Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Salvador Dal

Enviado por gepecapo



Salvador Dalí

  1. Su infancia
  2. Su educación
  3. Obras y trabajos
  4. Sus últimos días
  5. Salvador Dalí. Sus estilos
  6. ¿Qué importancia le da nuestra generación a este tipo de artistas?

Su infancia

Nacido en una familia burguesa de la comarca del Alto Ampurdán, en 1904, el 11 de mayo, a las 8:45 de la mañana, en el número 20 de la calle Monturiol, en el municipio cabecera de la comarca, Figueras, en la provincia de Gerona (comunidad autónoma de Cataluña, España), como Salvador Domingo Felipe Jacinto Dalí,

En esa época la burguesía seguía siendo un grupo social (1880). Se dejó de asimilar a la burguesía con el pueblo de categoría plebeya y a definirla como una clase media. Estaba entre la aristocracia nobiliaria (clase alta) y el resto de la población (clase baja). A partir del S. XX la nobleza pierde poder político y la alta burguesía (notarios, banqueros, letrados, etc.) ascienden al gobierno.

Las huellas artísticas son abundantes en Cataluña, desde la prehistoria y la época antigua hasta el cultivo de las vanguardias del siglo XX. Con todo, dos son los momentos histórico-artísticos en los que el arte catalán alcanza cotas de calidad internacional y de alta intensidad estilística: la época medieval, y la época del modernismo.

hijo de Felipa Doménech Ferés, ferviente católica, y de Salvador Dalí Cusí, librepensador, republicano y escribano de profesión. Siempre manifestó enorme interés por el cultivo de las artes, lo que acabaría beneficiando a Salvador Dalí. Por los testimonios de su hermana menor, cuatro años más chica, Ana María, y los diarios de infancia y de adolescencia que se conservan, nos muestran a un niño preocupado por los problemas del momento e inmerso en un ambiente feliz. La circunstancia que habría marcado toda su infancia y comportamiento posterior sería la existencia de otro Salvador Dalí (Salvador Gallo Anselmo Dalí), su hermano muerto en agosto de 1903 de meningitis antes de cumplir los dos años de edad. Esto le crearía gran desestabilidad emocional a Dalí, al tener que llevar de pequeño flores a una tumba que tiene su nombre. El futuro del pintor no sería sino una especie de segunda edición, un tanto rústica, de aquel hermanito que había cruzado fugazmente la vida de su familia. Sus pares comparaban en todo momento al Salvador vivo con el muerto, y tenían en su alcoba una fotografía de este último junto a una reproducción del Cristo de Velásquez. Para el pintor, la existencia de ese "otro" que le había precedido en el vientre de su madre, en el afecto de su padre e incluso en el nombre, supuso un tremendo desafío: "Yo nací doble, con un hermano de más, que tuve que matar para ocupar mi propio lugar, para obtener mi propio derecho a la muerte … Todas las excentricidades que he cometido, todas las incoherentes exhibiciones proceden de la trágica obsesión de mi vida. Siempre quise probarme que yo existía y no era mi hermano muerto. Como en el mito del Cástor y Pólux, matando a mi hermano, he ganado mi propia inmortalidad".

Pronto, Salvador se convirtió en el rey de la casa. Sus padres lo trataban verdaderamente como tal y su disfraz preferido —cuando no era el de marinerito— era el de emperador.

Su padre achacó la muerte de su primer hijo a alguna enfermedad contraída en sus devaneos de soltero, y decidió prevenir al segundo de los peligros que implican las relaciones con mujeres. No se le ocurrió nada mejor que dejar sobre el piano un libro con patologías médicas con aterradoras fotografías que provocaban las enfermedades venéreas. Ello achacaría a Dalí en su impotencia que llevaría a autorretratarse como "El gran masturbador". Su primer objetivo en las visitas a París eran los burdeles: "Los visité, unos tras otro. Con las putas observé el mismo ritual: las mandaba a colocarse de pie y en un extremo de la habitación, manteniéndome yo siempre en el otro. Quería así evitar que cualquier microbio que ella llevara pudiera saltar y contaminarle. Entonces, me limitaba a contemplarla desnuda mientras me masturbaba".

También desarrolló desde muy pronto una plena conciencia de niño privilegiado, lo que acrecentaría a su megalomanía. Más que mentiroso, Dalí sería exagerado hasta el delirio, y en uno de sus diarios de adolescencia, cuando sólo tenía dieciséis años y había empezado a redactar su autobiografía "Tardes de verano", ya se veía a sí mismo como un gran genio que el mundo entero terminaría por reconocerlo tarde o temprano.

Su educación

Acudió a la edad de siete años a la escuela publica del maestro Traiter cuyos métodos no eran nada pedagógicos y aunque su padre no gustaba de la enseñanza religiosa terminó haciendo ingresar a su hijo a una institución privada. Así, desde 1912, Dalí acudió al Colegio Hispano-Francés de la Inmaculada Concepción, en donde sus compañeros lo hicieron el eje de sus burlas arrojándole insectos, especialmente saltamontes. Este bicho luego se convertiría en un símbolo de horror que plasmaría en su época surrealista. De éste colegio le quedará el conocimiento de la lengua francesa y una imagen obsesiva, "El Angelus" de Millet, que le provocaría una doble conmoción, pictórica y psicológica, es decir, no sólo estudió las formas o la composición que había en el cuadro, sino que creyó reconocer esas figuras en diversos elementos del paisaje. De esa época data su primer cuadro, un pequeño paisaje que pinta cuando tiene seis años.

Los estudios de Dalí, ya sea por su carácter, ya sea por su premeditada falta de atención, son defectuosos. Nadie le entiende, o, más bien, nadie lo aguanta.

Empieza a forjarse aquí su verdadera personalidad, payasa y conflictiva, digna para quien quiera perder su tiempo, en un severo estudio psicoanalítico. Sus rasgos se vuelven estrambóticos, no acepta las reglas. Quiere ser el centro de atracción. Se dice el máximo exponente de la pintura, el gran artista. Algo así como María Félix con bigotes.

Dalí no aceptaba las reglas. Comentaba que sus estudios, ya sea por falta de atención o algún otro motivo, son defectuosos, al punto que, conociendo todas las letras del alfabeto, y sabiendo ya firmar, hace caso omiso de toda regla. Es más, pareciese complacido en ignorar todas las reglas y brincar, sabiendo, sobre ellas.

Se cuenta que lo de Dalí era una aversión hacia la ortografía, pero que una vez vencida la siguió desdeñando y prefirió seguir escribiendo mal, a pesar de que sabía los puntos y comas de la sintaxis y la gramática. Era una forma de revelarse contra todo y demostrar una vez más su extraña y enfermiza personalidad.

Desde niño se dedicó a leer libros extraños (extraños, al menos, para su edad); leía a Nietzsche y a Voltaire, interesándose, particularmente, el Diccionario Filosófico de este último.

Dalí confiesa -cuenta uno de sus biógrafos- que una de las singularidades de su manera de ser es el egoísmo y que no siente ninguna curiosidad por conocer al prójimo. Una vez más, aquí, muestra su personalidad rara y extravagante por no decir psicótica o esquizofrénica. A los diez años ya dibujaba y pintaba con mucha regularidad, sobre todo paisajes y retratos de miembros de su familia, usando como modelo a su hermana. Su primera obra, un autorretrato, se llamó "Niño enfermo".

Con 12 años ingresa en tres centros de enseñanzas, el colegio de los Hermanos Maristas, el Instituto de Figueres y la Escuela Municipal de Dibujo, cuyo director era Juan Núñez Fernández, que descubriría su potencial. Ahí se desarrolla en él un exhibicionismo desorbitado que, corregido y aumentado, siempre mantuvo toda su vida, pues siempre, desde chico, tuvo en mente ser el centro de atención y mira de todo el mundo.

A los doce años tiene los primeros amores con una muchacha a la que, según su propia confesión, gustaba hacer sufrir por el solo hecho y placer que comprendiera que era él quien influía sobre ella. Tal era la personalidad de Salvador, tal era su carácter lleno de rasgos prepotentes.

Parece que ya en 1916 había conocido el impresionismo y el divisionismo a través de la colección que poseía Ramón Pichot, ya que, mientras cursaba la escuela, cae enfermo y sus padres lo envían a la Casa de los Pichot, una familia amiga de la familia Dalí, donde una de sus hijas estaba casada con un poeta, otra era cantante de ópera, en cuanto a sus hijos, un violinista , otro violonchelista, otro pintor y el mayor sería una especie de guía para Salvador.

Ramón Pichot, el hijo pintor de la familia, era amigo de colegas importantes como Casas, Rusiñol, Apollinaire y Picasso. En un verano Picasso fue invitado a la casa de los Pichot, donde conoció por casualidad a Salvador que tenía seis años en ese momento. Salvador no era de la visita que había en la casa.

En 1916 su padre organizó en su casa, una pequeña exhibición de los dibujos al carbón de Dalí.

En 1919 un amigo de su padre le compró los primeros cuadros, "para que el adolescente no se sintiera mal". Influenciado por los Pichot, Dalí se consideraba a si mismo un impresionista. Su padre le permitió seguir con su carrera, con la condición de que concurriese a la Escuela de Bellas Artes de Madrid para recibir el título de profesor. El joven Salvador aceptó.

Creador muy precoz, ya entre los años 1919 y 1920 trabajaba en clave impresionista (Autorretrato, Chicas haciendo encaje). Del mismo modo que en su pintura, también sería un prolífico escritor buscando explicar en primera persona los fundamentos de su vida y de su obra. Sus primeros artículos aparecerían en 1919 en la revista local "Studium"; redactaba la sección "Los grandes maestros de la pintura" y allí reflejó cuáles eran sus modelos de referencia: Velázquez, Goya, El Greco, Durero, Leonardo da Vinci y Miguel Ángel.

El 6 de febrero de 1921, cuando Dalí tenía 16 años, muere su madre, lo que -de creer a Dalí- habría supuesto para él un golpe muy duro: "La muerte de mi madre me despertó. Durante mucho tiempo no supe conformarme a su desaparición. Ella era la única que hubiera podido transformar mi alma. Su pérdida la sentí como un desafío y resolví vengarme del destino esforzándome en ser inmortal". Poco después, su padre contrae matrimonio con la hermana de su difunta esposa, Catalina Doménech Ferés. La muerte de su madre supondría la clausura de su infancia y primera adolescencia. Salvador decide trasladarse a Madrid junto a su hermana.

Dalí, que en esos momentos su indumentaria alcanzaba extremos realmente alarmantes: las patillas y la melena le daban un aire entre agitanado y bohemio, confirmado por una chalina de grandes proporciones y una boina negra y peluda, por si fuera poco, con una capa y polainas. En 1922 ingresa en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid. Esta especie de colegio universitario ponía al alcance de sus 150 alumnos bibliotecas, laboratorios, salas de conferencias y ambiente propicio para el desarrollo intelectual. Además, le deban comida y alojamiento en la Residencia de Estudiantes, donde conoce a futuras personalidades como Luis Buñuel, Federico García Lorca, José Bello, José Moreno Villa, etc., quienes, según Dalí, los consideraba "un residuo romántico más bien vulgar y más o menos peludo". Hasta que un día se enteraron que Salvador ensayaba cuadros cubistas y se concientizaron del talento y del sentido del humor que se escondía tras ese aspecto tímido y aplicado. Ese grupo era, en palabras de Dalí, "estridente y revolucionario". y había asumido algunas actitudes provocativas del recién concluido ultraísmo, el primer ismo literario y artístico español.

Cuando ingresó en la residencia no sabía leer hora del reloj, ignoraba que un duro equivalía a cinco pesetas, era incapaz de tomar un tren o sacar una entrada de teatro, e incluso de cruzar la calle solo.

El grupo de Bello, Lorca y Buñuel lo adoptó como una mascota, llevándolo de parranda como una provocación. Solían exhibirlo por los locales más elegantes, irrumpiendo en ellos con aire desafiante como diciendo (según las palabras de Dalí): "¡Bueno! Nuestro amigo parece, sin duda alguna, una rata de alcantarilla, pero es el personaje más importante que hayan visto ustedes nunca, y a la menor descortesía de su parte, los derribamos de un puñetazo". Cuando salieron, les dijo a los guardaespaldas de su exotismo: "Han sido muy amables conmigo. Pero no tengo ningún deseo de continuar así. Mañana voy a vestirme como todos los demás".

Dalí reflejaría esas escapadas madrileñas en una serie de interesantes dibujos, acuarelas y aguadas, como "Escenas de cabaret" y "Sueños noctámbulos".

De forma paralela a la Escuela de Bellas Artes, asiste a las clases de pintura que ofrecía Julio Moisés en su llamada Academia Libre; allí conocería a Benjamín Palencia, Francisco Bores o Maruja Mallo, nombres punteros del arte español de vanguardia en el primer tercio del s. XX.

En la Academia, Salvador no aprende nada y se dedica a cometer todo tipo de tropelías, desde lanzar frascos de pintura a los lienzos, hasta desbaratar los trabajos de otros.

Empieza a lanzarse abiertamente a las excentricidades. Locura tras locura hace que la atención recaiga sobre él. En San Fernando, inicia a los profesores en el divisionismo o puntillismo, que desde luego, desconocían. También les hace ver otro género, el cubismo, algo que también desconocían. Dalí se empieza a burlar de ellos. No conocen nada de lo que produce Europa.

En octubre de 1923 fue expulsado por un año de la academia de San Fernando, por considerarse el cabecilla de la protesta contra la expulsión de Daniel Vázquez Díaz de la cátedra de pintura al aire libre y fue encarcelado 35 días bajo el cargo de sublevación.

En 1925 participó en la primera Exposición de la Sociedad de Artistas Ibéricos, celebrada en Madrid. Allí demostró que era el joven artista que mejor entendía las diversas corrientes que dominaban el arte europeo: el post-cubismo, el purismo y las nuevas figuraciones. Esa maestría se debía tanto a su capacidad de asimilación como al acceso que tenía a las principales revistas culturales del momento, como "L'Esprit Nouveau" o "Valori Plastici". A finales de ese mismo año celebra su primera exposición individual, que tiene lugar en las Galerías "Dalmau" de Barcelona, en diciembre. En el catálogo de dicha muestra, que tuvo una excelente acogida, el artista intercala citas del pensamiento del pintor francés del s. XIX. Fue idolatrado completamente. En febrero de 1926, en una importante muestra aún poco conocida para el gran público, titulada "Arte Catalán Moderno", presentó en Madrid dos de sus obras capitales de esos primeros años, "Muchacha en la ventana" y "Venus y marinero" (homenaje a Salvat-Papasseit). La crítica de la época le definirá como un "neo-verista" y Rafael Benet, en "Gaseta de les Arts" afirmará que mostraba gusto por los ritmos compensadores. Gracia, orden, claridad. Pasa de una vida monacal y estudiosa y de una actitud vestimentaria de "artista", a la existencia y a los trajes de dandy.

En 1926 realizó junto a su hermana Ana María y a su "Tiata" el tan ansiado viaje a los Países Bajos, donde admiró en directo la pintura de los primitivos flamencos y la posterior de Vermeer de Delft. Durante ese viaje hace escala en París para cumplir otro de sus deseos, conocer a Pablo Picasso en persona a quien considera como "un genio total, la única persona del mundo del arte que le ha interesado". También entabla amistad con Manuel Ángeles Ortiz y se reencuentra con Francisco Bores y Luis Buñuel, con quienes visita el "Louvre" y acude a las tertulias artísticas que frecuenta la abundante colonia española en la capital francesa. Pese a que sus notas son excelentes, en ese año fue expulsado de forma definitiva de la Escuela de San Fernando por negarse a ser examinado en una lección sobre Rafael Urbino ya que pensaba que ninguno de los profesores sabía más que él de ese tema y calificó a sus profesores como "por tres ignorante catedráticos".

Obras y trabajos

En 1926, al regresar a Figueras y cumplió con el servicio militar obligatorio pero no dejó de intercambiar correspondencia con su amigo García Lorca.

En 1927 se distancia de Federico García Lorca por la publicación por parte del poeta andaluz de la "Oda a Salvador Dalí", que publicó en abril la prestigiosa "Revista de Occidente".

Ese año expone por segunda vez en la Galería "Dalmau" y estrecha sus lazos de amistad con Lorca; entre los textos más importantes que culminaron esa amistad estaría el "Sant Sebastià", publicado en "L'Amic de les Arts" (Sitges) a principios de julio de 1927 y que hacía referencia a la ironía como medio para definir un nuevo arte. Las tensiones estallarían ya en verano, en los finales julio de 1927, cuando el poeta le escribiría una carta a Salvador: "Me he portado como un burro indecente contigo, que eres lo mejor que hay para mí. A medida que pasan los minutos lo veo claro y tengo verdadero sentimiento. Pero esto sólo aumento mi cariño por ti y mi adhesión por tu pensamiento y calidad humana…Acuérdate de mí cuando estés en la playa y sobre todo cuando pintes las crepitantes cenitas, ¡ay mis cenitas! Pon mi nombre en el cuadro, para que mi nombre sirva para algo en el mundo y dame un abrazo, que bien lo necesita tu: Federico".

En declaraciones posteriores, Dalí sería muy explícito al respecto "Él era pederasta, como es bien sabido, y estaba locamente enamorado de mí. Dos veces intentó darme por el culo. Para mí era muy embarazoso, pues yo no era pederasta y no tenía la intención de acceder. Además, me hacía daño. De modo que no hubo lugar. Pero desde el punto de vista del prestigio me sentía muy halagado. Después de todo, en el fondo de sí mismo, me decía que era un buen poeta… Terminó haciéndose con una chica que me sustituyó en el sacrificio. Al no conseguir que yo pusiera mi culo a su disposición, me juró que el sacrificio obtenido de la chica se compensaba con el suyo propio: era la primera vez que se acostaba con una mujer".

Sus primeros cuadros surrealistas los pintó en Cataluña. Poco después, en la primavera de 1928, se produce el distanciamiento con Lorca, al que acusa de practicar una poesía folclorista y poco moderna. En marzo de 1928 firma el "Manifest Groc" (Manifest Antiartístic Catalá). En ese texto se enfrentó a la tradición más reaccionaria y adoptó una actitud plenamente moderna por su condición de polémica. Ese "Manifest Groc" concluye con una lista de los artistas y escritores más admirados por él: Picasso, Juan Gris, Miró, Le Corbusier, Ozenfant, De Chirico, Jean Cocteau, André Bretón, etc.

Entre los años 1926 y 1929. Pinta una "Muchacha del Ampurdán", de nalgas rodantes, que llevará más tarde a París para mostrársela a Picasso, y una "Cesta de pan", expuesta en "Dalmau", que será escogida y enviada al Instituto Carnegie de Pittsburgh.

Los cuadros de 1928 y comienzos de 1929 son de plena experimentación; en ocasiones utilizó arena o corcho. Incluso llegó a acercarse mucho a los límites de la abstracción en obras como "Sol" (1928). En 1929 regresa a París, donde Joan Miró lo puso en contacto con Tristan Tzara y otros miembros del surrealismo, grupo dominado por André Bretón, que finalmente lo aceptarían. Ese mismo año rueda, junto a su amigo cineasta Luis Buñuel, "Un chien andalou", (Un perro andaluz) que se estrenaría el 6 de junio de 1929 y es considerada por la crítica como la primera película surrealista, al poco tiempo pintó "El juego lúgubre", donde mezcla de forma novedosa automatismo y narración de los sueños. En 1929 expuso por primera vez en París; se trata de la muestra individual que le organizó la Galería "Goemans", donde presenta entre otras obras, "El enigma del deseo" y "El gran masturbador". Para Dalí, el surrealismo estaba demasiado anclado en la escritura y pintura automáticas; es entonces cuando desarrolló su propia interpretación del surrealismo, en el llamado "método paranoico-crítico", que definió como "método espontáneo de conocimiento irracional basado en la asociación interpretativa crítica de fenómenos delirantes". Tanto Dalí como los surrealistas mostraron, además, enorme interés por las teorías psicoanalíticas del doctor vienés Sigmund Freud. Más que un interés científico, les atraían las posibilidades artísticas que podía tener así como la importancia del inconsciente como fuente inagotable de imágenes poéticas. Muchos años después, en 1936, lo conocería en Londres y lo retrataría sobre un papel secante.

En verano de 1929 aparece en su vida Gala (Helena Diakonoff). Una chica de 35 años nacida el 26 de agosto de 1894 en la ciudad rusa de Kazán. Era hija ilegítima y luego fue adoptada por un judío. Gala conoció a Eugène Emile Paul Grindel (Paul Éluard) y se casaron al cabo de cuatro años (1917). Con quien tuvo una hija al año siguiente. Cuatro años más tarde de su casamiento las relaciones matrimoniales se deterioraron, él seguía teniendo otras amantes y ella mantuvo relaciones con buenos amigos del esposo como Chirico, Max Ernst y Man Ray.

Al conocer en Cadaqués a Salvador, había invitado a Luis Buñuel, al matrimonio Magritte y al matrimonio Luard, se enamora de él. Para entonces Éluard mantenía relaciones con una modelo alemana de veinte años con la que se casaría después de divorciarse de Gala. En esos momentos, el pintor atravesaba un momento particularmente delicado, con frecuentes ataques de risa histérica que lo habían llevado al borde de la locura. Gala jugará en su vida un papel fundamental, convirtiéndose en otro "yo" absolutamente decisivo para su psiquismo, sus finanzas, intendencia material y, en general, todo su equilibrio personal. Ella será su doble su esqueleto moral, su secretaria y protectora, su útero: "Gala me adoptó. Fui un recién nacido, su niño, su hijo, su amante…Gala expulsó de mí las fuerzas de la muerte… No me he vuelto loco porque ella ha asumido mi locura".

Ese año, al entrar al grupo de Bretón, le imponen a Dalí y a todos los otros miembros a rechazar públicamente su pasado, su familia y sus amistades. Por ello, Dalí, en una exposición pinta un lienzo que representa al Sagrado Corazón de Jesús con las palabras: "A veces escupo por placer sobre el retrato de mi madre". Lleno de irá el padre de Dalí amenazó a su hijo a que se retracte o se vaya de la casa. Dalí se niega rotundamente y es echado de su casa.

El papel de Gala sería más determinante ahora que había sido expulsado del seno de su familia: "Yo estaba solo con Gala. Mis pretendidos amigos surrealistas ya me detestaban… Las revistas de arte, las galerías de la época, dominadas por una falsa vanguardia, me ignoraban. No teníamos dinero… Pese a la conspiración del silencio, de la idiotez, del interés mal enfocado, la época de 1930 no consiguió asfixiarme. Pero si no quedé amargado por los golpes recibidos, las humillaciones que me infligieron, se lo debo a Gala. A su coraje. Ella nunca se quejó de sus gestiones cansadísimas, de las esperas, de las rechiflas, de las burlas, de las cobardías que hubo de soportar".

El restablecimiento económico tuvo un punto de inflexión en 1929 cuando se produjo una gran crisis en el sistema capitalista mundial con repercusiones políticas y sociales de distinta índole. La crisis de 1929 fue una de las más serias dificultades que tuvo que afrontar la economía mundial del siglo XX. Estalló cuando se produjo el crac de la bolsa de valores de Nueva York. El período más grave de ésta tuvo lugar entre el 29 y el 32.

En todo este ambiente, Buñuel y Dalí intentarían escribir el guión de "La edad de oro" a finales de 1930. Tarea inútil. La atracción que sentía Salvador por Gala sólo es comparable a la repulsión que provoca en el cineasta. Buñuel declara sobre Gala: "…Gala aún se planteaba sus relaciones con Reñís, y si eligió al pintor catalán fue porque creía que con él ganaría más dinero… Además, yo no tengo prejuicios, pero esa mujer ya había sido amante de muchos otros personajes… Salvador era virgen. Siempre había manifestado un total desaprecio hacia nosotros referente a este asunto. Qué carta me escribió cuando se acostó con ella ¡Qué apología del coito! Como si esto sólo le pudiera suceder a él… Gala se quedó en el hotel, con su hija, y empezó a molestarnos de una manera tremenda, metiendo cizaña, echando pullas constantemente… Celos. Le molestaba nuestra amistad íntima, porque nos entendíamos perfectamente en ese tiempo. Total, que auténticamente la quise matar, allí, en la playa, ahogarla".

Sin embargo, Dalí aportó muchas ideas al nuevo film, aunque no acudió al rodaje, ya que estaba encerrado con Gala intentando sacar un libro "La mujer visible" y un cuadro "El hombre invisible". Buñuel hablaría con Noailles, vizconde muy acaudalado, para que ayude económicamente a Salvador ya que había quebrado de la galería "Goemans", y, además, ya no vivía con su padre, y le pueden comprar una humilde casa de pescadores en Port Lligat. Sin dinero por primera vez en su vida y con Gala enferma, Dalí debía tener muchas esperanzas puestas en "La edad de oro", con su generosa dotación. Pero las noticias que le llegan lo llevan a pensar que Buñuel lo había traicionado dejándolo al margen. Después del estreno, Buñuel se dirige a Hollywood llamado por la Metro-Goldwyn-Mayer.

Las trayectorias de Buñuel y Dalí se irán divergiendo progresivamente pero de modo ostensible hasta 1934 en dónde Dalí le disputaría los créditos a su antiguo amigo por las películas "El perro andaluz" y "La edad de oro". Salvador escribió a Buñuel una amenazadora carta en la que dice que esta indignado al ver que "El perro andaluz" no se alude a su colaboración para nada y que ha puesto ese asunto en manos de un abogado. La guerra civil los terminaría de separar.

Buñuel debió escribir solicitándole una ayuda económica, pero Dalí le contestó: "Pide a NOAILLES dinero. No te lo negará. Buenos días. Dalí." Está respuesta era inequívocamente una venganza de parte de Dalí por lo sucedido con los créditos de las películas que hicieron juntos. Lo que no sabía Dalí que Buñuel ya le había pedido dinero a Noailles pera pagarse el pasaje a EE.UU., y sufría por no poder devolvérselo.

Durante mucho tiempo, no cesarían las interpelaciones recíprocas a través de sus obras respectivas, en clave que sólo ellos podían entender, como el retrato de Luis Buñuel en "El sueño" (1937) por parte del pintor o las arremetidas contra Dalí en la película "El ángel exterminador" (1962) por parte del cineasta.

De vez en cuando Dalí enviaba a Buñuel mensajes entre intermediarios o fotografías. Pero el cineasta se mantenía en trece. En 1966, mientras preparaba el guión de "Belle de jou", Salvador le propuso en un telegrama continuar "El perro andaluz". El director le contestó: "Agua pasada no mueve molino". Todavía el 6 de noviembre de 1982 el pintor le envío un video con este mensaje: "Querido Buñuel: cada diez años te envío una carta con la cual no estás de acuerdo, pero yo insisto. Esta noche he concebido un film que podemos hacer en diez días… Si te da gana, pasa a verme al castillo de Púbol. Un abrazo: Dalí". Tampoco esta vez habría mucho que hacer en común porque el realizador fallecería ocho meses después.

De nuevo en los años treinta, tras los problemas con Buñuel, Dalí seguiría intentando plasmar sus ideas en la pantalla.

El traslado a Estados Unidos supondría nuevos intentos. En 1935 convertiría una fotografía del rostro de Mae West, una conocidísima actriz de Nueva York, en el mobiliario de un apartamento. Salen a la luz bocetos de proyectos de películas no concretadas como "El misterio surrealista de Nueva York", "Un día en las carreteras" y "Jirafas en ensalada de lomos de caballo". Pero también se concretaron otros como las películas "Recuerda" (1945) y "El padre de la novia" (1950).

Debido a sus fracasos y el desconocimiento de la técnica que requiere un rodaje, Dalí renunció en el intento de plasmar en la pantalla sus ideas, y después de otros proyectos sin concretar como "Destino" (1946), "Don quijote" (1957), filmó su último film, "La prodigiosa historia de la encajera y el rinoceronte" (1054-1061) dotada de una interminable post-producción.

Volviendo a la pintura, en los años 1931, 1932 y 1933, celebra exposiciones individuales de Dalí en la parisina Galería "Pierre Colle".

En 1931 pintó lo que para muchos es su mejor pintura, "La persistencia de la memoria".

En 1933 gracias al buen estado de la economía se unió al grupo del "Zodiaco", integrado por una docena de intelectuales, millonarios y aristócratas que se comprometerían a comprarle cada uno un cuadro por año.

En 1934 Gala y Dalí se casaron en una simple ceremonia civil.

En 1935 terminó de escribir otro libro "La conquista de lo irracional" aparecido en París el 13 de diciembre de ese año, y en el que sintetizó los avances logrados en su método paranoico-crítico.

El pintor sistematizaría el método paranoico-crítico una vez que su salud mental estuvo a buen recaudo bajo la tutela de Gala. Dalí aclararía en 1934: "La diferencia entre yo y un loco, es que yo no estoy loco". La práctica de este método no es precisamente fácil de aplicar, ya que se requiere una gran disposición psíquica bastante peculiar. Debe comenzarse por localizar un acumulo de material irracional que muchas veces se halla tan oculto como el agua de un pozo

Dalí utilizaría, tanto en lo literal como en lo visual, un sistema secuencial, que consistía en unir distintos cuadros añadiendo una aparente continuidad. El pintor definiría su proceder como un intento de "objetivación crítica y sistemática de las interpelaciones y asociaciones delirantes". El fin perseguido con tal actitud era hacer aflorar la irracionalidad y subjetividad del mundo interior mediante asociaciones inusitadas de elementos objetivos del mundo exterior. Uno de los ejemplos más obvios es el test proyectivo de Rorschach, basado en diez láminas con manchas de tinta. Otro ejemplo son los pescadores de Cadaqués, que ejercitaban una destreza semejante bautizando las rocas con nombres como el águila, el monje, etc., pero al avanzar con la barca entre las aguas, todas las imágenes se transfiguran y lo que antes era la cabeza de un camello ahora formaba la cresta de un gallo. Mediante este proceso se lograba atrapar en imágenes concretas todo ese material magmático e inasible, habitualmente reprimido, que sólo puede manifestarse en estados más pasivos, como el sueño o la hipnosis. A partir de ese momento, los cuadros de Dalí sugerirían así esas dobles imágenes. El ejemplo más exacto es el "Enigma sin fin" (1938) donde el mismo cuadro puede verse de seis formas diferentes:

  1. un paisaje playero con una barca y una mujer sentada
  2. un filósofo reclinado
  3. el rostro del "gran cíclope cretino" (en realidad un retrato de García Lorca)
  4. un galgo
  5. un bodegón con mandolina y frutero
  6. un animal mitológico

En realidad Dalí trataba, básicamente, de captar objetos y situaciones mediante un golpe de vista desprejuiciado que los presentará inicialmente como extraños, procediendo a continuación al establecimiento de relaciones no provistas. Para culminar con éxito tal proceso, debe producirse una momentánea suspensión del juicio, un desentendimiento de lo racional para volver a su percepción normal ya de una manera distanciada.

En 1936 pintaría "Construcción blanda con judías hervidas" y "Premonición de la guerra civil"; que se trataba de una de sus obras más salvajes, más descarnadas, en la que supo combinar la máxima deformación de los dos personajes con la extremada objetividad del cielo. En agosto de ese mismo año se entera de la muerte de su amigo Lorca por lo que atravesaría por una grave crisis psíquica que parece trastornar su existencia. ("Lorca no era miembro de ningún partido. En agosto del 1936, cerca de Granada, fue literalmente raptado. No se encontraron ni su cuerpo ni su tumba, como el mismo había predicho en un poema. El terror de la más horrible pesadilla extendía su garra de hierro por todo el país. Cerré los ojos y me tapé las orejas para no saber nada, pero la historia de las más terroríficas atrocidades siempre conseguía llegar hasta mí y acosarme como una pesadilla"). En la carta ya mencionada en 1939 enviada por Dalí a Buñuel, le cuenta que los revolucionarios metieron en la cárcel a su hermana, martirizándola durante veinte días. Como consecuencia de ello se volvió loca, teniéndole que darle la comida en la boca. "Imagínate la tragedia de mi padre, al que le han robado todo, tiene que vivir en una casa de huéspedes". Y le explica que ahora vive un momento que se caracterizaría por amigarse con su padre e intentar reconstruir su familia. En resumen, su vida debía orientarse hacia España y su familia.

En 1937 publica "La métamorphose de Narcisse" y un poema paranoico que ilustra su cuadro a doble imagen del mismo título.

La guerra se inició en Septiembre de 1939 con la invasión de Polonia por parte de Alemania. Alemania con una estrategia relámpago conquistó Polonia, Noruega, Holanda, Bélgica, Francia y Rumania.

Durante la toda la Guerra Civil Española estuvo instalado en la cuidad francesa de Arcachon, pero, semanas antes de la invasión de los alemanes a Francia, Dalí y Gala Partieron a hacia España donde pasaron un pequeño lapso con el padre de Dalí y desde Lisboa parten, con un pasaje pagado por Picasso, a Estados Unidos, la mayoría de los cuadros son destrozado por los nazis pero Dalí logró rescatar algunos llevándoselo con él. Una vez en EE.UU. se instalaron en una mansión de unos amigos, en donde se concentraron para redactar "Vida secreta", una de las más notables autobiografías, que sería terminada en julio de 1941, pero Dalí continuó redactando un libro, en este caso una novela "Rostros ocultos", en la que parece prolongarse su nostalgia por la vieja Europa, enfrascada en otra guerra.

Su relación con el grupo surrealista concluyó por esos años; hubo un primer intento de apartarlo en 1934, cuando se mostró indiferente a los deseos de integrar al surrealismo en el Partido Comunista. Pero su expulsión definitiva se produjo en 1941, cuando André Bretón descalifica su vuelta al clasicismo tildándolo de retórico y académico, pero a éstas acusaciones Dalí respondió diciendo "No podéis expulsarme porque Yo soy el Surrealismo". En noviembre de 1942 realiza campañas publicitarias para prestigiosas revistas.

La Guerra Civil afectó al pueblo español entre 1936 y 1939. Desde 1931 existía en España una república democrática nacida de una revolución que destronó al Rey Alfonso XIII de Borbón. El gobierno republicano siguió una política de reforma social y económica intentó cambiar las estructuras políticas y económicas de España. Esta política le hizo ganarse el apoyo de algunos sectores y enemistad de otros: Apoyaban a la republica las clases medias y bajas urbanas, y los campesinos. En el terreno sus partidarios eran republicanos, socialistas, anarquistas y comunistas; Sus enemigos eran numerosos y poderosos: los terratenientes, la alta burguesía los sectores encumbrados del ejercito y la iglesia católica española.

En las elecciones 1936 triunfo el frente popular, una coalición de fuerzas de izquierda (Republicanos, socialistas, anarquistas y comunistas). Un grupo de militares organizó una revolución contra el gobierno republicano, con el apoyo de los partidarios de la monarquía y sectores ultra conservadores. Como líder de esta insurrección surgió el general Francisco Franco.

A principios de 1939, la resistencia republicana fue vencida. El general Francisco Franco estableció una dictadura centralista que se mantuvo en su poder hasta su muerte 1975.

En 1948 regresó a España y se instala en Port Lligat, desde donde sorprendería de nuevo al mundo cuando se declaró profundamente católico y partidario del régimen de Francisco Franco, general catalán que llevó al final la Guerra Civil Española, invadiendo con sus tropas Cataluña, venciendo los ejércitos republicanos. y pintó cuadro de la nieta mayor de este último. Dalí no sólo se lo entregó personalmente al caudillo, si no que lo endiosó públicamente Ese período se puede observar en obras como "Leda atómica" o la primera versión de la "Madonna de Port Lligat", (una de cuyas versiones regala al Papa) ambas firmadas en 1949. Ese período fue denominado por el artista como "místico-nuclear" y se extendería desde 1949 hasta los años ‘70. Como el propio artista reconoció, "la explosión atómica del 6 de agosto de 1945 (Hiroshima) me conmocionó sísmicamente. A partir de entonces el átomo se convirtió en el alimento favorito de mis pensamientos". Luego, tras la explosión de la bomba atómica, en la que se estima que murieron unas 130000 personas y que fue lanzada por Estados Unidos para lograr a rendición de Japón en la Segunda Guerra Mundial, pinta "Melancolía atómica", "Dorso desnudo", "Galarina". Tres años después, en 1951, publicó el llamado "Manifiesto místico", ensayo donde explicaría su nueva actitud artística, de clara emulación hacia algunos de los grandes maestros de la pintura, así como el nuevo fervor religioso que estaba experimentando y pinta cuadro referentes al catolicismo como "Cristo de Juan Salvador de la Cruz" o "Última cena".

En 1958, compenetrado con su nueva visión católica del mundo, se casó nuevamente con Gala, esta vez en una ceremonia religiosa en Girona, España. Gala no sólo era su compañera en la vida; era su musa inspiradora, su amante y la administradora de su fortuna. Pero no todo eran rosas. Una catalana que había servido en la casa de los Dalí aseguró que Gala se escapaba por las madrugadas, en las barcas de los pescadores.

En el Teatro "María Guerrero" daría una conferencia titulada "Picasso y yo" en la que declara: "Picasso es español y yo también; Picasso es pintor y yo también; Picasso es un genio y yo también" y termina afirmando "Picasso es comunista, y yo tampoco".

Los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial hasta fines de la década del ’70, estuvieron marcados por el enfrentamiento ideológico entre el mundo oriental y occidental, entre el comunismo y las democracias del Oeste. Una línea imaginaria dividió el planeta y ambos bandos jugaron peligrosamente a doblegar al otro. Estados Unidos se convirtió en el protector de los países occidentales y la Unión Soviética hizo lo propio con aquellos estados a los que había liberado del nazismo y sobre los cuales extendió su tutela. Ambos, enfrascados en una carrera armamentista sin precedentes, amenazaron más de una vez con la destrucción atómica.

A finales del año 1950 se acercó de forma muy personal al expresionismo abstracto norteamericano, sintiendo especial admiración hacia Willem de Kooning, otro pintor de ese estilo estadounidense de origen holandés, que tuvo una enorme influencia de ámbito internacional en los estilos artísticos posteriores.

En 1959 se dedicaría a la pintura histórica y terminaría "Descubrimiento de América por Cristóbal Colón" y "Batalla de Tetuán", en 1962. En los años ‘60, trabajaría en movimientos tan conocidos como el pop-art o el arte óptico. La mayor retrospectiva de obras de un solo artista viviente la hace Salvador Dalí en el "Museum of Modern Art" de Nueva York, con 50 cuadros, 17 dibujos y seis joyas. La exposición se realizó después una gira por ocho ciudades norteamericanas, con lo que eso supondría la promoción definitiva de Dalí en el nuevo continente.. Crea una serie de objetos pop: "Esclavo de Miguel Ángel", "Lilith", "Smoking afrodisíaco", "Primera máquina pensante". Realiza la portada del Apocalipsis según San Juan, que será el libro más caro del mundo.

En 1964, Salvador publicó "Diario de un genio", en el que dio testimonios sobre el átomo, la estructura del ADN o las nuevas tendencias geométricas y matemáticas. Un fragmento de su autobiografía dice"Este libro va destinado a probar que la vida cotidiana de un genio, su sueño, su digestión, sus éxtasis, sus uñas, sus resfriados, su sangre, su vida y su muerte son esencialmente diferentes a los del resto de la humanidad. Este libro único es pues, el primer diario escrito por un genio".

Mientras tanto, Gala se hizo regalar el castillo de Púbol y le hizo jurar por escrito a Dalí que sólo entraría en el castillo cuando ella lo invitara. Había una razón, la anciana Gala estaba rodeada de jóvenes modelos masculinos de Dalí que eran sus amantes. Uno de ellos Jeff Fenholdt, se construyó una casa de 1 millón de dólares gracias a la "generosidad" de Gala. Pero Dalí la amaba tal cual como era.

Los últimos quince años de su vida están jalonados por el reconocimiento nacional e internacional a toda su producción. En 1965 hizo una serie de ilustraciones para una nueva edición de la Biblia. El 7 de marzo de 1971 se inauguró el "Museo Dalí" de Cleveland (Beachwood).

Dalí terminó el segundo gran panel del techo del "Museo Dalí" de Figueras que se inauguraría en 1974 cumpliendo la función de, además de museo, teatro.

En 1972 se hizo la primera exposición de pinturas al óleo y de hologramas en tres dimensiones en la "Galería Knoedler" de Nueva York.

En 1978 pintó su último cuadro "La cola de la golondrina". En mayo fue aceptado en la "Academia de Bellas Artes de París". Vendió su colección de joyas que el mismo había diseñado a unos inversores japoneses por 3.9 millones de dólares.

Sus últimos días

Gala muere el 10 de octubre de 1982, Dalí abandona la pintura y su actividad pública se reduce y se va a vivir al castillo Púbol y sólo atinó a decir que se dejaría morir.

Ese año se inauguró el Museo "Salvador Dalí" en St. Petersburg (Florida, Estados Unidos) y S. M. el rey Juan Carlos I lo nombra "Marqués de Púbol" donde viviría en lo sucesivo, en el castillo que había ofrecido a Gala.

Por fin, en 1983 creó la "Fundación Gala-Salvador" y ese mismo año saldría a la venta el perfume "Dalí". En ese año su salud empeoraría considerablemente.

En 1984 Dalí sufrió quemaduras al incendiarse las sábanas de su; al parecer, las enfermeras, cansadas de que el anciano las llamara "putas" desconectaron la alarma y no escucharon cuando Salvador pidió auxilio. Fue salvado de casualidad por Robert Descharmes, su secretario privado, quien había pasado esa noche en el castillo. Luego de ser operado y pasar siete semanas de internación, se mudó al Museo Dalí en Figueras. Este incidente despertaría dudas en la opinión pública mundial sobre el cuidado que recibe el pintor por parte de sus más cercanos colaboradores.

Se publica el libro "Dalí, la obra y el hombre" de Robert Descharnes.

En 1986 aceptó ser fotografiado para la revista Vanity Fair llevando la Gran Cruz de Isabel, la virgen y el tubo nasal por el que fue alimentado durante cuatro años.. Al año siguiente cayó en una extrema depresión de la que nunca más salió.

Salvador murió a los 84 años, el lunes 23 de 1989 a las 10:15 de la mañana en el Hospital Comarcal de Figueras debido a una insuficiencia cardiaca asociada a una neumonía.

Reposa en la cripta de su "Teatro-Museo" de Figueras, el museo más visitado de España después del Pardo.

Por testamento, cedió el conjunto de sus bienes y de su obra al estado Español.

El castillo medieval de Púbol es, desde 1996 la Casa-Museo Castillo Gala Dalí. En su interior se pueden ver las pinturas y los dibujos que Dalí regaló a Gala para ser expuestos en el castillo, además de las esculturas de elefantes que decoran el jardín, una colección de vestidos de alta costura de Gala, y el mobiliario y los numerosos objetos con que ellos decoraron el castillo

No fue Dalí, a lo largo de su carrera, partidario de "crear escuela", pero ésta finalmente se produjo, de modo que se puede hablar con total propiedad de "dalinianos", aquellos jóvenes pintores catalanes que tomaron su arte como modelo a seguir. Entre ellos, podríamos mencionar a Joan Massanet (1899-1969), que conoció a Dalí en 1927 y que realizaría una pintura plagada de préstamos del arte de Dalí, entre otros. Además, la huella de Dalí en la pintura española es mucho más profunda y aparece en numerosos protagonistas de esos años. Sus colaboraciones escritas y gráficas se producen en revistas muy destacadas como las francesas y españolas.

En su vida y obra están mucho de los problemas centrales del s. XX: la puesta en evidencia de los condicionamientos sociales a partir de las tendencias irracionales e individuales (Marx, Freud o Lacan); un nuevo concepto del tiempo, del espacio y de la materia (de Einsten a Hiroshima); el develamiento de una configuración de la realidad distinta de la meramente aparencial que nos muestran los sentidos (desde la superrealidad o el sueño hasta el ADN).

"Sus ideas eran todavía cortas, aunque sus cabellos y patillas se habían hecho largos. Para contrastar todavía más con su rostro delgado y oliváceo, llevaba una corbata de lazo. Su atuendo lo formaba una blusa de marinero y unos pantalones anchos con bandas hasta las rodillas. Una pipa de espuma, cuya cazoleta representaba una cabeza de árabe de amplia sonrisa, y una aguja de corbata montada con una moneda griega eran sus adminículos usuales. Su atuendo causaba sensación y su talento intrigaba".

"El payaso no soy yo sino esta sociedad monstruosamente cínica y tan puerilmente inconsciente, que juega al juego de la seriedad para disimular su locura. No lo repetiré bastante: yo no estoy loco. Mi lucidez ha alcanzado un nivel de calidad y de concentración que no existe en este siglo ninguna otra personalidad más heroica y más prodigiosa; excluyendo a Nietzsche (y repito, murió preso de la locura) no se encuentra un equivalente en los otros. Mi pintura es testimonio de ello".

Salvador Dalí

Dalí no sólo fue un pintor, sino toda una aventura intelectual, ligada a la visión renovadora propiciada por el surrealismo. En sus mejores momentos permitió esquivar "la roña estética, la infección sentimental y la lepra moral de los convencionalismos". Es justamente el tono razonable, sistemático y coherente de la mirada daliniana lo que la hace tan eficaz y aterradora.

Sus estilos

En su infancia practicaba el impresionismo y el divisionismo, luego, mientras estudiaba en la Escuela de Bellas Artes se apasionó por el cubismo, el futurismo y la pintura metafísica. En 1928 probó muchas técnicas de pintura y se acercó al expresionismo abstracto, pero ese mismo año en París descubrió el surrealismo, que sería su mayor exponente es su larga obra. En los años 1937-38 dirigió su atención al renacimiento italiano y su pintura adquirió algunos rasgos del clasicismo. En 1945, cuando se radicó en España, adoptó el realismo y elementos de tradición barroca. A finales del año 1950 se volvió a acercar al expresionismo abstracto norteamericano. En 1961 de dedica a la pintura histórica y durante la década del ‘60 el estilo vanguardista del pop-art. Su última etapa de su pintura sería por los años de 1972 donde se propone pintar óleos y hacer hologramas.

Surrealismo

El surrealismo empieza en 1924 en París. Allí, el escritor francés André Bretón publica el Primer Manifiesto del Surrealismo y define el nuevo movimiento como "automatismo psíquico puro a través del cual nos proponemos expresar, ya sea verbalmente o por escrito, o de cualquier otro modo, el funcionamiento real del pensamiento". En principio era un movimiento de y para escritores, pero de inmediato se vislumbraron las enormes posibilidades que tenían para la pintura y la escultura. Pronto se distinguieron dos modos de hacer arte surrealista. De una parte, los pintores que seguían defendiendo el automatismo como mecanismo libre de la intervención de la razón; entre los más destacados están Joan Miró y André Masson. De otra, cada vez adquirió más fuerza la opinión de quienes creían que la figuración naturalista podía ser un recurso igual de válido. El arte surrealista investigó nuevas técnicas, como el frottage, la decalcomanía, el grattage, el cadáver exquisito o la pintura automática. También se interesó el surrealismo por la expresión de colectivos a los que apenas se había prestado atención en el pasado. El arte de los pueblos primitivos, el arte infantil, de los dementes o de los aculturizados fue revalorizado desde entonces. Su duración es ciertamente muy extensa, desde 1924 hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Además su capacidad de promoción fue excepcional, se celebraron exposiciones en todo el mundo. Como consecuencia del surrealismo y la abstracción, la pintura contemporánea norteamericana lideró a partir de 1945 el arte mundial.

Impresionismo

Movimiento pictórico francés de finales del siglo XIX que apareció como reacción contra el arte académico. Los impresionistas, en cambio, escogieron la pintura al aire libre y los temas de la vida cotidiana. Su primer objetivo fue conseguir una representación del mundo espontánea y directa, y para ello se centraron en los efectos que produce la luz natural sobre los objetos.

Divisionismo

Método pictórico que consiste en la aplicación de pequeños puntos o pinceladas yuxtapuestas de color puro. Al contemplar los cuadros desde cierta distancia, estas pequeñas manchas se funden en un solo campo de color y reproducen con brillantez los efectos lumínicos. Se apoyaron en las teorías del color según la cual el contraste de los colores complementarios es lo que provoca las diferentes intensidades y tonos de color.

Clasicismo

Término que se emplea, en sentido estricto, para designar el arte y la literatura de Grecia y Roma, o cualquier manifestación similar en su estilo o calidad.

Expresionismo abstracto

Movimiento pictórico de mediados del siglo XX cuya principal característica consiste en la afirmación espontánea del individuo a través de la acción de pintar. Existe una gran variedad de estilos dentro de este movimiento que se caracteriza más por los conceptos que subyacen en él que por la homogeneidad de estilos. Como su propio nombre indica, el expresionismo abstracto es un arte no figurativo y, por lo general, no se ajusta a los límites de la representación convencional.

Pop-Art

Pop Art, movimiento artístico iniciado en la década de 1950 en Estados Unidos y Gran Bretaña. Las imágenes del Pop Art (abreviatura de Popular Art, ‘arte popular’) se inspiraron en la cultura de masas. Algunos artistas reprodujeron latas de cerveza o sopa, tiras de cómic, señales de tráfico y otros objetos similares en sus pinturas, collages y esculturas. Otros incorporaron estos objetos cotidianos a sus pinturas o esculturas, a veces completamente modificados. Los materiales fruto de la tecnología moderna, como el poliéster, la gomaespuma o la pintura acrílica, ocuparon un lugar destacado. El Pop Art no sólo influyó en la obra de los artistas posteriores, sino que también ejerció un fuerte impacto en el grafismo y el diseño de moda.

Óleo

La pintura al óleo se desarrolló en Europa a finales de la edad media y ofrecía simplicidad de manejo y las posibilidades más amplias que ofrecía, en contraste con los agentes aglutinantes existentes a la sazón, como la cera de la encáustica, el huevo del temple, la goma arábiga de la acuarela y los de la pintura al fresco. La pintura al óleo se seca relativamente despacio con poca alteración del color, lo que permite igualar, mezclar o degradar los tonos y hacer correcciones con facilidad. El óleo permite obtener efectos de gran riqueza con el color, los contrastes tonales y el claroscuro.

Holograma

Método de obtener imágenes fotográficas tridimensionales. Las imágenes se crean sin lente alguna, por lo que esta técnica también se denomina fotografía sin lente. Las grabaciones reciben el nombre de hologramas. La primera producción real de hologramas tuvo lugar a principios de la década de 1960

Realismo

Supone el intento por describir el comportamiento humano y su entorno, o por representar figuras y objetos tal y como actúan o aparecen en la vida cotidiana. Esta tendencia ha existido periódicamente a través de la historia en todas las artes; sin embargo, el término se restringe habitualmente al movimiento que comenzó a mediados del siglo XIX como reacción frente al romanticismo. La diferencia entre el realismo y el naturalismo es más difícil de definir, a pesar de que los dos términos son a menudo usados indistintamente. La diferencia estriba en el hecho de que el realismo se ocupa directamente de aquellas cosas que son aprehendidas por los sentidos mientras que el naturalismo, un término más bien aplicado a la literatura, intenta aplicar teorías científicas al arte.

Cubismo

Movimiento originado en Francia en el s. XX y trataba la cuestión de cómo representar el mundo real tridimensional sobre un lienzo bidimensional. Empezaron a analizar los objetos desmontándolos en figuras geométricas y reestructurándolos con el fin de mostrar las muchas facetas de cada forma en una sola imagen. Por consiguiente, representaban lo que se conoce de un objeto más lo que realmente se ve.

¿Qué importancia le da nuestra generación a este tipo de artistas?

A nuestro criterio, pensamos que la generación en las que nos toca vivir niega en cierta forma el valor cultural de las obras de arte o de sus autores reconocidos como los grandes maestros de la pintura. Y nos tomamos el atrevimiento de utilizar el término "negar" y no el de "no valorar" porque precisamente y especialmente los jóvenes se colocan en el ángulo opuesto a todo el arte y a la cultura. Es como si la sociedad misma, los medios que nos invades, las modas algunas muy destacadas como el uso de ropas, la música más escuchada por la mayoría, como el cuarteto o la cumbia, el vocabulario especial y aún más las costumbres marcaran el único camino social reducido y limitado excluyendo a aquellos que eligieran interesarse por la música clásica, escultura, literatura, pintura y otras.

Claro que todo se relaciona con todo y si partimos de la base que nuestro país jamás le dio la importancia, difusión y valor que merece el arte dentro del campo cultural para el pueblo, ya que desde el estado mismo se acumulan en depósitos esculturas desarmadas como trastos viejos por diferentes motivos, entonces que podemos esperar de las nuevas generaciones, como van a valorar algo que es tildado de antiguo y aburrido, como van a comparar a Bethoveen con los Pibes Chorros, como van a opinar sobre la composición, la paleta, el estilo y el sentido de un Picasso, un Murillo, un Renoir, un Dalí o una simple caricatura de Quino.

Es muy limitado el círculo de personas que se interesen y valoran este legado de grandes maestros, en este caso pintores, de los que se han tomado la esencia. Cada obra encierra un poco de alma de quién lo creó y el solo hecho de tener la oportunidad de poder percibir ello después de tantos años desborda un valor incalculable.

Hoy en día, las obras que podemos apreciar de pintores actuales son muy distintas a aquellas de las que observamos y aprendemos, nos encontramos con figuras, líneas e imágenes que tenemos que interpretar, o mejor dicho percibir, lo transcurrido a través de esa obra, existen pocos retratos perfectos y mucho surrealismo, cubismo y complementos de materiales como óleos con arena por ejemplo. ¿Qué habrá producido ese cambio tan abismal? Muchos sostienen que fue la aparición de la cámara fotográfica, entonces un retratista no tendría sentido, habría que buscar otros parámetros para la pintura, algo nuevo, distinto. Y esto "evolucionó" hasta hoy, cuando encontramos algunas obras muy buenas, excelentes y otras que son tal sólo obras

La pregunta es si el arte es preservado con la fidelidad que merecen al haber sido expresado siglos atrás con tanto nivel y perfección.

Finalizando, y tratando de cerrar, creemos que a nuestra generación en grandes rasgos o en su mayoría poco le importa estos artistas y lo que sus obras conllevan a través del tiempo transcurrido (sentimientos y vivencias originales) de generación en generación. Pero la responsabilidad de esa falta de interés no corresponde sólo a ella sino al tratamiento cultural a nivel nacional que data de gran tiempo atrás, distinto éste al de otros lugares del mundo, como Europa, por ejemplo en donde la bien llamada cuna del arte inculca la preservación del mismo permanentemente.

Creemos que tenemos que concientizarnos y ser capaces de ir contra la corriente, y en cierto casos si todo el mundo se dirige hacia un lado, poder decidir ir hacia el otro siempre que estemos convencidos de ello ya que muchas veces a "algunos" les conviene que la sociedad no piense ni decida y vaya donde van todos.

¿Cultura? ¿para qué? Tal vez porque siempre la forma más fácil de dominar a los pueblos es mantener la ignorancia de su juventud. Por eso hay que ir hacia el otro lado y ser cada día un poco más.

Bibliografía

"Dalí", de Agustín Sánchez Vidal; Editorial: Alianza Cien. (del cual estriamos todos las frases y pensamientos)

Biblioteca de Consulta Microsoft Encarta 2003. 1993-2002 Microsoft Corporation.

Historia 3 – El mundo contemporáneo – Editorial: Kapeluz.

Atlas – Historia Mundial – Clarín

Enciclopedia Jackson, Tomo II: Historia del Arte

Enciclopedia Didáctica Interactiva – Editorial: Oriente

Enciclopedia El Pequeño Larousse – Editorial: Kapeluz (1997)

  

gepe ibarra


Comentarios


Trabajos relacionados

  • La Vida De Nelson Rolihlahla Mandela

    Nelson Rolihlahla Mandela nació en un pueblo cercano a Umtata en el Transkei el 18 de julio de 1918. Su padre fue consej...

  • Plauto

    Comentarios de sus Obras Literarias. Críticas Literarias. Vocabulario Literario. Plauto, el más popular de los autores ...

  • Teocrito

    Es considerado el poeta griego fundador del genero bucólico, que inspiró a numerosos autores latinos y conoció un enorme...

Ver mas trabajos de Biografias

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda