Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Teoría política y social. Relación entre Sociedad Civil y Estado en Hegel y posterior inversión marxista

Enviado por elektroniks04



  1. Concepciones de Dialéctica
  2. Concepciones del Estado
  3. Concepciones sobre Sociedad Civil
  4. Conclusión
  5. Bibliografía

Introducción

El objetivo de esta monografía es enunciar una relación entre los conceptos de Sociedad Civil y Estado en términos de Hegel e incorporar la inversión que Marx realiza sobre ambos conceptos.

De esta forma, primero se introducen las bases del método dialéctico como forma del pensamiento hegeliano, y la utilización de dicho sistema para explicar el universo. Se explica la conformación de la Sociedad Civil y la concepción de Estado en relación a los conceptos de Universal Abstracto, Particular y Universal Concreto. Tambien se enuncia la aplicación de la dialéctica por Marx con la modificación en la utilización de los términos.

Uno de los puntos principales es la contrastación entre el método idealista hegeliano y el método materialista marxista, y la relación entre lo concreto y lo abstracto, que influye en los términos de teorización sobre el Estado y la Sociedad Civil ya que para Hegel el de Estado surge de los hombres, con ideas previas a la realidad, mientras que para Marx las actividades materiales de los hombres son las que condicionan las formas de pensamiento y de Estado. De esta forma se explica como en Hegel la idea está por encima de la realidad, y para Marx, de forma invertida, la realidad está por encima de la idea y esto trae consecuencias en el marco teórico tanto como práctico.

También se explica la crítica del misticismo lógico hegeliano y la idea de comprender el universalismo del Estado desde la base material y se introduce el interés de Marx sobre el método especulativo de Hegel, la critica metodológica que realiza a las ideas hegelianas (a pesar de que Marx se consideraba discípulo de Hegel), y el análisis invertido. Esta modificación en el método lleva a la afirmación del hombre como concreto, quien construye la realidad y no la idea, que surge tras esa práctica. Se establece una relación entre Estado y Sociedad Civil muestra al Estado como producto de la Sociedad Civil (que surge a partir de las necesidades materiales que tienen los hombres) y la utilización del mismo para ejercer dominación de una clase sobre otra. Así se entiende al Estado como producto de las condiciones materiales de existencia de los hombres que condicionan formas superiores de consciencia e ideología que los dominadores se encargan de mantener en su provecho (el Estado como dominación y no como ente racional, como Hegel consideraba).

Se ve la necesidad de Marx no solo de invertir el método hegeliano sino tambien las consecuencias que esto trae para el pensamiento sobre la realidad. Se critica desde la teoría marxista el planteo de incorporar la prioridad del Estado sobre la sociedad Civil y la importancia de esta última, ya que Estado es la prolongación de la violencia y la sociedad Civil dirige al Estado para sus propios medios. Luego se ve la relación entre la economía y la política y como para Marx el Estado es político y la Sociedad Civil es económica. El papel de las fuerzas económicas es condicionar o establecer un marco en el que se dan las relaciones que degeneraran en la ideología, las formás jurídicas y los Estados. Para Hegel el Estado es la esfera superior de la vida social y es la esfera del altruismo universal. Por otra parte para Marx es la esfera del egoísmo, que los dominantes se encargan de controlar sobre los dominados. El Estado está condicionado por la Sociedad Civil y es su expresión, las fuerzas productivas y las relaciones de producción son el reino de la necesidad que se satisfacen y sobre estas se construye las formas de idea. Tambien se observa como Hegel ve el fundamento y la culminación de la vida social en el Estado como la única formación social racional mientras que la Sociedad Civil es pasional.

Concepciones de Dialéctica:

Hegel utiliza la dialéctica para explicar la realidad y de esta forma todo avanza desde lo más abstracto y simple hasta lo más concreto y complejo. Toda su teorización se sucede desde el Universal Abstracto pasando por el Particular, hasta el Universal Concreto. Desde la particularidad se va hacia la universalidad que es la que tiene la verdad. Para estudiar al Estado este método es utilizado de la siguiente forma: con la sucesión de triadas dialécticas se avanza desde la conformación de la familia (Universal Abstracto), que luego dará paso a la Sociedad Civil (Particular), hasta la superación que generará el Estado (Universal Concreto). Hay que agregar que esa superación del Universal Concreto es a la vez eliminación y conservación, ya que en este último momento de la sucesión dialéctica se encuentran los componentes de los momentos anteriores incorporados en esta afirmación superadora.

El Universal Abstracto es la abstracción de la realidad plena, en el momento Particular se da el contenido propio del concepto y se niega la universalidad abstracta anterior y el Universal Concreto contiene a los momentos anteriores en una afirmación definitiva de la universalidad.

Esta dialéctica implica movimiento, el Particular viene del Universal mismo, de su interior, y el Universal Concreto es más rico que los dos anteriores, por lo que el Estado es superior a la Sociedad Civil y a la Familia, es más concreto y superador. Este último momento de la consecución es Aufheben: eliminación (de los momentos anteriores), conservación ( de esos momentos dentro de sí), y superación (totalidad superior de los anteriores). Este es el hilo conductor del pensamiento y de la realidad misma. El Universal Concreto lo constituye la superación que es el espíritu absoluto, que supera la subjetividad y la objetividad. El espíritu subjetivo son las manifestaciones humanas internas, el espíritu objetivo es la manifestación de la libertad y se objetiva en instituciones humanas, leyes y moralidad. El espíritu objetivo se manifiesta en formas particulares de Derecho, Moral y Eticidad, la cual incorpora a la familia, la Sociedad Civil y como universal el Estado.

El progreso dialéctico es siempre lucha y conflicto hacia algo mejor. Para Hegel el avance dialéctico es racional, todo tiene su razón de ser y el individuo no es tan importante como la idea o espíritu que es la que domina la realidad. De esta forma para Hegel "La razón rige al mundo".

Este es el método idealista hegeliano que tiene como base de todo la idea, concepto o espíritu, y dice que la consciencia es lo que determina al hombre, lo que posteriormente será invertido por la teoría marxista. En torno al principio idealista, el pensamiento es el verdadero ser.

En la teoría hegeliana se concibe la lógica, que estudia la idea en sí, el universal que esta dentro de sí, y es la estructura de la razón antes de manifestarse en la realidad. Pero este no sólo es un método, ya que trata de atrapar la realidad cambiante, el pensamiento se ve en la lógica y todo esta conectado, no se puede dividir la existencia ya que no existe una realidad aislada.

Marx tiene una visión del mundo dialéctica, pero con una inversión materialista de Hegel (para quien todo es dialéctico e idealista). Marx ve a la dialéctica como importante pero no se debe mistificar a la razón (crítica al misticismo lógico hegeliano). La crítica al misticismo lógico hegeliano indica que la dialéctica no debe ser abstracta sino que debe guardar relación con los intereses materiales y las fuerzas sociales, que son las que generan choques de ideas que no se entienden al margen del sustento material.

De esta forma se pasa del idealismo al materialismo, ya que si bien la interpretación debe ser dialéctica como movimiento de la realidad materialista para entender la estructura de la dinámica interna de la realidad, se debe ir de lo real, de las condiciones de existencia, a la consciencia. Según el, ver todo desde la idea oculta al hombre real, y así se incorpora una nueva idea de práctica.

Como Marx ve incongruencias teóricas al aplicar el sistema hegeliano a la realidad de su época, se da cuenta de que la dialéctica marcha al revés, y que la visión de la sociedad es invertida. Tambien la realidad capitalista esta invertida y fetichizada, pero se presenta a si misma como correcta (por ejemplo la libertad de los asalariados no es real ya que si bien son libres de vender o no su fuerza de trabajo, quien no la vende cae en la pobreza).

Pero el marxismo no separa la realidad de la consciencia ya que tiene una visión de totalidad porque no se puede separar la economía de la política, la filosofía o la historia. Además hay una clara idea de practica, ya que la filosofía no solo debe ver el mundo sino tambien ayudar a transformarlo. No sólo es una teoría sino que se acerca a la realidad y además de la teoría filosófica hay una practica política.

Concepciones del Estado:

Para Hegel el Estado es sobre todo un ente racional. Es la realidad de la voluntad que tiene autoconsciencia particular elevada a su universalidad y de esta forma es la superación del particular en el universal. Pero tambien es el fin último donde se desarrolla la libertad, es la realidad de la libertad y su contenido existe en sí y por sí. La razón consiste en que esa libertad sea efectivamente real, y aquí se puede introducir una crítica marxista, para quien lo importante es que esa libertad es sólo formal (y en realidad no existe ya que una clase se impone sobre otra), pero debe parecer real para mantener la dominación.

Otra idea de Marx puede introducirse en relación a la consciencia de los hombres, cuando Hegel dice que el Estado "es el espíritu que esta presente en el mundo y se realiza en él con conciencia". Marx considera que en realidad el Estado no es espíritu sino realidad concreta que se traduce en ideas dominantes, y por otra parte la tarea de estas ideas dominantes es ocultar la dominación generando falsa consciencia en los individuos, y no consciencia de la libertad como acusa Hegel.

En Hegel al Estado se subordinan las leyes y los intereses de los individuos, la familia y la sociedad Civil "El Estado es efectivamente real y su realidad consiste en que el interés del todo se realiza en los intereses particulares". Así lo universal y la particularidad deben estar unidos ya que los intereses deben realizarse universalmente. Sobre el Estado, su fin es el interés general y la conservación de intereses particulares, esto es su realidad, su necesidad y su espíritu, para seguir el fin y bienestar particulares. El Estado es débil cuando los individuos no ven que satisfaga su fin subjetivo. El individuo al cumplir con su deber debe encontrar su interés y el de los demás. Los intereses particulares se limitan en el Estado sometidos a un interés universal y se obra según una voluntad universal, todos se proponen un fin universal. Para Marx esto es al revés ya que en el Estado se obra según un fin particular que es el de la clase que controla las ideas, y el fin que se propone se llama a sí mismo universal pero en realidad es el fin particular de continuar la dominación.

Cuando para Hegel "el Estado mismo es una abstracción, cuya realidad, puramente universal, reside en los ciudadanos", para Marx su realidad reside en las condiciones de existencia que condicionan al Estado en el cual "el hombre vale como ser genérico, es miembro de una soberanía imaginaria, despojado de su vida real e individual y lleno de una universalidad irreal.".

Para Hegel el Estado tiene un alma que lo vivifica que es la subjetividad y que a pesar de engendrar las diferencias, las conserva en la unidad. La unidad es importante ya que es la que permite el desarrollo de la idea. El Estado es sobre todo un organismo unido. "Todo depende en el Estado de la unidad de universalidad y particularidad". Además de la unidad, tambien un Estado bueno debe ser infinito ya que si el Estado es racional, es en sí mismo infinito y un Estado finito es un mal Estado. Aquí puede incorporarse una idea de Marx, que dice que un Estado en tanto organizado por las clases dominantes, se llama a sí mismo infinito y toma sus ideas como las mejores, las universales y únicas pero en realidad pertenecen a una clase particular, la de los dominantes.

Para Hegel la mejor forma de gobierno es una Monarquía Constitucional que es la culminación del todo y la idea sustancial alcanza su forma infinita. También el Estado debe tener una constitución que sea reflejo de las costumbres del pueblo. El espíritu del pueblo es la ley y las costumbres y la constitución dependen del modo de la autoconsciencia. Todas las relaciones del Estado deben estar en su constitución que debe tener base en el estado de desarrollo del pueblo ya que si solo existe exteriormente no tiene significado ni valor y se transforma en letra muerta.

Además la soberanía del Estado es el único principio capaz de producir la unidad y el orden social que se construye desde la autonomía racional del individuo y es un instrumento necesario para la preservación de la sociedad de clase media. Así el Estado soberano es capaz de eliminar en los individuos el destructivo elemento competitivo. Por otra parte para Marx la constitución sería un documento formal que oculta la realidad de las condiciones de explotación, y el poder del Estado mantiene la dominación de una clase sobre otra. Esto se ve cuando dice que "Todas las clases ... dominantes trataron de consolidar la situación adquirida sometiendo a toda la sociedad a las condiciones de su modo de apropiación.".

El orden universal del Estado restringe la libertad y la competencia por el interés común. Los intereses individuales en competencia son incapaces de garantizar la continuidad del todo y es necesario imponer una autoridad suprema por encima de esos intereses que pueda lograr una sociedad racional y el Estado es racional. Este debe satisfacer el interés del individuo en una unidad entre lo individual y lo universal y se ve la libertad concreta en la que los intereses particulares tienen desarrollo integro y reconocen sus derechos. Unifica los intereses de los miembros y no puede estar sujeto a una norma más alta ya que el Estado elimina el interés competitivo de los individuos y lo transforma en un interés universal para controlar los conflictos de la Sociedad Civil.

Para Marx en el Estado sigue habiendo intereses particulares, pero ocultos bajo el velo de las formas jurídicas formales, las ideas de la época y la cultura. Es una institución que permite el dominio y la explotación de una clase sobre otra. La política del Estado universal responde a los intereses de los sectores particulares, la materialidad de la vida económica los conforma y sus intereses se mantienen por cohesión.

Por otra parte para Hegel el Estado ( además de ser la realización de la idea plena, y el espíritu objetivo) es verdadero y racional si existe, ya que solo lo real es racional. La racionalidad es unión de universalidad e individualidad en el Estado con el individuo. Tambien es verdadero porque es la representación del todo pero como universal no aniquila las partes sino que las contiene, tiene en su interior los momentos de su existencia. En él la razón se asume a sí misma y se puede practicar el altruismo universal. Pero debe haber identidad entre el individuo y el Estado ya que este existe si sus miembros comparten un sentimiento de pertenencia y los fines privados y públicos son los mismos como así el régimen político debe ser la expresión de las tendencias y los hábitos de los individuos de la sociedad. Aquí puede introducirse fácilmente la critica marxista, porque los individuos se encuentran identificados ante el Estado gracias al monopolio de las ideas por parte de una clase hegemónica, y los intereses vistos como universales en realidad son particulares ocultos.

De todas formas en Marx la dialéctica marcha al revés, para comprender las formas de Estado hay que estudiar la base material y el universalismo del Estado solo puede comprenderse desde la vida material ya que las ideas dominantes transforman el sentido común y las formas ideológicas de política y de Estado están sobre la base que son las relaciones de producción y las fuerzas productivas. El Estado se puede comprender desde la estructura económica que lo condiciona La vida política se presenta como un simple medio cuyo objetivo es la vida de la Sociedad Civil que es el sustento económico de la sociedad.

Para Marx el Estado tiene un origen distinto que en Hegel ya que para el "tanto las relaciones jurídicas como las formas de Estado... tienen sus raíces en las condiciones materiales de vida...".

El Estado no surge de la idea o espíritu (como decía Hegel) sino que es resultado de las relaciones que los hombres contraen en la producción de su vida material. Estas relaciones no dependen de su voluntad y son las relaciones de producción que muestran como están desarrolladas sus fuerzas productivas materiales en ese momento. Hasta aquí se ve la estructura económica de la sociedad. Esta estructura es la base real o material que condiciona las formas de pensamiento o los estados, es la práctica que luego permite la ideología. Sobre dicha base se haya construída la superestructura jurídica y política o consciencia social. Esto lleva a Marx a decir, a diferencia de Hegel, que la consciencia del hombre no condiciona su ser, sino que es "su ser social el que determina su conciencia".

A diferencia de Hegel, para Marx el Estado es la violencia concentrada de la sociedad y en vez de superar las contradicciones las lleva al paroxismo total y es prisionero de la Sociedad Civil (que es en el capitalismo la sociedad burguesa que se encarga de mantener la dominación y es un comité para la administración de los asuntos comunes de toda la burguesía). El Estado como aparato político, es dictadura de una clase sobre la otra ya que si hay clases hay dominación. La función del Estado es que una clase domine a otra, esta visión del Estado como negativo mantiene el dominio político y la supremacía económica. El Estado es también el reino de la fuerza o la violencia organizada, subordinado a una determinada clase social. La Sociedad Civil depende del interés de los propietarios para organizar sus negocios

En el Estado capitalista la clase dominante es la burguesía que monopoliza las ideologías y mantiene el poder. Pero la burguesía a su interior no es homogénea, aparece dividida en fracciones que tienen un interés común que es la defensa del capital y la propiedad privada, a pesar de los intereses divergentes. Si una fracción gana pierde la otra dada la complejidad del sistema capitalista (la burguesía industrial no es igual que burguesía terrateniente). El Estado burgués se repliega deponiendo sus antagonismos sectoriales en defensa del orden capitalista. Esto se relaciona con el Estado Bonapartista donde ante las crisis que pongan en juego la continuidad del régimen de dominación, las clases dominantes se abren y la burocracia y las fuerzas armadas toman intereses globales para mantener el poder, se pone lo político en primer plano pero se corresponde a acuerdos económicos y alianzas sociales. Si bien se mantiene la dominación, las contradicciones se mantienen ya que la sociedad burguesa no abolió las contradicciones de clase pero centralizó los medios de producción y la propiedad. La clase burguesa existe ya que revoluciona los instrumentos de producción y las relaciones de producción y de esta forma todas las relaciones sociales. Las contradicciones de todas formas continúan ya que "La historia de todas las sociedades que han existido hasta nuestros días es la historia de las luchas de clases." Pero de todas las clases que se enfrentan con la burguesía sólo el proletariado es verdaderamente revolucionario. Además la condición de la existencia del capital es el trabajo asalariado, y con el hundimiento de la burguesía caen las contradicciones. Esto es inevitable como la victoria del proletariado y por eso Marx dice que "la burguesía produce, ante todo, sus propios sepultureros".

Concepciones sobre Sociedad Civil:

En relación a la sociedad Civil, para Hegel está conformada por las instituciones (administración de la justicia, policía y corporaciones), el sistema de necesidades y el derecho político interno. Esta debe engendrar un sistema autoritario que surge de los fundamentos económicos de la sociedad misma y contribuye a perpetuarla. Esta esfera económica se relaciona con las necesidades de los particulares. En Hegel, "El derecho en la Sociedad Civil emana del hecho de que existe una generalización abstracta de los intereses particulares"

La sociedad Civil es el ámbito de los intereses particulares donde prima el interés particular, la competencia y los conflictos. Está movida por los fines de las personas particulares y por la mediación para llegar a la universalidad. Los individuos son personas privadas que tienen un fin que es perseguir su propio interés que puede realizarse mediado por el universal. La idea no yace en sus integrantes sino que es un proceso por el que la individualidad de sus se elevan por razones naturales.

Para Marx la Sociedad Civil no está subordinada al Estado sino que el Estado es absorbido por la Sociedad Civil. El Estado es la violencia concentrada de la sociedad, es prisionero de la Sociedad Civil y una clase social utiliza al Estado para asegurar la dominación política y supremacía económica. La Sociedad Civil dirige al Estado para sus propios beneficios, el Estado es un medio para la dominación. La seguridad es le concepto más alto de la sociedad Civil, garantiza el egoísmo y ningún derecho del hombre sobrepasa el egoísta, la libertad individual se da separada de otros hombres que determina el derecho de los propietarios.

La Sociedad Civil tiene en su interior contradicciones intrínsecas por lo que no puede ser un fin en sí mismo ya que es incapaz de alcanzar la unidad y la libertad. Las contradicciones se relacionan con los intereses particulares de los hombres que se dan a partir de la satisfacción de las necesidades y alcanzan su culminación en el Estado. El Estado crea un orden que no depende de la interrelación de la necesidades y las realizaciones particulares, como la sociedad Civil. La sociedad no es una verdadera asociación ya que se dan las interrelaciones contingentes a diferencia del orden racional del Estado. Necesita tener al Estado como algo independiente ante sí para existir.

De esta forma se quita a la sociedad Civil la tarea de materializar el orden de la razón y al adjudica al Estado, que es el ámbito máximo de la razón.

Por otra parte, la familia, la Sociedad Civil y el Estado no son algo ajeno al sujeto, sino parte de su propia esencia. La unidad natural de la familia se divide en grupos de propietarios en competencia que buscan fines egoístas particulares, y de semejante manera se crean las condiciones para la aparición de la sociedad Civil, que se inicia cuando se ha negado la ética en la búsqueda de la satisfacción del interés individual.

Así la Sociedad Civil se asienta en dos principios básicos: el individuo que busca el interés privado y la interrelación de los intereses individuales y la satisfacción de uno depende de la del otro. En la sociedad Civil los individuos carecen de libertad consciente por eso se niega esta como realización final de la razón ya que si los individuos no son consientes la razón no domina sus actos y no se conducen de forma válida. Entonces la totalidad no se presenta como libertad sino como necesidad. En la Sociedad Civil la universalidad es la necesidad y no es capaz en sí misma de resolver las contradicciones. La sociedad actual ha creado las condiciones materiales para su propio cambio.

Para Hegel el Estado era el fundamento y la culminación de la vida social, sólo lo racional es real y el Estado lo es y la Sociedad Civil es pasional por ser el reino de la necesidad. Para Marx el Estado esta condicionado por la Sociedad Civil y es su expresión, es el régimen oficial que representa sus intereses, y es el primer paso de la sociedad y la satisfacción de las necesidades materiales. Pero para Hegel la verdadera realidad es necesidad, lo real es en sí mismo necesario. También para él todas las instituciones de la sociedad Civil existen para la protección de la propiedad. La propiedad y el producto de las otra voluntades determinan la objetividad de la necesidad subjetiva. La propiedad hace que el individuo se oponga al universal y se guíe por los vínculos que crean intereses privados. La persona existe como razón sólo en la sociedad (representa el interés de la totalidad). El derecho de la totalidad modifica las exigencias de la sociedad, de las que depende el mantenimiento y el bienestar de los individuos. Si los individuos no lo reconocen cometen una falta en contra del universal y en contra de si mismos. La anulación de la propiedad privada anula al individuo libre. La ley no puede ser el punto final de integración de la Sociedad Civil, encarna simplemente el derecho abstracto de la propiedad, tiene que ser complementada por una fuerza mucho más fuerte y así surge la policía que salvaguarda la seguridad y la propiedad dentro de lo no estipulado por la ley.

Antes de la Sociedad Civil, por la libre competencia, los individuos se igualan porque cada uno es un fin en sí mismo y para cada particular los otros son medios para alcanzar su fin. Luego surge la Sociedad Civil cuyo propósito es el interés del individuo. La persona concreta como fin particular en cuanto totalidad de necesidades es un principio de la sociedad Civil.

La sociedad Civil contiene tres momentos:

  1. La mediación de las necesidades y la satisfacción de las necesidades del individuo y de las necesidades de todos los demás: el sistema de necesidades. La mediación y la satisfacción particular se logra a través del trabajo. Se compone a su vez del entendimiento, el trabajo y el patrimonio.
  2. La realidad efectiva del universal, la libertad y la protección de la propiedad: la administración de justicia. La propiedad es la realidad de lo universal de la libertad. Se compone del derecho abstracto, derecho positivo y tribunal.
  3. La perversión contra la contingencia, el cuidado de los intereses particulares como algo común: el poder de policía y la corporación. Se compone de la policía, la familia y el poder.

Las pasiones de allí desembocan pero luego son controladas por la razón. El fin egoísta funda dependencia por la que la subsistencia y el bienestar particular se entrelazan con el de todos y en ese contexto están asegurados y son reales. La satisfacción de necesidades universales que es una de sus bases depende de circunstancias exteriores. Las necesidades se multiplican y los medios para satisfacerlas y cuando hay que regirse de acuerdo con otros individuos surge la universalidad para mediar los conflicto, y lo particular deviene social. La mediación para las necesidades particularizadas que prepara medios para satisfacerlas es el trabajo, y por él se satisfacen las necesidades. Como hay dependencia y reciprocidad, el egoísmo subjetivo se da como contribución a la satisfacción de los demás.

La libertad está en la Sociedad Civil, el Estado es el enemigo potencial de la libertad pero refleja la autoconsciencia de los sujetos. En la Sociedad Civil se busca la identidad o particularidad a traves de sí mismo. La persona para sí misma es un fin particular pero se necesita estar en relación con otras y los fines en sí mismos están relacionados con otros a pesar de se egoístas, nadie puede satisfacer las necesidades sólo.

A diferencia de la teorización hegeliana, Marx se incorporan otros aspectos:

Crítica al Método Especulativo:

A Marx le interesa el método especulativo de Hegel en una critica metodológica, ya que él lo analiza a la inversa, donde el hombre concreto es el sujeto que construye la realidad y no la idea. Rechaza el método especulativo ya que ver todo por la idea oculta al hombre real. La tradición política occidental de consecución de la Sociedad Civil al Estado es rota por Marx ya que critica a Hegel en relación a su pensamiento especulativo dialéctico de avance desde Universal Concreto por Particular hasta Universal Abstracto.

Crítica al Misticismo Lógico:

La critica al misticismo lógico hegeliano consiste en restarle importancia a la lógica como dueña del mundo para dar paso a una teoría en la que lo importante es lo material.

En Hegel el fin es el Estado y este es la realización del individuo (esto es denominado por Marx misticismo lógico) y se invierte la relación entre Estado y Sociedad Civil. Para Marx el Estado es producto de la Sociedad Civil y surge a partir de las necesidades para ejercer la dominación, es representante de los dominantes y oculta los intereses con los aparatos políticos e ideologicos. En la realidad de su época el velo del fetichismo oculta a la sociedad burguesa y hace difícil que los oprimidos se planteen una posibilidad alternativa.

Marx dice que no hay que reducir la dialéctica a un método, ya que esta permite la posibilidad de captar la realidad en todo su movimiento más allá de la idea.

Inversión marxista:

La inversión como método es el paso del idealismo al materialismo.

Marx dice que hay que invertir a Hegel y a sus resultados, critica la prioridad de el Estado sobre la Sociedad Civil.

El Estado en vez de superar las contradicciones se hace prisionero de la sociedad Civil que en ese contexto es la clase social burguesa. La Sociedad Civil o vida burguesa mantiene la cohesión del Estado para sus propios fines e intereses, es el despotismo de la clase dominante organizada. La Sociedad Civil es lo económico, en ella los individuos valen como reales ante sí mismos, es la individualidad.

Con el capitalismo Estado y Sociedad Civil se separan. En Hegel el Estado era la esfera del altruismo universal, la esfera superior de la vida social y la ética. Para Marx todo funciona al revés, ya que el Estado es el ámbito del egoísmo de una clase que quiere mantener esas condiciones que la benefician, sobre otra que es dominada.

Sobre el Modo de Producción capitalista, sus condiciones se presentan a la realidad invertida. La sociedad es fetichizada, presenta las cosas al revés de cómo son en realidad. Por ejemplo, en la sociedad capitalista se cree que las mercancías acuden solas al mercado y si todos son compradores y vendedores, todos se benefician, pero en realidad esto oculta una relación inversa. La sociedad formada por individuos libres no es real ya que todos están obligados a vender su fuerza de trabajo por las condiciones reales de existencia que hace que quienes no vendan su fuerza de trabajo a cualquier precio caigan en la pobreza.

En Marx la dialéctica no debe ser abstracta sino material. Las ideas encarnan relaciones sociales de fuerza pero son ideas de los dominantes. Hay que analizar la base material y el universalismo del Estado sólo así puede comprenderse.

El papel de las fuerzas económicas es condicionar o establecer un marco en el que se dan posteriores formas de organización social. Las relaciones jurídicas e ideológicas como los Estados deben entenderse desde las condiciones materiales de existencia. La base es la estructura desde donde se da el edificio jurídico, político e ideológico que es la superestructura. "En la producción social de su vida, los hombres entran en determinadas relaciones...la estructura económica de la sociedad...sobre la que se levanta la superestructura jurídica y política". Las relaciones de producción son la base, las formas de conciencia social o la ideología son la superestructura y así la vida económica condiciona la política.

Conclusión:

Como conclusión puede extraerse que la inversión que Marx realiza de los términos hegelianos son importantes para una nueva forma de entender la realidad. Cambia la forma de pensar el mundo que antes partía desde la idea o concepto. Esto hace que se pueda entender la realidad desde las condiciones materiales en las que los hombres se encuentran insertos y desde aquí entender el resto. Además quita el velo que ocultaba a las clases dominantes tras las formas jurídicas formales. De esta forma llegamos a entender muchas de las incongruencias entre la Sociedad Civil y el Estado y las relaciones entre estos conceptos.

La inversión marxista nos permite entender algunas de las limitaciones del método hegeliano que en su contexto Hegel no alcanzó a ver, pero que con el desarrollo del capitalismo aumentó las contradicciones que Marx llegó a apreciar.

A este idealismo hegeliano Marx antepone el materialismo como forma de acercarse la realidad y apropiarse de esta. Más allá de una simple inversión de conceptos, la modificación es funcional al entendimiento de la realidad y la posibilidad de que la posterior utilización de las conclusiones se traduzcan en prácticas sociales significativas y en el ámbito de lo político. También se ven las consecuencias que dicha teorización trae aparejada.

Con esta introducción del materialismo Marx elimina el sujeto ficticio hegeliano, la vida de la idea o espíritu, y critica esta forma la mistificación de la razón que hace decir a Hegel que la razón rige al mundo.

Sobre los conceptos de Sociedad Civil y Estado de Hegel, la primera queda como lucha entre los intereses de los átomos o individuos que llevaría a la destrucción pero que se unifican en el Estado en que los intereses particulares están mediados como así tambien los conflictos.

Marx se preocupa más por la Sociedad Civil que incorpora al Estado y este es absorbido por aquella. El Estado en Marx no es el momento subordinante de la Sociedad Civil sino que esta es el momento subordinante de aquel, y así el Estado pasa a ser su prisionero. Es prisionero de una clase social que utiliza el aparato estatal para ejercer la dominación sobre el resto de la sociedad exaltando premisas que se llaman a sí misma universales pero que en realidad pertenecen a intereses particulares.

Bibliografía :

  • Karl Marx, Contribución a la Crítica de la Economía Política, Prefacio, Material a disposición de la materia Teoría Política y Social II, Cátedra Borón.
  • Karl Marx, El Dieciocho Brumario de Luis Bonaparte, Material a disposición de la materia Teoría Política y Social II, Cátedra Borón.
  • Karl Marx, La Cuestión Judía, Material disponible en la Biblioteca de la Facultad de Ciencias Sociales.
  • Karl Marx, Manifiesto del Partido Comunista, Editorial Catari, Marzo 1998, Buenos Aires, Argentina.
  • G. F. Hegel, Principios de la Filosofía del Derecho, Material a disposición de la materia Teoría Política y Social II, Cátedra Borón.
  • G. F. Hegel, Lecciones Sobre la Filosofía de la Historia Universal, Material a disposición de la materia Teoría Política y Social II, Cátedra Borón.
  • Herbert Marcuse, Razón y Revolución, Capítulos 6 y 7, Material a disposición de la materia Teoría Política y Social II, Cátedra Borón.

eBidy.com


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda