Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Un punto de vista sobre la resiliencia

Enviado por baicheii



  1. Resumen
  2. Un punto de vista sobre la resilencia
  3. Bibliografía

RESUMEN

El objetivo de este trabajo es ofrecer una visión particular del tema de la de la resiliencia desde la perspectiva de considerar ésta una Inteligencia. La propuesta analiza la relación entre la resiliencia como capacidad, potencialidad, habilidad y adaptación y la ruta idéntica que sigue la inteligencia en su proceso de expresión en el Ser. A partir de esta similitud se le denomina a la resiliencia, en el marco de este trabajo, Inteligencia Resilente. Se considera también la presencia de la Inteligencia Resilente en especies inferiores como las plantas y los animales. Se busca demostrar que la Inteligencia Resilente se da no sólo en situaciones de "crisis", si no también, por la convocación que hace de la misma las apetencias profundas del Ser, donde el contexto y las situaciones de tensión vital imprimirán la polaridad (positiva o negativa) con la que ha de manifestarse la Inteligencia Resilente como tal.

PALABRAS CLAVES: resiliencia, inteligencia, Inteligencia Resilente, inteligencias múltiples, texto problémico, pedagogía relacional, apetencias del ser.

INTRODUCCION

Con el pretexto de tener que entregar un informe final que recogiera una relativa apropiación metodológica y conceptual, sobre un tópico del Diplomado: Familia y Comunidad desde una perspectiva psicosocial, me di a la tarea de generar una construcción discursiva que me permitiera validar el proceso académico vivido, y de paso, proponer una visión particular sobre el tema de la Resiliencia.

Apoyándome en la máxima de que "Jamás se descubriría nada si nos considerásemos satisfechos con las cosas descubiertas." Séneca, Lucius Annaeus (c.5 a. c.-65 d. c.), me atreví a cuestionar la forma sesgada en que, a mi juicio, se ha venido concibiendo y empleando el tema de la Resiliencia, al punto que ha llegado a ser objetivado y promovido como si no fuera una manifestación esencial del Ser, si no un artículo más de consumo, del que se puede disponer a la libre voluntad y "moldear", de acuerdo a los intereses que primen en el momento.

La tesis propuesta, no pretende otra cosa que ofrecer una nueva perspectiva sobre un tema del que se ha hablado mucho, pero del que sabemos tan poco.

Esta divagación entonces es una aproximación meramente especulativa, sobre la percepción que tengo de esa sutil, profunda y poderosa manifestación de la Vida en todos los seres, que el hombre, en su afán de asirla y aprehenderla, ha terminado denominando, para bien o para mal, con el término de Resiliencia.

UN PUNTO DE VISTA SOBRE LA RESILENCIA

Nada es más peligroso que el conocimiento incompleto.

Filosofía Rosacruz.

De acuerdo a las concepciones vigentes sobre resiliencia, podemos afirmar que ésta ha estado presente en la historia del hombre desde los albores de la raza humana. En la Biblia, por ejemplo, se destacan eventos de personajes como Job, Abraham, Moisés y el mismo pueblo de Israel, que hicieron uso de la resiliencia para alcanzar la gracia de Dios y restaurar sus riquezas, esperar en la promesa y alcanzar la "Tierra Prometida".

Otros casos más recientes en la historia, sobre el empleo de la resiliencia, fueron los protagonizados por las comunidades africanas, las cuales padecieron acciones de rapto, violencia y terminaron esclavizadas en la primitiva América de Colón y los mercenarios españoles. Vemos como estos grupos humanos de África se sobrepusieron a su condición de "animal de trabajo" hasta recuperar su dignidad y respeto en la sociedad moderna, tras una larga travesía por los terrenos de la guerra, la discriminación, la desaparición y el terror de movimientos como el Klu Klux Klan, en una tierra y en medio de gentes diferentes a las de sus antiguas raíces. Suerte análoga han corrido otros grupos humanos como los nativos de América, los campesinos desplazados por la violencia generalizada en los campos y pequeñas poblaciones de esta Colombia nuestra, las cuales se han sobrepuesto del horror con una sorprendente "flexibilidad" y acomodación a una nueva vida.

Se nos ha vendido la idea de la resiliencia como una condición poco más o menos extraordinaria, que ocurre en algunos sectores sociales o personas, la cual aflora en condiciones extremas de estrés, precariedad, frustración, situaciones aplastantes o problemas persistentes, de donde se surge fortalecido y airoso de dicha experiencia. La resiliencia, desde esta perspectiva es entendida como resistencia y puesta en marcha de mecanismos sutiles de supervivencia, donde en el caso de la región del San Jorge cordobés, por ejemplo, se nos ve como hombres-hicoteas: anfibios triétnicos, símbolo del aguante, la paciencia, la dureza, adaptados a la descomposición social y transformadores de los peligros del entorno, frente a situaciones de dominación o amenaza.

Pero, ¿Sí es la resiliencia algo extraordinario, es decir, que solo se da en unas personas y en otras no? ¿Se da ésta solo en circunstancias adversas, o también se puede generar a partir de apetencias y anhelos profundos del ser? ¿La resiliencia es solo "aguante" y adaptación? ¿Exactamente qué es la resiliencia? A partir de estos y otros interrogantes, deseo ofrecer un punto de vista sobre el apasionante tema de la resiliencia.

Partamos de las concepciones más acreditados sobre la resiliencia para determinar los elementos comunes y allegar a un concepto general de la misma: Gloria Laengle, propone: "Es la capacidad del ser humano de sobreponerse a sus dificultades y al mismo tiempo aprender de sus errores".

Ángela Quintero, por su parte plantea: "la capacidad de la familia de adaptarse y construir a partir de la adversidad, esto es resiliencia".

Otra concepción parecida a las anteriores es la que nos da Macarena Valdés: "Resiliencia Individual: Es ese potencial humano que permite emerger de una experiencia aplastante con cicatrices pero fortalecidos/as. Resiliencia Familia: La habilidad de una familia de resistir y rebotar de crisis y problemas persistentes. Surge de tres áreas interrelacionadas: individual, familiar y un contexto social amplio".

En igual perfil, Helena Combariza opina: "Al hablar de resiliencia humana se afirma que es la capacidad de un individuo o de un sistema social de vivir bien y desarrollarse positivamente, a pesar de las difíciles condiciones de vida y más aún, de salir fortalecidos y ser transformados por ellas".

En estas primeras concepciones vemos la resiliencia desde un punto de vista humano y social. Se entiende la resiliencia, desde las anteriores concepciones, como capacidad, potencial o habilidad de un sujeto, grupo doméstico o sistema social de adaptarse, y hacerse superior a la adversidad para continuar su proyecto de vida en el mundo. En este orden de ideas observamos que se desprende una secuencia lógica de capacidad---adaptación---construcción---finalidad.

Analizando un poco la resultante de las concepciones de resiliencia vistas, notamos que es concluyente la cualidad de ser una CAPACIDAD, POTENCIAL O HABILIDAD. Veamos según el DRAE, el significado de cada uno de estos conceptos. Se entiende por capacidad "la posibilidad que tiene algo de contener en su interior otras cosas, la aptitud o suficiencia para algo, talento o inteligencia".Potencial: "Que puede suceder o existir, en contraposición de lo que ya existe, m. Fuerza o poder disponibles de determinado orden. Capacidad material o energética cuya variación origina un fenómeno". Habilidad: "f. Capacidad, inteligencia y disposición para realizar algo, lo que se realiza con gracia y destreza". El punto que deseo destacar es que esta condición de la resiliencia de ser una capacidad, potencialidad o habilidad, la ubican como una Inteligencia.

Me propongo demostrar en este ensayo que la resiliencia es una forma de inteligencia, presente no solo en las personas si no en todos los seres del planeta, que en el caso de las personas, involucra todas las formas de inteligencia del ser humano; su activación se da en situaciones reales de tensión vital y deriva en aprendizajes vitales para alcanzar metas, las cuales pueden manifestarse en conductas positivas o negativas, dado el contexto en que se desarrolle.

El concepto de inteligencia es un tema bastante complejo en el que nadie tiene la última palabra. Dicho término, en tiempos modernos, ha transitado por los imaginarios de teóricos como Lewis Terman (1921), quien la definió como: "Una capacidad para pensar de manera abstracta". Jean Piaget (1952) la concibió como "la capacidad de adaptarse al ambiente". David Wechsler (1944), formuló la inteligencia como "la capacidad para actuar con un propósito concreto, pensar racionalmente y relacionarse eficazmente con el ambiente". Vemos que los supuestos dados se refieren a los efectos de la inteligencia en el sujeto, más no a lo que ésta es en sí. Nótese además, que todas las anteriores conllevan a la relación: capacidad--adaptación-ambiente-finalidad.

Frente al concepto de la inteligencia la aproximación que hace Papalia y Wendkos (1988), es satisfactoria , al menos temporalmente, para la discusión que nos ocupa: "Constante interacción activa entre las capacidades heredadas y la experiencias ambientales, cuyo resultado capacita al individuo para adquirir, recordar y utilizar conocimientos, entender tanto conceptos concretos como (eventualmente) abstractos, comprender las relaciones entre los objetos, los hechos y las ideas y aplicar y utilizar todo ello con el propósito concreto de resolver los problemas de la vida cotidiana". La inteligencia se comporta, de acuerdo a lo tratado, como capacidad-potencial y habilidad del sujeto (u organismo) para enfrentar, descifrar, planear, decidir y proyectar rutas alternativas para superar la situación-problémica que enfrente en un determinado contexto.

Confrontando la concepción de inteligencia vista con el de resiliencia, encontramos que este comportamiento de la resiliencia en el sujeto humano, partiendo del paquete psicogenético inherente, los códigos de la cultura y los saberes derivados del contexto, lo llevan a ser consciente de la situación problémica que lo reta y lo pone en tensión frente a los "límites vitales" de que dispone, para que la enfrente, la descifre, negocie o trance y re-construya a partir de todo ello, una racionalidad socialmente aceptable, que le permitirá seguir en el escenario vital. Vemos que la estructura: capacidad-adaptación-ambiente-finalidad, se reproducen con la misma regularidad que se da en el proceso de operación de la inteligencia. En conclusión, el proceso de convocación, activación y producto de la resiliencia no es más que una forma de manifestación de la inteligencia en el ser humano.

Queda de manifiesto entonces, que la resiliencia no es diferente a una ruta de inteligencia del ser. Es una forma de inteligencia a la que denominaremos, en el marco de esta discusión, como INTELIGENCIA RESILENTE. Se concibe la inteligencia resilente como una manifestación de la inteligencia total en el ser, que capacita al organismo vivo o persona humana para situarse, moverse y trascender los problemas que le plantee la existencia, dentro de los estrechos límites vitales que le ofrezca el contexto en un determinado momento de su historia vital, gracias a una transición de conciencia de una forma inferior en crisis a otra de más alto orden y capacidad para pervivir y trascender.

La inteligencia resilente está presente en todo organismo. Todas las especies encuentran, dentro del Sistema y Orden de la inteligencia que las habita y desde la forma de vida más simple hasta la más compleja que es el hombre, una manera exitosa de poner en juego su potencial frente a las nuevas exigencias del medio, adaptarse y reformular una salida creativa, imaginativa y más completa a las tensiones que pongan en crisis sus límites vitales.

La concepción eco-ambiental de resiliencia, demuestra con amplio criterio, la existencia de la inteligencia resilente en formas de vida, aparentemente, inferiores:

"Márgenes en los cuales es posible vivir, reproducirse y adaptarse tanto de las especies como para el ecosistema en general. Por lo tanto, el equilibrio de adaptación de una especie o del ecosistema no es estático sino que se mueve dentro de determinados límites, los cuales no se pueden traspasar. Los límites amplios son los euri y los estrechos son los esteno. Las condiciones ambientales pueden cambiar dentro de determinados límites y el sistema puede persistir. Si se traspasan estos límites, el sistema se derrumba y es imposible reconstruirlo. El agua es uno de los principales factores limitantes para la vida".

Todo ser vivo necesita, empleando un término jurídico, de un "mínimo vital", sin aire o agua por ejemplo, la vida sería imposible. Sin embargo, cuando los límites vitales entran en tensión por las condiciones ambientales, la inteligencia resilente convocada, trae a la consciencia del ser una serie de alternativas viables para mejorar, adaptar, replantear…las circunstancias ambientales, forzando de paso y ampliando positivamente, los límites vitales presentes y haciendo posible la continuidad de la vida y todas las proyecciones que le son inherentes.

Agrego algo más a esta discusión, la inteligencia es una sola, pero sus formas de manifestación son múltiples. Los trabajos científicos de Howard Gardner, lo han llevado a concluir la existencia de ocho inteligencias en el ser humano: la inteligencia visual-espacial, la auditiva-musical, la corporal-kinestésica, la intrapersonal, la verbal-lingüística, la naturalista, la lógica-matemática y la interpersonal. A este listado de ocho inteligencias hay que agregarle la inteligencia emocional y la Inteligencia Resilente. Considero que podría haber otras formas de inteligencia en el ser humano, pero hasta ahora sólo tenemos conocimiento sobre las diez que hemos especificado. Veamos cada una de estas.

  1. Inteligencia visual-espacial (IVE): aborda las habilidades de diseño, manejo de colores, volúmenes, distancias, dimensiones, pintura, trazos y luces. La IVE favorece la comunicación visual, manejo de conjuntos, pensamiento holográfico, entre otras.
  2. Inteligencia auditiva-musical: comprende las habilidades de armonización, ciclicidad, composición, ritmos. La inteligencia auditiva nos permite componer música, crear ritmos, orquestar, sincronizar las ondas cerebrales del grupo, desarrollar el pensamiento armónico, entre otras.
  3. Inteligencia corporal-kinestésica: involucra las habilidades de reconocimiento y dominio corporal, manejo de fuerza y habilidad, comunicación corporal, habilidades físicas. Esta capacidad nos ayuda a armonizar mente y cuerpo, nos hace solventes para la danza y el teatro. Permite la toma de consciencia de la salud y cuidado corporal, entre otras.
  4. Inteligencia intrapersonal: implica las habilidades para discernir, controlar emociones, manejar las energías propias. Nos capacita para el autocontrol, la autovaloración, la relajación, la meditación. Puede llevarnos a captar la esencia de las cosas.
  5. Inteligencia verbal-lingüística: conlleva a las habilidades de narrar, argumentar, redactar, expresarnos…Favorece la comunicación a través del diálogo, la literatura. Nos ayuda a organizar nuestro propio pensamiento y a aprender otros idiomas.
  6. Inteligencia naturalista: suscita las habilidades de pensamiento sistemático causa-efecto, visión macro y micro de las cosas u hechos. Fortalece la toma de conciencia en relación del sujeto con el medio ambiente y de la relación del mismo con el Universo.
  7. Inteligencia lógica-matemática: motiva el fortalecimiento de habilidades como el análisis, el pensamiento científico, la lógica y la abstracción, la mentalidad numérica y la capacidad investigativa. Fortalece la capacidad científica a través de procesos como las proyecciones numéricas, cálculo, silogismos y razonamientos, resolución de problemas y pensamiento secuencial.
  8. Inteligencia interpersonal: determina al desarrollo de habilidades como el manejo de relaciones, la participación, la empatía, la comunicación y el trabajo en equipo. El desarrollo interpersonal mejora la sensibilidad, el aprendizaje en grupo y el dar y recibir retroalimentación.
  9. Inteligencia emocional: fortalece el desarrollo de habilidades emocionales como la autoconciencia, la motivación, el entusiasmo, la perseverancia, el carácter, la empatía, la agilidad mental, entre otras. Configura rasgos de carácter como la autodisciplina, la compasión, que son indispensables para la creatividad y la adaptación social.
  10. Inteligencia Resilente: involucra, de manera relacional, a todas las demás formas de inteligencia para garantizar el cambio o transición de consciencia de una forma de vida y relación contextual inferior en crisis a otra superior y armónica o de relativo equilibrio dinámico, lo que garantiza la marcha evolutiva hacia mejores formas de pervivencia. Nos hace aptos para la supervivencia, ingeniosos, intuitivos, concentrados en las metas, optimistas, valerosos, con auto aceptación, sentido de la perspectiva y sensibilidad social.

La Inteligencia Resilente posee estas características: es holística: se organiza en esquemas que pueden ser cognitivos, kinestésicos, emocionales, etc. e involucra todas las dimensiones del ser en un todo armónico y coherente.

Es aupoietica, es decir, tiene la capacidad de autorregularse, vinculando la experiencia con la estructura que la soporta y preservando su identidad, eso la convierte en una Unidad Organizada que genera organización y producción creativa de recursos intelectivos.

Es progresiva y dialéctica, tiende hacia formas cada vez más complejas y organizadas que la hacen más efectiva en su funcionamiento y operatividad, gracias al intercambio de códigos y lecturas entre el adentro y el afuera del ser.

Se soporta en la memoria, la experiencia va dejando archivos mnemotécnicos de rango lógico, es decir, mantiene la capacidad de relacionar, inferir y derivar nuevos constructos.

Es intuitiva, acepta información precognitiva, no elaborada y perfecta que llega a la consciencia a manera de insight, para dar respuestas creativas y únicas a preguntas vitales.

Es de propensión trascendente ética y moral, sus tendencias se manifiestan en la estructuración de una conciencia ética y moral de más alto orden en el sujeto, donde prima la Ley natural de "Haz a otros lo que quieras que te hagan a ti".

Es lúdica, conjuga el humor, la habilidad comunicativa, kinestésica y poética para darle un nuevo sentido a la situación vivida y superada, la cual pude quedar reducida a chiste, canción, refrán, gestos u otro tipo de textos que acrecientan el universo comunicacional, y de paso, el folclor del entorno.

Es relacional o sistémica, conjuga todas las formas de inteligencia en el ser y las confronta con los textos problémicos y los diferentes sistemas contextuales, para encontrar racionalidades que expliquen y generen soluciones creativas de más alto orden. Le permite al sujeto tomar distancia de la situación problémica sin que esta cause daños severos en el sistema afectivo, de autoestima y vincular, permitiéndole ser objetivo, ecuánime y certero al momento de tomar decisiones.

Es económica, le ahorra al sistema intelectivo psíquico, el tener que repetir la experiencia, gracias a la actualización dialéctica y permanente de sus patrones o esquemas de comportamiento y manejo de la información

. Propende por la auto conservación de la vida: la Inteligencia Resilente está íntima e indisolublemente ligada a la vida, desde la perspectiva de la subsistencia del organismo, sujeto o sistema. Su prioridad máxima es la de atender la normal expresión y persistencia de la vida del ser en el planeta.

La expresión "El hombre es un animal de costumbre", es una forma rústica e incompleta de afirmar que el Animal Humano es un ser inteligente, capaz de enfrentar, interpretar, solucionar y trascender los problemas que la vida le plantee. Su inteligencia es una condición connatural a su Ser.

Esta inteligencia no es sólo un atributo del hombre, está en toda forma de vida que habita el planeta. Ha sido demostrado por investigadores de la Universidad de Utah, que las plantas aplican sus propios cálculos matemáticos para regular sus ciclos. El árbol que por centurias ha sido desfoliado por las hormigas, termina creando en su estructura biológica, un veneno amargo que ubica en sus hojas, el que intoxica y aniquila a sus ancestrales depredadoras, este es un pequeño ejemplo de toda la sabiduría que encierra la naturaleza, demostrando que donde hay VIDA hay CONSCIENCIA y por supuesto, MENTE, y uno concreto, que demuestra la existencia de la Inteligencia resilente en especies inferiores.

Dentro de los animales hay sobradas evidencias de Inteligencia Resilente. Veamos sólo un caso: "Un animal necesita especialmente un pensamiento consciente original para resolver un problema sin precedentes... Unos vándalos abrieron un gran orificio en el dique de unos castores, provocando la salida precipitada del agua retenida. El grupo jamás había sufrido semejante cataclismo. Sin embargo, cuando el macho adulto despertó al atardecer y vio el daño, actuó inmediatamente: pidió ayuda a otros castores, todos se zambulleron hasta el fondo de la laguna, recogieron lodo y vegetación y taparon con ello los agujeros por debajo del agua. Los castores rara vez reparan sus diques con cieno y desechos (prefieren las varas) pero cómo señalan Griffin, "esta vez parecieron reconocer que las varas amontonadas nada podrían contra el torrente" y alteraron su conducta normal. Al día siguiente, no bien despertó, el macho tomó una vara de su madriguera y la arrastró hasta el dique. ¿Había estado pensando concientemente en las filtraciones? Ningún programa genético, ninguna regla aprendida dice "despierta y arrastra una vara hasta el dique". Para los castores era una situación nueva que demandaba una salida creativa y oportuna. Su hábitat y por lo tanto su vida, estaba en serio peligro de desaparecer. ¿De dónde derivó el castor tan preciada información? No fue instinto: atacar-huir, como cree el común de las personas frente a los animales, fue discernimiento puesto en marcha. La Inteligencia Resilente del castor se puso en funcionamiento frente al peligro inminente que se cernía sobre él y su comunidad. Apréciese la solidaridad y cooperación de los otros miembros del grupo frente al problema. De seguro que no fue cosa de momento construir tal organización y "valores" de la comunidad de castores frente al colectivo, situación que evidencia las distintas formas de inteligencia en el reino animal, en la que destaca la Inteligencia Resilente, como la capacidad creativa y certera a la hora de resolver las crisis vitales y sobrevivir.

El respeto que nuestros hermanos indígenas reverencian a Gaia, la Tierra: Pacha-mama, es una muestra de su Inteligencia Resilente desarrollada por centurias frente a la Venerabilidad de la Vida y de la Mente o Inteligencia Cósmica detrás de todo. Esta inteligencia presente en "todo lo que respira", e incluso en lo que inconscientemente llamamos "inerte", alcanza su más grande expresión en el hombre.

La otra máxima Darwiniana, complementaria de la expresión comentada anteriormente y que propone: "La necesidad crea el órgano", se puede explicar desde la perspectiva, no solamente biológica, sino también desde las dimensiones sociales, espirituales, cognitivas…que ponen en crisis el relativo estado de equilibrio del sujeto en una o en todas sus dimensiones, situación de tensión vital que lo obliga a convocar el poder creativo de su Inteligencia Resilente, para enfrentar-descifrar-resolver-trascender la situación problémica con el resultado de un cambio de consciencia, de las condiciones ambientales y sociales, con el valor agregado de ser superior, multidimensionalmente, a como era antes de la crisis.

La Inteligencia Resilente se manifiesta también frente a las tensiones existenciales del sujeto, nos referimos a los profundos anhelos del ser por alcanzar metas o ideales que llenan toda su visión del mundo, y se constituyen por ello, en su Proyecto Vital. El caso del joven africano Legron Kayira, ilustra bien esta afirmación. A grandes rasgos la historia de Legron comienza en su pueblo Upale, norte de Niasa, África Oriental. Citando textualmente a Morales (2001), el cual se basó en el relato "Descalzo hasta América", esta es la anécdota:

"La escuela más cercana le quedaba a 12 kilómetros de su casa. Todos los días hacía el recorrido a pie, para oír la clase de los misioneros. Allí se enteró que existía América y le nació la idea de estudiar en los Estados Unidos con el fin de ayudar a su propia raza. Tenía 16 años. Su plan era llegar al Cairo, que desde su pueblo distaba 4.000 kilómetros. El pensaba que llegaría caminando en unos 4 o 5 días, para luego continuar hacia los Estados Unidos. Así le dijo a su madre y ella, más ignorante que él, le preguntó: ¿Cuándo te irás? Mañana. Muy bien, entonces te daré maíz para el viaje. Salió del pueblo el 14 de octubre de 1958. Llevaba sólo una camisa, unos pantalones, una pequeña hacha, una Biblia, un ejemplar del progreso del peregrino y el maíz. A los 4 días, sólo estaba a 40 kilómetros de su casa y se le había acabado el maíz. ¿Se desanimó? ¿Pensó acaso devolverse? No. Lo separaba de su meta todo un océano y un continente, pero siguió adelante. Llegaba de noche a los pequeños poblados, hacía trabajos para ganarse el sustento, y continuaba hacia delante. A fines de 1959 había llegado a Uganda y caminado 1500 kilómetros. Allí estuvo seis meses. Escribió al colegio del Valle de Skagit, Mount Vernon, Washington y solicitó una beca. Le contestaron afirmativamente, pero ¿cómo ir a los Estados Unidos sin pasaporte? ¿Cómo pagaría el pasaje? En Kampala no le daban pasaporte. Entonces, siguió caminando, cruzó toda Uganda, Sudán y llegó a kartum, donde el Vicecónsul Emmett M. Coxon, le concedió el visado y escribió al colegio. Los estudiantes, enterados de su empeño, sabiendo que había caminado más de dos años y recorrido 4000 kilómetros para llegar a kartum, recolectaron suficiente dinero en fiestas benéficas y se lo enviaron. Llegó al colegio, terminó sus estudios y luego se graduó en la Universidad de Washington"

La historia de Legrón demuestra que la Inteligencia Resilente no es convocada únicamente ante situaciones de sufrimiento, violencia, atrocidades o amenazas de destrucción, si no también frente a las tensiones existenciales o apetencias profundas del sujeto. Legrón pudo haber continuado su vida como el resto de sus hermanos, amigos y vecinos, pues su comunidad para esa fecha, vivía un relativo estado de paz y sus condiciones de vida eran comunes a la mayoría de los suyos. Pero dentro de él se encendió un ideal que superaba cualquier limitación de espacio o tiempo, este ideal puso en operación su esquema resilente de capacidad-adaptación-construcción-finalidad, en la que primó un interés filantrópico y benefactor que generó empatía y una respuesta de solidaridad de otros grupos humanos diferentes a los de su contexto.

La inteligencia resilente va dejando en cada proceso de convocación, es decir, cada vez que se recurre a ella, un corpus de prácticas, lecciones o formas que son tomadas como patrones de comportamiento por el grupo o sistema social involucrado en el proceso. El caso de Legrón por ejemplo, inspiró, posteriormente, a miles de africanos a superarse y constituirse como líderes de una raza sometida por el colonialismo europeo, para darle un vuelco a la historia y autodeterminar el futuro de su pueblo. Es de destacar también en el sujeto que hace uso de la Inteligencia Resilente una enorme confianza en sí mismo, una motivación férrea, valor, determinación e idealismo.

De igual forma, en otros contextos, las comunidades que experimentan el proceso de transición de consciencia por la Inteligencia Resilente, se apropian de estrategias de supervivencia, esquemas de organización, compromiso, vinculación, y otras experiencias para establecer nuevos lazos sociales y laborales, adaptarse y continuar la vida.

Muchas de estas lecciones o prácticas se difunden en la red o sistema social a través de máximas como "al mal tiempo buena cara", "no somos los primeros ni los últimos", "después de la tempestad viene la calma", "estar vivo es lo más importante…lo demás viene por añadidura", "Dios nos va a ayudar a salir de ésta…". O a través de los campos de resonancia mórfica o morfogenéticos, los cuales se valen de los archivos experienciales de saberes derivados del proceso de la Inteligencia Resilente, que vendrían a alimentar la Consciencia Colectiva. Esta Super-Consciencia trasciende, protege e influye en cada sujeto o sistema. Desde estas dos dimensiones, los "nuevos saberes" se refuerzan, se actualizan y se convierten en Ley dentro del aparato psíquico de los intervinientes, a través de una forma de Pedagogía Relacional, donde todo y todos enseñan y todos aprenden.

La pedagogía relacional que se evidencia en el proceso de aprendizaje por convocación de la Inteligencia Resilente, revoluciona el concepto mismo de Educación. La enseñanza desde la Pedagogía relacional supera los estrechos límites de la instruccionalidad, graduada e intencionalmente dirigida. Ésta por el contrario, se da en la problemática real del día a día del sujeto, es vivencial, mutidireccional, práctica, espontánea, sin dejar de responder a un orden y una racionalidad que en ese momento no es evidente o pre-fabricado, favorece la elaboración de constructos y patrones de comportamiento y acción, es en resumen, una educación en, con y para una mejor calidad de vida.

La pedagogía relacional, desde la óptica de la Inteligencia Resilente, es problémica, multidimensional y proyectiva. Es problémica: porque el texto problémico con el que opera son los conflictos o crisis vitales, sociales, espirituales o ideales del ser humano. Es multidimensional: porque involucra todas las dimensiones del ser humano: física, psíquica, espiritual, cultural, ambiental, laboral, artística, familiar, social, en el planteamiento y generación de alternativas al problema enfrentado. Es proyectiva: porque siempre está en la perspectiva de la solución-meta y a la generación de múltiples alternativas, de las cuales elige las que son razonablemente viables y socialmente aceptadas.

Otra posición que quiero registrar es la que tiene que ver con la "perversión de la Inteligencia Resilente", no por sí misma, si no por el deterioro socio-ambiental en el que el sujeto o sistema social esté inmerso. A pesar de lo dicho sobre la tendencia ético-trascendente de la Inteligencia Resilente, cuando ésta no es bien dirigida, desemboca en conductas no convencionales y disarmónicas. La Inteligencia Resilente convocada busca que el sujeto pueda adaptarse a las nuevas tensiones y cambios, que reformule nuevas estructuras o patrones de comportamiento que lo hagan versátil, polivalente y superior a como era en el pasado y le permitan continuar su proyecto vital. En cada experiencia el sujeto es transformado intra e inter personalmente y en consecuencia, lo es el sistema social que lo contiene y lo habita. Pero en el proceso, y dadas algunas circunstancias de deterioro socio-ambientales y contextuales, el sujeto puede optar por salidas no aceptables desde el punto de vista social, moral y ético. Es decir, frente a la encrucijada: vida-muerte, ganar-perder, quedar-salir, etc., el sujeto sacrifica lo valoral o lo socialmente aceptable, por lo que para él, en ese momento, es "vital". Por ejemplo, el estudiante que es puesto en "tensión capital" por el sistema educativo, el sistema familiar y en menor medida, por el sistema social. Su problema es "aprobar" las materias críticas. En su interior se pone en marcha el proceso capacidad---adaptación---construcción---finalidad. Y al final descubre, entre las alternativas derivadas, la de la copia, una salida económica y práctica con resultados tangibles a corto plazo. ¿Tentador, cierto? A pesar de lo que plantea Peter Senge, sobre dicha salida: "La copia no produce aprendizajes significativos", nuestro muchach@, muy hábilmente aprendió a sortear estas "crisis educativas" con un poco de ingenio, en el que pone en juego todas sus habilidades intelectivas para parecer original, lo que le permite conjurar, temporalmente, el problema. A pesar del aparente éxito, esta salida no le da constructos socialmente válidos para seguir trascendiendo.

Otro ejemplo ilustrativo sobre la Inteligencia Resilente mal dirigida, es la que se da cuando los sujetos, ante situaciones de injusticia, maltrato, daño físico o moral o cualquier otra situación de "crisis vital", empiezan un proceso de organización y búsqueda de alternativas ante la situación problema. Primero, por vías pacíficas: reclamos, comisiones de conciliación, oraciones y rituales religiosos, protestas, marchas pacíficas y tomas pacíficas, que no tienen eco o respuesta positiva a sus demandas. Después, mediante acciones de choque: tomas violentas, cierre de vías, incendiosguerras. Casos concretos de estos llenan nuestros noticieros: violencia intrafamiliar, violencia paramilitar y guerrillera, las mil y una formas ingeniosas de mantenerse en negocios ilícitos como el contrabando, el narcotráfico, el secuestro.

La última, a mi juicio, de estas formas de Inteligencia Resilente, mal enfocadas, es la de los sujetos que se inmolan en actos terroristas. Su ingenio y creatividad llega al paroxismo, y alienados por una mezcla explosiva de política y religión, alcanzan sus objetivos devastadores haciendo más frágil la convivencia y la seguridad en los pueblos de la Tierra, gracias a la "única" salida, con resultados concretos, que encontraron y que ahora muestran al resto del grupo. Un grueso sector de la comunidad musulmán, por ejemplo, ya está adaptado a esta "forma de vida".

Lo anterior lleva a lo que el Dr. Norman Vincent Peale, presidente de la American foundation of religion and psychiatry, denomina como psicoesclerosis, es decir, endurecimiento mental. El sujeto "psicoesclerótico" está lleno de experiencias negativas, autocompasión, autodesprecio, pesimismo, sentimiento derrotista y desprecio por la vida.

Como posibles causas de ocurrencia de Inteligencia Resilente mal dirigida, están:

  • La frustración crónica, la cual es reiterativa y deja en la consciencia del sujeto sentimientos de profunda insatisfacción y pobre auto imagen.
  • El aprendizaje de esquemas maldaptativos de agresividad aprendidos como estrategia para lograr sus objetivos o como satisfacción sustitutiva de sus frustraciones.
  • La inseguridad o falta de confianza en sí mismo, por la concepción pobre que se tiene de sí mismo al considerarse "bruto", imperfecto o insuficiente para el reto que le demande la situación problémica.
  • La incertidumbre, como una manera de evitar hacer las cosas por miedo a cometer errores. El sujeto entra en crisis cuando la "tensión vital" le "mueve el piso", se siente paralizado o inmovilizado para actuar o decir…, entonces busca culpables de su situación en los demás.
  • La ausencia de propósitos en la vida, no tener ideales es aceptar que nada en la vida tiene sentido o valor, este puede llevar al sujeto a la indiferencia o a ser capaz de cometer actos lamentables en contra de la vida humana, ambiental, de sí mismo y de los suyos.
  • La ausencia de agentes culturales colaboradores del proceso de materialización de la Inteligencia Resilente dentro del sistema social en que se encuentre, que apoyen la disposición trascendente del sujeto desde referentes espirituales (no sectario-religiosos), éticos y morales, para que se decida por aquellas racionalidades socialmente aceptables, que le permitan estar en armonía consigo mismo, con los demás y con la naturaleza. Si bien la Inteligencia Resilente se da sin mediación de agentes culturales, cuando el sujeto es confrontado en disyuntivas: vida-muerte, ganar-perder, etc., si no hay en el grupo doméstico ni en el sistema social ese agente que haga las veces de "Modelo Ético Cultural", entonces la salida al problema vital será de corte individual-materialista y de un relativismo ético lamentable.

Otro elemento que deseo aportar a esta discusión es una crítica al pragmatismo y utilitarismo ingenuo con el que se ha abordado a la Inteligencia Resilente. Es manifiesta la tendencia pro-resilencia que viene cobrando fuerza por parte de algunos terapeutas y trabajadores sociales, que buscan "desarrollar" ésta, a través de talleres y otros mecanismos psicoterapéuticos. La Inteligencia Resilente, a mi juicio, no puede ser convocada en situaciones artificiales, es decir, ésta sólo se manifiesta cuando el organismo o sujeto-persona, entran en tensión vital por el conflicto que le demande su ambiente. En otras palabras, la Inteligencia Resilente no puede ser desarrollada más allá de lo que las condiciones vitales y problémicas del contexto, le demanden al sujeto o sistema que lo contiene y habita, en un momento histórico determinado. Lo que sí se puede hacer es la de entrenar las inteligencias múltiples que la Inteligencia Resilente usa como preliminares en su proceso de convocación, operación y elaboración de nuevos constructos. Me explico, se podría entrenar a un sujeto o grupo social a prepararse contra la "adversidad", pero cuando la "calamidad" llega, se descubre que:

  1. El infortunio o los problemas no vienen cuando se les espera. Su cualidad básica es el factor sorpresa, por ello genera desconcierto y pánico. Esa aparición súbita es la que lo hace amedrentador, paralizante y obliga a acciones responsivas inmediatas. De ahí la importancia de la intervención en crisis, para evitar que el daño sea mayor y las secuelas, irreparables.
  2. Los problemas no vienen con el formato lógico racional que esperábamos. Por eso son "problemas", que nos sitúan en "conflicto" (la de entender y asumir esa otra lógica racional o caótica). El sólo tratar de entenderlos es todo un reto que involucra toda nuestra multidimensionalidad. La comprensión plena de un problema llega solamente hasta después de la crisis.
  3. Los problemas tienen un impacto devastador, superior al que sospechábamos. "Sólo cuando la guerra toca nuestras puertas, es cuando verdaderamente descubrimos todo su poder aterrador". Por eso nos pone en crisis, en "tensión vital".
  4. Las consecuencias que dejan los problemas en las personas, no pueden ser prevenidas por situaciones prefabricadas y atemporales, si no por la elaboración de las mismas que se haga en el momento histórico y en el proceso mismo del hecho. Es decir, "nadie experimenta por cabeza ajena". Ninguno aprende a volar un avión si todo su proceso preparatorio lo hizo en un simulador. La vida se aprende a vivirla, viviéndola; de igual manera los problemas significativos, requieren de un contexto vital para entenderlos, descifrarlos y resolverlos. La artificialidad produce una limitada visión de las cosas; la vida real las presenta en toda la multidimensionalidad y pluralidad que le son inherentes, por eso la vida es la escuela por excelencia.

La Inteligencia Resilente No es un órgano, como el cerebro, que se pueda "manipular" bajo un programa de entrenamiento metódico y riguroso, para llevarlo a niveles de alto rendimiento. Es una forma de Inteligencia consciente…que viene en auxilio del organismo, sistema o persona que lo convoca cuando sus límites vitales están en crisis y la vida está a punto de colapsar por las nuevas situaciones ambientales. Esta inteligencia no está únicamente en el sistema en crisis, si no en toda la Consciencia Colectiva que cubre, protege y trasciende toda forma de Vida en el planeta. Pretender manipularla, es asumir la falacia de que se tiene control sobre la Inteligencia Cósmica y todas las leyes de la vida y que éstas, se moverán a nuestro antojo con un simple llamado.

Lo anterior no contradice el hecho que el sujeto sea fortalecido en otras inteligencias coadyuvantes de la Inteligencia Resilente, que le permitan aminorar el impacto de los problemas y asimilarlo con un poco de mayor confianza y valor. La educación preventiva en este punto, juega un papel importante, en la medida en que el sujeto de "pensamiento entrenado", va a ser el principal gestor de su propia recuperación, normalización y encadenamiento de lo ocurrido con el propósito de su proyecto vital. Pero esto, no es Inteligencia Resilente propiamente dicha, si no el preámbulo intelectivo primario que dada la "tensión vital" de la VIDA REAL, desencadenará, consecuentemente, todo el poder holístico y creativo de la Inteligencia Resilente, para recuperar el equilibrio dinámico, continuar perviviendo y trascendiendo hacia la conquista de la felicidad, que es lo que en últimas anima a todo sujeto humano o sistema vivo a seguir existiendo.

Un último argumento a poner en el tapete es el del proceso de maduración de la Inteligencia Resilente. Ésta, a mi juicio, se va configurando en el sujeto humano, a través de un proceso que consta de tres fases o estadios:

a. Fase Pasiva-reactiva: se da cuando frente al problema que pone en crisis los límites vitales, el sujeto asume una posición de mera resistencia: "sufrir en silencio", "callar", por miedo o inseguridad. Su interés primario es conservar la vida, el empleo, o la estima que le tienen, sin importar lo demás. Reacciona ante el dolor extremo: físico, mental, espiritual, sin análisis tipo causa-efecto. Solo le interesa, y por eso se evade como forma reactiva, escapar a la amenaza o situación que le daña. Se da una introspección superficial, por lo que el aprendizaje es poco trascendente. En este grupo están los sujetos que acaban sus vidas en la rueda del sufrimiento o que escapan a grandes tragedias en sus vidas o comunidades, pero que siguen sus existencias signados por un duelo que no alcanzan a elaborar totalmente.

b. Fase Paciente –reflexiva: se da cuando el sujeto reconoce las causas o factores del problema que lo ponen en tensión vital. Hay una orientación definida de su Inteligencia Resilente desde la óptica de las alternativas racionales socialmente aceptables. Se valora el tiempo y la comunicación como estrategia para superar la crisis. Hay un elevado sentido de la trascendencia que se soporta en estructuras filosóficas, las cuales se van enriqueciendo y validando con los nuevos aprendizajes. El sujeto es capacitado para enfrentar con mayor probabilidad de éxito situaciones de cambio. En este grupo están los sujetos que después de la crisis salen fortalecidos y con renovadas esperanzas en la vida, han elaborado su duelo y lo han hecho parte de su equipaje cognitivo y comportamental. Su consciencia ha evolucionado y gracias a ellos, la raza humana es superior, evolutivamente hablando.

c. Fase Reflexiva-proactiva: el sujeto, en esta fase, es dueño de las situaciones antes que víctima de las circunstancias. Esta en un permanente estudio del panorama contextual de su sistema social, identificando las debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas, para corregir, potenciar y enrutar acciones preventivas ante eventuales crisis. Construye sus propios cambios y los pedagogiza en sus sistemas sociales, para una relación más armónica. Lo guía su sentido de la trascendencia y sus apetencias internas. Hablamos en esta fase del líder, del visionario, del científico, del futurólogo, en cierta forma, del místico, que tiene ascendencia sobre su sistema social inmediato.

Cuando hablo de apetencias internas me refiero las tendencias primitivas del ser humano: "apetencias de poder, apetencia de poseer, apetencia de amor a la vida e impulso creador y la apetencia de elevación espiritual y comprensión de la belleza moral". Estas apetencias son una forma de energía que afectan y a su vez son influidas por las fuerzas voluntarias de la mente: la imaginación creadora, la visualización, la concentración, la meditación…

Me arriesgo a asegurar que todo sujeto pasa por estos tres momentos de maduración de la Inteligencia Resilente, y que sin importar el grado de evolución que haya alcanzado, en su dinámica interior y en su contexto vincular diario, se dan en mayor o menor grado, cada uno de estas fases.

Como alternativas de fortalecimiento de las inteligencias múltiples, coadyuvantes de la Inteligencia Resilente, en el marco del trabajo psicológico con la familia, propongo los siguientes:

  • Conocimiento de sí mismo, por parte del sujeto, su familia y la realidad de su contexto.
  • Reconocimiento de las amenazas internas y externas a nivel micro y macro social.
  • Formulación de alternativas racionales, individuales-grupales, a cada una de las amenazas identificadas.
  • Identificación de conflictos intra e inter sistemas: familiar, social-comunitario y productivo con los que esté vinculado. Reconocer los agentes y escenarios del mismo.
  • Juego de roles " que pasaría si…", en el que se lleve a los intervinientes a ubicarse en el papel del otro para:
  1. Reconocer su lógica y entender sus motivaciones.
  2. Ubicar su papel real en el escenario analizado.
  3. Construir alternativas racionales socialmente aceptables, bajo la premisa: ganar-ganar, que lleven a la solución creativa del problema.
  4. Fortalecer su capacidad proactiva frente a los problemas
  • Fortificar la autoestima del sujeto y sistema familiar, para llevarlo a que se apropie de su capacidad real y potencial de resolver sus propios problemas y de aportar a la solución de los de la comunidad.
  • Estimular valores como la honestidad, la solidaridad y la compasión, para que sea consciente de lo que espera de los otros y de lo que en verdad es capaz de aportar al grupo o sistemas de los que forma parte.
  • Incentivar su habilidad y sentido de la creatividad y la estética, a través de la generación de alternativas viables, múltiples y atractivas que impliquen la transformación de lugares, objetos o situaciones de la vida cotidiana.
  • Fortalecer la capacidad reflexiva y crítica a partir del análisis y estudio del propio ideario que anhela el sujeto.
  • Llevar al sujeto al proceso de escrituración de la historia o biografía familiar, estableciendo los alcances y limitaciones de ésta con relación a su proyecto vital, la comunidad y la sociedad.
  • Fortalecer en el sujeto y sistemas involucrados, valores como la Paciencia-reflexiva frente a eventos irreversibles de cualquier tipo que los ponga en tensión vital.

A manera de conclusión, recalco las ideas claves de esta cavilación:

  • La resilencia es una forma de inteligencia cualitativamente superior a la limitada concepción de resistencia-adaptación que se tenía de ella, a la que denomino Inteligencia Resilente (IR).
  • La IR, presente en toda forma de vida en el Planeta, se concibe como una manifestación de la inteligencia total en el ser, que capacita al organismo o sujeto-persona para situarse, moverse y trascender los problemas que le plantee la existencia, dentro de los estrechos límites vitales que le ofrezca el contexto, en un momento determinado de su historia vital.
  • La IR es, en el hombre, una de las diez inteligencias conocidas hasta ahora, entre las que se cuentan las ocho inteligencias múltiples propuestas por Howard Gardner, la inteligencia emocional y la IR.
  • Entre las características relevantes de la IR están el ser: holística, autopietica, progresiva-dialéctica, intuitiva, lúdica, relacional, económica, de propensión ética-trascendente, apoyarse en la memoria y propender por la auto conservación de la vida.
  • La IR es convocada no sólo por tensiones de supervivencia, sufrimiento o inminente tragedia, si no también, por los anhelos o apetencias profundas del Ser.
  • La IR se apoya, en la pedagogía relacional, para socializar y fijar los constructos derivados del proceso vital asimilado.
  • La pedagogía relacional es problémica, multidimensional y proyectiva.
  • La IR, puede ser mal enfocada, debido a situaciones como la frustración crónica, agresividad, inseguridad, incertidumbre, ausencia de propósitos en la vida y ausencia de agentes culturales de propensión ético-trascendente en el contexto problémico inmediato del sujeto o sistema social.
  • La IR no puede ser desarrollada más allá de lo que las condiciones vitales y problémicas del contexto le demanden al sujeto o sistema social que lo contiene y habita. Es decir, no puede ser "entrenada" en condiciones artificiales, lo que no obsta para "ejercitar" las inteligencias múltiples, coadyuvantes de la IR.
  • La IR se configura en el ser humano, a través de tres fases: pasiva-reactiva, paciente-reflexiva y reflexiva-proactiva.

La Inteligencia Resilente, dadas las particularidades esbozadas, arroja luces para explicar la evolución, no solo de la Vida en general, si no más concretamente, de la raza humana como especie. Desde los tiempos bíblicos el hombre ha sido impelido a avanzar, en todas sus dimensiones, a costa de su propia vida. Esto lo ha hecho más versátil, polivalente, preparado, en mayor o menor grado, para el cambio. La Inteligencia Resilente es la cofia que ayuda a profundizar la raíz evolutiva de toda forma de vida en el planeta, preparándolos para las nuevas exigencias ambientales, sociales y espirituales, ya decretadas Cósmicamente, ya provocadas por el mismo hombre, en un continuum ascendente en la infinita espiral de la vida que empezó y termina en el Pensamiento de Dios.

Lo expresado en esta divagación sobre la Inteligencia Resilente, no pretende ser axiomático, es solo un punto de vista que busca aportar otra perspectiva para continuar la discusión…

Carlos Enrique Arias Villegas

Montelíbano, julio 22 de 2004

BIBLIOGRAFIA

COMBARIZA, Helena. Resilencia, el oculto potencial del ser humano. Disponible en: http://aiur.eii.us.es/~kobukan/la_resilencia.htm

Concepto eco ambiental de Resilencia. Disponible en: http://www.lablaa.org/ayudadetareas/biologia/biolo80.htm

DONAS BURAK, Solun. Resilencia y desarrollo humano: aportes para una discusión. OMS, OPS. San José, Costa Rica. Octubre 1995. Disponible en: http://www.binasss.sa.cr/adolescencia/RESILENCIA.htm

FALS BORDA, Orlando. Resistencia en el San Jorge. Historia doble de la Costa. 2da. Ed. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia, Banco de la República. 2002.

FRES, Cristian. La inteligencia de los animales. Texto disponible en: http://waste.ideal.es/inteligenciaanimal.htm

GARDNER, Howard. Proyecto Zero. Inteligencias múltiples. Citado por Francisco Guerrero. Inteligencias múltiples. Disponible en www.monografías.com

GOLEMAN, Daniel. Inteligencia emocional. Citado por VERDEJO, Hernán et al. Inteligencia emocional en la organización. Disponible en www.monografías.com

KAPP, M. W. Las glándulas: nuestros guardianes invisibles, 6ª ed. San José: AMORC, 1974.

LAENGLE, Gloria. Definición de resilencia. Diccionario de psicología. En: http://www.psicopedagogia.com/definicion/resilencia

MORALES, Pedro Raúl. Las claves eternas del éxito. León: Difusión Rosacruz, SC. 2001

PEAK, David et al. "Computación distribuida". Proceedings of the National Academy of Sciences of USA. Citado por Eduardo Martínez. Las plantas aplican cálculos matemáticos para regular sus ciclos vitales. 28/02/2004. Texto disponible en: http://www.tendencias21.net/index.php3?action=page&id_art=71666

QUINTERO VELAZQUEZ, Ángela María. Escenarios contemporáneos de la familia. Ponencia presentada en: XVII Seminario Latinoamericano de escuelas de trabajo social. Lima: ALAETS-CELATS, 2001. En: Módulo Contextualización de la familia moderna. Diplomado en Familia y comunidad desde la perspectiva social. FUCN. 2004

QUINTERO VELAZQUEZ, Ángela María. La resilencia: un reto para Trabajo Social. Texto disponible en http://cariari.ucr.ac.cr/~trasoc/a1/cc-virtual-doc02.html

SHELDRAKE, Rupert. Una nueva ciencia de la vida. Citado por Alejandro Fernández Heredia. CAMPOS MORFICOS: La nueva biología encuentra a Hahnemann. Texto disponible en:

http://www.homeopatia.ws/La_Nueva_%20Biologia_y_la_Homeopatia.htm

TERMAN, L M(1921) Symposium: Intelligence and its measurement, Journal of educational psychology; PIAGET, Jean (1952) The origins of intelligence in children; WESCHLER, David (1944) the measurement of adult intelligence. Citados por: PAPALIA E. Diane y WENKOS OLDS, Sally. Psicología. México. McGraw-Hill, 1998

VALDÉS, Macarena. La resilencia es…Conferencias Fundación Familia Unida. Vol. X, No. II, 11 de mayo de 2004. Disponible en: http://www.familiaunida.cl/modules.php?name=Content&pa=showpage&pid=10

CARLOS ENRIQUE ARIAS VILLEGAS F.R.C

Lic. En Ciencias de la Educación: Español y literatura U. de Antioquia

Psicólogo de la U. Católica del Norte


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda