Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Traumatología y Medicina deportiva en el ciclismo de montaña

Enviado por lanceusp



  1. Lesiones por sobre uso
  2. La irritación de la piel en la región perineal
  3. Las compresiones nerviosas de la mano
  4. La zona perineal
  5. Compresiones de nervios periféricos
  6. Tendinitis
  7. Los problemas relacionados con la articulación patelo-femoral
  8. Los dolores cervicales
  9. Los dolores lumbares

Introducción:

A través de esta página, me propongo darles una orientación amplia y sencilla relacionada con las lesiones mas frecuentes en nuestro apasionante deporte, que hacer para evitarlas, recomendación en relación a equipo ideal para evitar lesiones, como ayudar a nuestro compañero que ha sufrido un accidente hasta trasladarlo a un servicio de emergencia y nociones de fisiología del ejercicio, programas de entrenamiento, hidratación y nutrición.

Las lesiones comunes entre los ciclistas profesionales o simplemente recreacionales, son bien conocidas desde comienzos del siglo pasado, cuando se popularizó este deporte. En los últimos años ha habido un gran auge en las actividades relacionadas con el ciclismo, al tomar conciencia del gran potencial de este deporte, como alternativa de entrenamiento para mejorar las condiciones cardio-pulmonares, resistencia y velocidad inclusive para aplicarlas en otro deporte. También es innegable la popularidad en aumento del ciclismo de montaña en el mundo y en nuestro medio, con lo cual observamos situaciones mas radicales desde todo punto de vista, técnica, esfuerzo físico, terrenos con alto grado de dificultad, bajadas escalofriantes y lesiones mas graves y mas frecuentes cuando no se toman las debidas precauciones. Otro factor agravante es que normalmente las lesiones del ciclista de montaña ocurren en lugares remotos, de difícil acceso.

Podemos dividir las lesiones del ciclista en 2 grandes grupos: Lesiones por "sobre uso" (Over use) y lesiones traumáticas.

Lesiones por sobre uso:

Son aquellas que ocurren por error técnico o falta de entrenamiento, cuando sometemos nuestro organismo a esfuerzos para los cuales el mismo no está preparado. En general son lesiones benignas, que en sus etapas iniciales responden a tratamiento médico y un poco de reposo. Un ejemplo de este tipo de lesión sería la de un paciente no habituado al ejercicio que se inicia en una clase de spinning y al tratar de acompañar el ritmo de sus compañeros entrenados, termina con dolores en sus rodillas, muslos, etc. Este paciente no tendrá lesiones graves, pero sí lesiones leves y fastidiosas, que terminarán por alejarlo de la actividad que había iniciado de forma tan "animada". En general estas lesiones se evitan aumentando el esfuerzo de forma gradual de acuerdo a nuestro nivel de entrenamiento y consultando a un especialista antes de iniciar un programa de entrenamiento de manera que nos oriente en relación a alguna deformidad que nos limite para la actividad que pretendemos iniciar. El uso de equipo adecuado también es fundamental para evitar las lesiones de este grupo.

1. La irritación de la piel en la región perineal, es un problema común en ciclistas novatos algo mas experimentados en inicio de temporada. El uso de Lycras con acolchado adecuado, sillines anatómicos y el evitar humedad excesiva o largos trayectos cuando no estamos acostumbrados es la forma de evitar estas lesiones. Cuando la irritación se ha hecho presente, en un inicio un corto reposo y entrenamiento adecuado es suficiente para tolerar el sillín. En casos un poco mas severos o si tenemos que seguir rodando en los días siguientes, el uso de cremas como las que se usan en los bebes para la pañalitis es una buena opción. Cuando el problema es mas grave, principalmente en ciclistas profesionales, que en un momento dado lleguen a tener inclusive ampollas, deben procurar atención médica especializada. En términos generales se debe mantener una higiene adecuada del área, cambiar de Lycra frecuentemente, aplicar calor local y en algunos casos está indicado el uso de antibióticos o drenaje de abcesos.

2. Las compresiones nerviosas en la mano son vistas frecuentemente tanto en ciclistas ocasionales, como de alta competencia. Esas compresiones se observan principalmente en los nervios digital radial del 2° dedo, mediano (Síndrome del túnel carpiano) y cubital (Síndrome del canal de Guyón). En el ciclismo de montaña la compresión del mediano es la mas frecuente y suele ocurrir al permanecer con la muñeca hiperflexionada dorsalmente durante largas subidas. La compresión del nervio mediano se manifieste como una parestesia (adormecimiento) del 2°,3er y 4° dedo. La manera de evitar estas compresiones es usando guantes con acolchado adecuado, uso de bicicleta con suspensión delantera, cambio frecuente de la posición de las manos en el volante evitando al máximo la dorsiflexión de la muñeca, acortar la distancia entre el sillín y el volante.

3.La zona perineal es otro local anatómico frecuentemente afectado por las compresiones nerviosas en ciclistas del sexo masculino. La prostatitis, así como los síndromes compresivos de los nervios peniano y pudendo, que producen parestesia, son vistos con relativa frecuencia y normalmente mejoran con reposo. Generalmente ocurren por el uso de sillines con la punta muy dura y orientada hacia arriba lo cual maltrata la zona perineal principalmente al sentarse muy adelante durante las subidas. Estas molestias pueden evitarse usando sillines anatómicos (aquellos que tienen un hueco en el medio haciendo con que el apoyó se realice sobre ambas tuberosidades isquiáticas) y con la punta flexible y orientada hacia abajo. Otro buen habito es levantarse del sillín con cierta frecuencia durante recorridos largos o en terreno muy irregular o durante subidas prolongadas.

4. Compresiones de nervios periféricos, también pueden ocurrir en los pies. Por lo general se deben al uso de calzados muy justos o de suela muy blanda. La suela blanda sede ante cualquier protuberancia del pedal mientras que la rígida no. Los ganchos incrementan de una manera increíble el rendimiento del pedaleo, pero a diferencia del proceso de caminar, en el ciclismo hacemos presión siempre sobre el mismo local durante el pedaleo, pudiendo causar compresiones nerviosas en el pie. Para evitar estas parestesias los zapatos deben ser cómodos y grandes lo suficientes para que permitan la movilidad de los dedos dentro de los mismos. En algunos casos es aconsejable el uso de plantillas de gel si la molestia es frecuente o limitante.

5. Tendinitis: A pesar del esfuerzo durante el pedaleo ser concéntrico, produciendo menos stress sobre músculos y tendones que los ejercicios excéntricos, vemos con frecuencia casos de tendinitis en pacientes que se están iniciando en esta actividad o en atletas experimentados que están forzando sus entrenamientos ya sea en kilometraje o carga (usando una marcha pesada), o cuando la tala de la bicicleta no es la adecuada para el ciclista. Esas tendinitis ocurren en el miembro inferior y mas frecuentemente en las rodillas, a pesar de la bicicleta ser uno de los ejercicios mas inocuos para las rodillas, cuando es bien realizado.
La banda ileotibial en su paso sobre el trocanter mayor del fémur (en la cadera) o sobre la cara lateral de la rodilla (cóndilo lateral del fémur), puede irritarse debido a una mala posición durante el pedaleo que cause un strees en varo de la rodilla (forzar las rodillas hacia fuera) o debido a una carga de entrenamiento excesiva. Los pacientes usualmente presentan dolor a la palpación de las prominencias óseas antes mencionadas. El objetivo del tratamiento es el combate a la inflamación usando hielo, reposo y antiinflamatorios no esteroideos y fisioterapia. En algunos casos es necesario utilizar infiltraciones con anestésico local y esteroides (en los locales dolorosos fuera de las articulaciones donde estas infiltraciones están formalmente contraindicadas) y en raros casos principalmente en profesionales puede estar indicada la división quirúrgica de la banda ileo-tibial para disminuir la tensión (nunca vi algún caso en el cual esto fuera necesario). Una vez que halla disminuido la inflamación el atleta puede retornar a su actividad, iniciando con una actividad suave que vaya aumentando de forma gradual de acuerdo a su capacidad complementando con ejercicios de estiramiento antes y después de cada sesión de entrenamiento. Debe ser analizada su postura en la bicicleta de manera que evite pedalear forzando las rodillas hacia fuera. En general sise está usando el sillín muy bajo, habrá tendencia a forzar las rodillas de la manera descrita anteriormente.

Tendinitis infrapatelar y suprapatelar : Debe ser diferenciada de lo que nosotros llamamos Síndromes fémoro-patelares. La tendinitis del tendón rotuliano también conocida como rodilla de saltador (jumper knee) así como la tendinitis cuadricipital es rara en ciclistas. Por lo general están vinculadas a un sobreentrenamiento, o a las actividades físicas complementarias que el ciclista realiza para mejorar su rendimiento como correr o trabajo con peso en gimnasio. El tratamiento es basado en reposo, principalmente de las actividades que agravan la molestia, tratamiento médico y rehabilitación. No se deben realizar infiltraciones de estos tendones. El retorno a la actividad y principalmente a los ejercicios con peso, debe ser suave y con mucho cuidado ya que hay tendencia a la cronificación de este tipo de molestia.

Tendinitis de Aquiles: Se observa en ciclistas profesionales que pedalean de pie largos trechos de ascenso o "sprints" y en ciclistas ocasionales que pedalean en marchas muy pesadas sobrecargando el tendón de Aquiles (cerca del talón). Cuando la traba de los clips está colocada muy anterior en los zapatos también sometamos el tendón de Aquiles a un Stress exagerado. Cuando el paciente tiene una tendinitis de Aquiles tendrá dolor a la palpación del tendón de Aquiles, principalmente en su inserción en el calcaneo y ese dolor se exacerbará al forzar la dorsiflexión del pie. El tratramiento se basa en reposo, aintiinflamatorios no esteroideos y rehabilitación según la gravedad. Las infiltraciones están prohibidas para este tipo de tendinitis porque lleván a un debilitamiento del tendón que puede llevarnos a una ruptura del mismo. Una vez que ha cedido la inflamación debemos hacer ejercicios de estiramiento para el tendón de Aquiles, cumplir las medidas preventivas mencionadas anteriormente y retornar progresivamente a la actividad.

6. Los problemas relacionados con la articulación patelo-femoral son frecuentes y probablemente el grupo de lesiones mas graves entre las lesiones por sobre uso. Usualmente son el resultado de un inicio muy vigoroso en programa de entrenamiento o de una actividad ocasional muy pesada que supera la capacidad física del paciente. En el ciclismo de montaña las fuertes pendientes así como los terrenos arenosos donde no se puede mantener una cadencia adecuada (90 a 110 rpm) son la causa fundamental de este tipo de dolencia. Sin duda el mayor enemigo es un ejercicio inadecuado: muchos kilómetros, muy fuertes y muy rápidos. Los pacientes con síndromes fémoro-patelares presentan dolor importante en articulación femoro-patelar. De acuerdo a la gravedad pueden presentar daño en el cartílago articular llegando a un problema degenerativo. El gran detalle en estos síndromes es el inicio suave a la actividad, con un aumento gradual de manera que el paciente se mantenga siempre dentro de su capacidad fisiológica, la cual irá aumentando en la medida que se vaya entrenando. El sillín muy bajo o clips rotados hacia fuera causan un stress excesivo sobre la articulación fémoro-patelar. Hay pacientes que tienen alteraciones crónicas en su articulación patelo-femoral tales como un retináculo breve o una subluxación rotuliana, que permanece asintomática durante sus actividades cotidianas, pero que pueden producir sintomatología intensa cuando el paciente comenza a practicar spinning, o ciclismo de montaña o ruta. Es importante la evaluación de esos pacientes por un especialista quién podrá orientar su actividad o proponerle soluciones para su limitación física.

7.Los dolores cervicales son mas frecuentes en el ciclismo de ruta donde la posición baja del tronco obliga al ciclista a forzar la extensión del cuello para poder levantar la cabeza y mirar hacia delante. En el ciclismo de montaña son menos frecuentes debido a la posición de pedaleo mas erguida y cuando se presentan generalmente se deben a fatiga del músculo trapecio. Una buena forma de evitar esos dolores es realizando ejercicios orientados con peso para fortalecer el trapecio. Para esos dolores indicamos antiinflamatorios combinados con relajantes musculares cuando son muy intensos. Por lo general esos dolores pasan de un día para el otro al descansar.

8. Los dolores lumbares en teoría deberían ser poco frecuentes en el ciclismo, ya que es una actividad que genera poco stress sobre la región lumbar, pero los recorridos largos en terreno irregular principalmente en bicicletas sin suspensión o con suspensión delantera únicamente pueden ser un castigo para la columna lumbar. Las potencias muy largas también favorecen el aparecimiento de este tipo de dolencia. Los ciclistas con dolores lumbares deben entrenar cortos periodos de tiempo, evitar terrenos muy irregulares y mantener una posición lo mas erecta posible. Deben hacer paradas durante sus paseos a cada 40 minutos para estirarse. Si están en una competencia deben estirarse hacía atrás con cierta frecuencia sin detener la bicicleta. Ejercicos abdominales y dorsales para fostelecer la musculatura abdominal y paravertebral, así como los ejercicos de flexibilidad, ayudan a evitar esos dolores. El tratamiento médico y la rehabilitación están indicados dependiendo de la gravedad. Cuando el dolor es frecuente y limitante debe ser consultado un especialista para investigar adecuadamente las causa del dolor.

Dr. Raul Alonso T.: Médico egresado de la Universidad de Sâo Paulo en Brasil, con pos-grado en Traumatología y Ortopedia realizado en la misma Universidad. Subespecialista en Cirugía de la Rodilla egresado del Servicio de la Santa Casa de Sâo Paulo y entrenado en Cirugía Artroscópica del Hombro en el Servicio de Medicina Deportiva de la Universidad de Miami. Actualmente es el responsable por el Area de Cirugía Artroscópica del Hospital San Juan de Dios, de Caracas y atiende sus pacientes privados en El Centro Médico de Caracas. Comparte con los lectores de esta página su pasión por los deportes, en especial por el ciclismo de montaña.

Bibliografía

www.google.com

www.periquito.net

Alex T.


Comentarios


Trabajos relacionados

  • El calzado deportivo

    Descripción del pie. Industria del calzado. El calzado deportivo en la actualidad. Los pies, elementos de nuestra anat...

  • Karate

    Orígenes. Karate como deporte. Arte. Filosofia. Según el diccionario Karate (kara--mano; (Te-vació) es: Un deporte de ...

  • Basquetbol: Tacticas Del Juego.

    Caracteristicas del Jugador. Defensa. Construccion de la defensa. Tacticas ofensivas,...

Ver mas trabajos de Deportes

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda