Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Los gatos

Enviado por ines_chili



  1. Origen gatuno
  2. Fisiología gatuna
  3. Psicología gatuna

INTRODUCCIÓN

El presente trabajo monográfico titulado "LOS GATOS", lo escogimos por el agrado que tenemos a este tipo de animales, ya que está muy relacionado con nuestra carrera, Medicina Veterinaria. Y por medio de esta monografía vamos a incrementar nuestros conocimientos. La cual servirá realmente para saber todo acerca de estos hermosos felinos.

Procederemos a explicar sobre la evolución del gato, desde las antiguas épocas, como es del Antiguo Egipto. También explicaremos las distintas razas domésticas y las razas menores salvajes. Todos estos puntos los explicaremos con mayor profundidad en el capitulo 1. También hablaremos de su estructura interna, es decir, de la fisiología gatuna. Sobre las enfermedades, tanto parasitarias como infecciosas. Sabremos también de sus vacunas, su alimentación y sus cuidados. Todo esto explicaremos en el capitulo 2.

En la última parte de esta monografía, explicaremos su comportamiento, carácter, como pasan el día y su vida familiar.

No sabemos a ciencia cierta qué es lo que hace tan deliciosa la presencia de un gato a nuestro alrededor. Según algunos se debe a su encanto y belleza, para otros se debe a su agradable y tranquilizadora compañía. Estos animales poseen una gran personalidad y mantienen sobre todo su independencia a toda costa.

Todas éstas características realzan su atractivo y hacen de él uno de los compañeros más deseados.

Y concluyendo con este trabajo presentamos las recomendaciones y la bibliografía, utilizada para haber podido realizar esta monografía.

CAPÍTULO 1 : ORIGEN GATUNO

1.1.         ¿De dónde vienen los gatos?

Felis Catus, el nombre científico del gato doméstico es uno de los animales más populares como mascota.

El gato pertenece a la gran familia de los félidos que apareció en la era terciaria, y se dividió en varias líneas que abarcan desde los grandes felinos actuales a las diferentes variedades de gatos salvajes repartidos por todo el mundo. Res uno de estos últimos, el gato africano (Felis Lybica), originario de África y Asia occidental y de pelaje leonado, claro y moteado, el que se considera como antecesor más probable de nuestro gato doméstico.

1.2.         Evolución Gatuna

Se sabe de la existencia de gatos en la planeta desde el Período Plioceno, entre 3.4 a 5.3 millones de años atrás. Son pocos los cambios que han tenido de aquel entonces a los tiempos modernos. Los primeros gatos domésticos conocidos en la historia de la humanidad se remontan al antiguo Egipto, unos 4 000 años a.C. Nuestro gatos domésticos son descendientes de esos gatos egipcios.

Hay evidencias de gatos domésticos en diversas culturas antiguas, en Creta existen muros con pinturas de felinos, en la literatura de la Antigua Grecia se encuentra el gato doméstico mencionado 500 años a.C., en la India se menciona los gatos en las escrituras Sánscritas de 100 a.C. Áabes y japoneses conocen de nuestro amigo, recién en el siglo VI de nuestra era. Su entrada en Europa fue lenta y difícil. Así lento y difícil fue el avance de la civilización en Europa, atacada y diezmada por plagas y pestes.

Muchos egipcios creían descender de un gato y muchas mujeres, como la propia Cleopatra, cultivaban un aspecto felino. A su muerte, los gatos eran momificados y colocados en sarcófago.

De sus orígenes mediterráneos y más concretamente egipcios, el gato doméstico actual parece haber conservado algunas características, sobre todo por lo que respecta a su comportamiento.

1.2.1. Razas Domésticas

Contrariamente a lo que sucede con el perro, el gato es un animal muy uniforme por lo que respecta a la talla y al peso. Existen, sin embargo, un centenar de razas y variedades de gatos domésticos. La idea de raza pura en el caso de los gatos apareció hace un centenar de años, cuando surgieron las primeras exposiciones felinas. Los criadores, por medio de una paciente labor de selección, han obtenido numerosas razas, a veces de aspecto sorprendente.

Himalayo

Fruto del cruzamiento entre un siamés y un persa, posee unos hermosos ojos de color azul zafiro y un pelaje espléndido. Aunque más independiente que el persa, se mantiene sin embargo muy ligado a su amo.

Maine coon

La cola en penacho de este gato, junto al color de su pelaje, ha dado origen a la leyenda de que es el resultado del cruce entre un gato montés y un mapache. Es de origen americano.

Siamés

Presente en la corte real de Siam en el s. XVI, conserva su elegancia aristocrática del pasado. Es muy sensible y también bastante nervioso. Tiene una gran personalidad, es exigente y a, menudo, celoso. Su maullido, muy ronco es característico de esta raza.

Bobtail japonés

Su cola alcanza hasta 12cm de longitud, aunque se encuentra enroscada, como la del conejo. Cuando se sienta suele mantener unas de sus patas anteriores levantada. En Japón, se considera que los ejemplares de color carey y blanco dan buena suerte.

Gato de Birmania

El pelaje que recubre su cuerpo, más bien rechoncho, es lustroso, suave y liso como el satén y constituye el principal encanto de este gato tan afectuoso como juguetón.

Abisinio

Procedente de Etiopía, este gato es probablemente uno de los descendientes directos del gato sagrado de Egipto. Muy ágil y de gran inteligencia, se adapta muy mal a una vida sin libertad. La variedad de pelo largo del gato abisinio se denomina somalí.

Manx

Orginario de la isla de Man, este gato posee dos características especiales. Ha perdido la cola como consecuencia de una mutación genética espontánea y tiene las patas posteriores más largas que las anteriores, lo que le confiere un aspecto de conejo.

Persa

Es la más popular de todas las razas de gatos. En las exposiciones felinas suele representar el 90% de todos los gatos presentes. Tranquilos y afectuosos, los gatos persas, para que resalte su belleza, deben ser cepillados muy a menudo. Existe una gran variedad de gatos persas. El de ojos azules está afectado de sordera.

Ragdoll

Este gato californiano es todavía muy raro en Europa. Su peculiaridad consiste en tener un cuerpo que, cuando el animal se relaja, se vuelve tan blando como el de una muñeca de trapo. Es muy resistente al dolor.

Chartreux

Es un gato de origen francés, conocido desde el s. XVI. Tiene el pelaje corto y de color gris ceniciento. Su aspecto bonachón esconde un carácter independiente.

Gato sagrado de Birmania

Muy de moda en la actualidad, el gato Birmania es más fino que los demás gatos de pelo largo. Parece llevar guantes de un blanco inmaculado.

Balinés

Especie de siamés de pelo largo, debe el nombre a su elegancia, que recuerda la de las bailarinas balinesas. Es uno de los gatos más cariñoso que se conocen.

Gato americano de pelo corto

Más robusto que su primo europeo, es un verdadero atleta; muy rústico, aguerrido y audaz.

Sphynx

Es el único gato que carece de pelo. Su piel es de tacto suave y forma algunas arrugas. Muy mimoso, es un gato muy solicitado, por lo que alcanza precios muy altos.

Gato europeo

Todos los gatos europeos proceden de gatos domésticos (o gatos callejeros). La raza europea se ha desarrollado sin normas precisas de crianza. Se suelen clasificar en unicolores (blanco, crema, negro, rojizo), jaspeados (rojizo, plateado, castaño), atigrados y tricolores (carey o carey y blanco).

Gato de angora

Fue el primer gato de pelo largo conocido en Europa, donde llegó durante el s. XVI. Es menos voluminoso que el gato persa, con el que se confunde a menudo. Es blanco en la mayoría de los casos, pero puede mostrar otros colores (negro azabache, rojizo, castaño, marfil) o incluso poseer manchas.

1.2.2. Razas Menores Salvajes

Todos los pequeños felinos están cubiertos por una piel suave que generalmente, tiene rayas más oscuras, manchas o motas. Algunos, especialmente el puma y el yagurundí, tienen un color uniforme.

Con una cola relativamente larga y unas patas cortas, todos caminan sobre la punta de los pies más que sobre las plantas y tienen garras afiladas que, con excepción de una especie – el gato de cabeza aplanada- son retráctiles. Todas las especies tienen rostros menudos con grandes ojos alertas y orejas muy desarrolladas: la vista y el oído son sus sentidos más agudos.

La mayoría de las especies de pequeños felinos son animales nocturnos, unos pocos cazan al amanecer y al atardecer y sólo una especie, el felino de la jungla, está activa durante el día. La mayoría puede trepar bien pero sólo algunos construyen su guarida en las ramas. Prefieren, generalmente, descansar y dormir entre los afloramientos rocosos, en los árboles huecos o entre los densos matorrales. Algunos buscan refugio haciendo una madriguera en la tierra o en el margen de los ríos. La mayoría establece un territorio propio, marcando los límites con defecaciones y rasguñando los troncos de los árboles.

Como verdaderos carnívoros, buscan su presa entre los mamíferos que habitan su región. Roedores, reptiles y pájaros son sus víctimas potenciales, pero muchas especies atacan animales más grandes incluyendo a ciervos, alces y, además, a osos jóvenes. Sin embargo, otros felinos ingieren insectos en su dieta diaria; también forman parte de ellas los peces. El gato pescador es el mejor exponente de este arte, ya que saca a los peces fuera del agua utilizando sus zarpas delanteras parcialmente palmeadas.

La mayoría de estos felinos son solitarios y sólo se juntan para aparearse. Las hembras entran en celo varias veces al año y salen a buscar a su pareja. Algunas parejas permanecen juntas por un corto período luego de aparearse, pero la hembra da a luz sola y, habitualmente, es la única responsable de criar los gatitos.

El período de gestación varía según las especies de 56 a 96 días y las camadas pueden ser de uno a seis gatitos, aunque lo más común es que sean entre dos y cuatro, los que nacen ciegos y desvalidos. La madre los amamanta durante las primeras semanas de vida, hasta que abren sus ojos y pueden moverse. Les trae alimento sólido hasta que están lo suficientemente desarrollados como para acompañarla de cacería. En la mayoría de las especies, los cachorros permanecen con la madre solamente mientras dependen de ella.

La mayoría de las especies de pequeños felinos están en América del Norte y del Sur, con un tal de 11 especies.

El Lince (Felis linx) se encuentra en casi todo el Canadá y llega por el sur hasta los Estados Unidos. Esta especie tiene un pelaje de color amarrillo pálido mezclado con pelos negruzcos. Un rasgo distintivo son sus largos mechones negros en las orejas que actúan como antenas, otorgándole una audición extremadamente precisa. Habita en las regiones muy boscosas y tiene unas zarpas desusadamente grandes con piel entre los cojinetes.

El Lince rojo (Felis rufus) es el felino salvaje más común de los Estados Unidos y es similar al lince en apariencia. El lince rojo se encuentra en todo el país, desde el sur de Canadá hasta México. El color base de su pelaje varía considerablemente y es rayado y manchado de negro. Habita una gran variedad de regiones, desde matorrales y bosques hasta lugares áridos, siempre que sean rocosos o tengan alguna vegetación.

El Puma (Felis concolor), aunque ha sido eliminado de gran parte de su antiguo territorio, e todavía el felino que más abunda en todas las regiones de América, incluso más que ninguna otra especie de mamíferos nativos del Nuevo Mundo. Se le encuentra desde el noroeste de Canadá hasta Argentina, especialmente en las regiones montañosas y sobre todo donde hay bosques. Tiene un color uniforme que varía entre el marrón, el rojizo y el grisáceo hasta el negro. Los pumas jóvenes tienen un pelaje manchado, pero las manchas desaparecen cuando los animales son adultos.

El Yaguarundí (Felis ygouaroundi) ha sido visto muy pocas veces en los Estados Unidos y se le encuentra principalmente en México y toda América del Sur. Le gusta vivir entre espesos matorrales y áreas de bosquecillos, a menudo cerca del agua. También su colorido es uniforme y puede ser negro, gris o marrón rojizo. Su peculiaridad consiste en que incluye fruta en su dieta.

El Ocelote (Felis pardalis) se encuentra desde Arizona hasta el norte de Argentina. Esta especie está entre las más conocidas de los pequeños felinos debido a su pelaje hermosamente adornado, con rayas y manchas negras sobre un fondo amarillento. Los ocelotes viven en bosques y áreas cubiertas por densos matorrales y son considerados distintos porque frecuentemente se les ve en parejas. Son buenos nadadores y escaladores y a menudo duermen arriba de los árboles.

El Gato Margay (Felis wiedi)tiene manchas marrón sobre un fondo amarillo grisáceo. Se le encuentra desde México hasta el norte de Argentina y es un verdadero gato de los bosques. Es un ágil escalador y se distingue por ser el único felino americano que puede bajar de un árbol de cabeza. Hoy día este felino es extremadamente difícil de encontrar.

El Gato Atigrado (Felis tigrinus)también se conoce como pequeño gato manchado y se encuentra desde Costa Rica hasta Argentina. Es parecido al margay y también le gusta vivir en los bosques. Su pelaje está cubierto de manchas.

El Gato Andino (Felis jacobita) se encuentra desde el sur del Perú hasta el norte de Chile y vive principalmente en las secas llanuras y valles precordilleranos hasta los 500 m de altura. Su colorido es variable aunque lo más común es que tenga un pelaje gris plateado y rayado de marrón.

El Gato de Geoffroy (Felis geoffroy) se encuentra en los bosques de alta montaña hasta una altitud de 3 300m desde Bolivia hasta la Patagonia. Esta especie tiene un pelaje cuyo colorido varía entre el gris plata y el amarillo brillante, con manchas negras y una cola anillada.

El Kodkod (Felis guigna) vive en el centro y sur de Chile y en el oeste de Argentina. Este felino pequeño tiene un pelaje de color y dibujo similar al del gato de Geoffroy. A menudo se le encuentra en áreas boscosas, pero también suele vivir en espacio más abiertos.

El Gato de las Pampas (Felis colocola) vive desde el Ecuador hasta la Patagonia. Tiene orejas angostas y un largo pelaje, a menudo de color rojizo manchado de marrón. Esta especie vive en diferentes hábitats, pero especialmente, como su nombre lo sugiere, en las pampas, bosques y en las altas estepas.

El gato salvaje europeo (Felis silvestris) vive en Europa continental y oriental, extendiéndose hasta el Asia Menor. Este felino prefiere las regiones boscosas y rocosas, a menudo en las montañas. Se parece bastante al gato doméstico atigrado, pero es más grande y macizo, especialmente su cabeza. Existen alrededor de 40 subespecies, la que varían considerablemente en colorido, marcas, desde las manchas y rayas, claras oscuras, hasta una coloración uniforme.

El Gato Dorado Africano (Felis lybica) vive en todo el sur de África, con excepción del cinturón costero desértico de Namibia. Esta especie es parecida al gato doméstico aunque ligeramente más grande, más alta y tiene orejas más grandes. Generalmente su pelaje está cubierto de manchas y franjas, grises y blancas, y se le encuentra en distintos lugares que le puedan ofrecer algún refugio. A veces se esconde en los hormigueros vacíos de las termitas, por lo que se le ha llamado el tigre del hormiguero. Algunos expertos lo consideran una subespecie del gato salvaje europeo.

El Gato de Pies Negros (Felis nigripes) vive en el sur y centro de África del Sur. Es el más pequeño de los gatos y tiene un colorido arenoso y amarillento con manchas y franjas negras en las patas, el pecho y la cola. Las plantas de sus pies son negras. Prefiere los lugares abiertos y semiáridos con algo de vegetación para refugiarse y se alimenta de una gran variedad de invertebrados así como roedores y lagartijas. Esta especie a menudo cava en la arena para encontrar su alimento.

El Serval (Felis serval), a pesar de vivir en todo Mozambique, Zimbawe, el norte de Botswana, Namibia y el Transvaal oriental, llegando por el sur hasta Natal, es cada vez más escaso. Prefiere las áreas en donde llueve mucho y a menudo se le encuentra en los pastizales altos o en los cañaverales cerca del agua. Tiene unas patas desusadamente largas y su pelaje es de un color marrón dorado densamente cubierto de manchas. Puede recorrer distancias cortas con gran rapidez y saltar al aire para atrapar pájaros en vuelo.

El Caracal (Felis caracal) vive por toda África, excepto en las selvas ecuatoriales, y se le encuentras en el Medio Oriente e India. Esta especie tiene un pelaje color arena con manchas muy pálidas. Tiene largas orejas. Aunque ahora es muy escaso, se le encuentra en una gran variedad de espacios abiertos, incluyendo las sabanas espinosas semidesérticas y los bosquecillos poco densos.

El Gato de las Arenas (Felis margarita) vive en el Norte de África y en el Asia sudoccidental y es un gato del desierto. Sus patas, cubiertas por un denso pelaje, están adaptadas para caminar sobre la arena ardiente y sus orejas grandes y muy separadas pueden aplastarse fácilmente, lo que le permite arrastrase por debajo de las plantas en busca de sombra. Parece también que no necesita tener una fuente de agua en las inmediaciones para beber.

El Gato Dorado Africano (Felis aurata) se encuentra en los bosques lluviosos del África occidental y central. Su pelaje es marrón o gris con marcas variadas y posee una cola que se adelgaza de una forma muy distintiva.

El Gato de Pallas (Felis manul) vive en un territorio que se extiende desde el mar de Caspio hasta la China occidental y central, en las estepas abiertas, pastizales y áreas desérticas hasta una altura de 4 000 m. Se ha adaptado al clima frío y tiene un pelaje espeso y largo, de color gris amarillento con las puntas blancas. Posee unas marcas negras en la cola y en la cara y sus cortas piernas lo hacen verse macizo y grueso. Algunas veces se le considera como el antecesor del domesticador gato persa.

El Gato Ruginoso (Felis rubiginosus) vive en Sri Lanka y en el sur de la India. Este gato color orín tiene manchas y rayas de color más oscuro. Vive en regiones áridas y secas, cubiertas de matorrales, y a menudo se le ve cerca de zonas habitadas.

El Gato de la Jungla (Felis chaus) se encuentra desde Egipto hacia el oriente hasta Indochina y Sri Lanka. Esta especie vive en una gran variedad de lugares, desde cañaverales a orillas de los ríos o entre los matorrales donde el pasto crece alto. Está activo durante el día. Los rayados del pelaje de los gatos jóvenes casi desaparecen cuando éstos alcanzan la edad adulta, quedando sólo anillos en las patas, cola y cabeza. Sus angostas orejas tienen mechones distintivos, por lo que este gato se conoce también con el nombre de lince de los pantanos.

El Gato Dorado Asiático (Felis temmincki) vive desde Nepal y el Sur de China hasta Malasia y Sumatra. Esta especie se establece principalmente en boques de secano, hasta una altura superior a 3 000m. Su pelaje varía de color, pero frecuentemente es marrón rojizo con deslumbrantes rayas blancas en la cabeza. Es un buen escalador, pero caz de preferencia en el suelo.

El Gato del Desierto Chino (Felis bieti) vive en Asia central, al sur de Mongolia y en China occidental, en las inhospitalarias estepas montañosas. Es un gato de tamaño mediano, generalmente de color marrón amarillento con manchas oscuras y sus pies tienen las plantas peludas. En el invierno, su pelaje presenta pelos más largos intercalados.

El Gato Leopardo (Felis bengalensis) es un gato extremadamente grácil y se encuentra en el sur de Rusia, hasta los Himalaya, bajando por Malasia y en la mayoría de las islas indonesias, así como en Filipinas, Taiwán y Japón. Vive en una gran variedad de territorios, especialmente en áreas boscosas y silvestres a más de 3 000 m de altura. Sin embargo, necesita gran cantidad de agua, de modo que nunca se le encuentra en regiones áridas. Como su nombre lo sugiee, su pelaje de color pálido está cubierto de manchas negras. No es mucho más grande que un gato doméstico.

El Gato Pescador (Felis viverrina) vive en el sur de la India , en China, Sumatra y Java y se llama así porque su alimento favorito son los peces. Se encuentra en áreas boscosas cerca de los ríos y los arroyos, en regiones pantanosas y en los bosques de manglares en la costa, a menudo cerca de lugares habitados por los hombres. Es un gato bastante grande y su pelaje es de color marrón claro con manchas más oscuras.

El Gato Jaspeado (Felis marmorata), una especie rara, vive en los Himalaya orientales, pasando a través de Tailandia, Birmania y Malasia hasta Sumatra y Borneo. Se le encuentra en regiones boscosas y su pelaje es muy manchado. Tiene una pose característica, poco común, en la cual retrae su cabeza y arquea la espalda aunque esté sentado, parado o recostado.

El Gato de Cabeza Aplanada (Felis planiceps), que vive desde el sur de Tailandia y Malasia hasta Borneo y Sumatra, tiene una cabeza con una forma extraña: su cráneo es aplastado y tiene un hocico relativamente largo y orejas pequeñas. Su pelaje es, por lo general, marrón rojizo con pintas más oscuras. Vive en regiones boscosas cerca del agua.

El Gato de Idiomote (Felis iriomotensis) se encuentra sólo en la isla de Idiomote Shima, entre Taiwán y Japón, tiene un color pardusco con manchas longitudinales y vive en las tierras bajas de la selva lluviosa subtropical. Se cree que viven actualmente menos de 100 de esos animales.

El Gato Rojo de Borneo (Felis badia) es poco conocido y se encuentra sólo en Borneo, donde prefiere las regiones rocosas y cubiertas de matorrales. Su pelaje es de un color uniforme, marrón rojizo oscuro.

1.2.3. Leyendas Gatunas

Se sabe que desde la existencia de los gatos en el planeta. Han sido vinculados con la brujería y maleficios. Incluso hoy en día para muchas personas es mala suerte que se le atraviese un gato en el camino.

Durante siglos fueron perseguidos como agentes o mensajes del diablo. No era fácil aceptar gatos en casa, ya que se efectuaron campañas religiosas contra estos. Muchos gatos fueron quemados en las hogueras junto a sus dueñas acusadas de brujería y de pactos demoníacos. De todos los animales domésticos quizás el gato ha llevado la peor parte en maltrato de parte de los seres humanos.

Europa: edad media (supersticiones y brujerías)

Con la llegada de la Edad Media empezaron los tiempos duros para los gatos. La ignorante superstición empujó a la matanza sistemática de estos animales. Bastaba la posesión de un gato para poder acusar a una persona de brujería, y si trataba de un gato negro, la condena era segura.

Fueron bárbaramente asesinados centenares de miles de hombres y millones de gatos, que eran torturados de todas ls formas. Durante los siglos oscuros, la persecución de los gatos fue activísima en toda la beata Europa (tanto, que sorprende que no se llegase a la completa extinción de este animal), sobre todo en Inglaterra, Alemania y Francia, país, este último, donde era usanza festejar el día de los Santos quemando en las plazas publicas cestas, barriles y sacos llenos de gatos vivos. Esta costumbre, difícil de decir si más idiota y cruel que blasfema, fue definitivamente abolida en el año 1648.

Leyenda nº1

En Inglaterra (que aceptó el gato doméstico recién en el siglo X), existe una leyenda sobre Richard Whittington Lord, alcalde de Londres de comienzos del siglo XV. Comerciante de gran fortuna y presitgio, se dice que tuvo una cuna pobre y humilde. Quedó huérfano y fue contratado por un rico mercader de Londres. Según la leyenda todo lo que poseía para vender Whittington, era su gato y lo entregó a su amo, viéndose en la obligación de salir luego de Londres para sanar de una enfermedad. Al vover, Wittington se enteró de que su gato había sido vendido por una gran fortuna a un señor, cuyos dominios estaban invadidos por una plaga de ratas. Wittington recambiar su suerte y se casa con la hija de su amo, alcanzando mucho éxito en los negocios y logrando el cargo de Señor alcalde de Londres en tres períodos de la historia.

"Hoy en día son más los que prefieren la compañía de nuestros adorados felinos, al acoso de roedores de dudosa calaña"

Leyenda nº 2

Parece ser que en el curso de la quinta dinastía faraónica, los pequeños felinos fueron introducidos en los templos. De esta manera, el gato doméstico se convirtió en un animal sagrado para los egipcios, que creían que la diosa Bastet (representada por una figura de mujer con cabeza de gato), podía vivir en el cuerpo de los gatos y sondeaba a través de los ojos de estos animales, el ánimo del hombre, controlando sus acciones. También Ra, dios del sol, creíase que asumía la semblanza de un gato macho cuando descendía a la tierra. En el Antiguo Egipto al gato se le tributaba una religiosa adoración y la persona que hería o causaba la muerte de un gato, aunque fuera por accidente, era delito más grave que el asesinato de un hombre y venía castigado siempre con la muerte.

Leyenda nº 3

Cuando un gato de casa moría, los miembros de la familia guardaban riguroso luto y se afeitaban las cejas como signo manifiesto de su dolor. Los propietarios procedían a momificar al cuerpo del animal y a enterrarlo con solemnidad en un sarcófago. En caso de incendio, el gato era el primero en ser puesto a salvo.

CAPÍTULO 2 : FISIOLOGÍA GATUNA

2.1.         Sistema y/o Aparatos

2.1.1. Sistema Circulatorio

2.1.2. Sistema Nervioso

2.1.3. Sistema Respiratorio

2.1.4. Sistema Digestivo

2.1.5. Sistema Reproductor – Endocrinólogo

2.1.6. Sistema Urinaria

2.2.         Patología

2.2.1. Enfermedades parasitarias

2.2.2. Enfermedades Infecciosas

2.3.         Cuidados

La prevención de las enfermedades infecciosas tiene una diferencia importante con respecto a las parasitarias, y es que para algunas de estas enfermedades se puede utilizar un producto específico llamado vacuna que protegerá a nuestro gatito si se cumple con algunas condiciones como vamos a ver a continuación.

2.3.1. Vacunas

Las vacunas pueden ser hechas con virus, bacterias o distintos tipos de hongos, estos microorganismos pueden estar muertos; vivos atenuados en su virulencia o fraccionados como en el caso de la Leucemia Felina. Para las enfermedades producidas por virus la vacunación es de fundamental importancia ya que para las virosis no existen tratamientos médicos específicos, por lo tanto el organismo es el único que puede contrarrestarlas con su sistema inmunológico. El organismo huésped (en este caso el gato), hace una reacción contra estos microorganismos de la vacuna, que se llama respuesta inmunológica, que consiste en fabricar células que reconocen ese agente extraño y también fabrican un producto que se llama anticuerpo que ayuda a su destrucción. Cuando el gato que ha sido vacunado, se enfrenta al agente patógeno verdadero (contagio), su sistema inmunológico lo reconoce y podrá contrarrestarlo mediante los anticuerpos formados a partir de la vacunación. Entonces una vacunación efectiva requiere dos componentes:

1-     Un buen Antígeno (Vacuna)

2-     Una buena respuesta inmunológica de parte del huésped.

En el gato se utilizan varias vacunas a partir de dos meses de edad en cada caso de epidemia de determinadas enfermedades o de persistencia de algunas virosis en un criadero, se puede comenzar a vacunar a los 30 días de edad y hacer una dosis más de refuerzo. Las vacunas que se utilizan en el gato son las siguientes:

1-     La vacuna Triple Felina (VTF), que está compuesta por tres virus (pueden ser a virus vivo atenuado o virus muerto), que son: el virus de la Rinotraqueitis viral felina, el Calicivirus felino y el Panleucopenia felina. Algunos laboratorios incluyen también a la bacteria Clamida psitachi, lo que convierte en cuádruple.

2-     La vacuna contra la Leucemia Felina (VLF), esta vacuna de compleja tecnología contiene las fracciones del virus que estimulan distintos aspectos de la inmunidad.

3-     La vacuna contra La Rabia (VAR), que puede ser a virus muerto (vacuna nacional) o a virus vivo modificado o atenuado (algunas importadas).

4-     La vacuna contra la Peritonitis Infecciosa Felina (VPIF), es a virus vivo modificado termosensible, solo se reproduce a baja temperatura de 31º a 35º. Esta vacuna se aplica por vía intranasal, y produce inmunidad local. Si bien se utilizó durante algunos años, lamentablemente en este momento no se está comercializando en Argentina.

El plan de vacunas que se utiliza comienza a partir de los dos meses de edad con la Triple (o cuádruple), luego se hace un esfuerzo de la misma, posteriormente se aplica la de Leucemia Felina, también con su refuerzo posterior y luego la de la Rabia que se da una sola dosis, todas estas aplicaciones se relazan con 15 a 20 días de intervalo entre cada una. La de Peritonitis se puede aplicar al principio o al final de acuerdo a la necesidad y también se hace un refuerzo a las tres semanas. La aplicación de las vacunas contra PIF y Leucemia felina están especialmente indicadas en los criaderos, pensionados y refugios de gatos.

PLAN DE VACUNACIÓN PARA CACHORROS

- 2 meses de edad VTF o Cuádruple 1º dosis

- 15 a 20 días VTF o Cuádruple 2º dosis

- 15 a 20 días VLF 1º dosis

- 15 a 20 días VLF 2º dosis

- 15 a 20 días VAR única dosis

- 15 a 20 días VPIF 1º dosis

- 15 a 20 días VPIF 2º dosis

Esta estimulación vacunal se debe repetir periódicamente para mantener el sistema inmunológico entrenado, para nuestras mascotas este lapso es de un año por lo tanto se debn repetir anualmente, cada una de estas vacunas en dosis únicas. Hay que pensar que nuestra mascota puede estar en contacto con estos agentes patógenos en diversas oportunidades. Algunos se hallan en el medio ambiente, y aun para los que no salen a la calle, existe la posibilidad de que nosotros mismos transportemos en nuestros zapatos o ropas estos microorganismos. También es posible que nuestro gato siempre estuvo en un departamento, nos acompañe en alguna salida vacacional, o que tengamos que dejarlo en un pensionado o que le traigamos un nuevo compañero felino, o que hayamos estado de visita en casa de algún amigo que también tiene gatos. Todas estas son circunstancias que hacen que nuestro gato esté en contacto directa o indirectamente con otros gatos. Es totalmente falso que un gato de edad avanzada no deba vacunarse más por "ser viejito". En este momento de la vida es cuando el sistema inmunológico necesita más estímulo para funcionar correctamente, por lo tanto estas revacunaciones anuales deben hacerse durante toda la vida del gato.

La mayoría de las mascotas necesitan vacunaciones. Los gatitos obtienen de su madre anticuerpos que los protegen al nacer, ya que sus sistemas inmunológicos no están bien desarrollados. Esta inmunidad adquirida va a protegerlos por un período, pero no por siempre. Es por esto que se debe comenzar a vacunar cuando todavía están protegidos, para ir desarrollando el sistema inmunológico.

Los gatos se vacunan para:

1.     Herpes felino

2.     Chlamidia

3.     Calicivirus

4.     Panleucopenia

Los primeros 3 son enfermedades que afectan el tracto respiratorio y que causan muchos problemas en gatos de todas las edades. Panleucopenia es un virus de la misma familia que la parvovirus en perros y que por lo general es fatal. Todas estas vacunas por lo general se administran en una sola inyección que se repite de cada 3 a 4 semanas cuando son cachorros hasta las 16 semanas, luego anualmente. Existen otras vacunas enfermedades para las cuales existen vacunas, como por ejemplo la Peritonitis infecciosa felina y la leucemia felina. La vacuna para la primera enfermedad ha probado no proteger adecuadamente y por ser una vacuna de vida modificada podría hasta causar la enfermedad. La leucemia felina, la cual al igual que el virus de inmudeficiencia felina (FIV) no es otra cosa que SIDA en gatos, es una vacuna que personalmente recomiendo aun cuando el animal no se le permita salir afuera ya que cuando se adquiere es mortal. Para el FIV no existe vacuna pero tenemos el alivio de que es menos común. Siempre antes de vacunar para la Leucemia felina exija que se le haga la prueba, para así saber si ya había estado infectado. La vacuna de la leucemia requiere que sea administrada a las 9 y 12 semanas, luego anualmente. Si se vacunan en edad adulta también se debe administrar un refuerzo en tres semanas y luego anualmente.

Alos gatos se les empieza a vacunar con 7-8 semanas, y deben recibir, siempre en función de la pauta que nos marque el Vterinario, al menos dos dosis de Trivalente (que lleva Rinotraqueitis, Panleucopenia y Calicivirus) que engloba tres enfermedades respiratorias, con 4 semanas de diferencia entre sí, y también frente a Leucemia Felina, de la que se recomienda tres dosis si el gato va a tener acceso a la calle y a tener contacto con otros gatos. Es importante saber de dónde viene el gatito, ya que si los padres estaban vacunados tendrá más defensas que si no lo estaban, y si por ejemplo es un gatito recogido de la calle deberemos hacerle primero un TEST de Leucemia para descartar que le tenga, ya que es un enfermedad sumamente contagiosa entre gatos. Nuestro Vterinarios debe decidir la necesidad de vacunar frente a Peritonitis Infecciosa Felina y Clamidias, en función de la situación sanitaria de la zona en que vivamos. Siempre se debe desparasitar a los cachorros al menos dos veces frente a parásitos interno, tanto ascáridos como tenias, y frente a los externos, pulgas, garrapatas, etc.

Cuando se compra un gatito en un criadero o comercio de venta de animales se debe exigir el certificado de vacunación correspondiente extendido por un Médico Veterinario, estos certificados deben tener los datos del propietario (nombre ,dirección, y teléfono), del animal (para poder identificarlo con seguridad) y del veterinario (nombre, dirección, teléfono y matrícula), Si no se cumple con este requisito, hay que considerar que el gato no está vacunado. La vacuna Antirrábica lleva un certificado oficial, que asegura que fue correctamente aplicada, la falta del mismo a los fines legales implica que no fue efectuada. En dos oportunidades solamente no es recomendable vacunar a un gato, si está enfermo o si es una hembra preñada, en el primer caso porque consideramos que el gatito está con un déficit inmunológico momentáneo y en el segundo caso (esto es para vacunas a virus vivo atenuado) porque podría afectar a los fetos, produciendo malformaciones o abortos. Como se observa, el acto de la vacunación debe llevar siempre una revisación clínica previa realizada por el Médico Veterinario a fin de determinar si el paciente está en condiciones de recibir la vacuna. No se debe llevar el gatito a lugares donde pueda estar en contacto con otros gatos hasta que tenga dada las dos dosis de Vacuna Triple como mínimo. No se debe bañar al gatito durante los 10 días siguientes a la vacunación, porque esto puede producir un estrés que disminuiría la respuesta a la vacuna, por el contrario si el baño es una situación agradable para el gato no hay problema de hacerlo siempre que se realice al final un cuidadoso secado. Por último, el acto de la vacunación es uno de los contactos habituales entre el propietario y su gato con el Médico Veterinario; y es una excelente oportunidad para que haga todas las preguntas que considere necesarias para el mejor cuidado de su mascota. Estas visitas periódicas son muy importantes durante toda la vida d el gato, ya que muchas veces a través de la revisación clínica periódicas son muy importantes durante toda la vida del gato, ya que muchas veces a través de la revisación clínica se pueden detectar diversos problemas (bucales, renales, mamarios etc.) en forma temprana, lo cual favorece enormemente el manejo de los mismos. Por lo tanto si usted tiene uno o varios gatos no desaproveche estas oportunidades de consultar a su Médico Veterinario.

2.3.2. Alimentación

Los gatos son principalmente carnívoros, pero siempre se les debe dar la comida cocinada. Pueden comer carne de vaca, pollo, algo de cerdo y pescado blanco, aunque también necesitan un aporte de hidratos de carbono y vitaminas y minerales. El sistema digestivo de los gatos es distinto al de otros animales, porque es la taurina, y habrá que dársela a parte de la dieta. Por ello es mejor alimentarles con piensos o latas comerciales que vienen formuladas correctamente para la edad y el tamaño de cada gato, y vienen ya con las cantidades necesarias de vitaminas y oligoelementos. Lo mejor es tener al gasto acostumbrado a comer tanto pienso como latas, dado que en un determinado momento puede ser necesario cambiarles y si están acostumbrados a comer sólo un determinado momento puede ser necesario cambiarles y si están acostumbrados sólo a una cosa es muy difícil hacerles comer de la otra. Pueden llegar a ser recalcitrantes por acostumbrarse a comer sólo un determinado tipo de lata de una marca determinada, por lo que es bueno variarles de vez en cuando. Hoy en día las casas comerciales disponen de todo tipo de selección de alimentos que se ajustan a las necesidades de cada gato, ya esté castrado, en gestación o en crecimiento. Normalmente se les puede dejar la comida todo el día, ya que van picoteando de vez en cuando y regulan bastante bien su ingesta, a no ser que empiece a engordar (un gato casero nunca hace tanto ejercicio como un gato que tiene acceso a la calle) y el Veterinario nos recomiende una dieta específica. Lo que siempre deben tener es agua fresca y limpia.

Alimentación de los gatos adultos

Un gato adulto con una actividad normal requiere sólo de una dieta de mantenimiento. Un buen alimento comercial que sea completo y balanceado para mantenimiento de gatos de todas las edades es apropiado para alimentar gatas adultas que no estén preñadas o lactando. Los gatos se deben alimentar de manera individual , y los factores que influyen en la cantidad de alimento que requiere un gato adulto incluyen el nivel de actividad, la temperatura corporal y el mertabolismo. Una buena condición es aquella en la cual el animal está bien proporcionado, es decir que se pueda apreciar la cintura por debajo de la caja torácica y que se puedan sentir las costillas pero que las cubra un poco de grasa. Puesto que los gatos tienen la tendencia de picar o de ser "comedores ocasionales", deben tener acceso a su alimento durante varias horas del día. Y así como otros animales, el agua limpia y fresca es importante para todas sus funciones corporales – digestión, absorción, circulación, transporte de nutrientes, formación de tejidos y para ayudar a regular la temperatura corporal. Los gatos requieren un alto nivel de proteína en la dieta y un balance de nutrientes diferente al de los perros. Así como los gatitos, los gatos maduros requieren la adición de taurina a su dieta mientras que los perros no. Estos requerimientos nutricionales exclusivos de los gatos se satisfacen al suministrar alimentos completos y balanceados para gatos y por esta razón se recomienda no suministrar alimento para perros a los gatos adultos. A un gato se le puede dar una dieta de mantenimiento después del año de edad. Las dietas de mantenimiento no son apropiadas para los gatitos, ni para las hembras gestantes o lactantes. Un gato promedio de 7 a 9 libras (3,5 – 4,5 kg) requiere aproximadamente tres onzas (de tres cuartos a una tasa de 8oz.) de alimento seco por día. La cantidad de alimento que requiere depende de la densidad de los nutrientes y del gato de manera individual. Aún cuando los factores sean lo mismo, dos gatos de tamaños, edades y actividades similares

Alimentación durante la gestación

No obstante la nutrición es un factor clave para mantener saludable un gato, su importancia se incrementa durante la gestación y la lactancia. La dieta debe suministrar los nutrientes esenciales con el balance adecuado para desarrollar los gatitos y preparar a la hembra para el stress de la lactancia. Las dietas indicadas para mantenimiento de gatos adultos, alimentación intermitente, o usos terapéuticos generalmente son inadecuadas para la gestación y la lactancia. La dieta que se seleccione para esta etapa debe ser nutricionalmente completa y balanceada para todas las edades de gato o para crecimiento y reproducción. La recomendación de la etiqueta debe estar sustentada con estudios de nutrición animal. Se recomiendan las dietas formuladas para proporcionar al menos el 30% de proteína y que contengan más de 1.700 kilocalorías por libra de alimento. Estas características se encuentran principalmente en alimentos especializados para gatos cachorros. Si se ha venido suministrando una dieta de mantenimiento antes del servicio, se debe hacer un cambio gradual a ala dieta apropiada para la reproducción durante el primer trimestre de la gestación. Los criadores algunas veces creen que se necesitan suplementos alimenticios a la dieta regular para proporcionar la nutrición extra que requiere la hembra gestante y lactante. Esta necesidad de extra nutrición se logra al suministrar un alimento completo y balanceado de buena calidad, lo cual elimina cualquier necesidad de suplementos. Durante la gestación, la hembra puede mostrar un aumento de peso lento y estable y al mismo tiempo un incremento gradual en el consumo de alimento. Los cambios hormonales y de comportamiento que generalmente ocurren durante la reproducción pueden causar períodos de bajo consumo de alimento, alto consumo o nada de consumo. Por ejemplo, muhcas hembras pasan por un período corto de pérdida del apetito aproximadamente en la tercera semana de gestación, el cual dura de 3 a 10 días. El propietario puede ponerse ansioso pero es importante resistirse a hacer cambios en la dieta hasta que la hembra se estabilice. Sin embargo, si el bajo consumo se prolonga, o si la condición de la hembra comienza a deteriorarse, debe ser atendiada por el veterinario para descartar problemas de salud. En la medida qu se acerca la del parto, la hembra también puede perder el apetito. El rechazo al alimento durante la novena semana de gestación generalmente es un buen indicativo de que el parto ocurrirá dentro de las próximas 24 a 48 horas. Generalmente dentro de las 24 horas después del parto, el apetito de la hembra comenzará a aumentar lentamente.

Alimentación durante la lactancia

La demanda de leche para alimentar los cachorros continuará aumentando durante 20 a 30 días. Como consecuencia, los requerimientos de alimento y agua de la hembra aumentan durante este tiempo. Las hembras deben alimentarse dos o tres veces al día y deben tener agua limpia y fresca disponible. Los alimentos secos se deben humedecer durante la lactancia para incrementar el consumo de agua y alimento y para motivar a los gatitos a comenzar a comer alimentos sólidos. Cuando los gatitos tienen entre tres y cuatro semanas de edad, comienza su interés por los alimentos sólidos y se reduce el interés de la hembra por lactarlos. Se debe dejar alimento humedecido a disposición de los gatitos durante varias horas al día. El destete de los gatos generalmente sucede entre las 6 y 8 semanas de edad. Para las hembras que continúan con un alta producción de leche, la congestión e incomodidad de las mamas puede ser problema. La solución a este problema se puede agilizar limitando la alimentación de la hembra de acuerdo con el siguiente procedimiento:

En el primer día de destete, no se le debe suministrar nada de alimento, solamente se le debe suministrar agua fresca. Los gatitos se deben separar de la hembra y se les debe ofrecer alimento y agua. El alimento seco humedecido con agua tibia puede ayudar a estimular a los gatitos a consumir alimento. En el segundo, tercero y cuarto días después del destete, se debe limitar respectivamente el consumo de alimento de la hembra a ¼ , ½ y ¾ de la cantidad que consumía normalmente. Para el quinto día, se debe normalizar el consumo de alimento a la misma cantidad que consumía la hembra antes de la gestación y la lactancia.

Alimentación de los gatitos

Las investigaciones han probado que los gatitos pasan de la infancia a la edad adulta en aproximadamente un año y durante sus primeras veinte semanas al gatito puede aumentar su peso al nacer hasta un 2.000%. A las 26 semanas de edad la tasa de crecimiento comienza a nivelarse. Sin embargo, los gatitos continúan su desarrollo interno y su crecimiento normal termina aproximadamente a los doce meses de edad. Así como los gatos adultos, los gatitos también requieren de casi el doble de energía por libra de peso corporal. Los gatitos se deben destetar completamente entre las seis y las ocho semanas de edad y se deben acostumbrar a una dieta regular de un alimento completo y balanceado de crecimiento para gatitos. Los gatitos requiere niveles más altos de proteína que los perritos y también tienen un requerimiento exclusivo del aminoácido taurina. La falta de taurina en la dieta de un gatito puede resultar en problemas de visión. Por esta y otras razones, se recomienda suministrar alimentos para gatitos y no para perritos. Cuando se susministr4a un alimento completo y balanceado a un gatito normal y saludable, no es necesario suministrarle suplementos vitamínicos o minerales. La suplementación puede alterar el balance nutricional de alimento y en cantidades excesivas puede ser dañino. Se recomienda alimentar los gatitos dos o tres veces al día durante esta etapa de rápido crecimiento y muchos propietarios dejan el alimento a disposición de los gatitos junto con agua limpia y fresca. Los alimentos secos humedecidos o los alimentos enlatados que se dejan a temperatura ambiente se pueden poner menos palatabales e inclusive se pueden dañar si se dejan afuera por mucho tiempo; por lo tanto, el alimento que sobre se debe retir4ar y botar después de una hora. Así como con otros animales, cualquier cambio en la dieta se debe hacer de manera gradual durante un período de 7 a 10 días para evitar problemas digestivos. Los gatitos tienden a ser comedores "ocasionales" puesto que comen varias comidas al día. Normalmente, el gatito se acerca al alimento, lo huele rápidamente y comienza a comer. Después de consumir una pequeña porción del alimento, el gatito se retira y regresa a intervalos a comer. Este rehusa comer se deben tener en cuenta los siguientes factores, mucho ruido, el nuevo ambiente, la limpieza de los recipientes del agua y el alimento. Se debe consultar al veterinario si se prolonga el rechazo al alimento y/o el gatito muestra señales de enfermedad tales como pequeñez, diarrea, vómito constante, ojos llorosos, flujo nasal, esfuerzo para orinar o constipación, o tendencia a esconderse de manera inusual en sitios oscuros. Entre los seis meses y el año de edad, el alimento seco se puede dejar a disposición, llenando la vasija con cantidad suficiente una vez al día. Sin embargo, se debe evitar la sobre alimentación, Los gatitos se deben alimentar de manera individual y la cantidad de alimento depende de la actividad y la condición corporal. También es conveniente consultar al veterinario en el momento del chequeo veterinario. Las instrucciones del empaque del alimento se deben usar como guía para alimentar diariamente a cualquier gato. Los gatos activos o los gatos que están expuestos al exterior, pueden requerir más alimento. Un veterinario le puede ayudar a valorar la condición corporal de su gato y si es necesario, puede recomedarle un programa de reducción de peso. Los gatos, como la gente, tienen preferencias individuales por los alimentos. Los gatitos de lamisca camada pueden adquirir distintos gustos y hábitos. Sin embargo, la reputación que tienen los gatos de ser remilgados para comer provienen de las prácticas de alimentación establecidas por sus dueños. Entre más variedad de alimentos se le suministre al gato, él más esperará. Con la gran variedad de alimentos comerciales, es fácil proporcionarle una dieta completa y balanceada que el gato se coma.

Alimentación Los gatos viejitos

Las posibilidades de masticación en los gatos adultos se ven debilitadas, por eso su alimento debe ser de fácil disolución. Con la edad, su actividad física y metabólica va disminuyendo requiriendo una alimento rico en fibras para evitar la obesidad.

Alimentación de gatos con sobrepeso

Un número creciente de gatos hoy en día presenta sobrepeso. Esta es una situación seria que pude reducir la vida M gato. El alimento Fórmula ligera para gato adulto Nutrience juega un importante rol en el régimen de reducción peso del gato. ¿Cómo determinar la línea de la mascota? Si es flaco, usted puede ver las costillas. Si está normal, usted puede sentir las costillas a cada lado sin sentir demasiada grasa. Si está con sobrepeso, es cuando tenga problemas de sentir las costillas al tacto. El abdomen está frecuentemente abultado. Siga la dieta hasta alcanzar el peso óptimo, luego vaya a alimento de mantenimiento mientras respeta las cantidades a servir

Entre 1 a 7 años, puede existir sobre peso, si el gato tiene 15% sobre peso óptimo, puede ser considerado como sobrepeso. Debe alimentarlo con una fórmula ligera y nada más. Asegúrese que el gato haga como mínimo una hora de ejercicio al día. De acuerdo a la dieta, el gato debe perder 2-4% de su peso por semana. Solo 6-12% de los gatos tienen sobre peso. Este problemas por lo tanto es menos importante que con perros. Libre escogencia de Alimento Formula ligera para Gato Adulto Nutrience, 3-4 veces al día.

Proteínas

Los gatos requieren un alto nivel de proteína en la dieta y un balance de nutrientes diferente al de los perros. Estos requerimientos nutricionales exclusivos de los gatos se satisfacen al suministrar alimentos completos y balanceados para gatos y por esta razón se recomienda no suministrar alimento para perros a los gatos adultos. Se le pueda dar una dieta de mantenimiento después del año de edad. Las dietas de mantenimiento no son apropiadas para los gatitos, ni para las hembras gestantes o lactantes. Un gato promedio de 7 a 9 libras requiere aproximadamente tres onzas (de tres cuartos a una tasa de 8 oz.) de alimento seco por día. La cantidad de alimento que requiere depende de la densidad de los nutrientes y del gato de manera individual. Aún cuando los factores sean ls mismos, dos gatos de tamaños, edades y actividades similares, pueden requerir diferentes cantidades de alimento sencillamente porque tienen diferentes tasas de metabolismo. El apetito del felino y el consumo total de alimento varía de un día a otro. La pérdida de apetito o la renuencia a comer no son problemas en los gatos adultos a menos que persista por varios días o que el gato dé muestras de enfermedad. Si esto sucede, el gato debe ser examinado por un veterinario.

DIFERENCIAS ALIMENTICIAS ENTRE PERROS Y GATOS

EN UN PRINCIPIO. Comparados con los perros, los gatos son nuevos a la domesticación y a el papel de compartir nuestros hogares y corazones. El gato doméstico primero emergió en Egipto hace 3 500 y 400 años; mientras que los primeros de los perros domesticados, tuvo un lugar en Europa o Asia Menor hace alrededor de 14 00 años. Los gatos, debido en parte a su más reciente domesticación, se mantienen más cercanos a su respectivo prototipo ancestral que los perros, y esto tiene influencia en la manera en que comen y toman agua.

PORCIONES Y PLANEACIÓN. Los hábitos de comer y beber de los gatos modernos son similares a aquellos de sus ancestros cazadores. Cuando se les da a elegir, la mayoría de los gatos seleccionarán comidas en porciones pequeñas, casi del tamaño de un ratón en porción y nutrientes, y comerán cada dos o tres horas a través del día y noche. En un estudio que hizo el veterinario Roger Mugford, los gatos que tienen acceso libre a un alimento para gatos competo comieron un promedio de 13 veces espaciadas en 24 horas, seca, semi-húmeda o de lata, el tipo de comida tuvo poco efecto en la frecuencia y espaciamiento de las comidas. Otro experimento mostró una variación de este tema. Los gatos observados comieron numerosas comidas pequeñas espaciadas a través del día y la noche, excepto que no comieron durante las tardes de verano. Supongo que esto significa que la mayoría de los gatos están cómodos, acurrucados en algún lugar, dormidos hasta el aire fresco de la noche les señala que despierten y continúen con la rutina. Los perros, de acuerdo a la experta en comportamiento Dr Catherine Houpt, comerán muchas veces durante las horas del día si se les da libre acceso al alimento, pero los perros, al contrario de los gatos, no comerán varias veces por la noche.

BEBIDA. Si se les alimenta con una comida comercial seca, los gatos consumirán aproximadamente dos veces más agua que alimento; esto es más o menos la misma proporción de materia seca a húmeda que obtendrían al comer un ratón, que consiste de dos terceras apartes agua. Los gatos que comen alimento enlatado, que también consiste de dos terceras partes agua, toman cantidades inconsecuenciales de agua. El beber ocurre con la misma frecuencia durante el día y la noche. Los perros pueden tomar cantidades copiosas de agua, especialmente los atletas caninos como los perros de trineo que promedian más de un galón y medio por día durante competencias. Los perros beben primordialmente durante las horas del días, lo cual es entendible cuando cuando se considera que los perros son animales diurnos (activos de día) y los gatos son nocturnos (activos por la noche). Se cree que los gatos descienden de un pequeño gato del desierto nativo del norte de África, y, como descendientes de un animal del desierto, toman poco agua en comparación a los perros, y conservan agua al producir orina concentrada. Esta sed disminuída puede ser útil a la mascota que se pierde en el desierto, pero es detrimental el gato que sufre de alguna enfermedad urológica, pues se acerbera por la orina de poco volumen y concentrada. Cuando un gato adulto bebe, en rolla su lengua hacia atrás para formar una palita que levanta e líquido hacia su boca. El gato da cuatro o cinco lenguatazos antes de tragar. Algunos gatos meten una patita al agua y succionan la humedad. Algunos gatos solo beben de una llave que gotea.

ALIMENTO. Un gatito recién nacido es atraído hacia el pecho de la madre por el olor. En tres días la mayoría de los gatitos ya han seleccionado su pecho específico que consideran de ellos por aproximadamente un mes que dura la lactancia; se prefieren los pechos posteriores. El olor continúa jugando un papel importante en la selección de alimento del felino adulto. La preferencia por el alimento también está influenciado por el sabor, la textura y la familiaridad de la comida. Al contrario de los perros, los gatos no comen más en situaciones sociales, y el incrementar la sucrosa en la dieta de los gatos no incrementa la palatabilidad, como lo hace con la de los perros. El humedecer una ración seca no aumenta la palatabilidad para los gatos, pero si para los perros. A los felinos que les gusta más la comida seca es porque les gusta el sabor y como se sienten las partículas de alimento en sus bocas, y pueden tener preferencia sobre una silueta que sobre otra. Los gatos son particularmente sensibles a los sabores amargos y no comerán nada que contenga aceite de coco hidrogenado porque tienen enzima salivaria que descompone la esta grasa en ácidos grasos que saben amargos. Los gatitos desarrollan gustos específicos en alimento a edad temprana, y sus gustos y disgustos están bien establecidos antes de que cumplan los 6 meses de edad. Los gatitos que nacen de madres ferales desarrollan un apetito por presas que su madre les lleva al nido. Si la madre era una cazadora de pájaros, sus pequeños desarrollarán una aptitud por matar y comer pájaros. Por otro lado, los gatitos que crecen comiendo alimento comercial puede que maten presas, pero no las comerán a menos que se les enseñe a hcerlo al abrir el cadáver y exponerlos al olor del tejido fresco. Los gatos adultos tienden a seleccionar el tipo de alimento que comieron cuando eran gatitos y jóvenes. Un estudio sugiere que la leche de las madres lactantes contiene algo de sabor, por lo que cuando son destetados los gatitos exhiben una preferencia por el mismo tipo de dieta que comió la madre durante la lactancia. Los jóvenes que solo comen un tipo de alimento, tal como hígado, frecuentemente desarrollan adicciones a este tipo de alimento. Ayuda el exponer a los gatitos a una variedad de alimentos a una temprana edad. Los gatitos que comen un menú limitado frecuentemente crecen siendo quisquillosos para comer. Morris se volvió rico y famoso por ser quisquilloso, pero para la mayoría de los gatos el ser difíciles de complacer es una desventaja. Es un problema cuando un gato con una enfermedad crónica se rehúsa a comer su dieta, algunos no comerán nada que parezca nuevo o nueva su rutina de alimentación. Ayuda el proceder lentamente cuando se trata de que un gato acepte un nuevo alimento. Añada 20% de el nuevo alimento al viejo, y cuando el gato lo acepta, añadir 20% más y así sucesivamente.

A LA CAZA. Los perros y los gatos pertenecen al orden taxonómico Carnívora, pero los perros han evolucionado a omnívoros ( que comen ambos, plantas y carne) mientras que los gatos han permanecido firmes en su herencia ancestral permaneciendo carnívoros. Los perros pueden sobrevivir muy bien siendo vegetarianos, pero los gatos no. Comparados con los perros, los gatos tienen bocas más pequeñas y menos dientes para masticar, dos premolares residuos (de bebé) menos y 12 menos premolares y molares permanentes. El gato de la antigüedad atrapaba y rasgaba la carne de su presa, dependiendo de sus dientes caninos, y comía de un lado de su boca, usando premolares con acción tipo tijera. La quijada del gato está restringida en laterio-medila (de lado a lado) movilidad craneocaudal (atrás hacia delante), por lo tanto tiene poca habilidad para moler el alimento. Los dientes y mayor movilidad de la quijada de los perros permite que tengan una mayor variedad de hábitos alimenticios y dieta, incluyendo material vegetal. Los gatos que viven como cazadores usualmente son exitosos. La mayoría de los gatos prefieren primero a los roedores, luego conejos y otros mamíferos pequeños y pájaros. En general, los machos demuestran el comportamiento cazador más rápido que als hembras. Los gatos son cazadores solitarios, matando presas pequeñas, mientras que los perros cazan en jaurías y buscan presas más grandes, como venados ovejas. La carne es el alimento preferido de los gatos que viven silvestres. Los gatos ferales, dependiendo de presas para vivir, comen la carne primero y sólo ocasionalmente consumen el material vegetal que encuentran en el estómago y tracto digestivo de sus presas.

NECESIDADES NUTRICIONALES. Comparados con los perros, los gatos tienen un requerimiento de proteínas muy alto. Los gatitos en crecimiento necesitan 50% de más proteína que los perritos, y los gatos adultos requieren 200% más proteínas que los perros adultos. Las enzimas del hígado felino están hechas para digerir altos niveles de proteína de la que se compone la mayor parte de la dieta carnívora es digerida más fácil que los carbohidratos que se encuentran en vegetales, frutas y granos. La facilidad de la digestibilidad es otra razón por la cual los gatos son carnívoros. Los gatos procesan el alimento en 12 horas, comparado con las 244 que toman los perros en procesar alimento. Relacionados con la proteína están los ácidos aminosulfónicos tales como la taurina, que es especialmente importante para la salud felina. Los perros pueden tomar otros nutrientes y hacer su propia taurina. Los gatos, sin embargo, requieren una fuente dietaria de taurina, que se encuentra en grandes cantidades de pescado, tejido animal y leche felina, pero está casi ausente en las plantas. Los gatos que reciben una inadecuada taurina pueden experimentar dificultades reproductivas, ceguera irreversible desórdenes del sistema nervioso. Diferentes de los perros, los gatos necesitan una fuente de ácido araquidónico. Este ácido graso es un constituyente de las grasas animales pero está ausente en las plantas. Los gatos son diferentes a los perros en su metabolismo de vitaminas. Los perros pueden convertir a los precursores de la vitamina A que se encuentran en las plantas a vitamina A, pero los gatos no pueden. Necesitan la vitamina A que se encuentra sólo en el tejido animal. Los gatos también tienen un requerimiento más alto, cerca de 4 veces más que los perros de ciertas vitaminas B, como la niacina, piroxidina y tiamina.

DEFICIENCIAS DIETARIAS. Los gatos que sufren los efectos de deficiencias dietarias son frecuentemente los que comen alimento para perro o ración de un solo alimento. Los perros frecuentemente prefieren el alimento de gato porque contiene proteína más sabrosa y grasas que el alimento para perro, dejando al gato sin comer y tiene que comer el alimento para perro. Los gatos que son alimentados con una dieta vegetariaa también pueden experimentar deficiencias, como se discutió antes, los gatos necesitan de la carne para mantener su salud. La forma del cuerpo del gato, su tamaño y su fisiología han cambiado muy poco durante el relativamente corto tiempo que ha estado domesticado. Por eso los gatos beben y comen como lo hacen, su comportamiento alimenticio y su necesidades mimetizar a los de sus ancestros cazadores.

El peso corporal de los gatos domésticos que han alcanzado la madurez varía únicamente entre 2 y 6kg (4 y 13 libras). Puesto que los gatos no presentan la extrema diversidad de tamaño y peso corporal que tienen los perros, es posible expresar sus demandas energéticas en base al peso corporal. En esta especie no resulta tan importante justificar las diferencias se superficie corporal. El requerimiento energético de los gatos aumenta durante el crecimiento, la reproducción, la actividad física y las condiciones ambientales extremas. Las mayores demandas de energía y nutrientes de los gatos en crecimiento, por unidad de peso corporal, se registran a las cinco semanas de edad. Los gatos pequeños en rápido crecimiento requieren, aproximadamente, 250 kcal por kilogramo de peso corporal. Esta demanda disminuye hasta 130 kcal/kg de peso corporal a las 20 semanas de edad, y hasta 100kcal/kg de peso corporal hacia las 30 semanas de edad. Un gato de tres meses de edad que pese 1kg necesitará, aproximadamente, 250 kcal/día. Si se le suministra un alimento desecado que contenga 4 300 kcal/kg, debe comer unos 548 g o 2 onzas de alimento. Esta cantidad indicada es igual a poco más de media taza de alimento al día.

Los estudios efectuados con gatas en estado reproductivo han indicado que las demandas energéticas de las gatas aumentan durante toda la gestación, no sólo durante las últimas cuatro o cinco semanas. Hacia el término de la novena semana de gestación, suele ser necesario un aumento cercano al 25% por encima de la demanda energética normal de mantenimiento. Parece ser que el aumento de tejido corporal materno excesivo durante las primeras semanas de gestación. Como ocurre con los perros, es preciso un control Lestricto de la ingesta, que asegure únicamente un aumento moderado de peso durante las primeras cuatro o cinco semanas de gestación. Según el tamaño de la camada, la demanda energética dietética de una gata puede alcanzar incluso los 250 kcal/kg de peso corporal durante el período máximo de lactación. Los aumentos entre 120 y 180 kcal/kg de peso corporal son característicos de las gatas en buen estado físico en el momento del parto. Utilizando el mismo gato adulto como ejemplo, ello sería equivalente a 720 kcal/día o una taza tres cuartos de alimento. Durante todas las fases fisiológicas, la demanda energética de un gato en particular variará con la edad, nivel de actividad, temperatura ambiental, estado corporal y la longitud y espesor de la capa de pelo. Por lo tanto, estas estimaciones deben emplearse únicamente como punto de partida cuando se estiman las demandas exactas de un animal en particular. La evaluación del peso corporal y estado del gato puede utilizarse después para ajustar la estimación inicial de la demanda de energía.

Agua

La demanda diaria de ingesta hídrica de un perro o un gato de varios factores. La ingesta voluntaria de agua aumentará en respuesta a cualquier cambio que cause un aumento de las pérdidas hídricas del cuerpo, como un aumento de la actividad física, un incremento de la temperatura corporal o ambiental, cambios en la capacidad renal de concentración de la orina, o el inicio de la lactación. Además, la cantidad de agua presente en el alimento del animal puede afectar de forma significativa a la ingesta voluntaria de agua. Si el contenido hídrico del alimento es muy elevado, tanto perros como los gatos son capaces de mantener un equilibrio hídrico normal sin necesidad de ingerir agua adicional. En general, la demanda total de agua exógena de un animal, expresada en mililitros, para el mantenimiento en un ambiente térmico neutro es igual a dos o tres veces la ingesta de materia seca, expresada en gramos. Otras recomendaciones sugieren que los animales requieren una cantidad de agua ingerida cercana al número de calorías consumidas al día. En este caso, la demanda será igual a 1 000 ml/dia. El mejor método para asegurar la ingesta adecuada de agua, tanto en los perros como en los gatos, consisten proporcionarles agua fresca y limpia en todo momento, con independencia del estado fisiológico del animal, sus demandas calóricas o su ingesta de materia seca.

Necesidades proteicas del gato

Los primeros estudios sobre requerimientos nutricionales de gato, demostraron que éste tiene unas necesidades de proteínas sustancialmente superiores a las de otros mamíferos, incluyendo al perro. Cuando gatos en crecimiento fueron alimentados con niveles diversos de proteínas dietéticas, suministradas como arenque e hígado, se observó que el crecimiento era satisfactorio únicamente cuando las proteínas superaban el 30% del peso seco de la dieta. Se compararon estos resultados con los estudios sobre necesidades efectuados en cachorros en crecimiento, que demostraron que los cachorros alimentados con dietas mixtas necesitaban tan sólo un 20% de proteínas para lograr un crecimiento y desarrollo adecuados. Uno de los primeros estudios sobre necesidades proteicas del gato adulto declaró que era necesario un porcentaje de proteína dietética del 21% para mantener el balance de nitrógeno de los gatos, cuando a éstos se les suministraba una dieta mixta con hígado y pescado blanco como principales fuentes de proteínas.

Más recientemente, la experimentación realizada utilizando aminoácidos sintéticos uy aislados proteicos ha permitido una definición más precisa de las necesidades mínimas de proteínas de los gatos en crecimiento y de los gatos adultos. Un estudio describió unas necesidades mínimas del 18 al 20% (en peso) para los gatos en crecimiento alimentados con dietas con aminoácidos sintéticos o con dietas de caseína complementadas con metionina. Un segundo estudio presentó unas necesidades muy bajas, del orden del 16% de las calorías, en gatos en crecimientos alimentados con una dieta purificada que contenía todos los aminoácidos esenciales con sus concentraciones y proporciones correctas. Utilizando una dieta semipurificada similar se determinó que las necesidades proteicas de los gatos adultos era del 12,5%. El profundo efecto que la digestibilidad de las proteínas, el equilibrio aminoácido y la biodisponibilidad de los aminoácidos tiene en el cálculo de las necesidades proteicas dietéticas de un animal, es evidenciado por los valores sustancionalmente inferiores obtenidos cuando se emplearon dietas semipurificadas y purificadas para calcular las necesidades. Sin embargo, la comparación de estas cifras con las necesidades proteicas mínimas ideales de otros mamíferos muestra que el gato, junto con otros carnívoros estrictos como el zorro y el visón, tiene unas necesidades superiores de proteínas dietética. Por ejemplo, aunque el gato requiere entre un 20 y un 100% de proteína ideal biodisponible y equilibrada para su crecimiento y un 12% para su mantenimiento, el perro tan sólo necesita el 12 y el 4% respectivamente. Debe destacarse que estas cifras son notablemente inferiores a las necesidades proteicas del gato cuando se le suministra una dieta práctica que contiene fuentes proteicas que no son biodisponibles al 100% ni están perfectamen te equilibradas.

CAPÍTULO 3: PSICOLOGÍA GATUNA

3.1.         Conducta Gatuna

El mito es que los gatos son asociales. Los gatos son sociales, pero los sistemas sociales de los gatos domésticos difieren de los del perro doméstico. Los gatos no han sido expuestos hasta el mismo punto ni en la misma dirección de selección artificial que los perros, ni han sido desarrollados en un sentido específico de raza para realizar trabajos específicos.

3.1.1. Síndrome del gato volador

3.1.2. Carácter

3.2.         Vida Familiar

Las gatas suelen ser unas madres excelentes, aunque pueden darse casos de que vienen crías muertas.

El problema no es el tener gatitos, sino encontrarles un hogar una vez que están en casa. Aunque, existe un gran número de nacimientos no deseados.

Para los dueños que saben que hay hogares que están esperando los gatitos, no hay nada más agradable que ver cómo se van criando.

La gestación en los gatos dura nueve semanas. Las gatas que están muy unidas a sus amos llegan a veces a demorar el nacimiento de las crías, pero rara vez necesitan su ayuda.

La cría de los gatitos es una actividad que ocupa todo el tiempo de la madre. Cuando los cachorros son muy pequeños, no puede abandonarlos mucho tiempo solos, ya que pueden morir de frío; pero tendrá que dejarlos para ir en busca de alimento.

A los dieciséis días los gatitos comienzan a gatear y cuando tengan el doble de esta edad poseerán ya la agilidad suficiente como para jugar con sus hermanos y asearse. El juego de cachorros consiste en un conjunto de acciones y respuestas que le servirán de entrenamiento para su vida social de adulto.

Deben ir aprendiendo a desarrollar todas las habilidades: a calcular la distancia para dar un salto, a la energía que se necesita para realizar una acción determinada. A medida que sus sentidos se van desarrollando completamente, deben aprender a usarlos con eficacia. Hay pocos accidentes serios, ya que todos los miembros de la camada se ayudan y compartan sus experiencias.

A medida que crecen, las persecuciones se hacen más complicadas: empiezan a saltar sobre las cosas con un propósito determinado, desarrollar el control de sus patas, tomaron los objetos con la boca. Aprender a sí mismo a utilizar sus oídos para identificar la posición exacta de un objeto.

Enfrentarse con el mundo no es siempre fácil, necesita aprender muchas cosas por sí mismo, ahora... y durante toda su vida. Tratar de estar con animales es uno de los aspectos de la vida para los que se requiere experiencia. Afortunadamente, los adultos son muy tolerantes con las crías, incluso con las de otras especies y, aunque los gatitos emplean con ellos todas las posturas agresivas que conocen, los adultos suelen sentirse provocados.

No hay nadie que no se sienta conmovido ante la presencia de un cachorro, pero la decisión de llevarlo a casa no debe ser tomada a la ligera.

El tener un gato también puede suponer un gesto adicional de dinero, tiempo y esfuerzo. Pero el placer que nos proporciona su compañía puede compensar todos sus inconvenientes.


Ines Rodriguez Salazar


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Zoologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda