Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Revista Electrónica Roca. El uso de retrotransparencias y de diapositivas en Power Point

Enviado por restradac



  1. Resumen
  2. Desarrollo

 RESUMEN

El uso de un medio de enseñanza para la docencia o presentaciones de ponencias no siempre logra los resultados esperados si no se tienen en cuenta las elementales reglas de para su empleo. El no cumplimiento de estas puede traer resultados diametralmente opuestos al deseado. Entre los también llamados Mediadores Didácticos es muy común encontrar los retroproyectores desde décadas atrás, y más reciente, las presentaciones en Power Point que, con la tecnología computarizada, es un apoyo recurrente con muchos adeptos, y que no ha logrado desplazar a las retrotransparencias. Tan amplia aceptación hace muy evidentes las deficiencias en su uso. Aquí se presentan algunas recomendaciones.

DESARROLLO

Desde décadas atrás el retroproyector ha sido un valioso medio de enseñanza que apoya las exposiciones del contenido en las clases, y de igual manera en eventos donde se presentan ponencias que son el resultado de trabajos científicos y/o técnicos.

En los últimos años, aunque el retroproyector mantiene su aceptación, se ha incorporado un novedoso medio –la computadora– que con el uso de las presentaciones en Power Point, si bien no ha logrado eliminar el uso del retroproyector, sí ha ganado muchísimos adeptos dadas sus amplias posibilidades, variedad de opciones que motivan la atención, y su facilidad de programación.

Cada vez son más las personas que recurren a estos medios y ello se evidencia en el número de ponentes que los solicitan previamente ante la preparación de cualquier evento.

Sin embargo, no es suficiente sus empleos como medios auxiliares si no se tienen en cuenta determinados requerimientos que en su defecto dejan muchas insatisfacciones, mayormente entre el auditorio, motivado por su uso indiscriminado en ocasiones, y en otras por su deficiente utilización.

Tales deficiencias -presentadas más adelante- no discriminan a personas de experiencia y noveles, tanto en las ponencias como en la docencia. No es ínfimo el número de alumnos (durante las defensas o presentaciones de sus trabajos científico-estudiantiles), y de profesores de una reconocida capacidad intelectual (con grados científicos y académicos), que no escapan al uso deficiente de los mediadores didácticos en cuestión.

A través de particiones en tribunales de defensa de TCE (Trabajo Científico-Estudiantil) o de otros eventos científico–técnicos, es perceptible el uso inapropiado de retrotransparencias, y de las dispositivas en microcomputadoras, sin dejar de mencionar que aún se perciben en las teleclases presentadas por la televisión.

Uno de los requisitos elementales para el uso de estos medios es dominar al menos su manejo. Saber cómo encender y apagar el retroproyector, conocer con certeza la ubicación del botón interruptor, o cómo cambiar de diapositiva o volver a alguna ya presentada por el ponente, es algo tan elemental como sencillo. A veces con el loable ánimo de hacer una exposición de efecto positivo y perdurable se recurre al uso de un medio que no solemos utilizar, aunque sabemos que es sumamente fácil y práctico, mas el poco hábito en su uso nos hace pasar momentos no deseables ante un público que observa cada detalle de nuestro desenvolvimiento en la exposición.

 Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Figura 1: Ubicación de los elementos en el aula para el uso del

retroproyector o presentaciones en Power Point.

Es recomendable previamente ensayar el uso del medio, que nos permita rectificar posibles errores, y dominar los pasos elementales para su empleo en la exposición. Esta preparación debe incluir la revisión meticulosa de la ortografía, por demás imperdonable para un profesor, pues de escaparse podría tener consecuencias incalculables, más si se presenta en un medio de difusión masiva.

En el uso de escritura manual para la elaboración de retrotransparencias, una adecuada caligrafía es indispensable (tal como lo es para el pizarrón). Lo preferible es el uso de caracteres impresos, o rotulados por especialistas. También se puede recurrir al ejemplo de plantillas para letras y números, plumas para dibujar, plumones, etc. Solo en última instancia se recurre a la confección manual pero con una caligrafía elegante y legible. No cumplir con esto denota descuido.

También, previamente para el uso de cualquiera de estos medios, debe comprobarse la posibilidad de legibilidad de la información a presentar, fundamentalmente en las diapositivas en Power Point. Para ello debemos contar con el tamaño pequeño de la pantalla de la computadora lo cual reduce significativamente su uso si se trata de un auditorio numeroso en un local amplio. En tal caso, de no disponerse de un Data-Show –equipo que amplía la imagen de la pantalla-, que por demás es un medio de limitada disponibilidad y sumamente costoso, es recomendable acudir al retroproyector.

En cualquiera de los casos debe preverse la ubicación correcta de la pantalla, visible para todos (figuras 1 y 2), y que no deberá nunca situarse con su borde inferior por debajo de la altura aproximada de los hombros de un observador sentado (preferentemente por encima). De igual forma deberá buscarse la posición acertada del ponente de manera que no interfiera en la visibilidad del tribunal y del resto de los presentes. Estos son elementos que no deben improvisarse en el momento de la exposición so pena de demostrar bajo dominio del empleo de estos medios.

 Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Figura 2: Altura recomendable para la ubicación de la pantalla.

Un detalle que no debe pasarse por alto es el tiempo de presentación ininterrumpida de una retrotransparencia. El retroproyector es un equipo de alto consumo eléctrico, notable por su significativo desprendimiento de calor. La permanencia de su lámpara encendida la afecta considerablemente. Es por ello que los de fabricación más reciente poseen un dispositivo para su desconexión automática que los protege. Algunos autores consideran que para la exposición de una retrotransparencia es suficiente 30 segundos.

Aspectos muy importantes en la confección de retrotransparencias o diapositivas para el Power Point son el uso adecuado de los colores, así como la cantidad de información que se incluye en cada una de ellas.

Hay una marcada tendencia a sobrecargar de textos las retrotransparencias o diapositivas, lo cual conduce a lograr un efecto de incomodidad en el auditorio. La cantidad de información en cada una de las ilustraciones no debe propiciar el desinterés o el cansancio de los observadores por un excesivo uso de datos que no permitan seguir la idea central de lo que se expone. Es frecuente ver la presentación de párrafos extensos o multitud de cifras cuando en su lugar debieron reflejarse sólo los datos estrictamente significativos que lleven a los presentes a asimilar la esencia de la información. Tal es el caso de tablas con resultados estadísticos de las investigaciones, informes de promoción, relación de características de un objeto o fenómeno con los detalles explicativos de cada una de ellas.

El ponente, en este indeseable caso, suele emplear cada presentación como teleprompter, equipo utilizado por los locutores de la televisión donde todo lo que expresan ante la cámara pasa por una pantalla frente a sus ojos. En el mejor de los casos, toma la presentación como una guía para su ponencia, la cual deja de serlo puesto que en realidad sólo lee lo que se muestra, denotando un aparente bajo dominio de lo que expone. Podrían hacerse las siguientes preguntas: ¿No es capaz el auditorio de leer igualmente lo presentado en pantalla, si tiene en este caso una buena visibilidad?... ¿No se pudiera pensar que el ponente subvalora el nivel académico de quienes lo escuchan y observan?...

Está probado por investigaciones de carácter internacional que la asimilación eficiente del contenido se logra con representaciones no complejas, alejadas de complejas estructuras o efectos especiales que, en todo caso, propician la aparición de influencias negativas. También algunos autores que han abordado la materia en cuestión aseguran que el uso desproporcionado de un medio de enseñanza, por eficiente que sea, puede conducir a una saturación con resultados insatisfactorios; así como que la cantidad de información que puede ser trasmitida a una persona es limitada (3).

El uso de gráficos (ver página 7) y de cuadros sinópticos (figura 3) ayudan a evitar sustancialmente estos detalles improcedentes. Estos últimos resumen la esencia de los elementos componentes de determinado contenido. De cada recuadro que lo compone pueden derivarse otros cuadros secundarios. Como puede observarse, resultan una verdadera guía para el ponente y un adecuado resumen para el auditorio que recibirá la información de manera más asequible y agradable.

Como se dijo anteriormente, también los colores son elementos que, de poderse emplear, deben hacerse racionalmente. Una pantalla de texto matizada con una excesiva variedad de colores denota mal gusto estético. Es recomendable no usar más de tres colores uno de los cuales servirá para resaltar aquellos términos que así lo ameriten. Un cuarto color debe ser para el fondo de la pantalla en el caso de las diapositivas para el Power Point. Este ha de ser contrastante con los utilizados para los caracteres, de manera que pueda lograrse una adecuada visibilidad y legibilidad de las palabras y cifras que se presentan.

Muchos de los aspectos expuestos hasta ahora pudieran resultar inconcebibles para el desarrollo docente actual, sin embargo basta con poner atención a ellos durante los eventos científicos en los que se participa, obsérvese las clases de pregrado y postgrado donde se emplean tales medios de enseñanza, póngase la vista en los forum de TCE, incluso algunas teleclases y otras importantes formas docentes a cualquier nivel.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Figura 3: Cuadro sinóptico para un tema de la asignatura Dibujo Técnico.

En los planes de estudio actuales de los ISP (Institutos Superiores pedagógicos) ya no existe una asignatura que se dedique plenamente al estudio y práctica de los medios de enseñanza como lo fue con los planes A y B, y la práctica cotidiana actual resalta que es recomendable retomar el estudio de estos medios durante el pregrado.

Por otra parte cada ponente, principalmente si es docente, debe poner todo su empeño en superar sus posibles deficiencias en el empleo de estos medios pues, además de lograr trasmitir la información adecuada con su exposición, evita sobremanera la desagradable impresión que queda en un auditorio que constantemente evalúa y pone toda su atención en la maestría de aquellos que tienen la importante misión de impartir postgrados, como es el caso de los profesores de los CES (Centros de Enseñanza Superior).

Durante observaciones realizadas a 24 ponencias y clases, en las que fueron utilizados indistintamente estos medios de enseñanza, se tomaron las frecuencias en las que se incurría en las deficiencias relacionadas a continuación.

DEFICIENCIAS MÁS COMUNES EN EL USO DE LAS RETROTRANSPARENCIAS Y DE DIAPOSITIVAS EN POWER POINT (Véase gráfico).

  1. Evidencia del insuficiente dominio del manejo del medio en el momento de la exposición.
  2. Diapositivas o retrotransparencias sumamente cargadas de información.
  3. Presentaciones ilegibles para el auditorio dado el tamaño de los caracteres.
  4. Útil solamente para el ponente como pantalla de lectura.
  5. Ubicación inapropiada del medio respecto a los observadores.
  6. Uso de colores no contrastantes donde se confunden caracteres y fondo.
  7. Uso excesivo de variedad de colores para textos.
  8. No tener en cuenta el tamaño de la pantalla según la conformación del local y el número de miembros de auditorio.
  9. Inadecuada ubicación del ponente respecto a los observadores.
  10. Exposición muy prolongada de una retrotransparencia.
  11. Caligrafía deficiente en retrotransparencias elaboradas con escritura manual.
  12. Inadmisible aparición de errores ortográficos.

Gráfico: Casos de mal uso de las retrotransparencias o diapositivas en Power Point en

clases y ponencias observadas (24).

BIBLIOGRAFÍA:

  1. BARRERO YANES, RAFAEL, Del objetivo al guión interactivo. / Rafael Barrero Yanes La Habana. Revista GIGA, Número 1, año 1998, p. 36-41.
  2. FROLOV, G. Elementos de Informática. /G. Frolov. Moscú, Editorial MIR, 1990.
  3. FUENTES GONZÁLEZ, HOMERO CALIXTO. Didáctica de la Educación Superior. / H. C. Fuentes González. Cuba, 2001.
  4. GONZÄLEZ CASTRO, VICENTE. Teoría y Práctica de los Medios de Enseñanza. / Vicente González Castro. EDITORIAL: Pueblo y Educación, Ciudad de La Habana, 1986.
  5. PARCERISA ARAN, ARTUR. Materiales curriculares: Cómo elaborarlos, seleccionarlos y usarlos. / Artur Parcerisa Aran. Barcelona: Editorial Grao. Biblioteca de Aula, 1996.
  6. RIVERO ERRICO, ALFONSO. El uso de las computadoras como medio de enseñanza: Curso 25. / Alonso Rivero Errico. La Habana: Ed. IPLAC: UNESCO, 1997. 10 p.

 

 

 

Autor:

Jesús F. Velázquez Pérez *

Profesor auxiliar

Reynaldo Estrada Cingualbres **

Profesor auxiliar

Virgilio Herrera Rondón *

Profesor asistente

* Instituto Superior Pedagógico "Blas Roca Calderío" Manzanillo, Granma

** Universidad de Granma

Noviembre de 2004


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda