Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Partidos políticos mexicanos

Enviado por ely_rp



  1. Partido Revolucionario Institucional (PRI)
  2. Partido de la Revolución Democrática (PRD)
  3. Partido Acción Nacional (PAN)
  4. Partido Verde Ecologista de México (PVE)
  5. Partido del Trabajo (PT)
  6. Partido Liberal Mexicano (PLM)
  7. Fuerza Ciudadana

Partido Revolucionario Institucional (PRI)

Bajo el régimen de Porfirio Díaz (1877-1911) México había logrado altas tasas de crecimiento económico, pero ello a costa de un inequitativo reparto de la riqueza y de una creciente dependencia hacia el exterior.

La caída de Díaz fue originada por un enfrentamiento armado, la Revolución Mexicana, que culminó con la promulgación de la Constitución de 1917, la más avanzada en su tiempo, pues fue la primera del mundo en incorporar disposiciones de contenido social. México no tenía un camino hecho para cumplir con su destino democrático. Había que diseñar las instituciones que le dieran sustento; transitar, paso a paso, sobre vías propias y adecuadas a nuestras condiciones, e imaginar los nuevos derroteros después de cada conquista.

El PNR surge en 1929 como un partido de partidos, de convocatoria amplia, institución donde convergen fuerzas políticas afines pero distintas.

El PNR sería la institución más poderosa para la competencia política; fue entonces el lugar para diseñar los primeros acuerdos y prácticas en la lucha por el poder público; el medio que llevó a la realización de relevos de gobiernos por medio de elecciones y en condiciones de estabilidad. 

El amplio acuerdo hizo que el PNR surgiera con un gran predominio, porque en él convergieron los líderes y organizaciones más importantes del país, pero nunca propuso el totalitarismo a través de un Estado que negara la participación de otras fuerzas políticas.

El Nacionalismo Democrático define y defiende que sin hostilidades, ni exclusivismos, se privilegie la comprensión y solución de los problemas nacionales y así mismo asuma cabalmente, la defensa de nuestra independencia política y económica.

En conclusión, los priístas entendemos por Nacionalismo Democrático el cuerpo ideológico que conjuga la libertad, la igualdad, la democracia y la defensa de la soberanía. Un nuevo nacionalismo incluyente, moderno, firme en la defensa de los intereses populares y nacionales.

En suma, el PRI reivindica la aportación y capacidad que hacia el futuro otorgan cuatro afluentes principales, como lo son el pensamiento democrático-liberal, la justicia social, el orden jurídico como principio de la convivencia civilizada y el nacionalismo; en ese sentido la visión del PRI hacia el Estado es por uno de carácter liberal en lo político, social en sus propósitos y cuya acción siempre esté basada en el derecho; un Estado que honre la Constitución General de la República, como la máxima expresión de la soberanía y del acuerdo político. Un Estado que se realice en la Constitución y una Constitución que se realice a través del Estado.

CODIGO DE ETICA

Los miembros de la Comisión Electa de Dictamen correspondiente al tema de "Principios y Valores" previamente había recibido las propuestas y relatorías copiosamente formuladas por todas las asambleas estatales y del Distrito Federal, así como de las asambleas sectoriales de las mujeres, los jóvenes y del movimiento territorial, habiéndose instalado la Asamblea con un quórum de trescientos veinticinco delegados debidamente registrados y acreditados.

A partir de la instalación de la Asamblea, se tomaron relatorías y propuestasque tuvieron una gran riqueza temática y permitieron a los suscritos llevar a cabo un examen pormenorizado y minucioso de las propuestas formuladas a través de las relatorías que se nos hicieron llegar de todos los estados de la República, las del Movimiento Territorial en sus asambleas estatales, las de los sectores Obrero, Campesino y Popular, la de las organizaciones de mujeres y de jóvenes.

Es importante resaltar, en primer término, que el tema más mencionado en las relatorías y confirmado por los delegados en la 18 Asamblea Nacional, fue la necesidad de que se difunda ampliamente el Código de Ética, para que la militancia tenga pleno conocimiento del mismo y se pueda en consecuencia exigir su debido cumplimiento y por otra parte, que se aplique con rigor y se exija estricto cumplimiento sin limitación, ni exclusión ninguna.

DE LA NATURALEZA DEL PARTIDO

El Partido Revolucionario Institucional es un partido político nacional, popular, democrático, progresista e incluyente, comprometido con las causas de la sociedad; los superiores intereses de la Nación; los principios de la Revolución Mexicana y sus contenidos ideológicos plasmados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. En el Partido Revolucionario Institucional se expresa la diversidad social de la nación mexicana con la presencia predominante y activa de las clases mayoritarias, urbanas y rurales, que viven de su trabajo, manual e intelectual, y de los grupos y organizaciones constituidos por jóvenes, hombres y mujeres cuya acción política y social permanente, fortalece las bases sociales del Estado Mexicano.

El Partido está formado por la alianza social, plural y democrática de las organizaciones sociales que desde su fundación han integrado sus sectores Agrario, Obrero y Popular, y por ciudadanos considerados individualmente o agrupados en organizaciones, movimientos y corrientes internas de opinión que sostienen una plataforma de principios y programa de acción que se identifican con los postulados de la Revolución Mexicana.

EL EMBLEMA

El emblema y los colores que caracterizan y diferencian al Partido se describen como sigue:

Un círculo dividido en tres secciones verticales destacadas en color verde, blanco y rojo de izquierda a derecha, respectivamente, enmarcadas en fondo gris la primera y la última y en fondo blanco la segunda. En la sección verde estará impresa en color blanco la letra "P"; en la sección blanca y en color negro la letra "R"; y en la sección roja la letra "I" en color blanco. La letra "R" deberá colocarse en un nivel superior a las otras dos.

El lema del Partido Revolucionario Institucional es "Democracia y Justicia Social".

Los órganos del Partido y sus candidatos en campaña deberán utilizar emblema, colores y lema del Partido; los sectores, organizaciones y militantes que deseen utilizarlo para asuntos y con propósitos específicos podrán hacerlo sin fines de lucro y únicamente con autorización expresa del Comité Ejecutivo Nacional, o de los Comités Directivos Estatales y del Distrito Federal, los municipales, distritales o delegacionales, en el caso del Distrito Federal.

El Comité Ejecutivo Nacional recurrirá, en su caso, a las instancias legales que considere pertinentes, denunciando el uso indebido de los elementos señalados sin la autorización a que se refiere el párrafo anterior.

Únicamente la Asamblea Nacional podrá autorizar cambios al emblema, colores o lema del Partido.

PARTIDO DE LA REVOLUCION DEMOCRATICA (PRD)

 EL OBJETIVO DEL PARTIDO

1. El Partido de la Revolución Democrática es un partido político nacional conformado por exicanas y mexicanos libre e individualmente asociados, que existe y actúa en el marco de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; es un partido de izquierda democrático cuyos propósitos

son los definidos en su Declaración de Principios, Programa y línea política.

2. El Partido de la Revolución Democrática realiza sus actividades a través de métodos democráticos y legales, y no se encuentra subordinado a ninguna organización o Estado Extranjero.

3. El Partido se distinguirá por:

a. Su nombre: Partido de la Revolución Democrática;

b. Su lema: "Democracia ya, patria para todos";

c. Su emblema: sol mexicano estilizado con las siguientes características:

estructura formada por una circunferencia de dieciséis rayos de trazo ancho,ocho de los cuales son largos y ocho cortos;

• la distancia entre el límite exterior de la circunferencia y el extremo del rayo largo es igual al diámetro interior de la circunferencia;

• el rayo corto llega a dos tercios de esa distancia:

• el emblema se complementa por la sigla PRD, construida con kabel extrabold,con una altura equivalente al diámetro interior de la circunferencia, teniendo las letras P y D un ajuste de diseño;

• los colores del Partido son el amarillo (Pantone 116) en el fondo y el negro en el sol y las letras.

4. El nombre, lema y símbolo del Partido solamente podrá ser usado por las organizaciones y órganos del mismo definidos en el presente Estatuto. Toda propaganda, publicidad o declaración pública del Partido deberá aparecer con la organización u órgano responsable. En los procesos internos de elección, sólo podrán usar el nombre, lema y símbolo los aspirantes debidamente

registrados, siempre que se distinga con claridad que se trata de candidaturas o precandidaturas.

HISTORIA DEL PRD

Desde 1986, también el Partido Revolucionario Institucional comenzó a mostrar cambios en el perfil de sus miembros: fueron ingresando los primeros tecnócratas quienes consideraban el neoliberalismo como dogma de fe. Era una generación de políticos jóvenes que llegaron al gobierno con sendos doctorados en economía y finanzas procedentes de las universidades norteamericanas más prestigiadas, sin sensibilidad social ni política, y dispuestos a poner en práctica sus teorías económicas utilizando al país como laboratorio experimental.

La respuesta al interior del partido oficial no se hizo esperar.En un sano ejercicio de autocrítica, Cuauhtémoc Cárdenas Y organizaron la llamada Corriente Democrática que buscaba, sin más, democratizar en todos sus niveles al Partido Revolucionario Institucional, mantener la visión social del partido y al mismo tiempo cuestionar las contradicciones económicas y sociales que surgían del nuevo modelo económico aplicado por el presidente de la Madrid.

A pesar de los esfuerzos democratizadores, la mayoría de los miembros del PRI se cuadraron a la disciplina partidista impuesta por el presidente de la República y sólo un pequeño grupo, encabezado por Cárdenas y Muñoz Ledo, decidieron seguir hasta las últimas consecuencias. En lo que fue quizá una de las fracturas más graves en la historia del partido oficial, la Corriente democrática rompió lanzas y salió del organismo político para engrosar una nueva y moderna oposición que despertaría la conciencia cívica en la campaña electoral de 1988.

El primer paso fue dado el 14 de octubre de 1987, cuando el Partido Autentico de la Revolución Mexicana, registró como candidato a la presidencia a Cuauhtémoc Cárdenas. La candidatura del PARM no parecía representar riesgo alguno para el partido oficial. Sin embargo, como el tiempo lo demostró, fue la primera piedra para construir el Frente Democrático Nacional. En las semanas siguientes se sumaron a Cárdenas el Partido Popular Socialista y el Partido Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional. Hacia mayo de 1988 la izquierda mexicana cerró filas de forma definitiva: Heberto Castillo renunció a la candidatura del Partido Mexicano Socialista en favor de Cárdenas. Así quedó conformada la alianza de partidos y organizaciones sociales de izquierda más importante en la historia de México.

A la gran alianza de 1988 se unieron organizaciones sociales de izquierda como la Coalición Obrera, Campesina y Estudiantil del Itsmo (COCEI), la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC), la Asamblea de Barrios de la Ciudad de México, la Unión de Colonias Populares, la Unión Popular Revolucionaria Emiliano Zapata, Asociación Cívica Nacional Revolucionaria (ACNR), la Organización Revolucionaria Punto Crítico (ORPC), la Organización de Izquierda Revolucionaria-Línea de Masas (OIR-LM, particularmente en el D.F.) y el Movimiento al Socialismo.

Cuauhtémoc Cárdenas, candidato del Frente Democrático Nacional, despertó la conciencia ciudadana, recorrió el país, tomó la plaza pública, organizó a la sociedad, unificó a los estudiantes, reunió a los intelectuales. Miles de personas acudían a los mítines de su candidato; gran parte de la sociedad se entregó a Cárdenas. Parecía un movimiento destinado al triunfo. Sin embargo, el sistema político mexicano no estaba dispuesto a perder. Cuatro días antes de las elecciones, fueron asesinados en la ciudad de México, Xavier Ovando y Román Gil, responsables del cómputo electoral del Frente Democrático Nacional. El 6 de julio, día de la elección, desde temprana hora se empezaron a tener noticias de múltiples irregularidades cometidas por el aparato priísta.

EL PRD

El Partido de la Revolución Democrática es una organización política nacional constituida por

mexicanas y mexicanos de acuerdo a los principios y normas que establece la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

El Partido es una organización independiente y laica que no está sujeta a organización internacional o partido extranjero alguno, y rechaza cualquier financiamiento que provenga del exterior o de instituciones, organizaciones o grupos religiosos; asume que México es una nación libre, republicana e independiente, con una composición pluriétnica, multilingüística y pluricultural, sustentada originalmente en sus pueblos indígenas, y que todo ello debe expresarse en las leyes que rigen a todas las mexicanas y los mexicanos. El Partido conduce sus actividades por medios pacíficos y democráticos y reafirma el principio fundamental de que la soberanía nacional reside esencial y originalmente en el pueblo y que todo poder público debe instituirse para beneficio del mismo.

PARTIDO ACCION NACIONAL (PAN)

 Historia

Desde 1926, Manuel Gómez Morin, fundador de Acción Nacional, trabajó afanosamente reuniendo voluntades para formar un partido político.
El licenciado Gómez Morin consideraba que lo más urgente era crear conciencia en la ciudadana, para que percibiera los problemas que tenía el país, y despertar el deseo de participar en su solución.

Así, supo organizar a un grupo de jóvenes en el umbral de la vida pública, que pensaron en la necesidad de realizar acciones unificadas por el bien del país, propagando esta inquietud por toda la república.

En febrero de 1939, se constituyó un Comité Organizador que recorrió el país, uniendo voluntades para iniciar la formación del partido.

Del 14 al 17 de septiembre de ese mismo año, reunida la Asamblea Constituyente de Acción Nacional en el local del Frontón México, se adoptaron los principios de doctrina y los estatutos de lo que hoy es nuestro partido.

Uno de los más sobresalientes integrantes del Comité Organizacional de Acción Nacional es el licenciado Efraín González Luna, quien nació en Autlán, Jalisco, el 18 de octubre de 1898. Él definió la doctrina del partido como "Humanismo Político". Entre los fundadores están los licenciados: Miguel Estrada Iturbide, Rafael Preciado Hernández, Juan Landerreche Obregón, Gustavo Molina Font, Manuel Herrera y Lasso, Aquiles Elorduy y Luis Calderón Vega.

A diferencia de otros partidos, Acción Nacional nace de la sociedad y para la sociedad. En los artículos 1ro. y 2do. de su acta constitutiva, se señala que: la asociación civil y el partido político, se denominan "Acción Nacional" y, tienen como objeto de su existir la actividad cívica organizada y permanente; la intervención activa en todos los aspectos de la vida pública de México, para lograr el reconocimiento del interés nacional sobre cualquier interés parcial; el reconocimiento de la eminente dignidad de la persona humana, y la subordinación de cualquier actividad individual o del Estado a la realización del Bien Común.

PRINCIPIOS DEL PARTIDO

La Nación es una realidad viva, con tradición propia varias veces secular, con unidad que supera toda división en parcialidades, clases o grupos, y con un claro destino
El interés nacional es preeminente; todos los intereses parciales derivan de él o en él concurren. No pueden subsistir ni perfeccionarse los valores humanos si se agota o decae la colectividad, ni ésta puede vivir si se niegan los valores personales.
La vida de la Nación, el cumplimiento de su destino, la posibilidad de crear y mantener en ella condiciones espirituales y físicas adecuadas para una convivencia civilizada y noble, son incompatibles con el establecimiento o la conservación de un estado social desordenado o injusto, como lo sería fatalmente el que parta de toda negación de la dignidad de la persona humana o de la proclamación de una necesaria división violenta de la unidad nacional por la lucha de clases, castas o parcialidades.
La miseria y la ignorancia son fruto del desorden moral y económico que la injusticia, la anarquía y la opresión introducen en la sociedad.
Sólo podrán ser evitadas, si la Nación es ordenada rectamente, y su vida se funda en el reconocimiento de los valores espirituales y se dirige a la realización del bien común.
La lucha contra la ignorancia y la miseria es deber, pero no monopolio del Estado, y es también responsabilidad y derecho de todos los miembros de la Nación.

Codigo de etica


Para Acción Nacional la política es eminentemente ética. La ética rige a la acción política y al político tanto en su aspecto público como en lo personal. La ética política de Acción Nacional está inspirada en los valores que son esencia de la doctrina del partido, la que postula el respeto pleno a la dignidad de la persona humana. Estos valores nos exigen que la acción política dirija sus acciones a la consecución del Bien Común, practicando la Solidaridad, la Subsidiaridad y la Democracia.

Acción Nacional sostiene que la política tiene una dimensión ética, que contempla la correcta selección de los medios para realizar objetivos dignos y valiosos. No es justificable que los fines sean absolutos y mediaticen al hombre ni el uso de medios que dañen la dignidad de las personas. No hay razones de Estado que sean argumentables para violentar derechos humanos o ciudadanos. Para Acción Nacional este principio ético es obligatorio porque se fundamenta en la naturaleza misma de la persona, ya que el "deber ser" se deriva del "ser", el cual sólo puede cumplir con su destino cuando se guía por sólidas normas éticas y por ideales que lo eleven a niveles superiores de liderazgo social y político.

PARTIDO VERDE ECOLOGISTA DE MEXICO (PVE)

 DECLARACION DE PRINCIPIOS

EL PARTIDO VERDE ECOLOGISTA DE MEXICO es una organización ecologista política interesada fundamentalmente en el cuidado y conservación de la naturaleza y del medio ambiente.

EL PARTIDO VERDE ECOLOGISTA DE MEXICO busca la recuperación y afianzamiento de los auténticos valores culturales de México. En especial, de la tradición y conocimientos autóctonos, que son profundamente respetuosos de los seres vivientes humanos, animales y vegetales, así como de los elementos naturales.
Los principios fundamentales del PARTIDO VERDE ECOLOGISTA DE MEXICO son AMOR, JUSTICIA, LIBERTAD, para todos los seres que habitan la tierra.

PRINCIPIOS DEL PARTIDO VERDE ECOLOGISTA DE MEXICO
Los principios básicos son: AMOR, JUSTICIA, LIBERTAD.

PRINCIPIOS ECONOMICOS
El patrimonio principal que tiene la humanidad es la naturaleza y el medio ambiente. Este patrimonio representa la verdadera riqueza de una nación, por lo que debemos cuidarlo prioritariamente. Sabemos que al destruirla, destruiremos la vida toda.
La tendencia es buscar un equilibrio entre el desarrollo de los procesos económicos y la conservación del medio ambiente.

PRINCIPIOS SOCIALES
Son autosuficiencia, desconcentración y convivencia armónica con la naturaleza.
El P.V.E.M. defiende los derechos humanos como parte central de su posición en la sociedad. Reivindica la igualdad de derechos y oportunidades para todos los mexicanos en los campos de salud, vivienda, educación, cultura y recreación.

PRINCIPIOS POLITICOS
La tendencia política del P.V.E.M. es la ecologista. Por tal motivo , el P.V.E.M. difiere del resto de los partidos. La competencia se sustituye por la integración de esfuerzos en torno de un objetivo común, que es la defensa de la vida y de su hábitat.

El P.V.E.M. afirma la necesidad de instaurar formas democráticas de convivencia en la sociedad, los partidos políticos y el gobierno.

Tolerancia, respeto a la diversidad y a la diferencia son formas que guían al P.V.E.M. en sus relaciones políticas con la sociedad y la esfera pública.

La mejor solución a los problemas de México parte de los principios del Partido Verde Ecologista de México. La falta de la mejora económica, el deterioro de la condición de las lagunas de nuestro país y de la vida a su alrededor, la falta de aprovechamiento del atractivo turístico, basado en la cultura e historia de nuestro pueblo, deben ser abordados desde soluciones ecologistas.

Historia:

Una modesta Organización de Colonos surgida en los pedregales de Coyoacán en 1979, Fué el Factor del cambio al final del siglo, después de 70 años de Gobernar al País un partido político.
De una pequeña Brigada de vecinos de una Colonia como hay tantas en México, que sufrió la pérdida de sus espacios Verdes, surge la semilla que años mas tarde será el Catalizador para el cambio pacifico de México: El Partido Verde Ecologista de México.
Este es un breve relato de la forma en que sus integrantes buscaron la alternativa de participar políticamente, para superar los muchos obstáculos que se encontraban al tratar de salvaguardar el Medio Ambiente. En 1979, Habitantes de varias Colonias Populares se agrupan para colaborar en el desarrollo de su comunidad asentada en la zona conocida como los Pedregales de Coyoacán. Los vecinos de esa zona se habían organizado a través de Comités de Colonos para solucionar problemas coma la carencia de servicios básicos, así coma la falta de espacios verdes y deportivos para los niños y jóvenes de la zona.
Ante la falta de interés y de respuesta de los funcionarios del gobierno, los vecinos se agrupan, y de esta unión surge la ONG denominada "Brigadas de Trabajo de los Pedregales, Democracia y Justicia Social", donde están representados los colonos del Pedregal de Santa Ursula, Ruiz Cortínez, Ajusco y Santo Domingo entre otras colonias. La agrupación inició sus trabajos apoyando a los propios vecinos en la solución de problemas básicos como redes de drenaje y agua potable.
De entre estos grupos pronto destaca el de Santa Ursula Coapa, por su entusiasta activismo para lograr un cambio trascendente, lo que en buena parte se debe a la labor de los vecinos del lugar.
Con el apoyo de los colonos de Santa Ursula se inicia una intensa y exitosa cruzada demandando al delegado y al regente de la Ciudad de México la anulación de un programa que había convertido un terreno anexo a una escuela secundaria en una zona de transferencia de basura, donde los montones de desechos se arrojaban al aire libre. Con constancia y decisión los Brigadistas logran el rescate de esta área que transforman ellos mismos en lo que ahora se conoce como el Parque Emiliano Zapata.

AUTONOMIA INTERNA Y EXTERNA

En el PVEM se establece categóricamente la obligación de no aceptar pacto o acuerdo que lo sujete o subordine a cualquier organización internacional, o lo haga depender de entidades o partidos políticos extranjeros o nacionales.

En el PVEM queda absolutamente prohibido solicitar o recibir cualquier clase de apoyo económico, político y propagandístico, proveniente del extranjero o de ministros de los cultos religiosos o sectas.

PARTIDO DEL TRABAJO (PT)

Historia

Fecha de fundación: 8 de diciembre de 1990, en el Auditorio del "Plan Sexenal" de la ciudad de México. En las elecciones de 1991, sólo obtuvo 270 mil votos, por lo que no consiguió el 1.5 por ciento que fija la ley para conservar el registro. Comenzó una campaña para realizar asambleas en más de la mitad de las entidades federativas del país. Pudo realizar 18 asambleas en otras tantas entidades.

El 13 de enero recibió su registro definitivo por resolución del Instituto Federal Electoral.
En la elección del 21 de agosto de 1994, el PT obtuvo una votación cercana a 1 millón de sufragios emitidos en todo el país.

El PT se formó a partir de la coordinación de varias organizaciones sociales: Comités de Defensa Popular de Chihuahua y Durango; Frente Popular de lucha de Zacatecas; Frente Popular "Tierra y Libertad" de Monterrey, así como personas procedentes de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA); Coordinadora Nacional "Plan de Ayala" y del movimiento magisterial independiente.

Desde 1994  el PT cuenta con Diputados Federales y en los dos últimos procesos contamos con un Senador. Gobierna por si mismo varios municipios en el país y cuenta con Diputados en la gran mayoría de los Congresos Estatales, así mismo esta presente en los Cabildos de casi todos los Ayuntamientos de México. En alianza con otros partidos se logró ganar en varios estados de la Republica, entre ellos Tlaxcala, Baja California Sur, Nayarit,  Chiapas y Yucatán.

FINALIDAD DEL PT

Sabemos que México es un país fuerte que necesita que lo ayudemos a salir adelante acabando con todo aquello que dificulta su progreso desde hace ya varias décadas.
Por nuestros hijos y por nosotros mismos urge curar a México.  Los objetivos son claros y contundentes y no vacilaremos en perseguirlos:

  • Lograr una Nación humanista que centre sus actividades en el bien común.
  • Una Nación trabajadora que supere la explotación del hombre por el hombre y que erradique la pobreza y la pereza.
  • Una patria libre y liberadora que nos haga forjadores de nuestro propio cambio.
  • Un país democrático sin demagogia que propicie la participación ciudadana en los asuntos públicos.

El PT

El trabajo es la única fuente generadora de riqueza material y humana y la única actividad lícita que permite vivir en armonía.
Los que seguimos la línea del PT estamos a favor del trabajo cooperativo y constructivo; y en contra de todas las formas de explotación porque empobrecen el género humano.
Somos PARTIDO DEL TRABAJO y no sólo Partido de los Trabajadores porque reivindicamos la cultura del esfuerzo honesto y creativo en todos los ámbitos de la vida social.

PARTIDO LIBERAL MEXICANO (PLM)

En términos generales, el Liberalismo designa un orden político basado en el respeto a las libertades civiles y en el control del poder político por parte de los ciudadanos. Por tanto, promueve el desarrollo integral del individuo, el respeto de sus derechos humanos, la tolerancia hacia los otros, el predominio de los valores éticos del humanismo y la participación democrática de la sociedad, todo ello a través de la consolidación de un Estado de Derecho, entendiendo que la legalidad es el poder que tiene la ciudadanía para defenderse del abuso de los poderosos.

Hasta aquí una definición general del Liberalismo, que mucho debe a autores como John Locke, Thomas Hobbes, Montesquieu o Alexis de Tocqueville. Posteriormente, diversas corrientes han venido desarrollando estas primeras definiciones agregando otros elementos, hasta llegar al punto de que corrientes que no tienen nada que ver con el Liberalismo, o incluso, que le son totalmente contrarias, se hicieron llamar "liberales".

El caso de México es especial dentro de la historia del Liberalismo. Personajes como José María Morelos pronto se dieron cuenta de que cualquier tipo de libertad poco tenía que hacer frente a la pobreza; de que la pobreza anula toda libertad, ya que en ella no existe ninguna posibilidad de elegir: nadie elige ser pobre y, por tanto, en ese estado, comienza a reducirse cualquier libertad hasta anularse. En tal sentido, plantearon que el Estado, además de promover las libertades civiles, debía intervenir para "moderar la indigencia y la opulencia".

A partir de esta demanda nace lo que podemos llamar, con toda propiedad, como el Liberalismo Mexicano: una vigorosa variante del Liberalismo, que pone el acento en la cuestión social y en la obligación del Estado de asumir la defensa de los sectores más desprotegidos como una tarea esencial, además de la custodia de los procedimientos democráticos y de las libertades ciudadanas.

Así, el Liberalismo Mexicano surge con la gesta de Independencia en 1810; vota con Ponciano Arriaga por los derechos sociales en 1857; defiende a la nación, los métodos democráticos y la libertad de creencia con Benito Juárez en 1867; protesta contra la injusticia y la dictadura con Camilo Arriaga en 1902; se organiza con Ricardo Flores Magón en 1910; rescata su acento social y federalista con Jesús Reyes Heroles mientras Daniel Cosío Villegas hace la crítica del poder autoritario; se redescubre en la insurrección democrática del 2000 y se organiza durante 2001 y 2002 como el nuevo Partido Liberal Mexicano.

Propuesta

Estableceremos un diálogo nacional sobre política social para definir los temas de los programas y proyectos de las acciones de gobierno, en el que participe la sociedad y los poderes de la unión. Los compromisos y alcances deben sustentarse en leyes y acuerdos, estableciendo áreas estratégicas y compromisos mínimos a cumplir.
Se implante un sistema justicia imparcial y confiable, en el que las leyes se apliquen rápidamente, sin distinciones. Basta de impunidad.
Emblema

El emblema del Partido Liberal Mexicano se conforma de la siguiente manera:

La silueta simplificada de un águila real, estilizada, de perfil derecho, con las alas extendidas, figurando emprender el vuelo, trazada en línea o filete en color negro al 100%, con fondo blanco, posicionada sobre un óvalo color naranja Pantone Matching System No. 021. El águila intersecta en varios puntos el óvalo y sobresale de éste en un 40%.

Dentro del óvalo están también las siglas PLM en tipo de letra Impact Regular mayúsculas, 15 puntos, color negro al 100%, con delineado en blanco, ubicadas inmediatamente debajo del águila e intersectándola.

Para la estricta reproducción de este emblema, el Comité Ejecutivo Nacional expedirá el Manual de Identidad Gráfica correspondiente.

FUERZA CIUDADANA

Fuerza Ciudadana somos una nueva generación de mexicanas y mexicanos en la que se combinan edades, profesiones, trayectorias y experiencias laborales y políticas. Una nueva generación, no solo por la edad de la mayoría de quienes participamos sino ante todo porque compartimos una nueva forma de ver y hacer política.
Cuando nos propusimos hacer un partido político una de las primeras cosas que reflexionamos fue el tema ya comentado de la desacreditación de la política, de la distancia creciente que perciben los representantes de sus representados y la preocupación que nos genera que las nuevas generaciones rechacen cada vez más la política como actividad y a quienes a ella se dedican.

Si concebimos la política en su sentido más esencial, como el espacio donde se toman las decisiones colectivas, y, en tanto democracia, estas deben ser tomadas en beneficio de la mayoría, debemos afrontar el reto de recuperar su sentido y dignificar su acción. Por eso planteamos una organización nueva, democrática, sin los lastres del pasado, sin intereses de grupo cerrados que convierten a los partidos en patrimonios de unos cuantos, o de uno solo.

En Fuerza Ciudadana convergen académicos, estudiantes, universitarios, amas de casa, profesionistas, luchadores sindicales y de partidos socialistas, campesinos e intelectuales, ciudadanos comunes con visiones progresistas. Lo que importa es que somos un colectivo motivado por ideales y esperanzas compartidas. Paso a paso estamos integrando una Fuerza Ciudadana con la suma de miles de personas a lo largo y ancho del territorio nacional. Contamos con la fuerza y el respaldo de organizaciones ciudadanas que luchan por causas comunes, por la defensa de los derechos humanos, por la protección y restauración del medio ambiente, por los derechos de los campesinos, por las libertades de los jóvenes, por la igualdad de las mujeres o por el derecho a vivir en ciudades dignas y seguras.

¿Porque luchan?

Para el ciudadano común cada vez es más difícil distinguir entre las diferentes ofertas políticas. Las propuestas de los partidos a menudo parecen iguales.

Lo que hace la diferencia no son los objetivos sino los caminos que se proponen para lograrlos. El reto que plantea Fuerza Ciudadana es rescatar el ejemplo de la lucha que la sociedad civil ha dado en las últimas décadas; de esa sociedad organizada que ha rebasado a los partidos en la búsqueda de soluciones colectivas; de las nuevas formas de participación que han hecho de los intereses ciudadanos su eje y motivo; de las formas creativas de participación, comunicación, movilización o reclamo.

No se trata de incluir a la sociedad civil organizada, tan celosa de su independencia, en un partido o de buscar su afiliación corporativa. Se trata de respetarla, de obtener su respaldo solidario, de luchar hombro con hombro en las causas que le preocupan, de retomar los ejemplos que el cauce mismo de la participación ha hecho simples y viables. Se trata de generar un partido que se afilie a las causas y reclamos de la sociedad, que reconozca la madurez de sus movimientos y sea un espacio abierto para sumarse a sus luchas.

El desafío es que con el rumbo de los grandes problemas y retos sociales promovamos el compromiso y la participación individual, generando activistas que luchen en su entorno por las causas sociales que les preocupan. Los cambios profundos de la sociedad no se logran por decreto, requieren del compromiso y la lucha cotidiana de losciudadanos. Por eso decidimos proponer como nombre a la organización que estamos creando Fuerza Ciudadana para así expresar el nuevo proyecto político que surge del cambio social. Los ciudadanos han tomado el control de los procesos electorales ahora queremos que tomen el control de la política y la reorienten y conduzcan por el camino de la honestidad, la honradez y la eficacia al servicio de la mayoría.

En suma, si las contradicciones sociales hacen que las ofertas de los partidos suene a demagogia; si a las nuevas generaciones el espacio político y las actividades de los partidos les parece un terreno inhóspito, poco atractivo y no digno de confianza; si la oferta de los partidos no se distingue en el panorama común de los ciudadanos y si las condiciones electorales hacen de los nuevos partidos políticos una mala decisión; ¿por qué seguir?, ¿por qué aferrarse a crear otra organización más con registro?, ¿por qué empecinarse en otra organización que genere expectativas políticas?.

La crítica más inmediata gritaría, con un dejo de razón, por que hay mucho que ganar, por los recursos, por las posibilidades de espacios de representación, aunque sea plurinominales. ¡Que simple! ¡Que sencillo puede sonar!. Lo cierto es que en el fondo en la política se puede perder todo menos la esperanza. No podemos claudicar en el reto de regresar a la política el espacio digno que le corresponde, de hacer de la política algo más inmediato y transparente, en el desafío de generar en la democracia mejores caminos para la sociedad. No podemos dejar de oír el reclamo de las nuevas generaciones. Sin eslogan, no podemos decir que no al camino que ha trazado la fuerza misma de los ciudadanos.

 

Elizabeth Romero Perez

 


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda