Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Los ángeles

Enviado por danielamesner



  1. Exposición teológica
  2. Desarrollo
  3. Investigación
  4. Entrevista a un Pastor
  5. Conclusión
  6. Critica
  7. Bibliografía

Pregunta: EXISTEN LOS ÁNGELES?

Hipótesis: basándonos, por medio de la historia en las diversas teorías que existen acerca de las creencias en los ángeles, tomaremos nuestro punto de partida en si es o no posible conciliar todas esas teorías con creencias populares.

Si estos supuestos que nos planteamos son afirmativos, válidos. La existencia de los ángeles es real.

Objetivos:

Nos proponemos como objetivo encuestar y entrevistar a personas de diferentes edades, religiones, para de esta forma poder compararlas y sacar conclusiones sobre opiniones populares y especializadas en nuestro tema.

INTRODUCCION

Fundamentación sobre la existencia de los ángeles basada en la "Suma Teológica de Santo Tomas de Aquino"

Los ángeles tienen el supremo grado de perfección entre todos las criaturas. Los ángeles son los más nobles efectos de la creación, pero no han sido creados como independientes de las demás cosas y sin relación alguna con las otras criaturas, sino que se ordenan a ser parte del universo y al gobierno y servicio de las cosas corpóreas, o sea, las que tienen cuerpo, tanto de las inferiores, como del hombre, que participa de su naturaleza espiritual y de la de los cuerpos humanos físicos.

No puede la razón teológica demostrar las verdades reveladas, pero sí exponerlas con argumentos de conveniencia. Por eso escribe santo Tomás: "Para la perfección del universo se requiere cierta graduación en las criaturas que se vaya acercando a la perfección infinita de Dios, su Creador. Hay criaturas que se parecen a Dios solamente en el existir, como las piedras; otras, como las plantas y los animales, en el vivir; otras, en el entender imperfectamente, como el hombre. Parece pues natural, que existan otras criaturas puramente espirituales y perfectamente intelectivas, que se parezcan a Dios de la manera más perfecta en que se le pueden parecer las criaturas.

EXPOSICIÓN TEOLÓGICA
Santo Tomás se pregunta si existe alguna criatura del todo espiritual y absolutamente incorpórea, sin cuerpo, es decir, una sustancia tan elevada sobre la naturaleza del cuerpo y la materia, que ni ella ni su operación sean corpóreas o ejercidas mediante algún órgano corpóreo. La solución que da cuadra perfectamente con el enunciado, trata de la existencia de los ángeles,

Después de la bondad ,que es un fin independiente de las cosas, el principal bien que existe en las criaturas es la perfección del universo, que no existiría si en el mundo no se encontrasen todos los grados del ser. Por tanto, corresponde a la Providencia divina producir el ser en todos sus grados. Y siendo uno de los grados del ser el entender, que no puede ser acto del cuerpo ni de nada corpóreo, síguese que deberán existir seres intelectuales perfectamente espirituales e incorpóreos, a los que llamamos ángeles. La perfección de las cosas creadas consiste en asemejarse a Dios, que las causa, y la perfecta semejanza se dará formalmente cuando el efecto se asemeje a la causa, es decir, cuando lo creado, se asemeje a l creador, en este caso, Dios, no sólo en razón de efecto, sino precisa y formalmente según aquella misma forma por la cual es producido el efecto. Dios causa las cosas por el entendimiento y la voluntad. Mas el entender y el querer trascienden la naturaleza corpórea. Consiguientemente, dándose entre las cosas creadas una naturaleza intelectiva incompleta y en estado imperfecto, y en su operación propia dependiente accidentalmente del cuerpo, como forma substancial de él -tal es el alma humana- es lógico que se dé también entre las cosas existentes una naturaleza intelectiva creada más perfecta, que sea sustancia completa y espiritual, que denominamos ángeles.

Sto. Tomas dice: "Si conviene que antes de lo imperfecto en algún género exista lo perfecto, es conveniente que antes de las almas humanas, que entienden mediante los accidentes, existan algunas substancias intelectuales que entiendan las cosas que son en sí evidentes, y que no reciban su conocimiento a través de los sentidos y, por consiguiente, totalmente separadas de los cuerpos"

En el universo se dan el simple ser, la vida vegetativa, la sensitiva y la intelectiva. ¿No habrá, pues, en el mundo un ser creado en el que se dé el ser intelectivo separado de todos los demás, como hay seres en los que sólo se dan algunos de los otros grados? Además, existe cuerpo sin espíritu y cuerpo unido al espíritu; es decir, se da un extremo y un medio. Lógico es que se dé también el otro extremo, o sea, espíritu separado de todo cuerpo. Con razón es necesario poner alguna criatura incorpórea para que el universo sea perfecto.

 DESARROLLO:

¿Quiénes son estos enigmáticos hijos de Dios que se mencionan en la Biblia?

San Agustín dice respecto a ellos: "Angelus officii nomen est, non naturae. Quaeris nomen huius naturae, spiritus est; Quaeris officium, ángelus est: ex eo quod est, spiritus est, ex eo quod agit, angelus" , que en español significa: "El nombre de ángel indica su oficio, no su naturaleza. Si preguntas por su naturaleza, te diré que es un espíritu; si preguntas por lo que hace, te diré que es un ángel". Con todo su ser, los ángeles son servidores y mensajeros de Dios. Porque contemplan "constantemente el rostro de mi Padre que está en los cielos" (Mt 18, 10), son "agentes de sus órdenes, atentos a la voz de su palabra" (Sal 103, 20).

La palabra ángel proviene del latín "angelu" y del griego "angelos", y su significado es mensajero.

Evolución de la creencia en los ángeles:

En el sexto siglo antes de Cristo los judíos fueron condenados a la esclavitud en Babilonia y a pesar de esto continuaron con sus creencias y esperaron la salvación de su sufrimiento. ¿Por qué pareciera que su Dios los ha desamparado? Durante su crisis de fe los judíos comienzan su creencia en los ángeles, pues tienen la esperanza de que en este momento de prueba estos seres milagrosos y piadosos no los abandonarán. En las primeras partes de la Biblia hebrea los ángeles son figuras oscuras, no bien definidas; pero durante este terrible período de necesidad pasaran por una misteriosa transformación. Entre los judíos comienza a surgir una literatura donde los ángeles son caracterizados como los heroicos protectores del pueblo elegido. En las escrituras que surgieron durante el exilio los ángeles se convierten en criaturas de carne y hueso, más tangibles y más inmediatos que antes; adquieren nombres propios y personalidades singulares. En el libro de Daniel que describe esta época problemática, el ángel Gabriel es descripto con una intensidad increíble. "Levanté los ojos y vi esto: un hombre vestido de tela de hilo con cinturón de oro puro, su cuerpo era como de crisólito, su rostro era como el brillo del relámpago, sus ojos como antorchas encendidas." (Daniel 10.5). En esta historia que toma lugar en Babilonia el joven visionario Daniel es uno de los favoritos del rey pero Daniel, un exiliado judío, es visto con desagrado en la corte. Sus enemigos engañan al rey para que sentencie a Daniel a una muerte segura. El rey dijo a Daniel: "que tu Dios al que sirves con constancia te libere". Entonces el rey dio orden de traer a Daniel y de arrojarle al foso de los leones. (Daniel 6.16). Al día siguiente y para sorpresa del rey Daniel aún está vivo en la fosa de los leones. La sorprendente explicación que dio Daniel fue que vino un ángel y le cerró las bocas a los leones para protegerlo.

Para los judíos que vivían bajo la opresión en Babilonia al igual que para el mismo Daniel la fe en los ángeles les da la tranquilidad de que no hay crisis superior a la intervención divina. Durante este período, mientras los ángeles se vuelven cada vez más importantes para los judíos, logran adquirir su característica más extraordinaria, pues, sorprendentemente es durante este período de fuerte crisis espiritual que en las escrituras los ángeles son dotados con alas.

Para el año 538 a.C., luego de su penosa experiencia en Babilonia, los judíos logran regresar a la tierra sagrada. Con su fe en Dios debilitada, buscan renovar su espiritualidad. De esta búsqueda surge una nueva y misteriosa literatura conocida como Apócrifa, en ella los judíos buscan un sustento espiritual y consiguen su inspiración en historias sobre ángeles. Según los apócrifos y otros textos místicos de la época, los ángeles han sido dotados de poderes extraordinarios. Son descriptos como guardianes leales, conocidos como "aquellos que nunca duermen".

Sorprendentemente mientras crecía la obsesión de los judíos con los poderes de los ángeles, la creencia en los seres mágicos que había servido de apoyo para este pueblo durante sus momentos difíciles de exilio, pronto sería vista como una amenaza al judaísmo.

Con el temor que la adoración de los ángeles pudiera competir con la adoración de Dios, los rabinos rehusaron incluir el Apócrifo en el canon de la Biblia, y a pesar de su fuerte oposición, las increíbles historias sobre ángeles no podían ser borradas. Estas historias continuaron hasta el nacimiento del Cristianismo, cuando la creencia en los ángeles sufriría otra misteriosa transformación.

La llegada milagrosa de Jesús, proclamado en el Nuevo Testamento como el hijo de Dios es uno de los momentos más transcendentes de la cristiandad. Y misteriosamente, a pesar de su significado extraordinario, el Nuevo Testamento no hace mención de la presencia de ángeles en el pesebre durante el nacimiento de Jesús. A pesar de esta sorprendente omisión, en los siglos posteriores al nacimiento de Jesús, ha sido imposible para los fieles cristianos imaginar la natividad sin la presencia de ángeles. ¿Por qué no se hace mención en los Evangelios de la presencia de ángeles durante el momento mágico en la natividad? Y más sorprendente aún ¿por qué rara vez aparecen ángeles durante la historia de la vida de Jesús?

Por escasos 30 años Jesús anduvo por la tierra sirviendo como mensajero de la palabra de Dios, fue proclamado un creador de milagros y un consolador de almas.

Solo con la muerte de Jesús comienzan a reaparecer los ángeles. El ángel dijo a las mujeres: "ustedes no teman, porque yo sé que buscan a Jesús crucificado. No está aquí, ha resucitado." (Mateo 28.6).

Desde este momento, cuando un ángel anuncia la resurrección de Jesús, estos seres divinos pasan otra vez por una increíble transformación. Con la muerte y resurrección de Jesús surgió una nueva y vigorosa fe. Los primeros seguidores de la nueva fe cristiana cayeron víctimas de una despiadada persecución por parte de los romanos. Al igual que los judíos, buscaron su creencia en los ángeles en sus momentos de sufrimiento, los primeros cristianos también fueron inspirados por ángeles en el último libro del Nuevo Testamento, "el Apocalipsis".

En lugar de buscar consuelo en las imágenes piadosas de los ángeles, los primeros cristianos los veían como ejecutores de la venganza de Dios, el castigo divino en contra de un mundo de no creyentes; un tiempo de destrucción inimaginable y cataclísmico.

Mientras llegaba a su fin la persecución de los cristianos por parte de los romanos, lo mismo sucedía con el temor de la venida del Apocalipsis. La religión cristiana, antes motivo de persecución, pasó a dominar a toda Europa. Y mientras florecía esta fe, la creencia en ángeles llegó a prosperar como nunca antes entre los devotos.

El periodo de la Edad Media en Europa ha sido visto como un tiempo sombrío, lleno de temor, ignorancia y superstición. Pero los historiadores también han descubierto que era una época muy activa, una era de preguntas y debate, y fue durante esta época que los ángeles se convertirían en un punto central, creyendo en la existencia de estos seres divinos, los pensadores medievales buscaron resolver los misterios más fundamentales de su naturaleza. Algunos filósofos tenían la teoría de que los ángeles estaban formados por una sustancia misteriosa, a veces llamada materia sutil, con sus propios poderes mágicos.

De todos los genios de la Edad Media, ninguno brillo más que Santo Tomás de Aquino, tal vez, el más grande pensador del siglo XIII.

En el intento por investigar la naturaleza de los ángeles, el gran filósofo defendió una idea que cautivaría la imaginación popular de los siglos por venir. De su propia y extraordinaria perspectiva, Santo Tomás concibió a los ángeles de la guarda como una poderosa presencia espiritual con grandes poderes.

Un contemporáneo de Santo Tomás de Aquino, Dante Alighieri, daría su propia visión extraordinaria de los ángeles con toda su gloria y su misterio, en su magistral obra poética "La Divina Comedia". Durante este viaje imaginario por el cielo, Dante explora los nueve niveles jerárquicos de los ángeles, pero, sorprendentemente para Dante y muchos teólogos de la Edad Media, no todos estos seres celestiales eran creados iguales, su poder e influencia era definida por su creencia a Dios.

A medida que Europa salía de la Edad Media y entraba en la gloria del Renacimiento, la presencia de los ángeles se manifestaba con mucha fluidez en el arte.

 "La participación de los ángeles en la historia de la salvación"

La fe de la Iglesia reconoce ciertos rasgas distintivos de la naturaleza de los ángeles. Su fe puramente espiritual implica ante todo su no materialidad y su inmortalidad. Los ángeles no tienen "cuerpo" (si bien en determinadas circunstancias se manifiestan bajo formas visibles a causa de su misión en favor de los hombres), y por tanto no están sometidos a la ley de la corruptibilidad que une todo el mundo material.

Jesús mismo, refiriéndose a la condición angélica, dirá que en la vida futura los resucitados "no pueden morir y son semejantes a los ángeles" (Lucas 20, 36).

En cuanto criaturas de naturaleza espiritual, los ángeles están dotados de inteligencia y de libre voluntad, como el hombre, pero en grado superior a él.

Los ángeles son, pues, seres personales y, son también ellos, "imagen y semejanza" de Dios.

La Sagrada Escritura se refiere a los ángeles utilizando también apelativos no sólo personales (como los nombres propios de: Rafael, Gabriel, Miguel), sino también "colectivos" (como las calificaciones de: Serafines, Querubines, Tronos, Potestades, Dominaciones, Principados), así como realiza una distinción entre Ángeles y Arcángeles.  

Notamos que la Sagrada Escritura y la Tradición llaman propiamente ángeles a aquellos espíritus puros que en la prueba fundamental de libertad han elegido a Dios mediante el amor consumado que brota de la visión beatífica cara a cara, de la Santísima Trinidad.

También según la Revelación, los ángeles que participan en la vida de la Trinidad en la luz de la gloria, están también llamados a tener su parte en la historia de la salvación de los hombres, en los momentos establecidos por el designio de la Providencia Divina. "¿No son todos ellos espíritus administradores, enviados para servicio en favor de los que han de heredar la salud?", pregunta el autor de la Carta a los Hebreos (1, 14). Y esto cree y enseña la Iglesia, basándose en la Sagrada Escritura, por la cual sabemos que es tarea de los ángeles buenos la protección de los hombres y la solicitud por su salvación.

 El sexo de los ángeles

Durante siglos se discutió sobre el sexo de los ángeles, especialmente entre los cristianos de Oriente. La opinión mayoritaria es que los ángeles son seres andróginos, es decir sin sexo.

Los textos sagrados se refieren a los ángeles en términos masculinos, aunque en el Antiguo Testamento, en el Libro de Zacarías, se nombra a dos ángeles

femeninos: "Levanté mis ojos y vi, contemplé, a dos mujeres que se presentaron, había viento en sus alas, tenían alas como las de una cigüeña".

Según el Zohar, libro de la cábala judía, los ángeles toman diferentes formas, a veces masculina, otras femenina. El Islam alienta la existencia de los "huris", (vírgenes del paraíso) que se describen en el Corán, dando a entender que están exentas, tanto de la impureza corporal o física, como de imperfecciones morales. Estos ángeles femeninos habitan en el cielo y según la literatura islámica fueron creadas de azafrán, almizcle, ámbar y alcanfor. Son tan diáfanas que a través de 70 pliegues de seda se pueden ver sus piernas.

Al entrar un creyente en el Paraíso estos encantadores seres le dan la bienvenida, poniéndose un gran número de ellas a su disposición y él se une a cada una, tantas veces como ayunó en el mes de Ramadán y realizó obras buenas.

El lenguaje de los ángeles

Muchas personas piensan, y algunas sostienen, que los ángeles tienen un lenguaje en particular, pero esto no es así. ¿Qué lenguaje emplean los santos para dar a entender su mensaje, o que lenguaje emplea la Virgen cuando se quiere comunicar con alguien? Generalmente el mismo que habla el sujeto percipiente.

Hay gente que ha hecho un contacto angélico (que no se pone en duda), y ha dicho que el ángel habla en un idioma extraño, fuera de lo normal y no tiene referencia inmediata con ninguno de los idiomas terrestres conocidos.

Así por ejemplo vemos que existen ángeles que tienen nombres extraños sin ninguna traducción. Un ritmo solo de consonantes sin ninguna vocal y pronunciación completamente extraña. Otros tienen, nombres extravagantes o con reminiscencia mística y que se comunican con palabras ininteligibles, solo el sujeto centro de la experiencia dice poder traducir.

Los ángeles no tienen un lenguaje como los humanos, ya que la voz es un fenómeno físico y desde el plano en que ellos están nuestra física no tiene validez. Pueden transmitir un mensaje que nuestra mentalidad decodifica de acuerdo a los valores semánticos de cada idioma original, de cada cultura y lenguaje. Decir que el nombre de un ángel es CXRTGBNM no tiene lógica para ninguno que quiera interpretarlo. Tiene lógica para la persona que mantiene subjetivamente ese nombre o significado, pero para nadie más.

Los nombres tradicionales hebreos nos han llegado a través de la religión y cada país y cada cultura cristianizada le ha puesto la pronunciación propia de su lengua. En todo caso el más original es aquel en donde se pronuncio por primera vez.

Para establecer una comunicación angelical no hace falta estar preparado como cuando uno va a una academia a aprender un idioma extranjero, no hace falta adornarse de palabras y significados exóticos que sin ningún sentido tratan de expresar una realidad subjetiva que solo afecta a la conciencia de quien recibe la comunicación. Decir que un ángel le hablo está muy bien. Luego se analizaría el mensaje.

Ninguna entidad espiritual verdaderamente elevada se comunicará con un terrestre para que éste no le entienda. Pueden existir comunicaciones incomprensibles, pero no son ángeles. Pueden ser otra cosa, pero ángeles, no son. Cuando se produce una comunicación con un ser elevado el mensaje es fluido, claro sin rodeos y la percepción no se realiza mediante la activación del sentido del oído. Es decir que el sonido espiritual no llega por los oídos. En ese momento se activa un centro energético que está en la coronilla de la cabeza que es también denominado Chacra de la corona y tiene su relación física con la glándula pituitaria. Es este centro el que se activa y el sonido es espectacularmente claro. No existe en la tierra ningún aparato reproductor de sonido que logre semejante nitidez e impresión en la memoria. No necesitaría hacer ningún esfuerzo para recordar pues si la comunicación se estableció y aunque sea una sola palabra haya escuchado, usted jamás podrá olvidar semejante sensación en toda su persona. Pues la impresión es inmensa a comparación con el sonido terrestre e impregna todo su ser.

En cuanto a la comunicación en sí del ángel con usted, esta puede ser de diversas formas. No tiene por que darse como un flujo de pensamiento ni tampoco recibir en su mente las palabras o los mensajes directos del ángel. Pueden también darse de manera muy sutil, lo importante es que quien reciba el mensaje cuente con alguna base como para interpretar el mensaje del ángel. Según la capacidad y grado intelectual de la persona, el espíritu enviará un mensaje para decodificar o entender de una forma o de otra. Pero no es necesario hacer ningún curso de interpretación de los mensajes angelicales. Todo depende de la capacidad de simbolizar que cada cual tenga.

Jerarquía:

Los Ángeles obedecen ciertas jerarquías, desde los más cercanos a los mas alejados a dios, según la clasificación tradicional.

LOS MÁS CERCANOS A DIOS

* SERAFINES: su líder es Uriel

Están representados con seis alas y rodeados por llamas. Sus poderes son de iluminación y purificación. Su principio fundamental es el de la vida universal. Son quienes manifiestan la gloria de dios.

* QUERUBINES: su líder es Jophiel

Están representados con plumas de pavos. Son la conciencia divina. Son responsables del ordenamiento del caos universal y la sabiduría. Ofrecen al hombre las ideas y el conocimiento.

 * TRONOS: su líder es Japhkiel

Están representados por una rueda de fuego. Cuidan el trono de dios. Ofrece al hombre el sentido de la unión.

 Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

LOS PRINCIPES DE LA CORTE CELESTIAL:

Como su nombre lo indica son los príncipes de los Ángeles.

* DOMINACIONES O DOMINIOS: su líder es Zadkiel

 Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Lleva como símbolo el cetro y la espada representando al poder divino sobre toda la creación. Confieren al hombre la fuerza para vencer al enemigo interior. Representan la verdadera soberanía

 * AUTORIDADES O VIRTUDES: su líder es Haniel

Son responsables por el reino mineral. Traducen la voluntad de dios. Confieren al hombre el poder de discernir

  Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

* POTESTADES O PODERES: su líder es Rafael

 Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

protegen al hombre de enemigos exteriores. Son responsables por el orden en sus representaciones y por los 4 elementos (agua, tierra, fuego, aire). Llevan una espada flameante.

 ÁNGELES MINISTRANTES

  • PRINCIPADOS: su líder es Chamael.
  • Llevan cruces y cetros. Son responsables por el reino vegetal. Confieren al hombre la sumisión a todas las cosas. Su misión es vigilar las lideranzas.

 Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

* ARCANGELES: su líder es Miguel

Son los lideres entre los Ángeles. También se los llama espíritus planetarios. Son responsables del reino animal.

  Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

* ÁNGELES: son seres de la luz, responsables de la génesis y la evolución espiritual del hombre. No tienen una atribución especial dentro del ejercito celestial.

 Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

ÁNGELES PERSONALES:

Son aquellos que están al lado de cada individuo en todo momento, inspirándolo, protegiéndolo y guiándolo.

 Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

* ÁNGEL DE LA GUARDA: guía y protege a cada individuo sobre la tierra

* ÁNGEL MENSAJERO: es aquel que viene inesperadamente a traernos buenas noticias

* GUIAS ESPIRITUALES: son quienes se encargan de enseñarle al hombre los valores espirituales y lo colocan en contacto con el ser superior.

* MUSAS: son las encargadas de la creatividad. Inspiran los talentos y los dones.

* INCENTIVADORES: representan la voz interior que nos confiere coraje.

* CO-PILOTOS: son aquellos dispuestos a tomar el control de la vida de un hombre en caso de que este se encuentre desorientado o cansado. Es aquel a quien se le puede solicitar tareas diarias como despertarse a determinada hora o que el día transcurra sin inconvenientes.

* INGENIEROS DE MILAGROS: son los que promueven los eventos positivos e inexplicables a través de vibraciones amorosas.

ANGLELES QUE EMBELLECEN LA VIDA HUMANA:

Son aquellos responsables de darle al hombre la felicidad incondicional.

* EXTERMINADORES DE PREOCUPACIONES: preparan el camino para que el ser humano se realice. Mitigan la ansiedad.

* ENTRENADORES DE FELICIDAD: preparan al hombre para el ejercicio de la felicidad.

* EJECUTIVOS DE LA DIVERSIÓN: tienen como tarea proporcionar alivio al hombre a través de la diversión sana y despreocupada en momentos claves.

* PRODUCTORES DE JUBILO: confieren a la diversión un poco de euforia, incrementando la alegría.

* LA FUERZA DE CUPIDO: revelan el verdadero amor a aquellos corazones solitarios.

* CORREDORES DE PROSPERIDAD: muestran al hombre el verdadero sentido de la abundancia. 

ANGELES PSICOLÓGICOS:

Son aquellos responsables de auxiliar al ser humano en el propio conocimiento y auto comprensión.

* EDITORES DE PROGRAMACIÓN: son aquellos que pueden actuar sobre el cerebro y programarlo para un pensamiento positivo.

* ÁNGELES ARQUETIPOS: tienen el poder de suplementar ciertas características de la personalidad a través de un arquetipo elegido por el hombre mismo.

¿Qué es el mal?

El mal es la privación del bien, o sea, el mal no es algo, sino la privación de algo.

El mal, dice Balmes, es una definición muy profunda y muy simple, es la privación de un determinado orden, es la carencia de algo, que debiera ser y no es.

Dice Santo Tomás, "que el mal es la carencia de algo debido". Supone un ser u objeto, al cual se le debe algo y que no obtiene.

El mal no esta personificado en un ser. El mal es la carencia, en cualquier ser, de algo que debe tener y no tiene.

Santo Tomás nos habla de que existen diferentes tipos de mal::

Mal físico: Los males físicos, dice, son males dentro de la visión muy miope que los hombres tenemos de las cosas, así como de los planes divinos. Es el caso de la muerte, por ejemplo: en esa circunstancia somos privados de algo que es la vida, y que nos será devuelto después en una medida mucho mayor. Somos privados de la vida corpórea, pero para resucitar después.

Mal moral: Este mal es más complejo. Consiste en que seres inteligentes y libres se niegan voluntariamente a buscar la perfección que les es propia y al negarse incurren así en el mal moral.

Existe una realidad no sensible

Creer que solo existe lo que nosotros vemos, olemos o palpamos, es una idea absurda. Existen muchísimos elementos que manejamos permanentemente y que no podemos captar con los sentidos: ondas electromagnéticas, transmisiones de radio y televisión, corriente eléctrica.

ANGELES CAIDOS   

Como todos sabemos además de los ángeles buenos, también hay ángeles malos que disfrutan oponiéndose a los designios de Dios y combatiendo su obra, aunque también ellos son criaturas del supremo creador, no fueron creados como ángeles malos.

El pecado especial de estos ángeles no ha sido revelado, pero la teoría general es que recibieron su castigo ya que se revelaron contra Dios y aspiraron a tomar su lugar.

¿Creó Dios a los demonios?

Dios no creó demonios sino ángeles, espíritus puros, dotados con gracia santificante, muy hermosos y capaces de bondad. Dios dotó a todos los ángeles con libertad para escoger el bien y el mal. Lucifer y sus seguidores, por orgullo, pecaron, quisieron separarse de Dios y se llenaron de maldad. Es así que se les negó la visión beatífica.  ¿De dónde vino esta maldad? La maldad es causada por una opción libre de separarse de Dios. Es una carencia, una ruina.

Dios sabía que algunos ángeles se rebelarían pero los creó porque Dios toma la libertad en serio, hasta sus últimas consecuencias. Pero igualmente el bien tiene y tendrá consecuencias.  Si solamente pudiésemos hacer el bien no seríamos libres y no tendría mérito.

Breve reseña de su historia:

En el tiempo antes del diluvio, ángeles desobedientes dejaron su sagrado lugar de habitación y adoptaron cuerpos humanos para cohabitar con las mujeres de la tierra, al menos así lo entendían los comentaristas tardíos. Después de la catástrofe acuática, estos ángeles volvieron a las regiones de los espíritus pero ya no como "hijos de Dios" sino como demonios, bajo las ordenes y dirección de Satanás, el Diablo. Entre los escritos judíos no faltaron los demonios femeninos, como la maligna Lilit. Posiblemente sea la misma que mencionan los hechizos babilonios como el espíritu del viento.

A estas entidades negativas femeninas, se las simbolizaba con serpientes sagradas. Un antiguo ritual griego, muestra que las mujeres estériles acostumbraban pasar una noche en el Templo, con la esperanza de ser fecundadas por una serpiente divina.

Entre la escatología musulmana, los individuos inicuos son llevados por ángeles repulsivos de color negro, como los elfos en la mitología celta.

Armas contra Satanás
Dios nos da en la Iglesia todas las armas para vencer al demonio.

Juan Pablo II,  17 feb. 2002
Exhortó a la vigilancia «para reaccionar con prontitud a todo ataque de la tentación».
Habló de las armas del cristiano «para afrontar el diario combate contra las sugerencias del mal: la oración, los sacramentos, la penitencia, la escucha atenta de la Palabra de Dios, la vigilancia y el ayuno».
Estos medios ascéticos, inspirados por el mismo ejemplo de Cristo, siguen siendo indispensables hoy, pues «el demonio, "príncipe de este mundo", continúa todavía hoy con su acción falaz».
El Papa pidió entusiasmo en «el camino penitencial de la Cuaresma para estar preparados a vencer toda seducción de Satanás y llegar a Pascua en la alegría del espíritu».

Las Escrituras habla de un pecado de estos ángeles "caídos" o" demonios", que responden a la voz de Lucifer o Satanás o Diablo, entre otros nombres también se lo llama:Luzbel, Beelcebú, Maligno, príncipe de este mundo.

Esta caída consiste en la elección libre de estos espíritus creados que rechazaron radical e irrevocablemente a Dios y su Reino. No hay arrepentimiento para ellos después de la caída, como no hay arrepentimiento para los hombres después de la muerte.

San Agustín nos hace la siguiente observación: "el Diablo querría con frecuencia hacer daño, pero no lo puede hacer, pues su poder está sometido a otro poder. Si el Diablo pudiese dañar tanto como él quiere, no habría justos sobre la tierra".

San Ambrosio afirmaba que "en la tierra como en el aire pululan ángeles y demonios". Nuestro mundo espiritual está dividido en dos bandos invisibles que pelean entre sí por el mundo; el de los ángeles buenos y el de los ángeles infieles.

El libro del Apocalipsis en el Nuevo Testamento nos dá una muestra clara de la guerra desatada entre estos dos bandos:

Entonces se libró una batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles combatieron contra el Dragón, y este contraataco con sus ángeles, pero fueron vencidos y expulsados del cielo. Y así fue precipitado el enorme Dragón, la antigua Serpiente, llamada Diablo o Satanás, y el seductor del mundo entero fue arrojado sobre la tierra con todos sus ángeles. (Ap. 17, 7 -10)

Así como el temor a Dios es el principio de la sabiduría, el temor a Satanás es sin duda el principio de la muerte. Temer a Dios equivale a adorarlo. Tener miedo de Dios y temerle es sin duda alguna rendirle la veneración que merece. De ahí que temer a Satanás en esencia significa rendirle culto.

No  debemos tener miedo del diablo y sus seguidores, porque hay un ejército de ángeles que responden a la voz de Jesús, que cuidan y protegen nuestras vidas, nuestros hogares.

Ángeles que luchan contra los enemigos de Dios y de nuestras vidas.

La venida de Jesús a la tierra, tuvo como objetivo fundamental vencer al demonio y ganarnos para Dios. Es en la Cruz donde Jesús vence definitivamente al mal, resucitando y abriéndonos las puertas del cielo...y es en el transcurso de su vida pública, que no deja de advertirnos y mostrarnos cual es el camino que debemos seguir para nos caer en las redes del Diablo, que se manifiesta a través del engaño, la mentira y la confusión. Así como Jesús es la verdad, el Diablo es mentiroso por excelencia y desde el principio la mentira ha sido su estrategia preferida. 

Dice Jesús: "El Diablo es homicida desde el principio y no se mantuvo en la verdad, porque la verdad no estaba en él. Cuando miente, habla conforme a lo que es, porque es mentiroso y padre de la mentira"(Ju. 8. 44 - ).

Los ángeles nos ayudan contra el mal, ellos nos ayudan en la lucha contra el Diablo. Nosotros debemos tener fe en Dios, fe en Cristo y usar las armas que Dios nos dio. Dice el Apóstol Pablo en su Carta a los Efesios capítulo 6 versículo 10: 

Por lo demás, fortalézcanse en el Señor con la fuerza de su poder. Revístanse con la armadura de Dios, para que puedan resistir las insidias del demonio. Porque nuestra lucha no es  contra enemigos de carne y sangre, sino contra los Principados y Potestades, contra los Soberanos de este mundo de tinieblas, contra los espíritus  del mal  que habitan en el espacio.

Conocemos la existencia de dos reinos, el de Dios, y el de Satanás, somos nosotros los que elegimos a cual de ellos queremos pertenecer.

Visión que la ciencia posee sobre la existencia de los ángeles.

Método científico de predicción angelical.

El autor de esta ponencia aporta un nuevo e interesante punto de vista en el estudio de los ángeles. Abel Calle es un eminente científico, experto en teledetección a través de satélites y desarrolla actualmente su labor profesional en el Departamento de Física Aplicada de la Universidad de Valladolid.

Después de algunos años trabajando en Teledetección, analizando imágenes enviadas por diversos satélites, creyó haber encontrado el primer vestigio científico que describe con absoluta nitidez la huella de un ángel.

 Nunca nadie, hasta ahora, ha podido aportar la prueba contundente.

A partir de la imagen, una imagen directamente recibida de la transmisión de un satélite meteorológico de órbita polar heliosíncrona, puede verse el rastro de un ángel a través de una cortina de nubes en el norte de las Islas Canarias.

Este procedimiento de investigación es el mismo seguido acerca de los agujeros negros, estos no se pueden ver pero se intenta captar o probar su presencia analizando los efectos que producen en objetos circundantes. En el caso del rastro encontrado en las nubes, ocurre lo mismo: su efecto se manifiesta como fenómenos meteorológicos en forma de turbulencia. De dicho rastro puede deducirse un dato equivocado hasta ahora: la humanidad siempre pensó que los Ángeles tenían las dimensiones aproximadas de una persona. A través de la imagen de satélite puede verse que el ángel que dejo dicho rastro era mucho más contundente.

Primeras apreciaciones aún no confirmadas pueden alcanzar los cientos de kilómetros. Faltan datos, sin embargo, para llegar a una conclusión precisa. Por ejemplo la velocidad de vuelo, con ella,

podría deducirse que el tamaño del ángel no es tan grande como se había pensado a primera vista, lo cual nos induciría a pensar en una alta velocidad de desplazamiento vertical.

Visión de la fenomenologia:

Como ciencia positiva de la religión, ha desarrollado estudios esclarecedores acerca de la configuración simbólica de los ángeles, dicho fenómeno se dio principalmente en los cultos monoteístas, predominando de manera más pura en el Judeocristianismo, en el Mazdeísmo y en el Islamismo; a partir del advenimiento de ciertos reformadores, como Zoroastro (forma griega de Zaratustra) Jesús y Mahoma.

Es digno de mencionar, que Filón, en el siglo I dudó de la existencia de estos seres angélicos y los llamó "emanaciones y fuerzas del universo", como critica a lo que parecía ser un fenómeno reciente en su época; pero lo cierto es que en los núcleos míticos de las principales religiones desde tiempos muy antiguos, aparecen estas entidades ambivalentes intermedias entre los dioses y los humanos con funciones de ordenadores del cosmos y ejecutores de la voluntad divina.

Según los antiguos babilonios, el aire estaba poblado por fuerzas malignas que causaban enfermedades, representadas en el principio del "ZI", especie de vampiros con alas provenientes de los espíritus de ultratumba. Ellos reconocían, independientemente de su panteón politeísta, siete principios personales en el viento, la tempestad y el torbellino. Es posible que el libro sapiensal de Job en el cap. 1 y 2, en donde el diablo asesina a sus hijos en una tormenta de viento, tenga su origen en estas creencias. Los seguidores de Pitágoras pensaban que nuestra atmósfera estaba poblada de seres espíritus bajo el control de un jefe que tenía su asiento en el imperio del aire, probablemente esta idea fue inspirada en los silfos de la mitología germana, como pequeñas entidades manifestadas en los elementos; gracias a ello se entiende el pensamiento cristiano acerca de Satanás, que es presentado en Efesios 2: 2 como "el príncipe de la autoridad del aire".

Siguiendo con esta línea de pensamiento, podemos encontrar imágenes de estas criaturas en jarrones y murales griegos y etruscos, donde a menudo se los representan con sexo femenino o en forma de niños. También era cosa común entre los Persas representar a sus reyes como seres alados.

Acerca de los Ángeles:

La palabra ángel era conocida por el mundo paleosemita como "algo santo", proveniente del término arameo IRIM. Sin embargo, en el hebreo primitivo adoptó la forma de Mal’ak, que se traduce principalmente como mensajero o enviado de alguien "santo". En las fuentes testamentarias, el término Mal’ak, muchas veces significa "espíritu" o "viento", tal vez aludiendo a la velocidad del mensajero, pero esto depende del contexto.

Imágenes angélicas

Si bien la configuración angélica se da con más viveza y trascendencia en los cultos monoteístas, no es exclusivo de ellos.

Este fenómeno también se observa muy a menudo en las grandes religiones politeístas, como Egipto, Mesopotamia, India, Grecia y Roma.

El hombre vive lo sagrado a través de la multiplicidad de las figuras divinas.

El devoto común, que tiene dificultades para comprender lo divino en el terreno de alguna especulación metafísica, hermética, propia de los círculos intelectuales o sacerdotales, expresa lo religioso a través de lo que le es más simple, en la naturaleza y su diversidad de aspectos. Por ello los monismos más ejemplares, como en el caso del panteísmo hindú, predomina el politeísmo. En el monoteísmo, el único Dios, reúne todas las facetas que están repartidas en el panteón de los dioses del politeísmo. Por ejemplo, en la etapa temprana del culto israelita, Yahvé era el Dios del que procedía el bien y a su vez él era el creador de las catástrofes (Deuteronomio Cap. 28), mientras que en el politeísmo existe una divinidad para cada función.

A este Dios, también se lo presenta con aspecto humano, antropomórfico (Éxodo 15: 4), donde se lo describe como un varón, es decir con sexo, como los dioses egipcios o fenicios, con rostro; manos; se pasea por el jardín; busca al hombre sin encontrarlo, etc.(Génesis 3: 8-13). Pero a su vez es visto en una etapa histórica monárquica tardía como un Dios tutelar, que esta dentro del predio del templo, como Marduk que fue el custodio de Babilonia, o Asur el guardián de Ninive, etc.

Sin embargo, después de la destrucción del templo de Yahvé en Jerusalén a manos de los ejércitos caldeos, el movimiento profético lo representó como una divinidad no perteneciente a un edificio o ciudad determinada, sino más allá del tiempo y el espacio.

Es en esta etapa, cuando la angelología cobra más fuerza y repercusión en el culto judío. Yahvé es ahora un Dios inalcanzable, al que solo se puede acceder mediante profetas o ángeles. Estos reflejan sus atributos, los espejan o refractan como harían los dioses de un panteón politeísta.

El mismo fenómeno se puede observar en la religión de la antigua Persia, donde allí, el movimiento del reformista Zoroastro (siglo VII a. J. C.) invalidó los dioses antiguos y prevaleció el culto al único Dios, Ahura Mazda y sus atributos; luego convertidos en ángeles benéficos, en contra del malvado Ahrimán y su séquito demoníaco. Por lo general, estas estructuras angélicas, toman su forma de la monarquía constituida, en donde el Dios uno y principal, asume el papel político y Real, ahora, su corte con sus funcionarios y voceros son vistos como ángeles. En otras palabras, la configuración angélica es muy antigua y con toda probabilidad tenga su origen el seno del politeísmo y en sociedades con cierto desarrollo sociopolítico, al menos allí están presentes; pero sobreviven y se tonifican cuando las funciones de los múltiples dioses se resumen en uno solo, de allí que sobresalgan en los cultos monoteístas.

Las imágenes angélicas en la literatura sagrada:

La presencia de seres divinos ayudantes y serviles a los propósitos del "Dios" como entidades espíritus, tiene raíces en tradiciones orales semitas e indoarias, cuyo vértice se pierden en las tinieblas del pasado. La Biblia no da el nombre de ningún ángel a no ser el de Miguel y Gabriel, en Daniel 12: 1; Lucas 1: 26. La razón es obvia, en la religión hebrea se evitaba adorar a estos seres, para dejar bien establecido que no eran dioses. En el Apocalipsis 19: 10, cuando un ángel se le aparece a Juan y este se siente inclinado a reverenciarle aterrado por tan terrible manifestación de poder, este ser replica: "Adora a Dios". Sin embargo, la adoración de ángeles era muy extendida en los primeros siglos de la era cristiana. Si bien no conocemos sus nombres, la Biblia describe algunos de sus rangos y funciones, en el capítulo 10 de Daniel, aparece el Arcángel Miguel.

Luego la literatura apócrifa multiplicó a estos jefes haciendo de ellos un verdadero ejercito. Mas tarde vienen en la corte celestial, los Serafines, aparecen una sola vez en la Biblia, en Isaías capitulo 6. Los Querubines son seres que han tenido en la Biblia un papel más protagónico. Están debajo de Yahvé, son el banquillo de su trono; como corceles voladores impulsan su carro y ministran entre su presencia. El ángel Gabriel, fue un aporte tardío en la literatura apocalíptica y cristiana, este fue quien se le apareció a María y le anunció el nacimiento virginal de Jesús. Ya para el siglo IV, Dionisio en su libro El Areopagista, describe una jerarquización que continuó hasta nuestros días. Él divide a los ángeles en número de nueve, agrupados en tres carros cada uno. El primer nivel están los Serafines, Querubines y Tronos; en el segundo, Dominios, Virtudes y Poderes; en el tercero Príncipes, Arcángeles y Ángeles. A su vez divide a los arcángeles en siete, posiblemente basado en los siete ángeles que tocan las trompetas en el libro del Apocalipsis, ellos son: Miguel, Gabriel, Raphael, Uriel, Hamsel, Reziel, Auriel

 Función del tema:

Mas allá de estar haciendo este trabajo para cumplir con un requisito en la asignatura, de a poco nos hemos ido involucrando en el tema, hasta el punto de que ha llegado a captar nuestra atención, entregándonos de lleno.

INVESTIGACIÓN:

Resultados de las encuestas

Cree usted en los Ángeles?

Por medio de este gráfico, podemos observar que de 20 personas encuestadas, 14 de ellas, que corresponden a un 70% creen en la existencia de ángeles, mientras, que 6 personas, o sea, un 30% contestaron negativamente.

Teniendo en cuenta las respuestas negativas, que fueron 6, graficamos por sexo, y el resultado fue un 50% para cada uno.

  Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

En este caso, tomando en cuenta las respuestas positivas, que fueron 14, graficamos también por sexos, obteniendo como resultado 4 hombres y 10 mujeres.

 ENTREVISTA A UN PASTOR:

Testimonios extraídos del libro "El Ángel de los Chicos" (Víctor Sueiro)

" Gonzalo Fernández de tres años y medio cuando callo desde un quinto piso en Tandil y no le paso absolutamente nada, ni un moretón. Es uno de los casos que me marco para siempre con respecto a los chicos y su relación con los ángeles y la divinidad. Al tercer día de estar internado solo para que le hicieran todos los estudios habidos y por haber, ya que nadie comprendía como podía estar tan asombrosamente ileso, dijo como al pasar mientras jugaba con un autito: " cuando yo caía vino la señora que me agarro y me puso despacito en el suelo". Gabriela y Santiago, su mama y su papá, no entendían y era bastante razonable que así fuera. " Que señora?", le pregunto Gaby. " La señora con un vestido largo hasta los pies y celeste como mi chupete", respondió Gonzalo con naturalidad, sin dejar de jugar y sin saber que estaba describiendo a la Virgen".

" Gastón Márquez, que desde los dos años de edad habla con su ángel al que llama Agustín y que sorprendió a todos recitando el Padre Nuestro que nadie le había enseñado aun, por supuesto. Tenia tres años y medio cuando entreviste a Miriam, su mamá, quien me contó que el nene tenia premoniciones tan naturales para el cómo tomarse un vaso de agua. Y que se cumplían. Me contó, también, que Gastón, decía ver a Jesús y que le pedía a menudo visitarlo en la Iglesia. Un día, en la gruta de Lourdes de Mar del Plata, rezo con todos el Ave Maria sin que tampoco nadie se lo hubiera enseñado. Cuando su mamá le pregunto como sabia esas oraciones él respondió, simplemente: " las sé. No puedo decir como pero las sé."

"El doctor Melvin Morse, que es un medico Norteamericano que entrevisto a cientos de chicos de entre tres y quince años que habían pasado por muerte clínica y descubrió que no-solo sienten lo mismo que los adultos ( el túnel, la luz, la paz) sino que, además y a diferencia de los mayores, hay un alto porcentaje de ellos que cuentan haber estado durante la experiencia, en presencia de lo que con sus palabras definen como: el padre celestial, un ángel luminoso, la Virgen, Jesús e incluso, Dios. La gran mayoría de los niños entrevistados por el doctor Morse no habían tenido ningún tipo de educación religiosa."

CONCLUSIÓN:

Desde los tiempos del Renacimiento hasta la actualidad han perdurado las imágenes transcendentales de estos seres divinos. Y a pesar de las turbulencias de nuestros tiempos y los ataques escépticos de la ciencia, los ángeles han seguido inspirando a la humanidad.

Hoy, a pesar de las maravillas modernas buscamos consuelo en la compañía de los ángeles, tal como hemos hecho desde tiempos inmemoriales.

De hecho, nuestros estudios muestran que un gran porcentaje, que representa mas de la mitad de los encuestados, las personas creen hoy día en los ángeles.

¿Cuál es el poder mágico de estos seres que inspiran tanta fe?

¿Qué nos revela esto sobre los ángeles y sobre nosotros mismos?

Cualquiera que sea nuestra razón para aferrarnos a la creencia en los ángeles, la pregunta permanece ¿Aún están entre nosotros los ángeles que habitaban las páginas de la Biblia y la imaginación de nuestros ancestros?

Tal vez en un mundo donde los humanos se alejan cada vez más el uno del otro y de la misma naturaleza, los ángeles son testigos de la posibilidad cierta de los milagros del corazón. Los ángeles son tal vez lo único que conocemos del cielo y si las antiguas escrituras tenían razón tal vez algún día podamos ver a estos seres mágicos cara a cara y regocijarnos en su sereno resplandor por toda la eternidad.

Donde quiera que miremos en la obra humana siempre están presentes estos seres alados, en las tumbas, en los capiteles, en los museos y en los grabados de los viejos manuscritos bíblicos, mostrándonos que las imágenes de los ángeles no solo provienen de la memoria de un pasado sagrado y universal, sino que hacen posible que en ellos, aquellos dioses y héroes olvidados perduren para siempre en el espíritu humano.

CRITICA

La opinión que nos merece este ensayo filosófico, es que poco a poco nos fue sorprendiendo, ya que colmo nuestras expectativas, a medida que profundizábamos en el tema.

Encontramos datos e información que desconocíamos y que a su vez lograron llamarnos la atención, como por ejemplo, el hecho de que a nivel científico, por medio de un satélite se pudiera localizar y plasmar el pasaje de un ángel en una nube.

Otra cosa que debemos destacar, es la relación que existe entre Dios y los Ángeles, pudiendo observar aquellos que siguieron la voluntad de su creador, y aquellos, que se revelaron contra él y que llevan la denominación de Ángeles caídos. Al momento de la creación de estos seres, Dios, ya sabia que se irían a revelar, pero, de igual manera los creo dándoles la libertad de elegir entre lo considerado bueno y malo.

Posibles nuevas investigaciones:

Como ya aclaramos en la función del tema, este trabajo lo realizamos para cumplir un requisito, y a pesar de que nos gusto hacerlo porque descubrimos cosas realmente sorprendentes, debemos reconocer también, que no tenemos en mente realizar posibles nuevas investigaciones.

BIBLIOGRAFÍA

  • Encarta 98 Y 2000
  • Artículos de Internet
  • "El Ángel de los Chicos" Víctor Sueiro
  • Enciclopedia Océano
  • "Suma Teológica" Sto. Tomas de Aquino
  • Discurso de Juan Pablo II
  • La Biblia
  • Diccionarios Enciclopédico Filosófico y común
  • Revistas varias

Flavia Ponce

Daniela Mesner

Derecho 1/1; liceo de Nueva Helvecia


Comentarios


Trabajos relacionados

  • The Islam

    Believes of Islam. Khalila and Dimna. Islam in Spain. Primitive religions have their origins in the search of God by th...

  • El pan de la proposición y su aplicación hoy en día

    La siguiente información se basa en una extensa investigación realizada por algunos testigos de Jehová en la república m...

  • Las virtudes y la prudencia

    Areté. Las virtudes. De la gracia del Espíritu Santo a las virtudes. Este trabajo está organizado de la siguiente maner...

Ver mas trabajos de Religion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda