Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Mesencéfalo

Enviado por r.astudillo



Mesencephalon

 

  1. Material y Método
  2. Desarrollo del Tema
  3. Discusión Conclusiva
  4. Bibliografía
  5. Fotos

Palabras claves:

1) Sistema Nervioso Central, 2) Tronco Encefálico, 3) Vesículas Encefálicas, 4) Mesencéfalo

Resumen: El mesencéfalo corresponde a una de las partes del tronco encefálico. Esta vesícula se divide en dos porciones que contienen distintas estructuras, en su región dorsal se encuentran los colículos (rostrales y caudales) los cuales se relacionan con la función visual y auditiva respectivamente. En su región ventral se observan los pedúnculos en donde encontramos el origen real de dos nervios craneanos y el origen aparente de dos de estos nervios.

Introducción: El encéfalo se divide en tres vesículas primarias que son: Rombencéfalo, Mesencéfalo y Prosencéfalo. Estas vesículas se originan a partir de dilataciones del tubo neural en el embrión.

El mesencéfalo corresponde a la vesícula media o al "cerebro medio" y se encuentra rostral del rombencéfalo, bien delimitado caudalmente por el puente.

El mesencéfalo se divide en el techo o tecto (porción dorsal), que contiene la lámina tecti, o cuadrigémina, que se sobrepone dorsalmente al acueducto mesencéfalico. En está región se encuentran los colículos, tanto rostrales como caudales, y estos se unen a las vías ópticas y auditivas respectivamente, lo que proporciona una importante función sensorial.

La otra división es el Pedúnculo (porción ventral) que contiene distintas zonas y estructuras. Una de éstas es el tegmento, el que contiene los núcleos motores de los nervios de los músculos del bulbo ocular: nervio oculomotor (III) y nervio troclear (IV). El tegmento también contiene una parte de la formación reticular que bordean al núcleo rojo y a la sustancia negra, ventral a esta se observa la zona denominada cruz o pie de los pedúnculos cerebrales, entre los pedúnculos se encuentra la fosa interpeduncular.

Material y Método: Lo más relevante fue la búsqueda de la información a través de material bibliográfico, el cual nos proporcionó los conocimientos necesarios. Esta información se complementó directamente con las clases, tanto prácticas como teóricas, a las que asistimos en las primeras etapas del ramo; éstas nos dieron una visualización macroscópica del mesencéfalo, lo que nos aventajó en la comprensión de dicha vesícula. El material fotográfico fue obtenido del pabellón de Anatomía Veterinaria, de la Universidad Santo Tomás, sede San Bernardo, además de apoyarse visualmente con la bibliografía citada al final de este informe.

Desarrollo del Tema: El mesencéfalo posee un tamaño relativamente corto, que al corte transversal es casi redondo, posee un conducto llamado acueducto mesencefálico, el cual pasa a través de él, comunicando el tercer y cuarto ventrículo. Éste está limitado, de dorsal a ventral, por el tecto y los pedúnculos cerebrales. (Evans, 2001)

El tecto está formado por dos cuerpos neurales que corresponden a dos pares de eminencias denominadas colículos; aquí se encuentran colículos rostrales y caudales.

Los colículos rostrales se ubican mediales y rostrodorsales en relación a los colículos caudales, están separados del tálamo a través de un surco, poseen una forma circular aplanada, hemisférica, se encuentran conectados con los cuerpos geniculados laterales del metatálamo a través de los brazos coliculares rostrales. Los colículos rostrales son los encargados de la vía visual.

Los colículos caudales son ovales y puntiagudos, sus puntas están dirigidas dorsal, caudal y lateralmente, ambos colículos están conectados por una comisura fibrosa que se ubica por dorsal cruzando el acueducto mesencefálico. Ventral, rostral y lateralmente se continúan por unas pequeñas ramas denominadas brazos coliculares caudales que los conectan con los cuerpos geniculados mediales que se ubican en el metatálamo los que sirven como estaciones de relevo para las señales auditivas desde los oídos hasta el cerebro.

Entre los cuerpos mamilares del hipotálamo y las fibras transversales del metencéfalo que van a cubrir partes de la porción caudoventral del mesencéfalo se encuentra su superficie ventral. Por esta porción ventral del mesencéfalo recorren diversos tractos descendentes de proyección que conectan porciones de la corteza cerebelar con centros caudales del tallo cerebelar y de la médula espinal, estos tractos se organizan a cada lado formando el pedúnculo cerebral.

Los pedúnculos cerebrales de dorsal a ventral constan de tegmento, sustancia negra y la crus cerebral.

Las fibras corticoespinales, corticopontinas, corticonucleares y corticoreticulares forman la crus cerebral.

El tegmento se encuentra en posición ventral al acueducto mesencefálico. Contiene los núcleos motores de los nervios de los músculos del bulbo ocular (III oculomotor, IV troclear), así como una parte de la formación reticular, bordea al núcleo rojo y a la sustancia negra.

El núcleo rojo funciona con los núcleos basales y el cerebelo para coordinar los movimientos musculares del cuerpo, también sirve como estación de relevo para las señales transmitidas del cerebelo al tálamo y al cerebro.

La sustancia negra es una lámina prominente que se puede identificar en las secciones transversales por su color más oscuro, el cuál se debe a la acumulación gradual de pigmento en las neuronas que la constituyen. Esta sustancia está asociada a los núcleos basales como el núcleo rojo en el control de la motricidad voluntaria.

El mesencéfalo además de caracterizarse por tener el acueducto mesencefálico, el cual comunica el tercer y cuarto ventrículo, tiene otra función importante como es albergar el origen real de tres pares craneanos.

El primer nervio craneano que se origina del mesencéfalo es el nervio oculomotor (III), que tiene dos tipos de fibras, una motora que se origina en el núcleo oculomotor, el cual tiene como función inervar los músculos del bulbo ocular excepto el músculo oblicuo dorsal, recto lateral y partes laterales del retractor del bulbo ocular. La porción parasimpática se origina del núcleo accesorio del oculomotor y está encargado de inervar a lo músculos esfínter de la pupila que produce la miosis, y los músculos ciliares que producen la acomodación del lente.

El segundo nervio craneano que se origina del mesencéfalo es el nervio troclear (IV), posee fibras motoras que nacen del núcleo del nervio troclear; tiene como función inervar al músculo oblicuo dorsal.

El núcleo sensitivo del nervio trigémino, en su porción oftálmica, se ubica en el mesencéfalo, dicho nervio tiene fibras sensitivas provenientes del dorso de la nariz, área etmoidal, glándula lagrimal y el párpado superior.

Discusión Conclusiva: Tradicionalmente todas las personas saben que el cerebro es una estructura indispensable en el funcionamiento coordinado y eficiente del organismo. Lo que no se sabe tanto, popularmente, es que el encéfalo se divide en áreas funcionales.

En este caso se ha trabajado con el Mesencéfalo que es una vesícula primaria del encéfalo siendo la única porción de éste que no posee vesículas secundarias. Éste conforma junto al mielencéfalo, metencéfalo y diencéfalo el tallo o tronco encefálico; las dos últimas vesículas secundarias limitan de caudal a rostral respectivamente al mesencéfalo ubicándose éste al centro, por lo que tiene una íntima relación con ambas. Por tanto, si se daña una de éstas se verá afectada directamente esta vesícula o viceversa.

Por otra parte, la correlación, a nuestro juicio, más notable es la que se produce con el diencéfalo, en donde se puede identificar macroscópicamente este vínculo a través de los brazos coliculares rostrales y caudales (pares) que se corresponden a sus colículos homólogos y que se van a unir con los cuerpos geniculados lateral y medial, respectivamente, que se ubican en el metatálamo (diencéfalo). Los colículos rostrales se encargan esencialmente de la vía visual, ya que pueden reaccionar a los movimientos visuales, ocupando un tamaño relevante en el tecto. Éste recibe impulsos del tracto óptico y de las áreas visuales cerebrales, su brazo colicular llega por ventral al cuerpo geniculado lateral, siendo esta vía muy importante para la interacción del individuo con el medio, ya que la visión es un sentido muy desarrollado en estas especies. Por otra parte están los colículos caudales que poseen los brazos coliculares caudales, que son los axones de neuronas, que comunican este colículo con el cuerpo geniculado medial que reciben los impulsos nerviosos auditivos. Ambos colículos que forman parte del tecto tienen una importancia sensorial relevante, ya que son los encargados de procesar la información proveniente de estos dos importantes sentidos en el canino; si padeciera alguna anomalía una de estas porciones, se reflejaría constatando que el daño no esté en otro órgano.

El otro punto destacable es que en el cerebro medio encontramos el origen real de tres nervios craneanos como lo son: nervio oculomotor (III) que tiene fibras motoras y parasimpáticas las cuales van a inervar al ojo, tanto voluntariamente como visceralmente.

El otro nervio craneano es el troclear (IV), el cual posee su núcleo en el tegmento, sus fibras son del tipo motora que inervarán al músculo oblicuo dorsal del ojo.

Un daño, anomalía, obstrucción u otras intervenciones que pueda padecer el mesencéfalo van a producir daño tanto a la visión y/o la audición, así como también en el origen real de estos nervios, lo que conlleva a daños irreparables en porciones motoras del ojo (III, IV) impidiendo una buena coordinación de la imagen (lente) o movimiento bulbar, entre otros. Ahora podemos visualizar lo importante que es esta "pequeña" vesícula primaria en comparación a las otras dos partes del encéfalo; sin duda, el mesencéfalo alberga estructuras que son esenciales (visión, audición) para el funcionamiento normal del individuo.

Bibliografía:

  • Sisson, S.; Grossman, JD. (1982) "Anatomía de los animales domésticos", 5ta Edición, Barcelona, España. Editorial Salvat. Tomo II, Páginas: 1841 - 1842.
  • Evans, H. (2001) "Disección del perro", 5ta Edición, Editorial Interamericana Mc Graw - Hill, Páginas: 346 - 349.
  • Dyce, S. (1999) "Anatomía Veterinaria", 2da Edición, Editorial Interamericana Mc Graw - Hill, Páginas 303-304.
  • Guyton, A. (1994) Anatomía y Fisiología del Sistema Nervioso, 2da Edición, Editorial Médica Panamericana, Páginas: 31 - 33.
  • Evans, H; Miller, M. (1993) "Anatomy of the dog" Editorial Sauders, Third Edition, Philadelphia, Pennsylvania, Páginas: 905 - 910.
  • Budras, K; Fricke, W; Salazar, I (1989) "Atlas de Anatomía del perro" Editorial Interamericana Mc Graw - Hill, Página 45.
  • Concha, I (2002) Guía de Estudio - Canino, Anatomía Topográfica, Sistema Nervioso, Universidad Santo Tomás, Santiago, Chile.

Fotos:

 Foto 1: Vista dorsal de Mesencéfalo (En la foto número 1 se observan los colículos rostrales y caudales, más el acueducto mesencefálico).

  

1. Colículos rostrales 2. Colículos caudales 3. Comisura de los colículos caudales 4. Acueducto mesencefálico  (Fuente: Unidad de Anatomía Veterinaria UST, sede Santiago)     Foto 2: Vista dorsal de Mesencéfalo (En la foto número 2 se observan los colículos rostrales y caudales, la glándula pineal, el tálamo, la fosa romboídea, entre otras estructuras).  

 

1. Colículos rostrales

2. Colículos caudales

3. Glándula pineal (Diencéfalo)

4. Comisura de los colículos caudales

5. Pedúnculo cerebelar rostral derecho

6. Piso del IV ventrículo, fosa romboídea (Metencéfalo)

7. Tálamo (Diencéfalo)

(Fuente: Unidad de Anatomía Veterinaria UST, sede Santiago)  

 Foto 3: Vista ventral de Mesencéfalo (En la foto número 3 se observa la fosa interpeduncular, los tractos ópticos, el metencéfalo, entre otras estructuras).  

   

1. Cuerpos mamilares (Diencéfalo)

2. Tractos ópticos (Diencéfalo)

3. Surco ponto mesencefálico

4. Metencéfalo

5. Fosa interpeduncular (En el fondo de la fosa se observa el área perforada caudal)  

 (Fuente: Unidad de Anatomía Veterinaria UST, sede Santiago)

 

 

Autor:

Alarcón Giselle

Arias María

Astudillo Roberto

Barría Francisco

Bassaletti Ángela

Profesor Tutor: Dr. Ismael Concha A.

2004 -

Categoría: Anatomía, Anatomía Veterinaria

Fecha de realización: Julio 2004


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Columna Lumbar

    Inserciones. Desarrollo y osificación. El Dolor lumbar o lumbago. Causas de dolor lumbar....

  • Anatomía de superficie

    Niveles anatómicos de las vértebras. Proyección de vértebras y esternón. Relación de pleura con las costillas y lineas a...

  • Tejido Epitelial

    Especializaciones de la Superficie Lateral. Adhesión Celular y Moléculas de Adhesión Celular. Especializaciones de la Su...

Ver mas trabajos de Anatomia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda