Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Celotipia

Enviado por teoluna57



Obsesión que mata

Muchos de nosotros, hombres y mujeres, incluso niños, sufrimos por celotipia.- Celos compulsivos.- Sin duda alguna, el alcohol, las sustancias y las herencias emocionales son un factor denominador. Hay celos ciertos y ciertos celos, hay hechos que dejan de ser celos y se convierten en infidelidad, en traición. Hablando de mí, tengo que acordarme del mal trato físico y verbal que le di a mi esposa, de prostituta no la bajaba, incluso procese una demanda por adulterio, contrate espías para que la siguieran a todos lados, le puse grabadora al teléfono y por supuesto que me la pase esculcando sus bolsas, inspeccionando su ropa interior, abriendo cajones y sacando cuidadosamente todo tipo de objeto que me diera la certeza de que ella me engañaba. Fui capaz de esculcar debajo de los sillones de la sala, debajo de los colchones, en periódicos, revistas, en papelitos, de igual en recibos telefónicos, en los ceniceros de la camioneta que ella usaba, también debajo de los asientos, en la cajuela, yo buscaba como loco cualquier prenda impregnada de semen o pelos. Lo mismo eran pañales, que muñecos de peluche, calcetines mochos que me encontraba por todos lados, papel de baño y ahí me clavaba en los cestos de basura de los baños. Busque por todos lados.

Mi mente enferma era capaz de producir las más sucias escenas, yo la veia teniendo relaciones sexuales, sexo oral y degeneraciones con medio mundo, con mis colaboradores, con mis sobrinos o primos de ella, con albañiles, al igual que con el jardinero o su ginecólogo, con todo el mundo.- Mi mente generaba películas triple x, muchas de esas escenas venía a mi mente mientras teníamos relaciones y muchas me excitaba por el simple hecho de verla como la penetraban o como gozaba ella haciéndolo con otro. Me causaba dolor y placer. Así delato mi mente enferma y dañada.- Mis pensamientos no descansaban y yo suponía y daba por hecho de que ella me engañaba. Me hice pasar por la victima, cuando yo era el victimario. Yo la hostigue, la denigre, la humille, la escupí y la surre, la ofendí severamente, mientras que yo vivía bajo el falso concepto de sentirme el ofendido, sin duda alguna, yo me sentía el dueño de su vida, de sus pensamientos, de su pasado y de su presente. Yo sufría por su manera de vestir, por su manera de ser, por sus amigas, por sus comentarios, yo reprimía y explotaba iracundo lleno de odio y sed de venganza, me tornaba violento y muy ofensivo, muchas veces era sarcástico, burlón y me andaba por las ramas. Por las noches, yo inspeccionaba su cuerpo a ver si no traía un chupón o una marca de amor pasional, incluso llegue a levantarle la falda a bajarle los calzones y a tocar sus partes a ver si estaba húmedas y con olor a semen. Llegue a juntar costales enteros de supuestas muestras de su traición, desde ropa interior, pañales, trapos de cocina, colillas de cigarros, revistas, calcetines y muchas, pero muchas cosas más. Me volví loco pensando en que ella me engañaba, luego genere, que ella y su supuesto amante querían matarme y por ello dormía anestesiado y con dos cuchillos en las manos. Loco, con delirios de persecución, ansiedad y pánico. Loco.-

Para mí los celos, se cuecen aparte de mi enfermedad emocional tan compleja. Cierto es que encierran inseguridad, baja auto estima, miedos, descoyuntes sexual, traumas, daños emocionales, hipersensibilidad y todo en su conjunto con el alcohol y las drogas se convierte en un detonador emocional.

Por mi celotipia, yo abandone todo, trabajo, diversión, compromisos, la misma vida, me abandone de mí mismo y mañana, tarde y noche no hacia otra cosa mas que pensar en el engaño, yo procesaba la traición y me dañaba severamente. Drogado, juraba vengarme, generaba mas celotipia y más odio, sufría demasiado y me frustraba. Me masturbaba a la salud de mi mujer, viéndola en mi mente sucia y enferma haciendo porquería y media con otros hombres. No me duele, ni me da pena delatar mi mente enferma, me dolería si siguiera con los mismos pensamientos estériles y perversos. Hoy sé, que mi verdad me hará libre y libre soy, solo hasta que yo lo decida y no me dé el lujo de darle vida a pensamientos chuecos que habrán de robarme energía, amor y serenidad. Hoy no, mañana, quien sabe.

Hoy, solo por la gracia de Dios estoy en paz, no sufro por celotipia, aunque de repente me llegan chispazos de celos o cuando tengo la oportunidad de compartir con mujeres y escuchar sus catarsis, regreso a casa muy cargado y comienzo con preguntitas submarinas, reviviendo el pasado y hoy comprendo que me hace daño y los celos, se los dejo a Dios. ¿ Y por que no contestabas el teléfono, y por que andas tan rarita.... y por que? Y me doy cuenta de cómo me empiezo a complicar la existencia.- Basta.-

Hay mujeres que se llenan de hijos, por inseguras y de esa manera quieren retener al marido y el trato neurótico que les dan a las crías, es en venganza porque no llenaron sus expectativas y el marido siguió igual o peor de coscolino. Los celos son una enfermedad que puede causar la muerte a las victimas o él suicidio. Los crímenes pasionales tiene mucho en su haber la celotipia y todos los ingredientes de la enfermedad emocional.

En toda enfermedad de celos se produce una especie de paranoia ( Alain Krotenber, 2001) El paranoico es una persona que por definición jamás se equivoca ( según él), pues si percepción distorsionada de las cosas se las hace percibir así, deformadas, y nada ni nadie podrá convencerle de lo contrario. Esa percepción consiste en una fijación de determinadas ideas o de un orden de ideas, que quedan como ancladas en lo profundo de su personalidad, y nada las remueve de ahí. Todo lo que el sujeto perciba pasara por el filtro de esa curiosa fijación cognitiva, y quedara coloreado de sus distorsiones peculiares. Si él, o ella esta persuadido de que su pareja le quiere engañar, no habrá modo de convencerle de lo contrario: todo lo que suceda lo interpretara dé forma que se convenza mas y más de que esta en lo cierto, y de que su sospecha de infidelidad se confirma a cada momento. Para el celopatico todo sirve de prueba que pone en evidencia el engaño de que es victima.

Parece que solo hay un modo de que el celoso deje de serlo: cuando su sufrimiento ya es demasiado grande y no lo puede soportar. Es entonces cundo posiblemente acudirá en busca de ayuda. Porque las personas enfermas de celos, necesitan ayuda. Es muy difícil que una pareja, donde una de las partes se siente acosada por los ataques de celos, pueda salir por sí misma de esa situación. La vida entre esas personas se hace a tal punto insoportable que o bien terminara la relación, igual, han de someterse a terapia para poder hacer frente al problema. Si la victima de los celos cede a las exigencias del celoso, la situación empeora, pues las obsesiones de este son inagotables, se suceden una tras otra y cada vez será más intransigente en sus exigencias. Así la victima ha cedido, y deja de salir a tal lugar, o ya no le llama a nadie por teléfono o no recibe llamadas, o deja de vestir tal ropa, esto, lejos de tranquilizar al celoso, lo hace más paranoico todavía: Ahora tendrá celos hasta de lo que el otro este pensando. Ceder a las exigencias del celoso es caer en una espiral que no termina nunca. Un celoso en potencia, es una bomba de tiempo, muchos crímenes pasionales, tienen en su haber una celotipia infernal.

¿ Que se esconde detras de la mentalidad del celoso, detrás de sus pensamientos obsesivos? Dependencia afectiva y falta de auto estima. En el fondo de sí mismo, el celoso esconde una personalidad débil, dependiente, insegura, carente de autonomía. Es un pequeño niño que no soporta la idea del abandono, la idea de que le dejen solo. Y su auto estima es tan baja que siente( quizá en forma inconsciente) que cualquier otra persona le puede arrebatar su tesoro, pues cualquier rival vale mas que él / ella. Todas las personas que aparecen su entorno, y que reúnan ciertas características ( edad, valía personal etc.), se le antojara al celoso como candidatos a la rivalidad por el mismo trofeo. Piensa que los demás son ladrones en potencia que viene a el con las pérfidas intenciones de robarle su amor. Esa misma inseguridad hace que el celoso se agarre al objeto de su amor con dientes y muelas, como un niño en edad de transición se agarra a su osito de peluche y no lo suelta ni para dormir.

Por eso el celoso es una persona posesiva, que quiere disponer de su pareja como si fuera su objeto- cosa de su propiedad privada; no quiere que se le escape, lo tiene siempre a la vista, lo vigila como si se tratara de una mascota enjaulada. Hay ahí una dependencia efectiva muy profunda: el celoso no se imagina solo, necesita del otro para vivir, y de tal manera esta necesidad se le hace aguda que la idea del abandono o de verse en soledad o de verse en soledad y llega a convertirse en una pesadilla obsesiva que no le deja vivir. ¿ Y por que teme que pueda alguien arrebatarle su amor? Por su propia inseguridad, porque se valora poco, porque es bajo su nivel de auto estima. Una persona que creyera en si misma y en su propio valer no tendría estos problemas; pero el celoso teme que pueda aparecer cualquier rival porque se considera a sí mismo como alguien que no esta a la altura de las circunstancias, a la altura de lo que la persona amada merece y por eso teme que pueda aparecer otro con mas meritos y se posesione de su propiedad privada. Complejo de inferioridad.-

A través de mi recuperación, he visto muchos casos de celos, he palpado el dolor de compañeras y compañeros, he visto mi propia vida en la vida de ellos y no puedo dar un consejo a la ligera, tengo que hablar de mí, de mi propia experiencia y de lo que he investigado. He visto, tristemente como unos celos como los míos, dejaron de ser sospechas y confirmaron la infidelidad. Mis egos también eran un factor determinante.- ¿ Cómo a mí, que va a decir la gente, que van a pensar mis familiares de que a mí me pusieron los cuernos? Me pegaba la diferencia de edades, le llevo 13 años y medio, me sentía demasiado viejo, hacia un gran esfuerzo por satisfacerla sexualmente, por llenarla y que ella viera la gran diferencia, por favor léase entre comillas, yo era de eyaculacion precoz, mi sexualidad también se ha ido normalizando poco a poco, fui un masturbador compulsivo, soy lujurioso y pienso que ella es igual de mente cochambrosa y cachonda como la mía, le doy rienda suelta a la imaginación, no sabia detectar mis pensamientos chuecos, no sabia como se origino y como explotaba mi celotipia, hoy se que todo esta en mi mente y en mi corazón, se que los celos, son veneno puro para mi y que lejos de dañarme a mi mismo. Daño a un ser querido como es a mi mujer y contamino de inseguridad y celotipia a mis hijos, les heredo mis celos, mis miedos, mi inseguridad, como a mí me los heredaron, como se hereda también la neurosis y las actitudes disfuncionales. Sin pretender buscar culpables.

Mi cultura y formación machista me orillaba a vivir en el pasado, a tener falsas expectativas sobre las atenciones que mi esposa debía de tener hacia mí y como no me atendida, no era capaz de levantarme el plato de la mesa, de coserme un botón de la camisa, de atenderme en muchos sentidos, de llevar el hogar con un sentido de responsabilidad, le venia valiendo gorro todo y yo le daba rienda suelta a mis pensamientos. Me angustiaba y me dolía su pasado, como macho, yo quería haber sido el único en su vida. Yo quería tener atenciones. Viví en el pasado de ella, incluso llegue a visualizar los rostros de sus ex novios, la vi en un sin fin de escenarios degenerándose y prostituyendose, bastaba con que ella me diera algún inicio, de su pasado, alguna foto, algún recuerdo de sus ex parejas, algo simple y vago para mí era motivo suficiente para atormentarme y denigrarla a ella y a mismo. Perdí una cantidad enorme de energía, le di demasiada importancia a algo que no lo tenia y hoy sé que los celos, son una enfermedad, progresiva y moral si son curables y la receta es muy simple.- Amor, dignidad, respeto, valores y Dios.-

Para mí, los celos no son una muestra de amor. En el mundo de la recuperación hay victimas y victimarios por la celotipia y a quienes conocen la debilidad de su pareja y aun así, le echan mas gasolina a la fogata hasta que la relación se extermina con o sin justificación. Son mujeres enfermas, coquetas y provocativas, que retan a cualquiera y ponen en riesgo la vida y la recuperación de su pareja.- Y, no se vale.- Cuando no pude comprobarle nada a mi mujer que andaba con un hombre, entonces pensé que me engañaba con su mejor amiga.

En una sociedad como la nuestra, los celos afloran a la luz del día y no hay nada mas claro que el sol de la celotipia, tapado por el dedo de la negación. El que este libre de culpa, que arroje la primera piedra.- Por tu atención, muchas gracias.



Ernesto Salayandía García

Por

Teo Luna

 


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda