Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Propuesta metodológica para la evaluación de impactos ambientales negativos

Enviado por santiagolloret



 

  1. Resumen
  2. Revisión bibliográfica
  3. Sobre la ética y criterios ambientales
  4. Metodología
  5. Propuesta metodológica para la realización de un estudio de Impacto ambiental (ESIA) en un sistema de producción agrícola
  6. Conclusiones y recomendaciones
  7. Anexos
  8. Glosario
  9. Bibliografía

RESUMEN

El presente trabajo pretende ser una guía para la ejecución de estudios de impactos ambientales en el campo de la agricultura.

Para la elaboración de esta monografía se ha tomado en cuenta los conceptos básicos de las Ciencias Ambientales, y para ello se parte de lineamientos fundamentales acordes a nuestra realidad.

Este trabajo consta de dos partes: la primera constituye una revisión bibliográfica y se divide en dos capítulos en los cuales se recopila conceptos y criterios éticos y morales relativos al Ambiente y se presenta una reseña del proceso de EIA (Evaluación de Impactos Ambientales) que además incluye algunas de las metodologías desarrolladas y empleadas para ejecutar Estudios de Impactos Ambientales (EsIA) en la Agricultura.

La segunda parte plantea una propuesta teórica de un EsIA-Agrícola, y da una breve descripción de los principales impactos negativos causados por la actividad agrícola.

INTRODUCCION

Hoy en día la preocupación por el ambiente es una tendencia ideológica muy fuerte, en este escenario aparecen desde los ecologistas extremos que plantean su conservación a ultranza, hasta quienes lo consideran como un simple pastel, que hay que disfrutarlo hasta la saciedad, sin pensar en las futuras generaciones.

Las vías escogidas para evitar o mitigar la catástrofe ambiental que nos envuelve son múltiples, pero un consenso general se mueve hacia el desarrollo sostenible. "La solución no puede ser impedir el desarrollo a los que más lo necesitan", decía Fidel (Castro, 1992) en su discurso en la Cumbre de la Tierra, un esfuerzo conjunto en favor de la ecología.

El desarrollo sostenible es concebido como aquel que satisface las necesidades del presente, al garantizar una equidad intrageneracional, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer las propias (CITMA, 1997a).

En la Ley Para la Conservación y Uso Sustentable de la Biodiversidad (Rep. Ecuador, 2000), se expresa "La conservación y utilización sustentable de la biodiversidad son de interés nacional, por su importancia económica, ecológica, genética, social, cultural, científica, educativa, recreativa y estética, y por lo tanto tiene un valor estratégico para el desarrollo sustentable presente y futuro del Ecuador."

En un estudio realizado por Espinoza (2001) para Latinoamérica y el Caribe, se señala que: las leyes y reglamentaciones ambientales en casi todos los gobiernos contemplan la preservación del ambiente. La existencia de estas normas en ciertos países data de los años ochenta, por lo tanto el formato, estilo de informe, uso de normas y criterios ambientales y la aplicación de procedimientos administrativos en los EIA (Evaluación de Impacto Ambiental) son notables; en lo que tiene que ver con normas de procedimiento y metodologías incluido los programas de manejo y contingencia no existe uniformidad; mientras que en lo relacionado con programas de seguimiento, participación ciudadana y aplicación de sanciones por incumplimiento de medidas se considera deficiente.

En el análisis de un EIA, tan solo un 4 % se consideran completos. En este estudio, uno de los puntos de análisis expresa que tan solo alrededor del 55 % de los países cuentan con guías metodológicas de trabajo, y que solo un 20 % cuenta con metodologías obligatorias de identificación y clasificación de impactos.

Esta realidad obliga al estudio y conocimiento de todos los componentes que integran los procesos de Evaluación Ambiental así como el profundizar en los procedimientos de prevención, mitigación, seguimiento y participación ciudadana, rompiendo el enfoque teórico que se acomoda solamente al trámite y la ley, pero que carece de una verdadera y valiosa aplicación práctica.

Con estos antecedentes, se plantea como objetivo general de este trabajo el intentar profundizar los criterios y conocimientos básicos de cómo aplicar una Metodología para la Evaluación de Impactos Ambientales (EsIA) en el Campo Agrícola.

Mientras que el objetivo específico consiste en:

  • Desarrollar una metodología para planificar y ejecutar Estudios de Evaluación de Impactos Ambientales (EsIA) aplicable a pequeñas unidades productivas de un entorno, que busca establecer las bases y criterios fundamentales para su adecuado manejo ambiental.

El presente trabajo está estructurado en dos partes, la primera constituye una revisión bibliográfica de los conceptos y criterios técnicos ambientales y se divide en dos capítulos: En el primer capítulo se revisan la ética y los criterios ambientales fundamentales; en el segundo se revisa la metodología ambiental: sus definiciones, técnicas, parámetros y procesos desarrollados.

En la segunda parte se expone nuestra propuesta teórica de un EsIA-Agrícola, que además incluye una breve descripción de los principales impactos negativos causados por la actividad.

PRIMERA PARTE

REVISION BIBLIOGRAFICA.

CAPITULO I: Sobre la ética y criterios ambientales.

La preocupación por preservar nuestro ambiente tiene diversos puntos de apreciación, Al Gore (1993) lo expresa "Si algo caracteriza nuestra civilización es que cuando más compleja se vuelve, menos arraigados nos sentimos en la Tierra. Partiendo de sus cimientos naturales, hemos ido construyendo de manera despersonalizada un mundo cada vez mas prefabricado y artificial, a un precio, en mi opinión, demasiado elevado. Es evidente que en algún momento de esta arrogante empresa hemos perdido el contacto sensible con el resto de la naturaleza y hoy tenemos derecho a preguntarnos sin rodeos: ¿Somos tan únicos y poderosos como para separarnos por completo de la Tierra?".

Burbano (2000) expresa su criterio sobre el pensamiento y planteamiento ambiental de la siguiente manera:

"El pensamiento ambiental, según los estudiosos de este tema, es un planteamiento en formación, que para consolidarse, todavía encuentra en su camino muchos obstáculos de orden epistemológico.

(...)En tanto no se comprendan las intrincadas articulaciones del sistema social, no es posible entender la naturaleza en su conjunto, tal como existe hoy. Ello significa que el orden natural incluye en la actual etapa evolutiva el orden humano. Este último no coincide necesariamente con el orden ecosistémico ni tiene porque coincidir. La solución al problema ambiental no consiste en encajar al hombre dentro del ecosistema. No consiste, por tanto, en saber "conservar", sino en aprender a "transformar bien". La especie humana no tiene ninguna alternativa evolutiva, sino la transformación del orden ecosistémico. Ello no depende de la mala voluntad del hombre o de su incapacidad para comprender el orden natural. El orden humano también es parte del natural, que ha sido reformulado por el mismo proceso evolutivo. Se juzga, que no hemos reflexionado suficientemente en lo que significa el salto a la instrumentalidad desde la perspectiva evolutiva y las consecuencias de este hecho sobre el método científico. Y se concluye diciendo que, sin este presupuesto de análisis, es muy difícil entender en qué consiste la crisis ambiental.

(...)La especie humana no tiene nicho ecológico. Esta es una conclusión cada vez más aceptada en los círculos científicos, tanto sociales, como "naturales". Ello significa que la adaptación humana no se realiza a través de transformaciones orgánicas, sino a través de una plataforma instrumental compleja y creciente que llamamos "cultura". Esta plataforma de adaptación no incluye solamente las herramientas físicas de trabajo, sino las formas de organización socio-económica y esa compleja red de símbolos que cohesiona los sistemas sociales. Así, pues, también las formas de organización social y de articulación simbólica son estrategias adaptativas de la especie humana.

Ello no significa que el hombre pueda transformar arbitrariamente el orden ecosistémico. Significa que la resiliencia ecosistémica no coincide con la resiliencia cultural. Paulatinamente, los ecosistemas son ocupados tecnológicamente. Este es un hecho evolutivo y ello no es ni bueno ni malo. Estamos frente a un nuevo orden inevitable de la naturaleza, que es bueno diferenciar del orden ecosistémico y que para introducir claridad podemos llamar "equilibrio tecnobiológico", no simplemente "orden cultural". El insumo tecnológico transforma los equilibrios ecosistémicos y crea nuevos equilibrios artificiales que sólo pueden sostenerse tecnológicamente. No podemos volver atrás. El hombre no puede regresar al nicho de los primates frugívoros de donde se desprendió. El ambientalismo no puede convertirse en un idilio ecosistémico" (Burbano, 2000)

Por otra parte, quienes efectúan trabajos vinculados con el medio ambiente, específicamente Estudios de Impacto Ambiental (EIA), parten de diversas posiciones y criterios al momento de valorar las interacciones ambientales presentes, si bien algunas acciones no admiten discusión por estar fundamentadas en parámetros técnicos generales, existen otras que pueden ser relativas y dependientes según el criterio del profesional responsable del proyecto; es por esto, que se debe tener muy clara y definida nuestra ética y moral desde el primer momento, para así cumplir con satisfacción nuestro cometido. Pearce (1995) sintetiza y caracteriza claramente en el siguiente cuadro las tendencias ideológicas:

Cuadro # 1: IDEOLOGIAS DEL MEDIO AMBIENTE

IDEOLOGÍAS DEL MEDIO AMBIENTE

TECNOCENTRICA

ECOCENTRICA

Extrema-Comucopia

Acomodativa

Comunalista

Ecología Profunda

Posición de explotación

Conservadora y

Preservación de

Preservación extrema

De recurso orientada

De gestión de los

Recursos

Hacia el crecimiento

Recursos

Limitaciones

Sistema socioeconómico

Etica

Crecimiento

Macroambientales

Con gasto mínimo de recurso

Sustentable

preventivas a causa

(Agricultura Orgánica)

Económico (valor material)

de límites físicos y

Maximizar PIB

No realista

Sociales

Acepta bioética

la sustitución

Sustitución infinita

Infinita

Sistema socioeconómico

Mitigar

descentralizado para

Sustentabilidad

Valor natural instrumental

Valor natural instrumental

Valor intrínseco de la

Valor intrínseco de la

(reconocido por ser humano)

(reconocido por ser humano)

Naturaleza

Naturaleza

Fuente: Pearce, 1995

CAPITULO II: Metodología Ambiental.

1) Definiciones Importantes.

La Gestión Ambiental y el Desarrollo Sostenible.

Como gestión ambiental se entiende el "conjunto de acciones encaminadas a lograr la máxima racionalidad en el proceso de decisión relativo a la conservación, defensa, protección y mejora del Medio Ambiente, basándose en una coordinada información multidisciplinar y en la participación ciudadana" (Conesa, 2000).

La contaminación "es un cambio perjudicial en las características físicas, químicas o biológicas de nuestro aire, nuestra tierra o nuestra agua que puede afectar o afectará nocivamente la vida humana o de especies beneficiosas, nuestros procesos industriales, nuestras condiciones de vida y nuestro acervo cultural, o que puede malgastar y deteriorar o malgastará y deteriorará nuestros recursos de materias primas(...) A medida que la gente se va amontonando en la tierra, ya no hay escapatoria posible. El bote de la basura de una persona es el espacio vital de otra" (Odum. E.P. 1989)

La definición de desarrollo sustentable adoptada por la Comisión Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo, menciona que se trata de una modalidad que posibilita la satisfacción de las necesidades de esta generación sin menoscabar las posibilidades de las generaciones futuras en satisfacer las propias. Profundizando desde la perspectiva del avance del pensamiento Latinoamericano de medio ambiente y desarrollo, se considera "el desarrollo sustentable como la modalidad de desarrollo capaz de utilizar los recursos naturales para satisfacer las necesidades esenciales de la población de esta generación y las futuras" (Castellanos, 1996).

La agricultura se define como "la ciencia, el negocio y el arte de cultivar vegetales y criar animales para producir alimento, forraje, fibra y otros productos útiles a las personas" (Altieri, 1988).

"La agricultura es esencialmente una actividad ambiental. Es el proceso de artificialización del ecosistema natural para canalizar la energía en forma de alimento para las personas. El proceso funciona modificando el medio ambiente mediante la adición de energía y recursos. Mientras mayor sea el grado de modificación del sistema natural, mas energía es la que se puede canalizar para los humanos. Al mismo tiempo, la modificación puede también disminuir la estabilidad y sostenibilidad del sistema" (Altieri, 1988).

"Muchos conceptos ambientales tienen su base en la ciencia de la ecología. Esta se define como el estudio de la estructura y función de la naturaleza, o de las interacciones entre los componentes bióticos y no bióticos del lugar que está siendo estudiado. En la agricultura, el nivel apropiado de organización a estudiar y manejar es el agroecosistema y la disciplina correspondiente es la agroecología.

Cada proyecto agrícola se lleva a cabo dentro de un sistema complejo que incluye un marco social y cultural, estructuras económicas y factores físicos, químicos y biológicos. Este sistema total es el medio ambiente en el cual ocurre un proyecto y cada proyecto agrícola, no importando su tamaño o ámbito, afecta y es afectado por estos factores ambientales." (Altieri, 1990).

Los efectos de los proyectos de inversión agrícola sobre el medio ambiente "son con frecuencia complejos y polifacéticos y la magnitud y escala de dichos efectos varía de acuerdo con el tipo de proyectos. Por lo tanto necesitan de evaluaciones ambientales que con frecuencia requieren un enfoque multidisciplinario" (GTZ-IICA, 1996).

"Para que los esfuerzos agrícolas en pequeña escala sean benéficos, desde un punto de vista ecológico, los planificadores deben conocer los factores ambientales que obstaculizan el tipo de proyecto agrícola considerado, y luego utilizar esta información para diseñar opciones de manejo que limiten los impactos ambientales" (Altieri, 1990).

La Teoría de Sistemas como Herramienta de modelación para la agricultura.

Dentro de las diversas formas y procesos para definir y determinar medidas, emitir criterios y recomendaciones, así como modelar programas y aplicarlos, encontramos la Teoría de Sistemas.

Esta teoría puede aplicarse en la Agricultura Sostenible, tanto para un proceso de evaluación (MESMIS), sea este de diagnóstico o sustentabilidad (desarrollo de proyectos).

Al aplicarlo en la agricultura sostenible se tiene que cumplir ciertos atributos generales fundamentales como son: Productividad, resilencia, confiabilidad, equidad, estabilidad, adaptabilidad y auto independencia.

Por su capacidad de mantener los núcleos teóricos a través de invariantes, resulta útil en programas de Evaluación de Impactos Ambientales, pues al estar integrada por componentes, nos permite seleccionar el más adecuado para la circunstancia particular y simultáneamente continuar con el orden del trabajo.

Alemán y Pérez (1997) en su trabajo de investigación nos dan a conocer ciertos conceptos que se resumen a continuación:

La Teoría General de Sistemas fue introducida en 1930 por Von Bertalanffy e intenta definir los conceptos fundamentales, que independientemente de las disciplinas y ramas de otras ciencias, puede ser aplicada con eficiencia y efectividad.

La Teoría General de Sistemas plantea que un sistema es un arreglo de componentes sean estos físicos (colección de cosas); teóricos (teorías y planteamientos); matemáticos (modelación); etc. de tal manera que forman y actúan como una unidad, entidad o un todo.

"Todo sistema tiene estructura (arreglo de componentes) y función (flujos que entran y salen). El objetivo principal de cualquier análisis de un sistema es definir la relación entre su estructura y su función. El sistema interactúa con el ambiente, procesando entradas y produciendo salidas. Al modificar la estructura la función puede cambiar. Si se conoce esta relación entre estructura y función, se puede diseñar sistemas más eficientes o mejorar los ya existentes".

Un grupo de sistemas puede interactuar para formar uno mayor en el cual los sistemas que interactúan se convierten en subsistemas o componentes. De esta forma, un sistema puede tener subsistemas que a su vez posee otros subsistemas, lo cual genera jerarquías.

Existen dos tipos de enfoque para la investigación con sistemas: la denominada "caja negra " que pone énfasis en las posibles modificaciones de estos sin entrar en detalles de su estructura y funcionamiento; y la denominada "caja blanca" la cual investiga y experimenta el funcionamiento y estructura del sistema, con el poder de modelar interacciones y posibles alteraciones del mismo. Este último resulta mucho más versátil y adaptable a diferentes circunstancias y eventos.

2) El Proceso Ambiental.

Diferencia entre un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y una Evaluación de Impactos Ambientales (EsIA).

Conesa (2000) al agrupar lineamientos y procedimientos, expresa:

"La Evaluación de Impacto Ambiental (EIA), es un procedimiento jurídico-administrativo que tiene por objetivo la identificación, predicción e interpretación de los impactos ambientales que un proyecto o actividad produciría en caso de ser ejecutado, así como la prevención, corrección y valoración de los mismos, todo ello con el fin de ser aceptado, modificado o rechazado por parte de las distintas Administraciones Públicas competentes."

Con el fin de evitar falsas interpretaciones, es necesario notar que la expresión "Evaluación del Impacto Ambiental" que se encuentra en la literatura especializada, hace referencia a cuatro conceptos distintos, los cuales de detalla a continuación:

  • Al procedimiento jurídico-administrativo, que es el concepto correcto.
  • Al EsIA (Estudio de Impacto Ambiental), cuando en realidad este es un elemento parcial de la EIA.
  • A la parte del EsIA en la que se estima o evalúa la magnitud de los impactos.
  • A la evaluación o valoración de resultados de la EIA, que constituye el núcleo fundamental del informe final.

Impactos Ambientales, Tipologías y Clasificación.

Los impactos ambientales tienen por lo general las siguientes características:

  • Afectan a gran cantidad de población humana.
  • Aunque las causas son locales, los efectos pueden extenderse a grandes superficies o iniciar procesos en cadena difíciles de prever.
  • Ciertas causas o usos productores de impacto se localizan selectivamente sobre los espacios más valiosos. (Herrera, 1997).

Se dice que hay impacto ambiental cuando una acción o actividad produce una alteración, favorable o desfavorable, en el medio o en alguno de los componentes del medio. Esta acción puede ser un proyecto de ingeniería, un programa, un plan, una ley o disposición administrativa con implicaciones ambientales (Conesa, 2000).

Conesa (2000) caracteriza un impacto de acuerdo a lo siguiente:

Extensión de un Impacto.- Está directamente relacionada con la superficie afectada. Se mide en unidades objetivas: hectáreas, metros cuadrados, etc.

Importancia de un Impacto.- Valoración que nos da una especie de ponderación del impacto. Expresa la importancia del efecto de una acción sobre un factor ambiental.

Fragilidad Ambiental.- Vulnerabilidad o grado de susceptibilidad que tiene el medio a ser deteriorado ante la incidencia de ciertas actuaciones.

Según las características anteriores, el autor agrupa y tipifica un impacto en diez categorías, cada una con sus manifestaciones. (Anexo # 2.)

Llanes (1999), por otra parte, clasifica los impactos ambientales según su grado de contaminación, (Anexo # 3).

Tipología de las Evaluaciones de Impacto Ambiental, Guía y Procedimientos.

A este respecto Conesa (2000) indica que todos los factores o parámetros que constituyen el Medio Ambiente pueden verse afectados en mayor o menor medida por las acciones humanas. Estos parámetros medioambientales se pueden sintetizar en siete grandes grupos (Anexo # 5), que engloban la totalidad de los factores medioambientales como: clima, agua, suelo, flora, fauna, valores culturales, etc.

Por otro lado Larry (1999) establece un procedimiento de seis etapas para definir los impactos tanto para el medio biótico como para el medio abiótico. (Anexo # 6).

Del Inventario Ambiental.

Larry (1999) plantea que para establecer un inventario ambiental, es decir una descripción completa, del medio tal y como es, en un área en donde se planea ubicar una determinada actuación; se debe estructurar a partir de una lista de control de parámetros de los medios físico geográfico, biológico cultural y socioeconómico, como se puede revisar en el modelo del Anexo # 7.

El inventario ambiental sirve como base para evaluar los impactos potenciales de una actuación tanto de carácter beneficioso como perjudicial, y representa el primer paso en el proceso de evaluación de impactos ambientales.

Indicadores de Calidad Ambiental.

"Llamamos Indicador de Impacto ambiental al elemento o concepto asociado a un parámetro que proporciona la medida de la magnitud del impacto, al menos en su aspecto cualitativo y también, si es posible, el cuantitativo" (Estevan M.T).

Algunos indicadores pueden expresarse numéricamente, mientras otros emplean conceptos de valoración calificativos, tales como "excelente", "muy bueno", "bueno", "regular", "deficiente", "nulo", etc.

"Para cada Indicador de Impacto, es preciso disponer de una función de valores asociada, que permita establecer la Calidad Ambiental en función de la magnitud de aquel." (Conesa 2000).

Indicador, se refiere a medidas simples de factores u especies biológicas, bajo la hipótesis de que estas medidas son indicativas del sistema biológico o sección involucrada.

Por otro lado también puede existir un organismo indicador es una especie seleccionada por su sensibilidad o tolerancia a los diversos tipos de contaminación y sus efectos.

Indice de Calidad del Medio o Ambiente (CA).

El índice ambiental es un número o una clasificación descriptiva de una gran cantidad de datos o información cuyo propósito principal es simplificar la información para que pueda ser útil a las decisiones y al público (Larry, 1999).

Cada factor del medio ambiente se mide en la unidad adecuada (monetaria o física). Estas unidades heterogéneas se trasladan a unidades comunes o comparables, mediante una escala de puntuación de 0 a 1, representativa de la calidad ambiental, CA (Conesa, 2000). (...)Esta transformación es una de las fases más complejas y que requiere un desarrollo, en la investigación de efectos, muy importante, y acabaría en la definición de una función distinta para cada indicador de impactos que nos permitiera obtener el índice de calidad ambiental de un factor (CA) en función de la magnitud del impacto recibido (M).

CAj = f (Mj)

Las principales funciones de transformación se describen en el Anexo # 4.

Valoración Económica del Ambiente.

Azqueta (1998) expresa: "La naturaleza carecerá de precio, pero tiene valor".

Independientemente de las clasificaciones que brinden los economistas, se debe tener presente el valor que posee nuestro medio ambiente; a este respecto Pearce (1995) presenta la siguiente caracterización:

Cuadro # 2: VALORES AMBIENTALES

VALORES AMBIENTALES

Preferencias Privadas

Preferencias Públicas

Procesos y Sistemas Físicos

De los Individuos

Valores asignados medidos en

Valores mantenidos que deberían

Procesos y Sistemas Físicos

Términos de disposición a pagar

Influenciar las preferencias

Y disposición a ser compensado

Individuales

En caso de fallo del mercado o

Normas impuestas por presión

Valor de no-preferencias,

Inexistencia de precios de mercado

Colectiva, hechas operativas por

medido en ciencias naturales

Existen dos opciones

Medio de leyes y regulaciones

Indicadores orales

Observación de

Objetivos de calidad ambiental;

Leyes de la termodinámica;

de preferencia

Comportamientos que

Ideales normativos tales como la

Capacidad de sustentación

indican preferencias

Equidad intergeneracional y la

Ecológica; diversidad de especies;

Ética de la tierra

Especies clave; adaptabilidad

del ecosistema

Encuestas y

Uso de variables

Método de estándares fijos,

Valor intrínseco de la

Cuestionarios

Indirectas de precios de

Estándares mínimos de

Naturaleza.

Mercado

Seguridad

Método de valoración

Tasación hedonista;

Contingente

Modelos de coste de

Desplazamiento

Problemas de sesgo

y validez

Fuente: Pearce, 1995

Entre los diversos métodos de valoración tenemos:

Según Munasinghe (1993) conceptualmente, el valor económico total de un recurso consiste en su valor de uso y el valor de no uso, y lo subdivide en :

a) Valor de uso:

- Valor de uso directo. Rendimiento que puede ser consumido directamente: alimentación, biomasa, recreación, salud.

- Valor de uso indirecto. Beneficios funcionales:

funciones ecológicas, control de flujo, protección contra tormentas.

- Valor de opción.

- Valor de uso potencial.

- Valor de uso futuro directo e indirecto.

- Biodiversidad.

- Conservación de hábitats.

b)- Valor de no uso:

- Valor legado. Valor de uso de residuos y valor de no uso para "offspring", Hábitats, cambios irreversibles.

- Valor de existencia. Valor a partir del conocimiento de existencia continua basado en convicciones morales por ejemplo.

- Hábitats.

- Especies en peligro.

Evaluación de los impactos en términos monetarios.

Los métodos utilizados para la valoración de estos impactos (Munasinghe, 1992; Banco Mundial, 1992 a; Gregersen et al, 1988) se basan en el principio denominado "disposición a pagar" o "voluntad de pago", por los recursos y servicios ambientales. La disposición a pagar representa la cantidad de dinero que los individuos o la sociedad en general están dispuestos a dar por recibir un beneficio ambiental o evitar un daño al ambiente. Esta disposición de pago depende del ingreso que reciban las personas, el nivel de conocimiento y la percepción del daño ambiental y el costo de las medidas necesarias para evitar ese daño (GTZ – IICA, 1996).

Hauwermeiren (1998) señala algunos métodos sobre cómo los economistas han tratado de adjudicar valores monetarios a los bienes medioambientales; los enumeramos a continuación:

  • Métodos de la preferencia revelada.
  • Riesgos y salarios.
  • Costo de viaje.
  • Método de preferencia hipotética.
  • La valoración contingente.
  • La preferencia expresa.
  • Método del costo alternativo.

De las Normas y Estándares Técnicos Internacionales Sobre Asuntos Ambientales.

Existe la Organización Internacional para la Estadarización –ISO- fundada en 1946 y que agrupa a las organizaciones generadoras de normas de cada país. Esta organización desarrolla normas internacionales con el fin de homogenizar la producción de bienes y servicios comercializados en las naciones. Smith (1998),

En 1991 ISO, inició los trabajos para una normativa de gestión medioambiental y a finales de 1996 se emite la norma ISO 14000. Actualmente se siguen desarrollando normas específicas para los diferentes procesos de las ciencias ambientales.

En nuestro país, el Libro Sexto de la Calidad Ambiental, perteneciente al Texto Unificado de la Legislación Ambiental Secundaria (Ministerio del Ambiente, 2002), expone las normas y estándares para su aplicación.

Podemos apreciar en el anexo # 10 un cuadro esquematizados de valores para los diferentes tipos de contaminantes.

Legislación.

Existen normas y legislaciones ambientales en cada país, en las cuales varia los parámetros e índices según las condiciones y circunstancias. Esto hace que sea necesario conocer a profundidad cada una de ellas, para que las acciones y medidas que se adopten sean consideradas desde el inicio del proceso de EIA.

En este sentido los artículos 33, 34 y 35 de la Ley Ambiental Ecuatoriana (1999) citan lo siguiente:

Art. 33. - Establécense como instrumentos de aplicación de las normas ambientales los siguientes: parámetros de calidad ambiental, normas de efluentes y emisiones, normas técnicas de calidad de productos, régimen de permisos y licencias administrativas, evaluaciones de impacto ambiental, listados de productos contaminantes y nocivos para la salud humana y el medio ambiente, certificaciones de calidad ambiental de productos y servicios y otros que serán regulados en el respectivo reglamento.

Art. 34. - También servirán como instrumentos de aplicación de normas ambientales, las contribuciones y multas destinadas a la protección ambiental y uso sustentable de los recursos naturales, así como los seguros de riesgo y sistemas de depósito, los mismos que podrán ser utilizados para incentivar acciones favorables a la protección ambiental.

Art. 35. - El Estado establecerá incentivos económicos para las actividades productivas que se enmarquen en la protección del medio ambiente y el manejo sustentable de los recursos naturales. Las respectivas leyes determinarán las modalidades de cada incentivo.

El grupo de trabajo.

Larry (1999) plantea que el equipo interdisciplinario mínimo para la ejecución de un proyecto de EIA debe estar constituido por los siguientes especialistas:

Cuadro # 3: EQUIPO ESENCIAL PARA UN EsIA

EQUIPO ESENCIAL PARA UN ESTUDIO DE IMPACTO

1)DIRECTOR (Proyecto o Equipo)

Ing. Ambiental, planificador (técnico)

Natural o social.

Con Experiencia.

2)ECOLOGO-BIOLOGO

Si es posible especializado

3)SOCIOLOGO o ANTROPOLOGO

Experiencia en comunidades similares

a la del proyecto

4)ESPECIALISTA EN SUELOS

Geógrafo, Geólogo, Hidrólogo.

5)TÉCNICO EN PLANIFICACION

Sistema o regional.

Fuente: Larry, 1999.

Además indica que en cada área de especialidad, se debe consultar con el especialista. En el Anexo # 1 se presenta un cuadro guía como modelo.

3) Metodologías existentes para desarrollar un EsIA en una actividad agrícola.

La estructura y tipos de metodologías para un EsIA.

Aguila (2000), en su análisis de metodologías presenta una revisión de varias de ellas:

Para realizar la evaluación de impacto ambiental no se dispone de métodos universalmente aceptados, ya que la realización de la EIA (Evaluación de Impactos Ambientales) esta aún en desarrollo metodológico. Su aplicación varia mucho en función de las características del proyecto en estudio y de la disponibilidad de información existente, particularmente el análisis de datos del medio biológico y socioeconómico y de la realidad del país donde se aplica (Auernheimer, 1996)

Son numerosas las metodologías y modelos que se encuentran en la literatura, muchos de los cuales no han sido validados (GTZ-IICA, 1996).

En general, los modelos están dirigidos a la identificación y evaluación de las relaciones causa efecto para predecir las modificaciones o alteraciones de las características medioambientales, producto de la puesta en marcha de un proyecto. (Herrera, 1997).

Las metodologías pueden agruparse según Auernheimer (1996) en:

  • Métodos o modelos para la identificación de factores causa-efecto.
  • Método o modelos para la definición de relaciones causa-efecto en forma cualitativa o semicuantitativa.

En el primer grupo se hallan:

  • Lista de revisión causa efecto o lista de parámetros del proyecto con posible incidencia ambiental y factores ambientales representativos de la alteración del medio.
  • Cuestionarios generales o específicos para distintos proyectos.
  • Matrices de revisión causa-efecto.
  • Técnicas específicas basadas en: escenarios comparados, encuestas, seminarios interdisciplinares con o sin utilización de procedimiento estructurales, revisiones de expertos, etc.

De todas las técnicas, la de mayor uso son las listas de revisión, principalmente: Leopold, Batelle y la del Banco Mundial.

La lista de Batelle es una de las más completas (Herrera, 1997), pues posee indicadores de impacto con 78 parámetros ambientales agrupados en 18 componentes y estos a su vez en cuatro categorías (Estevan, 1977).

La ventaja principal de las listas de chequeo es que promueven el pensamiento en cuanto al arraigo de los impactos de modo sistemático y conlleva a un resumen de los efectos (Westman, 1985).

No obstante, el empleo de las listas debe hacerse con mucha precaución, ya que fueron generadas en contextos específicos. Además, nunca están completas ni sirven para localizar efectos indirectos ni para identificar interrelaciones entre estos. (Herrera, 1997; Auernheimer, 1996; Westman, 1985; GTZ-IICA, 1996).

Esta metodología asume que las áreas de impactos son implícitamente de igual importancia, lo que permite agregar resultados y comparar entre proyectos y, además, ignora la participación pública. No obstante, las listas son ideales para identificar los efectos que se deben someter al proceso de evaluación (GTZ-IICA, 1996).

Sánchez et al, (1993) en el proyecto TINTA (Taller de Investigación en Tecnologías Agroecológicas), desarrolló una metodología para el análisis del impacto ecológico de las prácticas agrícolas campesinas, mediante la apreciación de las características ecológicas de las parcelas de cultivo al final de una campaña agrícola. Para realizar la evaluación, se definió un grupo de 10 indicadores con sus parámetros de medición y a partir de la evaluación de esos indicadores, se determino el índice de calidad del suelo y el índice de impacto ecológico (IIE) para caracterizar cada parcela. Aunque la metodología planteada puede requerir la incorporación de otros indicadores, el método utilizado permite medir el efecto de cada uno, aunque no se define la magnitud de cada indicador.

Jones y Gough (1994) crearon el ECOZONE, un sistema computacional para la predicción e información del impacto ambiental de los proyectos agrícolas, cuyo objetivo consiste en que pueda utilizarse en el adiestramiento de planificadores para hacerlos más conscientes de los impactos ambientales de los proyectos, y es capaz de servir tanto para fines operacionales como de entrenamiento. Este programa se basa en los diagramas de redes para determinar los impactos primarios y los que se generen a partir de estos (Fin de la cita).

Espinoza (2002) dentro de un programa conjunto entre el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Centro de Estudios para el Desarrollo (CED) presenta un texto que agrupa el marco conceptual de los procedimientos de evaluación de impactos ambientales.

Alfaro y Rodríguez (1994) diseñaron una metodología rápida de análisis para evaluar el impacto ambiental del procesamiento del café en Costa Rica. Utilizan primero una lista de chequeo para determinar si el impacto es adverso o beneficioso sobre el medio y si su acción es a corto o largo plazo, reversible o irreversible, local o amplia. Posteriormente evalúan el nivel de impacto en otra matriz, donde por un lado están las acciones del proyecto capaces de impactar y por el otro los factores ambientales; en la intersección que corresponda evalúan con una escala del 1 al 10 la magnitud e importancia (M /I) del impacto y después suman los valores de las filas para conocer el monto del impacto producido sobre cada factor ambiental.

Iglesias (2000) elaboró una metodología para una evaluación agropecuaria de una Granja Integral en Cuba. La metodología que se propuso, consta de las siguientes etapas:

1) Descripción del proyecto.

2) Información institucional pertinente relativa a la construcción u operación del proyecto (Leyes ambientales, reglamentos, etc.).

3) Descripción de las características del entorno donde se prevé ubicar y poner en explotación el proyecto.

4) Identificación de las acciones del proyecto que pueden ocasionar impactos sobre los factores ambientales.

5) Identificación de los posibles impactos sobre los factores ambientales, que pueden ocasionar las acciones del proyecto.

6) Evaluación de los impactos.

7) Plan de manejo ambiental.

8) Plan de monitoreo y seguimiento.

9) Participación pública.

Herrera L. y Jaramillo (1995) plantean su metodología basados en la teoría de sistemas y la dividen en las siguientes etapas:

ETAPA 1. - Descripción del sistema agrícola de producción objeto de estudio y formulación de objetivos específicos.

ETAPA 2. - Análisis del sistema agrícola de producción. El análisis se realiza a través de la ubicación y señalización de los limites o fronteras, conocimiento de los elementos o subsistemas más importantes (cultivos que comprende, el suelo, las plagas, etc.), así como de las entradas (insumos) y salidas (productos y desechos) que son determinantes de los problemas ambientales que el sistema puede presentar.

El proceso de producción de cultivos se puede desagregar en componentes o grupos de actividades necesarias para poder realizarla como:

Componente 1 (C1). Obras de infraestructura.

Componente 2 (C2). Preparación del terreno y siembra.

Componente 3 (C3). Control de malezas.

Componente 4 (C4). Suministro de agua, riego o irrigación, etc.

También se pueden utilizar diagramas para representar o modelar el sistema, tal como lo contempla la metodología del enfoque de sistemas.

ETAPA 3. Identificación de efectos e impactos ambientales.

Esta etapa de identificación se puede realizar por medio de una lista de comprobación o chequeo (BID, FAO, UN, etc.), sin embargo se cree más conveniente la utilización de la relación causa – efecto - impacto que se puede establecer mediante redes, las cuales sirven para mostrar los efectos e impactos derivados de las diferentes acciones o actividades de cada uno de los componentes.

ETAPA 4. Clasificación de efectos e impactos ambientales.

Se recomienda que la ubicación de los impactos ya sea en el ambiente biológico, físico o socioeconómico se haga de acuerdo a las recomendaciones de la FAO.

ETAPA 5. - Creación y establecimiento de la matriz de efectos e impactos.

Para esta etapa se elabora una matriz de ordenamiento en la cual se presenta los componentes del proceso de producción de cultivos con sus efectos e impactos. Cada uno de los elementos corresponderá a los valores que en la etapa siguiente se asignen para los impactos de cada componente.

Cuadro # 4:

MATRIZ DE EVALUACIÓN DE IMPACTOS AMBIENTALES

Para ver la tabla seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Fuente: Herrera,1995

ETAPA 6. - Evaluación de los impactos.

Se evalúa primero la importancia mediante la interrelación existente entre los componentes y luego la magnitud. Estos datos se presentan en una escala de1 (menor) a 10 (mayor).

ETAPA 7. - Tabulación de la matriz de ordenamiento.

Con los valores obtenidos en la etapa 6, se completa la información numérica de la matriz de ordenamiento presentada en la etapa 5. Para ello se sugiere la utilización de una hoja electrónica (Lotus 123 u otra disponible).

ETAPA 8. - Representación gráfica de la magnitud de los impactos ambientales.

Es necesario la elaboración de gráficas, pues a través de ellas se puede visualizar de mejor manera la valoración ambiental del sistema, en forma discriminada y global.

ETAPA 9. - Análisis de resultados y conclusiones generales.

A través de la información obtenida en las etapas anteriores es posible ubicar los impactos más importantes, sus orígenes o causas, el ambiente más afectado, etc. Esto permite formular alternativas y recomendaciones de atenuación o mitigación de los impactos.

Finalmente Aguila Edith (2000) plantea en su Metodología lo siguiente:

1º Descripción del proyecto.

2º Descripción del área: características topográficas, climáticas, fauna, flora, población etc.

3º Determinación de los posibles impactos ambientales, mediante una lista de revisión. Aquí se establece una valoración cualitativa y semicuantitativa a través del cálculo del índice de impacto ecológico (IIE). Ello se basa en el procedimiento del equipo TINTA (Sánchez, 1993), el cual establece los siguientes valores.

  • No hay cambio. (0)
  • Cambio leve (sea positivo o negativo). (1).
  • Cambio mediano (sea positivo o negativo). (2).
  • Cambio notable (sea positivo o negativo). (3).

El grupo TINTA otorga uno de estos valores según sea el caso a cada uno de sus variables (10 en total), luego suma todos estos valores y finalmente divide el resultado por el máximo valor posible (30). Se obtendrá un valor entre 0-1, que es por sí el IIE, el cual será calculado para los impactos positivos y negativos.

4º Valoración cuantitativa de los impactos ambientales. Elabora una matriz de magnitud e importancia con escala de 1 a 10 y se obtiene el impacto final global del análisis de la suma de filas y columnas.

5º Elaboración del Plan de Manejo Ambiental, en el cual se establecen las medidas necesarias para corregir los daños ocasionados, potencialmente mitigables y evitar nuevas alteraciones, así como determinar el impacto residual que se presentará a consecuencia de la ejecución del proyecto.

6º -Plan de Monitoreo y Seguimiento. Aquí se establecen aquellos indicadores que deberán controlarse a fin de evitar situaciones que contravengan las medidas establecidas a fin de la conservación del entorno del proyecto.

7º - Participación pública. Se realiza paralelamente al desarrollo de las otras fases del proyecto mediante un conversatorio con los obreros, dirigentes y demás trabajadores y vecinos del área.

SEGUNDA PARTE

CAPITULO III

Propuesta de una Metodología para la realización de un Estudio de Impacto Ambiental (EsIA) en un Sistema de Producción Agrícola.

De acuerdo a lo anotado en la primera parte de este trabajo, se puede apreciar que existe suficiente información y herramientas para poder planificar y desarrollar un EIA. Sin embargo al analizar las metodologías para las actividades agrícolas, se ve también la complejidad y minuciosidad del proceso el cual exige cierta preparación y especialización en el tema.

Por otro lado en nuestra localidad se vive una realidad en la cual, salvo algunas excepciones, las actividades agrícolas se desarrollan sin la más mínima consideración ambiental, por tanto el interés en esta segunda parte es presentar una metodología sencilla y aplicable para un profesional en las ciencias naturales, con énfasis en dos aspectos, el primero referido al análisis de los factores negativos al ambiente, y segundo al proceso de mitigación, control y monitoreo.

Ética, Enfoque y Lineamientos.

La ética y la moral deben ser el punto de partida en un proyecto ya que durante el desarrollo del trabajo pueden surgir conveniencias y acomodos según circunstancias y criterios, siendo estos por parte de los miembros de la comunidad involucrada tanto como por intereses generados por terceros. En este sentido, si se revisa el cuadro de Pearce (ver capítulo I) se sugiere tomar en cuenta la Ideología Tecnocéntrica - Acomodativa, pues el principio Ecocéntrico – Comunalista, que se considera el más apropiado, generalmente no es posible aplicarlo debido a factores socio – económicos.

Cabe recalcar que la moral y la ética deberán prevalecer como un núcleo intrínseco invariante del sistema.

Para la estructuración del proceso metodológico se considera práctico el concepto de la Teoría General de Sistemas por cuanto una vez definido el sistema, el mecanismo de entradas y salidas permite esquematizar el proceso y da la posibilidad de mantener las invariantes o núcleos teóricos que en nuestro caso son dos: determinación de impactos negativos al ambiente y elaboración del plan de manejo, monitoreo y seguimiento, sea cual fuese el procedimiento de valoración específico, con la posibilidad de agregar y/o eliminar sub - componentes.

El sistema metodológico de evaluación ambiental de este trabajo plantea el siguiente esquema:

Cuadro # 5:

ESQUEMA DE CONFORMACIÓN DE UN SISTEMA PARA EVALUAR IMPACTOS AMBIENTALES

-PROYECCIÓN

SISTEMA

Diseñado

para

-DIAGNOSTICO y EVALUACIÓN

-AMBITO

-ELABORAR PLANES DE ACCION

PROYECCION

-NUCLEOS TEÓRICOS

-CONTEXTOS

PROCESOS

-PREVIO(INVENTARIO)

DIAGNOSTICO

-POSTERIOR A LA

EJECUCION DEL PROYECTO

-ANALISIS ACCIONES

EVALUACION

-INTERACCIONES

VALORACION

-PREVENIR / EVITAR

MEDIDAS A EJECUTAR

-ATENUACION

-PLANES (MITIGACION,ETC)

VERIFICACION

-AUDITORIAS

Fuente: Adaptado

Metodología propuesta para evaluar los impactos negativos al ambiente causado por actividades agrícolas.

La presente metodología se desarrolla en las siguientes etapas:

ETAPA #1) Descripción del proyecto.

Aquí se debe especificar las bases y núcleos teóricos del proceso de EIA.

Se debe definir el ámbito contextual del estudio, que en este caso se ubicará dentro de la categoría de Informe Medioambiental (Conesa, 2000) ya que se pretende realizar un análisis concreto sin profundizar demasiado en las interacciones generadas.

Los Núcleos Teóricos se plantean como: primero la determinación de los Impactos Negativos al Ambiente en un Sistema de Producción Agrícola y segundo el elaborar el Plan de Manejo, Monitoreo y Seguimiento, siempre enfocados hacia la conservación del ambiente.

El ámbito del trabajo se debe circunscribir a la unidad de producción agrícola propiamente dicha. Para el análisis y diagnóstico de determinadas interacciones, se deberá considerar partir de los sistemas jerárquicos superiores.

Al tener la agricultura una posición geográfica ya establecida, el sistema jerárquico referencial para el análisis ambiental que se plantea, es el establecido para las Cuencas Hidrográficas (Cuenca, Sub-Cuenca, Micro-Cuenca) a la cual pertenezca el predio.

El Sistema Legal será el que corresponda a la Ordenación Jurídica y Administrativa del sector del predio. Para el caso de Ecuador, se debe revisar la ley de Gestión Ambiental No. 37. RO/ 245 del 30 de Julio de 1999: art.: 19-27. Para la ciudad de Cuenca, se debe revisar las ordenanzas de la Municipalidad del Cantón.

En cuanto a las medidas de acción a ejecutar, se pondrá especial énfasis en la práctica de medidas preventivas y de mitigación, ya que al ser la agricultura un sistema de comportamiento persistente y de carácter periódico; se deben optimizar los procedimientos.

Todas las medidas partirán dentro del ámbito de su factibilidad técnica y económica.

ETAPA # 2) Descripción del área.

Consiste en la descripción detallada y precisa del lugar en donde se efectuará el EsIA. (Elaboración de un Inventario Ambiental).

Se debe establecer claramente las relaciones entre la información obtenida a través de la caracterización de los sistemas ambientales y los componentes que lo afectan (actividades antrópicas), de lo contrario no se deberán involucrar en el análisis (Espinoza, 2002).

Esta etapa es considerada fundamental en nuestra metodología, pues al ser un sistema limitado a un ámbito específico, solo el conocimiento a profundidad y detalle de la realidad del área de trabajo, se podrá pronosticar adecuadamente los componentes que influyen de forma negativa.

El carácter de las variables ambientales a utilizar se definen en función de aquellos criterios de protección ambiental que resultan afectados por cada acción en particular.

Los datos del inventario se puede recopilar de los sistemas de información geográficos (SIG) para aplicaciones agropecuarias en el ordenamiento de territorios y manejo integral de cuencas "PROMSA" (2002). Otra forma de recopilación es mediante visitas y/o encuestas al predio y su entorno, se debe tomar en cuenta la participación pública para evitar conflictos posteriores. Es importante considerar las bases y registros como algo dinámico y sujeto a variaciones, pues los índices e indicadores pueden cambiar, por ejemplo: el nivel de aguas freáticas y el índice de las poblaciones de insectos pueden ser diferentes según el clima y temporada.

Para la realidad nacional, se puede adaptar el sistema de Larry (1999), que a partir de una lista de revisión permite inventariar un sistema y agregar y/o eliminar componentes, según las necesidades. (Anexo # 8).

ETAPA # 3) Determinación y Pronóstico de los impactos ambientales negativos.

Para ello se parte de un sistema de valoración CAUSA-EFECTO-IMPACTO, complementado con el sistema de LISTAS DE REVISIÓN.

Para determinar las causas potenciales es necesario establecer el sistema de producción agronómico, a fin de conocer todas las etapas del proceso y pronosticar los probables impactos negativos. Se considera útil elaborar diagramas de procesos independientes para cada actividad agronómica y tomar en cuenta los momentos de una posible manifestación mayor de conflictos, para luego estar en capacidad de identificar y tipificar los impactos negativos y establecer interacciones cuando las hubiere.

Para la identificación se partirá del siguiente protocolo sugerido por Conesa (2000):

  • Acciones que modifican el suelo
  • Acciones que modifican las fuentes de agua
  • Acciones que implican emisión de contaminantes
  • Acciones que implican sobreexplotación de recursos
  • Acciones que actúan sobre el medio biótico
  • Acciones que implican deterioro del paisaje
  • Acciones que repercuten sobre las infraestructuras
  • Acciones que modifican el entorno social, económico y cultural
  • Acciones derivadas del incumplimiento de la normativa ambiental vigente

En el cuadro # 6 se da un ejemplo de diagrama del proceso productivo agrícola con una breve lista de las actividades que pueden causar impacto.

LISTA DE REVISION.-

En el Anexo # 9, se ejemplifica una lista de revisión a manera de guía. Para profundizar en el tema se recomienda analizar los anejos de Conesa 2000.

El proceso de valoración de impacto ambiental funciona a partir de las listas de revisión, que se analizan y comparan con cada actividad y/o acción, detallada dentro del sistema de diagramas de flujo del proceso agronómico, que pueda ocasionar un impacto, y a partir del sistema CAUSA-EFECTO-IMPACTO, se emite un criterio de valoración cualitativa, con dos opciones:

0 ..............

No hay cambio o afección significativa al ambiente

1 ..............

Existe un cambio negativo para el ambiente (señalar sistema ambiental afectado).

Además de realizar una valoración cualitativa, se puede elaborar un diagnóstico cuantitativo previo en las diferentes categorías (momento, persistencia, intensidad, extensión, etc.), y de esta forma depurar y analizar los impactos que al ser el resultado de interacciones, pueden ser evitados y rectificados inmediatamente, por lo que no pasarán a la siguiente etapa. Ver una ejemplificación en el cuadro # 7.

Luego, con los pronósticos negativos y sus componentes, se estructura una matriz de valoración cuantitativa de los impactos ambientales.

ETAPA # 4) Valoración cuantitativa de los impactos ambientales negativos.

Se estructura una matriz según el modelo presentado por Aguila E. (2000) en la cual se disponen los componentes ambientales frente a las actividades del proyecto que actúan directa e indirectamente sobre ellos.

La matriz evalúa la magnitud e importancia de cada una de las interacciones. En ambos casos, se establece una escala de 1-3, donde el valor de 1 se considera bajo; el valor 2 medio; y el valor de 3, alto. Se suma: el impacto final por filas y columnas, lo que significa el impacto sobre cada uno de los componentes ambientales y el ocasionado por cada una de las actividades respectivamente (Impactos Agregados) y, a su vez, el impacto global sobre el ecosistema según la suma de los componentes o de las actividades. Ver cuadro # 8 ejemplificado.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

 ETAPA # 5) Elaboración del Plan de Manejo, Monitoreo y Seguimiento Ambiental.

Es la etapa más importante del estudio, pues es en esta etapa en donde se establecen y concretan las guías de procedimiento para la conservación ambiental.

A partir del resultado obtenido en las etapas anteriores (tipo de afección, dónde, cómo, cuándo), se analiza las medidas y alternativas de solución, y se establece los siguientes planes o programas:

  • Programa de Prevención
  • Programa de Mitigación
  • Programa de Control de Riesgos y Contingencias
  • Programa de Seguimiento, Evaluación y Control
  • Programa de Auditoria Ambiental

En el cuadro # 9 se presenta un resumen ejemplificado de las medidas adoptadas.

ETAPA # 6) Participación pública.

Se realizará paralelamente al desarrollo de todas las fases del proyecto mediante un conversatorio con los productores, campesinos, obreros, dirigentes y demás vecinos del área. Se debe poner énfasis en la cultura y educación ambiental, transmitir los principios éticos y simultáneamente las técnicas y procedimientos de manejo ambiental. (Ver Ley Ambiental del Ecuador (1999). Art. 28-32.)

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Descripción de las principales actividades productivas agrícolas que causan impactos negativos al ambiente.

Todo el análisis fue realizado según la valoración de un sistema de producción básico y la revisión y consulta de diversas fuentes y autores, se aclara que puede existir factores adicionales importantes que tal vez se han obviado.

Este listado presenta una revisión general de los principales impactos causados al ambiente en función de las actividades agronómicas listadas a continuación (El listado se desarrolló a partir del análisis del diagrama de procesos del anexo # 9):

Preparación del terreno y siembra

Control de malezas

Riego

Fertilización

Mantenimiento del cultivo

Control de plagas y enfermedades

Residuos Biodegradables

Residuos No Biodegradables

Riesgos Ambientales

Riesgo para la Salud Humana

DETALLE.

Preparación del suelo.-

La preparación del suelo produce una serie de impactos negativos a este recurso como: perdida de propiedades físicas, erosión; estos dependerán del tipo de suelo y del grado de labores mecanizadas relacionadas con la clase de cultivo.

En ciertas circunstancias, especialmente el uso de maquinaria puede afectar la atmósfera (ruido, calidad de aire).

Control de malezas.-

Los cultivos agrícolas presentan inconvenientes cuando se da un uso irracional de herbicidas ya que estos pueden ocasionar problemas a cultivos vecinos (flora), o contaminar aguas superficiales y subterráneas.

Riego.-

El inadecuado manejo del recurso puede ocasionar severos inconvenientes ambientales y ser causales directos para la erosión hídrica y alteraciones de las propiedades físicas, químicas, agrológicas y agronómicas del suelo, lixiviar nutrientes, afectar la dinámica de cauces, etc. También puede ocasionar inconvenientes relativos a la cantidad y disponibilidad de riego en determinadas temporadas (recarga de acuíferos), así como afectar la calidad de las aguas para los cultivos y el entorno.

Fertilizantes.-

El excesivo uso de fertilizantes químicos y/o aplicaciones en épocas no adecuadas (tanto para el cultivo como por las condiciones climáticas), especialmente Nitrógeno y Fósforo, pueden afectar negativamente al ambiente.

Cuando se utilicen fertilizantes orgánicos es importante establecer el grado óptimo de descomposición, las concentraciones de nutrientes y el tipo de materiales empleados en su producción, pues ciertos componentes pueden afectar negativamente al ambiente y a los cultivos.

Se debe establecer interacciones relacionadas con los demás recursos, (contaminación de suelo por acumulación de tóxicos, procesos de eutrofización en aguas y suelo, salinización, etc.).

Mantenimiento del cultivo.-

Ciertas prácticas agronómicas pueden alterar y/o favorecer circunstancias negativas tal como la erosión de los suelos por ejemplo.

Control de plagas y enfermedades.-

El inadecuado y excesivo uso de agroquímicos puede crear resistencia en poblaciones de insectos o plagas, así como disminuir y/o alterar poblaciones de insectos benéficos y/o entomopatógenos. Similar efecto ocurre con el control de enfermedades de las plantas, que pueden afectar inclusive las interacciones entre insectos - hongos entomopatógenos - planta.

Además el inadecuado empleo de agroquímicos puede influir en la calidad de los recursos aire, agua, suelo, flora y fauna.

Residuos Biodegradables.-

Se debe adoptar procedimientos adecuados para transformar los restos de cultivos y cosechas, caso contrario se altera negativamente los procesos microbiológicos del suelo, y además repercute en interacciones con la fertilidad, adaptación y rendimiento de los cultivos.

Residuos No Biodegradables.-

Toda actividad agrícola produce cierto grado de desechos no reutilizables en la finca (residuos de aceites de maquinaria, envases de productos agroquímicos y de postcosecha, plásticos de cubiertas de invernaderos, etc.). Se debe identificar claramente este tipo de materiales, para proceder con el método apropiado de manejo.

Riesgos ambientales.-

Puede presentarse varios problemas. A continuación se analizan algunos:

La actividad agrícola implica el almacenaje de productos agroquímicos tales como herbicidas, insecticidas, fertilizantes, etc. Estos productos, en caso de producirse derrames pueden llegar a contaminar el suelo, fuentes de agua y manto freático, lo cual alteraría negativamente la flora y fauna.

Riesgos para la Salud Humana.-

En un sistema de producción dependiente de agroquímicos es muy importante considerar el nivel de residualidad de los productos fitosanitarios empleados, por cuanto estos al ser destinados al consumo de la comunidad, pueden provocar alteraciones en la salud.

PLAN DE MANEJO AMBIENTAL.

A continuación se enumeran posibles medidas de control y manejo. Se ha considerado con mayor rigor aquellas que permitan recuperar y/o mantener el recurso afectado.

Planes de manejo y medidas de atenuación.-

  • Aplicación de enmiendas calcáreas y orgánicas según las necesidades y características de los suelos.
  • La fertilización con elementos mayores debe realizarse de acuerdo a los requerimientos del cultivo a implantar y con previo análisis del suelo. Se debe determinar el tipo de producto a emplear y además debe aplicarse en los períodos adecuados del cultivo y también dentro de las condiciones climáticas más favorables.
  • Mantener un régimen de humedad en los suelos para evitar la compactación en las áreas que lo requieran y además evitar una excesiva concentración de sales.
  • Evitar la sobrexplotación de los recursos agua, suelo, flora y fauna.
  • Evitar la contaminación de la atmósfera, el agua y el suelo.
  • Disminuir la utilización de productos químicos y aumentar el empleo de productos biológicos como una alternativa para el control plagas (Desarrollar el Sistema de Manejo Integrado de Plagas - M.I.P-, se sugiere utilizar organismos indicadores bien sean plantas y/o animales).
  • Difundir los conocimientos agroecológicos y de manejo ambiental a todas las personas involucradas directa e indirectamente en la actividad.
  • Capacitar al personal para el sistema o labor específica en la cual deberá ejercer su desempeño.
  • Estimular moral y culturalmente el modo de vida del trabajador.
  • Elaborar sistemas de procedimiento que permitan ejecutar correctamente las labores agrícolas, sean estas de fertilización, monitoreo de plagas y enfermedades, regadío, cosecha, post cosecha, destino de residuos y desechos, jornadas laborales, medicina preventiva, etc.
  • Estructurar programas adecuados para el uso y aplicación de productos fitosanitarios. Para ello se debe considerar sus períodos de aplicación, frecuencia y residualidad en los diferentes cultivos destinados al consumo de la población. El anexo # 11 ejemplifica algunos parámetros que pueden servir como punto de partida para ello.
  • Establecer planes alternativos y de diversificación de cultivos encaminados a restablecer el equilibrio del ambiente así como para disminuir el riesgo social y económico de la actividad.

PLAN DE MONITOREO Y SEGUIMIENTO.

El plan de monitoreo y seguimiento para garantizar el cumplimiento de las medidas, debe incluir:

  • Establecer índices de calidad ambiental.
  • Elaborar un programa de revisión y control de todas aquellas actividades consideradas negativas. Se puede utilizar la EsIA como punto de partida y establecer el sistema conjuntamente con las normativas ISO (9000, 14000, 14001, etc.)
  • Ejecutar Sistemas de Auditoría Ambiental, en los momentos considerados de mayor conflicto, caso contrario el resultado será nulo.

CONCLUSIONES.

  • Relativo al análisis de las Metodologías, en términos generales, se puede sintetizar que no es necesario definirse por el número de etapas sino por la información que estas deben abarcar para un correcto EsIA.
  • El enfoque de sistemas es importante en los EsIA, particularmente en el campo agrícola por la cantidad de efectos que se generan, derivados unos de otros, conocido como efecto cadena, dicho enfoque permite una visión integrada de los procesos y relaciones que se establecen en un sistema de producción.
  • En lo referente a impactos generados, se debe establecer Planes de Manejo que incluyan en el sistema las medidas y los componentes a monitorear, y así evitar o atenuar los impactos ambientales.
  • Los Planes de Manejo deben ser expuestos en forma clara y detallada, ya que constituyen la parte fundamental del estudio, sin ellos el trabajo realizado resultaría inútil.

RECOMENDACIONES.

  • Se recomienda profundizar el empleo de la teoría de sistemas, para poder definir una metodología general única que mantenga los núcleos teóricos por un lado y una base de componentes por otro. Así el sistema se lo puede constituir según la necesidad y realidad de los proyectos.
  • Se incorpore de manera obligatoria el proceso de evaluación ambiental en las unidades productivas agrícolas, bien sea mediante EsIA y/o Auditoría Ambiental.
  • Difundir el presente trabajo.

ANEXOS

Para ver losgráficos seleccione la opción "Descargar" del menú superior 

GLOSARIO

Antrópico. De origen humano, humanizado, opuesto a lo natural. Antropogénico.

Biodiversidad. Contracción de la expresión ‘diversidad biológica’, expresa la variedad o diversidad del mundo biológico. En su sentido más amplio, biodiversidad es casi sinónimo de ‘vida sobre la Tierra‘.

Biomasa. Suma total de la materia de los seres que viven en un lugar determinado, expresada habitualmente en peso estimado por unidad de área o de volumen, cuya medida es de interés en ecología como índice de la actividad o de la producción de energía de los organismos.

Comucopia. Común. Adjetivo. Dícese de lo que, no siendo privativamente de ninguno, pertenece o se extiende a varios.

Cualitativa. Adjetivo que denota cualidad. Análisis cualitativo. El que tiene por objeto descubrir y aislar los elementos o ingredientes de un cuerpo compuesto.

Cuantitativo. Adjetivo perteneciente o relativo a la cantidad. Análisis cuantitativo. El que se emplea para determinar la cantidad de cada elemento o ingrediente.

Comunalista. Comuna. Forma de organización social y económica basada en la propiedad colectiva y en la eliminación de los tradicionales valores familiares.

Conversatorio. Conversación. Acción y efecto de hablar familiarmente una o varias personas con otra u otras.

Decisorio. Adjetivo. Dícese de lo que tiene virtud para decidir.

Ecocéntrico. Considera a la naturaleza como el origen de las acciones. Para profundizar el concepto se recomienda revisar : http://www.citimac.unican.es/ELANEM/Suances.html

Ecosistémico. Ecosistema. Comunidad de los seres vivos cuyos procesos vitales se relacionan entre sí y se desarrollan en función de los factores físicos de un mismo ambiente.

Entomopatógenos. Dícese de los elementos y medios que originan y desarrollan las enfermedades en los insectos.

Equidad. Disposición del ánimo que mueve a dar a cada uno lo que merece.

Frugívoro. Aplícase al animal que alimenta de frutos.

Hábitat. Conjunto local de condiciones geofísicas en que se desarrolla la vida de una especie o de una comunidad animal o vegetal.

Intrínseco. Adjetivo. Íntimo, esencial.

Offspring. Descendiente.

Resilencia. El término resilencia se refiere originalmente en ingeniería a la capacidad de un material para adquirir su forma inicial después de someterse a una presión que lo deforme.

Residualidad. Lo que resulta de la descomposición o destrucción de una cosa.

Semicuantitativa. Valoración intermedia. Ver cuantitativo.

Sinérgico. Sinergia. Acción de dos o más causas cuyo efecto es superior a la suma de los efectos individuales.

Tecnocéntrica. Considera a la tecnología como el origen de las acciones. Ver técnica.

Técnica. Conjunto de procedimientos de que se sirve una ciencia o un arte.

Bibliografía

  • Aguila Alcantara, Edith. Contribución al desarrollo de una metodología para la Evaluación de Impacto Ambiental en proyectos agropecuarios. Estudio del caso: Crianza de búfalos de aguas en la provincia de Villa Clara. Cuba 2000,Pag. 37-39.
  • Alfaro, M. y J. Rodríguez. Impacto ambiental del procesamiento del café en Costa Rica. Agronomía Costarricense. Vol. 18. No. 2. 1994, p. 217 - 225.
  • Alemán y Pérez. Agroecología. Universidad Francisco de Paula Santander. 1997.
  • Al Gore. La Tierra en Juego. Editorial Emecé, Argentina 1993. ISBN: 950-04-1279-9. Pag. 15.
  • Altieri, Miguel Angel. Proyectos Agrícolas en Pequeña Escala en Armonía con el Medio Ambiente. CETAL, Chile 1990. ISBN: 0-86619-283-2 (versión en Inglés) CODEL-VITA. Pag. 6.
  • Altieri, Miguel Angel (1987). Agroecología: Ciencia y Aplicación. CLADES, varios autores, Berkeley, California 1993. SANE. Pag. 24.
  • Altieri, Miguel Angel (1990). Agroecología: Ciencia y Aplicación. CLADES, varios autores, Berkeley, California 1993. SANE. Pag. 132.
  • Auernheimer, C. Curso de Impacto Ambiental. Proyecto. Habana. Oficina del historiador de la Ciudad de La Habana Universidad de Alicante Centro de Estudios de Tecnologías Avanzadas. Instituto Politécnico "José A. Echevarría". Universidad Politécnica de Valencia La Habana, 1996. 336p.
  • Burbano Orjuela Hernán. Desarrollo Sostenible y Educación Ambiental. Aproximación desde la Naturaleza y la Sociedad. Universidad de Nariño, Colombia 2000. ISBN: 958-9479-14-6. Pag. 23.
  • Castellanos Castro Marlena. Economía y Medio Ambiente. La Habana 1996. ISBN: 959-02-0154-7. Pag. 8, 63.
  • Castro Ruz, F. Discurso pronunciado en la Cumbre de la Tierra, Río de Janeiro, Brasil. Periódico Granma, junio de 1992.
  • Chaia Alberto, .1999.
  • CITMA. Estrategia Ambiental Nacional República de Cuba 1997 (a) 27p.
  • Conesa, V. Guía Metodológica Para la Evaluación del Impacto Ambiental. Editorial Mundi Prensa, España 2000. ISBN: 84-7114-647-9. Pag. 1 - 401.
  • Espinoza Guillermo. Gestión y Fundamentos de Evaluación de Impactos Ambiental. BID, CED. Santiago, Chile 2002. Pag. 1- 246.
  • Espinoza Guillermo. Revisión de la Evaluación de Impacto Ambiental en Países de Latinoamérica y el Caribe. Metodología, Resultados y Tendencias. BID, CED. Santiago, Chile 2001. Pag. 1- 95.
  • Gómez Orea. Evaluación de impacto ambiental. Segunda edición. Editorial Agrícola España, S.A, 1994.
  • GTZ – IICA. Evaluación y seguimiento del impacto ambiental en proyecto de inversión para el desarrollo agrícola y rural. Una aproximación al tema. (Centro de Programas y Proyectos de Inversión (CEPPI). Dirección de planeamiento, programación proyectos y auditoría técnica. San José, Costa Rica, Enero 1996.
  • Hans-Peter Durr y otros. Libro Cuba Verde. En busca de un Modelo para la Sustentabilidad en el siglo XXI. Delgado Días Carlos. Editorial José Martí 1999. ISBN: 959-09-0177-8. Pag. 36.
  • Hauwermeiren, S. Manual de economía ecológica. La valoración del medio ambiente. Capítulo 6. Programa de economía ecológica. Instituto de Ecología Política. 1998. p. 157 – 174.
  • Herrera, M. L, Jaramillo. Diseño de una metodología para la evaluación de los sistemas agrícolas. Revista Acta Agronómica. Universidad del Valle, Palmira, Colombia, 1995. p: 32-44.
  • Herrera Soler, M. Evaluación de Impacto Ambiental. Diplomado de Ordenación Rural en Función del Medio Ambiente. Conferencia. Universidad de Alicante- ISCAH "Fructuoso Rodríguez Pérez" -(Proyecto Habana)-. 1997. 41p.
  • Iglesias Leonardo, 2000. Contribución a la elaboración de una metodología apropiada para la evaluación de impacto ambiental en las actividades agropecuarias. Estudio de caso: Introducción del cultivo del trigo en Cuba. Universidad Agraria de la Habana. Cuba 2000.
  • Jones, G.E, y M. Gough. ECOZONE. FAO. Oficina Regional para América Latina y el Caribe. Santiago de Chile. 1994 . 178 p.
  • Larry N. Carter. Manual de Evaluación de Impacto Ambiental. Técnicas para la elaboración de Estudios de Impacto. 1999. Pag. 1- 841.
  • Ley Para la Conservación y Uso Sustentable de la Biodiversidad. Gobierno de la República del Ecuador, 2002.
  • Ley de Gestión Ambiental. Gobierno de la República del Ecuador. Ley No. 37. RO/ 245 de 30 de Julio de 1999. Todos los artículos.
  • Ministerio del Ambiente de la República del Ecuador. Texto Unificado de la Legislación Ambiental. Libro Sexto, De la Calidad Ambiental. 2002. Todos los Artículos.
  • Munasinghe, M. Environmental economícs and valuatíon in development decision making. In: Environmental economícs and natural resource management in developing countries.

Chapter 2 . Edited by Mohan Munasinghe. The World Bank. 1993. p. 26, 29.

  • OECD. Environment Monographs. OECD Core Set of Indicators for Environmental Perfomance Reviews. París 1993. Pag: 38.
  • Pearce-Turner. Economía de los Recursos Naturales y del Medio Ambiente. Editorial Edigrafos, España 1995. ISBN: 84-87553-56-7. Pag. 41, 286.
  • PROMSA. Sistemas de Información Geográficos (SIG) para aplicaciones agropecuarias en el ordenamiento de Territorios y manejo integral de Cuencas. http//: www.uazuay.edu.ec/promsa/home.htm . Ecuador 2002.
  • Restrepo, J. Julio. Evaluación de impactos ambientales. Postgrado: Ecología y recursos naturales. Santiago de Cali 1993.
  • Romero A. L. Riego, impacto ambiental, medidas de atenuación y elementos a monitorear. Diplomado. La Ordenación Rural en función del medio ambiente. Conferencias. Curso 1997-1998. Universidad de Alicante (Proyecto Habana)- ISCAH "Fructuoso Rodríguez Pérez". 1997.
  • Sánchez, R. Ecología, producción y desarrollo campesino. Taller de Investigación en Tecnologías Agroecológicas (TINTA). Convenio TINTA (CUSO – CEDEPAS- EDAC). 1993. P. 107 – 116, 232 – 235.
  • SENASA. Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria. Dirección Nacional de Fiscalización Agroalimentaria. http//: www.senasa.gov.ar . Argentina 2002.
  • Smith James L. Suplemento del Manual de Auditoría Medioambiental, Higiene y Seguridad. Capítulo: La auditoría del sistema de gestión medioambiental (ISO 14000). Harrison Lee. Edit. Pdte. Harrison Asosciates, Williamstown. Mass. 1998. Pag: 21...38.

Agradecimiento

A Edith Aguila, y el equipo de profesores de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, por su desinteresada y grata colaboración.

A mi hermana María Augusta, por su paciencia y aporte en la revisión, confección y presentación de este trabajo.

Al Ing. Eduardo Idrovo y demás profesores de la Universidad del Azuay, por su aporte al presente trabajo.

 

 

Autor:

Santiago Lloret

Cuenca – Ecuador

UNIVERSIDAD DEL AZUAY

FACULTAD DE INGENIERIA AGROPECUARIA


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Agricultura y Ganaderia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda