Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

La Llave de la Vida y del Éxito (página 2)

Enviado por cibercrazy5000



Partes: 1, 2

LA LEY DE LA ATRACCIÓN

X

Aquel viejo adagio: "Gana mas el que sirve mejor" no es sólo altruismo. Mira a tu derredor. ¿Cuáles son los negocios que progresan? ¿Cuales son los hombres que triunfan? ¿Son aquellos que anhelan recibir el dinero sin cuidarse de lo que dan a cambio? ¿O aquellos que siempre tratan de dar un poco más o de trabajar un poco mejor?.

Cuando las balanzas están bien equilibradas unos cuantos gramos las hacen inclinarse a uno o a otro lado tan efectivamente como si fueran un tonelada.

De la misma manera, una mercancía un poquito mejor, un esfuerzo un poco mayor, hace que el hombre o negocio se eleve sobre la medianía como un gigante entre pigmeos, y trae resultados enteramente desproporcionados con el esfuerzo adicional requerido.

Es bueno –no sólo por altruismo, sino también por conveniencia– dar un poquito mas de lo que parece necesario, trabajar también un poco más. Ese pequeño esfuerzo adicional es el que cuenta.

Porque la ley de la atracción es el servicio. Recibimos en la proporción en que damos. En realidad recibimos en una proporción mucho mayor.

La Mente Universal se expresa generalmente por medio del individuo. Busca constantemente una manera de expresarse. Es como una gran reserva de agua alimentada continuamente por los arroyos de la montaña. Forma un canal, y el agua correrá por él en un volumen cada vez mayor. De la misma manera, si formamos un canal de servicio por medio de ti, sus dones fluirán en un volumen cada vez mayor y tú recibirás beneficios incalculables.

Esa es la idea que enriquece a los grandes banqueros. Un país extranjero necesita millones para su desarrollo. Sus ciudadanos anhelan trabajar, pero no tiene los implementos necesarios para hacer su trabajo productivo. ¿Cómo van a encontrarlos?.

Se dirigen al banquero, le presentan su problema. El no tiene el dinero que ellos necesitan, pero sabe en dónde puede encontrarlo. Y vende la promesa de pagar esa deuda del país extranjero (sus títulos, en otras palabras) a las personas que tienen el dinero. Todo lo que el banquero ofrece son sus servicios: pero esos servicios son tan valiosos, que le son pagados generosamente.

De la misma manera, al abrir un canal entre la Abundancia Universal y las necesidades humanas –haciendo a tus amigos o clientes o vecinos un servicio– tú tienes que obtener una ganancia. Y mientras hagas el canal mas amplio, mientras ofrezcas un servicio mejor, mas cosas fluirán por tu canal y mayores serán tus ganancias.

Pero tienes que usar tu talento si quieres recibir esas ganancias. No importa cuan pequeño sea el servicio que ofreces, el uso lo hará mayor. No tienes que retirarte a una celda y orar. Ese es un método egoísta, una ansiedad egoísta por tu propia alma. La negación y el ascetismo sin objeto no producen los talentos que Dios te ha dado para hacer mejor el bien a alguno. Tienes que HACER algo, que USAR los talentos que Dios te ha dado para hacer mejor al mundo.

Si eres un banquero, tienes que usar el dinero que tienes para ganar mas dinero. Si eres un comerciante, tienes que vender las mercancías que tienes para comprar más mercancía. Si eres doctor, tienes que curar tus pacientes para tener mas pacientes. Si eres un dependiente, tienes que trabajar mejor que los demás si quieres ganar mas dinero. Y si quieres una parte de la abundancia infinita, tienes que usar lo que tienes de manera que pueda ser mas útil a los que te rodean.

"El que quiera ser más grande entre vosotros –dijo– tendrá que ser el siervo de los demás". En otras palabras, para ser grande, tienes que servir. Y el que sirve mas será el mas grande.

Si quieres ganar mas dinero, en vez de buscarlo busca la manera de ganarlo para otros. Y al hacer que los otros ganen mas dinero te enriquecerás inevitablemente. Recibimos más de lo que damos; pero primero tenemos que dar. . .

No importa donde empieces; tu puede ser un pobre jornalero. Pero así puedes dar, puedes dar un paso más de energía, de trabajo, de pensamiento. Puedes poner un poco de mas habilidad en tu trabajo. Usa tu mente para encontrar la manera de trabajar mas y mejor. Y no pasará mucho tiempo sin que te eleves en la escala social.

No hay ninguna clase de trabajo que no pueda ser mejorado por el pensamiento. No hay ningún método que no pueda ser mejorado por el pensamiento. Por eso, piensa acerca de tu trabajo. Piensa: ¿Hay alguna manera de que esto se pueda hacer con más facilidad y rapidez? Lee en tus horas desocupadas cuanto se relaciona con tu trabajo, o con el trabajo a que piensas dedicar tu vida.

Recuerda el caso de un joven a quien su jefe dio un empleo muy bajo. Pero antes de que pasara un mes, el joven lo convenció de que debía comprar una máquina que hacía el trabajo mas económicamente. El jefe simplemente tuvo que aumentarle el sueldo y darle un empleo mejor. Pero el joven no se contentó con eso. No importaba la clase de trabajo que tuviera, siempre encontraba la manera de mejorarlo. Hasta que por fin llegó a la cumbre.

Hay muchos hombres como el en el mundo. Rehúsan a aceptar la vida tal como les es ofrecida.

Mira a tu derredor. ¿Cómo puedes dar más por el dinero que recibes? ¿Cómo puedes SERVIR mejor? ¿Cómo puedes ganar mas dinero para tus superiores o ahorrar mas dinero para tus clientes? Conserva esa idea en tu mente. ¡Y nunca tendrás que preocuparte por ganar más para ti mismo?.

LOS TRES REQUISITOS

XI

Hoy, o mañana, en casi todas las oficinas y plantas de importancia del mundo, un alto empleado examinará una lista de nombres.

Tu nombre puede estar en esa lista.

Un puesto de responsabilidad está vacante, y él se encuentra cara a cara con el viejo problema: ¿En donde puedo encontrar a un hombre para este puesto?.

Los rostros, las frases, el trabajo, las impresiones de varios hombres, pasarán por su mente. ¿Cuál es la primera pregunta que hará?.

"¿Cuál es el hombre que tiene mejor iniciativa, cual puede tomar esta responsabilidad?".

Y ESE es el hombre que ocupará el puesto vacante. Porque la cualidad mas necesaria en la vida es la confianza en ti mismo, el conocimiento de tu poder. Con eso, el segundo requisito es fácil: iniciativa o el valor de empezar. Muchos hombres tienen buenas ideas, pero muy pocos, tienen confianza en sí mismos o el valor de empezar algo.

Con constancia e iniciativa, el tercer requisito se presenta muy naturalmente: la fe necesaria para avanzar ante todos los obstáculos.

"Oh, Dios –dijo Leonardo da Vinci–, ¡tu nos vendes todas las cosas por el precio de un esfuerzo!.

Y pocos lo podían decir mejor que el. Era un hijo ilegítimo, y esa desgracia lo hizo el objeto de muchas burlas. Tuvo que hacer algo para elevarse sobre la multitud. Y lo hizo. "Por el precio de un esfuerzo" llegó a ser el artista mas graden de Italia –probablemente del mundo– en una época en que Italia era famosa por sus artistas. Reyes y príncipes se sentían honrados de estrechar la mano de este muchacho ilegítimo. El hizo famoso el nombre a que no tenía derecho.

"Logra tu propia salvación", dijo San Paulo. Y el primer requisito para lograrlo es el conocimiento de tu poder. Todas las generaciones pasadas te han legado habilidades que tú usas. Esas habilidades se encuentran almacenadas en tu mente inconsciente. Úsalas.

¿Eres un artista? El genio de un Da Vinci, la habilidad de un Rembrandt, la visión de un Reybold, está tras de tus dedos. Ordena al genio de tu mente que te permitirá usarlas.

¿Eres un cirujano, un abogado, un ministro, un ingeniero, un comerciante? Abriga en tu mente la imagen de los hombres mas grandes que han hecho lo que tú ahora estás haciendo. Usa a esos hombres como tu modelo. Y no solo como tu modelo, sino también como tu inspiración. Empieza donde ellos terminaron. Pide a tu mente habilidad, su inteligencia, su iniciativa. Comprende que tu puedes ser tan grande como ellos fueron. Comprende que todo lo que ellos hicieron, todo lo que aprendieron, toda la habilidad que adquirieron están almacenadas en la Mente Universal y que por medio de tu mente inconsciente tu puedes hacer uso de esas cosas.

Todo lo que ha sido hecho, pensado o ganado o existido está en la mente Universal. Y tú eres una parte de la Mente Universal. Tu puedes llegar a ella. Tu puedes obtener de ella todo lo que necesites. Si puedes comprender esta verdad, encontrarás que es la llave de todas las circunstancias, la solución a todos los problemas, la satisfacción de todos los deseos.

Pero para usar esa llave, debes de tener en la mente los tres requisitos: fe en tu poder, iniciativa, y el valor de empezar. Tu no te pondrías de pie ante un pizarrón y pedirías al principio de las matemáticas que resolviera un problema. Sabe que el principio está allí, pero tu tienes que usarlo. De la misma manera, todo el conocimiento que puedes necesitar está en la Mente Universal, pero tú tienes que encontrarlo en esa mente.

Y sin los tres requisitos , te será imposible hacerlo.

Nunca dejes que el desaliento te detenga. El desaliento es el enemigo mas peligroso, porque es el mas engañoso. Generalmente se considera inofensivo, y por ese motivo es mas siniestro.

Una vieja leyenda nos dice que el diablo puso una vez a la venta todos los instrumentos. Los extendió sobre una mesa –allí estaban el odio, la malicia, la envidia, la desesperación, la enfermedad y la sensualidad– y todos los otros.

Pero a un lado, separado de los demás, estaba un instrumento que parecía inofensivo, y que tenía el nombre de "Desaliento". Era un instrumento muy viejo, pero su precio era muy superior al de todos los demás. Cuando le preguntaron la razón, el diablo contestó:

"Porque ese lo puedo usar más fácilmente que los demás. Nadie sabe que me pertenece, y con el puedo abrir puertas que estén cerradas para todos los demás. Y cuando entro por medio del Desaliento, puedo usar todos los otros instrumentos".

Por eso, agrega a tus pensamientos la sensación del éxito. Es la mejor protección contra el desaliento. El pensamiento es, por supuesto, lo mas esencial. Tienes que usarlo para tener iniciativa. Pero la fe necesaria para avanzar, a pesar de todos los obstáculos, viene de la sensación del éxito.

Cultiva la confianza en ti mismo, cultiva la sensación de que ESTÁS triunfando. Comprende que tienes poder ilimitado para hacer todas las cosas. Comprende que con la ayuda de la Mente Universal, ninguna situación es demasiado difícil, ningún problema demasiado complicado. Cuando te pones límites, cuando dudas de tu habilidad para hacer frente a cualquier situación, estás poniendo un límite al poder de la Mente Universal.

Con esa comprensión de tu poder, con esa confianza en el poder ilimitado de la Mente Universal, es fácil mostrar iniciativas, fácil encontrar el valor para empezar algo.

Tu tienes el derecho de dominio sobre todas las cosas: sobre tu cuerpo, tu medio ambiente, tus negocios, tu salud. Desarrolla esos tres requisitos y ganaras ese dominio.

ESA VIEJA BRUJA;

LA MALA SUERTE

XII

¿Te ha detenido alguna vez esa vieja bruja –la mala suerte– a tu puerta? ¿Te ha parecido que siguen tus pasos las enfermedades, ls penas y las desgracias?.

Si es así, te interesará saber que TÚ fuiste la causa de eso. Porque el miedo es simplemente el poder creativo en su forma negativa.

La causa verdadera de todas las enfermedades es el miedo. Porque la enfermedad es simplemente una imagen externa del pensamiento. Tu has visto como el miedo causa palidez, como detiene o precipita los latidos del corazón. El miedo cambia las secreciones. El miedo interrumpe la digestión. El miedo pone líneas y arrugas en la cara. El miedo encanece los cabellos.

La mente domina todas las funciones del cuerpo humano. Si el pensamiento que tu presentas a la mente inconsciente es el miedo de la enfermedad, de fiebre, de indigestión, esas son las imágenes que tu mente inconsciente hará realidades en tu cuerpo. Porque tu cuerpo mismo es solo un grupo de electrones, lo mismo que la mesa que está frente a ti. Quítale la mente y tu cuerpo estará tan inerte, tan insensible como la mesa. Todas las funciones del cuerpo, desde los latidos de tu corazón hasta las secreciones de tus glándulas, están dominadas por la mente. La digestión de tus alimentos es tanto una función de la mente como los movimientos de tus dedos. Por eso lo importantes, no es la clase de alimentos que pones en tu estómago sino el alimento que la mente decide que te haga mal, y que te hará mal.

Tu mente es como el yeso en manos del escultor. Puede hacer con el lo que quiera. Y cuando tu comprendes que no son tus músculos, tus nervios o tus huesos, sino simplemente tu mente lo que te enferma, rehusarás permitir en tu cuerpo lo que no quieras ver en él.

La Biblia contiene una continua exhortación de disipar el miedo. Desde el principio hasta el fin nos dice, "Nada temas". El miedo es la causa principal de todos los males del cuerpo. Jesús comprendió esto y también que el miedo puede ser abolido. Por eso sus frecuentes consejos: "No temas; no tengas miedo".

Es verdad que hay que luchar. Y siempre habrá que luchar en la vida. Pero luchamos solo para vencer las dificultades. Y no hay nada que temer. Todo es un efecto de la mente. Las fuerzas de tu pensamiento, concentrada s sobre cualquier cosa, la harán real. Por consiguiente, concentra tu pensamiento solo sobre cosas buenas. Piensa en la salud, energía, la abundancia, la felicidad. Rechaza todos los pensamientos de pobreza y pena son las impurezas de la mente que causan todas las dificultades, que producen todas las enfermedades. ¡Destiérralas! Destierra de entre tus amigos a todo aquel que abrigue una actitud negativa hacia la vida.

Nunca pienses en el peligro, en el desastre, en el fracaso, en la pobreza, si no quieres que esas condiciones se manifiesten en tu vida. No puedes temer el futuro si te convences de que todos tus movimientos, todos tus actos, están de acuerdo con los ideales de tu mente; si todos tus pasos son pasos hacia delante; si tu vida está orientada hacia el triunfo y usas tus pensamientos para comunicarte con ese océano infinito de abundancia y felicidad que la Mente Universal.

TENDRÁS LO QUE NECESITES

XIII

Tal vez tú has oído la historia de aquél anciano que a la hora de su muerte llamó a sus hijos a su lado para darles sus últimos consejos.

"Hijos –dijo–, en mi vida he tenido muchas dificultades, muchas dificultades, pero la mayor parte de ellas nunca sucedieron".

Todos somos ese anciano. Nuestras dificultades nos agobian –en perspectivas–, pero generalmente nos encontramos que cuando la necesidad verdadera llega, la providencia ha encontrado alguna manera para hacerle frente.

El Dr. J. Loeb, miembro del Instituto Rockefeller, realizó una serie de pruebas con los parásitos que se encuentran en las plantas, para demostrar que aun las mas bajas de las criaturas tienen el poder de encontrar en la Mente Universal la satisfacción de sus necesidades extraordinarias.

"Para obtener el material necesario –dice el doctor Loeb–, rosales en tiesto son traídos a un cuarto y puestos frente a una ventana cerrada. Si se permiten que las plantas se sequen, los afiliados (parásitos), anteriormente sin alas, se convierten en insectos alados. Después de la metamorfosis, los animales dejan la planta y vuelan hacia la ventana.

Es evidente que esos insectos diminutos encontraron que la planta donde vivían había muerto, y que ya no podían seguir encontrando en ellas sus alimentos. La única manera en que podían salvarse era adquiriendo alas temporales, lo cual hicieron.

En otras palabras, cuando se vieron privados de sus alimentos, tuvieron que encontrar la manera de emigrar, o perecer, la Mente Universal les dio la manera de emigrar.

Si la Mente Universal puede hacer esto por las criaturas más bajas, ¿no es lógico suponer que hará mas aun por nosotros –el producto mas elevado de la creación– si sólo pedimos su ayuda, si solo tenemos un poco de fe? Vistos a la luz de la respuesta de la mente a la necesidad de esos parásitos diminutos, ¿parecerá increíble que un mar se abriera para permitir a un pueblo pasar por su fondo? ¿qué un pilar de fuego lo guiara por la noche en el desierto? ¿qué el maná cayera del cielo, y el agua brotara de una roca?.

En momentos de gran peligro, en horas de extrema angustia, cuando el alma valiente expone todo lo que posee, entonces es cuando los milagros ocurren, si tenemos fe.

Eso no significa que debes entregarte indolentemente en manos de la Providencia. Cuando hayas hecho todo lo que es posible hacer, no te preocupes por el resultado. Si mas necesitas mas recibirás. Puedes sentir la confianza de que, habiendo hecho todo lo que está en tus manos, el Genio de tu Mente hará lo que falta.

Cuando el pequeño país de Palestina estaba en peligro de ser conquistado por Egipto en un lado, o por la Asiria en el otro, la gente estaba tratando, frenéticamente, de decidir a cual peligro hacer frente, con cual enemigo se debían aliar para vencer al otro. "Con ninguno –dijo el profeta Isaías–, en la calma encontraréis la seguridad; en la confianza tranquila encontraréis la fuerza".

Así es con la mayor parte de las calamidades que nos afligen. ¡Si sólo les hiciéramos frente con calma y confianza, cuan mejor sería la vida! Pero no; tenemos que afligirnos, que preocuparnos, y la mayor parte de las veces hacemos exactamente lo que sirve para aumentar nuestras dificultades.

Toda la parte de la Mente Universal que se necesita apara resolver el problema, está en donde se la necesita. La abundancia está siempre donde tú estás, y es lo que tú necesitas. No importa si es enfermedad o dificultad, pobreza o peligro, lo que necesitas está aquí, esperando que lo tomes. Haz frente a tu dificultad audazmente, sabiendo que tienes a tu espalda un poder infinito y encontrarás que ese poder te rodea y viene en tu ayuda.

Es como un autor que escribe un libro. Por mucho tiempo trabaja en una clase de niebla mental, pero, si persevera, aparece de súbito una luz que clarifica sus ideas y e muestra la manera de arreglarlas lógicamente. En momentos de desesperación, sentirás un impulso de energía desconocida que se eleva en tu alma.

Eso no significa que nunca tendrás dificultades. Las dificultades te hace bien. Son el ejercicio de tu mente. Tú eres más fuerte y mejor cuando las has vencido. Pero considéralas como simples ejercicios. Como ejercicios que te son dados para que puedas aprender a usar tu mente, a encontrar lo que necesites en la Abundancia Universal.

Recuerda esto: No importa la catástrofe que caiga sobre la humanidad, no importa lo que la pérdida sea, tú y los tuyos pueden librarse de ella. Hay siempre un camino de seguridad para el individuo. Hay siempre una "arca" en la cual unos cuantos pueden salvarse del diluvio. El nombre del arca compresión, comprensión de tus poderes interiores.

Si el mal nos amenaza, si el fracaso, la enfermedad o el accidente parece, inminente, sólo tenemos que decir que esos males no vienen de la Mente Universal, por consiguiente no son reales y no tienen poder sobre nosotros. Son simplemente la ausencia de la condición verdadera que la Mente Universal conoce. Rehúsa, por eso, verlos o aceptarlos, y busca por medio de la Mente la condición que los puede hacer nulos.

Si hace esto, encontrarás que puedes apropiarte por medio de la Mente, de todo lo que necesitas para tu vida, cuando lo necesites. Mientras mayor sea tu necesidad con más seguridad puedes satisfacerla, si comprendes esta verdad.

No hay condición tan desesperada, no hay causa tan perdida, que no pueda se salvada por esa verdad. Una y otra vez enfermos desahuciados por los doctores se han recobrado milagrosamente, ayudados por la fe de alguna persona amada.

Y de la misma manera, hay innumerables ejemplo de que la calamidad que amenazaba se ha convertido en una bendición. La calamidad mas grande es nuestra falta de fe. Siempre buscamos las dificultades, las visualizamos. Somos como la anciana que "goza de mala salud". Siempre ponemos la palabra "pero" después de nuestros anhelos y deseos, creyendo que hay muchas cosas que son demasiado buenas para nosotros. Creemos que hay un poder aparte del bien, que puede privarnos de todas las bendiciones que nos pertenecen. Dudamos, porque no podemos ver la forma en que nuestro deseo puede ser satisfecho. Ponemos un límite al bien que puede alcanzarnos.

Tu mente es una parte de la Mente Universal. Y la Mente Universal tiene toda la abundancia. Tú mereces, y puedes tener, la parte de esa abundancia que quieras apropiarte. Esperar menos es recibir menos, porque eso disminuye tu capacidad para recibir.

No importa la clase de deseo que puedas tener. Si tu hijito quiere un tren y tú puedes dárselo con toda facilidad, no vas a darle un libro de estampas porque sea mejor para el, pero el amor que tu sientes por tu hijo te va a hacer que le des lo que el desea, mientras que sus deseos no sean perjudiciales.

De la misma manera, la Mente Universal puede satisfacer tus deseos, no importa lo triviales que parezcan, mientras que no sean perjudiciales.

¡Si sólo tratáramos de comprender que Dios no es una deidad lejana, no es un juez severo, sino la fuerza benéfica que llamamos Naturaleza, el principio de la vida que hace abrirse a las flores, que hacer crecer las plantas, que nos rodea de abundancia! Si sólo pudiéramos comprender que El es la Mente Universal que tiene toda la abundancia, que nos dará los juguetes de la niñez o lo que necesitamos en nuestra madurez, que todo lo que necesitamos para recibir lo que necesitamos es comprender lo que podemos recibir, entonces tal vez perderíamos todos nuestros temores, nuestras ansiedades, nuestra sensación de limitaciones.

Porque la Mente Universal es la fuente infinita, ilimitada de todo bien. No sólo la fuente del bien general, sino del bien individual que necesitamos en la vida. Para ella no hay problema grande o pequeño. Para ella mover una montaña no es mas difícil que alimentar un gorrión.

Y para uno –como el Maestro– que tiene una comprensión perfecta, el "milagro" de levantar a Lázaro de su tumba no necesita no necesita mas esfuerzo que cambiar el agua en vino. El sabía que la Mente Universal es todopoderosa. El sabía que comprender a Dios es vivir eternamente. Y Jesús comprendió a Dios, y pudo demostrar el conocimiento de la vida eterna dominando el pecado, la enfermedad y la muerte. Porque es la misma ley que cura pecados, enfermedades, pobreza y hasta la muerte misma. Esa ley es la comprensión perfecta del principio Divino.

¿Pero en que consiste esa habilidad para hacer "milagros"? ¿Cuál es el poder o fuerza con que podemos probar esa habilidad? Tal vez la manera mas sencilla es empezar con la realización de que el poder de la Mente Universal está al alcance del hombre.

LA CIENCIA DEL PENSAMIENTO

¿Puede extender tu mente un poco y tratar de comprender este hecho maravilloso: que el poder del CREADOR TODOPODEROSO, SABIO E INFINITO, está en tus manos? En la proporción en que comprendemos esta verdad y hagamos uso de ella, en esa misma proporción podemos hacer nuestros milagros.

Tu trabajo está inspirado por el grado en que comprendas la presencia de la Mente Universal en tu trabajo. Cuando confías por completo en tu mente consciente, tu trabajo sufre proporcionalmente.

Y esa inspiración, esa cooperación de la Mente Universal contigo, te sigue a todas tus empresas. La Mente no puede mostrarse en una fase de tu vida y ausentarse de la otra, puesto que está en todas partes. Todos los esfuerzos son sinceros, no importa lo insignificante que parezcan, lleven consigo la inspiración de la Mente Universal, puesto que por la misma naturaleza de su omnipotencia tiene que se universal.

Si te pareces que tu tienes menos que los demás, es porque no utilizas tus dones.

¿Cómo podemos aprovecharnos de la Abundancia Universal? Cuando tengas una necesidad, cuando tengas una dificultad, cierra los ojos por un momento y comprende que la Mente Universal sabe cómo puedes recibir lo que necesitas, sabe cual es la solución de tus dificultades. Y tu mente inconsciente, siendo una parte de la Mente Universal, también sabe eso. Por eso presenta tu problema a tu mente inconsciente con la confianza sublime de que allí encontrarás la solución. Luego olvídalo por un momento. Cuando la hora llegue, tu deseo se hará realidad.

EL DUEÑO DE TU DESTINO

XIV

¿Qué serás tú a los 65 años? De cada seis hombres que llegan a la edad de 65 años, cinco viven de la caridad. Y sólo uno de cada veinte puede vivir sin trabajar a los 65 años.

A los 65 años, ¿que serás? ¿Dependiente o independiente? ¿Luchando todavía por la vida –aceptando la caridad de alguien– o en la cumbre?

"Yo soy el dueño de mi destino".

Hasta que hayas aprendido eso, no podrás alcanzar el éxito completo en de la vida. Tu destino está en tus manos. Tú puedes hacerlo. Lo que vas a ser dentro de seis meses o un año depende de los que pienses ahora.

Escoge ahora:

¿Vas a continuar inclinándote ante la materia como ante el único poder? ¿Vas a seguir viendo tu vida como algo que te ha sido dado y por lo cual tu no eres responsable?

¿O vas a tratar de comprender en tu vida diaria que la materia es solo una agrupación de electrones, sujetos enteramente al dominio de la Mente, que tu medio ambiente, tu éxito, tu felicidad, están todos en tus manos, y que si no te sientes satisfechos con las condiciones tales como son, puedes cambiarlas a voluntad?.

El primero es la camino mas fácil: el camino que guía al infierno de la pobreza y de ansiedad para la vejez.

Pero el segundo es el camino que te conduce a la realización de todos tus deseos.

Y simplemente porque este poder de la Mente Universal es invisible ¿debes dudar de él? Los poderes mas grandes de la Naturaleza son invisibles. El amor es invisible, ¿pero que otro poder es tan grande como él en toda la vida? la alegría es invisible, la felicidad, la paz. El radio es invisible. Para manejar una locomotora, estudias la ley del poder aplicado, y luego aplicas esa ley a la locomotora.

Esas cosas no son el resultado de invenciones. La ley ha existido desde el principio. Simplemente esperó hasta que el hombre aprendiera a aplicarla. La invención es sólo una revelación de la Sabiduría Infinita.

Esa misma Sabiduría Infinita sabe millones de otras leyes desconocidas todavía para el hombre. Tu puedes usar esa sabiduría como la tuya propia. Pensando en las cosas como deberían ser, en vez de cómo son, encontrarás algún día una gran necesidad. Y encontrar una necesidad es dar el primer paso hacia su satisfacción. Tienes que saber lo que buscas, antes de lograr que el Genio de tu mente lo encuentre en la Mente Universal.

La diferencia entre el hombre que triunfa y el que fracasa no es asunto de educación o de suerte. Es simplemente un punto de vista diferente.

El hombre que triunfa ve una oportunidad, la aprovecha, y avanza un paso hacia el triunfo. Nunca se le ocurre que puede fracasar. Simplemente ve la oportunidad, visualiza lo que puede hacer con ella, y todas las fuerzas interiores y exteriores se combinan para ayudarle a triunfar.

El hombre que fracasa ve la misma oportunidad y desea poder aprovecharla, pero teme que su habilidad o su dinero no sean suficientes. Y mientras que el vacila alguien le quita la oportunidad.

Casi todos los hombre pueden volver la vista hacia el pasado, y decir: "Si hubiera aprovechado aquella oportunidad, mi posición sería mejor ahora".

Tu no necesitas decirte esto de nuevo, una vez que hayas comprendido que el futuro está en tus manos, que no está sujeto a los caprichos de la fortuna o de la suerte. Hay sólo una Mente Universal, y esa ente contiene sólo bien. No hay en ella imagen del mal. Sus ideas son tan numerosas como las arenillas de la playa. Y esas ideas contienen toda la riqueza, todo el poder, toda la felicidad.

Sólo tienes que imaginarte vívidamente en tu mente inconsciente la cosa que deseas, para recibir de la Mente Universal las ideas necesarias para hacerlas realidad. Sólo tienes que guardar en la mente la clase de experiencias que deseas encontrar, para dominar tu futuro.

Cuando comprendas que tienes el derecho de triunfar, triunfarás. Cuando comprendas que tienes el derecho de poseer, poseerás.

LA MENTE MAESTRA

XV

La fortuna ama a los audaces, a los que guían. En todo el mundo, en todos los países, la gente busca a quien seguir. Quiere alguien que piense por ella, que la guíe, quiere alguien a quien culpar si algo malo sucede, alguien capaz de compartir su gloria con ella si el triunfo corona sus esfuerzos.

Pero para que la gente tenga confianza en él, ese guía tiene que tener confianza en sí mismo. Un Napoleón o un Alejandro que no creyeran en sí mismo sería imposible. Eso es lo que hace invencible a los hombres: el conocimiento de su propio poder. Porque entonces no ponen límite a sus capacidades, y por consiguiente sus capacidades no tienen límite. Porque la Mente Universal lo ve todo, lo sabe todo, lo puede todo, y nosotros participamos de ese poder absoluto al grado que nosotros mismos nos permitimos. Nuestra actitud mental es el imán que atrae a la Mente Universal, todo lo que necesitamos para hacer reales nuestros deseos. Nosotros hacemos ese imán fuerte o débil si tenemos confianza o dudamos de nuestras habilidades. Nos apropiamos poderes ilimitados o no limitados a posiciones humildes de acuerdo a los que pensamos.

No hay motivo alguno que te impida aspirar a cualquier posición, a cualquier honor, porque tu mente es capaz de darte todo lo que necesitas. No es mas difícil para la mente resolver un gran problema que un problema pequeño. La mente está tan presente en tus problemas diarios como en los problemas mas importantes de una gran nación. No pongas a resolver problemas inútiles e insignificante cuando con el mismo esfuerzo podrías estar resolviendo problemas de importancia para ti mismo y para el mundo.

¡Empieza algo! Usa tu iniciativa. Dale algo con que trabajar. El mas grande de todos los secretos del éxito es la iniciativa. Esa es la cualidad que contribuye, más que cualquier otra, al triunfo de los hombres.

Concibe algo, concíbelo primero en tu mente. Forma el plan allí, y tu mente inconsciente grabará ese modelo en la energía plástica que te rodea y lo hará real.

Empújate a ti mismo, es el soñador, el hombre de imaginación, el que ha hecho avanzar el mundo. Sin él, todavía estaríamos en la Edad de Piedra.

Galileo vio la luna y soñó en alcanzarla. El telescopio fue el fruto de ese sueño. Watt soñó en lo que podía hacerse con el vapor, y las grandes máquinas de nuestros día son el resultado de aquel sueño. Franklin soñó en encadenar el rayo, y hoy día tenemos rayos artificiales.

La iniciativa, mas la imaginación es capaz de todos los triunfos. La imaginación abre los ojos de la mente, y no hay ningún bien que puedas imaginarte que no seas capaz de realizarse en tu vida diaria.

Todos los hombres quieren avanzar, crecer y desarrollarse. Aquí está el camino, aquí está a puerta, abierta para ti, ya sea que tengas educación, dinero y oportunidades, o no. Recuerda esto: tu mente inconsciente sabía mas, desde que tú estabas en la cuna que todo lo que es posible aprender en todos los libros y colegios del mundo.

Por eso, no dejes que tu falta de educación te detenga. Tu mente es capaz de hacer frente a todas las necesidades, y lo hará, si tú se lo permites. Los apóstoles eran casi todos hombres pobres e ignorantes, y sin embargo llevaron a cabo una obra que no tiene igual en los anales de la historia. Juana de Arco era una pobre pastora, que no sabía leer ni escribir, ¡Pero salvó a Francia! las paginas de la historia están sembradas con los nombres de hombres pobres e ignorantes, que pensaron grandes pensamientos, que usaron sus imaginaciones para dominar las circunstancias y elevarse sobre sus contemporáneos.

Casi todas las grandes dinastía empezaron con un hombre pobre y oscuro.. Napoleón vino de una familia pobre y humilde. Aún cuando era capitán de artillería era tan pobre, que no pudo comprarse un uniforme cuando le ofrecieron el puesto de la India, de otra manera su carrera hubiera sido diferente. Y el mundo de los negocios está lleno de hombres que apenas si tienen los rudimentos de una educación ordinaria. Fue solo después de que había ganado millones, que Andrew Carnegie empleó un tutor para que lo educara.

Por consiguiente, no es la educación lo que tu necesitas para triunfar. La educación te ayudará, pero lo esencial es ese don de los dioses: ¡La Imaginación Creativa!.

Tu tienes ese don. ¡Úsalo! Aprovecha todos los pensamientos que llegan a tu mente; hazlo que trabajen y te produzcan ganancias. Piensa en las cosas, no como son, sino como PODIAN ser. Hazlas reales, vívidas e interesantes. No sueñes únicamente, ¡CREA! Luego, usa tu imaginación para hacer de esa CREACIÓN un beneficio a l humanidad. . . y también para ti mismo.

¿QUÉ TE FALTA?

XVI

¿Sabes por qué los bolcheviques se oponen tanto a la religión?

Porque la religión, como se acepta generalmente, enseña al hombre a resignarse con las condiciones tales como son: le enseña que Dios creó a algunos hombres pobres y a otros ricos. Que esa distribución de las riquezas es una cosa perfectamente natural. Y que no debemos revelarnos contra ella porque todo será compensado en el otro mundo.

Napoleón, cuando fue uno de los Jacobinos, denunció la religión por esa razón. Pero cuando tuvo el poder en sus manos, cuando fue Emperador, entonces encontró que tenía necesidad de esa religión, y por eso estableció la Iglesia en Francia.

Porque, él se dijo, ¿cómo puede la gente sentirse satisfecha sin la religión? Si un hombre se muere de hambre junto a otro que tiene demasiado, ¿cómo puedo esperar que se sienta resignado con su muerte, a menos que crea que su desgracia será compensada algún día?.

La sociedad organizada no podía existir, como el la quería, sin que algunos fueran pobres y otros ricos, y para que los pobres se sintieran satisfechos, tenía que haber una autoridad que dijera: Así lo quiere Dios. Pero ten paciencia. En el cielo encontrarás tu recompensa. TU entonces ocuparás los puestos mas elevados.

Pero el cristianismo no fue fundado para se un arma destinada a proteger a los ricos y a hacer que los pobres se sintieran satisfechos con su pobreza. Por el contrario el cristianismo enseñado por Jesús abre la puerta de todo bien. Y el cristianismo como fue practicado los primeros años, fue una forma ideal de socialismo con beneficios iguales para todos. Nadie era más rico ni mas pobre que sus compañeros. Su credo era el credo de los Tres Mosqueteros: "Todos para uno, y uno para todos".

"Pide y recibirás – dijo Jesús–. Busca y encontrarás".

Y dijo eso no solo a los ricos, sino a TODOS los hombres.

La providencia no acostumbra escoger ciertas familias y ciertos individuos y favorecerlos a costa de los demás. Nos reímos ahora del "derecho divino de los reyes". Y es igualmente ridículo pensar que unos pocos tienen derecho a las cosas buenas de la vida, mientras que los demás tienen que trabajar por ellas.

No hay nada mas injusto que la pobreza. No solo eso, tampoco hay nada meritorio en la pobreza. El solo hecho de que tu eres pobre no te va a ganar el cielo. Por el contrario, tu alma estará tan dominada por la necesidad, tan encogida y arrugada que no podrá elevarse.

"El reino del cielo está dentro de ti". Para mi, eso significa que el cielo está aquí y ahora. Que si queremos la felicidad, tenemos que adquirirla.

La Sibila Cumea ofreció a Tarquino el Soberbio nueve libros a un precio que el creyó exorbitante. Y rehusó comprarlos. Ella quemó tres de los libros, y le ofreció los otros seis por el mismo precio de los nueve. De nuevo el los rehusó. Ella quemó otros tres libros, y le ofreció los tres que quedaban por el mismo precio que había pedido al principio. Esta vez Tarquino los aceptó. ¡Los libros contenían consejos y profecías de gran valor para Roma pero ya no están completos! Lo mismo sucede con la felicidad. Si aprovechas la que se te presente, cuando se te presente, gozarás de toda la que te pertenece en la vida. Pero si dejas para el mañana, cada día significaría un día menos de felicidad que podías haber tenido. Y el costo es exactamente el mismo.

El objeto de la existencia es el CRECIMIENTO. Y tu no podrás crecer espiritual y mentalmente sin la felicidad. Y la felicidad no significa para mí una resignación tímida al a "Voluntad de Dios". La llamada Voluntad de Dios es casi siempre pura pereza de parte del que se resigna. Es la expresión más mas mojigata que se ha inventado para disculpar alguna condición que nadie tiene la habilidad o la energía de corregir.

No –la Felicidad significa el placer y la alegría que todos anhelamos. Todos nosotros la merecemos. Todos nosotros podemos tenerla– , si tenemos la VOLUNTAD y la ENERGÍA de salir a buscarla.

Un trabajo monótono, un sueldo insignificante, nada en el presente, nada en el futuro –Dios no planeó tales vidas. Son obra del hombre– y tú puedes cambiarla en lo que a ti y a los tuyos concierne.

Dios nunca ha causado la pobreza o la enfermedad de un hombre. Mira a tu derredor. Todo en la naturaleza es abundante: en los árboles, en las flores, en todas las cosas que El planeó La única Ley de la Naturaleza es la Ley de la Abundancia. La pobreza no es natural. Es obra del hombre causada por los límites que el hombre se pone a sí mismo. Los dones de Dios están al alcance de todos los hombres del mundo. La diferencia está en tu comprensión de cómo puedes aprovecharte de la abundancia infinita que te rodea.

¿Qué te hace falta?¿Qué es lo que más quieres? Comprende que antes que una cosa pueda existir, tiene que se primero imaginada en la Mente. Comprende también que cuando cierres los ojos y realmente puedas VER esa cosa, ya la has hecho una realidad, has tomado la sustancia invisible que te rodea, y has creado algo. Conserva esa creación en tus pensamientos; concentra tu mente sobre ella; CREE QUE LA TIENES, y con seguridad la tendrás.

Dios es sólo un nombre para la fuente de todas las cosas, invisible y omnipotente. Del aire, la semilla toma las cosas que son necesarias para su crecimiento. Del éter invisible, nuestra mente recibe las ideas que nos permiten llevar a cabo las empresas que significan felicidad y prosperidad par a nosotros. Veamos con los ojos de la mente un hermoso futuro; entonces nuestra mente se sentirá estimulada por la idea de la abundancia, y la abundancia aparecerá, no solo en nuestras vidas, sino en todas partes.

EL ESCULTOR Y EL YESO

XVII

¿Eres siempre capaz de llevar a cabo tus planes? ¿O te ves obligado a contestar que tus sueños de grande triunfos se hacen imposibles, porque tus nervios están fatigados, porque no tienen energía necesaria?.

¡Que fácil es volver la vista hacia el pasado y ver que el triunfo estuvo a tu alcance, si sólo hubieras tenido la energía necesaria para tomarlo! Todos los grande hombres del mundo han sido fuertes y llenos de salud. Napoleón triunfó hasta que empezó a enfermarse. El día de la batalla de Waterloo, Napoleón estaba enfermo.

Pero no hay motivo real para enfermedad o debilidad, y nada hay que te obligue a perder la salud.

¿Recuerdas la historia del escultor Pigmalión? ¿Cómo hizo el una estatua de mármol tan hermosa que todas las mujeres la envidiaban? La estatua era tan perfecta, que él se enamoró de ella, la adornó con flores y joyas, y se pasaba días enteros admirándola, hasta que lo último los dioses se compadecieron de él y dieron vida a la estatua.

Hay algo mas que mitología pagana en esa historia. La verdad que encierra es ésta: que cualquier hombre puede poner ante los ojos de su mente la imagen de lo que anhela ser, y luego dar vida a esa imagen conservándola en la mente inconsciente como un molde.

Porque la fuerza y la salud son naturales. Tu cuerpo fue creado para ser ágil y fuerte, lleno de energía y de vitalidad. Un cerebro claro, un corazón fuerte, un pecho amplio, brazos y piernas de acero, todo eso puedes tener si sabes, sientes y piensas correctamente.

Examínate por un momento. ¿Son tus músculos fuertes y flexibles? ¿Hacen todo lo que les pides –y mas todavía?.

Si no, la culpa es tuya. Tu puedes poner un cuerpo lleno de vitalidad, un cutis sano y hermoso, músculos ágiles y viriles. Tu puedes ser el hombre o mujer que siempre has querido ser, sin arduas dietas, sin ejercicios trabajosos, simplemente siguiendo las reglas que encontrarás en este artículo.

Porque ¿Qué es lo que hace los músculos, lo que pone la energía y la vitalidad en el cuerpo, lo que te da la energía y el vigor de la juventud? ¿Es el ejercicio? ¿entonces por qué tantos hombres que trabajan al aire libre son criaturas débiles y anémicas, que se enferman con frecuencia? ¿Por qué tantos atletas mueren de tuberculosis y de enfermedades del corazón a pesar de que practican durante todo el año los ejercicios mas científicos?.

¿Es la dieta? Entonces ¿Por qué tantos que se han limitado a una dieta rigurosa durante varios años son todavía criaturas débiles y enfermizas?.

¿El la combinación de dietas y ejercicio? Pero los pacientes de los sanatorios y de otras instituciones semejantes reciben esa combinación, sin embargo, con frecuencia los vemos salir en el mismo estado en que entraron, y con frecuencia peor.

No. Ni el ejercicio ni la dieta significan mucho. En realidad, el efecto principal de la dieta y el ejercicio es que conservan en la mente del paciente el RESULTADO que espera obtener, y de esa manera lo graban en la mente inconsciente. Si ese resultado se logra, es la MENTE quien lo logra, y no los ejercicios ni los alimentos.

TU QUE envidias las mejillas rosadas y los ojos brillantes de la juventud, que despiertas en la mañana con esa sensación de cansancio, que atiendes a tus deberes sin energía o entusiasmo, recuerda que la Juventud Perfecta o la Salud Perfecta, es sólo un estado mental.

Hay sólo una cosa que crea los músculos de tu cuerpo. Hay sólo una cosa que hace funcionar tus órganos con toda precisión y regularidad. Hay sólo una cosa capaz de darte un cuerpo perfecto. Y esa cosa es la mente inconsciente.

Todas las células y tejidos, todos los nervios y músculos, todos los órganos de tu cuerpo están sujeto por completo al dominio de tu mente inconsciente. Como ella lo ordena, así trabajan o funcionan.

Es verdad que tu mente inconsciente acepta las sugestiones de tu mente consciente. Preséntale la idea de que el ejercicios que estás tomando está desarrollando los músculos de tus brazos y de tus hombros, y tu mente inconsciente acepta esa idea y desarrollará esos músculos. Preséntale la idea de que ciertos alimentos te dan energía y entusiasmo, y la mente inconsciente aceptará la idea y producirá nuevo vigor.

¿Pero has notado como cierta alegría súbita (la cual es sólo un estado mental) te da energía y vitalidad, mas que todos los ejercicios y tónicos que tomes? ¿Has notado como la música marcial disipa la fatiga de los solados? ¿Has notado como la tristeza (la cual es sólo un esta do mental) te cansa y fatiga, a pesar de todos los ejercicios y alimentos que tomes?.

Cada uno de nosotros tiene dentro de si mismo lo necesario para formar un Súper – Hombre. Pero también tiene cada bellota lo necesario para formar un gran roble, y sin embargo los japoneses nos han enseñado que hasta de un roble puede ser privado de su crecimiento cortando todos sus brotes. Pensamientos débiles y negativos, pensamientos de dudas, de desconfianza, abortan sin cesar los brotes vigorosos de la vida que se esfuerza por mostrar el esplendor y la fuerza de nuestro radiante interior.

¡Escoge lo que quieres ser! Tu responsabilidad es pensar, hablar, obrar de acuerdo con tu verdadero ser interior. Tu privilegio es mostrar por medio de ese ser la plenitud de la paz y de la abundancia. Conserva sin cesar en tu mente la idea de ti mismo que anhelas ver realizada. Esa idea diaria de ti mismo determinará lo que será mañana. Mira sin cesar hacia los más altos ideales; y tu mente te elevará hasta ellos, llenándote de prosperidad y de bendiciones, no sólo para ti, sino para todos los que te rodean.

Porque la mente es el único creador, y el pensamiento la única energía. Todo lo que cuenta es la imagen de tu cuerpo que conservas en tus pensamientos. Si hasta ahora esa imagen a sido de debilidad, de enfermedad, cámbiala hoy, HOY MISMO. Repítete a ti mismo, al despertar por la mañana y al retirarte por la noche: Mi cuerpo fue hecho a la imagen y semejaza de Dios. Es una creación de la imagen de Dios, y por eso todas sus células y tejidos son perfectos., todos lo órganos y músculos trabajan a la perfección. Ese es el único modelo de mi que mi que existe en la Mente Universal. Ese es el único modelo de mi que mi Mente Inconsciente conoce. Por eso, y puesto que la mente –Dios– es el único creador, ¡ese es el único modelo de mi que yo puedo tener!.

LA FUENTE DE LAJUVENTUD

Hace cuatrocientos años que Ponce de León dirigió su barco hacia los misterios de un mundo desconocido en busca de la Fuente de la Juventud, sin pensar que el secreto de esa fuente estaba dentro de él mismo.

Porque la verdad es que, no importa cuantos años hayan pasado desde el día de tu nacimiento, ¡tu cuerpo tiene únicamente once meses de edad! Tu cuerpo se renueva sin cesar. Cada uno de los millones de células que lo componen se renuevan constantemente. Aún tus huesos se renuevan de esa manera.

Esas células están trabajando, formando. Cada día destruyen los tejidos viejos y forman tejidos nuevos. No hay ni un solo tejido en tu cuerpo, ni un solo hueso, que tengan mas de once meses. ¿Por qué, entonces, tienes que envejecer? ¿Por qué ser menos ágil y fuerte que los jóvenes que tanto envidias?.

La respuesta es que no hay motivo alguno, si sólo comprendes tu JUVENTUD. Todos los órganos, músculos y tejidos de tu cuerpo están sujetos a tu mente inconsciente. Trabajan exactamente como la mente les ordena. ¿Cuál es el modelo que tiene ante tu mente? ¿es un modelo de ancianidad y decrepitud? Ese es el modelo que la mayor parte de los hombres usan, y el resultado de esa imagen lo vemos todos los días en sus cuerpos.

Pero tú no necesitas tomar ese modelo. Tu puedes grabar en tu mente la visión de la juventud, el vigor, de la energía de la fuerza de la belleza; y ese será el modelo que tus células seguirán al renovar tu cuerpo.

Tal vez tu eres débil y anémico. ¡No importa! Puedes empezar hoy mismo a reformar tu cuerpo. En once meses, cuando más, todos esos tejidos enfermos y débiles habrán sido reemplazados por tejidos fuertes y vigorosos.

De una cosa puedes estar seguro: Dios nunca nos dio una ley de decrepitud y muerte. Si hay tal ley, es porque el hombre la hizo, y el hombre puede cambiarla. El Principio de la Vida que vino a este planeta hace millones de años, no trajo el principio de la muerte consigo. Porque la muerte es como la oscuridad: nada en si misma. La muerte es sólo la ausencia de la vida, de la misma manera que la oscuridad es sólo la ausencia de la luz.

La Mente Universa no reconoce a la imperfección, a la decrepitud o a la muerte; no produce enfermedad y muerte. Es tu mente consciente la que produce esos males. Destierra el pensamiento, y podrás desterrar los resultados. La vida no se hizo para ser medida con años.

Recuerdo haber leído la historia de un viejo que llegó a un país del sol perpetuo. Puesto que allí no había crepúsculos ni auroras, ni lunas ni estaciones, no había manera de medir el tiempo. Por consiguiente, para los habitantes de aquel país, el tiempo no existía. Y como no tenían tiempo, no podían medirlo, y por eso nunca envejecían. Como los organismos que consisten de una sola célula, morían sólo por accidente o violencia.

Hay mas verdad que ficción en esa idea. Al medir la vida por medio del calendario robamos a la juventud su vigor y apresuramos la llegada de la vejez. Los hombres y mujeres deberían madurarse con los años y gozar de mejor salud y vigor. En vez de perderse en la oscuridad, sus mentes deberían retener imágenes mas claras de la juventud y de la vida.

Ningún hombre necesita retirarse de la vida activa, no importa cual sea el número de sus años. Los años deberían traer sabiduría y salud, y no decrepitud. Muchos de los hombres más famosos del mundo terminaron sus mejores obras a la edad en que la mayor parte de los hombres descansan en sus tumbas. Tensión compuso las líneas inmortales de "Cruzando la Barrera" a la edad de 80 años. Platón todavía escribía a los 81. Cato aprendió el griego a la misma edad. Humboldt terminó su "Cosmos" a los noventa años, y Wesley a los 82 dijo: "Hace doce años que no he experimentado sensación alguna de fatiga".

Tu eres tan viejo como te creas. Todas las funciones, todas las actividades de tu cuerpo están dominadas por lamente. Tus órganos vitales, tu sangre, tus músculos, tus células, todos dependen para su funcionamiento de la energía que reciben de la mente.

Tu puedes ser viejo a los 30 años. Y puedes también ser joven a los 90. ¿Qué escoges?.

Si escoges la juventud, empieza hoy mismo a renovar tu juventud. Graba en tu mente la imagen del hombre o mujer que quieras ser, estúdiala sin cesar, visualízala. ¡Piensa en esa imagen como TUYA, como la del hombre o mujer QUE VA A SER!.

Dale ese modelo a tu MENTE Inconsciente. . . y antes de que pasen once meses, tu cuerpo habrá sufrido una transformación maravillosa.

EL GENIO DE LA MENTE

XVII

En todo el mundo, hombres y mujeres débiles, enfermos y privados de su vitalidad, buscan la salud y la fuerza. Miles y miles sufren sin cesar, esperando que alguien les traigan la salud encerrada en una botella.

Pero la salud real y duradera nunca se encuentra en cajas de píldoras o en botellas de medicinas. Hay un método –y sólo uno– para ganarla y conservarla. Ese método consiste en usar el poder de la Mente Inconsciente.

Durante mucho tiempo los doctores se burlaron de tal idea. Ahora confiesan que los desordenes nerviosos, y aún los desordenes funcionales, pueden ser curados por la mente. Y los doctores mas progresistas e inteligentes confiesan que el poder de la mente para curar enfermos es prácticamente ilimitado. El Dr. Walsh, del Colegio Fordham, ha dicho: "Un análisis de las enfermedades curadas por medio de la influencia mental mostrará que sus resultados han sido mas sorprendentes en enfermedades orgánicas, que en las nerviosas o funcionales.

Todos sabemos que lamente tiene cierta influencia sobre el cuerpo, puesto que todos han visto a otros palidecer de miedo o enrojecer por la ira. Todos han sentido la agitación del corazón causada por el miedo o por la emoción. Esas y cientos de otras pruebas de la influencia de la mente sobre el cuerpo son bien conocidas, y nadie podrá negarlas.

Pero lo que no todos saben es que nuestros cuerpos enteros son nada mas que la expresión exterior de nuestro pensamientos. Nos sentamos en una corriente de aire, y nuestra educación nos enseña que debemos tener un catarro o una fiebre; por consiguiente, tenemos un catarro o una fiebre. Comemos algo que alguien nos ha dicho que es indigesto, e inmediatamente sentimos los dolores de la indigestión. Vemos llorar a alguien, y nuestros ojos se llenan de lágrimas. Vemos bostezar a alguien, y tenemos que seguir su ejemplo. Oímos hablar de influenza, de viruelas, y el temor de ellas las hace reales, y nosotros también las tenemos. Es el miedo de esas cosas lo que les da su poder sobre nosotros. Hemos sido enseñados a pensar que algunas enfermedades son contagiosas, y la sola vista de una persona enferma nos hace temer el contagio, cuando la verdad, el peligro está en el miedo y no en la enfermedad.

¿Te has lastimado alguna vez un miembro, o un dedo, de manera que creías no poder moverlo? ¿Y luego, bajo de la influencia de alguna emoción te has olvidado de él para luego encontrarte moviendo el dedo o el miembro como si nada hubiera pasado?.

Tengo ante mi un recorte del "Times" de Londres del 29 de marzo de 1926, acerca de un hombre que había estado completamente paralítico durante seis años, y que bajo la influencia de una emoción violenta subió corriendo las escaleras sin ayuda de ninguna clase. Y desde ese momento la parálisis desapareció sin dejar huellas.

Volvamos por un momento a la ameba, la primera partícula de la vida animal sobre la tierra. La ameba, como lo expliqué en el primer capítulo de este libro, es la forma mas baja de la vida animal. Una clase de pez gelatinoso compuesto de una sola célula, sin cerebro, sin inteligencia, poseyendo sólo VIDA. Nadie podría firmar que ese pez gelatinoso podría mejorarse por sí mismo; nadie podría afirmar que desarrolló una forma de vida más elevada por medio de su propia mente y sus ideas.

Y sin embargo, las formas mas elevadas de la vida se desarrollaron de esa masa gelatinosa. Pero como la ameba no era capaz de producir ese desarrollo, es indudable que alguna Inteligencia exterior ha de haberlo producido.

Pero no había otras criaturas vivientes en el mundo. La ameba era la única vid animal que había sobre la tierra. Las condiciones del agua y de la atmósfera eran tales, que muy pocas formas de animales podían haber sobrevivido. De manera que la inteligencia que desarrolló las formas mas elevadas de la vida ha de haber sido la misma que creo a la ameba, la que por primera vez trajo la VIDA a este planeta. Esa inteligencia puede ser llamada Dios, Providencia, Naturaleza, el Principio de la Vida, Mente, etc. Aquí le daremos el nombre de Mente Universal.

Habiendo formado la vida en la Tierra, la Mente Universal empezó a desarrollarla. Empezando con una sola célula, cambiando cada forma de vida para hacer frente a las diferentes condiciones atmosféricas y de medio ambiente producidas por el enfriamiento de la Tierra. Cuando la estructura multicelular se hizo mas complicada le dio un cerebro para dirigir sus funciones. Cuando la tierra apareció, y las aguas al retirarse dejaron en ellas ciertos animales, les dio pulmones en vez de agallas, cuando las criaturas empezaron a luchar entre si, dio a unas ligereza, a otras garras y dientes, a oras alas, a otras una concha, para que pudieran escapar y sobrevivir.

Pero siempre progresó. Cada nueva forma de vida era superior a la anterior. Y siempre se mostró capaz de hacer frente a TODAS las necesidades.

Finalmente, como el apogeo de todos sus esfuerzos, hizo al HOMBRE –una criatura dotada no solo con el cerebro de los animales mas bajos sino también con el poder de la razón–; "lo hizo a su imagen y semejanza", dándole parte de la Inteligencia Infinita: el mismo un Creador y parte de la Mente Universal.

Y durante toda la creación –desde la ameba de una sola célula hasta el hombre– todos los sabios reconocen que la inteligencia directiva de la Mente Universal estaba presente sin cesar, que esa inteligencia formó los modelos para todas las clases diferentes de animales, y que cada uno de esos modelo fue perfecto: el modelo mas apropiado para vencer las dificultades con que tendría que enfrentarse.

Y con seguridad que al hacer al hombre, no lo ha de haber hecho menos perfecto que el tigre o el elefante. Por consiguiente el hombre, como fue formado por la Mente Universal, es perfecto , y la idea del hombre, el modelo que existe en la Mente Universal, es perfecto en todos lo sentidos.

Y la Mente Universal, desde el principio de la creación, no ha retrocedido ni una sola vez, nunca ha permanecido fija. Siempre ha PROGRESADO. De manera que podemos estar seguros de que el hombre no está retrocediendo ahora, que es una criatura mas perfecta que hace 5.000, 10.000 ó 100.000 años; que se está acercando mas y mas a su creador. y si aún las formas mas bajas de la vida tenían el poder inherente de desarrollar los medios necesarios para hacer frente a nuevas emergencias, tales como una concha, o pulmones, o alas, ¿no parece cierto que nosotros tenemos el mismo poder dentro de nosotros mismos, y que todo lo que necesitamos es saber como hacer uso de él?.

Jesús probó que lo tenemos, y sus discípulos nos dieron nuevas pruebas. Después del siglo tercero de la era cristiana ese poder decayó porque no fue usado, pero en los últimos años miles de personas se han aprovechado de él por medio de la sicología y de la religión. Y en ese poder han encontrado la felicidad, la salud y la vida aun aquellos que habían sido desahuciados por la profesión médica.

Y la base de todas esas curaciones es que no hay nada milagroso en la curación de las enfermedades. Que es divinamente natural; que todo lo que se necesita que todo lo que se necesita es comprensión; que la mente es el único creador. Y que la única imagen que la mente Universal tiene de tu cuerpo es una imagen perfecta, ni joven, ni vieja, pero llena de salud, de vigor, de belleza, de vitalidad. Que todo lo que tienes que hacer cuando te ves atacado por las enfermedades, es volverte hacia la Mente Universal en busca de una nueva concepción de su imagen perfecta. Que si tu puedes hacer que tu mente inconsciente abrigue esa imagen en vez de una imagen enferma, tu enfermedad se desvanecerá como el mal sueño que es.

Es decir, cuando tu crees que uno de los órganos de tu cuerpo está enfermo, es tu mente consciente la que lo cree. Inevitablemente envías ese pensamiento a tu mente inconsciente, y ésta empieza a formar las celular de este órgano de acuerdo con el modelo imperfecto. Cambia el modelo –en otras palabras cambia la idea– y tu mente inconsciente seguirá formando tu cuerpo de acuerdo con el modelo perfecto.

Tu cuerpo, como ya lo sabes, está compuesto de millones de electrones dominados por la mente. Esos electrones son la sustancia universal de todo lo que nos rodea, la arcilla plástica con la cual la mente forma todos lo objetos que vemos. Tu mente inconsciente toma parte en ese poder creativo, y por eso, cambia tu cuerpo diariamente, aun cada hora, de acuerdo con el modelo que tú presentes.

La arcilla no puede hablar al escultor. Ni tampoco puede tu cuerpo decidir si debe estar sano o enfermo. Es la MENTE la que lo decide. Jesús comprendió eso, y con esa comprensión como base pudo curar todas las enfermedades. El no fue un mago tratando de suspender las leyes de la naturaleza. Fue un MAESTRO, demostrando esas leyes. El no escogió a los sabios fariseos y les reveló el secreto de sus milagros. Por lo contrario, los hombres que escogió fueron humildes pescadores, y ellos les dio la COMPRENSIÓN que les permitió también curar a los enfermos y dar vista a los ciegos.

Porque, ¿qué es la enfermedad? ¡Una ilusión, un sueño mortal! Simplemente, la ausencia de la salud. Devuelve la imagen de la salud, y la enfermedad desaparece inmediatamente. La Mente Universal no creó a la enfermedad. La única imagen que tiene del hombre es una imagen perfecta. La única idea que tiene de tu cuerpo es una idea perfecta y llena de salud.

¿Entonces de donde viene la enfermedad? ¿Quién la creó? Nadie. Es una ilusión.

Aún en los día de Napoleón se había empezado a reconocer esa verdad. "Piensa que estás lleno de salud, dijo el astuto Talleyrand, en vez de pensar que estás enfermo". Y la fórmula de los quáqueros era: que un alma enérgica tiene dominio completo sobre el cuerpo en que habita.

Por eso, ten siempre presente la idea de que lamente es todo. No hay otra causa. Cuando dejes de creer en las enfermedades y dejes de temerlas, las enfermedades dejarán de tener poder sobre ti.

Pocas personas enfermas tienen idea de todo lo que pueden hacer por sí mismas. Cuando la ciencia de la mete sea mejor comprendida, cada hombre será su propio médico. Porque todas las funciones del cuerpo están gobernadas por la mente. Cuando la enfermedad te asalte, ¡niégala! Aférrate a la idea de que la Mente Universal hizo perfectos todos los órganos de tu cuerpo; que la única imagen que existe de cada órgano en la Mente Universal, es una imagen perfecta; y que esa idea perfecta está dotada con suficientes recursos para hacer frente a todas las necesidades.

Las palabras de Jesús: "Sé perfecto, como tu Padre en el cielo es Perfecto", deben ser tomadas literalmente. Y pueden ser tomadas literalmente si usamos el modelo que de nosotros existe en la Mente Universal. Todos nosotros somos escultores, pero en vez de mármol o arcilla, usamos pensamientos ¿Cuál es el modelo que tienes en tus pensamientos? ¿Es enfermedad? ¿Sufrimientos? ¿Pobreza? ¿Limitaciones? Entonces estás reproduciendo esas cosas en tu vida.

¡Destiérralas! ¡Olvídalas! Nunca las dejes entrar en tus pensamientos y nunca se manifestarán en tu vida.

Todas las enfermedades, todas las imperfecciones del cuerpo humano, se deben a una causa: a la idea de que tu cuerpo es el amo, puede obrar y enfermarse sin el consentimiento de la mente. Esa es la causa de todos los sufrimientos; y todas las enfermedades se deben a esa idea errónea.

Si tu niegas el poder de tu cuerpo sobre tu mente, podrás destruir todo temor de enfermedad. Y cuando el temor no exista, la fundación de la enfermedad habrá desaparecido.

La manera de empezar es rehusar, creer o escuchar cualquier queja del cuerpo. No temas el clima o la atmósfera, la humedad o las corrientes de aire. Cuando el estómago te diga que has comido algo que le hace mal, trátalo como tratarías a un sirviente rebelde. Recuérdale que el no puede juzgar lo que es bueno o malo para él. Quien no tiene inteligencia. Que es simplemente un canal por medio del cual los alimentos pasan para ser sujetos a ciertos tratamientos y selecciones. Que si algo no es bueno para él, todo lo que tiene que hacer es pasarlo tan pronto como sea posible a los órganos eliminatorios.

El momento en que cualquier síntoma de enfermedad aparece en tu cuerpo, niega vigorosamente su existencia. Piensa: "Mi cuerpo no tiene inteligencia; ni tampoco la tienen los órganos de la enfermedad. Por consiguiente, ni mi cuerpo ni los gérmenes pueden decirme que estoy enfermo. La mente es la única causa. Y la mente no les ha ordenado que enfermen. La única imagen que de mi cuerpo tiene la Mente Universal es una imagen perfecta, vigorosa y llena de salud. Luego olvida la imagen de la enfermedad. Es sólo una ilusión. Conserva en tu mente sólo la idea de salud perfecta, de vitalidad vigorosa e ilimitada.

Tu cuerpo no puede decir que está enfermo. Por consiguiente, cuando la idea de la enfermedad te asalta, tiene que venir de tu mente, o por medio de una sugestión exterior. En ambos casos es tu deber procurar que la idea de la enfermedad no llegue a tu mente inconsciente, que ningún temor de ella, o pensamiento, pueda reflejarse allí.

Para curar a alguien que ya haya sucumbido a la idea de enfermedad, explícale, como yo te he explicado, que su cuerpo no tiene mas poder para la enfermedad o para la salud que un trozo de madera. Que su cuerpo es simplemente una combinación de millones de electrones –partículas de energía eléctrica– , sujetos por completo al dominio de la mente.

Su cuerpo, es, en suma, un concepto mental. Es una reflexión exacta de los pensamiento que tiene en su mente. Si ha estado enfermo, es porque ha estado abrigando pensamientos enfermizos y débiles en la mente. Si desea curarse –no importa de que clase de enfermedad– todo lo que tiene que hacer es cambiar esos pensamientos.

Si hace eso, si piensa que la materia no tiene en sí misma ni inteligencia ni sensibilidad; que es la mente la que siente, la mente la que dirige, y que nada tiene que temer de causas exteriores, su temor de la enfermedad desaparecerá. Y no existe un enfermo que no se cure rápidamente cuando el temor de la enfermedad haya desaparecido.

"El Reino del Cielo es como un tesoro oculto en un campo, el cual un hombre encontró y luego ocultó y vendió todas sus posesiones y compró ese campo". Ese campo es tu mente –un tesoro oculto dentro de ti mismo– que otros no pueden ver. Pero tu sabes que es un tesoro mas precioso que todas tus otras posesiones.

Si ya has empezado a comprender y a usar ese tesoro, aun cuando sólo sea una parte pequeñísima de él, la cosa más maravillosa que puede pasar en este planeta te ha pasado a ti porque eso significa que un ser humano, afligido con todos los sufrimientos y terrores que tan erróneamente parecen ser la herencia del hombre sobre la tierra, ha aprendido la Ley de la Vida. Significa que has adquirido un gran poder sobre todas las cosas. Significa que te encuentres de pie sobre la Roca de la Vida; que la Puerta del Cielo está abierta ante ti; y que estás mas infinitamente mas cerca de Dios.

El mundo es ahora mucho mas maravilloso que para las generaciones pasadas. El hombre ha empezado a comprender sus poderes ilimitados. El alma del hombre se está encontrando a sí misma y comprendiendo su relación con el Infinito. Empieza a separar el velo entre lo visible y lo invisible. Sabe que, dada la comprensión correcta, puede hacer lo que Jesús hizo; reconoce sus milagros como leyes divinamente naturales, parte del plan Infinito de Dios.

Por eso, sigamos a Jesús a la Montaña de la Sabiduría, Llevando como nuestra divisa sus palabras: "Ve que tú hagas todas las cosas de acuerdo con el modelo que te fue mostrado den la Montaña".

FIN.

Documento cedido por:

JORGE LUIS CASTILLO TEJEDA

(San Carlos, Edo. Cojedes - Venezuela)

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Otros

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.