Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Estrategia metodológica para el desarrollo de las habilidades lingüísticas

Enviado por arealva8



  1. Resumen

RESUMEN:

Una de las habilidades que debe tener el profesional graduado de la carrera de Ingeniería Mecánica es el desarrollo de la comunicación, a través de una adecuada expresión oral y también poder interpretar correctamente diferentes documentos y textos. Pensamos que en el perfil de la carrera estas habilidades están bien encaminadas pero que todavía no se encuentran completas. Por eso es propósito nuestro en dicha carrera trabajar por el logro de otras habilidades como son el correcto uso de las reglas ortográficas, las habilidades lectoras y una expresión escrita en correspondencia con su nivel. Para ello tenemos un único camino a seguir: la concientización de todos y cada uno de los profesores de la Facultad y su estrecho trabajo con la asignatura de "Redacción e Interpretación", la cual se imparte en el primer año. Porque la cantidad de horas es insuficiente y porque todos debemos trabajar por un único fin, que es la concepción holística del ingeniero mecánico, es que debemos lograr la interdisciplinariedad en este primer año, para después encaminar nuestro trabajo hacia todos los demás años de la carrera.

Nuestro Departamento de Español se ha propuesto estudiar esta problemática en la Facultad de Ingeniería Mecánica, para proponer soluciones a los problemas expuestos que facilite la erradicación de las deficiencias que presentan los alumnos en el uso correcto del idioma.

TEMÁTICA: Educación.

En las últimas décadas, en algunos países de habla hispana se está produciendo una amplia revisión de las concepciones sobre la naturaleza del lenguaje y la comunicación y los problemas implicados en su enseñanza y aprendizaje. Se pone énfasis en el uso de las lenguas, en la función comunicativa del lenguaje y en el papel de los factores sociales en su desarrollo.

No obstante, es grande la dificultad que encuentra el profesor para superar la barrera de las meras formulaciones teóricas, sin disponer de una formación más sólida que le permita entender las implicaciones que tales opciones pueden y deben tener en su práctica pedagógica. Por eso, hoy es un hecho real que al ingresar los estudiantes a la Educación Superior no han logrado las habilidades necesarias para una expresión correcta y coherente de la lengua materna. Es entonces indispensable tratar, en lo posible, de enmendar los errores cometidos tanto en la expresión oral como en la escrita de falta de coherencia, pobreza de ideas, carencia de un estilo; entre otros y una vía para lograr esto puede ser el trabajo interdisciplinario y consciente.

Según un diagnóstico realizado por el Ministerio de Educación Superior, en el curso 97-98, en estudiantes universitarios de distintas Facultades de Ingeniería de nuestro país, se puso en evidencia la necesidad de incluir en los distintos planes de estudio un programa de Lengua Materna para propiciar el desarrollo de las habilidades lingüísticas en los estudiantes que cursan carreras de ingeniería.

Específicamente en la carrera de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Cienfuegos, que es donde se realiza este trabajo, los estudiantes deberán estar preparados para enfrentar la solución de problemas en correspondencia con el perfil de la misma. Sin embargo, en muchas oportunidades hay estudiantes que no tienen un adecuado nivel de comunicación. Se han hecho serios esfuerzos para que, al graduarse, los estudiantes de carreras técnicas tengan un dominio más amplio de la ciencia y la técnica, pero esto no se corresponde en igual medida con su horizonte cultural ni con las habilidades que demuestren el dominio de su lengua.

Es de suma importancia la incorporación de asignaturas que potencien las habilidades de la lengua materna pues la comunicación es un factor imprescindible en la labor del ingeniero mecánico. El futuro profesional deberá estar preparado para establecer una comunicación sobre la base del entendimiento y lo que es más importante del convencimiento. Por ejemplo, a la hora de explicar cómo funciona un determinado mecanismo y si su funcionamiento tiene riesgos, debe hacer todo lo posible para lograr una adecuada y estrecha comunicación que le permita un mejor desempeño de su trabajo. También este ingeniero podrá, en algunos casos, desempeñar funciones de liderazgo y entonces deberá dar adecuadas indicaciones operativas que propicien la asimilación de estas indicaciones, por las personas que tiene bajo su cargo.

A través de la asignatura "Redacción e Interpretación" se ha ido encaminando al estudiante de Ingeniería Mecánica de primer año por el camino del buen uso de la lengua. No obstante, la cantidad de horas eran insuficientes, por ello se requería de un trabajo conjunto, de una toma de conciencia por parte del Consejo de Carrera, para, a través del desempeño en el currículo y de la interdisciplinariedad, comenzar el trabajo para ir eliminando, paulatinamente las deficiencias comunicativas de los estudiantes de la carrera, comenzando por el primer año y llevándolo poco a poco a los años superiores.

Es propósito de este trabajo lograr la estrecha vinculación de la asignatura con las demás que se imparten en el año, o sea, lograr en gran medida la globalización del currículo. Esto presupone una toma de conciencia por parte de todo el claustro de profesores de la carrera y además un nivel de preparación cada vez más elevado de cada uno de estos docentes.

Al trabajar con las habilidades es necesario determinar aquellas que resultan fundamentales o esenciales o que en calidad de invariantes, deben aparecer en el contenido de la asignatura. Estas invariantes son las que deben llegar a ser dominadas por los estudiantes y son las que aseguran el desarrollo de sus capacidades cognoscitivas, es decir, la formación en la personalidad de estos de aquellas potencialidades que le permiten enfrentar problemas complejos y resolverlos mediante la aplicación de dichas invariantes.La tarea consiste en escoger aquellas invariantes de habilidades que garanticen los modos de actuar propios del egresado que, de acuerdo con su objeto de trabajo, se concretan en el modelo de este.

En el tema que ha sido objeto de esta investigación que es el desarrollo de las habilidades lingüísticas en los estudiantes de primer año de Ingeniería Mecánica, todas estas cuestiones planteadas anteriormente son de suma importancia.

Se debe precisar primeramente que los estudiantes que ingresan a la carrera desde el nivel medio superior lo hacen con innumerables problemas para establecer la comunicación, ya sea de forma oral o escrita. Según pruebas de comprobación que se han realizado a estos estudiantes, al entrar al primer año de esta carrera en la Universidad de Cienfuegos, se pudieron comprobar las serias deficiencias, en todos los aspectos de la lengua, con que ingresan. Se debe tener en cuenta, además que en los últimos años los que optan por esta carrera son estudiantes, en su mayoría, que no han alcanzado un promedio alto en el pre-universitario, cuestión esta que no sucedía en los años 80 pues los que ingresaban en la carrera, generalmente, tenían una amplia formación cultural lo que les propiciaba el aumento de la competencia lingüística.

Las investigaciones realizadas en este campo de la enseñanza de la lengua materna en carreras de ingeniería en nuestro país son muy escasas y se limitan sobre todo a carreras técnicas de las Universidades de la Habana. En nuestro centro docente no existía ningún trabajo acerca del tema, hasta que el equipo de expertos que trabajó en esta investigación reconoció la necesidad de comenzar el trabajo en la Facultad de Ingeniería Mecánica para ir resolviendo, paulatinamente, los problemas con las habilidades lingüísticas.

Se necesitaba, además, la labor conjunta con el Consejo de Carrera de la Facultad para que este fuera un importante punto de apoyo en este trabajo, pues existía un desconocimiento parcial acerca de cómo emprender esta tarea, y además las habilidades para el correcto uso de la lengua no aparecían perfiladas en la carrera.

Aspectos de suma importancia y que hay que tener bien presentes para alcanzar el objetivo que se ha propuesto la carrera, que es perfeccionar cada vez más sus estudiantes para que egresen con la calidad requerida, son las necesidades y la constante competencia que el mundo de hoy exige. Por tanto el trabajo con el desarrollo de las habilidades es una prioridad en este sentido. Por supuesto, las lingüísticas son imprescindibles. Así, pues, existe una paridad de opiniones a la hora de plantear las habilidades que debe desarrollar un ingeniero. Los criterios de los siguientes especialistas enfatizan la necesidad de esta investigación y la importancia que tiene para el futuro ingeniero el desarrollo de las habilidades lingüísticas. Se debe trabajar para que cuando ese estudiante sea un profesional tenga lograda una serie de habilidades que le permitan su correcto desempeño como tal

Thomas Nicastro, investigador de la Organización Internacional del Trabajo detalla las siguientes habilidades exigidas por los empleadores:

  1. Saber aprender.
  2. Saber redactar y usar la computación
  3. Saber escuchar y comunicar ideas.
  4. Tener pensamiento creativo y capacidad para solucionar ideas.
  5. Tener alta autoestima, motivación y orientación al desarrollo.
  6. Ser capaz de relacionarse con los demás, negociar y trabajar en equipo.
  7. Tener orientación hacia la efectividad de la organización y asumir roles de liderazgo.

Especialistas de la Universidad Haveriana de Bogotá plantean que se necesita un ingeniero con:

  1. Un alto grado científico
  2. Capaz de entender la tecnología del futuro
  3. Más habilidades y más destrezas que hoy.
  4. Con conocimientos básicos de ciencias de la ingeniería.
  5. Capaz de encontrar información para la solución de un problema.
  6. Con excelentes habilidades de comunicación.
  7. Capaz de trabajar en grupos multidisciplinarios.
  8. Con permanente disposición creativa e innovadora.
  9. Con una sólida formación cultural y humanística.
  10. Con sobresaliente capacidad para resolver problemas.

Como se puede apreciar en ambos casos es fundamental en los ingenieros el desarrollo de habilidades lingüísticas tales como la capacidad de comunicación ( en todos los sentidos), saber escuchar, saber redactar, etc. No obstante, también, en cada una de las habilidades que debe desarrollar el ingeniero mecánico se encuentran, de una forma u otra, habilidades relacionadas con el proceso de la comunicación.

Independientemente de que este nuevo siglo que se vive exige un incremento de los conocimientos de la ciencia y la técnica, de que los avances de la computación malogran muchas veces los propósitos, sobre todo en la enseñanza de la gramática y la ortografía, se debe tener conciencia de que la formación de un profesional con un alto nivel de comunicación en todos los aspectos y fundamentalmente en el habla, es imprescindible para la sociedad.

A medida que el tiempo transcurre las áreas del desempeño de los egresados de la Universidad son mayores; por tanto, un ingeniero mecánico puede, en muchos casos, estar al frente de una industria o una empresa y tiene que saber comunicarse y conocer los diferentes modos de actuación según el momento y las personas a las que vaya a referirse. Es, pues, de vital importancia su preparación y desarrollo desde que entra a las aulas de la Universidad, hasta que sale de ella totalmente capacitado.

Nuestra propuesta consiste en fomentar y desarrollar el trabajo interdisciplinario en el colectivo de primer año de Ingeniería Mecánica, para así propiciar la labor con las diferentes habilidades de la lengua materna.

El trabajo desarrollado en ese sentido tuvo 4 momentos importantes:

  • Fase I. Planeación del trabajo.
  • Fase II. Preparación metodológica del colectivo de año
  • Fase III. Control
  • Fase IV. Reflexión colectiva acerca de la nueva propuesta.

En la Fase I un colectivo de expertos se reunió y determinó cómo se trabajaría con los profesores y se establecieron líneas a seguir para el trabajo con las habilidades. Se confeccionó además una clave para la señalización y corrección de los errores ortográficos en los estudiantes, pues así se establecería una unidad de criterios. Esto facilita el trabajo del profesor que no es de lengua y además hace que los alumnos comprendan fácilmente dónde está el error cometido. También se planificó otra actividad que fue la recogida del vocabulario técnico de cada una de las asignaturas para así poder hacer actividades demostrativas efectivas donde se utilizaron esas palabras.

Fase II. Preparación metodológica del colectivo de año.

Para llevar a cabo esta preparación se tuvieron en cuenta las necesidades de los profesores y se les brindó:

  • Sesiones de trabajo metodológico las cuales tenían como objetivo darle al profesor que no es de lengua los conocimientos necesarios para su trabajo con el desarrollo de las habilidades. Aquí se brindó información sobre las 10 reglas ortográficas más importantes del español y de cómo tratar de la manera más delicada y con mucho tacto los errores de los estudiantes.
  • Actividades demostrativas con las que se perseguía que el colectivo de año conociera diferentes métodos y estilos de trabajo. Aquí se les enseñó cómo hacer el descuento ortográfico, cómo señalar los errores de redacción que puede tener el alumno en cuanto a ajuste al tema, correspondencia entre las ideas, falta de coherencia y concordancia, entre otros. Además se demostró cómo ayudar al alumno en el desarrollo de su expresión oral.
  • Ayuda personal. Esta ayuda se le dio a quienes la requirieron con el fin de aclarar dudas gramaticales, ortográficas, de redacción de informes, de aspectos sobre la toma de notas y en ellas el profesor, en todo momento, mostró abiertamente su interés por asimilar los contenidos.

Independientemente de que todavía se puede trabajar mucho en la preparación del colectivo de año, y de que creemos necesario que este trabajo deba extenderse a los demás colectivos de la carrera, pensamos que son muchos los temas que se pudieran incorporar a esta preparación metodológica, pero cuidando siempre de que sea de manera gradual. Consideramos que este es un proceso lento, en el que no se debe agobiar con este tipo de trabajo al resto de los profesores. Cuando ya se haya asimilado un contenido, es cuando se deben crearlas condiciones para entrar en otro.

Fase III. Control.

En esta fase se implementaron algunos instrumentos con el objetivo de comprobar la efectividad en el trabajo con los diferentes componentes de la lengua como fueron:

  • Monitoreo de criterios
  • Revisión de trabajos escritos
  • Visitas especializadas a clases
  • Recogida de información

Con el monitoreo de criterios se recibió información tanto de los profesores como de los alumnos. Así se pudo conocer que los profesores, con los conocimientos que ya poseían antes y los nuevos que habían adquirido, estaban haciendo un trabajo correcto y meritorio según sus estudiantes. Los docentes opinaron que si bien en todas sus actividades en el aula no podrían trabajar todas las habilidades por lo menos tenían siempre presentes la corrección de la ortografía y de la expresión oral.

Se revisaron trabajos que recogían informes de las distintas prácticas de la asignatura Ingeniería Mecánica I donde se comprobó la correcta señalización de los errores ortográficos y de redacción. En algunos casos en que los errores no estaban corregidos se le explicó al profesor cómo se debía hacer. Se realizaron visitas especializadas a las clases de seminarios de Ingeniería Mecánica I para comprobar la labor que el profesor realizaba con respecto a la expresión oral de los estudiantes, y si bien todavía se puede profundizar más en este aspecto, pues los errores se corrigen de manera general, no haciendo énfasis en las particularidades, pensamos que ya hay una toma de conciencia para la realización de esta labor.

Para la recogida de información se confeccionó una Boleta de Información Interdisciplinaria de Redacción (BIIR) donde los profesores hicieron una breve exposición sobre algunas de las habilidades que habían trabajado hasta el momento, cómo las trabajaron y dónde, si era en clases, qué tipo de clase, si era conferencia, seminario, clase práctica, etc, o si habían hecho un análisis correctivo en las revisiones de trabajos como informes, pruebas parciales, entrega de tareas, entre otras.

Fase IV. Reflexión colectiva acerca de la nueva propuesta.

En esta fase se reunieron todos los profesores del colectivo que habían aplicado esta propuesta de trabajo y expusieron sus propias experiencias con respecto a su aplicación. Se reconoció como positiva la necesidad de este trabajo interdisciplinario. Se señalaron algunas dificultades que frenaban en algunas oportunidades el éxito de esta tarea como son:

  • Bajo nivel de preparación de estos estudiantes egresados del pre universitario.
  • Poca preferencia por la lectura en estos alumnos, la cual favorece su comprensión y mejora su ortografía.
  • La inexistencia de textos adecuados para su uso en clases.

Según la opinión del colectivo de año esta nueva propuesta servirá para:

  • Ayudar a mejorar la comunicación y la redacción.
  • Contribuir a la comprensión en otras asignaturas.
  • Ampliar el vocabulario de alumnos y profesores.
  • Ayudar a la formación integral del estudiante.
  • Intercambiar entre las disciplinas para trabajar unidos por el logro de los objetivos que exige la revolución educacional y el plan de estudio.
  • El 65 % de los estudiantes tenía serios problemas con la ortografía
  • El 63,3 presentaban dificultades en la redacción de informes y resúmenes..
  • El 33 % no tenía habilidades adecuadas para la comprensión

Acerca de los componentes de la lengua que son trabajadas en las distintas asignaturas los datos más relevantes arrojan que Uso y manejo de la Información Científico Técnica e Inglés son las que más trabajan con las distintas habilidades de la lengua. Esto está dado por la afinidad de los contenidos de la asignatura de Redacción e Interpretación con aquellas.

Es significativo el hecho de que, según la opinión de los estudiantes, todos los profesores trabajan, en alguna medida, los componentes de la lengua, siendo, de estos, los más beneficiados el de la expresión oral y la lectura y comprensión. Componentes lingüísticos como la expresión escrita y la caligrafía están en desventaja con respecto a los demás.

La labor del profesor de lengua consiste, en lo adelante, en seguir buscando nuevas vías y métodos para la estimulación del profesor en las demás asignaturas, para que se inserte en el desarrollo de todos los componentes de la lengua, haciendo un énfasis mayor en la ortografía y la expresión escrita.

Bibliografía

Alarcos Llorach, Emilio. Curso de Español. Universidad para todos. / Emilio Alarcos Llorach y otros. -- La Habana: Ed. Juventud Rebelde, 2000. -- 31 p.

Álvarez de Zayas, Carlos M. Didáctica, la escuela en la vida. / Carlos Manuel Álvarez de Zayas. -- La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 1999. -- p 71.

Cabrera Díaz, Orestes. Temas de Redacción y lenguaje. / Orestes Cabrera Díaz. -- La Habana: Ed. Científico-Técnica, 1982. -- 302 p.

Castellanos Álvarez, Juan. Seminario internacional sobre Metodología de la enseñanza de la Ingeniería. / Juan Álvarez Castellanos. -- Colombia: Universidad del Atlántico, agosto 1998. -- 10 p.

Fernández, José R. La calidad de la enseñanza: tarea de todos. Revista Cuba Socialista (La Habana) 9: 53, dic 83 - feb 84.

Figueroa Esteva, Max. La dimensión lingüística del hombre. / Max Figueroa Esteva. -- La Habana: Ed. Ciencias Sociales, 1986. -- p 152-160.

González García, Martha I. Ciencia, tecnología y sociedad. / Martha I. González García. -- Madrid: Editorial Tecnos, 1996. -- p 19-22.

Kemmis, S. El curriculum: más allá de la teoría de la reproducción. / S. Kmmis. -- España: Ed Morata, 1993. -- 175 p.

Morín, Edgar. La misión de la universidad. Facultad de ingeniería (Medellín) 9: 1, 1994.

Rudniks Katz, Berta. El perfeccionamiento continuo de la enseñanza de la lengua materna. Educación (La Habana) 18 (70): 3-7, julio-sep, 1998.

Torres Santomé, Jurjo. Globalización e interdisciplinariedad: el curriculum integrado. / Jurjo Torres Santomé. -- Madrid: Ed Morata, 1994. -- 277 p

53.3 %

 

 

 

Autor:

MSc Arelys Rebeca Álvarez González

Dr. Juan Castellanos Álvarez

Lic. Martha Preciado Martínez

Lic. Carmen Rosa Prendes Rey

INSTITUCIÓN: Universidad Carlos Rafael Rodríguez, Carretera a Rodas, Cuatro Caminos.


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda