Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Vida sana y natural




Vida sana y natural

"Salud integral para vivir mejor"

  1. Resumen
  2. Principios naturales de la vida del hombre.
  3. Los cuatro elementos básicos que nutren a nuestro organismo.
  4. La trilogía del equilibrio humano.
  5. Sencillos consejos de salud.
  6. Recetas de cocina vegetariana.
  7. Bibliografía.

0. RESUMEN

Cada día nos preocupamos por alcanzar nuestro propio éxito; trabajo, estudio, dinero, belleza, posición social, etc., y nos vamos perdiendo en nuestros problemas cotidianos y cuando menos esperamos, hemos perdido nuestra mayor riqueza "nuestra salud". Este trabajo es una guía básica que nos permitirá conocer como alcanzar un equilibrio total entre nuestro cuerpo, mente y espíritu, para lograr una vida sana y salud integral plena. La decisión de cambiar esta en nuestras manos es ahora o nunca, cuando debemos tomar esta oportunidad.

1. INTRODUCCIÓN

A través de los años, hombres y mujeres hemos soñado con obtener una vida confortable. Ahora, trabajamos menos, tenemos mejores condiciones de vida, existen mejores alimentos y medicamentos, y aún así encontramos que un gran número de personas no disfrutamos de estos privilegios.

El medio ambiente cambia constantemente y en esta carrera, nos vamos alejando de nuestros principios naturales de vida, provocando un desequilibrio físico, mental y espiritual, lo que trae como consecuencia la pérdida del más preciado tesoro, "nuestra salud".

La naturaleza nos ofrece aire, luz solar, tierra, agua y los vegetales como elementos esenciales para mantener y obtener una salud integral, sin necesidad de tratamientos costosos, intervenciones quirúrgicas, productos artificiales, radiación, etc., pero compete a cada quien tomar la decisión de hacer un alto en el camino y reflexionar sobre las posibilidades regenerativas que posee el organismo al cambiar nuestros hábitos de vida y estar en completa armonía con las leyes naturales del universo.

La salud no se compra ni se regala. No se vende ni se comercializa en tiendas. Es nuestra responsabilidad ganarla, cultivarla y conservarla. Es el resultado de los actos positivos o negativos que vivimos día con día. Está en nosotros volver a lo básico y reconciliarnos con Dios y la naturaleza por nuestro propio bien y el de nuestras familias. Está en nuestras manos esta oportunidad.

2. PRINCIPIOS NATURALES EN LA VIDA DEL HOMBRE.

Los diez mandamientos que la ley natural proporciona al hombre para mantener un equilibrio en nuestro organismo de acuerdo al Dr. Manuel Lezaeta Acharán son los siguientes:

  1. "El aire puro es el primer alimento del hombre y el primer medicamento", así lo decía Hipócrates. Debemos aprender a respirar, y para esto es importante desarrollar una gimnasia respiratoria, practicándola por las mañanas al aire libre, haciendo respiraciones profundas durante varios minutos con la boca cerrada y varias veces durante el día.

  2. Respirar siempre aire puro.

    La alimentación a base de frutas, verduras, y semillas evitan las enfermedades, permitiendo que la sangre se libere de toxinas, irrigue mejor nuestros órganos internos y regenere las células nerviosas. Las vitaminas y minerales que se concentran en las frutas dan vigor y ayudan a restablecer un organismo enfermo.

  3. Comer exclusivamente productos naturales.

    Ser sobrio es comer solo lo necesario, en cantidad y tiempo adecuado, masticando muy bien los alimentos para no recargar a nuestro sistema digestivo y comiendo con alegría y sin prisas. Una sabia frase dice así: "Desayuna como rey, come como príncipe y cena como mendigo". El alimento que nos proporciona la energía para empezar el día es el desayuno, la comida nos permite reparar nuestras fuerzas, pero la cena es el preámbulo al descanso del organismo. Por este motivo deberá ser ligera y a base de frutas o infusiones de hierbas para fortalecer el sistema nervioso y digestivo.

    Es recomendable practicar el ayuno cuando menos una vez al mes. El ayuno puede ser absoluto, esto es sin ingerir ninguna clase de alimentos, solo agua; o mixto, consumiendo solamente frutas. Podemos empezar con esta práctica, con un semiayuno el cual consiste en comer durante una semana o quincena solo un tipo de fruta, pueden ser uvas, manzanas, naranjas, piña, etc. Cuando se desee terminar con el ayuno, es importante restablecer la alimentación en forma normal, consumiendo caldos de verduras y ensaladas durante una semana y poco a poco ir introduciendo lácteos, harinas y grasas.

  4. Ser sobrios constantemente.

    El agua, en conjunto con el aire, el sol y la tierra, son los alimentos básicos de la vida de los seres vivientes. El agua purifica, refresca, desintoxica, disuelve materias extrañas de nuestro organismo y facilita su eliminación.

    Para aprovechar las propiedades salutíferas del agua, debemos beberla fresca, y natural, saboreándola a pequeños sorbos y nunca debe beberse helada, pues puede producir enfriamiento en el estómago o en los pulmones, ocasionando un desequilibrio término en el organismo.

    El Padre Tadeo de Wisent, apóstol de la hidroterapia nos proporcionó este gran conocimiento: "Loado sea mil y mil veces Dios Nuestro Señor que en tan sencillo elemento nos ha proporcionado tan rico tesoro".

  5. Beber únicamente agua natural.

    Es de suma importancia estar conciente de que las enfermedades entran por la piel, la suciedad se absorbe, y cuando sudamos nuestros poros se tapan, lo que nos dificulta la expulsión de toxinas. La limpieza externa se realiza mediante los baños de agua. El baño es la forma más sencilla y natural que debemos practicar para mantener nuestro cuerpo en óptimas condiciones de salud. Si este se realiza con agua fría, no solo aseguramos limpieza, también ayudamos a nuestro sistema circulatorio, y fortalecemos nuestro corazón y sistema nervioso.

  6. Tener suma limpieza en todo.

    Nuestro sistema nervioso requiere de un equilibrio total, y cuando no se tiene, la energía vital del organismo va disminuyendo, y nuestra capacidad mental se va debilitando, ocasionando las llamadas enfermedades psicosomáticas.

    El Dr. Manuel Lezaeta Acharán en su libro titulado "La Medicina Natural al Alcance de Todos" señala lo siguiente: "La vida tranquila, sin ambiciones desproporcionadas y libre de preocupaciones intensas, es condición indispensable para una buena salud. El odio, el orgullo y la envidia envenenan la sangre; y la ira afecta directamente las funciones del estómago y el hígado".

  7. Dominar las pasiones.

    La vida es actividad y la actividad es movimiento. Al practicar cualquier ejercicio físico, estamos estimulando la energía vital. En la actualidad el sedentarismo esta ocasionando graves desequilibrios físicos, y como ejemplos podemos mencionar: la obesidad, el estrés, las enfermedades del corazón y circulatorias.

    Debido a que pasamos más tiempo frente al televisor, la computadora y los juegos de video nos estamos olvidando de que nuestro cuerpo requiere de grandes dosis de ejercicio. Es importante practicar alguna disciplina como la gimnasia, natación, alpinismo, o simplemente las caminatas matutinas que tanto bien hacen a nuestro organismo para activar las funciones vitales.

  8. No estar jamás ociosos.

    La naturaleza es sabia, y nos brinda el día y la noche. El día para trabajar y la noche para descansar. Nos permite reparar el desgaste físico y mental, restablecer nuestras funciones vitales, eliminar toxinas e inclusive reponernos de una preocupación, una pena o una enfermedad.

    El dormir es equilibrar nuestros tres campos: cuerpo, alma y espíritu. Se aconseja dormir de 6 a 8 horas en los adultos y en los niños un poco más.

  9. Descansar y dormir solo lo necesario.

    Una de las funciones primordiales de nuestra piel es eliminar las toxinas que desecha nuestro organismo, así como aprovechar al máximo los elementos indispensables para la vida: la luz, el aire, la tierra, y el agua.

    Se recomienda utilizar prendas de hilo o de algodón, limpias y holgadas, para facilitar la respiración de la piel por los poros.

  10. Vestir sencillamente y con holgura.

  11. Cultivar todas las virtudes, procurando estar siempre alegres.

El reflejo de nuestra salud, es nuestra alegría por la vida. Cuando cambiamos en nuestro interior, nuestro exterior también cambia; vemos las cosas con más serenidad, madurez, amor, alegría y respeto hacia los demás. A este proceso se le llama "autoestima", y esto significa "amor a nosotros mismos".

Al cambiar nuestros hábitos alimenticios y de vida, estamos preparados también para ver nacer a un nuevo ser; nos volvemos poderosos y concientes de que los dueños de nuestra propia vida somos nosotros y que Dios nos entrega en cada día una oportunidad para encontrar la felicidad en plenitud.

3. LOS CUATRO ELEMENTOS BÁSICOS QUE NUTREN A NUESTRO ORGANISMO.

No necesitamos gastar grandes sumas de dinero para mantener y recuperar nuestra salud, solo requerimos conocer los efectos curativos que tienen los elementos básicos que nos ofrece la naturaleza para utilizarlos y obtener el máximo provecho de los mismos.

A continuación se detalla lo que pueden hacer por nosotros EL AGUA, AIRE, SOL Y TIERRA.

El agua

Las propiedades del agua son muy amplias y reconocidas. Lazaeta Acharán en su tratado: "La medicina natural al alcance de todos", hace mención de la doctrina térmica y señala: "El frío del agua sobre la piel tiene doble efecto: contracción vascular que descarga la sangre de los capilares al interior y reacción que descongestiona los órganos del interior y llena los vasos de la piel, donde afluye el exceso de calor interno y las impurezas de la sangre para eliminarlas por los poros".

Esto quiere decir que el agua se puede utilizar como alimento y medicina, pues sus cualidades permiten la eliminación de impurezas, actúa como termorregulador corporal, mineraliza nuestros órganos internos, estimula la circulación sanguínea, sirve como sedante para el sistema nervioso, activa el estómago y los intestinos, y calma la sed que ninguna otra bebida puede hacer.

La mejor manera de aprovechar este elemento es beber el agua natural, en pequeños sorbos, en forma fresca y natural. Utilizar el agua fría para limpiar nuestro cuerpo y buscar las reacciones de calor después del baño, para evitar enfriamientos o resfriados.

El aire

Ya habíamos mencionado que el primer alimento del ser humano es el aire; por este motivo, debemos estar en contacto permanente con el mismo. El oxígeno que requiere nuestro organismo, lo podemos obtener en forma natural del aire, pero este debe ser limpio, puro, libre de contaminantes, humos, polvos, partículas extrañas y de malos olores. Se ha comprobado que las personas que tienden a permanecer en lugares cerrados y mal ventilados, donde se respira un aire viciado; son mas propensas a enfermedades, pues el organismo absorbe por los pulmones y la piel toda clase de microorganismos que pueden afectar nuestra salud.

Debemos buscar en forma permanente estar en contacto con el aire puro; si tenemos el privilegio y la oportunidad de salir al campo, la playa o las montañas, es importante aplicar técnicas de respiración para renovar nuestro aire y oxigenar nuestro organismo. Si vivimos en la ciudad, salgamos a los parques y jardines bien arbolados cuando menos tres veces por semana, y si es por las mañanas será mucho mejor, pues en las noches el aire estará más cargado de contaminantes y bióxido de carbono.

El sol

Nuestro Padre Universal nos lego en este astro la vida y la salud, pues nos proporciona energía, calor y luz. Este elemento fortalece el sistema nervioso, estimula la piel y purifica nuestra sangre.

La luz solar permite la fotosíntesis de las plantas, provocando su verdor, facilita la maduración de los frutos y da color a las flores.

La exposición a los rayos solares es una práctica antiquísima, se hacía para dar calor al cuerpo, para purificarlo y para evitar la ictericia en los bebés. Se recomienda que a los niños en crecimiento se les permita exponerse a los rayos del sol cuando menos una hora diaria, esto con la finalidad de que se vitalice su organismo y asimilen la vitamina D, los hidratos de carbono, las proteínas y el oxígeno.

Los baños de sol deben hacerse con mucho cuidado, para no provocar alteraciones de la piel. El mejor horario para tomar el sol por la mañana es de las 7:00 a las 10:00 y por las tardes de las 5:00 a las 8:00.

La tierra

Que podemos decir de la tierra, si todo lo que tenemos y comemos proviene de ella. Pero no solo disfrutamos de estos beneficios, hay otro agente curativo que nos proporciona salud, y es el barro. Este combina tierra y agua, y hace posible que germine toda vida orgánica. Tiene propiedades curativas, pues es absorbente, antiséptico, bactericida, cicatrizante, calmante, depurativo, desinflama y descongestiona. Cuando el barro es limpio y proviene de tierra y agua pura, se utiliza en cataplasmas para sanar fracturas, heridas, quemaduras, disolver abscesos y tumoraciones, así como para calmar dolores, etc. El barro es un "remedio" que cura toda clase de enfermedades.

Una práctica muy eficaz para aprovechar al máximo las propiedades de la tierra, es caminar descalzo sobre esta, cuando esta húmeda y removida, esto permite que se active nuestro sistema nervioso y el sistema circulatorio.

4. LA TRILOGÍA DEL EQUILIBRIO HUMANO.

El ser humano es una perfecta creación de Dios, en este ser se encuentran los más grandes secretos de la creación universal, pues en cada persona se encierra un mundo tan complejo y a la vez tan maravilloso.

Cada individuo se compone de CUERPO – MENTE – ESPÍRITU y es necesario mantener una armonía perfecta en estos niveles para evitar desordenes físicos, trastornos emocionales y psicológicos.

NIVEL FÍSICO – EJERCICIO.

El cuerpo humano se mantiene de un estímulo de la energía vital, lo que se consigue mediante el ejercicio físico; una simple caminata al aire libre, estimula nuestro ritmo cardiaco, mejora la circulación sanguínea, fortalece músculos y huesos, mejora el apetito, da energía al cuerpo y vitaliza nuestros órganos internos y externos.

Respecto al ejercicio físico, Claribel Jiménez escribió un artículo titulado: Endorfinas: hormona de la felicidad, en el cual se menciona lo siguiente:

"Todos los seres humanos experimentamos felicidad, tristeza, afecto o agresividad a pesar de nuestras diferencias.

Se han realizado investigaciones por las que ahora se conoce la existencia de centros de placer o dolor que se activan a través de impulsos nerviosos y hormonas. En 1975 se descubrió una serie de sustancias responsables de las sensaciones satisfactorias, a las que debido a su parecido con la morfina se nombró Endorfina (Morfina endógena), pero que coloquialmente se conocen como hormonas del bienestar o de la felicidad.

De acuerdo a experimentos realizados con ratones y comprobados en seres humanos, se ha demostrado que aquellos individuos que producen baja cantidad de hormonas del bienestar, están más expuestos al desarrollo del alcoholismo y otras adicciones, es decir, presentan mayor inestabilidad en sus emociones. También se ha comprobado que el estrés sostenido provoca disminución de los niveles de endorfinas.

Ejercicios de resistencia (Correr ó practicar fútbol, por ejemplo) presentan una secreción muy alta de endorfinas".

El ejercicio proporciona descanso al espíritu y a la mente. Reza un sabio dicho "Feliz es el hombre corporalmente puro, pues la pureza del cuerpo físico determina o influye en la del alma superior".

NIVEL MENTAL – EL AUTOCONTROL.

Somos dueños de nuestro propio ser y el poder de nuestros actos, pero cuando entregamos este poder y dejamos de ser, entramos en conflictos emocionales muy fuertes y estos se manifiestan en miedo, temor, enojo, depresión, vanidad, desesperación, desconfianza, intolerancia, falta de aceptación, baja autoestima, inseguridad, celos y vicios. Esto ocasiona desequilibrios químicos en el organismo que lo intoxican paulatinamente hasta deteriorar completamente nuestra salud.

Cada ser humano tiene en sus manos la solución a estas enfermedades sicosomáticas y los medicamentos que curan a nivel del alma se le conoce como fuerza de voluntad, firmeza de decisión, confianza en sí mismo, criterio, perdón, fortaleza espiritual, paciencia y alegría para soportar cada obstáculo que se presenta.

Cuantas veces decimos: "Me siento enfermo por algo que comí", pero ignoramos que en realidad lo que nos hace daño "es lo que nos está comiendo por dentro".

Cuando aceptamos que la vida se compone de éxitos y fracasos, de pérdidas y ganancias, de positivo y negativo, de luz y oscuridad, de tristezas y alegrías y que todo tiene una razón, empezamos a fortalecer nuestra mente y cada acontecimiento viene a nosotros como un aprendizaje, de donde obtendremos experiencias y muchas oportunidades de mejora; la vida se va haciendo más sencilla y fácil de vivir, pues podremos ver que aun la enfermedad, es una esperanza de vida, pues nos permite reflexionar a cerca de lo que debemos hacer por nosotros mismos.

NIVEL ESPIRITUAL – LA FE

Cuando todo esta perdido, cuando no existen soluciones a nuestros problemas, cuando la única esperanza de vida es mínima o nula; lo único que nos queda es la fe.

La fe es la plena seguridad de que aun en medio de la tormenta, veremos la luz, es una combinación de fuerza, voluntad, confianza, paciencia y alegría de anticipar los resultados.

"La fe mueve montañas" es una frase muy sencilla, pero encierra toda una filosofía. Cuando nuestras fuerzas se agotan, necesitamos del apoyo de algo que nos sostenga, nos soporte y haga nuestra carga más ligera. Muchos de nosotros nos acercamos a Dios en un dialogo sencillo y humilde llamado: oración.

El poder de la oración es infinito, pero esta debe hacerse con alegría, amor y tan sencilla, como cuando un hijo entabla una conversación con su padre. Así es la oración. Es pedir, agradecer y restaurar nuestra relación con Dios, y tener la plena confianza de que todo lo que pedimos en su nombre nos será dado.

Lograr el equilibrio de esta trilogía no es tarea fácil, pero cuando dedicamos un espacio de nuestro día para meditar a cerca de lo que realmente deseamos, y empezamos a manejar nuestros pensamientos y a convertirlos en ideas positivas, tendremos como resultado un bienestar total y empezaremos a sanar nuestra mente y nuestro cuerpo. Pero solo cuando nuestra actitud sea realmente positiva habremos superado nuestros problemas físicos y anímicos.

5. SENCILLOS CONSEJOS DE SALUD

Incluir en nuestra dieta alimentos crudos

Es importante empezar el día consumiendo frutas y antes de las comidas fuertes comer un plato de ensalada, combinando cuando menos cuatro tipos de verduras.

Evitar en lo posible los alimentos guisados en aceite o manteca

Si es posible, cocinarlos al vapor, a la parrilla o al horno.

Acostúmbrese a consumir en su dieta diaria lo siguiente:

5 a 7 vegetales, 3 a 4 frutas, 1 almidón (pan, tortilla, o papas) y una proteína.

Combinaciones de alimentos

Nunca coma almidones y proteínas juntas, por ejemplo, puede comer los almidones en la comida del medio día y las proteínas en el desayuno.

Utensilios de cocina

Cuando cocine utilice cazuelas de acero inoxidable, peltre o barro. No debe usar aluminio, ni cazuelas despostilladas, pues estas despiden sustancias tóxicas cuando entran en contacto con el fuego.

Coma con alegría

Disfrute de sus alimentos, encuentre el sabor de cada alimento, use poca sal, presente sus platillos con colorido y variedad, y sobre todo agradezca a Dios por los alimentos que pone a nuestro alcance.

6. RECETAS DE ALIMENTACIÓN VEGETARIANA PARA EMPEZAR Y TERMINAR EL DÍA CON ENERGÍA.

A continuación se dan algunas recetas sencillas y al alcance de todos, para fortalecer nuestra salud mediante la alimentación vegetariana.

DESAYUNOS

  1. Piña con yogurt, pasitas, 2 cucharadas de salvado, y semillas de girasol.
  2. Fresas con yogurt, pasitas, 2 cucharadas de salvado o germen de trigo, almendras o nueces.
  3. Papaya con manzana rallada, yogurt o queso cottage, pasitas, salvado y miel.
  4. Fruta dulce: Manzana, papaya, mangos o plátano, combinados o solos, con miel, salvado o yogurt.
  5. Frutas ácidas: Piñas, naranjas, limas o toronjas, combinadas o solas, con miel.
  6. Uvas, un pedacito de queso panela, o pan integral tostado.
  7. Avena integral remojada con pasas, miel y alguna fruta dulce.
  8. Jugos de zanahoria, betabel con apio, combinado o solo, con 2 taquitos de queso fresco y germinados de alfalfa, soya o jitomate.
  9. Un yogurt con nuez.
  10. La sandía, el melón y el mamey deben comerse uno u otro, sin agregar o combinar nada.

CENAS

Deben ser preferentemente a base de frutas o ensaladas crudas, verduras cocidas al vapor o sopas de verduras, y sándwich de queso con jitomate, lechuga, germinados de alfalfa o de soya. La cena debe ser más ligera que el desayuno y deberá tomarse una hora antes de acostarse.

ENSALADAS CRUDAS

  1. Apio, cebolla, jitomate, lechuga, rabanitos y zanahoria rallada.
  2. Acelgas, calabacitas ralladas, betabel rallado, lechuga, perejil, zanahoria rallada.
  3. Apio, berros, ajo, aguacate, cebolla, espinacas, jitomate, perejil.
  4. Alfalfa germinada, cebolla, chile morrón o pimiento morrón, jitomate y lechuga.
  5. Apio, aguacate, cebolla, col, chícharos tiernos, espinacas, jitomate y perejil.
  6. Alfalfa o soya germinada con apio, berros, champiñones, cebolla, espinacas, lechuga.
  7. Brócoli, coliflor, calabacitas, germinado de alfalfa, germinado de soya, betabel rallado, zanahoria rallada, cebolla.
  8. Aguacate, cebolla, chícharos tiernos, lechuga, chile morrón, calabacitas, jitomate, perejil y rabanitos.
  9. Aguacate, cebolla, champiñones, lechuga romana, germinado de alfalfa, jitomate, perejil, pepino.
  10. Betabel rallado, zanahoria rallada, jícama rallada, papa rallada, lechuga, cebolla, jitomate, pepino.

7. BIBLIOGRAFÍA

LEZAETA, Acharán, Manuel. La medicina natural al alcance de todos. Editorial Pax – México. Trigésima octava edición mexicana. (1985)

OMS, Serie de publicaciones (Dieta, nutrición y prevención de enfermedades crónicas). Ginebra, Organización Mundial de la Salud. (1990)

 

 

Autor:

Lic. Gpe. del Consuelo Vázquez Páez

Estudiante de Maestría en Administración de Empresas

Universidad Autónoma del Noreste

Piedras Negras, Coahuila. México

Esta monografía es parte de las actividades realizadas en la materia de ADMINISTRACIÓN DE LA INFORMACIÓN.

Agradeceré sus comentarios e intercambio de opiniones respecto a este tema escribiendo al correo electrónico:


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Los antibióticos

    Breve historia. Mecanismos de acción. Mecanismos de resistencia. Criterios para la elección de un antibiótico. Principio...

  • Salud y Medicina

    Pagina dedicada a la medicina y la salud en toda su extension. Aqui tendras los mejores links sobre salud y medicina ...

  • Seguridad y manejo de residuos hospitalarios

    Medidas de bioseguridad. Medidas en caso de accidentes. Tratamiento de materiales e insumos contaminados. Manejo de sust...

Ver mas trabajos de General

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda