Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Médula espinal, Paraplejía

Enviado por belkisantoinette



  1. Generalidades
  2. Médula espinal
  3. Paraplejía
  4. Médula espinal
  5. El nivel de la lesión
  6. Cambios que ocurren después de la lesión inicial
  7. Clasificación
  8. Causas, síntomas y lesiones
  9. Tratamiento
  10. Fisioterapia
  11. Dispositivos terapéuticos o de ayuda
  12. Medidas preventivas
  13. Rehabilitación
  14. Consideraciones de por vida para una persona con una SCI:
  15. La adaptación del parapléjico mediante el deporte
  16. Las leyes decretadas a favor de esta discapacidad
  17. Lugares de atención a esta discapacidad
  18. Bibliografía

INTRODUCCIÓN

Cualquier daño a la médula espinal es una lesión muy compleja. Cada lesión es diferente y puede afectar el cuerpo en varias formas diferentes. Este en un breve resumen de los cambios que suceden después de una lesión en la médula espinal. Esto dice como la médula espinal funciona y qué puede pasar con el cuerpo después de una lesión en la médula espinal.

El deporte adaptado, incide positivamente en las personas con limitaciones físicas, psíquicas y sensoriales para realizar una actividad deportiva. Creemos que es por tanto un tema importante de investigación y es dentro de este campo donde hemos realizado nuestro estudio.

GENERALIDADES

MÉDULA ESPINAL

La columna vertebral tiene ocupado el conducto que forman las vértebras por un largo cordón nervioso que se extiende desde la base del cráneo hasta la primera vértebra lumbar. Este cordón esta formado de fibras blancas que envuelven una masa central gris, a la inversa de lo que sucede en el cerebro.

De cada vértebra parten de la medula un par de nervios, cada uno de los cuales tiene dos raíces; una interior y otra posterior. La raíz anterior se convierte en un nervio motor, es decir, en un nervio cuyas ramificaciones por ciertos músculos provoca en ellos contracciones; la raíz posterior se convierte en un nervio sensorial, y sus ramificaciones distribuidas por la piel vienen a ser los nervios que reciben las impresiones.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Lester V. Bergman/Corbis

Médula espinal

La médula espinal es una prolongación del sistema nervioso central que transcurre por el interior de la columna vertebral.

La substancia gris del cerebro es el asiento de los movimientos voluntarios; la medula, en cambio, es el de los movimientos involuntarios y el centro del poder activo de la medula. Que la medula es el centro de los movimientos, se comprueba suprimiendo el cerebro de un animal y pinchándole una pata, por ejemplo.

La pata responderá al estimulo, moviéndose, pero este movimiento es involuntario, como lo es el que realizamos al apartar rápidamente la mano de un objeto que quema. La substancia blanca, o sea los nervios espinales, no sirven mas que para transmitir sensaciones y ordenes; pero ellos nada ordenan ni sienten.

PARAPLEJÍA

Parálisis Bilateral simétrica de ambas extremidades inferiores. Según un criterio topográfico céfalo-caudal o, más comúnmente expresado, de arriba abajo, la paraplejía acontece en lesiones bilaterales del córtex motor o área prerrolándica. Entre sus causas cabe destacar, en los niños, los traumatismos obstétricos, lesiones o infecciones cerebrales perinatales que pueden dejar como secuela la paraplejía infantil, como forma de parálisis cerebral del niño

Por desgracia es ésta una enfermedad muy conocida, sobre todo en relación con los accidentes de tráfico. Una enfermedad incurable hoy por hoy, pero colocada ya gracias a la investigación, en la parrilla de salida de una larga carrera hacia su curación a través de la cirujía. De momento, y no es poco, se ha demostrado que la localización de los circuitos concretos que determinan la capacidad motriz, era exactísima. Mediante intervención quirúrgica se ha podido devolver la movilidad a una rata parapléjica. Es, pues, cuestión de tiempo que estas técnicas alcancen al hombre. De momento el equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas que anda tras la pista de la paraplejía, inicia ya la experimentación en los monos.

La palabra la hemos obtenido directamente del griego. Hipócrates usó ya el término  (parapleguía) para referirse a la parálisis parcial o ligera, en contraposición a  /apoplexía), con la que se referían a la parálisis total. Estos términos tenían para los griegos además otro significado, relativo a las facultades mentales:  (apoplexía) significaba tanto apoplejía como locura; y el adjetivo  (apóplectos) calificaba al que tiene el espíritu "tocado", de donde derivaban hacia el que ha perdido la razón, el estúpido; y en el mismo plano estaba el lisiado, el impedido; este adjetivo lo usaban los médicos para referirse a todo aquello que tenía que ver con la apoplejía, con la parálisis. Con el otro compuesto ocurre lo mismo: frente a la forma parece que exclusivamente médica  (parapleguía), estaba otra más común: (paraplexía; la diferencia está en la alternancia g/x), que significaba ataque de locura, demencia. Y el adjetivo derivado de ambas formas,  (paráplektos), significa tanto afectado de demencia, como de parálisis ligera o parcial. Y respecto a la hemiplejía, si bien no formaron los griegos este nombre, sí usaron en cambio su adjetivo (hemipléx) con el significado de medio herido, medio lisiado. El origen lo tenemos, pues, en el verbo  (plésso), que significa golpear, chocar (no encierra idea de hostilidad), de donde derivará la idea de parálisis, e incluso llegó a significar la parálisis específica de ambas piernas.

Los diccionarios definen la paraplejía (todos ellos con acento en la í) como la parálisis más o menos completa de partes simétricas: de ambos miembros superiores (paraplejía superior, cervical o braquial –de los brazos-), o de los miembros inferiores (paraplejía inferior o crural –de las piernas-); o de unos y otros (paraplejía braquiocrural, más comúnmente llamada tetraplejía). Pero mayormente se usa este término para denominar la parálisis de las dos extremidades inferiores. Los orígenes de las paraplejías son múltiples, aunque el más divulgado es el de los accidentes de tráfico. En los animales, las causas y la evolución de las paraplejías son muy parecidas a las que se dan en el hombre, por lo que las investigaciones que se hacen en aquéllos son de total aplicación al hombre. Esto ha abierto recientemente enormes posibilidades, al haber conseguido mediante la cirugía intervenir en los mismos centros motores del cerebro y restaurarlos

Paraplejia

Enfermedad permanente y no progresiva en la que hay pérdida de sensibilidad en los miembros paralizados y otros efectos secundarios como:

  • Espasmos.
  • Dolor.
  • Pérdida de control de la función intestinal.
  • Pérdida de control de la vejiga de la orina.

Tetraplejia

Además de los síntomas de la paraplejia se suman la debilitación de manos y brazos.

Muchas personas con lesión de la médula espinal todavía tienen cierta sensación en las partes paralizadas de su cuerpo, sensación de tacto o dolor.

La enfermedad se acompaña con frecuencia de otras manifestaciones secundarias como úlceras de decúbito, infecciones de vejiga, espasmos musculares y dolor. La fertilidad suele verse afectada en el varón pero no en la mujer.

Hemiplejia

Consiste en la parálisis de un lado del cuerpo. La movilidad puede estar muy deteriorada pero la combinación de síntomas es muy compleja y puede haber temblores, debilitación sensorial y cognoscitiva (conocimiento) y problemas en el habla.

Cuando el daño de la médula espinal es consecuencia de un accidente, se produce un cambio brusco en la vida de la persona, que supone un trauma psicológico, con los síntomas que contrae una depresión.

 Nos encontramos con:

  • Hospitalizaciones largas y frecuentes.
  • Mayor posibilidad de infecciones intrahospitalarias.
  • Movilidad reducida.
  • Úlceras de decúbito.
  • Control involuntario de la vejiga y el intestino.
  • Infecciones de la zona urinaria.
  • Piedras en el riñón.
  • Espasmos musculares.
  • Dolor en las nalgas por presión.
  • Pérdida de sensibilidad, tacto, dolor y temperatura.
  • Función respiratoria deteriorada.

El estado físico es irreversible, pero el funcionamiento y la calidad de vida puede mejorar mucho con fisioterapia y terapia ocupacional.

MÉDULA ESPINAL

LA MÉDULA ESPINAL NORMAL

Los nervios son estructuras similares a un cordón compuesto de muchas fibras nerviosas. La médula espinal tiene muchas fibras nerviosas espinales. Las fibras nerviosas transportan mensajes entre el cerebro y las diferentes partes del cuerpo. Los mensajes pueden ser relacionados con el movimiento, diciéndole a alguna parte del cuerpo que se mueva. Otras fibras nerviosas llevan mensajes de sensación o tacto desde el cuerpo hacia el cerebro, como el calor, el frío o el dolor. El cuerpo también tiene un sistema nervioso autonómico. El controla las actividades involuntarias del cuerpo como la presión sanguínea, la temperatura corporal y el sudor.

 Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

 Estas fibras nerviosas constituyen el sistema de comunicación del cuerpo. La médula espinal puede ser comparada a un cable telefónico. Conecta la oficina principal (el cerebro), con otras oficinas particulares (las partes del cuerpo) por medio de líneas telefónicas (las fibras nerviosas). La médula espinal es el camino que los mensajes usan para viajar entre el cerebro y las diferentes partes del cuerpo.

Debido a que la médula espinal es una parte vital de nuestro sistema nervioso, está rodeado y protegido por huesos llamados vértebras. Las vértebras, o huesos de la espalda, están colocadas una arriba de la otra y se llama la columna vertebral o la columna espinal. La columna vertebral es el soporte número uno del cuerpo. La médula espinal realmente pasa por en medio de las vértebras

La médula espinal tiene aproximadamente 18 pulgadas de largo. Se extiende desde la base del cerebro. Continúa hacia abajo de la mitad de la espalda, aproximadamente hasta la cintura. El haz de fibras nerviosas que constituyen la médula espinal por si mismo son las neuronas motoras superiores (UMN, por sus siglas en inglés). Los nervios espinales se ramifican desde la médula espinal hacia arriba y hacia abajo de el cuello y la espalda. Estos nervios, neuronas motoras inferiores (LMN, por sus siglas en inglés), salen entre cada vértebra y alcanzan todas las partes del cuerpo. La médula espinal termina cerca de la línea de la cintura. Desde este punto, las fibras nerviosas espinales bajas continúan hacia abajo a través del canal espinal hasta el sacro o coccis. La columna espinal está dividida en cuatro secciones o partes. La porción superior, es nombrada el área cervical, tiene siete vértebras cervicales. La sección que sigue, la dorsal, incluye el área del pecho y tiene doce vértebras dorsales. La sección baja de la espalda es nombrada el área lumbar. Hay cinco vértebras lumbares. La sección final tiene cinco vértebras sacras y es nombrada el área sacra. Los huesos en la sección sacra, en realidad están fusionados en un solo hueso

LA MÉDULA ESPINAL DESPUÉS DE LA LESIÓN

Una lesión de la médula espinal puede ocurrir debido a una lastimadura o daño debido a una enfermedad de la columna vertebral o la médula espinal. En la mayoría de las lesiones de la médula espinal, los huesos de la espalda o vértebras pellizcan la médula espinal. La médula espinal puede inflamarse. La lesión en realidad puede desgarrar el cordón espinal y/o sus fibras nerviosas. Una enfermedad o infección puede causar resultados similares.

Después de una lesión en la médula espinal, todos los nervios por arriba del nivel de la lesión continúan funcionando normalmente. Por abajo del nivel de la lesión, los nervios de la médula espinal no pueden enviar mensajes entre el cerebro y las diferentes partes del cuerpo tal y como lo hacían antes de la lesión.

El médico examina a la persona para saber que clase de daño tiene la médula espinal. Los rayos equis muestran en que parte de las vértebras a ocurrido el daño. El médico también hace la prueba de pinchar con una aguja para darse cuenta que tanta sensación tiene la persona en todo su cuerpo (nivel sensorial). El médico también pregunta, "¿Qué partes del cuerpo puede usted mover?" (Nivel Motor). Los exámenes que el médico practica son importantes porque le dejan saber cuales nervios y músculos están trabajando.

Cada lesión de la médula espinal es diferente. La lesión en una persona es descrita por su nivel y por su tipo.

Lesión Parcial o Total

El tipo de lesión de la médula espinal es clasificada por el médico como parcial o total. La lesión total es como si cortaran todo el servicio telefónico de un edificio. Ningún mensaje puede llegar a las oficinas. Una lesión parcial es como si suspendieran el servicio telefónico en solo algunas oficinas del edificio. Algunas mensajes logran pasar hacia algunas oficinas, mientras otras no. La cantidad y el tipo de mensajes que pueden pasar entre el cerebro y las diferentes partes del cuerpo puede depender de como algunos nervios han sido dañados y otros no.

Algunas personas con una lesión parcial pueden tener mucha sensación pero poco movimiento. Otros pueden tener algo de movimiento y muy poca sensación. Las lesiones parciales espinales, varían de una persona a otra debido a que diferentes fibras nerviosas son dañadas en el cordón espinal de cada persona.

EL NIVEL DE LA LESIÓN

El nivel de la lesión es determinado después de que el médico completa los diferentes exámenes. El nivel es el punto más bajo, por debajo del cordón espinal, donde existe una disminución o ausencia de sensación (nivel sensitivo) y movimiento (nivel motor).

Entre más alta sea la lesión del cordón espinal en la columna vertebral, o más cerca esté del cerebro, mayor es la pérdida de la función (sensación y movimiento). Muy pocas partes y sistemas del cuerpo trabajan normalmente con una lesión a un nivel alto.

Por ejemplo, una lesión a nivel de T-8 significa que la persona tiene una disminución o pérdida de sensación y movimiento por debajo del octavo segmento dorsal de la médula espinal. Una persona con una lesión a nivel de C-5 tiene una disminución o pérdida de sensación y movimiento por debajo del quinto segmento cervical de la médula espinal. Alguien con una lesión a nivel de T-8 podría tener más sensación y movimiento que alguien con una lesión a nivel de C-5. Recuerde que la cantidad de sensación y movimiento también depende de si la lesión es parcial o total.

Se dice que una persona tiene paraplejía cuando ha perdido la sensación y no es capaz de mover las partes inferiores de su cuerpo. La lesión es en el área dorsal, lumbar o sacra.

Una persona con tetraplejía (anteriormente llamada cuadriplejía), ha perdido movimiento y sensación en ambas partes, superior e inferior de su cuerpo. Esta lesión es en el área cervical.

CAMBIOS QUE OCURREN DESPUÉS DE LA LESIÓN INICIAL

Algunas veces la médula espinal está únicamente inflamada después de la lesión inicial. Cuando la inflamación cede, los nervios pueden comenzar a trabajar otra vez. Por ahora no existe ningún examen, si hay alguno, para saber cuantos nervios pueden comenzar a trabajar otra vez. Entre más tiempo pase sin evidente mejoría, es menos probable que pueda ocurrir alguna mejoría. Si hay alguna leve mejoría en la función, entonces existe notablemente mayor esperanza. Esto no garantiza que una mayor recuperación pueda ocurrir.

Algunas personas tienen movimientos involuntarios, como temblores o movimientos nerviosos. Estos movimientos son nombrados espasmos. Los espasmos no son un signo de recuperación. Un espasmo ocurre cuando un mensaje equivocado desde un nervio causa que un músculo se mueva. Frecuentemente las personas no pueden controlar este movimiento.

Además del movimiento y sensación, una lesión en la médula espinal afecta otras funciones del cuerpo. Los pulmones, intestinos y vejiga urinaria pueden no trabajar de la misma manera que ocurría antes de la lesión. También ocurren cambios en la función sexual. Durante la rehabilitación, el equipo médico enseña a las personas con una lesión en la médula espinal, nuevas formas para llevar a cabo sus funciones corporales.

CLASIFICACIÓN

Un examen completo para determinar el nivel neurológico debe incluir una evaluación de los niveles sensoriales y motores afectados por una lesión de la médula espinal. La evaluación neurológica recomendada sigue las clasificaciones publicadas en "International Standards of Neurological and Functional Classification of Spinal Cord Injury," edición revisada en 1992, y aprobada por la American Spinal Injury Association y la International Medical Society of Paraplegia.

El nivel neurológico de la lesión se define como "el segmento más caudal inferior de la médula espinal con función sensorial y/o motora normal en ambos lados del cuerpo.

 El médico examina las 28 dermatomas (las raíces nerviosas que reciben información sensorial desde las áreas de la piel) para determinar la sensibilidad al pinchar con una aguja y al tocar ligeramente. Los niveles motores son examinados en los 10 pares de miotomos [grupos de músculos].

Los niveles sensoriales y motores necesitan ser evaluados en los dos lados del cuerpo, derecho e izquierdo. No es raro que haya una diferencia entre el más bajo nivel motor normal y el más bajo nivel sensorial normal. El médico usa esta evaluación para clasificar la lesión como completa o incompleta y asignar a la lesión un nivel.

Otra manera con la que el nivel de lesión de la médula espinal puede ser clasificado es como tetraplejía y paraplejía. Tetraplejía, anteriormente llamada cuadriplejía, se refiere a las lesiones en la región cervical de la médula espinal. Paraplejía se refiere a las lesiones que ocurren en los segmentos dorsal, lumbar o sacro.

Cuando una lesión de la médula espinal es clasificada como incompleta o parcial, esto significa que la médula ha sido parcialmente dañada. Una lesión incompleta conserva parcialmente funciones sensoriales y/o motoras por debajo del nivel neurológico de la lesión e incluye el segmento sacro más bajo. Una lesión completa o total indica un bloqueo completo de los mensajes nerviosos. Con una lesión completa no existe función sensitiva o motora en el segmento sacro inferior. Las fibras más pequeñas de las raíces nerviosas salen de la médula espinal continuamente y se incorporan a las raíces nerviosas. En una lesión de la médula espinal, solamente algunas partes de las fibras más pequeñas que van al nivel de la raíz nerviosa podrían estar dañadas. Por lo tanto, la raíz nerviosa, que equivale a un segmento espinal, podría estar parcialmente dañada. También se incluye en el examen neurológico la clasificación de los Síndromes Clínicos. Los Síndromes incluyen el Síndrome de la Médula Central, el Síndrome de Brown-Sequard, el Síndrome de la Médula Anterior, el Síndrome del Cono Medular y el Síndrome de la Cauda Equina. Algunas veces se puede presentar un síndrome mixto o no clasificado.

Recientemente incorporado a la clasificación del método de evaluación es la Medida Funcional Independiente (FIM). La FIM es un método para controlar y evaluar una mejoría relacionada con el tratamiento. Esto mide las actividades de la vida diaria, en las áreas de atención por la propia persona, control de los esfínteres, movilidad, locomoción, comunicación y conocimiento social. Las actividades como comer, ir al baño y vestirse son clasificadas en una escala que mide dependencia e independencia.

Al realizarse un examen completo y exacto y al determinar el nivel neurológico de la lesión, se pueden establecer metas futuras para rehabilitación y un programa de rehabilitación puede desarrollarse en torno a metas reales.

Las lesiones de la médula espinal pueden ocurrir a cualquier nivel de la columna espinal o en múltiples niveles. El área lesionada más común es en la parte inferior del cuello en los niveles C-4, C-5 y C-6. La segunda área más común es entre T-12 y L-1, que es más o menos en la parte inferior de la cavidad toráxica. Desde 1990 la categoría neurológica más frecuente es tetraplejía incompleta (31.2 por ciento), seguida por paraplejía completa (28.2 por ciento), paraplejía incompleta (23.1 por ciento) y tetraplejía completa (17.5 por ciento).

Hay ligeramente más frecuencia de individuos con lesión en la médula espinal designados con tetraplejía que los que son designados con paraplegía, 51.3 por ciento y 48.7 por ciento, respectivamente.

El promedio de lesiones completas o incompletas ha cambiado gradualmente a través de los años, de manera que recientemente más de la mitad, 55 por ciento, son incompletas. Se piensa que el cambio es debido a una mejoría en el manejo por parte de servicios médicos de emergencia más organizados y coordinados

CAUSAS, SÍNTOMAS Y LESIONES

CAUSAS

¿Qué causa una lesión aguda de la médula espinal?

Existen muchas causas de SCI. Las lesiones más frecuentes se producen cuando una zona de la columna vertebral o del cuello se dobla o se comprime, por ejemplo, como consecuencia de:

  • Lesiones durante el parto, que suelen afectar a la columna vertebral en la zona del cuello.
  • Caídas.
  • Accidentes de tráfico (cuando la persona va como pasajero en un automóvil o en caso de atropello de un peatón).
  • Lesiones deportivas.
  • Accidentes al saltar al agua de cabeza.
  • Accidentes en un trampolín.
  • Violencia (disparos o puñaladas). 

La mayoría de las lesiones medulares se producen de repente, como consecuencia de un traumatismo, y aproximadamente en la mitad de los casos el origen es un accidente de tráfico.

Las causas más frecuentes son:

  • Accidentes de coche: 35%
  • Caídas: 16´5%
  • Problemas médicos: 10´8%
  • Deportes: 6´7%
  • Otros accidentes de vehículos a motor: 6´2%
  • Accidentes de trabajo: 5´3%
  • Otros: 19´5%

En cuanto a las enfermedades que producen lesión de la médula espinal, podemos destacar:

Compresión medular

Compresión medular aguda

Suele ser de origen traumático.

Traumatismo medular

La función neurológica puede verse afectada desde una forma breve en la contusión a permanente en el caso de laceraciones o secciones medulares.

Epidemiología

El impacto personal, familiar y socioeconómico que ocasiona este tipo de lesión es muy alto. De acuerdo con estudios epidemiológicos, la población más afectada es la de jóvenes en etapa formativa o productiva, ya que la incidencia que se presenta es de 37 por ciento en accidentes de trabajo o domésticos, en deportes 20.5 y en accidentes automovilísticos representa 36 por ciento. Estos datos fueron tomados de un estudio practicado en Gran Bretaña durante los años de 1993-1995, reflejando que la incidencia de lesiones es más alta a nivel cervical (44 por ciento), seguido del torácico (41 por ciento) y de 15 por ciento a nivel lumbar.

La incidencia en España de Lesión Medular traumática se estima en 2.5 casos cada 100000 habitantes y año (aproximadamente 1000 personas al año). A estas deben añadirse las lesiones medulares de origen médico, que representan un 25% de las de origen traumático.

Traumatismos

El daño a la médula espinal afecta todas las funciones nerviosas que están controladas en y por debajo del nivel de la lesión, incluyendo el control de los músculos y de la sensibilidad. La columna está conformada por más de 30 huesos (vértebras), los cuales, junto con los cojinetes que se encuentran entre las vértebras (discos), permiten que la espalda se doble mientras protegen la médula espinal de cualquier lesión.

El trauma en la médula espinal es causado por accidentes automovilísticos, caídas, lesiones durante la práctica de deportes (como un clavado en aguas poco profundas), accidentes industriales, heridas de bala, asaltos y otras lesiones. Lo que parece una lesión poco importante puede causar un trauma en la médula espinal si la columna se debilita (como en los casos de artritis reumatoide u osteoporosis).

También pueden ocurrir lesiones directas a la médula espinal como cortaduras, particularmente si las vértebras y los discos están dañados. Los fragmentos de hueso (por fracturas en las vértebras, por ejemplo) o de metales (por un accidente de tránsito) pueden cortar o dañar la médula espinal. El daño directo también puede ocurrir si la médula es halada, presionada hacia los lados o comprimida a consecuencia de una torsión anormal de la cabeza, cuello o espalda durante un accidente o lesión.

Las hemorragias o acumulaciones de líquido e inflamación pueden presentarse dentro de la médula espinal o fuera de ella, pero dentro de la columna. La acumulación de sangre o de líquido pueden comprimir la médula y dañarla.

Una lesión leve (como un "latigazo") puede desaparecer cuando se reduce la inflamación, mientras que las lesiones severas (consecuencia de fracturas, dislocaciones o cortes de la médula espinal) tienden a provocar daños permanentes en la médula. Un trauma en la médula tiende a causar incapacidad permanente, como la parálisis, debido a que las fibras nerviosas son lentas para recuperarse, y si son destruidas no se regeneran. El traumatismo de la médula espinal en la parte alta del cuello (espina cervical) puede, en algunos casos, provocar la muerte.

Entre unas 12.000 y 15.000 personas sufren lesiones en la médula espinal cada año en los Estados Unidos y de éstas unas 10.000 sufren parálisis permanente, mientras que muchas de las demás mueren a consecuencia de estas lesiones. La mayoría de estos traumas a la médula ocurren en individuos jóvenes y saludables, y los más comúnmente afectados son los hombres entre los 15 y los 35 años. Sólo cerca del 5% de lesiones en la médula espinal se sucede en los niños, en cuyo caso la tasa de mortalidad es alta

SINTOMAS

¿Cuáles son los síntomas de una lesión aguda de la médula espinal?

Los síntomas pueden tener diversos grados en función de la gravedad y la ubicación de la SCI. Al principio, el paciente puede sufrir un shock medular, que produce pérdida o disminución en la sensibilidad, movimiento muscular y reflejos. A medida que disminuye la inflamación pueden aparecer otros síntomas, que dependen de la ubicación de la lesión. Generalmente, los síntomas son más graves cuanto más alta sea la zona de la médula espinal en la que se produce la lesión. Por ejemplo, una lesión en el cuello, en C1 o C2 (la primera y segunda vértebras de la columna vertebral), afecta a los músculos de la respiración y a la capacidad de respirar. Una lesión más baja, en las vértebras lumbares, puede afectar a los nervios y músculos que controlan la vejiga, los intestinos y las piernas.

Las SCI se clasifican en función del tipo de pérdida de funciones motoras y sensoriales del paciente. A continuación se enumeran los principales tipos de clasificaciones:

  • Tetraplejía ("tetra" significa "cuatro") - supone la pérdida de la movilidad y la sensibilidad de las cuatro extremidades (brazos y piernas). La tetraplejía también afecta a los músculos del pecho, por lo que el paciente necesita una máquina para respirar.
  • Paraplejía ("para" significa "dos partes iguales") - supone la pérdida de movilidad y sensibilidad de cintura para abajo (pierna derecha e izquierda). 

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de las lesiones agudas de la médula espinal. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Debilidad muscular.
  • Pérdida de los movimientos voluntarios de los músculos en el pecho, los brazos o las piernas.
  • Problemas para respirar.
  • Pérdida de la sensibilidad en el pecho, los brazos o las piernas.
  • Pérdida del control de la vejiga y el intestino. 

Los síntomas de las SCI pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

La lesión transversa aguda de la médula espinal produce de manera inmediata parálisis flácida y disminución de la sensibilidad y los reflejos por debajo del nivel de la lesión. La paraplejia flácida se va convirtiendo en espástica (contracción involuntaria persistente de un músculo o grupo muscular) en horas o días debido a la exageración de los reflejos de estiramiento normales. Si la médula lumbar está intacta, aparece un espasmo de los músculos flexores y los reflejos tendinosos profundos y autonómicos se recuperan.

La lesiones incompletas producirán déficit motores y sensitivos parciales.

Adicionalmente se presentan alteraciones sistémicas y metabólicas que ponen en peligro la vida, retrasan la rehabilitación y pueden interferir con la terapia farmacológica; así mismo se presentan trastornos de la función del sistema cardiovascular, gastrointestinal, renal, endocrino e inmune a corto y a largo plazos.

LESIONES

Lesión parcial o total

Lesión total: no puede llegar ningún mensaje. Es como si se cortara todo el servicio telefónico de un edificio.

Lesión parcial: sólo se suspende el servicio telefónico de algunas oficinas del edificio. Algunos mensajes pueden pasar hacia algunas oficinas y no a otras.

Personas con una lesión parcial pueden tener mucha sensibilidad y poco movimiento o al contrario.

El nivel de la lesión es el punto más bajo por debajo de la médula espinal donde existe una disminución o ausencia de sensación (nivel sensitivo) o movimiento (nivel motor). Cuanto más alta sea la lesión mayor es la pérdida de función.

¿Qué es una lesión aguda de la médula espinal?

Ya sabemos que la médula espinal es un haz de nervios que transporta los mensajes entre el encéfalo y el resto del cuerpo.

El 20 por ciento de las SCI se producen en la zona del pecho o en la parte superior de la espalda.

El resto de las lesiones agudas de la médula espinal, es decir, entre el 5 y el 20 por ciento, se producen en la parte baja de la espalda.

¿Cómo se diagnostican las lesiones agudas de la médula espinal?

Es posible que el alcance total de la SCI no se comprenda inmediatamente después de la lesión, pero puede ponerse de manifiesto con una evaluación médica completa y exámenes de diagnóstico.;El diagnóstico de las SCI se realiza con la exploración física y los exámenes de diagnóstico. Durante la exploración, el médico obtiene una historia clínica completa y hace preguntas sobre cómo ocurrió la lesión. Los traumatismos de la médula espinal pueden causar problemas neurológicos y requieren seguimiento médico.

Los exámenes de diagnóstico pueden incluir:

  • Exámenes de sangre.
  • Rayos X - examen de diagnóstico que utiliza rayos invisibles de energía electromagnética para producir imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una placa.
  • Tomografía computarizada (También llamada escáner CT o CAT.) - procedimiento de diagnóstico por imagen que utiliza una combinación de rayos X y tecnología computarizada para obtener imágenes de cortes transversales (a menudo llamadas "rebanadas") del cuerpo, tanto horizontales como verticales. Una tomografía computarizada muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluyendo los huesos, los músculos, la grasa y los órganos. La tomografía computarizada muestra más detalles que los rayos X regulares.
  • Imágenes por resonancia magnética (su sigla en inglés es MRI) - procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y estructuras dentro del cuerpo.

TRATAMIENTO

TRATAMIENTO DE LAS LESIONES AGUDAS DE LA MÉDULA ESPINAL:

El tratamiento específico de la lesión de la médula espinal será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Qué tan avanzada está la lesión. 
  • El tipo de SCI. 
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Las expectativas para el curso de la SCI.
  • Su opinión o preferencia.

Las SCI requieren atención médica de emergencia en el lugar del accidente o lesión. Esto se realiza inmovilizando la cabeza y el cuello del paciente para evitar el movimiento. En ocasiones esto puede resultar muy difícil porque la víctima y, o las personas que lo ayuden pueden estar muy asustadas después del accidente traumático.

En la actualidad no hay forma de reparar una médula espinal lesionada o magullada, sin embargo los científicos e investigadores trabajan en la búsqueda de la estimulación de la regeneración de la médula espinal. La gravedad de la SCI y su ubicación sirven para determinar si se trata de una lesión medular leve, grave o mortal.

En ocasiones es necesaria la cirugía para evaluar la lesión de la médula, estabilizar la fractura de la espina dorsal, descomprimir (o liberar) la presión sobre la zona lesionada y tratar otras heridas que puedan haberse producido en el mismo accidente. El tratamiento es individualizado y depende de la gravedad de la condición y de la presencia de otras lesiones.

El tratamiento puede incluir:

  • Observación y tratamiento médico en la unidad de cuidados intensivos (su sigla en inglés es ICU).
  • Medicamentos, como los corticoesteroides (ayudan a disminuir la inflamación de la médula espinal.)
  • Un respirador o ventilador mecánico para que el paciente pueda respirar.
  • Una sonda de Foley (un tubo que se coloca en la vejiga y sirve para evacuar la orina a una bolsa).
  • Una sonda de alimentación (que va desde las fosas nasales, o directamente a través del abdomen, hasta el estómago para proporcionar nutrición y calorías adicionales).

La recuperación de una SCI requiere hospitalización y rehabilitación a largo plazo. Un equipo interdisciplinario formado por médicos, enfermeras o enfermeros, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y del habla, y otros especialistas trabajan para controlar médicamente el dolor del paciente, monitorizar el funcionamiento del corazón, la presión sanguínea, la temperatura, el estado nutricional y las funciones de la vejiga y los intestinos, así como para intentar mantener bajo control los temblores musculares involuntarios (espasmos). La rehabilitación se centra en evitar el desgaste y las contracturas de los músculos, y en enseñar al paciente a utilizar otros músculos que le sirvan para poder moverse.

Hasta hace poco tiempo, la mayor parte de la muerte celular en una lesión de médula espinal se atribuía a un proceso de necrosis, pero experimentos recientes apuntan a que la muerte celular también puede ser debido a una apoptosis, que es una especie de suicidio celular, en el que las células lesionadas se eliminan y provocan menos daño en las células vecinas. El bloqueo de la apoptosis, en animales de experimentación (roedores), mejoró la recuperación después de la lesión.

A partir de 1990 se empezó a utilizar un medicamento, la Metil prednisolona como tratamiento en la lesión de la médula espinal y mejora considerablemente la recuperación.

También se han utilizado prótesis nerviosas, dispositivos mecánicos y electrónicos para complementar o sustituir la función perdida a nivel motor o sensorial. Los dispositivos para controlar la función de la vejiga se encuentran en periodo de desarrollo.

Hasta hace poco, la mayor parte de los científicos pensaban que las células del sistema nervioso central de la persona adulta no podían regenerarse; hoy en día se sabe que la médula espinal posee mecanismos de regeneración más activos de lo que se creía.

Los factores axonales serán una de las claves que puedan explicar el proceso de regeneración neural. Se encuentran en estudio diferentes factores de regeneración, como la netrina 1 o las semaforinas.

FISIOTERAPIA

Se debe evaluar el "arco de movilidad" de las regiones afectadas. Para ello, primero realizamos ejercicios de estiramiento mantenido para relajar los músculos que presentan contracturas.

Los ejercicios de arco movilidad pueden ser:

  • Activos: cuando el paciente puede realizar el ejercicio sin ayuda.
  • Asistidos: cuando los músculos son muy débiles o cuando la movilidad articular produce dolor.
  • Pasivos: cuando el paciente no puede participar activamente.

Los ejercicios que se pueden realizar son

Ejercicios contra resistencia progresivos

La potencia muscular se puede mejorar. Si el músculo es muy débil, la gravedad supone suficiente resistencia. Si la potencia muscular es algo mejor, es necesaria la resistencia manual o mecánica (pesos, muelles de tensión, etc.). El fisioterapeuta debe vigilar que no haya espasticidad.

Facilitación neuromuscular propioceptiva

Ayuda a promover la actividad neuromuscular en pacientes con lesión de la neurona motora superior con espasticidad. Si aplicamos una resistencia intensa al bíceps izquierdo de una persona con hemiplejia derecha hace que se contraiga el codo derecho mediante la contracción del bíceps hemipléjico. Hay varias técnicas.

Ejercicios de coordinación

Orientados a mejorar la habilidad. Trabajan más de un músculo y de una articulación, aunque sean movimientos sencillos.

Ejercicios de acondicionamiento general

Tratan los efectos de la debilitación, el reposo en cama prolongado o la inmovilización. Ejercicios para restablecer el equilibrio hemodinámica, aumentar la capacidad cardiorrespiratoria y mantener el arco de movilidad y la potencia muscular.

Ejercicios de deambulación

Intentan mejorar la marcha. Se utilizan las barras paralelas en paciente con alteraciones del equilibrio, los que tienen los músculos débiles o espásticos, los que no pueden apoyar e carga sobre una extremidad y los que presentan otras causas de inestabilidad. Se suele comenzar en las barras paralelas y luego se utiliza un andador, muletas o bastón y después sin ninguna ayuda.

En pacientes parapléjicos o cuadripléjicos con hipotensión ortostática puede ser útil una tabla inclinada. El paciente tumbado con el dorso hacia abajo (en supino) sujetado con una correas a una tabla almohadillada con un apoyo para los pies; la tabla se levanta, aumentando el ángulo de manera progresiva hasta los 85 grados en posición erecta, según la tolerancia del paciente. La duración del tratamiento no debe exceder de los 45 minutos dos veces al día.

DISPOSITIVOS TERAPÉUTICOS O DE AYUDA

Ortosis

Proporcionan soporte a las articulaciones, ligamentos, tendones, músculos y huesos. La mayoría se hacen a medida de las necesidades y anatomía del paciente.

Los pacientes con discapacidades pueden utilizar andadores, muletas o bastones. El fisioterapeuta debe escoger el mejor artículo tras una adecuada evaluación para conseguir un equilibrio entre libertad y seguridad. El uso prolongado de férulas puede debilitar los músculos.

Los pacientes con limitación grave de la movilidad pueden necesitar sillas de ruedas. De todas maneras, muchas personas que pueden deambular con bastones, prefieren las sillas de ruedas para las largas distancias.

Medidas rehabilitadoras

Los ejercicios y medidas rehabilitadoras deben iniciarse tan pronto como sea posible.

Una vez estabilizados, deben trasladarse a centros de rehabilitación con personal experimentado en el manejo de lesiones medulares y sus implicaciones que incluyen los problemas sociales, económicos y laborales. Es fundamental la atención emocional en estas personas, ya que es casi inevitable que se de una profunda depresión por la pérdida de control de su propio cuerpo.

MEDIDAS PREVENTIVAS

Profilaxis de las úlceras por presión (por decúbito)

La prevención de úlceras en la piel es de vital importancia en los lesionados medulares. Las áreas más afectadas son las nalgas, las caderas, los tobillos y talones.

Conviene movilizar al paciente cada 2 horas aproximadamente. Otras maniobras que se pueden realizar son en la posición de sentado, hacer ejercicios de descarga de las nalgas elevándose sobre los antebrazos cada 15 minutos durante 30 segundos. En los casos de tetraplejia conviene utilizar sillas motorizadas con mecanismo de reclinación que efectúa cambios de presión de los apoyos corporales.

Para reducir la presión sobre las zonas sensibles pueden utilizarse colchones hinchables de presión alternante, los colchones de gomaespuma en forma de huevera y los colchones de gel de silicona o agua. Si hay que aliviar la presión al máximo se pueden utilizar colchones de flotación con aire. Debe emplearse una almohadilla protectora sobre las prominencias óseas.

Los pacientes que utilizan silla de ruedas, deben ser cambiados de posición cada 15 minutos.

La limpieza esmerada, las medidas de asepsia para evitar infecciones, el masaje suave para corregir la acumulación venosa y linfática son medidas de enfermería primordiales para evitar las úlceras en la piel.

El tratamiento de la úlcera abarca el desbridamiento mecánico con un jabón antiséptico blando y agua tibia, el desbridamiento químico con sustancias fibrinolíticas junto con el desbridamiento de los bordes muertos de la herida. La radiación ultravioleta es bactericida y puede ayudar a la cicatrización de las úlceras. Se ha comunicado que el tratamiento de las úlceras isquémicas con un vendaje oclusivo de hidrocoloides, que se mantiene colocado durante algunos días, promueve una cicatrización más rápida que los vendajes habituales de gasa húmeda o seca.

Se deben cambiar con frecuencia las ropas de vestir y de cama. Las sábanas tienen que ser suaves, limpias y no tener arrugas. Limpiar la piel con una esponja en agua caliente y secarla con cuidado. Es importante una dieta equilibrada rica en proteínas. El cinc y la vitamina C facilitan la cicatrización.

REHABILITACIÓN

La rehabilitación consiste en una combinación de:

  • Terapia física, ocupacional y del lenguaje.
  • Orientación psicológica.
  • Trabajo social.

El objetivo en los pacientes jóvenes es conseguir una función completa y sin limitaciones y, en los de más edad, recuperar la capacidad de realizar el mayor número de actividades cotidianas posibles.

Se determina los objetivos funcionales de cada paciente según el nivel medular afectado (nivel neurológico). El potencial funcional también depende de otros factores como:

  • La edad.
  • Enfermedades asociadas.
  • Medios técnicos existentes.
  • Motivación del paciente.

Los hospitales de rehabilitación suelen proporcionar una atención más intensiva y global, adecuada para los pacientes con potencial de recuperación y que puedan participar en programas de intervención enérgicos.

En los pacientes discapacitados hay tendencia a la depresión y se puede perder la motivación para recuperar la función perdida. Los especialistas en salud mental pueden ayudar a la persona a superar estos baches emocionales para que se centren en la recuperación funcional. El papel de la familia es fundamental.

CONSIDERACIONES DE POR VIDA PARA UNA PERSONA CON UNA SCI:

Un acontecimiento traumático cuya consecuencia es una SCI resulta devastador tanto para el paciente como para su familia. Después de la hospitalización y la rehabilitación, el equipo del cuidado de la salud enseña a los familiares cómo cuidar al paciente en casa y les da una idea general sobre los problemas médicos específicos que requieren atención médica inmediata por parte del médico del paciente. La persona discapacitada necesita enfocarse en utilizar al máximo sus capacidades tanto en casa como en la comunidad. El refuerzo positivo lo animará a fortalecer su autoestima y fomentará su independencia.

Una persona que tiene una lesión medular requiere frecuentes evaluaciones médicas y exámenes de diagnóstico después de la hospitalización y la rehabilitación para vigilar su progreso.

LA ADAPTACIÓN DEL PARAPLEJÍCO MEDIANTE EL DEPORTE

J.M. Cagigal, en su obra comenta que "el deporte supone una forma de relajarse y encauzar las energías para muchas personas pero que hay un cierto sector de la sociedad para la que esta actividad significa mucho más que una simple diversión: los disminuidos físicos. Para éstos, el deporte supone la victoria sobre sus incapacidades además de un deseable equilibrio psíquico; sin olvidar su gran valor terapéutico".

Watanabe, Cooper, Vose, Baldini, Robertson (1992) nos dicen que no hay cifras exactas de la cantidad de individuos que practican la actividad física. En los últimos años ha aumentado y ello es evidente por el gran número de participantes en competiciones deportivas y por la creación de muchos clubes. Cooper (1.990) dice que durante los últimos cuarenta años muchas personas con limitaciones para realizar algún tipo de actividad física han participado en el deporte (cit. Watanabe, Cooper, Vose, Baldini, Robertson 1992).

Consideramos contradictorio el hecho de que el deporte adaptado cada vez sea más conocido, practicado, uno de ellos el atletismo adaptado, y no se trate con mucha más profundidad (Doll-Tepper, Potter, 1994). Apenas existe literatura que de información, estudie y profundice en este tema, aunque los últimos diez años haya aumentado la investigación. Por ejemplo según Sherrill, O'Connor (1999), en la revista Adapted Physical Activity Quarterly entre 1994 y 1998, se publicaron un 80% de investigaciones sobre temas relacionados deporte y la actividad física adaptada.

Definición del término

http://www.efdeportes.com/efd21/med01.htm

Las variables fisiológicas son importantes en el rendimiento de un atleta convencional y mucho más en un atleta con limitaciones para realizar cualquier tipo de actividad física. Por ello es muy importante determinar su discapacidad antes de planificar su entrenamiento y establecer su capacidad motriz:

La medula espinal es un cordón que esta protegido por la columna vertebral. De ella salen los nervios raquidios llamados cervicales, torácicos, lumbares, sacros. Forma parte del Sistema Nervioso Central y constituye la vía principal por donde el cerebro recibe la información del resto del organismo y envía las órdenes que regulan los movimientos.

Si hay una lesión en la medula espinal, el individuo sufre:

  • Una parálisis de la movilidad voluntaria
  • Ausencia de toda sensibilidad por debajo de la zona afectada
  • Falta de control sobre los esfínteres de la micción y de la evacuación intestinal
  • Trastornos en el campo de la sexualidad y la fertilidad.
  • Alteraciones en el Sistema Nervioso Vegetativo
  • Riesgo de otras complicaciones (úlceras, espasticidad, procesos renales. )

Causas de la lesión:

  • Traumatismo: accidente de transito, accidente laboral, accidentes deportivo, ...
  • Enfermedad: tumoral, infecciosa, vascular...
  • Congénito: espina bífida.

Según el nivel en que se produce la lesión:

Tetraplejía: en la zona cervical se interrumpen las vías nerviosas.

  • Disminución o pérdida de la sensibilidad
  • A veces pérdida de la movilidad voluntaria de las extremidades superiores, inferiores y del tronco.

Paraplejía: la lesión se produce en la zona torácica y lumbar.

  • Pérdida de la sensibilidad
  • A veces parálisis total o parcial de las extremidades inferiores y de la parte del tronco sublesional.

A nivel de Cono Medular y la cola de Caballo:

  • No controla los esfínteres.
  • Afectación menor de la sensibilidad
  • Afectación menor de la movilidad voluntaria.
  • La persona puede andar con la ayuda de bastones.

Adaptación fisiológica

Según comenta el médico J. Oriol Martínez (1997) los deportistas con secuelas de lesión medular al realizar un ejercicio físico intenso la tensión arterial no sube en las cantidades requeridas y con ello aumenta la frecuencia cardiaca, produciéndose una vasoconstricción en las zonas paralizadas. La ausencia de esto produce un defecto de llenado cardiaco. El rendimiento de trabajo de los miembros superiores es bajo y alto el debilio ventilatorio. Aparecen trastornos de temperatura.

Figoni, F.(1992 ) señala:

  1. Los efectos de los ejercicios de entrenamiento: Los ejercicios de brazos en la adaptación al entrenamiento se creen que son primeramente de resistencia periférica y que pueden incluir el incremento de la fuerza muscular y la resistencia de la musculatura del brazo en los ejercicios. Los individuos pueden mejorar de un 10% a 20% la máxima capacidad de potencia y el VO2 máx., así como el bienestar. Comenta que la adaptación cardiovascular al entrenamiento de los ejercicios, y el incremento del pulso o la producción cardiaca, todavía no ha sido investigado.
  2. Recomendaciones para realizar ejercicios con personas parapléjicas:
  • Consultar siempre antes con el médico hasta dónde llega su limitación
  • Utilizar ejercicios:
  • Bicicleta ergométrica.
  • Brazo con palanca.
  • Ejercicios aeróbicos estando sentados.
  • Silla de ruedas ergométrica.
  • Silla de propulsión sobre tapiz rodante.
  • Estimulación eléctrica, inducida por la bicicleta ergométrica de piernas (ESLCE) o ESLCE combinado con el brazo con palanca.
  • Es necesario adaptar el equipamiento para realizar los ejercicios:
  • Estabilizar el tronco con una correa
  1. Seguridad de las manos sobre el mango de la manivela (guantes de propiedad)
  2. Proteger la piel (asiento con cojín relleno)
  3. Protección de la vejiga (envases de vejiga o colector urinario antes del test.
  4. Soporte vascular para ayudar a mantener el presión de la sangre y mejorar la tolerancia del ejercicio (media elástica y para fijar bien los abdominales)
  • Control del ambiente en el laboratorio o clínica
  • Diseño del protocolo que permita seguir la velocidad del corazón, presión de la sangre, capacidad de esfuerzo y la tolerancia en cada etapa de ejercicio. El incremento del rendimiento puede ser de 5 a 20 vatios dependiendo del modelo de ejercicio, el nivel de la lesión y el entrenamiento.
  • La producción de potencia máxima por persona con tetraplejía puede ser de unos 0 a 50 vatios y de 50 a 120 vatios en personas parapléjicas. Considerando la hipotensión y el agotamiento, elevación de la pierna, descanso, ingestión o del fluido.

Recomendaciones para programar ejercicios:

  • Los modelos de entrenamiento cardiopulmonar pueden incluir:
  1. Brazo con palanca, silla ergométrica, silla de propulsión sobre tapiz rodante y plato de la bicicleta que gira con las manos.
  2. Deportes: natación, baloncesto, Rugby sentados, carreras.
  3. Ciclo de potencia de brazos (bicicleta para brazos)
  4. Actividades vigorosas de la vida diaria como caminar con muletas y abrazadera.
  5. Ejercicios sentados.
  6. ESLCE o ESLCE combinado con bicicleta ergométrica.
  • Prevenir de síndromes las extremidades superiores
  1. Variando los ejercicios de semana en semana.
  2. Reforzando los músculos de la parte superior de la espalda y los músculos de los hombros posteriores, especialmente la parte externa rotatoria del hombro.
  3. Estirar bien los músculos del hombro anterior y pecho.
  • El control adecuado del ambiente (gimnasio, clínica, laboratorio) para las personas con tetraplejía. Los individuos que poseen una con temperatura regulada pueden realizar ejercicios al aire libre si está bien controlado. Los envases de vejiga o el colector urinario debe utilizarse antes de realizar los ejercicios para prevenir la pérdida del reflejo durante el ejercicio. La persona beberá mucho líquido después de realizar el ejercicio.
  • Entrenamiento de los brazos puede inducir solamente a un efecto de entrenamiento en los músculos del brazo. Combinados ejercicios de brazos y ejercicios de piernas puede mejorar los músculos implicados en esas extremidades y un efecto de entrenamiento cardiopulmonar.
  • En los entrenamientos tener en cuenta la sobrecarga, progresión y regularidad.

Consideraciones especiales.

  • Psicológicamente estar siempre presente como apoyo.
  • Que exista una progresión aunque sea pequeña: un rendimiento de un 5% por semana.
  • Personal: siempre tiene que estar supervisando los ejercicios del individuo y normalmente se necesitaran dos personas para ayudarlo a cambiar de lugar.
  • Tener precauciones sobre su piel, huesos, estabilización, mano de agarre, vejiga, intestinos, hipotensión, hipertensión, dolor, complicaciones ortopédicas y sobre su medicación. Tener en cuenta una atadura para sus abdominales.
  • Consultar siempre al médico.
  • Realizar los ejercicios en un entorno de temperatura y humedad adecuado.

Figoni, S.F. y otros (1988). Realizan una investigación donde comparan hombres tetrapléjicos con otros de convencionales para investigar sobre la respuesta cardio respiratoria y metabólica para el brazo de palanca ergométrico y la proporción de consumo de oxígeno (VO2). Los resultados obtenidos fueron que los individuos tetrapléjica tienen una media alta de la velocidad del corazón, O2 y poco volumen de pulso y la producción cardiaca y contracción miocardia es similar. Estos resultados sugieren que los individuos que tienen lesionada la médula espinal, tetrapléjicos, logran tener VO2 de 0.5 L/min a través de diferentes adaptaciones cardiovasculares comparados con los hombres convencionales. Con la misma proporción de metabolismo, los tetrapléjicos entregan sangre y oxigeno con una velocidad más lenta desde el corazón a la periferia, pero extraen oxígeno de los capilares mucho más rápido que los hombres convencionales. Relativamente la baja contracción del miocardio y la baja precarga del corazón contribuye al poco volumen de pulso y producción del corazón en los ejercicios que realizan. Así la taquicardia puede acomodarse a la precarga del corazón y paradójicamente hay tendencia a compensar el poco volumen del pulso por la mínima reducción de la producción del corazón.

Figoni, S.F.(1993). Añade que incluso cuando un músculo paralizado puede ser activado eléctricamente y añadido a la masa muscular residual voluntaria, la intensidad y duración del ejercicio puede ser limitada por un profundo empeoramiento del sistema nervioso simpático. Sin embargo los ejercicios híbridos muestran promesas en términos de carga de volumen del corazón e inducen a un entrenamiento central cardiovascular en personas con tetraplejía. La búsqueda avanzada se dirige a desarrollar ejercicios híbridos en instrumentación y protocolos que maximizen respuestas fisiológicas apropiadas y provean un acondicionamiento cardiovascular beneficioso así como una modalidad terapéutica para condiciones médicas selectas. Son necesarias más investigaciones para verificar la eficacia médica del entrenamiento en largos periodos, en la prevención y tratamiento de patologías específicas y disfunciones, reducción de factores de riesgo para discapacidades secundarias y reducción de costes de cuidados de salud y promoción para un estilo de vida activo y productivo.

Davis, G.M. (1993) Comenta en su artículo ejercicios para la mejora de la salud física y rehabilitación de las personas con paraplejía, examinando las características fisiológicas, las estrategias para la valoración del nivel y salud cardiorespiratoria, y la capacidad de esfuerzo. Después de su investigación, concluye diciendo que aquellas personas con paraplejía que realizan ejercicio físico tienen mayor capacidad de esfuerzo y rendimiento.

Coutts K.D. (1990) Realiza una investigación para observar la capacidad de esfuerzo relacionada con el consumo máximo de oxigeno de los corredores con paraplejía, amputados y jugadores de baloncesto con paraplejía. Encuentra diferencias significativas:

  • Los valores más altos de consumo de oxígeno son más altos en los corredores con paraplejía y amputados que en los jugadores con paraplejía de baloncesto.
  • La ausencia de las extremidades inferiores en los amputados influye en el consumo máximo de oxigeno.
  • Las diferencias entre el consumo máximo de oxígeno entre los corredores con paraplejía y los que tienen amputaciones no aparece reflejado en las diferencias de rendimiento en las carreras. Pero sí hay una diferencia entre los atletas amputados y los jugadores de baloncesto significativa debida a la poca masa corporal de los atletas amputados.

Bhambhani, Y.N. y otros. (1995). Realizan una investigación en la que observan que las personas entrenadas con tetraplejía en silla de ruedas tienen la ventilación pulmonar y el consumo máximo de oxígeno mucho más alto que los no entrenados. Sin embargo parece ser que el entrenamiento de resistencia no afecta a la ventilación pulmonar cuando los resultados se relacionan con el consumo de oxigeno máximo. Proponen realizar un estudio longitudinal para confirmar esta investigación y ver si las diferencias entre los entrenados y no entrenados son debidas a la adaptación central o/y periférica.

Sayama, K. y otros. (1986) en su investigación observan que:

  • Los corredores de maratón con paraplejía logran una frecuencia cardiaca parecida a la de los convencionales.
  • El consumo máximo de oxigeno de los atletas con paraplejía es menor que el de los atletas convencionales.
  • No hay diferencias de salud entre los corredores con paraplejía participantes en la media maratón y la maratón.
  • El trabajo de producción de los atletas con paraplejía, en la carrera, puede tener un alto potencial de consumo de oxígeno.
  • El entrenamiento de resistencia es óptimo si se realiza en unas condiciones favorables.

Incidiendo en lo mencionado por varios autores, en este capítulo, podemos analizar que las personas que tienen lesiones en la médula espinal, que tengan paraplejía, tetraplejía, pueden realizar el deporte que requieran, con buenos profesionales, que lo ayuden en todo momento a realizarlo.

LAS LEYES DECRETADAS A FAVOR DE ESTA DISCAPACIDAD

  1. Aprueban cartilla denominada "El Rol de las Municipalidades en el Desarrollo de las Personas con Discapacidad" - RESOLUCION DEFENSORIAL Nº 37-2000-DP
  2. Aprueban Directiva Nº D01.0-2002-GFCE/ONPE "Facilidades para la Emisión del Voto de los Ciudadanos y Ciudadanas con Discapacidad y su Empadronamiento" - RESOLUCION JEFATURAL Nº 341-2002-J-ONPE
  3. Aprueban el Reglamento de la Ley General de la Persona con Discapacidad - DECRETO SUPREMO Nº 003-2000-PROMUDEH
  4. Aprueban el Reglamento de Elección de los Representantes de las Asociaciones e Instituciones de las Personas con Discapacidad ante el Consejo Nacional del CONADIS - RESOLUCION PRESIDENCIA Nº 004-2001-P-CONADIS
  5. Ratifican la Convención Interamericana para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad - DECRETO SUPREMO Nº 052-2001-RE
  6. Actualizan las normas técnicas NTE U.190 "Adecuación urbanística para personas con discapacidad" y NTE A.060 "Adecuación arquitectónica para personas con discapacidad" - RESOLUCION MINISTERIAL Nº 069-2001-MTC-15.04
  7. Ley que establece la atención preferente a las mujeres embarazadas, las niñas, niños, los adultos mayores y con Discapacidad, en lugares de atención al público - LEY Nº 27408
  8. LEY GENERAL DE LA PERSONA CON DISCAPACIDAD - LEY Nº 27050

LUGARES DE ATENCIÓN A ESTA DISCAPACIDAD

NACIONAL:

Miles de discapacitados tendrán acceso a becas para estudios universitarios y técnicos, así como a créditos para sus microempresas, gracias a dos convenios suscritos ayer entre la Comisión Nacional de Integración de las Personas con Discapacidad (Conadis), el Instituto Nacional de Becas y Crédito Educativo (Inabec) y el Fondo Nacional de Compensación y Desarrollo Social (Foncodes).

El Centro de Información VIDA para Personas con Discapacidad proporcionará servicios de información y referencia que ayuden a Las personas a entrar en contacto con el amplio rango de servicios, agencias, etc., de asistencia para las personas con discapacidad, sus familias y el público general en todo el Perú.

El otro convenio –suscrito por el titular de Conadis y la jefa del Inabec, Elvia Álvarez– tiene por objeto contribuir a la capacitación, especialización y profesionalización de los discapacitados. Inabec otorgará becas a los afiliados al Conadis y establecerá que un porcentaje de postulantes que reúnan los requisitos sean personas con discapacidad

La Fundación Telefónica, Fundades, Conadis y el Centro Ann Sullivan iniciarán en breve el Plan de Apoyo Social 2003, cuya primera labor será la construcción de la primera aula del centro de capacitación laboral con tecnología dirigido a jóvenes que sufren algún tipo de discapacidad, principalmente de zonas urbano-marginales (09/05/2003)

Así, como estos proyectos existen muchos más, pero se realizarán realmente, eso esperamos por todas aquellas personas discapacitadas que podrían contar con ese servicio. Manos a la obra, Señores.

INTERNACIONAL:

Figaró ciudad. COMPLEJO RESIDENCIAL ASISTIDO PARA PERSONAS DISCAPACITADAS. HOTEL CONGOST. (ALL) (AS) (*) (**) (PD). Centro colaborador con EL ICASS Generalitat de Catalunya. - Cra de Ribes 45. Figaró 08590. Barcelona. (Vallés Oriental). - Tf: 93 842 93 69. -http://www.hotelcongost.com,

Madrid ciudad. CENTRO DE RECUPERACION DE MINUSVALIDOS FISICOS. (ALL) (P) (*). -C.R.M.F Madrid - Vallecas. Es un centro Oficial dotado de un conjunto de instalaciones para facilitar la integración socio laboral de personas que por accidente, enfermedad o causas congénitas tienen una minusvalía física o sensorial que les impide recibir una atención recuperadora en centros ordinarios. La integración en este centro se realiza mediante solicitud en los correspondientes centros base de minusválidos de la Comunidad de Madrid. - Calle José paulete s/n. CP: 28038 Madrid. Tf: 91 478 10 11. Fax: 91 478 90 23.

BIBLIOGRAFÍA

Enciclopedia Microsoft ® Encarta ® 2003. © 1993-2002 Microsoft Corporation.

ENCICLOPEDIA SOPENA HOGAR 5, Dr. J. Bierge, Editorial Ramon Sopena, Barcelona, España, 557 pp.

INTERNET http://salud.discapnet.es/discapacidades+y+deficiencias/discapacidades+neurologicas/lesion+medula+espinal+18/

INTERNET http://www.psicoactiva.com/atlas/medula.htm

 

Autora:

RODRÍGUEZ GUANILO, Belkis Antoinette

Estudiante de Ciencias del Deporte

LIMA - PERÚ


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda