Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Los probióticos. Una alternativa en el tratamiento de enfermedades

Enviado por gladysgomez15



  1. Origen de los probióticos
  2. Antecedentes
  3. Microorganismos probióticos
  4. Efectos de los probióticos en diversas patologías
  5. Propiedades bioterapéuticas
  6. Quienes pueden consumir probióticos
  7. Dosis
  8. El probiótico ideal
  9. Desarrollo de leches fermentadas con probióticos
  10. Efectos adversos
  11. Producción y escalamiento de microorganismos probióticos
  12. Prospectivas e investigaciones
  13. Bibliografía

INTRODUCCIÓN

En la flora intestinal humana existen más de 400 especies de microorganismos que conviven en armonía sintetizando vitaminas, sustancias beneficiosas, contribuyendo a la absorción de nutrientes, favoreciendo el metabolismo colónico de la fibra, mejorando la digestibilidad, neutralizando sustancias potencialmente patogénicas. El intestino ofrece substratos y las condiciones para su desarrollo permitiendo así que la flora promueva una mejor función intestinal.

 En la vida intrauterina el tracto intestinal es estéril, y es después del nacimiento cuando la flora intestinal se desarrolla. Durante los primeros días de vida las bifidobacterias colonizan el intestino protegiendo al niño de infecciones. Las principales funciones de la flora intestinal son limitar el crecimiento de microorganismos potencialmente patógenos en el intestino e interactuar con substratos no absorbidos de la dieta. Sin embargo, la flora intestinal es vulnerable a determinadas condiciones. En los adultos varía notablemente ya que dependen de varios factores como la alimentación, los genes, el medio que habita, tratamientos con antibióticos, estrés, medicamentos, infecciones, edad, clima, intervenciones quirúrgicas en estómago o intestino, enfermedades hepáticas, renales, cáncer. Tener una flora estable y bien equilibrada es una garantía de buena salud ya que evita la colonización y sobre desarrollo de microorganismos patógenos mediante varios mecanismos como la competencia y la síntesis de bacteriocinas, bacteriófagos. El desequilibrio de la flora puede prevenirse con la administración de cultivos microbianos vivos, estos cultivos se llaman Probíoticos.

 ORIGEN DE LOS PROBIOTICOS

Hipócrates (460 a.C- 377 a.C), el médico griego considerado como el creador de la verdadera Medicina, decía: "Haz que tus alimentos sean tus medicinas y que tus medicinas sean tus alimentos"

Élie Metchnikoff (1845-1916) fue un zoólogo y microbiólogo ruso que, Premio Nóbel de Medicina y Fisiología en 1908.

Pero Metchnikoff es tanto o más conocido por otros de sus descubrimientos: trabajó en el Instituto Bacteriológico de Odessa (1886-1887) y en el Instituto Pasteur (1885-1916), del que llegó a ser su director, y la última década de su vida fijó su atención en que en Bulgaria existía un increíble número de personas centenarias, a pesar de ser uno de los países europeos más pobres. La razón para esa extraordinaria longevidad no podía ser tampoco la calidad de sus servicios médicos. Pero, lo que era evidente era que los búlgaros consumían grandes cantidades de yogur, que contiene bacterias fermentantes lácticas. Metchnikoff logró aislar la bacteria responsable de la producción del yogur y la utilizó para sus investigaciones. Era el inicio oficial de la Probiótica.

Metchnikoff se volvió un firme defensor del concepto que la dieta puede proteger el cuerpo de la invasión de patógenos y en consecuencia mejorar y prolongar la calidad de vida. Fue la primera persona en desarrollar un preparado terapéutico utilizando lactobacilo en forma de cápsula para ingerir oralmente denominado Lactobacillin.

En 1965 Lilly y Stillwell utilizaron por primera vez el término de Probiótico, para nombrar a los productos de la fermentación gástrica. Esta palabra se deriva de dos vocablos, del latín -pro- que significa por o en favor de, y del griego –bios- que quiere decir vida.

Esta definición fue modificada y se redefinió el termino de Probíoticos como microorganismos y compuestos que participan en el balance y desarrollo microbiano intestinal . En 1989 R. Fuller definió a los Probíoticos como: "Aquellos microorganismos vivos, principalmente bacterias y levaduras, que son agregados como suplemento en la dieta y que afectan en forma beneficiosa al desarrollo de la flora microbiana en el intestino"

Y en 1998 el ILSI (International Life Science Institute, de la Unión Europea) en Bruselas definió a los Probíoticos como microorganismos vivos, que cuando son ingeridos en cantidades suficientes, tienen efectos beneficiosos sobre la salud, lo que va más allá de los efectos nutricionales convencionales. Afectan beneficiosamente a una o varias funciones del organismo. Proporcionan un mejor estado de salud y bienestar y/o reducen el riesgo de enfermedad. Pueden ser funcionales para la población en general o para grupos particulares de la misma. Hay que mencionar que, para ser considerada como Probiótica, una bacteria tiene que sobrevivir el medio fuertemente ácido del estómago y colonizar el intestino delgado y grueso.

ANTECEDENTES

Se sabia, por ejemplo, que si se administraba a un ratón recién nacido, que no tiene todavía microorganismos en su intestino un cultivo con un causante habitual de diarreas agudas (E. coli) se producía la muerte casi instantánea. Si en vez de dárselo, se administraba conjuntamente con el de un habitante natural del intestino, el ratón seguía con vida, pues el segundo competía ecológicamente con el primero y digería las peligrosas toxinas que segregaba esta ultimo.

También se conocían desde hacia tiempo, por la acción del yogur, las propiedades digestivas y normalizadoras que poseen los bacilos lácticos sobre la función intestinal. En estas circunstancias, era enteramente natural que se pensara en tratar con ellos a los niños con diarrea. De ahí a la leche fermentada había un solo paso.

La idea central del doctor Oliver, sumamente sencilla pero revolucionaria, consistía en proponer la normalización ecológica de la flora intestinal, alterada en los niños con diarrea, mediante la implantación de bacilos lácticos en su intestino.
Los bacilos lácticos que se seleccionaron para el tratamiento no fueron las cepas búlgaras del yogur común. Se pensó en los Lactobacillus casei, que -a diferencia de los bacilos del yogur- forman parte de la flora intestinal normal. Por este motivo, mientras los Lactobacilos búlgaros están solo de tránsito por el intestino, desapareciendo cuando se suspende su ingesta, la cepa elegida tiende a permanecer y reproducirse en él, es decir, a implantarse, colonizando de manera permanente una vez administrados.

Los investigadores del CERELA prepararon un cultivo concentrado de los Lactobacilos casei que enviaron al lactario del hospital para incorporarlos a la leche pasteurizada que tomaban los pequeños pacientes, en la dosis de una cucharadita por biberón. Se lo llamó CERELA, al igual que el Centro.

También conocemos desde hace tiempo, por la acción del yogurt las propiedades digestivas y normalizadoras que poseen los bacilos lácticos sobre la función intestinal. En estas circunstancias, es natural pensar en tratar con Lactobacilos a los niños con diarreas.

MICROORGANISMOS PROBIOTICOS

  • Lactobacillus acidophilus
  • Lactobacillus casei var. Shirota
  • Lactobacillus fermentum
  • Lactobacillus casei
  • Lactobacillus crispatus
  • Lactobacillus reuteri
  • Lactobacillus rhamnosus
  • Lactobacillus plantarum
  • Lactobacillus bulgaricus
  • Lactobacillus cellobiosus
  • Lactobacillus curvatus
  • Lactobacillus lactis cremoris
  • Lactobacillus GG
  • Bifidobacterias
  • Bifidobacterium longum
  • Bifidobacteria adolescentis
  • Bifidobacteria animalis
  • Bifidobacteria infantis
  • Bifidobacteria bifidum
  • Streptococcus salivaris
  • Streptococcus faecium
  • Streptococcus diacetylactis
  • Streptococcus intermedius
  • Saccharomyces boulardii

EFECTOS DE LOS PROBIOTICOS EN DIVERSAS PATOLOGIAS

Los efectos de los Probíoticos son varios incluyendo la modificación de la flora evitando la colonización patógena, la prevención del desequilibrio de la flora intestinal, la reducción de la incidencia y duración de diarreas, el mantenimiento de la integridad de las mucosas, la modulación de la inmunidad al evitar la translocación bacteriana, la producción de vitaminas como la B2, B6 y biotina, la asimilación de oligoelementos y la actividad antitumoral.

EFECTOS NUTRICIONALES

A. INTOLERANCIA A LA LACTOSA

Alrededor del 70% de la Población mundial, presenta intolerancia a la lactosa, relacionada con la disminución de la actividad de la lactasa en la mucosa intestinal, genéticamente determinada. La Lactosa no digerida es fermentada por la flora intestinal, con producción de agua, ácidos grasos y gas, que ocasionan síntomas como dolor abdominal, flatulencia y diarrea.

Los Probíoticos contribuyen a mejorar la digestión de la lactosa y reducen la sintomatología por la mala absorción, gracias a que los Lactobacillus poseen una actividad enzimática (lactasa) que sigue funcionando en el intestino y permite la digestión del azúcar, lo cual permite que personas con intolerancia a la lactosa puedan consumir leche, fuente rica en proteínas, vitaminas y calcio; evitando los eventuales síntomas como la diarrea, dolor abdominal, flatulencia, etc.

Los Probíoticos que actúan en la fermentación del yogur como Lactobacillus bulgaricus y S. thermophilus poseen la enzima. Los Lactobacillus y las bifidobacterias poseen un efecto favorecedor en la digestión de la Lactosa

B. REDUCCIÓN DE LOS NIVELES DE COLESTEROL

Algunos Probíoticos pueden ejercer efectos hipocolesteromiantes, es decir que contribuyen a la disminución del colesterol sanguíneo de tres maneras distintas:

  1. Utilizando el colesterol en el intestino y reduciendo así su absorción
  2. Aumentando la excreción de sales biliares
  3. Produciendo ácidos grasos volátiles en el colon que pueden ser absorbidos e interferir con el metabolismo de los lípidos en el hígado.

EFECTOS PROTECTORES

Los Probíoticos son microorganismos que estimulan las funciones protectoras del tracto digestivo, también son conocidos como bioterapeuticos, bioprotectores o bioprofilácticos, se utilizan para prevenir las infecciones entéricas y gastrointestinales. Para que un microorganismo pueda cumplir con esta función de protección tiene que poseer características tales como: Ser habitante normal del intestino, tener un tiempo corto de reproducción, ser capaz de producir compuestos antimicrobianos y ser estable durante el proceso de producción, comercialización y distribución para que pueda estar vivo en el intestino.

La protección de estos microorganismos se lleva a cabo mediante dos mecanismos: El antagonismo que impide la multiplicación de los patógenos y la producción de toxinas que impiden su acción patogénica. Este antagonismo esta dado por la competencia por los nutrientes o los sitios de adhesión. Mediante la inmunomodulación protegen al huésped de las infecciones induciendo a un aumento de la producción Inmunoglobulinas, aumento de la activación de las células mononucleares y de los linfocitos.

Las bacterias ácido lácticas pueden colonizar transitoriamente el intestino y sobrevivir durante el tránsito intestinal además, por su adhesión al epitelio, modifican la respuesta inmune local del hospedero.

Ciertos Probíoticos pueden estimular la inmunidad del individuo tanto a nivel intestinal como a nivel general, lo cual se traduce por una mayor producción de anticuerpos y una mejor defensa. Varios estudios sugieren que el consumo de Probíoticos podría ayudar a regular las alteraciones del sistema inmune que se observan en casos de alergia y por lo tanto, a reducir los síntomas asociados con esta patología.

Ciertas bacterias lácticas protegen al intestino frente a los patógenos de diferentes maneras:

  1. Compitiendo por el espacio físico y por los nutrientes
  2. Produciendo sustancias antibióticas activas frente a estos patógenos
  3. Estimulando el sistema inmune del intestino
  4. Contribuyendo a la acidificación del contenido del colon, lo cual es desfavorable para el crecimiento de patógenos
  5. Inactivación de ciertas toxinas liberados por patógenos.

3. EFECTOS ANTICARCINOGENÉTICOS

 Los Probíoticos parecen tener actividad anticarcinogenética mediante la producción de determinadas sustancias durante su crecimiento, que actuarían disminuyendo las sustancias procarcinogenéticas por acción directa sobre las mismas. Un ejemplo conocido es el paso de nitritos en alimentos a nitrosaminas, sustancias carcinogenéticas. Las lactobacterias son capaces de actuar tanto química como enzimáticamente sobre los nitritos, y las bifidobacterias son capaces de desdoblar a las nitrosaminas. Por consiguiente, estos microorganismos Probíoticos disminuyen las sustancias carcinogenéticas.

También las sales biliares secundarias procedentes de la degradación de la bilis se han relacionado como sustancias iniciadoras del cáncer de colon. En este sentido, se considera que un alto número de lactobacilos en el intestino pueden reducir la biotransformación de las sales biliares y por tanto disminuir el riesgo de sufrir este tipo de cáncer.

Los Probíoticos pueden actuar sobre las sustancias procarcinogenéticas indirectamente a través del sistema enzimático que transforma los procarcinogenéticos en carcinogenéticos. Se ha visto que el consumo de Probíoticos causa un descenso de las enzimas que realizan el paso de procarcinogenéticos a carcinogenéticos, resultando en consecuencia una disminución de sustancias carcinogenéticas.

4. LOS PROBIÓTICOS INHIBEN TAMBIÉN LA PROLIFERACIÓN DE CÉLULAS TUMORALES

Los Probíoticos no poseen únicamente una acción anticarcinogenética, sino que además, muestran una acción antagonista sobre la proliferación de células tumorales quizás debido a una estimulación del sistema inmune tanto a nivel local (intestino), como a nivel sistémico o general. En este sentido, experimentos con animales alimentados con yogur han dado como resultado un aumento del porcentaje y actividad antibacteriana de los linfocitos B.

 Los resultados de diversos estudios llevados a cabo por Ian Rowland y colaboradores (1998), de la Escuela de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Ulster, en Irlanda del Norte, confirman cómo los principios Probíoticos pueden influir positivamente en la reducción de la incidencia de tumores humanos. En sus experimentos con ratas han observado que la administración conjunta de lactobacilos o bifidobacterias y azoximetano, un agente carcinogénico de colon, reduce en estos la incidencia de focos de cáncer. Incluso, la combinación de bifidobacterias e inulina, sustrato para el crecimiento de bifidobacterias, ha demostrado ser más efectiva que cualquiera de los dos tratamientos por sí solos. En estos estudios, los tratamientos dietéticos se suministraban después de una exposición a carcinógenos, de donde se deriva la sugerencia de que durante la fase de activación del proceso carcinogénico se estaba ejerciendo un efecto protector

5. EFECTOS DE LOS PROBIÓTICOS EN PATOLOGÍAS GASTROINTESTINALES

A. DIARREA AGUDA

La diarrea modifica la función Normal del Tracto gastrointestinal como: la Digestión, absorción e inmunomodulación, para combatir las diarreas se usan estrategias como las antibioterapias, que lleva implícito el riesgo de desarrollo de Resistencia y disminución de la flora No patógena. El uso de Probíoticos representa una alternativa prometedora en la prevención y tratamiento de diarreas

Efecto del probiotico sobre la diarrea aguda

  • Producción de Sustancias Antibacterianas: Bacteriocinas, Lactocinas, Helveticinas, Bifidinas
  • Producción de Acidos Grasos que acidifican el lumen intestinal, inhibiendo bacterias y manteniendo el buen funcionamiento de la mucosa intestinal.
  • Disminución de la Permeabilidad Intestinal
  • Acción Competitiva
  • Inmunomodulación Aumento de la Ig A, Regulación de Citocinas y de la respuesta inmunitaria.

Microorganismo Probiotico Bioterapeutico

Lactobacillus casei, Lactobacillus rhamnosus LGG, Bifidobacterium, S. thermophilus, Lactobacillus reuteri, Lactobacillus delbruckii

B. DIARREA ASOCIADA A ANTIBIOTICOS

El uso de antibióticos puede producir diarrea, al alterar el equilibrio de la flora intestinal con descenso de los Lactobacillus y Bifidobacterias, que son los responsables de la resistencia a la colonización por patógenos, produciéndose infecciones por microorganismos oportunistas como:

  • Clostridium difficile
  • Klepsiella oxytoca
  • perfringens
  • S. aureus
  • Candida sp.
  • Salmonella sp.

Los Probíoticos estudiados en la prevención de estas diarreas son los Lactobacillus y la Saccharomyces boulardii

C. DIARREA DEL VIAJERO

Muchos viajeros pueden desarrollar una diarrea aguda cuando visitan zonas de alto riesgo, la mayoría de casos no es severa, sin embargo la profilaxis es efectiva según los estudios, mediante la administración de Lactobacillus rhamnosus y Saccharomyces boulardii

D. ENFERMEDAD INFLAMATORIA INTESTINAL

La predisposición genética, las ateraciones inmunológicas y las bacterias patógenas interactúan como agentes desencadenantes y perpetuadores de la enfermedad inflamatoria intestinal.

La administración de Probíoticos empleada como una terapia de antagonismo bacteriano, es capaz de desplazar a las bacterias con potencial patógeno, con el subsiguiente aumento de bifidobacterias, modificando favorablemente la exagerada respuesta inflamatoria, mejorando el epitelio intestinal y disminuyendo sus síntomas.

Probíoticos con efecto bioterapéutico:

Lactobacillus reuteri, Lactobacillus plantarum, Lactobacillus brevis, Bifidobacterium adolecentis, Saccharomyces boulardii

E. INFECCION POR Helicobacter Pylori
Patógeno Gram-negativo responsable de la gastritis, ulcera péptica y cáncer gástrico. Estudios in vitro y en humanos han demostrado que los Probíoticos poseen un efecto antagónico contra H. Pylori, inhibiendo su colonización gástrica e impidiendo el desarrollo de la patología relacionada, inhiben la actividad de la enzima ureasa, necesaria para que el patógeno permanezca en el ambiente ácido estomacal.

Probíoticos antagonistas: Lactobacillus salivarius y Lactobacillus johnsonii

PROPIEDADES BIOTERAPEUTICAS

  • Prevención y tratamiento de enfermedades infecciosas
  • Disminución de los niveles de colesterol.
  • Disminución de diarreas, ya sea por virus, bacterias o parásitos.
  • Tratamiento de la intolerancia a la Lactosa, actúa en la digestión de la lactosa
  • Estimulación del sistema inmune.
  • Exclusión o reducción de la adherencia patógena
  • Persistencia y multiplicidad.
  • Producción de ácidos, peroxido de Hidrógeno y bacteriocinas antagonistas al crecimiento patógeno.
  • Formación de una flora intestinal balanceada.
  • Prevención de ciertas manifestaciones alérgicas
  • Prevención del cáncer de Colon
  • Tratamiento contra tumores
  • Poseen efectos antimicrobianos.
  • Poseen la habilidad de adherirse a las células

QUIENES PUEDEN CONSUMIR PROBIOTICOS

La utilización de Probíoticos se recomienda a cualquier persona que quiera favorecer el equilibrio de la flora intestinal. En personas con tratamiento antibiótico, en ancianos, en el embarazo, en disturbios intestinales, para mejorar la intolerancia a la latosa. Se utiliza también para disminuir los efectos de la diarrea y constipación, en enfermedades inflamatorias del intestino ya que al modular la flora intestinal aumenta la producción de inmunoglobulina A y estos pacientes tienen disminuidos los lactobacilos.

DOSIS

Los alimentos funcionales elaborados con Probíoticos deben contener por lo menos 10 millones de células viables por cada 100 ml, dosis ideal para lograr los efectos deseados y aumentar las defensas naturales, sin embargo la dosis dependerá del microorganismo utilizado, de la forma de consumo y del efecto que se desee obtener.

Uno de los estudios realizados en la Corporación universitaria de Santander UDES Cúcuta en Colombia por el programa de Bacteriología con niños de 1-5 años del I.C.B.F. dio como resultado que la dosis de 1,4 * 1010 cell / ml de Lactobacillus casei era la concentración ideal para disminuir los casos de diarrea en un 81% causada por parásitos patógenos intestinales (Giardia lamblia)

Como ya lo aseguró Elie Metchnikoff: "Si los esperados y pretendidos efectos no aparecen, por lo menos el consumidor quedará satisfecho por el buen gusto del producto". ¡Salud!

EL PROBIOTICO IDEAL

Para que un probiótico sea ideal debe sobrevivir al tracto gastrointestinal. Llegando intacto al intestino se aloja allí para lo que necesita tener la propiedad de adherencia al epitelio para poder colonizarse y así aumentar la acidez, lo que impide que se desarrollen bacterias que provocan enfermedad y por sobre todas las cosas, debe ser inocuo. En la mayoría, los Probíoticos son bacterias ácido lácticas, que constituyen un importante porcentaje de la flora autóctona del intestino humano. El Lactobacillus casei actúa a nivel del intestino delgado y el Bifidobacterium a nivel del colon.

Para seleccionar adecuadamente el suplemento de Probíoticos, tiene que estar en refrigeración (liquido o cápsulas), las preparaciones de "secado por congelación" (freeze drying) son más estables y mantienen sus propiedades por mas tiempo. Es recomendable revisar la fecha de expiración, porque si han estado almacenados por mucho tiempo, es posible que pierdan sus efectos beneficiosos.

El Probiotico Más Empleado

El Lactobacillus acidophilus es uno de los Probíoticos más populares y además de sus beneficios al tracto intestinal, se anota:

Producción de vitaminas del complejo B (B6, B12, ácido fólico, riboflavina, Niacina, Biotina y ácido pantoténico, mejora la absorción del calcio, produce enzimas como la lactasa, que ayuda a la digestión de la proteína de la leche ( lactosa ) y a mejorar los síntomas del Síndrome de Intestino Irritable, produce antibióticos naturales que ayudan en el control de bacterias patógenas intestinales, ayuda en la digestión de los alimentos y al control de la candidiasis intestinal.

El Acidófilus se puede consumir en forma de productos lácteos como el yogur, queso cottage y también se encuentra a la venta en las tiendas de productos naturales en forma de liquido o cápsulas, que proveen una mayor concentración de la bacteria que la leche, el yogur con Acidófilus u otros productos lácteos cultivados.

Además del Lactobacillus acidophylus el yogur contiene otras dos clases de bacteria beneficiosa que son: el Lactobacillus bulgaricus y el Streptococcus thermophilus, que ayudan en la digestión de los carbohidratos de la leche, propiedad deseada para aquellas personas que sufren de intolerancia a la proteína de la leche (lactosa). Busque en la etiqueta del yogur las palabras: "cultivos vivos" (live cultures) o "cultivos activos" (active cultures) y evite productos que han sido calentados en su procesamiento, ya que el calor destruye las bacterias beneficiosas.

Muchas personas toman Acidofilus cuando viajan a otros países, como prevención para las infecciones intestinales y como ayuda para la recuperación del tracto digestivo, después de un tratamiento con antibióticos, especialmente antibióticos de amplio espectro. Es también recomendado a mujeres con infecciones vaginales.

DESARROLLO DE LECHES FERMENTADAS CON PROBIÓTICOS

Estas bacterias probióticas se desarrollan muy bien en un medio lácteo. La primera de estas leches especiales es la materna: estudios realizados en lactantes alimentados con leche materna, demostraron que en el intestino de estos niños hay bacterias (como las bifidobacterias) que los hacía menos susceptibles de contraer infecciones que a los niños alimentados con otras leches. Por eso, otra de las opciones probióticas que se encuentran en las góndolas son las leches fermentadas, adicionadas con bacterias. Una de ellas, la leche biótica, tiene ciudadanía Argentina, más precisamente tucumana y fue desarrollada por el doctor Guillermo Oliver, investigador de CERELA (Centro de referencia para lactobacilos) dependiente del Conicet, y su equipo, que investigó el tema para paliar parte de la desnutrición infantil y las terribles diarreas que se viven en el Noroeste argentino, pero que lamentablemente son un patrimonio universal. Por esta última razón, paralelamente se desarrollaron –en otros rincones del mundo– otras leches similares, como las que surgieron en 1995, adicionadas con GG. Todas estas leches vencen a los microorganismos patógenos, regulan el equilibrio intestinal, facilitan la digestibilidad de los alimentos, aumentan la tolerancia a la lactosa, mejoran la inmunidad de los aparatos digestivos y respiratorios y favorecen la absorción del calcio. En suma, beneficios que superan ampliamente los valores nutricionales de las leches convencionales.

EFECTOS ADVERSOS

Debe tenerse en cuenta que son organismos vivos y teóricamente pueden ser responsables de efectos adversos, como infecciones y alteraciones metabólicas. Se han registrado casos aislados de septicemia por S. boulardii y Lactobacillus.

PRODUCCIÓN Y ESCALAMIENTO DE MICROORGANISMOS PROBIÓTICOS

  • Selección y/o aislamiento de la Cepa
  • Activación
  • Recuento Celular
  • Propagación
  • Escalamiento
  • Secado
  • Liofilización
  • Pruebas de Viabilidad, pureza, Patogenicidad
  • Control de variables del proceso

PROSPECTIVAS E INVESTIGACIONES

  • Establecimiento de una ingesta máxima, segura y permisible
  • Estudio de los efectos transitorios y permanentes de los Probíoticos.
  • Establecimiento de la Inocuidad y Seguridad de alimentos Probíoticos a largo plazo
  • Investigación de nuevas cepas de Probíoticos
  • Estudios específicos de reducción de riesgo de enfermedades lo suficientemente fiables y sensibles.
  • Estudio de Alimentos funcionales y de su normatividad o legislación para su comercialización.

BIBLIOGRAFÍA

  • Beneficios de Yacult En: www.yacult.com.ar
  • CERELA. Centro de Referencia para Lactobacillus. Tucuman, Argentina. En: www.tucbbs.com.ar/cerela/.
  • Inscripción para Investigaciones terminadas En: www.monografias.com
  • INTA. Que son los Probíoticos?. En: www.inta.cl/consumidor/Probioticos.htm.
  • Leches fermentadas y diarrea aguda en la infancia. En www.consumer.es
  • LOZANO. J. PROBIÓTICOS: LO FAVORABLE 06-01-2002 Alimentación, salud y enfermedad. LA ALIMENTACIÓN. CIENCIA Y SALUD. En: laverdad.es
  • MARCOS, Ascensión. Et al. Probíoticos y salud. En: www.monografias.com
  • MARQUINA. D. SANTOS. A. Probíoticos, prebióticos y Salud. Universidad Complutense Departamento de Microbiología III Facultad de Biología. Madrid En: www.actualidad.es
  • OLIVER, Guillermo. Un Probiótico. En: www.tucbbs.com.ar/cerela/leche.htm.
  • PEREZ. D. Mejore su Salud Con Bacterias. Seminario Probíoticos. Instituto Biológico de la Salud.
  • Preguntas más frecuentes. En: www.reuteri.com/sp/sidor/fag/fag02.htm
  • R.TOJO SIERRA, R.LEIS TRABAZO Alimentos Funcionales. Su papel en la nutrición preventiva y curativa. Boletín de la Sociedad de pediatría de Asturias, Cantabria, Castilla y león. 2033; 43. 376-395.
  • Taranto et al Lactobacillus reuteri CRL1098 Produces Cobalamin Journal of Bacteriology, September 2003, p. 5643-5647, Vol. 185, No. 18
    0021-9193/03/$08.00+0     DOI: 10.1128/JB.185.18.5643-5647.2003

 

 

 

Autor:

Dra. GLADYS JANETH GOMEZ DAZA

MICROBIÓLOGA ESPECIALISTA EN PROTECCIÓN DE ALIMENTOS

Docente UDES-CUCUTA

Colombia


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda