Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Instituciones Financieras Internacionales

Enviado por orianagmg



Partes: 1, 2

  1. Banco Interamericano de Desarrollo BID
  2. Corporación Andina de Fomento CAF
  3. Fondo Latinoamericano de Reservas
  4. Fondo Monetario Internacional FMI
  5. Banco Mundial
  6. Banco de Importaciones y exportaciones EXIM Bank
  7. Banco Latinoamericano de exportaciones BLADEX
  8. Corporación Financiera Internacional IFC
  9. Valor Agregado: Investigación en el estado Táchira
  10. Referencias Hemerográficas
  11. Conclusión
  12. Bibliografía

INTRODUCCIÓN

En la última década los países han recurrido a las instituciones financieras internacionales (IFI) con más frecuencia que nunca, para financiar sus proyectos, solicitar asesorías para introducir reformas en sus modelos económicos, entre otros.

El desarrollo de la presente investigación tiene como objetivo cumplir con una actividad pautada en la cátedra de Instituciones Financieras y principalmente para adquirir conocimientos sobre las Instituciones Financieras Internacionales, las cuales son de gran ayuda para el desarrollo socioeconómico de las regiones más desprotegidas en el área de la salud, educación, infraestructura, vialidad, y demás problemas que afectan a la población mundial.

Es primordial que un administrador de empresas conozca sobre las formas de financiamiento con las que cuentan los países para el desarrollo de sus actividades económicas. Así como también que estén al tanto de los proyectos que lleva a cabo su país con el apoyo de las instituciones financieras internacionales.

Cada una de estas instituciones tiene sus características propias, que deben ser conocidas por las personas para la comprensión de sus objetivos. A continuación se explicarán cada una de estas instituciones.

BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO (BID)

El Banco Interamericano de Desarrollo es la más grande y antigua institución de desarrollo regional. Fue establecido en diciembre de 1959 con el propósito de contribuir a impulsar el progreso económico y social de América Latina y el Caribe. La creación del Banco significó una respuesta a las naciones latinoamericanas que por muchos años habían manifestado su deseo de contar con un organismo de desarrollo que atendiera los problemas agobiantes de la región. Inicialmente el Banco estuvo integrado por 19 países de América Latina y el Caribe, y Estados Unidos. Luego entraron otros ocho países del hemisferio, incluyendo Canadá. Desde sus comienzos, el BID se vinculó con numerosas naciones industrializadas, cuyo ingreso al Banco se formalizó en 1974 con la firma de la Declaración de Madrid. Entre 1976 y 1993 ingresaron 18 países extra regionales. Hoy los miembros del Banco suman 46.

Dentro del Grupo del BID se encuentran la Corporación Interamericana de Inversión (CII) y el Fondo Multilateral de Inversión (FOMIN). La CII fue establecida para contribuir al desarrollo de América Latina mediante el respaldo financiero a empresas privadas de pequeña y mediana escala. El FOMIN fue creado en 1992 para promover la viabilidad de las economías de mercado en la región.

En sus 42 años de actividades, el Banco se ha transformado en un importante factor catalizador de la movilización de recursos hacia la región. Su Convenio Constitutivo establece que las funciones principales de la institución son destinar su capital propio, los recursos que obtiene en los mercados financieros y otros fondos disponibles a financiar el desarrollo de sus países miembros prestatarios; complementar la inversión privada cuando el capital privado no está disponible en términos y condiciones razonables, y proveer asistencia técnica para la preparación, financiamiento y ejecución de los programas de desarrollo. La Oficina de Evaluación (EVO) es la responsable de la valoración de estrategias, políticas, programas, proyectos, incluyendo aquellos en ejecución, o sistemas y, de la difusión dentro del Banco de los resultados y las enseñanzas aprendidas. En sus páginas es posible encontrar los Informes Anuales de Evaluación (y sus resúmenes); un artículo denominado "Evaluación: una herramienta de gestión para mejorar el desempeño de los proyectos", donde encontramos desde una explicación sobre la importancia de la evaluación como aprendizaje hasta los distintos pasos del ciclo de la evaluación, una bibliografía y anexos relativos a la matriz del Enfoque del Marco Lógico y a la Planificación de los Procedimientos de Supervisión y Evaluación.

Asimismo, también se encuentra la síntesis de la Mesa Redonda Interamericana sobre la Evaluación y Administración del Desempeño, de 1995, en la que participaron diez jefes de departamento de países sudamericanos. Como resultado de esta mesa redonda se constituyó el Grupo Regional Consultivo de Evaluación (RECG). El sitio de Internet trata de facilitar la difusión de experiencias y de reflexiones sobre evaluación y medición del desempeño.

En cumplimiento de su misión, el Banco ha movilizado financiamiento para proyectos que representan una inversión total de US$273.000 millones. Su actividad crediticia anual creció drásticamente de US$294 millones en préstamos aprobados en 1961, a US$10.063 millones en 1998 y a US$4.550 millones en 2002.

Las operaciones del Banco abarcan todo el espectro del desarrollo económico y social. En el pasado, el Banco puso énfasis en los sectores de producción, como la agricultura y la industria; los sectores de la infraestructura física, como energía y transporte, y los sectores sociales, que incluyen la salud pública y ambiental, educación y desarrollo urbano. En la actualidad, las prioridades de financiamiento incluyen la equidad social y la reducción de la pobreza, la modernización y la integración y el medio ambiente.

En los últimos años, el Banco ha aprobado préstamos para reformas sectoriales y programas de reducción de deuda. A partir de 1995, el Banco comenzó a prestar en forma directa al sector privado, sin garantías gubernamentales, hasta un 5% de los recursos de su capital ordinario.

Para cumplir con sus operaciones de préstamo y cooperación técnica, el Banco cuenta con su capital ordinario, que comprende el capital suscrito, las reservas y fondos captados a través de préstamos, más los fondos en administración, que son contribuciones especiales de sus países miembros. El Banco también tiene un Fondo para Operaciones Especiales que concede préstamos en condiciones concesionales para proyectos en países menos desarrollados económicamente.

El Banco ha obtenido fondos de los mercados de capitales de América Latina y el Caribe, Estados Unidos, Europa y Japón. Su deuda ha sido clasificada AAA por los tres principales servicios de clasificación de Estados Unidos, valor equivalente a los que le adjudican en otros importantes mercados.

La máxima autoridad del Banco es la Asamblea de Gobernadores, en la cual están representados todos los países miembros. Por lo general los Gobernadores son ministros de hacienda o finanzas, presidentes de bancos centrales u otros funcionarios que ocupan cargos de similar jerarquía. La Asamblea de Gobernadores ha delegado muchos de sus poderes al Directorio Ejecutivo, que tiene la responsabilidad de dirigir las operaciones del Banco.

El Banco tiene oficinas en todos los países miembros latinoamericanos, y en París y Tokio. Su sede está en Washington.

Los recursos financieros del BID consisten en el Capital Ordinario (CO), el Fondo para Operaciones Especiales (FOE), y fondos fiduciarios. El CO suma US$101.000 millones. La porción pagada en efectivo de las suscripciones al CO es 4,3 por ciento; el resto es capital suscrito que, junto al status de acreedor preferido que otorgan al BID sus países miembros, sirve como respaldo a los empréstitos del Banco en los mercados financieros. Las emisiones de bonos del BID oscilan entre US$ 6.000 millones y US$ 9.000 millones por año. Con excepción de los préstamos de emergencia, los períodos de amortización de los préstamos provistos con recursos del CO van de 15 a 25 años; las tasas de interés reflejan los costos incurridos por el Banco en sus empréstitos, más cargos y márgenes.

La Facilidad de Financiamiento Intermedio es utilizada para reducir la tasa de interés sobre ciertos préstamos del CO a un grupo de países de bajos ingresos: Ecuador, El Salvador, Guatemala, Jamaica, Paraguay República Dominicana y Surinam.

El FOE, que cuenta con US$ 10.000 millones en contribuciones en efectivo de todos los países miembros, provee financiamiento exclusivamente a los países más pobres de la región: Bolivia, Guyana, Haití, Honduras y Nicaragua. La tasa de interés sobre préstamos del FOE a 40 años, con 10 de gracia, es de casi 2 por ciento anual.

El BID administra numerosos fondos fiduciarios establecidos por países y entidades multinacionales a fin de dar financiamiento y asistencia técnica para un amplio abanico de actividades. También promueve y participa en cofinanciamientos multilaterales y bilaterales para sus proyectos para los sectores público y privado.

En 2002, el Banco aprobó un préstamo para Venezuela. Sobre una base acumulativa, el Banco ha otorgado 74 préstamos por un total de US$3.855 millones, con desembolsos que alcanzan los $3.420 millones.

Préstamos del BID en Síntesis
(US$ millones)

Préstamos
del BID 2002

$28,0

Préstamos
1961 - 2002

$3.854,7

Desembolsos
en 2002

$176,9

Desembolsos
en 1961 - 2002

$3.419,7

Prioridades

El Banco tiene una capacidad crediticia superior a US$ 8.000 millones por año para financiar proyectos de inversión públicos y privados, reformas de políticas económicas y sociales, operaciones de apoyo de emergencia en casos de crisis financieras o desastres naturales. Los préstamos por sector evolucionan según las necesidades de la región. Las actuales prioridades son la competitividad, la equidad social y la reducción de la pobreza, la modernización del estado y la integración regional. El Banco tiene mandato de dedicar por lo menos la mitad de sus operaciones y el 40 por ciento de sus recursos a programas sociales que beneficien principalmente a los pobres.

Las entidades públicas que califican para obtener crédito del BID son los gobiernos nacionales, provinciales, estaduales y municipales y las instituciones públicas autónomas. Las organizaciones de la sociedad civil también califican. El Banco financia una proporción de los costos totales de los proyectos de inversión que es inversa a la magnitud de la economía de los países; el prestatario financia el remanente. Hasta el 10 por ciento de la cartera de préstamos y garantías puede ser canalizado directamente a empresas privadas, sin garantía gubernamental, para proyectos de infraestructura y desarrollo de mercados de capital, a un costo basado en las condiciones del mercado.

El Banco ofrece donaciones de cooperación técnica para el fortalecimiento institucional y medidas críticas para el diseño y preparación de proyectos. También organiza y participa en grupos de apoyo financiero que ayudan a países o grupos de países a recuperarse de desastres naturales o crisis externas.

Investigación y estudios:

El BID promueve el diálogo sobre políticas sociales, económicas e institucionales con sus países prestatarios y con grupos regionales de países. También fomenta las consultas sobre la agenda de desarrollo de un país entre el gobierno, la sociedad civil y el sector privado. Apoya esta labor con las investigaciones, publicaciones y programas de capacitación de sus departamentos de Investigación, Desarrollo Sostenible, e Integración y Programas Regionales.

Adquisiciones

Sólo las empresas de países miembros del BID pueden proporcionar bienes y servicios para los proyectos del Banco. Aunque las adquisiciones son exclusiva responsabilidad del prestatario, el Banco supervisa el proceso.

Supervisión y evaluación

Auditores externos seleccionados por los gobernadores del BID examinan los estados financieros del Banco. La Oficina del Auditor General evalúa la adecuación, efectividad y eficiencia del sistema de supervisión del Banco, sus controles y el uso de recursos. El Sistema de Evaluación de la Administración revisa y evalúa el comportamiento de proyectos y programas durante el año, así como los ciclos de proyectos y programas. La Oficina de Evaluación y Supervisión, que responde al Directorio Ejecutivo y es independiente de la administración, evalúa proyectos y examina estrategias, políticas y procedimientos a fin de verificar su conformidad con los objetivos y mandatos del Banco.

Corporación interamericana de inversiones

La Corporación Interamericana de Inversiones (CII) apoya el establecimiento y modernización de empresas pequeñas y medianas de América Latina y el Caribe mediante préstamos, inversiones de capital, y otros medios financieros y técnicos. Tiene 41 países miembros, todos ellos a su vez miembros del BID. Su capital autorizado es US$ 700 millones, y su capacidad de tomar crédito aumenta el total de sus recursos operacionales a cerca de US$ 3.000 millones. La CII puede aprobar unas 45 operaciones anuales por un total de US$ 300 millones.

Fondo multilateral de inversiones

El MIF, administrado por el BID, es la principal fuente de donaciones para el desarrollo del sector privado en América Latina y el Caribe. Apoya proyectos piloto innovadores para la reforma institucional, legal y regulatoria; la capacitación laboral; y el desarrollo de empresas pequeñas y microempresas. Ha recibido contribuciones de 26 países que totalizan US$ 1.300 millones para otorgar donaciones, préstamos y realizar inversiones de capital. El Fomin aprueba aproximadamente 100 proyectos por año por un total de US$ 100 millones.

Proyectos del sector público

La mayoría de los préstamos que anualmente otorga el BID sirven para financiar programas del sector público, incluyendo proyectos de inversión, programas de reforma sectorial y de política, así como operaciones de emergencia por desastres naturales y crisis financieras. El Banco también administra los recursos donados a diversos programas de cooperación técnica.

Los sectores a los que se dirigen los recursos del BID en el sector público varían de acuerdo con las cambiantes necesidades de desarrollo de la región. Las prioridades actuales para los préstamos incluyen el apoyo a programas que fomentan la competitividad global, la equidad social y la reducción de la pobreza, la modernización del Estado y la reforma del sector, así como la integración económica.

Al sector privado

El programa del BID para el sector privado ayuda a satisfacer la creciente demanda de capital para respaldar las iniciativas del sector privado en América Latina y el Caribe en materia de infraestructura y mercados de capitales. En asociación con importantes inversionistas, instituciones financieras y patrocinadoras de proyectos de Europa, Japón, América del Norte y América Latina, el programa moviliza financiamiento privado para proyectos de infraestructura. Como institución financiera internacional, el BID puede brindar financiamiento a largo plazo, ideal para proyectos de infraestructura de gran escala, que por lo general requieren una considerable inversión inicial de capital y necesitan planes de amortización a largo plazo. A fin de atraer a socios del sector privado y facilitar la inversión, el Banco ofrece una amplia gama de productos y servicios financieros, entre ellos préstamos para proyectos y empresas, y garantías de crédito y de riesgo político. Estos productos y servicios, junto con la vasta red de contactos del Banco y su larga experiencia en la región, hacen del BID un socio de gran valor. Muchos de los más importantes inversionistas institucionales e instituciones financieras de todo el mundo han trabajado con el Departamento del Sector Privado del Banco.

Además del apoyo que presta a proyectos de infraestructura, el Banco también trabaja para generar mayor volumen y mejor calidad de financiamiento para el desarrollo de los mercados de capitales locales. Estos esfuerzos reconocen la importancia de movilizar el ahorro interno de la región, reduciendo la dependencia en el financiamiento de proyectos con divisas extranjeras y generando liquidez adicional en las fuentes de financiamiento a largo plazo en moneda local.

CORPORACIÓN ANDINA DE FOMENTO (CAN)

La Corporación Andina de Fomento (CAF) es una institución financiera multilateral cuya misión es apoyar el desarrollo sostenible de sus países accionistas y la integración regional. Atiende a los sectores público y privado, suministrando productos y servicios financieros múltiples a una amplia cartera de clientes, constituida por los gobiernos de los Estados accionistas, instituciones financieras y empresas públicas y privadas. En sus políticas de gestión integra las variables sociales y ambientales e incluye en sus operaciones criterios de ecoeficiencia y sostenibilidad.

La CAF ha mantenido una presencia permanente en sus países accionistas que le ha permitido consolidar su liderazgo regional en cuanto a la efectiva movilización de recursos. En la actualidad, es la principal fuente de financiamiento multilateral de los países de la Comunidad Andina, aportándoles en la última década más del 40% de los recursos que les fueron otorgados por los organismos multilaterales.

La CAF está conformada actualmente por dieciséis países de América Latina y el Caribe. Sus principales accionistas son los cinco países de la Comunidad Andina de Naciones (CAN): Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, accionistas de las series "A" y "B", además de once socios: Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, España, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Trinidad & Tobago y Uruguay, accionistas de la serie "C" y 18 bancos privados de la región andina, también representantes de la serie "B".

Actividades Principales

  • La CAF actúa como intermediario financiero, movilizando preferiblemente recursos desde países industrializados hacia la región y sirviendo de puente entre la región y los mercados internacionales de capital.
  • Financia el desarrollo de infraestructura productiva, especialmente aquella que facilite la integración física y fronteriza.
  • Promueve el desarrollo, la consolidación y la integración de los mercados financieros y de capital en sus países accionistas, especialmente en la región andina.
  • Fomenta el comercio, las inversiones y nuevas oportunidades de negocio.
  • Apoya al sector empresarial, desde las grandes corporaciones hasta las microempresas.
  • Apoya los procesos de reforma estructural que están llevando a cabo sus países accionistas para asistirlos en la modernización de sus economías y en el aumento de sus inserciones competitivas en el proceso de globalización.

La CAF tiene su sede principal en la ciudad de Caracas, Venezuela. Adicionalmente, dispone de Oficinas de Representación en las capitales de sus principales países accionistas: Santa fe de Bogotá, Quito, Lima y La Paz

Rol de la CAF en la Integración

La Corporación Andina de Fomento fue concebida, desde sus orígenes, como el ente financiero de apoyo e impulso al proceso de integración. En efecto, en el preámbulo de su Convenio Constitutivo se destaca "la importancia de la acción mancomunada de los países de la subregión para lograr un desarrollo económico equilibrado y armónico junto a las demás naciones latinoamericanas que integradas formarán un mercado común". De acuerdo con el Artículo tercero de este Convenio, la CAF tiene por objeto: "impulsar el proceso de integración subregional".

Esta vocación integracionista de la Corporación fue ratificada por los Primeros Mandatarios andinos en diversas oportunidades. En 1990, el Consejo Presidencial Andino destacó que la meta de los países que conforman el Acuerdo de Cartagena no es quedarse en el Grupo Andino, sino "avanzar en el objetivo de construir un hemisferio integrado por el libre comercio". De manera consistente, los Presidentes del Grupo Andino decidieron fortalecer y proyectar la Institución permitiendo, en primer término, la duplicación de su capital en 1990 e invitando a otros países latinoamericanos y del Caribe a participar en el capital accionario de la Corporación, mediante la suscripción de acciones de la serie "C", a fin de fortalecer el comercio y la inversión entre los países andinos y el resto de las naciones del continente.

Desde inicios de la década de los noventa y en el marco de un nuevo contexto internacional caracterizado por espacios económicos ampliados y el regionalismo abierto, la CAF comenzó a expandir su radio de acción hacia otros países de América Latina y el Caribe. En efecto, hoy la Institución cuenta entre sus accionistas -además de los cinco que conforman la Comunidad Andina- a Brasil, Chile, Jamaica, México, Paraguay, Panamá y Trinidad & Tobago. Así mismo, a principios de 1992 la CAF precisó su misión circunscribiéndola a dos pilares básicos: el desarrollo sostenible y la integración regional.

La CAF, como promotor del fortalecimiento de los vínculos de sus países accionistas y orientada a la construcción y consolidación de la integración regional, ocupa un sitial preponderante dentro del proceso integracionista en especial por la ampliación de su base accionaría y operativa. El fortalecimiento financiero e institucional de la Corporación, la experiencia adquirida tanto en el sector público como privado, su actual estrategia de captación de recursos y su condición de institución conformada sólo por países de América Latina y el Caribe, la facultan para impulsar -especialmente en el plano financiero- la interconexión entre los esquemas de integración más importantes de la región.

En este contexto de integración regional abierta, la CAF busca desempeñar un rol cada vez más relevante, sirviendo de manera pragmática y puntual como vaso comunicante entre la Comunidad Andina y el resto de los esquemas de integración de América Latina y el Caribe, a los que pertenecen sus socios, en particular el MERCOSUR, el Grupo de Los Tres y la CARICOM.

También la CAF actúa como un eje de vinculación entre sus países accionistas y otras regiones del mundo, fortaleciendo las relaciones económicas, financieras, comerciales y de inversión principalmente con los Estados Unidos de Norteamérica, Canadá, la Unión Europea y el Japón, entre otros.

Campos de acción prioritarios

  • Promover y financiar proyectos orientados a la integración de sus países accionistas entre sí y con el resto de la región, principalmente a través de la dotación de infraestructura sostenible dirigida a los sectores de vialidad, energía, telecomunicaciones y fluvial, además del desarrollo de la integración fronteriza.
  • Apoyar el fortalecimiento del proceso de integración regional.

Actividades realizadas

Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana IIRSA. La Corporación Andina de Fomento está comprometida con este ambicioso programa, aprobado en Septiembre del año 2000 en Brasilia como mandato de los presidentes de América del Sur. El objetivo es crear en un lapso de 10 años una red integrada por ferrocarriles, hidrovías, carreteras, telecomunicaciones y energía para conquistar el mercado interno de la región y catapultar la competitividad de cada una de las economías. El Comité de Coordinación Técnica (CCT), está integrado por la CAF, el BID y Fonplata, instituciones que realizaron un trabajo en el que se definieron los 12 ejes de integración y desarrollo, cada uno de los cuales contará con vialidad, energía y telecomunicaciones.

Infraestructura física sostenible

A partir de 1992 la CAF ha venido desarrollando un ambicioso programa estratégico para dotar a la Comunidad Andina y a sus restantes países accionistas de la infraestructura física sostenible requerida para promover la integración y el crecimiento económico. En ese sentido, se elaboró un "Plan de Acción para la Participación de la CAF en los Proyectos de Infraestructura Física e Integración Fronteriza" orientado especialmente a las áreas de vialidad, energía, telecomunicaciones y recientemente, a la integración fluvial latinoamericana.

Los objetivos de este plan han sido presentados en cuatro libros editados por la CAF: Proyectos Viables de Integración Andina (enero 1993), actualizado en el informe Proyectos Priorizados de Infraestructura Sostenible que fue entregado en la XI Cumbre Presidencial Andina, Cartagena de Indias, mayo 1999, Proyectos Enérgicos de Integración Andina (mayo 1993), Telecomunicaciones e Informática Andina (junio 1995) y Los Ríos nos Unen - Integración Fluvial Latinoamericana (noviembre 1998).

Los líderes de las grandes corporaciones globales coinciden en que los retos más importantes que tendrán que enfrentar durante el presente milenio estarán asociados a la sostenibilidad ambiental. Asimismo, muchos analistas predicen una "revolución de recursos", donde la eficiencia financiera no será el único indicador de progreso de las naciones del mundo y el criterio de efectividad de las economías no será determinado por las bolsas de valores o las reservas monetarias, sino por la calidad de su capital natural.

Uno de los pilares fundamentales dentro de la misión de la CAF es apoyar el desarrollo sostenible de sus países accionistas. Para ello se creó en julio de 1995 la Oficina de Coordinación de Desarrollo Sostenible, que hoy en día se denomina Dirección de Desarrollo Sostenible (DDS) y forma parte de la Vicepresidencia de Estrategias de Desarrollo. Su principal objetivo es promover el desarrollo sostenible como un reto de toda la Corporación y así lograr la integración real de las variables económicas, ambientales y sociales en la planificación y desarrollo de sus operaciones. De esta manera la CAF contribuye a que sus países accionistas aprovechen sostenible y responsablemente su capital natural, de tal manera que esos recursos también estén disponibles para las generaciones futuras. Este enfoque conduce a una mejor protección y aprovechamiento de los recursos naturales, a una mayor equidad social y a una mayor eficiencia, rentabilidad y calidad en los proyectos que respalda.

La CAF incluye dentro de sus esquemas de evaluación de proyectos, criterios de sostenibilidad a largo plazo en el ámbito económico, social y ecológico, de modo de garantizar que todas las actividades y operaciones financiadas por la Corporación sean rentables y sostenibles.

Objetivos de la CAF

Las actividades de la Dirección de Desarrollo Sostenible se enmarcan dentro de un mandato que presenta los siguientes objetivos:

  • Fortalecer la capacidad de gestión ambiental y social de la Corporación en todos sus niveles organizacionales para asegurar que sus operaciones sean económicamente viables, ambientalmente sostenibles y socialmente responsables.
  • Promover el concepto del desarrollo sostenible buscando proyectar a la CAF a nivel internacional como un líder en este campo.
  • Promover una mayor equidad en sus países miembros, entendida como el acceso de los grupos más desfavorecidos a las oportunidades económicas y sociales que genera la sociedad en su conjunto, tales como la organización, la producción, la educación y demás servicios sociales.
  • Crear oportunidades de negocios ambientales y participar activamente en los mercados emergentes de servicios ambientales.

Actividades principales

Para fortalecer la gestión ambiental y social de la región, la CAF viene desarrollando una serie de programas, actividades y productos, entre los que se encuentran:

Programa Latinoamericano de Carbono (PLAC)

Como una alternativa para reducir las emisiones de gases con efecto invernadero, la CAF, con el apoyo del Centro para el Desarrollo Sostenible en las Américas (CEDSA), estableció en mayo de 1999, el Programa Latinoamericano del Carbono (PLAC) con el propósito de apoyar la participación de sus países accionistas en el desarrollo del mercado emergente del carbono, sobre la base de los principios de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático.

Programa de Biodiversidad BIO – CAF

En las últimas décadas la Biodiversidad y particularmente los recursos genéticos, se han valorizado económicamente de una manera creciente debido a la confluencia de varios factores entre los cuales se destacan: 1) Las altas tasas de extinción que los han convertido en un recurso escaso para el mercado internacional y 2) El desarrollo de nuevas tecnologías principalmente la Biotecnología moderna y la Informática, las cuales han ampliado en forma sorprendente el potencial de uso de los recursos genéticos.

La Biotecnología moderna ha creado la posibilidad de transferir material genético entre las especies distantes, sin las restricciones de los sistemas reproductivos naturales y la posibilidad de identificar, caracterizar y manipular procesos moleculares a partir de los cuales es posible diseñar nuevos sistemas de mejoramiento genético, de diagnóstico de enfermedades y de producción de una amplia cantidad de insumos para las industrias farmacéutica, alimentaría y agroindustrial.

Las compañías de los países desarrollados especialmente las grandes transnacionales, se han posicionado en estos mercados a través de inversiones masivas y de varios mecanismos de la apropiación privada de las nuevas tecnologías, razón por la cual se constituyen simultáneamente en los mayores mercados de la Biodiversidad mundial y en exclusivos proveedores de los conocimientos y las tecnologías necesarias para su aprovechamiento.

Los procesos convencionales de innovación tecnológica en la agricultura y la industria, y los mercados de materia primas naturales, continúan siendo mercados muy importantes para el aprovechamiento de la Biodiversidad a través de sistemas más tradicionales de producción y extracción, los cuales tienen diversos impactos sobre el bienestar de economías locales y regionales.

La transformación de potencial que representa la Biodiversidad natural en una ventaja real para el desarrollo de estos países, requiere de una política que en términos generales combine dos grandes dimensiones; por un lado aquella orientada a ampliar las capacidades empresariales y científicas endógenas para aprovechar la oportunidades que ofrecen mercados existentes o emergentes para el suministro de bienes y servicios derivados de la biodiversidad y, por otro lado, aquella dirigida a crear un entorno apropiado jurídico-institucional que facilite la valorización de las actividades de conservación, suministro y utilización sostenible de los recursos y provea unas reglas del juego claras y competitivas para las inversiones nacionales y extranjeras.

Teniendo en cuenta las funciones de la CAF como entidad de banca múltiple, y de cooperación para el desarrollo sostenible y la integración regional, así como el amplio espectro de sus mecanismos de operación, el aprovechamiento de la Biodiversidad le puede representar una línea promisoria de negocios y un área de apoyo hacia un desarrollo más sostenible.

El objetivo general de Bio-CAF es promover la conservación y el aprovechamiento sostenible de los ecosistemas estratégicos, la biodiversidad y los recursos genéticos, mediante la promoción de inversiones y el comercio de bienes y servicios, para contribuir al desarrollo sostenible de los países y mejorar el bienestar de la población.

Más específicamente el Programa está diseñado principalmente para desarrollar una serie de actividades a nivel regional, que permitan a los países aprovechar las ventajas comparativas y competitivas dada las riquezas con que cada uno de nuestros países cuenta, a través de la promoción i) del desarrollo de mercados derivados del uso sostenible de los ecosistemas estratégicos, la biodiversidad y los recursos genéticos de iniciativas de conservación de ecosistemas y especies relacionadas con operaciones directamente financiadas por la CAF.

En este contexto la CAF ha apoyado un gran número de iniciativas en este ámbito a nivel regional, incluido el Programa de Biocomercio de la CAN/CAF/UNTACD; Además la CAF es accionista y miembro del directorio y del comité de inversiones del Fondo EcoEmpresas que opera desde Costa Rica y fue constituido en Panamá por The Nature Conservancen el año 2000.

Programa de Desarrollo Sostenible en Industrias e Instituciones Financieras

En la medida que se consolida, el paradigma de desarrollo sostenible -tanto el sector privado como el público- ha ido desarrollando mecanismos para incluir dentro del proceso de creación valor elementos de carácter ambiental y social. Ya no es concebible o permisible la creación de valor corporativo a expensas del capital natural u otros bienes comunes. Por el contrario, como producto de una mayor conciencia ambiental por parte de la comunidad, el sector industrial y las entidades reguladoras, han aparecido nuevas oportunidades y amenazas para las empresas, las cuales pueden materializarse en la forma de rentabilidad y/o riesgo. El sector industrial se ha dado cuenta que los aspectos ambientales bien administrados pueden generar valor corporativo, ya bien sea por la reducción de riesgo, la reducción de los costos operativo o el aumento de los ingresos. Así mismo, es evidente que el desconocimiento o peor aún, el detrimento intencionado del medio ambiente o de las comunidades u otras partes interesadas o stake holders, genera pérdida de valor corporativo ya bien sea por el aumento del riesgo, o por el aumento de costos operativos u otros egresos.

En la misma medida, el sector financiero a nivel mundial ha hecho conciencia de que los efectos positivos o negativos que aspectos ambientales y sociales pudieran generan sobre el perfil de riesgo/ rentabilidad de las empresas, son transferidos directamente en la cadena de valor a sus inversionistas o financistas. En consecuencia, éste ha reaccionado desarrollando a) mecanismos para identificar y penalizar aquellas operaciones crediticias o de inversión que pudieran representar altos riegos ambientales y sociales; b) productos financieros para atender el creciente y pujante desarrollo de servicios ambientales o negocios verdes.

Estas oportunidades y amenazas ambientales y sociales han catalizado el desarrollo de nuevos mercados de servicios ambientales que responden a este nuevo orden u entorno regulatorio, institucional, y cultural global. Es por estos que frente a estos nuevos mercados ambientales y de responsabilidad social que emergen con notable dinamismo, tanto el sector industrial como financiero de la región tiene que estar preparado para dar una respuesta oportuna y competitiva.

Dado el contexto global y reconociendo las evidentes deficiencia de las que adolecen los sectores industriales y financieros de la región, la CAF crea el Programa de Desarrollo Sostenible en Industrias e Instituciones Financieras (PDSIIF), que tiene como objetivo contribuir a promover, desarrollar y fortalecer principios de desarrollo sostenible en estos importantes sectores, con especial énfasis en el reconocimiento y la promoción de los mercados de tecnologías y producción más limpia. A través del PDSIIF, la CAF se asegura de que los sectores industriales y financieros de la región, conozcan y se beneficien de estas tendencias globales, por un lado capitalizando en los avances tecnológicos para aumentar su propia rentabilidad, y por otro lado preparándose para acceder oportuna y competitivamente a las fuentes de financiamiento disponibles a nivel internacional, promoviendo así un desarrollo social, ambiental y financieramente sostenible.

El PDSIIF surge como la bisagra transversal que busca desarrollar mecanismos financieros para los mercados de servicios ambientales emergentes en general, incluyendo pero no limitado al PLAC y al Programa BIO-CAF, pero se expande a otros sectores asociados a la promoción y consolidación del modelo de desarrollo sostenible, a través de otros mercados y servicios ambientales/sociales, como producción más limpia, tecnologías ambientales y de reciclaje, SRI, responsabilidad social corporativa, inversión social, entre otros.

El PDSIIF -destinado a ejecutivos de la Vicepresidencia de Industrias y Sistemas Financieros (VISF) de la CAF y a industrias e instituciones financieras regionales e internacionales- tiene por objeto promover a nivel externo y al interior de la CAF la relevancia del tema de desarrollo sostenible para los sectores industrial y financiero, tanto por los riesgos que presenta su desconocimiento, como por las oportunidades que ofrecen los nuevos mercados y servicios ambientales y sociales emergentes.

Más específicamente, las actividades de este programa se orientan al establecimiento de un liderazgo internacional, generación y divulgación de conocimientos / información, promoción de un marco regulatorio adecuado, e identificación y financiamiento de proyectos / productos piloto que contribuyan a desarrollar un mercado de servicios y negocios ambientales, incluyendo pero no limitado a producción limpia, inversión socialmente responsable (Socially Responsible Investment – SRI), tecnologías ambientales, entre otros.

Hasta la fecha, las actividades de este Programa se han concentrado actividades asociadas al establecimiento de un liderazgo internacional, generación y divulgación de conocimientos /información.

La Corporación es miembro activo de la Iniciativa de Instituciones Financieras de PNUMA, y ha copatrocinado junto con esta iniciativa una serie de eventos, incluidas la quinta y la séptima mesas redondas globales de la Iniciativa de Instituciones Financieras y el Ambiente tituladas respectivamente "New Roles for Finance in the Race to Sustainability" y " Financing a Sustainable Future: Strategies, Partnerships, and Opportunities" celebradas en septiembre de 1999 en el Kellogg Graduate School of Management de la Universidad de Northwestern en Chicago, EE UU y en marzo 2002 en Río de Janeiro, Brasil, esta última en conjunto con el BNDES.

Cabe destacar que en el primer encuentro en Chicago, la CAF firmó la Declaración del PNUMA sobre Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible para Instituciones Financieras (UNEP Statement by Financial Institutions on the Environment and Sustainable Development), convirtiéndose así en el primer banco multilateral que se adhiere a dicha iniciativa. Asimismo, junto con la Fundación Futuro Latinoamericano organizó el primer Diálogo Latinoamericano sobre Banca y Desarrollo Sostenible, orientado específicamente a discutir riesgos ambientales, oportunidades, limitaciones y retos que las instituciones financieras de la región encaran como promotores del desarrollo.

En este mismo esfuerzo la CAF ha apoyado una serie de publicaciones en estos temas y dicta un taller anual conjuntamente con la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial y la Corporación Interamericana de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo, denominado "Ventaja Competitiva: El Fomento de Una Mejor Gestión Medioambiental en el Sector Financiero" (IIC/IFC/CAF).

Programa de Desarrollo Social Sostenible

La pobreza es uno de los resultados de la inequidad en la distribución de la riqueza. América Latina es la región del mundo en la que todas las inequidades son extremas. "Más de 150 millones de latinoamericanos, (...) cerca del 33% de la población, se encuentran por debajo de un nivel de ingresos de 2 dólares diarios (...) que se considera el mínimo necesario para cubrir las necesidades básicas de consumo."

El fenómeno se expresa en bajos niveles de educación, desintegración familiar, desempleo, elevadas tasas de morbilidad y mortalidad infantil, desnutrición, informalidad, precariedad de la vivienda, escaso acceso a los bienes y servicios de redes (agua potable, cloacas, electricidad, transporte, telecomunicaciones, etc.).

Los bajos niveles educativos alcanzados, los contextos de marginalidad urbanos y rurales, y los niveles de conflictividad que se originan de la escasa capacidad de los gobiernos de intervenir sobre los temas de prevención, justicia y seguridad, imponen el desarrollo de acciones a favor del fortalecimiento de los estados para el manejo de estas variables.

Productos y servicios

Los clientes de la CAF: El financiamiento y los servicios que ofrece la CAF están dirigidos a los gobiernos de los países accionistas, así como a las instituciones públicas y empresas privadas o mixtas que operan en estas naciones.

Servicios Financieros: La CAF ofrece una diversidad de servicios similares a los de un banco comercial, de desarrollo y de inversión, particularmente aquellos que potencian las ventajas competitivas de la Corporación en las áreas de infraestructura, industria y sistemas financieros, que propician la integración de la acción pública y privada en los países accionistas y que fortalecen su rol catalítico, innovador e integrador en la región. La CAF:

  • Otorga préstamos a corto, mediano y largo plazo, cooperaciones técnicas, avales y garantías y participa como accionista en empresas y fondos de inversión.
  • Estructura y financia proyectos sin recurso o con garantías limitadas (non recourse or limited recourse lending).
  • Realiza operaciones de cofinanciamiento con diversas instituciones multilaterales y con la banca internacional, incluyendo préstamos A/B (A/B Loans).
  • Financia la adquisición de empresas y activos en procesos de privatización, empresas recientemente privatizadas y empresas privadas que operan concesiones estatales, en apoyo a los mecanismos de modernización del Estado y de fortalecimiento del papel del sector privado en los países socios.
  • Opera como banco de segundo piso para canalizar recursos hacia diversos sectores productivos y especialmente hacia las pequeñas y medianas empresas (PYME).
  • En el contexto de una relación crediticia integral, la CAF también puede otorgar líneas de crédito a instituciones financieras y a empresas para financiar operaciones de comercio exterior y de capital de trabajo.
  • Ofrece servicios de apoyo financiero y asesoría para la consolidación y sostenibilidad de las instituciones financieras que atienden a la microempresa.
  • Presta apoyo a empresas y bancos para que accedan a los mercados locales de capital a través de suscripción de emisiones.
  • Ofrece suscripción de emisiones en los mercados de capitales (Underwriting), fideicomisos estructurados, garantías parciales, swaps de tasas de interés relacionados con sus transacciones y finanzas estructuradas a través de su Dirección de Banca de Inversión y Mercados de Capital.
  • Presta servicios de asesoría financiera a sus clientes, incluidas consultorías sobre calificación de riesgo.
  • Recibe depósitos a corto plazo y emite bonos regionales a mediano plazo, a tasas internacionalmente competitivas.
  • Suministra servicios de cooperación técnica destinados a facilitar la transferencia de conocimientos y tecnología, a complementar la capacidad técnica existente en los países accionistas y a elevar la competitividad externa de los sectores productivos.
  • Administra fondos de otras instituciones para proyectos orientados a beneficiar a sectores sociales marginados económicamente tales como pequeños productores rurales, comunidades indígenas y áreas fronterizas poco desarrolladas.

Prestamos

Los préstamos de corto (hasta 1 año), mediano (de 1 a 5 años) y largo plazo (más de 5 años) constituyen la principal modalidad operativa de la CAF y pueden aplicarse a todas las etapas de ejecución de proyectos. Bajo ciertas circunstancias y en el contexto de una relación crediticia integral, la CAF también puede otorgar préstamos para financiar operaciones de comercio, especialmente de fomento a las exportaciones, y de capital de trabajo a empresas o instituciones financieras.

Aunque la CAF puede financiar prácticamente cualquier tipo de proyecto, tienen particular relevancia los préstamos de infraestructura destinados a proyectos públicos y privados de vialidad, transporte, telecomunicaciones, generación y transmisión de energía, agua y saneamiento ambiental, así como los que propician el desarrollo fronterizo y la integración física entre los países accionistas. En cuanto al área industrial, la CAF financia proyectos y préstamos corporativos para ampliar y modernizar la capacidad productiva y la inserción de las empresas de sus países accionistas en los mercados regionales y mundiales.

En el caso de los préstamos para financiar operaciones de comercio, capital de trabajo o programas de apoyo a sectores productivos, se opera preferentemente bajo la modalidad de banca de segundo piso al otorgar líneas de crédito o créditos sectoriales a instituciones financieras de desarrollo y a la banca comercial privada. De esta manera, la CAF ofrece financiamiento a sectores específicos a los cuales no puede llegar directamente, como es el caso de las pequeñas y medianas empresas (pymes). Estas líneas de crédito también se pueden otorgar en forma directa a empresas calificadas de diversos sectores productivos de la región.

Garantías limitadas: La CAF participa activamente en el financiamiento de proyectos estructurados bajo esquemas de garantías limitadas (limited recourse lending). Esta modalidad se utiliza principalmente para financiar proyectos de tipo BOT (build, operate and transfer) y BOO (build, operate and own) vinculados al sector de infraestructura, generalmente procedentes de contratos de concesión otorgados por los gobiernos o destinados a financiar proyectos de minería y explotación de petróleo y gas.

Préstamos A/B y Cofinanciamientos: La CAF utiliza los préstamos A/B con la finalidad de complementar sus propios recursos financieros atrayendo recursos externos a la región en beneficio de sus países accionistas. A través de estos préstamos, la CAF otorga la porción A del préstamo con sus propios recursos y distribuye la porción B entre bancos internacionales o inversionistas institucionales. Ante el prestatario y los demás participantes, la CAF es el acreedor (lender of record) y en esa capacidad representa tanto a sus propios intereses, como el de los demás participantes frente al deudor.

Adicionalmente, la CAF cofinancia operaciones con organismos multilaterales como el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial, la Corporación Interamericana de Inversiones, el Banco Nórdico de Inversiones, la Corporación Financiera Internacional y el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola, y con la banca privada local e internacional.

Participaciones accionarías

La CAF realiza inversiones de capital en áreas estratégicas con el objeto de apoyar el desarrollo y el crecimiento de empresas en los países accionistas, y sus participaciones en los mercados de valores, y también con la finalidad de servir de agente catalizador en la atracción de recursos a la región.

La CAF puede participar mediante varias modalidades:

  • A través de fondos de inversión que tienen por objeto la adquisición, tenencia, administración y enajenación de títulos de renta fija o variable de empresas o proyectos de infraestructura representados en acciones o en certificados de participación emitidos por dichas sociedades.
  • En forma directa a través del capital de sociedades que tienen por objeto la producción de bienes o la prestación de servicios.
  • Por medio de inversiones de cuasi-capital, tales como préstamos subordinados, acciones preferentes y préstamos con opción de ser convertidos en acciones.

Entre los criterios básicos que la CAF considera al decidir una participación accionaría se encuentran: la movilización de recursos externos lograda como resultado de esa inversión, el impacto para el desarrollo de la región, el carácter estratégico de la misma, la presencia de la CAF en la toma de decisiones de la institución en la cual se invierte, los mecanismos de salida y la rentabilidad.

Instrumentos de inversión

Depósitos y Emisiones de Bonos Regionales: La CAF recibe depósitos a corto plazo y emite bonos regionales a mediano plazo a tasas de interés que se comparan favorablemente con las obtenidas en los mercados internacionales. Tanto los depósitos como los bonos regionales son denominados en dólares de EE.UU y están dirigidos a depositantes e inversionistas institucionales de los países accionistas. Ambos productos utilizan la tasa LIBOR como base de referencia.

En general, los plazos de los depósitos van desde un (1) día hasta doce (12) meses y el monto mínimo es US$1.000.000,00.

Los bonos regionales se emiten a un plazo de tres (3) años, con pago de intereses en forma semestral y con pago de capital al vencimiento. Generalmente el inversionista tiene derecho a redimir su inversión cada seis (6) meses en las fechas de pago de los intereses. La denominación mínima de los bonos regionales es US$50.000,00.

Operaciones con la Banca de inversión

La CAF apoya a sus clientes del sector público y privado a través de operaciones de banca de inversión y mercados de capital que permiten complementar y añadir valor a sus productos tradicionales y ofrecer servicios financieros integrales.

Entre los productos que la CAF ofrece en esta área se encuentran:

  • Suscripción de Emisiones en los Mercados de Capitales (Underwriting): Se suscriben emisiones de títulos de deuda, tanto en mercados globales como locales, con el fin de garantizar el éxito de las emisiones de los clientes.
  • Fideicomiso Estructurado: El fideicomiso permite a la CAF apoyar a clientes en la captación de fondos mediante una estructura de venta y arrendamiento posterior (sale-and-lease back) de sus activos productivos.
  • Garantías Parciales: La CAF proporciona garantías parciales sobre una emisión de título de valores a sus clientes que permite mejorar la calidad del riesgo (credit enhancement) de la emisión y hacer posible la operación en condiciones beneficiosas. Por ejemplo, la CAF puede garantizar una cuota de capital y una cuota de interés de manera rotativa (revolving).
  • Finanzas Corporativas: La CAF procura agregar valor a sus operaciones estructurando financiamientos que satisfagan las necesidades y características de sus clientes, utilizando sus principales ventajas competitivas. La estructuración de operaciones permite encontrar los mecanismos más apropiados de financiamiento incluyendo operaciones de riesgo directo a través de mercados de capitales.
  • Swaps de Tasas de Interés y otros Derivados: Gracias a su calificación de riesgo de grado de inversión (investment grade), la CAF cuenta con excelentes condiciones para negociar contratos swap con la banca internacional. Esto le permite, por ejemplo, ofrecer tasas de interés fijas a los clientes que lo deseen pero que no pueden acceder directamente a los mercados de productos derivados en condiciones favorables. De esta manera, la CAF ofrece servicios que permiten a sus clientes lograr una mayor flexibilidad en el manejo de sus pasivos.
  • Asesorías Financieras: La CAF brinda asesorías financieras como servicios complementarios de los productos que ofrece en el área de banca de inversión y mercados de capital. Generalmente, se realizan en asociación con agencias locales o con bancos internacionales de inversión.
  • Seguro de Riesgo Político: La Corporación se asoció con el Grupo Internacional Americano -American International Group (AIG)- empresa reconocida a nivel mundial en el negocio de seguros, incluyendo seguros de riesgo político, para crear la Compañía Latinoamericana de Garantías de Inversión - Latin American Investment Guarantee Company" (LAIGC) - que ofrece pólizas de seguros de riesgo político y garantías de inversión para operaciones de crédito externo, de comercio exterior y de inversión de capital, en los países de la región, como opción innovadora para incrementar la inversión extranjera y las fuentes de financiamiento en sus países accionistas.

Micro finanzas: La CAF respalda a las instituciones financieras que canalizan fondos a la microempresa brindándoles asesoría especializada y apoyo financiero para mejorar su capacidad técnica y su calidad como intermediarios financieros, y para ayudarlos a formalizar sus operaciones de tal manera que puedan recibir supervisión por parte de las autoridades competentes. El apoyo financiero puede ofrecerse bajo la forma de participaciones accionarias, de líneas de crédito, de préstamos subordinados y de emisiones locales, entre otras.

Entre los proyectos que la CAF respalda en la actualidad, se encuentran:

  • Financiamiento parcial del Plan de Inversiones en Transmisión de EDELCA para la gestión 2001. En esta operación participa como co-líder el Banco Santander Investment. La operación está dirigida a cubrir las necesidades crecientes de energía eléctrica en el país, además de potenciar y mejorar la eficiencia y confiabilidad de la red de interconexión del sistema de transmisión nacional. Los recursos de la Corporación se orientarán a financiar el Sistema de Transmisión a Oriente, el Sistema de Transmisión Regional Guayana, así como a otros sectores de baja tensión de la zona.
  • El Programa de Integración Energética Venezuela-Brasil, que consiste en la interconexión eléctrica de ambos países a través del enlace de la central hidroeléctrica Macagua con la red eléctrica de Boa Vista al norte de Brasil.
  • La Corporación también ha dado apoyo financiero a la Central Hidroeléctrica San Gabán del Perú, la cual generará energía hacia los centros poblados, asientos mineros e industrias en el sur del país y facilitará la vinculación con Brasil y Bolivia, mediante la ejecución del proyecto de integración energética entre estos dos países.
  • La CAF forma parte de un variado grupo de instituciones financieras que participan en uno de los más importantes proyectos energéticos latinoamericanos y de integración energética en la región: el gasoducto Bolivia - Brasil. En ese contexto la CAF jugó un papel clave en la estructuración del financiamiento, al facilitar recursos a la Empresa Petróleo Brasileiro S.A (PETROBRAS) para el inicio de la construcción de la línea principal del lado boliviano del proyecto, logrando mejorar así las limitaciones al endeudamiento externo de Bolivia.
  • La Corporación ha financiado diversos proyectos de la Empresa Electricidad del Caroní C.A (EDELCA) para apoyar obras de transmisión y generación de energía en el Noroeste y Sudeste de Venezuela, los cuales han hecho factibles las interconexiones con Colombia y Brasil, respectivamente.
  • La CAF apoyó con recursos de cooperación técnica a la Comisión de Integración Eléctrica Regional (CIER) en la elaboración de un estudio que analiza la posibilidad de crear un mercado eléctrico integrado para optimizar el uso de los recursos energéticos disponibles de hidroelectricidad y de gas natural en América del Sur. El proyecto se denomina Mercados Mayoristas e Interconexiones y sus resultados fueron presentados en el libro Energía Sin Fronteras, publicación reciente patrocinada por la CAF sobre Interconexión Eléctrica Sudamericana. A través del documento PDF que le adjuntamos a continuación, le ofrecemos una breve descripción del proyecto y una síntesis de las principales conclusiones de esta investigación.

Las TELECOMUNICACIONES constituyen hoy en día una plataforma fundamental para garantizar una inserción más competitiva y efectiva en el actual proceso de globalización.

La articulación de los sistemas de telecomunicaciones entre los países es, por lo tanto, vital para la estrategia de desarrollo económico y social de los países andinos en el contexto de la integración regional.

Una de las primeras acciones que realizó la Corporación para contribuir con estos objetivos fue el auspicio, en 1995, del estudio Telecomunicaciones e Informáticas Andinas, el cual contiene un diagnóstico global de la situación de las telecomunicaciones en la región, así como los lineamientos del futuro desarrollo de una red telemática entre los países andinos y su interrelación con otros sistemas de telecomunicaciones del continente.

La estrategia de la CAF se ha centrado en apoyar la consolidación de las empresas de telecomunicaciones de sus países accionistas y en respaldar proyectos que contribuyan a la ampliación de sus radios de cobertura más allá de sus fronteras nacionales, de manera que puedan acceder más eficientemente a los procesos de interconexión regional e internacional.

En este sentido, la CAF está apoyando a la empresa Orbitel S.A de Colombia, en la ejecución del proyecto destinado a financiar la construcción y desarrollo de su red de servicios de telecomunicaciones de larga distancia nacional e internacional.

Asimismo, la Corporación apoya a Infonet - Redes de Información C.A. en el montaje de una red inalámbrica de telecomunicaciones en el área rural del occidente venezolano y respalda el Plan de Inversiones de la empresa Telefónica del Perú.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • The new route: dollarization - The Argentine case

    A brief history of Argentina monetary procedures. The cost of the Seinoriage lost. Interest rates. The consumers in a do...

  • Comercio internacional

    El financiamiento y la asistencia internacional. Inversión extranjera directa. Organismos internacionales. Acuerdos come...

  • Modelo Económico

    Definición. Problemática económica que se pretende resolver. Estimación del modelo a priori. Variables, definición y mag...

Ver mas trabajos de Economia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda