Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

El caco (chrysobalanus icaco) como cultivo potencial en zonas de trópico seco (página 2)

Enviado por lalcruz



Partes: 1, 2

Como se puede observar, pertenece a la familia CHRYSOBALANACEAE la cual, según León (1987) es una familia de árboles tropicales que difieren de las ROSACEAE por tener flores zigomorfas y estambres unidos en la base. La diferenciación se hace porque antes de 1818 la familia Chrysobalanaceae se había considerado una subfamilia o tribu de las Rosaceae hasta que Robert Brown la ubicó en un grupo aparte. Sin embargo, en algunos herbarios todavía se sigue considerando como rosaceae (Prance, 1972; Espinosa, 2002). Los géneros Chrysobalanus, Couepia, Licania y Parinari, tienen el exocarpo duro y fibroso que rodea una semilla grande (León, 1987).

Morfología

Es un árbol bajo y achaparrado que puede ser de 1 a 4 m de altura o un arbusto extendido de 1.30 m de alto. Tiene una corteza lisa, café oscuro con una gran cantidad de lenticelas. Las hojas son duras, redondas a ovadas, coriáceas, verde oscuro y brillantes en la cara superior (haz), de cinco a ocho centímetros de largo. Las flores salen en racimos axilares cortos; tienen cinco sépalos verdes, pubescentes y cinco pétalos blancos; los estambres están unidos en un hipantio corto y compacto en cuyo centro está el ovario, esférico y piloso; el pistilo sale lateralmente de la base del ovario y contrasta por su pubescencia con los estambres que son glabros. El fruto es una drupa, obovoide o esférico, de dos a cinco centímetros de largo , puede ser rosado, rojo o morado (purpura oscuro), tiene la pulpa o mesocarpo blanco, algodonosa y ligeramente dulce, formada por células de parenquima muy alargadas en sentido radial, a menudo con fibras dirigidas en el mismo sentido que le dan la consistencia esponjosa característica (León, 1987; Martínez 1979; Morean, 1991).

Monografias.com

Figura 2: morfología

Aspectos fisiológicos

No se localizó la referencia

Aspectos citológicos

Espinosa (2002), en un estudio de la anatomía foliar del Icaco encontró que el índice estomático fue de 12,4 con frecuencia estomática de 243 estomas/ mm2. Estas hojas son de tipo hipostomáticas con estomas paracíticos. En ambas epidermis las células contienen taninos condensados y engrosamientos celulósicos en la pared externa con una cutícula delgada; en la epidermis adaxial observó algunas divisiones periclinales. Las hojas jóvenes tienen en la superficie abaxial tricomas simples unicelulares en forma de estilete, principalmente sobre la nervadura central, márgenes y ápice de la lámina foliar. Se puede diferenciar a el mesófilo en parénquima esponjoso y en empalizada. La vaina del haz es parenquimática y las extensiones de ésta pueden ser colenquimáticas ó esclerenquimáticas.

Monografias.com

Figura 3: Corte transversal de la hoja madura de C. icaco

El origen de las raíces adventicias, encontrado por Vargas (1998), es el cámbium vascular y el de las raíces laterales es el periciclo, esto en experimentos de enraizamiento de estacas.

Fenología

No se localizó la referencia

Usos

El fruto, que se obtiene de recolección en poblaciones silvestres o en proceso de domesticación (huertos familiares), se usa en primera instancia como alimento, pudiéndose consumir (el arilo o pulpa) en fresco, en bebidas refrescantes, en almíbar, jaleas, o bien, fermentado con azúcar en forma de cocktel o licor. Al igual que las hojas, producen un tinte negro. El fruto inmaduro hueco es usado por los niños para aplastarlo haciéndolo explotar, así juegan a que detonan un arma de fuego.

Monografias.com

Figura 4: fruto

La semilla suele ser consumida cruda o tostada (se hace el símil con una nuez o con cacahuate tostado). También tiene uso artesanal ya que con ellas se elaboran collares y aretes.

Algunos estudios como el de Gustafson et. al. citado por Vargas (1998 y 2000) revelan que se ha probado, con resultados prometedores, el efecto inhibitorio del extracto orgánico de las raíces contra el Virus de Inmonudeficiencia Humana (HIV-1) en células in vitro.

Diversos usos medicinales se enumeran de algunas preparaciones (por ejemplo infusiones) de frutos, hojas, cortezas o raíces como antidisentérico, orexigénico, contra la leucorrea, catarros vesicales y hemorragias (P. ej. En brasil y en El Salvador tratan la diarrea crónica hirviendo 5 gramos de fruto, raíz, corteza u hoja en 250 ml de agua, le dan al paciente de 2 a 3 tazas durante el día), incluso las hojas pudieran tener propiedades hipoglucemiantes. La corteza, hojas y raíz son astringentes.

Otros usos que se le dan a la planta es como combustible, para hacer diversas construcciones y muebles con la madera, La planta completa tiene una buena apariencia por lo que es usada como ornamental, en cercos vivos también se le ha usado. Un uso importante y poco explotado es su capacidad de conservación de suelos en áreas costeras ya que se reporta como especie resistente al fuego y a heladas ligeras (Vargas, 1998 y 2000; Morean, 1991; Francis, 2003).

Fitoquímica

Se dice que la impopularidad del fruto entre las personas se debe a su alto contenido de taninos, de hecho, la propiedad de astringente se debe precisamente a la presencia de estos compuestos (Morean, 1991). Cardellina (1993) menciona que los taninos y los polisacáridos aniónicos son los componentes antivirales comunes que se encuentran en los extractos.

Las semillas son ricas en ácidos grasos (51% de aceites) y se han identificado de la siguiente manera:

Tabla 1: Ácidos grasos presentes en semillas de Icaco

(Fuente: Vargas, 1998)

ACIDO GRASO

PORCENTAJE EN SEMILLA

Palmítico

04%

Esteárico

18%

Oleico

11%

Linoléico

06%

araquídico

01%

elosteárico

22%

parinárico

10%

Licánico

10%

4-oxoparinárico

18%

El fruto, además de las grasas mencionadas en la semilla, es rico en vitaminas (principalmente ácido ascórbico) y minerales como el calcio, fósforo y hierro.

Tabla 2: análisis bromatológico de algunas especies frutales tropicales

(según duke citado por vargas, 2000)

Especie

Parte analizada

Calorias

Agua

Proteinas

Grasas

Carbohidratos

fibras

Annona muricata

Fruto

60

83.1

1.0

0.4

14.9

1.1

Chrysobalanus icaco

Fruto

47

86.3

0.4

0.1

12.4

1.0

Coccoloba uvifera

Fruto

73

79.1

1.4

0.3

18.2

2.1

Inga edulis

Semilla

118

63.3

10.7

0.7

24

1.6

Manilkara zapota

Fruto

94

75.0

0.5

1.1

23

1.6

Psidium guajava

Fruto

69

80.6

1.0

0.4

17.3

5.6

Tabla 2. Continuación...

Cenizas

Ca

P

Fe

Carotenos

Tiamina

Riboflavina

Niacina

Ac. ascórbico

0.6

24

28

0.5

10

0.07

0.05

0.9

26

0.8

38

17

0.6

0

0.04

0.03

0.3

9

1.0

54

33

1.2

0

0.03

0.03

0.6

17

1.3

192

128

3.1

0

0.19

0.13

1.2

13

0.4

24

10

1.0

20

0.01

0.01

0.2

15

0.7

15

24

0.7

75

0.05

0.04

1.1

132

Plagas y enfermedades

Se ha reportado en Venezuela a C. icaco como planta hospedera de dipteros pertenecientes a la familia Trypetidae llamadas comúnmente "moscas de las frutas"; entre estas moscas indudablemente las más frecuentes pertenecen al género Anastrepha, otro insecto que ha dañado a la especie es Ceratitis capitata Wiedemann (Boscán, 1978; Rubio, 1968). Así también, es hospedera de el ácaro fitófago Oligonychus bagdasariani (Quirós, 1991).

Mecanismos de reproducción y consecuencias en producción y mejoramiento genético

Se reproduce naturalmente de manera sexual, Vargas (1998) reporta que germina a los dos o tres meses en condiciones normales, por ser una planta de crecimiento lento hay que esperar unos diez meses, tiempo aproximado en que las plantas alcanzan medio metro de altura y son aptas para el transplante. Francis (2003) y el Royal Botanic Garden documentan que la dispersión de la semilla se lleva a cabo por que la diaspora puede ser transportada por gravedad, agua, o bien ser consumida por aves, animales domésticos y el mismo humano.

De manera artificial, se ha intentado reproducir vegetativamente por estacas con aplicaciones de hormonas, los tratamientos con mejores resultados en este rubro han sido hacer el enraizamiento en otoño con estacas apicales tratadas con AIA 500 mg L-1 y estacas intermedias en posición horizontal tratadas con Radix 10 000( al 100%. Con esto, se podrán obtener plantas completas en menor tiempo, acortar su periodo juvenil y obtener frutos en un plazo menor que si se propaga por semillas (Vargas, 1998). Además, de manera vegetativa se pueden duplicar características deseables y en caso de establecer plantaciones se podría homogeneizar con este método, la desventaja sería que se perdería variabilidad genética de aquellos genes de adaptabilidad al ambiente con lo cual se va en contra del primer lineamiento en la introducción de plantas establecidos por León (Notas del curso de recursos fitogenéticos; Ortega, 1996)

Densidad de siembra y producción

Aunque se reporta cultivado en Venezuela es de distinguirse la ausencia de datos agronómicos, Leal (2000) construyó un modelo de huerto multiestrato o sistema agroforestal (para Venezuela) en el que sugiere una serie de especies para tener producción a corto, mediano y largo plazo, dentro de las de largo plazo (+ de 3 años para comenzar producción) incluye a C. icaco con una posible distancia de siembra de 8 x 4 metros estableciendo 20 plantas por parcela. En su calendario agronómico establece que la producción va de Febrero a Abril (recordar que es para Venezuela donde la temporada lluviosa es en diciembre).

Ubicándonos en México, particularmente en Tabasco, podemos construir el siguiente calendario de floración y producción basado en Vargas (2000):

Tabla 3: Calendario de floración y fructificación de C. icaco basado en Vargas (2000)

Ene

Feb

Mar

Abr

May

Jun

Jul

Ago

Sep

Oct

Nov

Dic

Floración

(

(

(

(

Fructificación

(

(

(

(

(

(

Aunque la planta comienza a producir frutos a partir del tercer año, esta producción se estabiliza hasta el sexto o séptimo año (Vargas, 1998).

DIVERSIDAD, LOCALIZACIÓN Y ECOLOGÍA

Centros primarios y secundarios de diversidad

Uno de los principios vavilovianos aceptados es que la agricultura tiene un origen múltiple, este es el caso de la especie referida la cual, según citas de Vargas (1998), es originaria tanto de América como del continente africano, se ha naturalizado en Asia (India y Vietnam) e Islas del Pacífico; en América se distribuye desde Florida hasta el sur de Brasil, principalmente en las zonas costeras y en los litorales orientales de Colombia a Ecuador, incluyendo islas del caribe, las antillas y las Bahamas. En África, se le conoce desde Guinea hasta Angola, en Tanzania, Camerún, Senegal y en Trinidad Tobago.

Particularmente en México, se ha reportado su distribución (Datos de diferentes herbarios citados por Vargas, 1998) en ambas costas: por el lado del golfo la tenemos desde Tamaulipas hasta Yucatán y en el Caribe (Quintana Roo); del lado del Pacífico está desde Guerrero hasta Chiapas.

Monografias.com

Figura 5: distribución

Ecología

Es una especie que habita en áreas costeras de dunas arenosas; en bordes de lagunas y corrientes de agua; suele ser abundante en suelos rocosos y/o secos donde generalmente otro tipo de plantas están sujetas a estrés hídrico, se desarrolla bien en suelos arenosos y salinos pero usualmente el subsuelo donde llega a desarrollarse es de drenaje pobre.

En México, en lugares donde la vegetación predominante es sabana y matorral de duna costera se le ha encontrado asociado con nanche (Byrsonima crassifolia), este a su vez es codominante en ciertas áreas con Curatella americana y Crescentia cujete, también se asocia con Thrynax radiata, Coccothrynax sp, Coccoloba sp, y C. uvifera (uva de playa) , Cordia sp., Acoelorhaphe wrighti, Morinda yucatanensis, cactáceas y Pinus caribea.

Cuando se encuentra en vegetación de selva baja inundable se asocia con Dalbergia glabra y Acoelorhaphe wrighti. En selva mediana subperenifolia con la familia Palmae; en vegetación riparia y manglares con Rhizophora mangle, Conocarpus sp., Laguncularia sp., Bucidas buceras, Pachira aquatica y miembros de la familia Mimosaceae. Dentro de selvas bajas caducifolias, selva mediana subcaducifolia y en el ecotono entre duna costera y selva mediana se encuentra junto a Randia sp., Chiococca sp. y Flaveria sp. Se ha encontrado también como parte del sistema de cultivo de coco (Cocos nucifera) en el que en algunos lugares también le asocian cítricos, en los huertos familiares de Tabasco, Oaxaca y Chiapas es común encontrarlo junto con el coco, nanche, tulipan (Hibiscus sp.), guayaba (Psidium guajava), rosáceas y apocinácas.

Transfiriéndonos al otro centro de origen, en África habita costas expuestas al viento, el lado terrestre de los manglares y orillas de los cursos bajos de los ríos. Las especies con que se asocia son:

Dalbergia ecastaphyllum

Drepanocarpus lunatus

Ximenia americana

Calophyllum inophyllum

Diospyros tricolor

Eugenia coronata

Fagara xanthoxyloides

Oxistigma mannii

Rhizophora racemosa.

En relaciones de esta planta con la fauna tenemos que por el tipo de flor rica en néctar es visitada frecuentemente por las abejas (Apis mellifera) y por otros insectos. Las aves recurren a menudo a esta planta para consumir el fruto, esto resulta de importancia en su dispersión (Vargas, 1998; Morean, 1991).

Instituciones e investigadores que trabajan con esta especie

No se puede hablar de que alguna institución se dedique a investigar exclusivamente esta especie, más bien, donde se ha reportado son centros de información como los diferentes herbarios tanto nacionales e internacionales, también el mismo Royal Botanic Gardens en Kew Londres, Inglaterra ha reportado información de la especie, por cierto, en esta institución labora el Dr. Ghillean T. Prance, quien es especialista en la familia Chrysobalanaceae y le ha puesto especial interés a C. icaco. También resalta el manejo de información que ha dado el ministerio de ambiente y servicio nacional división forestal de Trinidad y Tobago. En el país, otras instituciones que han trabajado con el Icaco son la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) y el Colegio de Postgraduados en ciencias agrícolas (C. P.). En la UJAT (División Académica de Ciencias Biológicas) se ubica a la M. C. Georgina Vargas Simón y en el C. P. a el Dr.© Gregorio Arellano Ostoa (Instituto de Recursos Genéticos y Productividad, especialidad de fruticultura) y al Ph. D. Ramón Marcos Soto Hernández (Instituto de Recursos Naturales, especialidad de Botánica). Otros investigadores nacionales que se pueden citar por haber sido coautores en artículos referentes a C. icaco son: René Fernando Molina Martínez (UJAT), María Teresa Rodríguez González (C. P.), José Alberto Escalante Estrada (C. P.), Eduardo García Villanueva (C. P.), Guadalupe Espinosa Osornio (C. P.) y Emil Mark Engleman Clark (C. P.)

Colecciones existentes.

Por su característica de recalcitrante, para conservar el germoplasma se hace necesario la conservación en colecciones de campo, en el CATIE, la especie se encuentra en el listado de colecciones de campo con tres accesiones y en el listado de especies conservadas en el jardín botánico CABIRIA I del mismo centro

ASPECTOS ESPECIALES

Recursos genéticos

En los experimentos de enraizamiento realizados por Vargas (1998) existió un gran porcentaje de estacas muertas, la mayoría no enraizó pero permanecieron vivas. Este fenómeno se atribuye a que se trabajó con árboles silvestres destacando que es uno de los factores de indicar cuando son especies no domesticadas que se quieren propagar.

Los individuos de esta especie presentan variabilidad en cuanto a sus características morfológicas, también existe la posibilidad de que tengan diferencias químicas en sus compuestos secundarios que pudieran servir de base para estudios quimiotaxonómicos. Es así como se plantean estudios de identificación de flavonoles y flavonas que en otras plantas han sido útiles para determinar el parentesco de híbridos, así como el reconocimiento y registro de nuevos cultivares. En resultados preliminares se indica la presencia del flavonol quercetina 3-arabinósido y de la flavona apigenina-7-0-glucósido (Vargas, 2000b).

DESCRIPTORES

No existen descriptores específicos para el caco, en todo caso se puede adaptar al de frutales tropicales del IPGRI (Ver anexo)

CONCLUSIONES

A pesar de los antecedentes referidos para C. icaco aún siguen haciendo falta una serie de estudios para conocer la factibilidad o no del cultivo de esta especie, todo parece indicar que es una maravilla de planta por sus múltiples propiedades pero si se pretende introducir como componente en sistemas agroforestales habría que evaluar que no tenga propiedades alelopáticas.

Asimismo, la ausencia de datos agronómicos conlleva también a la ausencia de datos de orden genético. Parece que en su composición fenotípica no hay caracteres que se requieran mejorar ya que por ejemplo en altura de planta, se tiene variabilidad desde aquellas herbáceas hasta los árboles.

LITERATURA CITADA

Boscán de M., N.; Dedordy, J. R.; Requena, J. R. 1978. estado actual de la distribución geográfica y hospederas de Anastrepha spp. (diptera-trypetidae) en venezuela. Agronomía tropical 30 (1-6): 63

Cardellina, J.H. et. al. 1993. A chemical for the dereplication and screening strategy prioritization of HIV-inhibitory aqueous natural products extracts. Journal 56 (7)

Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE). En:

Espinosa-Osornio G.; Vargas-Simón, G y Engleman M. 2002. Contribución al estudio de la anatomía foliar del icaco (Chrysobalanus icaco L.). (Versión electrónica) Bioagro 14 (1): 29-36

Francis, John. 2003. Chrysobalanus icaco L. coco-plum. Forest Service of United Estates Department of Agriculture (USDA). En: http://www.fs.fed.us/global/iitf/pdf/Chrysobalanus%20icaco%20L.pdf

http://personales.mundivia.es/schrader_gomera/costric2.htm raritäten   in   costa   rica. (Figuras 1 y 3)

IPGRI. 1980. Tropical Fruit Descriptor. Roma, Italia

Leal, F.; Navas, J. A. 2000. cultivos multiestrata: un modelo de desarrollo agrícola para el área de barlovento. Rev. Fac. Agron. (Maracay) (versión electrónica). 26:67-77. En: http://www.redpav-fpolar.info.ve/fagro/v26_2/V262M001.htm

León, J. 1987. Botánica de cultivos tropicales. IICA. San José, Costa Rica.

Martínez, M. 1979. Catálogo de nombres vulgares y científicos de las plantas mexicanas. FCE. México, 1220 p.

Morean, F.K. 1991. L" icaquier ou Fat-pork (Chrysobalanus icaco, famille des Rosacées). Un fruit sauvage comestible pour les zones arides. Fruits – 46 (6)

Notas del curso de recursos fitogenéticos

Ortega P., R. 1996. Conferencia magistral: Cultivos potenciales y recursos fitogenéticos. En: Hernández T., M.; Romero P., J. 1996. Reunión regional. Recursos genéticos potenciales, tecnologías alternativas y mercados para la agricultura de la región centro occidente de México. Chapingo, México.

Prance, G. T. 1972. Flora Neotropica. Monograph No. 9. Chrysobalanaceae. Hafner Publishing Company. New York, EUA.

Quirós de G., M.; Viloria, Z. 1991. Tetranychus urticae KOCH y Oligonychus bagdasariani Baker y Pritchard, (ACARI: TETRANYCHIDAE) acaros fitofagos de importancia en vid (Vitis vinifera L.) en el estado Zulia.- descripción taxonómica y daños (Versión electrónica). Revista de agronomía (Luz) 8 (1): 1-14. Revista de la red de publicaciones agrícolas de Venezuela (http://www.redpav-fpolar.info.ve/ ) en red.

Royal Botanic Garden, Kew. En: http://www.rbgkew.org.uk/

Rubio E., E. 1968. Estudio preliminar de los insectos perjudiciales a los árboles de níspero (Achras Sapota Linneus ) en el estado Zulia, Venezuela. Revista de la Facultad de Agronomía (LUZ) 1(1):1-24.

Vargas -S. G.; Arellano – O., G.; Soto- H., R. 1999. enraizamiento de estacas de icaco (Chrysobalanus icaco l.) sometidas a aplicaciones de auxinas. Bioagro 11(3): 103-108.

Vargas, S. G.; F. Maldonado.; A. Sol. y R. F. Molina. 2000a. frutales tropicales de Tabasco. Segunda edición. Centro de investigación de ciencias biológicas. Unidad Sierra. UJAT. México. 137 p

Vargas S., G.; Soto H., R.; Rodríguez G., Ma. T.; Escalante E., J. 2000b. Análisis fitoquímico preliminar del fruto de icaco (Chrysobalanus icaco L.): flavonoles y flavonas. Revista Chapingo, serie horticultura. 6 (2)

Vargas- S., G. 1998. icaco (Chrysobalanus icaco L.), análisis químico de flavonoides y propagación por estacas. Tesis de maestro en ciencias. Colegio de postgraduados en ciencias agrícolas. Montecillo Edo. de México.

 

 

Autor:

López Cruz Luis Antonio

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Agricultura y Ganaderia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.