Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

 Programa de capacitación en comunicación eficaz

Enviado por guara37



Partes: 1, 2

dirigido a los facilitadores del Instituto de Mejoramiento profesional del Magisterio

Sub-programa extensión núcleo Lara, para afianzar el comportamiento productivo de los participantes 

  1. Resumen
  2. El problema
  3. Marco referencial
  4. Marco metodológico
  5. Formulación del proyecto
  6. Conclusiones y recomendaciones
  7. Referencias

RESUMEN

 El propósito del este estudio fue diseñar un Programa de Capacitación en Comunicación Eficaz dirigidos a los facilitadores del I.M.P.M. para afianzar el comportamiento productivo de los participantes. El diseño de la investigación está enmarcado en la modalidad de Proyecto Factible. El mismo se desarrolló a través de cuatro etapas que son: Etapa I. Apoyada en una investigación de campo de carácter descriptivo, que permitió aplicar una encuesta a los 20 facilitadores, sujeto de estudio. La técnica aplicada permitió obtener datos que evidenciaron la necesidad de diseñar el Programa en Comunicación Eficaz. Etapa II. Una vez analizado los resultados del diagnóstico y evidenciada la necesidad de diseñar el programa en Comunicación eficaz, se diseño la Propuesta en base a Fundamentación Teóricas y a los siguientes contenidos: objetivos, contenidos, actividades, estrategias, recursos, evaluación y tiempo de ejecución. Etapa III. La cual se inició con la presentación de la idea sustentación teórica de la misma, selección de la población, aplicación del instrumento, análisis de los datos y desarrollo de las demás etapas. Etapa IV. En la cual se analizó la demanda y oferta de los docentes ante el programa, asimismo la capacidad del proyecto, localización física y cronograma de actividades para su ejecución, también se analizó el aspecto financiero en cuanto al capital disponible o el financiamiento para desarrollarlo, con la finalidad de impulsar el potencial comunicacional de los facilitadores universitarios.

 Descriptores: I.M.P.M., Capacitación, Comunicación Eficaz, Comportamiento Productivo.

Introducción

 La educación ha sido reconocida universalmente como un derecho primordial del individuo, además de formar un requerimiento fundamental para el adelanto económico, social y cultural de las naciones, lo que ha concebido nuevos retos al sistema educativo.

Sobre la base de esta idea, es primordial buscar el mejoramiento de la calidad de la educación, a fin de refrendar la preparación del educando que demanda el sector laboral venezolano. Es por ello, que para hacer frente a tal requerimiento es indispensable que el factor humano, quien orienta los principios del sistema educativo, se sumen a la práctica educativa con estrategias instruccionales como técnicas, métodos y recursos novedosos que propicien la formación de un individuo crítico y reflexivo del contexto social en el cual se desenvuelve.

En el marco de estos argumentos, se vislumbra la trascendencia del propósito de esta investigación, en cuanto al Diseño de un Programa de Capacitación en Comunicación Eficaz, dirigido a los Facilitadores del Instituto de Mejoramiento Profesional, Núcleo Lara; con el fin de brindarle la posibilidad a los facilitadores en estudio, de conocer y administrar durante su acción pedagógica, una técnica efectiva de comunicación que le permitirá motivar y afianzar el comportamiento productivo de los participantes.

En consecuencia este estudio de naturaleza proyecto factible se dividió en cinco capítulos distribuidos de la siguiente forma:

Capítulo I: Comprende el problema, justificación y objetivos que se plantean en el trabajo. Capítulo II: Presenta el marco referencial contentivo de los antecedentes de la investigación y bases teóricas. Capítulo III: Describe la metodología, su naturaleza y diseño, se plantean las cuatro etapas a desarrollar en el proyecto factible para alcanzar los objetivos de la investigación. Capítulo IV: Se describe en forma detallada la Etapas I, II, III y IV del Proyecto. Estas Etapas comprenden el estudio diagnóstico, el cual evidenció la necesidad de diseñar el Programa. El diseño del Programa en cuanto a Presentación, Fundamentación y Estructura. Se determinó el método, las actividades y recursos para su ejecución. Finalmente se describe la viabilidad de llevar a cabo el Proyecto, en cuanto a las conclusiones del estudio técnico de mercado y financiero.

El Capitulo V: Consta de un conjunto de conclusiones y recomendaciones generadas durante el desarrollo y culminación de la investigación. Por último se presentan las referencias y anexos correspondientes. 

CAPITULO I

EL PROBLEMA

Planteamiento del Problema

En una organización el proceso administrativo debería estar aplicado al acrecentamiento y conservación del esfuerzo, las experiencias, los conocimientos y las habilidades de sus miembros, en beneficios del individuo, de la organización y del país en general.

Por lo tanto, toda organización que pretenda dar respuesta a esta exigencia debe apropiarse de técnicas que lleven a promover el desempeño eficiente de su personal, mejorando sus habilidades, haciendo uso de sus capacidades y elevando sus potencialidades, y uno de los medios para lograrlo es la comunicación.

A tal efecto Luna citado por Bracho de González (1993) considera la comunicación como parte vital de toda organización, donde existe la interacción, dada por el trato, el contacto que se establece entre las personas, en diferentes contextos e intervalos de tiempo.

Basado en este criterio, la comunicación, constituye parte esencial en el desarrollo de la capacidad, motivación, y productividad entre los miembros de una organización para mejorar los niveles de efectividad y eficiencia de las mismas.

Tal como lo señala Ribeiro citado por Quintero (2000) la comunicación es un arte y una ciencia que vienen dada con una virtud, para la cual es necesario tener en cuenta el entendimiento y el conocimiento de todos los que participan en ella, por lo que se necesita contar con las técnicas que pueden hacer de cualquier persona un buen comunicador.

De acuerdo con lo plateado, el factor comunicación es fundamental en toda organización y más aún de la organización educativa, cuya naturaleza es esencialmente comunicativa, lo que deriva la necesidad de contar con profesionales que respondan a las exigencias y expectativas del proceso comunicacional.

De allí, que se requiere de docentes capacitados en establecer contactos e interacción con sus semejantes, que desarrollen habilidad para mantener y mejorar el esfuerzo en una situación interpersonal educativa, a través de la expresión de sentimientos y deseos. En síntesis, los docentes si en verdad quieren transmitir, deben comunicarse eficazmente, a modo de que propicien un ambiente favorable para estimular en el educando la voluntad de hacer, alcanzar el éxito y evitar el fracaso.

Al respecto Pascuali, citado por la UNA (2000), señala que el cambio tecnológico constante hace indispensable la capacitación, si ella existe, se facilita el cumplimiento efectivo de la labor dentro del trabajo. No importa el nivel jerárquico que se tenga dentro de la institución ya que en cada nivel se necesita de una capacitación, eso va a elevar el nivel de eficiencia de todos los facilitadores, al igual que el aumento de productividad o calidad de la instrucción que se ofrezca.

Siendo este el escenario, las universidades requieren la elaboración de programas de capacitación con estrategias innovadoras que permitan al docente la adquisición de canales múltiples de comunicación en cuanto a su naturaleza, elementos y técnicas que desarrollen en ellos la habilidad de escuchar ideas, captar sentimientos, complementándose con lo que piense y sienta el sujeto activo del proceso de aprendizaje, para que sea vista como una función activa e interactiva, por medio de la cual se establezcan relaciones interpersonales mantenidas y cambiantes, del ser humano con el que interactúa, que posee creencias, realidades y valores.

De lo anterior se deriva, la importante implicación que tiene la comunicación del facilitador centrada en el participante, la cual esta dirigida a la orientación y ayuda en las dificultades, sensibilidad, opiniones, sentimientos y problemas, libertad para preguntar y disentir, respetar al estudiante cuando se equivoca; motivar y animar en todo momento, ser objetivo sin crueldad. El docente que desarrolla estas conductas es percibido como líder motivador, inspirador e influyente en el desarrollo y crecimiento de los alumnos.

Tal como lo señala Castillo (2000), la motivación del docente influye en las rutas que establece, perspectivas asumidas y expectativas de logro como, atribuciones que hace de su propio éxito o fracaso. Por tal motivo, en el facilitador es de gran relevancia su actuación, el mensaje que transmite y la manera de organizarse.

Desde este enfoque, el facilitador debe convertirse en un auténtico conocedor de los valores que rigen la conducta, de emitir mensajes con significados valiosos, influir en los demás, ayudar a otros a renovarse constantemente, gratificar oportunamente el desempeño, generar auto confianza y despertar motivación, en general ser un facilitador comunicativo.

Al respecto. Abolio citado por Rivas (1990), señala entre las conductas que maneja un facilitador comunicativo están: promover la actuación de otros, modelar, estimular afecto, celebrar los logros y reconocer contribuciones individuales. Se trata entonces, de lograr que los facilitadores estén preparados y aprendan a comunicarse como medio efectivo para alcanzar altos niveles de motivación y productividad y en consecuencia elevar el nivel de vida del participante.

Sin embargo, algunos facilitadores especialmente del caso en estudio; que pertenecen al área de Extensión del Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio; emplean durante sus orientaciones una comunicación débil en su propósito de estimular, de influir en la totalidad de la persona y de propiciar en el participante sentimientos de empatía y construcción significativa de lo que se informa que perdure en el tiempo

En concordancia a este planteamiento Rogers, citado por Varas (1989), manifiesta que el aprendizaje significativo está determinado en alto grado por una relación y comunicación armoniosa y empática entre facilitador y el participante, la cual conjuga la posibilidad de transmitir pensamientos, sentimientos y conocimientos que favorezcan la motivación de los alumnos.

Múltiples son las razones que pudieran dar origen a que el facilitador no conjugue la comunicación como la posibilidad de trasmitir pensamientos, sentimientos y conocimientos que favorezcan la motivación de los alumnos. Entre ellos se pueden mencionar: la alta obsolescencia pedagógica regida por la disciplina, el limitado aprovechamiento de la relación facilitador – participante ya que no se valora el dialogo, bajo nivel motivacional del desempeño profesional y escasa posibilidad de adquirir capacitación académica en el nivel de comunicación, específicamente.

Sobre este problema se han interesados varios investigadores entre los cuales se destacan: Mendoza (1998) quien concluye que las organizaciones de hoy necesitan un cambio de paradigma en los procesos gerenciales para hacerlos funcionales y eficientes. El gerente educativo no puede mantenerse en el ayer, ajustado exclusivamente en planificar, organizar, controlar y coordinar. Se requiere de un líder versado, creativo, innovador, que integre la diversas actividades, que conjugue la comunicación entre todos los miembros de la organización educativa, capaz de tomar decisiones, hacer seguimiento del proceso y establecer práctica habilidades para optimizar el progreso de la organización educativa.

En el mismo orden de ideas, Valera (2001), plantea que para optimizar la interrelación facilitador – participante en el subprograma de educación superior del Instituto Pedagógico "Luis Beltrán Prieto Figueroa", es necesario un programa de comunicación que optimice la interrelación facilitador – participante, por cuanto contribuirá a un funcionamiento efectivo de los procesos educativos.

En consecuencia, se puede resaltar que la comunicación es de vital importancia en las organizaciones de educación superior, donde la relación entre facilitador y el participante debe ser precisa y motivadora, para lograr los objetivos planteados por ambos integrantes del sistema educativo. Por este motivo es de gran interés para el estudio capacitar al docente de este nivel, para lograr que se sensibilice e internalice las estrategias comunicacionales dirigidas a estimular la productividad del alumno, para que pueda hacer frente al contexto social en el que se desenvuelve, y poder discernir sobre el porque de los hechos y estar en posibilidad de favorecer los cambios que el país requiere.

 Objetivos del Estudio

  1. Diagnosticar la necesidad de capacitación en competencias comunicacionales del facilitador del Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio.
  2. Determinar los procedimientos teóricos y metodológicos que garanticen la viabilidad de la propuesta, que atienda la necesidad pedagógica en comunicación eficaz.
  3. Diseñar un Programa de Capacitación en Comunicación Eficaz dirigidos a los facilitadores del Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio Núcleo Lara, que permita fortalecer la productividad de los participantes.

 Justificación del Estudio

 Las nuevas formas de la comunicación social han venido sin duda a reformar los parámetros de la convivencia, del control social, de las concepciones del mundo y de la educación, lo que hace que su dimensión ética merezca un tratamiento adecuado. Si esto es así, la fundamentación de la comunicación para los tiempos actuales, requiere que la universidad comience por capacitar su recurso humano, en el marco comunicacional; ya que es imperante que este pilar fundamental, quien tiene la responsabilidad de formar, facilitar y enriquecer el conocimiento de los alumnos, esté debidamente preparado en el intercambio, comprensión y efectividad de la comunicación.

Basados en este planteamiento, el estudio constituye un aporte valioso, ya que la comunicación es indispensable en la interrelación constante que se da entre el facilitador y el participante, y por lo tanto la misma debe estar enmarcada en una expresión libre, eficaz, directa, franca, responsable, empática, con alto grado de confianza, estimuladora, que refuercen positivamente al participante y deje de lado la emisión de juicios de castigo. Ya que sólo en esa medida en que la comunicación sea positiva y se aprenda de las respuesta que el interlocutor ofrece; en esa medida se establecerá una comunicación eficaz.

Cada uno de estos aspectos son los que se abordan con el programa de comunicación eficaz, y es lo que hace relevante la investigación, puesto que brindará al facilitador herramientas comunicativas pertinentes y eficaces que le den el poder de aceptar al otro, influir, transformar, sensibilizar y que le permitan a este último recrear y construir un sistema cognitivo – emocional adaptado a nuevas realidades. Tal como lo señala Senge (1990) "Las organizaciones que cobrarán relevancia en el futuro serán las que descubran como aprovechar el entusiasmo y la capacidad de aprendizaje de la gente". (p12).

Además el estudio constituirá un aporte valioso, puesto que manejará información teórico – práctico para reflexionar sobre la comunicación eficaz muy particularmente en el desempeño del docente universitario; por estar enmarcado en la línea; de investigación de estrategias Innovadoras. Por otra parte servirá de insumo a futuras investigaciones similares a la que se presenta. 

CAPITULO II

MARCO REFERENCIAL

Antecedentes de la Investigación

 La capacitación docente es una necesidad, una búsqueda de respuesta a nuevos interrogantes que plantee la transformación curricular, la modificación de los contenidos y de las estructuras del sistema educativo y al mismo tiempo debe producir la reflexión crítica sobre la práctica con la tarea y con el alumno.

Ante esta realidad, el sistema educativo Universitario preocupado por la calidad de la enseñanza, debe proveer actualización al facilitador con el propósito de proporcionar estrategias innovadoras que le permitan desempeñar con efectividad y productividad, las actividades que se desarrollan en el aula, mediante una comunicación: fluida, precisa, motivadora y estimuladora; a fin de lograr la eficiencia de las instituciones y satisfacer las necesidades y aspiraciones individuales y colectivas.

Sobre este particular, son varios los autores que se han interesado en realizar investigaciones, similares, cuyas conclusiones se describen a continuación.

Castro (1990), el objetivo de su estudio fue determinar en que medida se evidencian las características comprensivas y comunicativas en los estudiantes del Instituto Pedagógico "José Manuel Siso Martínez", en relación con el sexo, edad, estado civil y ocupación de los mismos. El investigador se basó en la teoría humanística de la psicología y la educación, para la elaboración del instrumento de investigación. Los resultados indicaron que las características comprensivas y comunicativas estaban presente de manera significativa y homogénea en la mayoría de los estudiantes que estaban casados y que tenían ocupación docente.

Por lo que sugiere realizar nuevos estudios para seguir determinando si el factor comprensivo y comunicativo de un estudiante, tienen que ver con su experiencia previa al ingreso a la institución, o es una consecuencia de su vivencia durante el proceso de formación docente suministrada por los facilitadores universitarios. Aspecto relevante para el estudio que se presenta, en vista de considerar como pilar fundamental en la productividad del participante la influencia de los facilitadores, cuya actualización en aspectos, muy específicos como en este caso la comunicación, harán posible su desarrollo profesional, en aras de proporcionar a sus facilitados una práctica pedagógica acorde a la realidad en la que se desenvuelven.

Otro autor, Bracho de González (1993), en su trabajo de investigación, cuyo objetivo; fue estudiar el modelo de comunicación que caracterizaba al gerente educativo de la Escuela Básica. Para lo cual empleo un modelo que midiera dicha variable y determinó que el modelo empleado por los gerentes es de dirección descendente y por lo tanto los docentes que tiene a su cargo están poco satisfechos, frente al modelo comunicación al utilizado por su superior.

Este estudio se justifica para la investigación que se presenta, en vista de considerar como debilidad el hecho de que la comunicación empleada por los entes que tienen bajo su responsabilidad un recurso humano, sea direccional. Sin embargo, el mismo no plantea solución al respecto, aspecto que si se pretende abordar con este estudio; con el propósito de brindar oportunidades de actualización en el tema de comunicación a gerentes y facilitadores educativos.

Asimismo Vilera (2000), en su investigación de campo tipo descriptivo, cuyo propósito fue diagnosticar las necesidades de adiestramiento gerencial en los directores del Centro de Atención al Niño, específicamente en principio de liderazgo, motivación y comunicación. Luego de aplicado los instrumentos, la investigadora comprobó que él planteamiento de la hipótesis del estudio coincidía con los resultados obtenidos; por lo que sugirió la necesidad de establecer lineamiento en adiestramiento gerencial con base a los principios antes señalados; que le permitan a los directores orientarse en el desarrollo de su gestión.

La propuesta de esta investigación es relevante para el estudio que se presenta, ya que pretende dar orientación gerencial mediante el adiestramiento en comunicación, con el fin de que los entes involucrados afiancen su formación y puedan lograr mayores niveles de comunicación e integración. Dicha visión es la que aspira reforzar con los planteamientos presentados

Por otra parte Díaz (1999), elaboró un programa de estrategias comunicacionales, motivacionales y de liderazgo, para la optimización del clima organizacional de la Unidad Educativa Nacional "Las Veritas", previo diagnostico de los factores que intervienen en el clima organizacional de la mencionada institución. Se encontró que en el mismo prevalece una comunicación descendente, la motivación al esfuerzo se hace ocasionalmente y el liderazgo que predomina es el no participativo; lo que trae como consecuencia que el personal no demuestre optimización y progreso.

Desde esta perspectiva, esta investigación es significativa con respecto a la que se presenta, ya que en ambas se pretende con el diseño de un programa en estrategias comunicacionales, optimizar el desempeño docente como eje fundamental de las relaciones, convivencia y aprendizaje dentro de la institución educativa.

En el mismo orden de ideas, Guedéz (2000), presentó un proyecto factible, luego de diagnosticar la forma como los directores de las escuelas básicas conducían la comunicación en relación con su personal. Sobre la base de los resultados obtenidos, logro evidenciar la necesidad que tienen los directivos de ser capacitados en comunicación eficaz, con la finalidad de estimular al personal docente a trabajar en forma mancomunada para lograr los objetivos de la institución. Por lo que propone diseñar un programa de capacitación en comunicación eficaz, dirigidas a los directores de la escuela ante citada y mejorar así su desempeño.

El aspecto más relevante de este estudio y el cual se relaciona con el que se presenta, está en el hecho de abordar el proyecto factible como vía para diseñar un programa de capacitación en comunicación, que proporcione herramientas cognitivas y prácticas, que permita aprovechar al máximo el potencial del recurso humano con que se cuenta en las instituciones; los cuales una vez actualizados desarrollen un proceso formador ajustados a las condiciones del día.

Para Paz (2000), en su trabajo del tipo documental. "La comunicación asertiva entre el personal directivo y docente de las instituciones educativas", en el cual analizó la situación comunicacional entre los actores antes mencionados, determinó que son muchas barreras comunicacionales que deben ser superadas con el propósito que prevalezca una comunicación que incentive y que conduzca la labor educativa de manera asertiva.

Esta investigación se justifica porque en ella se determina, luego del análisis exhaustivo; que las barreras comunicacionales presentes entre los actores del proceso educativo deben ser superadas; este elemento es relevante para el estudio que se presenta. Por otra parte es oportuno resaltar que ella no plantea una solución al problema, lo que si pretende esta investigación; como prioridad es reforzar la concepción sobre el tema comunicación que se debe manejar y abordar en las instituciones educativas.

Del mismo modo Pérez de Colagiácomo (2000), presentó un proyecto factible, apoyado en un trabajo de campo, cuya finalidad fue proponer un programa de capacitación sobre gerencia en el aula dirigidos a los docentes de la III etapa de las Escuelas Básicas. La autora, llega a la propuesta una vez ejecutada la primera fase, la del estudio diagnóstico, en el cual recogió datos de los encuestados, que al analizarlos determinaron que los docentes poseen una alta necesidad de capacitación sobre gerencia en el aula y las estrategias de comunicación, motivación, liderazgo y toma de decisiones, que le permitan ejecutar de una manera efectiva las funciones académicas y administrativas requeridas, para lograr los objetivos de proceso enseñanza – aprendizaje.

Este estudio resulta de gran interés para la investigación que se presenta, puesto que propone un programa de capacitación en comunicación, con el fin de que los involucrados, en este caso los docentes, puedan ampliar su desempeño en el aula y lograr avances significativos en el proceso enseñanza – aprendizaje. Dicho planteamiento es el que enfoca la investigación que se presenta.

Otro autor como Quintero (2000), en su trabajo de grado de carácter descriptivo, cuyo propósito fue, analizar la comunicación y su influencia en la motivación de los docentes de la Escuela Básica Barinitas, determinó que el proceso de comunicación desarrollado entre los docentes no es el más adecuado, carece de direccionalidad, la información transmitida no fluye con claridad ni al momento preciso. Existen barreras que dificultan el entendimiento y la comprensión. Igualmente presentan bajo nivel de motivación, participación y estímulo.

Para este estudio descriptivo su hallazgo versó en el hecho de considerar que la comunicación empleada por los docentes, por no ser la más adecuada, respecto a la teoría, la información no fluye, no hay entendimiento, ni comprensión. Esto es determinante para la investigación que se presenta por coincidir en sus hallazgo; acotando que en esta investigación si se propone solución al problema de comunicación.

En resumen, se puede decir que en los hallazgos encontrados por cada uno de los autores antes citados, impera la necesidad de que los facilitadores y directores quienes tienen a su cargo un grupo de recursos humanos, consideren la premisa de manejarse en un nivel de comunicación eficaz y estimuladora. Por lo que proponen en vista de las deficiencias encontradas, capacitación en comunicación que motive al personal a la optimización del desempeño, a modo de lograr sus satisfacciones personales y profesionales, aspecto relevante para el estudio que se presenta.

Por lo tanto, con propuestas de capacitación, lineamiento que pretende desarrollar la presente investigación, la comunicación se perfilará como una acción de carácter transformadora en el ámbito pedagógico, que mejore sus características de verticalidad, imposición y poca estimulación, y oriente su acción a producir cambios de conductas y de rendimiento académico de los participantes.

Bases Teóricas

Las bases teóricas hacen referencias a todas aquellas teorías que se tratan en el tema de estudio, las cuales sirven de soporte para fortalecer los planteamientos del mismo. Por otra parte, con ella se establecen los conceptos, definiciones y formulaciones pertinentes a la temática planteada. La misma está conformada por: IMPM, capacitación, comunicación eficaz, comportamiento productivo.

Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio

Antecedente

Por resolución No. 22 de fecha 28 de enero de 1988, emanado del Ministerio de Educación, se integraron a la Universidad todos los Pedagógicos oficiales y específicamente el 27 de junio de 1988 se integró el Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio. A partir de este momento el IMPM, es un órgano operativo de la Universidad destinado a cumplir funciones de docencia, investigación, postgrado y extensión. Por otra parte, desde su creación, ha jugado un papel histórico fundamental en la preparación de recursos humanos docente requerido para el país.

 Definición

 El Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio es un ente organizativo dentro del nivel de ejecución de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, destinado a la profesionalización de los docentes que se encuentran en servicio de la educación venezolana y que no poseen el título de educación superior requerido, de acuerdo a lo establecido en el artículo 77 de la Ley Orgánica de Educación.

Asimismo el Instituto desarrolla programas de investigación educativa dirigidos fundamentalmente a contribuir con la solución de problemas educativos, promover la más alta calidad académica de los profesionales de la docencia y divulgar teorías y prácticas educativas.

Igualmente, el Instituto ofrece atención al docente en ejercicio y a la comunidad en la cual está inmersa, mediante Programas de Extensión a saber: Extensión Académica, extensión objeto de estudio, Extensión Socio-Cultural y el de Deporte y Recreación.

 Misión

 Es una Institución al servicio de la nación y le corresponde realizar una función rectora en la educación, la cultura y la ciencia. Para cumplir con esa misión, sus actividades se dirigirán a crear, asimilar y difundir el saber mediante la investigación y la enseñanza, a completar la formación integral iniciada en los ciclos educacionales anteriores; y a formar los recursos profesionales y técnicos que necesita la nación para su desarrollo y progreso.

 Objetivo

 Según el documento Estructura Organizativa del Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio (1991) con la cual la institución adecua su misión, objetivos y estructura, a los requerimientos legales derivados de su integración a la Universidad Pedagógica Experimental Libertador; se establece como objetivos: contribuir a la búsqueda, transmisión y proyección del saber pedagógico; contribuir al mejoramiento de la educación mediante la actualización y el perfeccionamiento de los docentes en servicio, implantar todas las innovaciones en materia de educación, técnica y recursos, que puedan mejorar la enseñanza.

Función

 En cuanto a la función básica de extensión, el Instituto cumple una importante labor en beneficio de los docentes y de la comunidad de su entorno. En tal sentido desarrolla los siguientes sub-programas: extensión socio-cultural, recreación y deportes, apoyo al docente, atención al profesor jubilado y egresado y extensión académica.

Programa de Extensión

 Los Programas de Extensión Académica representan el conjunto de actividades destinadas al perfeccionamiento, actualización y capacitación de los docentes que se desempeñan en los diferentes niveles y modalidades del sistema educativo, de otros profesionales y de la comunidad en general.

La extensión es función esencial del Instituto y tiene como finalidad lograr la interacción creadora y crítica de la institución con la comunidad nacional e internacional. Por medio de la extensión, la Institución hace participe a la comunidad de su acerco humanístico y científico y , a su vez, recibe de ella a través del contacto con la realidad, cultural, científica, económica, política y social, orientación y estímulo para la planificación y programación de sus actividades.

Capacitación

Las personas constituyen el recurso eminentemente dinámico de las organizaciones, por tanto presentan aptitud para el desarrollo, que es la capacidad de aprender nuevas habilidades, obtener nuevos conocimientos y modificar actitudes o comportamientos. En este sentido Chiavenato, citado por Rodríguez de Ruíz (1997), considera que en las organizaciones se debe plantear, organizar, coordinar, controlar y desarrollar técnicas que conlleven a promover el desempeño eficiente del personal bajo una actitud positiva y favorable.

En el mismo orden de ideas Senge (1990) plantea que las organizaciones son el lugar donde la gente cultiva y expande sus patrones de conocimiento y donde continuamente aprende a aprender en conjunto.

Este criterio de desarrollo del recurso humano, mediante la programación de preparación constante de la fuerza de trabajo, es particularmente importante en el área de la educación, porque ayuda al facilitador a mejorar sus habilidades, a hacer uso de sus capacidades y elevar sus potencialidades. La satisfacción personal la logra mediante una planeación adecuada de su aprendizaje en cuanto a su labor educativa; puesto que un profesional de la docencia que tenga metas de trabajo definidas, por lo general siente menos frustración, decepción y ansiedad.

Por lo tanto, la capacitación que recibe el docente, tendrá mayor énfasis en el desarrollo de sus habilidades, destrezas, actitudes y valores que le permitan desenvolverse de manera efectiva, en el logro de las metas del sistema educativo y generando satisfacción al ver que sus necesidades están cubiertas. A tal efecto Stonner y Freeman (1992), señalan: "Los programas de capacitación se proponen mantener y mejorar el desempeño actual en el trabajo". (p.417).

Otro autor como Hargreeves y Fullan, citado por Rodríguez de Ruíz (1997), señala el desarrollo profesional docente, implica proveer a éste de conocimientos en concordancia con el área en el cual se desempeña, el desarrollo personal y el contexto educativo en el cual tiene que desarrollarse. Por lo que, la capacitación debe dirigir su acción a modificar aptitudes, elevar el nivel de eficiencia y satisfacción personal. Debe ser una actividad eminentemente práctica, humanista, innovadora que redunde en el incremento de la calidad del desempeño en el trabajo docente.

Desde esta perspectiva, la capacitación constituye un recurso estratégico que se debe implementar con urgencia y debe contar con un conjunto de acciones como; jornadas, talleres de sensibilización y cursos de actualización, que conduzcan a mejorar la labor docente, para que puedan brindar y compartir conocimientos con la finalidad de despertar en el alumno sus potencialidades y obtener lo mejor de él.

Toda capacitación si pretende lograr cambios en comportamiento, debe presentarse mediante: programas o planes bien definidos en cuanto a: objetivos, contenidos, estrategias, actividades, recursos y evaluación. Además debe proveer entes capacitados, que actúen como facilitadores pertinentes, en lo que se pretende desarrollar como tema de actualización docente.

Ante lo expuesto, debe prestarse atención en obtener la información necesarias para la planeación e implantación de jornadas de capacitación, en cuanto a objetivos y necesidades individuales de los facilitadores, así como ampliar conocimientos pedagógicos y motivacionales, entre otros, ya que según Senge (1990) "El camino del crecimiento personal es una cuestión de elección, no se puede obligar a nadie a desarrollar su crecimiento personal" (p 220).

Para ello, el autor antes citado sugiere construir una organización donde sea seguro para los participantes crear visiones y donde se esperan desafíos para su status. Esto se puede lograr a través de reforzar constantemente la idea que el crecimiento personal es valorado y en la medida que los participantes respondan a lo que se les ofrece, brindarle mayor capacitación laboral; ya que para Senge (ob.cit) "El desafío fundamental radica en aprovechar la capacidad intelectual de la gente de todos los niveles". (p.430)

Es así, como se puede explicar la necesidad del programa de capacitación de esta investigación, en concentrase en aumentar el manejo de los elementos por parte del facilitador en el área de la comunicación eficaz, ya que la misma constituye la principal fuente de interacción social, de expresión emocional de sentimientos y la satisfacción de las necesidades sociales entre facilitadores y participantes, y de esta manera se estará brindando la mayor atención al facilitador, eje fundamental del proceso quien tiene la responsabilidad de conducir de manera eficiente el proceso de orientación.

En consecuencia se debe proporcionar al facilitador las herramientas necesarias en cuanto a técnicas comunicativas, que mediante la motivación informen con eficacia las actividades pedagógicas, avances en los objetivos y refuercen la conducta del participante, puesto que cuanto mejor sea la habilidad en alterar el estado mental de los demás, mayor será el potencial comunicativo.

Comunicación.

 La comunicación como un proceso ha sido estudiada por muchos investigadores quienes han determinado que el origen de la misma es latino, deriva del adjetivo communin, que significa algo que es poseído solidariamente por varias personas. Para Fermoso (1997), el significado de la palabra comunicación es considerado como el medio de participación conjunta de dos o más hombres en contenidos desarrolladores de la personalidad, de cada uno de los intervinientes en la acción común.

Tal como lo señala Robbins (1997), es la transmisión de significado de una persona a otra, ha de incluir transferencia y comprensión de las ideas. De allí, que la comunicación une a las personas para compartir sentimientos y conocimientos, asociados con el comportamiento y las relaciones entre los individuos. Esta manera de relacionarse con otras personas, se hace a través de datos, ideas, pensamientos y valores.

Para Pasquali citado por Quintero (2000), la comunicación es: "la transmisión de ideas, información, emociones, hábitos, usos de símbolos, palabras, imágenes, figuras, entre otros. Es decir el arte de transmisión lo que generalmente se denomina comunicación".

En este mismo orden de ideas Ruiz citado por Paz (2000), expresa que la comunicación constituye la base fundamental de la gerencia en las organizaciones, siempre y cuando ésta sea utilizada de tal forma que sus resultados beneficien tanto al emisor como a la audiencia.

De acuerdo a las definiciones anteriores, la comunicación es la relación entre dos o más personas, la participación mutua, el encuentro, donación, referencia al ser – si – mismo, el transmitir mensajes, sentimientos y pensamientos, la similitud con el aprendizaje y uno de los rasgos que hace posible el proceso educativo; cada una de estas premisas deben, sustentar la labor de todo facilitador universitario.

Cabe destacar que la comunicación realiza cuatro funciones básicas en el interior de un grupo u organización, ellas son: (a) Comunicación como control: con ella se establecen mandatos que deben ser aceptadas por los miembros. (b) Comunicación como motivación: se busca con ella, mejorar el desempeño de un personal, mediante la realimentación, hacer que él avance en sus tareas y reforzar su conducta. La comunicación que tiene lugar con este mecanismo permite elevar sentimientos de satisfacción y disminuir los de frustración. (c) Comunicación como expresión emocional: con ella se permite la expresión de sentimientos y la satisfacción de necesidades sociales. (d) Comunicación como información; con ella se transmite los datos o mensajes.

Cada una de estas funciones tiene relevancia en la interacción comunicativa, con el fin de estimular el desempeño y el buen rendimiento del grupo, cuyo fin último es persuadir, influir y motivar para cambiar conductas, a través de la expresión de ideas, sugerencias y puntos de vistas. Esto no es más que comunicarse eficazmente, es hacer que los demás crean en lo que se comunica y que el mensaje fluya sin dificultad, una vez que las palabras, el tono de voz y los gestos estén afinados en una sola vibración Ribeiro (1994)

La comunicación independientemente de su función debe concebirse como un proceso o flujo, el cual, puede estar representado por un modelo de comunicación, que incluye sus componentes o elementos. Al respecto Chiavenato (1998), plantea los siguientes elementos de la comunicación:

(a).Emisor o fuente: persona, cosa o proceso que emite un mensaje para alguien, es decir, hacia un destinatario. En él se distinguen factores que influyen al grupo en la fidelidad de su mensaje, ellos son:

1. Habilidad comunicativa: se refiere a la capacidad analítica de la fuente para conocer sus propósitos y a su capacidad para codificar los mensajes que expresen su intención. Se destaca particularmente el dominio del lenguaje, la habilidad verbal de la fuente para hablar y escribir.

2. Actitud: la fidelidad de la comunicación se ve afectada por tres tipos de actitudes que presenta la fuente; la actitud hacia sí mismo o auto percepción; la actitud hacia el tema que se trata o mensaje y la actitud hacia el receptor.

3. Conocimiento: se refiere al nivel de conocimiento que posee la fuente tanto al tema de su mensaje como al proceso de comunicación en sí mismo. Este conocimiento afectaría la conducta de comunicación, de manera tal, que a mayor nivel de conocimiento, mayor será la fidelidad.

4. Sistema sociocultural: se refiere a la ubicación de la fuente en su contexto social y en la cultura determinada. Esta posición condicionara los roles que desempeña su expectativa. Todo ello incide en la forma en que la fuente se comunica.

(b) Mensaje: es la forma física en la cual el emisor codifica la información. los factores del mensaje que influyen en la fidelidad de la comunicación son:

1. Código: es el conjunto de símbolos que pueden ser estructurados de manera que posean significados.

2. Contenido: son todas las afirmaciones hechas, las conclusiones derivadas, los comentarios. La forma que elige la fuente para disponer las afirmaciones de un mensaje constituye la estructura del contenido.

3. Tratamiento: corresponde a las decisiones que toma la fuente al seleccionar y estructurar el código y el contenido de una manera determinada.

(c) Canal: es definido como los sentidos a través de los cuales un decodificador receptor puede percibir el mensaje transmitido por la fuente en codificadora.

(d) Receptor: es el equipo situado entre el canal y el destino. Se debe reconocer al receptor como el eslabón más importante del proceso de comunicación, para lograr su efectividad, ya que el se encarga de descodificar el mensaje para hacerlo comprensible al destino o emisor.

En resumen, la comunicación es un proceso que incluye personas; quienes transmiten un mensaje mediante sistemas de señales, que usando un canal; llegan a otra persona denominada receptor, este último indica por medio de respuestas sobre la manera como ha recibido la información. Para ello los mensajes deben cumplir con las siguientes características: completos, explícitos, precisos, directos, coincidente en lo verbal y no verbal y susceptibles de requerir aclaración.

De allí, que la comunicación comprende la transferencia de significado, por lo que debe existir un emisor y un receptor. La misma debe tener un propósito o mensaje establecido, compuesto por una codificación que se transmite por un canal lo que genera una decodificación y por ende una respuesta. Tal como lo señala Robbins (1997) en el siguiente esquema.

  Mensaje

Canal de Comunicación

Mensaje

 

 

 

Emisor

 

Receptor.

Codificar

el Mensaje

 

Decodificador

Del Mensaje.

 

 

 

 

Retroalimentación

 

Fuente: Robbins (1997)

 Cabe destacar que la comunicación es un sistema abierto que no escapa al proceso de infidelidad, dado a que la mayor parte de sus componentes pueden caer en distorsión, por la presencia de filtración, percepción selectiva, emociones y lenguajes; lo que afectaría el ideal de conseguir una comunicación perfecta. Por lo tanto se recomienda, tal como lo plantea Robbins (ob.cit) usar realimentación, simplificar el lenguaje, escuchar activamente y controlar emociones; para hacer más satisfactoria la comunicación.

El mismo autor señala que, durante este proceso la comunicación puede fluir en varias direcciones, a saber:- Dirección descendente: fluye hacia el nivel inferior, para dar órdenes.- Dirección ascendente: fluye hacia el nivel superior, para informar el progreso de actividades.- Dirección lateral u horizontal: fluye entre los miembros, no se establece la jerarquía y agiliza la acción.

Esta última, puede constituirse como la ideal, a ser utilizada por todo facilitador que pretenda en su función transcender metas, objetivo y representación. Hacerla un proceso vivo, donde cada momento actual tenga un nuevo sentido. En la cual debe prevalecer el consenso y compromiso, como aspectos claves de un proceso en aras de adquirir la sensibilidad de buscar palabras en el otro, para expresar en realidad lo que se quiere transmitir.

Por lo tanto, comunicar eficazmente no es tarea fácil, pues hacerlo no es solo hablar, se requiere de un entrenamiento y ejercicio especial, que dibujen ideas mentales que permitan expresar con claridad la comunicación y entender que el participante no es un oyente pasivo, sino un interlocutor activo que toma parte en el dialogo, aspecto que se puede alcanzar previa capacitación al respecto, y es lo que se pretende alcanzar con la presente investigación.

Comunicación Eficaz

Es la interrelación creada entre el facilitador y los participantes, para lograr el acto perfectivo entre ellos, aquí la participación y la donación son cualificadas específicamente aplicadas.

Esta comunicación debe ser entendida por el facilitador como un proceso receptivo donde importa más el aprendizaje que la enseñanza y la más profunda es la formativa en la cual hay identificación e imitación entre facilitador y el participante.

Para Ribeiro (1994) la comunicación eficaz, está asociada a un tipo de inteligencia: la interpersonal, entendida como la capacidad de hacer un gran número de distinciones en un contexto. Saber distinguir los diferentes aspectos que conlleva el intercambio de informaciones entre las personas y aplicar en la práctica este conocimiento, significa tener más poder para convencer a otras personas e influir en ellas.

Ella se plantea como una comunicación subjetiva cuando es establecida entre educando y educador, el alumno es autoeducador; en ella el facilitador comprende, tolera y acepta al participante; se establece un diálogo espontáneo y sincero a fin de cooperar en la solución de problemas. Para Fermoso (1997), este tipo de comunicación sigue la vía de la afectividad y simpatía, se requiere docentes que escuchen, desarrollen confianza y estimulen a los alumnos a pensar de manera productiva. En el mismo orden de ideas Maturana (1997) afirma: "al escuchar a las personas se les ofrece un espacio de aceptación y respeto que da sentido y legitimidad social a sus vidas" (p.110).

Por lo tanto, la comunicación eficaz ayuda a construir niveles cada vez más profundo de confianza y comprensión y ayuda a trascender las limitaciones del trabajo, a tal efecto, González citado por Rodríguez de Ruiz (1997), plantea que una educación centrada en la persona, exige la ruptura de los vínculos autoritarios y unidireccionales, debe implicar al sujeto en su proceso de aprendizaje, lo cual sólo puede lograrse a través de la comunicación.

Es por ello, que toda institución educativa superior en vías de lograr la excelencia, debe asignar en su estructura organizacional, como lo planea Valera (2001) un valor especial a un sistema de comunicación e información que promueva la participación, la integración y la convivencia, para el logro de una verdadera interacción a nivel interno, de manera que contribuya acercar las personas y a estrechar vínculos como: vivir experiencias comunes, compartir significados, participar de la vida institucional, ser uno pero a la vez equipo.

Partiendo de esta idea, la comunicación eficaz empleada por el facilitador universitario debe caracterizarse por ser un proceso colectivo y de profundo sentido personal para los participantes, no puede separarse de su valor social, es a la vez desarrolladora de los sujetos, de un profundo valor motivacional que expresan los intereses personales que se integrarán en el vínculo interactivo.

A tal efecto Abolio, citado por Rivas (1990) señala, el hecho de encontrarle sentido a la comunicación establecida entre los participantes es de suma importancia, pues el ser humano no puede abordar el sin sentido y el absurdo; por lo tanto se debe colocar a su lado para motivarlo a explorar problemas y claves de solución, estimulando en él la creatividad, el compromiso intelectual y la productividad.

De allí, que el propósito del facilitador sea el de responsabilizarse por su crecimiento profesional, para llegar a ser más práctico, creativo, empático, comunicativo y motivacional. Esto se logra al obtener mediante la capacitación, la habilidad cognitiva en comunicación eficaz que le permita al facilitador hacer una elaboración mental o crear un estado mental apropiado de las implicaciones educativas que tiene que manejar, hasta alcanzar el cambio mental que mejore la eficacia de su labor y obtenga el logro máximo en atención al aprendizaje productivo de sus participantes.

Al respecto Ribeiro (1994) plantea: "El estado mental es decisivo en el proceso de comunicación" (P. 97). Influir en los demás es una ciencia y un arte, que depende principalmente el saber trabajar los estados mentales. En este sentido, las habilidades en comunicación eficaz puede desarrollarse, pero los sentidos tienen que estar abierto al aprendizaje. La clave es determinar que es lo más importante para la otra persona, se debe hacer una exhaustiva indagación de su gusto y esto se convertirá en la palabra mágica capaz de generar el estado mental que esa persona desea.

El mismo autor argumenta que uno de los principales secretos de la comunicación eficaz es saber escuchar., para lograr conocer de la otra persona sus deseos, valores y así luego hablar su lenguaje. No obstante, este poder requiere práctica, paciencia y persistencia y se debe tomar en cuenta el contexto psicológico como elemento clave para crear un terreno favorable a la petición, tal como lo señala el autor antes citado, "Para que una petición con palabra sea aceptada y de buenos resultados, es necesario crear un contexto favorable que aumente su poder" (p. 26).

De allí, que se debe tomar en cuenta en este contexto, los factores que plantea Ribeiro (ob. cit.) y los cuales se describen a continuación:

- Reciprocidad: consiste en dar algo a alguien como retribución de lo recibido. No es del todo beneficioso cuando se paga con regalos, un buen contexto de reciprocidad es más eficaz cuando se paga con gestos de atención y servicio.

- Escasez: este factor hace más caro y difícil el mensaje en la medida que resulta más difícil obtenerlo.

- Autoridad: este factor queda demostrado con la profesionalidad y credibilidad que refleje el locutor, aspecto que debe prevalecer en un facilitador universitario.

- Confianza: se genera cuando la persona que se comunica se muestra competente.

- Consenso: su idea es expresar el pensamiento de la mayoría. Cuando más se sintonice el lenguaje con el de los demás, mejor se le recibirá.

- Compromiso: lograr aceptación e identificación con los demás.

Otros autores como Aguilar (2000) determina algunas reglas prácticas para lograr una mayor participación dentro del grupo, las cuales son útiles para mejorar la comunicación del grupo.

- Integración del grupo: consiste en dirigirse a todos los miembros, evitando diálogos superpuestos en los que alguien puede dejar de escuchar. Evitar formar sub-grupos o reunirse con quien se tiene más afinidad, propiciar al máximo la integración.

- Escuchar con atención: consiste en mantenerse atento al desarrollo de la reunión, ser tolerante, admitir diferencias en ideas o propuestas.

- Intervención constructiva: consiste en realizar discusiones con espíritu dialógico, como una operación mental cooperativa; en este sentido no usar adjetivos calificativos, no divagar, no perder la idea del tema, no descalificar y no pronopolizar la palabra. Para lograrlo es necesario que cada intervención esté ligada con las anteriores para que actúen como referencia constructiva.

- Estimular: consiste en expresar por medio de señales que comparte los planteamientos. Reconocer los aportes de los demás, esto estimula y ayuda a una expresión más libre y así las personas crecen cuando son estimuladas en lo que tienen de positivo.

- Ayudar a madurar al grupo: consiste en hacer paréntesis cuando algunas situación está impidiendo el funcionamiento del grupo para analizarla para asegurar la continuidad.

Todas estas expresiones de palabras y acciones, implica dominar las prácticas del diálogo y la discusión, donde se escucha a los demás y se suspenden las perspectivas propias. En este sentido, comprender el proceso de comunicación eficaz implica, según criterio de Mestre (2002) compartir la utilización del diálogo del trabajo conjunto facilitador – participante y participante – facilitador, en la construcción del conocimiento.

Por lo tanto, cuando se intenta convencer a alguien de algo, se les está transmitiendo una manera distinta de pensar, la cual requiere de una extraordinaria apertura y habilidad para conseguirlo. En este sentido, Ribeiro (ob.cit) plantea algunas técnicas que podrán ser usadas para influir en los demás y además obtener capacidad de enseñar. Ellas son:

a. Creer en usted mismo: comunicarse con eficacia es creer en usted mismo, para ello centrarse en el presente, el aquí y el ahora. Debe valorar su idea y talento y debe gustarle lo que hace. Por lo tanto para influir y convencer a alguien, la persona debe estar primeramente convencida de lo que dice.

Tal como lo señala Maturana (1997) "sin aceptación y respeto por si mismo, no se puede aceptar ni respetar al otro, y sin aceptar al otro como legítimo, no hay convivencia" (p.32)

b. Establecer una relación entre lo que se ofrece y lo que se pide: al dar a otra persona más de lo que se está pidiendo a cambio, la capacidad de influir estará garantizada. Esto es posible ya que estará satisfaciendo una necesidad personal, se estará alterando el estado mental de manera positiva y será mayor el potencial comunicativo.

c. Crear impacto: al crear una situación de sorpresa, de impresión fuerte e inesperada, logrará atraer la atención del oyente.

d. Repetición: este método como origen del proceso de aprendizaje, permite que a través de la repetición bien dosificada, el participante no acumule información, sino que adquiera la competencia para actuar. Aspecto relevante que se pretende lograr, una vez que el facilitador aplique una exitosa comunicación eficaz, propiciar la productividad del estudiante.

e. Utilización: consiste en asimilar sólo los conocimientos que se utilizan constantemente en la vida, para que pasen a formar parte de la persona.

f. Interiorización: es otro aspecto del proceso de aprendizaje y consiste en interiorizar la información relevante para la acción.

g. Uso de la metáfora: como método para enseñar comunicarse y dejar lección de vida.

h. Rapport: en una comunicación la existencia del rapport es fundamental para que la comunicación posee la eficacia necesaria. Para Ribeiro (1994) el rapport es: "encontrarnos con otra persona donde ella esta". Es decir, verbalmente: "soy igual que tú, puedes confiar en mí".

Se puede establecer el rapport con el significado de las palabras a utilizar y la manera de pronunciarlas, de allí que el facilitador debe manejar este proceso para lograr la eficacia y productividad de los participantes.

En esta técnica lo importante de la simetría comunicacional, es tomar una postura de comunicación similar a la de la persona con la que se conversa, en este contexto el autor antes citado establece: "si la persona habla despacio, usted hable también lentamente, si ella habla rápido, usted hable más deprisa todavía". La razón por la cual es importante poseer la simetría comunicacional se encuentra en darse cuenta de que existe una atmósfera favorable cuando dos personas se comunican eficazmente.

También establece, el mismo autor; la comunicación es como una danza. Cuando las dos personas adoptan el mismo nivel comunicacional, la sintonía es absoluta. No se sabe quién está dirigiendo a quién, por lo tanto la música es una sola, y el nivel comunicacional es horizontal, logrando la eficacia a su vez la productividad del individuo.

i. Refuerzo: es un proceso de aprendizaje que dura toda la vida.

Bajo estas perspectivas, se deduce que en el contexto universitario, los facilitadores deben propiciar la creación de una atmósfera sana, que escuche a los demás, que estimule el respeto, la confianza, la motivación y la reciprocidad. Crear impacto y ofrecer más de lo que se pide. Es preciso construir conocimiento a través del diálogo, lo que implica una labor de búsqueda y reflexión conjunta. Y que los momentos interactivos conduzcan a una implicación individual, que permita interiorizar la información, manejar la más relevante y propiciar la superación de los estándares de rendimiento.

Por lo tanto, cuando los facilitadores experimenten como demostrar a través de sus palabras un sentimiento interno, lograrán que el participante desarrolle el potencial del que está dotado y guíe su dirección de aprendizaje hacia la independencia educativa y productividad.

Además, debe ofrecer realimentación precisa y oportuna; con respecto a su desempeño. En esta situación, el participante sabrá lo que debe hacer para mejorar, porque la falta de realimentación suele producir en el educando una frustración que a menudo tiene un efecto negativo en su rendimiento. Tratar a los educando como personas, es de suma importancia, ya que en el mundo de hoy tan impersonal, hay una creciente tendencia a tratar a los educandos como si fueran cifras en las computadoras. Este es un concepto erróneo puesto que casi todas las personas les gustan ser tratadas como individuos.

En consecuencia, la comunicación eficaz adquiere un significado para la construcción del conocimiento, bajo los aspectos de creación de una atmósfera sana, que estimule el respeto, la confianza, la motivación y la aceptación reciproca,.el logro de las metas, la superación de los estándares de rendimiento y por ende de la productividad.

Comportamiento Productivo

Los comportamientos productivos son aquellas conductas del trabajo que contribuyen al logro de metas y que tienden a la obtención y superación de los stándares de rendimiento. Es sobre todo una actitud mental que busca la constante mejora de la que ya existe.

Está basada sobre la convicción de que se puede hacer las cosas mejor hoy que ayer, lo cual requiere esfuerzos continuos para adaptar las actividades a las condiciones cambiantes y aplicar nuevas técnicas y métodos, es por tanto la firme creencia del progreso humano.

En la actualidad cinco (5) nuevas tecnologías de componentes convergen para innovar las organizaciones inteligentes o productivas. Cada una de ellas brinda una dimensión vital para la consolidación de organizaciones con auténtica capacidad de aprendizaje; aptas para perfeccionar continuamente su habilidad y alcanzar mayores aspiraciones. Para Senge (1990) estas nuevas tecnologías son las que se describen a continuación:

- Pensamiento sistémico: es el marco conceptual y las herramientas que permiten entender patrones totales y poder modificarlos. Esta práctica comienza con la comprensión de un concepto simple llamado feedback o realimentación, que se logra a través de una comunicación eficaz y la cual muestra como los actos pueden reforzarse o equilibrarse entre sí. Tal como lo señala Mclelland citado por Chiavenato (1998) las personas motivadas por la competencia buscan la excelencia mediante la superación de obstáculos y desarrollo de habilidades innovadoras y les gusta la realimentación rápida y específica, en términos de cuan bien hacen el trabajo.

En este sentido, la clave del pensamiento sistemático es hallar la palanca o el punto donde los actos y modificaciones se pueden conducir a mejoras significativas.

- Dominio personal: es la disciplina que permite a la gente alcanzar coherentemente los resultados que más le importan y esto lo consigue con el aprendizaje constante. Prevalece la conducta de esforzarse y la búsqueda de la competitividad y productividad, maximizando sus posibilidades, estableciendo metas realizables, autoevaluandose y recibiendo el feedback respectivo. El verdadero aprendizaje, el generativo, capacita para hacer algo que antes no se podía, para percibir el mundo y la relación con él, para crear y lograr lo que el ser humano quiere. Por lo tanto, es posible hacer que los individuos confíen en su propia eficiencia, mediante la repetición de frases afirmativas y la visualización orientada, aquí redunda nuevamente la comunicación eficaz que se pueda brindar.

- Modelos mentales: son supuestos arraigados que influyen sobre el modelo de comprender y actuar; estos deben someterse al cambio o modificación, mediante el aprendizaje de exhumar las imágenes internas para someterlas a la evaluación y sustituirlas por otras más significativas y productivas. Se puede aprender a renunciar a perspectivas arraigadas y a reconocer los defectos de una persona u organización, mediante la comunicación constante de las características de nuevos modelos que se pueden, para sustituir los ya existentes.

- Construcción de una visión compartida: supone aptitudes para confirmar visiones de futuro que propicien un compromiso genuino antes que un acontecimiento. Para Kurt Lewin citado por Romero (1990), los seres humanos con considerados entes que operan en un campo de distintas fuerzas y el comportamiento humano puede concebirse como producto de esas fuerzas. De este modo existirán fuerzas que tienden a limitar la productividad y otros a motivarla. Desde esta perspectiva, pueden reducirse los riesgos, aumentando la intensidad de las fuerzas impulsoras.

Para lograrlo, se pueden emplear técnicas y principios de participación en el cual las personas estén dispuestas a desempeñar sus tareas con gusto. Ellos deben ser orientados, en este caso por facilitadores que establezcan metas verificables, con estrategias comunicacionales y afectivas.

Además deben propiciar la comunicación afectiva, con conocimiento de retroalimentación en cuanto brindarle más participación en el proceso, promoviendo responsabilidad por la tarea, comunicándoles su desempeño, estimulando sus logros y mejorado sus fallas.

- Aprendizaje en equipo: es una disciplina que comienza con el diálogo que implica aprender a reconocer factores que erosionan el aprendizaje y a la vez desarrolla las aptitudes del grupo para trascender a los individuos.

En síntesis, es vital que estas disciplinas se desarrollen en conjunto, cuyos principios se pueden comunicar mediante palabras y acciones, de una manera que hagan que las personas las tomen en cuenta, sean alentados y se cree una visión compartida de que con el aprendizaje en equipo se puede modificar la realidad mental de los individuos en el proceso y se puede alcanzar un eficiente comportamiento productivo.

En este sentido Nash (1992), señala "la productividad mejora a medida que el gerente aprende a manejar los elementos de refuerzo para provocar en sus empleados el comportamiento de refuerzo" (p. 30). Por lo tanto, el reconocimiento que el facilitador otorga a un participante, en quien ha identificado un comportamiento productivo, se convierte en una consecuencia positiva para él.

Por otra parte, cabe destacar que varias investigaciones han demostrado la importancia que tiene el reconocimiento para el fortalecimiento de la autoestima de las personas, produce satisfacción y aumenta la motivación. Los facilitadores exitosos conocen muy bien la importancia que tiene el reconocimiento, como medio para fortalecer comportamientos productivos.

Por tal motivo, el tiempo que media entre, el reconocimiento por parte del facilitador, de deficiencias en el rendimiento de un participante y las acciones correctivas, debe ser lo más corto posible. Si se prolonga en el tiempo la realización de acciones correctivas, por parte del facilitador, se estará reforzando el rendimiento deficiente y es probable que la acción correctiva no tenga suficiente efectividad, ya que ese rendimiento deficiente se habrá hecho habitual en el participante.

Además, una acción correctiva realizada a tiempo por un facilitador, evita que el rendimiento deficiente se convierta en modelo negativo que influya en la productividad. A esta acción correctiva, es probable que los participantes respondan de una manera defensiva y utilicen argumentos para justificar las deficiencias, en este momento los facilitadores deben escuchar con atención los argumentos y justificaciones, y reitere las apreciaciones con relación a hechos, objetivos, evite alusiones personales y realice un esfuerzo conciente por mantener la autoestima del participante.

De allí, que las organizaciones productivas y entre ellas las instituciones de educación superior, debe estar consciente que la motivación de los participantes depende, en gran parte, del trato que reciben de los facilitadores, éste estimula al participante a realizar una auto evaluación, de esta manera, ambos pueden apreciar si existen diferencias entre las metas acordadas y los resultados obtenidos.

En síntesis, la habilidad y voluntad de aprender son propiciadas por la motivación, la cual está determinada por el sentimiento de competencia y la transferencia o valor que el alumno otorga a la actividad de aprendizaje. Se trata entonces, que por medio de la comunicación eficaz se pueda convencer y motivar al participante que él puede, y que sus fallas en el aprendizaje pueden ser atribuidas a la falta de estrategias, efectivas más que a incapacidad pedagógica; ya que a través de la comunicación se puede limitar o dar las pautas para un crecimiento, sin límite.

Por otra parte, el participante puede aprender varias estrategias cognoscitivas, pero si no tiene el estado afectivo para usarlas no lo hará, tal como lo señala Nash (1992) "solo la necesidad de logro tiene un efecto significativo sobre la productividad, mediante la fijación de metas concretas y claramente expresadas" (p.159). En el mismo orden de ideas Senge (1990) plantea: "Una persona comprometida aporta energía y pasión y se hace responsable y son capaces de lograr lo que parece imposible.

Por lo tanto, el desarrollo de actitudes positivas hacia el proceso de pensar, dependerá en gran medida de la actitud demostrada por el facilitar y de su comprensión del lazo existente entre afecto, comunicación, cognición y autorrealización. De allí que el facilitador sea responsable de crear las condiciones en la atmósfera de trabajo que estimule a sus participantes. Y que incrementen la aptitud para el desarrollo, la capacidad de aprender nuevas habilidades y conocimientos, preparándolos para una vida útil.

Bajo esta perspectiva, se deduce que en el contexto educativo los docentes valoran, según Arteaga (2002), el esfuerzo más que la habilidad, en otras palabras, mientras un participante espera ser reconocido por su capacidad (que es importante para su estima) en el salón de clase se reconoce su esfuerzo.

En síntesis, se puede deducir que en educación superior, habilidad y esfuerzo son sinónimo, el esfuerzo garantiza un éxito, y la habilidad empieza a cobrar mayor importancia, esto se logra al obtener capacidad cognitiva en comunicación que le permite al docente hacer una elaboración mental de las implicaciones educativas que tiene que manejar hasta alcanzar la eficacia de su labor y obtener el logro máximo en atención al aprendizaje productivo de sus alumnos.

Fundamentación Legal

 La presente investigación en la cual se propone el diseño de un programa de capacitación en comunicación eficaz, dirigidos a los facilitadores del Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio Sub-Programa de Extensión Núcleo Lara, para afianzar el comportamiento productivo de los participantes se fundamenta en las siguientes normas legales. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999), en su articulo 102 determina "la educación es un servicio público y está fundamentado en el respeto a todas las corrientes del pensamiento, con la finalidad de desarrollar el potencial creativo de cada ser humano y el pleno ejercicio de su personalidad".

El artículo antes citado, es relevante para el estudio dado a que justifica el desarrollo del pensamiento de los involucrados en el proceso educativo, como premisa de que esta puede ser una vía objetiva y contundente en ampliar los conocimientos coexistentes en el facilitador del aprendizaje. Ya que el proceso de aprender debe ocurrir en todo tiempo y en todos los momentos.

De acuerdo al artículo No 3 de la Ley de Universidades (1989), en su disposiciones fundamentales establece:

 "Las Universidades deben realizar una función rectora en la educación, la cultura y la ciencia. Para cumplir esta misión, sus actividades se dirigirán a crear, asimilar y difundir el saber mediante la investigación integral iniciada en los ciclos educacionales anteriores; y a formar los equipos profesionales y técnicos que necesita la nación para su desarrollo y progreso".

 El presente artículo menciona; que el facilitador egresado de las Universidades debe ser un investigador permanente de su acción educativa y de las teorías pedagógicas y conocimientos sobre su área de competencia que le permita actuar con pertinencia y eficacia en la solución de problemas educativos. Asimismo debe concebir cada proceso formativo como un reto a la superación del estudiante y del suyo propio.

Con ello le exige a las Universidades que preparen integralmente a sus integrantes, que desarrolle capacidades técnicas y habilidades diversas que le permita un aprendizaje continuo, aprendiendo por sí mismo, que facilite su adaptación y su contribución al cambio y lo comprometa con una nueva forma de interactuar; aspecto relevante para el estudio que se presenta, en virtud de considerar como premisa la actualización del facilitador que le permitan incrementar su crecimiento profesional.

Lo antes mencionado indica que los docentes deben estar en un constante proceso de capacitación en búsqueda de la excelencia educativa. Por lo tanto, la capacitación en las organizaciones educativas universitarias viene a formar la base fundamental para el buen funcionamiento del proceso y la comunicación que se producen entre los miembros que la forman, además crea un ambiente idóneo, lo que contribuyen a mejorar las condiciones del proceso educativo. Por otra parte, la capacitación facilita la ejecución efectiva de los procesos y habilidades de la comunicación eficaz que sobrellevan a definir los objetivos de las universidades y por ende la calidad de la educación. Tal como lo plantea Ribeiro (1994) "Para comunicarse bien es preciso estar conectado y ser consciente de lo que se hace en ese preciso momento" (p.24).

En síntesis, la capacitación se debe observar como un proceso participativo, de permanente construcción, y que al ser implementado por el sistema educativo se estará estimulando la actualización y autorrealización profesional, con el fin de lograr que el facilitador coordine acciones para hacer que su comunicación sea efectiva supera la suma de sus habilidades individuales y por ende sea un ser productivo con sus facilitados.  

CAPITULO III

MARCO METODOLOGICO.

Naturaleza del Estudio

 La finalidad del presente estudio fue diseñar un programa de Capacitación en Comunicación Eficaz dirigido a los facilitadores del Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio Núcleo Lara, con el fin de afianzar el comportamiento productivo de los participantes.

Para desarrollarlo, se adoptó la modalidad de proyecto factible, ya que según el Manual de Trabajo de Grado de Especialización y Maestrías y Doctorados de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (1998), establece que "el proyecto factible consiste en la elaboración y desarrollo de una propuesta de un modelo operativo viable para solucionar problemas, requerimientos o necesidades de organizaciones o grupos sociales" (p. 7).

Para operacionalizar la investigación, se desarrollaron las siguientes etapas: Etapa I Diagnóstico. Etapa II Planteamiento de la Propuesta y Fundamentación de la misma. Etapa III Procedimiento Metodológico, Actividades y Recursos para su ejecución. Etapa IV. Análisis y conclusiones sobre la viabilidad y posibilidad de realización de la propuesta. Las etapas sobre Ejecución y Evaluación no fueron desarrolladas.

A continuación se describen las etapas desarrolladas.

Etapa I. Diagnóstica.

Basados en lo que plantea el Manual de Trabajo de Grado de la Universidad Pedagógica Experimental Libertado (1998), sobre el apoyo en una investigación de campo, de carácter descriptivo, para poder desarrollar el proyecto factible, se procedió en tal sentido.

Al respecto Arias (1999) plantea sobre la investigación de campo lo siguiente "en la investigación de campo los datos se recolectan directamente de la realidad donde ocurren" (p. 48), y el mismo autor señala la investigación es descriptiva en vista de caracterizar el fenómeno con el fin de establecer su comportamiento general.

En este sentido, el investigador se dirigió directamente al campo donde se encontraban los sujetos de estudio que según Bisquerra (1989) "es el conjunto de individuos en los que se desea estudiar un fenómeno determinado" (p. 81), que para la investigación en particular fueron veinte (20) facilitadores.

Allí, el investigador para poder recopilar la información, utilizó la técnica de la encuesta mediante el diseño de un instrumento tipo cuestionario estructurado que según Fernández y Baptista (1991) "el cuestionario es un formulario formado por un subconjunto de preguntas respecto a la variable a medir" (p. 285).

El cuestionado aplicado quedó diseñado en tres partes, con un total de veintidós (22) ítemes. La primera parte conformada por seis (6) ítemes con reactivos dicotómicos donde la respuesta positiva posee un valor de un (1) y la negativa un valor de cero (0). La segunda parte quedo constituido por doce (12) ítemes, que se midieron a través de una escala Likert, con cinco (5) alternativas: S = siempre; CS = casi siempre; AV = a veces; CN = casi nunca; N = nunca, asignándoles valores que van desde el cinco (5), como el máximo y el uno (1) el mínimo. De igual manera, la parte final del cuestionario fue conformado por cuatro (4) alternativas cuyos valores fluctúan entre cuatro (4) y uno (1) donde A = 4; B = 3; C = 2, D = 1.

Todas estas categorías atendieron a la naturaleza de la investigación y los objetivos de la misma; delimitándose en él las variables en estudio, dimensiones e indicadores; operacionalizados previamente en el cuadro de variables que se describe a continuación.  

Operacionalización de las Variables

 Variables

Definición Conceptual

Dimensión

Indicadores.

 

Capacitación

 

Recursos estratégico mediante el cual se provee al facilitador de nuevas habilidades, nuevos conocimientos hasta modificar actitudes ó comportamientos

 

Desarrollo Profesional.

 

- Objetivos.

- Medios.

- Habilidades.

- Destrezas.

 

Comunicación

Eficaz

 

Proceso de participación conjunta donde el facilitador transmite ideas, escucha, desarrolla confianza y estimula a los participantes a actuar de manera productiva.

 

Comunicación y Productividad

 

- Elementos.

- Factores.

- Dirección.

- Relación interpersonal.

- Función:

-Satisfacción de necesidades.

-Participación.

-Reconocimiento de méritos.

-Autorrealización.

-Productividad.

  Por otra parte, el instrumento fue previamente validado por expertos en: comunicación, motivación, metodología y educación superior; quienes laboran en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador – Instituto Pedagógico de Barquisimeto "Luis Beltrán Prieto Figueroa" (UPEL – IPB), quedando confirmado que el instrumento posee congruencia y claridad de acuerdo con los objetivos y la metodología de la investigación.

Este aspecto de validez, atiende a lo que plantea la Universidad Experimental Simón Rodríguez (1999) cuando señala "la validez del instrumento es el grado en que la calificación o resultado del mismo, realmente refleja lo que está midiendo" (p. 144).

Luego de ser aplicado a los sujetos de estudio el instrumento diseñado, se recopiló la información y se procedió a agrupar los datos en frecuencias absolutas, se calcularon los porcentajes, se graficaron los resultados y se analizaron e interpretaron a través de la estadística descriptiva.

Estas conclusiones permitieron determinar la necesidad de diseñar el Programa de Capacitación en Comunicación Eficaz, y así atender las necesidades en competencias comunicativas reflejadas por los facilitadores y de esta manera contribuir con el fortalecimiento pedagógico y el desarrollo productivo de los participantes.

 Etapa II Planteamiento de la Propuesta y Fundamentación de la misma.

La formulación de la propuesta específicamente la de un Programa de Capacitación en Comunicación Eficaz, que solucione en gran medida la necesidad de los facilitadores en emplear una comunicación que motive la productividad del participante; partió del análisis realizado en el estudio diagnostico, el cual evalúo las suficiencias de los facilitadores de este nivel educativo.

En este sentido, el Programa se diseñó, tomando en cuenta el perfil académico del facilitador, que se espera lograr, su disposición en tiempo y financiamiento para participar en programas de capacitación y actualización, la temática que desea desarrollar y bajo que estrategias desean participar; con el fin último de desarrollar la personalidad de los facilitadores y la formación de éstos, en pro de su actividad académica.

Por otra parte, se tomó en cuenta una Fundamentación Legal, establecida, para el caso del estudio, en el artículo 97 de la Ley Orgánica de Educación (1980) que señala:

El Ministerio de Educación, dentro de las necesidades y prioridades del sistema educativo y de acuerdo con los avances culturales, establecerá para el personal docente programas permanentes de actualización de conocimientos, especialización y perfeccionamiento profesional. Los cursos realizados de acuerdo con esos programas serán considerados en la calificación de servicio".

Del mismo modo, se tomó, en cuenta una Fundamentación Teórica que versó en el desarrollo de teorías y técnicas en comunicación eficaz y principios de productividad, aspectos que se desarrollaran a través de estrategias andragógicas, que es la que atiende el estudio del adulto; con la cual se pretende crear una atmósfera sana, que estimule el respeto y la construcción del conocimiento que contribuya a la superación de las metas.

Posteriormente sé operacionalizó la propuesta del programa de Capacitación en Comunicación Eficaz, con el siguiente contenido: presentación, Fundamentación: andragogía, filosofía, sociología; objetivos, contenidos, actividades, estrategias, recursos, evaluación y tiempo para su ejecución.

A tal efecto, se espera que el programa que se presenta, facilite a los docentes la adquisición y puesta en práctica de herramientas necesarias para ampliar sus estándares de rendimiento profesional, con el propósito de mejorar la calidad de la educación y aumentar la productividad de los participantes que están bajo su asesoría.

Etapa III. Procedimiento metodológico, actividades y recursos para su ejecución.

La investigación se realizó a través de las cuatro etapas que sustentan el Proyecto Factible, el cual es el método de investigación del presente estudio. Luego de observar el hecho real y surgir la idea al investigador, se procedió a consultar expertos y bibliografía pertinente al tema, para poder elaborar el instrumento, validarlo y aplicarlo a la muestra seleccionada de la institución Universitaria en estudio. Con los datos obtenidos se logró analizar y llegar a la conclusión de diseñar el Programa en Comunicación y así cumplir con la I Etapa Diagnóstica. La II Etapa o Planteamiento de la Propuesta se llevó a cabo, después del análisis del diagnóstico, se fundamentó la idea del Programa y se estructuró en objetivos, contenidos, estrategias y evaluación que se desarrollarán en sesiones de Talleres Andragógicos.

Por último, se analizó la viabilidad de mercado, técnica y financiera; para determinar si se contaba con el recurso humano para capacitar, el recurso humano capacitador, espacio físico y medios tecnológico para llevar a cabo los talleres, así como también disponer del recurso financiero necesario.

Para materializar lo planteado, se utilizó bibliografía, material de papelería, computadora, fotocopiadora, grapadora y transporte. Además se solicitó permiso para aplicar instrumentos y para disponer del organigrama de la Universidad; con el fin de desarrollar todo el Proyecto.

Etapa IV. Análisis y conclusiones sobre la viabilidad y posibilidad de realización de la propuesta

Esta etapa hace referencia a la posibilidad de realizar la propuesta en cuanto al análisis exhaustivo del estudio del mercado, para determinar y disponer de presencia futura del potencial humano, específicamente los facilitadores, como insumo principal disponible para recibir la capacitación en comunicación eficaz, aspecto que lo beneficiará al obtener las herramientas necesarias para el desarrollo de su desempeño docente y así afianzar el comportamiento productivo de los participantes.

Por otra parte, se determinó un estudio técnico, que prevé la disponibilidad del recurso humano preparado para realizar la capacitación, la posibilidad de prestar cabalmente el servicio en cuanto a espacio acondicionado y de fácil acceso para realizar las jornadas de capacitación, específicamente en las instalaciones del Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio Núcleo Lara. Asimismo, se analizo el poder contar con insumos material en cuanto a recursos didácticos, material de papelería, equipos audiovisuales, aspecto logística; que permita cubrir la metodología que logrará la transformación global del insumo principal.

Del mismo modo se prevé ayuda financiera del nivel interno a externo, que permitan financiar la propuesta. 

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Otros

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda