Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Tratado de Paz y Amistad entre Chile y Bolivia (1904)

Enviado por fgarcia



  1. Desarrollo
  2. Conclusiones
  3. Bibliografía consultada

I.- INTRODUCCION.-

En el presente análisis he visto útil y necesario sin redundar mucho en la historia de este funesto conflicto, puntualizar tres elementos que básicamente marcan el ayer el hoy y el futuro, hablando históricamente en lo que atañe a este tratado irónicamente llamado de Paz y Amistad entre Chile y Bolivia, y es que no es para menos conceptualizar y entender el contenido del mismo que marca tristemente a cada uno de los bolivianos como victimas impotentes del mas ventajista, maquinador y arrogante texto y redacción que contienen uno a uno los 12 Art. del cuestionado tratado, es una obligación entender y asimilar tan desairada aceptación de la Diplomacia Boliviana y representantes del gobierno de la época de someterse fácilmente a los altos intereses del Gobierno Chileno para dejarnos a perpetuidad mutilados de un acceso marítimo y es que la historia lo narra así y sobre estos errores del pasado obedece hoy y en el futuro tratar de subsanar lo que añoramos todos los bolivianos lo cual es una salida soberana al mar territorial, por lo que en el desarrollo de este trabajo he visto necesario puntualizar como segundo elemento la falta de una base sólida y consecuente en lo que atañe a una estrategia común como bandera de lucha a esta heredad nacional que a través del tiempo no ha definido ni política ,ni históricamente un elemento racional por parte de la Diplomacia Boliviana a la búsqueda de una solución a este centenario enclaustramiento marítimo que cada uno de nosotros sabe como ha estancado a nuestro desarrollo económico y por que no decir emocionalmente a todos los que nacimos en este jirón patrio.

Como tercer y ultimo elemento es consecuente apuntar que Bolivia en sus pretensiones de la solución a este enclaustramiento debe y tiene que usar todos los medios indispensables que la diplomacia en estos tiempos modernos ofertan en el ámbito de la concertación de los organismos internacionales y que tienen hoy por hoy que escuchar y dar en una medida salomónica la atención a nuestros reclamos que por la historia y por una cuestión de justo derecho antes que del discurso del sagrado honor que nos fue mutilado hace 125 años y que en la medida de las posibilidades tenemos que ser conscientes que la reivindicación total es política e históricamente imposible pero algo de territorio con plena soberanía seria justo y legitimo para no caer en desubicados y pretenciosos, y que una nueva historia se escriba en el destino de nuestra patria.

II.-DESARROLLO.-

El tratado en si, la redaccion, su elaboración maquinada y ventajista de la diplomacia chilena, no entra en lo racional de otorgar tanta permisibilidad y ventaja por parte de la diplomacia boliviana, en el texto de los artículos del mensionado tratado.

El detalle del presente articulo de sesión territorial a la republica de Chile en el "Tratado de Paz y Amistad de 1904"; "Firmado en Santiago de Chile el 20 de Octubre de 1904 ratificado en La Paz el 10 de marzo de 1905" y que el contenido a pesar de los casi 100 años nos hace pensar que tan fácil fue aceptar dicho tratado peor aun por lo que se asemeja al ejemplo que expuse previamente y que contiene un alto grado de desnaturalización a lo que por historia, cultura y riqueza nos perteneció a la creación de nuestra vida republicana.

La mala interpretación de lo que queremos, el errado pecado de cambiar de discurso hace parecer que Bolivia no tiene un norte definido en cuanto a encarar objetivamente una justa reivindicación territorial de acceso al pacifico, no cuesta darse cuenta que en menos de siete lustros se han propuesto canjes territoriales (1978) bajo la presidencia del Gral.Hugo Banzer Suárez y en el gobierno de Sánchez de Lozada.

En las pocas escaramuzas reivindicatorias en un afán de demostrarnos el no histórico al enclaustramiento marítimo proponiendo a través de la cancillería de ese entonces globos de ensayo tibios de efímeros discursos de enseñanza de valor patriótico de años de escuela primaria de que "el mar nos pertenece por derecho y que recuperarlo es un deber",discurso carente de objetividad y de estrategia lógica conceptual sin bases sólidas, sin propuestas mediáticas que tendrían que ser elaboradas con la altura del problema histórico.

No se conoce hasta ahora una comisión permanente de historiadores –politólogos o diplomáticos-que aúnen sus estrategias y que por fin elaboren un plan definido en sentido estricto.

Remontándome a otros gobiernos constitucionales, cuando antes empuñaba otro discurso el ex – Canciller Julio Garret Ayllón "propone una soberanía de facto consecionando por 99 años una porción territorial al pacifico" o sea sin soberanía perpetua; otro ex Canciller como Antonio Aranibar contradice la posición de Julio Garret y opina que "el problema es

Trilateral pues el tratado de 1904 sigue vigente y agrega que el problema es político, histórico y económico, no jurídico.", aquí nos damos cuenta la ausencia de sostener una sola postura en la pretensión de Bolivia de reivindicar una salida al mar.

Que seriedad puede ver la diplomacia chilena en nuestras ponencias, si hablamos sin pensar (refiriéndome a cada una de las propuestas como las que cito) y que lo óptimo seria que minimamente Chile ceda una franja soberana, o tal vez un canje territorial. Como y por donde renunciaría me pregunto, Chile al limite fronterizo de mas de 125 años con la republica del Perú? Por estrategia política e historia imposible (Tratado de 1929 Chile-Perú).

En el intento de darnos cuenta la insostenibilidad que carece la diplomacia boliviana señalo la otra alternativa que ha dado impulso a una mejor pero no muy estructurada estrategia diplomática en cuanto al tema del gas, no es menos cierto que "Chile necesita el gas para la región del norte, para el ámbito minero, necesita gas y nosotros podríamos proporcionarlo siempre y cuando se encuentren las facilidades y los mecanismos para facilitar a Bolivia un acceso al mar",una propuesta mas que Chile simplemente se desplanta y con estrategias evasivas no hace mas que hacerse de la vista gorda a este tipo de chantaje diplomático vestido de una pura realidad histórica y simplemente propone al Gobierno de Bolivia ante nuestro desesperado intento de buscar una salida, ofrece como lo ha venido haciendo a través del tiempo como para ubicarnos en nuestros deseos de un añorado acceso marítimo, los no menos de cinco accesos territoriales que en el pasado pertenecieron a nuestra republica y a la del Perú, sea por Arica o Iquique antes peruano y por los otrora puertos bolivianos de Tocopilla, Mejillones, Antofagasta y esto no va con la intención de hacer sentirnos parte de estos antiguos territorios que pertenecieron a nuestra República sino que como es de esperar, Chile propone estas opciones plenamente con tintes comerciales, solo para refrescar la pétrea e inflexible postura del gobierno de Santiago, consagrado como un pacto de sangre lacrado en su constitución y aun más amparado en el Tratado de 1929 de Chile y Perú y su Protocolo Complementario que ambos países suscribieron y según el Art.1 del mismo "Chile y Perú no podrán sin previo acuerdo entre ellos ceder a una tercera potencia la totalidad o parte de los territorios que en conformidad al tratado de esta misma fecha quedan bajo sus respectivas soberanías"

A mi parecer, hoy Bolivia en el tema que nos preocupa a todos y que solo se ha vuelto a destapar la olla que encierra tanta injusticia para una nación que económicamente pierde un todo por no tener un acceso soberano al mar, por que la realidad cuenta y demuestra con números que Bolivia en una década (1988-1998) ha dejado de generar o por lo menos de percibir por temas de exportación hacia países del Asia - Pacífico, entre los más importantes grandes consumidores como China y Japón.

Frustrados de llegar a mercados sudamericanos y vía directa a Norte América, según encuestas: "esto ha negado percibir a Bolivia la suma de 4.000.000.000 millones de $us.- en 10 años por conceptos de aranceles de importación y exportación; y flujo de intercambio comercial".

Para motivarnos nuevamente en este centenario enclaustramiento tuvo que ser otro presidente –Hugo Chávez – de Venezuela el que tocara otra vez la llaga profunda y sacudiera de esta forma a la diplomacia de Santiago a incomodar un tema en el que el propio gobierno chileno viene esquivando hace 125 años ante cualquier pedido, solo que el de ahora parece haber ido mas lejos que lo que se esperaba, al menos internacionalmente y es que al menos de este modo, seria el único elemento que poseería el Gobierno de Bolivia para poder tocar el sentimiento de frustración a todo el contexto ultra-nacional, y es que tenemos que ponernos todos de acuerdo y coincidir plenamente en nuestra petición y no discrepar unos de otros en el sentido de cómo llegar otra vez a un acceso marítimo y es que pareciera a mi entender que el gobierno boliviano conjuntamente con el representante de su cancillería y cuerpo de diplomáticos por sus tibias ponencias y carecer de una estrategia sólida y convincente de nuestro pedido justo y no desubicado, pues si no existe un plan en la Diplomacia boliviana y el Gobierno mismo estaríamos pensando en la guerra como la mejor solución, hoy algo utópico para nuestra nación pues las condiciones son absolutamente desproporcionales entre una y otra nación y eso lo sabe Chile, país que en su condición gasta en su carrera armamentista y que si esa fuera la única solución, esperaríamos otros 125 años para poder recuperar lo perdido por la vía de la fuerza bélica.

Todo esto resulta ser una piedra en el zapato para Bolivia, por que hablar de reivindicar nuestras pretensiones por la vía bélica, no es lo mas acertado por la realidad política y económica de nuestra Republica, no se dan las condiciones, ni se podrán dar, ni a mediano, ni a largo plazo, la única arma que tiene Bolivia es simplemente la Democracia.

"El Presidente de Bolivia Carlos D. Mesa, instó recientemente a Chile a "leer el futuro" en un sentido pragmático, de integración y en un sentido de equilibrio continental y no solamente en la referencia pertinaz del no por el no."

"Si Chile entiende esta dimensión del tema marítimo boliviano, probablemente entenderá que esta es una oportunidad histórica en la que sus gobernantes igual que nosotros, tenemos que estar a la altura de ese desafió"

"Es de vida o muerte el regreso de Bolivia al mar-agrego Mesa-dijo que Bolivia atraviesa por un transe difícil, complejo con desafíos gigantescos y grandes incertidumbres" y abogo para que las incertidumbres se conviertan en certidumbres que se traducirá en un nuevo pacto social y una "sociedad que sea unida en la diversidad"

Que ante este discurso del presidente Mesa: "el presidente de Chile Ricardo Lagos reitero ayer la voluntad de dialogo de su gobierno con Bolivia y que prueba de ello expreso que en sus 4 años de gestión mantuvo encuentros con todos los mandatarios bolivianos (Hugo Banzer, Jorge Quiroga, Gonzalo Sánchez de Lozada y por ultimo Carlos Mesa) manifestando que escuchar resolver el problema es una iniciativa a la que nunca ha negado el gobierno de Santiago.

Para reforzar lo antes dicho, yo hacia referencia a la estrategia diplomática boliviana en cuanto a concertar una solución pacifica al Litoral pero como crítica expuse que todas las ponencias en sus diferentes momentos o Gobiernos se han visto vulnerables ante nuestras propias dudas de orientar nuestra reivindicación. No solo se han planteado diferentes soluciones sino que hace falta aparte de una unidad de la ponencia boliviana al problema, definir que es lo que queremos y que lo que se tenga que proponer por derecho e historia tenga todas las bases jurídicas que acompañan a nuestra mediterraneidad. Sean expresadas al amparo de cualquier ley o tratados internacionales que existan para este tipo de consecuencias bélicas y que mutila por completo toda la economía y por ende el desarrollo de una nación como la nuestra.

III.-CONCLUSIONES.-

En conclusión del presente análisis simplemente opino y de manera muy personal sea compartida o no mi objetividad, que de una vez por todas habrá que olvidarse del grueso error del pasado en cuanto a la capacidad de negociación que falló en el contenido del referido tratado expuesto ampliamente en este trabaje en forma de critica, a la capacidad negociadora que por historia no le ha ido nunca bien a Bolivia, al menos en esta materia de negociaciones ya que fueron muchos los conflictos en la que tuvo que lidiar Bolivia con casi todos, por no decir todos nuestros vecinos, hablando de países propiamente no vale la pena citar por las desmembraciones territoriales sufridas, pero lo que si es cierto es que de todo error se aprende y lo que hoy por hoy nos toca hacer a todos los bolivianos a través de nuestros representantes como puntualizo en el tema de la capacidad negociadora que debe tener nuestra diplomacia en cuanto a una base o fundamento racional referente a la reivindicación marítima, no es fácil por cierto, ni creo yo personalmente que se dé –de manera inmediata-eso es algo incierto.

Pero recalco que si Bolivia como un país miembro de varias organizaciones internacionales y mas aún como miembro de las Naciones Unidas, no profundiza en forma consecuente y constante en esta temática con una buena plataforma diplomática y una cancillería apta para dedicarse a tiempo completo al asunto que nos atañe a todos, entonces es nuestro retroceso económico como nación subdesarrollada y armada de bases históricas que nos dan la razón ampliamente y se muestran firme en su requerimiento legal, tenga la característica bilateral o trilateral lo que involucre el sentido de negociación, se vera en el ahora y en un futuro no muy lejano un resultado aunque suene a milagro pero que puede en parte devolvernos con soberanía al mar del pacifico.

Si no se madura esta idea al amparo de la Comunidad Internacional que tiene sus conductos regulares para hacerse sentir, hoy por decir se sabe que esta pegando fuerte el tema en el ámbito internacional, por mas discursos e innumerables agendas de negociación sobre el asunto, en particular con el Gobierno de Santiago no habrá a mi entender una salida mediática al conflicto.

IV.- BIBLIOGRAFIA CONSULTADA.-

1.-SALAZAR, PAREDES. "HACIA UNA NUEVA POLITICA EXTERIOR BOLIVIANA" .PLURAL.2000.

2.-BOBBIO, NORBERTO. "EL PROBLEMA DE LA GUERRA Y LAS VIAS DE LA PAZ"

3.-CALCATERRA, RUBEN. "MEDIACION ESTRATEGICA."

4.- www.eldeber.com.bo

5.- http://www.el-deber.net/20040324/nacional_8html

6.- http://www.soberaniachile.cl/present.html

7.-MENTOR INTERACTIVO. ENCICLOPEDIA DE CIENCIAS SOCIALES.

OCEANO.2000

8.-ATLAS GEOGRAFICO UNIVERSAL Y DE BOLIVIA. OCEANO.2002

9.-ENCICLOPEDIA DE BOLIVIA. OCEANO.2002

 

Fabiola Garcia


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda