Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La infertilidad en la pareja en edad fértil

Enviado por mnaza_16



  1. Justificación
  2. Objetivo General
  3. Hipótesis
  4. Antecedentes
  5. Introducción
  6. Marco Teórico
  7. Causas
  8. Diagnóstico
  9. Tratamiento
  10. Diseño metodológico
  11. Resultados
  12. Discusión
  13. Conclusiones y Recomendaciones
  14. Bibliografía
  15. Glosario
  16. Anexos

Presentación

La capacidad para reproducirse es considerada como un don natural que puede ejercerse casi a voluntad y resulta muchas veces una sorpresa frustrante el encontrarse problemas para lograrlo.

La esterilidad conyugal es la incapacidad de una pareja para lograr un embarazo, en tanto que por infertilidad se entiende el problema de las parejas que conciben pero los productos no alcanzan la viabilidad.

Cuando una pareja decide tener hijos y descubre que no puede lograrlo, se enfrenta a una situación diferente a otros problemas médicos, para la cual, habitualmente, no está preparada. Sus reacciones son diversas, complejas y en ocasiones irracionales. Necesita saber si existe o no un problema, cual es la causa o causas del mismo, si hay o no tratamiento efectivo para ello, en que consiste y cual es su pronóstico. Esto requiere una evaluación integral, que amerita tiempo y esfuerzo.

Para los médicos, el problema representa retos diversos por limitaciones diagnósticas y terapéuticas, algunos factores causales con muy mal pronóstico y, a veces, al corregir un factor se altera otro. Frecuentemente se les presiona para obtener pronto el embarazo deseado y, como son problemas crónicos y las experiencias negativas previas son frecuentes, la deserción de estas parejas es común o al menos la falta de cooperación de algunos de los cónyuges.

El problema es más frecuente de lo que se piensa y su incidencia tiende a aumentar. La etiología del problema puede radicar en el hombre, en la mujer o en ambos.

El pronóstico para estas parejas en el momento actual dista mucho de ser satisfactorio, aunque cada vez es mejor. También se ha avanzado en el arte de comprender y tratar sus alteraciones emocionales. Para obtener los mejores resultados es imperativo un enfoque diagnóstico y terapéutico organizado e integral, que sea eficiente sin descuidar los aspectos emocionales de la pareja.

Justificación

El motivo por el cual elegimos este tema es porque consideramos de suma importancia conocer las causas que provocan este problema, las consecuencias psicológicas ocasionadas en la pareja, así como su frecuencia en los últimos tiempos.

Otro motivo es porque queremos aclarar que poco a poco ha ido penetrando en la mentalidad general el hecho real de que la reproducción y sus problemas no sólo son padecidos por la mujer, ya que hoy en día se ha demostrado a través de estudios que entre el 40% y 50% de los hombres afrontan también este trastorno.

Finalmente, pretendemos obtener por medio de nuestra investigación un trabajo claro y preciso que sirva de medio de información para futuras generaciones.

Objetivo General

Conocer sobre el problema de infertilidad en la pareja en edad fértil.

Objetivos Específicos

  1. Definir infertilidad.
  2. Señalar el origen, causas y consecuencias de la infertilidad.
  3. Describir el tratamiento.
  4. Brindar información sobre el problema de infertilidad.

Hipótesis

La infertilidad es provocada por una malformación genética en los aparatos reproductores, así como el consumo descontrolado de antibióticos.

Antecedentes

Después de una búsqueda exhaustiva en la base de datos de información de Nicaragua, no se ha encontrado ningún documento que trate sobre la infertilidad y que por tanto apoye nuestro trabajo monográfico.

Introducción

Con el cambio del rol de la mujer en la sociedad, a través de los años, se ha venido observando que la mujer profesional pospone el embarazo, pero no debería posponerlo más allá de los 35 años, edad en que la calidad de los óvulos comienza a decaer.

Si una mujer menor de 35 años ha estado tratando de embarazarse durante un año, y no lo ha logrado debe buscar la ayuda de un especialista en fertilidad para que investigue las causas del problema, y determine qué técnica de reproducción asistida es la más adecuada para su caso.

La infertilidad no es únicamente un problema femenino. Aunque las cifras varían, aproximadamente el 15 por ciento de las parejas que intentan el primer embarazo fracasan. Se estima que los factores masculinos son la causa de hasta un 50 por ciento de los casos.
La infertilidad frecuentemente crea una de las más angustiantes y devastadoras crisis existenciales que una pareja puede experimentar en conjunto. La incapacidad de concebir un bebe, a largo plazo, puede provocar sentimientos de pérdida significativos. Enfrentarse a las múltiples decisiones médicas y a las incertidumbres que la infertilidad provoca pueden crear un  gran desbalance emocional  para la mayoría de las parejas.

Los profesionales de la salud con experiencia en el tratamiento de infertilidad son de gran ayuda. Su principal objetivo es ayudar a individuos y parejas a cómo escoger el tratamiento adecuado, afrontar los tratamientos médicos que pueden ser dolorosos e intrusivos, aprender cómo enfrentar los cambios físicos y emocionales asociados con la infertilidad,  o más aún a explorar otras opciones de construcción familiar.

Marco Teórico

El ser humano es bastante fértil. La mayoría de mujeres son capaces de concebir desde la adolescencia, los hombres son o pueden ser fértiles durante mucho más tiempo que la mujer. El proceso de reproducción es muy complejo y muchas veces no se puede dar tal reproducción, es por esto que se deben realizar estudios a la pareja, pero, cuando una pareja desea ser estudiada por infertilidad es común que sea la mujer a la que el ginecólogo le realice la consulta inicial, ya que tradicionalmente esta ha cargado con la responsabilidad en la pareja infértil, esto se basa en el sofisma. "Como no se puede embarazar debe tener dificultad para hacerlo"

Pero en realidad, la capacidad reproductiva del varón es deficiente en al menos el 50% de las parejas infértiles.

La infertilidad se entiende que es el problema de las parejas que conciben pero los productos no alcanzan la viabilidad.

También se puede definir como la falta de embarazo luego de 12 meses de relaciones sexuales sin protección.

La infertilidad se clasifica de la siguiente manera:

Infertilidad Primaria en el hombre: Se puede decir que es cuando éste nunca ha embarazado a una mujer.

Infertilidad Secundaria: Es cando el hombre ha embarazado a una mujer.

Los hombres con esta infertilidad tienen una mejor posibilidad de fertilidad futura.

Infertilidad Primaria en la mujer: Es cuando nunca ha estado embarazada.

Infertilidad Secundaria: Es cuando la mujer ha tenido embarazos previos, aun de otra pareja

Causas

La infertilidad puede ser por causas masculinas (40%), femeninas (40%) o mixtas (20%).

Se llama causa mixta por ejemplo: Cuando el moco cervical no es receptivo al eyaculado por presencia de anticuerpos antiesperma o que haya problemas en la propia relación sexual.

En la mujer son causas de infertilidad la diabetes, enfermedades de la glándula tiroides, la tuberculosis que se asocia a daño tubárico, los medicamentos citotóxicos y la irradiación abdominal.*

Las cirugías abdominales de cualquier tipo pueden ser factores contribuyentes a este problema. Una de las cirugías más comunes que afecta es la apendicectomía, éstas pacientes tienen una mayor incidencia de obstrucción tubárica bilateral que aquellas no operadas.

La cirugía ginecológica, como la cistectomía ovárica, la resección en cuña de los ovarios, la ventrosuspensión, etc: requieren la manipulación de los tejidos predisponiéndolos a la formación de adherencias y aumentan la posibilidad de disfunción tubárica.

Otra causa de origen quirúrgico es la hipofisectomía realizada para extirpar un adenoma hipofisiario.

La obstrucción tubárica: la obstrucción de las trompas, impide que los espermatozoides puedan nadar hasta el sitio del encuentro con el óvulo. Esta es la causa que motivó el desarrollo de la fecundación In Vitro.

La principal causa de la obstrucción de las trompas es la infección por la bacteria Chlamydia Trachomatis.

En la mujer esta bacteria es responsable de inflamación de la uretra, el cuello del útero, endometrio, trompas.

Si hay menstruaciones irregulares se ovula con menor frecuencia que las mujeres normales, si no hay ovulación no puede haber fecundación, ni embarazo.

Endometriosis: Es el crecimiento anormal del tejido interno del útero fuera del mismo. Este tejido se ha encontrado en los ovarios, los intestinos, la vejiga, etc. Las mujeres con endometriosis pueden tener menstruaciones muy dolorosas.

Recientemente se demostró que uno de los mecanismos mediante el cual se produce la infertilidad, es porque el líquido de las trompas se hace más viscoso, entonces los espermas nadan más lento en las trompas de las pacientes con endometriosis.

La edad de la menarca se toma en cuenta, ya que una menarca tardía puede estar asociada con trastornos de ovulación.

Un factor importante que se debe considerar es la edad de la mujer ya que la calidad y cantidad de óvulos disminuye progresivamente después de los 30 años y drásticamente después de los 40; el endometrio también se afecta o desmejora con la edad, se hace menos receptivo.

El ejercicio agotador o el entrenamiento intenso frecuentemente causan anovulación y amenorrea, y provoca infertilidad.

El cigarrillo, el alcohol y la nutrición tiene incidencia sobre la reproducción, el cigarrillo ha sido asociado a defectos en el feto, en tanto que el alcohol disminuye la capacidad reproductiva.

La heroína altera el ciclo menstrual e inhibe la ovulación y el efecto puede durar mas después de suspendida.

En el varón causan infertilidad la diabetes, enfermedades neurológicas ya que pueden ser causa de impotencia y de trastornos en la eyaculación, además ambas patologías pueden dañar la espermatogénesis y la función de las glándulas accesorias.

La tuberculosis puede causar epididimitis y prostatitis asociadas con un trastorno del transporte de espermatozoides.

Las enfermedades crónicas del aparato respiratorio incluyen a la bronquiectasis, la sinusitis y bronquitis crónica, éstas están asociadas con trastornos del flagelo de los espermatozoides.

La insuficiencia renal, las alteraciones hepáticas y las enfermedades poco frecuentes afectan y provocan tal trastorno.

La orquitis puede provocar posible daño testicular adquirido.

Una fiebre que exceda los 38º C puede disminuir la espermatogénesis por períodos de hasta 6 meses.

La obstrucción tubárica en los hombres se ha determinado que causa inflamación en la próstata, el epidídimo y la uretra.

En el caso del hombre, se ha encontrado que la edad esta asociada a la disminución de la movilidad espermática.

Varicocele: Es una alteración de las venas en los testículos, es una varice en los testículos. En muchos hombres se observa baja concentración, baja movilidad y bajo porcentaje de espermatozoides normales como consecuencias de varicocele.

El abuso del alcohol puede afectar indirectamente los testículos. Algunas drogas como cimetidina, colchicina, tratamiento hormonal, quimioterapias pueden inferir en la fertilidad.

El cáncer de testículos y la leucemia atacan a pacientes jóvenes y tanto la enfermedad como su tratamiento pueden provocar infertilidad. Los tumores testiculares causan este problema.

La separación de la estrechez uretral pude provocar la retención del eyaculado en una zona fláccida de la uretra y contaminación con la orina. Pueden ocurrir trastornos eyaculatorios después de una cirugía reconstructiva del hipospadia, epispadia y la estrofia vesical, la reparación de una hernia puede obstruir parcial o por completo, ocasionando daño al conducto y produciendo cuerpos antiespermatozoides.

Las enfermedades de transmisión sexual pueden alterar la infertilidad, así como las malformaciones de los testículos.

Descenso incompleto: Los testículos han quedado retenidos en alguna porción de su camino de descenso normal entre la pared posterior al anillo inguinal externo.

Los ambientes extremadamente calientes pueden deprimir la espermatogénesis.

La exposición crónica a metales pesados, a los herbicidas, pesticidas, etc., producen infertilidad.

Los problemas psicológicos tienen un efecto muy negativo.

Diagnóstico

En la primera visita el especialista suele hacer una serie de preguntas y así evaluará el historial médico tanto de la mujer como del varón, dando de esta manera las indicaciones necesarias para realizarse exámenes.

Evaluación de salud de la mujer

Examen físico general: Se realiza para detectar la existencia de enfermedades cardiovasculares, respiratorias, gastrointestinales o urológicas que pueden influir en la fertilidad.

Examen abdominal: Este revela la presencia de cicatrices debido a cirugías o estudios previos, la palpación permite descartar la presencia de masas en la pelvis y agrandamientos viscerales que pueden indicar este trastorno.

Examen pélvico: Se evalúa el tamaño, forma, posición y condición de los órganos reproductores.

Papanicolaou: Se recolecta mucosa de la vagina y del cuello uterino para realizar un examen y observar si está saludable.

Detección de enfermedades de transmisión sexual: mediante la realización de exámenes que nos puedan indicar la presencia de estas afecciones.

Examen de orina completo: Este examen del conducto urinario averigua la posibilidad de infecciones, diabetes u otras condiciones médicas.

Análisis de sangre: este examen puede incluir un conteo sanguíneo completo, evaluación del tiroide, averiguación de glucemia, y también exámenes de hormonas cuando se indica médicamente.

Perfil hormonal: se miden los niveles en sangre de la FSH (hormona folículo estimulante), LH (hormona luteinizante), estradiol, prolactina, progesterona y testosterona. No siempre se piden todas.

Ecografía transvaginal: antes se usaba la ecografía abdominal para la cual se requería tener la vejiga llena de líquido. Actualmente se usa progresivamente más la ecografía vaginal ya que con ésta las imágenes de los ovarios y el útero son más grandes y claras que con la abdominal, al situarse la sonda más cerca de los tejidos. Otra ventaja adicional es que no es necesaria alguna preparación especial para realizarla.

Evaluación inmunológica: se examinan los anticuerpos en la sangre para determinar si existe algún fenómeno inmunológico que sea responsable de la infertilidad.

Test postcoital: se toma una muestra del moco cervical de la vagina después del coito y se examina la presencia de esperma activa, la receptividad hormonal del moco y la posibilidad de infección. El examen es fácil y no causa dolor.

Biopsia endometrial: una pequeña muestra de tejido es tomada del fondo del útero (endometrio) para obtener evidencia de ovulación. Se hace durante la segunda mitad del ciclo menstrual. A veces causa calambres y manchas de flujo vaginal sanguinolento. En algunos casos se hace al mismo tiempo que se hace una laparoscopía.

Histerosalpingografía: este procedimiento es ambulatorio y se hace tan pronto termina la menstruación. Se inyecta un colorante radiopaco por el cuello hacia el interior del útero y las trompas de Falopio para delinear la cavidad del útero y muestra la condición de las trompas en los rayos X. Generalmente la paciente puede mirar en una pantalla mientras se lo hacen. Este procedimiento usualmente causa calambres.

Histeroscopía: se hace sólo o al mismo tiempo que se hace la laparoscopía; permite al médico reconocer efectivamente la cavidad del útero para examinar su forma y para determinar si existe cualquier anormalidad tales como fibroides o pólipos.

Laparoscopía: este procedimiento quirúrgico permite al médico observar directamente los ovarios, el exterior de las trompas de Falopio y el útero por medio de un instrumento insertado por una pequeña incisión hecha abajo del ombligo. En muchos casos se hace bajo anestesia general y no es ambulatorio. Este es usualmente el último procedimiento diagnóstico que se hace.

Hidrotubación: se pasa una tintura que es soluble en agua por las trompas de Falopio al mismo tiempo que se hace la laparoscopía. El médico puede observar directamente si la tintura fluye fácilmente desde las trompas hacia el interior de la cavidad pélvica.

Evaluación de la salud del hombre

Dependiendo del médico, el hombre puede ser examinado durante esta visita, el examen puede ser breve o más completo. Este examen incluye por lo menos el siguiente:

Físico general: evaluación del estado de salud.

Espermiograma: una muestra es analizada para determinar la cantidad, calidad y movilidad del semen. Puede necesitar repetición.

Perfil hormonal completo: análisis de sangre tomado para medir las hormonas que son responsables de estimular la producción de esperma por los testículos.

Evaluación inmunológica: se examinan los anticuerpos en la sangre y en el líquido seminal del hombre para determinar si existe algún fenómeno inmunológico que sea responsable de la infertilidad.

Doppler escrotal: se examinan los testículos usando ondas de sonidos para determinar los contenidos del saco escrotal.

Biopsia testicular: se hace cuando hay ausencia completa de esperma en la eyaculación. Bajo anestesia general se quita una pequeña cantidad de tejido del testículo para una evaluación microscópica. Se usa el análisis para determinar si las células responsables por la producción de esperma están presentes o no y si la esperma está siendo producida o no.

Vasografía: inyección de tintura en el conducto seminal seguido por una radiografía para determinar si hay obstrucciones.

Examen de los testículos: ambos testículos deben de ser palpables y bajos en el escroto. Un testículo normal tiene una consistencia gomosa, los testículos blandos casi siempre se asocian a disminución de espermatogénesis.

Examen del Epidídimo: el epidídimo normal es apenas palpable, tiene bordes regulares y consistencia blanda. La palpación suave es indolora y cuando aparecen nódulos dolorosos puede indicar una epididimitis o un granuloma.

Examen inguinal: se debe explorar la existencia de cicatrices en la zona inguinal, las cicatrices pueden ser difíciles de ver por el vello pubiano. Pueden sugerir una infección tuberculosa actual o pasada. La presencia de agrandamiento patológico de los ganglios linfáticos inguinales debe ser anotada.

Examen de la próstata: El examen de la próstata se efectúa por tacto rectal con el hombre arrodillado y apoyado en sus codos: La palpación debe efectuarse desde la región craneal hacia la caudal y desde los bordes laterales hacia el centro. La próstata normal es blanda, de contornos regulares y no es dolorosa a la presión leve. Una próstata muy dura puede ser indicativa de un tumor maligno, pero esta ocurrencia es muy rara en pacientes que consultan por infertilidad.

Tratamiento

Para el tratamiento de la infertilidad, existe una gran variedad de alternativas que proporcionarán la solución del problema, sin embargo, es muy importante tener paciencia porque no es posible solucionar un problema de años en corto tiempo, con el agravante de que el ser humano es subfértil. Si se tiene un problema de fertilidad, el tiempo para lograr el éxito con cualquier tratamiento es de varios meses y mucha perseverancia.

Desde el nacimiento del primer bebé como resultado de la Fertilización In Vitro (FIV) en 1978, se han desarrollado muchas nuevas técnicas y los índices de éxito incrementaron drásticamente. El paso inicial en muchas de éstas técnicas es la hiperestimulación ovárica controlada con la hormona folículo estimulante (FSH). Los métodos difieren en el procedimiento de fertilización o la fase y ruta por la que los embriones o gametos son transferidos nuevamente al organismo femenino.

Para quienes recién lo empiezan a recorrer, les contamos que es un camino difícil, de mucha ansiedad, desgaste emocional y de mucho costo. El haberse informado previamente facilita mucho la comunicación con el especialista.

Dentro de las opciones de tratamiento para la infertilidad se encuentran:

Inducción de la ovulación (IO)

La inducción de la ovulación (IO) es uno de los varios tratamientos de reproducción asistida. Es utilizada principalmente en mujeres que no ovulan regularmente y por lo tanto no pueden concebir. Apunta a restaurar el equilibrio hormonal, a estimular el crecimiento de los folículos y así lograr el embarazo en forma natural (a menudo por medio de relaciones sexuales "programadas"). La droga más sencilla y común utilizada es el citrato de clomifeno.

No obstante, algunas mujeres no han de ovular bajo la terapia con citrato de clomifeno y otras ovularán, pero no quedarán embarazadas. El tratamiento con otras drogas, conocidas como gonadotrofinas (tal como la hormona folículo estimulante FSH) constituyen el paso siguiente en el tratamiento de la infertilidad. Un elemento decisivo para el éxito de la inducción de ovulación es que la relación sexual coincida en tiempo con la ovulación que el tratamiento ha logrado. La posibilidad promedio de concebir luego de un ciclo de tratamiento varía de un 15 a un 25 por ciento.

Inseminación Intrauterina (IIU)

La Inseminación intrauterina (IIU) es uno de los métodos más simples de reproducción asistida. En las mujeres que no ovulan regularmente, puede combinarse con la técnica de inducción de la ovulación con gonadotrofinas (tales como la hormona folículo estimulante FSH).

La Inseminación intrauterina es un tratamiento que consiste en la introducción de esperma dentro del útero al momento de la ovulación. Puede utilizarse en casos de infertilidad masculina o cuando no pueden hallarse causas evidentes de la infertilidad de la pareja. Inmediatamente luego del momento de ovulación, se toma una muestra de semen fresco de la pareja masculina, se procesa, se inserta a través del cuello uterino y se coloca profundamente dentro del útero de la mujer.

Este es un procedimiento casi indoloro, en comparación con un Pap. La tasa de éxito de la IIU se encuentra en el rango del 10 al 20 por ciento por ciclo, en tanto que el conteo de esperma masculino se encuentre en los límites normales y los conductos femeninos estén sanos.

Fertilización in-vitro (FIV)

La fertilización in-vitro es un proceso llevado paso a paso, por medio del cual múltiples oocitos son recuperados de los sacos existentes en los ovarios (folículos), fertilizados con esperma en laboratorio, hasta lograr por cultivo los primeros embriones que luego serán transferidos para su implantación en el útero.

En este tratamiento generalmente se utilizan dos tipos de hormonas, una para la estimulación del crecimiento de folículos múltiples en el ovario (gonadotrofinas tales como la hormona folículo estimulante FSH) y otra para suprimir la producción orgánica natural de la hormona luteinizante (LH).

A lo largo de la fase con drogas, el tratamiento es monitoreado cuidadosamente para medir el crecimiento de los folículos, individualizar las dosis de droga, y evitar efectos secundarios serios. Cuando el monitoreo por ultrasonido y/o las mediciones hormonales indican que existen folículos de dimensiones y cantidad suficientes (por lo general después de un período de 10 a 12 días de tratamiento con la FSH) se procede a la inducción de la maduración final de los huevos por medio de una inyección de hCG.

Alrededor de 32 a 36 horas después de esta inyección final, los huevos son recolectados a través de la vagina bajo guía ultrasónica y generalmente bajo anestesia local. El mismo día de la recolección de los huevos, se extrae una muestra de esperma fresca de la pareja masculina. Los huevos y la esperma se preparan y cultivan de inmediato en forma conjunta y se examinan al día siguiente bajo microscopio para controlar la fertilización. Por lo general, dos o tres días después de la fertilización, los embriones se transfieren directamente al útero. Este es un procedimiento sencillo e indoloro. El número de embriones transferidos es un tema de considerable debate ético y varía de país en país. Actualmente, es común transferir dos o hasta un máximo de tres embriones por ciclo.

El índice promedio de bebés "llevados a casa" a partir de la FIV es de aproximadamente un 15 a un 20 por ciento por cada ciclo de tratamiento. Estos índices no difieren mucho de aquellos logrados por parejas normalmente fértiles. En las mujeres que superan los 35 años de edad, la tasa de embarazo decae considerablemente, razón por la cual muchos especialistas en esterilidad instan a las parejas a que actúen con celeridad cuando la mujer se encuentra ya en los primeros años de su tercera década de vida.

Inyección de esperma intracitoplasmática (ICSI)

Durante los últimos años, la fertilización por microinyección ha sido aclamada como una revolución y finalmente ofrece un tratamiento viable incluso para los casos más dificultosos de infertilidad masculina.

Mientras en el pasado los médicos no podían sino ofrecer recurrir a la adopción o a la inseminación por donante, las nuevas técnicas de microinyección como la ICSI propone hoy un tratamiento para obtener una real solución.

Para obtener los oocitos y llevar a cabo la técnica ICSI, la mujer, obviamente, debe realizar el mismo procedimiento que para la fertilización in-vitro (FIV), la estimulación del crecimiento de los múltiples folículos con gonadotrofinas (tales como la hormona folículo estimulante FSH) y la subsiguiente recolección del huevo.

Cuando los huevos fertilizados vía ICSI son transferidos a la mujer, las tasas de embarazo y de bebes llevados a casa son tan altas como las obtenibles por la FIV convencional.

Transferencia intratubaria de gametos (GIFT)

La GIFT difiere de la FIV dado que los huevos recolectados del ovario son transferidos de regreso a las trompas de Falopio casi en forma inmediata luego de la recolección (junto con una pequeña muestra de esperma). Los médicos sólo tienen tiempo de examinar los huevos, seleccionar no más de tres y agregarles esperma antes de reubicar la combinación dentro de las trompas. Por ende, a diferencia de la FIV, la fertilización no tiene lugar en el laboratorio, sino en su entorno natural.

No obstante, debido a que los huevos son recolectados y reubicados durante el mismo procedimiento, el profesional médico necesita saber lo que está ocurriendo - procedimiento que se lleva a cabo mediante laparoscopía - y también es preciso la aplicación de anestesia general. Aunque la técnica GIFT, como la FIV, ha resultado una exitosa técnica de concepción asistida, no es practicada con frecuencia.

Diseño metodológico

Estudio investigativo de tipo revisión de información y asociado con encuestas realizado en el período de Junio 2004 a Octubre 2004 en la ciudad de León.

La información fue obtenida por medio de la búsqueda en bibliotecas, en internet usando las palabras: infertilidad masculina, infertilidad femenina, esterilidad. También mediante ayuda de especialistas en ginecología.

Se realizaron 60 encuestas a público en general a través de una ficha que fue previamente elaborada y la cual se representa en forma de gráficos y cuadros mediante frecuencias.

Resultados

Realizamos 60 encuestas para determinar el conocimiento general que tiene la población sobre la infertilidad de lo que obtuvimos que el 91% conocen que es la infertilidad (gráfico 1).

Quisimos saber cual era el concepto de infertilidad a lo que respondieron "No poder procrear" el 90% y solo un 6.6% no supieron definirla. (cuadro 1)

Mencionaron dentro de las causas que provocan la infertilidad: algo hereditario el 28.3%, malformación genética el 25% y por anticonceptivos el 18.3%. (Cuadro 2) También contestaron que el problema lo padecen tanto el hombre como la mujer (98%). (gráfico 2)

El 86% piensan que existe algún tratamiento de la infertilidad (gráfico 3), sin embargo la mayoría no supieron decirnos cual tratamiento. (cuadro 3)

El 76% de los encuestados acudirían a un médico ginecólogo para saber si es infértil. (cuadro 4)

Por último nos contestaron que no es lo mismo infertilidad que esterilidad (57%), mientras que un 41% dijeron que es lo mismo. (gráfico 4)

Discusión

De los resultados que obtuvimos detectamos que la mayoría conoce el problema de la infertilidad y que éste no depende solo de la mujer, sino que también el hombre puede padecerla. La herencia y las malformaciones fueron las que sobresalieron como las principales causantes de este trastorno.

Sin embargo, al momento de querer saber sobre los métodos de tratamiento, la mayoría no supo mencionarnos algunos de ellos.

La infertilidad es un tema que es poco abordado por los medios de comunicación y como pudimos percibir es ampliamente conocido por la población, aunque no tienen conocimiento real del problema. En la medida que la pareja busque ayuda habrá que orientarlos que:

  • Han de seguir, como pareja, este difícil camino juntos; el tratamiento es para ambos, no individual, y si es posible, los dos deben estar presentes en todas las visitas al médico.
  • Deben comunicarse regularmente y saber que los sentimientos de ira, frustración y ansiedad son normales y que el apoyo mutuo puede ayudar a superar estos sentimientos.
  • Deben leer todo lo que esté a su alcance sobre fertilidad y compartir con otras personas que hayan tenido problemas similares.
  • Deben buscar soporte emocional en amigos, familiares, un consejero profesional o un grupo de apoyo que sea recomendado por su médico.

En algunos casos la solución será fácil, en otros deberá continuar con el tratamiento y hacer todos los intentos que sean necesarios. En otros casos siempre quedará como solución la adopción de un bebé, o la elección de una vida sin hijos.

Los avances tecnológicos continuarán ofreciendo un abanico de posibilidades para acortar el camino, acercándonos cada día más al día en que la ciencia pueda prometer un 100 por ciento de posibilidades de éxito. Entonces, la infertilidad habrá sido completamente superada.

Conclusiones

Nuestra hipótesis acerca de las causas de la infertilidad fue acertada en cuanto a las malformaciones, sin embargo no logramos identificar a los antibióticos como causantes de la misma.

La infertilidad es un trastorno que compromete tanto al hombre como a la mujer, con múltiples causas y de difícil manejo.

Se necesita de un manejo múltiple con otras especialidades, como con psicólogos, urólogos, ginecólogos para poder abarcar a la pareja y poder ofrecer una mejor opción de tratamiento.

El tratamiento es caro, angustiante y ocasionalmente frustrante para la pareja, por lo que se necesita darles mucho apoyo para poder superarla.

Cuando no se logra concebir un embarazo, el último recurso que queda es la adopción de un niño.

Recomendaciones

  1. Se necesita orientar desde los colegios sobre la infertilidad dando a conocer todo el problema que esta conlleva, las causas y el tratamiento.
  2. Orientar a la población en general sobre dicha patología brindando información en los medios de comunicación.
  3. Realizar estudios locales, iniciando desde los colegios, atención primaria en salud, el hospital y atención privada para conocer realmente la trascendencia de este problema.
  4. Construir una clínica de fertilidad para poder brindar ayuda a las parejas con esta patología.

Bibliografía

Pérez Peña Efraín. Infertilidad, esterilidad y endocrinología de la reproducción. Capítulo 2. Estudio de la pareja estéril. 2ª Edición. JGH Editores. Págs 12 – 40. 1995.

OMS. Manual de laboratorio de la OMS para el examen del semen humano y la interacción entre el semen y el moco cervical.

www.zocalo.cl/infertilidad/tratamiento.asp

www.latina.obgyn.net/infertilidad

www.tuotromedico.com/temas/tratamiento_infertilidad.htm

Diccionario de Medicina OCÉANO MOSBY. 1994. Editorial Océano.

www.unifertes.com/index.php?id=91

Glosario

Ambulatorio, capaz de andar, deambular. Describe a todo paciente que no se encuentra confinado en la cama o a cualquier servicio de salud para personas no hospitalizadas.

Amenorrea, ausencia de menstruación.

Anovulación, incapacidad de los ovarios para producir, madurar o liberar óvulos, por inmadurez o posmadurez ovárica.

Antiesperma, sustancia que afecta la eficacia del esperma.

Apendicectomía, procedimiento quirúrgico para extraer la apéndice.

Bronquitis, inflamación aguda o crónica de las membranas mucosas del árbol traqueobronquial.

Bronquiectasia, obstrucción de los bronquios.

Cistectomía, técnica quirúrgica en la que se extirpa la totalidad o parte de la vejiga urinaria.

Citotóxicos, sustancia tóxica a la célula.

Clomifeno, citrato de, fármaco antiestrogénico no esteroide que estimula la ovulación.

Ecografía, (ultrasonografía), sistema de representación de las estructuras internas del organismo mediante la reflexión de ondas de sonido de alta frecuencia.

Epididimitis, inflamación aguda o crónica del epidídimo.

Epidídimo, par de conductos largos muy desarrollados que transportan millones de espermatozoides desde los túbulos seminíferos de los testículos hasta los vasos deferentes.

Epispadia, defecto congénito que consiste en que la abertura uretral desemboca en el dorso del pene en un punto proximal al glande.

Espermatogénesis, proceso de desarrollo de los espermatozoides.

Exstrofia Vesical, malformación congénita en la cual la vejiga sale a través de la pared abdominal anterior por falta del hueso pubis.

Fibroides, (fibroma), neoplasia benigna compuesta en su mayor parte de tejido fibroso o conectivo totalmente desarrollado.

Fláccido, débil, blando sin consistencia, carente del tono muscular normal, como ocurre en los músculos fláccidos.

FSH, abreviatura de follicle stimulating hormone, hormona foliculoestimulante.

GnRH, abreviatura de gonadotropin release hormone, hormona liberadora de gonadotropina.

Gonadotropina, sustancia hormonal que estimula la función de los testículos y los ovarios.

Granuloma, masa de tejido de granulación nodular producido como consecuencia de un estado inflamatorio, una lesión o una infección crónicos.

HCG, abreviatura de gonadotropina coriónica humana formada por las iniciales en inglés de este término.

Hipofisiario, relativo a la glándula hipófisis.

Hipospadia, defecto congénito en que el meato urinario se encuentra en la cara inferior del pene.

Inguinal, perteneciente a la ingle.

Ingle, zona en que el abdomen se une con el muslo.

Intracitoplasmática, dentro de la matriz celular.

Intratubaria, dentro de las tubas (trompas) uterinas.

Laparoscopia, examen visual de la cavidad abdominal mediante un laparoscopio introducido por una pequeña incisión en la pared abdominal.

LH, abreviatura inglesa de hormona luteinizante (luteinizing hormone) .

Menarca, (menarquía), primera menstruación, que marca el comienzo de la función menstrual cíclica.

Nodo, pequeña masa redondeada.

Nódulos, estructura de pequeño tamaño, semejante a un nodo.

Oocitos, óvulo primordial o no desarrollado completamente.

Orquitis, inflamación de uno o ambos testículos, caracterizada por una tumefacción y dolor y que suele estar producida por paperas, sífilis o tuberculosis.

Pólipos, pequeño crecimiento de aspecto tumoral que sobresale de una mucosa superficial.

Prostatitis, inflamación aguda o crónica, de la próstata, generalmente de origen infeccioso.

Sinusitis, inflamación de uno o más de los senos paretales.

Sofisma, razón o argumento aparente con que se quiere defender o persuadir lo que es falso.

Tubárico, referente a tubas (trompas) uterinas.

Ventrosuspensión, procedimiento quirúrgico en el cual la matriz (útero) se fija a la pared abdominal anterior.

Anexos

Cuadro 1. ¿Qué entiende por infertilidad?

No.

%

No poder procrear

54

90.0

No se

4

6.6

Insuficiencia de Hormonas

1

1.6

El hombre no puede embarazar a la mujer

1

1.6

Cuadro 2. ¿Qué cree que provoca la infertilidad?

Para ver el cuadro y los gráficos seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Cuadro 3. ¿Conoces algún tratamiento? ¿Cuál?

Cuadro 4. ¿A quién consultarías para saber si eres infértil?

Para ver los cuadros y los gráficos seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Dedicatoria

A Dios y a la Virgen Santísima, por ser quienes están siempre a nuestro lado dándonos las fuerzas necesaria para continuar con nuestra labor.

A nuestros Padres, porque gracias a ellos logramos llegar hasta donde estamos, y que con sus esfuerzos y cariño nos han apoyado incondicionalmente.

A todas aquellas personas que padecen de infertilidad, porque con su lucha continua nos demuestran que a pesar que el cielo hoy se torne de gris, mañana brillará un gran sol.

Agradecimientos

A nuestro tutor, Dr. Erick Esquivel, por todo el tiempo que nos dedico en la realización de este trabajo monográfico.

A todas las personas que colaboraron con nosotras en la elaboración de las encuestas. Y a todas aquellas que de una u otra forma nos brindaron su ayuda.

 

ITZEL REGINA MORENO HERNÁNDEZ

CYNTHIA MELISSA PASTORA GUTIÉRREZ

MARÍA NAZARENA PÉREZ ESCOBAR

WENDY YAHOSKA RUGAMA SOTELO

COLEGIO PUREZA DE MARÍA

LEÓN, NICARAGUA

NOVIEMBRE, 2004


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda