Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Lenguaje escrito. Proyecto de perfeccionamiento

Enviado por sanchez_505



  1. El problema
  2. Marco teórico
  3. Metodología
  4. Análisis de los resultados
  5. Conclusiones
  6. Referencias
  7. Anexos

INTRODUCCIÓN

Los seres humanos han tenido una profunda necesidad de plasmar experiencias en forma escrita, a través de la evolución de la historia, según Zinsser (1997), "Para dar belleza a sus verdades". (p. 26).

Los hombres de las cavernas, señala, este mismo autor, inscribían sus relatos en escuetas pictografías en las rocas que le servían de paredes. Actualmente, afirma Calkins (1997):

Con fibras, bolígrafos, lápices labiales y lapiceros, los niños pequeños dejan sus marcas en las paredes del baño, en el dorso de los sobres usados, en los deberes escolares de sus hermanos mayores, en fin en cualquier espacio donde puedan y tengan la oportunidad de ejercitar su escritura. (p.79)

Asimismo, Fuentes (2000), señala que el ser humano le gusta escribir porque quiere entender su vida, no obstante, afirma este mismo autor, que en las escuelas, los alumnos no quieren escribir, demostrando una gran apatía cuando penosamente enhebran relatos escritos apenas legibles, lo que conduce a inferir que esta apatía podría estar relacionada con las características del proceso de enseñanza aprendizaje que se está generando en el aula.

Esto, indica que el docente, especialmente el de los primeros grados de la Educación Básica, debe fomentar en los niños que conviertan el proceso de escritura en un proyecto personal, eliminando la coacción, la presión, la inducción y el castigo. Esto implica que el niño se asuma como escritor, convirtiendo la escritura como un hecho personal, individual, y eso es verdaderamente lo importante.

En tal sentido, cobra mucha relevancia la legibilidad de lo que se escribe, pues de este hecho depende la comunicación directa y explícita que se requiere actualmente en el ámbito social cuando la interacción que se establece es escrita. De aquí que el objetivo esencial de este estudio fue analizar las estrategias y recursos metodológicos en el perfeccionamiento de la legibilidad de la escritura en los alumnos que cursan la primera etapa de Educación Básica. Es por ello, que el proceso de la escritura es abordado como punto central en el desarrollo del trabajo, constituyendo una premisa básica en la consolidación de la experiencia del niño como escritor dentro de un enfoque psico lingüístico.

El presente estudio, se estructuró de la siguiente manera: planteamiento del tema y los objetivos donde se establece la meta a lograrse, la importancia donde se destaca la utilidad de este trabajo, su pertinencia, vigencia y relevancia desde el punto de vista social, cultural y pedagógico; el marco referencial donde se presenta la indagación documental de las fuentes teóricas revisadas, lo que permitió conceptuar, sustentar y fundamentar teóricamente el estudio.

El procedimiento que se cumplió estuvo conformado por el conjunto de acciones correspondientes a la elaboración de un estudio de tipo monográfico. Luego se presentan las conclusiones, donde se plasman los juicios del autor sobre el tema desarrollado en el estudio. Seguidamente se incorporan todas las referencias consultadas y finalmente se presentan los anexos.

CAPÍTULO I

EL PROBLEMA

Planteamiento del Problema

Las experiencias para el desarrollo del lenguaje escrito que parten de las investigaciones psicolingüísticas realizadas a nivel internacional y en Venezuela han permitido comprobar que el niño construye la lengua escrita en un proceso largo y de interacción con diversos tipos de materiales escritos: carteles, etiquetas, actos de lectura y escritura en el hogar, entre otros, Garassini, (citado en Álvarez, 2002)

Según la autora precitada, en esta concepción del aprendizaje de la lengua escrita el rol del docente cambia de un portador de información (tradicional) a un facilitador de experiencias de uso del lenguaje para que el niño construya su conocimiento. Hay que seleccionar recursos para facilitar experiencias en el área del lenguaje escrito entre las cuales se encuentran: libros de cuentos, revistas, periódicos, libretas para mensajes telefónicos, materiales de asociación figura-palabra, letras sueltas, signos sociales, cartas con mensajes cortos, máquinas de escribir usadas, teléfono, pizarra y letras magnéticas, afiches y envases de alimentos con nombres visibles.

Desde esta perspectiva, es importante señalar que la utilización de los recursos anteriormente nombrados amplía el abanico de opciones para el aprendizaje de la escritura bajo un enfoque psico lingüístico, cuyo planteamiento central es la adquisición del proceso escritural de forma global.

Por otro lado, existe preocupación respecto a la deficiente preparación que alcanzan los educandos en los distintos niveles del sistema educativo venezolano. Hay consenso de la baja calidad del aprendizaje y de las destrezas adquiridas por los egresados de las escuelas básicas. Son conocidas las carencias que en materia de lenguaje y matemática presentan los alumnos al ingresar al nivel medio, donde se supone que tales destrezas ya están bien cimentadas; esta situación llevó a la Comisión Presidencial del Proyecto Educativo, 1986 (citado en Álvarez, 2002), a señalar que el rendimiento de la educación ha sido insatisfactorio y manifestaron: "Las altas tasas de repitientes, la baja capacidad de retención y la deficiente preparación de los egresados son clásicos indicadores del bajo rendimiento". (p. 4)

En la actividad docente se encuentra a diario el problema, los especialistas lo conocen, así como sus consecuencias. Los entes encargados de administrar la educación han recibido por diferentes medios la información respectiva y las recomendaciones apropiadas, sin embargo, la situación problemática se mantiene.

Las fallas que presenta el sistema educativo han sido enfocadas a la luz de diferentes disciplinas y distintos puntos de vista, especialmente, en la enseñanza del lenguaje, la cual es cuestionada severamente por estudiosos de la materia. El nivel de conocimiento que presentan en general los estudiantes en esta área es notoriamente bajo, no poseen dominio aceptable ni en la expresión oral ni en la escrita. Samet (1997), considera que en el proceso de enseñanza y aprendizaje del niño en Educación Básica "destaca la escritura como uno de los elementos más importantes del mismo y que durante la I etapa de escolaridad debe procurarse una enseñanza acorde, en búsqueda del perfeccionamiento de la escritura en función de su legibilidad". (p.120)

Por lo tanto, lo importante es que lo escrito por un sujeto puede ser fácilmente leído por otros. Pero si se observa con detenimiento las producciones o textos escritos de los educandos, se puede establecer que un gran número de ellos presenta una escritura poco legible.

Esto según Palacios (1992), es debido a

Que muchos trabajan en posición inapropiada sobre el pupitre, con la cabeza cerca de la hoja de papel; aparte de que, pocas veces existe en las aulas de las escuelas por parte de los docentes un trato diferencial entre los alumnos de lateralidad dominante derecha y los de lateralidad dominante izquierda, circunstancia que contribuye a agravar la situación de legibilidad de la escritura que puede lograr el niño. (p.37)

En relación con lo planteado por este autor, la legibilidad de la letra constituye la suma de variados aspectos en los que se destacan: forma de las letras, uniformidad, espaciamiento, ligamentos, inclinación, tomar correctamente el lápiz, colocación del papel y conservar el cuerpo en buena posición al escribir, entre otros.

Gómez (1996) y Freinet (1997), coinciden al expresar que "las deficiencias en la escritura, en ciertos casos, pueden provenir de fallas en la enseñanza, que a su vez se producen por problemas intrínsecos como deficiencias psíquicas y deficiencias motoras graves"(p.58), circunstancias en las que hay que recurrir a metodologías específicas; en otros casos, las deficiencias de acuerdo a Lerner (1996), vienen dadas porque durante el proceso de enseñanza no hubo una orientación apropiada de los maestros, ausencia de atención individual, falta de estimulación y ejercitación adecuada; la ignorancia que se tenga del proceso natural que siguen en su desarrollo las tendencias y actividades de los niños, son causa de que los conocimientos de lectura y escritura que la escuela imparte, carezcan de interés para el niño y debe responder a una motivación interna que provoca necesidad de adquirirlos. Entonces, es importante resaltar que el problema de la escritura está circunscrita a factores fundamentales: la enseñanza, en donde juega un papel importante las estrategias metodológicas que el docente utilice para fomentar el aprendizaje de dicha escritura, y por otro lado, las condiciones tanto psíquicas como motoras del educando.

Según Álvarez (2002), el niño, por esa razón, durante las sesiones escolares se ve envuelto en una atmósfera artificial que no le motiva a mejorar el aprendizaje que obtiene, igualmente, existe la tendencia a darle cierta atención al alumno durante la adquisición de la lectura y escritura, pero una vez terminada ésta, su práctica sistemática no se continúa.

En el caso concreto de la escritura, esta situación tiene entre otras consecuencias, en el paso de la letra Script a la letra cursiva no se da de manera adecuada, por lo que el niño ha de confrontar serios problemas que lo confunden generándole inseguridad y confusión hasta el extremo de dificultarle la adopción de un estilo particular de letra.

Con relación a la enseñanza de la lectura y escritura, existen actualmente investigaciones sustentadas en los aportes teóricos de la psico lingüística y la psico genética. Según estos estudios, el aprendizaje de la lectura y la escritura, es producto de una construcción activa que se realiza en etapas de estructuración del conocimiento, de acuerdo con el desarrollo cognoscitivo del niño. El problema con el niño que aprende a leer y escribir, es la falta de adecuación entre su proceso natural de aprendizaje y la instrucción que recibe de quien le enseña, que no toma en cuenta su aprendizaje espontáneo y le impone un control arbitrario, desde afuera, y materiales de los cuales está ausente el lenguaje funcional y significativo (el lenguaje que el niño usa).

En base a lo expresado por la autora precitada, ésta establece que el niño pone interés por escribir, cuando lo que escribe le dice algo de su vida. De acuerdo con este planteamiento, la función del docente debe ser la de apoyar, guiar y facilitar aprendizaje, pero no controlarlo. Ya que lo descrito conduce a un aprendizaje deficiente que el niño demuestra en dificultades manifiestas para transcribir con claridad lo que el docente le sugiere o para escribir legiblemente sus producciones escritas.

La tendencia tradicional de muchos docentes aún, es obligar al alumno a copiar una forma de escritura pre-establecida, en la mayoría de los casos, dificultosa para su destreza manual personal, en vez de darle libertad de seleccionar un estilo particular de escritura, e irle indicando que la misma debe cumplir con la exigencia de legibilidad a través de su personalidad, presentación, uso adecuado de las líneas, entre otras.

Si se considera a la escritura como un instrumento de expresión indispensable en la vida de cada individuo, todo fracaso en su proceso de enseñanza y perfeccionamiento, puede tener consecuencias sobre las demás adquisiciones en cualquier materia escolar, y la situación es tanto más grave cuanto más tiempo pase sin ayuda.

La problemática planteada es notoria dentro de la realidad propia de la Unidad Educativa Nacional Parmanacay, ubicada en Santa Rita, municipio Linares Alcántara, esto se ha podido observar a través de los trabajos escritos de los alumnos. Es por ello que se considera necesario y de mucho interés hacer un análisis sobre las deficiencias más frecuentes que presentan los educandos de la primera etapa de Educación Básica, con relación a la legibilidad de la letra a fin de llegar a explicar las posibles causas de tales deficiencias, con el propósito de contribuir a superarlas.

A fin de establecer con mayor precisión los motivos que determinan el problema, se plantean algunas interrogantes para direccionar la siguiente investigación:

  1. ¿Utilizan los docentes la metodología apropiada, para guiar al niño en la enseñanza y práctica de una escritura legible?
  2. ¿Cuáles son las fallas caligráficas que dificultan la legibilidad de la escritura de los alumnos que cursan la primera etapa de Educación Básica?,
  3. ¿Qué factores determinan la legibilidad de la escritura en niños y niñas que se inician en este proceso de aprendizaje?
  4. ¿Cuáles recursos utiliza el docente para la el desarrollo de una escritura legible en los niños?

Objetivo General

Diseñar estrategias y recursos metodológicos en el perfeccionamiento de la legibilidad de la escritura en alumnos de la primera etapa en la Unidad Educativa Nacional Parmanacay, ubicada en el Municipio Francisco Linares Alcántara, del estado Aragua.

Objetivos Específicos

  1. Describir estrategias y recursos empleados por los docentes en el logro de una escritura en los alumnos de la primera etapa de Educación Básica.
  2. Diagnosticar las fallas caligráficas más comunes que presentan los alumnos de la primera etapa de Educación Básica.
  3. Explicar los factores que determinan la legibilidad de la escritura en alumnos que se inician en el proceso de aprendizaje en la primera etapa de Educación Básica.
  4. Ejecutar un Proyecto Pedagógico de Aula que permita el perfeccionamiento de la legibilidad de la escritura en los alumnos de la primera etapa de Educación Básica de la Unidad Educativa Nacional Parmanacay, ubicada en el Municipio Francisco Linares Alcántara, del estado Aragua.

Justificación

El tema de la legibilidad de la escritura en los alumnos de la primera etapa de Educación Básica, constituye una temática muy interesante, por cuanto el dominio de una escritura legible representa uno de los medios más explícito para comunicarse el hombre en el ámbito social.

Desde el punto de vista práctico, es importante destacar que el éxito futuro que pueda tener un educando en su prosecución escolar depende en gran medida de la habilidad que éste haya adquirido en sus primeros años de escolaridad respecto a la eficaz utilización del lenguaje escrito como instrumento de comunicación e interrelación social.

Es así, como este estudio sobre la legibilidad de la escritura, que se realizará, representa un aporte para la comunidad estudiantil en el sentido de que significa un referente teórico para los docentes que ejercen en la primera etapa de Educación Básica, para consultar y verificar sus niveles de logro en función a la metodología para la enseñanza de la escritura que propone el enfoque contemporáneo y enriquecer su praxis conduciendo al niño o niña hacia el dominio de una escritura legible que le garantice una comunicación efectiva con los demás.

Así mismo, se considera que este estudio tiene relevancia pedagógica por cuanto aborda la comunicación escrita representada por la escritura legible que debe lograr el niño en la escuela al adquirir dominio del lenguaje en todas sus manifestaciones: hablar, leer, escribir; lo que permitirá interactuar con éxito en el contexto que le enmarca, al hablar con propiedad, leer comprensivamente y escribir de manera clara y legible todos los mensajes que desea transmitir, lo que indica la relevancia, utilidad individual, social y cultural del estudio.

Otras consideraciones importantes para justificar la realización de este trabajo lo constituye el hecho de que estudios de esta naturaleza tienen como tema central de investigación la legibilidad de la escritura, instrumento eficaz de comunicación entre los seres humanos que siempre se ha empleado y se empleará, lo que verifica la vigencia y actualidad del estudio.

Así mismo, desde el punto de vista teórico, el presente estudio quedará como marco de referencia para la realización de otros estudios acerca de la materia tratada y que pretendan profundizar en el tema, para aportar sugerencias que conlleven a disminuir los problemas caligráficos que comúnmente presentan educandos de la primera etapa de Educación Básica.

Además, se puede agregar que los objetivos formulados en este estudio guardan relación con el contexto específico de la Educación Básica, por cuanto la legibilidad de la escritura de los alumnos forma parte de los puntos fundamentales que se toman en consideración en el quehacer pedagógico del docente de primera etapa de Educación Básica, el cual debe velar porque el alumno de los primeros grados adquieran habilidades instrumentales básicas para una escritura legible que le permita comunicarse en forma escrita sin dificultad.

CAPÍTULO II

MARCO TEÓRICO

Antecedentes de la Investigación

Las siguientes referencias constituyen el panorama de antecedentes a la cual se refiere el estudio. Los mismos están enmarcados en la investigación que se pretende realizar sobre las estrategias y recursos metodológicos en el perfeccionamiento de la legibilidad de la escritura.

Ferreiro (1996), sostiene que: "Los procesos lingüísticos, fundamentalmente la escritura, tienen como propósito satisfacer necesidades de comunicación individual y social". (p.36)

Al respecto, Fierro (1998), quien señala que "la escritura debe entenderse como un instrumento de comunicación y un medio para satisfacer necesidades de la vida real". (p. 45)

Igualmente se cita para complementar este aporte, lo indicado por Zúñiga (2000), quien coincide con el autor antes señalado al indicar que:

Si se trata de satisfacer necesidades reales del niño, lo más acertado para lograrlo es que la propuesta pedagógica del docente para acercar al niño a la lengua escrita debe basarse en el constructivismo, y las actividades planteadas deben invitar al niño a pensar, crear y actuar. (p. 33)

Cabe señalar, que el docente de los primeros grados debe plantearle al niño actividades pedagógicas donde por sí mismo comience a diferenciar el dibujo de la escritura, clasificar todo tipo de material escrito, descubrir que la lengua escrita es un código, analizar la lengua oral, percibir significados posibles en los textos, inventar escrituras, comparar sus producciones con la lengua escrita tal como es, reflexionar sobre su hipótesis, discutir con sus compañeros y maestros y auto corregirse. Todas estas actividades fomentarán en el niño el interés por incrementar su producción escrita y satisfacer sus necesidades individuales y sociales de comunicación.

Por lo tanto, la escritura puede considerarse como una herramienta importante y como un sistema de signos que sirven de medio de comunicación entre los hombres, y a la vez, un instrumento auxiliar para expresar sus sentimientos, debe ser tal como lo plantea Fuentes (1998):

La enseñanza de la escritura debe manejarse como un aprendizaje continuo, sistemático, que debe partir de la necesidad que siente el niño de comunicarse con los demás... debe conducirse al niño a que asuma la escritura como una herramienta útil de comunicación, para que surja luego en él la necesidad de que su escritura sea legible y comprensible por aquellos que tratan de decodificar su mensaje. (p.112)

Esto permite deducir que la enseñanza de la escritura en los primeros grados debe ser un trabajo sistemático, que tenga por objeto que los niños manejen esta herramienta de la mejor manera posible, fundamentalmente el aspecto correspondiente a la legibilidad, por cuanto, si la escritura es un instrumento de comunicación debe responder a la necesidad de ser comprensible para el lector o todo aquel que requiera decodificar el mensaje escrito.

Este proceso debe coincidir con la necesidad del niño de poder organizar y plasmar sus ideas coherentemente en forma escrita, lo que le conducirá a considerar la escritura como una herramienta útil para expresar sus ideas y sentimientos.

Por lo tanto, se hace necesario mirar el proceso de enseñanza de la lectura y la escritura como un problema multidireccional, que no está aislado, sino que se produce o debe producirse en relación con los usos específicos para la cual puede usarse, con la intervención dinámica del maestro, padres, representantes y los elementos contextuales en la apropiación social de otros conocimientos que a través de la lengua hacen los niños involucrados en el proceso lingüístico de aprender a leer y a escribir.

Bases Teóricas

Enseñanza de la Lecto-Escritura

Para la enseñanza de la escritura como un objeto de conocimiento, le corresponde al maestro de Educación Básica en la primera etapa, fundamentalmente conocer y manejar el sistema de escritura y lectura en sí, en toda su extensión, sus características léxicas, sintácticas y gramaticales, así como una honda preocupación por promover la formación de lectores competentes y eficientes.

Así mismo, la enseñanza de la lengua escrita como objeto de conocimiento debe relacionarse con el contexto sociocultural en el cual se produce, ya que de acuerdo a lo planteado por Rockwell (2000), "el aprender a escribir legiblemente no sólo depende de la mediación del docente en la actividad ejecutada, sino también en el hecho de que los conocimientos nunca son extraídos solamente del texto escolar sino también del ambiente que enmarca la institución escolar". (p. 47)

Esto indica que el aprendizaje de la escritura no está sujeta solamente a la intervención o guía del docente en la actividad que el niño desarrolla sino también en la importancia y significado que estas actividades tengan para él, ya que si no guardan relación con el contexto inmediato y significativo del educando pasan a ser simples tareas que se realizan mecánicamente sin adquirir trascendencia; de allí que el docente debe rodear al niño de ejercitaciones escritas relacionadas con su entorno escolar y comunitario.

Respecto a la legibilidad de lo que el niño escribe, Reyes (1997), señala que:

El docente debe percibir o descubrir lo que el niño desea expresar en forma escrita... a partir de aquí debe enfatizar el hecho de que la reproducción de los signos que emplea debe ser lo más clara posible para poder ser comprendido... debe entonces el docente emplear estas producciones escritas para motivar y fomentar en el niño la ejercitación práctica que le conduzca al logro de una escritura legible. (p. 72)

El aporte de este autor conduce a deducir que el docente debe continuamente motivar el deseo del alumno por adquirir una buena escritura y mantener vivo el interés por escribir bien en todas las ocasiones, igualmente sus prácticas diarias, bien graduadas, que se basen en calidad y no en cantidad, ya que la escritura tiene un papel preponderante dentro de la sociedad, como es el de representar las ideas y las múltiples relaciones de éstas entre sí, sirviendo de esta manera de medio de relación entre las colectividades humanas. De acuerdo al autor antes citado la escritura legible y la comprensión de lo que se escribe.

No es una habilidad cognoscitiva que se genera en forma abstracta, neutral y meramente personal por parte del alumno, pues está indisolublemente ligada a los contenidos específicos de los textos, a las relaciones mediadoras con el entorno cotidiano y a la intervención del maestro como modelo e interprete de los mensajes escritos. (p. 62)

Este mismo autor, sostiene que el docente debe entender que el proceso de escribir es una labor difícil para la mayoría de los niños y existen muchos factores de tipo psicológicos, cognitivos, lingüísticos y retóricos que pueden dificultar el dominio de esta habilidad comunicativa, en función a esto, señala que la metodología para la enseñanza y práctica de la escritura debe tomar en consideración estos factores y en función a ellos y las particularidades de los niños que aprenden, desarrollar actividades de escritura.

En relación con los factores cognoscitivos, este autor, enfatiza que se debe fomentar en los niños la selección espontánea de diferentes temas de su interés particular, ya que no puede escribir si no se tiene algo interesante que escribir; aunado a esto se deben generar condiciones propicias para el intercambio comunicativo de ideas escritas; siguiendo las reglas gramaticales y los principios retóricos sin los cuales el niño no podrá aprender a buscar contenidos y organizar las ideas que escribe.

Los factores lingüísticos son todos aquellos que tienden a dificultar lo que se expresa en forma escrita y los retóricos son elementos que deben incorporarse progresivamente en el niño, de manera que individualmente vaya internalizando cómo puede expresar coherentemente sus ideas, con unidad, variando las ideas que expresa de manera organizada.

En relación con el abordaje metodológico de la enseñanza de la lengua escrita Saavedra (2000), señala "que la metodología de la enseñanza de la lengua escrita debe partir de la vida cercana del niño que aprende". (p.43). Esto indica que esta metodología debe estar asociada a las experiencias inmediatas del niño, es decir, su hogar; las vivencias con sus padres, hermanos y amigos.

Esta posición es complementada por Padrón (1999), quien afirma que "las vivencias inmediatas del niño deben sistematizarse a través de un proceso de aprendizaje que respete las características individuales del niño". (p. 29)

Este aporte permite deducir que la metodología debe estar centrada en los intereses, motivaciones y características del niño que aprende y tal como lo señala Enríquez (1999), "bajo las condiciones de una propuesta de enseñaza con enfoque constructivista". (p.36). Esta afirmación implica que el docente, de primera etapa de Educación Básica, debe tener en consideración que:

  1. Los niños en la evolución de su escritura (construcción) pasan por diversas situaciones, que según Ferreiro y Gómez (1998), se clasifican en cuatro tipos: a) Escrituras "descontextuadas" de las cuales el detectado es un ejemplo; b) Escrituras vinculadas a una representación gráfica propia (poner "algo con letras"a un dibujo, por ejemplo); c) Escrituras vinculadas a una imagen (naipes sin textos, figuras recortadas y pegadas entre otras); d) Escrituras vinculadas a objetos (organizar un mercado o una juguetería y hacer los letreros correspondientes)
  2. El docente debe intentar reconstruir la psicogénesis de la escritura; tomando en consideración que el niño es un sujeto que asimila para comprender, que debe crear para poder asimilar, que transforma lo que va conociendo, que construye su propio conocimiento para apropiarse del conocimiento de los otros.

Así mismo, Reyes (1997), Ferreiro y Gómez (1998), coinciden en que el abordaje metodológico para la enseñanza de la lengua escrita en el aula, fundamentalmente en el nivel de Educación Básica, debe realizarse desde una concepción comunicacional funcional, tomándose en cuenta los factores psicológicos, sociales y lingüísticos de los niños como una manera significativa de contribuir a la formación integral.

Analizando los aportes teóricos de los autores antes mencionados se puede deducir que todos coinciden en que escribir significa producir ideas, conceptos, puntos de vista, texto en general, con el propósito de provocar algún efecto en el lector destinatario, para lo cual es necesario ordenar ideas, tomar en cuenta las particularidades de la lengua escrita y la intención de lo que se va a comunicar. Esto por supuesto implica una serie de actos mentales que el escritor debe poner en juego para poder comunicarse en forma efectiva con sus semejantes.

A propósito de esto, se cita a Ferreiro (1998), quien señala que en los sistemas de escritura en el desarrollo del niño se distinguen cinco (05) niveles de escritura:

Nivel 1: reproducción de rasgos que constituyen una forma básica de escritura, ya sea cursiva o de imprenta. Sí es cursiva se pueden encontrar grafismos ligados entre sí. Sí en cambio trata de imitar a la letra de imprenta los grafismos se encuentran separados, y se combinan líneas rectas y curvas.

Nivel 2: la hipótesis de este nivel es la diferencia entre las escrituras. El niño valiéndose de escaso número de grafismo, realiza diferentes combinaciones para lograr también significaciones diferentes.

Nivel 3: hipótesis silábica, aquí el niño trata de dar un valor sonoro a cada una de las letras que componen una escritura, pero en ese intento divide a la palabra en sílabas y cada letra vale por una sílaba. En esta etapa que se da entre los cuatro (04) y los cinco (05) años se produce un conflicto cognitivo entre la cantidad mínima de caracteres y la hipótesis silábica en aquellas palabras bisílabas.

Nivel 4: Es el pasaje de la hipótesis silábica a la alfabética. Es un período de investigación entre el nombre de la sílaba y la representación fonética de las letras.

Nivel 5: Constituye la escritura alfabética. El niño otorga un fonema para cada grafismo y a partir de ese momento afrontará solamente problemas de ortografía. En distintas bibliografías, se pueden encontrar organizadas las hipótesis, momentos o niveles de diferentes maneras, pero hay que tener en cuenta que no hay una exacta correspondencia cronológica con la edad y esto se debe a varios factores:

  • Características personales del niño.
  • Influencia del medio (mayor o menor estimulación respecto al tema en cuestión).

Un niño que se enfrente cotidianamente con material para ser leído necesitará poner a prueba sus esquemas de acción, verificar sus hipótesis o reelaboradas.

De acuerdo a los autores antes citados la metodología de la enseñanza de la escritura debe partir de las experiencias esenciales del niño, como una manera de que se motive a incrementar sus producciones escritas. Esta producción escrita del niño se inicia con escrituras espontáneas que realiza en el primer grado, las cuales se van ampliando de acuerdo al proceso de maduración del educando.

Este proceso de maduración le permitirá al niño incorporar pautas formales de escritura relacionadas con ortografía, unidad, coherencia y legibilidad. Es por esto, que el docente respetando los procesos mentales de madurez del alumno, debe tomar elementos mentales que determinan la adquisición de la destreza de la escritura como el hecho de aportar ideas sobre lo que desea escribir (canciones, poesías, recetas de cocina sencillas, experiencias vividas); el docente debe considerar estos aportes y conducir al niño en un proceso dinámico a que interiormente organice las ideas, las comprenda, internalice y posteriormente las exprese en forma oral o escrita.

Cuando manifieste deseos de hacerlo en forma escrita, debe guiarse al niño para que confronte lo que escribe con la experiencia que desea comunicar, de manera que se le ofrezca al educando situaciones de aprendizaje donde pueda confrontar sus aportes, enriquecerlos y producir nuevos conocimientos. Para ello, necesariamente el docente debe tomar en consideración la estructura representativa al nivel de producción de conceptos del niño, lo cual implica que ir a la escuela y aprender debidamente en los primeros grados, no significa solamente descifrar palabras escritas, decodificar letras, deletrear, silabear.

Actualmente el aprendizaje integral que debe evidenciar el niño de primera etapa debe corresponder con que éste comprenda lo que lee y sea capaz de explicarlo con sus palabras.

En conclusión, la metodología de la enseñanza de la escritura en los primeros grados de Educación Básica, no puede reducirse sólo a copiar oraciones o textos que no son significativos para el niño, empleados solo para ejercitar la mano del educando o mantenerlos ocupados, más no para establecer acuerdos o conclusiones, para anotar una idea importante, una canción, una receta entre otros.

Es importante destacar que cuando los niños copian del libro o pizarrón textos que no han contribuido a producir, no están escribiendo; es por ello que toda la producción escrita debe surgir de ellos, matizada por sus necesidades de comunicarse, su madurez mental, los elementos conceptuales que maneja y las características del contexto que lo enmarca. Lo descrito es lo que debe determinar la metodología particular que debe desarrollarse en cada aula de clases con sus características particulares.

Rol del Docente de la Primera Etapa de Educación Básica

en la Enseñanza de la Escritura

La primera etapa de Educación Básica es de suma importancia para el éxito escolar futuro del niño, ya que uno de sus objetivos fundamentales es el de iniciar al niño en la adquisición de la lectura y escritura.

Al respecto, Doman (1996), indica:

La primera etapa de Educación Básica del niño es de vital importancia para todo su futuro. Durante estos años, es cuando se establece la totalidad del intelecto del niño. Lo que el niño puede ser, lo que serán sus intereses y sus facultades se están determinando en estos años..., lo que debería ocurrirle en estos años cruciales es que habríamos de satisfacer su creciente sed de materia prima, que él trata de absorber en todas las formas posibles, especialmente por medio del lenguaje, ya sea hablado y oído, o impreso y leído. (p.10)

Desde esta perspectiva las actividades realizadas durante la primera etapa de la Educación Básica deben ejercitar y desarrollar las habilidades lingüísticas, cognitivas, perceptivas, motrices y afectivas necesarias que faciliten el aprendizaje de la lectura y escritura en el momento más propicio.

Por consiguiente, se requiere que el niño disponga de un ambiente estimulante caracterizado por la presencia de diversos materiales que faciliten la promoción de actitudes y valores positivos hacia la lectura, así como también la presencia de personas que actúen como modelos.

En ese sentido, es necesario señalar que si los niños han tenido libros y otros materiales escritos a su alrededor, es muy probable que entren en el mundo de la lengua escrita rápidamente y logren transformarse en lectores autónomos. Con relación a ello, Odreman (citado en González y Requena, 1996), expresa que:

La lectura es un proceso activo en el cual las experiencias previas del lector interactúan con el contexto escrito... la lengua escrita es un medio para expresar ideas y dependen en gran medida del contacto del niño con materiales impresos y de la relación que estos materiales generan sobre la personalidad del joven lector. (p.14)

En efecto, el contacto con los materiales proporciona una base de conocimientos e intereses que contribuirán al desarrollo pleno de las competencias para abordar el texto escrito. Desde ese punto de vista, la formación docente con relación a la enseñanza de la lectura y escritura consiste en proporcionar múltiples experiencias, actividades y materiales que favorezcan el desarrollo de habilidades que permitirán al niño enfrentarse con éxito a la enseñanza de la lectura y la escritura.

Partiendo de lo establecido, el rol del docente juega un papel prioritario, en el marco actual del sistema educativo, específicamente en los primeros grados dado que sienta la base para el desarrollo integral del niño y modela la conducta y personalidad del hombre del mañana. Es decir, que esta etapa sirve de pilar fundamental en la Educación Básica, y la formación impartida al niño en la misma garantizará el éxito educativo subsiguiente.

En consecuencia, es necesario que el docente que se desempeñe en esta etapa debe estar formado profesionalmente y realizar estudios continuos relacionados con el área para desempeñarse eficazmente en los roles del facilitador, orientador, promotor social, investigador, planificador, administrador y evaluador contemplado en la Resolución N° 1 (1996) emanada del Ministerio de Educación.

A esto debe sumársele que el docente debe asumir que el niño está aprendiendo desde que nace y lo hará durante toda su vida. Al llegar a la escuela, ya trae conocimientos sobre distintos temas y específicamente tiene algunas nociones de para qué sirve y como funciona la lengua escrita, ha visto mensajes escritos en su casa, sabe que el periódico tiene noticias que los adultos leen, reconoce los nombres de los productos de consumo en el hogar.

En la escuela, según Escalante (1996), "se le presenta al niño la información parcelada, primero las vocales, luego las consonantes, después las sílabas y finalmente la palabra, sin considerar la información que trae de su hogar y de su entorno social". (p. 64); Esto permite inferir que lo que ofrece la escuela para leer son silabarios que no aportan información y presentan "estructuras" que no son lengua escrita y lo que se les pide que escriban dista mucho de ser producción de ideas.

Enfoque Tradicional en la Enseñanza de la Escritura

En el enfoque tradicional para la enseñanza de la escritura, las actividades básicas del lenguaje: escuchar, hablar, leer y escribir se visualizan separadas y se intenta la consolidación de estas habilidades y destrezas de manera parcelada, aún cuando los programas oficiales recomiendan que se cumplan de manera interrelacionada durante el proceso de enseñanza.

Lira (1998), afirma que los docentes se aferran a este enfoque, obstaculizan generalmente las posibilidades del niño de apropiarse con adecuación del proceso de la lengua escrita; aprendiendo con deficiencias, siendo uno de los principales indicadores una letra o escritura poco legible para todo aquel que intente descifrar el mensaje. La actuación del docente de acuerdo a este autor se basa en la repetición automática, donde no se le da importancia a los intereses del niño, a la estimulación del concepto de sí mismo, del grupo y de su autoestima.

Cavinato (2000), señala que las secuelas que deja en los niños un enfoque tradicional para la enseñanza de la lectura son demoledoras, persistiendo en muchos de los casos por el resto de la vida. Con este autor coinciden Lerner (1996) y De la Roa (2001), quienes hacen referencia a las consecuencias negativas que marcan la presencia de limitaciones y deficiencias en la vida futura del niño como escritor eficiente.

Enfoque Contemporáneo en la Enseñanza de la Escritura

En la última década la propuesta pedagógica que se viene planteando, está basada en el conocimiento de la realidad, lo cual exige el desafío continuo de fundamentar el proceso de la construcción de la lengua escrita bajo una concepción que considera las dificultades de aprendizaje que muestra el niño como secuelas de la metodología empleada; es decir, cada niño debe ser atendido de acuerdo a sus particularidades, evitándose el uso de actividades donde se homogeniza la producción escrita del educando, empleándose criterios únicos donde se direcciona el aprendizaje del alumno con pasos y actividades ajenos a su proceso de madurez, centro de interés y contexto que le enmarca.

Esto indica, según Pozos (1998), que debe ejecutarse un aprendizaje espontáneo de la escritura, desde una perspectiva diferente a la que hasta ahora ha venido orientando este aprendizaje a través de métodos tradicionales destinados a ignorar el proceso natural de aprendizaje del niño.

En tal sentido, es oportuno destacar lo planteado por Ferreiro (1996), quien señala que actualmente el docente de Educación Básica debe estar en la búsqueda constante de opciones metodológicas que le permitan ofrecer a los niños dentro del contexto escolar, situaciones didácticas apropiadas, tanto a sus posibilidades cognitivas como el carácter social del aprendizaje, y que respondan a las características de la lengua escrita como objeto cultural. En tal sentido, se presentan a continuación las propuestas basadas en el enfoque contemporáneo de la enseñanza de la escritura de Cavinato (2000)

En un mismo orden de ideas, Lerner (1996), sugiere una técnica, que puede considerarse como novedosa y que el autor del presente estudio sugiere se aplique en el aula como elemento útil, es la denominada "Técnica para disminuir el índice de nieblas en un escrito". Esta técnica se debe emplear en el aula para medir el grado de dificultad para entender un escrito, ya que mientras mayor sea el índice de niebla, mayor será la dificultad para que los niños comprendan y reproduzcan el mensaje que reciban o deban construir.

Es importante acotar que hasta ahora los docentes en el proceso de enseñanza de la escritura no asocian las formas de los dibujos de los niños con los sonidos de las letras que en ocasiones escriben éstos al hacer representaciones gráficas.

Ferreiro y Gómez Palacios (1998), aducen que en la enseñanza de la escritura en niños pequeños tiene que considerarse que enseñar y practicar destrezas motoras perceptivas es fundamental para hacer posible la discriminación y producción original de formas particulares de letras. Al respecto, los mismos autores señalan que:

Existe un indisoluble nexo entre el dibujo y la lecto – escritura. Es por ello que debe ser allí donde se inicie el proceso para evitar problemas posteriores, que pueden ser dificultades que inciden directamente en las representaciones gráficas de las relaciones espaciales y aún del ritmo en los niños. (p.94)

Esta cita conduce a deducir que entre la escritura alfabética y la gráfica hay una estrecha relación, lo que indica que a partir de las fuentes gráficas tempranas se puede iniciar sin dificultades una escritura alfabética respetando las particularidades del niño.

Fallas Caligráficas que Dificultan la Legibilidad de la Escritura en Niños de la Primera Etapa de Educación Básica

Al abordarse el tema de la legibilidad de la escritura, debe necesariamente hacerse mención a las fallas caligráficas que el niño al escribir incurre, dificultando la comprensión de lo que escribe.

Thorogood (1998), sostiene que las fallas caligráficas que el niño demuestra en su escritura, generalmente son producto de un proceso mal orientado en la apropiación de la lengua escrita.

Al respecto, Posada (citado en Paba, 1998), señala que para que se dé un buen desarrollo del lenguaje escrito, éste debe responder a la satisfacción de una necesidad de comunicación individual y social, porque si no se produce un aprendizaje con marcadas deficiencias, lo que se plasma en este caso en fallas demostradas en el momento de escribir.

Así mismo, se consideran fallas caligráficas la carencia de uniformidad en los signos, cuando el niño al escribir mezcla minúscula con mayúscula, lo que dificulta el enlace entre las letras y por consiguiente su decodificación adecuada. Las fallas caligráficas se refieren específicamente a deficiencias en la reproducción de signos escritos que impiden la fluidez en la lectura.

En este marco de referencia es oportuno destacar que el maestro debe ayudar a desarrollar una escritura sin fallas, de manera que constituya un sistema de representación, en el cual es tan importante su aspecto gráfico (significantes) como su aspecto interpretativo (relación entre significante y significado); para depurar las fallas del niño al escribir es necesario, entonces conocer los diferentes tipos de fallas caligráficas, a fin de planificar las mejores opciones para erradicarlas.

Cabe destacar el papel del maestro en conducir al niño a desarrollo de una escritura legible, de tal forma que ésta constituya representativamente, aspectos gráficos e interpretativos para suprimir las fallas que en un momento determinado tenga el niño al escribir, se deben tipificar las fallas para poder corregirlas y planificar la forma de corregirlas.

En tal sentido Fraca de Barrera, 1999 (citado en Álvarez, 2002) hace referencia a propuestas concretas que pueden ejecutarse a nivel pedagógico; las cuales se señalan a continuación:

  1. El maestro debe proporcionar a los alumnos oportunidades de escribir diferentes tipos de textos y forma de cultura escrita que se empleen en la sociedad donde vive. Así los niños podrán establecer y discriminar los diversos usos y formas textuales en relación con los propósitos comunicativos.
  2. Ejercitación continua de diversos tipos de textos en relación con las intenciones que el alumno determine
  3. El docente debe emplear todos los recursos gráficos que otorga la sociedad alfabetizada para la ejercitación de la escritura. Un ejemplo es la trascripción de los mensajes de vallas y avisos publicitarios, graffiti y demás textos que no son estrictamente del medio escolar.

En conclusión puede agregarse que la trascendencia está en que cada docente le asigne a la lengua escrita el carácter de objeto de conocimiento y de uso social, lo que implica que todo docente debe asumir una posición radicalmente deferente al rediseñar propuestas de alfabetización, ya que no sólo debe concebirse la escritura como un instrumento de comunicación y de acción, sino también como objeto de reflexión.

Problemas del Niño que se Inicia en la Escritura

Con relación a la problemática del niño que se inicia en la escritura Ferreiro y Gómez (1998), hacen referencia a la necesidad existente que tiene el docente de saber si el niño tiene o siente la necesidad de comunicarse en forma escrita; esto, según la mencionada autora hará menos difícil el proceso de aprendizaje tanto para el niño como para el maestro.

Generalmente, al niño se le inicia en una escritura para nadie, para que el maestro corrija. Las autoras antes mencionada, señalan que en la medida en que la escritura es importante para el niño comunicarse realmente en esa misma medida va adquiriendo sentido para él aprender a escribir de manera correcta y legible.

En tal sentido, Posada y Paba (1997), sugieren que los problemas que el niño presenta al iniciarse en la escritura podrían disminuirse con actividades de escritura que tengan significado para él como: escribir notas para sus padres, familiares cercanos o amigos; relatar en forma escrita experiencias de su vida diaria que desee compartir con los demás. Este autor, sostiene que cuando el niño escribe temas de su interés particular, surge de manera espontánea la necesidad de corregir; apareciendo sistemáticamente luego la necesidad de organizar correctamente o en forma coherente las ideas, las oraciones y textos, atendiendo aspectos como la escritura de las palabras, la puntuación, la ortografía de las palabras, respecto de las normas de escritura.

Salgado (1997), complementa lo expuesto al aducir que el inicio del niño en la escritura debe partir de su eje de interés, proyectándose luego actividades sistemáticas, que de manera secuencial construyan en el niño seguridad que le conduzca a emplear la escritura como un instrumento eficaz de comunicación.

El niño para apropiarse de un sistema de escritura con eficiencia, debe partir de los conocimientos intuitivos que posee sobre la articulación oral del lenguaje, ya que por ser hablante nativo de una lengua común, es importante que descubra por sí mismo el código de signos que debe aprender a reproducir para representar gráficamente lo que ya dice oralmente.

Es por ello que el autor de este estudio considera trascendente motivar en las aulas de la primera etapa de Educación Básica, estrategias didácticas que fomenten la comunicación escrita desde la reflexión sobre la articulación oral que el niño realiza en sus conversaciones cotidianas, lo que le conllevará a la toma de conciencia de los sonidos articulados de su lenguaje; todo esto viene a constituir fuentes de información primaria racional y suficiente, de donde se podrá extraer toda la información pertinente que le permita al niño dibujar cada uno de los sonidos emitidos.

Al realizarse o cumplirse este proceso se contribuirá a desarrollar inicialmente la escritura de la lengua como mera representación gráfica de esa articulación oral valiosa y significativa que sabe utilizar el sujeto, para luego, finalmente poder apropiarse de la escritura convencional a través de un proceso reflexivo, partiendo de la búsqueda permanente del significado.

De acuerdo a lo planteado por Solé (2000), los principales problemas del niño que se inicia en la escritura son aquellos relacionados con:

  1. Las condiciones y estrategias de aprendizaje que rodean el lenguaje escrito.
  2. Falta de coordinación en la secuencia de los procedimientos y actividades que se realizan con el fin de facilitar la adquisición, almacenamiento y utilización del proceso de producción escrita
  3. El aspecto mecanicista que rodea el aprendizaje del lenguaje escrito.
  4. Carencia de objetivos concretos sobre lo que realmente se desea con el proceso de escritura.
  5. Falta de estrategias dirigidas al mejoramiento continuo, del aspecto gráfico de la escritura.

Fallas Caligráficas Más Comunes en Alumnos de Primera Etapa de Educación Básica

Tomando en consideración el desarrollo de la psicolingüística y de las teorías constructivistas y cognitivas que han adquirido especial auge en los últimos años, se puede afirmar que la apropiación adecuada del lenguaje escrito, lejos de ser un acto pasivo y mecánico, es un proceso activo que involucra operaciones mentales de alto nivel.

Al respecto Heller y Thorogood (1998), afirman que en la actualidad para evitar las fallas caligráficas de la escritura debe ponerse especial énfasis en la adquisición y desarrollo de destrezas, ya que estos autores consideran que la génesis del problema es de tipo metodológico.

Por otra parte, Ferreiro y Gómez Palacio (1998), consideran que el problema que rodea a la enseñanza y aprendizaje de la escritura está vinculado con la concepción que el docente maneja para fomentar los procesos constructivos de apropiación de la escritura.

Estas autoras manifiestan que históricamente hablando, la escritura tiene un origen extra escolar en el desarrollo psicogenético del niño. Por lo tanto el docente que le corresponda guiar al niño en el inicio formal de su proceso constructivo en el ámbito escrito debe, según las autoras antes citadas:

  1. Asumir que el comienzo de la organización del objeto de conocimiento precede a las prácticas escolares.
  2. Que la escritura efectiva evoluciona con el niño a través de modos de organización que la escuela desconoce.
  3. Que la escritura existe inserta en múltiples objetos físicos en el ambiente que rodea al niño ya sea urbano, suburbano o rural.

Se deduce entonces que cuando el docente ignora estos principios, inicia un proceso que contradice la psicogénesis de la escritura, fomentando la creación de fallas en el niño que éste evidencia en el desarrollo del proceso.

Estas fallas, las denomina Ferreiro (1996), como elemento que impiden la legibilidad de lo escrito, pudiéndose considerar:

Escritura "descontextuadas", originadas generalmente por dictados de palabras u oraciones ajenas al contexto del niño, quien al desconocer el sonido, palabra u oración que se le dicta, opta por reproducir en forma escrita lo escuchado lo más parecido posible, lo que no logra en la mayoría de las ocasiones reproduciendo textos escritos con vocablos invertidos, sonidos aglutinados o con signos ininteligibles. (p. 127)

Esta escritura deficiente "descontextuada" se produce según esta autora porque la producción escrita del niño no se respeta, si no que se le impone lo que debe escribir, escritos que generalmente son tachados por el docente en el afán de corregir, sin conferirle importancia a la construcción gráfica signo- símbolo – contexto – experiencias propias del niño.

Cuando la construcción gráfica del niño no es respetada, aduce Gómez y Palacios (citado en Álvarez, 2002), surgen fallas caligráficas que pueden categorizarse como se enumera a continuación:

  1. Fallas caligráficas asociadas a la producción escrita que dificulta la interpretación del significado de un determinado mensaje que se quiera transmitir.
  2. Fallas caligráficas vinculadas al poco dominio o debido entrenamiento de la destreza motriz que implica escribir en forma legible (desarrollo de la motricidad fina)
  3. Inadecuado aprendizaje sobre la estructura formal y construcción de textos escritos.
  4. Fallas caligráficas referidas a situaciones comunicativas fomentadas en contextos ajenos a la realidad del niño.
  5. Fallas caligráficas asociadas a particularidades afectivas y emocionales del niño que no le permiten el desarrollo adecuado de sus competencias comunicativas.

Para categorizar las fallas caligráficas de los niños se debe primero, según Blanco (2000), discriminarse su origen; pudiendo ser "sensoriales, neurológicas o contextuales". Cuando las fallas están asociadas a problemas neurológicos, se les denomina trastornos llamados comúnmente disgrafía, que exige atención especializada.

Cuando por el contrario, estas fallas o disgrafía se asocian a distracción, falta de ejercitación de la motricidad fina, problemas visuales, auditivos, mal hábito para agarrar correctamente el lápiz; deben o pueden ser atendidos por el docente del aula.

Estas fallas se evidencian fundamentalmente en: omisión de letras, confusión de palabras o sílabas, aglutinamiento de palabras, confusión de signos y símbolos; así mismo se observa deficiencias en el tamaño, forma, inclinación, espacio y presión o color del trazo.

En algunos niños que presentan problemas de disgrafía motriz, fundamentalmente se afecta la calidad de la escritura, donde se cuenta la legibilidad; observándose sobre todo predominio sobre las alteraciones de la fluidez y ritmo motor.

Causas de las Fallas Caligráficas más Comunes en Niños de Primera Etapa de Educación Básica

Pueden citarse muchas razones por las que los niños, presentan fallas caligráficas, pero de acuerdo a Blanco (2000), las más importantes son:

  1. Razones vinculadas con la madurez del niño(fundamentalmente en el caso de niños ambidiestros y zurdos contrariados)
  2. Trastornos psicomotores (fallas de equilibrios y alteraciones en la motricidad fina)
  3. Trastornos de organización perceptiva, de estructuración y orientación espacial.
  4. Instrucción rígida e inflexible de un sistema formal.
  5. Deficiencias pedagógicas del que enseña.
  6. Mala postura al escribir, la posición del papel y la manera de agarrar el lápiz.
  7. Presión de maestros y padres hacia el niño.

Otras causas pueden ubicarse en los métodos, el estilo de escritura y al tamaño de la letra, los cuales deben estar pensados de acuerdo al contexto, las características de los niños y las habilidades y destrezas que estos posean como escritores. Es por ello, que se sugiere al docente de la primera etapa que en el pizarrón:

  • Emplee un estilo de letra sencillo.
  • Mayúsculas para títulos y minúsculas para frases.
  • Las palabras deben estar bien espaciadas de manera que el niño las pueda identificar y reproducir sin dificultad.
  • Debe emplear armónicamente tonos y colores si se apoya en el lenguaje gráfico o visual.
  • Debe tener en cuenta que el tamaño de las letras es muy importante y debe relacionarlo con las dimensiones del aula y la distancia que hay entre los niños y el pizarrón.
  • Considerar que el empleo del color genera en el niño una reacción psicológica agradable que favorece el aprendizaje, ya que llama la atención, enfatiza, hace distinciones, separa categorías.

Factores que Determinan la Legibilidad de la Escritura

La escritura es uno de los inventos culturales más importantes de la humanidad, surgido de la necesidad de comunicarse, de plasmar y dar permanencia a los pensamientos.

La grafóloga Martínez (citada en Álvarez, 2002), se pregunta ¿por qué ocuparse de la escritura?, ante lo cual resalta tres (03) tipos de motivos:

  1. La escritura es la base de la actividad escolar de los niños.
  2. La escritura es un registro, un reflejo de la personalidad del niño.
  3. La escritura puede reeducarse y a través de su tratamiento no solamente mejorará la calidad gráfica, sino las dificultades que el niño tiene.

La grafología infantil y la grafoterapia son las ramas de la grafología que ocupan un lugar de honor dentro del campo grafológico por su carácter de prevención, orientación y reeducación en esta etapa trascendental en el ser humano que es la niñez.

Esta técnica posee evidentes ventajas: naturalidad, comodidad y discreción. Naturalidad, porque la escritura es una tarea que el niño debe realizar todos los días; comodidad, porque no se necesita que el examinado este presente, pues basta recoger algo previamente y, finalmente, discreción, porque permite observar continuamente la evolución del niño sin que él lo perciba.

La actividad gráfica del niño comienza con el garabato, entre los 18 y 20 meses. El niño suele demostrar interés y alegría en sus primeros trazos. Pero para un determinado grupo de pequeños, los disgráficos, la escritura, muy por el contrario, va a ser origen de conflictos, recriminaciones por parte de los padres y maestros, sentimientos de fracaso, entre otros, constituyendo una verdadera barrera para el éxito de su escolaridad, y llevándoles, en algunos casos, a una inadaptación profunda.

A continuación, se pasa a exponer una cuestión básica: cómo tiene que ser, qué requisitos debe cumplir, desde la perspectiva pedagógica, la caligrafía que se enseña al niño. Y antes de ello, preguntarse si es conveniente o no enseñarle al niño caligrafía.

Según el punto de vista de Martínez, 2001(citado en Álvarez, 2002), al niño hay que enseñarle unas pautas gráficas, unas normas básicas de cómo tiene que ser la escritura. Al niño de etapa precaligráfica hay que indicarle cómo tiene que escribir, educarle el gesto gráfico para que esa escritura reúna una serie de requisitos de legibilidad, orden y estética. Estas mismas pautas, el niño las afianzará en la etapa caligráfica, y una vez que estén consolidados los movimientos, ya en la etapa poscaligráfica sobre los 11 o 12 años, el niño seguirá evolucionando hacia una escritura personal más rica y original.

Es por ello que el maestro debe considerar algunos requisitos que debe tener una escritura positiva, asentada en unos principios pedagógicos:

  • La escritura, como modo de comunicación, debe estar formada por letras fácilmente identificables como tales, por lo que se deberá indicar al niño que realice una forma legible.
  • Escribir las letras rectas o ligeramente inclinadas a la derecha. Ello favorece el control y la objetividad – rectas – o una actitud de interés hacia el mundo –inclinadas.
  • Una escritura predominantemente curva, algo ovalada al principio y más ovalada posteriormente, ya que la curva es señal de adaptabilidad.
  • Una escritura progresiva y agrupada, lo que favorecerá la integración del niño en su entorno y el equilibrio de su personalidad.
  • Una estructura simplificada de las letras para no perder el tiempo en rasgos innecesarios, pero sin atentar contra la legibilidad.
  • Buena distribución del texto, espaciamiento suficiente entre palabras y líneas, consiguiendo un escrito cuidado y grato a la vista.

Es importante resaltar que, estudios en el área de la lingüística han coincidido en conclusiones que se direccionan hacia la necesidad en las aulas de Educación Básica de proceder a la revisión completa de ideas existentes sobre el aprendizaje de la lengua escrita.

Bases Legales

Este estudio tiene su referente legal en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999), el Currículo Básico Nacional (1998) y Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente (1998),

En primera instancia se abordarán los artículos referidos a educación contemplados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999). Tal es el caso del artículo 102° que establece lo siguiente:

La educación es un derecho humano y un deber social fundamental, es democrática, gratuita y obligatoria. El Estado la asumirá como función indeclinable y dé máximo interés en todos sus niveles y modalidades, como instrumento del conocimiento científico, humanístico y tecnológico al servicio de la sociedad. La educación es un servicio público y está fundamentada en el respeto a todas las corrientes del pensamiento, con la finalidad de desarrollar el potencial creativo de cada ser humano y el pleno ejercicio de su personalidad en una sociedad democrática basada en la valoración ética del trabajo y en la participación activa, consciente y solidaria en los procesos de transformación social consustanciados con los valores de la identidad nacional, y con una visión latinoamericana y universal. El Estado, con la participación de las familias y la sociedad, promoverá el proceso de educación ciudadana de acuerdo con los principios contenidos de esta Constitución y en la ley.

El referido artículo establece la obligatoriedad del estado para asumir la educación como servicio público a objeto de desarrollar el potencial de cada individuo con la participación activa de la familia y la sociedad, a los fines de elevar la calidad de vida de los individuos que conforman dicha sociedad.

Lo referido al artículo 103°, en el cual se establece lo siguiente:

Toda persona tiene derecho a una educación integral, de calidad, permanente, en igualdad de condiciones y oportunidades, sin más limitaciones que las derivadas de sus aptitudes, vocación y aspiraciones. La educación es obligatoria en todos sus niveles, desde maternal hasta el nivel medio diversificado. La impartida en las instituciones del Estado es gratuita hasta el pregrado universitario. A tal fin, el Estado realizará una inversión prioritaria, de conformidad con las recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas. (...) La ley garantizará igual atención a las personas con necesidades o con discapacidad y a quienes se encuentren privados de su libertad o carezcan de condiciones básicas para su incorporación o permanencia en el sistema educativo (...)

En vista de que los individuos necesitan recibir preparación y capacitación que les ayude a enfrentar las distintas situaciones que se le presentan en su entorno bajo la orientación del proceso educativo formal, la Educación Básica no puede quedar relegada ante esta oportunidad que brinda el sistema educativo venezolano para que así el niño pueda desarrollar sus potencialidades dentro de una sociedad cambiante y coadyuvar a que situaciones tales como el aprovechamiento de los docentes para lograr el desarrollo psicomotor de los educandos y así mismo fortalecer su desarrollo integral.

Por otro lado, el Currículo Básico Nacional señala entre sus objetivos que el niño:

Desarrolle sus capacidades cognitivas-intelectuales, cognitivas motrices y cognitivas-afectivas así como sus competencias comunicativas en atención a los procesos de comprensión y producción del lenguaje oral y escrito; a la valoración del trabajo en su sentido individual, social y trascendental a fin de formar un individuo autónomo que pueda desenvolverse como ciudadano con plenos derechos y deberes en la sociedad en que vive. (p.74)

Esto expresa un concepto innovador, desde el punto de vista curricular, ya que integra los objetivos del currículo en los llamados ejes transversales. Ellos, globalizan las áreas con los objetivos de grado y nivel, y contextualizan las dimensiones del aprendizaje del educando.

Fundamentación Psicológica

Durante mucho tiempo la psicología de la educación mantuvo una tendencia clara a psicologizar las explicaciones del hecho educativo, siendo creciente el reconocimiento de que la gran complejidad que muestran los fenómenos educativos, sólo se logran comprender cuando se realiza un acercamiento transdisciplinario a las actuaciones propias de la educación. Sin embargo, la información proveniente del área de la psicología comporta especial interés pues, en cualquier nivel educativo, contemplar las características de los procesos de desarrollo y aprendizaje de los alumnos, es de indudable pertinencia.

Tomando en cuenta este principio unificador el ser humano es visto como ser único e irrepetible que construye su propio conocimiento, no adquiriéndolo del exterior sino tomando de él los elementos que su estructura cognoscitiva puede asimilar para ir conformándose como un ser autónomo, intelectual y moral, ya que las múltiples influencias que recibe de su inmediatez socio cultural y de su propia biología facilitan su desarrollo cognoscitivo y afectivo.

La escuela, junto con la familia, resultan ser las instituciones de mayor importancia en el proceso de desarrollo psicológico del alumno, ambas constituyen ambientes culturalmente organizados donde éstos interactúan constantemente. Es así como se observa, que la interacción de los seres humanos con su medio va estar mediatizado desde el inicio de su existencia por la cultura, mediación que permite tal como lo afirma Vygotski (citado por el Ministerio de Educación en el Currículo Básico Nacional, 1998), el desarrollo de los procesos psicológicos superiores.

Para la doctrina de los fundamentos y métodos del conocimiento científico (epistemología), el desarrollo se produce mediante un juego constante de procesos que llevan al sujeto de un estado de conocimiento más simple a otro más complejo y se traduce en cambios cualitativos de sus estructuras cognoscitivas. Estos cambios ayudan al docente a distinguir etapas que son de especial interés para él, pues el conocer particularidades le sirve de guía para organizar ambientes de aprendizaje en los alumnos.

Para la educación resulta muy fructífera la descripción Piagetiana del proceso de adquisición de conocimientos, en el cual el sujeto asimila los elementos de su ambiente y los incorpora a su estructura cognoscitiva y con ello las estructuras se acomodan, alcanzando un nuevo estado de equilibrio inestable superior al que presentaba antes de construir el nuevo conocimiento. Esta concepción lleva al docente a concebir el aprendizaje como un proceso individual de una persona en particular, cuyos conocimientos y experiencias previas le permiten transitar diversas vías y alcanzar niveles diferentes con relación al resultado que se hubiese planteado como objetivo.

Las anteriores afirmaciones se complementan con la concepción Vygotskiana de zona de desarrollo próximo, considerada como la distancia entre el nivel real de desarrollo, donde el sujeto puede resolver por si mismo un problema o demostrar un conocimiento y el nivel de desarrollo potencial donde podrá resolver problemas cuando un adulto u otro compañero con conocimientos más complejo les guíe.

De acuerdo a este principio el educador juega un papel protagónico, a él le corresponde ser la persona encargada de organizar el ambiente socio educativo para que se produzcan fructíferas interacciones comunicativas – constructivas, donde el docente forma parte del grupo, o de los alumnos entre sí. El efecto de estas interacciones comunicativas – constructivas recae en las relaciones interpersonales y su comunicación, con lo cual las funciones psíquicas superiores (lenguaje, resolución de problemas, formación de conceptos, desarrollo simbólico, memoria, anticipación al futuro y otras), aparecen primero en el ámbito social (ínter psicológico) y luego a escala individual (intra psicológico), tal como lo afirma Vygotski (citado por el Ministerio de Educación en el Currículo Básico Nacional, 1998), en su "Ley de doble formación de los procesos psicológicos superiores".

Mediante pautas de interacción, se establece la función educativa del maestro (adulto), en las que sus intervenciones deben ir por delante del nivel de competencia efectiva del alumno para llevar a cabo la actividad de andamiaje, en el cual se retira progresivamente su ayuda, a medida que el aprendiz progresa. Es importante afirmar que este proceso exige del maestro una evaluación continua de la actividad del alumno y una interpretación de su actuación como mediador del proceso enseñanza aprendizaje.

Tomando en cuenta las referencias anteriores no basta con crear zonas individuales de desarrollo próximo, sino zonas colectivas interrelacionadas como parte de un sistema de enseñanza donde el maestro es el mediador por excelencia, pero sin descuidar que un alumno en ocasiones puede desempeñar el rol de mediador, como también los pares en el proceso de construcción de conocimientos.

Por su parte, en la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente (1998), con su exposición de Motivos, que implica la derogación de la Ley Titular del Menor (1981), transformó necesidades en derechos, lo cual reconoce a los niños, niñas y adolescentes como un sector importante de la población que deben recibir del adulto toda la atención necesaria para su pleno desarrollo a la vez que se le garantiza el derecho a participar activamente en todo lo que le concierne. En el Art. 32 se establece el derecho que permite a todos los niños, niñas y adolescentes la integridad personal, física, psíquica y moral.

CAPÍTULO III

METODOLOGÍA

Diseño de la Investigación

El presente estudio está enmarcado en una investigación de campo de carácter descriptivo, tal como lo define Manual de Trabajos de Grado, Especialización y Maestrías y Tesis Doctorales de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (2003), el cual señala:

…el análisis sistemático de problemas en la realidad, con el propósito bien sea de describirlo, interpretarlo, entender su naturaleza y factores constituyentes, explicar sus causas y efectos, o predecir su ocurrencia, haciendo uso de métodos característicos de cualquiera de los paradigmas o enfoques de investigación conocidos o en desarrollo. (p. 14)

En este mismo orden de ideas, el trabajo se sustenta en una metodología de tipo investigación acción, ya que se indaga sobre la práctica dentro de un enfoque cualitativo interpretativo, de crítica social u otros enfoque emergentes (ob. cit)

Igualmente, la presente investigación, de acuerdo con sus características y objetivos, es una investigación documental, el cual según las Normas para la Elaboración, Presentación y Evaluación de los Trabajos Especiales de Grado, de la Universidad Santa María (2001): "La investigación documental se ocupa del estudio de problemas planteados a nivel teórico, la información requerida para abordarlos se encuentra básicamente en materiales impresos, audiovisuales y/o electrónicos". (p. 41)

Para Navarro y Villalobos (1996), plantean que: "...la investigación documental se entiende como una serie de procesos en la búsqueda y tratamiento de información bibliográfica y documentales generales a partir de los estudios hechos sobre un particular...". (p. 43)

En la investigación documental se reflexiona sobre los hechos o fenómenos para delimitar el tema a estudiar, proporciona una visión global de la realidad por investigar y permite establecer categorías conceptuales para determinar el carácter teórico de la investigación.

Por otra parte, la investigación será de carácter etnográfica, al respecto, Taylor y Bugdan, 1987, afirman que en la descripción etnográfica el investigador trata de suministrar una imagen fiel a la vida, de lo que las personas dicen y del modo en que se comportan, es decir, se deja que las palabras de las personas hablen por si solas. (p. 153)

En este caso, el propósito del estudio está orientado a diseñar estrategias y recursos metodológicos en el perfeccionamiento de la legibilidad de la escritura en alumnos de la primera etapa en la Unidad Educativa Nacional Parmanacay, ubicada en el Municipio Francisco Linares Alcántara, del estado Aragua, esta investigación se concretará con el diseño e implementación de un Proyecto Pedagógico de Aula, definido por el Currículo Básico Nacional (1997), "como un instrumento de planificación pedagógica basado en la transversalidad que implica la investigación, genera la globalización del aprendizaje, y por ende la integración de los contenidos con el contexto socio natural de los educandos". (p. 105)

Fases de la Investigación

El estudio se desarrollará de acuerdo a las siguientes fases:

Fase I: Se realizará un diagnóstico sobre la situación problemática que se presenta en la institución educativa, tomándose como prioritaria la planteada en el estudio a realizar, como lo es describir las estrategias y recursos empleados por los docentes en el logro de una escritura en los alumnos de la primera etapa de Educación Básica.

Fase II: Se realizará una revisión bibliográfica que permitirá sustentar teóricamente la investigación. Para la revisión de las fuentes se empleará la técnica del análisis externo de cada libro, y la lectura exploratoria de todos y cada uno de los documentos que se ubiquen. Esto permitirá la elaboración de un primer esquema de trabajo, lo que vendría a constituir luego la estructura temática con temas y subtemas.

Fase III: Corresponderá a la sistematización de los pasos que se seguirán para ejecutar la investigación, entre las cuales se tienen la delimitación del planteamiento del problema, la construcción de los objetivos, redacción de la justificación, así como también el planteamiento de los antecedentes. Asimismo, se seleccionarán las bases teóricas y legales, tratamiento metodológico en cuanto a tipo y diseño de paradigma de la investigación y el uso de las técnicas e instrumentos. Del mismo modo, se seleccionarán los informantes claves, constituidos por un docente, un alumno y un representante.

Fase IV: Diseño e implementación del Proyecto Pedagógico de Aula (PPA), de acuerdo a lo planteado en los Cuadernos para la Reforma Educativa venezolana (1996), los pasos para la elaboración de dichos proyectos son los siguientes:

  • Conocer y estudiar, con detalle, en el Currículo Básico Nacional, y en su caso, en el del estado correspondiente: Los objetivos generales del Nivel de Educación Básica y los de la Etapa en la que se va a trabajar: primera, segunda o tercera. La justificación, las dimensiones, los alcances y los indicadores de los Ejes Transversales. Los bloques de contenido, los objetivos, los contenidos específicos (conceptos, procedimientos y actitudes) y las competencias e indicadores de la evaluación prescritos, para el grado, en cada una de las Áreas Académicas.
  • Conocer y estudiar los objetivos y concreciones expresados por la comunidad educativa en el Proyecto Pedagógico de Plantel como rasgos característicos de la acción escolar en ese plantel determinado. Analizar cuáles de esos objetivos o concreciones pueden aplicarse al grado o curso escolar concreto sobre el que se va a trabajar, y, de forma general, reflexionar sobre cómo podrían ser implementados.
  • Realizar un proceso de aproximación a la realidad psicosocial que viven y experimenten los alumnos y alumnas que integran el grado. Aproximación de carácter global, a partir de las informaciones que pueden obtenerse de los estudios e investigaciones sobre "psicología evolutiva o del desarrollo". Y de carácter más particular, a partir del conocimiento directo de los alumnos y de las alumnas que integran el grupo de aula.
  • Realizar una organización del tiempo escolar del que se dispone a lo largo del grado. Organización temporal sobre la que, posteriormente, se diseñarán las programaciones. Esta organización del tiempo escolar puede realizarse tomando diversas opciones: semanal, quincenal o mensual.
  • Tomar la opción sobre qué tipo o modelo de globalización se va a adoptar en el desarrollo de las programaciones, o si se indica por un modelo mixto que irá variando a lo largo del desarrollo de los distintos proyectos. En función del modelo o modelos de globalización por los que se haya optado y de la temporalización que previamente se haya establecido, formular el "nombre" y los "alcances o experiencias" sobre los que girará cada programación.
  • Análisis de los resultados de la matriz del informante clave, en la cuarta fase se procederá a analizar e interpretar la información, mediante el análisis de contenido. Esta técnica se aplicará con la finalidad de interpretar analíticamente la información que se registre. Para ello se empleará una matriz de análisis, que permitirá extraer información, que generalmente no parece tan evidente, en el documento o situación real. (Hurtado y Toro, 1998)

Fase V: Construcción de las conclusiones y recomendaciones. El desarrollo de la técnica anteriormente servirá de apoyo para la redacción de las conclusiones y recomendaciones.

Población

La población es definida por Ramírez (1999) como "un subconjunto del universo conformado en atención a un determinado número de variables que se van a estudiar, variables que lo hacen un subconjunto particular con respecto al resto de los integrantes del universo" (p. 63)

De igual manera, Morles (1994), la define como "el conjunto para el cual serán válidas las conclusiones que se obtengan a los elementos o unidades a las cuales se refiere la investigación" (p. 17)

Para el efecto de esta investigación, la población estará conformada por un docente de la I etapa de Educación Básica, un alumno de dicha etapa y un representante de la Unidad Educativa Nacional Parmanacay del municipio Francisco Linares Alcántara del Estado Aragua.

Informantes Claves

El grupo de informantes estará conformado por un docente de la primera etapa, un alumno de la primera etapa de Educación Básica y un representante

Informante 1: El perfil de este docente se puede describir como una persona receptiva, de trato afable, con amplia experiencia docente y conocimientos sobre estrategias y recurso empleados en el logro de una escritura legible en los alumnos de la primera etapa de Educación Básica.

Informante 2: En este caso el alumno seleccionado, tiene un carácter amable, es receptivo, demuestra logicidad en su expresión verbal, se integra con facilidad a los grupos de trabajo y además muestra interés por la lectura y escritura.

Informante 3: La representante elegida, es una persona que presenta las siguientes actitudes, socializa con el grupo de docentes y alumnos, es muy colaboradora y además está sensibilizada con la problemática planteada.

Técnicas e Instrumentos de Recolección de Datos

Técnicas

Para la obtención de la información requerida se aplicará la técnica de observación participante, al respecto, Hurtado y Toro (1998), afirman: "Que el investigador se introduzca en la comunidad o grupo que se propone estudiar; involucrarse significa hacerse participe de la vida comunitaria". (p. 110), es decir, envolverse en las acciones propias de la comunidad que se está observando, sin interferir en los procesos que se estén desarrollando, sino simplemente vivir la observación de una manera militante y comprometido con los aspectos que son propios a la investigación. Por otro lado, se utilizará la entrevista como estrategia metodológica y en este sentido, Alonso (citado en González, 2000, p. 24) la define como:

Una conversación entre dos personas, un entrevistador y un informante, dirigida y registrada por el entrevistador con el propósito de favorecer la producción de un discurso conversacional, continuo y con cierta línea argumental - no fragmentado, segmentado, precodificado y cerrado por un cuestionario previo - del entrevistado sobre un tema definido en el marco de una investigación. (p. 228).

Esta es una estrategia que permite adentrarse en el mundo subjetivo del entrevistado de manera de obtener información de primera mano en el cual el informante expresa su punto de vista sobre una realidad vivenciada por él.

Instrumentos

En primer término el instrumento que se utilizará será el guión de entrevista, definido por González (2000), como

Una lista de preguntas que orientan y organizan su curso, manteniendo focalizada la atención en todos y en cada uno de los tópicos acerca de los cuales se pretende obtener información, evitándose la dispersión y permitiendo mantener una interacción en la conversación fluida y espontánea, pero a la vez mantener la atención en una secuencia predeterminada sobre los aspectos que indaga. (p. 25)

En este sentido, el guión es una estructura de carácter formal que permite viabilizar los objetivos propuestos en una investigación específica, con la finalidad de orientar un estudio sobre los aspectos puntuales que este persigue.

En segundo término, se utilizará el cuaderno de notas, el cual sirve para llevar los registros de las observaciones realizadas en el proceso de investigación. Finalmente, se utilizará una matriz de informante, la cual según González (2000), la define como "una estructura que ordena y relaciona los saberes contenidos en la entrevista de cada uno de los participantes; constituyéndose así en la primera instancia real generadora para la formación de conocimientos amparados en los testimonios aportados por ellos". (p. 45)

CAPÍTULO IV

ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS

En el presente capítulo se expone el análisis de los resultados logrados después de realizadas las entrevistas con los informantes claves sujeto del estudio, con la intención de diseñar y ejecutar un Proyecto Pedagógico de Aula, que permita el perfeccionamiento de la legibilidad de la escritura en los alumnos de la primera etapa de Educación Básica en la Unidad Educativa Nacional Parmanacay, ubicada en el Municipio Francisco Linares Alcántara, del estado Aragua.

Particularmente, se presentan la descripción y análisis de la información obtenida en las entrevistas con los informantes claves. Los cuales se presentan en una serie de tres (03) matrices individuales que corresponden a cada uno de los entrevistados, categorizando las respuestas dadas por cada uno de los sujetos, para realizar posteriormente el correspondiente análisis.

MATRIZ INDIVIDUAL Nº 1

Sujeto Significante Nº 1 Docente de Aula

Para ver el cuadro seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Análisis de la Entrevista a la Docente

En cuanto a la categoría referida a las estrategias y recursos aplicados para mejorar la legibilidad de la escritura, se puede inferir que la docente maneja las herramientas básicas para desarrollar las actividades pertinentes a la legibilidad de la escritura.

Respecto a la categoría fallas caligráficas más comunes que presentan los alumnos, la misma destacó que las más comunes son cambio de letras en palabras, utilización de minúsculas en los nombres propios y apellidos de ellos mismos, mal uso de la letra m, antes de b y p, así como también la falta de letras al comienzo de una palabra.

En cuanto a la categoría estrategias para mejorar las fallas caligráficas en la escritura, la docente manifestó, que utiliza la realización de caligrafías en aquellas palabras mal escritas y recortes de palabras extraídas de revistas, periódico y otros materiales impresos a fin de que los niños se familiaricen con las mismas. De igual forma dijo utilizar la lectura como estrategia. Cabe destacar que, la docente entrevistada se encontraba, para el momento de la entrevista en muy buena disposición y tuvo un trato amable con el entrevistador.

MATRIZ INDIVIDUAL Nº 2

Sujeto Significante Nº 2 Alumno

Para ver el cuadro seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Análisis de la Entrevista del Alumno

En lo que se refiere a la categoría estrategias y recursos aplicados para mejorar la legibilidad de la escritura, el alumno entrevistado posee información elemental sobre algunos aspectos, ya que manifestó la utilización de la lectura silenciosa y en voz alta, así como también la escritura de palabras o textos del pizarrón.

Por otra parte, en la categoría fallas caligráficas más comunes que presentan los alumnos, según la respuesta emitida por el alumno, destaca que el grupo de alumnos escriben palabras cambiándoles letras y la ausencia de mayúsculas.

Con relación a la categoría estrategias para mejorar las fallas caligráficas en la escritura, el niño manifestó que según su maestra, estos deben realizar muchas caligrafías y leer bastante, con el fin de mejorar las deficiencias en la escritura.

El alumno entrevistado, estuvo muy atento al momento de formulársele las preguntas, respondió las mismas con entusiasmo y demostró curiosidad por la actividad que estaba realizando.

MATRIZ INDIVIDUAL Nº 3

Sujeto Significante Nº 3 Representante

Para ver el cuadro seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Análisis de la Entrevista del Representante

Respecto a la categoría estrategias y recursos aplicados para mejorar la legibilidad de la escritura, la representante consideró que las mismas tienen que ver con la utilización de caligrafías, escrituras de palabras y lecturas de las mismas.

Por otra parte, en la categoría fallas caligráficas más comunes que presentan los alumnos, consideró la representante que estas son el cambio de letras en algunas palabras, la no utilización de las mayúsculas cuando corresponden.

En cuanto a la categoría estrategias para mejorar las fallas caligráficas en la escritura, la representante consideró que estas son la utilización de caligrafías y la búsqueda y recorte de palabras en periódicos y revistas, para luego ser colocadas en el cuaderno.

Es de hacer notar, que la representante al momento de la entrevista siempre estuvo con buena disposición para responder los ítemes y expresó que le parecía interesante el tema en cuestión.

Proyecto Pedagógico de Aula

Docente: Sánchez José Grado: Tercero Sección "A"

Unidad Educativa Nacional Parmanacay

Título del Proyecto: Leo, Escribo y Aprendo

Tiempo de Ejecución: 04 Semanas

Justificación:

Es de gran importancia la escritura legible en la sociedad, ya que es un medio expresivo y comunicativo dentro de ésta. Graficar pensamientos e ideas y de esta manera perduren en el tiempo. Para la ejecución de un escritura legible se debe poner en práctica estrategias y recursos metodológicos que es el objetivo principal de este proyecto.

Propósitos:

Se aspira que al finalizar este proyecto, los alumnos reconozcan la importancia de la legibilidad de la escritura y la posición correcta al escribir. Asimismo, se aspira que valoren la escritura como un medio de comunicación y expresión de sentimientos en el entorno social, y la importancia que tienen los números en la vida cotidiana.

Desarrollo de los Contenidos

Para ver el cuadro seleccione la opción "Descargar" del menú superior

CAPITULO V

CONCLUSIONES

En función a los objetivos planteados en este estudio se formulan las siguientes conclusiones:

  1. Igualmente puede agregarse que en la metodología empleada no se incorporan actividades que llamen la atención del niño, como juegos de lenguaje y escritura, ronda de producción de textos escritos, así como mesas de diálogos para decidir en consenso lo que se desea escribir o producir en forma escrita en libertad. Asimismo, se considera que esta metodología empleada no estimula un aprendizaje activo que responda a los intereses y particularidades del niño que aprende, pudiéndose concluir de acuerdo a lo planteado por los autores estudiados, que en las aulas se continúa insistiendo en la repetición, memorización, la construcción de frases sin sentido, obviando ostensiblemente que la metodología para la enseñanza de la escritura debe centrarse en actividades dinámicas, con un enfoque constructivista donde se concibe la lectura y escritura como herramientas básicas e imprescindibles para desenvolverse autónoma y críticamente en la vida pública, sin olvidar además, que la escritura funciona como un medio estructurado para generar conocimientos y como medio para la construcción del pensamiento lógico.

    1. Las principales características de las fallas caligráficas identificadas son: deficiencias en la reproducción de los signos escritos, falta de uniformidad en los signos gráficos que se reproducen, confusión de grafemas e inversión de los mismos. Al respecto es oportuno resaltar que enseñar a escribir de manera funcional y significativa es, sin duda, una de las metas más importantes que deben lograrse en la primera etapa de Educación Básica de manera que el niño a la hora de organizar su enseñanza y tener que plantearse interrogantes en función a ello, pueda generar respuestas a estas interrogantes para reorientar su proceso individual de enseñanza – aprendizaje con relación a como enfocar la construcción de su lengua escrita y como podrían construir individualmente y en forma progresiva nuevas estrategias para escribir cada vez mejor, hasta dominar con efectividad el código convencional de su lengua materna, sin presentar fallas en su escritura.

      Para finalizar y a manera de reflexión es oportuno destacar que en la primera etapa de Educación Básica el niño debe apropiarse en forma adecuada y efectiva del sistema de la lengua escrita, ya que la alfabetización, de acuerdo a lo establecido en el Currículo Básico Nacional (1998) es el objeto central en este período, por lo tanto se exhorta a todos los docentes que atienden los primeros grados a que fomenten dentro y fuera de las aulas un ambiente lleno de armonía y disfrute, donde se le ofrezca al niño la oportunidad de interactuar permanentemente en actividades de lectura y escritura que le permitan aprehender la complejidad y funcionalidad de la lengua escrita en diversas situaciones de la vida cotidiana.

      1. Finalmente, se evidenció la viabilidad que tiene el diseño y ejecución de un Proyecto Pedagógico de Aula (PPA), con el cual se logró mejorar los problemas de legibilidad de la escritura, presentados por los alumnos de la primera etapa de Educación Básica de la Unidad Educativa Nacional Parmanacay.
    2. Entre los principales factores que determinan la legibilidad de la escritura se ubica la confianza que debe fomentarse en el niño para que demuestre seguridad al manifestar sus ideas en forma oral y escrita; fomentar la actitud positiva del niño hacia su producción escrita; valorar los aportes provenientes del medio inmediato y significativo del niño de manera que parta de construcciones escritas sobre su cotidianidad y vivencias diarias, lo que facilitará cognoscitivamente su acercamiento al aprendizaje de la lengua escrita. Sin temor, puede afirmarse que la escritura es un proceso dialéctico en el que se establece una estrecha relación entre el sujeto que escribe y la temática sobre lo que escribe, y entre ésta y el posible lector o lectora. De allí que, la escritura es una herramienta que le permitirá al niño expresar sus ideas, sus dudas, sus hipótesis sobre la realidad, sus descubrimientos, sus angustias, sus fantasías; es decir a través de la escritura el niño adquiere una herramienta invalorable de comunicación y un instrumento que puede orientar su aprendizaje hacia nuevos contenidos que le permitan el acceso a determinados cuerpos organizados del saber que amplíen sus horizontes intelectuales.
  2. En relación con la metodología empleada por los docentes en el logro de una escritura legible en los alumnos de la primera etapa de Educación Básica, se puede describir como un proceso que no facilita el desarrollo de una escritura legible.

REFERENCIAS

Álvarez, G (2002) Legibilidad de la Escritura en Alumnos de la Primera Etapa de Educación Básica. Trabajo de Grado no Publicado. Maracay. Venezuela.

Blanco, R. (2000) Aprendiendo y escribiendo. Movimiento Pedagógico.

Calkins, S. (1997) Fundamentación teórica del proceso de la lecto-escritura. 3a Ed. México. Siglo XXI.

Cavinato, J. (2000) Dossier: Leer y escribir en la escuela. Cooperación Educativa. Revista Kikiriki. N° 48

Constitución (1999) Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela 34230, diciembre 3, 1999.

Cuadernos de la Reforma Educativa Venezolana (s/f) Finalidades y Objetivos de la Educación Básica. Estudios Alauda Anaya.

De la Roa, G. (2001) Aprendizaje de la lengua escrita. Colección métodos naturales. Vol. 1 Barcelona. España.

Doman, G (1996) Como enseñar a leer a su bebé. Madrid: Aguilar

Enríquez, E. (1999) Algunas consideraciones sobre lengua escrita, planificación y evaluación. Serie Documentos, Educación y Lectura. FUNDALECTURA.

Escalante, G. (1996) Creatividad. Mérida: Logos.

Ferreiro, E. (1996) Proceso de la escritura. Buenos Aires: C.E.A.L.

Ferreiro, E. (1998) La construcción de la escritura en los niños. Caracas. Venezuela: Mimeo.

Ferreiro, E. y Gómez, M. (1998) Nuevas perspectivas sobre los procesos de lectura y escritura. Decimocuarta edición. México. México. Siglo XXI

Fierro, J. (1998) El aprendizaje de la lengua escrita en la escuela. Caracas: Kapeluz.

Finol de Navarro T. y Nava de Villalobos H. (1996) Procesos y productos en la investigación documental. 2° Edición. Maracaibo. Editorial LUZ.

Fuentes, M. (1998) El aprendizaje de la escritura. Barcelona, España: Fontanella Laca.

Fuentes, C. (2000) Un método natural para aprender a escribir. Trabajo de Grado no publicado. Mérida.

Freinet, C. (1997) Un método natural para el aprendizaje de la escritura. Barcelona. España. Fontanella. Laca.

Gómez, M. (1996) Propuesta para el aprendizaje de la lengua escrita. México. Siglo XXI.

González, E (2000) Investigación cualitativa: Técnicas de recolección y tratamiento de la información como vías para legitimación de saberes. Trabajo especial de grado de maestría no publicado, Universidad Pedagógica Experimental Libertador, Instituto Pedagógico Rafael Alberto Escobar Lara, Maracay.

González, V. y Requena, A. (1996) Pedagogía de la lectura y la escritura en el período inicial del niño. Caracas. Venezuela. Universidad Simón Rodríguez.

Héller, M. y Thorogood (1998) El arte de enseñar con todo el cerebro. 3a. Ed. Caracas. Venezuela.

Hurtado, I y Toro, J (1998) Paradigmas y métodos de investigación en tiempos de cambio. Valencia: Episteme Consultores Asociados C.A.

Lerner, D. (1996) La lengua escrita en la escuela. Reflexión pedagógica para la redimensión constructiva. Caracas. Kapelusz.

Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente (1998). Gaceta Oficial N° 5266.

Lira, M. (1998) Escribir escribiendo. Caracas. CICE.

Ministerio de Educación. (1998) Currículo Básico Nacional. Caracas. Dirección de docencia.

Ministerio de Educación. (1986) Nuevo diseño curricular. Primera etapa de Educación Básica. Caracas. Autor.

Ministerio de Educación (1996) Resolución 1. Material mimeografiado. Caracas.

Morles, V (1994). Investigación Educativa. UPEL. Caracas: Ediciones de la Biblioteca.

Navarro, T y Villalobos, H. (1996) Proceso y productos en la investigación documental. Editorial universidad del Zulia. Maracaibo. Venezuela.

Odreman, N. (1996) Comisión para la orientación de la enseñanza y uso de la lengua materna. COEULM. Edición única.

Paba, A. (1998) Proceso de alfabetización. Buenos Aires. Argentina. C.E.A.L

Padrón, O. (1999) Algunas consideraciones sobre lengua escrita, planificación y evaluación. Serie Documentos, Educación y Lectura. FUNDALECTURA

Palacios, I. (1992) Diferencias de la lectura y escritura. Puerto la Cruz. Venezuela: Gráficos Metropolitana C.A.

Posada A. y Paba C. (1997) Enseñanza de la lectoescritura. Colección Mesa redonda. Cooperativa Editorial. Magisterio. Colombia.

Pozos, J. (1998) Intervención psicolinguística en el aprendizaje de la escritura. Universidad de Mérida.

Ramírez, T. (1999) Cómo hacer un proyecto de investigación. Caracas. Venezuela: Panapo C.A.

Reyes, L. (1997) Estrategias para el aprendizaje eficaz de la escritura. Trabajo de Grado no Publicado. Maracay. Venezuela.

Rockwell, P. (2000) Nuevas técnicas didácticas para la enseñanza de la lengua escrita. Sevilla. Morón.

Saavedra, O (2000) Algunas consideraciones sobre lengua escrita, planificación y evaluación. Serie Documentos, Educación y Lectura. FUNDALECTURA.

Salgado, H. (1997) Cómo enseñar a leer y a escribir. Buenos Aires. Argentina.

Samet, F. (1997) Lenguaje y expresión. Cuadernos de Educación N° 103-104. Caracas. Laboratorio Educativo.

Solé, X. (2000) Escritura y estrategias de aprendizaje. Didáctica y currículum. México. Nuevomar.

Taylor, S.J y Bogdan, R (1990) Introducción a los métodos cualitativos de investigación. Buenos Aires: Paidos.

Thorogood, L. (1998) Hacia un proceso de la lecto escritura reflexivo y recreativo. Caracas.

Universidad Pedagógica Experimental Libertador (2003) Manual de trabajo de grado de especialización y maestría y tesis doctorales. Vicerrectorado de Investigación y Postgrado. Caracas: Autor.

Universidad Santa María. (2001) Normas para la Elaboración, Presentación y Evaluación de los Trabajos de Grado. Caracas.

Zinsser, P. (1997) Cómo ser escritor. Barcelona. España. L.A.I.A

Zúñiga, F. (2000) Propuesta para el aprendizaje de la lengua escrita. México: Siglo XXI.

ANEXOS

ANEXO A

[Matriz de Informante]

Sujeto Significante

Para ver el cuadro seleccione la opción "Descargar" del menú superior

ANEXO B - 1

[Guión de preguntas]

¿Cuáles son las estrategias y recursos aplicados por usted para mejorar la legibilidad de la escritura?

____________________________________________________________________________________________________

¿Cuáles son las fallas caligráficas más comunes que presentan los alumnos?

________________________________________________________________________________________________________________________

¿Qué estrategia propondrías para mejorar las fallas caligráficas en la escritura?

________________________________________________________________________________________________________________________

ANEXO B - 2

[Guión de preguntas]

¿Conoce usted las estrategias y recursos usados por el docente para mejorar la legibilidad de la escritura?

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Cuáles son las fallas caligráficas más comunes que presenta su hijo al escribir?

________________________________________________________________________________________________________________________

¿Ayuda usted a su hijo a corregir la letra y ortografía? Explique

________________________________________________________________________________________________________________________

ANEXOB - 3

[Guión de preguntas]

¿Cuáles son las estrategias usados por tu docente para mejorar la legibilidad de la escritura?

________________________________________________________________________________________________________________________

¿Cuáles son las fallas caligráficas más comunes que presentas al escribir tú y tus compañeros?

________________________________________________________________________________________________________________________

¿Qué sugieres tú para mejorar la letra y la ortografía?

________________________________________________________________________________________________________________________

José Sanchez


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Lengua y Literatura

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda