Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La Guerra de Malvinas

Enviado por val_kpita



  1. Marco teórico
  2. Desarrollo
  3. Conclusión
  4. Bibliografía
  5. Anexos

INTRODUCCIÓN

Desde el 2 de abril, hasta el 14 de junio de 1982, Argentina enfrentó a Gran Bretaña por medio de una guerra, exigiendo la Soberanía de las Islas Malvinas. El conflicto provocó centenares de muertos en ambos ejércitos; y terminó con la victoria de Gran Bretaña.

Mi intención al elaborar esta monografía, es contar los hechos, y las consecuencias de lo sucedido en el tiempo en que se desarrollo dicha guerra.

MARCO TEÓRICO

Una de las hipótesis que se manejan es que las islas fueron descubiertas por los españoles. Esteban Gómez, desertor del buque San Antonio, había desertado y descubierto las islas en el año 1520. Lo prueba la cartografía de la época: Cartas Náuticas de Reinel (1522-23), de Diego de Ribero (1529) y de Agnese (1536-45). Las islas aparecen con el nombre de "San Son" , "Sansón" o "San Antón", y también islas "De los Patos". En 1590, las islas figuran en los planos de navegación de españoles e italianos.

Otra hipótesis, acredita el descubrimiento de las islas Malvinas a navegantes franceses, el primer arribo documentado al archipiélago fue el del capitán John Davis, el 14 de Agosto de 1592 a bordo del navío "Desire", procedente de Gran Bretaña, aunque éste no desembarcó y sus referencias fueron imprecisas. Por otra parte, las sitúa en forma muy errada. Usa las mismas palabras en inglés que las empleadas en el "Islario" de Santa Cruz, del cual seguramente las tomó.

La cuarta hipótesis, atribuye el descubrimiento de las Malvinas por Hawkins en 1594, quien las bautiza con el nombre de Hawkins Maiden Land. Su relato se publicó 23 años después de su viaje y varios historiadores lo desestimaron. Burney y Chambers, autores ingleses, no autorizan tal suposición. Chambers indica que Hawkins se confundió con las costas patagónicas pues describe erróneamente las islas como de clima templado, habitadas y con grandes ríos. Sin embargo, la palabra galo "malot" (aparentemente típico del argot náutico), parece apoyar la tesis de los franceses, dado que de este vocablo deriva en forma evidente la palabra "Maluines" (luego transformada en "Maluinas" y posteriormente en "Malvinas") adjetivo gentilicio aplicado a marineros castigados que habrían quedado residiendo obligatoriamente en las islas.

El 24 de enero de 1600, el holandés Sebald de Weert descubrió o redescubrió las tres pequeñas islas malvineras desde su barco Geloof bautizadas justamente con su nombre, Sebaldinas o Sebaldas. En 1690, el Capitán inglés John Strong, con la nave Welfare, navegó por el estrecho de San Carlos, al que denominó Falkland Sound, en reconocimiento al Lord de este apellido que patrocinó su viaje. Luego, este nombre de Falkland, lo extendieron los ingleses a todo el archipiélago.

A partir de 1698, fecha en que se fundó la Compañía de Pesca del Mar del Sur, las Malvinas fueron visitadas por pescadores franceses, especialmente del puerto de Saint Maló. En 1749 el almirantazgo británico se interesó por conocer el extremo austral, solicitó al gobierno de Madrid permiso para navegar y aclaró que no tenía intenciones de realizar un establecimiento; esto fue rechazado por la Corona de Castilla, pero en 1762, Inglaterra declara la guerra a España.

El primer ocupante efectivo del Archipiélago fue el francés Luis Antonio de Bougainville, que zarpó de Saint Maló y llegó a Malvinas en 1764. Funda en la isla Soledad, en el extremo de la Bahía de la Anunciación el Fuerte y Puerto San Luis, tomando posesión del territorio en nombre de Luis XV, Rey de Francia. La mayor parte de los colonos del establecimiento eran oriundos de Saint Maló, desde entonces las islas tomaron el nuevo nombre de Malouines.

Este hecho provocó el reclamo de España ante el gobierno francés, llegando finalmente a un acuerdo al celebrar el Tratado de San Ildefonso mediante el que las islas fueron restituidas a España. En 1765, se produce el segundo viaje de Bougainville y un año después, el Comodoro inglés John Byron exploró la isla Trinidad (llamada Saunders por los ingleses) aproximadamente el 23 de Enero y declara que el archipiélago es propiedad de Inglaterra. Se instaura un tácito condominio de las islas entre franceses e ingleses. Ningún español se ha establecido en el territorio hasta entonces. En enero de 1766 los británicos establecieron un puerto, al que llamaron Egmont. Enterados los españoles de la primera usurpación de su derecho sobre las islas, reclamaron ante Francia, que reconoció la soberanía de la Corona hispánica tanto en virtud del descubrimiento como por las cláusulas del Tratado de Tordesillas (1494). Por lo tanto, los franceses evacuaron el 2 de abril de 1767. En cuanto a los ingleses de Puerto Egmont, fueron desalojados por Francisco de Paula Bucarelli. Debido a su inferioridad militar ante Inglaterra, España debió devolver Puerto Egmont en 1771, pero dejando a salvo sus derechos de soberanía sobre las islas y contando con una promesa secreta de evacuación británica, que se materializó el 22 de mayo de 1774. En esa fecha fue evacuado Puerto Egmont y España continuó ocupándolas hasta poco después de que Buenos Aires, sede del gobierno virreinal del Río de la Plata, rompiera vínculos con España, y asumiera el control efectivo de todos los territorios.

En 1790 se realiza un tratado entre Gran Bretaña y España. El artículo cuarto de este respeta las posesiones españolas en los mares del sur.
A las pocas semanas del pronunciamiento del 25 de Mayo de 1810, el primer gobierno argentino, encabezado por el Brigadier Cornelio Saavedra, ya tomaba su primera resolución relacionada con las Malvinas.

Entre 1767 y 1811, hubo 20 Gobernadores en las Islas, los cuales dependían primero de los gobernadores y luego de los virreyes del Río de la Plata, a través del Apostadero de Montevideo.

Las islas, que pertenecían a España, pasaron por derecho de sucesión a pertenecer a las Provincias Unidas del Río de la Plata, denominación inicial de la República Argentina. Ésta, en reafirmación de sus derechos, tomó formal posesión de las mismas el 6 de noviembre de 1820 en que el Coronel de Marina David Jewett, comandante de la nave Heroína, izó la bandera azul y blanca en las ruinas de Puerto Soledad (ex puerto San Luis). La ocupación de las Islas Malvinas se hizo con toda seriedad y precedida de una comunicación por parte de Jewett

En 1829, es nombrado gobernador Luis Vernet, quien permanece en el cargo hasta1832. Durante todo este período, de ejercicio pleno de su soberanía, ningún país intentó oponer reclamo a la Argentina sobre las Islas.

El 20 de Agosto, el almirantazgo emite la orden de ocupar las Islas Malvinas. El 10 de Septiembre el Sargento Mayor de Artillería José Francisco Mestivier, es designado Comandante interino de Puerto Soledad, con órdenes de resistir hasta la muerte cualquier posible ataque extranjero a las islas.

Se encontraba a cargo del gobierno insular, el Comandante argentino José María Pinedo, quien rechazó el ultimátum de evacuación británico; sin embargo, las fuerzas inglesas determinaron que el día 6 de enero debiera abandonar el archipiélago, rumbo a Buenos Aires, mientras ellos se apropiaban del territorio y procedían al hostigamiento sistemático de la población Argentina. Esta fue dispersada y expulsada, apropiándose los invasores de todas las Islas y sus bienes. Por su parte, el gobierno argentino no estaba en condiciones militares de afrontar por las armas a la mayor potencia marítima de la época.

Los reclamos argentinos, por la soberanía de las islas, se sucedieron en Diciembre de 1984, en Abril de 1835, en Febrero de 1842 y así sucesivamente, ya que la Argentina no sólo nunca dejó de prescribir sus derechos soberanos, sino que de año en año y de gobierno en gobierno se sentía en carne propia y en su sensibilidad nacional, el despojo armado de una parte del territorio.

En el año 1926, el Canciller Angel Gallardo mantiene la protesta Argentina por la "indebida" ocupación de las Malvinas y en 1939, se Funda la Junta de Recuperación de Las Malvinas, presidida por A. Palacios.

En 1946, al inaugurarse el primer período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, la Argentina presentó su primera reclamación en este organismo mundial. De allí en más, las reservas serían permanentes.

Gran Bretaña incluyó el archipiélago Malvinas entre los que se hallaban bajo su administración en calidad de colonia. Se efectuó rápida y enérgica protesta por parte del gobierno argentino quien protesta por la emisión de sellos postales británicos en las Malvinas.

En 1953, el Gobierno Argentino desconoce oficialmente las tituladas Falklands Island Dependencies que engloban las islas australes situadas al norte del paralelo 60 (Georgias y Sandwich) y las islas y territorios antárticos al sur de dicha latitud ( Orcadas, Shetland, Decepción , Palmer, Peninsula Antártica, etc)

El 14 de Diciembre de 1960, las Naciones Unidas aprueban la resolución 1514, que establece que "todo el intento encaminado a quebrantar total o parcialmente la unidad nacional y la integridad territorial de un país, es incompatible con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas", y en 1962 se crea el Comité de Descolonización, que incluye a las Islas Malvinas en la lista de territorios a descolonizar.

En el año 1964, con la designación del Dr. Miguel Angel Ortiz como Canciller, la Argentina inició una acción diplomática tendiente a lograr una resolución de las Naciones Unidas específicamente referida al tratamiento de las Islas Malvinas y sus dependencias. El representante argentino ante la O.N.U. era el Dr. José María Ruda. El objetivo argentino era: Obtener el restablecimiento de la unidad territorial de la Argentina, mediante el reconocimiento de los derechos soberanos sobre las Islas Malvinas, resolución 1514; Oponerse a todo intento que por vía de la autodeterminación de los colonos de dichas islas, se propusiera una independencia o cualquier otra solución constitucional que convalidara el despojo; Conseguir que el subcomité III recomendase específicamente la adopción de alguna resolución que abriese camino hacia el primero de esos objetivos.

En el subcomité III los delegados de Uruguay y Ecuador apoyaron la posición Argentina. Los EE.UU. sostenían en la O.N.U. que la Argentina y Gran Bretaña debían negociar bilateralmente la solución del litigio. Pero el día 9 de septiembre, en el momento en que se debatía el tema ante las Naciones Unidas, se conoció el episodio del aterrizaje en las Islas Malvinas del aviador argentino Miguel Fitzgerald, el cual desplegó una bandera Argentina. El representante inglés censuró esa acción, calificándola de violatoria de la soberanía británica sobre las islas, pero la representación argentina dijo que esas acciones nada tenían que ver con el gobierno. Los diplomáticos argentinos desplegaron una gran actividad en esos días de Septiembre tratando de lograr que se obligase a Gran Bretaña a iniciar negociaciones. Finalmente el subcomité III elaboró un proyecto de informes en el cual Argentina había conquistado sus objetivos principales, que era darle al tema una publicidad internacional, y el grupo latinoamericano se alineó con Argentina.

En el año 1965, los derechos y los intereses de la República Argentina logran un categórico reconocimiento en la ONU. Contra lo que pretendía Gran Bretaña, la Asamblea General, por Resolución, "toma nota de la existencia de la disputa acerca de la soberanía" sobre las islas, y establece que las Islas Malvinas no pueden ser descolonizadas por la "autodeterminación". O sea, no es válido en las Malvinas el pronunciamiento de la población importada a ese territorio por los británicos, luego de que sus tropas la usurparan en 1833 por la fuerza y dispersaran a la población argentina. Por consiguiente, se reconoce que las Islas Malvinas constituyen un "caso especial" y que para su descolonización deben ser atendidos no los "deseos" sino los "intereses" de sus habitantes. Igualmente, invita esa Resolución a los gobiernos de la Argentina y del Reino Unido a proseguir "sin demoras" las negociaciones dispuestas por el Comité encargado de la situación de territorios colonizados.

Entretanto, la Argentina acude a partir de esos mismos años en ayuda de la población malvinense: construye en las Islas el único aeropuerto que todavía hoy existe, establece el único servicio aéreo de pasajeros y carga (que une la capital del Archipiélago con la ciudad continental de Comodoro Rivadavia y a ésta con Buenos Aires), y extiende su acción civilizadora a otros campos de actividad.

También debe destacarse que las Naciones Unidas tomaron debida nota de los esfuerzos realizados por la Argentina para dar cumplimiento a sus Resoluciones, así como de la actitud británica, absolutamente negativa. Una molesta serie de negociaciones bilaterales a lo largo de los últimos 15 años, no arrojó progreso alguno. Cabe consignar como un hecho indicativo más del incuestionable derecho argentino de soberanía sobre las Islas Malvinas, la Resolución del Bloque de No Alineados, que con el apoyo unánime de sus miembros en el año 1975, declaró explícitamente que las Islas Malvinas son argentinas y reclamó que Gran Bretaña las restituyera a sus legítimos dueños. El 8 de Diciembre de ese año, Gran Bretaña anunció que no dejaría explorar los hidrocarburos de las Islas Malvinas a ningún país, motivando el reclamo de Argentina, lo mismo que el arribo a las islas de la misión del Shackleton para realizar un relevamiento económico. En su respuesta el canciller inglés Gallaghan, calificó de inútil la disputa sobre la soberanía de Malvinas, ya que constituía un mandamiento, dejando entrever la negativa a reconocer el derecho argentino sobre las islas.

Un año después, en 1976, el Comité Jurídico Interamericano, de la Organización de Estados Americanos (OEA) reconoció a la Argentina "el inobjetable derecho de soberanía sobre las Islas Malvinas", declaración que hizo suya la Asamblea General del organismo continental.
Estas declaraciones de prácticamente las tres cuartas partes de los países del mundo, indican que si la situación producida por la política colonialista y de usurpación del Reino Unido fuera sometida al voto de la Asamblea General de la ONU, el fallo de la comunidad internacional daría la razón a la actitud de la República Argentina que los días 1, 2 y 3 de abril de 1982 ocupó las Islas.

DESARROLLO

El gobierno militar consideró, a finales de 1981, que a pesar de las recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas y de los esfuerzos diplomáticos y económicos argentinos, el Reino Unido no accedería a negociar sobre la soberanía. Por tanto, la Junta Militar previó una alternativa militar para el caso de que fracasaran las tratativas diplomáticas.
Aprobó la idea del Almirante Jorge Isaac Anaya de recuperar las Malvinas mediante una acción sorpresiva e incruenta para las fuerzas inglesas, y posteriormente negociar el traspaso de la soberanía; y se creó una Comisión de Trabajo Conjunta para realizar el planeamiento de la recuperación.

El día 28 de Marzo algunas naves habían zarpado desde Puerto Belgrano a mando del Contralmirante D. Walter O. Allara con 800 infantes de marina. Esta Fuerza estaba integrada por los siguientes componentes: 

* La Fuerza de Desembarco se integra con el Batallón de Infantería de Marina Nº 2, una Agrupación de Comandos Anfibios, una Sección de Tiradores del Ejército, un Grupo de Comandos Anfibios y una Reserva.

* Un Grupo de Transporte, con el Buque de Desembarco de Tropas A.R.A. "Cabo San Antonio", el Rompehielos A.R.A. "Almirante Irizar" y el buque Transporte "Isla de los Estados".

* Un Grupo de Apoyo Escolta y Desembarco, formado por las Fragatas Tipo 42, A.R.A. "Hércules" y "Santísima Trinidad", más las Corbetas A.R.A. "Drumond" y "Granville".

* El Grupo de Tareas Especiales, constituido por el submarino clase "Guppy" ARA "Santa Fe".

* A bordo del A.R.A. "Santísima Trinidad", de acuerdo con lo resuelto por el COMIL, el Comandante del Teatro de Operaciones Malvinas, General de división D. Osvaldo J. García. Pero debido a las malas condiciones meteorológicas, la operación se demoró 24 horas, respecto de su fecha inicial.

La Fuerza de tareas quedó dispuesta para el asalto final el día 1 de abril a última hora. La misión de la misma establecía la reducción de la resistencia armada de la isla, constituida por 68 Infantes de Marina del Destacamento de la Marina Real Nº 8901, más algunos irregulares voluntarios pertenecientes a la población local, la ocupación de Puerto Stanley, y la toma del aeródromo para permitir el abastecimiento de las Islas con medios aéreos propios. Y por último la instalación de un gobierno militar argentino en el archipiélago.

A las 0.30 horas del día 2 de abril se inició el desembarco en la zona de Puerto Enriqueta, 4 kms. al Sur de la capital de las islas donde los Comandos Anfibios de la Armada iniciaron su marcha hacia las barracas de los marines británicos en Moody Brook.
Tres horas más tarde hacían lo propio los buzos tácticos desembarcados del submarino A.R.A. Santa Fe en las proximidades del Cabo San Felipe, con la tarea de tomar el faro de ese lugar y preparar el desembarco del Transporte Cabo San Antonio.

Este buque desembarcó en la playa York al BIM 2 y tropas del RI 25, los que debían tomar el aeropuerto y avanzar hacia Puerto Stanley en un movimiento de pinzas que convergía sobre la residencia del gobernador, desde el Este, mientras los buzos tácticos lo hacían desde el Oeste.

La maniobra resultó exitosa, ya que hubo solamente una débil resistencia, la cual se tradujo en tres bajas propias, aunque no se infringió ninguna baja al enemigo, tal como lo establecieron los criterios operacionales impuestos por el Comité Militar.

Pero fue a partir del 25 de Abril, con la llegada de la flota británica a las islas Georgias, cuando comenzaron las hostilidades entre las fuerzas de las dos naciones.

Los hechos políticos y militares mas salientes desde esa fecha hasta el 14 de Junio de 1982, es el siguiente:

El 25 de abril las Fuerzas aeronavales británicas, después de varias horas de lucha, recuperan las islas Georgias del Sur, a 1300 kilómetros al este de las Malvinas. Capturan a 200 prisioneros, entre ellos 39 operarios civiles cuya misión era desmontar una vieja ballenera en desuso.

El 30 de Abril se intensifica la "guerra no declarada" entre ambos países en el suelo malvinense, con fuertes incursiones aéreas británicas y respuestas de artillería argentina.

El 1ro. de Mayo, los enfrentamientos se generalizan y el objetivo ingles, parcialmente obtenido, es destruir la pista de aterrizaje en Puerto Argentino, bombardeada durante la madrugada por aviones Sea Harrier.

El de 2 de Mayo, un submarino británico provoca el hundimiento del crucero "General Belgrano", con 1042 tripulantes a bordo. El gobierno convoca a prestar servicio activo a la clase 1961, en todas sus jerarquías.

El 3 de Mayo, el Estado Mayor Conjunto informa de averías sufridas por el aviso "Sobral" que iba en apoyo de un piloto eyectado cerca de Puerto Argentino. Por otra parte, los buques destinados a recoger náufragos del "General Belgrano" recogieron 123 hombres.

El 4 de Mayo, un avión naval hundió en las Malvinas al destructor ingles "Shffield". Continua la búsqueda de náufragos del General Belgrano y llega a 700 el numero de rescatados hasta ese momento. El aviso "Gurruchaga" traslada 400 de ellos a Ushuaia.

El 10 de Mayo, tres nuevos ataques ingleses sobre Puerto Argentino, rechazados por las baterías costeras, rompieron casi cuatro días de tensa calma en la zona.

El 11 de Mayo, Fuentes navales argentinas descartan que embarcaciones inglesas tuvieran bajo control el estrecho de San Carlos y desmintieron un ataque enemigo contra un petrolero.

El 12 de Mayo, desde que empezaron los enfrentamientos, la Argentina tuvo 49 bajas y 44 heridos, según informo el Estado Mayor Conjunto.

El 13 de Mayo, trasciende en Buenos Aires que durante 48 horas, realizo una misión secreta, en procura de nuevos acercamientos entre las partes, el embajador itinerante norteamericano, Veron Walters. Ni ese propósito ni el de mejorar las relaciones entre Buenos Aires y Washington, alcanzaron éxito.

El 14 de Mayo, llegan aquí los 188 argentinos capturados en las Georgias, menos el teniente Alfredo Astiz, jefe de los militares en esas islas, enviado a Londres ante pedidos de los gobiernos sueco y frances para interrogarlo sobre la desaparición de una joven sueca y dos monjas galas en 1977. Se confirma que por el hundimiento del General Belgrano, hubo 20 muertos y 301 desaparecidos.

El 15 de Mayo, tres aviones argentinos averiados, es el saldo de nuevos ataques británicos a la zona de "Puerto Calderon" en las Malvinas, mientras sigue la búsqueda del buque argentino "Isla de los Estados", encargado del reaprovisionamiento ínter isleño, alcanzado por la artillería británica.

El 16 de Mayo, un nuevo ataque británico, produjo el incendio del buque "Río Carcañá" y averías en el transporte "Bahía Buen Suceso", encargado del aprovisionamiento de víveres, medicinas y combustibles a los malvinenses. No hubo bajas.

El 17 de Mayo, argentina informa que los ataques británicos a las Malvinas, provocaron daños a la población civil y que son falsas las versiones según las cuales fue atacado el portaviones ingles "Hermes".

El 18 de Mayo, la defensa argentina rechaza bombardeos navales sobre el archipiélago e intentos de reconocimientos británicos.

El 19 de Mayo, el ejército comunica que desde el 2 de Abril, cuando se ocuparon las islas, hasta la fecha, las bajas del arma suman 16 muertos y 5 desaparecidos. El gobierno declara en estado de "indisponibilidad" los bienes británicos en todo el país, al igual que de empresas de ese origen o de ciudadanos ingleses no residentes en la Argentina.

El 20 de Mayo, el comunicado 66 de E.M.C. confirma el hundimiento del "Islas de los Estados", agregando que "los nombres del personal fallecido y desaparecido fueron comunicados a los respectivos familiares". El gobierno chileno, informa del hallazgo de cerca de la ciudad sureña de Punta Arenas de un helicóptero "Sea King" británico quemado sin tripulantes.

El 21 de Mayo, comienza el desembarco británico en las Malvinas, al tiempo que se acepta una propuesta de paz del presidente peruano "Fernando B. Terry", que incluye un alto al fuego y el retiro gradual de ambas tropas, pero la iniciativa no prosperó al ser rechazada por el Reino Unido. Londres y Buenos Aires dan cuenta de acciones bélicas, con derribamiento de aviones. Las pérdidas británicas llegan a 5 fragatas averiadas, un avión y un helicóptero abatidos, mientras que las argentinas a 3 aviones destruidos y 3 helicópteros averiados.

22 de Mayo; el parte 76 del Estada Mayor dice que, en los últimos combates, la Argentina perdió 6 aviones y 3 helicópteros. Simultáneamente se conoce una exhortación lanzada desde Washigton por el secretario general de la OEA, Alejandro Orfila, a las partes, en procura de paz.

El 23 de Mayo, 3 buques británicos fueron dañados en las últimas operaciones argentinas en "Puerto San Carlos", mientras Buenos Aires niega que el transporte británico "Canberra", sea buque hospital, como informó Londres.

El 24 de Mayo, el paquebote de 45.000 toneladas, habilitado para transportar 2.000 hombres, fue alcanzado por proyectiles de la aviación argentina, en tanto la lucha crece por el aire y tierra, en "Puerto Argentino" y "Puerto San Carlos", respectivamente.

El 25 de Mayo, el Reino Unido fija una cabecera de playa en "Puertos San Carlos", compuesta por mas de 2.000 hombres, pero la Argentina revela que en la operación fueron abatidos 4 "Sea Harrier" y resultaron averiados 4 fragatas y un transporte de tropas, la fecha patria se celebra en un clima de austeridad.

El 26 de Mayo, Londres confirma el hundimiento del destructor misilístico "Coventry" y del transporte de aviones "Atlantic Converoy" con además otro "Sea Harrier" y averiándose 2 helicópteros.

El 27 de Mayo, la Argentina denuncia que Gran Bretaña, utiliza el buque hospital "Uganda" para fines militares en la zona de operaciones.

El 28 de mayo, una encarnizada lucha en "Puerto Darwin" entre tropas argentinas y británicas. Los ingleses tuvieron su base de apoyo en "Puerto San Carlos", extendiéndola hasta "Pradera del Ganso". Se anuncia que los británicos perdieron 2 helicópteros y fue averiado un buque tipo fragata.

El 29 de Mayo, se perdió contacto con los defensores de "Darwin". Fue muerto por las tropas argentinas el teniente coronel británico Herbert Jones, jefe de las tropas atacantes en esa zona de Malvinas.

El 30 de Mayo, resultó perjudicado un portaaviones británico como resultado de un operativo combinado de aviones de la Armada y la Fuerza Aérea. Tropas británicas ocuparon "Darwin" y "Pradera del Ganso". Dice el estado mayor que la argentina tuvo 82 muertos, 106 heridos y 342 desaparecidos, desde el comienzo de las hostilidades.

El 1ro. de Junio, con apoyo de helicópteros de artillería, efectivos británicos se desplazan por "Monte Kent", 25 kilómetros al nordeste de Puerto Argentino. Ante la extrema gravedad de la situación, el Sumo Pontífice decidió viajar de inmediato a la Argentina, lo cual "configura -según se estimó en círculos vaticanos- un dramático gesto de paz sin precedentes en la historia del Pontificado Romano".
El Papa llegó a Buenos Aires este día, permaneciendo en el país dos días más, durante los cuales desplegó una intensa actividad que comprendió, fundamentalmente, una prolongada entrevista con la Junta Militar y con el presidente de la Nación, dos misas concelebradas por él mismo y los cardenales, que congregaron centenares de miles de Fieles. Una de ellas en Palermo y la otra, en Luján. Durante esos actos y otras apariciones ante la multitud, el Papa pronunció conmovedoras alocuciones en español, instando a toda la Nación a orar por la paz.
En el momento de disponerse a partir hacia Roma, el Sumo Pontífice mantuvo una conversación a solas con el presidente Galtieri, cuyos términos no trascendieron.

El 3 de Junio, llegan a Montevideo los 24 sobrevivientes del pesquero "Narwal".

El 4 de Junio, el escenario de la guerra solo presenta acciones aisladas de patrulla y fuego de artillería.

El 5 de Junio, un bombardero inglés "Vulcan" aterriza en emergencia en Río de Janeiro, tras un fallido ataque a las Malvinas. Las líneas de contacto con el enemigo permanecen estáticas, dice el Estado Mayor.

El 6 de Junio, se anuncia una ofensiva argentina sobre objetivos británicos. Llegan a Montevideo 51 heridos ingleses. Se anunció en Londres la captura de 1.050 prisioneros argentinos en la zona de "Puerto Darwin".

El 7 de Junio, la Argentina denunció que varios prisioneros argentinos de "Puerto Darwin" y "Ganso Verde" murieron al ser utilizados por el Reino Unido para levantar campos minados en esa región. Continúan los enfrentamientos.

El 8 de Junio, la Argentina desmintió haber bombardeado el superpetróleo de bandera liberiana "Hércules" que navegaba a 700 Km al noroeste de las Malvinas. El navío fue atacado con cargas submarinas por 3 aviones no identificados. La Fuerza Aérea hundió una fragata británica, averió dos buques de desembarco, incendio a un cuarto y ametrallo un contingente de tropas que intentaba desembarcar, 20 Km al sur de Puerto Argentino.

El 9 de Junio, el Reino Unido fue rechazado luego que sus efectivos intentaron infiltrarse en el centro del dispositivo defensivo argentino. Fueron averiados dos aviones "Harrier".

El 10 de Junio, se informó sobre ataque argentinos en la zona de Monte Fitz Roy.

El 11 de Junio, los combates de la fecha, arrojaron un soldado no determinado de bajas y un prisionero en el bando enemigo que atacó con aviones y fue rechazado, se informó oficialmente.

El 12 de Junio, dos mujeres nativas de las Malvinas resultaron muertas a consecuencia de un ataque británico contra "Puerto Argentino". Se registraron, además, 4 heridos entre la población civil de esa ciudad. Llegaron a Montevideo 1.051 prisioneros argentinos.

El 13 de Junio, los soldados argentinos, que fueron capturados en las batallas de "Puerto Darwin" y "Pradera del Ganso", retornaron al país procedentes de Montevideo. La Argentina acepto la creación de una zona neutral en la capital del archipiélago, propuesta por la cruz roja internacional, para atender heridos.

El 14 de Junio, es rechazado un intento británico de avance sobre la zona de Monte Harriet. Se produce una reunión entre el comandante de las fuerzas inglesas, general Jeremy Moore, y el comandante de la guarnición militar Malvinas, general de brigada Mario Benjamín Menéndez. En dicha reunión se labró un acta en la cual se establecen las condiciones de cese del fuego y retiro de tropas.

Desde la firma de dicho Acta, como resultado del conflicto armado, la situación político-jurídica con el Reino Unido por la posesión del Archipiélago y sus adyacencias no ha variado sustancialmente. Nuestro país ha continuado sosteniendo inveteradamente en todos los foros internacionales sus derechos a la soberanía de dichos territorios y su intención de reanudar las negociaciones bilaterales; pero las mismas se ven trabadas, dado que el gobierno inglés se mantiene inflexible en su posición de no avenirse a tratativas que estén condicionadas por la Argentina a la cuestión de la soberanía, a la vez que se afirma en su conocida tesis de que el futuro de las islas debe ser resuelto por los isleños.

CONCLUSIÓN

La guerra de Malvinas, fue una derrota anunciada. El principal error del gobierno militar, fue que su percepción del mundo, no se ajustó a la realidad internacional de 1982. Creyó ,primero, que el Reino Unido no enviaría sus soldados a pelar al sur del mundo por un puñado de islas que contaban con menos de 2.000 habitantes. Lo peor fue que Galtieri, estaba convencido de que en cualquier caso Estados Unidos respaldaría a la Argentina en una guerra. El general estaba seguro de la importancia de los militares argentinos para Washington, en plena guerra contra los sandinistas en Centroamérica; además, opinó, que la Casa Blanca y el mismo presidente R. Reagan, no iban a olvidar el favor de haber ayudado a terminar con los enemigos izquierdistas.

Además, de estos errores, le siguieron los propios de un gobierno que se caía a pedazos, confundido, desbordado y sin capacidad operativa ni estratégica para llevar adelante una guerra contra uno de los principales y mas antiguos ejércitos del mundo.

`la situación del país era catastrófica. El peso se había devaluado en un 600 por ciento en 1981, la industria nacional estaba en bancarrota y la oposición social era cada vez mas vivaz

para Galtieri, Malvinas fue un último manotazo de supervivencia. Logro transformar el descontento de miles que en plaza de Mayo reclamaron por la democracia el 30 de Marzo de 1982, en los aplausos que recibió tres dias después, por haber recuperado la soberanía de las Malvinas para los argentinos.

Hubieron mas errores fatales que costaron la vida de mas de 600 argentinos. Y otros cientos que todavía sufren las secuelas de los horrores de la guerra y el olvido a loa héroes que lucharon allí.

La historia resalta los desequilibrios, que pesaron en la batalla final; por un lado, los soldados argentinos, sin ropa de invierno suficiente, algunos sólo con armas ligeras, en la mayoría de los casos con poco entrenamiento militar, y casi sin alimentos. Por el otro, los profesionales igleses, con vestimenta preparada para los vientos australes, visión infrarroja para pelear de noche y armamento de última generación. Todo esto, sumado a la información clave, que llegaba desde los satélites norteamericanos.

La guerra de Malvinas, fue uno de los últimos actos de crueldad de la dictadura militar; y fue una operación militar sin estrategia militar.

Pero a pesar de todo, yo sostengo, la frase que aclama el pueblo "LAS MALVINAS, FUERON, SON Y SERÁN ARGENTINAS".

BIBLIOGRAFÍA

* Edición especial, del diario Clarín, "Grandes hechos del Siglo XX"

* Buscador "Google" en Internet

* Buscador "Altavista" en Internet

* Aportes de diferentes diarios

* Edición especial, del diario "El Sureño", sobre las Malvinas.

ANEXOS

ASPECTOS GEOGRAFICOS

Las Islas Malvinas forman parte de un Archipiélago en el Océano Atlántico Sur. Tienen una superficie de 11.718 km² con una cantidad de habitantes que asciende a aproximadamente a 2.000 personas permanentes.

El archipiélago se encuentran a 550 Km de la entrada del estrecho de Magallanes y está formado por más de cien islas siendo Soledad y Gran Malvina las mayores. Se encuentran ubicado entre los paralelos 51 y 53 de latitud sur y entre los meridianos 57 y 62 de longitud oeste de Greenwich.

Las dos principales islas se encuentran separadas por 15 kilómetros por el Estrecho de San Carlos. Entre otras islas del archipiélago se encuentran Borbón, Trinidad, Sebaldes, del Pasaje, Goicochea, San Rafael y San José y Bougainville, de los Leones Marinos, Pelada, Jorge y Aguila.

La Isla Soledad tiene 4.353 Km2 y la Gran Malvina 6.307 Km2. Es decir que el resto de las pequeñas islas ocupan sólo 1.058 Km2.

La Isla Soledad tiene una longitud de 156 Km y la Gran malvina 143 Km.

Los habitantes de las islas son llamados Kelpers, habitantes malvineros y tienen la ciudadanía británica. La mayoría vive en Puerto Argentino (cuyo nombre inglés es Port Stanley) y el resto en granjas o en los islotes del archipiélago.

De acuerdo al Censo Nacional de 1980, la población alcanzaba sólo a 1.800 personas, sin contar el destacamento militar permanente que albergaría a unos 4.000 efectivos en la actualidad.

El proceso demográfico de las Malvinas gira alrededor de las migraciones; de modo que poco influye en las cifras la natalidad y la mortalidad. Se trata de una población inestable que se desplaza hacia y desde las Islas Británicas.

La tasa de crecimiento demográfico es negativa desde 1921con la sola excepción de 1931. Desde esa fecha hasta 1980 la población disminuyó en un 6 por mil anual. La mayor concentración se encuentra en Puerto Argentino ubicada en el extremo nordeste de la Isla Soledad. La población rural (pastores), se halla diseminada en los contornos de las islas. La tasa de masculinidad es similar a la de algunas provincias argentinas (rurales), es decir, elevada, aunque inferior a la de la patagonia. Se estima que se mantiene en 123 varones cada 100 mujeres.

En lo referido al relieve, se puede considerar que es "maduro", es decir, aplanado por un largo proceso de erosión, ya que las islas están constituidas por formaciones del Paleozoico. Está constituido por planicies, a veces onduladas y cerros redondeados cuya altura media no llega a los 700 metros. Las planicies accidentadas, con asomos rocosos que constituyen el tipo de relieve predominante en las Malvinas, como la muy extensa que forma la porción meridional de la isla Soledad..

Algunas serranías que recorren las dos islas principales y se proyectan hasta los archipiélagos periféricos. Por ser montañas viejas son bajas, con formas generalmente redondeadas, aunque algunas fracturas le han otorgado aspereza a las cumbres en ciertos parajes. En la isla Soledad las serranías se extienden desde la bahía de La Anunciación, donde se halla Puerto Stanley, hacia el oeste hasta alcanzar el estrecho de San Carlos; es la sierra de Wickham, que culmina en el monte Osborne, de 685 m. En la Gran Malvina se mantiene la misma orientación y allí se levanta el monte Adam, de 698 m, la mayor altura del archipiélago. Las rocas más abundantes en todas estas montañas son areniscas, cuarcitas y pizarras.

En general, se trata de un relieve que presenta todas las características de un intenso y prolongado desgaste erosivo. Llama la atención, asimismo, la presencia de bloques de piedra que habrían sido arrastrados por la fusión de los glaciares a través de los lechos de antiguos ríos hoy desecados. Son los llamados ríos de piedra.

Las Malvinas tiene un sorprendente desarrollo de costas, que se eleva a más de 4.000 Km.

Es de destacar el contorno pronunciadamente recortado de las Malvinas: grandes bahías alargadas, llegan casi a seccionar a las islas mayores; la Bahía Choiseul, en la Isla Soledad, se interna desde la costa oriental hasta acercarse a solo 3 Km. del estrecho de San Carlos. Muchas bahías pequeñas dependientes de las grandes multiplican las articulaciones de la costa.

La hidrografía de las Malvinas consiste en:

una elevada cantidad de pequeñas corrientes de corto recorrido y de caudal sostenido todo el año.

pequeñas masas de agua, almacenadas en cavidades naturales de las planicies.

ríos de piedra, tipo de accidente geográfico exclusivo de estas islas.

El río de piedra consiste en un cauce fluvial que puede tener hasta un Km. y medio de ancho; se extiende generalmente desde las laderas peñascosas de la serranía hasta sumergirse en el océano. En su lecho se acomodan desordenadamente bloques angulosos de peñascos de distinto tamaño; alcanzan un espesor considerable que no permiten ver el fondo, pero se oye el rumor del agua de un arroyo bajo las piedras. Estos ríos constituyen una forma fósil del relieve, pues de acuerdo con la teoría más aceptable sobre su origen es que han sido generados en los períodos glaciarios por factores que en la actualidad no subsisten.

El clima malvinero es de carácter típicamente oceánico, lo cual puede reconocerse por la reducida amplitud anual de temperatura, la cual oscila durante todo el año entre fresco en verano y frío moderado en invierno. Según los autores citados, la temperatura máxima media corresponde a un fresco suave, con una máxima absoluta que califican de cálida moderada. Las temperaturas máximas se registran en enero, con una media de aproximadamente 10° C y una máxima de hasta 20° C. Las mínimas tienen lugar en julio, con un promedio de 2° C y 0,5° C.

Los vientos dominantes son del Oeste, Noroeste y Sudoeste y adquieren singular violencia. La humedad relativa es permanentemente elevada, dado el carácter insular marítimo del clima.

En cuanto a las lluvias, son del orden de los 600 mm anuales, distribuidas de la siguiente manera: moderadas en verano y otoño; escasas en invierno y primavera. En materia de precipitaciones el rasgo saliente son las persistentes lloviznas.

Tanto por la latitud como por las lluvias, la vegetación que debiera corresponderle a las Malvinas seria la de los bosques subantárticos del sur de Santa Cruz y de Tierra del Fuego. Pero la realidad es que la persistencia e intensidad de los vientos impide el desarrollo de árboles. Por ello, la vegetación, si bien es densa, está constituida por arbustos y pastos en forma de matas, alternando con verdaderas alfombras de color verde grisáceo en el verano y amarillo en el invierno. Puede definirse como estepa arbustiva.

Como planta típica de las islas merece citarse el tussock, que es una gramínea gigante de hasta 3 metros de altura, que semeja un junco y es muy codiciada por la hacienda ya que sirven como alimento del ganado. Frecuentemente forma densos "bosques" que sirven de refugio a lobos marinos y en los que hacen las cuevas los pingüinos patagónicos.

En los bajos terrenos impermeables abundan los musgos, donde va formándose turba, que es prácticamente el único combustible de los isleños. Hay gran cantidad de pastos de poca altura, generalmente duros; menudean las matas en cojin, como en la estepa patagónica. Hay algas que adquieren dimensiones y difusión extraordinarias en el contorno marino y en los canales que se interponen entre las islas; a flor de agua suelen alcanzar hasta 100 metros de longitud.

 La fauna de las islas Malvinas pertenece al distrito zoogeográfico patagónico, aunque ofrece algunas peculiaridades con respecto a la parte continental del mismo. La fauna es riquísima en volátiles y en especies terrestres y acuáticas. La variedad de aves, tanto terrestres como acuáticas, es extraordinaria. Las aves marinas están representadas por numerosas especies y son de dos clases, voladoras o no.

 Entre ellas se puede mencionar: cauquén marino o caranca (comedor de algas marinas); cauquén colorado (es acusado de dañar las pasturas y se encuentra en peligro de extinción); quetro malvinero (es un pesado pato marino que no vuela y es exclusivo del archipiélago); ostrero austral (se alimenta de mariscos que extrae con su pico); chorlito doble collar.

 Entre las aves marinas voladoras se pueden mencionar los albatros, petreles, gaviotas, cormoranes, el damero, el quebrantahuesos, la golondrina de mar y diversos palmípedos, entre ellos el curioso "pato vapor", que no vuela, pero nada a gran velocidad produciendo un ruido semejante a un motor en marcha.

 Los cormoranes se caracterizan por el cuello largo y alas de poco desarrollo, se encuentran cerca de la costa y su vuelo es rasante. El cormorán de las rocas, de cuello negro y el rey o real, son las especies de Malvinas. el real tiene el dorso negro y la zona central blanca con el penacho sobre la cabeza.

 El ave marina más hermosa es el albatros, que vuela sobre el mar y anida en islotes rocosos; algunos ejemplares alcanzan una envergadura de tres metros.

 El ave depredadora de las islas es el Skua pardo de Malvinas. Gaviotas, gaviotones y golondrinas de mar también abundan en el litoral de las islas. La paloma antártica (Chionis alba) de cuerpo reducido y níveo plumaje, de vuelo corto y lento, llega también a las islas. Entre las aves no voladoras figura el pinguino.

 En las Malvinas se han observado desde épocas antiguas cuatro clases de pinguinos: el real, papua, de penachos amarillos y el magallánico. El pinguino real es el segundo en tamaño de los pinguinos existentes y sólo cede en talla al emperador.

 El pinguino papua, llamado también gentoo, se individualiza fácilmente por su pico rojo o anaranjado y una especie de cofia blanca que va de uno a otro ojo en la cabeza negra.
Los pingüinos de penacho amarillo o rockhopper son más chicos que el Papua, alcanzando una altura de 0,60 cm de altura. La cabeza es negra con dos penachos amarillos a ambos lados de la parte superior partiendo cerca del pico.

 El pingüino magallánico, también llamado "Jackass" en Malvinas, alcanza una altura de 0,70 m. La superficie dorsal es gris oscura, cabeza y garganta negra con una banda en forma de "U" sobre la cabeza y otra sobre el hombro de color blancuzco característico.

Entre los mamíferos marinos se destaca el lobo de dos pelos u oso marino austral, que se reproduce en contados apostaderos insulares. Los ejemplares miden entre 1,40 m y 2 m y su peso oscila entre 50 Kg. y 160 Kg. Fue perseguido por su piel muy fina, apta para confeccionar abrigos para damas.

A todas esas especies, deben agregarse las citadas por otros visitantes de las islas, particularmente las focas, Leopardos de mar, leones, lobos y elefantes marinos, que no son habitantes de las islas, sino simples huéspedes a su paso desde o hacia la Antártica.

El leopardo marino es feroz y carnicero y se alimenta de pingüinos entre los que hace verdaderos estragos.

 También es notorio el elefante marino del sur cuyos ejemplares machos poseen una corta trompa que actúa como cámara de resonancia para aumentar la potencia del rugido.

 Los cetáceos fueron otrora también abundantes en las aguas de las Malvinas, donde encontraban en abundancia su alimento favorito, el Krill (crustáceo de gran valor nutritivo).
La ballena azul es el animal viviente más grande. hasta fines del siglo pasado las había por decenas de miles en los mares australes y antárticos. Hoy se las cuenta por centenares y es probable su extinción.

 En cuanto a peces, se menciona el puyen, exclusivo de las Malvinas. Predominan el sábalo, el mujol, el róbalo, el pejerrey, la trucha arco iris, el eperlano y la merluza.

 Sus principales recursos económicos provienen de la exportación de lana y de aceite de ballena. En 1993 estudios de prospección sugieren que el archipiélago es rico en petróleo.

¿ QUE DECÍAN LOS MEDIOS DE ESA ÉPOCA ?

Para ver el cuadro seleccione la opción "Descargar trabajo" del menú superior

 

 

 

Autor:

VALERIA MORALES


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda