Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Derechos humanos. Racismo, miseria e ignorancia

Enviado por sergiosrg22



  1. Racismo
  2. Racismo contra los negros: introducción
  3. ¿Qué es el racismo?
  4. ¿Qué es la xenofobia?
  5. ¿Qué es el etnocentrismo?
  6. Prejuicios y discriminación
  7. Inteligencia, raza y cultura
  8. Superioridad e inferioridad racial: la repulsión innata no existe
  9. El problema de la superioridad e inferioridad racial
  10. Nelson mandela. Discriminación contra los negros
  11. Actores del racismo
  12. Respuestas de las víctimas
  13. Genocidio judío
  14. Fascismo y nazismo: carácter racista
  15. El ku-klux-klan. Estados unidos
  16. Discriminación en nuestro país
  17. Miseria e ignorancia
  18. Conclusiones Racismo

Introducción

La violación a los derechos humanos se puede producir de dos formas diferentes: una de manera MANIFIESTA, en donde el/los autores de las violaciones se conocen, se los puede reconocer. Son los casos del Terrorismo tanto de Estado como el de grupos fundamentalistas, La Represión Ilegal y La Censura Previa, ejercidas por regímenes totalitarios como es el caso de las Dictaduras y Golpes de Estados.

La otra forma es de manera ENCUBIERTA en donde se desconoce el autor de las violaciones, es decir, es difícil de reconocerlos, mas allá de que existan antecedentes en la historia en los cuales se pueda basar para reconocerlos, justificando en tal caso que el mayor autor responsable de las siguientes violaciones es el Estado. Estas son:

El Racismo que es una forma de discriminación, por entender que, teóricamente, existe una diferencia de razas, basado en ideologías políticas. En donde se sostiene una superioridad de ciertos grupos raciales frente a los demás. Esta discriminación puede ser ejercida de forma particular, individual por parte de los ciudadanos comunes, como también infundida por oradores de un régimen totalitario, difundiendo una discriminación sistemática. Ejemplos de esto son: El nazismo de Hitler en Alemania, El Fascismo de Mussolini en Italia, El Stalinismo en la Unión Soviética, entre otros.

La Miseria y La Ignorancia que constituyen dos formas de injusticia. Cuando un hombre carece de los medios elementales para su subsistencia o de las posibilidad de acceder a la educación, tiene cerrado el camino a sus derechos fundamentales. Un pueblo ignorante y mísero no puede estar conciente de sus derechos.

Las causas que motivan tales situaciones son múltiples y de entre todas ellas la principal surge de la deficiente organización socioeconómica, que permite la injusticia distribución de los bienes materiales, que niega posibilidades de desarrollo, tanto en países democráticos como en otros sistemas de gobiernos.

RACISMO

EL ORIGEN DEL RACISMO

Todo esto comienza desde hace muchos siglos atrás, pero esta se presenta mas en la época de la colonia, en el siglo XVI, cuando la sociedad novo hispana estaba dividida en varios grupos, según el color o la etnia de las personas. Los españoles eran dueños de la mayor parte de las tierras, minas y riquezas, dominaban a las castas (mezclas de indio, español y negro).

LOS AFRICANOS EN AMÉRICA

Los africanos de raza negra fueron uno de los grandes componentes de la población de América. Los europeos los hacían esclavos en las regiones ecuatoriales de África, secuestrándolos o comprándolos a las tribus que obtenían cautivos de guerras. Los traficantes de esclavos primero portugueses y después ingleses, franceses y holandeses los vendían a colonos de América. Eran empleados en los trabajos mas duros de las plantaciones tropicales de caña de azúcar, en las regiones donde la población indígena era escasa o había sido exterminada por las fuertes epidemias. Mas tarde, cuando se extendieron las plantaciones de algodón, tabaco y café, fueron empleados también en actividades agrícolas. Los esclavos recibían un terrible trato. Eran separados violentamente de su familia y de su pueblo y sometidos a la dureza del viaje a través del Atlántico. Sus jornadas de trabajo eran agotadoras y, como no tenían derecho alguno, quedaban sometidos a la voluntad de sus dueños. Fue por eso que las rebeliones y las fugas de esclavos eran frecuentes.

Según fuera el color de la piel eran tratadas las personas, y mediante ello tenían su ocupación y "derechos". Esto del racismo se ha presentado desde hace mucho tiempo, y hay grandes pruebas de ello, como ya lo mencionamos anteriormente aquí en América se presento en la época de la colonia y del mestizaje cuando se realizan las mezclas de una raza con otra. Como los españoles eran la máxima autoridad y de ahí en adelante las demás razas eran inferiores.

RACISMO CONTRA LOS NEGROS: INTRODUCCIÓN

La historia nos enseña que el dominio socioeconómico y político sobre pueblos viviendo en amplias regiones geográficas, lo ejerció el grupo conquistador imponiendo sus leyes de explotación, sin que durante siglos se pensara siquiera en justificar moralmente ese derecho de más fuerte. Pero llegó un momento en que fue necesario buscar o inventar otras razones que permitieran, con visos de justicia, seguir explotando a los pueblos conquistados y colonizados, que desde ese momento (quizá hacia el siglo XV) se calificaron como grupos somática y psíquicamente inferiores y, en consecuencia, sujetos por ley natural y lógica a la tutela de los que se auto nombran "pueblos y razas superiores".

Fue el aristócrata francés Conde de Gobineau quien plantea en forma sistemática la doctrina de la discriminación racial recurriendo a supuestos argumentos y pruebas de tipo antropológico, biológico y psicológico. Los nombres entre otros C. Penka, L. Wottman de Lapouge, H. S. Chamberlain, O. Ammon y T. Poesche encabezaron en Europa, a partir de la segunda mitad del siglo XIX, el movimiento racista a favor de la "superioridad del blanco caucasoide frente a los grupos de color".

  1. Antisemitismo y raza aria. Lo expuesto hasta ahora, rebatiendo actitudes racistas, se refiere fundamentalmente a la discriminación del negro frente al blanco. Pero la doctrina racista abarca otros muchos aspectos, por ejemplo, el antisemitismo que tanto se ha escrito y del cual la historia reciente nos ofrece crueles realidades que abochornan a la humanidad consciente. La inexistencia de una raza judía es una realidad comprobada y por tanto el prejuicio, la animadversión y la persecución contra los judíos deberá buscar otros argumentos que no sean antropológicos en su intento de justificar actitudes cuya verdadera razón de ser es de tipo político y económico. El superracismo que desde hace mas de un siglo trata de discriminar entre los blancos, con calificativo de superior, a la hipotética raza aria frente a otros grupos blancos considerados inferiores, llega en su argumentación a lo cómico y a lo ridículo, aunque ello no le resta peligrosidad.
  2. Mestizaje. Corolario inevitable de la preconizada superioridad de unas razas y la consiguiente inferioridad de otras, es la actitud de prejuicio y discriminación que los racistas adoptan frente poblaciones mestizas. Se argumenta que el mestizaje es fuente de debilitamiento biológico; que la prostitución y la vagancia son mas frecuentes entre los mestizos que entre los individuos de raza "pura"; que entre aquellos se encuentra aminorada la inmunidad contra ciertas enfermedades, etc. Como testimonios a favor de tal tesis se aducen: las supuestas desarmonías tanto físicas mentales observadas entre los mestizos de Jamaica: que la población del Egipto moderno, débil y plagada de enfermedades, es prueba de los malos efectos de una hibridación iniciada hace 5 mil años; básicamente mestizos negroides, son más primitivos y atrasados culturalmente si se les compara con los de la costa sur, blancos, de civilización relativamente avanzada; que Haití, con población negra y mulata, es un lamentable ejemplo de lo que el negro puede hacer cuando se le deja gobernarse por si mismo, etc. Hablar de mestizaje en esa forma supone aceptar como hecho objetivo la existencia de razas "puras"; pero la realidad es muy distinta, si tenemos en cuenta lo dicho respecto al concepto actual de raza y a los procesos biológicos de su formación. Podríamos buscar desde paleolítico supremos, rastros evidentes de cruce mestizaje entre distintos tipos humanos. La historia ofrece testimonios irrecusables que los pueblos actuales fueron objeto de constantes cruzamientos como consecuencia de migraciones debidas al comercio, guerras, sequías e inundaciones.

¿QUÉ ES EL RACISMO?

El racismo es una teoría fundamentada en el prejuicio según el cual hay razas humanas que presentan diferencias biológicas que justifican relaciones de dominio entre ellas, así como comportamientos de rechazo o agresión. El término "racismo" se aplica tanto a esta doctrina como al comportamiento inspirado en ella y se relaciona frecuentemente con la xenofobia y la segregación social, que son sus manifestaciones más evidentes.

"El racismo ha sido históricamente una bandera para

justificar las empresas de expansión, conquista,

colonización y dominación y ha marchado de la mano de la

intolerancia, la injusticia y la violencia".

Rigoberta Menchú Tum, Dirigente indígena

guatemalteca, laureada con el Premio Nobel de la

Paz, en el simposio "El problema del racismo en

El umbral del siglo XXI"

"El racismo ha sido una herramienta usada por los grandes conquistadores en su afán de obtener el poder, que el racismo no ha sido sentimientos meramente nacionalistas, sino que éstos han sido los medios por los que unos cuantos se han lanzado a la guerra de poderes".

El racismo se ha convertido en la bandera de imperios y pueblos, que justifican su ira en contra de los que son "diferentes". Los cambios que últimamente hemos vivido a nivel mundial, esta nueva era de la globalización, ha hecho que los pueblos enteros revivan los sentimientos de nacionalismo, desgraciadamente de manera errónea. A causa de líderes ambicionados con el poder, estos sentimientos de nacionalismo han sido conducidos a través de la ira, el odio, la intolerancia y la violencia.

¿QUÉ ES LA XENOFOBIA?

La xenofobia es el odio u horror a los extranjeros, mientras que la segregación social se refiere a la separación de los individuos que integran una comunidad, por entenderse heterogéneos o no asimilables en función de criterios ideológicos, étnicos, religiosos o de otra naturaleza.

¿QUÉ ES EL ETNOCENTRISMO?

Por otra parte el etnocentrismo se refiere a una actitud en que las culturas creen que sus modelos raciales son buenos para todos y que los que son inferiores a ellos tienen que aplicarlos.

Tanto el racismo, los sentimientos etnocentristas, la xenofobia y los prejuicios raciales son los que constituyen este ambiente de la intolerancia y odio que existen entre los seres de una misma raza, la raza humana. Pero todo esto gira alrededor de cuatro creencias acerca del racismo ejemplificadas por Carlos Caballero en su artículo "El racismo. Génesis y desarrollo de una ideología de la Modernidad".

La palabra "racismo" designa una creencia cuyos rasgos fundamentales serían los siguientes:

  1. Creer que los seres humanos se dividen, fundamentalmente, en razas. Y, en consecuencia, atribuir al factor raza una importancia antropológica decisiva.
  2. Asignar a las razas características inmutables, y creer que los caracteres transmitidos hereditariamente no son sólo los rasgos físicos, sino también ciertas aptitudes y actitudes psicológicas, que son las que generan las diferencias culturales que se pueden apreciar.
  3. Creer que existe una jerarquía entre razas, siendo alguna, o alguna de ellas, superiores a las otras.
  4. Entender la mezcla de razas como un proceso de degeneración de las razas "superiores".

Lo más curioso del caso es que con los avances científicos y tecnológicos que hemos desarrollado en esta última parte de nuestra historia, el racismo no tiene ningún fundamento para su existencia. Recientemente un equipo integrado por los profesores Luca Cavalli-Sforza, Paolo Menozi y Alberto Piazza publicó la obra titulada "The History and Geography of Human Genes", en esta obra los autores niegan que exista una base científica del racismo. A través de técnicas desarrolladas por la Genética de Poblaciones, estos científicos han llegado a la innegable conclusión de que no existe fundamento científico que permita clasificar a los seres humanos en razas. Se ha demostrado que la diversidad bioquímica, genética y sanguínea entre individuos que se suponen de una misma "raza" es incluso mayor que la que existe entre "razas" diferentes. Los factores biológicos en los que está basado nuestro concepto de raza son sólo externos, los datos aportados por nuevas técnicas como: el análisis de los árboles filogenéticos, de los polimorfismos nucleares y del ADN mitocondrial, proponen un nuevo escenario en donde el concepto de raza es irrelevante e incluso inexistente. Frente a este nuevo panorama expuesto por la biología molecular, algunos científicos aun disienten.

Con esta reflexión entendemos que el problema racial en superficie puede estar fundamentado por la diferencia de razas, pero en ningún momento podemos decir que es un conflicto de carácter genético. Los hombres han aprendido a clasificarse en razas, nadie de nosotros nacemos con tal conocimiento de jerarquía. El racismo es un estado mental inducido por aquellos actores tras el poder.

La primera teoría racista fue escrita por el francés Joseph Arthur conde de Gobineau en el año de 1853. Los puntos más importantes que plasmo en su célebre Ensayo sobre la Desigualdad de las Razas Humanas son:

  • Existen ramas superiores, dominantes, que no son sino ramas de una misma familia, la aria, y que han dado vida a las formas culturales más brillantes y a las naciones más poderosas.
  • La decadencia de esas naciones y esas culturas se ha producido por degeneración biológica de las razas, por el mestizaje.
  • La historia no es otra cosa que el campo de batalla donde se libran luchas entre razas.

El contexto social y político de la época fue lo que hizo que esta Teoría tuviera gran eco. En esos momentos Europa estaba experimentando un gran auge tanto político, militar, tecnológico, científico, como cultural. Europa estaba en la conquista del mundo. El racismo estaba siendo utilizado por las naciones imperialistas de raza blanca como ideología de legitimación de las políticas expansionistas. Por otra parte el contexto científico le dio un realce importante a esta primera teoría racista. Poco después de que Gobineau dio a conocer su obra, Darwin expuso sus ideas acerca de la naturaleza, en donde argumentaba que en la "batalla por la vida" sólo triunfan "los más fuertes" y que esto era el "motor de la evolución". Las ideas de Darwin inmediatamente fueron vulgarizadas y aplicadas al ámbito humano nombrándolo como "Darwinismo social".

Las teorías de Gobineau son herencia de la Ilustración, el concepto de racismo es también legado de este periodo, por lo que observadores como George L. Moose no han dudado en definir al racismo como el lado oscuro de la ilustración.

PREJUICIOS Y DISCRIMINACIÓN.

La incomprensión entre los distintos grupos humanos, que lleva implícita casi siempre la discriminación, es un fenómeno que se basa en el llamado "prejuicio racial" que es una forma desfavorable del prejuicio en general.

Puede definirse la discriminación como el trato desigual, en cuanto a prerrogativas, consideración social, derechos, etc., que se establece entre individuos pertenecientes a grupos raciales distintos, en aquellos países o regiones donde uno es predominante. Y por prejuicio se entiende que es la acción y efecto de prejuzgar, es decir, de juzgar las cosas antes del tiempo oportuno, o sin tener de ellas cabal conocimiento.

El prejuicio racial es una actitud social propagada entre la gente por una clase explotadora, a fin de estigmatizar a algún grupo como inferior, de modo que tanto la explotación del grupo como la de sus recursos pueda justificarse.

Los factores socioculturales que contribuyen a fomentar el prejuicio racial son:

  1. Heterogeneidad de la población conviviendo y compitiendo.
  2. Ignorancia, falta de información y comunicación.
  3. Crecimiento demográfico del grupo discriminado.
  4. Rivalidades y conflictos por el trabajo.
  5. Propaganda tendenciosa.

Por otra parte, existe una amplia degradación en cuanto a la intensidad del prejuicio racial entre los individuos, cuando pueden manifestarse libremente: desde quienes expresan de manera espontánea una intensa hostilidad hacia el grupo discriminado, hasta los que pudiéramos denominar tolerantes, es decir, que no manifestaron en el curso de un interrogatorio ninguna opinión estereotipada u hostil.

El prejuicio se acentúa en las sociedades donde los sectores dominantes o privilegiados se sienten amenazados, y adquiere extraordinaria virulencia en los periodos de conflicto.

Estas son algunas de las características de los prejuicios raciales: son producidos por un estado afectivo- activo y en ningún caso son resultado de la reflexión, varían con el tiempo y están influidos por circunstancias políticas y económicas, un estado afectivo no puede ser nulificado por simple razonamiento, ni por demostración; hace falta otro estado afectivo que contrarreste al primero; los prejuicios se aprenden; no son innatos; los niños en un principio no los comparten con los adultos con quienes conviven; les son transmitidos por las actitudes familiares y del ambiente (amigos, periódicos, cine, libros, etc.); un prejuicio originado por irreflexión, sin mala fe, puede, sin embargo, ser utilizado (y lo es de hecho) por cientos sectores sociales que persigan fines egoístas e interesados; la educación está en posibilidad de luchar contra los prejuicios y puede en consecuencia destruirlos.

A titulo de ejemplo algunas de las formas discriminatorias motivadas por el prejuicio racial traducidas en desigualdad: ante la ley, en materia de circulación residencia; en cuanto a la libertad de pensamiento, conciencia y religión; a libertad de opinión, referente al libre derecho de matrimonio; al libre derecho al trabajo e igual remuneración; acceso a cargos públicos, etc.

Todos conocemos ejemplos concretos que confirman estas y otras muchas formas que adopta la discriminación racial; su misma variedad, heterogeneidad e intensidad exigen que cualquier medida que para contrarrestarla se piense sea de índole educativa o de divulgación entre las masas, vaya procedida de un previo y objetivo estudio para determinar cuáles discriminaciones se ponen en práctica y con que intensidad; única forma de poderlas combatir eficazmente.

INTELIGENCIA, RAZA Y CULTURA.

Las correlaciones que puedan aparecer actualmente entre inteligencia, raza y cultura son muy dudosas, pues ni siquiera son significativas las que se refieren a la capacidad craneal, ya que las relaciones entre la inteligencia y el volumen cerebral son muy variables. Por ejemplo, las grandes figuras intelectuales de nuestra civilización varían a este respecto. Mas si se comparan los volúmenes alcanzados por los individuos de nuestra especie en los tiempos más arcaicos se observara que dicho volumen constituye un carácter evolutivo, pues, comparativamente, la evolución se da en el sentido de mayor volumen relativo y mayor número de circunvalaciones.

No obstante, cabe señalar que si bien las subdivisiones de la especie muestran algunas variaciones en este sentido, tales variaciones no aparecen como decisivas en una primera medición referida a inteligencia racial. Por lo menos, puede decirse que todavía no se han hecho estudios que demuestren, a partir de series estadísticas suficientes, la relación entre inteligencia y volumen cerebral. De este modo, resulta difícil aceptar que unas razas sean intrínsecamente más inteligentes que otras, a pesar de que la caucasoide y la mongoloide han producido en el tiempo y en el espacio (antiguo Egipto, India, China, Grecia, Roma y occidente moderno) los modelos de civilización mas avanzados conocidos de la humanidad.

Algunos hechos aparecen condicionar tales resultados. El primero es el de las oportunidades y estímulos ambientales e históricos relativos. El segundo es el de la nutrición. En el primer caso, aparece como importante la adaptación al medio, la cual supone poseer ventajas diferenciales en cuanto a reproducir cada grupo sus tipos de adaptación seleccionada. Esta adaptación incluye la experiencia cultural; es decir, los individuos que forman partes de grupos que viven en ciudades modernas avanzadas tienen más oportunidades de cultivar su inteligencia que quienes lo hacen en ambientes primitivos.

Los índices o cocientes de inteligencia están también en función de las clases sociales, de manera que las menos afortunadas en tal sentido son, asimismo, las que dan índices de inteligencia menos elevados. Esto es valido para los individuos de todas las razas. Estas condiciones ambientales (cultura, clase social y ecología) influyen también decisivamente a la hora de considerar que mientras se reconocen diferencias morfológicas en los grupos raciales, en cambio no son claras las conclusiones relativas, así estas diferencias influyen para que unas razas sean más inteligentes que otras.

Es obvio, por ejemplo, que los mayas históricos de Centroamérica, que vivieron en un medio ecológico caluroso y pluvioso, crearon una civilización floreciente y en cambio, los grupos negroides no africanos que viven y han vivido en ambientes semejantes no han alcanzado por si mismos un florecimiento de la misma índole. Sin embargo, estas manifestaciones diferenciales atribuibles superficialmente a razas distintas, carecen de una base científica que demuestre que puedan ser el resultado de la existencia de una correlación morfológica hereditaria, que suponga condicionamiento sobre la inteligencia y la capacidad relativa para producir una civilización avanzada. La complejidad de este fenómeno no permite todavía hablar de correlaciones demostradas; en consecuencia, no se puede probar que los índices de inteligencia están correlacionados con la herencia genética de los caracteres morfológicos descritos.

Si aplicamos a niños de Mozambique o de Nueva Guinea una prueba de inteligencia que se considere útil para determinar las diferencias entre los niños de París y Nueva York, no puede pretenderse que aquellos la resuelvan tan bien como estos últimos. Esto debería ser lo mas natural, pero desgraciadamente no siempre ha sido reconocido así... Hay un cierto número de países en que grupos de origen étnico o racial distinto viven unos juntos a otros; a primera vista parece sencillo tomar estos grupos como base de comparación. En los Estados Unidos, por ejemplo, se encuentran americanos de origen escandinavo, italiano, chino, negro o indio, y todos viven en un ambiente "americano". Los indios de Norteamérica, por ejemplo, viven generalmente en reservas aisladas de las colectividades vecinas; normalmente no acostumbran a ir a las mismas escuelas que los blancos; llevan una vida diferente; hablan el inglés pero, a veces, bastante mal; su condición económica es mediocre por término medio. En cuanto a los negros, aunque su condición en la sociedad americana haya mejorado notablemente en el curso de los últimos años, tienen que soportar todavía, en la mayoría de los casos, ciertos inconvenientes; su situación económica es muy inferior por término medio a la de los blancos; las escuelas a las que asisten, que antes eran indudablemente inferiores a la de los blancos, lo siguen siendo aún; hasta cierto punto encuentran más dificultades para obtener buenos empleos o para participar plenamente en la vida de la nación.

En vista de todo esto, no debe sorprendernos comprobar que los indios de Norteamérica y los negros obtienen por término medio de los tests puntuaciones inferiores a las obtenidas por los blancos. Pero conviene subrayar que se trata de una diferencia media. Todavía hay algo más importante: sucede que grupos enteros de negros resuelvan mejor los tests que los grupos de blancos con los cuales se compara.

Este hecho importante llamó la atención general por primera vez durante la Primera Guerra Mundial, al ser aplicados los tests psicológicos a más de un millón de reclutas americanos entre los cuales había un buen número de negros. Los resultados obtenidos indicaron en un principio que los negros de los Estados del sur conseguían notas claramente inferiores, por término medio, a las obtenidas por los negros del norte, para quienes las dificultades, aunque existían, eran, sin embargo, menos graves. Hecho todavía más sorprendente: se comprobó que los "negros" de ciertos Estados del "norte" eran superiores a los "blancos" de algunos Estados del "sur". Esta superioridad se confirmó en las dos clases de tests de inteligencia que fueron aplicados: un test que requería el empleo del lenguaje y otro test de ejecución o test no verbal.

SUPERIORIDAD E INFERIORIDAD RACIAL: LA REPULSIÓN INNATA NO EXISTE.

Las diferencias que pueden observarse en el aspecto físico de los hombres que pertenecen a las diferentes razas no autorizan a prejuzgar la existencia de formas de ser o de obrar propias de los miembros de cada una de las variedades humanas, sin olvidar, además, que las únicas diferencias físicas que los antropólogos han podido adoptar como medios prácticos de discriminación se refiere a detalles superficiales; color de la piel, color y forma de ojos y del pelo, forma del cráneo, de los labios y de la nariz, estatura, etc. En el momento que se abandona el campo de la biología pura, la palabra raza pierde todo significado. Mas allá de la división política en nacionalidades, no hay duda que puede clasificar a los hombres en grupos caracterizados por una cierta comunidad de comportamientos, pero es en función de diversas culturas como pueden establecerse tales grupos, que coinciden con los grupos establecidos a partir de semejanzas en la apariencia corporal y no pueden ser ordenados según una jerarquía basada en otra cosa que en consideraciones pragmáticas desprovistas de todo valor absoluto puesto que están necesariamente ligadas a nuestro propio sistema cultural; jerarquía que no tiene valor, en resumen, mas que durante un tiempo determinado, al estar las culturas dotadas de movilidad, todavía mas que las razas, y siendo capaz cualquier pueblo de una de evolución cultural muy rápida después de muchos siglos de semiestancamiento.

Deben descartarse definitivamente las definiciones que permitan confundir la palabra "raza" con las palabras: "etnia", "pueblo", "religión", "nación" e "idioma" que corresponden al ámbito cultural e histórico, en tanto que el concepto de "raza" es fundamentalmente biológico.

Puede uno preguntarse, en tales condiciones, de dónde procede este prejuicio que lleva a considerar inferiores a ciertos grupos humanos, a causa de una composición racial que, según se pretende, les sitúa irremediablemente en inferioridad de condiciones.

El prejuicio racial no es hereditario, ni espontáneo; es un prejuicio, es decir un juicio sin base objetiva y de origen cultural; lejos de darse en las cosas o ser inherente a la cultura humana, forma parte de los mitos originados por una propaganda interesada, mucho más que basado en una tradición secular. Puesto que está ligado esencialmente a antagonismos basados en la estructura económica de sociedades modernas, no desaparecerá mientras los pueblos no transformen esta estructura, lo mismo que ocurre con otros prejuicios que no son causa de injusticia social sino mas bien de síntomas. Y así gracias a la cooperación de todos los grupos humanos cualesquiera que sean, en un plano de desigualdad, se abrirán para la civilización perspectivas insospechadas.

EL PROBLEMA DE LA SUPERIORIDAD E INFERIORIDAD RACIAL.

La superioridad o inferioridad raciales son conceptos relativos a cada cultura, y dependen de su escala de valores.

Si es cierto que las razas son grupos sociales estadísticamente diferenciados unos de otros, es también evidente que sus diferencias han producido la idea de que unas son superiores a otras. El supuesto de la superioridad o inferioridad se ha mantenido, sobre todo, con base a los progresos culturales o en materia de civilización realizados por cada raza.

Si se analizan los logros científicos y tecnológicos de las civilizaciones occidentales contemporáneas y se comparan con los obtenidos con las demás razas, se observará que los caucasoides se encuentran en la cúspide del progreso material; en este sentido los mongoloides ocupan un lugar intermedio, mientras que los negroides se hallan en el umbral del mínimo progreso en la escala evolutiva, exceptuando a los australoides, que aparecen vinculados con él mas bajo nivel cultural considerado racialmente.

Estos son hechos que conviene considerar en función de diferentes factores. Si algunas de estas diferencias raciales son atribuibles al ambiente y otras reconocidas como debidas a la herencia genética, es indudable que ello presupone la existencia de una doble perspectiva inicial para valorar el fenómeno de la diferenciación racial; por ello, proporciona una base de comparación en materia de superioridad y de inferioridad racial para la cultura que, obviamente, debe considerar el problema desde el punto de vista relativista, aunque también ciertos hechos han de estimarse a partir del reconocimiento de que lo bueno para unas actividades no lo es necesariamente para otras.

Así mismo, cabe considerar que las correlaciones raza- cultura siempre tienen un carácter subjetivo y obedecen mas a reacciones emocionales que situaciones plenamente objetivas. En todo caso, las correlaciones que se hacen entre morfología racial y progresos culturales relativos, tienden a ser la expresión de puntos de vista que difícilmente son admitidos como convincentes a la luz de la ciencia estricta. En lo fundamental, impresiona la idea de que al efectuar el balance de los logros culturales obtenidos por las razas, sólo se piensan en conjuntos raciales aislados, esto es, los negros del África central, los esquimales o los australoides.

Pero, casi nunca se piensa en las poblaciones modernas, donde miembros de todas las razas viven en una sola sociedad nacional, por ejemplo, Estados Unidos, en donde las razas tienen individuos distinguidos en los diversos campos de expresión de la inteligencia. En tal extremo, si lo que realmente distingue al hombre de los demás animales es la inteligencia, es obvio que todas las razas tienen individuos inteligentes y, asimismo, que los porcentajes de personas que son inteligentes en cada raza varían en función de los ambientes en que viven y de los estímulos culturales que reciben éstos. Así una sociedad compleja o urbano- industrial, como las modernas, es indudable que ofrece mejores condiciones que cualquier otra para el desarrollo de las complejas funciones intelectuales de los individuos que viven en ellas y son sujetos de sus posibilidades socioculturales.

Si se piensa en el desarrollo de las civilizaciones y se observa que los caucasoides y los mongoloides han creado grandes y avanzadas culturas, se concluye que tales progresos deben ser considerados como susceptibles de modificaciones, y en ellos se incluyen los individuos de todas las razas. El problema consiste en aclarar hasta que punto puede entenderse que las diferencias morfológicas son causa de diferencias culturales, lo que constituye la cuestión mas seria con que se encuentra la llamada superioridad o inferioridad de las razas. También es cierto que cuando se piensa en términos de dicha superioridad, se incluye asimismo la idea de que mientras unos grupos desarrollan ciertas cualidades, otros destacan en aspecto que son exclusivos. Sin embargo, el hecho biológico de mayor importancia consiste en que, mientras se producen incompatibilidades sociales entre individuos de razas diferentes, ambos pueden mezclarse y tener descendencia mestiza. Esto indica que no existen incompatibilidades biológicas, precisamente porque son miembros de la misma especie. Es decir, como especie, todos los individuos son aptos para la reproducción de las cualidades fundamentales de la misma.

NELSON MANDELA. DISCRIMINACIÓN CONTRA LOS NEGROS

Este fue electo presidente en las primeras elecciones libres de la historia de Sudáfrica (del 26-29 de abril de 1994).

Asume el 10 de mayo siendo el primer presidente negro del país. Uno de sus objetivos fue redactar una constitución plenamente democrática introduciendo una carta de derechos, considerada la mas extensa del mundo. En esta queda prohibida la discriminación de cualquier tipo. Esta constitución se firma en sharpeville por ser el lugar donde la policía asesino a 69 incidentes negros en 1960.

Mandela antes de ser presidente pasó gran parte de su vida en prisión por encabezar la oposición negra al opresivo gobierno de la minoría blanca.

En 1990 la presión diplomática contra el apartheid provoca que muchos blancos abandonaran los partidos conservadores y se produce el fin de la ilegalización del ANC (partido democrático, encabezado por Mandela), que duraba 30 años y se puso en liberta a Mandela.

El gobierno de Mandela hubo de hacer frente al desafío de reestructurar la economía redistribuyendo los beneficios obtenidos, facilitando la construcción de viviendas y la prestación de servicios sanitarios y promoviendo la generación de empleo y el desarrollo educativo.

Otro reto al que tuvo que hacerle frente fue el relacionado con las numerosas denuncias de violaciones de los derechos humanos y otras atrocidades llevadas a cabo por el anterior régimen racista

Apartheid: Sistema imperante en la republica de Sudáfrica que separaba a la población según las razas y otorgaba derechos políticos solo a los blancos, constituyendo una de las formas mas aberrantes de la discriminación.

Fue desmantelado gracias a la presión internacional y a la lucha de algunos de sus líderes.

Sobre este tema personas reconocidas en el ámbito mundial opinan:

El racismo es una tragedia, pero el mundo puede encontrar una cura contra él, aseguró el expresidente sudafricano Nelson Mandela a los delegados de la III Conferencia Mundial contra el Racismo, que realizó en la ciudad sudafricana de Durban.

"El racismo ha sido descrito a menudo como una enfermedad, y es un problema para todos nosotros. El racismo es una enfermedad de la mente y del alma. Mata a muchos más que cualquier infección", afirmó Mandela.

"Deshumaniza a cualquiera que lo toca", continuó diciendo el político sudafricano en un mensaje audiovisual enviado a los participantes en la conferencia. "La tragedia es que tenemos la cura a nuestro alcance, pero todavía no la hemos aprovechado", agregó.

Mandela, que pasó 27 años en prisión por su oposición al régimen racista de Sudáfrica, dijo que la derrota del "apartheid" es una victoria. "El apartheid era sólo un síntoma de la enfermedad. Para ganar al racismo, tenemos que administrar un tratamiento que sea completo y holístico".

"El racismo es un pecado que constituye una grave ofensa contra Dios". Estas fueron las palabras que pronunció Juan Pablo II.

Gilberto Rincón Gallardo, ha destacado que en México existe una cultura de la discriminación, abiertamente reconocida por las autoridades y que, sobre todo, había disposición, a partir de la sociedad, de combatirla.

Fidel Castro opina con respecto al racismo: "El problema de la discriminación racial es, desgraciadamente, uno de los problemas más complejos y más difíciles de los que la Revolución tiene que abordar. El problema de la discriminación racial no es el problema del alquiler, no es el problema de las medicinas caras, no es el problema de la Compañía de Teléfonos. No es ni siquiera el problema del latifundio, que es uno de los problemas serios que nosotros tenemos que encarar.

Quizás el más difícil de todos los problemas que tenemos delante, quizás la más difícil de todas las injusticias de las que han existido en nuestro medio ambiente, sea el problema que implica para nosotros el poner fin a esa injusticia que es la discriminación racial, aunque parezca increíble.

Hay problemas de orden mental que para una revolución constituyen valladares tan difíciles como que pueden constituir los más poderosos intereses creados. Nosotros no tenemos que luchar solamente contra una serie de intereses y privilegios que han estado gravitando sobre la nación y sobre el pueblo; tenemos que luchar contra nosotros mismos, tenemos que luchar muy fuerte contra nosotros mismo.

Y yo me pregunto qué diferencia hay entre una injusticia y otra injusticia, qué diferencia hay entre el campesino sin tierra y el negro al que no se le da oportunidad de trabajar. ¿Es que no se muere igualmente de hambre el negro que no trabaja como el campesino que no tiene tierra?

¿Y por qué la Revolución ha de tener la obligación de resolver las injusticias, y no va a estar en la obligación de resolver esa?

Sin embargo, hay gente que va a la iglesia y es racista, hay gente que se llama revolucionaria y es racista, hay gente que se llama buena y es racista, hay gente que se llama culta y es racista.

Y acaso he venido a tratar esta injusticia, que la traté con todo el cuidado con que un gobernante debe tratar los problemas de su país, porque dije bien claramente que no debiera ser necesaria una ley para que se pusiera fin a una injusticia semejante que nacía de un prejuicio absurdo, y yo soy de los que creen que los prejuicios no se combaten con leyes; se combaten con argumentos, se combaten con razones, se combaten con persuasión, se combaten con la educación".

ACTORES DEL RACISMO

Sin duda, uno de los principales actores del racismo es el Estado. En cualquier estrategia que se adopte frente al racismo, el Estado tiene un papel central. Como ejemplo tenemos los peores casos de racismo genocida e institucional del siglo XX: el nazismo en Alemania, el apartheid de Sudáfrica, el conflicto de Ruanda en 1994. En todos ellos los gobiernos tuvieron un papel preponderante tanto en la promulgación de leyes discriminatorias como en la promoción de valores racistas. No hay que perder de vista que el Estado tiene en sus facultades responsabilidades fundamentales como la educación, la promulgación de leyes justas, la administración imparcial de justicia, y el mantenimiento de normas y valores de equidad en la sociedad.

Además, los Estados tienen el deber de proteger los derechos de los ciudadanos de otros países que vivan dentro de su territorio. El Estado tiene la obligación de:

  • Promulgar leyes que prohíban la discriminación racial.
  • Establecer los mecanismos propicios que estimulen la vigilancia sobre la incidencia del racismo y la discriminación racial dentro de instituciones y sociedades.
  • Condenar públicamente a las instituciones que incurran en dicho delito.
  • Asegurar que se sancionen a las instituciones públicas y a los funcionarios de Estado que niegan por motivos raciales la impartición de justicia.

El conflicto intra e interestatal está estrechamente asociado con la manipulación política de ideas raciales y con la polarización social. La movilización política unida a diferencias tanto reales como imaginadas entre grupos se produce con frecuencia cuando el Estado distribuye los recursos aplicando criterios étnicos. Los casos de Yugoslavia y Ruanda son representativos. También lo es la situación de los palestinos en Israel, país en el que el Estado continúa negando un acceso igual a los recursos y les impide participar abiertamente en el sistema político.

El racismo puede desatar conflictos que afectan de varias formas la identidad nacional: se afectan a otras naciones o grupos; aceleran la separación tanto física como social de comunidades; y hace imposible la identificación con metas trans-sociales e identidades alternativas. En Ruanda y en Kosovo, por ejemplo, los extremistas se valieron de los temores y frustraciones de la población. El discurso racista se utilizó para profundizar la desconfianza y el "odio de grupo", lo que con el tiempo llevó a una violencia extrema. En Ruanda, las milicias hutus masacraron a los tutsis, y en Kosovo se expulsaron a los albaneses. En ambos casos se encarceló a hombres, mujeres y niños y se cometieron violaciones, torturas y asesinatos. Estos crímenes fueron esencialmente actos políticos de ideología racista.

El lenguaje del odio tiene más posibilidad de provocar conflicto violento cuando las instituciones del gobierno monopolizan la fuente de información y cuando existen pocos foros públicos que promuevan el libre intercambio de ideas. El discurso racista, a menudo a través de una mitología histórica, crea una cultura victimal. Una persona que se siente víctima se convierte en agresor con mayor facilidad. Son muchos los tipos de difusión del odio que permiten crear una cultura victimal, pero el discurso racista es particularmente efectivo.

RESPUESTAS DE LAS VÍCTIMAS

Las personas que sufren racismo responden de diversas maneras. Algunas comunidades internalizan los valores del sistema que las oprime. Muchos hindúes de castas inferiores aceptan su condición por creer que han sido moralmente culpables en una existencia anterior. Hasta cierto punto, estas percepciones fatalistas se encuentran también entre las comunidades indígenas de Guatemala, México y Perú. A otro nivel, los niños o mujeres tienden muy particularmente a creer que si sufren discriminación o abusos es porque son responsables o parcialmente responsables del comportamiento de que son objeto.

Otra forma de respuesta de las comunidades oprimidas consiste en aislarse del conjunto de la sociedad que las oprime. A veces se apoyan en una cultura diferenciada, y pueden hacerlo de una forma introspectiva negativa. Esta respuesta también internaliza, aunque de manera distinta, las expectativas del conjunto de la sociedad. Otro ejemplo, es la división de las comunidades minoritarias en las ciudades estadounidenses.

Las culturas minoritarias pueden hacerse opresivas. En el Reino Unido, la comunidad asiática padece considerablemente el racismo, y ha respondido encerrándose en su propia cultura, la cual se ha vuelto autoritaria en varios aspectos. Su reacción se expresa principalmente a costa de las mujeres, a muchas de las cuales se niegan algunos de sus derechos fundamentales. Así pues, como podemos observar uno de los efectos de la discriminación racial en ciertas sociedades es el de reforzar la intolerancia y el autoritarismo en el seno de las culturas oprimidas.

Una respuesta muy diferente a la discriminación racial es la de contenerse. Es decir, las personas optan, a menudo por vivir dentro de los límites y expectativas de la sociedad que los circunda. Un ejemplo de esta respuesta puede verse en la manera en que el deporte se ha convertido en el campo en el que los negros destacan. Muchos grupos que sufren discriminación practican la autocensura, limitan sus propias aspiraciones y permiten que miembros menos capaces de otros grupos se les adelanten, porque reconocen los riesgos que conlleva el competir. El sentimiento semi-consciente, o admitido en privado, de temor e intimidación, que puede no tener causa explícita, rara vez se discute, ni siquiera en el seno de las propias comunidades oprimidas. Es una de las cuestiones que deberían abordar los responsables de formular políticas que deseen atacar de raíz el racismo y la discriminación.

Otra respuesta de las víctimas es adoptar el comportamiento estereotipado que el prejuicio espera de ellas. En la práctica, esta respuesta puede hacerse realidad y atrapar a las víctimas en el estereotipo que han asumido conscientemente. Algunas víctimas de la opresión racial oprimen a su vez a las personas que consideran inferiores. Las víctimas del racismo tampoco son inmunes a las actitudes racistas. En muchos casos, las personas a las que se trata como inferiores parecen sentir la necesidad de encontrar otros sobres las que declararse superiores. Las sociedades en las que esto ocurre no solo se "racializan" sino que desarrollan jerarquías raciales. El racismo y la discriminación caen en forma vertical por todo el sistema, infligiéndose con aun mayor dureza a los más pobres y los más vulnerables. El apartheid fue claramente un sistema de este tipo; también lo es el sistema de castas de la India. La respuesta de los kosovares albaneses tras la intervención militar internacional es un ejemplo reciente. Los grupos oprimidos también contribuyen a mantener el statu quo. Con frecuencia resulta difícil que los grupos oprimidos cooperen los unos con los otros en pro de un interés común y superior. Un ejemplo extremo lo ofrecen algunas sociedades del Caribe en las que la estratificación racial es muy compleja y marcada, y en la que los miembros de piel relativamente más blanca se consideran superiores a los de piel más oscura de la misma sociedad. Una cosa es atribuir culpa, que puede hacerse con razón, pero no se hallará solución a estos problemas mientras las comunidades en cuestión reproduzcan y contribuyan a mantener complicadas distinciones de color y de condición social.

Las transformaciones que ha sufrido la economía mundial se están traduciendo en una marginación de los que son pobres y menos capaces de aprovechar las nuevas oportunidades. Al retirarse el Estado de toda una serie de responsabilidades sociales, estas mismas personas quedan en muchos casos en una posición de vulnerabilidad aun mayor. Al mismo tiempo, la porción de la población mundial que se ha beneficiado inesperadamente de estos mismos cambios en la economía mundial, está quedando cada día más aislada de los pobres y de los que más padecen discriminaciones de todo tipo sea en sus países o internacionalmente.

Para cambiar las actitudes es necesario educar y concienciar al público, pero es evidente que esto tampoco será suficiente. En muchos casos, el racismo es una respuesta racional para defender privilegios. La educación por sí misma no cambiará el conflicto de intereses que lo hace funcionar y reproducirse. En algunos casos, no puede producirse un cambio positivo sin reformas económicas y sin contar con nuevos recursos económicos. En otros, se requerirán estrategias distintas y más imaginativas para destruir los estratos de negación que causan que unos grupos hostiguen a otros o ignoren sus necesidades.

GENOCIDIO JUDÍO

 A principios de 1933 sonó la hora que dirigía a Alemania hacia el más bajo envilecimiento y manchar su nombre con el más monstruoso crimen de la historia de la Humanidad: el 30 de enero de aquel año Hitler fue nombrado Canciller. Después de quince años de intentos para vivir siguiendo el modelo y las reglas de un sistema Democrático, llegó el final de la Alemania que reconocía los principios morales, la religión y el derecho.  

Con la toma del poder, el camino estaba libre para convertir en un hecho lo que en el proyecto de su programa de su partido figuraba ya como objetivo desde hacía largo tiempo: evitar cualquier influencia judía (tanto en la política, la cultura y la economía) y proceder a una expulsión de los judíos del estado nacionalista. El "espíritu ario" no tenía que ser amenazado por más tiempo por el "fermento de descomposición". A través de la Prensa y de la Radio se puso en práctica una intensiva campaña difamatoria. En todas las escuelas se introdujo como asignatura obligatoria la "ciencia de la raza", asignatura seudo científica que se instituyó en todas las facultades. En particular la juventud fue especialmente educada en el sentido de considerar los principios del antisemitismo como una sólida base para una Gran Alemania futura.

 No se levanto ninguna protesta cuando el 1 de abril de 1933 se provocó en todas las ciudades un boicot contra los comerciantes judíos. Pocos días después de esta primera prueba, el 7 de abril de 1933, fue aclamado por los nacionalistas alemanes el "Decreto para la reorganización de los funcionarios", decreto que disponía de la jubilación de todos los empleados de ascendencia no aria.

 Había empezado una serie de leyes de excepción antijudías. Dos años después, el 15 de septiembre de 1935, Hitler promulgó las llamadas "Leyes de Nuremberg" para la protección de la sangre y el honor alemán en la ciudad que ya se había distinguido en la edad Media como semillero de ideas antijudìas. Estas leyes degradaron oficialmente a los judíos alemanes a la categoría de ciudadanos de segunda clase y les robaron para siempre la ciudadanía alemana. Fueron prohibidos los enlaces matrimoniales, así como las relaciones sexuales extramatrimoniales entre "arios"y judíos; los judíos perdieron el derecho al voto, tanto activo como pasivo, y ninguno de ellos podía desempñar un cargo público.

 No obstante, la Alemania culta calló. No se levantó la indignación de la burguesía ni los profesores de las escuelas superiores protestaron cuando, de la noche a la mañana, fueron expulsados de sus cátedras los colegas judíos.

En marzo de 1941 fue decidida la exterminación biológica de los judíos, decisión que fue guardada en el mayor secreto. Tenía que ser llevada a cabo por tropas de asalto de la SS.

 El 20 de enero de 1942 la SS, Gruppenffuhrer Heydrich, representante de Hitler y jefe del servicio de seguridad, dio a conocer en una conferencia secreta en Berlín la "solución final". La tesis para la destrucción masiva de todos los judíos de Europa era: muerte inmediata para todos los incapacitados para el trabajo, trabajos forzados para los aptos, bajo condiciones mínimas de vida hasta llegar a su muerte por agotamiento. Para la "liquidación inmediata se ordenó la utilización del gas en los campos de exterminio, y los fusilamientos en masa.

 Los campos de exterminio se encontraban en Auschwitz, Belzec, Treblink, Mauthausen, Majdanek, Sobibor e Izbica.

 En los primeros tiempos las víctimas fueron aniquiladas con muchos sufrimientos, con los gases de escape de un motor Diesel. Más tarde el asesinato masivo se perfeccionó: la firma DEGESCH suministró el gas Cyklon B, de efectos muy rápidos. Con él los judíos fueron muertos con un procedimiento racionalizado, en vagones de tren acondicionados o en salas que estaban camufladas como duchas. A los condenados al aniquilamiento, se les conducía desnudos a la cámara de gas. Todo lo que todavía poseían, vestidos, zapatos, anillos y recuerdos, se les había quitado anteriormente. Pero esto no era aún suficiente: a los cadáveres les quitaban las muelas de oro antes de lanzarlos al horno crematorio.

 En verdaderas hecatombes, las cámaras empezaron a engullir hombres indefensos, cuyo único "crimen" era el haber nacido de padres judíos y pertenecer al pueblo que había transmitido al mundo la Biblia y los diez mandamientos, el quinto de los cuales ordena: "! No matarás!"

 La magnitud y la crueldad del infierno al que se llego por orden de los gobernantes nazis, seres civilizados en apariencia, supera toda descripción. Sólo en las cámaras de gas de Auschwitz y Birkenau fueron asesinados en dos años más de un millón setecientos cincuenta mil judíos, en Majdanek casi un millón y medio, y en el territorio de Kamientoz-Podolski fueron fusilados treinta y un mil.

En todo el tiempo que duró la guerra se mataron aproximadamente 6 millones de judíos y unos 3 millones entre otras minorías.

FASCISMO Y NAZISMO: CARÁCTER RACISTA

 Fascismo

Este movimiento nació a causa de la necesidad de autoridad, ultranacionalismo y extensas ambiciones nacionales. Benito Musollini creó el 21 de Marzo de 1919, en Milán, el "fascio milanés de combate", con un programa de reformas sociales, conquistas y la voluntad de crear un gobierno fuerte, para eliminar a los partidos responsables de todos los males.

 Los fascios eran "activistas", es decir, que actuaban por la violencia, en especial contra los comunistas, los socialistas y los sindicatos. Se manifiestan en expediciones de castigo: incendio de locales, destrucción de las imprentas de periódicos de izquierda, represalias individuales y asesinatos.

 Nazismo 

Doctrina de Hitler que aunque simple resultaba emanar de algunos escritores racistas, entre ellos Chamberlain, ésta puede resumirse así: Las razas son desiguales. La raza superior es la de los grandes arios rubios doliocéfalos (indo-europeos), mejor preservada en Alemania que en cualquier parte del mundo. El pueblo Alemán, es pues, un pueblo superior. Es preciso depurarlo con más perfección, y para ello eliminar a los judíos. Más tarde se tratara de eliminación física. Puesto que el pueblo superior ha sido indignamente humillado por pueblos inferiores, hay que romper la argolla de desigualdad del Tratado de Versalles.

Continuación hay que reagrupar a todos los alemanes , y sólo a ellos, en un "gran Reich". Y, finalmente, hay que lograr que este pueblo tenga un Lebensraum, un "espacio vital".

El resto de la "nueva Europa" será subyugado; se firmaron alianzas, por lo demás desiguales, con los pueblos cuya raza no está demasiado mezclada: escandinavos, neerlandeses, flamencos e incluso británicos, los que hablen lenguas germánicas, serán los aliados selectos. Los húngaros, los griegos y los latinos ocuparan un rango inferior. Y por debajo de todos los eslavos.Un estado obligado a la eliminación de las razas, o a la purificación de la raza, debe utilizar el racismo para ejercer su poder soberano. Así, los estados más homicidas son los más racistas. Ejemplo del NAZISMO. Ningún estado fue más disciplinario que el régimen nazi; en ningún estado las regulaciones biológicas fueron administradas de manera más insistente.

El sentimiento de superioridad va acompañado de la convicción de que las otras razas suponen un peligro. Este prejuicio se apoya en buscar una victima. Se convierte a un grupo social en responsable de las crisis económicas y políticas, y se la acusa de ser un elemento perturbador.

Los nazis argumentaban que los judíos eran una amenaza alemana por ello los persiguieron y exterminaron (genocidio). La política expansionista de Adolfo Hitler desencadeno la segunda guerra mundial.

En 1945, después de terminada la Segunda Guerra Mundial, se comenzaron a publicar los horrores de los campos de concentración. Mas de seis millones de judíos habían sido asesinados en estos campos además de varios católicos y cualquier persona que se opusiera al régimen. Todas estas masacres obedecieron a "la superioridad de la raza aria" que según los ideales de Adolfo Hitler tenía derecho a dominar al mundo y a explotar y exterminar en su beneficio a las "razas inferiores".
Otra ideología que tiene una fuerte vinculación con el racismo el neonazismo.
Sabido es de los innumerables problemas, dificultades que atraviesan los pueblos de muchos países en todo el mundo.
Son dificultades de tipo económico fundamentalmente a los que se suman situaciones de difícil convivencia por diferencias étnicas y/o religiosas.
En estas circunstancias lamentables, siempre han aparecido a lo largo de la historia grupos minoritarios que nunca respondieron a ideologías democráticas como proyectos de vida, sino que fueron y son movimientos extremistas, de izquierda o bien de derecha.
El neonazismo, responde a ideologías de ultraderecha y se observan surgimientos en todo el mundo con un corte netamente fascista y violento, muchas veces apoyado por dirigentes de partidos políticos últimamente centroeuropeos.
Estos grupos pretenden así sentirse representantes en su accionar de mayorías cosa que no es real ni mucho menos. Aduciendo defender a las comunidades que no encuentran respuesta a sus reclamos sociales por las vías normales de la democracia.

El neonazismo es la ideología de grupos o personas cuyas actividades siguen o imitan las del político Adolf Hitler y su movimiento político, sus acciones se manifiestan en la discriminación racial, en ataques contra minorías étnicas, en el apoyo al nazismo e incluso en la negación de la veracidad del Holocausto (el asesinato en masa de judíos y otros grupos a cargo de los nazis), a pesar de ser consideradas todas ellas ilegales, por lo que estos grupos permanecen semiocultos o enmascarados.

En Alemania, donde la exhibición de símbolos nazis es ilegal, el Tribunal Constitucional prohibió cuatros grupos neonazi entre 1952 y 1992. El Partido Nacional Alemán, El Partido nacional Democrático de Alemania, El Partido Republicano y El de La Unión del Pueblo Alemán. Han surgido otros grupos similares que han encontrado nuevos apoyos tras la reunificación de Alemana en 1990 y son sospechosos de involucrados en ataques contra inmigrantes turcos y otros residentes extranjeros

EL KU-KLUX-KLAN. ESTADOS UNIDOS

tuvo sus orígenes después de la colonia; cuando los conservadores y los liberales empiezan a tener diferencias. cuando la Unión va creciendo también lo va haciendo la economía, aunque con diferencias fundamentales entre los estados. Los del Norte desarrollan poco a poco una industria importante, mientras que los del Sur se dedican fundamentalmente a la agricultura con los esclavos negros como mano de obra gratuita y esencial. También políticamente se van diferenciando. Los del Sur son conservadores, mientras que los del Norte son liberales y apoyan la abolición de la esclavitud. Estas diferencias se van acentuando sobre todo cuando los países abolicionistas, bajo la presidencia de Lincoln, se niegan a devolver a los esclavos que han conseguido escapar al Norte. Así, en febrero de 1861, los siete estados sureños constituyen bajo la presidencia de J. Davis los Estados Confederados del Sur. provocando el estallido de la guerra civil

Esta guerra tuvo importantes repercusiones. El Sur vio divididos sus enormes latifundios en pequeñas parcelas al estilo del Norte, dando origen al Ku Klux Klan, ya que las diferencias entre esclavistas y abolicionistas no se superaron. El Norte, gracias a las medidas de apoyo del Gobierno, consiguió un gran despegue económico.

El kuklux klan del sur de los Estados Unidos, significa "clan del círculo" (del griego Kiklos), fue fundado por un Masón, Nathan Bedford Forrest en 1915 fue revitalizada por otro Masón, Wiliam Joseph Simmons, logrando su momento cumbre con unos 5 millones de adeptos.

Conocido mundialmente como el grupo secreto que caza a judíos, cristianos y negros, el KKK fue fundado en 1865 en Pulaski, Tennessee, donde comenzó a operar en pequeños grupos de los estados confederados, entre los veteranos.

Para ellos los de piel morena, los judios y negra son "involucionados, primitivos", "emisarios del diablo", cualquier minoría es "inferior y peligrosa".
estos grupos promueven la superioridad racial de aquellos de piel blanca y ojos azules, especialmente descendientes del norte de Europa.
Moral y físicamente dicen ser "mejores" que las demás etnias. Tienen enemigos comunes y una meta – paradójica- que alcanzar: vivir en paz, libres de los otros.

"Pregona una teología llamada creatividad cuya meta principal es la supervivencia, expansión y avance de la raza blanca". Su objetivo principal es 'limpiar nuestros territorios de judíos, negros y mestizos, enviarlos a sus hábitats originales'".(ideologías manejadas por el circulo)

También cabe mencionar que tambien existió un grupo que era el contrario del ku klux klan el llamado "panteras negras" este grupo se inicia en la década de los 60 una nueva actitud comenzó a anidar en la conciencia de los negros: el Black Power (Poder Negro) tomaba cuerpo como filosofía de la resistencia al poder de los blancos.

DISCRIMINACIÓN EN NUESTRO PAÍS

En la Argentina, la lucha contra la discriminación, iniciada de los albores de nuestra vida independiente con la supresión de la esclavitud para los recién nacidos en la asamblea del ano Xlll. Continua en nuestros días, y considera como documentos básicos las normas de muestran constitución y las declaraciones de las Naciones Unidas.

  • Nuestra Constitución, en su preámbulo, formula la invitación a gozar de los derechos y garantías en ella establecidos a "todos los hombres del mundo que quieran habitar en el suelo Argentino", sin ningún tipo de condicionamientos.
  • También en el art. 14 reconoce el goce de los derechos civiles a todos los habitantes del país, sin exclusión alguna.
  • Además, y en forma explicita, el art. 16 proclama la igualdad de todos los habitantes, reprobando expresamente todo tipo de discriminaciones basadas en el nacimiento, o en títulos de nobleza o fueros personales

MISERIA E IGNORANCIA

  La miseria y la ignorancia constituyen dos formas de injusticia. Cuando el hombre carece de los medios elementales para su subsistencia o de la posibilidad de acceder a la educación, tiene cerrado el camino a sus derechos fundamentales. Un pueblo ignorante y mísero no puede estar consciente de sus derechos.

La miseria es una situación de carencia y privación de los medios elementales para satisfacer las necesidades vitales del hombre que las sufre.

La miseria es uno de los peores amigos de la democracia, debido a que sin educación, sin posibilidad de progreso, sin bienestar, sin igualdad de oportunidades los derechos humanos quedan totalmente eliminados.

En nuestro país la mayor causa de la miseria es el desempleo. Las personas que no consiguen un trabajo que les permita ganar lo suficiente para mantenerse a si mismos y a sus familias tampoco contará con los recursos para enviar a sus hijos al colegio, para atender su salud, para obtener una propiedad donde vivir, etcétera.

Todo lo mencionado anteriormente sirve también para la ignorancia, el analfabetismo, la falta de educación y cultura. Un individuo que no goza de estas cosas no está en condiciones de razonar, de discutir, de formar sus propias ideas y todo esto puede ser aprovechado por ciertas personas para sacar provecho propio engañando y explotando a estos individuos ignorantes.

Este problema forma otra gran amenaza para la democracia. Pero para solucionarlo no hay sólo que alfabetizar sino además hay que elevar el nivel cultural de estas personas, las cuales de otra forma no podrán defenderse en la vida.

El camino tomado por el derecho internacional, particularmente en el campo de los derechos humanos, es sin embargo irreversible; la demanda de soluciones comunes, meditadas desde la óptica del respeto al ser humano, se hace sentir cada vez más en los medios profesionales y jurídicos nacionales. En efecto, los Estados no pueden ser forzados a acelerar los procedimientos de adaptación del derecho internacional, no tampoco a ponerlos en práctica, si ellos invocan otras prioridades o la falta de medios económicos o financieros.

Por añaduría los tratados y las convenciones que obligan a los estados a comportamientos (deberes) de abstención (por ejemplo, prohibición de la tortura, inviolabilidad de la persona y de la libertad personal) son forzosos, incluso inmediatamente forzosos.

Por el contrario, cuando las convenciones o los tratados internacionales ponen a cargo de los Estados Miembros obligaciones de recursos (que es particularmente el caso del Pacto de las Naciones Unidas de derechos Económicos, Sociales y Culturales), las disposiciones previstas son obligatorias, pero no forzosas.

La práctica muestra sin embargo que los Estados están más bien dispuestos a aceptar las recomendaciones y a conformar su derecho que a estipular una convención internacional, que no solamente los obligaría más estrictamente y los sometería al control de organismos especiales, como es el caso, por ejemplo, de los comités instituidos por las dos convenciones contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.

Una vez enunciada las grandes líneas del sistema internacional, solo resta evaluar cuál es la actitud del derecho internacional en vigencia en relación con los problemas de la salud, particularmente desde el punto de vista del respeto al individuo, a sus derechos y a sus libertades fundamentales.

El interés de las organizaciones internacionales gubernamentales, y muy particularmente del Consejo de Europa, emerge fácilmente de la lectura de los textos, no solo en el caso de la protección de los detenidos o de las personas aquejadas de problemas mentales y tratadas como pacientes involuntarios, de los derechos de las mujeres y de los niños nacidos dentro y fuera del matrimonio, o de los derechos de los trabajadores inmigrantes y de sus familias, sino también cuando se trata de la extracción y del trasplante de órganos en individuos capaces o no discernimiento, de bancos de datos médicos y, más recientemente, de la utilización de embriones y fetos humanos con fines diagnósticos, terapéuticos, industriales o comerciales, y en la investigación científica, o aun de la protección de pacientes de SIDA o del examen médico y el diagnóstico genético prenatal.

No obstante, lo cierto es que tanto el Consejo de Europa como las Naciones Unidas demandan la protección del individuo en el campo de la salud esencialmente por la vía de actos jurídicos casi normativos (resoluciones) o no normativos (recomendaciones).

Algunos pasajes del fallo 232.C del 25 de Marzo de 1992, expedido por la Corte Europea de Derechos Humanos en el caso B. contra Francia, explican bien este hecho: las diferencias que subsisten entre los Estados Miembros del Consejo de Europa en cuanto a la actitud tomar frente a los transexuales serían, cada vez más, equilibradas por la evolución de la legislación y de la jurisprudencia de algunos de esos Estados.

La interesada subraya en fin la rapidez de los cambios sociales que sufren los Estados Europeos y la diversidad de culturas representadas por aquellos que han adaptado su derecho a la situación de los transexuales. El gobierno no en pone en duda que el siglo XX, y sobre todo en el curso de los últimos 30 años, la ciencia ha realizado avances considerables en la utilización de hormonas sexuales, tanto como en cirugía plástica y protésica.

Ella señala, sin embrago, a la luz de los estudios y trabajos emprendidos por expertos en la materia, que no han desaparecido todas las incertidumbres en cuanto a la naturaleza profunda de la transexualidad y que se puede interrogar a veces sobre lo lícito de una intervención quirúrgica en casos de este tipo. Las situaciones jurídicas derivadas son además muy complejas: cuestiones de naturaleza anatómica, biológica, psicológica y moral ligadas a la transexualidad y a su definición; consentimiento y otras exigencias a cumplir antes de cualquier operación; condiciones en las cuales puede ser autorizado un cambio de identidad sexual (validez, presupuestos científicos y repercusiones jurídicas del recurso a la cirugía, aptitud para vivir con la nueva identidad sexual); aspectos internacionales (lugar de la intervención), efectos jurídicos, retroactivos o no, de tal cambio (rectificación de las actas del estado civil); posibilidad de escoger otro nombre; confidencialidad de los documentos y de la información relativa al cambio; incidentes de orden familiar (derecho a casarse, destino del matrimonio existente, filiación), etc. Ante estas diversas consideraciones, no existe todavía entre los Estados Miembros del Consejo de Europa un consenso lo suficientemente amplio como para llevar a la Corte a conclusiones opuestas a las de los fallos Rees y Cossey.

Si los actos jurídicos internacionales casi normativos y no forzosos buscan e camino de la protección de la salud del ser humano - así como del ser humano en el campo de la salud - desde el punto de vista "positivo", no es menos cierto que las intervenciones en el ejercicio de los derechos y las libertades fundamentales son atributo de los instrumentos obligatorios y forzosos, es decir, de los tratados y las convenciones internacionales.

"La Comisión insiste en la necesidad de la ausencia de arbitrariedad: deduce de ella que no podría internar a alguien como un ´alienado´ sin pruebas médicas que revelen en el un estado mental que justifique una hospitalización forzosa. La corte suscribe plenamente esta tesis. A sus ojos, para privar al interesado de su libertad, se debe, salvo en caso de urgencia, haber establecido una ´alienación´ de manera convincente".

Además, el "Proyecto de Convención para la protección de los derechos humanos y de la dignidad del ser humano en relación con las aplicaciones de la biología y de la medicina" nos muestra que, tal vez, ya ha llegado el momento de aprobar una convención internacional obligatoria y forzosa en relación con los derechos humanos y las libertades fundamentales en el campo de la salud.

En el continuo llamamiento en los actos jurídicos internacionales a favor de la integridad y de la identidad de la persona, así como de su dignidad, tiene en consideración particularmente a los más débiles y a los más necesitados. Esto no impide que se planteen ciertos problemas graves en determinados momentos de la relación médico-paciente, como, por ejemplo, el problema de los límites entre al administración de la atención que se debe proporcionar y el encarnizamiento terapéutico, y entre el encarnizamiento terapéutico, la atención adecuada y la eutanasia llamada "pasiva", particularmente en relación con los enfermos terminales. Los problemas de este tipo permanecen aún, y permanecerán probablemente por algún tiempo, irresolutos, sobre todo si se espera contar con respuestas detalladas y precisas, estipuladas por disposiciones obligatorias y forzosas.

Nadie duda, por los demás, que el derecho, todo el derecho, no tiene a veces otra opción que detenerse en los umbrales de la conciencia, y que en esta fase cada uno de nosotros, a su vez, no puede hacer más que seguir las vías y los caminos que ella señala.

Conclusiones Racismo

Si bien el racismo no tiene definido sus orígenes, sus autores, su porque, es claro que existen antecedentes en la historia que demuestran que fue utilizado, por algunos "estados", como herramienta de prejuicios, de discriminación, de superioridad, como ideología, para la expansión y dominación territorial, cometiendo los peores crímenes de lesa humanidad.

Por otro lado, la ciencia ha rechazado el concepto de raza argumentando que es subjetivo y se basa en prejuicios.

Antropólogos, Biólogos, Genetistas y Sociólogos han demostrado que la noción de raza no tiene sentido debido a que el género humano es uno solo e indivisible.

Infundiendo de esta forma, de que todos los hombres de cualquier nación, raza o etnia poseen los mismos atributos y por ende de que a todos les alcanza el goce indiscriminado de los derechos humanos.

Miseria e Ignorancia

La Miseria e Ignorancia son resultados de las políticas implementadas por los sistemas de gobiernos.

Cuando tales situaciones de extrema miseria e ignorancia se dan en países democráticos, no deben confundirse como fallas propias del sistema, sino que la democracia no es correctamente aplicada.

Esta injusticia de pobreza inadmisible y extrema es la miseria que aflige a sectores enteros de la población desprovistos de todo recurso y esperanza.

La participación del estado en la miseria e ignorancia es muy estrecha ya que es el mismo estado quien debe cubrir estas falacias procurando el bienestar indispensable para llevar una existencia digna, en cuanto a educación, cuidado de la salud, vivienda y trabajo.

Burgos Sergio Daniel

Email:

Estudio cursado: Técnico Superior en Comercialización


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda