Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Ahorro de espacio mediante el Kaizen

Enviado por mlefcovich



  1. La búsqueda del óptimo
  2. Las 5 S -Análisis paretiano
  3. Incorporación de nuevas tecnologías
  4. Layout
  5. TQM – Gestión de Calidad Total
  6. Sistema de Producción Justo a Tiempo
  7. Las seis preguntas fundamentales
  8. Análisis de Valor de las Actividades
  9. Fluxograma
  10. Benchmarking
  11. Teletrabajo
  12. Tercerización
  13. Reestructuración organizacional
  14. Metodología – Reingeniería y Mejora Continua
  15. Conclusiones
  16. Bibliografía

1. Introducción

En muchos países el espacio físico constituye en recurso de altísimo costo, sobre todo en países como Japón, Taiwán, Holanda y en ciudades-estados tales como Hong Kong, Singapur o en cualquier otra gran metrópolis del mundo. Pero también en grandes superficies el espacio físico posee un elevado costo cuando lo que se pretende es estar cerca de un lugar estratégico, bien sea por la demanda, la concentración de oferentes u otro cualquier recurso estratégico. En otros casos aún contando con grandes superficies, la utilización más haya de cierto límite del recurso espacio da lugar a deseconomías motivadas en mayores recorridos tanto para materiales como para personas.

De por sí, un mayor espacio físico implica costos de edificación, alquiler, financieros, de seguros, vigilancia e impositivos entre muchos otros.

Así pues, si una empresa dada su mala organización no hace un uso óptimo de sus recursos espaciales, ello llevará tarde o temprano a la necesidad de alquilar nuevos inmuebles, o bien adquirir o ampliar los existentes, con los costos que ello acarrea en materia de costos fijos tales como alquileres, mantenimiento, costos financieros (por el uso de recursos monetarios en el pago de mayores costos fijos en lugar de utilizarlos para obtener una rentabilidad en el mercado de capitales, cancelar deudas bancarias o bien utilizarlo en la ampliación o financiación de las actuales actividades mercantiles), seguros, seguridad y vigilancia, impuestos, electricidad, y todos aquellos costos que indirectamente se generan en la sobreutilización de espacios; tales como los originados en la mala calidad, bajos niveles de productividad y fallas en pronósticos de ventas.

Así los altos niveles de fallas o falencias en los procesos productivos, los continuos paros por reparaciones, y las escaseses de materiales o productos terminados dan lugar a que se tomen medidas precautorias o de seguridad consistentes en la constitución de inventarios de seguridad los cuales generan una mayor utilización de espacios físicos y por ende mayores costos fijos.

No atender debidamente a las diversas causas o factores generadores de uso de espacios, motiva consecuentemente una degradación constante en la última línea del Cuadro de Resultados.

Por ende es menester tratar el tema con suma seriedad y sistematicidad, haciendo uso para ello de diversas herramientas, instrumentos, y métodos destinados tanto a su detección y prevención, como a su posterior eliminación. Cálculos realizados por diversas consultoras en Mejora Continua han determinado que la empresa tradicional utiliza en promedio cuatro veces más espacio físico del necesario.

El Sistema japonés de Mejora Continua denominado Kaizen, y uno de sus subsistemas denominado Just-in-Time (Sistema de Producción Justo a Tiempo, o Sistema de Producción Toyota) han puesto a la reducción del espacio físico como uno de sus principales objetivos a los efectos de llegar a la empresas de excelencia. Una empresa de excelencia hace un uso óptimo de todos sus recursos, dando lugar así a productos de alta calidad y bajo costo, lo cual conlleva a la generación de un mayor valor agregado para el cliente y/o usuario.

El desorden o lo que es lo mismo la falta de disciplina es un rasgo muy típico en las empresas latinoamericanas. Poseedoras de inmensos recursos naturales estos países no prestan la debida atención al más racional y productivo uso de sus recursos, generando así un falta de competitividad en sus procesos generadores de bienes y servicios, en comparación con países que han dado a los métodos de optimización un lugar privilegiado en sus procesos de negocios.

El Kaizen apunta a mejorar la disciplina, mediante estrategias destinadas a la eliminación sistemática de los distintos tipos de desperdicios (mudas en japonés) entre los cuales se encuentra la sobreutilización de espacios físicos. Esa mayor utilización de espacios trae a su vez una mayor necesidad de controles y pérdidas de tiempo.

El Kaizen apunta también a una mejor estandarización de los procesos, lo cual conlleva a un mejor aprovechamiento de los recursos, y por lo tanto a mayores niveles de productividad y rentabilidad.

2. La búsqueda del óptimo

El óptimo uso de cualquier recurso está dado por la suma de los costos de escasez y los costos de ampliación. Los primeros (los de escasez) tienen una relación inversa con la cantidad de recurso utilizado producto de la necesidad de una óptima relación entre los diversos recursos, por ello más haya de un determinado nivel éstos comienzan a ascender producto de los costos para administrar convenientemente un recurso cada vez mayor (excepto que se incorporen en su justa medida nuevos recursos destinados a obtener un nuevo equilibrio). Los costos de ampliación son aquellos que se incrementan como resultado del crecimiento de los recursos utilizados, tales como costos de transporte y movilidad, mantenimiento, vigilancia, seguros, y financieros entre otros.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior 

La cantidad "X" constituye el espacio óptimo a utilizar dada una determinada escala de actividades, y está dado por la intersección de los CE con los CA. El uso de menores cantidades de las óptimas lleva a una sobresaturación que provoca subsecuentemente "cuellos de botella" debido al desequilibrio entre una mayor necesidad de espacios físicos y la escasa disposición de estos, lo cual responde claramente a la ley de los rendimientos marginales (crecientes en ésta etapa o tramo de actividad).

3. Las 5 S

De las 5 S deben destacarse a los efectos del ahorro de espacio físico las tres primeras que son el SEIRI, el SEITON y el SEISO.

Ejecutar el seiri significa diferencias entre los elementos necesarios de aquellos que no lo son, procediendo a descartar estos últimos.

Ello implica una clasificación de los elementos existentes en el lugar de trabajo entre necesarios e innecesarios. Para ello se establece un límite a los que son necesarios. Un método práctico para ello consiste en retirar cualquier cosa que no se vaya a utilizar en los próximos treinta días.

El otro método hace uso de una de las herramientas de gestión "el diagrama de Pareto", en función de ello habría que separar los pocos vitales de los muchos triviales. Ello significa que como promedio aproximadamente entre un 20% y un 30% de los elementos son utilizados entre el 80% y 70% de las oportunidades, mientras que entre un 80% y 70% de los restantes elementos sólo se utilizan entre el 20% y 30% de las veces.

Así pues queda en claro que en el trabajo diario sólo se necesita un número pequeño de los numerosísimos elementos existentes en el gemba (lugar de trabajo). El gemba está lleno de máquinas sin uso, cribas, troqueles y herramientas, productos defectuosos, trabajo en proceso, materias primas, suministros y partes, repuestos, anaqueles, contenedores, escritorios, bancos de trabajo, archivos de documentos, estantes, tarimas, formularios, entre otros.

Poner en práctica el seiri implica otorgar poder a los empleados y obreros (empowerment) para que ellos determinen cuales son aquellos elementos o componentes necesarios, siguiendo los postulados generales dictados por la dirección.

La colocación de etiquetas rojas de un tamaño ostensible (sobre los elementos innecesarios) permite visualizar luego de la selección la importante cantidad de elementos sobrantes o innecesarios en el lugar de trabajo. Surge luego que hacer con tales elementos, de tratarse de documentación deberá asignársele un código y proceder a su archivo (de tal forma en caso de ser necesario hacer uso de ellos se podrán encontrar fácilmente los mismos evitando la pérdida de tiempo o el extravío de los mismos). En el caso de máquinas o herramientas podrán ser destinadas a sectores que necesiten de ellas o bien ubicarlas en un área que permita su utilización por diversos sectores (siempre claro está de que se trate de máquinas y herramientas de muy escaso uso, que no justifique la pérdida de espacio físico), en el caso de formularios si están fuera de uso deberán utilizarse de ser posible para otros fines (utilizando la cara no impresa) y de no ser posible ello proceder a su destrucción. Es importante evitar por tal motivo la impresión de formularios en tandas, siendo mejor su impresión "justo a tiempo". Para el caso de los insumos y materiales existentes en exceso, los mismos deberán ir al sector anterior en el proceso, adoptándose todas las medidas necesarias para dentro de la filosofía del JIT evitar la recurrencia de excesos de inventarios y sobreproducciones de materiales y productos en proceso, debido a los ingentes recursos que se ven desperdiciados por tal motivo (manipulación de materiales, destrucción, accidentes, uso de espacios, costos financieros, seguros, pérdida de valor).

La eliminación de ítems innecesarios deja espacio libre, lo que incrementa la flexibilidad en el uso del área de trabajo, porque una vez descartados los ítems innecesarios, sólo queda lo que se necesita.

El seiton implica disponer en forma ordenada todos los elementos esenciales que quedan luego de practicado el seiri, de manera que se tenga fácil acceso a éstos. Significa también suministrar un lugar conveniente, seguro y ordenado a cada cosa y mantener cada cosa allí.

Clasificar los diversos elementos por su uso y disponerlos como corresponde para minimizar el tiempo de búsqueda y el esfuerzo, requiere que cada elemento disponga de una ubicación, un nombre y un volumen designados. Debe especificarse no sólo la ubicación, sino también el número máximo de ítems que se permite en el gemba.

Los elementos que queden en el gemba deben colocarse en el área designada. Cada pared debe estar numerada, utilizando nombres como Pared A-1 y Pared B-2. La colocación de las diversas herramientas, suministros y trabajos en procesos deben estar ubicadas de acuerdo a las señales o marcas especiales. Las marcas en el piso o en las estaciones de trabajo indican las ubicaciones apropiadas para el trabajo en proceso, herramientas, etc. Al pintar un rectángulo en el piso para delinear el área para las cajas que contienen trabajo en proceso, por ejemplo, se crea un espacio suficiente para almacenar el volumen máximo de ítems. Al mismo tiempo, cualquier desviación del número de cajas señalado se hace evidente instantáneamente. Las herramientas deben colocarse al alcance de la mano y deben ser fáciles de recoger y regresar a su sitio. Sus siluetas podrían pintarse en la superficie donde se supone que deben almacenarse. Esto facilita saber cuándo se encuentran en uso.

El pasadizo también debe señalizarse claramente con pintura, al igual que otros espacios designados para suministros y trabajo en proceso, siendo el destino del pasadizo el de transito no debiendo dejarse nada allí.

Seiso significa limpiar el entorno de trabajo, incluidas máquinas y herramientas, lo mismo que pisos, paredes y otras áreas del lugar de trabajo. También se la considera como una actividad fundamental a los efectos de verificar. Un operador que limpia una máquina puede descubrir muchos defectos de funcionamiento; por tal razón el seiso es fundamental a los efectos del mantenimiento de máquinas e instalaciones. Cuando la máquina está cubierta de aceite, hollín y polvo, es difícil identificar cualquier problema que se pueda estar formando. Así pues mientras se procede a la limpieza de la máquina podemos detectar con facilidad la fuga de aceite, una grieta que se esté formando en la cubierta, o tuercas y tornillos flojos. Una vez reconocidos estos problemas, pueden solucionarse con facilidad.

La labor de limpieza con un espacio físico reluciente es una importante fuente de motivación para los empleados, además de generar el suficiente espacio físico para un mejor desarrollo de las actividades.

4. Análisis paretiano

El uso del análisis paretiano permite rápida y eficazmente diferenciar entre aquellos elementos, insumos, componentes, máquinas y utensilios más usados (los pocos vitales) de aquellos otros de escaso o muy escaso uso (los muchos triviales). Estos muchos triviales deberán ser almacenados en lugares específicos a la espera de su oportuna utilización o bien tercerizar la labor que con ellos se realiza. De esta forma se podrán ahorrar importantes cantidades de espacio físico.

5. Incorporación de nuevas tecnologías

El uso de máquinas con dobles o múltiples propósitos, o de máquinas miniutarizadas permite un importante ahorro de espacios. Así computadoras que puedan emitir o recepcionar faxes permite prescindir de estos últimos. Monitores de cristal líquido (planos) permiten también una importante reducción de espacios. La transmisión de datos en red, como así también el uso de CD permiten un importante ahorro no sólo de papelería, sino también y como consecuencia de ello de espacio para su posterior archivo.

La utilización de paredes móviles permite adecuar de manera continua los espacios físicos de los sectores de oficinas a las cambiantes necesidades de los negocios.

6. Layout

El estudio y análisis para un mejor uso de los espacios tanto en las áreas de informática, producción, administración, como atención al cliente forma parte del objetivo central del layout. Metodología desarrollada a partir de la moderna Ingeniería Industrial y de la Administración de Operaciones cuenta con una serie de herramientas e instrumentos que permiten un mejor análisis de los movimientos tanto de personas como de materiales, determinando de tal forma la mejor ubicación tanto de máquinas y muebles como de los pasillos para los movimientos.

7. TQM – Gestión de Calidad Total

La mejora en los niveles de calidad lleva a la eliminación de los espacios físicos destinados a la acumulación de reservar de materiales o productos terminados, como así también a la necesidad de espacios destinados a la acumulación, reparación, reciclado y destrucción de productos terminados o en proceso con presencia de errores o fallas.

Gestionar la Calidad Total es mucho más que generar productos de óptima calidad, implica también producir esa calidad "a la primera", o sea sin necesidad de reparaciones o reciclados. Por ello aplicar el TQM implica no sólo el ahorro de materiales, tiempos, mano de obra y costos financieros, sino también el ahorro de espacios.

8. Sistema de Producción Justo a Tiempo

Directamente relacionada a la anterior se encuentra el Sistema de Producción Justo a Tiempo, también denominado Sistema de Producción Toyota; por la primer empresa nipona en desarrollarlo y ponerlo en práctica.

Poniendo como objetivo primordial la producción "justo a tiempo" este sistema pretende disminuir a "cero" el nivel de inventarios tanto de productos en proceso, como así también de productos terminados, insumos, materiales, y repuestos. De tal forma a parte de reducir los costos financieros, logra reducir los costos relacionados con el espacio físico, dando lugar a espacios para nuevas actividades, ampliar las actuales o bien generar ingresos mediante el alquiler o venta de los espacios sobrantes.

Lograr un Sistema "Just in Time" implica lograr un óptimo en materia de calidad mediante la implementación de la Gestión de Calidad Total, un nivel de Cero Averías mediante la implantación del Sistema de Mantenimiento Productivo Total (TPM), reducción continua en los tiempos de preparación, un nivel de layout de primera y un excelente servicio de entrega por parte de los proveedores mediante insumos que cumplan con las condiciones en materia de calidad, cantidad y tiempo de entrega.

La entrega de insumos en tiempo y forma por parte de los proveedores lleva a no tener la necesidad de contar con galpones y almacenes.

9. Las seis preguntas fundamentales

¿Qué se realiza? ¿Quién la efectúa? ¿Cómo la ejecuta o pone en práctica? ¿Dónde se lleva a cabo? ¿Cuándo o en que momento se efectúa? y el correspondiente ¿Porqué? a cada una de las respuestas dadas a las anteriores preguntas permiten eliminar, reducir, simplificar o combinar las diversas actividades desarrolladas en el seno de las empresas. Así no todas las actividades que tienen lugar son necesarias, o bien pueden ser tercerizadas o desarrolladas fuera del ámbito natural de la empresa mediante el teletrabajo.

De igual forma la respuesta a quién?, cómo?, dónde? y cuándo? permiten encontrar mejores formas de realizar labores de manera tal de lograr importantes ahorros en el uso del espacio físico.

10. Análisis de Valor de las Actividades

Existen tres tipos fundamentales de actividades en la empresa, aquellas que agregan valor económico para el cliente, unas segundas catalogadas como de apoyo o con valor agregado para la empresa y un último tipo de actividades que no reúnen ninguna de las características anteriores. Definidas con precisión cuales son éstas (para lo cual es de gran ayuda el uso de las seis preguntas fundamentales), su eliminación generará entre otros resultados aparte del ahorro de personal y diversos tipos de materiales e insumos, el ahorro de espacios.

11. Fluxogramas

Como herramienta de la moderna gestión empresaria no sólo permite mediante su utilización la mejora en los tiempos de procesamiento o ciclos de desarrollos, sino también una mejora en los sistemas de control interno, una mayor productividad y mejoras en la calidad, sino también un notable ahorro de espacios.

12. Benchmarking

Como sistema que tiene por objetivo la identificación de los mejores procesos de los competidores o de las mejores empresas globales, a los efectos de su posterior puesta en práctica por la empresa, este sistema conlleva a lograr mediante el seguimiento y la disciplina a lograr los más altos niveles de performance para cada proceso objeto de análisis, logrando de manera indirecta una mejor y más provechosa utilización de los diversos recursos entre los cuales se encuentra el espacio físico.

13. Teletrabajo o Trabajo a Distancia

Mediante el uso de Internet se logra que diversas actividades puedan ejecutarse fuera del ámbito natural de la empresa con el consecuente ahorro en diversos costos fijos, entre los cuales se encuentra el atinente a la utilización del espacio. Así en estudios de abogados o contadores podría ampliarse ostensiblemente el número de empleados sin necesidad de incrementar el espacio físico, mediante el trabajo a distancia, lo cual implica que dichos empleados puedan desarrollar sus labores desde sus propias casas u oficinas con los consecuentes ahorros en costos de electricidad, limpieza, seguridad, teléfono, lunch entre muchos otros.

14. Tercerización

Todas aquellas actividades que por su características no sean de carácter estratégicas, y puedan se elaboradas a un menor costo por empresas especializadas deben ser derivadas a tales a los efectos de lograr incrementar el Valor Actual Neto de flujo de efectivo. Muchas actividades factibles de tercerización conllevan además de la reducción de personal la de espacio físico. Así la tercerización de servicios informáticos implica el ahorro de espacio destinado al Centro de Cómputos, y la tercerización de servicio de comidas podría reducir el ahorrar el espacio destinado a la preparación de las comidas.

Tanto el teletrabajo como la tercerización son muy útiles a la hora de evitar o eliminar "cuellos de botella" debidos a la falta de espacios físicos.

15. Reestructuración organizacional

La eliminación de niveles intermedios, como así también la fusión de diversas funciones mediante el aplanamiento piramidal, la reingeniería de procesos y los procesos de desburocratización permiten importantes ahorros de espacios anteriormente destinados a actividades administrativas sin Valor Agregado para el Cliente.

Estos tipos de actividades no sólo producen importantes improductividades por el lado de los recursos humanos, sino también por el de otros recursos tales como energéticos, papelería, telefónico y de espacios físicos. Su paradero en edificios da lugar a ingentes costos financieros por los recursos en ellos desperdiciados tanto en materia de alquileres, como de seguridad.

16. Metodología. Reingeniería y Mejora Continua

Es fundamental la concientización y planificación tendiente a reducir el uso de espacios físicos, como así también a prevenir el uso improductivo del mismo. Cuando de concientización se habla, hacemos referencia a la necesidad imperiosa de que los máximos directivos de la organización, como sus subordinados inmediatos y el resto del personal tengan clara conciencia de la importancia que el buen y productivo uso del recurso espacio tiene para el logro de la máxima rentabilidad en la empresa. Al igual que el factor tiempo, muchas empresas poseedoras de espacios sin tener que abonar un alquiler por el dejan totalmente de lado los costos de oportunidad vinculados directamente al mismo. Reducir los espacios utilizados, implica alquilar menos superficies a terceros, o bien alquilar espacios propios sobrantes con el objeto de obtener ingresos extras. Estas son cuestiones que en la contabilidad tradicional suelen dejarse totalmente de lado al momento de analizar los resultados financieros. De igual forma no son debidamente tomados en consideración a la hora de evaluar los niveles de productividad. Por ello concientizar debidamente a los directivos y el personal de la empresa es de fundamental importancia.

Una vez mentalizados de la importancia del factor en estudio, el siguiente paso es planificar tanto los cursos de capacitación sobre las diferentes técnicas, métodos y sistemas destinados a un más productivo uso del espacio.

De estar haciéndose un uso complejo y extenso del recurso espacio, deberá aplicarse la Reingeniería como metodología destinada a dar un gran salto en el mejor uso del mismo, poniéndose de tal forma a tono con las mediciones a las cuales se llegó por medio del Benchmarking. Logrado tal reestructuración en el uso de los espacios, corresponde aplicar un proceso de Mejora Continua destinado a ir sacando día a día un mayor provecho del espacio físico. Como sistema de Mejora Continua a aplicar es aconsejable la aplicación del Kaizen, por tratarse de una filosofía que permite la inclusión de los más diversos instrumentos y herramientas antes comentados, dentro de un marco conceptual armonioso y equilibrado. Es siguiendo ésta metodología que las más importantes empresas niponas han logrado de manera consistente hacer un mejor uso de todos y cada uno de sus limitados recursos, entre los cuales el factor espacio es de carácter vital, sobre todo en el archipiélago japonés.

El Kaizen se basa en la aplicación de seis sistemas fundamentales que son:

  1. El Sistema Just in Time
  2. El TQM (Gestión de Calidad Total)
  3. El TPM (Mantenimiento Productivo Total)
  4. La actividad de grupos pequeños
  5. Los sistema de sugerencias
  6. El despliegue de políticas

La capacitación, la creatividad e innovación, la capacidad de observación, la disciplina, la planificación y la ética puestas al servicio de la mejora continua en los niveles de costos, calidad y entrega posibilitan a las empresas que aplican el Kaizen lograr un incremento constante en los valores generados para sus clientes y consumidores.

17. Conclusiones

Hacer el mejor uso de cada recurso, evitando los desperdicios y despilfarros es la tónica de las empresas que persiguen la excelencia, sobre todo en una época signada por la globalización y la lucha ultra competitiva de las empresas en los diversos mercados. Nada debe ser dejado al azar. Las empresas que mejor controlen y hagan uso de sus recursos serán las más competitivas, y por lo tanto las más aptas para quedarse con el privilegio de recibir la atención de sus actuales y futuros clientes.

El Kaizen representa en su filosofía y estrategia, una lucha inclaudicable contra los desperdicios (mudas). Centrar y enfocar el máximo de las energías en mejorar día a día los productos y procesos de cada compañía es el espíritu y razón de ser del Kaizen. Espíritu que ha permitido a numerosas empresas tanto japonesas como occidentales estar entre las mejores del mundo.

18. Bibliografía

Estrategia Kaizen – Mauricio Lefcovich – www.monografias.com - 2004

Reducción de Costos. Costeo Kaizen – Mauricio Lefcovich – www.monografias.com - 2003

Kaizen – Mauricio Lefcovich – www.winred.com - 2004

Kaizen. Su aplicación – Mauricio Lefcovich – www.sht.com.ar - 2004

Finanzas Kaizen – Mauricio Lefcovich – www.ilustrados.com - 2004

Sistemas de Costos Kaizen – Mauricio Lefcovich – www.gestiopolis.com - 2004

Kaizen. Detección, prevención y eliminación de desperdicios – Mauricio Lefcovich – www.gestiopolis.com - 2004

Cómo implementar el Kaizen en el sitio de trabajo –Masaaki Imai - McGraw Hill – 1998

Kaizen. La clave de la ventaja competitiva japonesa – Masaaki Imai - CECSA – 1999

 

 

Autor:

Mauricio Lefcovich

Consultor en Administración de Operaciones y Estrategia de Negocios

Especialista en Kaizen y Seis Sigma


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Contabilidad

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda