Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

E-commerce

Enviado por rcobos



  1. Auge del E-commerce
  2. ¿Qué es el E-commerce?
  3. ¿Cómo funciona E-commerce?
  4. Problemas juridicos de amplio alcance que plantea el E-commerce
  5. Conclusiones
  6. Bibliografía

1. INTRODUCCION

La introducción del comercio electrónico en los países en desarrollo, ha provocado cambios dramáticos en las estructuras existentes de negocios, incluso en aquellas que parecían perpetuarse. Nuestro país no es un caso aislado a los demás. Actualmente la sociedad mexicana se encuentra inmersa en una reconfiguración de los diversos ambientes de negocio como resultado de un cambio generalizado en el ámbito global. Nuestros vecinos del norte viven ahora las consecuencias del cambio tecnológico en materia de comercio electrónico con resultados no favorables para algunos. Por ejemplo, en el aspecto de las redes de distribución existe inconformidad porque las nuevas formas de comercialización de productos o servicios no consideran el caso de los intermediarios convencionales. Por tal razón ya existen casos de amparo de grandes asociaciones dedicadas a la distribución comercial para protegerse de posibles acciones de proveedores ejercidas en su contra.

Uno de los objetivos naturales del comercio electrónico deberá ser la contribución al aumento de la capacidad competitiva en los mercados internacionales. Para ello el comercio electrónico tendrá implicaciones que afecten a otros. Así que ante este nuevo entorno, las empresas buscarán calidad y menor precio, y si en su actual red comercial de distribución no encuentran lo anterior entonces prescindirán de ella.

Este tipo de cambios dramáticos no ha sido únicamente característico de esta era digital, también ha sucedido en otras etapas del desarrollo tecnológico de la comunicación. Una nueva tecnología siempre redefine el actuar de las sociedades. El trabajo cotidiano, la educación, la política, el comercio, y en general la forma de desenvolvimiento de las organizaciones se transforma con la introducción de una tecnología. De acuerdo a Neil Postman (CHERNIAK, 1998), Internet podría definirse como una tecnología similar a la televisión o a la radio, considerando su formidable capacidad para introducir e imponer profundos cambios culturales, los cuales repercuten en distintas dimensiones de las organizaciones sociales. Según la Organización Mundial de Comercio, las tecnologías de Internet ofrecen a los países en desarrollo grandes oportunidades para obtener información que antes era inaccesible e inasequible para ellos. La transferencia de conocimientos resultante puede estimular el crecimiento de esos países y contribuir a su integración en los mercados mundiales.

Para las organizaciones resulta indispensable, la comprensión del "nuevo orden mundial". No basta con sólo mejorar las viejas formas de operación y administración, es importante incorporar elementos de futuro que permitan un desarrollo sustentable, y un crecimiento de acuerdo a la nueva dinámica social: "Innovar es la clave" (PETERS, 1998). En lo relativo a la participación de la micro, pequeña y mediana empresa, en el nuevo esquema de comercio electrónico, se presentan nuevas oportunidades. Los diversos planes de acceso facilitan la instalación de organizaciones que, basadas en su capacidad de producción de conocimiento o de interrelación con nuevas y adecuadas cadenas de comercialización, pueden sencillamente penetrar mercados que a través de los medios tradicionales eran imposibles de acceder.

2. Auge de Internet y el comercio electrónico

El crecimiento de Internet y el comercio electrónico ha sido, cuando menos, meteórico, y este ritmo vertiginoso no parece decaer. Nuevos elementos y estimaciones en los medios de información y otras publicaciones, sobre todo en los tres últimos años, explican las razones de ese auge. Como observación de carácter general, las múltiples previsiones que se han hecho de ese fenómeno en crecimiento se han puesto una y otra vez en tela de juicio, en respuesta a una tendencia (que ahora está desapareciendo) a subestimar la expansión de ese fenómeno.

En la actualidad, todo el mundo coincide en que Internet es el fenómeno de más rápido crecimiento de todos los tiempos en el ámbito de las comunicaciones. La tabla comparativa que se expone a continuación pone en contexto el impresionante ritmo de crecimiento de la World Wide Web, una prestación fundamental para la mayoría de los usuarios de Internet.

En estos momentos, entre 150 y 200 millones de personas en el mundo están conectadas a Internet. En un solo año, de 1998 a 1999, el número de usuarios aumentó en un 55% a escala mundial. Se calcula que la población mundial en línea sobrepasará los 250 millones de usuarios en 2002, y alcanzará los 300-500 millones antes de 2005. Hay más de 100 millones de usuarios en los Estados Unidos de América, y Europa tiene ya 35 millones; se prevé que la tasa de crecimiento más rápida de los próximos años se produzca en Asia y América Latina. En China, por ejemplo, se calcula que el número de usuarios de Internet pasará de 2,1 millones en  1998 a 6,7 millones este año, y que alcanzará los 33 millones en 2003.

El tráfico en Internet continúa duplicando su volumen cada 100 días. Hoy día, el número de nombres de dominio registrados sobrepasa los 15,5 millones. En diversas regiones, el uso de Internet ha alcanzado proporciones de tal envergadura que las empresas no pueden permitirse por más tiempo permanecer al margen de la Red, en particular si desean mantener su presencia en el mercado. Algunos expertos creen que este crecimiento continuará en la misma línea en los próximos 20 años, motivado en particular por los avances tecnológicos y la disminución de los costos de la informática y las telecomunicaciones.

El aumento de los ingresos ha sido igualmente impresionante, con previsiones constantemente revisadas al alza. Un examen de las principales estimaciones indica que, partiendo de cero prácticamente en 1995, el comercio electrónico mundial se cifró en 26.000 millones de dólares en 1997 y en 43.000 millones en 1998; se espera que alcance los 330.000 millones entre 2001 y 2002, y se prevé que llegue a la extraordinaria cifra de 2 a 3 billones de dólares en 2003-2005. La gran mayoría de este crecimiento proviene de las transacciones de empresa a empresa, en tanto que el aumento de las transacciones de los consumidores sigue viéndose perjudicado por impresiones muy extendidas respecto de la seguridad de los pagos, los posibles fraudes, y los problemas de confidencialidad asociados al acopio de datos personales.

Los avances tecnológicos de la computación y las comunicaciones por Internet han ido evolucionando las actividades de las personas, así como la forma de hacer negocios. Internet se ha consolidado como la plataforma ideal para el desarrollo de pequeñas y grandes empresas, al permitir la globalización de productos y servicios. El comercio también se ha visto beneficiado con estos avances, con el llamado E-commerce o comercio electrónico.

3. ¿Qué es el E-commerce?

El E-commerce (Comercio Electrónico) es la compra y venta de bienes y servicios

través de Internet y más específicamente en el World Wide Web. Podríamos decir que el E-commerce está estructurado por "Tiendas virtuales" en sitios web que ofrecen catálogos en línea. Incluso se han creado "Centros comerciales virtuales" con gran cantidad de tiendas con todo tipo de accesorios para la venta. Esta forma de comercio electrónico ha consolidado a grandes empresas que ya figuran en la bolsa de valores y son de los portales de Internet más visitados.

Por ejemplo, Amazon.com se ha consolidado como la librería más importante del mundo, ha abierto inclusive nuevos servicios de venta de música y videos debido al éxito que ha obtenido y que se debe en parte a la interacción con los usuarios que pueden recomendar libros y escribir sus opiniones al respecto en la misma sección donde se vende.

Otro destacado en este campo es CD-NOW, tienda donde se puede adquirir todo tipo de música y a la vez encontrar información sobre todos los artistas que allí figuran. Y así, cientos de negocios han nacido en Internet y otras compañías que ya se habían consolidado en el mercado, están haciendo la transición, ofreciendo cada vez mejores servicios por la competencia generada.

Entonces, ¿dónde está el problema?

La demanda ha sido tanta que para poder sobresalir hay que tener una buena estrategia de ventas, un producto que sea de fácil envío y que no necesite del contacto directo con el comprador. Y finalmente para poder dar a conocer un negocio y lograr que genere ventas, es necesario una estrategia publicitaria que promocione el sitio tanto en medios virtuales de Internet como en medios de comunicación tradicionales como la radio y televisión.

¿Qué hay del pago?

Existen varios métodos de pago en internet, pero el más eficaz y popular es el pago por medio de tarjetas de crédito. Aparte del pago con tarjeta de crédito, también hay otros sistemas de pago que van desde el pago durante la entrega del producto o el no tan popular "e-cash", que es dinero electrónico que ha sido depositado en la cuenta de algún banco y que luego permite hacer las transacciones hacia la tienda virtual.

¿Y la seguridad?

El hecho de poder realizar compras con solo ingresar información sobre la tarjeta de crédito y el usuario ha hecho que mucha gente se preocupe respecto a las compras en línea. Realmente es más seguro comprar en línea que en un restaurante con una tarjeta de crédito. Esto porque existen altas tecnologías de encriptación que codifican la información enviada del cliente hacia el vendedor con métodos que tardaría años descifrar, logrando que nadie pueda interceptarla en el camino, mientras que en un restaurante, se da la tarjeta al mesero y éste podría tomar los datos para luego hacer compras por su cuenta.

4. Como funciona el E-commerce

Cuando hablamos de transacciones comerciales podemos disntiguir claramente los distintos roles de una transacción. Tenemos a los compradores que desean cierto bien o servicio por otra parte tenemos los vendedores, que son aquellos interesados en ofrecer sus productos, tenemos el mercado o lugar físico donde se realiza la transacción, el dinero o medio de pago y por último el producto o servicio a comercializar.

En el e-commerce también podemos distinguir ciertos actores o elementos además de los anteriores:

  • Un producto o servicio, el que puede ser virtual o real
  • El lugar físico es ahora reemplazado por un sitio web abierto las 24Hs.
  • Compradores que son los navegantes de la tienda virtual
  • Vendedores que operan a través de la tienda virtual
  • Una cuenta comercial con un Banco o Merchant account para hacer efectivas las transacciones por lo general a través de la validación de tarjetas de crédito
  • Un sistema de distribución de los productos

Un sistema de atención al cliente, vía mail, Internet, chat, etc.

5. Problemas Jurídicos de Amplio Alcance.

El comercio electrónico ya ha empezado a tener repercusiones extraordinarias en la estructura de nuestros mercados y normativas. Sin embargo, esos cambios también plantean problemas. Este Capítulo se centra en tres campos en los que dichos problemas ya han producido efectos y plantean cuestiones que abarcan distintos sectores de interés jurídico. En esas áreas, en particular, las dimensiones internacionales del comercio electrónico dificultan la formulación de soluciones y exigen particular prudencia, en particular, en cuanto a las iniciativas que podrían tomarse a nivel nacional que podrían pasar por alto las repercusiones potenciales más allá de las fronteras. Aunque estos temas son de vital importancia para el campo de la propiedad intelectual, también tienen efectos "horizontales" en otros ámbitos del derecho y la política:

  • Entorno sin papel - contratos electrónicos
  • Internet - jurisdicción y derecho aplicable

Entorno sin papel - contratos electrónicos

Como se ha señalado anteriormente, el comercio electrónico origina interactividad y transacciones entre partes que quizá no hayan tenido contacto previo. Hoy día, incluso las pequeñas empresas pueden considerarse multinacionales, en un entorno digital de "gravedad cero" en el que pueden negociar con otras partes de todo el mundo. Esas negociaciones pueden tener lugar en tiempo real entre empresas, o entre empresas y consumidores. Muchas de esas transacciones pueden ser simplemente acuerdos únicos, en los que ninguna de las partes contemple la posibilidad inmediata de entablar una relación continuada derivada de la transacción.

Esas transacciones precisan reglas que rijan la relación entre las partes. El elemento principal de esas reglas es el propio acuerdo: el contrato. Existe un reconocimiento cada vez mayor del papel esencial que pueden desempeñar los contratos en el mercado internacional del comercio electrónico. Como medio para aplicar el principio de autonomía de las partes y permitir una toma de decisiones descentralizada en relación con los derechos y obligaciones comerciales, el contrato es un mecanismo flexible, pero vinculante desde el punto de vista jurídico. En este sentido, el contrato quizá pueda considerarse la medida autorregulatoria más importante de que disponen las partes implicadas en el comercio electrónico.

En muchos contratos de comercio electrónico entran en juego los derechos de propiedad intelectual de una de las partes. Un contrato de explotación de derechos de propiedad intelectual puede revestir diversas formas. Las licencias, la prestación de servicios, los acuerdos de distribución y franquicia, así como los acuerdos de operaciones conjuntas, son algunas de las formas más comunes. Por ejemplo, una licencia es un contrato que autoriza al licenciatario a hacer algo que, de no existir esa licencia, constituiría, en circunstancias normales, una infracción del derecho de propiedad intelectual del licenciante. Cuando los consumidores de Internet acceden a una composición musical, pueden hacerlo en virtud de un acuerdo de licencia. A cambio, la empresa que distribuye la música habrá obtenido una licencia del titular del derecho de autor y del productor de la grabación sonora. Habida cuenta de que son muchos los países en los que pueden residir las empresas y los consumidores, y muy numerosas las leyes nacionales y locales relativas tanto al derecho de obligaciones y contratos como a la propiedad intelectual, los contratos pueden ser operaciones mucho más complejas en el medio digital que en el mundo fuera de línea.

En una primera iniciativa para introducir seguridad respecto del entorno jurídico de los contratos electrónicos, la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (CNUDMI) creó una Ley Modelo sobre comercio electrónico en 1996. Tal y como se establece en el preámbulo de la Ley Modelo, la CNUDMI reconoce que "un número creciente de transacciones comerciales nacionales e internacionales se realizan por medio del intercambio electrónico de datos y por otros medios de comunicación, habitualmente conocidos como "comercio electrónico", en los que se usan métodos de comunicación y almacenamiento de información sustitutivos de los que utilizan papel". Por otro lado, la CNUDMI explica que la decisión de formular una legislación modelo sobre comercio electrónico se tomó en respuesta al hecho de que, en muchos países, la legislación vigente en materia de comunicación y almacenamiento de información es inadecuada o es obsoleta porque no contempla el uso del comercio electrónico. La Ley Modelo pretendía establecer un trato igual en el derecho para los contratos en línea y fuera de línea (es decir, un "entorno independiente del formato de los contratos"), proporcionando normas y reglas para dar validez a contratos concertados por medios electrónicos, definir las características de un escrito y una firma electrónicos válidos, y prestar asesoramiento sobre el reconocimiento jurídico de los mensajes de datos (por ejemplo, la admisibilidad y la fuerza probatoria que debe darse a los mensajes de datos).

En la Guía para la Incorporación al Derecho Interno de la Ley Modelo se señala que ésta no pretende interferir en la legislación sobre la formación de contratos, sino promover el comercio internacional proporcionando una mayor seguridad jurídica a la firma de contratos por medios electrónicos. Los contratos de comercio electrónico deberían seguir cumpliendo los principios tradicionales y neutrales, desde el punto de vista tecnológico, necesarios para su validez. Normalmente, la determinación de esos principios ha sido competencia del derecho interno o local.

En general, la oferta realizada por una parte y la aceptación de esa oferta por la otra parte es necesaria para la formación de un contrato. En este sentido, la Ley Modelo establece en el Artículo 11 que:

"En la concertación de un contrato, de no convenir las partes otra cosa, la oferta y su aceptación podrán ser expresadas por medio de un mensaje de datos. No se negará validez o fuerza obligatoria a un contrato por la sola razón de haberse utilizado en su formación un mensaje de datos".

También es necesaria una contrapartida de peso (es decir, un valor) para que el acuerdo, que no era sino una mera serie de promesas, se transforme en un contrato vinculante y ejecutorio. Sin embargo, esa contrapartida de peso se expone a muchas interpretaciones en el contexto del comercio electrónico.

El comercio electrónico plantea problemas en relación con algunas de las nuevas modalidades utilizadas para lograr una oferta y su aceptación en el entorno en línea. Se concede mucha importancia a la claridad y la transparencia de las condiciones contractuales, sobre todo porque en los contratos electrónicos pueden intervenir partes de diferentes lugares del mundo que quizá tengan muy poco contacto entre sí, cuando no ninguno, aparte de sus comunicaciones en línea. Habida cuenta de estas limitaciones, las partes que redactan los contratos y las que los aceptan, deben tener presentes algunas condiciones, como los descargos de responsabilidad, la elección del derecho y la competencia y el derecho aplicable (que trataremos más adelante), la protección del consumidor, la limitación en materia de responsabilidad y los problemas del derecho local imperativo. No conceder la debida importancia a estas cuestiones puede truncar las expectativas de las partes.

En cuanto a las formalidades contractuales y probatorias, existe el creciente consenso de que, hasta que las comunicaciones electrónicas cuenten con un grado suficiente de seguridad, durabilidad e integridad respecto de su contenido, no se exigirá una forma o un procedimiento formal en particular para garantizar su efectividad a los fines para los que se creó. La Ley Modelo establece que "cuando la ley requiera que la información conste por escrito, ese requisito quedará satisfecho con un mensaje de datos si la información que éste contiene es accesible para su ulterior consulta". En lo que respecta al requisito jurídico de que la información esté en su "forma original", esa condición quedará satisfecha "con un mensaje de datos si existe alguna garantía fidedigna de que se ha conservado la integridad de la información a partir del momento en que se generó por primera vez en su forma definitiva, como mensaje de datos o en alguna otra forma". Además, respecto del requisito de la firma, basta con que el método empleado en una comunicación electrónica para identificar a una persona e indicar que ha aprobado la información contenida en el mensaje sea "tan fiable como sea apropiado para los fines para los que se generó o comunicó el mensaje de datos, a la luz de todas las circunstancias del caso, incluido cualquier acuerdo pertinente".

El creciente reconocimiento que otorga el derecho a recurrir a medios electrónicos para concertar contratos es un paso importante que facilitará la expansión del comercio electrónico. Sin embargo, aun cuando las partes observen los requisitos, los principios contractuales y las formalidades en sus acuerdos en línea, eso no excluye que se planteen problemas en los contratos de explotación de la propiedad intelectual. Como veremos en los próximos apartados de este Capítulo, las cuestiones relativas a la jurisdicción, el derecho aplicable y su cumplimiento deben estudiarse cuidadosamente -en el momento en que se cierra el contrato- para conseguir una seguridad suplementaria y, cuando sea posible, limitar la exposición potencial para las empresas y los consumidores que hagan uso del comercio electrónico en redes mundiales.

Internet - jurisdicción y derecho aplicable

Internet es multijurisdiccional. Los usuarios pueden acceder a Internet prácticamente desde cualquier lugar de la tierra. Debido a la tecnología de conmutación de paquetes y el complejo entramado de las redes digitales y la infraestructura de las telecomunicaciones, la información digitalizada puede viajar a través de diversos países y jurisdicciones, cada uno con su propio sistema jurídico, para alcanzar su destino.

Teniendo en cuenta la repercusión de este medio internacional en un mundo conformado por países separados, los problemas jurídicos cobran mucha importancia, especialmente en el contexto de la propiedad intelectual. Sin embargo, esos problemas sobrepasan el campo de la propiedad intelectual e inciden en otros ámbitos: en los contratos (mencionados anteriormente), el fraude y los comportamientos delictivos de toda índole, la protección del consumidor, la fiscalidad y la regulación del contenido en línea relativo a la obscenidad y el derecho penal. En el contexto del derecho internacional privado se plantean las siguientes cuestiones interrelacionadas:

  • la potestad para atribuir una controversia a una jurisdicción (el fuero o situs);
  • el derecho aplicable a la controversia (elección del derecho aplicable o conflicto de leyes); y
  • el reconocimiento y el cumplimiento de decisiones judiciales tomadas en jurisdicciones extranjeras.

En el comercio electrónico, estas cuestiones se complican por el hecho de que una o más de las partes que intervienen (o de los procedimientos que se utilizan) en las actividades comerciales -en particular, los usuarios de Internet, los proveedores de servicios y de contenido, los compradores, los vendedores, las empresas (y sus activos), los sistemas tecnológicos y los servidores informáticos- pueden encontrarse en países diferentes. La incertidumbre puede surgir, no sólo respecto del lugar en que se realizan las actividades en cuestión, sino que las propias actividades pueden tener consecuencias previstas o imprevistas en todo el mundo, lo que provoca incertidumbre cuando hay que localizar la controversia, determinar el derecho aplicable y los aspectos prácticos de seguir adelante con el cumplimiento o buscar alternativas adecuadas de solución de controversias. Los titulares de derechos de propiedad intelectual que desean gestionar sus propios derechos mediante acuerdos de licencia o hacerlos valer frente a posibles infracciones se enfrentan a problemas de difícil solución. En el caso de una licencia para proteger derechos en Internet, se debe considerar qué leyes de qué países pueden afectar al acuerdo, en particular las leyes sobre contratos electrónicos, protección del consumidor, propiedad intelectual, descargo de responsabilidad y confidencialidad. En caso de que los titulares quieran hacer valer sus derechos, deberán decidir, no sólo contra quién (o contra qué) ejercitan la acción, sino también en qué jurisdicción y de conformidad con qué legislación.

6. Tendencias en los Costos de TI

La empresa maximiza su beneficio total en aquel punto en el que no es posible obtener ningún beneficio adicional incrementando la producción y esto ocurre cuando la ultima unidad producida añade lo mismo al ingreso total que el costo total. Asimismo observese que la empresa incrementa el beneficio total siempre que el ingreso adicional generado por la última unidad vendida resulte ser mayor que su costo marginal. Por otro lado, siempre que el ingreso marginal sea menor que el costo marginal será posible aumentar los beneficios reduciendo el nivel de producción. En consecuencia, la empresa maximizará su beneficio en aquel nivel de producción en el que equilibra el ingreso marginal y el costo marginal.

La adquisición de tecnología informática cada vez más afronta serios reparos, en especial cuando las compras simplemente obedece a "actualizaciones" o "crecimientos" desligados con los objetivos del negocio. Sin embargo, las tendencias en los componentes del costo de la tecnología informática permiten hacer ciertos ajustes para lograr todavía un buen cubrimiento de tecnología informática al interior de las empresas, sin necesariamente perforar las arcas de las empresas (y de las personas, para el caso que también aplica).

Los costos de TI están básicamente clasificados en equipo, sistemas operativos, software aplicativo (para productividad personal y sistemas centrales), comunicaciones, y personal (incluyendo consultoría).

Los equipos siguen su acelerado proceso de reducción de costos. La reciente adquisición de Compaq efectuada por HP, y por muchos catalogada como la fusión de dos operaciones débiles, ha generado una alta competencia tanto en el mercado de equipos de escritorio como de servidores. Es así como se pueden adquirir servidores desde aproximadamente US$600 con muy buenas características técnicas y respaldo. Los equipos de escritorio también rondan estos valores, a los que hay que adicionar el valor del monitor, elemento que todavía presenta altos costos comparado con el resto de los elementos. Muchas empresas han optado por cambiar la CPU y seguir utilizando los monitores que actualmente tienen. En países como Colombia, se han inclusive adoptado medidas tributarias que eximen de pago de impuestos de valor agregado a equipos de menos de US$1,500, lo que permite una reducción adicional del 16% en el costo.

Desde la aparición de software de licencia abierta y/o gratuita, se ha acrecentado la evaluación de la percepción de valor por parte de los compradores de TI. Esta percepción de valor es la que se debe equiparar con los costos de adquisición y en caso de encontrar un equilibrio, se podría decir que se paga un precio justo por lo que se adquiere. La adopción de estrategias por parte de las empresas proveedoras de equipos para utilizar programas más económicos ha hecho que ahora se ofrezcan para venta equipos sin sistema operativo, sin programas instalados, o con ofrecimiento de sistemas muy económicos o gratuitos como el Linux y/o StarOffice. La compatibilidad de formatos entre las diferentes aplicaciones de usuario final hace posible el aumento de la competencia y la reducción de precios. Esto ha hecho que empresas como IBM entreguen sus equipos con SmartSuite y Dell esté ofreciendo equipos con Wordperfect a muy bajos costos. Un sector espera una reacción de Microsoft en cuanto a reducción de costos de sus productos, en especial el Windows y el Office, mientras que otro sector estima que la integración de estos productos dentro de su filosofía de .NET será la estrategia que permita la percepción de valor en el cliente.

También se ve un crecimiento en el desarrollo de aplicaciones sobre herramientas de libre disposición, como el PHP y el Posgress. Algunas empresas productoras de software aplicativo para la automatización de los procesos (ERP, CRM, etc) están con el objetivo a reducir el costo total de la compra en el cliente, eliminando componentes externos, o reemplazándolos por componentes de licencia libre. El proceso no es sencillo, pero dejan a elección del cliente si quieren por ejemplo una base de datos que cuesta (Oracle, SQL Server, etc) y prefieren irse por una de licencia libre.

Los costos de comunicaciones cada vez se reducen más. Hace unos años, pretender tener varias sucursales de una empresa interconectadas era una utopía. Hoy en día, por unos valore irrisorios comparados con los de entonces, se pueden conectar todos 24 horas al día. La utilización de Internet como medio de comunicación ha permitido el abaratamiento y la disponibilidad. Falta ver si la devaluación por el que pasan algunos países de América Latina tiene efecto sobre los costos de conexión, por lo general tasados en dólares americanos.

Por último, pero no menos importante, está el costo de personal, en el cual incluimos ayuda externa como consultores y/o outsourcing. Este tal vez es el rubro donde mejor se pueden invertir parte de los ahorros obtenidos en los demás componentes. La función de las personas del departamento de TI pasa de ser ejecutores, a ser analistas y generadores de estrategias, mediante innovación tecnológica, que le permitan a las empresas mantener o mejorar su posición competitiva.

Para cada empresa y/o persona será distinta la decisión, pero lo que si no se puede negar es que ya no hay excusa para no tener la tecnología suficiente de tal manera que las empresas puedan mejorar su nivel de competitividad

CONCLUSION

  Los costos económicos representan los costos de oportunidad de los recursos utilizados en la producción de los bienes o servicios de la empresa. Los costos contables incluyen la mayoría de los costos económicos, pero normalmente no consideran ciertas partidas, tales como el costo del tiempo del propietario ni los costos de oportunidad de los recursos inmobiliarios y financieros utilizados en la empresa.

Los principales efectos generados por la Internet pueden resumirse de la siguiente manera:

  • Reducción de costos por la automatización de las operaciones entre empresas, y de la empresa hacia el cliente.
  • Permite difundir de manera más fluída la información, lo que favorece la toma de decisiones. Información de la medida de satisfacción de los clientes, información de la competencia y de los productos puede ser conocida ahora en el mismo momento que se genera.
  • Permite extender los tiempos de operación, atención y servicio a los clientes. Pueden realizarse ventas las 24Hs del día los 365 días del año, sin que eso implique mayores costos administrativos o laborales.
  • Amplía los mercados globalmente, pudiendo de esta manera superar restricciones locales o regionales.
  • Permite ofrecer grandes bases de datos con información de la empresa, sus productos y servicios a un costo y frecuencia de renovación sin comparación con los medios tradicionales de comunicación.

BIBLIOGRAFIA y REFERENCIAS

  • Fuente: IDC / Computerworld Enero 2001.
  • ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL http://ecommerce.wipo.int
  • Lardent , Alberto R. Sistemas de Información para la gestión empresaria. Ed. Prentice
  • NIC México
  • Webcomunicaciones México

Rafael Cobos Luevano

Universidad Iberoamericana

Materia: TECNOLOGIAS DE LA INFORMACIÓN EN LOS NEGOCIOS EMPRESARIALE


Comentarios


Trabajos relacionados

  • The new route: dollarization - The Argentine case

    A brief history of Argentina monetary procedures. The cost of the Seinoriage lost. Interest rates. The consumers in a do...

  • Comercio internacional

    El financiamiento y la asistencia internacional. Inversión extranjera directa. Organismos internacionales. Acuerdos come...

  • Modelo Económico

    Definición. Problemática económica que se pretende resolver. Estimación del modelo a priori. Variables, definición y mag...

Ver mas trabajos de Economia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda