Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Adolescencia

Enviado por pryti_86



  1. Personalidad e Identidad
  2. Cambios psicológicos e inseguridad
  3. Relación con los pares
  4. Cambios físicos
  5. Sus padres
  6. La sexualidad
  7. Conclusión
  8. Bibliografía

Introducción

La adolescencia es el ciclo en la vida del hombre que continua a la pubescencia y la pubertad. Se inicia entre los 12 o 14 años y culmina con la madurez, (18 a 20 años). No solo es la fase de mayor cambios psicológicos, sino que también esta lleno de cambios físicos.

En esta etapa se toman grandes decisiones que marcaran a los jóvenes para siempre. Es el momento de poner a prueba todas las enseñanzas de nuestros padres, puesto que es la época de cuestionamientos.

Precisamente por las enseñanzas recibidas estamos en condiciones de ejercer con plenitud todas nuestras libertades interiores y decidir progresivamente en la formación de nuestra personalidad.

La aparente despreocupación, que percibe la sociedad, de los adolescentes, no es tal, ya que los jóvenes viven por dentro un conflicto interior.

A pesar de ser una etapa de alegría, los adolescentes pasan rápidamente de la euforia al bajón, del entusiasmo al desinterés, presentando conductas que lo ayudan a encontrar su propio equilibrio y le permitan emprender el camino hacia un futuro venturoso.

Es importante, en esta etapa de cambios, la presencia de los padres, estos deben actuar estableciendo límites apropiados para que todo no sea un desparramo, pero deben comprender que sus esfuerzos por cuidarlo y protegerlo, serán rechazados y cuestionados.

La indiferencia y la rebeldía del joven se harán presentes, y ante cualquier pregunta se sentirán invadidos, con miedo a defraudarlos y con el objeto de evitar cualquier pelea que pueda poner en juego sus salidas, las respuestas serán cortantes.

Personalidad e identidad

Una de las etapas más importantes en la formación y maduración de la persona se da en la adolescencia, en ella distinguimos estos dos aspectos íntimamente relacionados:

  • La persona se reconoce como un sujeto con deberes y derechos
  • La persona es consciente de pertenecer a una comunidad a la que aporta realidad individual y donde comparte valores y proyectos con quienes la integran.

Psicológicamente el adolescente "siente que debe independizarse" aunque persiste la unión física con vecinos, padres, hijos, hermanos, y amigos.

Estos gérmenes de separación lo llevan a adoptar decisiones y a tener comportamientos nuevos, a asumir responsabilidades ante sí mismo, afrontar el esfuerzo que le exige el estudio y comprenderán la realidad económica de su familia.

En cuanto a la inserción social, el factor pertenencia debe acompañar a la formación de la personalidad, así lo destacan psicólogos y sociólogos, al destacar la importancia de las ideas y conductas de quienes forman el entorno del adolescente. Y subrayan de modo particular la influencia de los modelos proporcionados por la comunidad, que brindan al joven marcos de referencia y orientación, es decir modelos validos.

Pero la sociedad moderna, sus problemas e inestabilidad, hacen que la escala de valores de muchos sectores sociales a menudo coloquen a los adolescentes frente a caminos de rumbos dudosos, la delincuencia, los vicios, etc.

Dada esta falta de ideas claras, el adolescente no puede reconocer los limites entre lo bueno y lo malo. Por efecto muchas veces el joven es blanco de criticas.

El papel de la educación es muy importante, ellos de algún modo actúan como detectores de los conflictos psicológicos y sociales en los que se pueda encontrar el adolescente. Si bien el joven concurre a la escuela con deseos de progreso intelectual, muchas veces llega con la carga de problemas familiares que lo preocupan y lo agobian.

De allí la responsabilidad de la escuela de proponer valores y formar a los adolescentes para una adecuada inserción social.

Otro factor importante que incide fuertemente en la introducción social del adolescente son los medios de comunicación. Esto se debe al debilitamiento de la influencia de la escuela y la familia sobre el joven, lo que da lugar a que estos muchas veces impulsan a los jóvenes a comportamientos críticos. Y hasta en algunos medios se da la existencia de programas frívolos y mensajes de una publicidad comercial irresponsable que promueven pautas de conducta, que muchas veces son mal juzgadas por los adultos.

Cambios psicológicos e inseguridad

El adolescente además de vivir cambios físicos y en la sociedad en que vive, se le suma también cambios psicológicos. Muchas veces el adolescente se muestra decidido y resuelto, pero en el fondo esta latente la inseguridad que los cambios ocasionan.

Su indefinición puede notarse en sus pautas de conducta, no sabe si la independencia que pretende debe ser total o con un control paterno, o si en ciertos casos tienen que decidir individualmente o consultar con un mayor.

En épocas anteriores todo estaba ya diagramado, existía la autoridad indiscutidas de los adultos, que a veces era ejercidas de manera arbitraria. Cuando este esquema comenzó a desmoronarse, la desorientación que produjo se fue haciendo notoria la falta de identidad en el adolescente.

Los valores y normas de comportamiento que haya incorporado el adolescente a su YO, marcaran su identidad, servirá de brújula en su conducta social y permitirá adquirir una identidad sólida. Para que esto suceda, necesita que sus éxitos y rendimientos sean reconocidos porque son parte del proceso de maduración. Cuestionarlos es aumentar su desorientación. El adolescente debe saber quien es y quien quiere llegar a ser, de lo contrario sus decisiones no serán acertadas.

Los adolescentes no aceptan marcos de referencia, las actitudes de indiferencias y rebeldía aparecen como elementos naturales de la adolescencia, la huida frente a los conflictos interiores y problemas con el mundo que son canalizadas mediante el ruido y aturdimiento.

Para demostrar disconformidad se adoptan pautas y gustos estandarizados alejados de lo que piensan y desea la sociedad.

Pero esto tipo de "Personalidad Estándar" impuesto por un sector no puedo considerarse el ideal de identidad personal del adolescente.

La relación con los pares

Los amigos/as son para el adolescente su lugar de su actividad, de donde surge su iniciativa, su espíritu aventurero y en donde comienzan a surgir las necesidades románticas.

En esta etapa, los adolescentes comienzan a reducir la cantidad de personas en sus contactos grupales.

Su capacidad de entablar nuevas relaciones y la tendencia a la intimación, quitan superficialidad y la amistad juguetona de la a niñez. Formándose así, las amistades de toda la vida, poniéndose de relieve, la seriedad en el contacto entre ambos sexos. Lo que indica un buen índice de maduración.

La tendencia a reducir los contactos, hace que el YO se aísle conscientemente y quede en soledad. El joven vivencia la soledad, como pena, pero no obstante como una necesidad. A ello se opone el constante deseo de contacto, el lamento por el amigo/a o por un ser a quien se puede decir todo lo que uno mismo no puede resolver.

Cambios físicos

El tema central de la adolescencia es el de la identidad, el llegar a saber quien es uno mismo, cuales son sus creencias y sus valores, que quiere realizar en la vida y obtener de ella. El adolescente además debe habituarse a un cuerpo renovado, con nuevas capacidades para la sensación y la acción, alterando la imagen de uno mismo en consonancia con ello. Para muchos de ellos el mundo se libidiniza, se sexualiza, hasta el punto que los hechos más innocuos pueden adquirir cierto erotismo.

Pero existe una gran diferencia entre el desarrollo físico y los cambios psicológicos que pueda sufrir el adolescente, por eso debemos aclarar 3 términos antes de empezar a hablar de los cambios físicos:

Pubescencia: es el periodo aproximadamente de 1 año que acontece a la pubertad, el termino se refiere también a cambios físicos que tienen lugar en este periodo y que culminan en la pubertad.

El comienso de la pubescencia se caracteriza por una aceleración en el ritmo de crecimiento fisico y por el termino de latencia de crecimiento. Junto a este proceso de aceleración se producen cambios en las proporciones faciales y corporales, la maduración de los caracteres sexuales primarios y secundarios

Pubertad: momento en la vida, en el que comienza a manifestarse la madures sexual, en las niñas con la aparición del primer ciclo menstrual o menarquia y en los varones por diversos signos, quizás el más confiable sea la presencia de espermatozoides en la orina.

La pubertad no tiene limites claros, ni en varones, ni en mujeres.

Al principio la menstruación es escasa e irregular y a veces pasan meses entre un flujo y otro. Es posible que los varones no puedan todavía eyacular, aunque hayan descubierto que la proximidad femenina es un fuerte estimulo para la erección.

Generalmente se establece como edad de la pubertad los 12 años para las mujeres y los 14 años para los varones. Pero no tiene sentido hablar de promedios. Pues son muy amplias las diferencias individuales entre los diferentes grupos, debidas posiblemente a la alimentación, el estado de salud, la exposición al estimulo sexual, y muchos otros factores desconocidos. Pero se tiende a decir que los varones llegan 2 años después que las mujeres a la pubertad

Adolescencia: Aplicado al desarrollo físico se refiere al periodo que comienza con el rápido crecimiento de la pubertad y termina cuando alcanza la plena madurez física. Esta definición es ambigua pues no se sabe con exactitud lo que es "la plena madurez física".

La adolescencia es un periodo de cambio continuo y será necesario distinguirla en: "primera fase: es el periodo que va desde la pubescencia hasta alrededor de un año después de la pubertad, momento en el que las nuevas pautas fisiológicas ya han estabilizado bastante

"Fase final" es el periodo restante, hasta el comienzo de la edad adulta.

En general los jóvenes se desarrollan aceleradamente en los 2 años antes a la pubertad, y especialmente en el año antes a ella, conocido como la edad de crecimiento máximo. Después el ritmo de crecimiento se vuelve mas lento, las jóvenes alcanzan su altura definitiva alrededor de los 19 años y los varones a los 21 o22 años.

Durante la adolescencia física la altura del niño aumenta en un 25% y su peso se duplica. Durante el periodo de latencia los niños aumentan poco mas de 5cm. De altura por año y alrededor de 2 kilos de peso. En el pico del crecimiento adolescente las niñas crecen unos 9 cm en un año y aumentan 5 kilos de peso y los varones crecen unos 11 cm y aumentan alrededor de 6 kilos en el mismo periodo. Pero observemos que hay quienes maduran mas tardíamente y un numero casi infinitas de pautas de crecimiento individuales. Los varones son más grandes que las niñas, excepto en el periodo entre los 11 y 14 años cuando estas ultimas maduran antes y sobrepasan a sus pares del otro sexo.

En ambos sexos las extremidades y el cuello crecen más rápido que la cabeza y el tronco durante la pubescencia.

En los varones de produce un notorio ensanchamiento de la espalda, se vuelven más delgados, más angulosos y más musculosos.

En las niñas se dilat5a la pelvis, cambian las proporciones faciales, la nariz y la barbilla se hacen más prominentes.

Desarrollo de los caracteres sexuales secundarios:

Tanto a los varones como a las mujeres, les crece el vello púbico, como por ejemplo el de las axilas. En los varones el crecimiento del vello facial, se produce antes de que aparezca el vello en las axilas. El vello del pecho aparece recién al final de la adolescencia y sigue creciendo durante la edad adulta.

A las niñas les suele aparecer un poco de vello en la cara y alrededor de los pezones, sin que esto contradiga su femineidad.

El vello púbico se extiende hasta rodear la zona genital y en el curso de este proceso se vuelve más oscuro, largo y áspero.

Tanto en los varones como en las niñas, la piel se vuelve mas basta, sus poros se dilatan y las glándulas sebáceas se vuelven mas activas, produciendo una secreción aceitosa. En consecuencia la apariencia de espinillas y de acné se vuelve frecuente y el sudor cobra un olor mas fuerte.

El cambio en la organización fisiológica se refleja también en el incremento de la presión sanguínea, el pulso y la tasa del metabolismo basal.

Los órganos genitales externos, se hacen más grande, esto es más notable en el caso del hombre. A medida que los testículos y el escroto aumentan su tamaño, se colocan en

suspensión. El tranco del pene se alarga y se ensancha, la cabeza del pene se desarrolla hasta que en algunos casos emerge completamente del prepucio y el pene queda colgante. En el momento de la pubertad, el pene comenzara a tener erecciones con facilidad, sea espontanea o en respuesta a algún estimulo sexual de cualquier índole, y esa erección será acompañada por fuertes deseos de eyacular.

El rasgo sexual secundario más ostensible en el hombre, sea el cambio de voz. También las niñas sufren un cambio de voz pero menos marcado. Sus voces se hacen mas llenas y algo mas profundas.

En las niñas el primer signo de la pubescencia puede ser la aparición de vello púbico o el aumento en el tamaño de los pechos.

Uno de los rasgos típicos del desarrollo físico es la asincronía en el ritmo de desarrollo, en todo sentido, de las partes.

Sus padres

En la adolescencia el joven trata de independizare en nuevos aspectos de su vida, creencias religiosas, salidas con miembros de sexo opuesto, quiere mas privilegios, mas libertad, y disminuir las restricciones para seguir a la "pandilla". El joven se preocupa por la posición que adquiere frente a sus compañeros inmediatos, se esfuerza por parecerse a ellos. Por eso se deduce que tiene que romper lazo con su familia, basados en la autoridad, el afecto, la responsabilidad, el respeto, el trato intimo, el dinero y los bienes materiales, la inmadurez etc.

Hay que observar que en muchos casos los adolescentes durante su desarrollo prácticamente ningún conflicto con sus familias, este es el caso de la familia del adolescente que lo deja independizarse sin dificultad, segura de que este no se alejara afectivamente y de que tiene la fuerza para abrirse camino propio. Pero la regla general es que el ad se aleja de su familia, tanto espiritual como físicamente, a tal punto en que el hogar llega a convertirse poco más que una pensión donde come, duerme, deja caer las ropas para que las recojan y las laven, mira T.V., donde recibe y hace llamadas telefónicas. El baño y su cuarto son dos lugares que el joven elige como refugio, donde puede estudiar y registrar su crecimiento y donde puede delante del espejo, ensayar, practicar y perfeccionar sus mascara, los estilos e imágenes que quiere exhibir.

En las familias que comen juntas, las horas de las comidas son quizás las únicas ocasiones que quedan para un verdadero intercambio entre el adolescente y la familia.

Una parte sustancial del tiempo que el adolescente pasa con su familia estará marcada por sentimientos de frustración, indignación, resentimientos y dramática. Pero estos sentimientos son muchas veces resultados de no sabe si actuar como un niño o un adulto, o sea tiende a repudiar su yo infantil, pero no con seguridad.

Por eso sigue siendo la responsabilidad de los padres, proveer orientación, señalar limites y proponer valores, y si el hijo los combate eso también tiene importancia para el desarrollo. Pues es posible que para encontrar un conjunto de valores adecuados, el joven tenga que empezar impugnando los valores ya establecidos por la familia. Y si estos que el joven los escuche no tiene que dejarse llevar por la indignación moral en sus acciones.

Es cierto que los padres alientan al joven para que llegue a edad adulta, pero a menudo dan la impresión que esa meta esta en un futuro muy lejano. Suele decirse que un joven esta preparado para entrar en la edad adulta 1 o 2 años después de lo que el mismo pretende y unos 2 años ante de lo que los están dispuestos a admitir los padres. Con frecuencia estos retardan el desarrollo, aunque no lo manifiesten abiertamente.

En conclusión, la persona joven no puede compartir su limitada experiencia con la perspectiva de quienes han vivido 25 o 30 años mas que ella, y más en una época en que los cambios suceden tan rápido.

La sexualidad

Iniciado el periodo de la pubertad se acentúan los caracteres físicos, el despertar sexual y el comienzo de la genitalidad adulta son una parte importante de la autoconciencia del adolescente. A pesar de que este proceso se presente emocionalmente confuso para sí mismo.

A esto contribuyen las novedades fisiológicas y psicológicas de la evolución propia de la edad, el descubrimiento del placer en el trato y frecuentación con personas del otro sexo.

La tarea de esta edad es dominar " las ganas" de experimentar la sexualidad poniéndola al servicio del amor maduro, una experiencia colectiva que la adolescencia exige imperiosamente. A pesar de que la iniciación sexual del joven dependerá de la influencia de la familia y el ambiente, del grado de evolución de la propia personalidad, del "grupo de pares", de la influencia de las normas morales, de carácter religioso, etc.

La sexualidad no es lo mismo para ambos sexos. Y varias veces dependerá de la maduración psicológica de cada uno de los individuos.

En los varones el deseo sexual esta centrado claramente en el pene, lo excitan diversos estímulos externos. O sea, que busca en el deseo sexual, una inmediata descarga de tensiones mediante el orgasmo.

Algunas niñas, experimentan el deseo de sexualidad del mismo modo que el hombre y unas pocas tiene el deseo de una constante experiencia sexual que se ajusta al cuadro clínico de la ninfomanía. Muchas otras posiblemente no conozcan un apetito sexual directo sino hasta en una época posterior de la vida. En el caso de la mayoría de las adolescentes no seria correcto hablar de "apetito sexual", sino de "inquietudes sexuales" que todavía no están claramente diferenciadas de otros sentimientos como los anhelos románticos, una leve embriaguez, los sentimientos maternales, etc. Por lo común se puede ocasionar excitación en la mujer directamente en las zonas erógenas.

El hecho de que en los varones el deseo sexual sea claramente reconocible y difícil de confundir con otros sentimientos, no debe hacernos suponer, que no se mezcla con otros sentimientos. Algo muy fácil de suponer hoy, donde últimamente se ha instalado una "nueva moral" que se caracteriza por:

  • La iniciación sexual temprana
  • Rechazo de la virginidad como valor, incluso en las mujeres
  • Rotación de compañeros sexuales
  • Difusión amplia del tema, a través de los medios de comunicación.
  • Auge de la pornografía
  • Aumento de la prostitución, etc.

Conclusión

En fin, podemos decir que el adolescente transita en esta etapa de la vida un periodo de autoconocimiento, que le permite construir una personalidad firme.

Luego de estudiar el tema se puede decir que, la gran inestabilidad emocional, los diferentes cambios físicos y psicológicos que en él se producen, mas la gran inseguridad a la hora de tomar decisiones y sus constantes cuestionamiento, lo llevan a que se produzcan conflictos con sus padres, producto de la búsqueda de mas libertades y con uno mismo debido al gran desequilibrio en el que se encuentra.

El inicio de la etapa sexual y las relaciones con pares del sexo opuesto, son una de las consecuencias de este desequilibrio.

El sostén de los adolescentes, son sus mismos compañeros y amigos, según ellos "los únicos que los entienden".

En este periodo, el joven se relaciona con un gran numero de gente, de todas las edades y clases sociales, fruto de sus salidas. Pero también comienza a diferenciar a sus verdaderas amistades, fortaleciendo su contacto con aquellos que considere que serán "para toda la vida".

"Si le sacamos a la adolescencia su capacidad de denuncia,

de irreverencia ¿le dejamos la capacidad de pensar en un mundo diferente?" (José Ingenieros)

Bibliografía

  • Kechichian Roberto. Formación Etica y Ciudadana 7º 1997. Buenos Aires. Editorial Sainte Claire. Pág. 75-85.
  • Engelmayer Otto. Psicologia Evolutiva de la Infancia y de la Adolescencia. 1970. Buenos Aires. Editorial Kapelusz. Pág. 187-191
  • J. Stone y J. Church. Niñez y Adolescencia. 1973.Buenos Aires. Ediciones Hormé. Pág. 255-288
  • Itkin Silvia. Revista Para ti. 2000. Buenos Aires. Pág. 28-30.
  • Selser Claudia. Revista VIVA. 2000. Buenos Aires. Pág. 20-34.
  • Lic. Belinco Horacio. Revista Padres Hoy. Pág. 76-77

 

Bobó Gloria


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda