina en solución y tiende a precipitarse como un silicato de sodio y aluminio ( silico-aluminato de sodio) , de composición por ejemplo: 2Na2O. Al2O3.3H2O, el cual es eliminado del proceso con el hierro insoluble y el titanio en los lodos rojos.

La cantidad de sílice reactiva varia con el tipo de mineral. Por lo tanto el mineral deberá contener tan poca sílice reactiva como sea posible, dado que su presencia conduce a pérdidas de alúmina (1-2 lb) y consumo de sosa ( 0,7-1,75 lb) por cada libra de sílice.

Un porcentaje de sílice aceptable, no debería ser mayor de 7%.

  • Hierro: el hierro se presenta como : hematita (Fe2O3), limonita (FeOH.nH2O), goetita (FeO OH), siderita ( Fe CO3) y nontronita (Fe2O3. 3SiO2.5H2O).

El óxido de hierro en si no es un material dañino excepto, en grandes cantidades, cuando tiende a incrementar pérdidas de sosa en el lodo rojo. Aumentando la cantidad de material manipulado por unidad extraída.

  • Titanio: TiO2- El titanio presenta en las bauxitas (2-3%) se solubiliza y precipita como NaHTiO3 ( metatitanato sódico), produciendo pérdidas de sosa. Esto se evita con la presencia de cal (3-5% de la bauxita); excesos mayores pueden producir la pérdida de alúmina como aluminato tricálcico hidratado.

El titanio es una impureza indeseable en la alúmina, debido que al pasar al aluminio reduce notablemente la conductividad eléctrica del mismo. El titanio es insoluble en condiciones normales de la digestión y es eliminado en los lodos rojos.

  • Berilio: ocurre en cantidades muy pequeñas (0.0006-0,01%) en algunas bauxitas.

En el proceso Bayer se ha detectado en el licor y se ha pensado que precipita con sales vanadio bajo ciertas condiciones. Su efecto es que causa costras muy duras en la celda de reducción electrolítica.

  • Calcio: Se presenta en bauxitas originales de las rocas calcáreas. Su contenido en la caliza es usualmente inferior a 0.4%, aunque ocasionalmente, puede encontrarse en un rango de 1-2% en minerales comerciales.

La caliza no es apreciablemente extraída en el proceso Bayer y es usada por cauterización del carbonato en el licor.

  • Carbón: La mayoría de las bauxitas comerciales contienen materiales orgánicos en variadas cantidades. La presencia de materia orgánica, entre otros como oxalatos, carbonatos, pueden causar licores espumosos embarazosos, que interfieren en el asentamiento del lodo, en ciertas circunstancias retardan el proceso de descomposición y alteran las características de las sales depositadas durante la evaporación y dificultan su filtración.

Las materias orgánicas presentes en la bauxita pueden ser extraídas mediante previa calcinación del mineral, dependiendo la efectividad de este tratamiento de la naturaleza y cantidad de materia orgánica.

  • Cromo: ocurre en un rango de 0003-0.3% como Cr2O3 probablemente asociado con el Fe. Este óxido permanece casi inatacado durante la digestión.
  • Fluoruro: (0,01-0,05%), cuando se observa excesiva cantidad de fluoruro en la bauxita, el balance de fluoruro entre bauxita, licor y cristales de vanadio no es mantenido, depositándose fluoruro de sodio en una fuerte escala en los evaporadores e interfieren con la transferencia de calor.
  • Galio: ha sido reportado en la mayoría de las bauxitas 0.001-0.05% Ga2O3. El galio se disuelve casi completamente durante la extracción, eliminándose en la alúmina hidratada depositada durante la descomposición. La mayoría se extrae en la digestión y se acumula en solución hasta 0,8-1 Kg. Ga2O3 por tonelada de alúmina. Se puede extraer también por electrólisis en la solución caústica. En general es más ventajoso recuperarlo en los concentrados de carbonatación de las soluciones de aluminato.

Generalmente, la mayoría de los aluminios comerciales (puros) contiene de 0.01-0.02% de galio.

  • Manganeso: está usualmente presente en la mayoría de las bauxitas en un rango de 0,003-0,2% como MnO. El Mn presente en las bauxitas no es dañino en el proceso Bayer. El dióxido de Mn se recomienda como un medio para promover la oxidación de materias orgánicas durante la digestión.
  • Vanadio: el vanadio de la bauxita es parcialmente soluble (30-70%) durante la digestión. Constituye una impureza indeseable, haciendo la alúmina hidratada inadecuada para el aluminio incrementando su resistencia eléctrica al igual que el titanio.
  • Fósforo: puede presentarse en apreciables cantidades en ciertas bauxitas, aunque las cantidades son generalmente menores a 0,5% de P2O5. En las bauxitas de jamaica se encontraron porcentajes de 0,3-2,8% de P2O5 combinado con fostato de hierro o calcio. Resulta una impureza indeseable, una tercera parte puede ser disuelta durante la digestión y precipitar en apreciables cantidades con la alúmina trihidrata. El fósforo polivalente conduce a pérdidas de eficiencia de corriente en las celdas electrolíticas a través de su oxidación y reducción cíclica.
  • Potasio: Ocurre solamente en cantidades insignificantes en minerales comerciales.
  • Azufre: el azufre puede presentarse en la bauxita como pirita o como sulfatos. Aunque la pirita casi no se altera en el proceso, los sulfatos pasan a la solución. Con contenidos menores de 0,6% de S en la bauxita no se presentan problemas en el proceso. Si hay más, los sulfatos pueden alterar la sedimentación del lodo rojo y pueden producirse pérdidas de Na2O al ser preciso retirar el Na2SO4 excesivo del circuito.
  • Componentes orgánicos: principalmente son los ácidos húmicos que acompañan a la bauxita: a veces se producen al adicionar floculantes como la harina.

Una acumulación excesiva de estos productos puede generar productos que distorsionen la precipitación o presenten problemas en la calcinación. Estos productos orgánicos (oxolatos) se retiran cuando cristaliza el Na2CO3.H2O. Esta sal puede calcinarse y tratarse con CaO para regenerar NaOH.

Con el hidrato cristalizan pequeñas cantidades de oxalato y se queman en el calcinador. Si exceden ciertos niveles producen la rotura de la alúmina, generando finos. El nivel de orgánicos en el licor es de 0,5-1% de contenido en Na2O. Si la bauxita se precalcina, los orgánicos descienden notablemente.

EL PROCESO INDUSTRIAL DE LA FABRICACIÓN DE ALUMINA (PROCESO BAYER)

El Bayer industrial no es un proceso único: puede decirse que existen tantos procesos Bayer como tipos específicos de menas hay. A grandes rasgos, una primera clasificación de las menas nos llevaría a dos tipos distintos de Bayer: el Bayer Americano y el Europeo; el primero, trata bauxitas de naturaleza sobre todo gibbsílica y el europeo, trata bauxitas de alto contenido en monohidrato. El mayor o menor contenido en sílice y otras impurezas hace también que se realice cambios en las composiciones de reactivos (aditivos), temperaturas de ataque, separación de impurezas, rendimiento, etc.

Cabe destacar las siguientes características del proceso: consumo energético, parámetros y otros consumos.

Se describe, a continuación, los diferentes pasos hasta obtener la alúmina metalúrgica a partir de la bauxita, según el proceso Bayer. Estas operaciones y procesos son comunes en los distintos Bayer, aunque las aquí expuestas representan con bastante exactitud lo que es una planta moderna europea, pero quizás, como se verá, son más bien cuestiones de condiciones de trabajo y diseño lo que distinguen unas plantas de otras y no tanto las operaciones y procesos en sí. Caben siempre ciertos pasos característicos de un proceso Bayer que no son necesarios en otro, pero no excepciones típicas de los mismos. Se debe de insistir en que el Bayer Europeo y el Americano son diferentes principalmente en base a la materia prima que utilizan. Existen plantas europeas donde gran parte de la tecnología es americana pudiendo darse el caso contrario.

1.– Generalidades

El proceso Bayer desarrollado industrialmente en Francia al comienzo del año 1.890, continúa siendo actualmente el método dominante en la fabricación de alúmina (Al2O3); los cambios operados en el mismo, son básicamente adaptaciones de la tecnología moderna con la finalidad de incrementar la capacidad de producción, mejorar la calidad del producto, así, como reducir los consumos de energía.

Alternativamente el proceso Bayer, han sido desarrollados tecnologías para producir Al2O3 a partir de arcilla, anortosita, alumitas, nephelina, leucita y otros minerales diferentes a la bauxita. Sin embargo, estas tecnologías han resultado , más costosas y mayores consumidores de energía que el proceso Bayer, por lo que aún continúan siendo objeto de estudio.

2.-Proceso Bayer

2.1 – Principio básico del proceso

El proceso Bayer se basa en la variación de solubilidad en soda caústica, que experimenta el óxido de aluminio hidratado con la variación de temperatura y concentración de caústica, esto como consecuencia de las propiedades anfóteras del hidróxido de aluminio.

En el proceso se plantean básicamente dos estados de equilibrio:

  • Primer equilibrio:

Se favorece a alta temperatura y alta concentración de NaOH. Se produce la disolución de los hidratos de alúmina de la bauxita, mientras que la mayoría de las impurezas no lo hacen.

De manera que se forma una suspensión conteniendo una solución de aluminato de sodio y un residuo insoluble "lodos rojos". Reacción general:

Al2O3 . nH2O + 2NaOH « 2NaAlO2 + (n + 1) H2O

donde n= Nº de moléculas de agua (1 ó 3)

  • Segundo equilibrio:

Se favorece a baja concentración de NaOH y baja temperatura. Una vez que los residuos insolubles han sido separados de la solución de aluminato, ésta es sembrada con una carga seminal de alúmina trihidratada, favoreciéndose entonces la velocidad de la reacción anterior en el sentido inverso(¬ ). Precipitándose un óxido de aluminio trihidratado.

2.2. – Materias primas del Proceso Bayer

  • Bauxitas: es el mineral usado en el proceso Bayer, contiene principalmente: óxido de aluminio, óxido de hierro, sílice y óxidos de titanio.

Su apariencia varía desde casi blanco a rojizo, dependiendo del contenido de óxido predominante.

  • Soda caústica: soda caústica (hidróxido de sodio) disuelto en agua a una concentración de 50%. Es usada para disolver los óxidos de aluminio presentes en la bauxita.
  • Vapor: el vapor suministra el calor necesario para disolver los óxidos de aluminio. La estación generadora de vapor, produce los requerimientos de vapor de la planta.
  • Caliza: es usada para producir una lechada de cal, la cual favorece la filtración de lodos rojos.
  • Floculante: generalmente se usa almidón, el cual favorece el proceso de sedimentación de lodos rojos.

2.3.– Descripción del Proceso Bayer

Aunque las condiciones del proceso son influenciadas por el tipo de bauxita usada, hay 5 etapas principales en todas las plantas. Ellas son:

  1. Preparación de la bauxita.
  2. Digestión.
  3. Dilución y separación de residuos.
  4. Precipitación.
  5. Calcinación.

I) PREPARACION DE LA BAUXITA

El primer paso en la planta de alúmina es la reducción del tamaño de partícula de la bauxita, para incrementar la superficie de reacción y facilitar su manejo. La selección del equipo de trituración y molienda está directamente relacionado a las propiedades físicas de la bauxita. La solubilidad de la bauxita decrece desde gibbsita, a boehmita a diáspora, mientras la dureza del mineral se incrementa. Otro parámetro que afecta la selección del equipo, es el contenido de humedad de la bauxita. Esto es dependiente de la composición y condiciones metereológicas de la bauxita. Un mineral conteniendo más de 10-12% de humedad puede reducir la eficiencia del equipo.

Generalmente, entre estos equipos se usan diferentes trituradores, tales como de mandíbula, de rodillo, de martillo y de impacto.

La reducción del tamaño de partícula es normalmente hecha en tres pasos:

1. – Trituración seca, obteniendo un tamaño de partícula con un diámetro básico de varios centímetros;

2. – Trituración seca o húmeda para obtener partículas menores que un cm.

3. –Molienda húmeda, para obtener un tamaño de partículas entre 700-300r m.

La bauxita es alimentada al molino con licor fuerte precalentado para obtener una concentración final aproximada de 1000 gr de sólido por litro en la pasta aguada (pulpa). Esta suspención obtenida es inyectada a los digestores.

II) DIGESTIÓN

En esta operación, la pulpa proveniente del área de molienda, es disuelta en caústica fuerte para formar una solución enriquecida en aluminato sódico, de acuerdo a las reacciones siguientes:

  • Para el trihidrato:

(Al2O3 . 3H2O + impurezas) + 2NaOH ----- 2NaAlO2 + 4H2O + "L.R."

  • Para el monohidrato:

(Al2O3 . H2O + impurezas) + 2NaOH ------ 2NaAlO2 + 2H2O + "L.R."

La digestión es una operación complicada, cuyos parámetros: temperatura, concentración de NaOH y presión, dependen de la naturaleza del mineral de bauxita. De aquí, que se habla de dos tipos de proceso Bayer, los que utilizan monohidrato (Bayer Europeo) y los que utilizan trihidrato (Bayer Americano). Para minerales gibbsiticos; la temperatura debe estar dentro de los confines de la curva de equilibrio apropiada para la extracción de la alúmina. La extracción de la alúmina del mineral ocurrirá en cualquier zona por encima de la curva de equilibrio para una temperatura particular.

Si las condiciones físicas son ajustadas para una extracción por debajo de la curva de equilibrio apropiada, la solución se hace inestable y la reacción inversa de precipitación puede ocurrir. Es visto que en estas curvas la concentración de NaOH es usualmente expresada en términos de su óxido equivalente Na2O.

La cantidad de alúmina disuelta a una concentración dada de NaOH, es expresada como gr/L o como una relación en peso de los óxidos equivalentes Na2O/Al2O3 denominada Relación molar Caústica (RMC). Esta relación es e gran importancia en el proceso, dado que da una información bastante sugestiva del estado de saturación y de estabilidad de los licores de aluminato. Así por ejemplo, en la digestión es deseable continuar una extracción hasta obtener una relación Na2O/Al2O3 menor de 1,9. A más baja relación mayor cantidad de alúmina tenderá a precipitar en la etapa de descomposición. Mientras que después de la precipitaciones recomendable valores de RMC mayores de 3.

Es importante hacer notar, que en la operación de digestión, altas temperaturas y altas concentraciones de NaOH, favorecen una cinética de reacción más rápida, así como se incrementa la solubilidad de la alúmina monohidratada, la cual siempre está presente en la bauxita. Sin embargo, existen varias desventajas en usar temperatura y concentraciones de NaOH demasiado elevadas, tales como:

  • Presiones demasiado elevadas que resultan en los digestores.
  • Problemas más severos de corrosión a partir del licor alcalino.
  • Altas solubilidad de otros óxidos, etc.

Esto último puede conducir a un producto menos puro. En vista de las diferentes desventajas mencionadas, las condiciones del proceso en un digestor industrial deben ser un compromiso entre los varios parámetros.

En las plantas modernas, el proceso de digestión se realiza en forma contínua, utilizando para ello varios digestores (4-5 ó 6 digestores) trabajando en serie, donde el lechado de bauxita o pasta aguada es introducida al primer reactor y al mismo tiempo puesta en contacto con el licor fuerte precalentado.

Debido a la naturaleza endotérmica de la reacción, es necesario inyectar vapor vivo proveniente de la estación de vapor, al primer digestor para alcanzar la temperatura requerida en el proceso, 140ºC para la gibbsita y 180-250ºC para la boehmita.

El tiempo de digestión en cada reactor es de 18-30 minutos. El tiempo total de digestión para la serie de reactores, es básicamente dependiente del tiempo necesario para que ocurran reacciones de desilicatación o cristalización de la sílice disuelta en el licor de aluminato. Esto se debe, a que durante la lixiviación del óxido de aluminio, se disuelve una cantidad importante de sílice reactiva (caolinita) para formar silicatos y aluminato de sodio. Estos dos productos reaccionan bajo las condiciones de digestión para formar un producto de deslicatación (DSP), que tiene una composición aproximada: 3Na2O.3Al2O3.5SeO2.2H2O. De donde puede observarse que cada unidad de sílice combinada en la bauxita reduce la producción de Al2O3, además de consumir una cantidad significativa de caústica. Sin embargo, este proceso de desilicatación es necesario para producir aluminio con bajo niveles de sílice.

  • Digestión de la pulpa. Aprovechamiento energético

Las plantas modernas tienen tres digestores en serie, verticales generalmente, provistos de agitación. En estos equipos, que en las plantas grandes pueden tener capacidad de 500-1000m3, se alimenta la pulpa utilizando bombas especiales, y se le añade licor de retorno con contenidos en sosa, de forma que se obtenga una relación alúmina cáustico a la salida de 0,60-0,68 g Al2O3/gNa2CO3. el licor de retorno frecuentemente se corrige para conseguir el adecuado contenido caústico. La temperatura de proceso es función de la tipología de las bauxitas. Si la bauxita es gibbsítica es del orden de los 145ºC y la presión está en el entorno de los 4kg.cm-2; si, por el contrario, la bauxita es de monohidrato (boehmítica o diaspórica), la temperatura necesita alcanzar los 250ºC, con una presión cercana a los 40 Kg. cm-2.

El tiempo de digestión para bauxitas predesilicificadas o de aquellas con alto contenido en sílice (> 3%) es de una media hora. Si el contenido de sílice es intermedio (2%), la desilicificación se hace en el propio digestor, utilizando mayores tiempos de digestión (60 minutos, por ejemplo).

Los bajos costos térmicos que hoy en día tiene el proceso Bayer son debidos, en buena parte, a un diseño conveniente de los recuperadores del calor de la pulpa caliente para calentar los licores de retorno. La recuperación se consigue mediante expansión, productora de vapor, que se envía a los intercambiadores tubulares para calentar el mencionado licor en contracorriente.

Cuando la pulpa digerida alcanza los 100ºC, se transfiere a la sección de separación de lodos.

Los sistemas más modernos están diseñados para hacer una digestión en continuo, que se consigue mediante un control riguroso de los licores en cuanto a su temperatura y concentración.

Un parámetro importante de la planta Bayer es su productividad, que se determinada conociendo la cantidad, en gramos, de alúmina producida por litro de licor.

Como parámetro de control de la planta Bayer tenemos: los contenidos en alúmina, sosa reactiva y sosa total de los licores a la entrada del digestor; la necesidad de sosa, el caudal de entrada del licor, el régimen de alimentación de pulpa y su composición, el contenido de alúmina después de la digestión, el contenido de sosa y la sílice en solución. También, la temperatura de los licores de retorno, que nos indican las necesidades de vapor de alta y la efectividad de la recuperación de calor.

Los países del Este, concretamente Hungría, han desarrollado un digestor continuo tubular (reactor tubular) en el que se pueden alcanzar rendimientos más altos de extracción de alúmina en bauxitas de monohidrato muy diaspóricas o refractarias. Este reactor, que reduce en más de un 50% las pérdidas de alúmina de las plantas europeas, trabaja a 300ºC con una presión de vapor de unos 90 Kg.cm-2. el inconveniente del mismo es la contaminación de silicatos, titanatos, vanadatos, etc., que se producen en el licor y que hay que controlar. Las ventajas son: la alta productividad y el mejor rendimiento energético.

III) DILUCIÓN Y SEPARACIÓN DE RESIDUOS

Al final de la digestión, la suspensión que abandona el último digestor conteniendo la solución de aluminato, arenas (material con un tamaño > 100pm) y lodos rojos (partículas finas), está a una temperatura por encima de su punto de ebullición a presión atmosférica, de manera que es pasada a través de un sistema de enfriamiento por expansión en el cual ocurre una depresurización en forma escalonada hasta la presión atmosférica y una disminución de la temperatura hasta aproximadamente 105-100ºC. El vapor generado es enviado a los intercambiadores de calor para calentar el licor fuerte suministrado a las áreas de digestión y molienda.

La suspensión acuosa después del paso por los tanques de expansión es entonces diluida, para facilitar el proceso de sedimentación de impurezas, mediante la reducción de la viscosidad del licor, puesto que:

  1. Mayor viscosidad del licor implica menos velocidad de sedimentación en los espesadores. Además:
  2. A mayor viscosidad, mayor energía es requerida para transferir la suspensión.

La dilución normalmente se hace con licor débil proveniente del área de lavado de lodos. Esto se debe básicamente, a que la suspensión al ser enfriada y llevada a la presión atmosférica, presenta un estado de sobresaturación, es decir el valor de RMC para estas condiciones indica que el licor se encuentra en estado de inestabilidad, pudiendo producirse una precipitación prematura, esto es favorecido por cualquier cantidad de alúmina no disuelta, que puede actuar como elementos nucleante. En consecuencia el uso de un licor débil con baja concentración de Al2O3, incrementa el factor RMC a un valor tal que garantiza la estabilidad del licor, (RMC=1,8-2,05) durante las operaciones de separación de residuos.

III.1) Desarenado

La pulpa que proviene de la digestión, después de todos los pasos de recuperación térmica ya diluida, se somete a la separación de los lodos y arenas que contiene. La suspensión acuosa diluida fluye dentro de hidroseparadores (hidrociclones), donde las partículas relativamente gruesas (100 r m a más) denominadas arenas compuestas en su mayor parte por sílice, son separadas de las partículas finas. La solución con partículas gruesas sale por la parte inferior del ciclón, mientras que la solución con las partículas finas lo hacen por la parte superior como solución de rebose (overflow).

Las arenas separadas en la operación anterior son pasadas a través de clasificadores helicoidales de deslicorización y posteriormente lavadas, todo esto con la finalidad de recuperar sosa caústica que luego es reciclada al proceso. Finalmente estas arenas son enviadas a una laguna de lodos rojos.

La solución de rebose conteniendo los lodos rojos (partículas finas), es enviada a tanques almacenadores de la suspensión acuosa de aluminato de sodio, para la alimentación de los espesadores. Es aquí en estos tanques, donde se adiciona el agente floculante que va a facilitar el proceso de sedimentación en los espesadores.

III.2) Sedimentación, lavado y desecho de lodos rojos

La sedimentación se lleva a cabo en tanques espesadores, y el lodo rojo depositado en el fondo de éstos, es removido continuamente por un sistema de rastrilleo. Este lodo rojo saliente por la parte inferior de los espesadores, es lavado con el fin de recuperar la solución caústica y el licor que contiene alúmina disuelta, produciéndose simultáneamente un lodo que ha de ser desechado, mientras que el agua de lavado es enviada al área disolución.

El licor de aluminato de sodio clarificado rebosante de los espesadores, denominado comúnmente "licor preñado", contiene aún algunas partículas finas de lodo rojo, por lo que es enviado a un sistema de filtración de seguridad.

III.3) Filtración de seguridad

Las partículas finas en suspensión que aún permanecen en el licor, deben ser separadas, de lo contrario contaminarían el producto, y ello es logrado mediante una filtración de seguridad. El proceso se realiza por medio de filtros a presión "Kelly". Una vez que la solución pase a través de esta filtración, es enviada a una sección de enfriamiento por expansión instantánea, donde se le confiere al licor la temperatura requerida para la precipitación 50 ó 70ºC, según el tipo de proceso Bayer Europeo o Americano respectivamente. Al disminuir la temperatura, la sobresaturación de la solución es aumentada y favorece la precipitación del trihidrato de alúmina.

IV) PRECIPITACIÓN

A pesar de bajar la temperatura del licor hasta los 75ºC, es difícil que se produzca una precipitación espontánea. Se precisa, pues, de siembra de cristales de hidrato, generalmente fino y en cantidad controlada, De esta manera, se puede conseguir la granulometría deseada. La reacción de precipitación es siempre la siguiente:

NaAl(OH)4(ac) Al(OH)3 + NaOH(ac)

siembra de Al(OH)3

El equilibrio de esta reacción tarda mucho en alcanzarse, y el rendimiento en la misma depende de varios parámetros.

La velocidad de precipitación se puede formular así:

V = K.S(ct – ce)

V = g/hora.

K = factor dependiente de la temperatura.

S = superficie de siembra por litro.

ct = concentración de alúmina en un cierto tiempo t.

ce = concentración de alúmina en el equilibrio.

Se deben propiciar unas condiciones que permitan obtener:

  • La mayor cantidad de hidrato de grano grueso.
  • La mayor producción de hidrato.
  • Una textura de grano adecuado.

Las condiciones más favorables para conseguir esto son:

  • Temperatura relativamente alta al comienzo de la precipitación, que favorece la aglomeración.
  • Posterior enfriamiento para aumentar el rendimiento al máximo.
  • Tamaño de siembra adecuado, ya que influye en la superficie y en el número de núcleos.
  • Trabaja con la mayor sobresaturación de alúmina y sosa sin que afecte a la calidad del producto.
  • Tiempo óptimo. Tiempos excesivamente largos aumentan muy poco el rendimiento, bajando la productividad.

Mecanismos de la precipitación

En general, en todo proceso de cristalización, se pueden presentar diversos fenómenos:

  • Nucleación.
  • Crecimiento.
  • Aglomeración.

En general, las condiciones industriales prácticas van dirigidas a propiciar el crecimiento y la aglomeración, tendiendo a minimizar la nucleación. No es probable la autonucleación, pero sí se puede producir una nucleación secundaria por rotura de cristales gruesos en el bombeo de pulpas de hidróxido. Este tipo de problema no debe presentarse en forma significativa.

El crecimiento se facilita cuando hay cierto grado de sobresaturación. La aglomeración se ve favorecida por: una relación alúmina / sosa elevada, altas temperaturas, poca siembra y poca destrucción de flóculos en el manejo de las pulpas de hidrato.

Las granulometrías del hidrato tienen que tener unas determinadas distribuciones que serán función del tipo de alúmina a fabricar y de la tecnología de la planta, tanto en su parte de precipitación como en la calcinación. Una alúmina arenosa típica tiene una distribución como sigue:

Granulometría

%

> 150m

0-3

> 75m

50-55

> 45m

9-12

> 20m

0-1

Los granos del hidrato tienen forma de policristales aglomerados, que se conservan formando agregados cuando se calcinan y se produce la alúmina.

Todas las sales disueltas en el licor, tanto inorgánicas como orgánicas (Na2CO3, Na2SO4, NaCl, etc.), inhiben la precipitación de alúmina de forma proporcional a su concentración; algunas sales precipitan intercristalinamente y otras bloquean la precipitación, como las sales de calcio, que son poco solubles. De alguna forma la presencia de sales disueltas es favorable, facilitando la separación sólido-líquido y, por tanto, evitando pérdida de alúmina en los lodos al permitir suficiente margen de tiempo para dicha separación.

Los principales contaminantes del hidrato, aparte de la sosa, son: Fe, Ti, Ca y Zn, que prácticamente precipitan en su totalidad con la alúmina, y también: Si, V, P y F, que sólo lo hacen parcialmente. El Hierro se encuentra en forma coloidal principalmente. Los elementos: Ti, Zn, Si, V, P y F pueden hallarse como sales inorgánicas correspondientes de sodio.

Se sabe que ciertas sales orgánicas como el oxalato sódico, además de las inorgánicas, pueden cristalizar entre los flóculos o aglomerados de hidrato. Si el contenido es bajo, al calcinar, desaparecen por combustión, pero si es excesivo, se puede producir la súbita explosión del aglomerado, generando finos. El control del contenido de todos los contaminantes se realiza por precipitación de sales cálcicas o sódicas en los propios lodos rojos, como sucede con: Si, V, P y F; sin embargo, en casi todos los circuitos hay que prever descargas que, en general, se hacen por concentración y cristalización da sales, comúnmente sódicas, que sirven para descargar también los oxalatos y de las que se pueden recuperar metales (Ga).

IV.1) Clasificación del hidrato

En las plantas de alúmina Bayer tradicionales, la precipitación se llevaba a cabo en forma discontinua. Las tendencias en los últimos años han evolucionado hacia la precipitación continua, ya que tiene un mejor control y resulta más barata. Su desarrollo va asociado a los diseños de plantas grandes con producciones en el entorno de 106 Mg.

Para precipitar en un solo paso, se añade los gérmenes gruesos y finos de forma conjunta, separándose los precipitados gruesos en el clasificador primario, que se secan y calcinan. El control de esta operación no es sencillo, ya que el producto final depende de la temperatura de llenado (alta al principio para favorecer la aglomeración), de las granulometrías alimentadas y de la cantidad de germen.

La precipitación en doble paso supone la separación de dos tipos de germen: el grueso (en clasificadores secundarios) y el fino (en clasificadores de bandeja). (l germen grueso sirve para nuclear el producto final y el fino para producir germen grueso. Los sólidos, que sobrenadan en el precipitador de hidrato, se clasifican en el precipitador de germen grueso y, de los que sobrenaden en éste, se saca el fino.

La precipitación continua, utilizada en las plantas europeas más modernas, consta de numerosos tanques (12-16), por los que el licor circula durante muchas horas (dos días). En los tanques de cabeza se añade hidrato fino y en los intermedios se añade germen grueso, favoreciéndose en los primeros precipitadores la aglomeración (mediante una elevada temperatura de llenado 70ºC) y obteniéndose los dos tercios de hidrato precipitado.

En los precipitados intermedios y finales baja la temperatura hasta los 50ºC, lo que conduce a un incremento del rendimiento. Ya se ha dicho que el éxito comercial de estas plantas se debe a los diseños tan perfectos para un máximo aprovechamiento del calor. En el caso que se comenta, por ejemplo, para la refrigeración se utiliza intercambiadores de placas.

La uniformidad de marcha en el circuito de precipitación es esencial para llevar a cabo una buena operación que conduzca a la obtención de un hidrato de granulometría correcta, a la vez que se consigue una lata productividad, obteniendo el máximo rendimiento del licor.

Los parámetros que controlan la operación son:

- La temperatura de la pulpa de germen fino y su punto de adición.

  • La carga de germen grueso y su punto de adición.
  • El recorrido del licor rico y su posible paso por los diferentes precipitadores.
  • El enfriamiento del licor después del primer tercio de los precipitadores.

El hidrato se clasifica en tanques de sedimentación de diámetros crecientes, que permiten separar el hidrato en tamaños: gruesos (producto al calcinador), por medio (núcleos de germen grueso) y fino (germen fino), así como recuperar el licor gastado clarificado. Se suelen conocer los tanques clasificadores como: primarios, secundarios y espesadores de hidrato.

El hidrato grueso para calcinar precisa ser lavado del licor que arrastra. Esto se consigue con repulpados y filtrados sucesivos: pero, hoy en día, se intenta disminuir al máximo el bombeo de pulpa porque ocasiona roturas, las cuales pueden evitarse con filtros horizontales, en los que se lava el producto final varias veces en contracorriente con agua de condensado. La torta final tiene un 10-15% de agua de empapado.

IV.2) Filtración del producto

La operación se realiza por medio de filtración al vacío en filtros planos horizontales rotatorios. Esta operación es realizada con el fin de:

  1. Alcanzar un contenido bajo de humedad superficial en el hidrato para minimizar los requerimientos de calor en el área de calcinación.
  2. Lograr un contenido bajo en soda caústica para minimizar pérdidas y reducir la contaminación del producto.

El hidrato precipitado se separa del licor agotado en tanques de almacenamiento y bombeado a los filtros horizontales, donde forma una llamada "torta de hidrato, la cual es sometida a dos o más ciclos de lavado utilizando la menor cantidad de agua posible. Seguidamente el hidrato filtrado es enviado al área de calcinación. Mientras que el licor agotado es transferido al área de evaporación.

IV.3) Evaporación

Después que el hidrato ha sido removido, el licor agotado puede ser usado para el próximo ciclo en el proceso Bayer. Primeramente, no obstante, el agua debe ser evaporada hasta que sea almacenada la concentración original. El licor es primero calentado por intercambio de calor con el licor preñado caliente, desde el licor preñado al licor agotado. Entonces el licor es concentrado hasta la concentración del licor fuerte usado en las áreas de digestión y molienda.

V) CALCINACIÓN

El hidrato lavado se somete a secado y calcinación. El secado se consigue aprovechando los gases calientes del calcinador y, una vez seco el mismo, se pone en contacto a alta temperatura (900-1200ºC) en un horno. De esta forma se obtiene el producto final, la alúmina (Al2O3). La reacción es la siguiente:

2Al(OH)3 1100ºC Al2O3 + 3H2O

El producto final es función de la temperatura y tiempo de calcinación. Si la temperatura es alta, 1200ºC, se obtiene alúmina mayoritariamente a . Si la temperatura es baja, 1000ºC, se obtiene alúmina g , denominándose así una serie de alúminas de transición a las que acompaña pequeñas cantidades de alúmina a . En el apartado correspondiente se tarta de las diferentes clases de alúminas, producto de los distintos sistemas de calcinación.

El contenido en alúmina a indica el grado de calcinación. En un principio se tendía a obtener mayoritariamente alúmina a , pues ésta tenía menos agua estructural y producía menos pérdidas de gases fluorados: el agua de la alúmina se combina con los fluoruros de los baños de electrólisis formando ácido fluorhídrico que escapa al ambiente.

La necesidad de una alúmina activa para captar los gases fluorados en su superficie ha cambiado la idea sobre la calcinación y también la tecnología de calcinado. Hoy se prefieren alúminas con contenidos mayoritarios en alúmina g , porque tienen capacidad de quimisorber los gases fluorados. Además, la alúmina es fluyente, se dosifica y se disuelve mejor en los baños de electrólisis. Las pequeñas pérdidas de gases fluorados, que ocasiona su contenido en agua, (monohidrato residual + agua constitucional), no afectan a la economía de las instalaciones, ya que todos los gases producidos se captan y se retienen en el sistema de "lavado seco" de las plantas de reducción modernas.

Como tecnologías da calcinación ha, fundamentalmente, dos:

- Horno rotativo.

- Lecho fluido.

La primera fue tradicional, que siempre produjo alúmina a , y en la actualidad adaptada para obtener alúmina mayoritariamente g . Este tipo de horno es muy parecido a los hornos de cemento.

Los hornos de lecho fluido producen una alúmina bastante uniforme y de características "sandy" (con alto contenido en fase g ). Dichos lechos fluidos están llegando a tal grado de perfección en su tecnología que el producto final tienen ya propiedades buenas, no sólo desde el punto de vista de distribución granulométrica, sino también en cuanto a su contenido en hidrato residual y alúmina a . Los recuperadores del calor sensible de la alúmina calcinada, que se enfría con aire son de diseño muy eficaz y permiten obtener aire caliente para la combustión del fuel. El recuperador tiene unas tubuladuras inferiores por las que circula agua, que se calienta con el calor cedido por las partículas de alúmina y los gases al chocar con las paredes de los tubos.

La recuperación del calor de los gases del lecho, que se utilizan en el secado del hidrato, hace que estos hornos hayan bajado el consumo térmico de 5400 MJ. (Mg Al2O3)-1 a 3000.

Aunque la temperatura en lecho se mantiene entre 1000-1200ºC, la temperatura equivalente (en lecho estático) está en el entorno de 900ºC, 15h. Esto hace que la gibbsita pierda pronto el agua. Sin embargo, para obtener una estructura cristalina se necesitan tiempos de retención entre 30 y 60 minutos.

El grado de calcinación de la alúmina se puede medir por los ensayos M.O.I y L.O.I. y también mediante la identificación de los tipos de alúmina presentes, que se hace por D.R.X.

Las plantas de baja temperatura sacan mejor rendimiento, generando vapor de lata (50 kg.cm-2) para producir electricidad y aprovechando el vapor de salida, a 7 kg.cm-2, para calentamiento.

El consumo energético depende, pues, de la planta y del tipo de bauxita. Un valor aproximado para una planta moderna es de 15.500 MJ. (Mg Al2O3)-1 y unos 250 kwh. (Mg Al2O3)-1.

3.- Situación de las plantas de alúmina

La ubicación de las plantas de alúmina requiere un estudio de necesidades propias, mercado y existencia o no de materias primas.

Los países productores de bauxitas, fundamentalmente América del Sur, Jamaica y Australia, han propendido a instalar plantas Bayer en el entorno de los yacimientos. En África, la política es todavía poco proclive a este tipo de ubicación, aunque va cambiando lentamente.

Quizás la tendencia futura sea la instalación de plantas integrales, producción de alúmina-producción de aluminio y pretransformación, siguiendo las directrices que se exponen a continuación:

  • Poca distancia a la mina de bauxita.
  • Poca distancia a la electrólisis-fundición.
  • Cercanía de combustible y energía eléctrica abundantes.
  • Cercanía de reactivos (sosa, etc.).
  • Mano de obra barata.
  • Infraestructura adecuada.
  • Puertos marinos de gran capacidad.

Es muy difícil reunir todos estos requisitos, pero parece que en su conjunto o parcialmente predominarán sobre ciertos atractivos, como las reducciones fiscales o apoyo gubernamentales o bancarios. Los estudios económicos en base a los parámetros enunciados en primer lugar deben primar sobre los segundos, que pueden ser cambiantes.

4. -Calidad de la alúmina

Aunque SE tratarán con detalle las características de la alúmina. Se avanzan unos parámetros de calidad orientativos.

Análisis químico: (depende de su origen). Valores típicos aceptables, en p.p.:

Si: 50-100 Zn: 5-80

Fe: 100-200 Ti:15-20

Na: 3500-4000 V: 5-10

Ca: 200-300 P: 5-10

Ga: 50-150 Mn: 1-5

4.1.- Tipos de alúmina

Como fue mencionado anteriormente, según sea el grado de calcinación se pueden obtener dos tipos de alúminas: a) alúmina a ; b) alúmina g .

a)Alúmina g :

Este tipo de alúmina es calcinada a una temperatura comprendida entre 950-1000ºC. Está constituida por partículas gruesas > 45r m. Se caracteriza por poseer cierta reactividad, solubilidad en los ácidos o álcalis, propiedades absorbentes, un área específica alta (30-60 m2/g), bastantes uniforme, caída fácil, etc.

b)Alúmina a :

Es calcinada a temperaturas entre 1100-1200 ºC. Es un tipo de alúmina muy fina, partículas < 45r m. Se caracteriza por ser inerte, área específica muy baja (3-5 m2/g), tendencia a la polvorosidad, etc.

Dado que la alúmina de uso normal constituye una mezcla de estos dos tipos de alúmina, se ha preferido que la calidad de la alúmina calcinada sea referida como:

  • Alúmina SANDY o ARENOSA.

La cual tiene una alta proporción de alúmina g (80-85%).

  • Alúmina FLOURY o POLVOROSA.

Cuyo mayor contenido es de alúmina a (80-90%).

Físicamente estos tipos de alúminas pueden ser diferenciadas por sus características de fluidez o ángulo de reposo. En las celdas electrolíticas, ellas también tienen diferentes propiedades con respecto a:

  • Velocidad de disolución en el electrolito.
  • Tendencia de absorber emisiones (gases fluorados).
  • Formación de costra.
  • Conductividad térmica, etc.

4.2.- Características que definen las propiedades de una alúmina industrial

Las siguientes propiedades han sido propuestas como las más adecuadas para caracterizar alúminas industriales:

  • Pureza química.
  • Densidad a granel.
  • Tamaño de partículas.
  • Relación alúmina a / alúmina g .
  • Pérdidas por ignición (LOI).
  • Contenido de humedad.
  • Área supercifial específica (BET).
  • Ángulo de reposo.
  • Habilidad para formar costra.
  • Conductividad térmica.
  • Polvorosidad.
  • Costo, etc.

5. - Consumos energéticos del proceso Bayer

5.1.– Consumos energéticos de las plantas Bayer

Planta Bayer americana Vapor de baja (7 kg.cm-2):

de baja temperatura 2.7 Mg. (Mg Al2O3) -1

Digestión 1,9 Mg. (Mg Al2O3) -1

Evaporación 0,8 Mg. (Mg Al2O3) –1

Central de energía 0,5 Mg. (Mg Al2O3) –1

Total 3,2 Mg. (Mg Al2O3) –1

Energía eléctrica 180-250 kwh. (Mg Al2O3) –1

Fuel-oil (41.860kj. kg) –1central: 2601.(Mg Al2O3) –1

Calcinación: 130.(Mg Al2O3) –1H.R.

80.(Mg Al2O3) –1L.F.

total 390.(Mg Al2O3) –1H.R.

340.(Mg Al2O3) –1L.F.

Planta Bayer Europea Vapor de alta (52 kg.cm-2):

o de alta temperatura 2,0-2,8 Mg. (Mg Al2O3) -1

Energía eléctrica 250 kwh. (Mg Al2O3) –1

H.R.:Horno rotativo.

L.F: Lecho fluido.

5.2. - Consumos y parámetros de marcha de plantas Bayer

Bauxita

2,6 Mg. (Mg Al2O3) –1

Sosa (Na2O)

0,115 Mg. (Mg Al2O3) –1

Agua

7 Mg. (Mg Al2O3) –1

Mano de obra

1 h.h. Mg. (Mg Al2O3) –1

Costes de inversión 1988 (*)

45.000 pts. (Mg Al2O3) –1 400$.(Mg Al2O3) –1

Productividad por m3 de licor concentrado

50 kg (baja temperatura) 75 kg (alta temperatura)

Rendimiento de la precipitación

50%

(*) para plantas de 700.000 Mg.

6.– Cálculos en el proceso Bayer

1)Factor Caústico f (RMC)

El factor caústico de un licor es la relación molecular entre la concentración de Na2O y la concentración de alúmina en el licor:

F = 1.645 Na2O g/L Al2O3 g/L

Hay hecha una distinción entre caustificador y factor total. El factor caústico se refiere al Na2O real presente como caústico. El factor total se refiere al Na2O presente como soda en caústica y carbonato.

2)Cálculo de la carga en bauxita

La carga en bauxita, es la carga de bauxita húmeda respecto a 1 m3 de licor fuerte y puede ser calculada desde la fórmula:

C Kg = 1,645 * Na2O g/L * 1/fd - 1/fa

m3 Al2O3% - 1,13SiO2% * 100 - H2O

  1. 100

En el cual:

1,645 * Na2O g/L * 1/fa = Alúmina en el licor antes de la digestión.

1,645 * Na2O g/L * 1/fd = Alúmina en el licor después de la digestión.

Al2O3% - 1,13SiO2% = Alúmina disponible en la bauxita.

100

H2O = Contenido de humedad en la bauxita.

3)Eficiencias de extracción

a)Producción práctica de digestión:

Es el porcentaje de alúmina total que va en solución:

Al2O3 bx - (Al2O3 ) r . (Fe2O3 )bx

h pract. = (Fe2O3 )r

(Al2O3 ) bx

b)Producción teórica de digestión:

Es el máximo porcentaje de alúmina total que puede ser extraída:

h pract. = (Al2O3 ) bx - 1,13 (SiO2)bx

(Al2O3 ) bx

c)Producción efectiva de digestión:

Es la relación entre la producción teórica y práctica de la digestión:

h efect. = h pract.

h teor.

4)Factor de conversión de la bauxita

Es un factor que indica las toneladas de bauxita necesarias para producir una tonelada de alúmina.

Eb = 100

(Al2O3 ) bx . h pract.

5)Peso de lodo rojo

Wr = Eb . (Fe2O3 )bx

(Fe2O3 )r

6)Grado de desilicación (DSR)

DSR = (Fe2O3 )bx . (SiO2)r

(SiO2)bx . (Fe2O3 )r

7)Producción en la precipitación

Es el porcentaje de alúmina en el licor preñado que precipita:

h precip. = 1 - fa ; donde, fa y fe son los factores caústicos antes y

fe después de la precipitación respectivamente.

8)Alúmina en el licor preñado

[ Al2O3 g/L] a = Na2O g/L * 1,645

fa

9)Alúmina precipitada en g/L

[ Al2O3 prec.] = h precip. [ Al2O3 g/L] a

10)Licor preñado requerido para producir una tonelada de alúmina

1000 = litros de licor = m3 licor

Al2O3 prec. Kg Al2O3 ton. Al2O3

PROCESO BAYER EN LA REGIÓN GUAYANA

1.- CVG BAUXIVEN

En 1.979 se creó la empresa CVG-Bauxita Venezolana C.A. (BAUXIVEN), con la misión de explotar el yacimiento de Los Pijiguaos, siendo sus principales accionistas la CVG y FERROMINERA ORINOCO. Con una capacidad instalada anual de producción de 6 millones de toneladas métricas de bauxita, esta cantidad permitiría a Bauxiven satisfacer la demanda total de INTERALUMINA.

La explotación del yacimiento de bauxita de Los Pijiguaos, en el Municipio Cedeño, Estado Bolívar, tiene efectos colaterales en los planes de desarrollo regional, al incorporar como vía de comunicación fundamental el Río Orinoco, desde Puerto Gumilla hasta Ciudad Guayana, con un canal natural en condiciones de navegabilidad de 650 kilómetros.

Igualmente, la empresa ha llevado a cabo un programa de infraestructura externa de apoyo a las comunidades vecinas de Caicara, Puerto Ayacucho y La Urbana, a través de la pavimentación de carreteras y un sistema de telecomunicaciones, promoviendo además labores agrícolas, pecuarias y artesanales, con el fin de contribuir con el desarrollo armónico de la zona y sus áreas circunvecinas.

2.– Ubicación geográfica

A 500 kilómetros al sur de Caracas, y a 520 kilómetros al oeste de ciudad Guayana, se encuentra la Serranía de los Pijiguaos, asentamiento del complejo minero y el centro poblado de la operadora de bauxita.

El área de Los Pijiguaos se ubica en el municipio Cedeño, Estado Bolívar, a 54 kilómetros del Río Orinoco, y enmarcada entre los ríos Suapure y Parguaza.

El conglomerado poblacional de la serranía de Los Pijiguaos, está conformado por campesinos, personas incorporadas a actividades económicas eventuales, indígenas de gran diversidad étnica – panares, guahibos, piaroas, mapoyos y curipacos-, empleados y obreros de la operadora de bauxita y sus contratistas de servicios.

El conjunto de comunidades es liderado por Morichalito y el centro poblado de la operadora de bauxita, en la zona conocida con el nombre de Trapichote, con acceso a través de la carretera nacional Caicara-Puerto Ayacucho, equidistantes ambas localidades aproximadamente a 160 kilómetros totalmente asfaltados.

Otras concentraciones de interés son las poblaciones de el Guarey, Guayabal y El Jobal.

Para el acceso por vía aérea, la empresa dispone de una pista de aterrizaje asfaltada de 1.650 metros de longitud.

La construcción de carreteras, vías de penetración, escuelas, atención a las comunidades indígenas, servicios, salud, promoción de labores agrícolas, pecuarias y artesanales, han sido tareas que han asumido la operadora de bauxita, contribuyendo al desarrollo económico de la zona y sus áreas circunvecinas.

3 . – El yacimiento

El yacimiento de bauxita está conformado por las altiplanicies que coronan la Serranía de Los Pijiguaos, el altitudes comprendidas entre 600 y 700 metros sobre el nivel del mar. Es un escenario selvático y de sabanas, donde la mano del hombre ha hecho posible dominar la naturaleza.

La bauxita se encuentra formando extensas capas de un espesor promedio de 7,6 metros y un recubrimiento de materia orgánica no mayor de 0,5 metros.

La roca madre de esta bauxita es el Granito Rapakivi del Parguaza. La bauxita se originó tras un proceso de laterización intenso en dicho granito, el cual se extiende aproximadamente por 10.000 km2, presentando condiciones geomórficas similares en las zonas adyacentes y alejadas, por lo que se considera que pueden estar potencialmente mineralizadas.

La bauxita de Los Pijiguaos han sido clasificada de grado metalúrgico comercial, del tipo trihidratado, con mineral predominante gibbsita, con concentraciones de hierro 10%, un contenido de alúmina total (Al2O3) de aproximadamente 50%, bajo en sílice reactiva y una humedad promedio de 11%.

Los estudios geomorfológicos realizados en la zona, en un área de 550 Km2 , muestran la presencia de terrazas con iguales características a las ya evaluadas tanto en la serranía de Los Pijiguaos (Cerro Mocho y La Rabaldana), como en la serranía La Cerbatana, al norte de nuestro yacimiento.

Las reservas probadas explotables son 150 millones de toneladas métricas y se han detectado 150 millones de TM de reservas probables, en la periferia del yacimiento, las cuales serán cuantificadas en su oportunidad.

4 . – Proceso productivo

El proceso de producción de la bauxita, se inicia con la explotación del yacimiento por métodos convencionales a cielo abierto sin voladuras, después de removida y apilada la capa vegetal, para uso posterior dirigido a la forestación.

El mineral se extrae directamente de los diferentes bloques del yacimiento, a objeto de lograr la calidad necesaria del mineral, con palas hidráulicas que arrancan y cargan la bauxita en camiones roqueros de 50 toneladas, para su transporte hasta la estación de trituración.

En el sistema de trituración, la bauxita es trasladada a través de un transportador de placas hasta el molino, que tiene como función preparar el material a una granulometría de 100 milímetros para su transporte y mejor manejo. Este sistema está constituido por una tolva de alimentación principal, un transportador, un sistema de muestreo y una balanza electrónica.

Una vez triturado el material, es recibido por una tolva de transferencia hacia la correa de bajada, que a través de una longitud de 4.2 kilómetros, con tecnología del tipo teleférico o cable y una capacidad de 1.600 t/h es trasladado a Pie de Cerro.

La correa de bajada dispone de un sistema regenerativo que consiste en el suministro inicial de energía para su puesta en marcha, en tanto que la energía que la mantiene en funcionamiento es autogenerada por el peso del material que se desplaza a través de ella.

En una trayectoria descendiente por la ladera de la serranía de Los Pijiguaos, la correa de bajada deposita el material en los 4 patios de homogeneización de Pie de Cerro, donde se carga el ferrocarril y sus 28 vagones con destino al puerto de el Jobal, distante a 54 kilómetros, sobre la margen derecha del Río Orinoco. El proceso de almacenamiento de la bauxita en los patios de Pie de Cerro, lo constituye la correa de bajada, 4 patios de apilamiento de 225.000 TM cada uno, 6 correas transportadoras, 2 máquinas apiladoras de 1.600 TM/hora, 2 recuperadores con capacidad de 3.600 TM/hora cada uno, y un carro de transferencia. El material almacenado en los patios es manejado por intermedio de un recuperador y transportador por correas hasta el sistema de carga de vagones. El muelle de El Jobal es una plataforma de concreto rectangular de 10 mts. de ancho por 260 mts. De largo, de los cuales 220 mts. corresponden al frente de carga domina el cargador y el resto de la extensión al puente de carga general. El cargador mecánico de las gabarras lo constituye una maquinaria que se desplaza por rieles de 240 mts. de longitud y está dispuesto para cargar en sucesión los grupos de gabarras que alcanzan ser atracados a lo largo del muelle.

Finalmente, gabarras con capacidad de 1.500 a 2.000 toneladas, auxiliadas por remolcadores, transportan el mineral desde el puerto fluvial de El Jobal del Río Orinoco hasta la operadora de alúmina en Ciudad Guayana, en un recorrido de 650 kilómetros.

Desde 1.986 la bauxita de Los Pijiguaos estaba en fase experimental para la operadora de alúmina. A partir de mayo de 1.994 con las adaptaciones tecnológicas consolidadas en el proyecto de ampliación a 2 millones de TM/año de alúmina, la planta refinadora comenzó a trabajar con bauxita 100% nacional, eliminando la importación desde Brasil, Guyana y Australia, con significativos ahorros papara la empresa.

5.– Operadora de alúmina

La alúmina es la materia prima base para la obtención del aluminio. Está formada por óxido de aluminio (Al2O3), que se obtiene de la bauxita en proporción 2 a 1 peso. Posee punto de fusión de 2050ºC, aproximadamente.

La alúmina tiene múltiples usos en la industria no relacionada con el aluminio, debido a sus características moleculares, al ser incombustible y no reaccionar con ningún elemento, En virtud de estas propiedades, constituye uno de los principales componentes de la sustancia utilizada en los extintores de incendios, así como en las pinturas, aumentando su capacidad de resistencia al fuego.

La industria petrolera requiere de la alúmina como catalizador en sus procesos de refinación.

En las bujías de los motores de explosión a gasolina, principalmente de vehículos automotores, la alúmina actúa como material aislante, siendo utilizada igualmente en la industria de la cerámica y como espesador en la fabricación de explosivos.

En cuanto a los usos domésticos, está contenida en las pastas dentífricas, actuando como abrasivo para garantizar una mejor limpieza dental, evitando el desgaste de las piezas dentales.

La operadora de alúmina es la planta de proceso químico continuo más grande del país.

6.- Plan de ampliación

El proyecto de ampliación de la operadora de alúmina incrementó en 1.992 su capacidad instalada de 1.000.000 toneladas métricas a 2.000.000 TM consistió en la optimización de los procesos y la constricción de nuevas unidades.

Este proyecto se desarrollo en dos grandes áreas:

La primera tuvo como finalidad en el aumento de la productividad, eficiencia y factor operativo de la planta, mediante la aplicación del Programa de Eliminación de Puntos de Congestión (PEPCO), programa que consistió en modificaciones menores a los puntos de congestionamientos, elevando así el factor operativo. Estas mejoras permitieron asegurar una producción de 1.300.000 TM anuales. Igualmente se instaló una planta de control de oxalatos para la eliminación de impurezas y otras de predesilicación.

La segunda permitió alcanzar una producción de 2.000.000 de TM. por año. Para lograr este objetivo se tomó la alternativa del aumento de la productividad de la planta, la cual era una tecnología ya probada. Debido a que esta producción debía lograrse utilizando bauxita de Los Pijiguaos, varias modificaciones de importancia tenían que realizarse y llevarse a término, manteniendo la planta original cien por ciento operativa. Entre estas modificaciones se pueden considerar:

  • Extensión y modernización de los sistemas de almacenamiento de bauxitas:

Debido a las variaciones de los niveles del Río Orinoco fue necesario garantizar el suministro de bauxita en la estación seca, lo cual originó la necesidad de almacenar 1.800.000 TM de este mineral para cubrir este período. Las gabarras para transportar la bauxita cuentan con dimensiones especificas y apropiadas para optimizar el aprovechamiento del Río Orinoco del muelle.

  • La extensión adicional de correas transportadoras:

Esta extensión fue requisito indispensable para manejar la bauxita desde el muelle a los nuevos puntos de almacenamiento, permitiéndole al muelle mantener su capacidad de carga y descarga de soda cáustica y alúmina.

Conclusión

Después del estudio del proceso bayer llegamos a las siguientes conclusiones :

  • El Bayer americano y el europeo difieren en algunos parámetros que son: La concentración de soda cáustica, la temperatura, la presión y el tipo de mineral de bauxita empleado en el proceso.
  • Venezuela tiene la ventaja de contar con yacimientos de bauxita y plantas hidroeléctricas cercanas a las plantas de alúmina esto la coloca como uno de los `principales países productores de alúmina en el mundo a pesar de que tenemos que importar la soda cáustica.
  • La temperatura influye mucho en el proceso Bayer ya que en la parte de calcinación esta determina el tipo de alúmina que se va a producir, como son: alúmina a y alúmina g y también algunas combinaciones de ellas.
  • Para que una bauxita sea de calidad y pueda ser trabajable es necesario que contenga el menor numero de impurezas y un modulo de sílice no mayor del 7%, esto ayudaría a reducir costos y a maximizar el rendimiento.
  • El proceso Bayer es muy importante ya que de él obtenemos la alúmina que es la materia prima para la fabricación de muchos productos necesarios para el hombre como por ejemplo: el aluminio, extintores de incendio, pinturas mas resistentes al fuego, se usa también en las industrias petroleras específicamente en las refinerías como catalizador etc.

Bibliografía

Trabajo de ascenso – cota 11-0029

TURPIAL ITRIAGO, Juan Rafael

Minerales del aluminio, Fabricación de alúmina ( proceso Bayer ), Fabricación del aluminio ( proceso Hall Heroult).

Juan Rafael TURPIAL ITRIAGO, Ciudad Guayana 1985, 144p

Realizado por:

Elibeth Cabrera


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Quimica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda