Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Desarrollo de indicadores ambientales para orientar la planificación y ejecución de actividades urbanas

Enviado por karemzerpa



  1. Resumen
  2. Introducción: El Problema
  3. Los Indicadores Ambientales
  4. Metodología de Trabajo
  5. Resultados
  6. Conclusiones y Recomendaciones

RESUMEN

La cuenca media del Morichal Juanico, que abarca una superficie de 485 ha. aproximadamente, constituye dentro del acelerado proceso de expansión urbana que experimenta la ciudad de Maturín, capital del Estado Monagas, una de las zonas ambientalmente más afectadas por el desarrollo de las actividades urbanas y sus actividades conexas. Esta situación motivó el desarrollo de una serie de indicadores ambientales con base en la metodología Presión Estado Respuesta (PER) desarrollada en 1994, por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Para llevar a cabo este objetivo, fue necesario la aplicación de técnicas, tales como guías de observación y entrevistas, mediante las cuales se recopiló la información necesaria para identificar y caracterizar las actividades residencial, comercial, recreacional, educativa, agropecuaria y las desarrolladas por organismos públicos y centros asistenciales, como las principales actividades urbanas asentadas en el área de estudio. De la misma manera, fue necesario identificar las principales presiones generadas por el desarrollo de dichas actividades, sus efectos sobre los distintos factores ambientales que constituyen el ecosistema morichal y con base en ellas, proponer una serie de acciones tendentes a prevenir, mitigar o controlar los efectos que el desarrollo de dichas actividades están generando en esta parte de la cuenca. El análisis de estos aspectos, aunado a la aplicabilidad y apoyo que ofrece la metodología PER, permitieron formular 67 tipos de indicadores; de los cuales, 26 corresponden a indicadores de presión, 22 a indicadores de estado, y 19 a indicadores de respuesta, con los que se estima contribuir, bajo un enfoque sustentable, con la planificación y ejecución de futuras actividades urbanas en la cuenca media del morichal Juanico y, por consiguiente, proponer soluciones a uno de los más significativos problemas ambientales de la región.

Palabras claves: Indicadores ambientales, actividades urbanas, cuenca media, morichal.

INTRODUCCIÓN: EL PROBLEMA

Los morichales son comunidades vegetales características de las regiones Tropicales y Subtropicales del Sureste del continente Asiático y de la zona tropical del continente Suramericano. En Venezuela, estas comunidades se encuentran presentes en las penillanuras del escudo guayanés, en las planicies cenagosas del delta medio e inferior del Orinoco y en las planicies y altiplanicies antiguas de los llanos centrales Meridionales y Orientales (González, 1987).

El establecimiento y permanencia de esta comunidad se encuentra asociado a la exigente combinación de una serie de variables de índole geomorfológica, edáfica e hídrica que la restringen a condiciones de hábitat muy particulares. Poseen una alta complejidad estructural tanto vertical como horizontal, lo que da origen a una gran variedad de hábitat y microclimas ideales para muchas especies que conforman cadenas tróficas muy ramificadas y complejas, tanto terrestres como acuáticas. Desde el punto de vista social y económico, se puede decir que conforman la base de la cultura de los indígenas del Delta del Orinoco, puesto que de allí obtienen materia prima para la alimentación, construcción de viviendas, embarcaciones y elaboración de artesanías. Adicional a ello, ostentan una significativa importancia recreacional, dado el valor escénico, la relación con cuerpos de agua y la observación de un gran número de aves (Ibidem).

Estos aspectos, la limitada y exclusiva distribución, así como el constituir sistemas ecológicos y geológicos muy frágiles y altamente vulnerables a la erosión eólica e hídrica, conllevó a que el Gobierno Nacional en 1990 estableciera las normas para la protección de los morichales mediante el Decreto N° 846, en las cuales se asientan las pautas para su resguardo y conservación, siendo de obligatorio cumplimiento por parte de las personas naturales y jurídicas que realicen o planifiquen cualquier tipo de actividad en los morichales o en sus franjas adyacentes.

El Estado Monagas cuenta dentro de su geografía con una amplia red de estas comunidades, dentro de los cuales se pueden mencionar: "Morichal Largo", "Uracoa", "Yabo", "Temblador", "Chaguaramas", "Juanico", entre otras, originando que la principal especie que las compone (Mauritia flexuosa L.F.), haya sido designada árbol emblemático del Estado (Gobernación del Estado Monagas y MARN, 1997).

Ahora bien, esta entidad posee excepcionales bellezas, abundantes recursos naturales y significativos yacimientos petrolíferos, que la sitúan como uno de los Estados con mayor producción y desarrollo económico en el país. Dichas potencialidades, junto con la publicidad generada por los medios de comunicación, en donde se ha destacado la región como receptora de grandes inversiones tanto nacionales como extranjeras, dirigidas principalmente al desarrollo de la industria petrolera, atrajo la atención de muchas personas de todos los niveles sociales, culturales y económicos, en la búsqueda de fuentes de empleo y bienestar social (Caldera, 1998). Situación que ha originado un incremento significativo de la población, producto de movimientos migratorios que pueden verse reflejados en la tasa de crecimiento poblacional de la ciudad de Maturín, pues según el censo 1971 – 1981, registró una tasa anual de 6,4 %, superior a la del promedio nacional (3,2 %). Mientras que según Arzolay (1986), para el año 2001, la misma fue estimada en un 45,6%, convirtiendo a la ciudad en una de las capitales con mayor proporción de población, con respecto a su mismo Estado.

La influencia ejercida por el acelerado incremento de la población, ha traído consigo un sin número de problemas de toda índole, pues ni el estado ni la misma ciudad capital estaban preparados para recibir y acomodar a tantas personas en un período de tiempo relativamente tan corto. Tal situación condujo a que los entes gubernamentales y privados implementaran diversas acciones, entre ellas, nuevos planes habitacionales que respondan a la creciente demanda de viviendas familiares, ampliación de acueductos, servicios de aguas negras, aseo urbano, electricidad, ampliación y construcción de corredores viales, así como otras actividades conexas, cuya ejecución en una u otra medida involucran la afectación del medio; en este caso, las comunidades de morichal presentes en la poligonal urbana de la ciudad de Maturín (Caldera,1998).

El aumento del espacio urbano de la ciudad de Maturín, además de carecer de una planificación sistemática acorde con normas urbanas, va en detrimento de los límites naturales adyacentes, conformados principalmente por cuerpos de agua y morichales, que dada su fragilidad, se encuentran amenazados por el desarrollo de múltiples actividades dentro del área de influencia, generando la afectación y/o disminución de sus capacidades naturales (Arzolay, 1986), y por ende, la necesidad de plantear entre otros elementos el desarrollo de parámetros ambientales, respaldados científica y técnicamente a fin de hacer frente a esta realidad.

Hasta ahora, en el plano internacional se han venido desarrollando entre otros parámetros, indicadores ambientales, los cuales proporcionan a los entes encargados de tomar decisiones y al público en general, una herramienta de gestión, de manera que pueda ser entendida y usada fácilmente en la resolución de problemas de esta índole, dirigidos principalmente hacia la consecución de tres objetivos para alcanzar el desarrollo sustentable: 1) proteger la salud humana y el bienestar general de la población, 2) garantizar el aprovechamiento sustentable de los recursos, y 3) conservar la integridad de los ecosistemas (Instituto Nacional de Ecología [INE], 1997).

Para ello, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) formuló en 1994, una metodología para el desarrollo de indicadores ambientales denominada Presión Estado Respuesta (PER), la cual se fundamenta en la comprensión de que ciertas presiones en un sistema pueden ejercer tensiones dentro de él, afectando su estado lo que a su vez motivan respuestas que propenden hacia la solución de la problemática. Actualmente, esta metodología esta siendo utilizada por varios países latinoamericanos, que a partir del modelo básico lo han venido adaptando a los distintos niveles de especificidad que se requieren para cada región en particular (Ibidem).

En este contexto, se consideró necesario el desarrollo de indicadores ambientales mediante la metodología PER, en el Morichal Juanico, ubicado al suroeste de la poligonal urbana de la ciudad de Maturín, específicamente en su cuenca media, donde se han asentado desarrollos habitacionales formales e informales (invasiones) que por su comportamiento anárquico, que involucra intrínsecamente el desarrollo de actividades conexas como la comercial, la recreacional, la educativa, los organismos públicos, centros asistenciales, entre otras, contribuyen a la afectación del estado natural del mismo.

Ante las circunstancias planteadas, surgen las siguientes interrogantes: ¿Cuáles son las principales actividades urbanas desarrolladas en la cuenca media del Morichal Juanico, a los fines de definir los indicadores de Presión?, ¿Cuáles son los factores ambientales afectados por el desarrollo de actividades urbanas, y sus respectivos indicadores de Estado? y ¿Cuáles son las acciones e indicadores de Respuesta a las presiones y al estado actual de los factores ambientales generados por el desarrollo de actividades urbanas en la cuenca media del Morichal Juanico?.

En este sentido se consideró necesario desarrollar el presente trabajo de investigación, el cual propone indicadores ambientales para orientar la planificación y ejecución de actividades urbanas en la cuenca media del Morichal Juanico, suscrito al Municipio Maturín del Estado Monagas.

Objetivos

Objetivo General

Desarrollar indicadores ambientales para orientar la planificación y ejecución de actividades urbanas en la cuenca media del Morichal Juanico. Municipio Maturín, Estado Monagas.

Objetivos Específicos

Caracterizar las principales actividades urbanas desarrolladas en la cuenca media del Morichal Juanico a los fines de definir los indicadores de Presión.

Determinar los factores ambientales afectados por las actividades urbanas en el área de estudio para construir los respectivos indicadores de Estado.

Desarrollar acciones e indicadores de Respuesta a las presiones y estado actual de los factores ambientales generados por el desarrollo de actividades urbanas en la cuenca media del Morichal Juanico.

Alcance

El trabajo de investigación se concretó en la formulación de indicadores ambientales; es decir, parámetros técnicos que están enmarcados dentro de la metodología elaborada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), denominada "Presión – Estado – Respuesta" (PER).

El desarrollo de estos indicadores consideró todas aquellas actividades urbanas que están desarrolladas en la cuenca media del Morichal Juanico, específicamente en el sector comprendido entre la avenida Universidad y la entrada al Hato El Rosillo, de la ciudad de Maturín. Municipio Maturín, Estado Monagas, ocupando una superficie aproximada de 485 ha.

LOS INDICADORES AMBIENTALES

Según se tiene entendido, el desarrollo de indicadores ambientales se inicia a finales de la década de los años 80, entre 1988 y 1989, cuando el "Grupo de los siete" solicita a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el establecimiento de indicadores ambientales en el contexto de la toma de decisiones, considerando factores ambientales y económicos (Environment Canada, citado en Instituto Nacional de Ecología, 1997).

Los indicadores ambientales proporcionan información oportuna, precisa y fiable acerca del ambiente y el desarrollo sustentable a la hora de tomar decisiones. Estos poseen el potencial de constituir importantes herramientas sustentadas científica y técnicamente. Además, facilitan el acceso a dicha información a los diferentes grupos de usuarios, permitiendo transformar la información en acción (CIAT – Banco Mundial – PNUMA, citado en Autoridad Nacional del Ambiente, 2000).

Asimismo, los indicadores sirven para identificar aquellas fuerzas que contribuyen hacia el mejoramiento o la degradación de las condiciones económicas, sociales y ambientales, permitiendo establecer metas precisas de acciones futuras para que a su vez, los gobiernos y la sociedad civil evalúen avances en sus acciones. (Autoridad Nacional del Ambiente, 2000).

"Los conjuntos de indicadores o índices integrados han sido utilizados en una gran variedad de disciplinas para medir conceptos complejos y multidimensionales que no se pueden observar ni medir directamente. El poder de estos indicadores reside en su habilidad de sintetizar una gran cantidad de información en un formato simple y práctico. La sencillez de estos índices integrados facilitan el acceso a la información al público en general y a otros usuarios potenciales" (Autoridad Nacional del Ambiente, 2000. p. 4)

La importancia del desarrollo de indicadores radica en tres objetivos ambientales fundamentales que permiten alcanzar el desarrollo sustentable:

  • Proteger la salud humana y el bienestar general de la población
  • Garantizar el aprovechamiento sustentable de los recursos
  • Conservar la integridad de los ecosistemas

Hoy en día, numerosas organizaciones regionales, internacionales, agencias gubernamentales y grupos de científicos llevan a cabo iniciativas para desarrollar indicadores ambientales. El sistema de las Naciones Unidas cuenta con varias divisiones o agencias que están desarrollando grupos de indicadores relacionados con el ambiente, diferenciados por objetivos.

Desarrollo de indicadores mediante el modelo Presión – Estado – Respuesta (Per)

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en 1994, propuso el modelo denominado "Presión - Estado – Respuesta" (PER) (Environment Canada y OCDE, citado en INE, 1997). Este modelo, se encuentra basado en una lógica de causalidad, presupone relaciones de acción y respuesta entre la economía y el medio ambiente, y parte de cuestionamientos simples (INE, 1997):

  1. ¿Qué está afectando al ambiente?
  2. ¿Qué está pasando con el estado del ambiente?
  3. ¿Qué estamos haciendo acerca de estos temas?

Estas preguntas se responden con un conjunto de indicadores como se muestra en el siguiente esquema:

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Fuente: Centro Virtual Investigación y Desarrollo, 2001.

La metodología PER (Presión – Estado – Respuesta) identifica tres tipos de indicadores ambientales:

  1. Indicadores de presiones ambientales causadas por el hombre.
  2. Indicadores de las condiciones o calidad del ambiente y los recursos naturales.

c. Indicadores de las respuestas de la sociedad a las presiones sobre el ambiente. (SINIA, 2001)

Los indicadores de Presión describen las presiones que se ejercen sobre el ambiente a través del desarrollo de actividades humanas. Estas presiones son comúnmente clasificadas como factores o fuerzas subyacentes tales como: crecimiento poblacional, consumo o pobreza. Las presiones sobre el ambiente son consideradas usualmente desde un punto de vista político, de manera inicial, para abordar los asuntos ambientales, y luego como indicador cuando están disponibles para su análisis, producto de bases de datos de seguimiento socioeconómicos, ambientales, entre otros (Centro Virtual Investigación y Desarrollo, 2001). Éstos indicadores se clasifican en dos grupos:

  1. Indicadores de presiones directas sobre el ambiente, ocasionadas por las actividades humanas: Volumen de residuos generados, Emisión de contaminantes al aire, etc.
  2. Indicadores de actividades humanas en sí mismas, o sea, las condiciones de las actividades productivas o actividades que generan la problemática: Evolución y características de la planta vehicular.

El Instituto Nacional de Ecología explica que:

"Esta segunda clase de indicadores de presión es tomada en cuenta debido a que, por una parte, proporciona elementos para pronosticar la evolución de la problemática y por la otra, ayuda a definir las acciones y/o políticas en materia ambiental que deberán aplicarse para estos sectores causantes de la problemática". (INE, 1997. p. 7)

El estado se refiere a la condición del ambiente a causa de las presiones generadas por las actividades humanas. Los indicadores de Estado describen la calidad del ambiente, así como a la cantidad y estado de los recursos naturales, por ejemplo la calidad del aire (concentraciones de contaminantes) o del agua, igualmente la cantidad de recursos naturales. Éstos indicadores representan generalmente los objetos de políticas de protección ambiental. En este tipo de indicadores, se introducen los efectos a la salud de la población y a los ecosistemas, causados precisamente por el deterioro de la calidad ambiental (Ibidem).

Los indicadores de Respuesta representan los esfuerzos realizados por la sociedad o por una institución determinada para reducir o mitigar la degradación del ambiente, estos indicadores son los de desarrollo más lento, pues debido a su complejidad para medir cuantitativamente cómo una acción de respuesta puede llegar a incidir en la resolución de los problemas (Ibidem).

Las acciones de respuesta están dirigidas hacia la consecución de dos objetivos principales, en primer lugar, hacia los agentes de "presión", p. Ej. estableciendo tecnologías más limpias para disminuir el volumen de emisiones; y en segundo lugar, hacia las variables de estado, p. Ej. establecimiento de criaderos de tortugas (Ibidem).

Dentro de las acciones de respuestas que se podrían definir, existe una incertidumbre en cuanto a lo difícil que sería determinar en qué medida éstas inciden en la problemática. Un ejemplo claro, lo tendríamos en el número de normas ambientales desarrolladas por el Gobierno, establecidas en alguna materia en particular, acuerdos voluntarios con algún sector productivo, o el establecimiento de redes de monitoreo de calidad ambiental. Estas acciones, a pesar de no incidir de manera inmediata en el problema, son fundamentales para su atención y solución, por lo que a este tipo de respuesta se les denomina generales, distinguiéndose de las específicas (Ibidem).

Tipos de acciones de Respuesta

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

 Fuente: Instituto Nacional de Ecología, 1997

Bases Legales

El fundamento legal en el cual se basa la investigación, está representado por las siguientes leyes, decretos y resoluciones:

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, establece las directrices generales que garantizan la integridad de todos los aspectos y elementos que constituyen a la nación. Dentro de éstos se encuentran los aspectos ecológicos y ambientales dentro del Capítulo IX De los Derechos Ambientales, que mediante los artículos 127, 128 y 129 señala los deberes y derechos de los ciudadanos en la preservación del ambiente, los compromisos del Estado para garantizar la protección tanto del ambiente como de la diversidad biológica y genética, el desarrollo de políticas para la ordenación del territorio que cumplan con el paradigma del desarrollo sustentable y la exigencia de Estudios de Impacto Ambiental para cualquier actividad susceptible de degradar al ambiente.

  • Ley Orgánica del Ambiente

Esta Ley tiene como objeto el establecimiento de los principios rectores para la conservación, defensa y mejoramiento del ambiente en favor de la calidad de vida (Art. 1).

En ella se asientan, en su artículo 3°, las acciones que comprenderá la protección, conservación y mejoramiento del medio, entre los cuales se incluyen: la ordenación del territorio, la planificación de los procesos de urbanización, el aprovechamiento racional de los recursos naturales, la prohibición o corrección de actividades que degraden el ambiente, la fomentación de la conciencia ambiental y la participación ciudadana en los problemas relacionados con el ambiente.

Asimismo, establece, a través del artículo 20, las actividades que son susceptibles de degradar el ambiente tales como:

Las que directa o indirectamente contaminen o deterioren el aire, el agua, los fondos marinos, el suelo o el subsuelo o incidan desfavorablemente sobre la fauna o la flora;

Las alteraciones nocivas de la topografía;

Las alteraciones nocivas del flujo natural de las aguas;

La sedimentación en los cursos y depósitos de aguas;

Los cambios nocivos del lecho de las aguas;

La introducción y utilización de productos o sustancias no bio-degradables;

Las producen ruidos molestos o nocivos;

Las que deterioran el paisaje;

Las que modifiquen el clima;

Las que produzcan radiaciones ionizantes;

Las que propenden a la acumulación de residuos, basuras, desechos y desperdicios;

Las que propenden a la eutroficación de lagos y lagunas;

Cualesquiera otras actividades capaces de alterar los ecosistemas naturales e incidir negativamente sobre la salud y bienestar del hombre.

  • Ley Orgánica de Ordenación Urbanística

El objeto de esta Ley es la ordenación del desarrollo urbanístico en todo el territorio nacional con la finalidad de procurar el crecimiento armónico de los centros poblados, éste a su vez, salvaguarda los recursos ambientales y la calidad de vida de los centros urbanos (Art. 1).

En esta Ley se define, en el artículo 2, la ordenación urbanística, la cual comprende el conjunto de acciones y regulaciones tendentes a la planificación, desarrollo, conservación y renovación de los centros poblados.

Asimismo, el artículo 16 establece la jerarquía de la planificación urbanística dentro del proceso de ordenación del territorio y sus planes correspondientes. Igualmente, el artículo 34 señala que los planes de desarrollo local se elaborarán tomando en cuenta las directrices y determinantes dispuestas en los planes de ordenación urbanística.

  • Ley Orgánica de Régimen Municipal

Esta Ley tiene por objeto el desarrollo de los principios constitucionales concerniente a la organización, gobierno, administración, funcionamiento y control de los Municipios y otras entidades locales (Art. 1).

En el Título III De la Competencia del Municipio establece en su artículo 36 que los municipios, para la gestión de los intereses y en el ámbito de las competencias podrán promover cualquier clase de actividades y prestar todos aquellos servicios que promuevan la satisfacción de la comunidad. Por ello, dentro de las competencias propias del municipio se encuentran específicamente en los siguientes numerales:

1°.- Acueductos, cloacas, drenajes y tratamiento de aguas residuales;

2°.- Distribución y venta de electricidad y gas en las poblaciones de su jurisdicción;

3°.- Elaborar y aprobar los planes de desarrollo urbano local, formulados de acuerdo con las normas y procedimientos técnicos establecidos por el Ejecutivo Nacional. Igualmente, velará porque los planes nacionales y regionales de ordenación del territorio y de ordenación urbanística se cumplan en su ámbito;

4°.- Promoción y fomento de viviendas, parques y jardines, plazas, playas, balnearios y otros sitios de recreación y deporte; pavimentación delas vías públicas urbanas;

6°.- Ordenación del Tránsito de vehículos y personas en las vías urbanas;

10°.- Protección del ambiente y cooperación con el saneamiento ambiental;

12°.- Aseo urbano y domiciliario, comprendidos los servicios de limpieza, de recogida y tratamiento de residuos.

  • Ley Penal del Ambiente

El objeto de esta Ley es tipificar como delitos aquellas acciones que infrinjan las disposiciones relativas a la conservación, defensa y mejoramiento del ambiente, además que establece las sanciones penales correspondientes (Art. 1).

En su Título II De los Delitos contra el Ambiente, establece las acciones y actividades capaces de causar daños a los recursos naturales y sus respectivas sanciones. Como es el caso del recurso hídrico, que mediante los artículos 28, 30, 32 y 34, se señala como acciones susceptibles de degradarlo, el vertido ilícito de sustancias no biodegradables, los cambios de flujo y sedimentación, la contaminación subterránea y los permisos o autorizaciones ilícitas, respectivamente.

Igualmente, el recurso edáfico puede ser afectado por actividades y objetos degradantes, y la degradación de suelos, topografía y paisaje (Art. 42 y 43, respectivamente).

Con respecto al aire o la atmósfera, éstos pueden ser alterados por la emisión de gases (Art. 44) y degradación de la capa de ozono (Art. 47).

En cuanto a la flora, la fauna y sus hábitat, éstos pueden ser pertubados a causa de los incendios de vegetación natural (Art. 50), la destrucción de vegetación en las vertientes (Art. 53), la difusión de enfermedades (Art. 54) y actividades en áreas especiales o ecosistemas naturales (Art. 58).

Por último, en el artículo 61 se dispone las sanciones para la omisión de requisitos sobre impacto ambiental, es decir, el funcionario público que confiera permisos o autorizaciones, sin que antes haya cumplido con el requisito del estudio y evaluación del impacto ambiental.

  • Ley de Diversidad Biológica

Esta ley tiene por objeto establecer los principios rectores para la conservación de la Diversidad Biológica (Art. 1).

En el artículo 3 de esta Ley, se establece los aspectos que conforman el patrimonio ambiental de la nación, representados por los ecosistemas, especies y recursos genéticos, que se encuentran dentro del territorio nacional y su ámbito jurisdiccional.

Asimismo, enumera lo relativo a la conservación de la diversidad biológica, mediante el siguiente artículo.

Art. 4.- A los efectos de esta Ley, la conservación de la Diversidad Biológica comprenderá fundamentalmente:

  1. La conservación y la regulación del manejo, in situ y ex situ, de la diversidad biológica.
  2. La regulación del acceso y la utilización de los recursos biológicos y genéticos para el manejo sustentable.
  3. La compatibilización entre las actividades económicas y el ambiente.
  4. La investigación sobre la valoración económica de la diversidad biológica.

Dentro del artículo 8 se dispone el compromiso de las autoridades nacionales, regionales, municipales y las comunidades organizadas a participar en las acciones que vayan en pro de la conservación de la diversidad biológica.

La Ley además establece mediante el numeral 1 del artículo 22, la prioridad de la conservación in situ de los ecosistemas frágiles, de alta diversidad genética y ecológica, los que constituyan centros de endemismo y contengan paisajes naturales de singular belleza. Igualmente, en su Art. 25 propone que el Estado promueva la protección de los ecosistemas naturales y los hábitat necesarios para el mantenimiento de las poblaciones de especies silvestres, fuera de las áreas bajo régimen de administración especial.

Por último, se señala en el artículo 48 la responsabilidad del Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales, respecto a la realización de inventarios de diversidad biológica en aquellas áreas y ecosistemas degradados y en proceso de degradación, a los fines de definir, planificar y supervisar los procesos para se restauración y recuperación.

  • Ley de Protección a la Fauna Silvestre

El objeto fundamental de esta Ley, es la protección y aprovechamiento racional de la fauna silvestre y de sus productos, así como el ejercicio de la caza (Art. 1). En el Título I Disposiciones Generales, de esta Ley se señala, dentro de su Capítulo Único, como utilidad pública (Art. 5):

Nral. 2.- La conservación, el fomento y aprovechamiento racional de la fauna silvestre;

Nral. 5.- La conservación y fomento de los recursos que sirvan de alimentación y abrigo a la fauna silvestre.

  • Decreto N° 846 Normas para la Protección de Morichales

Estas Normas tienen por objeto la protección y conservación de los ecosistemas conocidos como Morichales (Art. 1). En ellas se definen en su artículo 2, los términos morichal y franja adyacente:

"Morichal: Formación vegetal especial caracterizada por la presencia de la palma Moriche (Mauritia flexuosa L.f), creciendo como individuos aislados o formando una masa compacta junto a otras especies, en suelos saturados permanentemente, y asociado a un canal de drenaje. Está separado de la unidad circundante por un área de suelos permeables y frágil, con escasa cobertura vegetal.

Franja Adyacente: Contorno de un Morichal, de 300 mts. de ancho, medidos en proyección horizontal a partir del límite del área de vegetación herbácea siempre verde (característica de suelos saturados permanentemente) que forman parte de dicho Morichal."

Asimismo, se indica que dichas normas son de obligatorio cumplimiento tanto por parte de personas naturales como jurídicas que desarrollen cualquier clase de actividad dentro del morichal o en su franja adyacente (Art. 3).

Igualmente, en los artículos 4, 5, 7, 8 y 9 se establecen los usos y actividades que podrán ser autorizadas por el Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales (MARN) en las inmediaciones de este ecosistema; tales como el aprovechamiento de los productos provenientes del morichal con fines de subsistencia, la utilización del cuerpo de agua asociado al morichal con fines recreativos o de abastecimiento doméstico o industrial, el trazado de vías de comunicación, la construcción de infraestructuras para la captación de agua, entre otros.

Esta norma también expone en el artículo 6, las actividades que quedan prohibidas de realizarse en el cuerpo del morichal o en su franja adyacente, como lo son el derribo de árboles o cualquier tipo de alteración del suelo, la introducción de especies exóticas tanto animales como vegetales para la recuperación o repoblación del ecosistema, la extracción de especies de fauna silvestre o botánicas, los incendios de vegetación, etc.

Dentro de las Disposiciones Finales de esta norma, se contempla el fomento y/o desarrollo de programas y planes que propendan la preservación, recuperación y repoblación de morichales (Art. 10), por parte de personas jurídicas, que afecten de alguna manera a esta comunidad vegetal.

  • Decreto N° 1257 Normas sobre evaluación ambiental de actividades susceptibles de degradar el ambiente

Estas normas tienen por objeto el establecimiento de los procedimientos conforme a los cuales se realizará la evaluación ambiental de actividades susceptibles de degradar el ambiente (Art.1).

En el artículo 3 de dichas normas se define, para efectos de interpretación y aplicación, lo respectivo a Estudio de Impacto Ambiental, el cual está orientado a predecir y evaluar los efectos del desarrollo de una actividad sobre los componentes del ambiente tanto natural como social, a la vez que propone las correspondientes medidas preventivas, mitigante y correctivas, a fin de verificar el cumplimiento de las disposiciones ambientales contenidas en la normativa legal vigente en el país y determinar los parámetros que conforme a la misma deban establecerse para cada programa o proyecto.

De igual manera, esta norma establece mediante el artículo 24, lo siguiente:

"Los organismos de administración pública nacional, estadal y municipal competentes para el otorgamiento de las autorizaciones y aprobaciones para la ocupación del territorio y para la determinación de las variables urbanas fundamentales, velarán por la incorporación de la variable ambiental en los programas y proyectos sujetos a su supervisión y control. A tales efectos:

1.- Los municipios orientarán a los interesados en desarrollar programas y proyectos señalados en el listado contenido en el artículo 6°, sobre la presentación por ante el Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales de un Estudio de Impacto Ambiental, a los fines del establecimiento de la variable ambiental a ser incorporada en las variables urbanas fundamentales.

2.- Los organismos nacionales y estadales orientarán a los interesados en desarrollar programas y proyectos que impliquen la ocupación del territorio sobre presentación ante el Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales del Documento de Intención establecido en el artículo 4° de estas Normas, a los efectos de la determinación de la procedencia de la elaboración de un Estudio de Impacto Ambiental."

  • Decreto Plan Ordenación del Territorio del Estado Monagas

El objetivo de este Plan de Ordenación del Territorio del Estado Monagas, es el de alcanzar un uso racional del espacio a los fines de lograr el mayor bienestar de la población, la conservación, defensa y mejoramiento del ambiente y la seguridad y defensa nacional (Art. 3), dentro de éste mismo artículo se enumeran una serie de objetivos particulares, pero para esta investigación resulta importante mencionar el numeral 13 que se cita a continuación:

Nral 13.- Controlar en toda nueva actividad los efectos ambientales indeseables e ir ajustando progresivamente a la normativa vigente, a las ya localizadas y capaces de generar impactos.

En el Plan se establece dentro del sistema de ciudades de la Entidad, a la ciudad de Maturín como ocupante del primer nivel jerárquico, es decir, posee el papel de principal centro urbano del Estado, en funciones político administrativo, financiero, comerciales, de servicios especializados y de apoyo a otros centros intermedios (Art. 4, Nral. 1). Además recomienda las acciones que deben tener en cuenta el sistema de ciudades del Estado:

Art. 5.- El presente plan de Ordenación del Territorio recomienda para el sistema de ciudades las siguientes acciones:

  1. Someter a las más alta preservación para el uso urbano, las áreas asignadas y definidas para este uso por el Ministerio de Desarrollo Urbano.
  2. Dirigir el desarrollo urbano y el crecimiento de las ciudades dentro de los límites y directrices fijados por la normativa legal urbana legal urbana establecidas por el Ministerio de Desarrollo Urbano.
  3. Controlar el crecimiento poblacional del Área Metropolitana de Maturín y Norte del Estado Monagas.

Las áreas marginales deben ser objeto de atención especial permanente, a fin de controlar su crecimiento y elevar el nivel de vida de la población.

METODOLOGÍA DE TRABAJO

En síntesis, el orden secuencial del procedimiento seguido para la consecución de los objetivos planteados, comprendió.

  1. La revisión bibliográfica de metodologías y experiencias relacionadas con el desarrollo de indicadores ambientales; específicamente, aquellas donde se ha empleado la metodología desarrollada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Presión Estado Respuesta (PER), dada su aplicabilidad y reconocimiento global.
  2. Visita previa al área de estudio a los fines de definir con mayor grado de detalles los límites de la misma, a la vez que se visualizo a grandes rasgos, la presencia de actividades urbanas y sus principales características.
  3. Sectorización del área de estudio considerando características relevantes homogéneas y por ende, facilitar la evaluación de las variables definidas (Fig. 2).

    Cuadro 1. Distribución y ubicación de rutas definidas en el área de estudio

    Sectores

    Rutas

    Ubicación

    I

    1

    Av. Universidad – Cuerpo del Morichal Juanico.

    2

    Av. Libertador – Puente transversal del Morichal Juanico.

    3

    Av. Libertador – Cuerpo del Morichal Juanico.

    4

    Av. Libertador – Cuerpo del Morichal Juanico.

    II

    5

    Av. Raúl Leoni – Caño tributario del Morichal Juanico.

    Cuadro 1 (cont.)

    6

    Av. Raúl Leoni – Final de vía.

    7

    Av. Raúl Leoni – Final de vía.

    8

    Av. Raúl Leoni – Final de vía.

    III

    9

    Av. Raúl Leoni - Final de vía.

    10

    Carretera del Sur – Emplazamiento Hato El Rosillo.

    11

    Puente transversal del Morichal Juanico – Limite del área de estudio.

  4. Trazado y definición de una muestra de 11 rutas de evaluación distribuidas según criterios de representatividad a objeto de garantizar la confiabilidad de los datos obtenidos, según se detalla:
  5. Ejecución de recorridos de campo siguiendo en estricto orden cada una de las rutas definidas, a los fines de recopilar información relevante del desarrollo de las principales actividades urbanas presentes en la cuenca media del morichal Juanico, haciendo uso de la respectiva guía de observación (anexo A-1).

    Cuadro 2. Distribución de entrevistados

    Tipo de Entrevistados

    Número de entrevistados

    Habitantes del área de estudio

    33

    Alcaldía del Municipio Maturín

    02

    Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales

    03

    Ministerio de Infraestructura

    01

    Total

    40

  6. Aplicación de entrevistas a una muestra de habitantes del área de estudio, así como a un grupo de funcionarios pertenecientes a la Alcaldía del Municipio Maturín, Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales y Ministerio de Infraestructura, con la finalidad de comparar, aclarar y/o complementar la información obtenida en campo, al igual que para conocer las acciones o políticas que los organismos gubernamentales llevan a cabo para la resolución de la problemática ambiental planteada, según se detalla.
  7. Caracterización con base a la información obtenida, de las principales actividades urbanas desarrolladas en la cuenca media del Morichal Juanico; utilizando para ello, cuadros de doble entrada y gráficos representativos de esta realidad (ver capitulo IV).
  8. Identificación de las principales presiones ambientales ejercidas por el desarrollo de las actividades urbanas sobre el ecosistema morichal, específicamente en el área de estudio, mediante el apoyo de la metodología PER.
  9. Determinación de los diversos factores ambientales afectados: agua, suelo, aire, vegetación y fauna del ecosistema morichal, consecuencia de las presiones ejercidas por el desarrollo de las actividades urbanas.
  10. Formulación de las principales acciones a llevar a cabo por los distintos organismos gubernamentales a fin de contribuir a prevenir, mitigar y/o controlar las principales afectaciones ambientales causadas como consecuencia de las presiones ejercidas por el desarrollo de las urbanas en el área de estudio.
  11. Definición de indicadores ambientales de presión, estado y respuesta con base en la metodología PER, a los fines de orientar y evaluar bajo un enfoque sustentable, la planificación y ejecución de actividades urbanas en la cuenca media del morichal Juanico y por ende, propender a su conservación, defensa y mejoramiento ambiental.

RESULTADOS

Cuadro 3. Principales presiones generadas por las actividades urbanas en la cuenca media del Morichal Juanico y sus correspondientes indicadores de presión

Para ver la tabla seleccione la opción "Descargar" del menú superior

(*) Presión ejercida sólo por la actividad Residencial.

(**) Presión ejercida sólo por la actividad Recreacional.

(***) Presión exclusiva de la actividad Agropecuaria.

_______________________

Presiones: Se refiere a la coacción que ejerce el desarrollo de las distintas actividades urbanas sobre el ambiente.

Indicadores de Presión: Parámetros que permiten medir cuantitativa o cualitativamente las presiones que sobre el ambiente ejercen las actividades urbanas

Cuadro 4. Principales factores ambientales afectados por las actividades urbanas desarrolladas en la cuenca media del Morichal Juanico, y sus respectivos indicadores de estado

Para ver la tabla seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Cuadro 5. Principales acciones en respuesta a las presiones y factores ambientales afectados por el desarrollo de las actividades urbanas en la cuenca media del Morichal Juanico y sus respectivos indicadores de respuesta

Para ver la tabla seleccione la opción "Descargar" del menú superior

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

Conclusiones

Las actividades de tipo residencial, comercial, recreacional y agropecuaria, así como la desarrollada por organismos públicos y centros asistenciales constituyen las principales actividades urbanas presentes en la cuenca media del Morichal Juanico; no obstante, resalta el hecho de que las dos primeras (residencial y comercial), resultaron ser las más frecuentes, pues su presencia es común en todas o casi todas las rutas evaluadas del área de estudio.

En lo que se refiere a la actividad residencial (presente en todas las rutas del área de estudio) esta se caracteriza por estar constituida principalmente por urbanismos formales, representado principalmente por viviendas tipo casa; aún cuando resalta la presencia de asentamientos informales (invasiones) ubicados de manera sectorizada, en los que el rancho constituye la vivienda predominante.

Además, el desarrollo de esta actividad cuenta con el apoyo de una red de acueductos, mientras que la eliminación de excretas, se efectúa por medio de la red de cloacas, pozos sépticos y letrinas, pero en la mayoría del área de estudio se prescinde de los servicios de aseo urbano y de barrido de calles.

Con relación a la actividad comercial presente en la mayoría de las rutas evaluadas, la misma se caracteriza por presentar diversos tipos de construcciones (edificios, galpones, centros comerciales y locales), conectados a la naturaleza o rama comercial a la cual se dedica. En este caso, los servicios públicos como el abastecimiento de agua potable, eliminación de excretas y disposición de desechos se realizan mediante una red de acueductos, cloacas y por medio del servicio de aseo urbano municipal, respectivamente.

Las actividades urbanas desarrolladas en la cuenca media del Morichal Juanico ejercen al menos 12 tipos de presiones ambientales sobre este ecosistema; 9 de las cuales, son ejercidas por el desarrollo de las actividades residencial, comercial, recreacional, educativa, agropecuaria y la desarrollada por los organismos públicos, mientras que las 3 restantes, identificadas como acentuada proliferación de asentamientos informales, generación de excretas provenientes de animales de cría y el empleo de agroquímicos, resultaron ser específicas del desarrollo de las actividades residencial, recreacional y agropecuaria, respectivamente.

Las presiones ejercidas por el desarrollo de las actividades urbanas generan a su vez, 12 tipos de afectaciones sobre los distintos factores que conforman el ecosistema morichal (hídrico, suelo, vegetación y fauna), siendo los mas afectados el hídrico, el suelo y la fauna, pues en conjunto agrupan 9 de las doce afectaciones ambientales identificadas. Siendo estas: alteración de la hidrología superficial, alteración de la calidad del agua superficial, incremento de la sedimentación/obstrucción del flujo, cambio de uso de la tierra en contraposición de los planes de ordenación del territorio y ordenación urbanística, alteración de la calidad del suelo, erosión, disminución del hábitat natural, disminución de la diversidad biológica y alteración de la ecología de peces.

Las principales presiones y afectaciones ambientales generadas por el desarrollo de las distintas actividades urbanas identificadas en el área de estudio, requieren para su prevención, mitigación y control, de la ejecución de por lo menos 11 tipos de acciones o medidas, a través de las cuales se propenderá a abordar la problemática planteada. En el entendido de que la mayoría de las acciones formuladas recaen o son responsabilidad directa de los entes u organismos gubernamentales tanto nacionales como regionales y locales.

El análisis de las presiones y afectaciones generadas por el desarrollo de las actividades urbanas en la cuenca media del morichal Juanico, así como de las correspondientes acciones formuladas para su prevención, mitigación y/o control, permitieron la formulación de 67 tipos de indicadores ambientales, de los cuales 26 corresponden a indicadores de presión, 22 a indicadores de estado y, 19 a indicadores de respuesta, por medio de los cuales se estima se podrá contribuir a orientar y evaluar la ejecución de dichas actividades en esta área de la cuenca de manera sustentable.

Recomendaciones

Una vez culminado el trabajo de investigación, el cual permitió el desarrollo de indicadores ambientales, bajo la metodología Presión Estado Respuesta, se recomienda a objeto de dar mayor utilidad a la presente investigación, considerar los siguientes aspectos:

Fomentar la conformación de grupos de trabajo tanto locales como nacionales con la participación de un mayor espectro de interesados en la conservación de esa emblemática comunidad vegetal, a fin de incentivar la discusión pública de los indicadores propuestos, así como su validación en campo, a los fines de fortalecer la posibilidad de que los mismos sean efectivamente utilizados como instrumentos válidos para contribuir a solventar la mencionada problemática ambiental.

Proponer cursos y talleres de capacitación para funcionarios de los entes gubernamentales y organizaciones no gubernamentales (ONG), a objeto de dar a conocer las diversas metodologías existentes para el desarrollo de indicadores ambientales, así como las ventajas, fortalezas y oportunidades que los mismos ofrecen en la conservación del ambiente.

Coordinar y concentrar esfuerzos a los fines de que los entes encargados de la planificación y ejecución de actividades urbanas, consideren la utilización de los indicadores ambientales desarrollados y por ende, tender a lograr una gerencia ambiental más eficiente en el manejo de los distintos recursos naturales asegurando su conservación y aprovechamiento de manera sustentable.

Propiciar la necesidad de desarrollar nuevas líneas de investigación en este complejo ecosistema natural y, por consiguiente, contar con más elementos sustentados tanto científica como metodológicamente, en aras de contribuir a su preservación y manejo de manera integral, considerando además aspectos sociales y económicos.

BIBLIOGRAFÍA

Arzolay, C., Loreto, C., Marcano, E., y Morales, O. (1983). Geografía del Estado Monagas. Maturín: Ediciones de la Gobernación del Estado Monagas.

Arzolay, C. (1986). Maturín: Enfoque geográfico de su proceso urbano. Maturín: Ediciones de la Gobernación del Estado Monagas.

Autoridad Nacional del Ambiente. (2000). Informe sobre los indicadores ambientales y de la Sustentabilidad en América Latina y el Caribe. [Documento en línea]. Disponible: http://www.anam.gob.pa/informe_sobre_los_indicadores/informe_sobre_los_indicadores_am.htm. [Consulta: 2002, Julio,12]

Caldera, R. (1998, Febrero 08). Mirador de Provincia: Maturín dolarizada y con servicios colapsados. El Nacional, p. D4.

Centro Virtual Investigación y Desarrollo.Iniciativa para Ganadería, Medio Ambiente y Desarrollo. (2001). Marco de Referencia e Indicadores Medioambientales de Presión Estado Respuesta. [Documento en línea]. Disponible: http://lead.virtualcenter.org/es/dec/toolbox/Refer/EnvIndi.htm [Consulta: 2003, Febrero, 01].

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. (1999). Gaceta Oficial 36.860, Diciembre 30, 1999.

Decreto Plan de Ordenación del Territorio del Estado Monagas (Decreto N° 757). (1992, septiembre, 23). Gaceta Oficial de la República de Venezuela, S/Nro.

Glynn Henry, J y Heinke, G. W. (1999). Ingeniería Ambiental. (2da ed.) México: Prentice Hall.

Gobernación del Estado Monagas y Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (1997). Atlas del Estado Monagas. Maturín: Autor.

González Boscan, V. C. (1987). Los Morichales de los Llanos Orientales, Un Enfoque Ecológico. Venezuela: Ediciones Corpoven.

Gorrón, E. (s.f.). Los problemas de la urbanización. [Documento en línea]. Disponible: http://www.monografias.com/trabajo5/prour/prour.shtml. [Consulta: 2003, mayo, 06].

Guevara, E. y Cartaya, H. (1991). Hidrología. Una Introducción a la ciencia Hidrológica Aplicada. Valencia: Universidad de Carabobo.

Hernández, R; Fernández, C., y Baptista, P. (1998). Metodología de la Investigación. (2da. ed.) México: McGraw – Hill.

Instituto Autónomo de México (ITAM). (S.f.). Glosario. [Documento en línea] Disponible: http://www.itam.mx/contacto/asociaciones/pima/GLOSARIO.htm. [Consulta: 2002, Junio, 28]

Instituto Nacional de Ecología. (1997). Avances en el desarrollo de indicadores para la evaluación del desempeño ambiental en México. [Documento en línea]. Disponible: http://sepultura.semarnat.gob.mx/dggia/cal_aire/libros/lib_indicador/marcoc.html. [Consulta: 2002, Julio,12]

Ley de Protección a la Fauna Sivestre. (1970). Gaceta Oficial de la República de Venezuela, 29.289, Agosto 11, 1970.

Ley Orgánica del Ambiente. (1989). Gaceta Oficial de la República de Venezuela, 31.004 (Extraordinario), Junio 16, 1989.

Ley Orgánica de Ordenación Urbanística. (1987). Gaceta Oficial de la República de Venezuela, 33.868, Diciembre 16, 1987.

Ley Orgánica de Régimen Municipal. (1989). Gaceta Oficial de la República de Venezuela, 4.109 (Extraordinario), Junio 15, 1989.

Ley de Diversidad Biológica. (1999). Gaceta Oficial de la República de Venezuela, 37.002, Mayo 24, 2000.

Ley Penal del Ambiente. (1992). Gaceta Oficial de la República de Venezuela, 4.358, Enero 3, 1992.

Macionis, J. y Plummer, K. (1999). Sociología. España: Prentice Hall.

Marcano, F. (1987). Influencia del deterioro del ecosistema Laguna Grande en la comunidad del sector San Agustín de la Pica – Laguna Grande del Estado Monagas. Maturín: Instituto Universitario Pedagógico Experimental.

Méndez, C. E. (2001). Metodología. Diseño y desarrollo del proceso de investigación. (3ra. ed.) Colombia: McGraw – Hill.

Microsoft Corporation. (1993 –1998). Enciclopedia Microsoft Encarta 99. [DC] Disponible: Autor.

Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales y Fundación de Educación Ambiental. (1982). Naturaleza y Futuro. Caracas: Ediciones Fundación de Educación Ambiental.

Namakforoosh, M.N. (2001). Metodología de la Investigación. (2da ed.). México: Editorial Limusa.

Nebel, B.J. y Wrigth, R. T. (1999). Ciencias Ambientales. Ecología y Desarrollo Sostenible. (6ta. ed.). México: Prentice Hall.

Normas para la Protección de Morichales (Decreto N° 846). (1990, abril, 05). Gaceta Oficial de la República de Venezuela, 34462, mayo 08, 1990.

Normas sobre Evaluación Ambiental de Actividades Susceptibles de Degradar el Ambiente (Decreto N° 1257). (1996, marzo, 13). Gaceta Oficial de la República de Venezuela, 35.946, abril, 1996.

Pittier, H. (1978). Manual de las plantas usuales de Venezuela y su suplemento. Caracas: Fundación Eugenio Mendoza.

Regalado, R. (1999, Marzo 19). Los invasores no tienen idea de lo que es la propiedad privada. El Nacional. p. D2.

Rodríguez, A. (1999). Incorporación del Morichal Juanico en los estudios ambientales de la segunda etapa de Educación Básica de las Escuelas ubicadas en el Distrito Escolar N – 1 y N – 2 de Maturín. Maturín: Universidad Pedagógica Experimental Libertador/Instituto Pedagógico Maturín.

Rodríguez, R. (s.f.[a]). Mesas y morichales monaguenses podrían convertirse en desiertos. [Artículo en línea] Disponible: http://www.monagasenlinea.com/servicios/contactos.html. [Consulta: 2002, Junio, 19]

Rodríguez, R. (s.f. [b]). Ambiente recuperación bosques en Monagas. [Artículo en línea] Disponible: http://www.monagasenlinea.com/noticias/noticias.html. [Consulta: 2002, Junio, 19]

Schnee, L. (1984). Plantas comunes de Venezuela (3era. ed.). Caracas: Ediciones de la Biblioteca Universidad Central de Venezuela.

Sistema Nacional de Información Ambiental (SINIA). (2001). Marcos conceptuales para el desarrollo de Indicadores. [Documento en línea]. Disponible: http://www.sinia.net.ni/indicadores.htm. [Consulta: 2002, Agosto, 12]

Sugden, A. (s.f.). Diccionario Ilustrado de la Botánica (3era. Ed.) España: Editorial Everest.

Tamayo y Tamayo, M. (2001). El proceso de la investigación científica (4ta Ed.). México: Liusa.

Whitten, D.G.A. y Brooks, J.R.V. (1980). Diccionario de Geología. España: Alianza Editorial.

Karem S. Zerpa L.

;

Trabajo de Grado presentado a la Universidad Gran Mariscal de Ayacucho, Núcleo Monagas. Octubre 2003.


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Hidrocarburos "El petróleo"

    Es posible reparar los daños que causa el petróleo de forma natural? ¿o son irreversibles? ¿necesita el hombre interveni...

  • Cambio climático

    Definición del problema, Calentamiento global, Agua, Clima, Movimientos de la Tierra, Lluvia, Inundaciones, El ser humano, Conclusión, Plan de trabajo ...

  • Efecto invernadero

    Nuestra Tierra. El efecto invernadero. La capa de ozono. Calentamiento del planeta. Las consecuencias del Calentamiento ...

Ver mas trabajos de Ecologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda