Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La Pena Capital

Enviado por mgm_5



  1. Antecedentes
  2. La pena capital actualmente
  3. Conclusión

INTRODUCCION

El tema de la Pena capital, ha sido por muchos años un problema de estudio de sociólogos y criminólogos a nivel mundial, sobretodo por su relevancia en el aumento o disminución del delito.

Estados unidos, "la mayor potencia en el mundo" se ha convertido en su principal defensora por considerarla una de las maneras mas efectivas para controlar la delincuencia.

Este trabajo, tiene como finalidad realizar un análisis de este sistema de corrección e intentar establecer su efectividad para poder determinar si esta es una solución o mas bien podría convertirse en un futuro en la causa principal del crecimiento de la delincuencia a nivel mundial.

Basaremos esta investigación en el análisis de sus antecedentes, tanto históricos como legales y su aplicación a nivel mundial así como la apreciación de nuestra legislación a dicho sistema de sanción.

LA PENA CAPITAL

ANTECEDENTES:

La práctica de la pena de muerte ha sido aplicada en todas las culturas y sociedades. En el mundo oriental, en las culturas griega y romana, y aunque parezca contraproducente también en el mundo del cristianismo. Las instituciones jurídicas de la Iglesia imperial, la bárbara, la feudal y la Inquisición aplicaron la pena capital como castigo a aquellos reos que no hubieran cumplido con las premisas morales básicas, y cuya desviación ética fuera incorregible. Aun así hay que mencionar que existieron algunos pueblos primitivos donde la muerte ocupó un lugar muy apartado de sus códigos jurídicos.

La pena capital ha tenido una evolución histórica desigual. Desde el siglo XVIII hasta la actualidad, el desarrollo de la pena de muerte ha sido diverso y fructuoso. Durante el siglo XVIII primó en los estados un código penal represor y contundente, donde la pena capital tenía un espacio propio. La aplicación de las ejecuciones a los reos de forma desigual, discriminatoria y cruel se convirtió en una práctica habitual.

Ya en el siglo XVIII surgió el embrión del movimiento abolicionista actual. Al principio, este movimiento no era total, es decir, no exigía la eliminación plena de la pena capital. Inicialmente lo único que se reclamaba desde el movimiento abolicionista originario era la reducción de los delitos castigados con la muerte. Es en este siglo cuando surge por primera vez la contraposición entre movimiento abolicionista y antiabolicionista.

El siglo XIX supuso un cambio radical en la aplicación de la pena capital y las reclamaciones del movimiento abolicionista. Éstos ya plantean la eliminación total de la pena capital. Ningún reo debe ser ejecutado, sea cual sea su delito.

En el derecho germánico se recoge el derecho que los familiares de la víctima muerta tienen a dar cumplida venganza de su agravio con la vida y la propiedad con el autor del hecho delictivo, o bien con los miembros de su parentela. En el derecho germánico se entiende por pena capital la pérdida de la vida y recoge fórmulas diferentes de su aplicación dependiendo del delito. Así el descuartizamiento mediante el hacha era pena reservada, casi exclusivamente, para los delitos de traición.

En cuanto a la posición y la influencia del catolicismo en la aplicación de la muerte como pena podríamos afirmar que las posiciones están muy diferenciadas. Algunos opinan que hay que separar el discurso de la religión y la pena capital. Otros piensan que la influencia religiosa en las conductas y conciencias de los hombres ha sido enorme, y que el debate de la pena de muerte no puede ir desligado de la religión.

LA PENA CAPITAL ACTUALMENTE

Para hablar de la pena de muerte es necesario tener un conocimiento claro de de su significado. La pena de muerte se puede definir como"Sanción penal que ordena la privación de la vida al delincuente. Ejecución que tiene muchas variantes, pero en común deben matar a quien se aplique".

Técnicamente consiste en privar la vida del condenado por sentencia impuesta por los tribunales del Estado. La pena consiste en ejecutar al condenado.

Por lo tanto se concluye que la pena de muerte es la eliminación definitiva de los delincuentes que han mostrado ser incorregibles y por lo tanto un grave peligro para la sociedad.

A medida que la sociedad moderna ha evolucionado en sus postulados, ha surgido una pregunta esencial: ¿la pena capital es una medida de disuasión y coerción eficaz? Actualmente no existe homogeneidad en los criterios. Existen grupos políticos y sociales que defienden su idoneidad y eficacia, y otros que presentan su repulsa ante esta práctica, y que exigen su eliminación a través de diferentes canales de presión.

La pena de muerte se ha convertido en uno de los temas más debatidos a todos los niveles. Los actores políticos, sociales, y los medios de comunicación analizan los criterios de una práctica aun vigente. La clase política ha asumido que la unificación de los criterios institucionales con respecto a la pena capital es una responsabilidad prioritaria. Los actores sociales se dividen en organizaciones, asociaciones y grupos en favor y en contra de la pena de muerte. Y los medios de comunicación convierten los casos particulares de los condenados en espectáculo mediático.

El simple hecho de privar de la libertad a una persona, de por si es un castigo abrumador para cualquiera. Imagínense entonces el efecto que tiene para un ser humano el saber que su vida tiene un plazo ya predeterminado por unas personas que se consideran aptas para decidir su muerte, eso es algo devastador, pero además deben lidiar con el sistema a utilizar para ejecutar la pena que en la mayoría de los casos es además de cruel, aberrante.

Algunos de estos medios de ejecución son:

  • Ahorcamiento: El preso es colgado de una cuerda atada alrededor del cuello y muere debido a la fuerza que, por la gravedad, ejerce el peso del cuerpo. La inconsciencia y la muerte son causadas por lesiones en la médula espinal o, si esto no es suficiente, por estrangulamiento, debido a la constricción de la tráquea.
  • Fusilamiento: La ejecución la lleva a cabo un único sujeto o un pelotón. El preso muere por una o varias de las siguientes causas: lesiones de órganos vitales, como el corazón, lesiones del sistema nervioso central o hemorragias. Aunque en un disparo a corta distancia en la nuca debería producir la inconsciencia inmediata, el procedimiento puede durar más tiempo en los fusilamientos por un pelotón, en los que los soldados tiran desde una mayor distancia -y por lo tanto con menor precisión- y pueden haber recibido la orden de apuntar al tronco, más fácil de alcanzar que la cabeza. Aunque algunos presos pueden permanecer conscientes después de los primeros disparos incluso en las ejecuciones normales por un pelotón, algunas ejecuciones han sido concebidas para prolongar el sufrimiento.
  • Electrocución: La electrocución surgió en los Estados Unidos en 1888, alegándose que sería más humana que la horca. El procedimiento es el siguiente: después de amarrar al preso a una silla construida para este fin, los ejecutores sujetan electrodos de cobre húmedos a la cabeza y a una pierna del condenado, las cuales han sido rasuradas para asegurar un buen contacto entre los electrodos y la piel. Se aplican fuertes descargas de corriente eléctrica durante breves periodos. La muerte se produce por paro cardíaco y parálisis respiratoria. La electrocución produce efectos destructivos visibles, al quemar órganos internos del cuerpo; el condenado a menudo salta hacia delante, tirando de las correas que le sujetan, cuando aplican la corriente; y puede defecar, orinar o vomitar sangre. Los testigos presénciales siempre dicen que hay un olor a carne quemada.
  • Inyección Letal: Este método de ejecución consiste en inyectar por vía intravenosa y de manera continua una cantidad letal de un barbitúrico de acción rápida en combinación con un producto químico paralizante. El procedimiento es similar al utilizado en un hospital para administrar una anestesia general, pero los productos son inyectados en cantidades letales.
  • Ejecución Por Gas: El condenado es amarrado a una silla dentro de una cámara hermética; se le ata al pecho un estetoscopio conectado a unos auriculares en la vecina sala de testigos para que un médico pueda controlar el desarrollo de la ejecución. Se libera gas cianuro en la cámara, envenenando al preso cuando éste respira. La muerte se produce por la asfixia debida a la inhibición por el cianuro de los enzimas respiratorio que transfieren el oxígeno desde la sangre a las demás células del organismo. Aunque puede producirse la inconsciencia rápidamente, el procedimiento tarda más si el preso intenta prolongar su vida, reteniendo la respiración o respirando lentamente. Como en otros métodos de ejecución, los órganos vitales pueden seguir funcionando durante algún tiempo, esté o no inconsciente el condenado.
  • Decapitación: Según el método utilizado en Arabia Saudita y en Qatar, y previsto en la legislación de la República Árabe del Yemen y de los Emiratos Árabes Unidos, se separa la cabeza del tronco mediante un golpe de sable. Aunque la intención es que el filo aguzado del arma corte rápidamente la médula espinal y provoque la inconsciencia por el trauma, pueden ser necesarios varios golpes, ya que el sable es un arma relativamente ligera y la duración de la ejecución depende de la fuerza y de la destreza del verdugo.
  • Lapidación: La ejecución por lapidación suele llevarse a cabo estando el reo enterrado hasta el cuello o atado de algún modo. La muerte puede ser causada por lesiones en el cerebro, asfixia o una combinación de lesiones. Como una persona puede soportar golpes fuertes sin perder el conocimiento, la lapidación puede producir una muerte lenta.

Es muy importante destacar que a nivel mundial esta práctica se ha visto colocada en desuso, pero existen países como Estados Unidos quienes son el principal promotor de esta pena.

En Venezuela, la Constitución de la República, vigente actualmente, prohíbe expresamente en su artículo 58.2 la pena de muerte en los siguientes términos: "El derecho a la vida es inviolable. Ninguna ley podrá establecer la pena de muerte ni ninguna autoridad podrá aplicarla", cabe destacar que en las discusiones en la Asamblea nacional Constituyente con motivo de la redacción de nuestra Carta Magna, hubo más de un partidario de este tipo de penas.

Asimismo, Venezuela es Estado Parte de tratados internacionales de derechos humanos (Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (art. 6.2 y 6.6) y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (art. 4.2 y 4.3).), que son también leyes especiales con rango constitucional, los cuales obligan al Estado a respetar la progresividad de los derechos humanos e impiden el restablecimiento de la pena de muerte en nuestro país la cual fue abolida en el año 1863.

Todo esto nos lleva a la pregunta principal y motivo de nuestra investigación. ¿Es la Pena Capital una solución? Este análisis no es algo sencillo, entender los motivos que tienen tantos países para mantener un sistema de sanciones tan cruel e ilógico es una tarea que toma tiempo y es necesario colocarse en los zapatos de estos para poder dar una respuesta sensata y no enfrascarnos en una postura sentimentalista ni ideológica.

Encontramos por ejemplo, como ya lo hemos expresado, que un país que tiene como bandera ser la tierra de las oportunidades, tiene dentro de la legislación de varios de sus estados, una pena que elimina cualquier oportunidad de corrección para aquellos que habiendo cometido una pena pudieran haber aprendido la lección y cambiar su estilo de vida, por supuesto con una sanción penal de prisión. Es contradictorio además que estén en pugna con otros países por considerar que tienen prácticas inhumanas como Cuba, Irak, Afganistán, y compartan un mismo régimen de castigo que atenta contra principios morales, religiosos y universales.

George W. Bush en una entrevista dijo "Siempre he creído que la pena de muerte puede evitar crímenes, puede disuadir a asesinos en potencia, puede salvar vidas", es decir que es necesario asesinar a una persona para que los demás aprendan, ¿si eso no es brutal entonces que?

Si bien es cierto que la vida de las victimas es importante, y que el criminal en su acto delictivo no se preocupo por el derecho a la vida de esta, no deja de ser cierto que el aplicar este mismo castigo, en vez de ser justo solo nos iguala al delincuente.

Desde su fundación, las Naciones Unidas han manifestado preocupación por el tema de la pena capital, así el 20 de noviembre de 1959 en su resolución 1396 (XIV), la Asamblea General invitó al Consejo Económico y Social a iniciar un estudio sobre la pena capital, por lo que la Secretaría preparó los respectivos informes a partir de 1962, 1967 y 1973.

La Asamblea General, en su resolución 2857 (XXVI) de 20 de diciembre de 1971, afirmó que "el objetivo principal era restringir progresivamente el número de delitos en los que se incurre con dicha pena, sin perder de vista la conveniencia de abolir esa pena en todos los países "

En el informe del Secretario General, respecto del período de sesiones sustantivo de 1995, resume: "En su 54º. Período de sesiones, el Consejo Económico y Social pidió al Secretario General que presentara informes periódicos actualizados y analíticos sobre la pena capital a intervalos quinquenales a partir de 1975... Asimismo... que utilizara todos los datos disponibles, incluida la actual investigación criminológica, y que los informes quinquenales, a partir de que se presentara al Consejo en 1995, también trataran la aplicación de las salvaguardias para garantizar la protección de los derechos de los condenados a la pena de muerte. En el presente informe se examinan el uso y la tendencia de la pena capital, incluida la aplicación de las salvaguardias, durante el periodo 1989-1993".

En el análisis de las respuestas recibidas, éstas se clasificaron en:

  1. Abolicionistas, que son aquellos que no prevén la pena de muerte en sus legislaciones, ni para los delitos comunes ni para los delitos militares.
  2. Abolicionistas de facto, son los países que mantienen la pena de muerte para los delitos comunes, pero no han ejecutado a nadie durante los últimos años cuando menos.
  3. Retencionistas, que son los países en los que la pena de muerte está vigente y en los que ha habido ejecuciones.

Situación actual de los países respecto a la pena de muerte

 

Clasificación

Cantidad

 

Retencionistas

97

 

Totalmente abolicionistas

57

Abolicionistas para los delitos comunes únicamente

15

 

Abolicionistas de facto

26

 

En 1946, el Consejo Económico y Social de la Organización de las Naciones Unidas, creó la Comisión de Derechos Humanos, la cual debería elaborar un catálogo de los Derechos Humanos, así como un mecanismo internacional para su protección. El primer documento creado al respecto fue adoptado el 10 de diciembre de 1948 bajo el nombre de Declaración Universal de Derechos Humanos.

Como ideal común que planteaba la protección internacional de los Derechos Humanos, por lo que todos los pueblos y naciones deben esforzarse; creada con la finalidad de ser y despertar la inspiración de individuos e instituciones a promover mediante la enseñanza y educación el respeto a tales derechos y libertades, así como que aseguren su reconocimiento y aplicación universales, la Asamblea General proclama la Declaración Universal de Derechos Humanos, el artículo 3 de la cuál es de mucha importancia: "Todo individuo tiene derecho a la vida, la libertad y a la seguridad de su persona".

Como se puede ver en el artículo 3 se encuentra establecido el derecho a la existencia; el derecho a la vida es el derecho fundamental por antonomasia ya que es el supuesto de todos los demás derechos de la persona humana; sin él carecen de relevancia los restantes.

Actualmente más de la mitad de los países del mundo han renunciado a la pena de muerte. Los países del oeste de Europa (España, Portugal, Francia, Gran Bretaña, Italia, Suiza, etc.) ya la han abolido, pero la mayoría del este del continente europeo aún la admiten. La mayoría de países asiáticos y la mitad de los africanos la siguen ejerciendo, mientras que en Oceanía y el continente americano estos países son minoría.

Ademas de la ONU existen diversas asociaciones y organismos que luchan contra la pena de muerte a nivel mundial. Entre estas tenemos:

  • Amnistía Internacional.
  • Coalición Mundial Contra La Pena de Muerte.
  • Hands of Cain.
  • Derechos Humanos.

Cabe destacar que estas organizaciones acogieron el día 10 de Octubre como el DIA Mundial Contra La Pena de Muerte.

Todo esto es motivo de reflexión, ¿Si la Pena de Muerte es una solución por que los índices delictivos no han disminuido en los países que la aplican? ¿Es esta una medida aceptada por la mayoría?

En Estados Unidos por ejemplo una estadística revela que aquellos estados con pena de muerte tienen un índice más alto de asesinatos que aquellos que no la tienen.

Para ver el gráfico seleccione la opción ¨Bajar trabajo¨ del menú superior

 

La encuesta Gallup realizado en Octubre del 2003 reveló que el apoye general a la pena de muerta había disminuido a su nivel más bajo en 25 años: 64% a favor de la pena de muerte y 32% en contra.  Otra encuesta Gallup (Mayo 2003) reveló que cuando a los encuestados se les da la opinión de cadena perpetua sin libertad condicional como sentencia alternativa, el porcentaje a favor de la Pena de Muerte baja a 53%.

Todas estas cifras demuestran que el camino, a la disminución de la delincuencia no es la Pena de Muerte, y esto obedece a ciertas preocupaciones o inquietudes.

Es el caso de los argumentos esgrimidos por el Dr. Shigemitsu Dando quien cita en favor de la abolición la posibilidad del error judicial: "Si consideramos que cuando el mecanismo de la pena de muerte se aplica es inevitable que alguna vez se ejecute a gente inocente como consecuencia de un error judicial, la pena de muerte se convierte en el mayor ejemplo de crueldad y de falta de humanidad".

En las reflexiones que hace el Dr. Francesc Torralba a sus estudiantes sobre la película Pena De Muerte, de Tim Robbins que a continuación citaremos al igual que el Dr. Dando, deja entrever muchas de las causas por las cuales la Pena Capital no es la solución.

Torralba comenta "Yo creo que una primera tesis contra la pena capital es la comprensión del ser humano como una realidad hecha de necesidades y de posibilidades. Digamos que si uno comprende al ser humano como un ser que tiene necesidades, pero también posibilidades, la pena de muerte significa la negación de cualquier posibilidad, significa cortarle, privarle cualquier posibilidad de redención, de reconciliación, de recomenzar, de reiniciar una nueva vida", es decir se niega la posibilidad de que una persona que haya cometido un delito pueda corregirse y convertirse en una mejor persona.

"matar a aquél que ha matado, no necesariamente da consuelo a la víctima o a los familiares de la víctima. Es decir, la idea de que ojo por ojo, diente por diente, que la famosa ley de Talión comporta una serenidad, una especie de tranquilidad a aquella persona que ha perdido a un ser querido como consecuencia de un acto de barbarie, es falsa.

Es decir, incluso se pone muy de manifiesto que, en los casos en que ha habido algún ajuste de cuentas, el malestar, el desasosiego, el sufrimiento por la ausencia de la persona amada no ha desaparecido". Esta consideración pasa por la mente de aquellos que apoyan la pena de muerte, pero el Dr. Torralba deja muy claro que con la muerte del delincuente no se conseguirá traer nuevamente a la vida al ser amado.

Es válido concluir después de observar todos estos datos y la evidencia de la eficacia de la pena de muerte en la consecución de su único fin que es la disminución del delito, que rechazamos categóricamente ese tipo de penas que atentan contra la vida de las personas ya que el derecho a la vida es el derecho a que no se prive de ella, porque vida es un término absoluto, es decir, se vive o no se vive, de manera que siendo así, el derecho a la vida no puede coexistir con la pena de muerte, esto es, con el derecho del Estado a privar de ella. A propósito de la exclusión de un término a otro se hace necesario transcribir el siguiente fragmento de la carta de Epicuro a Meneceo: "Así pues, el más terrible de los males, la muerte, nada es para nosotros, porque cuando nosotros somos, la muerte no está presente y, cuando la muerte está presente, entonces ya no somos nosotros. En nada afecta pues, ni a los vivos ni a los muertos, porque para aquellos no está y éstos ya no son."

CONCLUSION

Es innecesario redundar en conclusiones que ya se han plasmado en este trabajo, pero consideramos relevante hacer eco de este problema que es mundial y que amerita el apoyo de todas las naciones del mundo, para conseguir su abolición definitiva de toda legislación.

Consideramos que la actitud de nuestros legisladores en esta materia, demostró un alto nivel de evolución en materia legislativa, lo cual enorgullece a todos los venezolanos y sobre todo, a aquellos que estamos inmersos en el mundo del Derecho.

La vida debe ser el principio fundamental, que todo gobernante debe procurar, este es un derecho que no lo otorga un presidente o ningún político, en consecuencia tampoco esta en sus manos el futuro de la vida de nadie, es por ello consideramos necesario velar como futuros abogados por que ese principio permanezca inviolable.

BIBLIOGRAFIA

GARCIA José Maria, "Otras formas violentas de morir, Bioética 2". Madrid, Editorial San Pablo, 1998.

INTERNET: www.segured.com, www.worldcoalition.org, www.amnestyusa.org/spanish/, www.ya.com, http://acat.pangea.org/torralba-esp.pdf, www.deathpenaltyinfo.org .

 

García Deisy

García Jesús

González Manuel

González Miguel

Landaeta Edgar

López Ángel

Valencia


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Acción

    Transmisión de la acción. Las partes. Facultades disciplinarias. Procesos de conocimiento. La acción es un derecho públ...

  • Derecho Tributario

    Reforma constitucional de 1994. Derecho tributario. Derecho comparado. Organo de control....

  • Derecho Civil

    Bienes y derechos reales. Concepto de bienes. Bienes corporales. Bienes en general. Derecho real de propiedad. Copropied...

Ver mas trabajos de Derecho

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda