Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Parámetros y propiedades biológicas del agua

Enviado por pedalio_1



  1. Parámetros biológicos del agua
  2. Estudio Hidrobiológico
  3. Bacterias
  4. Virus
  5. Protozoos
  6. Cianobacterias y diatomeas
  7. Analíticas microbiológicas
  8. Conclusión
  9. Bibliografía

INTRODUCCION

Las aguas son un recurso natural necesario para el desarrollo de un gran número de actividades humanas. Su creciente degradación por disminución de su calidad implica la pérdida de posibilidades para hacer frente a un gran número de usos con lo que se hace necesario la realización de estudios que permitan adoptar criterios a la hora de elaborar una planificación racional de la utilización de dicho medio.

PARÁMETROS BIOLÓGICOS DEL AGUA

Todos los organismos que se encuentran en el agua son importantes en el momento de establecer el control de la calidad de la misma sin considerar si tienen su medio natural de vida en el agua o pertenecen a poblaciones transitorias introducidas por el ser humano; si su crecimiento lo propician los nutrientes presentes en el escurrimiento natural y en aguas residuales municipales o lo frenan los venenos procedentes de la actividad agrícola o industrial; y si tienen capacidad para intoxicar a las personas y a los animales superiores.

Habitualmente los estudios están basados en un número de organismos significativos y cuantitativamente determinables, en los cambios de las condiciones de su existencia y sus efectos, y en la identificación sistemática y enumeración estadística de las poblaciones.

Se debe conocer la forma de los patógenos hídricos y determinar su presencia y origen, la magnitud y oscilación de su número, el curso de su ciclo vital y el índice de su supervivencia.

A efectos prácticos, el interés se centra en la presencia e importancia de organismos sustitutos como indicadores de la posible presencia de patógenos y sobre la necesidad de adoptar medidas efectivas para la destrucción o control de estos.

Por otro lado hay también muchos organismos que sirven como índice de calidad del estado de un agua.

Los parámetros biológicos en las aguas potables son de mucho interés. La normativa recoge una serie de análisis microbiológicos según se efectúe sobre las aguas un análisis mínimo, coliformes totales y fecales; uno normal, los anteriores más estos, bacterias aerobias a 37ºC, estreptococos fecales, clostridios sulfito-reductores; o completo, los anteriores más aerobias a 22ºC, microoganismos parásitos y/o patógenos.

Para completar el análisis microbiológico de aguas potables se hacen también los análisis que indiquen la presencia de salmonellas, estafilococos patógenos, bacteriófagos fecales y enterovirus. Además el agua no deberá contener algas ni organismos parásitos.

Los parámetros biológicos se usan como índices de calidad de aguas. Hay muchos seres vivos que se emplean como indicadores de la calidad de un agua. Así, según predominen unos organismos u otros, podremos saber el estado de un agua. Además sabemos que, en el caso de un vertido, el contaminante se diluye en el agua y, a veces, se hace difícil su detección, pero el efecto causado al ecosistema perdura durante más tiempo. Entre estos organismos podemos citar a macroinvertebrados o a ciertas especies de algas, diatomeas.

Estudio Hidrobiológico

La realización de un estudio hidrobiológico permite:

  • Proporcionar datos sobre el estado de un sistema acuático de forma regular.
  • Documentar la variabilidad a corto y largo plazo de la calidad del agua por fenómenos naturales o actividades humanas.
  • Evaluar el impacto de la polución producido por la actividad humana.
  • Evaluar la influencia de ciertas zonas de muestreo sobre la fauna del lugar.
  • Evaluar las características hidráulicas del cauce del río y la evolución del caudal mediante medidas de flujo. De esta manera, se puede establecer las variaciones de caudal que sufre el río a lo largo de ciclo estacional y anual.
  • Realizar un estudio de la rivera.
  • Evaluar los Índices Biológicos.

Una parte del estudio hidrobiológico debe llevar a establecer los Índices Biológicos de la calidad de las aguas, los cuales contemplan a los parámetros o aspectos biológicos del medio acuático cuyas variaciones indican la existencia de modificaciones o alteraciones en dichos medios.

Dichos índices, como expresiones matemáticas que resumen un estado biológico de los ecosistemas acuáticos en unos determinados números, representan un instrumento muy útil en la estimación del estado o calidad de dichos ecosistemas. Respecto al problema de la contaminación, estos índices han hecho posible que las personas encargadas de la gestión del agua como recurso natural puedan considerar la integridad ecológica de dicho recurso como un parámetro más a tener en cuenta en su manejo, e incluso pudiendo ser limitante en su planificación.

Debido a que resulta bastante difícil reducir o condensar todos los datos de campo disponibles y representarlos de forma clara y concisa para que sean fácilmente manejables e interpretables y poder sacar así conclusiones, se hace casi obligado recurrir a la ayuda de índices o expresiones matemáticas que relacionen unos datos con otros y simplifiquen su significado. Estos valores o números obtenidos son fácilmente manejables por las personas que tengan relación con la ordenación y control de las aguas o que necesiten conocer o evaluar la calidad de las mismas para la planificación de estos recursos.

En un estudio de calidad del agua se analizan los parámetros biológicos del agua, entre los mas importantes están:

Bacterias

Dado el amplio y fundamental papel jugado por las bacterias en la descomposición de la materia orgánica, tanto en la naturaleza como en las plantas de tratamiento de aguas, deben conocerse bien sus características funcionales y fisiológicas por lo que se hace necesario su estudio.

Las bacterias son microorganismos procariotas, unicelulares, cuyo material genético se encuentra disperso en el citoplasma. Poseen una pared protectora que las rodea y que a la vez les confiere características especiales.

Pueden ser móviles y muchas de ellas ante condiciones desfavorables pueden formar estructuras de resistencia.

En el mundo hay millones de bacterias y estamos continuamente rodeados de ellas. Las hay patógenas, inocuas y también beneficiosas para nosotros y gracias a su estudio, se han llevado a cabo investigaciones en las cuales se ha descubierto la importancia que poseen en el campo del agua.

Las bacterias tienen en el agua una vía perfecta de transmisión y, por lo tanto, se han utilizado como indicadores ideales de contaminación.

A continuación se detalla algunos grupos de bacterias con importancia en la calidad y estudio del agua.

Al grupo de bacterias coliformes pertenecen la familia de las Entero bacteriáceas y se definen como el grupo bacteriano aerobio o anaerobio facultativo, que fermentan la Lactosa con la producción de ácido y gas antes de 48 horas. Se encuentran en el tracto intestinal del ser humano y cada persona evacua de 100.000 a 400.000 millones de coliformes por día, además de otras clases de bacterias. Los coliformes no son dañinos para el hombre y, de hecho, son útiles para destruir la materia orgánica en los procesos biológicos del tratamiento de las aguas residuales.

Desde hace mucho tiempo se han utilizado como indicador ideal de contaminación fecal. Su presencia se interpreta como una indicación de que los organismos patógenos pueden estar presentes y su ausencia indica que el agua se halla exenta de organismos productores de enfermedades.

En las plantas de tratamiento de aguas residuales, quizás sea la única determinación microbiológica que se realice, prestándose especial interés en los porcentajes de reducción tras su tratamiento.

Los Streptococos fecales son bacterias anaeróbias o aeróbias facultativas, conocidas como bacterias del ácido láctico. El hábitat natural de estos microorganismos es el aparato digestivo de los animales de sangre caliente. Se han utilizado, junto con los coliformes fecales, para diferenciar la contaminación fecal humana de la de otros animales de sangre caliente. Se ha observado que la cantidad de coliformes y streptococos fecales descargados por los seres humanos, son significativamente diferentes de las cantidades descargadas por el resto de animales. Así, la relación CF/SF contenidos en una muestra, puede usarse para demostrar el tipo de contaminación, humana o animal.

Los Actinomicetos son bacterias Gram (+), normalmente no móviles pero si lo son es por la presencia de flagelos. Estas bacterias producen olor a tierra mojada en el agua, por lo que afectan a la calidad y la aceptación pública de los suministros municipales de agua en muchas partes del mundo. Son uno de los olores más difíciles de eliminar en las plantas de tratamientos convencionales. Los actinomicetos crecen sobre material en descomposición, por lo que transforman una gran variedad de residuos orgánicos complejos formando parte importante de la población de lagos, ríos y suelos.

Los Pseudomonas son bacilos flagelados Gram (-) e incluyen un grupo de bacterias muy heterogéneas de una amplia distribución en la naturaleza, capaces de degradar una gran variedad de compuestos orgánicos. El grupo zooglea está formado por bacterias que residen típicamente en aguas contaminadas y reactores aeróbicos de residuos.

Virus

Los virus son unidades microbiológicas de estructura muy simple. Prácticamente están formadas por una envuelta proteica, con algunos restos de polisacáridos y lípidos y, en su interior, tienen una cadena de ácido nucleico que puede ser ADN o ARN.

Los virus excretados por las heces o por la orina de cualquier especie animal son susceptibles de contaminar el agua. Especialmente numerosos y de gran importancia sanitaria son los virus que infectan el aparato digestivo del hombre y que son excretados por las heces de las personas en las que habitan. Un gramo de heces humanas puede contener 100 millones de partículas de virus infecciosas.

Pueden encontrarse virus en las aguas residuales domésticas que, tras varios tipos de tratamiento, son vertidas a aguas superficiales o la tierra. Por tanto, pueden existir virus entéricos, intestinales, en las aguas superficiales y profundas contaminadas por las aguas fecales y que son después utilizadas como fuentes de aguas potables.

Entre los virus excretados en número relativamente elevado se encuentran los poliovirus, coxsakievirus, echovirus y otros enterovirus, adenovirus, reovirus, rotavirus, el virus A de la hepatitis y los agentes Norwalk.

  • El Poliovirus es un virus de 25 a 30 milimicras de diámetro. Provoca la poliomelitis mediante vía respiratoria y/o digestiva.
  • El Coxsakievirus es conocido como el virus de Coxakiev.
  • El Adenovirus son virus esféricos y menores de 100 milimicras. Causan afecciones respiratorias.
  • El Reovirus es un virus cuyo material genético (ARN) tiene como intermediario ADN en su ciclo replicativo.
  • El Rotavirus es el virus más importante productor de gastroenteritis y epidemias. Se transmite por vía oral principalmente.
  • El virus A de la hepatitis es miembro del grupo de los enterovirus. A veces se extiende por el hígado y los recuperados no son portadores.
  • Los Agentes Norwalk o virus de Norwalk se transmiten por el agua produciendo diarreas en individuos adultos.

Los efectos de cada uno de ellos sobre el hombre y animales se detalla en la siguiente tabla.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Los virus no forman parte de la flora normal de aparato digestivo y sólo son excretados por las personas infectadas, en particular, lactantes y niños pequeños. Los índices de infección varían de manera considerable de unas zonas a otras, según las condiciones sanitarias y socioeconómicas.

Los virus sólo se multiplican en células vivas sensibles, su número no puede aumentar en las aguas fecales.

Se ha defendido que la transmisión de pequeños números de virus en los suministros de agua pueden dar lugar a infecciones que pasan inadvertidas. Sin embargo, la posterior transmisión de estos virus a partir de los casos de infección inaparente a los contactos sensibles implican, probablemente, el intercambio de grandes cantidades de virus.
Ello puede dar lugar a una transmisión considerable de la enfermedad en la comunidad, lo que es compatible, desde el punto de vista epidemiológico, con el contacto y no con una transmisión desde una fuente común como es el agua.

Protozoos

Los protozoos forman uno de los grupos de individuos más frecuentes en el agua. Podemos definirlos como organismos unicelulares, con núcleo (donde se encuentra el material genético) y citoplasma. Son bastante especializados, ya que presentan todas las estructuras necesarias para realizar sus funciones vitales.

Presentan una morfología muy variable tal y como podemos observar en la figura.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Este grupo posee dimensiones microscópicas, entre las 10 micras y los pocos milímetros.
Con la excepción de los protozoos parásitos cuya distribución está asociada a la de sus organismos hospedadores, la mayoría de los protozoos son de distribución cosmopolita. Dicho cosmopolismo está asociado con una repetición de las condiciones medioambientales de las aguas donde habitan, estando así relacionada la presencia y cantidad de organismos pertenecientes a diferentes grupos con parámetros del medio como son los nutrientes, la cantidad y calidad de materia orgánica, la temperatura, el oxígeno, el pH, las poblaciones bacterianas, etc., pudiendo vivir muchos de ellos en márgenes estrechos de condiciones por lo que su presencia y constituye un elemento bioindicador de las condiciones del medio donde habitan. Sin embargo, muchos de ellos tienen un amplio rango de tolerancia a variaciones en las condiciones ambientales, lo que les hace estar presente en un gran número de hábitats, aunque con diferente desarrollo poblacional.

A su vez, dentro de este grupo de organismos encontramos existe una gran variedad de asociaciones biológicas, como son el parasitismo y la simbiosis, existiendo aproximadamente 27 especies parásitas del hombre entre las cuales se encuentran las causantes de ebfernedades como la malaria, el mal del sueño africano y otras fiebres.
En los medios acuáticos, aparte de las formas fotosintéticas que juegan un papel importante como productores primarios, base de las redes alimentarías, la importancia de los protozoos heterótrofos radica en ser un paso intermedio entre niveles tróficos, cuestión de gran importancia en los procesos de depuración de las aguas como veremos a continuación.

La importancia del papel de estos organismos, en el sistema acuático, se basa fundamentalmente en tres razones:

  • Por consumo directo de materia orgánica del medio.
  • Por propiciar la formación de flóculos, acúmulos de materia, a través de la excreción de materiales mucilaginosos.
  • Por constituir los principales consumidores de las poblaciones bacterianas que se desarrollan en el medio.

Así, algunas especies de protozoos son capaces de consumir directamente la materia orgánica del medio, ya sea por ingestión directa de partículas sólidas, como por trasvase de materiales disueltos en el agua a través de sus paredes corporales, por lo que contribuyen eficazmente a la eliminación de la materia carbonada de las aguas residuales.

En cuanto a la formación de flóculos, podemos decir que la formación de dichas agregaciones de partículas minerales, materia orgánica, bacterias y protozoos en el seno de la matriz mucilaginosa, pegajosa, son de gran interés en la decantación y, por lo tanto, favorecen la clarificación del agua, siendo ésta la base de un buen funcionamiento del sistema de lodos activados.

Los protozoos son de vital importancia para el sistema acuático.

Los protozoos, especialmente los ciliados, son los principales organismos consumidores de bacterias en los medios acuáticos. Con ello consiguen, por un lado, un crecimiento óptimo de poblaciones bacterianas manteniendo una tasa de aclarado que favorece que dichas poblaciones no colapsen, excretando al mismo tiempo sustancias minerales que favorecen el crecimiento de dichas bacterias y, también, disminuyen con dicho consumo, la concentración de bacterias patógenas y fecales del medio, clarificando el agua de forma eficiente.

Entre las 21.000 especies de protozoos de vida libre es evidente, por tanto, que existen variados tipos fisiológicos que exigen variadas condiciones ecológicas para su existencia. Ello, conjuntamente con su capacidad de adaptación en el transcurso del tiempo, su distribución acuática amplia, y su capacidad de alcanzar una alta densidad de población en poco tiempo, convierte a los protozoos en importantes indicadores de las condiciones del agua en un momento determinado, generando interesantes aportaciones en le prevención de problemas en plantas de tratamiento por cambios en las condiciones de funcionamiento, ya que estos organismos pueden ser sensibles a cambios bruscos de parámetros que puedan tardar en detectarse.

Cianobacterias y diatomeas

Es de sobra conocido el uso de diferentes organismos como indicadores de la calidad del agua. Dentro del fitoplancton, pertenece al reino vegetal, destacan las Cianobacterias y Diatomeas.

Las cianobacterias son microorganismos unicelulares y agrupaciones celulares sin división de trabajo. Poseen núcleo rodeado de membrana y pigmentos fotosintéticos.

Cianobacterias.

Pueden formar grandes y densas capas sobre la superficie del agua y, por ello, disminuyen el valor estético de la misma. A veces, proporcionan mal olor y sabor pero al mismo tiempo y gracias a su función fotosintética, proporcionan una buena oxigenación de las aguas donde se encuentran.

Este aspecto toma importancia cuando las cianobacterias forman parte del proceso de degradación biológica de la materia orgánica del agua, pues les proporciona oxígeno a los microorganismos capaces de degradar dicha materia, o bien, de hacer que decante y que favorezca su eliminación. Los procesos de eutrofización de las aguas continentales favorecen, en gran medida, el desarrollo de proliferaciones de microalgas a menudo representadas por floraciones de cianobacterias.

Algunas especies pertenecientes a este grupo, producen sustancias capaces de alterar las propiedades organolépticas de las aguas y de conferirles un carácter tóxico para el hombre y los animales, lo que exige prestarles una gran atención cuando esta agua es destinada al abastecimiento humano.

Por otro lado, las cianobacterias presentan la facultad de intercambiar material genético, dando lugar a la aparición de distintos grados de toxicidad.

De modo que, a menudo, estas floraciones están constituidas por diferentes genotipos, por lo que la toxicidad total de una muestra guarda una relación directa con la abundancia relativa de éstos. Así, se hace crucial su identificación para que mediante bioensayos con modelos animales y celulares, métodos inmunológicos comerciales y sondas fluorescentes se pueda combatir dicha toxicidad.

Las diatomeas son las algas pardas unicelulares. En solitario o en colonias, éstas poseen la aptitud de colonizar los substratos. Son fácilmente reconocibles por el color pardo que poseen sobre el soporte colonizado. Desde los medios dulceacuícolas y marinos, éstas constituyen la mayor parte del fitoplancton.
Cada célula está formada por una frústula silícea compuesta de dos valvas metida una en otra, de forma similar a una cajita y pueden ser conservadas mucho tiempo después de la muerte del alga. Gracias a esta propiedad, las diatomeas son utilizadas para estudiar la fase físico-químico del curso del agua.

Dos órdenes principales constituyen un gran grupo, las Céntricas o Centrophycidas, generalmente con un solo eje de simetría y con forma redondeada, y las Pennadas o Pennatophycidas, que poseen una simetría con relación a un plano donde las dos valvas son semejantes, alargadas y con contorno elíptico. Dentro de este grupo, las formas poseen un rafe, hendidura que va de un polo a otro interrumpido en el centro de la valva.

El mayor inconveniente del estudio de las diatomeas reside en la pesadez del tratamiento y del montaje necesario para su recuento y la posterior identificación de las especies. Numerosos autores, sin embargo, están de acuerdo con su uso como indicadores de la calidad de las aguas.

La sistemática de las diatomeas se basa en la observación de la frústula sílicea. Para facilitar la observación, es primordial eliminar la materia orgánica mediante distintos tratamientos que esconder los detalles finos de las ornamentaciones de las valvas. Es conocida la facilidad con que estos organismos son recogidos y conservados, a la misma vez que colonizan todos los sistemas acuáticos incluso las altamente hostiles y contaminados.
Las algas, dentro de las cuáles se incluyen las diatomeas, son muy sensibles a la polución, especialmente al Nitrógeno y al Fósforo. Éstas son muy interesantes al ser poco sensibles a los factores ajenos a la polución como es el tipo de substrato y el hecho de poseer la capacidad de integración de diversos factores medioambientales.
El índice I.D.G., Índice Diatómico Generalizado, viene determinado por 3 variables:

  • La Sensibilidad a la polución de cada especie, S, que toma valores desde 1, más resistente, hasta 5, más sensible.
  • Amplitud ecológica, V, que va desde 1, forma ubicua. hasta 3, forma característica.
  • La Abundancia, en %. El índice diatómico para cada estación se calcula mediante la siguiente fórmula:

Para ver la fórmula seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Los valores del I.D.G. van de 1 a 5 en orden decreciente de los niveles de contaminación. Los valores obtenidos mediante los índices son contrastados y, a la vez, completados con análisis químicos.

El principal inconveniente de estos índices es la necesidad de identificación de las especies de diatomeas, el cual requiere una determinada preparación y conocimiento, del mismo modo que para su recuento.

Las clases de calidad de las aguas adoptadas según el índice IDG son:

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Los macroinvertebrados son los organismos que han sido utilizados con mayor frecuencia en los estudios relacionados con la contaminación de los ríos, como indicador de las condiciones ecológicas o de la calidad de las aguas, debido a que:

  • Son razonablemente sedentarios, ya que debido a su escasa capacidad de movimiento, están directamente afectados por las sustancias vertidas en las aguas.
  • Tienen un ciclo de vida largo en comparación con otros organismos, lo que nos permite estudiar los cambios acontecidos durante largos periodos de tiempo.
  • Abarcan en su conjunto un amplio espectro ecológico.
  • Tienen un tamaño aceptable frente a otros microorganismos.

Las respuestas de las comunidades acuáticas a las perturbaciones ambientales son útiles para evaluar el impacto de los distintos tipos de contaminación, residuos municipales, agrícolas, industriales e impactos de otros usos del suelo sobre los cursos de aguas superficiales.

Con la realización de estos estudios, se llevan a cabo Índices Bióticos, basados en la ordenación y ponderación de las especies de macroinvertebrados presentes en las aguas según su tolerancia a la contaminación orgánica. Entre los existentes destacamos el IBGN, índice biológico general normalizado, y el BMWP, biological monitoring working party.

La información suministrada por los diferentes tipos de índices debe considerarse conjuntamente para poder revelar con fidelidad el estado biológico de las aguas conociendo qué especies están presentes tanto las tolerantes como las intolerantes a la contaminación, y cómo se estructuran dentro de la comunidad, si existe dominancia, etc.
Para la realización del índice es necesaria la toma de muestras de macroinverterados, invertebrados mayor de 500 micras, para ello, y en función del índice biológico a realizar, se establecerá el protocolo de campo a seguir para un adecuado muestreo.
El I.B.G.N. permite la evaluación de la calidad general de un curso de agua mediante el análisis de la macrofauna béntica, profunda, la cual está considerada como indicador de calidad da la misma. También permite la evaluación del efecto de una perturbación en el medio receptor cuando es aplicado comparativamente río arriba y debajo de un vertido o de alguna otra perturbación.

Los individuos son seleccionados y determinados hasta el nivel de familia, excepto donde la identificación es delicada.

El índice es calculado mediante una tabla, variando los valore entre 0, muy mala calidad, hasta 20, muy buena calidad.

Este índice es de cálculo fácil y se obtiene una expresión sintética de la calidad del agua, fácilmente asimilable por cualquier persona. Tenemos que añadir que éste índice es menos representativo que el I.B.G.N. pues basta con la presencia de un único individuo de una especie para que sea tenida en cuenta, así que pueden estar los resultados falseados por el fenómeno de deriva de los macroinvertebrados río arriba de los cursos de agua.

Seguidamente vemos reflejados los valores de ambos índices:

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Los macroinvertebrados son aquí considerados como expresiones sintéticas de la calidad general de los cursos de agua. En cambio, éstas técnicas no permiten separar de la calidad general del agua, la parte debida a las condiciones físicas naturales de un curso de agua y la parte debida a las perturbaciones. Esta incógnita se elimina una vez realizadas distintas campañas que permitan conocer datos históricos sobre la fauna acuática existente en el río.

Analíticas microbiológicas

Cuando queramos tener un exhaustivo control de una muestra de agua, lo primero que se ha de hacer es la analítica microbiológica, aunque no resulta una tarea fácil, pues se trabaja con organismos vivos de respuesta imprevista. La automatización en el laboratorio de microbiología no se ha desarrollado al mismo ritmo que los de otras disciplinas como es el caso de la Bioquímica, sobre todo, por la complejidad de los métodos microbiológicos.

La analítica debe ir precedida por una correcta toma de muestras y un adecuado transporte de las mismas. La manipulación de la muestra debe ser siempre efectuada de manera rigurosamente aséptica, utilizando en todo momento material estéril. Por ello, es responsabilidad del laboratorio suministrar los criterios adecuados para la recolección de muestras y su transporte, supervisar el cumplimiento de la normativa a través del personal encargado de esta función y controlar la calidad de las que recibe.
El control atañe principalmente al tiempo transcurrido desde la recolección, el envase idóneo para cada muestra, la cantidad, preservación y conservación de la misma, estado en que se encuentra la muestra y la posible contaminación de la misma con material próximo al lugar de recolección.

Al mismo tiempo se asegura el correcto funcionamiento del material y equipo como la temperatura de estufas, refrigeradores y congeladores, campanas de incubación, autoclave, aparato por el cual se esteriliza todo material mediante vapor de agua a gran temperatura, y estufas de esterilización, pipetas etc.

Una vez controlado todo lo anterior ya sólo nos queda elegir el método o técnica analítica más adecuada con relación al microorganismo que queramos determinar. A continuación se nombran las más habituales aunque no son las únicas.
La coloración de Gram tiene fundamental importancia en la diferenciación morfológica y taxonómica de las bacterias. Las bacterias se clasifican en dos grandes grupos según retengan o no el colorante de base usado en la tinción, que es el violeta de genciana o el cristal violeta:

  • Las bacterias grampositivas aparecen con el citoplasma teñido uniformemente de color azul o violeta.
  • Las bacterias gramnegativas se tiñen de rojo por el colorante usado como contrastador, fuchina, safranina.

La diferencia entre unas y otras radica en la composición química de la pared celular y su permeabilidad. La pared de las gramnegativas es más delgada y presenta un contenido en lípidos, grasas, diez veces superior que el de las grampositivas, lo cual dificulta la tinción y la retención del colorante en el citoplasma.

La filtración por membrana consiste en la filtración mediante un filtro estéril, y su posterior siembra en placas de Petri sobre un medio de cultivo específico para ellas y con el cual se las favorece en su crecimiento, de un volumen determinado del agua a analizar. Posteriormente se cuentan las unidades formadoras de colonias, u.f.c., y se expresan con relación a dicho volumen de agua.

CONCLUSION

Es importante monitorear los parámetros biológicos del agua para así determinar el estado de la misma, con ello podemos determinar el tratamiento a realizar para su descontaminación y el uso que le podemos dar dependiendo del análisis.

En el agua no solo viven organizamos contaminantes, también viven organismos que ayudan al proceso biológico de la misma descontaminando de forma natural.

El análisis que se realiza debe tener un grado de responsabilidad muy alto debido a la cantidad de variables a analizar.

Los índices y datos tomados en el análisis pueden ser procesados matemáticamente para facilitar la interpretación de los mismos.

BIBLIOGRAFIA

 

 

 

Autor:

Alejandro López Velez

Universidad de La Guajira – Colombia

Estudiante Ingeniería Industrial VII Semestre


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Biologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda