Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Elementos básicos de la psicomotricidad

Enviado por sandy_santamaria



  1. Psicomotricidad
  2. Actividad Tónica
  3. Equilibrio
  4. Conciencia Corporal
  5. Anexos
  6. Conclusiones
  7. Bibliografía

INTRODUCCIÓN

Para llegar a conocer y comprender cuales son los elementos básicos de la psicomotricidad, se debe comenzar analizando que es la psicomotricidad. Llegar a entender el cuerpo humano de una manera global, ya que la psicomotricidad es un planteamiento global de la persona, que puede ser entendida como una función del ser humano que sintetiza psiquismo y motricidad con el fin de permitir al individuo adaptarse de manera flexible y armoniosa al medio que lo rodea.

La psicomotricidad a lo largo del tiempo ha establecido unos indicadores para entender el proceso del desarrollo humano, que son básicamente, la coordinación (expresión y control de la motricidad voluntaria), la función tónica, la postura y el equilibrio, el control emocional, la lateralidad, la orientación espacio temporal, el esquema corporal, la organización rítmica, las praxias, la grafomotricidad, la relación con los objetos y la comunicación (a cualquier nivel: tónico, postural, gestual o ambiental).

A lo largo del desarrollo de este trabajo se analizaran algunos de los elementos básicos de la psicomotricidad, debido a que su conocimiento y su práctica pueden ayudarnos a todos a comprender y mejorar nuestras relaciones con nosotros mismos, con los objetos y con las personas que nos rodean.

CONTENIDO

PSICOMOTRICIDAD:

El término de psicomotricidad integra las interacciones cognitivas, emocionales, simbólicas y sensorio motrices en la capacidad de ser y de expresarse en un contexto psicosocial. La psicomotricidad así definida desempeña un papel fundamental en el desarrollo armónico de la personalidad. De manera general puede ser entendida como una técnica cuya organización de actividades permite a la persona conocer de manera concreta su ser y su entrono inmediato para actuar de manera adaptada.

El objetivo de la psicomotricidad es el desarrollo de las posibilidades motrices, expresivas y creativas a partir del cuerpo, lo que lleva a centrar su actividad e investigación sobre el movimiento y el acto.

Partiendo de esta concepción se desarrollan distintas formas de intervención psicomotriz que encuentran su aplicación, cualquiera que sea la edad, en los ámbitos preventivo, educativo, reeducativo y terapéutico. Estas prácticas psicomotrices han de conducir a la formación, a la titulación y al perfeccionamiento profesional.

Según Gabriela Núñez y Fernández Vidal (1994): "La psicomotricidad es la técnica o conjunto de técnicas que tienden a influir en el acto intencional o significativo, para estimularlo o modificarlo, utilizando como mediadores la actividad corporal y su expresión simbólica. El objetivo, por consiguiente, de la psicomotricidad es aumentar la capacidad de interacción del sujeto con el entorno".

Para Muniáin (1997): "La psicomotricidad es una disciplina educativa/reeducativa/terapéutica, concebida como diálogo, que considera al ser humano como una unidad psicosomática y que actúa sobre su totalidad por medio del cuerpo y del movimiento, en el ámbito de una relación cálida y descentrada, mediante métodos activos de mediación principalmente corporal, con el fin de contribuir a su desarrollo integral".

Para conocer de manera más específica el significado de la psicomotricidad, resulta necesario conocer que es el esquema corporal. Este puede entenderse como una organización de todas las sensaciones relativas al propio cuerpo, en relación con los datos del mundo exterior, consiste en una representación del propio cuerpo, de sus segmentos, de sus límites y posibilidades de acción.

El esquema corporal constituye pues, un patrón al cual se refieren las percepciones de posición y colocación (información espacial del propio cuerpo) y las intenciones motrices (realización del gesto) poniéndolas en correspondencia. La conciencia del cuerpo nos permite elaborar voluntariamente el gesto antes de su ejecución, pudiendo controlar y corregir los movimientos. Es importante destacar que el esquema corporal se enriquece con nuestras experiencias, y que incluye el conocimiento y conciencia que uno tiene de sí mismo, es decir:

  • Nuestros límites en el espacio (morfología).
  • Nuestras posibilidades motrices (rapidez, agilidad, etc.).
  • Nuestras posibilidades de expresión a través del cuerpo (actitudes, mímica, etc.).
  • Las percepciones de las diferentes partes de nuestro cuerpo.
  • El conocimiento verbal de los diferentes elementos corporales.
  • Las posibilidades de representación que tenemos de nuestro cuerpo (desde el punto de vista mental o desde el punto de vista gráfico).

Los elementos fundamentales y necesarios para una correcta elaboración del esquema corporal son: la actividad tónica, el equilibrio y conciencia corporal.

ACTIVIDAD TÓNICA:

"La actividad tónica consiste en un estado permanente de ligera contracción en el cual se encuentran los músculos estriados. La finalidad de esta situación es la de servir de telón de fondo a las actividades motrices y posturales" (Stamback, 1.979).

Para la realización de cualquier movimiento o acción corporal, es preciso la participación de los músculos del cuerpo, hace falta que unos se activen o aumenten su tensión y otros se inhiban o relajen su tensión. La ejecución de un acto motor voluntario, es imposible si no se tiene control sobre la tensión de los músculos que intervienen en los movimientos.

La actividad tónica es necesaria para realizar cualquier movimiento y está regulada por el sistema nervioso. Se necesita un aprendizaje para adaptar los movimientos voluntarios al objetivo que se pretende. Sin esta adaptación no podríamos actuar sobre el mundo exterior y el desarrollo psíquico se vería seriamente afectado, debido a que, en gran medida, depende de nuestra actividad sobre el entorno y la manipulación de los objetos como punto de partida para la aparición de procesos superiores.

La actividad tónica proporciona sensaciones que inciden fundamentalmente en la construcción del esquema corporal. La conciencia de nuestro cuerpo y de su control depende de un correcto funcionamiento y dominio de la tonicidad.

La actividad tónica está estrechamente unida con los procesos de atención, de tal manera que existe una estrecha interrelación entre la actividad tónica muscular y la actividad tónica cerebral. Por tanto, al intervenir sobre el control de la tonicidad intervenimos también sobre el control de los procesos de atención, imprescindibles para cualquier aprendizaje. Asimismo, a través de la formación reticular, y dada la relación entre ésta y los sistemas de reactividad emocional, la tonicidad muscular está muy relacionada con el campo de las emociones y de la personalidad, con la forma característica de reaccionar del individuo. Existe una regulación recíproca en el campo tónico-emocional y afectivo-situacional. Por ello, las tensiones psíquicas se expresan siempre en tensiones musculares. Para la psicomotricidad resulta interesante la posibilidad de hacer reversible la equivalencia y poder trabajar con la tensión/relajación muscular para provocar aumento/disminución de la tensión emocional de las personas.

Para desarrollar el control de la tonicidad se pueden realizar actividades que tiendan a proporcionar al niño o a la niña el máximo de sensaciones posibles de su propio cuerpo, en diversas posiciones (de pie, sentado, reptando, a gatas), en actitudes estáticas o dinámicas (desplazamientos) y con diversos grados de dificultad que le exijan adoptar diversos niveles de tensión muscular.

Se debe tener en cuenta que el desarrollo del control tónico está íntimamente ligado al desarrollo del control postural, por lo que ambos aspectos se deben trabajar paralelamente.

EQUILIBRIO:

Referirse al equilibrio del ser humano remite a la concepción global de las relaciones ser-mundo. El "equilibrio-postural-humano" es el resultado de distintas integraciones sensorio-perceptivo-motrices que (al menos en una buena medida) conducen al aprendizaje en general y al aprendizaje propio de la especie humana en particular, y que, a su vez, puede convertirse, si existen fallos, en obstáculo más o menos importante, más o menos significativo, para esos logros.

El sentido del equilibrio o capacidad de orientar correctamente el cuerpo en el espacio, se consigue a través de una ordenada relación entre el esquema corporal y el mundo exterior. El equilibrio es un estado por el cual una persona, puede mantener una actividad o un gesto, quedar inmóvil o lanzar su cuerpo en el espacio, utilizando la gravedad o resistiéndola.

El equilibrio requiere de la integración de dos estructuras complejas:

El propio cuerpo y su relación espacial.

Estructura espacial y temporal, que facilita el acceso al mundo de los objetos y las relaciones.

Características orgánicas del equilibrio:

  • La musculatura y los órganos sensorio motores son los agentes más destacados en el mantenimiento del equilibrio.
  • El equilibrio estático proyecta el centro de gravedad dentro del área delimitada por los contornos externos de los pies.
  • El equilibrio dinámico, es el estado mediante el que la persona se mueve y durante este movimiento modifica constantemente su polígono de sustentación.

El equilibrio está vinculado directamente con los siguientes sistemas:

El sistema laberíntico.

El sistema de sensaciones placenteras.

El sistema kinestésico.

Las sensaciones visuales.

Los esquemas de actitud.

Los reflejos de equilibración.

Los trastornos del equilibrio afectan la construcción del esquema corporal, dificultad en la estructura espacial y temporal. Además, provoca inseguridad, ansiedad, imprecisión, escasa atención y en algunos casos, inhibición.

En el momento en que el equilibrio se altera, una de las manifestaciones más evidentes que surgen es el vértigo. El vértigo se define como una sensación falsa de giro o desplazamiento de la persona o de los objetos, en otras ocasiones lo que aparece es una sensación de andar sobre una colchoneta o sobre algodones, que es lo que se conoce como mareo.

Para estimular el desarrollo del equilibrio de manera adecuada se debe:

  • Evitar situaciones que generen ansiedad e inseguridad por parte del niño/a.
  • Educar a partir de una progresión lenta.
  • Trabajar el hábito a la altura y la caída.
  • Disminuir la ayuda o la contención paulatinamente.
  • Introducir juegos, movimientos rítmicos que favorezcan el balanceo.
  • Posicionarse, cada vez más rápido, en un primer momento con ayuda y luego sin ayuda.
  • Supresión de los ojos en cortos períodos de tiempo. Juegos con ojos cerrados.

CONCIENCIA CORPORAL:

La conciencia corporal es el medio fundamental para cambiar y modificar las respuestas emocionales y motoras. Aunque se debe tener en cuenta que se entra en un proceso de retroalimentación, puesto que el movimiento consciente ayuda a incrementar a su vez la conciencia corporal y la relajación.

Los fundamentos de la conciencia corporal, del descubrimiento y la toma de conciencia de sí son:

  1. Conocimiento del propio cuerpo global y segmentario.
  2. Elementos principales de cada una de las partes su cuerpo en si mismo y en el otro.
  3. Movilidad-inmovilidad.
  4. Cambios posturales. (Tumbado, de pie, de rodillas, sentado,...)
  5. Desplazamientos, saltos, giros. (De unas posturas a otras.)
  6. Agilidad y coordinación global.
  7. Noción y movilización del eje corporal.
  8. Equilibrio estático y dinámico.
  9. Lateralidad.
  10. Respiración.
  11. Identificación y autonomía.
  12. Control de la motricidad fina.
  13. Movimiento de las manos y los dedos.
  14. Coordinación óculo manual.
  15. Expresión y creatividad.
  16. Desarrollo expresivo de sentidos y sensaciones.

Para llegar a tener un desarrollo óptimo de la conciencia corporal se deben de tener en cuenta los siguientes aspectos: Tomar conciencia del cuerpo como elemento expresivo y vivenciado. Conocer, desarrollar y experimentar los elementos de la expresión: espacio, tiempo y movimiento y todas sus combinaciones. Conocer, desarrollar y favorecer la comunicación intra-personal, interpersonal, intra-grupal e intergrupal. Trabajo en grupo. Vivenciar situaciones que favorezcan el auto-conocimiento, la percepción, sensibilización, desinhibición, un clima de libertad y creatividad.

De manera general se puede decir que con un adecuado desarrollo de estos tres importantes elementos de la psicomotricidad no sólo se logrará un buen control del cuerpo, sino que también brindará la oportunidad de desarrollar diversos aspectos en el ser humano, tales como las emociones, el aprendizaje, sentimientos, miedos, etc.

Todos los elementos desarrollados en forma progresiva y sana conseguirán crear individuos exitosos tanto interna como externamente.

ANEXOS

EJERCICIOS PARA EL ENTRENAMIENTO DE LA COORDINACIÓN GLOBAL Y DEL EQUILIBRIO EN LOS NIÑOS

  • Marcha, gateo y arrastre.
  • Ejercicios de marcha.
  • Ejercicios de equilibrio.
  • Balancín.
  • Cama elástica.
  • Equilibrio estático.
  • Juegos de adiestramiento motor.
  • Jugar a la pelota.

Ficha No. 1:

Nombre de la Actividad: Juguemos con Cojines.

Asignatura: Sesión de Psicomotricidad en un aula específica

Dirigido a: Preescolares

Propósito: Que el alumno:

  1. Ejercite su coordinación muscular gruesa y fina al realizar actividades cotidianas.
  2. Logre la ubicación de sus movimientos, tanto en el espacio que le rodea, como en el espacio gráfico.
  3. Fortalezca su autonomía.

Contenidos Temáticos:

  1. Lateralidad.
  2. Ubicación espacio-tiempo.
  3. Equilibrio.
  4. Experiencias Motrices Básicas.
  5. Coordinación óculo-manual (motricidad gruesa y fina).
  6. Coordinación óculo-pedial.
  7. Interacción Social.
  8. Esquema Corporal.

Encuadre

Maestra: Hola, niños. ¿Cómo están? Buenos días.

Alumnos: Buenos días.

Maestra: ¿Listos para jugar? ¿Quién es el niño o la niña a quien más le gusta jugar? ¿Ah, sí? Y a ver, oigan, ¿Quién es el niño o la niña que corre más fuerte? ¿Tú? ¿También tú? Muy bien... Bueno, hoy vamos a jugar en este salón. ¿Conocen este salón? Sí, ¿Verdad? Aquí ya han jugado varias veces. Bueno, aquí vamos a tener nuestra clase de Psicomotricidad, aquí vamos a jugar. ¿Están listos para jugar?

Alumnos: ¡Sí!

Maestra: Bueno, pues para comenzar a jugar primero vamos a quitarnos los zapatos, también las calcetas y los calcetines. Fuera zapatos… Muy bien, ya sólo falta un calcetín, que ahora sale… Listo. Oigan, ¿Ya vieron lo que tenemos allá atrás? ¿Qué son?

Alumnos: Sí, son cojines.

Maestra: Muy bien, son cojines grandotes. Vamos a jugar con esos cojines. ¿Ustedes ya saben jugar con esos cojines?

Alumnos: Sí.

Maestra: Bueno, vamos a jugar con esos cojines. ¿Ya vieron de qué color son? A ver, díganme, ¿De qué color son?

Alumnos: Azules, rojos, verdes.

Maestra: Muy bien, tenemos cojines de todos esos colores. Vamos a jugar con esos cojines de hule espuma. Vamos a jugar muy bonito, pero espérenme tantito. La señal para comenzar a jugar con los cojines será cuando yo dé una palmada. Cuando oigan una palmada, ustedes van hacia los cojines y comienzan a jugar con ellos. ¿Listos?

Alumnos: Sí.

Maestra: Muy bien. Listos, vamos a jugar

Ficha No. 2:

En los circuitos todo el grupo recorre un trayecto durante el cual los niños/as se van encontrando con diferentes ejercicios. La salida se da de manera progresiva y cuando acaban pueden volver a reiniciarlo varias veces.

Para no fomentar el sentido competitivo entre los niños/as los circuitos son circulares, llegan en el mismo orden que han salido y lo vuelven a empezar.

Tipo de ejercicios: arrastrarse dentro de un túnel como una serpiente, a continuación pasar gateando dentro de un gusano, hacer después volteretas adelante y atrás,...

CONCLUSIONES

La psicomotricidad ocupa un lugar importante en la educación infantil, ya que está totalmente demostrado que sobre todo en la primera infancia hay una gran interdependencia en los desarrollos motores, afectivos e intelectuales. Cabe destacar que el concepto de psicomotricidad está todavía en evolución, en cambio y estudio constante.

Como conclusión se puede mencionar que la psicomotricidad es una técnica que tiende a favorecer por el dominio del movimiento corporal, la relación y la comunicación que se va a establecer con el mundo que rodea a la persona.

Por medio del desarrollo de la psicomotricidad se pretende conseguir la conciencia del propio cuerpo en todos los momentos y situaciones, el dominio del equilibrio, el control y eficacia de las diversas coordinaciones globales y segmentarias, el control de la inhibición voluntaria de la respiración, la organización del esquema corporal y la orientación en el espacio, una correcta estructuración espacio-temporal, las mejores posibilidades de adaptación a los demás y al mundo exterior y crear una puerta abierta a la creatividad, a la libre expresión de las pulsiones en el ámbito imaginario y simbólico y al desarrollo libre de la comunicación.

BIBLIOGRAFÍA

  • LÁZARO L.; Alfonso.

El equilibrio humano: un fenómeno complejo.

Volumen II, pp. 80-86.

Año: 2.000.

Prof. Psicopedagoga María Trinidad Iglesias Musach

23 de Noviembre del 2.003.

Aptitudes pertenecientes al campo de la motricidad.

2.000

Juan Antonio García Núñez.

Psicomotricidad y Educación Infantil.

Daniel Oscar Rodríguez Boggia.

Educador Especializado y Logopeda.

Conceptos y características del equilibrio.

25 de Enero del 2.004

Psicomotricidad

2.000

 

Sandra Santamaría

Lia Milazzo

Andreina Quintana

Raiza Rodríguez

Luz Mary

Caracas,

UNIVERSIDAD JOSÉ MARÍA VARGAS

FACULTAD DE EDUCACIÓN

MENCIÓN PREESCOLAR

CÁTEDRA: PSICOMOTRICIDAD


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda