Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La moral en los políticos

Enviado por armonia



Movimiento Armonía Familiar-Perú

Cultivando los valores, para un nuevo Perú

  1. La extrema pobreza moral de los políticos.
  2. Nueva clasificación de los políticos por su ideología.
  3. Qué es más importante en un político, ¿su posición política o su posición moral?
  4. Política de izquierda, de derecha, de centro, de la extrema izquierda y la extrema derecha.
  5. Conclusión

En nuestro artículo: "LA MORAL EN LOS POLÍTICOS", tiene como objetivo, contribuir con el reestablecimiento de la moral y la institucionalización de los Valores de Vida en las doctrinas políticas. En esencia, nuestra proposición es, que en los políticos debe de resaltar más su calidad moral, antes que su calidad doctrinaria. Es decir, que lo más importante para el pueblo es su vida moral como persona que mil promesas que haga como candidato. En este tema queremos insistir en una nueva clasificación para los políticos, porque el pueblo en este nuevo contexto aprecia más la moral de un político, que sus planteamientos ideológicos. Tan deteriorado está su imagen, que se hace imprescindible dar una nueva clasificación a los políticos tradicionales, con el fin; de diferenciarlos de aquellos que cultivan sus valores de vida que son: la verdad, la justicia, la libertad, la paz, la armonía y la vida, y aquellos que no cultivan dichos valores.

En ese sentido, concluimos: "Si un político pone en acción sus valores de vida ya mencionados, teniendo la verdad como bandera, su moral se asentará sólidamente y obtendrá una alta calidad de vida Moral". Los resultados de su gobierno, con toda seguridad que será un éxito, porque: "En el mundo esta demostrado que al político se le aprecia mas por su Moral que por sus promesas e ideologías". NUESTRO VOTO QUE SEA POR LA MORAL ÍNTEGRA DEL CANDIDATO Y NO POR SUS PROMESAS. A MAS MORAL EN LA POLÍTICA MEJOR GOBERNABILIDAD.

INTRODUCCIÓN:

El siguiente tema, obedece a una necesidad de orden social, por la crisis moral que viene apoderándose de casi todas las organizaciones políticas de nuestro país. En la actualidad existe una gran desconfianza por parte del pueblo respecto a estos partidos políticos que han demostrado incapacidad moral para gobernar nuestra nación. Nos están llevando a la extrema pobreza moral, lo cual es sumamente preocupante.

Una vez mas alertamos, que la crisis Moral política, es demasiado preocupante por cuanto nuestro futuro se pone cada vez mas dramático, porque no vislumbra nada bueno para salir de esta crisis moral, y sobre todo, porque los partidos políticos, sea de izquierda, derecha, centro u otras denominaciones, constituyen pilares fundamentales del sistema democrático.

Los partidos políticos son grupos sociales libremente formados, que tienen una ideología o tendencia que une a sus miembros para ejecutar una acción política común. Sin embargo, la presencia de partidos en un país, expresa explícitamente que la opinión de los ciudadanos está dividida en diversas corrientes, enrolan a sus militantes que serán parte de su agrupación; y de esta manera inician la búsqueda de su razón de ser, que es disputar el poder con la visión de conquistarlo. Pero la crisis política que hay en los partidos, es netamente Moral.

Por esta razón, muy pocos ciudadanos se afilian a los partidos políticos. Una gran parte se mantienen independientes y solo participan al momento de elegir o al momento que deciden por quien votar. Por todas estas razones es importante alentar a los ciudadanos, que antes de votar se averigüe bien la vida moral y pública que lleva su candidato preferido. Para que al momento de votar tengan la certeza de que están eligiendo a un buen político (moralmente hablando), y así, no volvamos a cometer los errores históricos que nos ha llevado a una extrema pobreza Moral.

Sin embargo, en estos últimos años, el comportamiento moral de los políticos se ha deteriorado al extremo que la ciudadanía en general, tienen un concepto pésimo de los partidos políticos y de sus miembros, porque los ve como grupos que solo persiguen el poder para saciar sus intereses corruptos, y mantenerse en el gobierno solo para salvaguardar los intereses de un grupo minoritario.

Este concepto nocivo, crea un panorama desolador para los partidos políticos, sin embargo, debemos buscar algunas soluciones para tratar de enmendar este error moral en la que están incurriendo muchos líderes. Creemos que la sociedad en su conjunto debe hacer todo el esfuerzo posible para corregir lo que históricamente hemos deteriorado con nuestra forma moral de actuar. Debemos rehabilitar y cultivar nuestros valores de vida, que son: la verdad, la justicia, la libertad, la paz, la armonía y la vida, en aras de la felicidad y la dignidad de nuestras familias y por ende de nuestro país.

  1. Las últimas encuestas realizadas por la Universidad de Lima, dio como resultado que el 80% de la población no cree en los políticos, es decir, que existe una gran desconfianza por parte de la ciudadanía en todos los políticos tradicionales. Este rechazo, se debe fundamentalmente por la forma inmoral y corrupta que vienen desarrollando sus funciones de gobierno.

    Frente a esta lamentable y triste realidad, es necesario hacer un análisis de este estado de vida destructivo de la moral y los valores de vida, que debe ser erradicado de nuestra vida social, institucional y político. Pero, para realizar esta tarea, primero tenemos que identificar el porque no pueden percibir las consecuencias horribles que trae el vivir trasgrediendo los principios morales o corrompiendo sus vidas.

    Pobreza moral es no cultivar los valores de vida y tener un conocimiento paupérrimo de las normas cívicas y sociales, sobre todo, es tener una escasa idea de lo que es un principio moral, y los valores de vida que son: la verdad, la justicia, la libertad, la paz, la armonía y la vida. La carencia de los valores de vida está arrastrando a los políticos a pervertir su conducta y lo peor, que aprueban leyes que propician la corrupción. Es decir, que no hay conciencia de justicia ni la voluntad de conocer, rehabilitar y cultivar sus valores de vida.

    Todos los días la prensa publica actos de corrupción cometido por los políticos y nuestras autoridades que se encuentran en pleno ejercicio de sus funciones. Gracias a la prensa se descubren los actos de corrupción, y no lo hacen como corresponden los organismos de control del estado, como son: la policía, la fiscalía, la controlaría, control interno y comisiones de fiscalización. Por esta razón, el cuarto poder que son los medios de comunicación, deben tener un premio por ley, porque los periodistas descubren todos los actos de inmoralidad contra el estado, así se compensara el esfuerzo de muchos periodistas que moralizan al estado gratuitamente. Quiere decir, las organizaciones de fiscalización citadas tienen un buen presupuesto del estado, sin embargo, sus frutos a favor del estado son casi nulos. Y los frutos de los medios de comunicación son excelentes y gratuitos para el estado.

    Estos hechos confirman la gravedad del problema en que esta sumergido nuestro país, por lo tanto, se necesita urgentemente un tratamiento especial para detener este mal. Se ha llegado al extremo que nuestras autoridades aprueban leyes que propician el robo al estado, y algunos cargos los hacen irrenunciables por ley, esto es el colmo de la inmoralidad (porque se entiende que puede robar y no se le puede sacar). Estos males de inmoralidad, a la larga, nos van a llevar al colapso total del estado de derecho y el rompimiento del principio de autoridad.

    En este sentido, debemos buscar nuevos sistemas de vida, que estén dirigidos a detener este mal y erradicarlo desde la raíz, claro está, que las iniciativas tienen que venir de peruanos comprometidos y que cultiven sus valores de vidas quienes deben tomar conciencia del grave daño que se esta haciendo al país con los actos de inmoralidad.

    Es absolutamente cierto que nuestro país necesita nuevos líderes con alta calidad moral, que demuestren capacidades extraordinarias, tanto intelectual como moralmente, sobre todo, necesitamos líderes que cultiven sus valores de vida, con conciencias nacionalistas, con principios que resalten la verdad como el valor superior y la justicia y la libertad como pilares de la democracia. Este cambio, generaría un nuevo orden en la vida democrática de nuestro país, y como resultado se cerraría todo espacio para quienes tienen costumbres corruptas de vivir de lo ilícito.

    Sin embargo, no debemos olvidar que para tener una nueva generación de líderes, se debe reestructurar la educación básica y superior, con el objetivo de dar mas prioridad a la ciencia de vida, es decir, que los principios y valores de vida deben ser fundamentales para establecer formalmente una jerarquía de valores, que básicamente son: la verdad, la justicia, la libertad, la paz, la armonía y la vida, y estos valores deben estar en la currícula de estudios, en la primaria, secundaria, y en los estudios superiores, porque queremos una nueva generación de jóvenes que tengan una alta calidad de vida moral, se tiene que crear una educación con valores y hacer que cada valor se haga vida en la vida de cada alumno. Creemos sinceramente que no hay otra alternativa para salir de esta extrema pobreza moral, porque la debilidad moral e intelectual, es precisamente porque nuestra educación tradicional sólo entra en reforzamientos mentales sin saber para que sirve la educación.

  2. LA EXTREMA POBREZA MORAL DE LOS POLÍTICOS

    Después de todo este análisis, podemos comprender con mayor claridad, que el factor problema en la vida institucional de un político es Moral, por lo tanto, se debe buscar cambiar los términos que califica a un político como representante de una ideología, partido y de un movimiento nacional. Es decir, que se debe buscar una nueva clasificación basada en la moral de vida de cada uno, y esto; lo distinguirá en su vida política, de esta manera se hará conocido por toda la sociedad.

    Por todas estas razones, debemos dar al pueblo todas las herramientas necesarias para que en adelante puedan calificar mejor a un político, que debe ser mas por su moral que por sus tendencias ideológicas y por sus promesas. De esta manera, los políticos tendrán mayor respaldo, mayor confianza, y a estos, el pueblo le dará su voto por su MORAL y no por sus promesas. Los políticos que han caído en la inmoralidad y otras personas que por lo general son ayayeros de los políticos, seguramente nos van a tildar despectivamente de Moralistas, una triste forma de evadir los valores de vida que están ligados íntimamente en nuestro ser.

    Debemos recordar que la Moral es una ciencia que contiene principios que rige la vida humana exitosamente, y no es un término meramente religioso ni fundamentalista. Además, solamente siendo Moral se puede manifestar los valores que están en nuestra naturaleza interna. Es decir, que sin moral no hay valores.

  3. NUEVA CLASIFICACIÓN DE LOS POLÍTICOS POR SU IDEOLOGÍA.
  4. QUE ES LO MÁS IMPORTANTE DE UN POLÍTICO, SU POSICIÓN POLÍTICA O SU VIDA MORAL.

Para responder esta interrogante, primero tenemos que tomar conciencia que en nuestro país no existe una cultura democrática sólida, en donde se enseñe a los futuros ciudadanos sobre la importancia de los partidos políticos en la vida nacional, tampoco se enseña a los políticos a comprender la magnitud del honor que significa servir al Perú, con lealtad, fidelidad y con valores de vida. Además, muchos de los que aspiran a ser líderes, y se enrolan en algún partido político, carecen de vocación de servicio, porque mas les motiva conquistar un puesto político para llenarse los bolsillos.

El carecer de estos principios, nos lleva a la reflexión de la necesidad de buscar nuevos sistemas de carácter institucional que se preocupen específicamente de despertar la conciencia moral de nuestras nuevas generaciones, líderes para que tengan la plena convicción de saber que lo mas importante de un político es servir y cuidar su posición moral antes que su posición política.

Veamos porque es importante e imprescindible tener una posición moral sobre todas las cosas:

  1. La ciudadanía percibe que el sistema de las campañas políticas no trae consigo una adecuada conducta ética de su alta dirigencia.
  2. Los ciudadanos perciben que en los partidos políticos no existe una auténtica intención de servir al Perú, sino que anhela el poder para repartirse entre ellos los puestos públicos y así llenarse los bolsillos y de esta manera fortalecer su partido. Esto se hace evidente en los dirigentes que cegadamente buscan estos propósitos, por eso es, que rápidamente se ven involucrados en actos de corrupción y son severamente cuestionados, al extremo que muchos han llegado hasta la cárcel.
  3. Se nota la falta de valores de vida en sus candidatos, que se presentan en cargos de elección popular. Porque en sus listas no necesariamente están los mas intelectuales y moralmente aceptables, sino las mas allegadas y consecuentes con sus reputaciones a la cúpula dirigencial. Es decir, que se seleccionan a los que tienen mas recursos económicos y no a los que verdaderamente representen al pueblo por su moral.
  4. Casi todos los peruanos, no creen en los partidos políticos, por mas antiguo que sea su doctrina o ideología, por cuanto han sido un fracaso y han tenido sólo problemas de corrupción en cada uno de sus integrantes.
  5. Un sector importante de intelectuales, creen firmemente que nuestros políticos tienen un conocimiento paupérrimo de la moral y por ello incurren constantemente en actos ilícitos.

Como podemos apreciar, el problema moral, crea un panorama desolador en nuestro país, por eso, un político debe preocuparse en conocer no sólo los principios morales, sino las consecuencias que ocasionan en una vida que transgrede sus principios. Y para reforzar y elevar su vida a una alta calidad moral, deben buscar cultivar los valores de vida que son: la verdad, la justicia, la libertad, la paz, la armonía y la vida.

Esta preparación hará que los líderes políticos armonicen sus vidas con la ciudadanía y encuentren una sintonía clara con los sectores mas marginados de nuestra nación. Pero sobre todo, deben comprender que lo más importante de un político en su vida Moral, que sus discursos muy bonitos y elocuentes.

4.- Política de izquierda, de derecha, de centro, de la extrema izquierda y la extrema derecha.

Deseamos definir estas ideologías con el propósito de buscar una solución a la crisis moral que se puede evidenciar en los miembros de los partidos políticos. Por esta razón, vamos hacer un pequeño resumen de la concepción ideológica que tiene cada movimiento, aunque su definición es muy conocido mundialmente, pero lo haremos con el fin de centrar mejor el tema que estamos tratando

El conocimiento de estas ideologías (izquierda, derecha, centro), nos va a dar algunas tendencias que moldea la personalidad de un político, e incluso nos va a dar indicios del porque fácilmente son arrastrados por la inmoralidad y porque históricamente han caído en actos de corrupción. Empecemos este análisis por los políticos de izquierda.

IZQUIERDA

Cuando hablamos de políticos de izquierda, nos estamos refiriendo a aquellas personas que por lo general pertenecen a la clase trabajadora (laboralmente hablando) que mayormente han laborado en fábricas y han sido dirigentes de sindicatos, o en su defecto, son representantes de las comunidades agrícolas y de asociaciones de trabajadores independientes. En suma, un político de izquierda representa a la clase que ha sido sometido por la clase capitalista, y su posición como político de izquierda, busca reivindicar derechos más justos para la clase más pobre y el restablecimiento del respeto a la estabilidad laboral y a la dignidad de la clase trabajadora.

IDEOLOGÍA DE IZQUIERDA. Sus ideologías tienen tendencias marxista-leninistas; pero se desarrollan de acuerdo a nuestra realidad social, por cuanto hoy vivimos un nuevo contexto de vida, y mal o bien estamos conviviendo en un ambiente democrático. La esencia de su ideología, es que los recursos de nuestra nación que es patrimonio nacional, deben servir para restaurar la equidad económica en nuestra población, es decir, que debe servir para la clase mas necesitada y no estar en manos de los grandes capitalistas y si en manos del Estado.

Su lucha ideológica hecha en las calles, es porque perciben que el estado sólo sirve a ciertos grupos de poder y no a las grandes mayorías de nuestra nación.

DERECHA. Cuando hablamos de políticos de derecha, nos estamos refiriendo a aquellas personas que pertenecen a la clase alta, a lo que ellos llaman: "Sociedad de alta alcurnia". Mayormente son dueños de empresas o de instituciones de servicios, autoridades de alto nivel del gobierno, profesionales altamente calificados y personas que manejan enormes capitales en diferentes clases de negocios.

En suma, un político de derecha, representa a la clase capitalista y busca proteger sus intereses capitalistas, poniéndose sutil y sistemáticamente contra los intereses de las grandes mayorías, que son la clase pobre.

IDEOLOGIA DE DERECHA. Su ideología tiene tendencia al sistema capitalismo, pero muy inteligentemente se moldean a nuestra realidad, porque insospechadamente monitorean la economía, el sistema político y las instituciones bancarias, entre otras cosas que tienen que ver con sus intereses capitalistas.

Los políticos de derecha no necesariamente pertenecen a la clase alta, sino que a veces son políticos tránsfugas, que de la clase pobre que lo eligió, se pasan a defender los intereses de los poderosos, por cuanto muchos de ellos, no han tenido una solidez doctrinaria e ideológica. Y su escasa preparación moral los hace una persona voluble, que deja de lado sus raíces por unos cuantos dólares. Y lo grave es, que viven ficticia e hipócritamente encorvados ante los poderosos.

CENTRO. Cuando hablamos de políticos de centro, nos referimos a aquellas personas que no se inclinan ni para la izquierda ni a la derecha, sino que se acomodan según su conveniencia y poseen un estado de vida conservador. Se puede decir que estos políticos de centro representan a la clase media que mayormente están conformados por docentes particulares, catedráticos, agricultores prósperos, pescadores, negociantes que tienen pequeños capitales y religiosos de diferentes denominaciones, y algunos capitalistas.

IDEOLOGIA DEL CENTRO. Su ideología, es conservador con tendencias a equilibrar en la política todo acto que exagera un hecho, sea a favor de la izquierda o de la derecha. En otras palabras, un político de centro, no arriesga su persona, por cuanto carecen de una concepción doctrinaria política, pero si tienen un alto conocimiento en ciencias políticas. Los políticos de centro, buscan un trato más coherente y conservador en la sociedad, tanto en las leyes como en el orden económico del país.

Referente a la extrema izquierda y extrema derecha, creo que todos sabemos el irracional fin que persiguen ambas concepciones, tal es así, que en este nuevo siglo no es admisible por el daño que ha causado a la humanidad. En realidad la extrema izquierda tiene una concepción errada de creer que se puede establecer una sociedad sin clase, en donde haya igualdad de ganancia y que las propiedades deben pasar para el bien común, y tantas cosas absurdas que son inaplicables por falta de un sustento más racional y científico.

De la misma manera, la extrema derecha que aun existe vestigios de esta concepción demente, que creen que todavía vivimos una época virreynal, en donde al hombre se le trataba como a un animal y eran explotados indiscriminadamente.

Este extremismo del capitalismo, afortunadamente ya ha sido erradicado del mundo entero y si aun se ve actos exagerados de la hegemonía capitalista, es porque la evolución moral e intelectual del hombre se ha detenido. Lo más sensato es volver a ponerlo en movimiento el desarrollo moral e intelectual de la sociedad en su conjunto. Pero en términos generales todo extremismo es irracional y diabólico.

CONCLUSIÓN:

Tomando en cuenta la moral de los políticos, y haciendo una profunda reflexión hemos llegado a la siguiente conclusión:

La ideología política, se fortalece y da buenos frutos si es que los políticos actúan moralmente con sus valores de vida que son: la verdad, la justicia, la libertad, la paz, la armonía y la vida.

Si tomamos como ejemplo a los políticos de derecha como gobierno, y si ellos manifestaran sus valores de vida, como la verdad y la justicia en sus planes de gobierno, esto generaría mayor potencial en la producción de capitales, no solamente en la parte económica, sino también en la producción de servicios. Por ejemplo: Si se usara los valores de la verdad y de la justicia, las utilidades de sus empresas y las empresas de los demás en el país, la repartirían equitativamente bien entre sus trabajadores.

El resultado de todo esto, es dar buenos frutos para los mas pobres, y si pusieran en práctica el valor de la vida y la armonía, reestablecerían las buenas relaciones entre la sociedad y el estado, en las familias y los trabajadores con las empresas. El resultado sería excelente, porque las empresas se preocuparían en crear sistemas de orientación familiar y capacitación a sus trabajadores, con el fin de que estos formen bien la personalidad de sus hijos, y así se disminuya los traumas psicológicos, para que en el futuro los hijos no distorsionen su personalidad. Si esto lo hicieran, seria un acto revolucionario a favor de la sociedad, porque habría hijos sin traumas y serian los mejores líderes en el futuro.

Para un gobierno de izquierda, este mismo proceso se puede aplicar con los políticos de izquierda como gobierno, porque ellos bien podrían enriquecer su ideología con sus valores de vida, es decir, aun cuando ellos promueven y enarbolan la bandera de la justicia e igualdad, necesariamente tienen que incluir los valores en sus plataformas de lucha, porque de esta manera el valor de la verdad, unidad, paz, Armonia y vida, le daría mejores resultados a sus propósitos de justicia social.

Esto significa, que su lucha por la igualdad de trato, la estabilidad laboral, el respeto de la dignidad de la clase trabajadora y otros, no tendrán sustento, sino argumentan sus planes de gobierno con el valor supremo de la verdad, porque sin la verdad no hay justicia, ni equidad, ni libertad ni nada, y finalmente caerían en el fracaso. Por esta razón, es imprescindible que los políticos de izquierda, derecha y otros, deban saber cultivar sus valores de vida y aplicarlos en su ideología, y en sus planes de gobierno que con toda seguridad que así servirán mejor al pueblo. Así queda demostrado que los políticos se distinguen mejor por su moral que por su ideología

Si queremos tener un país bien gobernado en lo social, cultural y económico, entonces los políticos están moralmente obligados a cultivar sus valores de vida tanto en su vida individual como política. Aclaramos, los valores no se fundamenta en una mente positiva o negativa, ni en izquierda ni en derecha, los valores están fundamentados en la VERDAD, como fuente de los demás valores de vida.

 

 

 

Autor:

Ing. Hernán Vásquez Cabrera

Dir. Jr. La Cantuta 550 Zárate - Lima 36 - San Juan de Lurigancho Lima-Perú

.

Web: www.armoniafamiliarperu.org

 


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda