Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Día del Cooperativismo

Enviado por robertossi



  1. A los cooperativistas de Latinoamérica
  2. Señoras ....señores....

Todos los años, el primer sábado del mes de julio, se celebra el día internacional del cooperativismo, día que según las Naciones Unidas, debe ser conmemorado por los gobiernos en colaboración con sus movimientos cooperativos nacionales.

Cuando en 1996, la ONU dedicó ese año para una concientización especial respecto a la apremiante necesidad de erradicar la pobreza, ese mismo organismo supranacional puso especial énfasis en cuanto a la considerable contribución de las cooperativas en la reducción de la misma con el mejoramiento de las condiciones de vida de los cooperarios.

Es que no se dude, sin el concreto accionar cooperativo proactivo, los índices de pobreza y exclusión serian aún peores.

El cooperativismo no es una ideología sino que es, un sistema solidario, corrector de las distorsiones del mercado y de las ausencias del Estado.

Podríamos decir que el autentico cooperativismo, es un puente sólido y espacioso, entre el Estado y el Mercado.

Y, precisamente, si hablamos de autenticidad, debemos hablar de los principios cooperativos.

Entendemos por principios cooperativos, las bases fundamentales que informan o deben informar a la constitución y a toda la vida de las cooperativas. Se trata de verdades o directrices, no dogmáticas, sino nacidas de la experiencia cooperativa: inducidas de la observación y proyectadas por deducción al mundo cooperativo en general.

La Alianza Cooperativa Internacional en su Congreso de Manchester de 1995, estableció como principios cooperativos fundamentales, a los siguientes:

  1. Libre Membresía: esto es, puertas abiertas, neutralidad religiosa, política, racial y social –no económica-, es decir cooperativas accesibles a todas las personas de carne y huesos;
  2. Control democrático de los asociados: resumido sabiamente en la perspectiva antropocéntrica cooperativa: "una persona un voto";
  3. Justicia distributiva: es decir, distribución de excedentes en proporción a las operaciones que cada asociado efectúa con su cooperativa o principio de los `retornos cooperativos´.
  4. Autonomía e Independencia: Las cooperativas deben ser empresas de servicios autónomas, de esfuerzo compartido y autocontroladas por sus asociadas;
  5. Educación, formación e información cooperativas: Esta regla de oro cooperativa consiste en la adquisición del hábito de ver, pensar, actuar y juzgar de acuerdo con los principios y el ideal cooperativo;
  6. Integración cooperativa: Las cooperativas asociándose, integrándose, lograrán economías de escala y de alcance para, de este modo, servir más eficazmente a sus asociados, fortaleciendo la estrategia cooperativa;
  7. Interés por la Comunidad: Esta responsabilidad social cooperativa es notable y, desde siempre, el genuino desempeño cooperativo benefició a la sociedad circundante.-

Ahora bien, hoy ante la necesidad nacional de que se multipliquen planes y programas sociales, las cooperativas siguen manifestándose idóneas, adecuadas y dinámicas para favorecer, facilitar y recuperar `la ciudadanía de los excluidos, con los ingresos mínimos en materia de alimentos, salud, educación, trabajo y vivienda.

En esa perspectiva, son de ponderar el plan nacional "Manos a la Obra" y el programa nacional de "Emergencia Habitacional", decisiones políticas que a la vez que se han propuesto satisfacer tan nobles como acuciantes demandas colectivas -mediante empresas cooperativas-, incorporan o reincorporan autónomamente a multitudes de argentinos excluidos, Vg. en José C. Paz, en Moreno, en Florencio Varela, todas urbes de Buenos Aires.

Pero es aquí mismo, desde el primer momento, en que, quienes cultivamos o tenemos funciones cooperativas, a la vez que somos centinelas del principio de autonomía e independencia, simultáneamente custodiamos -siempre- el federalismo y las autonomías locales para que así, en todo el territorio nacional, se ofrezcan a todos, oportunidades nuevas de trabajo cooperativo, de viviendas cooperativas y de recuperación de empresas por cooperativas de trabajadores.

De ahí entonces la importancia del cuarto principio –Autonomía e Independencia-, principio que ha resultado ser un elemento necesario en aquellas sociedades en que los gobiernos habían utilizado previamente las cooperativas para instaurar sus propios programas políticos como condición de desarrollo, a menudo, en detrimento de los valores y principios cooperativos.

A modo conclusivo, la pureza cooperativa es directamente proporcional a la fidelidad con los principios cooperativos reseñados y la gestión cooperativa con inclusión social, es también capaz de lograr estos principios en un contexto de economía de mercado.

Por todo ello, cómo entonces no tener presente estos principios y no observarlos; cómo prescindir de esta valiosa ascendencia cooperativa sin envalentonar a sus verdugos (Vg., un Fondo Monetario Internacional que vuelve a cargar para que se grave a las cooperativas y a las mutuales con un impuesto a las ganancias, ganancias que por origen definición y principios, resultan extrañas a estas empresas solidarias de servicio, en cuanto tales!).

Finalmente, la probada eficacia y eficiencia del desarrollo cooperativo secular argentino, urbano, rural, y en todos los sectores, se explica -y predice- por todas y cada una de sus respuestas satisfactorias a múltiples y diversas necesidades a lo largo y a lo ancho del territorio nacional, lo que espontánea y naturalmente ha concitado cierta simpatía y aceptación general de nuestras cooperativas por nuestros compatriotas.

Argentinos, he ahí toda una motivación para eslabonarnos en iniciativas solidarias, he ahí todo un motivo para el festejo!!

A los cooperativistas de Latinoamérica

Nuestro camino, nuestro caminar, tiene sobrados motivos para redoblar la esperanza y el optimismo, porque cada uno de vosotros, cada uno de los cooperativistas del mundo son aquel de quien Sábato, llegó a afirmar: "El ser humano que sabe hacer de los obstáculos, nuevos caminos, porque a la vida le basta el espacio de una grieta para renacer"...

Porque el notable crecimiento del sector cooperativo con la recuperación de las cajas de crédito, la reorientación del verdadero destino de los fondos para Educación y Capacitación Cooperativas, el fuerte impulso brindado y a brindarse a auténticas cooperativas de trabajo, producción, industrialización y vivienda a través de concretos programas nacionales; la genuina recuperación de empresas mediante cooperativas de trabajadores.... un esplendoroso desarrollo del cooperativismo de los servicios públicos que, actualmente, en tanto se adapta a la regulación, va por más servicios: generación de energía, gasoductos, telefonía, radio y televisión, peajes, ferrocarriles, infraestructura ....

Porque Implementación en los establecimientos educativos de la enseñanza de la teoría y la practica (artes, oficios, baquianos, destrezas....) de la cooperación partiendo de fecundas y pedagógicas cooperadoras y cooperativas escolares....

Es decir, porque todo esto contribuye y ha de contribuir a conservar e incrementar, fecunda y proactivamente, nuestros capitales cooperativos nacionales y estratégicos, verdaderos activos de bandera...

Porque nuestro cooperativismo tiene que ver con el ahorro interno, con la reactivación de la economía, del mercado interno y externo, la creación de riqueza y valor agregado, la democratización de la educación, de la salud, de los medios de comunicación, del crédito, de los servicios........la protección más adecuada de los derechos de usuarios y consumidores de bienes y servicios en la relación del uso y del consumo........la protección de la salud, de la seguridad e intereses económicos......la seguridad del acceso a información adecuada y veraz, a la libertad de elección y a condiciones de trato digno y equitativas

Porque este cooperativismo puede detener hasta revertir el deterioro actual en el poder adquisitivo de la población, mejorando las condiciones de vida de la comunidad evitando la intermediación y aboliendo el lucro....contribuyendo al crecimiento autónomo y a la sinergia de la actividad empresaria, cooperativa y de micropymes.........el logro de economías de escala, de economías de alcance frente a verdaderos "monopsonios" de la centralización y de la concentración.........

Es decir, todos estos, son aspectos que se refuerzan y se potencian para mitigar hasta superar muchas de las aflicciones de los sectores más vulnerables de la sociedad latinoamericana, favoreciendo y facilitando la reanulación de una movilidad social ascendente, particularmente de los sectores bajos y bajos-medios.

Pero como no destacar aquí que la oportunidad del cooperativismo es fundamentalmente ética y moral, en tanto sus principios de democracia, de educación e interés por la comunidad, de justicia distributiva, de neutralidad, .....posibilitan desde un Marco Axiológico y jurídico propio, un desarrollo pleno de la lozanía humana, facilitando y favoreciendo índices importantes de "productividad y competitividad humanos"....

Cómo no hablar de la capacidad de persuasión positiva de la cooperación sobre ideas negativas, el conocer y habituarse a la libertad con responsabilidad social, el advertir el poder de la influencia personal dentro de la comunidad, el valor, las promesas y compromisos de sus derechos y obligaciones....todo eso ha de centrifugarse proactivamente en cualificar el crecimiento, la actitud individual y la reanimación de tantísimos recursos humanos, naturales, materiales, técnicos y fiscales, ociosos, de los que se debe disponer con respeto y prontitud, siempre en el marco de la democracia y el mercado.

Si bien es cierto que por estos días, la única certeza podría ser la incertidumbre, las dificultades del hombre se vieron transformadas, por cada cooperativa, solidariamente, en oportunidades....que lo diga sino el cooperativismo agrícola, que lo diga sino el cooperativismo de los servicios públicos, que lo diga sino el cooperativismo de consumo, el de viviendas, el de seguros, el cooperativismo escolar, que lo diga finalmente, el cooperativismo mundial......EE UU, UE, OIT, ONU, OEA, FAO...

El camino del hombre es siempre un camino impuro y contradictorio, oscilante... el hombre sólo al andar hace camino, descubre, produce, inventa, sorprende, emprende, pide y devuelve...una maravilla....qué maravilla...

Como no proclamar esto cuando asistimos al milagro compartido de la parición cooperativa para la satisfacción de necesidades físicas básicas, de aspiraciones, anhelos e intereses comunes...

Cómo no convocar desde los tejados de las casas cooperativas a la gente, a esa gente que tenemos que participar más, tener más influencia personal en el proceso organizativo e institucional de la sociedad civil, en la deliberación, en la información, en el saber, en el tener y en el campo final y decisorio del poder en cuanto a las medidas que le atañen...

Y todo esto, debe ser así, necesaria y condicionalmente !!

A todo esto, para evitar un sofisma mayúsculo, es oportuno afirmar que el cooperativismo nunca jamás aceptó un maquinismo inhumano, una escasez y una desocupación siempre artificiales...

Ello se puede reafirmar sin titubeos porque en realidad, hay alimentos para todos, porque hay recursos para todos y la empresa cooperativa sigue siendo la mejor candela cuando todas las luces se vuelven mortecinas, el mejor alivio a los peores aprietos socioeconómicos, el desaliento a toda apatía y el convencimiento de que irse de nuestra región, no vale la pena!!!

Desde los tiempos de Jesús de Judea, en todas partes las comunidades cooperativas ponían de relieve la solidaridad, la confianza, el esfuerzo personal, la sobriedad, la austeridad, el bienestar, el progreso, la alegría y la paz....desde tempos remotos, las expresiones sociales cooperativas, los coperatismos, llamaban la atención por el compromiso para el bienestar y el desinterés de todo lo banal...

Con el cooperativismo trabajamos para conservar nuestra identidad, nuestra dignidad, nuestro sentido de pertenencia, la ética, la equidad, los valores del esfuerzo propio compartido y asociado en tanto logramos sobresalir con nuestros principios cooperativos en un contexto de economía de mercado, resistiendo cualquier homologación despersonalizante, sea bajo la advocación de la globalización, sea bajo cualquier otra en el pasado o en el futuro

Y así entonces, no nos cansarnos de reivindicar la nacionalidad de la unidad en la diversidad latinoamericana, no podemos resignar la autonomía como nos animan Québec en Canadá, los Vascos y hasta los Catalanes en España, el desmembramiento de los países en Checoslovaquia, en Yugoslavia; la implosión de la Unión Soviética tanto como la explosión autónoma de China (que solo ha puesto a trabajar a trescientos millones de su reserva de mil trescientos, la que incrementara y enriquecerá su notable proceso, crecimiento y verdadero suceso actual), esta China que así como quemó sus barcos en una época, ahora, de cada dos en los mares mundiales, uno al menos, es chino; todo esto, todo ello, hacen a los aspectos extraeconómicos-financieros que reivindica la cooperación libre, es decir, sin eufemismos ni tautologías, prioridad a las energías físicas, a los aspectos de identidad, a los aspectos éticos y morales que se refuerzan y repotencian sinérgicamente desde su resiliencia en poderosas tensegridades opuestas a fuerzas centrípetas artificiales!!

Tampoco dejaremos de repetir que en el marco de un cooperativismo auténtico no hay espacio para el racismo, para la xenofobia, para los brotes de nacionalismo violento y/o corporativo, para la postergación del joven, de la mujer, del aborigen, no habrá espacios para la discriminación ni para la competencia desleal ni para abusos de poder o de posiciones dominantes ni cosas semejantes.

Nada de esto debe admitirse en nuestro MERCOSUR, en nuestra querida América Latina. Nunca se podrá olvidar que, antes que nada, este bloque geocontinental, es una unión, es una reunión maravillosa de personas de carne y de huesos, con sus necesidades, saberes, posibilidades, posesiones, poderes, aspiraciones y anhelos comunes en la pluralidad siempre bienvenida y que, para nosotros, el agua, la energía, la tierra y nuestra gente, son recursos humanos estratégicos situados fuera del comercio y de toda discusión.

Y en este sentido, sólo se me cruzan malas palabras si se me obliga, si se nos pretende obligar a admitir que la globalización es en realidad, solo financiera...

Por el contrario, nuestra mundialización debe ser mejorar paulatinamente las condiciones y la calidad de vida de las personas, las posibilidades de la educación, de la salud, del trabajo, de la infraestructura, de los servicios, de la vivienda; debe ser también –reitero- detener y revertir el deterioro creciente de los ingresos individuales y familiares, debe ser promover un desarrollo regional armónico, equilibrado, complementado y compensado, desalentando la pura especulación y reduciendo hasta eliminar la desigualdad urbano-rural

También es un compromiso de todos crear un entorno propicio al desarrollo del cooperativismo, trabajar por una cultura cooperativa del trabajo, de la ecología, de lo tributario, integrar en franca sinergia los capitales cooperativos nacionales estratégicos, verdaderos activos de bandera, en una gran Empresa Cooperativa de la Infraestructura y Alimentaria del MERCOSUR, eliminando las regulaciones de fomento, admitiendo y compatibilizando aquellas regulaciones sociales y solidarias, pero sólo transitoriamente, impulsando la colegiación regional de los graduados en cooperativismo y la igualdad de tratamiento;

... no lo es menos ni menor el de promover y fomentar una profunda cultura cooperativa con las medidas pedagógicas y comunicacionales del caso, logrando un Estatuto Cooperativo Único para el MERCOSUR y América Latina, bregando por adherir las legislaciones a la misma mesa jurídica para que utilicen el mismo traje legal, dejando a salvo y por el contrario, destacando, todas y cada una de las peculiaridades propias y autóctonas para concluir proponiendo la representación sólida, consistente y relevante en cada ámbito de toma de decisiones que aludan o involucren directa o indirectamente a nuestras empresas cooperativas, cooperando a un comercio justo, a una economía más solidaria, más civil y mas humana en la región y hablamos de una región más grande incorporando plenamente a Chile, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela ...

Esto será aceptar con realidad y pragmatismo las pautas del mercado, esto será de una buena vez, agregar valor regional a nuestra producción primaria, esto será segmentar solidariamente procesos y secuencias productivas, esto será mejorar la garantía de asociados y terceros con las cooperativas, esto será crear o incrementar los recursos cooperativos financieros propios –Vg. `Fondo de Garantías Reciprocas, Tarjeta Mercoopsur-; esto será adaptarse a la legislación y a la competencia, esto será capacitarse y entrenarse para trabajar en equipo, incorporando la ínter consulta, la ínter disciplina, las previsiones satelitales, la información on line del desempeño de los mercados, de los mercados de futuro, incorporando también la prospectiva elemental para oportunidades, debilidades, gustos, preferencias, para la infraestructura y el plan cooperativo estratégico que cada empresa cooperativa continental, regional o local se merece y del cual ya no puede prescindir.

Señoras ....señores....

La revolución industrial a su tiempo, el liberalismo, el neoliberalismo después y la globalización ahora y hasta la fecha, solo produjeron más perdedores, más concentración, mas abusos de poder, de derechos y posiciones dominantes sin rostro, sin nombre, sin alma, sin corazón y sin ley (....IRAQ !!!)

Nuestro cooperativismo es la propuesta permanente y abierta de todo lo contrario, humano, inclusivo, ético, equitativo pero también contundentemente eficaz y eficiente, fecundo, lozano y prospectivo....

El Cooperativismo, la formula socioeconómica que contiene, puede no sea toda la solución pero es aporte importante y singularizado al desarrollo autónomo nacional y regional, al bienestar, a la prosperidad y la tranquilidad de la ciudadanía....NO SE DUDE !!!....

El cooperativismo no es una ideología –principio de neutralidad- sino un sistema orgánico-funcional solidario en el marco de la economía y de la democracia, el más apto para moderar y corregir los excesos del mercado y las ausencias del Estado!!!.

Como el primer ministro indio Manmohan SING., nosotros también debemos prometernos combatir la pobreza y hacer llegar a todos los latinoamericanos los beneficios del progreso, democratizando la salud, la educación, los alimentos, la Internet; el uso y el disfrute de nuestros –nuestros- recursos y paisajes naturales, democratizando finalmente la tranquilidad y las oportunidades....con gran misericordia social.

....

La realidad nunca ira adelante de la Agenda Cooperativa del MERCOSUR

...la Agenda Cooperativa MERCOSUR acompaña las necesidades, las dificultades y aspiraciones latinoamericanas pero, sobre todo, se anticipa a las mismas con una sobria y serena prospectiva....de esto se trata.....de esto trata esta misma reunión que nos ha convocado...aquí...ahora mismo....

-Deberemos lograr Políticas de Estado Cooperativas

-Debemos acentuar estrategias comunicativas en la región....

  • Debemos tener la mejor información para la mayor eficiencia y la mejor equidad...
  • Debemos impulsar sin demora, un Banco de Ideas y Proyectos
  • Deberemos relevar un Inventario de Recursos
  • Deberemos trabajar con estadísticas de antecedentes, trayectorias, solvencias...
  • Deberemos ser más conscientes de nuestras fortalezas, y más optimistas de nuestras oportunidades
  • Igualmente, deberemos aceptar nuestras debilidades para transformarlas en fortalezas
  • Deberemos visualizar sabiamente cualquier amenaza...
  • Deberemos poner a nuestra gente mejor a trabajar en proyectos cooperativos de mediano y de largo plazo, en franca sinergia cooperativa y con las alianzas situacionales e iterativas del caso...

Señoras, señores, si bien tengo la sensación de que los grandes esfuerzos que hemos hecho merecen una amplia y generosa indulgencia para los asuntos cooperativos que no salieron todo lo bien que hubiésemos deseado, que hubiese correspondido...

Si bien –reitero- no todo ha salido bien, no hemos de ponernos a la defensiva ni hemos de subestimar en adelante las dificultades en Educación, en la inadmisible ausencia de participación o absentismo, en lo atinente a Autonomía e Independencia, Integración, Financiamiento, Eficiencia....

Es cierto que en la actualidad, la situación para el cooperativismo parece ser mejor de la que teníamos y ciertamente lo es, no podemos responsablemente anticipar ni asegurar logros....sólo debemos prometer nuestro esfuerzo, nuestro trabajo, nuestra solidaridad y dedicación, arremangándonos y cargándonos al hombro esta hermosa posibilidad solidaria de todos los tiempos y para todos los todos del todo social.

Estamos haciendo lo que está a nuestro alcance para continuar resistiendo los ataques que se continúan dirigiendo al cooperativismo, con mayor o menor intensidad, ataques más o menos feroces a un desarrollo cooperativo duradero en América Latina y, seriamente, no podemos prometer tampoco que los mismos no se reproducirán en el futuro, aun con mayor intensidad, frecuencia y recurrencia... por ejemplo, en materia política, tributaria, de complicación administrativa, etc.. ni de que no habrá decepciones o quizás, gruesos errores propios...

Por el contrario, creo que la única seguridad que existe, es que tendremos que pasar tiempos difíciles antes de que podamos emerger autónoma y firmemente de las dificultades que prometen las tendencias amorales, regresivas e indolentes de la globalización....las tremendas concentraciones de poder, de poder económico, energético, financiero, militar, cibernético, informativo y hasta de los recursos naturales...

Por eso, como sabiamente anticipara nuestra ya anciano Papa, Juan Paulo II, con premura, debemos globalizar la solidaridad !!

Por eso nadie podrá continuar comportándose apática y anodinamente !!!

Ha llegado el día, es la hora de abandonar nuestros estados de amodorramiento...no podemos seguir neutrales y, la mejor manera de no serlos es participando personal y concretamente de una Comunidad de la Humanidad, sustentada y subordinada a un profundo humanismo, mirando a la persona como el centro del centro, acompañando toda la vida humana, facilitándole valores....la ética, le equidad, la solidaridad, la eficiencia pero sobre todo -reitero-, mejores condiciones de vida !!!

Ciertamente, nuestro cooperativismo sudamericano no es, poco menos, un desecho, sí, desecho......como se le ha considerado tantas veces desde diversos sectores de la ciencia, de la economía, desde el poder......

Por su contrario, nuestro cooperativismo es una de las pocas maravillas del mundo, una de las maravillas de Chesterton porque en el pueden cooperar desde mendigos a reyes, porque en el no hay ni habrá excluidos ....

Cooperarios Latinoamericanos, " Este cooperativismo que pareciera ser intangible, nos ilumina, nos protege y llena de admiración..............sin parpadeos!!!

............estamos llamados a cosas mayores, más a la medida de quienes soñaron el cooperativismo, nuestros pioneros, usted y yo mismo, con toda seguridad.

 

Roberto Fermín BERTOSSI


Comentarios


Trabajos relacionados

  • The new route: dollarization - The Argentine case

    A brief history of Argentina monetary procedures. The cost of the Seinoriage lost. Interest rates. The consumers in a do...

  • Comercio internacional

    El financiamiento y la asistencia internacional. Inversión extranjera directa. Organismos internacionales. Acuerdos come...

  • Modelo Económico

    Definición. Problemática económica que se pretende resolver. Estimación del modelo a priori. Variables, definición y mag...

Ver mas trabajos de Economia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda