Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Elaboración de EM bokashi y su evaluación en el cultivar maíz, bajo riego en Zapotillo

Enviado por adrian_fabriciov



Partes: 1, 2

Elaboración de EM bokashi y su evaluación en el cultivar maíz, bajo riego en Zapotillo

  1. Planteamiento del problema
  2. Justificación
  3. Revisión de literatura
  4. Objetivos
  5. Cronograma de actividades
  6. Recursos y presupuesto
  7. Bibliografía citada
  8. Apéndices

I. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

La naturaleza alberga una gran riqueza biológica y cultural, que a través del tiempo y de los aportes investigativos ha brindado beneficios a la humanidad, por lo que se hace necesario conservarla.

Debido al desarrollo de los países considerados del primer mundo, nuestro sistema ecológico se está deteriorando, lo cual nos lleva a pensar que en un corto plazo nuestro plantea será inhabitable.

Por otro lado, la fabricación de productos agroquímicos y su incorrecto uso están causando graves problemas de contaminación de suelo, agua, aire y de los mismos productos, que son expuestos a estos agroquímicos, lo que ha desencadenado en alteraciones fenotípicas y genotípicas de las especies cultivadas. Así mismo la poca orientación que se le ha dado al agricultor en relación al uso correcto de los mismos, hace más visible tal problema. Entidades gubernamentales y no gubernamentales cuyos propósitos deberían ser la conservación de nuestros recursos naturales no han cumplido con su cometido, que es el de dar alternativas que vayan en beneficio del agricultor y del medio ambiente y más bien han promovido de alguna manera la tala de bosques, destrucción de manglares, uso desmedido de agroquímicos, inapropiadas prácticas de manejo y conservación de suelos.

Hoy en día los grandes compradores de nuestros productos agrícolas exigen un producto orgánico, es por ello que se han implantado estándares de calidad, siendo esto una dificultad para nuestro país, puesto que nuestra agricultura es en su mayoría a base de productos agroquímicos ya prohibidos en Norte América, Europa y Asia. Como casos puntuales los productores de banano, café, frutales, etc., que pasan a diario estos problemas de no aprobar los estándares de calidad.

Es por ello que el planteamiento de soluciones corresponde a quienes estamos vinculados con el agro y más aún apoyar a la producción lo más orgánica posible, es por ello que ¿sería factible en nuestro medio la implementación de la agricultura orgánica, con la finalidad de obtener rendimientos altos y de calidad?, y con ello nuestro campesino deje de ser un campesino pobre.

Todos estamos concientes de que hay mucho por hacer y que nuestros suelos están empobrecidos, como consecuencia de las deficientes prácticas agrícolas, pero así mismo si cambiamos nuestra manera de actuar e investigamos nuevas maneras de producir en base a la utilización de abonos orgánicos como los Bokashis, bioles, compost, humus de lombriz, uso de plaguicidas, fungicidas, herbicidas naturales, podríamos obtener rendimientos altos y nuestra producción sería bienvenida en el exterior.

III. JUSTIFICACIÓN

Una de las huellas más profundas del encuentro cultural entre el viejo y el nuevo mundo, cuyo inicio ocurrió hace más de quinientos años, sin dudarlo es la que quedó marcada en nuestro medio ambiente. La conquista de nuestra América representó el establecimiento de nuevos patrones culturales, en el uso de los recursos naturales, lo cual abarcó fenómenos tan diversos y complejos como la introducción de un sinnúmero de especies de flora y fauna ajenas al paisaje nativo.

Si bien es cierto todo intercambio entre culturas implica cambios en los ecosistemas, lo ocurrido en nuestro continente estuvo signado por la violencia contra la naturaleza y nuestros antepasados, los mismos que ya tenían su propia forma de manejar el medio ambiente en el que vivían. Antes de la conquista los paisajes de nuestro continente eran de una variedad y esplendor incomparables, así lo describió el padre Bartolomé de las Casas.

La conquista Española significó para nuestra agricultura la adopción de nuevos métodos de producción, los cuales no garantizaban la conservación del medio ambiente, dejando de lado la tecnología tradicional utilizada por nuestros aborígenes, en donde existían grupos de limitado desarrollo y grupos de alta complejidad como por ejemplo: la civilización Maya que se estableció en una región de bosque húmedo y practicó un sistema de agrosilvicultura, que involucra la rotación en distintas áreas de tierra para permitir su recuperación y tala selectiva de bosques. Otro caso es el de la cultura Incásica que se caracterizó por el dominio de variados ecosistemas de distintas regiones, pisos térmicos y microclimas, acompañada por la selección de tierras de cultivo, uso de abonos naturales, fabricación de herramientas capaces de conservar y mejorar el suelo, labranza cero, prácticas de riego, etc.

En las últimas décadas se ha venido aplicando todo el progreso científico y tecnológico a la llamada Revolución Verde, cuyo resultado final son suelos erosionados, salinización, compactación, contaminación ambiental, o sea rompimiento del equilibrio ecológico.

Por lo expuesto anteriormente se hace necesario el contribuir a la producción eficiente y de calidad, retomando algunas de las prácticas agrícolas de nuestros antepasados y apoyándonos en tecnologías acordes a nuestro medio, que no deterioren nuestro medio ambiente.

Este trabajo permitirá a los interesados contar con una fuente de información confiable en lo referente a producción orgánica, ya que en el cantón Zapotillo no se cuenta con trabajos de esta naturaleza.

Por lo expresado anteriormente, la utilización de abonos orgánicos (EM Bokashi), en el cultivar de maíz, minimizará el grado de toxicidad de los suelos, mediante el reciclaje de material vegetal y animal disponible en la superficie del suelo.

Para el presente proyecto de tesis se cuenta con los recursos humanos disponibles ya que los involucrados en este proyecto cuentan con el tiempo disponible y los recursos económicos para solventar los gastos que conlleva el realizar este trabajo. PREDESUR conjuntamente con PROEXANT (Promoción de exportaciones Agrícolas No tradicionales), serán las entidades financiadoras en un 100%.

Es por ello que se justifica el presente tema de tesis ya que al final del este se espera obtener un estudio fidedigno acerca de las mejores dosis de EM Bokashi, en el cultivar de maíz, con la finalidad de dar un aporte social, económico-técnico, para que en el futuro se realicen proyectos que permitan al productor extender las áreas cultivadas y obtener una productividad de calidad suficiente para mejorar su nivel de vida.

IV. REVISIÓN DE LITERATURA

4.1. AGRICULTURA ORGÁNICA

Según Suquilanda (1 996), la agricultura orgánica es una visión holística de la agricultura, que toma como modelos a los procesos que ocurren de manera espontánea en la naturaleza. En ese contexto la agricultura orgánica evita la utilización de agroquímicos para la producción.

Según Olivera (1 998), el hombre al realizar la abonadura modifica las concentraciones de iones del suelo de forma natural, para aumentar la producción de sus cultivos. Los materiales utilizados varían desde el estiércol natural hasta los abonos de mezcla.

4.1.1. Materia Orgánica

La materia orgánica, si bien su aplicación en agricultura es milenaria, sufrió a mediados de este siglo un olvido, a causa probablemente de la introducción de los abonos químicos que producían mayores cosechas con un menor costo. La materia orgánica procede de los seres vivos (plantas o animales superiores o inferiores) y su complejidad es tan extensa como la composición de los mismos seres vivos. La descomposición en mayor o menor grado de estos seres vivos, provocada por la acción de los microorganismos o  por factores abióticos da lugar a un abanico muy amplio de sustancias en diferentes estados que son los constituyentes principales de la materia orgánica (http://www.terralia.com/revista8/pagina16.htm. 2 001).

4.1.2. Función que Cumple la Materia Orgánica

Numerosos investigadores han reconocido efectos beneficiosos en la aplicación de la materia orgánica en el suelo, en cuanto a las mejoras observadas con respecto a las características químicas, físicas y biológicas del mismo. La materia orgánica forma parte del ciclo del nitrógeno, del azufre y del fósforo, contribuye a la asimilación de nutrientes, mejora la estructura y la retención de agua del suelo y da soporte a todo un mundo de microorganismos cuya actividad resulta beneficiosa para el cultivo.

Todos estos componentes de la materia viva sufren una serie de transformaciones que originan lo que conocemos como materia orgánica propiamente dicha, que consiste en un material dinámico (termodinámicamente inestable), ligado a los ciclos del carbono, nitrógeno, del fósforo y del azufre, a la reducción del hierro y el manganeso en el suelo y a otros muchos procesos y que puede llegar a estabilizarse en función de los parámetros ambientales (temperatura, pH, humedad, contenido iónico, poblaciones de microorganismos, etc.)

El uso de materia orgánica es primordial, en la agricultura sin laboreo, el cultivo en sustratos y la agricultura orgánica o biológica (http://www.terralia.com /revista8/pagina16.htm. 2 001).

4.2. ABONOS ORGÁNICOS

4.2.1. Importancia

Padilla (1 988), citado por Cruz (2 002), expone que la aplicación de abonos orgánicos ofrece beneficios favorables para las plantas tales como:

1). Sirven como medio de almacenamiento de los nutrimentos necesarios para el crecimiento de las plantas como es el caso de nitratos, fosfatos, sulfatos, etc.

2). Aumenta la capacidad de cationes en proporciones de 5 a 10 veces más que las arcillas.

3). Amortiguan los cambios rápidos de acidez, alcalinidad, salinidad del suelo y contra la acción de pesticidas y metales tóxicos pesados.

4). Contrarrestan los procesos erosivos causados por el agua y por el viento.

5). proporcionan alimento a los organismos benéficos como la lombriz de tierra y las bacterias fijadoras de nitrógeno.

6). Atenúan los cambios bruscos de temperatura en la superficie del suelo.

7). Reducen la formación de costras al debilitar la acción dispersante de las gotas de lluvia.

8). A medida que se descomponen los residuos orgánicos, suministran a los cultivos en crecimiento cantidades pequeñas de elementos metabólicos a tiempo y en armonía con las necesidades de la planta.

9). reducen la densidad aparente del suelo aumentando la infiltración y el poder de retención de agua en el suelo.

10). mejoran las condiciones físicas del suelo mediante la formación de agregados.

4.2.2. Tipos de Abonos Orgánicos

4.2.2.1. El humus

Bravo y Radicke (1 998), citado por Cruz (2 002), expresa que el humus es el mejor abono orgánico, ya que posee un contenido muy alto en nitrógeno, fósforo, potasio, calcio y magnesio asimilables, acompañado por gran cantidad de bacterias, hongos y enzimas que continúan el proceso de desintegrar y transformar la materia orgánica.

4.2.2.2. El compost

Brady (1 970), citado por Coronel (1 982), define al compost como "Una pila de material orgánico formada comúnmente de pisos alternos de estiércol, material vegetativo que luego será descompuesto"

Es un producto de descomposición de residuos vegetales y animales, con diversos aditivos. Este grupo es el más amplio de los abonos orgánicos; comprende desde materiales sin ninguna calidad, procedente de los basureros, hasta sustratos perfectamente preparados con alto poder fertilizante (http://edafologia.ugr.es/conta/Tema14/org.htm) (Figura 1).

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Figura 1. Representación gráfica de una pila de compost

4.2.2.3. El abono verde

Suquilanda (1 996) dice que los abonos verdes son cultivos de cobertura, cuya finalidad es devolverle a través de ellos sus nutrimentos al suelo. Se hacen mediante siembras de plantas, generalmente leguminosas, solas o en asocio con cereales.

Se cortan en la época de floración (10 - 20%) y se incorporan en los 15 primeros centímetros del suelo, para regular su contenido de nitrógeno y carbón y mejora sus propiedades físicas y biológicas. Se practica desde hace 3 000 años y es una de las tecnologías que manejó la agricultura prehispánica.

Es una alternativa viable y ecológicamente racional (http://www.proexant.org.ec/Abonos_Org%C3%A1nicos.html).

4.2.2.4. El mulch

Son restos de hojarascas, cosechas u otros materiales (bagazo, tamo, etc.), que no deben ser quemados, por el contrario deben ser picados y esparcidos sobre el terreno para que cubran el suelo y una ves que se descompongan se los debe mezclar con el mismo. Esta práctica tiene algunas ventajas como proteger al suelo del sol y el viento, evitando que se reseque y conservando su humedad por mayor tiempo, evita el crecimiento de malezas y favorece la vida microbiana, aunque se debe tener cuidado por que una capa muy gruesa podría en lugares húmedos ayudaría a la propagación de plagas como la babosa y caracol, por ello es recomendable realizar esta práctica en lugares donde haya escasez de agua (Valenciano 1 991, citado por Agila y Enríquez 1 999).

4.2.2.5. El purín

Está constituido por orina fermentada de los animales domésticos, mezclada con partículas de excrementos, jugos que fluyen del estiércol y agua de lluvia.

Por su importante contenido en sales potásicas el purín es considerado como un abono N-K.

Es un abono de efecto rápido, ya que los nutrimentos que contiene se encuentran en su mayor parte en forma fácilmente disponible. La aplicación en dosis elevadas de residuos líquidos puede conducir a la salinización del suelo (http://edafologia.ugr.es/conta/Tema14/org.htm).

4.2.2.6. Los bioles

Suquilanda (1 996), señala que el biol es una fuente de fitorreguladores que se obtienen como producto de la descomposición anaeróbica de los desechos orgánicos.

Siendo el biol una fuente orgánica de fitorreguladores, a diferencia de los nutrientes en pequeñas cantidades, es capaz de promover actividades fisiológicas y estimular el desarrollo de las plantas, sirviendo para actividades agronómicas como: enraizamiento (aumenta y fortalece la base radicular), acción sobre el follaje (amplía la base foliar), mejora la floración y activa el vigor y poder germinativo de las semillas, traduciéndose todo esto en aumento significativo de las cosechas (Figura 2).

 Figura 2. Representación gráfica para la elaboración de bioles

4.3. LA FERTILIDAD DE LOS SUELOS

La fertilidad del suelo es vital para un suelo productivo, un suelo fértil no tiene necesariamente que ser un suelo productivo. Drenaje insuficiente, insectos, sequías y otros factores pueden limitar su producción.

Para comprender la productividad del suelo, se debe reconocer las relaciones suelo – plantas existentes. Algunos de los factores externos que controlan el crecimiento de las plantas son: aire, temperatura, luz, soporte mecánico, nutrimentos y agua. La planta depende del suelo en forma total o parcial para el suministro de estos factores, con excepción de la luz (Valarezo, 2 001).

4.3.1. Textura y Estructura del Suelo

La textura está determinada por el porcentaje de arena, limo y arcilla contenidos en el suelo. Los suelos arenosos no almacenan tanta agua como el arcilloso, pero permiten una mayor circulación de aire y son más fáciles para labrarlos. Los suelos de textura arcillosa se compactan con facilidad, retienen bastante cantidad de agua, pero con reducidos espacios porosos. Los suelos ricos en limo son los más difíciles en cuanto a estructura. Las partículas se encajan muy bien unas con otras y se compactan con mucha facilidad (Valarezo, 2 001).

4.3.2. Coloides e Iones del Suelo

Por el proceso de intemperización, la materia orgánica y otros minerales se dividen en partículas pequeñas, los cambios químicos que se producen más tarde reducen más el tamaño de estas partículas, no visibles a simple vista. A estas partículas se las llama coloides.

La función que cumplen los coloides del suelo es atraer cationes y retenerlos, esto debido a que en el proceso de formación los coloides desarrollan una carga negativa y como un imán atraen el polo opuesto o sea cationes. Los coloides son los responsables principales de la reactividad química del suelo (Valarezo, 2 001).

4.3.3. Capacidad de intercambio Catiónico

La capacidad de intercambio catiónico, es el número total de cationes que un suelo puede retener. Mientras más alta sea la CIC, de un suelo, mayor será la cantidad de cationes que pueda retener.

La CIC depende de las cantidades, clases de arcilla y materia orgánica presentes, por ejemplo un suelo con alto contenido de arcilla retiene más cationes intercambiables que un suelo con bajo contenido de arcillas, así mismo la CIC aumenta a medida que aumenta la materia orgánica. En climas tropicales donde los suelos son altamente meteorizados y el contenido de materia orgánico es bajo los valores de CIC son bajos, mientras que en un clima más templado donde ha ocurrido una menor intemperización, usualmente los niveles de materia orgánica son altos, los valores de CIC pueden llegar a ser altos.

Los suelos arcillosos con CIC elevada pueden retener grandes cantidades de cationes, impidiendo la posibilidad de pérdidas por lixiviación. Los suelos arenoso con bajos niveles de CIC, retiene cationes sólo en pequeñas cantidades (Valarezo, 2 001).

4.3.4. Partículas de Arcilla y Materia Orgánica

4.3.4.1. Retención de aniones en el suelo

No existe un mecanismo preciso para la retención de aniones en el suelo, por ejemplo el sulfato puede ser retenido de forma muy débil por algunos suelos y bajo ciertas condiciones como un pH bajo. Los suelos que contienen hidróxido de aluminio e hierro absorben algunos sulfatos gracias a las cargas positivas que se desarrollan en ello, pero este grado de retención no tendrá ningún valor práctico en suelos con pH mayores a 6,0.

Grandes cantidades de azufre pueden ser retenidas a través de acumulaciones de yeso en regiones áridas y semiáridas (Valarezo, 2 001).

4.3.4.2. Materia orgánica del suelo

La materia orgánica contiene casi el 5% de nitrógeno total, sirviendo de esta manera como un depósito para el nitrógeno de reserva. La materia orgánica también contiene otros elementos esenciales para las plantas tales como: fósforo, magnesio, calcio, azufre y micronutrientes (Valarezo, 2 001).

4.3.5. Otros Factores que Afectan la Productividad de los Suelos

4.3.5.1. Profundidad del suelo

La profundidad del suelo puede ser definida como la profundidad de los materiales del suelo favorables para la penetración de las raíces de las plantas. Suelos profundos y bien drenados son adecuados para la producción de cultivos, las plantas necesitan una profundidad adecuada para anclar sus raíces y obtener suficientes nutrimentos y agua (Valarezo, 2 001).

4.3.5.2. Pendiente de la superficie

La topografía del suelo determina la cantidad de escurrimiento, erosión, método de riego, drenaje y las demás prácticas de manipulación necesarias para conservar el suelo y el agua. Suelos con pendientes más pronunciadas, mayor será la manipulación necesaria y los costos de mano de obra y equipo serán mayores (Valarezo, 2 001).

4.3.5.3. Organismos del suelo

En el suelo viven numerosos grupos de organismos, unos son microscópicos (nemátodos, bacterias y hongos), otros visibles como (lombrices y larvas de insectos). Algunos de estos organismos producen reacciones favorables para el suelo como descomposición de residuos vegetales y animales, otros producen reacciones desfavorables como desarrollo de organismos que producen enfermedades en plantas y animales.

Los factores que afectan la abundancia de los organismos del suelo son: humedad, temperatura, aireación, suministro de nutrientes, pH del suelo y el tipo de cultivo (Valarezo, 2 001).

4.4. BOKASHI

Shintani (2 000), explica que el Bokashi, es un término japonés que significa abono orgánico fermentado, que se logra siguiendo un proceso de fermentación acelerada, con la ayuda de microorganismos benéficos, que pueden tomar la materia orgánica del suelo y hacerla entrar en el mundo vivo, gracias a la energía química de la tierra.

4.4.1. EM y Bokashi

El EM es un cultivo microbiano mixto, de especies seleccionadas de microorganismos benéficos que tiene como uno de sus usos que es un inoculante para hacer varios tipos de abonos y para renovar aguas residuales y aguas de superficie contaminada (estanques). El Bokashi es un abono orgánico fermentado hecho a base de desechos vegetales y excretas animales. Cuando el EM es aplicado al Bokashi mejora su calidad y facilita la preparación de éste usando muchas clases de desechos. Se puede preparar un tipo aeróbico u otro tipo anaeróbico, dependiendo de los materiales y situación en particular.

El EM Bokashi puede ser utilizado entre 5 y 21 días después del tratamiento (fermentación), este abono puede ser usado en la producción de cultivos, aún cuando la materia orgánica no se haya descompuesto del todo. Cuando el EM Bokashi es aplicado al suelo, la materia orgánica es utilizada como alimento para los microorganismos eficaces y benéficos, los mismos que continuarán descomponiéndola y mejorando la vida del suelo; pero no hay que olvidar que suple nutrimentos al cultivo (http://www.lamolina.edu.pe/Gaceta/notas/nota58.htm).

4.4.2. Beneficios de los Microorganismos Efectivos (EM)

Es un cultivo microbiano mixto, de especies seleccionadas de microorganismos benéficos, que inoculado al suelo sirve como: corrector de salinidad, al tener funciones de intercambio de iones en el suelo y aguas duras, facilita el drenaje y lavado de sales tóxicas para los cultivos (Sodio y Cloro); Desbloqueador de suelos, pues permite solubilizar ciertos minerales tales como la cal y los fosfatos y Acelerador de la descomposición, de los desechos orgánicos (Compost, Bokashi, Vermicompost) por medio de un proceso de fermentación (http://www.proexant.org.ec/Abonos_Org%C3%A1nicos.html).

4.4.3. Los Microorganismos del EM

4.4.3.1. Bacterias ácido lácticas

Producen ácido láctico a partir de azúcares que son sintetizados por las bacterias fotosintéticas y levaduras. El ácido láctico puede suprimir microorganismos nocivos como el Fusarium sp. Ayuda a solubilizar la cal y el fosfato de roca (http://www.proexant.org.ec/Abonos_Org%C3%A1nicos.html).

  1. Degradan proteínas complejas y carbohidratos. Producen sustancias bioactivas (vitaminas, hormonas, enzimas) que pueden estimular el crecimiento y actividad de otras especies de EM, así como de plantas superiores (http://www.proexant.org.ec/Abonos_Org%C3%A1nicos.html).

  2. Levaduras

    Pueden fijar el Nitrógeno atmosférico y el bióxido de Carbono en moléculas orgánicas tales como aminoácidos y carbohidratos, también sintetizan sustancias bioactivas. Llevan a cabo una fotosíntesis incompleta, lo cual hace que la planta genere nutrimentos, carbohidratos, aminoácidos, sin necesidad de la luz solar, eso permite que la planta potencialice sus procesos completos las 24 horas del día (http://www.proexant.org.ec/Abonos_Org%C3%A1nicos.html).

  3. Bacterias fotosintéticas
  4. Actinomicetos

Funcionan como antagonistas de muchas bacterias y hongos patógenos de las plantas debido a que producen antibióticos (efectos biostáticos y biocidas). Benefician el crecimiento y actividad del azotobacter y de las micorrizas (http://www.proexant.org.ec/Abonos_Org%C3%A1nicos.html).

4.4.4. Procedimiento para Elaborar Bokashi

Por ejemplo para la elaboración de 80 sacos de 45 kg cada uno:

Materiales:

1000 kg de gallinaza, 1000 kg de cascarilla de arroz, 1000 kg de tierra de bosque, 250 kg de carbón molido, 50 kg de abono orgánico, 15 kg de cal o ceniza vegetal, 1 galón de melaza o miel de purga, 1 kg de levadura o un litro de EM, 500 litros de agua.

Procedimiento de elaboración:

  • Proceda a apilar todos los materiales bajo techo
  • Mezcle de manera homogénea todos los materiales agregando 200 ml de EM + 200 ml de melaza en 20 litros de agua/m2 de material.
  • Extender el abono dejando una capa de no más de 50 cm sobre el suelo, para acelerar la fermentación puede cubrirse el abono con un plástico.
  • Proceda a voltear el material extendido, una vez en la mañana y otra vez en la tarde, utilizando herramientas manuales o una máquina apropiada para tal efecto.
  • En época de lluvia, al cabo de 7 días, el BOCASHI está listo para ser utilizado, debido a que las temperaturas elevadas ayudan a la descomposición acelerada de los restos vegetales.
  • En época seca, el tiempo de fermentación debe alargarse 15 días, por cuanto las temperaturas no son tan altas como en invierno, lo cual retrasa la descomposición y por esta razón la fermentación se alarga.

Recomendaciones para el manejo:

4.4.5. Principales aportes de los ingredientes utilizados para elaborar EM Bokashi

4.4.5.1. El carbón

Mejora las características físicas del suelo, pues facilita la aireación de absorción de humedad y calor, por su lato grado de porosidad beneficia la actividad macro y microbiológica de la tierra, al mismo tiempo que funciona con el efecto tipo "esponja sólida", que consiste en retener, filtrar y liberar gradualmente nutrientes a las plantas, diminuyendo la pérdida y lavado de éstos en el suelo (Restrepo, 2 001).

4.4.5.2. La gallinaza

Es la principal fuente de nitrógeno en la fabricación de abonos fermentados, mejora las características de la fertilidad del suelo, principalmente con fósforo, potasio, calcio, magnesio, hierro, manganeso, zinc, cobre y boro (Restrepo, 2 001).

  1. Este ingrediente mejora las características físicas del suelo y de los abonos orgánicos, facilita la aireación, la absorción de humedad y filtrado de nutrientes, también beneficia el incremento de la actividad macro y microbiológica de la tierra (Restrepo, 2 001).

  2. La cascarilla de arroz

    Favorecen la fermentación de los abonos, incrementada por la presencia de vitaminas en la pulidora de arroz. Aporta nitrógeno, fósforo, calcio, potasio y magnesio (Restrepo, 2 001).

  3. La pulidura de arroz

    Es la principal fuente energética para la fermentación, favorece y multiplica la actividad microbiológica, es rica en potasio, calcio y magnesio, contiene gran cantidad de boro (Restrepo, 2 001).

  4. La melaza de caña

    Estos tres ingredientes constituyen la principal fuente de inoculación microbiológica, para la fabricación de abonos orgánicos (Restrepo, 2 001).

  5. La levadura, tierra de floresta y bokashi

    Regula la acidez que se presenta en todo el proceso de fermentación, así mismo puede contribuir con otros minerales útiles a las plantas (Restrepo, 2 001).

  6. La cal agrícola
  7. El agua

Su principal objetivo es homogenizar la humedad de todos los ingredientes que componen el abono (Restrepo, 2 001).

4.4.6. Trabajos Realizados

Los trabajos realizados sobre EM Bokashi, hasta la fecha no son muchos así que a continuación se describen los resultados de algunos:

Alvarado y Jumbo (2 002) citado por Cruz (2 002), sobre "Fertilización Orgánica de Brócoli en Salapa" concluyen que luego de los análisis de suelo antes y después de la aplicación de las dosis máximas de EM Bokashi y Bokashi tradicional, se observó un incremento de la fertilidad natural del mismo especialmente en nitrógeno y fósforo. Así mismo con la incorporación de bacterias eficaces EM, se logró un mayor contenido de nitrógeno total y elevados niveles de fósforo, potasio y calcio en el EM Bokashi.

Ureña y Curimilma (1 982), probaron cuatro "Métodos de Compostaje y su Efecto en el Cultivo de Maíz y Maní en Zapotepamba", pese a no haber diferencia estadística entre los distintos tratamientos, obtuvieron los mejores resultados con el tratamiento de fertilización química más compost con 2 032,28 kg/ha. Así mismo la fertilización orgánica a través del compost, es más barata que la fertilización química ya que con ello se obtuvo una ganancia de 5,6% con fertilización orgánica, mientras que con la fertilización química se obtiene una pérdida de 28,73%.

Cruz (2 002), obtuvo porcentajes aceptables de germinación con dosis de 30 000, 20 000 y 10 000 kg/ha, así mismo con la dosis más alta obtuvo una mayor producción de grano por hectárea y un contenido muy alto de materia orgánica 17,10 %.

En la comunidad Tañiloma, parroquia Tarqui, provincia del Azuay, se desarrollo una experiencia de preparación de Bokashi, la cual tuvo excelentes resultados ya que se obtuvieron beneficios económicos para la comunidad, los cultivos evidenciaron mayor vigor y el suelo ha conservado su humedad y se nota más suelto que antes (CARE 1 998).

En la Universidad Earth, en Costa Rica, desde 1 998 se está produciendo abono orgánico fermentado tipo bokashi a partir de la captación de las heces y la orina del ganado -en doble ordeño diario- sobre una cama de fibra seca colocada en el piso del corral de descanso de las vacas y de sus crías, el cual tiene 200 m², está techado y su piso cementado. Para evitar los malos olores y la presencia de insectos molestos y picadores, la cama se asperja diariamente con una solución de microorganismos eficaces (EM), Diariamente se aplican por aspersión sobre la cama 320 cm3 de EM activado, disueltos en cuatro litros de agua limpia (8% de EM).

Esta actividad ha evitado tener que lavar el piso del establo, eliminando el gasto y la contaminación diaria de 4 m3 de agua, ha permitido la reducción a una cuarta parte del uso anterior de la mano de obra, utilizada ahora para asperjar el EM, y la obtención de un abono orgánico con alto contenido de minerales y de materia orgánica, como producto adicional del sistema pecuario. Este abono orgánico es utilizado para el llenado de bolsas de vivero y para la fertilización orgánica de todo tipo de cultivos. Se ha reducido la incidencia de mastitis y de cojeras en las vacas. Inicialmente se presentaron casos de diarrea con sangre en los terneros, causada por Coccidia (Eimeria sp), pero ésta se ha prevenido con éxito mezclando Flor de Azufre al 5% en la sal mineralizada que consumen permanentemente los terneros (http://www.centralamericaweekly.net/181/espanol/mun-curi.html).

V. OBJETIVOS

5.1. OBJETIVO GENERAL

  • Reciclar los residuos orgánicos y vegetales, producidos en la parroquia Garza Real, Cantón Zapotillo, para la producción de EM Bokashi y su aplicación en el cultivar Maíz bajo riego.
  1. OBJETIVOS ESPECÍFICOS
  • Conocer cuál de las fórmulas de EM Bokashi, resulta más efectiva para el cultivar maíz, con dos niveles de fertilización.
  • Mediante los análisis de suelo antes y después del ensayo establecer si la aplicación de EM Bokashi, ayuda al mejoramiento y conservación de la fertilidad del suelo.
  • Establecer si son o no rentables los tratamientos de EM Bokashi, en el cultivar maíz bajo riego.
  • Dar un apoyo técnico-científico a los interesados, mediante la difusión los resultados de la investigación.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Agricultura y Ganaderia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda