Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Francisco S. Carvajal Venustiano Carranza

Enviado por azul_tapatio



  1. Francisco S. Carvajal
  2. Tratados de Teoloyucán
  3. Gabinete de Francisco S. Carvajal
  4. Venustiano Carranza
  5. Eulalio Gutiérrez

Francisco S. Carvajal

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

El licenciado Carvajal nació en Campeche, el 9 de diciembre de 1870. Estudió en su ciudad natal y pasó a México donde hizo la carrera de abogado. Ocupó puestos de alguna importancia en la administración porfirista y en 1911 fue comisionado para conferenciar con don en busca de la paz. Durante el gobierno del general Huerta fue ministro de la Suprema Corte de Justicia y secretario de Relaciones Exteriores; por eso, cuando renunció Huerta a la presidencia recayó en él ese alto cargo en calidad provisional.

Su gobierno aceptó entrar en tratos con los constitucionalista triunfantes y nombró una comisión presidida por el general José Refugio Velasco, quien firmó en Teoloyucan, Estado de México, los tratados que llevan ese nombre, el 15 de agosto de 1914, por los cuales se licenciaba al Ejército Federal. El licenciado Carvajal marchó a los Estados Unidos y regresó al país en 1922 para dedicarse al ejercicio de su profesión. Murió en la ciudad de México el 30 de septiembre de 1932.

Tratados de Teoloyucan.

Como consecuencia de la partida del señor licenciado don Francisco S. Carbajal, que fue hasta anoche el depositario interino del Poder Ejecutivo de la República , he asumido la autoridad, con mi carácter de gobernador del Distrito Federal y jefe de la Policía. Es mi deber principal procurar a todo trance que no se altere el orden de la ciudad y que todos sus pobladores gocen de tranquilidad y garantías. Para el logro de tales fines, he pactado solemnemente con el señor general en jefe del Cuerpo de Ejército Constitucionalista del Noroeste, don Alvaro Obre gón, debidamente autorizado por quienes corresponde, para la ocupa ción de la capital por las fuerzas de su mando, las bases que en seguida se puntualizan:

1. La entrada de dichas fuerzas en la ciudad de México se llevará a cabo tan luego como se hayan retirado [conforme vayan retirándose] los federales, al punto de común acuerdo fijado entre el señor don José Refugio Velasco, general en jefe del Ejército Federal, y el señor general don Alvaro Obregón.

2. Una vez ocupada la plaza, haré entrega de todos los cuerpos de policía, quienes desde luego quedarán al servicio de las nuevas autorida des y gozarán de toda clase de garantías.

3. El ejército al mando del general Obregón consumará la entrada a la ciudad de México en perfecto orden, y los habitantes de la misma no serán molestados en ningún sentido.

El señor general Obregón se ha servido ofrecer, además, que castigará con la mayor energía a cualquier soldado o individuo civil que allane o maltrate cualquier domicilio, y advertirá al pueblo, en su oportunidad, que ningún militar podrá permitirse, sin autorización expresa del general en jefe, solicitar ni obtener nada de lo que sea de la pertenencia de particulares.

Leída que fue la presente acta y siendo de conformidad para ambas partes, firmamos, quedando comprometidos a cumplir las condiciones pactadas.

En las avanzadas de Teoloyucan, el día trece de agosto de mil novecientos catorce. (firmados.) Eduardo Iturbide. General Alvaro Obregón.

Condiciones en que se verificará la evacuación de la plaza de México por el Ejército Federal y la disolución del mismo:

I. Las tropas dejarán la plaza de México, distribuyéndose en las poblaciones a lo largo del ferrocarril de México a Puebla, en grupos no mayores de cinco mil hombres. No llevarán artillería ni municiones de reserva. Para el efecto de su desarme, el nuevo Gobierno mandará representaciones que reciban el armamento.

II. Las guarniciones de Manzanillo, Córdoba, Jalapa y jefatura de Armas en Chiapas, Tabasco, Campeche y Yucatán, serán disueltas y desarmadas en esos mismos lugares.

III. Conforme vayan retirándose las tropas federales, las constitu cionalistas ocuparán las posiciones desocupadas por aquéllas.

IV. Las tropas federales que guarnecen la poblaciones de San Angel, Tlalpan, Xochimilco y demás, frente a los zapatistas, serán desarmadas en los lugares que ocupan, tan luego como las fuerzas constitucionalistas las releven.

V. Durante su marcha, las tropas federales no serán hostilizadas por los constitucionalistas.

VI. El jefe del Gobierno nombrara las personas que se encarguen de los gobiernos de los Estados con guarnición federal, para los efectos de la recepción del armamento.

VII. Los establecimientos y oficinas militares continuarán a cargo de empleados que entregarán, a quien se nombre, por medio de inventa rios.

VIII. Los militares que por cualquier motivo no puedan marchar con la guarnición, gozarán de toda clase de garantías, de acuerdo con las leyes en vigor, y quedarán en las mismas condiciones que las estipuladas en la cláusula décima.

IX. El general Obregón ofrece, en representación de los jefes constitucionalistas, proporcionar a los soldados los medios de llegar a sus hogares.

X. Los generales, jefes y oficiales del Ejército y de la Armada , quedarán a disposición del Primer jefe de las fuerzas constitucionalis tas, quien, a la entrada a la capital queda investido con el carácter de Presidente provisional de la República.

XI. Los buques de guerra que se encuentran en el Pacífico, se concentrarán en Manzanillo, y los del Golfo en Puerto México, donde quedarán a disposición del Primer jefe del Ejército Constitucionalista, quien, como se ha dicho, a la entrada a la capital, queda investido con el carácter de Presidente provisional de la República.

Por lo que respecta a las demás dependencias de la Armada en ambos litorales, como en el Territorio de Quintana Roo, quedarán en sus respectivos lugares, para recibir iguales instrucciones del mismo Primer Funcionario.

Sobre el Camino Nacional de Cuautitlán a Teoloyucan, a trece de agosto de 1914. Por el Ejército Constitucionalista: general Alvaro Obre gón. L. Blanco (firmados). Por el Ejército Federal: G. A. Salas. Por la Armada Nacional : vicealmirante O.P. Blanco.

GABINETE DE FRANCISCO S. CARVAJAL

RELACIONES EXTERIORES

Rafael Díaz Iturbide

13 de agosto de 1914

GOBERNACIÓN

16 de julio de 1914

José Ma. Luján

13 de agosto de 1914

AGRICULTURA Y COLONIZACIÓN

16 de julio de 1914

Carlos Noriega

23 de julio de 1914

23 de julio de 1914

Manuel R. Vera

13 de agosto de 1914

COMUNICACIONES Y OBRAS PÚBLICAS

16 de julio de 1914

Jesús M. Ochoa

25 de julio de 1914

25 de julio de 1914

Isaac Bustamante

13 de agosto de 1914

GUERRA Y MARINA

15 de julio de 1914

José Refugio Velasco

13 de agosto de 1914

HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO

16 de julio de 1914

Gilberto Trujillo

13 de agosto de 1914

INDUSTRIA Y COMERCIO

16 de julio de 1914

Antonio Escandón

13 de agosto de 1914

INSTRUCCIÓN PÚBLICA Y BELLAS ARTES

16 de julio de 1914

Rubén Valenti

13 de agosto de 1914

JUSTICIA

19 de julio de 1914

Eduardo Preciat Castillo

13 de ago de 1914

 

 

Venustiano Carranza

Después de la muerte de Madero, Carranza proclamó el Plan de Guadalupe aquí presentado, fechado el 26 de marzo de 1913:

Jacinto B. Treviño, 
Lucio Blanco 
Francisco Sánchez Herrera et al.


MANIFIESTO A LA NACIÓN 
Considerando que el general Victoriano Huerta, a quien el Presidente Constitucional don Francisco I. Madero había confiado la defensa de las instituciones y legalidad de su Gobierno, al unirse a los enemigos rebelados en contra de ese mismo Gobierno, para restaurar la última dictadura, cometió el delito de traición para escalar el poder, aprehendiendo a los C.C. Presidente y Vicepresidente, así como a sus Ministros, exigiéndoles por medios violentos las renuncias de sus puestos, lo cual está comprobado por los mensajes que el mismo general Huerta dirigió a los Gobernadores de los Estados comunicándoles tener presos a los Supremos Magistrados de la Nación y su gabinete. Considerando que los Poderes Legislativo y Judicial han reconocido y amparado en contra de las leyes y preceptos constitucionales al general Victoriano Huerta y sus ilegales y antipatrióticos procedimientos, y considerando, por último, que algunos Gobiernos de los Estados de la Unión han reconocido al Gobierno ilegítimo impuesto por la parte del Ejército que consumó la traición, mandado por el mismo general Huerta, a pesar de haber violado la soberanía de esos Estados, cuyos Gobernadores debieron ser los primeros en desconocerlo, los suscritos, Jefes y Oficiales con mando de fuerzas constitucionales, hemos acordado y sostendremos con las armas el siguiente: 

PLAN
1° Se desconoce al general Victoriano Huerta como Presidente de la República. 
2° Se desconocen también a los Poderes Legislativo y Judicial de la Federación. 
3° Se desconocen a los Gobiernos de los Estados que aún reconozcan a los Poderes Federales que forman la actual Administración, treinta días después de la publicación de este Plan. 
4° Para la organización del Ejército encargado de hacer cumplir nuestros propósitos, nombramos como Primer Jefe del Ejército que se denominará "Constitucionalista" al ciudadano Venustiano Carranza, Gobernador Constitucional del Estado de Coahuila. 
5° Al ocupar el Ejército Constitucionalista a la ciudad de México se encargará interinamente del Poder Ejecutivo el ciudadano Venustiano Carranza, o quien lo hubiere sustituido en el mando. 
6° El Presidente Interino de la República convocará a elecciones generales, tan luego como se haya consolidado la paz, entregando el Poder al ciudadano que hubiere sido electo 
7° El ciudadano que funja como Primer Jefe del Ejército Constitucionalista en los Estados cuyos Gobiernos hubieren reconocido al de Huerta asumirá el cargo de Gobernador Provisional y convocará a elecciones locales, después que hayan tomado posesión de sus cargos los ciudadanos que hubiesen sido electos para desempeñar los altos Poderes de la Federación,
como lo previene la base anterior. 

* En Ramón Prida., De la dictadura a la anarquía, México, Ediciones Botas, 1958, pp. 677-679. 
Firmado en la Hacienda de Guadalupe, Coahuila,  a los 26 días de marzo de 1913

En el que desconocía al gobierno de Victoriano Huerta. Se levantó en armas para derrocar al usurpador, y fue designado Primer Jefe del Ejército Constitucionalista.

Esta lucha por restablecer el orden constitucional quedó expresada en el artículo 2° de sus adiciones al Plan de Guadalupe.

"El primer jefe de la revolución y encargado del Poder Ejecutivo expedirá y pondrá en vigor, durante la lucha, todas las leyes, disposiciones y medidas encaminadas a dar satisfacción a las necesidades económicas, sociales y políticas del país, efectuando las reformas que la opinión exige como indispensables para restablecer el régimen que garantice la igualdad de los mexicanos entre sí; leyes agrarias que favorezcan la formación de la pequeña propiedad, disolviendo los latifundios y restituyendo a los pueblos la tierra de que fueron injustamente privados; leyes fiscales encaminadas a obtener un sistema equitativo de impuestos a la propiedad raíz; legislación para mejorar la condición del peón rural, del obrero, del minero y en general, de las clases proletarias; establecimiento de la libertad municipal como institución constitucional; bases para un nuevo sistema de organización del Poder   Judicial independiente, tanto en la Federación como en los estados; revisión de las leyes relativas al matrimonio y al estado civil de las personas; disposiciones que garanticen el estricto cumplimiento de las leyes de Reforma; revisión de los códigos Civil, Penal y de Comercio; reformas del procedimiento judicial, con propósito de hacer expedita y efectiva la administración de justicia; revisión de las leyes relativas a la explotación de minas, petróleo, agua, bosques y demás recursos naturales del país, y evitar que se formen otros en el futuro; reformas políticas que garanticen la verdadera aplicación de la Constitución de la República, y en general de todas las demás leyes que se estimen necesarias para asegurar a todos los habitantes del país la efectividad y el pleno goce de sus derechos y la igualdad ante la ley".

En estos puntos resulta evidente la continuidad de ideas liberales, sobre todo en lo referente a la libertad municipal, la independencia del Poder Judicial o la igualdad ante la ley.

Entra como presidente de la republica en 1914.

En 1915 y 1916 se hizo notoria la necesidad de reformas en siete vetas profundas de la vida mexicana: el problema agrario, el problema obrero, la soberanía sobre los recursos naturales, la relación entre la Iglesia y el Estado, el papel del Estado en la economía, el problema de a educación y la estructura política.

En 1915 proclamó la Ley del 6 de enero, que concebía al ejido como reparación de una injusticia, no como un nuevo sistema de tenencia de la tierra. Se trataba de restablecer el patrimonio territorial de los pueblos despojados y crear nuevas unidades con terrenos colindantes a los pueblos que se expropiarían para el efecto.

En septiembre de 1916, en un acto de gran resonancia política, convocó a un nuevo Congreso Constituyente,

"A pesar de la bondad indiscutible de los principios en que descansa (...) (la Constitución) continuará siendo inadecuada para la satisfacción de las necesidades públicas y muy propicia para volver a entronizar otra tiranía igual o parecida a las que con demasiada frecuencia ha tenido el país, con la completa absorción de todos los poderes por parte del Ejecutivo; o que los otros, con especialidad del Legislativo, se conviertan en una rémora constante por la marcha regular y ordenada de la administración". Carranza recordaba la continuidad de las constituciones de 1824 y 1857 y preveía el mismo espíritu para la futura Constitución: "Se respetará escrupulosamente el espíritu liberal de dicha Constitución, a la que sólo se quiere purgar de los defectos que tiene ya que por la contradicción u oscuridad de algunos de sus preceptos, ya por los huecos que hay en ella o por las reformas que con el deliberado propósito de desnaturalizar su espíritu original y democrático se le hicieron durante las dictaduras pasadas".

En 1916 los obreros de la ciudad de México se pusieron en huelga para demandar mejores salarios. Pensaban que por haber contribuido al triunfo militar de Carranza, éste los apoyaría; no fue así, y el ejército impidió violentamente la huelga. Aunque los campesinos y los obreros habían sufrido serias derrotas por parte de los constitucionalistas, siguieron exigiendo sus derechos. Muchas de sus peticiones se incluyeron en la nueva Constitución promulgada en 1917.

Ese año, Carranza fue elegido presidente; sin embargo, la situación del pueblo no mejoró gran cosa y surgieron nuevas divisiones entre los constitucionalistas.

Don Venustiano Carranza en 1916; decretó que el águila del Escudo Nacional debía ser puesto de perfil; y no de frente como se venía usando desde fines del siglo XIX. Su forma es similar a nuestra bandera actual pero con varias diferencias.

El primero de noviembre de 1918 Carranza presentó al pueblo de México, su doctrina en materia de política exterior, afirmando que " todos los países son iguales y deben respetar, mutua y escrupulosamente sus instituciones, sus leyes y su soberanía " y que " ningún país debe intervenir en ninguna forma y por ningún motivo en los asuntos internos de otro ."

Pese a sus esfuerzos, Carranza no logró pacificar totalmente al país. Siguieron los levantamientos villistas en el norte y los zapatistas en el sur.

Al llegar el momento de la sucesión presidencial Carranza quiso favorecer al ingeniero Ignacio Bonilla como su sucesor.

Esto provocó una rebelión encabezada por Plutarco Elías Calles, Alvaro Obregón y Adolfo de la Huerta, que lo obligó a abandonar la ciudad de México para dirigirse una vez más a Veracruz; pero en el camino, en Tlaxcalantongo, Puebla, fue asesinado el 21 de mayo de 1920, a manos de las fuerzas del general Rodolfo Herrero.

Carranza fue un hombre vivamente preocupado por los problemas sociales de México, particularmente por los del petróleo y del campo; así, el 6 de enero de 1915 expidió la primera Ley Agraria.

Sus restos fueron inicialmente inhumados en el Panteón de Dolores de la ciudad de México y, en 1943, trasladados al Monumento de la Revolución, convertido en panteón de caudillos por decreto del 4 de febrero de 1946.

Bibliografía:

http://www.elbalero.gob.mx/historia/html/rev/biocarranza.html

http://www.mexico-tenoch.com/mexicanosilustres/venustianocarranza.html

http://mx.geocities.com/castanosmx/vcarr.html

http://www.guiadelmundo.com/paises/mexico/localidades/venustiano_carranza_mexico.html

 Eulalio Gutiérrez

Terminada la revolución maderista don Eulalio regresó a su estado y fue nombrado presidente municipal de Ramos Arizpe, aunque volvió a tomar las armas con el Plan de Guadalupe para colaborar con don Venustiano Carranza en el restablecimiento de la legalidad en México. Fue miembro del Ejército Constitucionalista, sirvió a las órdenes de Pablo González y se distinguió por su valentía, honradez e ideas puras y limpias. Fue de los miembros de la comisión nombrada por Carranza para que asistiera a la Convención de Aguascalientes a tratar de evitar la escición revolucionaria.

Representantes de los tres grupos, zapatistas, carrancistas y villistas, lo nombraron presidente provisional de la República y formó su gabinete así:

Lucio Blanco

El mandatario lo designó ministro de Gobernación, cargo que desempeñó durante la primera quincena del mes de enero de 1915. Desde su puesto combatió al contitucionalismo al que se había unido por decisión propia.
Sus diferencias con los villistas se hicieron cada vez más profundas y llegó el momento en que debió el exiliarse en los Estados Unidos.
Tiempo después, su reconciliación política con Carranza le brindó la oportunidad de regresar temporalmente a México, pero al iniciar y tomar fuerza el movimiento de Agua Prieta se vio en la necesidad de salir de nuevo del país En 1922, intentó encabezar una insurrección, pero fue aprehendido y fusilado el 7 de junio, en la ciudad de Nuevo Laredo Tamaulipas.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Gobernación:

José Vasconcelos

Fue uno de los oaxaqueños más destacados en el ámbito de la cultura del presente siglo: Abogado, Escritor, Conferenciante, Filósofo y Periodista "Maestro de la Juventud" por decisión de la Federación de Estudiantes de Colombia, Doctor Honoris Causa de la Universidades de México, Puerto Rico, Chile, Guatemala y El Salvador, miembro del Colegio Nacional y de la Academia Mexicana de la Lengua.
Toda su vida fue una actividad permanente en pro de las causas que consideró justas.

Instrucción Pública y Bellas Artes:

Valentín Gama

Rector de la Universidad Nacional por nombramiento del presidente Venustiano Carranza, del 11 de septiembre al 4 de diciembre de 1914 y del 28 de abril al 29 de junio de 1915. Ministro de Fomento en 1915. En 1910 la Universidad Nacional le otorgó el grado de doctor ex-officio. Entre sus obras publicadas se encuentra: La propiedad en México (1931), La reforma agraria (1931), Memoria para la carta del Valle de México (1920), y otras sobre astronomía y geodesia.

Fomento:

Felícitos Villarreal

Hacienda:

José Isabel Robles

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

 Guerra y Marina:

Manuel Palafox

Agricultura:

Manuel Chao

Se hizo cargo del poder ejecutivo del Estado de Chihuahua el 8 de enero de 1914 , titulándose Gobernador Militar, dejándolo el 13 de mayo del mismo año. Estuvo a punto de ser fusilado por órdenes del General Villa, intercediendo a favor de éste Carranza; después del rompimiento entre Villa y el Primer Jefe del Ejercito Constitucionalista, Chao se unió a la División del Norte. Al ocupar ésta la ciudad de México, fue designado Gobernador del Distrito Federal.

 Gobernador del Distrito Federal:

General Mateo Almanza, comandante de la Guarnición de México y Pánfilo Natera, presidente del Supremo Tribunal Militar.

Eulalio llegó a México el 3 de noviembre de 1914 pero casi en calidad de prisionero de Pancho Villa, quien le tenía muy restringido su campo de acción. En varias ocasiones trató de desempeñar las funciones de su alto cargo, pero Villa y sus lugartenientes no lo tomaban en cuenta, menos lo obedecían y lo amenazaban constantemente para que hiciera lo que Villa ordenaba. Ante esta situación, con muy poca tropa que le era fiel salió sigilosamente de la capital el 16 de enero de 1915; fue nombrado presidente Roque González Garza, por lo que Eulalio Gutiérrez abandonó la ciudad de México y trato de trasladar su gobierno a San Luis Potosí, donde publicó un manifiesto en el cual explicaba su proceder y también el repudio que sentía hacia Francisco Villa y Venustiano Carranza.
Eulalio Gutiérrez lanzó un nuevo manifiesto el 2 de julio de 1915, en Ciénega del Toro; a través de este documento declaró concluidas sus funciones presidenciales y posteriormente se trasladó a Estados Unidos.
Algunos años más tarde regresó a México y volvió a la gestión pública como senador por el estado de Coahuila y comandante militar en San Luis Potosí.
Volvieron a transcurrir varios años antes de que en 1929 participara en el levantamiento escobarista, el cual fue reprimido por el Gobierno Federal.
Eulalio Gutiérrez ya no volvió a figurar en la política y murió en la ciudad de Saltillo, Coahuila, el 12 de agosto de 1939. y se declaró en rebeldía tanto ante Villa como frente a Carranza. El 2 de julio, en un lugar llamado Ciénega del Toro, publicó un manifiesto con acusaciones contra Villa y contra Carranza y los declaró enemigos del verdadero espíritu de la revolución, al mismo tiempo que daba por terminada su función presidencial.

Bibliografía:

http://www.academia.org.mx/Academicos/AcaSemblanza/Vasconcelos.htm

http://orbita.starmedia.com/~miggarme/josevasconcelos.htm

http://www.elbalero.gob.mx/historia/html/gober/e_gutierrez.html

Información recopilada por el Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana, tomado del Diccionario Porrúa de Historia, Biografía y Geografía de México. Porrúa, México 1986.

http://mexico.udg.mx/politica/presidentes/eulaliogutierrez_f.htm

Yakzal


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda